One Piece Fanon
Advertisement
Luffy sorprendido.png
¡¡Atención!! Este es el 84º artículo destacado.
«One Piece Fanon One Target» ha sido elegido por los usuarios como uno de los mejores de esta Wiki.
Historia

One Target
OPFOT2.png
Información
Número de capítulos 73

One Piece Fanon One Target es un proyecto colaborativo realizado por la comunidad de One Piece Fanon, el cual consiste en que 7 escritores se turnan para escribir un capítulo diario tomando como guía lo escrito anteriormente por los demás, para dar lugar así a una gran historia.

Escritores

Por orden de turnos:

  1. Shen G. Alletero
  2. Vinsmoke D. Xini
  3. Kandawalker
  4. Darkarchangel
  5. Megatroy
  6. Rotomarbok516
  7. Sr Gelatina

Lugares clave de la isla

Isla Arsis

Isla Arsis:

  • Bosque tenebroso
  • Yesuikristia
  • Castillo Moloplace
  • Citania
  • Volcan Boca del Dragón

Capítulo 1: La historia del cielo rojo

En la era del cielo rojo, el enemigo de la humanidad gobernaba la isla con su indomable poder. Fue el heroe Arsis quien sacrificandose, selló al enemigo en la boca del Dragón, donde duermen para siempre. Su sacrificio supremo devolvió el cielo azul, e Isla Arsis honró su nombre para recordar su valor.

Los hijos de Arsis sin embargo, no estaban tan felices con eso de quedarse sin padre. Peleando por la herencia se dice que el conflicto los llevó a destruir el centro de la isla, tras lo cual se separaron y construyeron las principales tres ciudades, donde finalmente fallecieron. El lineaje de Arsis acabó allí, por mas esfuerzo que hicieran por reparar. La gente que quedaba solo los vio como monstruos, y una vez acabaron de construir, uno por uno los ejecutaron.

Es una gran historia, aunque no se sabe si en verdad ocurrió o es puro cuento, o siquiera si esta es la versión correcta del cuento. Habla de como hay errores que no podemos perdonar, y como habitante de Arsis, esta lección es algo que tengo en mente, que tengo en vista.

Y dejame decirte, yo también tengo un enemigo, oh TUTUTUTUTU si que tengo un enemigo. En cuanto lo encuentre voy a pisotearlo, ¿ah, como dices? ¿que con cual pierna? Cualquiera sirve, diría yo. Ahora, imagino que quieres saber mas de... espera no, ¡no te vayas! Oh bueno, le diré a alguien mas.

¡Hola! me llaman Jammer y quisiera practicar y repasar mis motivaciones contigo, desde ya gracias por... Ah, nadie me está escuchando y estoy solo en este bosque... ¡Solo! pero no si busco a la persona mas cercana y hago que escuche, ¡entonces podré tener mis ideas claras! eso es Jammer, ¡busca busca, encuentra a alguien! oh TUTUTUTUTU.

-Ah, este bosque es bastante aterrador. Espero no encontrarme con una bruja o peor aun... el despreciable Carlanco... He de reportar al capitán mis-aguarda un momento... ¡escucho ramas tronando, ha de estar viniendo! oh no, ¡el Carlanco!

¡Hola! me llaman Jammer y hoy dia voy a contarte mis vengativas motivaciones hacia mi enemigo letal. Sin dadas mas dilaciones, ¡escucha con atención!

-¿Eeeh? emm buenas... buenas tardes, ¿amigue? yo soy Faidit, caballero del reino de Ariefois y...

Jammer: Ey, ¿no ves que estoy hablando con mi compañero? es muy grosero de tu parte interrumpirnos, ¿O era lo contrario, grosero no incluirte? Oh bueno, caballero de Arifua, les contaré a ustedes dos mi hoy en dia, objetivo vengativo.

Faidit: ¿Nosotros... dos? no se de quien está hablando.

Jammer: Oooh claro, claro tiene sentido, no todos me escuchan por igual, está bien bajaré un nivel la narración. ¡Narrador, narra por mi! ahora si me disculpas...

Faidit: ¿Eh? bueno... adelante, escucharé que te trae por aquí.

Jammer: ¡Ah! al fin alguien interesado en buena narrativa. Sientate cómodo compadre, te contaré la historia del granjero al que le quite esta horca.

Levantando su pie faltante señaló con su única mano la herramienta que usaba de prótesis. El caballero miró con perplejidad, este individuo extraño se comportaba amigable, pero acababa de admitir a robar a un hombre. ¿Que acción debería tomar ante algo así? fue esa la pregunta que Faidit se hizo, y queriendo creer que este individuo no era alguien malo, Faidit preguntó:

Faidit: ¿Que- que le ocurrió a este granjero del que me habla?

Sin embargo, Jammer no respondió algo dentro de la razón. A Faidit se le heló la sangre de escuchar lo que dijo a continuación.

Jammer: Ya te lo dije, ¿no es así? les voy a contar mi objetivo a ustedes dos, a ti, al granjero que está al lado tuyo... Entiendes el rollo. Todo comienza cuando conocí al granjero...

Un fantasma, Faidit pensó rapidamente que esa era la explicación a lo que este misterioso sujeto hecho arapos, en este sombrío bosque, se refería. Las vendas, su apariencia, un granjero que debía estar muerto. Todo encajaba, y el pánico se sembraba a si mismo, urgiendole a Faidit alejarse.

Faidit: Ah, acabo de recordar estimado Jammer, yo... debo ir a cierto lugar con algo de urgencia. Quisiera escuchar su historia en otro momento, así que si me lo permite, he de ir en mi camino.

Pero eso no fue la mejor decisión de Faidit. No, pues Jammer se acercó a su rostro y posó su dedo indice en sus labios, a su vez que dijo susurrando:

Jammer: Shh shh shh tch tch tch, no digas más.

En ese instante, Faidit fue amordazado por un vendaje extendiendose desde el dedo de Jammer, el cual rápidamente recorrió su cuerpo y le inmovilizó. Jalando el vendaje sobre su boca para destaparsela y permitirle hablar, Jammer preguntó:

Jammer: ¿A donde pensabas ir? No, en serio, dime a donde.

Faidit: Ahh, ¿Jesucristia? es que yo en verdad tengo una misión de extrema importancia y debería-

Jammer: YESUIKRISTIA, PERFECTO, NO TE MUEVAS. TUTUTUTU: HABILIDAD TSUTSU.

Jammergame.png

Su brazó extendió, a Faidit envolvió, y como un regalo al caballero preparó. El individuo su horca al suelo clavó, su brazo envolvió. Una y otra vez de vendajes lo cubrió, y es que así su tamaño aumentó ¡Y girando su brazo, cargando poder, un golpe magnífico, asestó!

Jammer: ¡FI FAI FO FUM: TSUTSUTSUTSU A VOLAR TU!

Faidit salió disparado dentro de su caja, con dirección a la Santa Ciudad que buscaba tras el bosque. Y asi hecha su buena acción del dia, Jammer siguió en su camino.

Jammer: laa~ laa~ lari pom pim~ ¡Oh, he de darme prisa! El banquete es dentro de una semana, caspita yo mira si seré distraido ¡En marcha voy!

Isla Arsis, un lugar cuyas tres principales poblaciones se han encontrado en conflicto desde tiempos inmemorables. Pero el Archiduque del Castillo Moloplace ha dado un gran anuncio, y dentro de una semana organizará un gran banquete invitando a toda la clase alta, local tanto como de otros lugares. Nada debería salir mal, ¡pero eso es un error, pues el Archiduque tiene muchos enemigos, y se acercan uno tras otro!

Jammer: Tu tu tu tu tomaste al granjero, Archiduque, ¿pero yo yo yo yo? puedo tomar mucho mas de ti. Te tengo en mente, te tengo en vista.

¡Una historia, una venganza, un destino, UN OBJETIVO! Este ha sido Jammer, narrando en tercera persona, y voy a... Oh, de nuevo estoy hablando solo.


Archiduque, hemos confirmado la asistencia de todos los invitados.

Ah, el banquete será todo un éxito, puedes retirarte.

Disfrutando una fina copa de vino tinto, el archiduque esboza una gran sonrisa. Sabe en su enorme comodidad que este banquete será la culminación de su plan.

Archiduque: Este mundo necesita un nuevo heroe, el cielo sangrará una vez mas.

Capítulo 2: ¿Quieres ser una estrella?

Citania, la ciudad puerto de la Isla Arsis, siempre ha sido un lugar en el que se mantiene la calma y la paz gracias a las leyes y la constante vigilancia de la guardia real.

-Soldado: Caballero, le recuerdo que la ley 3059 no permite la venta de artefactos como estos.

Un grupo de soldados con armadura se dirigen hacia una barca en la que se halla un anciano que parece ser un vendedor ambulante, mostrando distintos artefactos demasiado avanzados para la ciudad, entre ellos dos armas de fuego y una especie de concha marina.

-Anciano: ¿E-eh? P-pero si me los vendió un hombre...¡Yo creí que era legal!

-Soldado 2: El desconocimiento de las leyes no sirve de excusa. Artefactos así están prohibidos en Citania con el fin de mantener la cultura.

-Soldado: Además, este tipo de artilugios podrían utilizarse para alterar la paz. Tendremos que confiscar todo esto y detenerlo, señor.

Dos de los soldados colocan los artefactos que el hombre estaba vendiendo en un saco, mientras que otro de ellos le ata las manos al anciano en su espalda.

-Anciano: ¡N-no pueden hacer esto! ¡te-tendrían que detener al sujeto que me vendió todo esto y me convenció que era legal, n-no a mi!

Antes de subirlo a la barca en la que llegaron los soldados, uno de ellos detiene a sus compañeros.

-Soldado: ..¿Y cómo era exactamente ese hombre?

Si bien la venta de algunos objetos es ilegal en Citania, algunas personas encuentran la manera de venderlos sin que se entere la ley.

-Hombre: Oye oye, ¿seguro que es aquí?

Un grupo de hombres se acerca en canoa a un edificio en muy mal estado que da la impresión de estar abandonado.

-Hombre 2: El anciano nos dio esta dirección...Aunque la verdad da la impresión de que nadie haya pisado este edificio en años.

Tras acercarse lo suficiente, uno de ellos se acerca hacia la puerta mientras recuerda las instrucciones dadas por el anciano.

-Hombre: ¿Cuántos golpes dijo que teníamos que darle a la puerta..?

-Hombre 2: 25. Ni idea de porqué hay que dar tantos, pero según el anciano es la única forma de que abran.

Tras unos segundos, uno de los hombres finalmente da los 25 golpes a la puerta, causando que esta se abra repentinamente. El interior del edificio no llega a verse por la falta de iluminación, llegándose a ver únicamente un par de ojos verdes brillando en la oscuridad, observando al grupo y asustándoles.

-???: ¿Qué es lo que buscan?

Aquel individuo se dirige al grupo con una voz turbia, como si se estuviese ahogando mientras habla. Esto causa que los hombres comiencen a temblar, pero uno de ellos hace un esfuerzo por contestarle.

-Hombre: V-ve-venimos p-para...¿ser estrellas?

Repentinamente, aquel hombre misterioso esboza una sonrisa que deja ver un diente de oro, a la vez que una música comienza a sonar desde el interior del edificio.



-???: ¡Entonces pasen, pasen!

Tras esto, la voz del hombre cambia repentinamente. Pasó de ser una voz escalofriante a una rasposa pero amigable, invitando a los hombres a saltar de su canoa hasta el edificio.

-???: ¡Saludos, invitados! ¡Si bien ya habrán oído mi nombre porque bueno, soy muy famoso, aún así me presento! ¡yo soy Marke Shot!

El hombre que se hace llamar Marke no solo es dos veces más grande que sus invitados, sino que además lleva unas ropas dignas de un miembro de la realeza, así como un bastón que parece estar emitiendo aquella música.

-Marke: ¡¿Han venido aquí para ser estrellas verdad?!

Antes de que uno de sus invitados logre contestar, Marke le cierra la boca con la punta de su bastón mientras ríe.

-Marke: ¡Pues que no se hable más! ¡yo, Marke Shot, les enseñaré a convertirse en estrellas! Primero piensen, ¿qué características tiene una estrella?

-Hombre: ¿Que son esferoides lumino-?

El hombre es callado por un golpe en la cabeza de parte del bastón de Marke, quien comienza a decir que no con su dedo.

-Marke: ¡Mal, MAL, MAL! ¡Las estrellas están en el cielo! ¡y para llegar a ser como yo, deben apuntar directamente al cielo!

-Hombre: Eh, sí, entendemos, ¿pero podrías bajar la voz? Si nos oye la guarda real podríamos ir presos por comprar estas cosas.

-Marke: Oh vamos, no pueden llegar ser estrellas sin correr algunos riesgos. ¡Yo llegué a juntar una gran suma de dinero a cambio de un pequeño favor!

-Hombre: Bueno, como sea, ¿qué cosas tienes para vender-?

-Marke: Se estarán preguntando qué clase de favor acepté, ¿verdad?

El hombre golpea el suelo dos veces con su bastón, causando que este deje de reproducir aquel tema.

-Marke: Verán. En el pasado, yo era un mero vagabundo que vagabundeaba por las vagabundas calles de mi isla natal...

Marke lleva la mirada hacia la nada mientras recuerda la época en la que era un hombre que vivía de la caridad de las personas que pasaban cerca suya. En uno de esos días, un sujeto con traje y con un sombrero que cubría su rostro se acercó a el.

-Marke: Hasta que un día conocí a un hombre, un tipo, un sujeto..¡con dinero! Me ofreció una gran suma de dinero a cambio de acompañarle y ayudarle con una pequeña cosita.

Mientras narra, sus invitados notan que las gafas de Marke comienzan a cambiar de color, pues pasan de ser verdes a tornarse amarillas.

-Hombre: O-oye, ¿qué le pasó a tus oj-?

-Marke: ¡PEQUEÑA, CLARO! ¡MENOS MAL QUE ACLARÓ QUE ERA PEQUEÑA! ¡TAN SOLO EXPERIMENTARON CON MI CUERPO POR MESES! ¡MUY PEQUEÑO, SÍ, HAHAHAHA!

El vendedor comienza a reír mientras mueve su cabeza, a la vez que sus gafas se tornan rojas, incomodando al grupo que invitó a su edificio.

-Marke: Pero bueno, lo importante es que salí de ahí con vida, y de paso me llevé mi Bastón de las Maravillas. Aunque a cambio se me botó la canica de la cabeza pero ñehhh, detalles, ¿verdad?

-Hombre: ...Ehhh, sí, detalles.

-Marke: ¡Pero bueno, mucho texto! ¡vayamos a lo importante: LA VENTA!

A la vez que sus gafas vuelven a ser verdes, Marke se dirige hacia una puerta de su escondite. En cuanto la abre, este es enterrado por una ola de objetos que guardaba en esa habitación, sujetando un balón rojizo con una sonrisa dibujada en el en cuanto se recupera.

-Marke: ¿Estás bien, Marke Jr? ¡responde, dame alguna señal!

-Hombre(susurrando): O-oigan, este tipo está loco...

-Hombre 2(susurrando): Si, lo mejor sería irnos cuanto an-

-Marke: ¡ATRAPA!

Repentinamente, Marke le arroja a uno de sus invitados una concha marina rojiza. Si bien el hombre la atrapa, este se ve obligado a soltarla, pues comienza a quemarle las manos.

-Hombre: ¡Ah! ¡Quema, quema!

-Marke: ¡Efectivamente, "quema quema"! ¡esto, mis amigos, es un "Artefacto Quema Quema de Marke", capaz de almacenar y liberar calor!

-Hombre 2: Woo, ¿una concha marina que puede quemar?

-Marke: ¡Eso, admiren su poder! Normalmente la vendería por unos Beli500.000, pero ya que me han caído bien les haré la oferta del siglo y la venderé por...Redoble de tambores por favor...

-Hombre: ¿Por...?

-Marke: ¡250.000 berries! ¡HA, TAN SOLO MIREN ESTE OFERTÓN! ¡PRÁCTICAMENTE ME ESTOY JODIENDO A MI MISMO!

El grupo se observa entre ellos, planteándose si deberían comprar la concha marina, pues si bien les pareció sorprendente y se les ocurren muchos usos, aún así es mucho dinero.

-Marke: Dijeron que querían ser estrellas, ¿verdad? ¡pues las estrellas como yo somos inteligentes, y no desperdiciamos una oferta así! ¡Piénsenlo, si les preocupa el dinero podrían recuperarlo gracias a mi invento!

-Hombre: ¡B-bien, la compramos!

-Marke: ¡Perfecto, que se haga la venta!

Mientras que uno de los hombres le da el dinero acordado a Marke, este le estrecha su mano libre.

-Marke: (Vendido a 250.000 y comprado a 10.000, toda una oferta. Oferta para mi claro).

Tras haber comprado aquel artefacto, los hombres se retiran, dejando a Marke contando el dinero que le acaban de entregar.

-Marke: *suspiro* Que día de trabajo más agotador...¡Creo que me he ganado una merecida siesta!

El vendedor deja su bastón apoyado en la pared para luego arrojarse al suelo, dispuesto a dormir sobre una madera malgastada. Sin embargo, poco le dura la siesta a Marke, pues comienza a oír golpes en la puerta.

-Marke: Ohhh, ¿más clientes? No, espera, no son clientes, no tocaron la puerta 25 veces...

El hombre se levanta rápidamente para así sujetar su bastón y abrir la puerta con precaución, viendo a un grupo de miembros de la guardia real.

-Marke: Supongo que no vienen por mis ofertas sin igual.

-Soldado: Marke Shot, se le acusa por la venta de productos ilegales.

-Marke: Ohhh lo siento, no van a detenerme sin pruebas.

Al oír esto, uno de los soldados camina hacia el frente con un saco en su mano, dejando caer todos los artefactos vendidos por Marke, causando que este ría.

-Marke: ¿Acaso hice algo malo? ¡tan solo estoy ascendiendo cada vez más y más! Como me gusta decir: ¡este mundo es oro, y el oro es valioso!

-Soldado: Tiene derecho a permanecer callado. Muchachos, acaben con estas cosas.

Y entonces, los soldados comienzan a destruir los artefactos de Marke a base de pisotones, cosa que enfada al vendedor y provoca que sus gafas se tornen rojas.

-Marke: ¡Eh EH EH! ¡¿QUIÉN LES DIO PERMISO PARA ACABAR CON MIS PRODUCTOS?! ¡LO QUE SE DAÑA SE PAGA!

-Soldado: ¡Guarda silencio!

Dos de los guardias se acercan hacia Marke para así atarle las manos, pero este simplemente sonríe para luego hacerles una pregunta.

-Marke: Caballeros, por favor elijan un número del 1 al 9.

-Soldado 2: ¿De qué está hablando?

-Soldado 3: Debe estar delirando. Me da algo de pena, así que voy a contestarle y voy a elegir el 7.

-Marke: ¡El 7, gran elección!

Ya con un número, Marke utiliza la pequeña palanca incorporada en su bastón y la mueve siete veces, causando que el orbe que se halla en su arma suelte un leve brillo azul.

-Soldado: ¿Eh?

-Marke: ¡Prepárense para una ducha rápida, soldaditos! ¡Big Shot!

Apuntando con su bastón hacia los soldados, Marke golpea levemente el orbe que lleva su arma, provocando que este suelte un chorro de agua a presión que empuja a uno de los soldados al mar.

-Soldado: ¡¿?! ¡¿Y eso?!

-Marke: ¡Contemplen la tirada número 7 del Bastón de las Maravillas: el Mar de Ricos!

Uno de los soldados arremete contra Marke para así vengar a su compañero, atacándole con su espada larga. Sin embargo, el vendedor bloquea su arma usando su bastón.

-Marke: Tsk tsk tsk, no no, esto no se toca.

Su compañero opta por atacarle con su puño al no portar una espada, atacándole en el estómago del vendedor. Sin embargo, este no siente dolor alguno.

-Marke: Ahhh verdad, ustedes se perdieron mi historia, a ver, rebobinemos, brurururu. Fui sometido a experimentos por meses, en los que perdí mi cordura y sentí un increíble dolor, pero a cambio..mi cuerpo se volvió mucho más resistente.

Tras decir esto, Marke empuja al soldado contra el que estaba forcejeando para luego lanzarle un chorro de agua, empujándole junto a su compañero, quien se había subido a la barca en la que llegaron.

-Soldado 2: ¡C-cállate criminal!

El soldado desarmado vuelve a lanzarle otro golpe, esta vez dirigido a su rostro. Pero de nuevo, el vendedor no siente nada más que lástima por el.

-Marke: Hmmm, si no se te permite ir con una espada por ahí es que eres nuevo. ¿No te interesaría conseguir algo de dinero? Tal vez con el podrías subir.

-Soldado 2: ¡Yo no le haré caso a un criminal que incumple las leyes!

-Marke: ¿Y quién crees que inventó las leyes eh? ¡exacto, ding ding ding, un criminal! ¡tenemos un ganador!

-Soldado 2: Lávate la boca antes de hablar de-

El soldado se ve obligado a cerrar la boca después de que su oponente le lance otro chorro de agua a esta, haciéndole caer y causando que comience a toser.

-Marke: ¡Silencio, SILENCIO, SILENCIO! Ya le he dado tres usos al Mar de Ricos, así que me veo obligado a girar la ruleta de nuevo.

-Soldado 2: *cof cof* ¿E-eh..?

-Marke: Ah sí, así funciona mi Bastón de las Maravillas, solo puedo darle 3 usos a cada una de mis tiradas, y luego me veo obligado a tirar de nuevo. ¿Algún número que tengas en men-?

Pero Marke se calla al ver como los soldados a los que empujó antes huyen en su barca en lugar de quedarse a apoyar a su compañero.

-Marke: ¡Que grandes amistades tienes, te envidio! nótese el sarcasmo por favor.

-Soldado 2: *se voltea* ¿M-me abandonaron..?

-Marke: Oh bueno, me veré obligado a jugar yo solo a la ruleta de Marke. ¡Elegiré el número 4!

Marke procede a mover la palanca el número de veces indicado, hasta que finalmente el orbe de su arma suelta una leve luz roja, acto seguido sale de su edificio y apunta a la barca con su bastón.

-Marke: ¡Y ha salido la tirada número 2: el Infierno de Ricos!

Tras haber dicho el nombre de la tirada número 2, Marke golpea levemente su bastón para que este suelte una gran llamarada que se aproxima hacia la barca de los soldados.

-Soldado: ¡¿QU-QUÉ ES ESO?!

-Marke: ¡Kirakira Kyohaku!

Ya que la apertura del báculo tiene forma de estrella, la llamarada también sale con la misma forma. Pero eso no es lo importante, pues el fuego alcanza a la barca y quema a los soldados, así como consumir la madera del que está hecho dicho transporte.

-Marke: ¡Gracias por su atención, muy amables! ¡y ahora, Marke se retira!

Tras hablar con la nada misma, Marke usa sus llamas para propulsarse hacia el techo de su edificio, luego hace lo mismo hasta retirarse de la escena.

Capítulo 3: La Bestia Roja

La respetada guardia real que protege la ciudad portuaria de Citania se encuentra algo revolucionada, en busca y captura de un criminal que estuvo traficando en las sombras con artilugios peligrosos y que, tras atacar a unos soldados de la corona, acabó por darse a la fuga.

Soldado: ¡Señor, señor! Si encuentra a una persona similar a la descripta en esta ilustración, es menester que de aviso inmediatamente a la guardia real, se trata de un hombre peligroso y que se encuentra armado con armamento prohibido por la ley 3059.

El soldado, vestido con una anticuada armadura metálica, entrega un papiro amarillento con una ilustración en la que aparece un hombre de apariencia extravagante, con el nombre “Marke Shot” escrito debajo.

Señor: Por supuesto, daré aviso nada más ver a alguien con estas pintas, nadie debería burlar las leyes y tradiciones de nuestra gran ciudad.

