FANDOM


Arco El Pueblo Kondoru
ArcoElPuebloKondoru
Información
Número de capítulos 15
Anterior Arco De La Iniciación
Posterior N/A
Creador Jorgetaker
El Arco El Pueblo Kondoru, es el segundo arco de la primera saga de La Leyenda De La Kumiho Pirata, que cuenta las aventuras de los Piratas Del Zorro.

Capítulo 6: Unanse A Mi Tripulación: La Petición De La Kumiho.

- ¿QUE?! - se escucharon dos voces al unísono, Xayah y Rakan no podían creer lo que acababa de pedirles su vieja amiga.

- Lo que acaban de escuchar - hizo una leve pausa sonriendo - quiero que sean mis nakamas

- ¿Es una broma verdad? - preguntó Xayah, le extrañaba aquella ocurrencia de la 9 colas

- No es por nada lindura, pero creo que de todas tus locuras, esta es la mayor - dijo Rakan haciendo mueca de desagrado.

- Es verdad compañeros, decidí ser una gran pirata

- Ahri, ¿estas loca? eres la Kumiho de 9 colas! - dijo Rakan mientras hacia señas de grandeza con sus manos - de por si eres buscada en todo lugar, y ahora sales con esta locura… prácticamente irías hacia ellos!

- Por eso quiero que se unan a mi tripulación

- ¿A que te refieres? - preguntó la mujer garudá

- Ustedes son igual de buscados que yo, tienen tanta experiencia como yo en ser perseguidos desde que consumimos la fruta - se acomodó el pelo - además que funcionamos bastante bien juntos

- Bueno en eso tienes razón - dijo juguetonamente Rakan, el trío era conocido por poder derrotar grandes enemigos, eran inclusive temidos en algunos rincones de Jonia - pero es muy arriesgado

- Además, aunque quisiéramos, no podemos dejar Jonia, tenemos una misión y lo sabes - dijo Xayah bastante seria, juró por su vida que cumpliría aquella misión

- Lo sé, por esa razón les ayudaré - la Kumiho movió sus colas juguetonamente en señal de que todo estaba saliendo como ella esperaba - les ayudaré a cumplir su misión y a cambio, se unirán a mi tripulación

- Lo has pensado bien he… - susurró Xayah

- Básicamente ofreces tu ayuda y quieres que te paguemos, como una total cazarecompensas - habló la pareja de la chica garudá - eso es cruel primor

- Siempre le ven lo malo a todo - dijo Ahri desanimada

- Te descubrieron - se burló Kaleb

- Creo que conoces nuestra respuesta - dijo Xayah seria

- Esta bien esta bien, se que parece muy mal lo que he dicho - piensa unos pocos segundos, visto así como ella lo había dicho sonaba bastante mal - me refiero a que quiero que entren a mi tripulación, y sabía que no aceptarían por su misión, así que decidí ayudarlos para que no tuvieran nada que los retenga y así decidan ser parte de mi aventura

- Lo has arreglado bien dulzura - exclamó Rakan, era demasiado sospechoso, o era verdad, o simplemente era una jugada sucia

- ¿Así que por eso decidiste ayudarme? - preguntó la espadachín presente que había estado guardando silencio

- Algo así… - contestó temerosamente la Kumiho - iba a matar dos pajaros de dos tiros

- Curiosamente somos mitad ave - dijo en tono bromista Rakan

- ¿De que hablas niña? - preguntó Xayah a la espadachín

- Vengo en busca de la espada de mi familia - contestó Ciri mientras la miraba fijamente a los ojos

- ¿Quién la tiene? - preguntó nuevamente la mujer garudá

- Adivina adivinador - dijo Rakan cantando - ¿será un enemigo en común?

- Exacto - contestó Ahri - el principe de las sombras

- He oído de ese tipo en mi tiempo aquí, dicen que ha estado apoderándose de Jonia - comentó Kaleb - ¿saben quién es? ¿donde se encuentra?

