FANDOM


Arco de la Bella y la Bestia
Bella y Bestia
Información
Número de capítulos 6 (1 a 6)
Fecha de creación 14/10/18
Fecha de finalización 25/11/18
Anterior NA
Posterior Arco de allende de los bosques
Creador Darkarchangel
El Arco de la Bella y la Bestia es el primer arco de la historia de los Piratas del Ala Negra.

Nota de la autora: Este arco toma lugar tiempo después del arco actual de la historia de Ave Azul, el Arco de las Tormentas.

Es un día tranquilo en el Archipiélago Eiyuu, cuartel de operaciones de la alianza de Todos somos Esclavos.  Ahí,  uno de sus componentes, los Piratas del Ave Azul, se están tomando un día libre en la playa antes de salir hacia su próxima misión. Casi todos están jugueteando en el agua, excepto por Jean, James y Mia, que están tirados bajo una palmera.

Jean: Ahhh, esto es vida. 

James:… supongo… 

Jean: . ¿Tu qué crees, Mía?

Pero la pelinaranja no le contesta, se ha quedado dormida mientras leía el periódico y a juzgar por la copa que tiene en la mano, es, como siempre, por borracha.

Jean: Bueno, ya que ella no lo está leyendo...

El peliazul toma el periódico de la cara de su compañera y se pone a hojearlo hasta que encuentra algo de su interés, mientras que James comenta sobre su próxima misión.

James: Oye…. ¿Crees que lo de Jacar… saldrá bien? 

Pero Jean esta demasiado ocupado leyendo una nota en específico con rostro trastornado, incluso palidece un poco.

James: ¿Jean?

Jean: Ahh, si. Pues es solo reconocimiento. Ir y volver. Nada pueda salir mal en eso. 

James: Aha

Angélique: ¡Vengan, chicos! ¡El agua esta deliciosa!

Jean: Vamos.

Los piratas van al agua y el periódico se queda atrás, justo en la página que leía Jean. En su encabezado, se puede leer “El Ala negra ha muerto” junto a fotos de unos muy destrozados Ezra y Kay y su Jolly Roger ardiendo.

En otro lugar del Nuevo Mundo… semanas antes...

Capitulo 1: Morado

¿El día? Un martes ¿La hora? Ni idea pero se aproxima el ocaso. ¿El clima? Nublado. Muy sombrío y relampaguea constantemente, pero no cae ni gota de lluvia ni copo de nieve ni trozo de granizo. Un navío rojo negro y amarillo navega sobre las oscuras aguas. Un hada de mascarón de proa. Se trata del Hellish Fairy, un barco pirata, y en su mástil, ondea una Jolly Roger peculiar. Una polilla en forma de calavera, la Jolly Roger de los Piratas del Ala Negra.

Jet: Me aburro….

El extravagante navegante de los Piratas del Ala Negra está al timón del Hellish Fairy, con semblante hastiado. A su lado pasa Ezra, el cual le da un sopapo en la cabeza.

Ezra: Deberías agradecer, tarado. Es el primer día tranquilo que tenemos en semanas y tú estás renegando.

Jet: Por favor, Ezra.  No es divertido sino tengo que esquivar icebergs, o navegar a través de remolinos. Necesito sentir adrenalina, necesito …

Eli: ¿Poder…

Levi: …dar órdenes a los demás?

Jet: ¡Si! Espera… ¡NO!

Los gemelos se ríen del navegante y Ezra les sigue pronto, muy para el pesar de Jet, el cual simplemente baja la cabeza, y tuerce la boca.

Jet: ¿Podemos cambiar de tema?

Eli: Pero si tu…

Levi: …lo empezaste.

Jet: ¡Si, pero ahora voy a terminarlo!

Eli: Uy…que delicadito.

Levi: Bien. Yo tengo un nuevo tema de conversación. Tengo hambre. 

Eli: Ahora que lo dices, yo también.

Jet: Un segundo, ¿Es martes, no? ¿A quien le tocaba hacer la cena?