Soldado: Así se habla ciudadano.

El soldado se retira mientras extiende más papiros a todos los ciudadanos con los que se cruza por la ciudad.

Señor: (¡HA! Idiota. Parece ser que mi nuevo artilugio de disfraz instantáneo funciona a la perfección, ¡Y fue una ganga! No puedo esperar a ver cuántos berries ganaré con esta preciosidad.)

El señor ahora habla para sí mismo con su habitual voz rasposa, siendo el mismísimo Marke Shot escondido a la vista de todos, aprovechando la situación para probar otro de sus productos: un aparato que te viste instantáneamente con un convincente disfraz.

Marke Shot: (El camino hacia las estrellas no puede ser interrumpido ni por un momento, baby.)

Pero lo que Marke y los soldados de la guardia desconocen, es que el vendedor estrafalario no es el único criminal que ha logrado infiltrarse en Citania sin ser visto. Una joven de baja estatura camina encapuchada por las calles de la ciudad intentando evitar cualquier contacto con los alterados soldados que recorren la misma.

Joven: (Vaya suerte la mía. Justo el día en que vuelvo a este horrible sitio para cumplir la misión que me encomendaron el tío Lindbergh y el líder, un loco decide armar un revuelo y alertar a todos los soldados. Pasa desapercibida Mirei, no llames la atención...)

Soldado: ¡Niña!

Mirei aprieta el puño bajo su capucha, haciendo un indescriptible esfuerzo para no golpear al soldado por haberle llamado de esa manera.

Mirei: ¿Diga? Tengo 23 años por cierto, soy más una señorita.

Soldado: Eh... Sí, bueno, señorita. Estamos buscando a un hombre que...

Mirei: Sí, he visto los carteles, informaré si encuentro algo.

Soldado: Perfecto, niñ... Señorita. Por cierto, su rostro me recuerda a alguien.

Mirei: Sí, me lo dicen a menudo, tengo uno de esos rostros que la gente confunde.

Soldado: Ya veo, que tenga un buen día entonces.

El soldado se aleja de Mirei, algo dubitativo.

Mirei: (Uf, eso estuvo cerca, espero no cruzarme con nadie más o seguro me acaban reconociendo)

En las cercanías, el disfrazado Marke Shot camina orgulloso por Citania mientras observa maravillado su artilugio de disfraz instantáneo, sin embargo, el aparato comienza a sobrecalentarse y a emitir luces de varios colores, alarmando al vendedor.

Marke Shot: Mierda, un desperfecto de fábrica, ahora tendré que bajar el precio unos Beli100.000. O quizás no...

El traficante sonríe al pensar en el pobre tonto que estafará con su producto, pero su sonrisa no dura mucho en su cara debido a que el artefacto se sobrecalienta aún más, comienza a vibrar y finalmente emite un rayo láser que impacta directamente contra un alto edificio cercano, haciendo que el mismo se parta en dos y los escombros comiencen a caer del cielo.

Mirei: ¡...!

La joven se encuentra justo debajo del gran edificio que se desmorona, pero no es la única allí, decenas de civiles se hallan en peligro debido al derrumbe inminente. Con los escombros aún en el aire y sin más opciones, Mirei cierra los ojos durante un momento.

Mirei: (Gatitos muertos, pandemias mundiales.)

Mientras tanto, un civil alejado de la zona de peligro ve a Mirei con los ojos cerrados debajo de los escombros que van a caer sobre ella.

Civil: ¡Oye niña, rápido, sal de ahí, te van a aplastar!

Mirei: (Asesinos en serie, alguien llamándome niña...)

Civil: ¡No queda tiempo, muévete!



Pero entonces Mirei abre los ojos llena de ira y aprieta los puños, los cuales se cubren lentamente con una coloración rojiza en su piel. Acto seguido, la joven se quita la capucha y salta sin esfuerzo varios metros hacia los escombros, destrozando el suelo en el proceso.

Mirei: ¡¡¡GRAH!!! ¡Diable Kenpo: Wall Breaker!

Con sus puños envueltos en llamas, Mirei golpea potentemente los enormes escombros uno por uno pulverizándolos en el acto, lo que desata una gran nube de polvo que evita que se vea lo sucedido. Solo dos personas lograron ver lo que la joven hizo, entre ellas el civil que le advertía que se alejara.

Civil: Eso... eso se pareció mucho a la bestia roja que atacó la isla en el fatídico día en que el Archiduque del Castillo Moloplace ascendió a su puesto de poder hace algunos años... No, debo estar imaginando cosas...

En medio de la nube de polvo y con todos los civiles confundidos y con baja visibilidad, Mirei cae al suelo y vuelve a cerrar los ojos.

Mirei: (Relájate, relájate Ikari, ya pasó, ya puedes volver a mi inconsciente...)

Aprovechando que creyó no haber sido vista por nadie, Mirei decide escapar de la zona para evitar que alguien la descubra. Sin embargo, la segunda persona que la vio destruir los escombros se encuentra muy atenta a sus movimientos y puede verla perfectamente gracias a sus gafas especiales.

Marke Shot: Pero si es nada más y nada menos que Mirei, La Bestia Roja del Ejército Revolucionario eh. Así que decidió volver a Arsis... Podría ser útil, ¡Esto es muy interesante! ¡Tengo que conocerla!

Y con su disfraz quitado, Marke guarda su artilugio de disfraz defectuoso en su abrigo y saca su bastón para poder moverse rápidamente y perseguir a la joven revolucionaria, mientras ella, corriendo, se debate hacia dónde ir.

Mirei: (Vale, el cuervo del tío Karasu dijo que el mejor camino hacia el Castillo Moloplace donde está su Archiduque es por allí. Esta isla está bastante cambiada desde la última vez que estuve aquí, y pensar que alguna vez fue mi hogar natal...)

Por otro lado, los soldados de Citania se reúnen al conocer sobre el nuevo e inexplicable incidente acontecido.

Soldado 1: Debe estar relacionado con ese Marke Shot de nuevo, ¡Se está riendo de nosotros!

Soldado 2: Seguramente. Esto es inaceptable, dos ataques en tan poco tiempo.

Soldado 3: Por cierto, un civil declaró haber visto también a una joven en la escena del segundo ataque.

Soldado 2: Así que son dos. Es más grave de lo que pensábamos.

Soldado 1: Y en una fecha tan cercana al gran banquete del Archiduque del Castillo Moloplace. No podemos permitir que Citania se vea débil justo ahora.

Soldado 2: Entonces hay que avisar al Archiduque de Citania para que envíe a su General Real, él puede encargarse de detener a esos dos.

Soldado 3: ¿Molestar al General? ¿Estás loco? Ese tipo da miedo.

Soldado 2: La situación lo requiere, si algo llegase a salir mal durante estas fechas tan importantes seguro que el Archiduque del Castillo Moloplace le declararía la guerra al Archiduque de Citania.

Soldado 1: Ya, recuerda que Citania, Yesuikristia y el Castillo Moloplace viven en la fina línea entre la paz y el conflicto. Sus tres Archiduques se disputan el trono de la isla, y los tres tienen un gran poder militar, sin mencionar sus Generales Reales, sobre todo el del Castillo Moloplace...

Soldado 3: Bueno, razón no les falta, pero no seré yo el tonto que hable con nuestro General escalofriante...

De repente, un tipo corpulento y con una compleja armadura que demuestra su estatus superior se muestra parado detrás de este último soldado, ante las miradas horrorizadas de sus compañeros. Luego, exclama con un vozarrón:

General Real de Citania: ¡¿HABLAR CON QUIÉN?!

Capitulo 4: El caballero de la pierna azul

Yesuicristia. La ciudad magnífica. Se yerguen a su alrededor altísimos muros para su protección, y no una, no dos, sino siete torres. A primera vista, un baluarte brillante lleno de grandes casas y negocios prósperos, pero sus calles de granito pulido son hogar de  cosas no tan agradables.

Hombre: Señora...por favor...

Esas casas y negocios bonitos son solo para quien puede darse el lujo de tenerlos. Algunos vagabundos y huérfanos llaman a las frías avenidas su hogar. Cubiertos de tierra y otras suciedades, enfermos, se arrastran por las calles sin más remedio que mendigar.

Mendigo: Unas monedas, unas monedas, señora...

Niña: ¿Qué le pasa a ese señor, mami?

Mujer: No te le acerques. Seguro que tiene sarna.

Y la gente más afortunada los evita como la plaga. El vagabundo lleva pidiendo todo el día, pero no ha recibido nada. Tiene hambre, tiene frío, alguien le ha dado de pedradas. Ahora, le acusan de estar enfermo como un perro, lo que lo hace agachar la cabeza en humillación y tristeza.

Hombre: Tsk... y dicen que está es “la Ciudad Magnífica”. Que vista más deplorable, me da asco.

El mendigo sabe nuevamente que hablan sobre el, así que solo se hace un ovillo de si mismo, ya acostumbrado a ser hecho menos por todos. No obstante, un sonido peculiar lo saca de la posición fetal. Algo como tela y metal golpeando el suelo. Es...

Mendigo: ¡Oro!

En efecto, el hombre le ha arrojado un saquito de oro, pesado y reluciente. Suficiente para vivir como rey un mes, y el mendigo no puede creerlo.

Hombre: Eso debería ser suficiente para que puedas lavarte y comprar ropa decente. Anda. No quiero volver a ver tu repugnante ser ensuciando las calles con tu presencia.

Mendigo: ¡...! ¡Gracias, señor!

El hombre prácticamente se abalanza sobre el saco de oro, recoge todo y se va corriendo sin ni quiera notar que muchas personas observaban la escena. En parte por el regalo tan desinteresado del extraño grosero, pero principalmente por el extraño en si.

Niño: ¡Papi, Papí! ¡Mira! ¡Un gigante!

Hombre: No señales a la gente, hijo. Es de mala... ¡Dios, que alto es ese hombre!

Y no exagera, pues el tipo raya los tres metros de altura o más. Además de que hay demasiadas cosas que destacan de él. Su atuendo es demasiado elegante para el vulgo que le rodea y además son ropajes de guerra. Su aspecto gallardo, sus facciones leves. El color plata que lo cubre. Pero lo más importante, su pierna izquierda completamente tatuada.

Hombre: *Ehem* ¿Algún problema?

Viéndose descubiertos en su desvergonzado mirar, los transeúntes se retiran raudos y silenciosos, con una conclusión en sus cabezas. En lugar el tipo es alguna clase de noble, en segundo lugar, y queda más que claro por el mapa que lleva en las manos, el hombre es un extranjero.

Hombre: Hmmm... ¿Quién demonios dibujo esto? No entiendo un carajo.

El hombre parece buscar  llegar a un lugar en específico, pero no parece ser muy versado, al menos cartográficamente hablando. Tras unos minutos en los que la gente tiene que esquivarlo en el medio de la calle, el hombre se rinde y decide pedir indicaciones a una tendera.

Tendera: ¡Pan! ¡Pasteles y carne! Pruebe mi deliciosa comida.

Hombre: Disculpe, honesta vendedora. Mi nombre es Sylvain del Reino de Grolive y humildemente solicito... Ugh ¿Qué es ese olor? ¡Dios, es la tienda! ¡¿Cómo le permiten operar así!? ¡Es un peligro de salubridad!

Tendera: ¿Va a insultar mi negocio o va a comprar algo? Porque si es lo primero se puede ir al demonio.

Sylvain: *cubriéndose la nariz con un paño* No... ughh  (aguántate Sylvain). En realidad, me preguntaba si podría darme indicaciones.

El hombre le muestra su mapa, extendiéndolo sobre su mostrador.

Tendera: Pues depende. ¿A dónde quiere ir?

Sylvain: Me dirijo a Moloplace.

Tendera: ¡El Castillo Corazón! ¡Usted es un noble! ¡Oh, cielos! ¡¿Va al banquete del Archiduke!?

Sylvain: Mis intenciones ahí son irrelevantes, ¿y podría por favor no gritarme en la cara?

Tendera: Lo lamento, señor... ¿mi señor?

Sylvain: El mapa...

Sylvain: Ah, si, si. Estamos aquí, en el Cuartel viejo de Yesuicristia. Para llegar a Moloplace, hay tres rutas. Puede ir por el Bosque hacia el muelle del lago Corazón del Dragón. Hay arañas gigantes, o eso dicen. Aún así, es la forma más segura de cruzar. Con eso puede llegar a Citania y de ahí ir directo a Moloplace por el Ala del Dragón.  Ahora que lo pienso, la mayoría de los extranjeros llega por aquí. ¿Por qué usted no?

Sylvain:  Preferiría evitar Citania de lo posible.

Tendera: ¿Por qué?

El hombre no le contesta, solo la mira feo como diciendo, ¿A usted que le importa?

Tendera: Ah...bueno. Pues en ese caso, el único otro camino que puede usar es la Garganta del Dragón. Lo llevará a el Ala sin pasar por Citania. Pero hay demasiados bandoleros y el camino es estrecho y peligroso, en especial si lleva dinero.

Sylvain: ¿Y que hay de este camino?

El noble señala una tercer ruta en el mapa, pero la señora de la tienda pone una cara rara.

Tendera: Ah, las cuevas. Atraviesan la Boca del Dragón desde adentro y lo llevarán debajo del Ala. Pero, los viajeros entran normalmente... y no salen bien de ahí.

Sylvain:¿ Ah, si?

Tendera: Bueno, no me crea pero la gente le dirá el Ano del Dragón por algo.

Sylvain: Ugh, que nombre más repugnante. Pero creo que me las arreglaré. Gracias por su tiempo.

El hombre se dispone a retirarse, no sin antes dejar otro montón de oro como pago por el servicio a la sorprendida mujer, no obstante, cuando sale de la tienda, algo le golpea a toda velocidad desde el aire.

Sylvain: ¡Aghhh! ¡Que carajo!

El hombre se levanta y se quita la suciedad de su capa con ofuscación, solo para darse cuenta de que lo que lo ha golpeado...

Sylvain: ¿¡Qué demonios...?!

Es una caja de regalo que grita.

Capítulo 5: La capital de la intolerancia

Sylvain: ¿Qué clase de brujería...?

Caja: ¡AYUDA, ME QUIEREN MATAR!

El caballero estaba curioso ante la situación, abriendo rápidamente la caja del regalo para observar su interior, encontrando en su interior a un hombre, con voz algo afeminada, pero un hombre.

Sylvain: ... ¿Qué eres exactamente?

Faidit: ¡Me llamo Faidit, soy un caballero, lamento la molestia, pero preciso de su ayuda, Don...

Sylvain: Sylvain.

Faidit: ...Sylvain, no tiendo a transcurrir por esta zona y cierta congregación religiosa va tras mi persona!

Sylvain: ¿A por ti?, sé a quién te refieres y confirmo que son bastante problemáticos, pero algo tienes que haberles hecho si quieren matarte.

Faidit: Pues... mi odisea comenzó en un bosque donde me encontré con una extraña criatura que, usando seguramente magia negra, me transformó en una especie de regalo y me lanzó por los aires, tras un buen tiempo en el aire aterricé en una iglesia de esta ciudad, donde comenzaron a hacerme preguntas y...

Sylvain: Tengo un poco de prisa.

Faidit: En fin que, de alguna forma vieron que aún con cuerpo de mujer, vivo como hombre, comenzaron a llamarme monstruo y a perseguirme con antorchas.

Sylvain: ...

Faidit: ...huyendo me subí a los tejados de una casa, no calculé, me caí y bueno, aquí nos encontramos.

Sylvain: ¿Y por qué llevas puesto aún el regalo ese en el que te encerraron?

Faidit: No me ha dado tiempo a quitármelo.

Sylvain: ¿Y dices que te están persiguiendo?

Faidit: Sí.

Sylvain: Pues yo no veo a absolutamente nadie por aquí.

Faidit: ¿Ah, no?

Y efectivamente, no había nadie persiguiendo al hombre, sin embargo...

Faidit: Vaya, debo haberlos perdido.

Sylvain: Bueno, tu historia es sin duda apasionante, pero debería de ir...

Transeúnte: ¡¡¡ESTÁN ATACANDO A UN HOMBRE EN LA PLAZA!!!

Transeúnte: ¡¡ES UN INFIEL!!

Sylvain: Como están en esta ciudad con la religión... (igual el nombre Yesucristia debería haberme dado una pista).

Faidit: ¡Venga, rápido, tenemos que ir a mirar!

Sylvain: ¿Mirar, por qué?

Faidit: Una cosa es que me ataquen a mí, pero no puedo permitir que hagan daño a otros y no hacer nada aún pudiendo evitarlo, ¡no me lo perdonaría!

Sylvain: ...*Suspiro* Bueno, vamos, total, tampoco es como si me estuviesen esperando...

Faidit se desprendió rápidamente de la caja que aún tenía encima, tenía unos agujeros para las piernas hechos mediando los cuáles se la quitó como si de unos pantalones se tratase, después ambos personajes corrieron hacia la plaza, donde se acumulaba una gran multitud en forma de círculo, dejando el centro libre, los dos caballeros lograron abrirse paso hacia el centro para observar lo que estaba pasando.

Inquisidor: ¡¡¡QUIETO, EXTRANJERO!!!

Hombre rodeado: Hm.

Faidit: ¡Mira a ese hombre!

Sylvain: Lo veo, no hace falta que me grites.

En el centro, rodeado de gente, se encontraba un hombre realmente enorme y musculoso, de piel morena y lleno de tatuajes y cicatrices, así como extraños ropajes y una caña con una especie de diente atado a un extremo.

Inquisidor: ¡¡¡INDENTIFÍCATE, MONSTRUO!!!

Buhroi: Yo no ser Monstruo, yo ser Buhroi y buscar a alguien.

Sylvain: Por su forma de hablar debe ser extranjero.

Uno de los inquisidores escuchó las deducciones de Sylvain.

Inquisidor 2: ¡¿EXTRANJERO?, AQUÍ NO NOS GUSTAN ESE TIPO DE GENTE!

Buhroi: Yo no llamar Extranjero, yo llamar Buhroi, vosotros cabeza dura y oídos malos.

Inquisidor 3:  ¡¿NOS ESTÁS VACILANDO?, TE VAS A ENTERAR, HEREJE!

Los inquisidores estaban armados con enormes mandobles con forma de cruz, este último se abalanzó sobre Buhroi para atacarle con esta, ante su valentía, el colosal hombre respondió esquivando el ataque, para luego agarrar el filo del arma enemiga.

Inquisidor 3: ¡¿Q... QUÉ TE CREES QUE HACES?, HEREJE!

Buhroi: Armas débiles...

El hombre apretó la mano con suma fuerza, destruyendo por completo la espada de su enemigo, posteriormente, con sus ojos brillantes observó al inquisidor.

Buhroi: Sacerdotes débiles...

Inquisidor 3: ¡¡¡COMO TE ATREV...!!!

Buhroi: ¡¡¡DIOS DÉBIL!!!

Poco tardó en agarrar al inquisidor que le había atacado por la frente, estrellándolo posteriormente contra el suelo para casi destrozar su cabeza, dejándola en un charco de sangre frente a todos los presentes.

Público: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!!

Señora: ¡¡¡ES UN MONSTRUO!!!

Señor: ¡¡¡DEBE SER JUZGADO!!!

Inquisidor: ¡¡¡QUIETO AHÍ O TENDREMOS QUE AVISAR AL SUMO SACERDOTE!!!

Buhroi: No merecer la pena estar con insignificancias como vosotros, yo irme.

Por su parte, Faidit estaba horrorizado ante lo que acababa de presenciar, ya estaba tratando de sacar su espada de la funda cuando lo recién ocurrido le había dejado paralizado, aunque por su parte, Sylvain no parecía asombrado, más bien, pensativo.

Faidit: ¡¿HAS VISTO ESO?!

Sylvain: ...

Faidit: ¡HA SIDO IMPRESIONANTE, UN POCO GRATUITO PERO NUNCA HABÍA VISTO NADA IGUAL!

Por su parte, en el bosque...

Jammer: ¡Achús!... alguien debe estar hablando de mí.

De vuelta en Yesucristia...

Sylvain se encontraba reflexionando sobre lo visto, la presencia de Buhroi le había llamado especialmente la atención, pensando sobre él.

Sylvain: (Esos inquisidores no eran del todo débiles... y desde luego sus armas eran de buena calidad...)

Faidit: ¡Sylvain, ¿qué crees que...?!

Sylvain: Silencio, estoy pensando.

Faidit: ...

Sylvain: (¿Haki?, no, no parece que siquiera sepa lo que es... puede que... ¿sea simple fuerza bruta?)

Capítulo 6: Un buen asesino siempre está preparado

Hace unas horas atrás, en una isla distante, en un edificio con gran alboroto y movimiento, en el piso más alto y en la habitación más lujosa, un hombre está haciendo un pedido a Impen, el jefe de la compañia D.E.M.O.N.

Impen: Entonces, tu maltrecho estado, o mejor dicho, tu estado de mierda fue por su culpa. ¿Verdad?

¿?: Puede que sí, puede que no.

Impen: Bueno, que carajo importa. Bueno, a quien me pides que maté es una persona de categoría S-, eso haciende a un total de 800.000.000 de beries.

¿?: ¿Debo pagar ahora?

Impen: No, no, que va. Pero solo recuerda que esto no es caridad, no es la primera vez que tengo que hacer hueco en el sótano para otro "asunto pendiente".

¿?: Asunto. Pendiente.

Impen: Meh, ya sabes, no puedo hablar tan claro con cualquiera, el gobierno manda inspectores, hay que hacer trámites, pagar algunos sobornos, lamer un par de culos, ya sabes, lo normal de cualquier negocio éticamente cuestionable, y sin más me marcho, que he de preparar el terreno. ¡ROXIE!

Entonces llama a su ayudante, la cuál entra enseguida.

Roxie: ¿Sí?

Impen: Tengo un trabajo de rango S-, prepara el papeleo y la información, también prepara a "mis niñas".

Roxie: Ok, tendré todo preparado cuanto an... ¡AY!

De repente ha entrado alguien con hacha en mano entusiasmado y lleno de energía.

Milo: ¡¿PUEDO IR, PUEDO IR, PUEDO IR?!

Impen: Nop, este puto encargo es mio.

Milo: Ohhhhh, ¿por qué?

Impen: Porque hace tiempo que no había un encargo tan importante y quiero... divertirme.

Milo: Ahg, en fin, que disfrutes.

Roxie: Me..., estás..., pisando...

Milo: ¡Oh, perdona cielo! Por cierto, ahora que no está el jefe te apetece...

Milo hace un gesto que hace sonrojar a Roxie.

Roxie: Jejeje jeje je, de acuerdo, déjame unos minutos a que prepare lo del jefe y podemos hacer lo que quieras.

Impen: Agh carajo, búsquense un apartamento y dejen de hacerlo en las oficinas, no es nada profesional. Bueno, yo a lo mío.

Entonces se levanta y usa el geppo para desplazarse lanzándose hacía el techo.

Impen: Bueno, lo primero es lo primero, utilizaré este bosque como base de operaciones.

Y resulta que ahora se encuentra en la isla en cuestión.

Impen: Me comentó el cliente que había un evento en unos días, por lo tanto en cualquier puerto podré robar una invitación de cualquier invitado. Hay muchas rutas, pero con el geppo es igual. Lo otro podría usarlo como plan C, cuanto menos muestre de mis habilidades mejor, el plan B será para cuando esté dentro si se complican las cosas, a ver si en los registros de la isla hay algo que me ayude. Hmmm..., ¿eh?

De repente escucha a alguien en las lejanías, por lo que guarda todo y se eleva para obtener una mejor vista, viendo a alguien rubio caminando en otra dirección.

Impen: ¿Que clase de suicida y loco se pasea por un bosque como este? Bueno, al menos por lo que he leído este bosque puede ser de más ayuda de lo que pensé. A ver, creo que quedaban en el almacén, hmmm, aja, aquí están. ¿Eh?