- Hemos estado siguiéndole el paso, todo indica al más obvio lugar… - dijo Xayah

- En el templo de la vieja orden ninja - contestó Ahri

- Ahora llamado orden de las sombras - comentó Rakan serio, rara vez se le veía así de serio

- Es muy peligroso ir al sitio, más que nada por el que comanda esa orden - dijo Kaleb

- ¿El principe de las sombras? - preguntó la espadachín

- No… el es solo uno de los mejores en aquella orden… el verdadero peligro radica en el maestro de las sombras - contestó Xayah seria - dicen que pueden pelear contra un vicealmirante de la marina

- ¿Tan fuerte es? - dijo Ciri sorprendida - no puedo creer que haya alguien así en Jonia

- ¿Que se te hace tan sorprendente? - preguntó Kaleb - a tu lado están poseedores de frutas del diablo míticas

- ¿También tienen frutas míticas? - preguntó asombrada la espadachín

- Somos muy fuertes primos - dijo Rakan mientras mostraba el músculo de su brazo - pero no tanto como un vicealmirante, esos tipos son muy rudos

- ¿Él formaba parte del plan? - preguntó Xayah

- La verdad es que no… - susurro Ahri - pero se dice que el maestro en estos momentos no está activo

- ¿De que hablas? - preguntó Rakan

- También lo he oído - contestó Kaleb primero - no se si sea verdad, pero en el Placidium se hablan de muchas cosas, pero lo que nos interesa es el maestro de las sombras, oí que su orden ha avanzado mucho más lento porque este mismo no esta

- ¿Como que no esta? - ahora la de la pregunta era Xayah

- Dicen que alguien lo mato - Kaleb se removió el pelo de su frente - pero dudo que haya sido eso, hay rumores de que se fue a un tipo de entrenamiento

- ¿Entrenamiento dices? - preguntó Ciri

- Algo así, no se si sea cierto, pero si me preguntan creo que es el que se acopla más a la realidad, no creo que alguien pueda parar a ese bastardo - tomo su katana con fuerza - ni siquiera creo que mi capitán pueda

- Es nuestra oportunidad - exclamó Xayah algo emocionada

- ¿Crees que sea lo correcto amor? - le preguntó Rakan

- No esta el lider, sus fuerzas no podrán contra nosotros - contestó la mujer garudá

- Igualmente es arriesgado - Rakan intentaba hacer que meditaran un poco la situación, podría ser un suicido

- Pero no están solos - comentó la Kumiho sonriente - estamos aquí para liberar a su pueblo y recuperar la espada de Cirilla

- ¿Liberar a su pueblo? - preguntó la espadachín - ¿esa es su misión?

- Así es...nuestro pueblo esta siendo controlado por el príncipe de las sombras - dijo Xayah mientras el viento soplaba lentamente y escuchó un crujir cerca de ellos, moviendo sus orejas

- ¿Pasa algo? - preguntó Kaleb, se escuchó otro crujir a su espalda, ahora Ahri era la que se percataba

- Vaya vaya… uno no puedo entablar una conversación sin preocuparse - suspiro la Kumiho fingiendo estar triste

- Parece que pudieron descubrirnos… - dijo una voz femenina

- ¿Que mierda? - dijo Kaleb mientras giraba su cabeza en busca de aquella voz

- ¿Qué es lo que quieres? - preguntó Xayah sin moverse un centímetro - ¿quien eres?

- Solo soy una mensajera… - una silueta salto de los árboles y apareció justo detrás de la mujer garudá - evitense intentar hacer algo en contra nuestra o serán neutralizados - amenazó la chica, la cual la cubría una gran capa

- ¿En contra nuestra? así que perteneces a ese jueguito de las sombras - dijo Kaleb mientras ponía su mano en su katana

- ¿Juegito? - aquella mujer rió un poco para despues sonreir - no jueguen con poderes que no pueden controlar, son solo unos niños

- Unos niños que pueden hacerte picadillo querida - dijo Rakan en tono burlon pero al mismo tiempo amenazante

- La pareja danzante no deja de causarnos problemas… - susurró la mujer - es una advertencia, dejen de jugar a los héroes y larguense, no queremos acabar con unos crios

- ¿Crios? - Ahri formó un orbe en su mano derecha y sonrió - pues para ser unos simples crios viniste bien protegida - dijo al percatarse de que había al menos 10 tipos más

- No vine a pelear - dijo la mujer - solo vine a advertirles, hagan caso, esto no es un juego de niños

- Tampoco es un juego de niños esclavizar pueblos enteros! - exclamó Xayah

- Se niegan a las sombras, no es culpa nuestra - dijo la mujer mientras daba un paso hacia atrás

- Las sombras he… - dijo Rakan y sacó una manzana de su bolso - las sombras es un poder oscuro que por algo esta prohibido, te corrompe

- No puedo perder más el tiempo… alejense o saldrán heridos - dijo la mujer mientras sacaba un objeto redondo y oscuro, era una bomba de humo

- ¿Crees que retrocedemos? - preguntó Xayah amenazante

- Si son inteligentes lo harán… - al decir esto, la mujer tiró la bomba de humo al suelo y desapareció junto con las demás presencias dejando al grupo nuevamente solo.