Levi: Ay…

Eli: No…

Los tres muchachos voltean a ver hacía la cabina, casi desmoronándose al hacerlo ..

Jet, Eli y Levi: ¿No me digas que la comida la está preparando…?

Súbitamente, sale de la cabina Rowan, con una charola de sandwiches de aspecto delicioso y aparentemente preparados por él,  y justo a lado, Kay, que juega a lanzar una pera una y otra vez hacia su mano como si fuera una pelota de goma.

Rowan: Chicos, la cena está lista.

Ante estás palabras, los otros tres muchachos casi se ponen a llorar de alegría e incluso le agradecen a algún Dios, cielo o ser invisible.

Eli, Levi y Jet: ¡Si! ¡Kay no hizo la cena!

Pero ante estás palabras, los tres se ganan un golpe cual batazo en la nuca del rifle de Kay, dejándoles enormes chichones rojos.

Kay: Trío de idiotas.

Ezra: Kay… ¿Qué te he dicho de golpear a los chicos?

Kay: ¿¡Qué!? Ellos empezaron.

Jet: Auauauau….tsss… ¿Qué empezamos?

Kay: Insinuaban que mi comida es mala.

Eli y Levi: (en voz baja) Pero lo es.

Ezra: Chicos...

La chica vuelve a poner su rifle en su lugar, da una mordida a su pera y mastica lentamente el pedazo. Sin embargo siente conforme lo hace, más y más asco que su expresión refleja perfectamente. No obstante, aún así se traga el bocado, sintiendo algo extraño, aunque ella lo atribuye a las tripas revueltas por el mal sabor.

Kay: ¡Puaj! ¡Creo que estaba podrida! 

Rowan: Pues como no va a estar podrida con ese color morado.

Kay: ¿Morado?

Al mirar la fruta, la chica se sorprende al ver que en efecto, la pera que sostiene ahora es morada y no solo eso, tiene unas extrañas formas como ¿Remolinos? Sintiendo más asco todavía, arroja lo que queda de la fruta al agua.

Rowan: ¿En serio no te das cuenta lo que te metes a la boca? Si te enfermas, yo no te voy a curar, ¿Eh?

Kay: Juro que no estaba así.

Rowan: Aha. Claro.

Kay: No. En serio. Esa cosa era verde.

Eli: Pues entonces lo que está mal son tus ojos. 

Levi: O eres daltónica o estás quedándote ciega.

Jet: ¿Saben quién más se está quedando ciego?

Eli y Levi: ¿Quién?

Jet: Yo con esta niebla. Al fin algo interesante.

En efecto, la visibilidad se va reduciendo con la sustancia gaseosa y gris que hay en el aire, pero hay algo raro. Tiene olor.

Ezra: Espera un segundo, esta no es niebla… ¡Es humo!

Todos empiezan a sentir picazón en los ojos, la nariz y la garganta.  El olor es inconfundible: Madera quemada, y conforme se hace más fuerte, se empiezan a ver en el agua pedazos de tablas y también cadáveres 

Kay: Algo malo paso aquí…

Capitulo 2: Sin testigos

El Hellish Fairy va avanzando a paso cauto entre las oscuras aguas de la noche recién caída mientras el olor del humo se hace más intenso. Un resplandor comienza a verse entre el aire oscurecido por el humo, un resplandor de color naranja y es justo a donde se dirigen los piratas.

Eli: Joder…

Levi: Carajo…

El hedor de la sangre y la muerte también crece conforme avanzan, de manera proporcionada a la cantidad de cadáveres que aparecen en el agua. Ante su presencia, Kay baja la cabeza en señal de respeto, Rowan ofrece una plegaria silenciosa y Jet pone una cara de gran incomodidad cada vez que escucha que uno golpea con el barco.

Jet: ¿Qué creen que les haya pasado?

Eli: No sé…

Levi: … y la verdad no creo querer saberlo…

Ezra: Estén atentos. Podría haber sobrevivientes.