Vuelve a guardar todo y se vuelve a elevar, ya que el rubio ha llegado hasta donde está.

Impen: (¿Me ha visto?)

Entonces ve como la persona vuelve a cambiar de dirección mientras sigue caminando.

Impen:(No, solo no sabe orientarse correctamente sin marcas, agh, tengo que hacer algo para que se largue de aquí)

Entonces le lanza un papel que pisa y se le queda en la suela.

Impen: En unas horas saldrá de este bosque, espero que por las malas. Tal vez debería sellar la zona por si acaso halla alguien más. Pero bueno, al menos esto va a ser interesante (a parte de que me estaba oxidando en la oficina).

Entonces se eleva por el cielo y empieza a esparcir un montón de papeles de forma que va creando un área bastante extensa. Tras pasar unas horas ve como algo sale volando violentamente fuera del bosque.

Impen: Menos mal, ya pensaba que el sello no iba a actuar.

Pero entonces se queda pensando.

Impen: ¿Qué carajos puede lanzar a alguien de este bosque de esa forma?

Entonces se acerca a la zona de donde salió esa cosa, encontrándose a alguien que le resulta familiar.

Impen: ¿El cliente?

Entonces baja y se pone en la cima de un árbol en frente de este.

Impen: ¿Qué hace usted aquí?

¿?: Oh, al final no estaba hablando solo. ¿O era solo junto a ti sin él? Bueno, lo importante es que te he vuelto a ver.

Impen: Si si si, ya tuve que oír tus desvaríos en mi oficina, lo importante es... ¿Por qué me seguiste, Hammer?

Jamer: Tch tch tch, es Jammer, espero que lo apuntaras bien en el contrato, si no, no tendré que pagarte. Aunque bueno, dudo que tenga que hacerlo.

Impen: Nunca fallo un trabajo, y lo sabes, por eso fuiste a mi oficina.

Jammer: Me saltaré el turno del narrador y explicaré por qué estás tan confundido ahora mismo.

Impen: ¿Narrador?

Jammer: Que te centres en Jammer, yo puedo acabar con ese tipo solo, pero era tan tentador hundir a alguien que dice ser el mejor asesino del mundo. Si yo lo mato, no te tengo que pagar, te hago perder el tiempo y arruino tu imagen, son todos ventajas, ah claro, y encima yo tengo una motivación extra, ves que desarrollo de personaje.

Impen: ¿Desarrolo de per...? Qué carajo, te mató ahora y me voy.

Jammer: Podrías hacerlo, pero en el fondo sabes que estarías fallando en tu trabajo.

Impen entonces traga saliva y se calma.

Impen: Me has tendido una trampa, pero no vas a poder conmigo, y lo que es mejor, lo mismo no tienes el dinero y puedo usarte para limpiarme los próximos 9 meses mi culo.

Jammer: Oh no, Jammer esta asutado, dijo en un gesto dramático lleno de ironía mientras Impen se le acerca volando y le agarra de las ven... agh

Impen: Créeme (el blanco de sus ojos se torna rojo), me temerás.

Entonces lo suelta y se vuelve a su área de trabajo.

Impen: Esto ahora es personal.

Capítulo 7: Belicocracia

Mientras el resto de recién llegados se encontraban en una de las tres grandes ciudades de Isla Arsis, buscando una via con la que llegar a su objetivo, había un individuo adelantado a su competencia, alguien que ya se encontraba en territorio de Moloplace.

—Arf...Arf... Esto no puede ser tan facil... -murmuró entre sonrisas y jadeos un pequeño joven de pelo púrpura- ¿Qué es esto? ¿Moloplace ha quedado en bancarrota o algo? No he visto ni un solo guardia.

El misterioso hombre se encontraba arrastrándose por el suelo, su bata blanca se encontraba totalmente decorada por tierra y barro, y su expresión de agotamiento indicaba que se había estado arrastrando un buen rato

—¡¡Lento pero seguro!! ¡¡Tras 4 horas arrastrándome ya puedo ver el castillo Corazón!! -exclamó- Pero esto... es incluso más raro -lentamente asomó la cabeza por encima de la hierba que recubría el lugar y que le ocultaba- Vale, sí, hacía mucho que no estaba aquí, pero estoy seguro... de que esa muralla no estaba ahí antes.

Frente al joven se alzaba lo que parecía ser una aislada muralla en medio del camino, esta poseía torres de guardias ambos costados. El chico no estaba realmente preocupado por la seguridad que pudiera haber, sino la rareza de la construcción

—Pero esta muralla... ¿Está destruida o algo? -pensó echando un vistazo a su alrededor- El arquitecto debía de tener 20 de IQ o algo así, osea, la gracia de las murallas es que vayan de una punta a otra, ¿sabes? No que la gente pueda pasar a su lado y ya. -murmuró molesto mientras seguía arrastrándose- Tch, igualmente esa cosa debe medir 50 metros horizontales, si la tengo que desviar arrastrándome voy a tardar dos horas más -el chico se levantó- Bueno, ya puedo ver el alcantilado de Moloplace, mataré a todos los guardias del muro y ya.

El chico apuntó con su mano derecha hacía el punto más alto de la muralla, su mano estaba cubierta por un guantelete metálico de color carmesí, de sus nudillos se disparó un gancho que se clavó en la piedra del muro, para segundos después contraerse la cuerda y mandar a gran velocidad a su usuario al lugar del destino.

—¡¡Adios Citania!! -gritó el chico llegando al muro- ¡¡Hola... ¿Citania? -La visión proporcionada en la cima de la muralla era la de Ciudad Citania en el horizonte- Pero si yo venía de Citania... Delante de mi debía de estar el alcantilado de Moloplace -el joven se dio la vuelta, para ahora sí encontrarse el alcantilado en el cual se hallaba el castillo- Oh... Está aquí... Eso fue raro, pero bueno, ¿supongo que mientras subía con la cuerda me di la vuelta o algo?

El chico en vez de mostrar satisfacción por haber llegado a su objetivo mostraba una gran incomodidad y preocupación, empezando a recorrer el sendero de la pequeña muralla

—Mientras me arrastraba escuché los temblores que hacían los gigantes al moverse, pero no vi ni uno -pensó mirando el terreno- Mmh, ¿Y eso? -El area estaba diferenciada en dos grandes tipos, la hierba alta por la que se había arrastrado y un gigantesco recorrido de hierba aplastada y tierra hundida- Es como si un gigante se hubiera estado arrastrando por el suelo -pensó siguiendo con la mirada el sendero de tierra hundida, viendo que se extendía hasta su posición actual- No me jodas que la muralla...

Su frase fue interrumpida por una potente vibración proveniente de la propia piedra que conformaba la muralla, provocando que el chico clavase sus garras en el suelo para evitar caerse, mientras el suelo del muro se inclinaba cada vez más y más

—¡¡Lo sabía!! Esta muralla... -la muralla quedó totalmente vertical, anclada a la espalda de una entidad mucho mayor- ¡¡Es un gigante!!

—Ayudanos... -murmuró el gigante con voz gruesa, el coloso portaba la muralla como si de una armadura se tratase, siendo sostenida por sus hombros, espalda e incluso cuello- Ese maldito humano nos ha traicionado...

—¿Que tienes en la cabeza? -le preguntó directamente el chico. La cabeza del gigante estaba recubierta por lo que parecía ser una bandana de hierro que emanaba constantemente chispas

—El nuevo archiduque... Nos ha traicionado... A los diez de nosotros... Nos colocó las antiguas murallas en nuestra espalda y... UGH... UGHH... -El gigante empezó a agarrarse con dolor el craneo

—¡¡Gira!! -le ordenó una voz en el suelo, el gigante obedeció de inmediato la orden, volteando a una gran velocidad. El joven no fue capaz de resistir la inmensa velocidad del movimiento y fue lanzado dirección al suelo

—Espero que no muera por eso -dijo la figura que había ordenado girar al gigante

—¡¡ME VOY A MATAR!! -gritó el chico aterrado- No, no... Acabo de llegar... No pienso morir, ¡¡Hasta que le haga pagar!! ¡¡Pink Serum: Bubblegum!! -Uno de los múltiples vidrios de su guantelete, concretamente el repleto de una brillante sustancia rosada, se empezó a drenar para seguido empezar a extenderse a traves de las venas de su anfitrion.

El chico al impactar en el suelo rebotó de vuelta, pasando por encima del individuo recién llegado

—¡¡CC!! -gritó el chico disparando tres dardos a traves de su guantelete, su enemigo bloqueó los proyectiles posicionando uno de sus enormes escudos hacía arriba, sin embargo nada más bloquear los dardos estos empezaron a fundir la piedra del escudo

—Tch, ¿es acido? -murmuró preocupado el individuo, arrastrando su escudo por el suelo para liberarse de los dardos y la sustancia corrosiva que emanaban

—En realidad -dijo el chico aterrizando- Es una mezcla de hidróxido de calcio con hidruro de sodio, más facil de producir que el clorudo de aluminio y no produce gases tóxicos. -explicó

—¿Volverse un pedante es un efecto secundario de ser desterrado? -le preguntó el hombre con grandes escudos- ¿O quizá es que la fama se te subió a la cabeza?

—No sé, dimelo tú, Pomeroy, al fin y al cabo eres el experto en eso de tener el ego subido -contestó el joven

—Bueno, supongo que ser un pedante era algo evidente para alguien que se cambió el nombre a Dr. Pride -respondió Pomeroy haciendo chocar ambos escudos entre sí

[ Pomeroy, La Fortaleza Humana, Teniente General del Castillo Moloplace]

—No es ser pedante -Pride apuntó con su guantelete a Pomeroy- Es ser objetivamente mejor -dijo disparando tres dardos de nuevo, esta vez Pomeroy no los bloqueó sino que los repelió de un espadazo

—Si te rindes no tendré que romperte los huesos, el Archiduque te quiere vivo -dijo Pomeroy corriendo hacía él

—Oh, ¿Quiere hacer las paces? Le aviso que soy dificil de satisfacer -Pride disparó su gancho al escudo de Pomeroy y se impulsó hacía él- Aunque puedo bajar mi listón y conformarme con apuñalarle en un pulmón- una vez alcanzado le asestó un tajo con las garras de su guantelete, pero fue facilmente bloqueado por el narigudo

—¡Por muy afiladas que estén tus garras, sin fuerza tras ellas no siven de nada! -Pomeroy respondió con un potente golpe de escudo, arrojando por los suelos a Pride- Pomporopompompom -se rio- Espero que te haya gustado esa.

Dr Pride sin embargo rebotó de vuelta tras ello, agarrando a un desprevenido Pomeroy que no tuvo tiempo a reaccionar, logrando que el cientifico le asestase un poderoso corte en el cuello que le hizo toser sangre.

—Agh... -murmuró Pomeroy adolorido, sujetándose la herida de la que emanaba una gran cantidad de sangre

—¿Sorprendido? ¿Que harás ahora? ¿Vas a cagarte y llorar? -se burló Pride

—¿Por qué no tienes ni una sola gota de sangre? Estoy seguro que te di -le cuestionó Pomeroy

—Hah... Eso es porque... ¡¡Soy el usuario de la Fruta Gomu Gomu!! ¡¡Mi cuerpo es de goma!! -clamó Pride

—...

—Sorprendido, ¿eh?

—En ese caso solo tengo que cortarte, ¿no? -Pomeroy embistió sin mediar palabra hacia Pride

—¡¡ESPERA, ESPERA!! ¡¡SE SUPONÍA QUE TENIAS QUE QUEDARTE IMPACTADO, NO INTENTAR MATARME!! -Pomeroy asestó una fuerte estocada a Pride, el cual la bloqueó a duras penas con las garras de su guantelete, cayendo por los suelos por la enorme fuerza del impacto

—Tengo que reconocer que ese guante es muy duro -dijo Pomeroy preparándose para otro ataque- Supongo que tendré que ponerme en serio -afirmó infundiendo sus espadas en Haki de Armadura- Aunque bueno, el archiduque tan solo necesita tu cerebro intacto, no pasa nada si te corto los brazos.

—Bye -dijo de golpe Pride

—¿eh?

Pride comenzó a correr lo más veloz que podía hacía Citanía

—¡¡HEY, VUELVE AQUÍ!! -le gritó Pomeroy yendo tras él

—¡¡Y una mierda voy a pelear contra Pomeroy!! -pensó Pride- ¡¡Me vine demasiado arriba con mis nuevas habilidades, no puedo ganar a ese tipo en un uno contra uno, está al nivel de un General Real!! Tengo que regresar a Citania y volver a pensar mi estrategia.

Reputation -Pomeroy estiró uno de los brazos, aumentando tanto su rango que alcanzó al Dr Pride, el cual se encontraba alejado varios metros, asestándole un potente golpe de espada en un costado que tumbó al científico al suelo

—Wagh... -Pride rodó por los suelos gravemente herido por el ataque- ...Había olvidado que era un Brazos Largos...

Pomeroy se acercó a paso lento a él —Me alegra haber acabado tan rápido, ahora ríndete y por una vez en tu vida se util a tu linaje.

Orange Serum: Ubermensch -pronunció Pride inyectándose una sustancia naranja a traves de sus guanteletes. El color naranja de sus ojos alcanzó una brillante tonalidad. El científico se levantó mientras vomitaba un líquido anaranjado- Ahora empieza lo divertido.

—¿Aún puedes moverte con esa herida? -le preguntó Pomeroy

—¿Sabes lo que es el Haki? -le preguntó Pride- Dicen que es la manifestación de la voluntad, de la ambición, que todo el mundo posee Haki pero no todos lo despiertan -El brazo de Pride comenzó a tomar una tonalidad naranja- Pero la ambición es parte de la mente, del cerebro, ¿y si se pudiera forzar el Haki?

—No fastidies... -murmuró Pomeroy

Pride se abalanzó sobre su adversario —Corte diagonal -pensó. Pomeroy tras ver el acelerón de su adversario inmediatamente atacó con un corte diagonal, el cual fue facilmente esquivado por el doctor.

—¿También tiene el de Observación? -se alarmó Pomeroy

Pride asestó un fuerte gancho con sus garras, alzando unos centimetros a Pomeroy mientras le dejaba tres marcas de corte en el rostro. —¿¡QUE TE PARECE EL PODER DE LA CIENCIA!? ¡¡MI MAYOR CREACIÓN: HAKI ARTIFICIAL!! -Pomeroy cayó de espaldas al suelo- Tiene algunos inconvenientes que obviamente no te pienso mencionar, pero en general es mucho más potente que el Haki natural.

—Moloplace está en decadencia -pronunció Pomeroy levantándose con calma, sacando un pequeño pañuelo con el que limpiarse la sangre del rostro- Citania se ha convertido en un centro comercial muy importante, y Yesuikristia en los ultimos años se ha vuelto un lugar de migración espiritual para los monjes de Aiaccia. ¿Moloplace en cambio que tiene? Eramos conocidos por nuestra capacidad militar, pero el resto de naciones nos están igualando.

—¿Y a que viene ese sermón? ¿Quieres convencerme para que no te mate? -comentó el doctor con una sonrisa de oreja a oreja.

—Arsis necesita un nuevo heroe, Moloplace necesita un nuevo heroe, y haremos lo que haga falta para ello -El escudo de Pomeroy, esculpido para simular un castillo, alzó los barrotes de su puerta, y de su interior salió lo que parecía ser...

—¡¿UNA AMETRALLADORA!? -exclamó Pride horrorizado por el arma- ¡¡PENSABA QUE LAS ARMAS DE FUEGO SEGUÍAN PROHIBIDAS!!

—Y lo están -Pomeroy abrió fuego contra Pride, el cual usando su Haki Artificial comenzó a esquivarlas- Es una pequeña exclusiva de Moloplace, el resto no lo sabra hasta que llegue el momento, considerate un privilegiado.

—¿¡Esos cascos que tenian los gigantes también es parte de vuestra militarización!? -preguntó Pride cada vez más apurado esquivando balas

—Los viejos gigantes eran leales a Arsis, no a Moloplace, su protección se debía a la distancia entre Citania y el Castillo Corazón, había que subyugarlos. -contestó Pomeroy- Moloplace debido a su pasado y a su poder militar consiguió mucha fama entre los demás reinos, sin embargo estos también sabían del equilibrio de la isla, por lo que jamás nos hubieran vendido armas. Por suerte, el proveedor al que le compramos el aparato de control mental también nos ofreció armas de fuego.

—Suena a tipo majo, supongo que tendré que matarle después -respondió Pride

—Por desgracia hace no mucho fue asesinado, seguro oiste el incidente, los responsables ganaron una buena fama -contestó el Teniente General- Su nombre era...

Pride vomitó de repente una sustancia naranja, quedando a merced de las balas que iban a por él —Mierd...

El ruido de la ametralladora cesó de repente, la hierba se tiño de rojo, Pomaroy alzó la mirada y terminó la frase, revelando la identidad del proveedor de armas.

—Onishi.

Capítulo 8: Cediendo el escenario

Volviendo a Citania, un grupo de soldados han formado una especie de barrera entre ellos justo en la zona que conecta la ciudad con el resto de la isla, evitando que los ciudadanos entren o salgan.

-Hombre: ¿Eh? ¿q-qué es esto?

Uno de los ciudadanos se acerca hacia el grupo de soldados en busca de respuestas, pues tenía pensado salir con su pareja.

-Soldado: Nadie puede abandonar la ciudad. Órdenes del General Real.

-Mujer: Oh...¿Y por cuánto tiempo tendremos que quedarnos aquí?

-???: ¡HASTA QUE ESOS CRIMINALES ABANDONEN SU ESCONDITE!

De repente, a la escena llega una barca de la que salen un grupo de soldados, destacando uno de mayor tamaño y con una armadura que deja en claro su rango superior.

-Hombre: ¡Ah, e-es el Ge-General Real!

Rápidamente, tanto el hombre como su mujer se arrodillan ante el General Real de Citania.

["El Aniquilador de Demonios" Acieroy, General Real de Citania].

-Acieroy: ¡No voy a permitir que DOS criminales que alteraron la paz de Citania se larguen para hacer lo mismo por el resto de la isla! ¡¿cómo puede ser que no sean capaces de capturar a DOS CRIMINALES?!

Acieroy acerca su rostro hacia un grupo de soldados que venían con el, escupiéndoles mientras grita. Resulta que aquellos hombres son los mismos que se enfrentaron a Marke Shot unos minutos atrás.

-Soldado: Eh, bu-bueno, es que-

-Acieroy: ¡HABLA MÁS FUERTE! ¡Eres un soldado que sirve a Citania, tu voz tiene que oírse!

-Soldado: ¡S-sí, disculpe! ¡Resulta que el criminal conocido como Marke Shot cuenta con extraños poderes!

-Acieroy: Ho, ¿qué clase de poderes?

-Soldado 2: Pues le vimos lanzando chorros de agua, y luego lanzó fuego..

El soldado recuerda claramente la llamarada en forma de estrella que se tragó a algunos de sus compañeros.

-Soldado: ¿Puede que tenga una de esas misteriosas frutas demoníacas?

-Soldado 2: N-no estoy seguro...

-Acieroy: Hmph, da igual, de hecho hasta nos beneficia que tenga fruta. De esa forma no podrá abandonar la ciudad, pues estamos rodeados de agua, y si se atreve a venir...

Mientras sonríe, el General Real saca de su espalda una gran espada grisácea conformada por distintas armas de filo del mismo color.

-Acieroy: ..¡Yo mismo le cortaré la cabeza frente a todos!

-Soldado 3: ¿Qué hay de su navío? Lo más probable es que haya llegado a la isla usando algun barco.

-Acieroy: ¡Eso ya lo tenemos bajo control! ¡mis hombres encontraron ese pedazo de madera por ahí!

Acieroy señala con su pulgar a un pequeño bote con cientos de luces y con una especie de bocina.

-Marke: (¡Mierda, encontraron el gran Mark-a-Go-Go!).

El vendedor observa la escena a lo lejos, escondido detrás de un edificio y frustrado por su bote.

-Marke: (Bueno, esto podría ser visto como algo malo, ¡pero en realidad es algo bueno! ¡solo tengo que pasar por encima de todos esos guardias, noquear al grandote, y pan comido!).

Marke estaba dispuesto a arrojarse directo a la acción sin importar lo mal que se veía hacer eso para una persona con sentido común. Sin embargo, se detiene al ver una figura escondida en el edificio de delante de la misma forma que el.

-Marke: (¡Bueno bueno, pero si tenemos a otra estrella en el show!).

Aquella figura resultó ser nada más ni nada menos que Mirei, oficial del Ejército Revolucionario y la otra criminal de Citania aparte de Marke.

-Mirei: (Tsk, son muchos guardias armados, y el que está a cargo debe ser muy fuerte como para tener el título de General Real. No es que desconfíe de mis habilidades y de las de Ikari, pero luchar sola contra tantas espadas...).

-Marke: Hey qué te parece si-

Repentinamente y sin siquiera presentarse, Marke aparece al lado de Mirei y acerca su rostro hacia ella, causando que esta se lleve un susto y que instintivamente le lance un golpe directo al rostro.

-Mirei: ¡¿Tú?! ¡¿tú no eres al que están buscando por toda la ciudad?!

-Marke: Interesante descripción, me suena familiar. Ah sí, creo que a ti también te buscaban por la ciudad.

-Mirei: ¡Es diferente, yo no armé todo un escándalo y no me peleé con unos soldados por incumplir las leyes!

-Marke: Ahhh detalles, a fin de cuentas ambos somos criminales, ¿verdad?

-Mirei: Supongo. Como sea, tú y yo sabemos que lanzarnos individualmente hacia ese grupo sería una idiotez y provocaría que acabemos muertos.

-Marke: ¿Ah si? ¡gracias, me acabo de enterar! Entonces nuevo plan, ¿qué te parece si compartimos el escenario y el show?

-Mirei: ¿E-eh? ¿podrías hablar en mi idioma?

-Marke: ¡Que unamos fuerzas! ¡con mi genialidad y tu diminutez podríamos acabar con todos esos randoms fácilmente!

La Bestia Roja aprieta sus puños para luego respirar hondo, ignorando el hecho de que Marke acaba de meterse con su altura.

-Mirei: Sí, yo estaba pensando en lo mismo. Pero dejemos las cosas claras, no pienso ser la compañera de un criminal, en cuanto acabemos con esos guardias cada uno irá por su cuenta.

-Marke: Ohh otra vez, ¿no habíamos quedado en que ambos éramos criminales?

-Mirei: Pero por lo que vi tú eres un estafador alborotador que quiere llenarse los bolsillos de dinero sucio.

-Marke: Correcto. Pero no creas que esa es mi única motivación, pues he venido a esta isla en busca de ve-n-ganza.

Este último comentario logró captar la atención de La Bestia Roja, pues le hizo pensar que tal vez sus objetivos no son tan diferentes.

-Mirei: ...Así no se separan las sílabas pero bueno, ¿de quién quieres vengarte exactamente?

-Marke: Del verdadero criminal de esta isla, el que le hizo esto a mi mente. ¡Para que las cosas queden claras, estoy hablando de Rexius!

-Mirei: ¡¿El Archiduque del Castillo Moloplace?!

-Marke: Ese mismo. ¿Tú a que has venido?

-Mirei: ...Esto lo hablaremos después, ahora deberíamos encargarnos de esos soldados. (No debería decirle mi misión a un criminal como el, podría acabar traicionándome o algo).

-Marke: ¡Me gusta como piensas, y de seguro también te gustará como piensa Marke cuando te cuente su plan! ¡básicamente voy a encerrarte en una bola y luego voy a lanzarte hacia ellos!

-Mirei: ...¿Huh? Sabes, eres muy malo explicándote.

-Marke: Es simple, con la tirada número 1 de mi Bastón de las Maravillas, la Esfera de Ricos, te encerraré en una bola y luego te patearé hacia el grupo de soldaditos para que entres a la escena de forma épica.