Capítulo 7: Planificando El Ataque Hacia Las Sombras

- Parece que ya nos tienen en su lista - dijo Rakan con una voz grave pero con tono bromista

- No podremos usar el factor sorpresa, saben de nuestra situación y quienes somos - dijo Kaleb preocupado

- Estos de las sombras son muy chismosos - dijo la Kumiho que hizo mueca de desagrado, las cosas se pusieron turbias y todavia no habian empezado a actuar

- Podemos esperar a que se calmen un poco las cosas - aportó Ciri

- No podemos esperar, intentarán hacer un tipo de ritual en nuestro pueblo, no podemos perder tiempo - explicó Xayah preocupada

- ¿Ritual? ¿A que te refieres? - preguntó Ciri

- Pues así lo vemos, un ritual para que las sombras corrompan a los habitantes de nuestro pueblo - contestó Rakan - suena muy cool pero los resultados son bastante desagradable

- ¿Ya han hecho eso en otros pueblos? - preguntó Kaleb

- Van 3 en tan solo 3 meses - contestó nuevamente Rakan - no tenemos mucho tiempo, nuestro pueblo es el siguiente

- Pero… si no logramos liberarlo a tiempo, ¿podemos revertir el efecto? - preguntó Ciri

- Nadie lo sabe - contestó Xayah desanimada - el poder de las sombras es prohibido, muy pocos saben de lo que puede ser capaz y si es posible revertirla

- Entonces no perdamos el tiempo, empecemos a trabajar - dijo Ahri - primero que nada tenemos que organizarnos bien e idear un plan

- Para tu tren mamasita - habló Rakan - no hemos aceptado tu propuesta

- La acepten o no, decidí ayudarlos - la Kumiho no podía abandonar a un amigo por más que lo intentará

- ¿Crees que cambiaremos de opinión? - preguntó Xayah mirándola a los ojos

- Cambien o no, tenemos que recuperar la espada de Ciri y recuperar su pueblo, ahora esas misiones tambien son mias, así que haré lo posible por superarlas

- ¿Nos estas robando nuestras misiones 9 colas? - dijo Xayah sarcástica y dándose vuelta - entonces manos a la obra

El grupo se dirigió hacia una posada cerca del pueblo Kondoru, a descansar y a planear una estrategia.

Llegaron al anochecer y se alojaron en la habitación más grande del lugar, prendieron una chimenea y se sentaron en círculo.

- Bien… llegamos, sentía que los pies no me daban más - comentó Rakan - ¿que harían sin el más guapo del grupo?

- Probablemente morir de fealdad - bromeó Kaleb mientras se acomodaba

- Dilo por ti hombre-filo, todas las femeninas somos más ardientes que tu - dijo Ciri riendo

- Me han roto el corazón - Kaleb se dejo caer al suelo derrotado

- Tranquilo, igual y se te pega algo de nuestra belleza - dijo Ahri sonriendo

- Dejémonos de boberias - exclamó Xayah, su pueblo era el que estaba en peligro y los demás jugando - tenemos asuntos pendientes

- Tranquila amor - dijo Rakan tratando de calmarla, su pareja molesta no era nada agradable - todos haremos lo posible para acabar con los tontos de las sombras

- Están jugando - dijo Xayah bastante seria

- Tranquila Xayah, verás que todos trabajaremos en serio - dijo Ciri tratando de calmar el ambiente

- Propongo mandar una o dos centinelas al pueblo - comentó Kaleb, siendo el primero en abordar el tema - ocupamos ojos de lo que está pasando

- ¿Crees que será necesario? - preguntó Ciri - prefiero atacar primero que ellos

- Aunque también necesitamos una buena defensa - ahora el que propuso fue el hombre hercinia - una buena y sensual defensa como yo - al decir esto beso sus bíceps

- Vaya… - Xayah hizo una mueca de desagrado juguetonamente - pues esperemos que la defensa sea tan fuerte como tu belleza

- Me agrada la idea de la defensa, pero no podemos arriesgarnos a atacar a un enemigo que no conocemos - comentó Kaleb - sería un estupidez que nos derrotaran en la primera jugada

- ¿Ojos en la ciudad?, no harán nada, lo que quieran hacer ya lo hicieron, solo falta el acto final - Ciri defendía su propuesta - no los dejaremos hacer ese acto