Kay: O lo que sea que les hizo esto podría seguir por aquí 

Finalmente, los piratas llegan a lo que parece ser la fuente del humo. Se trata de un navío enorme en llamas todavía. En lo que queda de su casco se pueden alcanzar a distinguir todavía las palabras “Reino  de…” así como una bandera con el escudo de armas de algún lugar lejano.

Levi: Esto me huele a ataque …

Eli: …por todas partes.

Rowan: Por favor, chicos. No necesariamente tuvo que ser un ataque. Podría haber sido una lámpara de aceite caída en la Santabárbara. Un incendio en la cocina…

Ezra: Una pelea interna, un motín….

Jet: ¡O eso!

El navegante señala a algo que se mueve detrás del barco que se quema. Otro navío grande el cual resulta ser un buque de la Marine. A bordo, se puede distinguir la silueta de una mujer con capa de oficial.

Eli: El barco no era pirata así que no creo que la Marine hubiera hecho eso...

Levi: … ¿O si?

Es entonces cuando los piratas notan que uno de los marines señala al agua, donde está uno de los cuerpos. Ezra concentra su Haki en el cuerpo señalado, alarmándose de inmediato.

Ezra: Ese hombre no está muerto…

Se trata de un muchacho no mucho mayor que cualquiera de los camaradas de Ala Pavorosa, herido, aferrándose a una tabla, aferrándose a la vida. Se ve como la mujer oficial da una orden y acto seguido, el hombre moribundo en el agua es disparado.

Jet: Pues sino estaba muerto, ahora lo está.

Piratas del Ala Negra: ¡…!

Mujer oficial: ¡Maten a todos los sobrevivientes! ¡No deben quedar testigos!

Marines: ¡Señora!

Ante esto, los del Ala negra se debaten que hacer.

Eli: Deberíamos pelear. 

Levi: Esa gente merece ser vengada.

Rowan: ¿Están locos? Ese buque destrozara al Fairy. Yo digo que deberíamos escabullirnos mientras aún no nos ven.

Jet: Por favor, Rowan. Hemos estado en situaciones con mucha más desventaja.

Rowan: Si. Involuntariamente, no a propósito.

Kay:. Tch… que necedad tienen de meterse en peleas que no nos corresponden. Salgamos de aquí. 

Eli: Ezra, tu decide. 

Todos los muchachos voltean hacia su capitán, como hermanos menores que buscan la aprobación del mayor para cometer una travesura. Ezra se ve serio, pero ya sabe su decisión.

Ezra: Debemos…

Pero entonces, se oye el silbido de una bala de cañón y el estruendo de la baranda al ser destruida. El buque marine es el que les ha disparado y pueden ver a un marine apuntándoles con el dedo tal como hizo antes con el muchacho moribundo en el agua.

Marine: ¡Comodoro! ¡Hay mirones!

La mujer revela su silueta ante la luz agonizante del barco que sigue quemándose. Una mujer, mayor que los muchachos pero más joven que Ezra. Su cabello, ojos y boca reflejan los colores del fuego y en su mirada hay cierta oscuridad.

Oficial Marine: ¡Mátenlos también! ¡Nadie debe saber de esta operación!

El buque marine apunta todos sus cañones hacia ellos, mientras que Ezra decide terminar lo que estaba diciendo.

Ezra: … pelear. Debemos pelear. (Joder)

Eli y Levi: Vas.

Jean: Bien

Rowan: Pfff… no es como que nos quede mucha opción ahora.

Kay: Por desgracia no.

Los cinco jóvenes sacan sus armas, mientras que Ezra se pone en posición de combate.

Capitulo 3: Cazafortunas

Berin: ¡Fuego! 

Marine: Con ese tamaño, ese barco volará de un tiro.

Con ese pensamiento en mente, solo dos balas vuelan a toda velocidad hacia el Hellish Fairy el cual habría de ser destruido de no ser porque sus tripulantes le defienden.

Levi:  ¡North Wind!

Eli: ¡Big Horn Shield!

Un golpe de martillo hace estallar una bala en el aire mientras que la otra se parte a la mitad, dejando al barco intacto entre las dos explosiones que forman los pedazos. Los gemelos celebran el breve momento  de victoria chocando los cinco.