-Mirei: ..Bueno, eso suena bien, podría acercarme a ellos rápidamente y sin ser detectada. Y mientras estoy dentro de esa bola de la que tú hablas me concentraré para obtener la ayuda de Ikari.

-Marke: ¡Exacto! Esto de explicar el 20% de tu plan a alguien sin entender los detalles está muy divertido, ¿verdad?

Mientras Marke y Mirei llevan a cabo su pequeña idea, la pareja que estaba intentando salir de Citania sigue en la escena, susurrando entre ellos.

-Mujer(susurrando): No le vayas a decir eso al General Real, ¿o acaso quieres que me quede sin pareja?

-Acieroy: ¿Huh, siguen aquí? ¡¿qué tanto murmuran?!

-Hombre: Ah, e-es que...n-no entiendo porqué hace todo esto p-por dos criminales.

Tanto la mujer como los soldados de alrededor se sorprenden al oír las palabras de aquel hombre, pues son conscientes de que no se le dice algo así a Acieroy.

-Acieroy: ¿Acaso tú quieres que Citania se vea débil? ¡¿quieres que los de afuera digan cosas como "Citania no puede lidiar con dos criminales" o "todos le pasan por encima a los de Citania"?!

-Hombre: ¡N-no, c-claro que no!

-Acieroy: ¡NECESITAMOS GENTE QUE SE HAGA RESPETAR EN CITANIA!

Enfadado, Acieroy acerca lentamente su arma hacia el hombre, tocando ligeramente su cuello con la punta.

-Acieroy: Los que no se hacen respetar nos hacen ver débiles.

-Soldado: Eh, s-señor Acieroy-

-Acieroy: ¡NO INTERRUMPAS! ¡Además, ¿qué les dije de hablar bajo?!

-Soldado: ¡U-una especie de esfera se acerca hacia nosotros!

-Acieroy: ¡¿Huh?!

Tal y como aquel soldado señaló, una esfera de un tono blanco desciende rápidamente hacia el grupo. Dentro suyo, La Bestia Roja cierra sus ojos intentando llamar a Ikari, pensando en todas las cosas que le molestan.

-Mirei: *inhala* (Injusticia, abuso de poder, criminales...).

-Acieroy: ¡¿Es esto un ataque de esos vándalos?!

El hombre apunta con su arma hacia arriba con el fin de partir aquella bola en cuanto esta se acerque lo suficiente.

-Mirei: (¡El tipo ese..metiéndose con mi altura!).

Este último recuerdo de Marke comentando su estatura sirve como detonante para que Ikari aparezca, tiñendo los brazos de Mirei de rojo y partiendo a la mitad la bola en la que estaba encerrada, sorprendiendo a todos los presentes.

-Soldado: ¡Ah! ¡e-es ella, es la criminal!

-Acieroy: ¡Inútiles, no es cualquier criminal! ¡ella es La Bestia Roja!

-Mirei: ¡CORRECTO! ¡Diable Kenpo: Wall Breaker!

La mujer le lanza al General Real uno de sus puños imbuidos en llamas, causando que su oponente utilice su gran arma para cubrirse. Si bien en un principio esto no le molestaba a la revolucionaria, luego se sorprende al ver la resistencia del arma de Acieroy.

-Mirei: ¡¿No se destruye?!

-Acieroy: ¡Pues claro que no se destruye!

En ese breve lapso de tiempo en el que ambos forcejean contra el otro, Acieroy aprovecha para sonreírle a Mirei y decirle algo por lo bajo.

-Acieroy(susurrando): Mi arma está hecha por un montón de armas hechas de Piedra Marina.

-Mirei: ¿Qué..? ¡Pero la Piedra Marina está prohibida en Citania!

-Acieroy(susurrando): ¿A dónde crees que van a parar todas las armas de ese maravilloso mineral que les quitamos a los criminales?

-Mirei: ¡! ¡A-asqueroso corrupto!

Usando su fuerza bruta, Acieroy empuja a Mirei hacia atrás, quien se frena usando sus pies.

-Acieroy: ¡MÁTENLA, MUCHACHOS!

Acieroy apunta a ella con uno de sus dedos, causando que una gran cantidad de soldados comiencen a correr hacia La Bestia Roja.

-Mirei: ¡Cuando quieras, gafitas!

Seguido del grito de Mirei, un individuo sale disparado hacia arriba detrás suya, dejando una estela de humo e intrigando a los soldados y causando que se detengan.

-Acieroy: ¡! ¡MARKE SHOT! ¡¿ACASO USTEDES DOS TRABAJAN JUNTOS?!

-Marke: ¡Tirada número 3: Cohete de Ricos!

Aprovechándose de aquel impulso, Marke se pone de pie sobre el techo de un edificio, sonriendo mientras observa la escena.

-Marke: ¡Ahh que bonito show te has montado, niñita!

-Mirei: ¡Deja de perder el tiempo y ayúdame!

-Marke: ¿Sabes qué? Haz lo que quieras con el show, es todo tuyo.

-Mirei: ¿Eh..?

El vendedor apunta con su bastón hacia el suelo, golpeándolo levemente para posteriormente salir disparado hacia delante, pasando por encima de Mirei y los soldados como si llevase un propulsor dentro de su bastón.

-Marke: ¡Lo siento querida, pero tengo una cita con la venganza, y debo llegar lo más sano posible! ¡si sobrevives nos volveremos a ver, y sino...!

Marke comienza a reír a modo de respuesta mientras continúa "volando" lejos de Citania, haciéndole entender a Mirei que fue abandonada. La mujer aprieta sus dientes enfadada mientras observa al vendedor.

-Mirei: En cuanto acabe con todos estos..sigues tú.

-Marke: ¡Ehehehe, bien hecho Marke, le cediste el show a otro con tal de llegar a tu objetivo! Lo malo es que ahora solo me queda un uso para Cohete de Ricos, así que debería ir aterrizando...¿Hmm, qué es esa torre gigante?

A lo lejos, Marke logra ver una enorme figura la cual más tarde nota que se trata de un ser vivo, un gigante para ser exactos.

-Marke: ¡Un gigante! ¡más importante aún, un gigante importante!

Viendo las ropas que lleva el gigante, Marke no tarda en deducir que es alguien que está por encima de los demás, por lo que decide usar por última vez el Cohete de Ricos para acercarse a el a toda velocidad.

-???: Ahora no te queda de otra que acompañar-

-Marke: ¡PERMISO!

Ya estando lo suficientemente cerca del rostro de aquel gigante, Marke sujeta su bastón como si de un bate de béisbol se tratase para golpearle.

-???: ¡Agh, ¿y eso?!

Tras haberle golpeado, Marke aterriza en el suelo, viendo no muy lejos suya a un hombre tirado en el suelo y soltando sangre.

-Marke: Uy, creo que acabo de impedir un asesinato.

-Pride: ¿Qué, y tú quien eres? Y para aclarar no, no impediste ningún asesinato, tenía todo bajo control.

El científico se pone de pie pese a haber sido disparado hace unos segundos, viéndosele muy tranquilo mientras suelta sangre por su cuerpo.

-Pride: Esto que estas viendo es uno de mis sueros que me inyecté antes de que ese gigante me disparase, el cual incrementó la cantidad de cartílago en mi cuerpo y me otorgó un "escudo" contra sus balas, por decirlo de alguna forma.

-Marke: Entiendo, básicamente mucho texto. ¡Aún así, acabo de derrotar a ese gigante por ti!

-Pomeroy: ¿A quién dices que derrotaste?

El gigante acerca su rostro hacia el dúo, intrigado por las palabras del recién llegado, pues su golpe apenas le provocó dolor.

-Marke: Ah cierto, se me olvidó ese pequeño detalle de que soy un mierdas en lo que a poder físico respecta.

-Pride: No me digas...

Justo cuando Pomeroy iba a atacar al dúo aprovechándose de su gran tamaño, esa idea se esfuma en cuanto recuerda las palabras del Archiduque del Castillo Moloplace.


-Pomeroy: ¿Eh? ¿no quiere que me enfrente contra más de uno a la vez?

El Teniente General se halla sentado mientras observa uno de los escudos de sus brazos, viendo al Archiduque Rexius sobre este.

-Rexius: Mis invitados cuentan con habilidades variadas y peligrosas, enfrentarse a más de uno sería imprudente.

-Pomeroy: Con todo respeto, creo que muy pocos humanos pueden tumbarme en un combate, sin importar cuántos sean o qué habilidades tengan.

-Rexius: ¿Oh? ¿acaso tengo un subordinado que me lleva la contraria?

Antes de poder negarlo, Pomeroy comienza a sentir un ligero dolor de cabeza que se va haciendo cada vez más grande.

-Rexius: Si te ves en una situación en la que más de uno de mis invitados te desafíen, quiero que regreses al castillo y me lo hagas saber.

-Pomeroy: S-sí señor Archiduque...

-Rexius: Si bien me da igual que algunos acaben muertos o heridos, a otros los quiero intactos para el banquete. No quiero tener cerca a personas molidas a golpes.


-Pomeroy: Agradézcanle al Archiduque Rexius por esto.

En lugar de aplastarles como tenía pensado, Pomeroy en su lugar da un fuerte golpe al suelo con uno de sus escudos, levantando una gran cantidad de polvo y tierra y empujando tanto a Marke como a Pride.

-Pride: ¡Agh, ¿qué haces?!

-Marke: ¡¿Ensuciando las ropas de Marke?! ¡que atrevido!

Aprovechándose de este empujón, el Teniente General abandona la escena, dejando atrás al dúo de humanos.

Capítulo 9: La canción motivacional

¡El vampiro lo suelta y vuelve a su area de trabajo! lo que sea que eso significa. El colorado volador se fue, no dijo adios, dejando rota mi pasión. Quizas su trato con Jammer olvidó, y a otro rozó el bolsillo. Y yo solo se decir tututu, no recuerdo ni el nombre mio ¿Quien envolverá este regalito?

Jammer: ¿¡Y si te como a besos!? TAL VEZ, ARCHIDUQUE TU MUERAS, NO LO SE. Granjero yo no basto, ¡Quedate! Yo no lleno tu espacio, ¡quedate, quedate, oh!

Impen: (¡De aquí lo escucho cantar! debo alejarme mas rápido, este trabajo se me sube a los nervios.)

Nuevamente, hablando solo... ¡o no! Jammer siempre encuentra con quien hablar, y esta no sería la excepción. ¡Eh tu! ¿acaso quieres saber que hay debajo de mi máscara? ¡Sigueme pues! te explicaré en el camino fuera del bosque.

Jammer: ¡La verdad, ese colorado no tengo idea de donde ha salido! Tiene un trato con Jammer o algo así, pero oh eso no puede ser ¡Jammer murió en un accidente automovilístico en 1944! ¿hmm, que quien soy yo entonces? ¡Yo soy Jammer, el original. Dueño del Archiduque's funeral! esta es una misión de venganza, sabes. Por ello es que debo... pero bueno que es esto.

Una indignante vista fue lo que Jammer encontró, algún alcornoque estuvo tirando papel en el bosque ¡eso contribuye al cambio climático! Fue entonces que Jammer para darle una lección al próximo que hiciera algo así, dejó una bomba capáz de destruir el mundo entero... o un arbol. Envolviendo el aire a su alrededor dentro de un pequeño regalo, una caja de aire comprimido.

Chajamme.png

Jammer: Eso le enseñará una lección a la persona que... Abra ese regalo... Si, quería enseñarle a la gente a no abrir regalos desconocidos. En fin, tu que me escuchas, te diré en detalle mi plan ¡con una canción! ¿Ah, querías saber que hay debajo de mi máscara? ¡pues otra máscara!


De lunes a domingo

Lo está preparando

el banquete maldito

archiduque culiao

buscandote y buscando

como un mercenario

¿has visto al granjero?

yo no lo he encontrado

Desde el castillo mira

que estrafalario

Pero lo que el desea

es algo nefario

Invitó a mucha gente

pero es solo un acto

Y se llevo las tierras

dime si hay que ser

Granjero

Pisar la horca en el suelo

No me importa la paga

Pa que sepas lo que yo quiero

como un buen granjero

Jammer ya se murió por ti

Si hay que ser granjero

Pisar la horca en el suelo

No me importa la paga

Solo mis tierras yo quiero

como un buen granjero

¿quien soy y que hago aquí?

Te cuentan que ya me vieron

en el bosque, solitario

que ya no duermo o respiro

Que el humor ya me cambió

Granjero donde estás

porque una mano no me das

Ah, aquí conmigo

pero tu no lo sabes

que tu ya estas muerto

como Jammer destrozado

y ya no me respondes

Aqui todo es caos

marcado en mi frente

que tremendo impacto

Para unirme a tu mirada

dime si hay que ser

Granjero

te falta el pie entero

pero no lo necesito

y el brazo no hables de eso

se un buen granjero

Jammer canta para ti

Si eres un granjero

Llamalo al colo con vuelo

y luego si te disparan

yo me endeudo el precio entero

como un buen granjero

Huele como mierda aquí

se que se ve algo fiero

ya no tengo un ombligo

estoy en una caja

El poco espacio maldigo

y la falta de calor

pero estamos tu y yo

y esta fruta mamada

si hay, si hay que ser

Granjero

Llamemos al carnicero

no importa si no hay vacas

las tiene aquel rastrero

ese gran paj*ro

El mapa yace junto a ti

Si hay que ser granjero

Regalo oculto en el suelo

No importa lo que se venga

pa' que sepas del gran hueco

ese oh, gran hueco

el diario se oculta allí

Si hay que ser granjero

Envolver tu puño entero

No importa lo que me cobren

Tu ID es mia maestro

soy un gran granjero

Arsis también murió allí

Si hay que ser granjero

Pisar la horca en el suelo

No me importa la paga

Solo mis tierras yo quiero

como un buen granjero

¿quien soy y que hago aquí?

Si hay que ser granjero
— Granjero-Chajamme


Ah, te dió pereza escuchar mi canción y quedé hablando solo, no hay problema tampoco es 100% fiable, no la he practicado... ¡Oh, estás de vuelta! y mira, ya se vé la salida del bosque, seguro allí si haya gente dispuesta a participar en el lore ¿hmm, quieres saber que hay detrás de mi otra máscara? tutututu muy bien, te lo enseñaré.

Jammercara.png

Capítulo 10: Controlando a la bestia

Segundos después de que Marke Shot decida cortar repentinamente su alianza temporal con Mirei y dejarla sola contra el General Real de Citania y su escuadrón de soldados:

Mirei: Ese maldito... Me traicionó... Me mintió...

Soldado 1: ¿Qué le pasa? Está temblando.

Soldado 2: Da igual, es nuestra oportunidad de atacar.

Soldado 3: ¡Es una de los criminales, a por ella!

Mirei: Y ese General Real es un mentiroso y un corrupto también...

Mirei tiembla en su lugar mientras aprieta sus puños y dientes llena de rabia.

Soldado 4: ¡Te tengo, bajaste la guardia!

El soldado ataca con una estocada de su espada pero esta es interceptada por Mirei agarrándola por el filo con su mano. Mientras el brazo de la joven se impregna de una coloración rojiza, la espada comienza a resquebrajarse hasta partirse.

Soldado 4: Pero eso es imposible, nuestro metal es forjado por los mejores herreros de Citania.

Mirei: Y ese Archiduque, Rexius...

Soldado 5: Seguro solo estaba destemplada, ¡Acabemos con ella!

Soldados: ¡Sí!

Varios soldados del escuadrón de espadachines se aproximan para atacar a la revolucionaria a la vez con sus espadas.

Acieroy: ¡¡NO!! ¡Esperen, idiotas!

Mirei: ¡GRAHH!

La advertencia del General Real llega muy tarde y todos los soldados amontonados son mandados a volar a la vez por la furiosa joven, mientras la coloración rojiza se extiende rápidamente tanto en sus brazos como sus piernas.

Acieroy: Tsk... ¡ARQUEROS, DISPAREN!

El escuadrón de arqueros de la guardia de Citania dispara decenas de flechas que aterrizan directamente sobre la joven, pero la resistencia de su piel rojiza extendiéndose incluso hasta su cuello hace que todos los proyectiles reboten sobre su cuerpo sin dejarle un rasguño.

Soldado 6: General, ¿qué debemos hacer?

Acieroy: Yo me encargaré de ella, algo anda mal con esa niña, me recuerda la bestia de aquel día...

Incluso el orgulloso y poderoso General Real parece haber titubeado al recuperar aquel recuerdo. Mientras tanto, la musculatura de Mirei comienza a aumentar lentamente mientras Ikari se apodera de ella.

Acieroy: ¡No permitiré que manches el honor de Citania!

El Aniquilador de Demonios ataca a La Bestia Roja con su poderosa arma compuesta con partes de piedra marina, mientras que la revolucionaria contesta con un potente puñetazo en llamas.

Acieroy: Ya sabes cómo es esto, ¡No puedes destruir mi arma, mi Desgarradora de Demonios!

Sin embargo, Mirei vuelve a golpearla una y otra vez con puñetazos cada vez más potentes y con llamas cada vez más calientes, haciendo estremecer el agarre de Acieroy.

Soldado 1: ¿Está derrotando al General en fuerza bruta?

Soldado 2: ¡Y su espada está al rojo vivo!

Soldado 3: No quiero ver...

Mirei: ¡GRAHH!

El último golpe de Mirei por fin vence el agarre de su desconcertado oponente y manda a volar su espada varios metros.

Acieroy: No puede ser, ¡Es imposible!

La Bestia Roja, ya casi totalmente convertida en Ikari, prepara su incandescente puño en llamas para su ataque definitivo contra el General Real de Citania.

Mirei: Te voy a matar... Sí... ¡GRAH! ¡¡LOS MATARÉ, LOS MATARÉ A TODOS!! ¡¡¡GRAAAAAAAAHHHH!!!


¡PIIIIIIIIIIIIIIIIIIIP!

Soldado 6: ¿Eh? ¿Qué fue ese sonido? ¿Vino de ella?

Soldado 7: Parecía que iba a atacar y se detuvo en seco.

Soldado 8: Lo oí como si proviniera de su cuello.

Tras el pitido, la musculatura de Mirei comienza a decrecer y la coloración rojiza de su cuerpo a replegarse hasta solo afectar sus brazos y piernas.

Mirei: ...

Luego, una voz robótica habla:

La atenuación fue realizada con éxito, puede continuar con el combate.

Acieroy: ¿Qué significa esto? ¡No juegues conmigo, criminal!

Soldado: Parece que ella también lleva artilugios ilegales como el otro.

Mirei: Uff... Mucho mejor, casi creí que me consumía esta vez.

Mirei Atenuador de Ira.png

La Bestia Roja observa el pequeño aparato en forma de collar metálico que lleva en su cuello, cubierto por su bufanda.

Mirei: (Gracias por el Atenuador de Ira tío Lindbergh, funciona tan bien como siempre.)

Acieroy: Vaya broma de mal gusto, ¡¡SERÁ LA ÚLTIMA QUE HAGAS!!

El Aniquilador de Demonios propina un gran pisotón a Mirei, la cual lo esquiva por poco gracias a su agilidad y la fuerza de sus piernas.

Acieroy: Parece que ha perdido poder, ¡A por ella!

Al ver que su General vuelve tomar el control, el resto de soldados en pie se disponen a atacar, los arqueros apuntan y los lanceros arremeten.

Mirei: Tengo que acabar con esos subordinados o será imposible hacer nada contra el grandote. ¡Diable Kenpo: Cerberus Bite!

La revolucionaria utiliza las llamas en sus piernas para lanzar varias ondas llameantes de gran tamaño a los arqueros de la guardia real, tumbándolos en el suelo.

Acieroy: Tsk...

Mirei: Y aún hay más, ¡Diable Kenpo: Agni’s Aura!

Mirei comienza a girar sobre su eje cubierta en llamas y los lanceros que arremetían contra ella quedan envueltos en las mismas, siendo lanzados por los aires.

Por su parte, Acieroy aprovecha la distracción para recuperar su espada del suelo y ponerse en guardia.

Acieroy: Habrás derrotado a esos debiluchos, pero no volverás a tener la misma suerte contra mí, esto se termina aquí y ahora.

Mirei: Desgraciado, utilizó a sus propios subordinados como cebo para poder recoger su arma. (Aunque quizás tenga razón, el atenuador se pasó un poco, con este nivel de ira no sé si pueda derrotar yo sola a alguien tan poderoso... Tengo que encontrar una manera de huir.)

Acieroy levanta su peligrosa espada imbuida en haki sobre su cabeza, dispuesto a acabar con su enemiga con su ataque más poderoso.

Acieroy: ¡Aniquilación de Demonios: Juicio Final!

El haki de observación de Mirei le avisa de un peligro mortal inminente: el ataque será devastador. Con pocos segundos para pensar, la joven recuerda la técnica que su maestro le enseñó.

Mirei: ¡Diable Kenpo: Sky Walk!

Corriendo por los aires, la Bestia Roja logra evitar la enorme ráfaga de viento cortante lanzada por su oponente, la cual se extiende decenas de metros hacia adelante cortando todo a su paso, incluso el suelo, hasta llegar al mar.

Acieroy: Uhm... Parece ser que su cuerpo terminó en el mar con el impacto. Tsk, la idea era realizar una ejecución pública con ambos criminales para que sirva de ejemplo, pero al menos esta ya no volverá a causar alborotos...

El General Real se retira victorioso guardando su arma mientras Mirei corre por el aire hasta llegar a los techos de los edificios de la ciudad, en dirección a las afueras de la misma.

Mirei: Esto fue solo un contratiempo en el camino Mirei, ¡Concéntrate en la misión!

Capitulo 11: Demonios

Yesuicristia...

La gente sigue horrorizada por la escena de hace unos minutos. El inquisidor derrotado, por no decir destrozado por el extranjero sigue retorciéndose en horrorosos espasmos. Sus compañeros y los testigos siguen un poco pasados, hasta que al fin, sus camaradas recuerdan que están fuertemente armados.

Inquisidor: ¡Atrapen al infiel! ¡El Sumo Sacerdote debe juzgar a este pecador por si mismo!

Inquisidor 2: ¡Córtenle los brazos!

Buhroi: ¡Dejar de ser molestia!  ¡Gautama Chhat!

Con agilidad, el hombre evita el mando le cruzado de su atacante y le abraza la cabeza tan fuerte que se ven saltar sus venas saltar. Cómo no se le salen los ojos es un milagro. Pronto, el hombre se retuerce como el primero, y Buhroi pasa al siguiente con un puñetazo.

Buhroi: ¡Gautama Roshanee!

Y lo manda a volar. Más hombres deciden pelear contra él a la par. Pero el hombre es demasiado fuerte. Mientras tanto, Sylvain sigue observando en meditación profunda, aunque hay algo más... ¿Rabia? A su vez, Faidit no sabe que hacer, no queriendo interrumpir a su recién conocido y ya absolutamente seguro que Buhroi no necesita del apoyo de su espada.

Sylvain: Si es fuerza bruta, su forma de pelear me recuerda a la de... “él”

Faidit: ¿Huh? ¿Don Sylvain? ¿Dijo algo?

Sylvain: Nada.

Inquisidor 2: ¡Llamen refuerzos! ¡Llamen refuerzos!

Uno de los hombres de “Dios” corre a una especie de  torre de vigilancia y toca una campana que suena bastante... eclesiástica. No mucho después, varios hombres más empiezan a aparecer por las calles. No obstante, no todos acaban yendo tras el imponente hombre del colmillo como arma, un par se distraen en el camino con cierto caballero de facciones leves.

Inquisidor 3: ¡Tú!

Inquisidor 4: ¡La mujer demoníaca que vive como hombre!

Faidit: Tsk... ¡Soy un hombre! ¡Dansei no Hogosha!

El caballero por suerte, no había envainado su espada aún. Así que puede tener, con dificultad pero también maestría, el gran mandoble del enemigo. Los otros inquisidores, no obstante, alcanza otra conclusión errónea.