- No podemos dejar que nos descubran, tenemos el factor sorpresa - Kaleb no daba su brazo a torcer

- Ni tan sorpresa, ya saben que intentaremos algo - dijo Xayah mientras suspiraba - me gusta la idea de Ciri pero sigue siendo arriesgado

- Es una estupidez atacar de frente a un enemigo desconocido, no tienen experiencia como piratas, yo tengo mi tiempo así que deberían escucharme - Kaleb sabía el peligro que causaba atacar de esa forma

- Jonia también es peligrosa espadachín - habló la mujer Garudá - no creas que no tenemos experiencia en batallas

- Esto es diferente, la orden de las sombras es conocida por no ser nada amigables - Kaleb no quería tomar los riesgos

- ¿Ahri? - preguntó Ciri, notó que la Kumiho guardaba silencio mientras analizaba lentamente las cosas - ¿que opinas?

- No podemos arriesgarnos - Kaleb seguía insistiendo

- Por eso tendremos una buena defensa, esperaremos hasta que crean que tienen el camino libre y BAM!, los acabaremos - Rakan se emocionaba con su plan

- Podemos acabar con ellos antes que piensen en hacer algo - a Xayah le gustaba la idea de Ciri

- Calmense - la 9 colas rompió su silenció - están hablando por hablar, sus ideas son buenas pero todas tienen errores - se acomodó el pelo notando que todos le prestaban atención - tener centinelas y avanzar cautelosamente podría hacer que perdamos todo, algo que se nos pase en alto y todo estará perdido - movía sus colas juguetonamente - esperar a defender podría ser un arma de doble filo, formamos un buen perímetro pero sabemos que ellos también tienen sus espías, se dan cuenta y esa defensa podría ser nuestro fin - suspiró y vió a Ciri - aunque el plan de atacar rápido y de frente puede ser bueno sería suicida, no sabemos el nivel de poder que tienen y mucho menos cuantos sean, es una orden completa así que un ataque así podría ser contrarrestado fácilmente - la Kumiho había analizado bien las propuestas

- ¿Que propones? - Kaleb estaba sorprendio, Ahri ya actuaba como una capitana, analizando el panorama y ni si quiera había empezado su aventura

- No podemos arriesgarnos a cometer un error, al cometerlo estaremos perdidos - Ahri se sentía inspirada

- Pero tenemos que tener bien planeada la estrategia, tenemos que detenerlos - Xayah tenía miedo de caer

- Por eso mismo, haremos los 3 planes - Ahri lo dijo orgullosa

- ¿Que mierda? - Rakan no podía creerlo - ¿te sientes bien primor?, no podremos apoyarnos si hacemos las 3 cosas a la vez!

- Ahri… - Kaleb suspiró, pensaba que la Kumiho tenía un gran plan en mente

- Sé lo que piensan, pero es exactamente lo que ellos pensarán - Ahri habló y sonrió

- Habla - a Xayah le interesaba

- Pensaran que tenemos un gran plan, no varios, así que haremos esto, yo iré y seré la centinela buscando información valiosa, al robar esencia obtengo pequeños recuerdos de esas personas así que soy la mejor para este plan - tomó una pausa y vió a Ciri - viendo tu poder de ataque y agilidad, serás perfecta para iniciar el ataque junto con Kaleb,un gran ataque y una gran defensa - ahora el turno era de la pareja danzante - ustedes tienen una gran sinfonía juntos y tienen ideas bastante locas, así que crearan una buena defensa - tomó un poco de aire y después dijo la parte final del plan - el equipo de ataque avanzará unos pocos metros mientras ustedes forman un perímetro de defensa lo más discreto posible, viendo sus fuerzas y como atacan se darán ideas de como poder contrarrestarlos, después de no un máximo de 15 minutos Ciri y Kaleb retrocederán para que el equipo de defensa se una a la batalla y aguanten lo que puedan, yo me uniré cuando sepa que estén planeando

- Lo has pensado bien pero no sabemos cuándo empezará el ataque - mencionó Kaleb, de nuevo se sentía sorprendido por la Kumiho pero se le había pasado eso por alto

- Tomando en cuenta los ataques, creó que será en 3 días - la Kumiho estaba que arrasaba - según tengo entendido los pueblos caen cada cierto tiempo y en un lapso de 3 meses, calculando esto mismo creo que será en 3 días, aun así, mañana saldré a investigar, soy la centinela, les traeré toda la información que pueda

- No esta nada mal tu plan Ahri, pero… ¿nosotros que haremos mientras buscas información? - preguntó Ciri

- Se abastecerán y van ideando tácticas para el ataque - le respondió la Kumiho - aún así no sabemos si funcionará pero por lo menos los detendremos un tiempo

- Me gusta - Xayah mostró aprobación - ¿alguien quiere aportar algo?

