FANDOM


Arco del Niño Deforme
Información
Fecha de creación 19/10/16
Anterior Arco de los Futuros piratas
Creador KipinMaster

El Arco del Niño Deforme es el segundo arco de la historia de los Piratas Banda Roja.

Antecedentes

Después de leer lo que decía la carta de Conder, y descubrir que este era corrupto y hacia tratos con criminales, Exedres y Darren derrotaron a Tondo y decidieron convertirse en piratas.

Capitulo 1: Diferencias

Un día después de todo lo sucedido con Tondo y de la promesa de que Exedres se haría pirata, este y Darren, habían quedado en reunirse para planearlo todo, una vez alli se pusieron a discutir sobre como seguirían su plan.

Exedres: No hay que planear mucho, solo buscamos un par de compañeros y zarpamos, así de simple.

Darren: No, no es así de simple, primero, necesitamos una brújula y un mapa, luego provisiones, y después tripulantes. Hay que hacer esto con cuidado, ya que si tu padre nos descubre, te matara.

Todo lo que el hombre rubio le había dicho al hijo de Conder, este ultimo ya lo sabia, solo que sencillamente quería zarpar al mar para no arrepentirse después.

Exedres: Darren, intenta no decir eso de que voy a morir a manos de mis padre, ya que no sirve precisamente para tranquilizarme.

Darren: Escúchame, hay mas posibilidades de que te mate un pirata en el mar a que tu padre te haga algo, solo confía en mi, todo saldrá bien.

Al terminar de hablar el hombre de lentes colocó una mano en el hombro de Exedres acompañado de una sonrisa radiante para intentar infundirle confianza a su amigo.

Exedres: Esta bien, comenzare a confiar mas en ti, ahora vayamos a los pueblos del norte, quiero buscar a el hermano menor de Tondo.

Darren: ¿Que? dime por que quieres hacer eso, ya que no te voy a ayudar a cobrar venganza si es eso lo que tu quieres.

Exedres: ¿Por que no? Tondo me secuestro para intentar dañar a mi padre, ¿Por que yo no puedo hacer lo mismo?

Darren: No se, tal vez por que tu no eres Tondo, ademas si hicieras eso te estarías convirtiendo en el.

Exedres: ¡No me jodas Darren! Voy a hacer esto aunque tu no quieras, quizás, sea amable y solo le de una pequeña paliza.

Darren: No, no vas a hacer eso, para llegar a donde esta el, me tendrás que derrotar.

Al terminar de hablar el hombre rubio se puso en posición de pelea y Exedres se limito a retroceder y a levantar sus puños en forma defensiva.

Darren: No te conviene luchar conmigo, intentare no lastimarte mucho, pero si debo dejarte inconsciente para que pares, lo haré.

Exedres estaba totalmente aterrorizado con la idea de luchar con su mejor amigo, pero a pesar de eso decidió seguir adelante, pero luchando a su manera, usando todo lo que el tenia a su alcance.

Exedres: Darren prepárate para luchar, pero para luchar a mi modo. ¡Gas Pestilent! ¡Smoke Bomb! ¡Stun Pump! ¡Electric Attack!

Fue así como de un momento a otro el sujeto rubio se encontró aturdido, con un horrible olor en su nariz, y rodeado de humo, viéndose obligado a observar como Exedres huía entre muchas risas.

Capitulo 2: Persecución

Mientras el hijo de Conder escapaba de Darren, este ultimo se había jurado así mismo que lo haría pedazos.

Darren: Lo siento amiga, pero tendré que romper la promesa que hice de proteger a tu hijo momentáneamente, ya que para que aprenda, debo destrozarle un par de huesos.

Un par de minutos después, el hombre rubio se encontraba corriendo a toda velocidad por toda la ciudad mientras buscaba a Exedres, lo cual era bastante complicado ya que la ciudad estaba cubierta de nieve.

Darren: (Para si mismo) Si conozco bien a mi amigo, posiblemente este en...Ya se donde se encuentra.

Al terminar de pensar, el sujeto de lentes corrió a toda velocidad hacia las minas de Ciudad Karama, donde este pensaba que se encontraba Exedres.

Al llegar a su destino, hablo con unos mineros que se encontraban en la entrada de la mina, y pregunto si habían visto un sujeto muy delgado con un parche en el ojo, ellos dijeron que si, y que se había subido a un carro minero para luego perderse en la oscuridad.