Inquisidor 4: ¡Tiene otro aliado demoníaco!

Inquisidor 5: ¡A por él!

Sylvain: ¿Huh? ¡¿Qué coñ...!?

El caballero de la pierna azul se ve sorprendido al ver que los fanáticos también van tras de él. No obstante, su sorpresa rápidamente se convierte en hastío. Han interrumpido su calma contemplación después de todo. El hombre entonces alza su pierna sin tatuada...

Inquisidor 4: ¿¡Huh!?

Y aparece detrás de sus enemigos.

Sylvain: Ya estás muerto.

El inquisidor es disparado a través de un edificio, y luego otro a toda velocidad por la pierna del noble, la cual se ve incluso más musculada de lo usual. El hombre acaba con los ojos en blanco y la nariz y la boca llenos de escombros.

Sylvain: Bouche Sâle

Inquisidor 5: ¡Desgraciado!

El otro está listo para vengar a su compañero, pero el de armadura de plata ni siquiera se inmuta, dando una vuelta sobre su pierna pivote tan rápido que deja una estela con su capa.

Sylvain: ¡Croix Oubliee!

Su pierna azul entonces le golpea con una potencia que rompe huesos, proyectándolo en contra del contendiente de Faidit, el cual cae noqueado de inmediato para sorpresa del caballero.

Faidit: ¿Huh?

El resto de los enemigos sigue ocupado con Buhroi, así que Sylvain, no queriendo llamar aún más la atención sobre si mismo, se escabulle en una callejuela vacía.

Sylvain: Tsk... Con una mierda, hasta ahí lo de ir en bajo perfil. Ahora tendré que ser mucho más cuidadoso.

Faidit: Gracias por su ayuda hace un momento, Don Sylvain.

Sylvain: ¡ AAAHHHHHGH!

El noble de Grolive grita muy fuerte para su propio bien, sobándose el pecho después con un rostro contrariado.

Sylvain: ¡¿Que demonios te pasa, bastardo! ¡Casi me matas de un infarto! *Suspiró* ¿Y por qué demonios estás siguiéndome?

Faidit: Quería agradecerle.  Os ofrezco las más sinceras mías por importunarlo además de su supuesta asociación a mi persona y demonios

El peliplata solo gira los ojos y comienza a pensar otra vez, calculando su mejor curso de acción. No obstante...

Faidit: Don Sylvain...

Sylvain suspira, se soba el puente de la nariz y murmura un...

Sylvain: ¿Ahora qué...?

Faidit: ¿Dijo que conocíais a esos fanáticos que nos tacharon de demonio de Satanás hace rato?  ¿Quiénes son?

El caballero de plata hace una mueca hastiada, aunque es difícil discernir si es por qué le molesta la pregunta o porque le molesta la respuesta.

Sylvain: Bueno, si. Es lo que dije, pero es más como que los he “visto” antes. Los Cristeros de la Misericordiosa Casa de Nuestro Señor, aunque de misericordiosos no tienen mucho si es que tienen inquisidores. Son básicamente templarios, creyendo que libran una guerra santa en todo momento y llamando Satán a todo lo que les parece “fuera de lugar”. Incluyendo a Piernas largas como yo y a ... individuos ...como tú.

Faidit: Oh...ya veo. ¿Entonces, si los conoce es que vuestra merced es nativo de aquí?

Sylvain: No...

Faidit: ¿ya conocíais la isla entonces?

Sylvain: No...

El joven sir de Ariefois reacciona confundido.

Faidit: Entonces, como es que...

Sylvain: Era usted caballero, ¿No, Sir Faidit?

El joven nombrado reacciona con confusión, y asiente.

Sylvain: Dígame entonces, sir caballero. ¿En qué parte del código de caballería está meterse en los malditos asuntos personales de otros?

Viéndose sorprendido por tan obvia violación al código de caballería que es su vida, Faidit reverencia al noble, con las mejillas rojas de vergüenza.

Faidit: Os ofrezco sinceras disculpas mías nuevamente, Don Sylvain.

Sylvain: Es igual. Y ahora, si me disculpa, “ Don Faidit” , como llevo diciéndole desde hace diez se yo malditos minutos debo retirarme. Tengo... asuntos que resolver en...otra parte.

Faidit: Se dirige a Moloplace, ¿No?

El noble de pierna azul, que ya empezaba a caminar lejos de ahí, se detiene en seco.

Faidit: Yo también debo ir para allá. Primero debo dejar un mensaje al Archiduque de Yesuicristia. Pero si lo desea, puedo acompañaros una vez termine mi encomienda. Arreglaran el pasaje para mí en el castillo del Archiduque. Puedo llevaros, para compensar los inconvenientes que os he causado.

El de la pierna tatuada se lo piensa bastante fuerte por poco tiempo, se dispone primero a ignorar la propuesta. Pero tras dar un paso más, su postura flaquea y, con rostro derrotado, voltea a su inesperado acompañante.

Sylvain: Bien , pero más vale que su encargo sea rápido. ¿Y sería mucha molestia evitar Citania por completo?

Faidit: No será problema.

Y así, ambos caballeros parten. Sin darse cuenta de que un cubierto de sangre Buhroi los observa desde el techo de una casa.

Capítulo 12: Fe ciega

Faidit se encuentra saliendo de un gran edificio, una especie de castillo, sin embargo, para su suerte, están tan alejados de la plaza que ya no les persigue nadie.

Faidit: Le doy las gracias por esperarme fuera.

Sylvain: ¿Ya le has entregado el mensaje?

Faidit: No he podido, no se encontraba ahí... pero se lo he dejado a su recepcionista, no quería hacerle esperar, Don Sylvain

Sylvain: ...

Faidit: ¿Aún piensa en el incidente de la plaza?

Sylvain: Tsch, se me ha abollado un poco la armadura, no deberíamos haber ido allí.

Faidit: Me disculpo otra vez...

Sylvain: Ni siquiera ha servido para nada, ahora nos persiguen los inquisidores y ni siquiera has ayudado a ese...

En ese momento, Buhroi cayó del cielo de pie frente a los dos caballeros, destruyendo los adoquines de la calzada por la que caminaban, para luego erguirse y mirar a ambos mientras fruncía el ceño.

Buhroi: Vosotros ser atacados también por tipos raros.

Faidit: ¡ESTÁS CUBIERTO DE SANGRE!

Buhroi: No ser mía, no preocupar.

Sylvain: Mira, grandote, no tenemos mucho tiempo, tengo un sitio al que ir y...

Buhroi: Yo no llamar Grandote, yo llamar Buhroi, vosotros responder a mi pregunta antes.

Sylvain: (Estoy rodeado de desechos...) Qu.e quier...

Buhroi: Vosotros... ¿en qué dios creer?

Frente a la pregunta, las reacciones de ambos personajes eran muy diferentes, mientras que Faidit se le veía nervioso por la situación, Sylvain mantenía una calma propia de un noble como él.

Faidit: P... pues como caballero no nos obligan a jurar lealtad a ninguna religión, así que nunca...

Sylvain: Soy ateo.

Buhroi: ¡!

Faidit: ¡SYLVAIN!

Buhroi: Yo comprender... en ese caso...

Sylvain: Tsch.

Aunque el noble se puso en guardia y Faidit ya estaba agarrando su espada, se quedaron sin palabras ni reacción cuando Buhroi les extendió la mano.

Buhroi: Yo saludar vosotros.

Faidit: ¿Saludar?

Buhroi: En familia mía tener dicho “Mejor no adorar dios que adorar dios falso”, por lo que creencia respetable, yo saludar vosotros.

Faidit: Oh... pues supongo que le saludo a usted también, ¿necesita ayuda, va a algún sitio?

Sylvain: Pero no le preguntes...

Buhroi: Yo buscar a alguien en esta isla, pero sitio ser grande y no saber a dónde ir.

Faidit: Oh, podría...

Sylvain: No lo digas.

Faidit: ...ayudarte.

Sylvain: *Suspiro*

Buhroi: Yo agradecer ayuda, pero poder ver que vosotros ya tener una misión.

Sylvain: ¡SÍ, Y NO ESTAMOS HACIENDO MÁS QUE RETRASARLA POR TU CULPA!

Buhroi: ... yo disculpar.

Faidit: ¡No sea así, Don Sylvain!, ¿Buhroi?

Buhroi: Buhroi llamar.

Faidit: Nosotros nos dirigimos al Castillo Molopalace, Sylvain debe estar ahí, tengo entendido que tiene una cita con el Archiduque del lugar, si gustas, nos puedes acompañar y luego te ayudaré.

Sylvain: Si tenemos que ayudar a todos con los que nos cruzamos vamos a tardar mil años en llegar allí...

Buhroi: Una vez más, yo agradecer por la ayuda, prometer no ser carga para vosotros.

Sylvain: Tsch.

Los tres hombres consiguieron finalmente salir de Yesucristia, entrando en un camino de tierra y encontrando un poste con varias flechas señalando lugares, tras encontrar aquel que señalaba “Boca del Dragón”, los tres comenzaron a caminar hacia el lugar; durante la travesía, Sylvain seguía molesto, caminando por detrás de Buhroi y Faidit mientras estos mantenían una conversación entre ellos.

Buhroi: Amigo tuyo enfadado siempre.

Faidit: Sí... pero le he hecho una promesa, y como caballero no puedo permitirme fallar, va contra mi código de honor.

Buhroi: Tener voz muy aguda para ser caballero.

Faidit: ¡! Ya... por eso los inquisidores me perseguían.

Buhroi: ¿Por voz aguda? Eso ser estupidez.

Faidit: N... no... querían asesinarme por... bueno, nacer mujer y vivir como hombre.

Buhroi: Eso ser más estupidez aún.

Faidit: ¿Sí?

Buhroi: ¡Mis dioses no importar lo que hacer con tu vida, solo deber honrarlos y expandir su palabra!

Faidit: Guau, realmente tienes mucha fe en tus dioses, ¿eh?

Buhroi: Desde luego, por nada yo convertir en sacerdote supremo suyo, tatuajes y cicatrices ser prueba de mi valía.

Faidit: Suena genial, dime, tengo curiosidad, ¿tuviste que hacer algo para convertirte en su sacerdote?

Buhroi: Prueba dura, pero merecer la pena, pues recompensa ser demasiado grande a cambio.

Faidit: ¿Recompensa?

Buhroi: Si tú convertir en sacerdote de dioses antiguos, ellos recompensar a ti con...

Es en ese momento cuando uno de los brazos de buhroi cambió, unas enormes garras surgieron de sus dedos mientras unas escamas verdosas lo cubrían.

Faidit: ¡Eso es...!

Buhroi: ... poder de los dioses.

Capítulo 13: Preparando el terreno

Impen se encuentra flotando por el área de trabajo que tiene en el bosque, tomando carpetas llenas de papeles con datos, mapas de la zona, censo de las poblaciones, enciclopedias con la fauna y flora local, etc.

Impen: Demonios, demonios, demonios. Esto solo hace que se me compliquen las cosas, tengo que hacer que este plan de mierda sea perfecto, pero hay demasiadas variantes. Ya he conseguido una invitación en el puerto de Citania, pero si espero tanto puede ser que mi objetivo esté muerto para entonces. Piensa, piensa, piensa.

Entonces consigué unir todas las piezas de ese rompecabezas, sabe que es arriesgado, pero es su única opción para que su plan, reputación y contrato sigan según lo planeado.

Impen: Lo primero es lo primero, completar a mi avanzadilla, lo que he conseguido en este bosque está genial, pero lo otro que puede resultar interesante está en esas cuevas, y la verdad, no me fío ni de coña de estos registros de mierda tan mal documentados, hay decenas de especies de las que figuran "puedes", "parecen" o "según avistamientos extraños", lo cuál significa que no tienen ni idea. Pero puedo reclutar otros líderes para mis "amigas". Bueno, tal vez en la otra ciudad tenga posibilidades, siempre hay ciudadanos que se hartan de las religiones tan "plenas". Voy a probar en esos bares de ahí.

Y así se trata, Impen se halla ahora tras apenas unos instantes en Yesuikristia, lugar donde la gula y los vicios son controlados por el régimen, pero que no pueden causar más infortunio para aquellos que aman los festines, el alboroto y escándalo y la bebida de una buena fiesta o bar. Entonces Impen ve un establecimiento cerrado del que salen algunas voces a pesar de estar completamente tapiado.

Impen: Bingo.

Dentro, dos hombres y una mujer, la cuál es dueña del bar, tienen música de coro tapando el sonido de sus voces, mientras beben alcohol barato y apuestan con unos dados.

Solitaire: Par.

Póker: Impar.

De los dados salen un 3 y un 6.

Póker: 9, impar, pagas las rondas de hoy.

Solitaire: Tch. ¿Y un doble o nada?

Póker: De eso nada, la última vez tuve que pagar yo tu doble o nada.

Solitaire: Está bien, aquí tienes, Spider.

Spider: Si vas mal de fondos me pagaís otro día, no hay problema.

Solitaire: No, no. Insisto. Siempre nos tratas genial, no quiero generarte deudas.

Póker: Encima con lo que hay en esta ciudad ya te la juegas demasiado.

Spider: Puede, pero es que hay gente a la que le gusta lo que sirvo, y no se que tiene de malo.

Solitaire: Si tan solo...

Póker: ...tuvieramos...

Spider: ...fuerza suficiente.

Impen: ¿Y que os parece si os ayudo a ello?

Los tres del bar se sobresaltan, no saben de donde ha aparecido la persona que vota en el aire y les ha hablado de repente. Piensan en como ha entrado si todo está aún cerrado, y se preguntan si es amigo o enemigo, pero antes de que cualquiera pueda responder, Impen les interrumpe.

Impen: Bueno, ayudar no es la palabra más indicada, más bien sería intercambiar favores, ya sabeís. Vosotros me ayudais con unas cosas y yo os ayudo con las vuestras. Soy asesino. ¿Qué os parece si a cambio de ayudarme exitosamente os doy un contrato libre? Libre de cantidad, normas o límites, realmente es mi mejor contrato casi como si fuera gratis. Podríais acabar con todo este régimen que os limita tanto, hacerles sentir lo mismo, soy capaz de hacer eso y mucho más.

Los otros tres tragan saliva, ese hombre les está ofreciendo todo lo que quieren y más, pero Spider recapacita por un momento.

Spider: Dijiste exitosamente, primero dinos en que quieres que te ayudemos, luego podemos negociar.

Impen: Bueno, tengo un encargo, algo pequeño, pero bastante complicado. ¿Sabéis la fiesta que hay en el Castillo Moloplace? Tengo que encargarme de alguien de ahí dentro. No quiero aburriros con detalles menores, pero necesito comandantes para mis tropas y causar distracciones en tres sitios específicos para que el camino para mi objetivo quede libre. No os voy a pedir que entréis dentro, eso sería pediros que os arriesgaráis demasiado, solo quiero separar a sus tropas, y a la mínima de peligro podéis huir. No es mal trato, verdad.

Por mucho que esos tres piensan algo malo, en verdad se beneficiarían mucho y ayudarían a mucha otra gente con ese contrato, hablan entre ellos y tienen una desición clara.

Spider: Trato hecho.

Impen: Pues saco los contratos para que todo sea legal. Oh, antes me olvidaba de una cosa, si véis a alguien vendado, un pobre loco, es a alguien que me la jugó y ya le advertí, ya sabéis como va esto, solo os pido que si le veis acabad con él, nada más, creo que va a ir por ahí.

Los tres asienten.

Impen: Genial, pues podéis firmar, todo lo que hemos acordado está reflejado aquí.

Cada uno firma su contrato, preparados para lo que tienen que hacer.

Impen: Genialtambién quiero que os quedéis con estos sellos. Y pues nos vemos en unos días, yo tengo que irme para preparar todo, nos vemos.

Y entonces se mete en un armario y cierra.

Spider: Espera, pero como nos vamos a reu...nir.

Impen ha desaparecido sin dejar rastro, y es que ahora está de vuelta en su área de trabajo en el bosque.

Impen: Vale, ya tengo a mis comandantes, y ahora, toca que ese archiduque refuerce la seguridad.

De vuelta en el Castillo Moloplace, el archiduque se encuentra sentado degustando una copa de vino, tranquilo, cuando de repente una carta cae dentro de su copa.

Archiduque: ¡¿QUÉ RAYOS?!

Por un momento ha pensado que se trataba de un ataque, pero entonces se da cuenta de la realidad.

Archiduque: ¿Es una carta? ¿Cómo ha llegado aquí?

Entonces la abre y lee su contenido, alarmándose un poco.

Archiduque: Lo que me faltaba, otro más. Y lo peor es que este es un verdadero grano en el culo. ¡Guardias!

Dos guardias que vigilaban la puerta de la estancia entran rapidamente y se ponen firmes.

Guardias: ¡A sus ordenes!

Archiduque: Que todos los guardias del reino vengan aquí de inmediato. Ahora soy objetivo también de D.E.M.O.N., podéis justificarlo con que se espera un golpe de estado.

Guardias: ¡Si señor, enseguida!

Ambos guardias se marchan rápidamente, dejando al archiduque solo de nuevo.

Archiduque: No creo que funcione conociendo su reputación, pero al haberlos contratado alguna vez, tal vez pueda darle un trato mejor.

Capítulo 14: El Rey de las Lágrimas

—Bueno... ¿Y tú eres?... -le preguntó Dr Pride a su misterioso salvador

Marke Shot clavó su bastón en el suelo al tiempo que este empezaba a emitir una melodia

—¡¡El nombre es Marke Shot!! ¡¡Marke G. Shot si quiere añadirle incluso más formalidad!! ¡¡AUNQUE LA G NO LLEVA A NADA, NO TENGO DOS APELLIDOS!! ¡¡EHEHHEEHE!!

—Bien... -contestó Pride- Yo me llamo... Bueno, me llaman Dr. Pride

—¡¡Uuuh!! ¿¡Pseudonimos!? ¡¡Es una excelente manera de mantener protegida tu identidad frente a los terribles usurpadors de identidad!! -exclamó Marke- ¡¿Aunque sabes cual es la mejor manera de mantener tus logros a salvo?! ...Sin temor a que un criminal se haga pasar por ti... Y gane fama a traves de TUS méritos obtenidos a traves de un infernal esfuerzo?... -comentando esto último con una actítud lugubre, pasando sus lentes de amarillas a grises

—...¿No?... -preguntó Pride sin tener la remota idea de lo que estaba hablando su interlocutor

—¡¡PUES TODOS TUS PROBLEMAS SE RESOLVERÁN CON LA NUEVA TECNOLOGIA!! ¡¡SE DICE QUE LOS GRANDES DEL GOBIERNO YA LA ESTÁN PATENTANDO!! -gritó Marke

—Ah... -asintió Pride mientras diseñaba un plan para huir de su propio salvador

—Dime... -Marke se acercó peligrosamente a Pride, quedando a unos pocos centimetros de su rostro- ¿Has oido hablar de los NFT?...

—¡¡TÚ!! -se escuchó desde el cielo. Científico y mercader alzaron sus cabezas para ver a una chica joven descendiendo de los aires- ¡¡Me dejaste tirada!! -gritó la chica apuntando con su dedo a Marke, el cual apagó la música de su báculo y se alejó con unos pocos pasos de Pride

—¡Debo de admitir que tal vez no me comporté como un caballero contigo! -clamó Marke- ¡Pero no te lo tomes nada personal, así son los negocios, un día estás cenando con un magnate y al siguiente estás en un juicio condenado por secuestro!

—Piensa en cosas bonitas, Mirei... Niños siendo felices... Arcoiris... Cachorritos... -murmuró Mirei con los ojos cerrados e inspirando lentamente

—Tú... -se escuchó con disgusto por parte de Dr. Pride, Mirei abrió los ojos y su vista se clavó en el científico

—Tú... -respondió Mirei de vuelta, con el mismo asco que el manifestado por el doctor-

—Oh, ¿os conoceis? -preguntó Marke Shot, siendo ahora este el sorprendido.

—Ugh... -dijeron los viejos conocidos al unísono, manteniéndose ambos la mirada y la mueca de infinita repugnancia.

—¿Que haces tú aquí? -le preguntó Pride- ¿No la liaste demasiado la última vez?

—Lo mismo puedo decir de ti... -respondió Mirei- ¿Has vuelto para matar al Archiduque?

—Pienso reventarle el hocico en medio del banquete, ¡¡de esta manera el resto de naciones sabrá que soy mejor que él!! -clamó Pride

—Si hiciera fotos del cadaver y se las vendiera a Morgans, ¿cuanto dinero ganaría?... -se preguntó Marke

—Si voy con este grupo voy a perder el control tarde o temprano -pensó Mirei- tenemos a "Maníaco Traidor" -pensó desviando su mirada a Marke- y "Narcicista paranoico" -su mirada pasó a Pride- Pero tío Morley me dijo que estar en ambientes...tensos, podría ayudar a mi control de la ira. Además... -Mirei dio unos cuantos pasos hacía Pride

—¿Que pasa? ¿Quieres pelea? -le preguntó Pride poniéndose a la defensiva, adoptando una pose en la que daba pequeños saltos continuamente- Que seas increible combatiendo no significa que no te vaya a destruir en combate, estoy en mi auge de poder, mis nuevos químicos son capaces de elevar mis capacidades ofensivas a niveles sobr-

—One Plus Two, ¿cómo le derrotamos? -le preguntó Mirei, tanto Pride como el relajado Marke Shot se estremecieron al escuchar el nombre- Si has vuelto a la isla, debes de tener un plan para derrotarle, o sino pasará lo mismo otra vez.

—One Plus Two, eh... -repitió Pride con una media sonrisa provocada por la tensión- Sí... Tengo una posible forma de sobrevivir a su habilidad, pero lo mejor es el sigilo e ir provocando problemas por el castillo para mantenerlo ocupado.

—El tipo del sombrero... -dijo Marke- Sí, yo también tuve unos problemas con él... ¡¡Parece que compartimos objetivo entonces!! ¡¡Bien!!

—Si queremos cumplir nuestro objetivo... -habló Mirei

—Si queremos separarle del archiduque... -continuó Pride

—¡¡Hay que quitarlo de en medio antes!! -acabó de hablar Marke

—Pomeroy está a cargo de la defensa, seguramente estará en el banquete -comentó Pride- Si se junta con One Plus Two, nuestras posibilidades de ganar se reducirán al 0.

—¿Y si solo peleamos contra Pomeroy? -le preguntó Mirei

—Quizá 10... o 20... -calculó Pride- Hay que tener en cuenta que el archiduque también estará por ahí. Lo ideal sería que fuesemos todos a por Pomeroy, en un uno contra uno nos derrotará a todos. Por cierto -dijo el doctor cambiando de tema- ¿Quién es Onishi?

—¿¡O-Onishi!? -se alarmó Mirei- ¿¡Que pasa con él?

—Al parecer hacían negocios con él, Pomeroy se sacó una ametralladora del escudo y tienen a los gigantes controlados mentalmente.

—¿Gigantes? ¿Como el tipo ese? -le preguntó Marke

—¿Ah? -musitó confuso Pride

—Sí, sí, ese tal Pomeroy, ¡¡Era muy grande!! ¡Era un gigante, verdad? ¿Porque un gigante controlaría a otros gigantes?

—...

—... -se incluyó Mirei en el silencio

—Pomeroy no... no es un gigante... -explicó Pride- solo mide 8 metros...

—¡¡¡OCHO METROS!! ¡¡ES UN COLOSO!! -gritó Marke impactado por el tamaño

—¡LOS GIGANTES MIDEN 60! -le gritó de vuelta Pride

—Oh... oh... Eso es... ¡¡MUCHO!! ¡¡SEGURO SE GASTAN MUCHOS BERRIES EN SUS PRODUCTOS DE LIMPIEZA!! ¡¡¡ME VOY A HACER DE ORO!!!

—En fin... -Pride omitió a Marke, que se encontraba bailando por la promesa del dinero- ¿Quién coño es Onishi?