Eli y Levi: Ja. Equipo Darkwood gana.

Pero poco les dura la alegría al ver que aún más balas de cañón se dirigen hacia ellos.

Berin: ¡Sigan disparando! ¡Mátenlos!

Eli y Levi: Mierda…

Jet: ¡Muévanse idiotas! ¡Pretty Punch!

Rowan: ¡Fire Bird!

Otras dos balas son descontadas con un puñetazo de latón y un corte ardiente, cortesía del navegante y el médico de la tripulación. Desde su buque, Berin, mira furiosa a los piratas, y ordena a sus hombres que sigan atacando.

Berin: ¿¡Que acaso no me oyen!?  ¡ Mátenlos! ¡Ahora!

Esta vez, una gran andanada de balas se dirige al navío rojinegro amarillo y aunque sus tripulantes le siguen defendiendo de la misma forma en la que han hecho hasta ahora,  algunas balas empiezan a sobrepasarlos dañando las barandas y parte del casco.

Eli: ¡Desgraciados! ¡Yo voy a tener que arreglar eso después!

Levi: ¡Y yo voy a tener que ayudarle, carajo!

Jet: ¡Y nosotros jamás terminaremos de oír sus quejas por ello! ¡Gracias, imbéciles!

Viendo como empiezan a ser superados, Ezra y Kay, que se mantienen al margen, deciden finalmente hacer algo al respeto.

Ezra:  Deberíamos deshacernos de los artilleros. Kay, ¿podrías?

Kay. Será un placer.

Acto seguido, la chica de aspecto sombrío usa su rifle y dispara un simple y único proyectil de color azul brillante.

Kay: Shared Pain.

Los marines no obstante se ríen del pequeño proyectil que va a hacia ellos.

Marine: Ja, si creen que una sola bala va a… ¡Ughhh!

Pero Kay no tarda en demostrarles su craso error cuando su único proyectil impacta en la tripa del primer artillero, derribandolo y luego rebota en las de todos los que tiene cerca para luego dejarlos en el suelo retorciéndose, para desesperación de Berin.

Marine: ¡Ahhh¡ ¡Auauauau!

Berin: ¡Idiotas! ¡Levantense! ¡Sigan disparando!

Ezra: Me temo que eso no va a ser posible, señorita.

Berin: ¿Huh?

Es solo entonces cuando la Comodoro se da cuenta de que los cañones de su barco están siendo enviados al agua por Ezra, el cual ha llegado ahí volando en su forma híbrida.

Ezra: ¡Motte Starke!

La mujer de cabello rojizo observa furiosa mientras algunos de sus hombres tratan de disparar al hombre polilla con rifles y pistolas pero ninguno acierta.

Berin: ¿¡Quien demonios se creen estos tipos!?

Marine: ¡Comodoro! 

Berin: ¡¿Que carajos quiere, teniente!?

  • Teniente de la Marine: Valiant “El Huidizo”

Un hombrecito de aspecto patético y debilucho llega corriendo junto a su oficial al mando con papeles en las manos. Nada más y nada menos que carteles de Wanted.

Valiant: ¡Esos no son simples mirones, señora! ¡Son piratas!

Berin: ¿¡Y eso que carajos me importa!?

Valiant: ¡No solo son piratas, señora! ¡Son supernovas! ¡Dos de ellos!

Berin: ¿¡Qué!?

La mujer toma los carteles apresuradamente, y conforme los mira, su sonrisa empieza a crecer maliciosamente.

Berin: Hmmm… Ala Pavorosa y La Pena. Tan solo ellos dos juntos valen más que todo el dinero que acabamos de robar del Reino de Midoriyama.  Y toda la tripulación sextuplicaría la ganancia. ¡Cambio de planes, hombres!

La mujer crece su sonrisa a la cual le empiezan a salir ¿Colmillos?

Berin: ¡Mátenlos pero no los desaparezcan! ¡Quiero sus cuerpos!

Marines: ¡Si, señora!

Los marines se preparan para combate directo, muy para disgusto de los piratas.