Darren: Muchas gracias, iré a buscarlo ahora mismo.

Un rato después, cuando los mineros se aseguraron de que el hombre rubio se hubiera marchado, comenzaron a hacer señas con la mano a cierta persona que se encontraba escondido dentro de un barril, este, era Exedres.

Minero: Vamos, escapa antes de que el sujeto se de cuenta de que tu no estas allí dentro.

Exedres: Gracias, pero tengo una pregunta que hacerles, ¿Por que me ayudan?

Minero: Conocemos a tu padre, y le debemos un par de favores, ahora vete.

Sin decir mas, el hijo de Conder se marcho en dirección a su casa, cuando de repente, Darren se apareció en su camino.

La sorpresa y el temor de Exedres fue tanta, que se cayo al suelo y se orino encima.

Darren; Vamos Exedres, ya eres grande para esas cosas, después de que te deje inconsciente a golpes podrás cambiar tu ropa.

Exedres:¿Co...Como llegaste aquí...?

Darren: Simple, era seguro que te estarías escondiendo en la mina, pero yo sabia que estarías en las afueras de esta, ya que adentro es muy oscuro, y tu le tienes miedo a la oscuridad.

Exedres: A...Alejate

Darren: Lo siento Exe, pero esta vez no me tomaras por sorpresa, estoy listo y dispuesto para comenzar el show de "Hacer entrar en razón a Exedres Bartol".

Capitulo 3: Darren Vs Exedres

La pelea comenzó con Darren pateando le la cabeza con bastante fuerza a su amigo, y continuo con Exedres tirado en el suelo llorando y pidiendo a su agresor que pare.

Darren: Lo siento, pero no voy a parar así de fácil, para que esto termine, tienes dos opciones, derrotarme, o que yo te derrote a ti.

Mientras el rubio hablaba, entre llantos y fuertes dolores, Exedres estaba preparando disimuladamente su siguiente movimiento.

Exedres: ¡Smoke Bomb!

El chico de parche lanzo una bomba que al explotar genero una gran cantidad de humo.

Darren: ¡O no! Esto no funcionara de vuelta. ¡Adarandan!

El tipo rubio comenzó a girar con gran velocidad sobre si mismo para dispersar el humo, y luego lanzo una fuerte patada a Exedres la cual le dio en el pecho y lo lanzó a varios metros.

Exedres: (Para si mismo) Si no escapo ahora, no lo haré nunca, debo correr lo mas rápido que pueda.

Lamentablemente para Exedres, durante el transcurso de la pelea, una enorme cantidad de personas se habían aglomerado alrededor de el y de su amigo para presenciar su combate, lo cual dificultaba enormemente su escape, hasta el punto de imposibilitarle completamente.

Darren: Supongo que ya debo parar, creo que le di un susto suficiente. ¡Hey Exedres, ya es suficiente, no te voy a hacer daño, ya hemos llamado mucho la atención así que...

Exedres: ¡Aléjate de mi! ¡Big Bomb!

El sujeto rubio apenas pudo esquivar la enorme bomba que su compañero le había lanzado, así que se limito a golpearla con fuerza para evitar salir herido, aunque para su mala suerte, esta exploto en un pequeño bar, en el cual Sander y otros miembros de los Ejecutores de la Justicia se encontraban descansando.

Sander: ¡Atrapen a esos dos!

Darren: ¡Corre Exedres, corre!

Exedres: ¡No puedo, creo que me rompiste una pierna!

Al escuchar eso, el sujeto rubio se sintió culpable y retrocedió para buscar a su amigo y cargarlo mientras huían juntos.

Después de estar aproximadamente una hora corriendo, Darren y Exedres se vieron acorralados por sus perseguidores al entrar en un callejón sin salida.

Ejecutor de la justicia: ¡De rodillas al suelo con las manos en la cabeza o procederemos a la fuerza!

Mientras un tipo hablaba, alguien se abría paso entre todos sus subordinados, ese era Sander.

Sander: Me decepcionas Exedres, no esperaba que hicieras esta clase de cosas, a tu padre no va a gustarle, y en cuanto a ti Darren, no puede importarme menos lo que te pase.

El hombre de lentes y el sujeto con una mano-cuchilla intercambiaron firmes miradas.