—Fue un contraalmirante de la Marine con grandes conocimientos en... Bueno, en casi todas las ciencias -comenzó a explicar Mirei- Armó un ejercito de pacifistas y modificó a sus soldados para que poseyeran exoesqueletos de piedra marina, sin embargo fue asesinado en combate por unos criminales a los que había traido a su isla para experimentar con ellos. Hubieron compañeros mios... de los revolucionarios... que participaron en los conflictos pero... ninguno de ellos sobrevivió -comentó afligida- pero al menos sus muertes no fueron en vano, toda la información llegó a nuestro centro de operaciones.

—¿Crees que Moloplace tendrá cyborgs o algo? -preguntó Pride

—Quien sabe -murmuró Mirei- Esperemos que la cosa no se vuelva más dificil aun...

Mientras tanto, un individuo con un amplio sombrero se encontraba paseando por las mazmorras del Castillo Corazón, deteniéndose en una celda en concreto.

—Hey -dijo el hombre del sombrero, observando en el interior de la celda a una mujer llena de cicatrices y heridas- El benevolente archiduque necesita tus servicios

—¿Que quiere ahora ese trozo de mierda? -preguntó la mujer

—Necesita que mates a alguien -explicó el caballero con sombrero- Era bastante obvio, ¿no? ¿Sino porque te dejariamos libre?, duh.

—Hah... ¿Y cómo sabe que no voy a ir a por su cabeza en vez de a por sus enemigos? -contestó la mujer con una sonrisa

—¡¡Primero de todo: Te mataría antes de eso!! Y eso... sería horrible... por... por favor... no lo hagas... no quiero matar a nadie... -empezó a sollozar el caballero- ¡¡Y segundo!! ¡¡Pensabamos que estarías interesada en el trabajo!!

—Y eso como...

—Es un caballero de Ariefois -dijo el caballero, la mujer enseguida se abalanzó hacía los barrotes

—¡Dejámelo a mi! ¡¡Tengo que matar a cada uno de ellos!! -le gritó la mujer

—Ah, ah, ah, no tan rápido, necesitamos también que quemes un documento que el caballero de Ariefois entregó en Yesucristia, evidentemente si te enteras de que alguien más ha leido el documento tienes que silenciarlo -explicó el hombre, tras eso colocó la llave en la celda para abrirla- ¡Esperamos que seas sigilosa!

La mujer nada más ser abierta la celda salió corriendo a una enorme velocidad, recorriendo la mazmorra en segundos.

—Ah... pobre chiquilla, no se da cuenta de que sigue en una celda... -comentó el caballero retomando su calmado andar- Sentimientos de venganza, sentimientos de tristeza, las emociones son un auténtico dolor de cabeza... No puedo esperar para librarme de ellas y al fin... Ser libre.

[General Real de Moloplace, One Plus Two, apodado El Rey de las lágrimas]

Capítulo 15: Los carruajes

¡Ha el One Target! ese Archiduque cabeza de barril con fétida agua de calamar triturado no tiene ninguna chance de escaparse de mi... garra tutututu, cuando lo encuentre le meteré la mano en la naríz hasta que mis dedos no se vean y lo estamparé contra el suelo. Dicho esto, ¡ah por fin fuera del bosque! Ya no queda mucho al dia, y vaya que pocas cosas ocurrieron allí, pero hablé con mucha gente, al menos una docena. Oh, eso me recuerda, el caballero de Arifua debe haber llegado a jesjuncresta. ¡Iré a ver como se encuentra!


Buhroi: Yo poder rascar muy bien con uñas de poder de los dioses.

Faidit: Oooh, ¡una pregunta más, porfavor!

Sylvain: Te la haré yo, ¿Hasta donde estamos caminando? Se suponía que nos acomodarían el viaje a Moloplace y nos fuimos.

Faidit: ¡Ah!

El silencio tras ese grito de Faidit lo dejó claro, habían olvidado que los llevarían.

Sylvain: Tch. Seguramente nos hubiesen seguido atacando si esperabamos una carreta, que mas da. Ya está anocheciendo, prendamos una fogata por aquí o algo.

Y eso hicieron, una bella fogata alrededor de la cual dormir. La noche ya había caído para entonces.

Faidit: Por favor, gira este palo sobre la leña.

Buhroi: Facil tarea.

Una llama tan caliente surgió de la fuerza con cual esa rama fue frotada, que la calidez de la fogata parecía entrelazar sus corazones. Una gran noche para dormir al aire libre y...

Sylvain: ¡NI UNA ALMOHADA, QUE PORQUERÍA!

... y Sylvain lo odió cada momento. Por otro lado, al dia siguiente. En el castillo corazón, invitados ya estaban llegando en su carrocería noble.

Rexius: Ah, han llegado algunos.

De los tres carruajes que llegaron juntos seis dias antes del banquete de Moloplace, del primero bajó con sus dos acompañantes una mujer vistiendo pieles de gran estilo; detrás suyo un caballero de apariencia insectoide seguido de dos subditos de similar apariencia; y por último un hombre alto de piel rosada, sus facciones casi como las de una bestia, seguido de sus dos seguidores porcinos en apariencia.

Sirviente: ¡Con ustedes, la realeza de Hanheikin! Chamanesa Jütengar, Marque-sumo Kabudoskoi Pringles II, Rey Porcino Reeza Van Frambeto. ¡Sean bienvenidos a Moloplace!

Hanheinvitados.png

Jütengar: hmp, este lugar es bastante cálido para ser una montaña.

Kabudoskoi II: ¡Dosukoi!

Reeza: You say that, but my side of the mountains is way hotter than this. ¡Rexius, mas te vale que haya chocolates en tu banquete!

Rexius: Reeza, no te veía desde que eras un niñito ¿Como está tu madre?

Reeza: No le toques los huevos a mi madre, se encuentra de maravilla. ¿Que tal tu padre? Ah, es broma hojoink.

Sin embargo, es bien sabido que el padre del Archiduque fue envenenado hace 5 años. La tensión entre ambos no es poca, pero sería incorrecto decir que se odian.

Kabudoskoi II: ¿Dosukoi? dosukoi dosudosu.

Jütengar: Ya sabes como es, lengua suelta como su tio.

Rexius: ... En fin, pasen dentro. El mayordomo les indicará sus habitaciones, les recuerdo que el Gran Banquete será dentro de seis dias. Hasta entonces, pueden verme si lo necesitan.

Figuras de todo el mundo se reunen aquí, el banquete de Moloplace, un evento de escala mundial que será digno de recordar.


Sylvain: ¿Acaso llegaremos a Moloplace a tiempo si vamos a pie?

Faidit: Podemos pedir un carruaje en...

Sylvain: ¿En Citania? ni hablar, mas te vale que encontremos una manera.

Buhroi: Compañeros, ¿ustedes escuchar música?

Faidit: Esa voz... ¡Oh, detrás de ese árbol!

¡Así es! en el camino como un corcel, relampagueante como un relampago, fresco como una lechuga deshidratada, ¡buscado por evasión de impuestos en mas de un condado! en el camino, nuestros heroes se encontraron con...

Sylvain: Está corriendo hacia nosotros...

Faidit: Oh no, ¡está dando volteretas hacia nosotros!

Jammer: ¡Hola! me llaman Jammer y...

Pero oh desgracia, Jammer dio un salto con triple mortal hacia el costado y al caer su horca se clavó en el piso, Jammer fue incapáz de terminar sus piruetas con la horca atorada en la tierra.

Jammer: Bueno que mas da, ¡Compañero de Arifua! veo que estás regresando de Jezoocristia, ah y ustedes deben ser Sylvaril y Burroe, los escuché desde el bosque y decidí acercarme.

Faidit: Oh, oh no señor Jammer, no necesitamos que nos envíe a Moloplace de la misma forma que me envió a Jesucristia, de hecho estamos...

Jammer: EH TE CALLAS MIENTRAS HABLO PEDAZO DE- ah disculpa Caballero de Arifua, el granjero decidió irrumpirte. Por favor, continua.

Faidit: ... Claro, como decía, no necesitamos ser enviados como regalo.

Jammer: ¿Pero quien dijo de enviarlos con la habilidad Tsutsu? esa montaña está MUY alto y muy lejos como para tirarlos en el buen ángulo. Por eso traje mi propia carrocería. Allí, detrás del árbol.

Sylvain: ¿Como seguimos sin notar cosas detrás de ese árbol?

Un enorme regalo se encontraba allí, tras forcejear para sacar su horca del suelo, Jammer fue y desenvolvió el regalo con un hábil movimiento, revelando dentro del regalo un carruaje con las ruedas delanteras envueltas y conectadas por una rienda hecha de vendaje.

Jammer: ¡Este bebé corre a 40 Tsutsus por hora! ahora suban caballeros, los llevaré comodamente. ¡El próximo destino es la garganta del dragón!

Buhroi: Dioses trabajar misteriosamente.

Sylvain: Quien es este... Espera, ¿dijo que nos escuchaba desde el bosque? PERO SI ESO ESTÁ COMO A-

Capítulo 16: El verdadero dios

-Mirei: Y díganme, ¿ya tienen pensado cómo llegar al castillo?

El grupo conformado por Mirei, Marke y Pride permanece observando la ladera sobre la que se halla el Castillo Corazón.

-Mirei: Serás narcicista, pero sé que torpe no eres, Pride. ¿Enserio no se te ocurrió una forma de alcanzar el castillo?

Al oír la pregunta, Pride desvía la mirada frustrado mientras lleva una de sus manos a su cabeza, recordando su percance del que no está muy orgulloso que digamos.

-Pride: Agh, bueno, sí y no. Planeaba utilizar mi gancho para subirme a una de las "murallas", pero entonces-

-Marke: ¡No temáis, mis leales camaradas! ¡Marke está aquí, pero no viene solo, trae consigo un propulsor en su arma!

El vendedor comienza a caminar confiado hacia delante para luego llevar su bastón hacia el suelo con la tirada número 3 seleccionada.

-Pride: Eh, esa no es buena idea, Marke...

Pero Marke ignora las palabras del científico y sale disparado hacia arriba gracias a su Dial de Propulsión.

-Marke: ¡MIREN COMO ALCANZO LAS ESTRELLAS Y ME VUELVO UNO DE-!

Poco le dura la alegría al tiburón, pues repentinamente se choca con una de las murallas y cae de vuelta al suelo.

-Mirei: Ah...Así que eso es lo que pasó.

-Pride: Sí, básicamente las murallas pueden moverse para bloquearnos el paso constantemente.

-Marke: ¡Esto no quedará así! ¡aún tengo dos intentos más!

Marke vuelve a ignorar las palabras de sus compañeros para así propulsarse nuevamente hacia arriba solo para ser repelido por la muralla otra vez. Viendo esto, Mirei y Pride optan por ignorarle igualmente.

-Mirei: Debe haber alguna otra forma de llegar al castillo. En teoría el banquete del archiduque de Moloplace es un evento que atrae a gran cantidad de nobles y demás figuras de la alta sociedad.

-Pride: Tienes razón, y no he visto a ningún carruaje ni nada pasar por aquí..Y es imposible que hayan atravesado las montañas porque bueno, son miembros de la realeza en su mayoría, no creo que quieran relacionarse con las cosas que habitan esos lugares.

-Marke: ¡Agh, Marke se rinde! Momento, ¿alguno de ustedes dijo "montañas"?

El vendedor se voltea hacia el dúo con sus gafas amarillas al haberles oído, incomodando a Pride y haciéndole señalar a Mirei.

-Pride: Sí, la oí claramente.

-Mirei: ..¿Pasa algo con las montañas, Marke?

Pero el hombre permanece callado mientras les observa en silencio hasta que su cabeza comienza a moverse de manera extraña y el brillo de sus gafas desaparece, tornándose oscuras.

-Marke: Las montañas...No creo que alguien más quiera acercarse ahí, pues allí habita aquella bestia...e-en aquel edificio...

Conforme habla, a Marke se le va haciendo cada vez más difícil seguir, al punto que aprieta sus dientes para luego comenzar a sujetarse la cabeza y arrodillarse. La Bestia Roja se acerca preocupada, pues independientemente de lo que opine del vendedor, se nota que está sufriendo.

-Mirei: C-calma calma, ¿porqué no respiras y nos explicas lo que estás diciendo?

-Marke: ¡L-las montañas...p-peligrosas..! ¡L-la bestia..Los recuerdos...!

El trastornado hombre comienza a presionar su cabeza con fuerza mientras suelta quejidos por su boca. Al cabo de unos segundos, Marke finalmente se calla a la vez que su nerviosismo desaparece.

-Pride: ..Eh, ¿todo bien, tiburón?

Repentinamente, Marke alza la mirada ya con su característica sonrisa de siempre y sus gafas en verde, indicando que ya volvió a la "normalidad".

-Marke: ¿"Bien"? ¡no, no estoy bien, tengo los bolsillos vacíos y hambrientos! ¡No he vendido ningún producto en las últimas horas, siento como si mi diente de oro se estuviese por caer de vergüenza!

-Mirei: Creo que ya volvió a la normalidad.

-Pride: (Si es que se le puede llamar normal...De todas formas, ¿qué fue todo eso? ¿Una bestia? ¿un edificio en las montañas? No sonó como los delirios que suelta normalmente).

-Mirei: Bueno, me alegra que hayas vuelto. Ahora debemos centrarnos en cómo ingresar al castillo. Cuanto antes nos quitemos a One Plus Two, mejor.

-Marke: ¡Coincido, ese tipo es un grano en el fondo de la nariz! Expresión patentada por Marke™.

-Pride: Ya que no pasaron por aquí y es poco probable que hayan pasado por...el otro lado, eso quiere decir que debe haber algún tipo de entrada secreta por el que ingresen los invitados de la realeza.

-Marke: Pues ya pudimos haber entrado por ahí...Como sea, si logramos encontrar esa entrada secreta, podríamos mezclarnos con el equipaje de los miembros de la realeza...

-Mirei: ..Y así entrar de forma discreta al Castillo Corazón.

-Pride: Si es una entrada secreta para los nobles, debería estar en un lugar espacioso y cercano al castillo.

-Marke: ¿Tal vez en, no sé, esa cueva gigantesca?

El ingenuo vendedor apunta con su dedo a la gran cueva resguardada por una de las murallas vivientes, lo cual causa que a Pride se le encienda el foco.

-Pride: ¡Eso es!

-Marke: ¿Lo ven? Soy todo un genio, deberías darme tu bata.

-Mirei: ¿Estás hablando en serio, Pride? De ser así los hubiésemos visto entrando, y además es bastante raro poner como entrada secreta una entrada enorme a la vista de todos.

-Pride: No me refiero a eso, sino a la idea. ¿Qué tal si hay otra entrada como esa debajo del castillo, solo que escondida?

-Mirei: Hmmm, tendría sentido. Si ese es el caso, dejen que yo me encargue, después de todo conozco a alguien experto en manipular la tierra y crear entradas de ese tipo.

-Marke: ¿No es un conocimiento muy específico y conveniente?

-Mirei: Quéjate luego.

La Bestia Roja procede a acercarse a la ladera para luego colocar sus manos sobre esta, cerrando sus ojos y comenzando a concentrarse para llamar a Ikari.

-Pride: ¿? ¿Acaso vas a llamar a tu demonio raro? ¿de qué nos puede servir?

-Marke: ¿Demonio raro? Ehehehehe, no sabía que les iba el roleo.

Los comentarios del dúo sumado a las cosas negativas en las que Mirei estaba pensando son suficiente como para llamar a Ikari, causando que sus dos brazos se vuelvan rojizos.

-Mirei: ¡Ya cállense! ¡Es pura lógica, si hay una entrada secreta detrás de esta pared solo hay que buscar la zona que sea más débil!

-Pride: Oh bueno, siguiendo esa lógica también podríamos guiarnos por el sonido y-

Pero ya es tarde, pues Mirei ha alcanzado altos niveles de ira que la llevan a ejecutar su plan, comenzando a golpear frenéticamente la pared mientras se va moviendo para así buscar la zona que sea más débil que el resto.

-Pride: ...Siempre pensando con los músculos, como no. ¿Para qué utilizar un poco la cabeza verdad?

-Marke: ¡Yo ayudaré a buscar esa entrada secreta!

Y así, Marke también comienza a golpear con su bastón, solo que un tanto diferente a como lo hace Mirei...

-Pride: ¡PERO SI TÚ ESTÁS GOLPEANDO UNA ROCA QUE ESTÁ LEJÍSIMOS DE LA LADERA!

Tras un tiempo golpeando el muro, Mirei finalmente logra encontrar una zona más suave que el resto, al punto que generó una grieta con uno de sus golpes mayor a las que había hecho hasta ahora.

-Mirei: *suspiro* Tu teoría era cierta, sí que hay una entrada secreta.

-Pride: ¡Claro que mi teoría era cierta! Ahora debemos tener cuidado, pues no sabemos lo que nos encontraremos al otro lado de esta pared...

-Marke: ¡No te preocupes, tienes la ayuda de Marke y de su bastón mágico!

El científico y la revolucionaria se hacen a un lado para dejar que Marke derribe el muro con su bastón, ingresando a la zona oculta listo para la acción.

-Marke: ¡Manos arriba todos!

Sin embargo, el vendedor se lleva una sorpresa al no ver ni un alma dentro, encontrándose con un espacioso lugar que tan solo tiene una alfombra roja que lleva a un elevador, así como distintas maletas y demás objetos alrededor.

-Marke: Ahh que elegancia.

-Mirei: Bien, no hay nadie.

Viendo como el lugar es seguro, Mirei y Pride dejan de esconderse detrás del muro para acercarse hasta el elevador.

-Pride: Ahora solo queda hacernos pasar por equipaje. La pregunta es, ¿cómo mierda vamos a hacer eso? No cabemos en esas maletas, y no podemos pasar como mayordomos o alguna cosa así.

La Bestia Roja permanece pensativa hasta que recuerda la escena que montaron ella y Marke en Citania.

-Mirei: ¡Ah, eso es! ¿Y si nos encierras en una de tus esferas, Marke?

-Marke: ¡Woo, bien pensado, tenemos una ganadora en el concurso de IQ!

-Pride: ¡Eh, ¿cómo que concurso de IQ?! ¡a ver si yo voy a perder en lo que a intelecto respecta!

-Marke: Ahora, compañeros míos, prepárense para asfixiarse en silencio mientras nos hacemos pasar como equipaje random.

-Pride: Espera, ¿asfixiarnos?

-Marke: ¡Tirada número 1: Esfera de Ricos!

Cambiando su bastón por la tirada seleccionada, Marke lanza Nubes Bola por su arma que rodean tanto a Mirei como a Pride para finalmente encerrarles en esferas blancas.

-Pride: ¡¿Esto no tiene agujeros para respirar o algo?!

-Marke: Ahh bueno, nos vemos dentro de unas horas, querido oxígeno.

Y tras inhalar una gran cantidad de aire, el vendedor apunta con su bastón hacia arriba para encerrarse a sí mismo en una esfera, procediendo a esperar pacientemente a que alguien los recoja y los lleve a las habitaciones de los invitados junto al resto del equipaje.

-Sylvain: Tsk, ¿como acabé subiéndome a un carruaje de segunda como este..?

Mientras tanto, volviendo con el grupo conformado por Jammer, Sylvain, Buhroi y Faidit...

-Faidit: ¡D-Don Sylvain, no sea descortés! ¡este..individuo fue lo suficientemente amable como para prestarnos un método de transporte!

El grupo avanza por la Garganta de Dragón con el carruaje proporcionado por Jammer, el cual si bien es rápido no deja de moverse de forma que inquieta a Sylvain y Faidit.

-Jammer: ¡Les he conseguido tremendo carro que va a 40 Tsutsus por hora! ¡osea imagínense!

-Sylvain: ¡Que no entendemos una mierda de lo que dices! ¡¿porqué no usas las unidades de longitud que usamos las personas normales?!

-Buhroi: Carro rápido, velocidad gustar a Buhroi.

-Sylvain: (Bueno, aunque no me guste la idea de estar montado en un carro que no vale ni 10 berries, al menos así llegaré lo antes posible a Moloplace...Eso siempre y cuando no pase nada estúpido).

Pero unos segundos después, Sylvain se arrepentiría de pensar aquellas palabras, pues en cuanto lo dice un enorme objeto sale del suelo y les bloquea el camino al grupo.

-Faidit: ¡¿Q-QUÉ ES ESO?!

-Jammer: ¡SANTO GRANJERO!

Jammer hace un esfuerzo por frenar su carruaje, pero incluso aunque lo hubiese logrado, este ve como una zarpa sale de entre la pantalla de polvo, obligando a los presentes a abandonar el vehículo de un salto.

-Sylvain: ¡¿Y eso que es?!

-Buhroi: ¡¿Ser este dios protector de estas tierras?!

En cuanto el polvo se disipa, el grupo nota que aquello a lo que se están enfrentando es un topo gigante con una montura en su lomo.

-Faidit: ¡Ohhh, es un topo, que mono! ¡y que letal!

-Buhroi: No ser mono, ser topo.

-Sylvain: ¡¿Y tú que quieres?!

El noble del Reino de Grolive se pone en postura de combate mientras se dirige hacia el hombre que se halla sobre el topo gigante, quien lleva ropajes malgastados y una flauta en sus manos.

-???: Ahhh, es raro ver ofrendas por estos lares. Y es aún más raro que las ofrendas sean adultos.

-Faidit: Eh, d-disculpe caballero, ¿pero a qué se refiere con ofrendas?

-Buhroi: Ofrendas ser nosotros. El adorar dios glotón.

-???: Punto para el grandote. Sin embargo, nuestro dios no es ningún glotón.

-Sylvain: ¿"Nuestro" dios?

Después de la pregunta de Sylvain, otro topo gigante con un jinete sale del suelo, y luego otro, y otro, y así sucesivamente hasta que el grupo se halla frente a 10 enemigos con sus respectivas monturas.

-???: Los ignorantes de Yesuikristia creen que su dios es el único que cuenta, el todopoderoso, el que debe ser venerado por todas las formas de vida con inteligencia...

-Sylvain: ¿Estás diciendo que su dios es un topo?

-???: Ohhh no, te equivocas, los topos tan solo son nuestros compañeros y métodos de transporte. Nuestro dios es una criatura de un inigualable poder, capaz de utilizar sus poderes divinos para borrar las memorias de aquellos que se atrevan a respirar el mismo aire que el.

-Faidit: ¿Bo-borrar las memorias? Eso suena peligroso...

-???: No te preocupes rarito, después de todo nuestro dios suele devorar a las ofrendas que le damos después de haberles borrado las memorias.

Habiendo hablado suficiente ya, el hombre comienza a hacer sonar la flauta que lleva en sus manos. Acto seguido, el topo sobre el que está montado corre hacia el grupo, quienes lo esquivan haciéndose a un lado...a excepción de Faidit, quien es embestido.

-Jammer: ¿Están reaccionando a su música?

-???: ¡Correcto, cosa rara! ¡tanto ellos como nuestro dios son amantes de la música, y tan solo pueden ser controlados si se toca una tonada específica!

-Jammer: Tsutsutsu, es muy incómodo tener que referirse a usted como "???", ¿así que podría revelarnos su nombre?

Si bien el hombre y sus acompañantes no comprenden la primera parte de las palabras de Jammer, sí que entienden el resto.

-???: ¡Con gusto, aunque seguramente lo olvides en cuanto te llevemos con nuestro dios! ¡yo soy Beltoh, y tanto yo como mis compañeros somos los Testigos del Dios Supremo!

[Beltoh, uno de los Testigos del Dios Supremo].

-Beltoh: Aunque los ignorantes de Yesuikristia suelen referirse a nosotros como "herejes", ¡cuando lo único que hacemos es alimentar a nuestro dios con la carne de los desdichados que pasen por la Garganta del Dragón!

-Testigo: En su mayoría suelen ser niños, así que es muy raro ver adultos. El todopoderoso estará contento.