- Estaremos al pendiente de todo Ahri - Ciri asintió con la cabeza mostrando también su aprobación - mientras nos preparamos también intentaremos informarnos de todo

- Entonces a descansar, que estos días se vienen pesados - Kaleb suspiró de cansancio

Dicho esto, todos se acomodaron y durmieron esperando el siguiente día para empezar a emplear su plan.

Al día siguiente al despertar, Ahri salió a primera hora mientras los demás todavía dormían, era su plan, no podía fallarles y menos a Xayah y Rakan, si quería que se unieran a su tripulación no podía fallar.

Llegó al pueblo Kondoru con una capucha, caminando por las calles y callejones del pueblo, la gente con mirada perdida, tristes, vacíos. El pueblo era como si fuera un pueblo zombie, la gente inexpresiva hacia sus actividades sin lanzar emoción alguna.

A lo lejos pudo ver una pareja de enamorados, por fin algo de color, de emoción, de amor, la pareja se beso, se abrazo y sonreían, recordó a Rakan y a Xayah, aunque estos no serían una pareja a la cual seguir. La pareja empezó a cambiar su rostro de felicidades a terror, empezaron a correr juntos pero aparecieron unos hombres frente a ellos, cambiaron el rumbo pero era demasiado tarde, estaban rodeados, la Kumiho se contuvo, tenía que tener discreción, los hombres atacaron a la pareja asesinandolos, cerró los puños con fuerza, era un abuso total, se escucharon unos gritos a lo lejos, eran marines, “les harán pagar” pensó la Kumiho, pero se sorprendió al ver que estos conversaban con los atacantes y otros más se llevaban los cuerpos sin ningun problema, “¿la marina está con ellos?”, algo no cuadraba, la orden de las sombras y la marina se llevaban bien.

En otro lugar, Ciri y Kaleb caminaban por los alrededores del pueblo, dirigiéndose al mercado de este mismo para abastecerse.

- ¿Crees que funcionará? - preguntó Ciri

- ¿Dudas del plan? - Kaleb suspiró e intentó calmarla - el plan parece estar bien estructurado, al usar 3 planes será difícil que conozcan nuestras jugadas, aún así, la verdad siento que es muy arriesgado al atacar a un enemigo desconocido - miró de reojo a Ciri para después seguir - no dudo la fuerza que poseemos, tenemos 3 consumidores de frutas míticas y nosotros somos fuertes espadachines pero joder, son la orden de las sombras

- ¿Tan fuertes son? - Ciri vió hacia el suelo, ¿la espada era tan importante como para poner en riesgo la vida de todos? - podemos fracasar…

- El fracaso ya está asegurado - Kaleb igual estaba preocupado, pero tenía que mantenerse calmado, o por lo menos intentarlo

- Es mucho pedir mi espada a gente que recién conozco - Ciri empezaba a echarse para atrás

- Estate tranquila, no es solo por tu espada, si no también por el pueblo de la pareja ave - sonrió - Ahri hará lo posible para ayudar a sus amigos o a sus futuros nakamas

- Yo no soy una de sus futuras nakamas, solo se lo propuso a ellos

- ¿Estas segura? ¿porque crees que decidió ayudarte? - tomó una pausa y prosiguió - no creo que una desconocida se enfrente a tal peligro como es la orden de las sombras nomas por que si, es por algo, y ese algo, creo que te quiere que te unas a su tripulación

Capítulo 8: Los Piratas de Nanyou.

Xayah y Rakan caminaban por las calles del pueblo, observando como la gente pasaba sin expresión alguna, angustiadas, temerosas.

- Odio esto… - susurró Xayah, Rakan muy apenas pudo escuchar sus palabras

- Vamos a devolverle la alegría y paz a nuestro pueblo, ya verás - Rakan intentaba tranquilizar a su pareja, pero esta no estaba tan segura, el plan parecía bueno, pero hasta ahí, la orden de las sombras, el poder de las sombras era un poder desconocido pero sumamente superior a muchos otros, ¿serían capaces de vencerlos?