Darren: Vaya, vaya, pero miren quien es, la persona que no pudo encargarse de Tondo ya que perdió frente a el, ¿Y adivinen quien tuvo que hacerlo en su lugar?

Sander: ¡Cállate! Me tienes cansado, procedan a arrestarlos.

Capitulo 4: Ideas alocadas

El día de Exedres iba de mala en peor, ya que había comenzado recibiendo una paliza por parte de su amigo, y después se encontraba acorralado en un callejón a punto de ser arrestados.

Exedres: (Para si mismo) Tengo que pensar algo rápido, de lo contrario me llevaran al cuartel general donde posiblemente este mi padre y donde seré castigado duramente, lo siento por Darren, pero para salir de esta lo debo culpar de todo para no tener ningún tipo de problemas, así que tengo que actuar rápido antes de que...

Exedres no pudo terminar de elaborar su idea, ya que antes de que este se diese cuenta, Darren había entrado en acción, dejando inconsciente a varios de sus enemigos con sus potentes patadas, y aturdiendo temporalmente a Sander.

Darren: ¡Sujétame fuerte! Hay que escapar de aquí, no importan los planes, ahora solo debemos correr, buscar lo necesario y escapar.

Exedres: Pe...Pero...Yo...

Darren: ¡No hay tiempo!

El hombre rubio decidió no esperar mas y cargo a su amigo en sus espaldas. Mientras corría a toda velocidad entre la nieve, noto que el cielo se estaba tornando gris y recordó que ya era fecha del Infierno Blanco, y de que si no se apuraba, quedaría metido en medio de este catastrófico fenómeno.

Después de correr con Exedres a cuesta durante casi una hora, Darren se encontraba al limite de sus fuerzas, cuando de repente se topó con la enorme muralla que rodeaba al Pueblo del Sur, en el cuales vivían políticos y nobles. Este había llegado a sin darse cuenta debido al paisaje monótono que provocaba la nieve.

Exedres: Vamos Darren, continúa, si no lo haces nos atraparan.

Darren: Seguiría si pudiera, pero mi cuerpo no aguanta mas, debemos encontrar la manera de entrar a esta ciudad, posiblemente el desgraciado de Sander nos este buscando, y esta vez, sera con tu padre.

A Exedres se le heló la sangre al escuchar eso, debido al enorme temor que le tenia a su progenitor, así que decidió poner todo su empeño en encontrar una manera de poder penetrar la muralla.

Exedres: ¡Ya se! se me acaba de ocurrir una idea, después de todo ya somos criminales así que podremos hacer lo que sea, te daré varias de mis bombas mas poderosas para que crees un agujero en esa pared, luego entraras, conmigo a cuestas por supuesto, te cargaras a todos los guardias que rodean esa zona, me llevaras a una casa segura para poder esperarte, y buscaras una de esas dos Frutas del Diablo que están escondidas en una de las casas de ahí dentro, por si no lo sabias un grupo de marineros las encontraron en uno de sus viajes y se las entregaron a los Ejecutores de la Justicia los cuales la ocultaron aquí, y luego de que las encuentres, las comeremos para tener mas poder.

Daren: Repasemos, si no entendí mal, me estas pidiendo que arriesgue mi vida para conseguir un par de frutas mientras tu te quedas seguro esperando.

Exedres: Si.

Darren: Bien, es un buen plan, comencemos rápido, antes de que los vigilantes nos echen de aquí, por cierto ya dejaste de lado tu idea de golpear al hermano menor de Tondo?

Exedres: Si, en parte, se debe a que casi me matas para evitar que le haga algo malo, pero la verdadera razón es que de camino aquí, recordé que antes de irme a dormir, ayer por la noche, mi padre había mencionado que Kok poseía enormes conocimientos de medicina, así que mientras recibía patadas en mi cara, tome una decisión, el sera el medico de mi tripulación.

Capitulo 5: Destrucción

El asalto al Pueblo del sur comenzó con Darren lanzando muchas bombas, las cuales Exedres le había dado para generar un cráter y poder penetrar la muralla, y continuo con el tipo rubio corriendo a gran velocidad llevando a Exedres a cuesta, como había hecho durante todo el día, mientras era perseguido por Ejecutores de la Justicia, por segunda vez en el día.

Darren: ¡Gangaron! ¡Adarandan!

Temper derroto a varios enemigos con sus poderosas patadas y siguió adelante.