-Buhroi: Buhroi no tolerar seguidores de dios falso y cruel.

El corpulento hombre avanza enfadado hacia el grupo de Testigos del Dios Supremo acompañado por Sylvain.

-Sylvain: Y yo no tolero que unos don nadie me llenen las ropas de polvo.

Capítulo 17: Conflicto

En Citania, el General Real de dicha ciudad, Acieroy, está recibiendo una gran reprimenda por parte de su Archiduque, el cual se halla sentado en su trono.

Acieroy: ¡Señor! Le juro que fue imposible capturar al otro criminal, escapó dejando una gran distracción que ni yo pude derrotar rápidamente.

Archiduque de Citania: Eso es imposible Acieroy, con tu fuerza no hay manera de que alguien te haga frente. Fuiste negligente, ¡Bajaste la guardia!

Acieroy: Es imperdonable mi señor.

Archiduque de Citania: Pero aún puedes redimirte. Trae a ese Marke Shot para una ejecución pública lo antes posible y podrás limpiar tu nombre como General Real de Citania.

Acieroy: ¡ASÍ SE HARÁ, MI SEÑOR!

Y más determinado que nunca, Acieroy deja el lugar en búsqueda de su presa.

Por otro lado, Buhroi y Sylvain estuvieron luchando contra topos gigantes todo el día hasta el anochecer, sin embargo estos parecen ser interminables, pues cada vez que derrotan a un grupo de diez, otros diez aparecen al ritmo de la flauta de Beltoh.

Buhroi: ¡Esto ser buen entrenamiento para cuerpo de Buhroi!

Sylvain: Ya decía yo que era mala idea venir por aquí... A este paso llegaremos al castillo el día del banquete.

Jammer: ¡Bueno, parece que aquí tienen todo controlado! Tsutsutsu.. Ejem... TUTUTUTUTU, yo ya cumplí con mi parte del trato así que es hora de marcharme a hacer otras cosas.

Faidit: ¿Parte del trato? Pero si no hicimos ningún trato.

Jammer: Ya sabes, el carruaje que corre a 40 Tsutsus por hora a cambio de llevarme sus almas y todo eso...

Faidit: Ah, sí, ese trat- ¿Espera cómo?

Jammer: Bueno, ¡adiós! El granjero me está llamando, por allí, en el árbol, ¿le oyen?

Buhroi: Yo no oir nada.

Buhroi le da un puñetazo a un topo y lo manda a volar.

Jammer: Y entonces Jammer se fue de la escena, desapareciendo por el borde de la pantalla.

Faidit: ¡No hay narrador, ese eres tú hablando!

Jammer: Ah, sí, mis disculpas.

Y entonces, Jammer se fue de la escena, desapareciendo misteriosamente al caminar detrás de un árbol.

Faidit: ¡Hey! ¡Vuelve aquí, y devuélveme mi alma! Oh no... Qué voy a hacer... Sin mi espíritu yo me siento vacío, solo... No puedo ni moverme por la frigidez glacial que siento...

Sylvain: Relájate caballero, solo se estaba burlando de ti.

Buhroi: ¡Ha! Broma graciosa, yo entender ahora.

Buhroi manda a volar a otro topo.

Faidit: ...

Beltoh: ¡Suficiente habladuría! Ahora que uno de ustedes los ha abandonado, será mucho más fácil capturar a tres para alimentar al Dios Supremo.

Varios topos se aproximan al grupo con intención de atacar.

Sylvain: Oye, caballero, hablando de dioses.

Faidit: Ese truhan de Jammer, burlándose de mí otra vez... Ah, dígame Don Sylvain.

Sylvain: Siendo tan joven y considerando lo mal vista que está tu identidad en una ciudad como Yesuikristia, ¿por qué el Reino de Ariefois te enviaría a ti a entregar una carta allí?

Faidit: Oh... Es una buena pregunta, pues mire, aunque no lo crea, resulta que soy una persona muy afortunada, siempre salgo bien parado de casi cualquier situación, y el rey de mi reino es un gran creyente del destino, por eso decidió enviarme a mí.

Sylvain: (Casi parece como si ese rey quisiera deshacerse de él, pero vale...) ¿Y qué se supone que dice la carta?

Sylvain manda a volar a dos topos con una patada doble.

Faidit: Bueno, no tengo permitido revelar su contenido, pero quédese con que es importantísima.

Buhroi: Oye, blanquito enfadado.

Sylvain: Espero que eso no haya sido una manera de referirse a mí.

Buhroi: Yo creer que hombre topo usar tótem musical para llamar falso dios topo y atraer a más criaturas.

Beltoh: ¡Que no es un dios topo!

Sylvain: Tsk... Sí que me hablaba a mí. Aunque... Eso es, ¡el tipo de la flauta!

Faidit: Quizás si le derrotamos a él paren de venir a por nosotros estos topos.

Un topo ataca a Faidit pero este le repele con su espada para que acto seguido Buhroi le propine un potente suplex.

Beltoh: Así que por fin se les encendió el cerebro, ¡Tendré que poner las cosas más difíciles entonces!

El testigo del Dios Supremo vuelve a tocar su flauta, esta vez con una melodía más ominosa y, mientras lo hace, la tierra comienza a temblar violentamente.

Mientras tanto, dentro del pasaje secreto que lleva al Castillo Moloplace, siendo confundidas con el extravagante equipaje de los invitados al banquete del Archiduque, las bolas que contenían a Mirei, Pride y Marke son subidas con esfuerzo a uno de los carruajes por los sirvientes del castillo y comienzan su marcha. Luego de algunas horas de viaje, los polizones comienzan a hablar en voz baja entre ellos.

Pride: Así que decidiste volver a la isla eh, ya hay que ser valiente, ¿Por qué lo haces?

Mirei: No es de tu incumbencia.

Marke: Seguro es por una misión, después de todo ella es La Bestia Roja del ejército revolucionario.

Pride: ¡¡Ejército Revolucionario!! ¿Ella? ¿Estás seguro?

Mirei: Tsk... Baja la voz, ¿Y cómo es que tú sabes eso?

Marke: Soy una persona muy informada, un vendedor tiene que saber acerca de todo un poco. Sobre todo acerca de alguien que la lió tanto aquí hace unos años...

Pride: Uff... Tocando fibras sensibles, eh. ¿Y piensas volver a hacer lo que hiciste? ¿Lo disfrutaste?

Mirei: ...Eso es cosa del pasado, soy muy diferente ahora. Y si tan interesados están, pues sí, vengo en una misión importante.

Marke: ¿Uuuy y cuál sería esa misión?

Mirei: Como soy la que mejor conoce esta isla y sus particularidades, me enviaron para derrocar al Archiduque de Moloplace antes de que haga su jugada para convertirse en rey. Si logro dicha misión, será mucho más fácil para mi líder lograr que esta isla clave se revolucione en contra del Gobierno Mundial.

Pride: Eso si queda alguna isla para entonces...

Mirei: Ya te dije que las cosas han cambiado, ya lo verás. Por desgracia, no puedo decir lo mismo de ti, eres exactamente igual que cuando te conocí.

Pride: ¡¿Igual?! Pero si he hecho avances tecnológicos abismales con mis químicos que combinados logran reacciones termodinámicas en los enlaces covalentes de mis átomos y-

???: ¡FIN DEL TRAYECTO!

Marke: ¡Anda! Qué rápido van estos caballos de hoy en día, y yo que pensaba que pasaría más horas aguantando a este plasta parlotear hasta llegar a destino.

Marke se dispone a salir del equipaje pero Pride le detiene.

Pride: No, algo anda mal, el viaje debió haber sido mucho más largo, aún no llevamos ni un cuarto de camino.

Mirei: Esto solo puede significar que...

Una persona destapa la manta que cubría el equipaje en el carruaje con la mirada fija en las burbujas que habían sido creadas por Marke.

???: Hasta aquí llegan estos tres.

Pasando a Yesuikristia, un hombre delgado de cabello negro vestido de blanco con una larga túnica adornada es visitado en su templo por sus subordinados, los cuales se arrodillan ante él.

Inquisidor: ¡Arzobispo Samael! Han ocurrido cosas terribles en el centro de la ciudad, una mujer diabólica que finge ser un hombre, un hombre creyente de una falsa religión y un noble que les acompaña han asesinado a varios de nuestros compañeros a la vista de todos.

Inquisidor 2: ¡Deberíamos hacer algo, su santidad!

Samael: Que se hielen los infiernos... Como General Real de Yesuikristia no puedo permitir tal afrenta nuestro orden sagrado. ¡Encuentren a esos herejes en nombre del Todopoderoso, o su ira y la del Archiduque recaerá sobre ustedes!

Inquisidor 3: ¡Sí, señor!

En la otra punta de la isla, dentro del Castillo Moloplace, un hombre sollozante con sombrero se dispone a hablar entre lágrimas.

One Plus Two: ¡Archiduque! Espero que usted, sniff, pueda liberarme del peso que siento, pues le he fallado. Merezco un destino peor que la muerte, sniff...

Rexius: ¿Qué pasa, One Plus Two?

One Plus Two: Es que hay noticias en toda la isla sobre varios intrusos causando alborotos, en Citania, en Yesuikristia, y falta tan poco para el gran banquete... ¿Quiere que los mate a todos? Aunque me aquejaría tanto tener que hacerlo, sniff...

Rexius: Ustedes sólo deben preocuparse por evitar que los intrusos lleguen al castillo antes de tiempo, y asegurarse de que esa dichosa carta no llegue al Archiduque de Yesuikristia.

One Plus Two: Oh... Eso está cubierto. El castillo tiene grandes defensas y he enviado a la prisionera a encargarse de la carta y luego de su cartero, señor.

Rexius: Perfecto. Por lo demás tranquilo, todos los intrusos que han ingresado a la isla eran los esperados y tienen un papel en mi plan... Sobre todo mi niña.

One Plus Two: Conozco el fundamental papel de ella en su plan señor, hace años, pero me preocupa el resto, ¿para qué atraerlos?

Rexius: Todo a su tiempo One, pero he descubierto que cada uno de ellos tiene algo muy importante que necesito fervientemente. Y ahora que mi niña Ikari ha vuelto a la isla, el cielo rojo por fin se desatará sobre el mundo una vez más... Y con más fuerza que nunca.

Capítulo 18: De topos y topetazos

Faidit: ¡Woooo!

Buhroi: ¿¡Qué ser eso!?

Una garra sale de la tierra. Más grande que la de cualquier bestia que hayan estado enfrentando por el día entero. Está se alza con potencia y se estrella en el suelo, haciendo que los tres fortuitos compañeros tengan que esquivar.

Buhroi: ¡Dios Topo!

Beltoh: ¡Qué el Dios Supremo no es un Topo!

La criatura esta vez sale de cuerpo completo de la tierra, estremeciendo el estrecho paso cuál terremoto.Todos tienen que poner su mayor esfuerzo en mantener sus pies en la tierra, pero es complicado cuando ¡UNA PUTA GRIETA DEL TAMAÑO DE LA PANGEA SE ABRE DEBAJO! La garganta del Dragón se resquebraja y varias de sus partes caen al vacío...con Faidit arriba.

Faidit: ¡Kyaaaaaahhhhh!

Ya se está yendo hacia abajo, directo al mortal abismo, no obstante, antes de siquiera poder procesar que va a morir, una mano reptiliana lo agarra de su ropa por el cuello.

Buhroi: ¡Buhroi atraparte, hombre pequeño!

De un tirón, lo sube a salvo, muy para el impacto de Faidit, que solo alcanza a balbucear.

Faidit: Gra...gracias.

Buhroi: Ni mencionar.

Faidit: No, en serio. Gracias. Le debo mi vida.

Buhroi: ¿Deberme vida? Si ese ser caso, ahora técnicamente ser mi esclavo.

Faidit: ¡¿Qué!?

Sylvain: ¡Caballero o esclavo, importa un coño! ¡Pongan atención, idiotas!

Buhroi: ¿Huh?

Faidit: Ah, si...

La inmensa criatura se alza, mostrando sus dientes planos pero afilados.

Beltoh: ¡Mi leal compañero! ¡Estos vasallos de otro Dios han derrotado ya ha muchos de tus hermanos y hermanas! ¡ Ayúdame a purificarlos de sus pecados al convertirlos en ofrendas para el Dios Absoluto!

Topo mayor: ¡Raaaaaargh!

La criatura usas sus zarpas para barrer con la zona, haciendo que la ladera se resquebraja aún más. Por fortuna, está vez si evitan la caída todos. No obstante, el cansancio y estrés de un día entero de batalla está muy presente.

Buhroi: ¡Gautama Aalingan!

El sacerdote tribal intenta hacer un dúplex a la inmensa criatura, tal como ha estado haciendo con las otras criaturas. Pero esta vez, la bestia es demasiado pesada. No puede cargarla, y está solo me mete un manotazo para enviarle a volar.

Buhroi: ¡Agh!

Faidit: ¡ Buhroi!

El caballero de Ariefois intenta ir a su ayuda, pero otro jinete de topo le bloquea el paso, así que no tiene más remedio que seguir atacando con su espada.

Topo mayor: ¡Raaaaaargh!

La gran bestia se dirige ahora a vapulear al noble de Grolive. Pero, este esquiva con un salto increíblemente alto. Intenta llegar al encantador de topos. Pero el más grande se gira y logra pegarle en el peto, abollándolo aún más.

Faidit: ¡Don Sylvain!

Sylvain: ¡No es nada! ¡Tú! ¡Buhroi! ¡Necesito que hagas el martinete con esa cosa!

Buhroi: ¡Pero...Buhroi ya haberlo intentado!

Sylvain: ¡Entonces transformate completo y vuelve a intentar! ¡No solo uses las manos!

El hombre de la tribu reacciona sorprendido, y no precisamente de forma positiva.

Buhroi: ¡Tú cómo saber que yo poder hacer eso!

Sylvain: ¡Digamos que...conocí a otros elegidos por el...Dios verdadero! Si...eso... ¡Cómo sea! ¡Hazlo!

Buhroi: ¡No tener permitido usar eso a menos que tener una buena razón o que mi Dios permitirlo!

Sylvain: Aghh, malditos religiosos....ahmm ¡¿Qué podría ser mayor razón que enfrentar a estos tipos! ¡Tú lo dijiste, ¿¡No!? ¡Es peor adorar a un Dios falso!

Buhroi, viendo la verdad en las palabras del “hombre blanquito”, toma su decisión. Beltoh, a su vez, piensa que ya los ha dejado campear demasiado a sus anchas.

Beltoh: Hora de acabar con esto.

Pero antes de que pueda emitir otra nota de su flauta, la tierra ahora se estremece de su lado. ¿Por qué? Por la gran serpiente que abraza por completo la parte inferior de su bestial compañero topo.

Jinetes de topo: ¡¡¿Qué demonios es eso!!?

Sylvain: ¡Perfecto! ¡No dejes que se mueva!

Faidit: ¡Wooooooh! ¡Tú puedes Buhroi!

Beltoh: ¡Maldito! ¡Pagarás por es...!

Sylvain: ¡Sommet de Cristal!

De un salto inmenso, y ahora sin la criatura estorbando, el Jambebleu hace dignidad de su epíteto y da una patada de hacha al domatopos justo en la nuca. Con este brutal ataque, el hombre cae de su montura, y rueda hasta el suelo, espumeando por la Oca, y sangrando por la nariz.

Sylvain: Ahhhhh... al puto fin.

Jinete de topo: ¡Ha vencido al Líder!

Jinete de topo 2: ¡A él!

Los hombres y sus monturas ya van a abalanzarse sobre el noble, pero Sylvain sonríe confiado.

Sylvain: Ah ah ah ah ah, no tan rápido.

El piernas largas alza entonces un objeto frente a su rostro, paralizando de terror a los enemigos.

Jinete de topo: ¡Esa es...!

Jinete de Topo 2: ¡La flauta!

Sylvain: Me pregunto que pasará si...

El noble, con la galanía de su rango y cuna, suelta unas notas en el instrumento, rápidas y sueltas pero , u con ellas, las criaturas dejan de obedecer a sus amos.

Faidit: ¡Las controla!

Buhroi: Bien. Buhroi estar cansandose.

Los jinetes reaccionan con terror al ver que sus monturas no solo no les hacen caso, ya empiezan a irse en su contra.

Sylvain: Y yo que me quejaba con mi padre de esas estúpidas lecciones de música. Ahora, ustedes locos de los topos, ¿Talvez puedan hacerme un favor?

Capítulo 19: Perdidos en las cuevas

De vuelta en el barranco, los topos desaparecen tras dejar fuera de combate o casi inconscientes a todos, a exepción del lider que vuelve a estar conciente. Entonces Sylvain le agarra fuerte del cuello y le habla.

Sylvain: Bueno, ahora si eres tan amable tengo algo que pedirte, varios de tus compañeros ya se han negado, pero supongo que como jefe tendrás más cabeza y sabes lo que te puede ocurrir. Y la verdad, tras viajar con esos dos no estoy para juegos.

Pero entonces Beltoh le escupe.

Beltoh: Me da igual lo que pidas, solo atiendo a las ordenes del Todopoderoso.

Entonces Sylvain estaba por darle una patada, cuando de repente Beltoh recibe un disparo en la frente, al igual que todos los otros jinetes.

Faidit: ¡¿Qué demonios?!

Entonces Sylvain mira la herida donde ha impactado la bala, encontrando vendas o trozos de tela muy comprimidos.

Sylvain: (¿Habrá sido...?)

Entonces en uno de los pasillos de una cueva cercana se escuchan unas rocas desprenderse, y ven una figura extraña entre las sombras. Faidit se asusta, mientras Buroih y Sylvain se ponen en guardia.

Faidit: ¡AHHHHHHHH! Un demonio topo.

Sylvain: ¿Qué rayos es eso? La sombra no parece humana...

Buroih: Buroih tampoco saber, pero algo si saber, saber que es mala cosa.

Entonces la sombra sale corriendo por el túnel, intentando huir, pero Buroih y Sylvain no van a dejarle.

Sylvain: ¡Qué no escape, Buroih!

Buroih: Buroih atrapar cosa mala.

Entonces salen corriendo por el túnel, para sorpresa de Faidit que no reacciona a tiempo y los pierde de vista.

Faidit: . . . ¿Eh? (Gesto y cara asustada) ¡¿Me han dejado solo?!

Buroih y Sylvain corren detrás de la sombra, pero la cueva está muy oscura y no ven casi nada, aparte q el tipo lleva prendas oscuras. cuando de repente Sylvain nota algo y salta para esquivarlo.

Sylvain: ¡Cuidado!

Buroih no reacciona a tiempo y tropieza con una venda que al tirar de ella con el pie, hace que dos grandes rocas le caigan en frente bloqueándole el paso.

Buroih: No detener. Yo buscar otro camino.

Sylvain: De acuerdo.

Sylvain sigue corriendo por las cuevas, siguiendo a la figura, y poco a poco consigue acercarse mas y mas, logrando identificarle.

Sylvain: Sabía que eras tú.

Pero de repente salta y se mete en una cueva lateral, generando un pequeño brillo por alguna razón, pero cuando le sigue...

Sylvain: ¡¡!! ¿A donde ha ido?

Buroih ahora mismo se encuentra perdido entre las cuevas, yendo de un lado para otro sin sentido alguno. Perdido.

Buroih: Mala cosa. Buroih tener que romper pared hasta salir si no querer morir.

Pero entonces ve un brillo detrás suyo de donde salen Faidit y una figura aún más misteriosa de la que vieron, a lo que Buroih pregunta a Faidit.

Buroih: ¿Quién ser?

Faidit: Tranquilo, nos va ayudar.

Unos momentos atrás, Faidit está solo casi a punto de llorar, pues escucha ruidos muy raros y tiene miedo. Pero intenta recomponerse.

Faidit: Vamos Faidit, eres un caballero, no deberías ser tan miedica. ¿Qué es lo peor que pueda haber en estas cuevas? ¿Arañas, topos, ladrones, ...? Eso no es nada.

¿?: ¿Disculpa, estás perdido?

De la sorpresa Faidit pega un grito y empieza a dar espadazos al aire, cuando la otra persona agarra el filo de su espada y se lo quita.

¿?: Woah, cálmate, no voy a hacerte nada, solo estoy de paso hacia el castillo.

Faidit: ¿Eh? Ah, que casualidad, nosotros también estábamos de..., de..., de..., ¡DEMONIO!.

Y así es, el grito de Faidit sobresalta a esa persona que ha aparecido, pero no es para menos su reacción, la persona tiene cuernos, cola, piel rojiza aunque casi rosada, ojos amarillos y rojos y pinchos por todos lados.

Impen Infernu DF.png

¿?: Tranqui, tranqui, soy Infernu, Impen Infernu, consumí la Hito Hito no Mi: Modelo Demonio, y la verdad, no la controlo muy bien.

Faidit entonces se tranquiliza un poco, nota que la persona que tiene en frente no tiene malas intenciones.

Faidit: Oh, mis disculpas, he perdido las maneras por unos instantes, pero me entenderá, su aspecto es altamente alarmante a primera vista.

Impen: Si, lo se. Por cierto, has dicho "nosotros". ¿Te acompañaba alguien más?

Faidit entonces se acuerda de sus acompañantes.

Faidit: Es cierto, me he separado de dos amigos en las cuevas, no se donde pueden estar.

Impen: Oh, puedo ayudarte, es algo sencillo, así que con un favorcillo que me hagas podría llevarte hasta tus amigos. ¿Qué te parece limpiarme las botas?

Faidit: ¿Perdón?

Impen: Oh, es por mi fruta, si alguien cumple uno de mis contratos puedo darle una recompensa equiparable, así que si firmamos que a cambio de limpiarme las botas te llevo hasta tus compañeros, se cumplirá.

Faidit: Ah bueno...

Entonces Faidit firma un contrato que prepara Impen y le empieza a limpiar las botas.

Faidit: ¿Esto no será para aprovecharte porque me ves inferior por como soy, verdad? Lo de ser una mujer que quiere ser hombre.

Impen: Meh, eso me da igual, hasta a mis compañeros de curro les cairías bien.

Faidit: ¿Y que le trae por aquí?

Impen: Busco a un tipo que me timó, soy jefe de un negocio, y tengo una reputación que mantener, ya sabes. Y tengo que arreglar cuentas. Lo mismo le has visto. Ropas moradas, todo vendado, poder de tela o vendas, algo por ese estilo.

Faidit entonces se sobresalta al reconocerlo.

Faidit: ¡Si, claro que lo conozco, nos dejó solos en una emboscada que nos hicieron antes!

Impen: No dudo que él mismo lo organizara buscando algo para si mismo, es un aprovechado.

Faidit: Bueno, las botas ya están.

Impen: Perfecto, pues en tres, dos, uno...

Y entonces un portal se abre, apareciendo donde Buroih. Trás explicarle lo sucedido, Buroih parece darse cuenta de algo.

Buroih: Tipo listo, ahora Buroih entender...

Faidit: ¿Entender el qué?

Sylvain: Que nos ha tendido una trampa.

Sylvain sale de una cueva cercana, algo enfadado.

Sylvain: Lo he escuchado todo, hay un eco terrible. Bueno, se me ha escapado de alguna forma, pero le he conseguido ver, era Jammer, lo cuál tiene sentido, las balas de tela, la venda trampa. Todo encaja.

Faidit: Entonces si que nos la ha jugado.

Buroih: Estar muy enfadado. Nadie engañar a Buroih.

Sylvain: Como le vea de nuevo lo mato. Me ha quitado una gran baza al matar a esos tipos.

Faidit: Por engañar a un caballero es mi deber ejecutarlo si vuelvo a verle. Oh, aunque a Impen también se la jugó primero, tal vez el tenga más derecho.

Impen: Meh, a mi me es igual, pero si le matáis me gustaría recompensároslo de alguna forma si le matáis. Estaría dispuesto a daros lo que sea.

Los tres: ¿Cualquier cosa?