- Acabemos con ellos, los sacaremos de nuestro pueblo - Rakan seguía intentando

- ¿Nuestro Pueblo? - preguntó Xayah - es mi pueblo, tu no naciste aquí

- Eres cruel amor - Rakan hizo mueca de dolor - sabes bien que crecí aquí, este pueblo también tiene mi amor

- Solo lo haces por mi, ni si quiera te interesa - Xayah empezaba a sentirse culpable, si nada salía bien, todos podrían morir

- Nada de eso, pelear por la libertad me sienta bien - Rakan sonaba muy confiado, era lo que le encantaba de él, por más que las cosas parecieran negras, él encontraba la forma de animarla con su actitud confiada o con cualquier tontería “típica” de Rakan.

- ¿Sabes que podríamos morir?

- Amor, siempre podremos morir, no lo hemos hecho, y si morimos, moriremos juntos - Rakan estaba inspirado

- No gracias, prefiero vivir - Xayah bromeó y sonrió por poco tiempo

- Justamente en mi corazón - Rakan se dejó caer al suelo dolido mientras Xayah reía de su reacción.

Ahri entró a un bar donde se encontraban grandes conocidos mundialmente, piratas de aproximadamente 4 millones, se sentó en una mesa y sintió una mirada de un hombre con una gorra negra, estaba sentado solo y al igual que ella, llevaba una túnica para ocultar su apariencia, el hombre sonrió y le dió un trago a su bebida.

- ¿Señorita? - un mesero

- ¿Digame?

- ¿Que es lo que gusta? - preguntó amablemente pero temeroso

- ¿Pasa algo? - preguntó la Kumiho

- ¿Quién es usted? - preguntó rápidamente

- Una cliente algo extrañada con este servicio - la Kumiho estaba nerviosa, si algo pasaba no podía conseguir información

- Lo siento - el mesero se disculpó - ¿puede acompañarme por favor? - le pidió amablemente pero nervioso

- ¿A donde me llevaras dulzura? - Ahri lo dijo bastante seductora, pero el joven era agradable para su vista

- Por favor, no podemos hablar aquí - al decir esto, vio como el mesero empezó a mostrarse preocupado

- Solo te advierto una cosa… - Ahri se levantó de su asiento - no soy alguien fácil en todos los sentidos primor

La 9 colas siguió al mesero hacia una puerta detrás de aquél bar, llegando a una habitación con una gran sala de estar.

- ¿Y bien? ¿qué es lo que pasa? - preguntó

- Tu eres Ahri ¿cierto?

“Un caza recompensas” pensó la Kumiho pero observó cómo el joven se sentó en la sala.

- Bueno - suspiró - necesito tus servicios

- ¿Qué? - Ahri abrió los ojos como platos, había recibido peticiones de ese tipo numerosas veces pero no tan directo

- Diablos sonó demasiado mal! no me refería a eso! - el mesero movió sus manos como loco haciendo que la Kumiho soltara una pequeña risa

- Aunque sea un cafecito meserito - bromeó la 9 colas

- Por favor! es serio! - el mesero estaba desesperado

- Bien, ¿qué es lo que pasa? - al decirlo se sentó justo delante de él

- ¿Es cierto que quieres acabar con la orden de las sombras? - guardó una pausa y prosiguió - sola no podrás, eso es seguro, pero sé quien te puede ayudar

- ¿De que hablas niño? ¿como sabes quién soy?

- Vi el combate que tuviste fuera de la Posada Del Leñador,  tienes un grupo excelente pero necesitas más que eso, la orden es conocida mundialmente

- Eso lo sé mocoso, pero ya nos la arreglaremos - Ahri suspiró y vio los ojos del joven quién se limpiaba los lentes que tenía

- Xayah y Rakan, la pareja danzante, Zirael y el espadachín del ojos blancos

- ¿Me investigaste? - la Kumiho no le gustaba nada

- Tranquila, vengo en son de paz - el mesero suspiró nuevamente y continuo - mi nombre es James Richards, soy mesero de este bar pero espia de los piratas de Nanyou

- ¿Piratas de Nanyou? - preguntó la Kumiho

- Son unos piratas que llevan tiempo haciendo renombre, capitaneados por Sonsaku Hatsu

- Creo que he oído hablar de ella, dicen que es fuerte

- Es muy fuerte y temible, no por nada tiene una recompensa de 1,000,000 de berrys

- ¿1 millón!? - Ahri se impresionó por la suma, no había conocido a alguien de tal recompensa

- Tiene asuntos aquí en Jonia así que vendrá el día de mañana a este lugar, te propongo que te des una cita con tu gente y charlen - el mesero sabía demasiado

- ¿Como sé que no es una trampa?