En las calles de los pueblos habitados por nobles y políticos, reinaba un caos total, desde edificios derrumbándose debido a los bombas de Exedres y los gritos del hombre rubio, hasta los guardias dándose ordenes entre ellos para intentar capturarlos.

Ejecutor de la justicia: ¡Vamos, hay que atraparlos!

Ejecutor de la justicia: ¡Hay que perseguirlos para ver a donde van, y luego atraparlos.

Ejecutor de la justicia: ¡Por supuesto que no! Hay que derrotarlos ahora.

Mientras los hombres de Sander discutían, el hijo de Conder y su amigo rubio, ya se habían escapado para disgusto de su líder.

Una vez que el dúo de criminales hubiese perdido a sus perseguidores, Darren dejó recostado a Exedres en uno de los edificios destruidos los cuales habían sido rápidamente desalojados por sus habitantes.

Darren: Bien, antes de irme a buscar esas frutas tengo dos preguntas para hacerte, ¿En donde se encuentran exactamente? y la otra es ¿Por que decidiste que Kok seria nuestro medico tan rápidamente? Ademas de que ni siquiera le preguntaste si quería o no.

Exedres: Respondiendo a tu primera pregunta, no lo se exactamente, aunque supongo que se deberían encontrar en el centro del pueblo, podrías probar con el cuartel de los Ejecutores de la Justicia de esta zona, el cual se encuentre en el corazón de esta, y respecto a tu segunda pregunta, ya sabes que cambio de opinión rápidamente, y ya te dije antes que en parte se debe a todos los golpes que me has dado, ahora olvídate de eso y ve a buscar las frutas.

Darren: Esta bien, espérame aquí.

Sin decir mas, Darren partió a gran velocidad hacia el centro de los pueblos para poder encontrar esas frutas.

Mientras tanto, en el cuartel general de los Ejecutores de la justicia, Conder estaba hablando con Sander por vía Den Den Mushi, este ultimo le estaba informando a su superior todo lo sucedido con su hijo y con el amigo de este.

Conder: Bien, por fin mi hijo se digno a darme la oportunidad de castigarle duramente, estuve esperando este momento hace muchos años, escúchame atentamente Sander, cuando lo encuentren, quiero que se aseguren de eliminarlo.

Sander se sorprendió un poco por la orden que había recibido, pero deicidio obedecerla al pie de la letra, para no disgustar a su superior.

Capitulo 6: La fruta

En su carrera por encontrar las frutas del diablo, Darren se había topado con varios obstáculos, entre los cuales se encontraban Ejecutores de la Justicia, y ciudadanos desesperados que corrían de un lado a otro, el hombre rubio se limito a esquivar o neutralizar para asi poder seguir su camino.

Darren: Solo un poco mas, y podre conseguir las frutas.

Después de correr durante quince minutos, el sujeto de lentes se topó con Sander, el cual tenia una Fruta del diablo en una de sus manos.

Sander: Sabia que vendrías a buscar una fruta, y por si te lo preguntas, la otra fue robada antes de que lleguen ustedes.

Darren: Ya veo, supongo que Exedres tendrá que esperar, ya que yo voy a ser la persona que coma esa fruta.

Sander: ¡JA! Eso es gracioso para obtenerla me tendrás que derrotar, y ya que estamos ¿por que no hacemos una pequeña apuesta?

Darren: ¿Apuesta?

Sander: Si, es simple, si tu ganas, te llevas la fruta, si pierdes, me dices donde se encuentra Exedr...

El sujeto rubio ni siquiera le dio tiempo al Inspector a terminar de hablar, ya que con gran velocidad y fuerza pateo la cabeza de este dejándolo inconsciente y calvo, lanzando su peluca a gran distancia.

Darren: Lo siento amigo, pero no tengo tiempo que perder, y de antemano, te pido perdón por lanzar lejos tu peluca, lo siento.

Sin decir mas, el hombre de traje tomó la fruta del diablo y corrió usando todas sus fuerzas hacia el lugar en el cual se encontraba Exedres. Al llegar, cayo rendido a los pies de su amigo debido al enorme cansancio que había estado acumulando.

Darren: Lo conseguí...Aunque solo una fruta, la otra ya había desaparecido.

Exedres: Bien no importa, al menos yo podre comerla.

Darren, al ver que su amigo hizo un ademan de comerla, lo detuvo.