Kay: ¡Genial! Otra cazafortunas

Capítulo 4: Mosca en la Pared

Berin se truena los nudillos y el cuello en anticipación al combate y los piratas se ponen de nuevo en posiciones previniendo lo que pueda estar planeando su enemiga. Por desgracia no es suficiente su antelación.

Berin: ¡Soru! 

Los del Ala Negra: ¡…!

Kay: ¡Usa Rokushiki!

La mujer desaparece de la vista,  ante las miradas confundidas y un tanto preocupada de los piratas. Kay y Ezra tratan de seguirla con su Haki de observación pero los veloces movimientos de esta hacen muy difícil saber qué es lo que planea hacer... hasta que lo hace.

Berin: ¡Geppo!

De manera casi súbita, Berin aparece detrás de Ezra, saltando en el aire para alcanzarlo mientras vuela y asestarle un golpe con todo el brazo.

Berin: ¡Ursa Botsing!

Ezra alcanza a sentirla lo suficiente para darse la vuelta y tratar de bloquear con los brazos cruzados sobre su cuerpo, pero Berin, haciendo gala de una fuerza impropia para una mujer tan menuda, e incluso impropia para cualquier ser humano, rompe su defensa y lo manda disparado al agua, para gran preocupación de su tripulación.

Eli y Levi: ¡Ezra!

Berin: Tch…creo que se me pasó la mano. Que decepción. 

Jet: ¡Carajo! 

El navegante del Ala Negra se arroja de inmediato al oscuro mar para salvar a su capitán. Mientras tanto, los hombres de Berin, habiendo perdido sus cañones, intentan abordar el Hellish Fairy, pero sus tripulantes lo evitan, peleando con uñas y dientes.

Eli: ¡Big Horn Bash!

De un golpe que incluso rompe el aire con el sonido que genera, Eli se deshace de un buen contingente de marines que trataban de llegar mediante tablas.

Levi: ¡West Wind!

Mientras, su idéntico hace resonar el acero de su arma con un tajo poderoso, generando una inmensa onda cortante para evitar a aquellos que tratan de llegar con cuerdas.

Marines: ¡A ellos!

Debido al tamaño del barco enemigo, no obstante, logran subir algunos marines, aunque Kay y Rowan los despachan.

Kay: ¡Feeling Blue!

Con varios de sus distintivos tiros azules, Kay se deshace de varios marines al impactarlos en la cara, mientras, Rowan hace gala de sus peculiares habilidades con la espada para despachar a los otros, dejando un rastro luminoso que asemeja a flores.

Rowan: ¡Flower Duet!

Berin, que sigue flotando en el aire gracias a sus piernas y el teniente Valiant, desde su buque, observan toda la situación. A pesar de su clara superioridad numérica, los piratas aún logran hacerles frente.

Valiant: Que mal.  ¡Qué mal!

Berin: ¡Pues si está mal, arréglalo, idiota!

Valiant: Si…si, señora.

El enclenque hombrecillo entonces coge algo de su cinturón y lo arroja hacia el barco pirata. Nada más y menos que algún tipo de granada de luz.

Valiant: ¡Blinding Star!

Rowan: !Aghhhh! Mis ojos.

Los piratas quedan temporalmente ciegos, y la Comodoro aprovecha eso para intentar lo mismo que hizo con el capitán.

Berin: ¡Ursa Botsing!

Eli: ¡Gahhhh!

Levi: ¡Gahhh!

Rowan: ¡Ughhh!

Sin poder hacer nada para defenderse, los tres piratas son golpeados y enviados a volar, destacando entre sus heridas , varios cortes profundos como heridas de navaja. La Comodoro intenta deshacerse con Kay de la misma forma pero ella la percibe con su Haki y la esquiva a pesar de su ceguera en el momento.

Kay: ¡No! ¡No lo harás!

La adolescente no solo evita el ataque sino que logra dispararle de vuelta en una pierna, causándole una herida severa.

Berin: ¡Ughhh!