- Puedes usar tus habilidades conmigo y verás que estoy limpio - suspiró - me interesa Jonia como no te imaginas, pero yo no soy un guerrero, no soy un peleador, simplemente mi mente es mi mejor arma, por eso te necesito, los necesito

- Primero que nada, ¿qué sabes de la orden de las sombras?

- No te diré nada ahora - James se acomodó sus anteojos - será mi llave para que vengas, si quieres saber lo que sé, que es mucho, deben de venir

- ¿Me estás chantajeando niño? - la Kumiho se levantó de su asiento

- Quieres salvar Jonia, quieres información de como, yo la tengo, veelo como si fuera una negociación, te doy la información y tu acabas con mis enemigos - respiro profundamente - te espero aquí a las 10 de la mañana

La Kumiho salió del lugar molesta pero sabía que tenía que volver, pero antes, tendría que hablarlo con el grupo.

Al volver a la posada, Ahri los citó a todos para hablar lo acontecido.

- Entonces… ¿quieres que todos vayamos a hablar con él? - Kaleb estaba en desacuerdo - es una trampa seguro

- No todos, simplemente que me acompañe alguien para no tomar decisiones tan a la ligera - Ahri trataba de convencerlos

- ¿No haz conseguido nada de nada? - Ciri le preguntó

- No he encontrado a nadie más de esa orden, solo se que la marina trabaja con ellos

- ¿Estas segura? - preguntó la espadachín, era la única sorprendida del lugar - ¿ya lo sabían?

- La orden tiene gran poder e influencias, así que es normal que tenga a la marina como aliada si no a toda, a gran parte - Kaleb suspiró - propongo que sigamos con el principal plan

- Kaleb, nuestro plan es demasiado arriesgado, todos lo sabemos, y sé que todos hemos pensado en eso, que podemos morir, la orden es conocida por todo el mundo por algo, no será nada sencillo - la Kumiho lo vió a los ojos - no podemos permitirnos fracasar en estos momentos, apenas seré una pirata

- Yo voto por ir con el mesero y que nos sirva unos tragos gratis - Rakan dijo mientras le daba un gran bocado a una manzana - nos alentaría mucho

- Xayah por favor, necesitamos a alguien coherente - pidió el espadachín del ojos blancos

- Viendo las cosas desde varias perspectivas, creo que lo mejor es ir a hablar con esos piratas, nos darán información y además tendremos a su capitana, no creo que su recompensa sea por nada - Xayah vió hacia Kaleb - es arriesgado también, pero hay que admitir que el anterior plan era un suicidio

- ¿Soy el unico que piensa con la cabeza aquí? - Kaleb empezó a molestarse - es muy arriesgado! puede ser una trampa! ¿qué no lo entienden?

- Yo sigo sin saber porque tus nakamas no pueden ayudarnos - Rakan habló - te quejas que busquemos ayuda en otra parte y eres el primero en que se niega, viejo, eso está muy mal

- ¿Que me quieres decir hombre pajaro?

- Simplemente que no puedes opinar sobre esto si no estas poniendo de tu parte - Rakan le dio otro bocado a su manzana

- Tranquilos chicos - Ciri intentó calmar las aguas - los piratas del ojos blancos esta dispersa en alguna misión, pero si no puedes confiar en tus compañeros como quieres ganar esto ¿Rakan?

- Solo decía

- ¿Como sabes de mis nakama? - preguntó Kaleb

- Investigue un poco de las bandas que están aquí al llegar, ninguna relevante más que la tuya y otras más - Zirael se acomodó su pelo

- Entonces esta decidido, iremos al bar, el detalle aquí es ¿quién me acompañará? - preguntó la Kumiho

- Supongo que yo - dijo Kaleb - tengo buena defensa con mi habilidad

- Irá Ciri y punto - habló Xayah seriamente

- ¿Yo? - dijo la espadachín sorprendida, si alguien se iba a ofrecer sería Xayah

- Eso es mi amor, destrozalos! - animó Rakan

- Dame tus argumentos mujer pájaro - Kaleb no estaba convencido

- Es simple, tú lo has dicho, tienes una gran defensa y sé que también buen ataque, por lo que si es una trampa, no nos conviene que un hombre de gran experiencia como la tuya esté dentro - vió hacia la espadachín - Ciri es fuerte y rápida, podrá darnos el tiempo suficiente para que entremos si pasa algo

- ¿Y tu y Rakan? - preguntó la de pelo ceniciento

- Funcionamos mejor si estamos juntos, además somos los más sigilosos de aquí, nos esconderemos y tomaremos una posición ventajosa, por si pasa algo tomar la delantera.