Darren: No tan rápido compañero, yo arriesgue mi vida para conseguirla, así que si alguien va a conseguir su poder, voy a ser yo.

Exedres: ¿Que? Pero si yo te di la información, es por eso que debo comerla.

Mientras el hijo de Conder hablaba, el sujeto de traje aprovecho la ocasión, y de un gran mordisco, devoró la fruta.

Darren: ¡Puaaaj! Que sabor asqueroso tenia eso.

Exedres: ¡Aaaaah! Mi oportunidad...Se fue...

Darren: No te preocupes, seremos piratas ¿Cierto? conseguiremos una para ti.

Exedres: Ya no importa, sabes que cambio muuuuuy rápido de opinión, ahora lo mas importante, ¿Sientes algo diferente?

Darren: En realidad no, supongo que lo descubriré lue...

El hombre rubio no pudo terminar su frase, ya que de alguna manera desconocida, sus piernas se habían transformado y habían perforado el suelo, provocando que este descendiese unos cuantos metros.

Capitulo 7: Peligro

Después de que Darren fuese rescatado del pozo que el mismo había creado, se quedó sentado junto con Exedres analizando cual seria el poder de su fruta, olvidándose totalmente de que afuera, en el pueblo, los seguían buscando.

Darren: ¿Que fue lo que viste cuando hice ese enorme agujero en el piso?

Exedres: Yo...No vi bien lo que paso, te transformaste rápido y yo estaba distraído, así que no se que pasó.

Darren: Ya veo, supongo que una vez que salgamos de aquí, tendré que comprobar en que consiste mi poder.

Justo después de que los dos amigos terminasen de conversar, un gran grupo de ejecutores de la justicia los rodeó, apuntando con sus pistolas y amenazando con sus espadas.

Ejecutores de la justicia: ¡Alto ahí! no hagan un solo movimiento o atacaremos.

Debido a la superioridad numérica, A Exedres Y Darren no le quedo otra opción mas que rendirse ante sus perseguidores y esperar a su suerte, aunque claro, el hijo de Conder, había decidido hacer una de sus típicas jugadas para intentar escapar y salir libre de ese problema, pero su amigo rubio, tenia otros planes.

Exedres: Escuchen yo soy totalm...

El joven del parche se vio interrumpido por una señal de Darren, la cual indicaba que el callara, y dejara el resto en sus manos.

Darren: A ver señores, creo que no nos enten...Oh no, miren Allá.

Los soldados voltearon rapidamente sus cabeza observando hacia donde señalaba el hombre rubio, pero en realidad todo resultó ser una treta de este ultimo para poder escapar cargando exedres en su espalda, y saltando con todas sus fuerzas para asi evitar ser alcanzados por las armas de los Ejecutores de la Justicia.

Ejecutor de la Justicia: ¡Maldicion! ¿Como pudimos caer en una trampa tan tonta y simple? ¡Tras ellos!

Lamentablemente para los Ejecutores de la Justicia, Darren era muy rapido, y para cuando estos se pusieron en camino, el sujeto de lentes ya se hallaba fuera de su alcance corriendo rumbo al Bosque de los Mil y un Gritos, hasta que su cuerpo llego al limite despues de correr durante tanto tiempo y cayo rendido en la nieve, dejando a Exedres como ultima esperanza para evitar quedar a merced de las bestias que allí habitaban.  

Capitulo 8:

Exedres, al ver en la terrible situación que se encontraban comenzó a pensar rápidamente una solución para evitar morir a manos de los monstruos que moraban en el Bosque de los Mil y un Gritos.

Exedres: Esta bien, esta bien, no te preocupes Exedres, mantén la calma, y piensa, podría quedarme aquí y esperar a que Darren despierte, aunque posiblemente nos alcance el Infierno Blanco si nos demoramos demasiado, sin mencionar el hecho de que corremos peligro de ser atacados por las bestias de este bosque, así que tengo que descartar esta opción, vamos, vamos, vamos, piensa cerebro, piensa, arrastrar a Darren hasta salir de este horrible lugar no es una alternativa muy factible, ya que no tengo fuerza suficiente y estoy herido y con una pierna rota, así que...

Exedres no pudo continuar con su monologo que ya que se habia visto interrumpido por un pequeño y extraño niño, que debido a su extraño aspecto, desmayó al sujeto del parche.

En construccion...

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.