La luz finalmente se disipa, y Berin mira furiosa a Kay y a su pierna, mientras que está le corresponde el gesto con el mismo odio.

Kay: Yo se lo que tú haces, puta. Como golpeas tan fuerte. Eres una usuaria zoan, y transformas solo tu brazo para golpear. ¿Me equivoco?

Berin se muestra sorprendida por un momento, pero luego sonríe mientras se empiezan a afilar sus colmillos también 

Berin: "La Pena", ¿no? Eres buena para ser tan joven, niña. Si, soy una usuaria Zoan.

En ese momento, la mujer comienza a transformarse, volviéndose monstruosas sus facciones, creciendo en tamaño y llenándose de pelo. La mujer ahora es un oso pelírrojo.

Berin: ¿¡Quieres verla de cerca!?

Yendo esta vez aún más rapido y más fuerte, Berin da un zarpazo a la joven tiradora y la manda con fuerza contra una de las arboladuras del Hellish Fairy. Kay se ve seriamente lastimada por eso, pero se vuelve a levantar, sangrando mucho de la cabeza, tanto que no ve porque la sangre le cubre los ojos.

Kay: Tch…desgraciada.

Kay, no obstante, puede “ver’ con su Haki y decide ir por todo al disparar algo muy fuerte desde su rifle.

Kay: (A ver si esto te gusta, Bestia) ¡Cry to the Heart!

Berin, que ya se disponía a dejar que su gente se encargará del resto,  se voltea solo para ver un tiro azul profundo que la manda hasta el océano. 

Berin: ¡Ahhhhh! 

Los marines ven sorprendidos lo que sucede, pero más sorprendidos están los piratas incluyendo a Jet y Ezra que acaban de volver al barco. Todos miran fijamente a Kay que siente a todos a su alrededor pero sigue sin ver nada.

Kay: ¿Qué les pasa a todo el mundo?

Ezra: Ahmmm, ¿Kay?

Kay: ¡Ezra! ¿Estás bien? 

Ezra: ¿Tú estás bien?

Kay: Solo es un poco de sangre, no es nada.

Ezra: No me refiero a eso. Me refiero a lo otro.

Kay: Lo otro.

Kay se limpia los ojos con su manga para ver, y es entonces que se da cuenta ya de que Ezra está de cabeza, sus compañeros están de cabeza. Todo está de cabeza. Es entonces que Kay nota que la que está al revés es ella, estando de pie sobre el lado incorrecto de la arboladura, caminando de cabeza.

Kay: ¿¡Ehhhhhh!?

Y entonces, regresando a la norma natural del mundo, Kay se cae de cara.

Capítulo 5: Juramento de venganza

Valiant: ¡Esto está mal! ¡Esto está muy mal!

Marine: ¡Hombre al agua!

Valiant: ¡Oh no! ¡La Comodoro! ¡¿Qué hago!? ¿¡Qué hago!?

Con la caída de Berin, los marines quedan en caos al perder a su Oficial al mando. Viendo esto, los piratas deciden aprovechar y tornar la situación a su favor.

Ezra: ¡Rowan! ¡Atiende a Kay! ¡Jet! ¡Vuelve al timón! ¡Eli! ¡Levi! ¡Deshierbar y matar plagas!

Los dos últimos aludidos sonríen al escuchar esto. Acto seguido, se ponen algo en los oídos y luego saltan hacia el mar, siendo atrapados por la forma voladora de su capitán que se dirige a toda velocidad hacia el buque de la marine.

Marine: ¡Teniente! ¡¿Que hacemos!?

Valiant: ¡D…disparenles! ¡Y saquen a la Comodoro del agua! ¡Con un demonio!

Marine 2: ¡Cuidado!

Ezra y los gemelos en sus manos se alzan imponentemente sobre el barco, como criaturas de la noche acechando a su presa. El hombre polilla mira a sus camaradas, preguntando implícitamente si están listos, y al asentir ellos, Ezra los suelta.

Ezra: (¡Alte Maus!)