- Suena bastante bien amor, por eso te amo! - Rakan le mandó un beso

- Muy bien esta dicho - dijo Ahri - pero ahora… ¿saben algo de los piratas de Nanyou?

- Sé que tienen chicas muy hermosas - dijo Rakan y notó que Xayah le echó una mirada enojada - pero ninguna como mi amor

- Su capitana, Hatsu Sonsaku tiene una recompensa de 1 millón de berrys y no lleva más que 6 meses desde que zarpó por primera vez - dijo Kaleb - básicamente, es una mujer de cuidado

- ¿Saben de su tripulación? - Ahri necesitaba más información sobre ellos

- Sé que tienen a un tanque prácticamente y su papel es el de cocinero - nuevamente contestó Kaleb

- Y hay una mujer - susurró Ciri - tiene una recompensa aproximada de 680, 000 bellys, es la segunda al mando, no se como se llame o cuales sean sus habilidades, pero es alguien tambien de cuidado - mencionó

- No sabemos si estarán alegres de ayudar, qué no lo creo, así que tenemos que estar preparados - Xayah empezó a tomar el mando - no se dejen llevar chicas, es nuestra oportunidad para obtener información y grandes aliados, pero también podemos conseguir más enemigos y peligrosos

- Entonces, está decidido, iremos al bar.

Al día siguiente Ahri junto con Ciri se dirigieron al lugar del encuentro a la hora acordada, el joven mesero las esperaba a ambas sentado en aquella habitación.

- Vinieron - susurró

- ¿Ya me diras lo que quiero? - preguntó la Kumiho

- Directo al grano - el joven se levantó y se sirvió un poco de té de una mesa cercana y las miró - ¿gustan algo de tomar?

- Sabes que no quiero quedarme mucho tiempo - gruñó la 9 colas

- Pues tendrás que hacerlo, quieres la información ¿no? - James le sirvió en dos tazas té y se los dio en la mano para después sentarse nuevamente frente a ellas - relajate, no planeó que se le alargue esto más de lo normal

- Empieza a hablar entonces de las personas que vendrán

- Ya te lo he dicho, son los Piratas de Nanyou - Richards tomó un sorbo a su té y empezó a hablar - bien, veamos, su capitana es Sonsaku Hatsu

- Eso ya lo sé - interrumpió Ahri - queremos saber más sobre su tripulación

- Calma - sonrió el mesero - veamos… creo que su nombre era Gakushuu… de gran estatura y gran fuerza, su recompensa es de 450, 000 bellys, he oído que hace una lasaña legendaria

- No me interesa su comida

- Esta bien esta bien… - Richards recostó su cabeza en el sillón - Tadashi Shuuyu, con una recompensa de 300, 000 bellys, un gran peleador pero dicen que le hace falta más experiencia, pero parece un guerrero con gran futuro

- La cifra de ambos es menor a la de Kaleb - mencionó Ahri

- No los subestimes, Kaleb lleva tiempo en el mar, ellos solo llevan 6 meses así que son piratas de respetar y aun no te mencionado la que dicen qué es la más peligrosa…

- ¿Y bien, quién es? - preguntó la 9 colas

- Ella… - Ciri prestó atención, era la chica que le interesaba - es la segunda al mando, le temen más a ella que a su propia capitana porque es muy inestable, pierde el control de si al combatir y puede ser… muy sangrienta, tiene una recompensa de 680, 000 bellys, Seina Ryomou - al acabar de decir su nombre se escuchó un gran estruendo en el bar, los tres salieron a ver quien era y observaron tres siluetas, 2 mujeres y 1 hombre

- ¿Alguien aquí ha visto a James? - preguntó alegremente mientras le daba una patada a un sujeto

- No tienes que hacer tanto alboroto para todo - dijo suspirando la chica peliazul a su lado mientras golpeaba a otro hombre

- ¿Porqué siempre tiene que ser así? - susurró el joven detrás de ella

- ¿Quiénes son? - preguntó Ahri

-  Diablos… siempre creando espectáculo - susurró Richards - ellos son los Piratas de Nanyou… Tadashi Shuuyu, Seina Ryomou - dijo señalando a la peliazul - y ella es… Sonsaku Hatsu…

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.