Un sonido de un agudo insoportable sale del cuerpo de Ala Pavorosa, taladrando los oídos de todos los que escuchan, los cuales se retuercen en su dolor y tratan de ahogar el sonido con sus manos.

Eli y Levi: ¡Ahora!

Mientras el sonido continua, los Darkwood, con tapones en los oídos, aprovechan al máximo la debilidad de sus enemigos.

Eli: ¡Big Horn Hill Breaker!

Levi: ¡Trade Winds!

El primero de los gemelos usa su enorme martillo para deshacerse de docenas de los aturdidos marines y de paso reventar la rueda del timón. Mientras, su contrapartida con la guadaña se deshace de aún más marines y también, raja las velas y corta los mástiles.

Eli y Levi: ¡Hecho!

El barco y los marines quedan totalmente para el arrastre, y cumplido su objetivo, Ezra deja de emitir el sonido y se lleva a sus camaradas de regreso al Hellish Fairy.

Ezra: ¡Ya acabamos aquí! ¡Nos vamos! ¡Jet!

Jet: ¡Estoy en eso!

Y tras esta breve escaramuza, los Piratas del Ala Negra escapan tan rápido como pueden ante la vista impotente de los Marines y de Berin, herida, sin energías por seguir en el agua y en brazos de uno de sus subordinados.

Berin: Grr….malditos…

La mujer se fija en la Jolly Roger con la polilla en forma de calavera y le lanza una mirada rabiosa, antes de que está se pierda en la oscuridad de la noche.

Berin: Juro que lo pagarán.

Un rato más tarde…

Los del Ala Negra se encuentran arreglando las “secuelas” de su batalla contra las fuerzas de Berin. Rowan ya ha tratado a si mismo, a los gemelos y a Jet, que a su vez arreglan los daños en su navío bajo la dirección de Eli. La única que le falta es Kay, de la cual cose su frente, mientras comenta con su capitán sobre el extraño suceso de caminar de cabeza.

Rowan: Debe ser una fruta del diablo, no se me ocurre ninguna otra explicación. 

Ezra: ¿Pero como paso?

Kay: Ya les dije que no tengo idea.

Rowan: Espera un segundo…la pera morada que te comiste. 

Kay: Por enésima vez, era verde cuando la agarre.

Rowan: Si, pero cuando la mordiste era morada y dijiste que sabía horrible.

Ezra: Si, así también sabía la fruta del diablo que yo me comí. Se me ocurre que tal vez alguien de ese barco que destrozó la marine debió tener el poder, y se transfirió a tu pera cuando lo mataron.

Ante toda esa plática, Kay se mira a si misma, un tanto confusa.

Kay: Entonces, ¿tengo un poder de la fruta del diablo? 

Rowan: Parece, si.

Kay: Demonios, me gustaba nadar. 

Ezra: Tranquila, no es tan malo. A la larga puede ser de mucha ayuda.

Kay: Pero ni siquiera se que fruta tengo o que hace a parte de que aparentemente puedo pegarme al techo.

Rowan: Pues no, pero podemos averiguarlo.

El joven castaño termina de coser a su camarada y se levanta hasta el escritorio en su enfermería de donde coge un libro, cuya portada levanta hacia la chica de la capucha.

Kay: ¿Frutas del Diablo de la A a la Z?

Capitulo 6: Caminar donde sea y otras hazañas similares

Rowan: Fruta Gesu Gesu. Permite trasladar la mente del usuario a los objetos inanimados.

Eli: Nope.

Rowan: Fruta Kage Kage. Permite al consumidor manipular las sombras .

Levi: Nah. Pero se oye molón.

Los Piratas del Ala Negra llevan al menos dos horas revisando la enciclopedia de frutas del diablo de Rowan, esperando poder encontrar aquella que ha consumido Kay. Tras no encontrar nada que se le parezca a una pera púrpura en la sección ilustrada, los piratas revisan la sección de frutas por habilidad. 

Rowan: Fruta Tawa Tawa. Permite al consumidor transformarse en torre…? ¿Que clase de poder es ese?

Jet: Definitivamente ese no. 

Sin embargo, tras mucha búsqueda, el nombre de la fruta y/o lo que hace siguen sin revelarse, así que ya están aburridos.

Rowan: Fruta Jusu Jusu. Permite a su usuario generar jugo.

Eli, Levi y Jet: NAH 

Mientras siguen buscando, Kay se decide a replicar lo que hizo cuando disparo a Berin. Estar de pie en el techo. Aunque para intentarlo, no es fácil ni siquiera llegar ahí, por lo que Kay le pide a Ezra que la eleve con sus propios poderes y luego la ponga de cabeza.

Ezra: ¿Estás segura de esto? 

Kay: Si. No hay pasón. Tu suéltame. 

Ezra: Bueno, vale.

El capitán decide soltarla entonces, pero tan pronto lo hace Kay se precipita a toda velocidad al suelo.

Kay: ¡Ahhhhrrrg!

Ezra: Cuidado.

Aunque, usando sus rápidos reflejos, Ezra evita que su joven primer oficial se estrelle, sosteniéndola de su chaqueta en el último segundo y dejando su rostro a centímetros del suelo, para luego bajarla con delicadeza.

Ezra: Tal vez debamos intentar otra cosa y…

Kay: De nuevo.

Ezra: ¿Perdón?

Kay: No me daré por vencida solo porque salió mal una vez. Intentemos de nuevo.

Ezra ante esta actitud, no puede evitar sonreír. En realidad es algo raro para él verla tan determinada, así que ayuda a su tiradora a subir y ponerse de cabeza de nuevo.

Ezra: ¿Lista?

Kay: Lista. 

Ezra se dispone a soltarla y se previene por si está se vuelve  a caer, pero justo en ese momento…

Rowan: ¡La encontré!

Ezra: Oh, ¿En serio?

Kay: ¡Woahhh!

…se le olvida Kay por el anuncio y está se cae de cara otra vez.

Kay: Au…

Ezra: Oh, carajo. Lo siento mucho, Kay.

Kay: No pasa nada. ¿La encontraste, Rowan?

Rowan: Eso creo. Es la Fruta Doro Doro.

Todos: ¿Fruta Doro Doro?

Rowan: Si.

El joven carraspea para aclarar su garganta y luego lee en voz alta.

Rowan: La fruta permite a aquel que la consume “vencer” la gravedad y andar o permanecer de pie sobre casi cualquier superficie. Desde andar en el techo y las paredes hasta caminar por arenas movedizas sin hundirse y otras hazañas similares. 

Jet: Si, eso suena como lo que Kay hizo antes.

Kay: Entonces ¿Puedo caminar por las paredes?

Rowan: Sip. Eso parece.

Con esto dicho, la chica decide correr contra la pared más cercana y se estrella obviamente, para preocupación de Ezra.

Eli: Bueno, ahora que ya sabemos que fruta tiene la loca….

Levi:…¿Podemos cenar? 

Jet: Si, tengo hambre.

Rowan: Cierto, nunca nos dejaron comer nuestra cena. Iré por los sándwiches otra vez.

Todos: ¡Si!

Y así los piratas terminan con su última aventura sin el conocimiento de las cosas que acaban de echarse encima.

Barco de Berin Regine…

Atrapados a la deriva, sin timón ni velas, los marines de la Comodoro Berin solo pueden mantenerse a la espera de que un nuevo barco venga por ellos. Algo que no pasará hasta que no logren contactar a alguien, cosa que Berin trata sin éxito.

Berin: Vamos. ¡Vamos!.

Valiant: Si…si no es indiscreción, Comodoro. Ustedes debería descansar, sus heridas son severas. Yo…yo haré la llamada y… y…

Pero la Comodoro le lanza una mirada de muerte, haciendo retroceder a su cobarde subordinado.

Berin: Yo…me encargaré de esto.

Valiant: Si …si , señora.

El oficial se retira corriendo mientras Berin sigue intenta contactar a alguien en específico, hasta que finalmente, con una sonrisa torcida, lo consigue.

¿???: Oficina de la Vicealmirante Regine.

TO BE CONTINUED
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.