Impen: Sip, siempre se puede acordar por contrato, yo tengo que irme ya, pero si quereís firmar ese trato, hasta estaría agradecido.

Faidit: A mi solo me gustaría una cosa, pero es seguramente imposible.

Impen: ¿Ser un hombre? Dalo por hecho si quieres.

Faidit: ¿¡En serio!?

Impen: Si, se que funciona. De todas formas si no estáis seguros puedo poner en el contrato "... les daré lo que se merecen..." para que podaís decidir después.

Buroih y Sylvain están exepticos, no se acaban de fiar.

Faidit: Buroih, Sylvain, a que es una maravilla, lo que queramos.

Sylvain: Faidit, ya sabes lo que dicen, si parece demasiado bueno, es que hay gato encerrado.

Buroih: Buroih firmar.

Sylvain: ¿Tú también?

Buroih: Buroih estar aquí por algo, si persona rara poder conceder o ayudar Buroih en eso, ser mejor probar.

Sylvain: Pues ahora que dices eso..., tal vez me venga bien firmar también a mí. Pero déjame leer bien ese contrato primero.

Impen: Como gustes, no tengo prisa.

Sylvain lo lee todo, y la verdad, no encuentra ningún trato sucio, letra pequeña o vacío legal.

Sylvain: Está bien, firmo, así podré acabar con ese Jammer también, estos dos serán incordiosos, pero ese me ha tocado la moral.

Impen: Muy bien, pues firmen.

Los tres firman el contrato, e Impen se lo guarda mientrás se marcha.

Impen: No creo que siga por aquí, este lugar es peligroso. Les recomiendo también irse cuanto antes.

Faidit: Entendido, muchas gracias.

Buroih: Ya ver de nuevo y cobrar trato.

Sylvain: Si le matas tú dale una patada de mi parte.

Mientras se aleja de los tres que ha "conocido" en ese momento, Impen no puede dejar de pensar una cosa.

Impen: (Estás cada vez más muerto, Jammer).

Capítulo 20: Viaje interrumpido

—Hasta aquí llegan estos tres. -dijo una misteriosa voz

Mirei, Marke y Pride seguían en el interior de las esferas generadas por el Bastón de las Maravillas del excéntrico comerciante. Dejando de lado la falta de oxigeno, teoricamente eran lugares bastantes seguros, es decir, teniendo en cuenta el extravagante equipaje que había en el carruaje, desde sarcófagos de oro hasta... ¿maquinas expendedoras?, las tres bolas blancas no eran precisamente los elementos que mas sobresalían.

—Colocadlas aquí -ordenó la voz

—Eh tú, comerciante -le susurró Pride a Marke- ¿No hay forma de ver lo que está pasando fuera?

—La Esfera de Ricos™ garantiza confort y privacidad absoluta -respondió Marke

—¿¡Y eso que significa!? -preguntó Pride intentando contener el volumen de su enfado

—Que no hay forma de ver el exterior... -contestó Mirei agotada por las estupideces de sus compañeros

Una de las esferas fue agarrada por alguien y empezando a ser transportada hacía otro lugar

—¿A quién se han llevado? -preguntó Mirei ligeramente alterada- ¿Pride, Marke?

—¡Presente! -exclamó Marke

—¿Entonces se llevaron a Pride? -pensó Mirei- ¿Van a hacer uso de su sangre?

—¡¡ESCAPAD!! -gritó Pride desde el exterior, alertando al resto del equipo, que con fuertes golpes rompieron las nubes-bolas en las que se encontraban.

—¡Tu! -gritó Mirei

Pride se encontraba en una jaula junto al individudo que había detenido el carruaje, un hombre ya conocido por Mirei y Marke: El Teniente General Pomeroy

—Ugh, debí de haber cogido la esfera de la derecha -dijo Pomeroy observando a Mirei- Pero bueno, tiempo al tiempo, eventualmente os atraparemos al resto.

—¡¡Corre Marke!! -gritó Mirei iniciando un esprint hacía la dirección contraría

—¡¿COMO QUE CORRE!? ¡¡SACADME DE AQUÍ, PAYASOS, SIN MI MORIRÉIS!! -les gritó Pride

—¡¡Pero si nos acabas de decir que escapemos!! -le contestó Mirei

—¡¡ERA SOLO PARA AVISAROS DEL PELIGRO!! -respondió Pride con otro grito

—¡Lo siento, Pomeroy es muy peligroso, lo sentimos! -dijo Mirei continuando su huida

—¡¡SI SALGO DE AQUÍ OS MATARÉ!! -chilló el doctor

Marke y Mirei comenzando a huir codo con codo, sin embargo Pomeroy evidentemente no iba a dejar que sus objetivos escapasen.

—El archiduque me dijo de no enfrentar a más de un contrincante, pero Ikari es una de las máximas prioridades, puedo enfrentarles mientras espero a que él llegue -pensó Pomeroy- ¡¡En guardia!! -sin mediar palabra el brazos-largos se abalanzó sobre los dos combatientes

—¡¡AHORA!! -gritó Mirei chocando su mano junto la de Marke- ¡¡Relevo!!

La revolucionaria y el mercader se detuvieron subitamente, el teniente no se esperaba este movimiento por lo que clavó sus pies en el suelo para detener de inmediato su movimiento a la vez que se colocaba en guardia con los escudos.

—¡¡Tirada número 7: Mar de Ricos!! -exclamó Marke apuntando con su bastón de las maravillas hacía Pomeroy- Big Shot -un potente chorro de agua fue emitido hacía el teniente, que respondió de inmediato alzando su escudo y bloqueando la súbita descarga de líquido. La defensa del teniente no parecía correr peligro sin embargo debido a la continua fuerza del agua, el escudo empezó a temblar cada vez con más intensidad.

—Se como funciona el bastón -contestó Pomeroy aún resistiendo el ataque- Solo tengo que esperar a que te quedes sin agua, ¿verdad? -la actitud relajada de Marke se derrumbó ligeramente tras ese comentario, siendo el comerciante perfectamente consciente de que no le quedaba demasiada agua.

—Es lo que tienen los negocios, amigo mio... -contestó Marke emitiendo sus últimos litros de agua, tras ello del bastón tan solo surgieron unas pocas gotas- A veces hay que hacer un poco de crunch... ¡¡Tirada número cinc-

—¡¡BASTION!! -Antes de que Marke tuviera siquiera tiempo a realizar su tirada, Pomeroy ya había saltado a por él, cayendo mientras hacía chocar brutalmente ambos escudos contra su cabeza.

—Pwargh... -Marke vomitó sangre y sus lentes se rompieron tras el impacto, cayendo de rodillas al suelo para finalmente colapsar.

—Uf... -suspiro Pomeroy agotado- Espero no haberlo matado -pensó mirando el cuerpo- El Archiduque me aconsejó que usase mis ataques más poderosos contra él o no podría siquiera dañarle. -la mirada de Pomeroy se centró en el bastón de las maravillas, el cual aún se encontraba siendo empuñado por Marke- Oh sí, debería de recoger eso. -el teniente se agachó para agarrar el báculo, sin embargo al tirar de él...- Ngh... -volvió a hacer fuerza- ¿¡Por qué no lo suelta!?

—Lo sentimos estimado cliente -dijo Marke alzando su cabeza, mostrando su ensangrentado rostro junto a una gran sonrisa- este producto no está a la venta. -con un rápido movimiento de muñeca, obligó a Pomeroy a soltar el báculo- ¡¡Tirada número 5!!

—¡¿Crees que puedes derrotarme, mercader?! -exclamó Pomeroy alzando su escudo para rematar definitivamente a su rival- ¡Solo eres un conejo de indias!

Pomeroy asestó su golpe final a Marke, pero este lo bloqueó mediante el orbe de su báculo

—¿Ah? -murmuró confuso el teniente al ver como la fuerza de su ataque se había desvanecido

—Tirada número 5: Impacto de Ricos -pronunció con calma Marke, Pomeroy al oir la frase entendió perfectamente cual era el dial que iba a ser empleado, por lo que alarmado se cubrió totalmente con sus escudos

—¡¡Un poco despistado!! ¿¡No crees!? -se escuchó detrás de Pomeroy

—No puede ser... -pensó el brazos largos desesperanzado.

De frente, Pomeroy se encontraba protegido ante el inminente ataque de Marke pero a sus espaldas se hallaban Mirei y Pride corriendo hacía él

—¡Pensaba que habías huido! -gritó Pomeroy colérico

—¡¡No importa las circunstancias, nunca ignoraría a alguien pidiendo ayuda!! -respondió Mirei estallando su puño en llamas- ¡¡Wall Breaker!!

—¡¡YO NUNCA TE PEDÍ AYUDA, NIÑATA!! -gritó Pride, el comentario hizo que las llamas de Mirei aumentasen de tamaño- ¡¡Ubermensch!! -la garra de Pride junto a su brazo se recubrieron de Haki de Armadura artificial

—¡¡A mi no se me ocurre ninguna frase épica que decir!! ¡Así que muere y ya, supongo! -dijo Marke apuntando con su cetro a Pomeroy- ¡¡big Big BIG SHOT!!

Pomeroy, en su mejor intento por resistir los ataques provenientes de todos los flancos, trató de bloquear con sus escudos tanto el dial de impacto de Marke como el golpe combinado de Mirei y Pride.

Ambos escudos fueron inmediatamente reducidos a escombros al recibir los ataques, el brazos largos recibió inmensos daños por parte de sus enemigos, siendo disparado a enorme velocidad haciá una de las paredes del sendero, destruyéndo ladrillo, tierra y roca para finalmente acabar en una de las múltiples cavernas subterraneas repartidas por el subsuelo de Isla Arsis.

—Ese fue un excelente plan, pequeña niña... -comentó Marke agotado


—¡¡AHORA!! -gritó Mirei chocando su mano junto la de Marke- ¡¡Relevo!!

La revolucionaria y el mercader se detuvieron subitamente, el teniente no se esperaba este movimiento por lo que clavó sus pies en el suelo para detener de inmediato su movimiento a la vez que se colocaba en guardia con los escudos.

—¡¡Tirada número 7: Mar de Ricos!! -exclamó Marke apuntando con su bastón de las maravillas hacía Pomeroy- Big Shot -un potente chorro de agua fue emitido hacía el teniente, que respondió de inmediato alzando su escudo y bloqueando la súbita descarga de líquido. La defensa del teniente no parecía correr peligro sin embargo debido a la continua fuerza del agua, el escudo empezó a temblar cada vez con más intensidad.

—¡Sky Walk! -mientras Pomeroy estaba concentrado en bloquear la corriente de agua, Mirei se desplazó por los aires sin ser vista para llegar hasta Dr. Pride y liberarle.


—Agh... -gimió Pomeroy adolorido, tirado por los suelos y cubierto de tierra y sangre.

—¿¡Sigue consciente?! -se alarmó Pride- ¡¡Si le hemos destrozado!!

Pomeroy clavó una de sus espadas en el suelo para usarla de soporte en su tarea de levantarse —¿Os creeis que me habéis derrotado?... Tan solo me habeis pillado desprevenido, ahora os ejecutaré...

—Estamos en mejor condición que él, le podemos derrotar -dijo Mirei, segundos después de pronunciar la oración, Marke cayó al suelo inconsciente- ¿¡Huh!?

—¡¡Ese da igual!! -dijo Pride- ¡¡Tu y yo estamos en buena condición, podemos vencer- -Pride esquivó por reflejo un pequeño objeto que iba hacía él

—¿Qué fue eso? -preguntó Mirei

Una cánica golpeó una de las paredes, provocando un enorme crater.

—Una...canica... -comentó Pride- ¡¡MIERDA, HE ESQUIVADO LA CANICA!! -el doctor se inyectó una sustancia a traves de su guantelete- con esto... podré aguantar el siguiente ataque.

—Es él, ¿no? -preguntó Mirei preocupada

—Has tardado en llegar... One Plus Two... -dijo Pomeroy

One Plus Two.png

—Lo... lo sé... -dijo One Plus Two conteniéndose las lágrimas- Aquí hay tantos tuneles que me perdí... ¡¡¡LO SIENTO!!! -gritó postrándose mientras hincaba su cabeza en el suelo- ¡¡PERDÓNAME POR FAVOR, TE HE FALLADO!!

—¡¡Deja de dar repelús y capturalos!! -le ordenó Pomeroy

—Ah... sí... -One Plus Two se levantó haciendo ruidos nasales por los mocos que le habían caido mientras lloraba- Vosotros tres, por favor entregaos... No me gustaría haceros daño...

—¡¡ME HAS INTENTADO MATAR CON UNA CANICA!! -le recriminó Pride

—¡¡Nooooooo!! ¡¡No tenemos permiso para mataros, os necesitamos vivos!! -le explicó One Plus Two- Solo quería dejarte inconsciente pero lo esquivaste... snif... snif... -el crater creado por el impacto de la canica empezó agrietar la pared hasta alcanzar el techo- ...Y lo activaste...

Una parte del techo se derrumbó encima de Pride, levantando una densa nube de escombros

—¡¡Pride!! -gritó Mirei

—Mirei-chaaan~~ entregate por favooor -le pidió One Plus Two

—Joder... -Pride reptó entre los escombros, saliendo repleto de sangre y heridas por todo el cuerpo- Aumenté el cartilago de mi cuerpo para resistir ataques contundentes, pero los cortes son otra cosa... Al menos rompí la cadena.

—Pride, ¿Como le ganamos? -le preguntó Mirei

—Si está con Pomeroy solo podemos escapar. Sabes como funciona su habilidad, ¿no? -le preguntó el doctor

—Lo suficiente como para sobrevivir. -contestó Mirei

—Bien... Preparate para huir, ya veré si se me ocurre algo sobre la marcha -comentó Pride palpando sus elixires.

Sin embargo la tensión fue interrumpida por un sonido creciente, algo dirigiéndose hacía ellos por la caverna subterranea que había abierto Pomeroy.

—¿Que es ese rui- -Pomeroy fue atropellado por lo que parecía ser un carruaje.

—Que os parece si esta noche os seduzco en mi coche -dijo Jammer frenando su carruaje delante de Pride y Mirei.

—¿Quién narices eres? -le preguntó Pride

—¡Hola! me llaman Jammer y veo que estais intentando acceder a Moloplace, ustedes deben ser Mireina, Dolor Prai y Mike, los escuché desde la Boca del Dragón y decidí acercarme. -dijo el increible Jammer destilando un infinito carisma- ¿Os llevo?

—No has acertado ni un solo nombre -dijo Mirei- ¡¡PERO SÍ, LLÉVANOS!! ¡¡Me da igual si es una trampa, no va a ser peor que esto!!

—Ohhh, esto sí es inesperado -murmuró One Plus Two inmovil con su mirada fija en Jammer

Jammer usando sus vendajes subió al grupo al carruaje —¡Este bebé corre a 40 Tsutsus por hora! ahora suban caballeros, los llevaré comodamente. ¡El próximo destino es el castillo corazón! Aunque bueno, tecnicamente ya estamos en él, ¿no? Solo que bajo tierra y tal, la frase significa llegar pero llegar bien, ¿entendéis?

—Avanza y cállate por favor -dijo Pride.

Y así el carruaje de Jammer se volvió a la caverna subterranea de la cual había salido.

—Espera -dijo Mirei cayendo en la realización- ¿Dijiste que nos escuchabas desde la Boca del Dragón? ¡¡Pero si eso está como a-

—To be continued -contestó Jammer

—¿Eh?

—Ah perdón, no me salió bien -respondió Jammer- Espera, lo intento de nuevo -el enmascarado cogió aire

Capítulo 21: Cuentos de cueva

Mirei: ¿Como que capítulo?

Jammer: Bah no captan una sola, en fin la sociedad.

Pride: Yo de hecho si entendí, mas no comparto susodicho humor de bajo grado.

Jammer: ¡Oh! cuenta un chiste Pride, me encantan tus chistes.

Pride: Oh muy bien, ¿Porqué un foton no puede hacer pan? Oh veran, no tiene masa.

Jammer: ¡Muy bueno! ahora cuentate el del sodio.

Pride: Na.

Marke: ¡Ah lo entendí, debería contarlo en un bar por monedas!

Mientras los chicos cool compartían humor de maximo grado, parecía que Mirei tenía una forma curiosa de reirse. Cada vez que contabamos un chiste hacía un pitido y respiraba profundamente.

Pride: ¿Decías que te llamas Jammer? ese nombre me suena.

Jammer: ¡Pero claro, tu conociste a Jammer hace mucho tiempo! En la granja norte de Yesuikristia, por supuesto.

Pride: Eeehhh, ¿Eres... era Jaime? Pero esa no es una granja, es un ganadero.

Jammer: No no. Es una granja, y yo no soy Jammer.

Mirei: ¿Hay una sola persona decente en Arsis?

En ese momento escuché al caballero de Ariefua estornudar, si que es un tipo decente aunque ese colorado lo esté estafando. En fin, ya me ocuparé de eso en otro capítulo.

Pride: ¿Estas... bien? ¿acaso tu cerebro está mal hidratado? Ah, debes haber estado en un accidente, mirate todo demacrado, hasta mi cuerpo es mejor que el tuyo y estás... ¿Como estás moviendo la carroza? ... NO ... NOOOOO

Jammer: Oh a ti no te gustaban estas, bueno mejor contener tu ira.

Un rápido movimiento, Envolviendo al doctor que chillaba fuertemente. Mas no quise envolverlo en un regalo, pues el gran comerciante Marke Shot notó algo.

Marke: ¡Que ritmo con que chilla! Esto podría ser el tema del verano, lo vendería por millones.

Jammer: ¡Muy cierto! Les cantaré algo con este ritmo.

Conciertojammer.png
Todo comienza en-

en lo del granjero

Preparando viandas

oh buen granjero- si si eh

Historias nos fue a contar

y nos cuen-ta eeel

cuento de hace tiempo

el oh gran cuento deeee

Arsis heróico. Si si eh

Su amada seee- se enfermó

y el cielo azúl, siempre extrañó

Y- pues- fue. Al monstruo venciooo

El cielo azúl volvió, pe-ro- ¡oh!

Su amada lloró, justo no es

sola ella murió, Arsis se fue

el cielo daba igual, Arsis se fue

Ah que gran historia, pero el doctor se hiperventiló sacando espuma de la boca y se golpeó la cabeza hasta quedar inconsciente. Cuando quisimos ver Mirei hasta estaba llorando.

Mirei: Estaba equivocada, esto si es peor que One Plus Two...

Jammer: Oh bueno ustedes ya saben esa historia, un clasico que se contaba en la radio.

Marke: Estimado Jammer me llama la atención, ¿Su agudo oído es producto de algún artilugio de gran valor? Si es así me interesa comprar los detalles.

Jammer: No, no. Pero si quieres los detalles, solo escucho a un grupo selecto de personas con las que he estado en contacto, pero puedo transferir mi escucha a otra persona que esté en contacto con el original si es necesario. En total puedo escuchar a cuatro personas, lo que me recuerda. ¡Horacio, puedes volver!

Impresionado estaba el Marke, cuando di una palmada al tieso doctor, uno de mis confiables espías salió de su cuerpo.

Marke: ¡Oh, eso es..

Mirei: ¡Un den den mushi táctico!

Den den mushis tacticos, espias de alto calibre que se ocultan en el cuerpo de alguien y transmiten todo el audio alrededor de estos de vuelta a su base. Horacio se ocultó en el doctor mientras este se arrastraba por dias, mi segundo espía, Anacleto, en el caballero de Ariefua cuando lo transporté, el tercero sigue aquí conmigo.

Jammer: Bueno, suficiente de mi. Iré al grano, Horacio despiertale.

Y tras apretarle nervios del cuello, el doctor abrió los ojos.

Jammer: A 40 Tsutsus por hora no saldremos de aquí antes que el dia acabe, tendremos que acampar. Existe un segundo grupo, cuatro personas, una manipulando al resto para ponerles en mi contra. Todavía no han sido explícitos en su deseo concreto, pero los ocho estamos dirigiendonos a un mismo lugar.

Mirei: A Moloplace. Pero ehm, ¿que tiene ese tipo en tu contra?

Jammer: Jammer le ofreció mucho dinero por ese trabajo, pero como ya les dije, no soy Jammer.

Marke: ¡Dinero dices! si tanto dinero maneja ese sujeto, sería una grán oportunidad de venderle algo.

Doctor: ¡¡Jammer explicate ya mismo o voy a sembrar sustratos efervescentes en tu cuerpo!! tch maldito frutilu-

Jammer: ¿No entiendes doctor? Es la oportunidad perfecta. Por si no ha quedado claro, esta historia es una de venganza. Todos miramos al mismo horizonte, todos caminamos par a par.

Marke: ¡Oh, di la frase!

Jammer: Tengo muchísima hambre, detengamonos a comer ¡ONE TARGET!

piiiiip

Capítulo 22: Cruzando miradas

-Rexius: ¿Escaparon?

El archiduque del castillo Moloplace yace bebiendo una copa de vino en un trono el doble de grande que el, oyendo a dos de sus subordinados que le ponen al corriente de lo sucedido.

-Pomeroy: Lamentablemente sí, archiduque.

-One Plus Two: ¡MIL DISCULPAS, ADORADO ARCHIDUQUE!

One Plus Two se arrodilla ante Rexius de forma exagerada, chocando su cara contra el suelo y haciendo honor al apodo "El Rey de las lágrimas".

-Rexius: Ahora díganme, ¿cuántos eran los intrusos? ¿quiénes eran?

-Pomeroy: Al principio solo eran 3 intrusos. El científico de nombre ridículo, "su niña", y el experimento fallido.

-One Plus Two: Pero justo cuando los tenía, apareció un cuarto intruso en carruaje. Aquel al que llaman "Jammer".

-Rexius: Ya veo...

El archiduque continúa bebiendo de su copa con calma, cosa que extraña pero a la vez alivia a sus dos subordinados de alto rango.

-Pomeroy: (Se lo está tomando sorprendentemente bien...).

-Rexius: Hubiese preferido tenerlos bajo mi poder hasta que llegase el banquete, pero tampoco es mala idea dejarles libres por la isla. En cuanto el día del banquete llegue, ellos tendrán que venir a mi, y tan solo faltan 5 días para eso.

-Pomeroy: ¡Muy cierto, archiduque!

-Rexius: Ahora me gustaría ver el famoso Bastón de las Maravillas.

-Pomeroy: ¿Eh, disculpe?

-Rexius: El bastón que Marke nos robó la última vez que estuvo en esta isla. Entréguenmelo.

-One Plus Two: Ohhh gran archiduque, lamento mucho ser yo quien tenga que decirle esto...*snif* El se fue con su bastón en mano.

Al oír las palabras del General Real, Rexius no puede evitar cerrar su mano con fuerza, lo que provoca que su copa de vino se destruya.

-Pomeroy: ¿S-se encuentra bien, archiduque?

-Rexius: ...Acabo de derramar vino de alta calidad sobre mi ropa, ¿cómo crees que estoy?

-One Plus Two: Ohh no, el archiduque está enfadado...*snif* ¿V-va a utilizar su poder en nosotros?

Seguido de las palabras de One Plus Two, tanto este como Pomeroy comienzan a desprenderse lentamente del suelo, como si estuviesen levitando.

-Rexius: Le pido algo a mis subordinados de mayor rango y no son capaces de cumplirlo, ¿cómo crees que estoy?

-One Plus Two: ¡V-vaya a su lugar feliz, archiduque!

Rexius se levanta de su asiento para acercarse hacia el dúo que está levitando a causa de su habilidad.

-Rexius: ¿Acaso no saben que necesito ese bastón? Lo que le pase a su usuario es secundario.

-Pomeroy: Co-con todo respeto archiduque, ¿no podría obtenerlo el día del banquete? Después de todo su usuario vendrá al castillo por cuenta propia.

Al oír las palabras del brazos largos, el archiduque utiliza su habilidad para voltearlo, dejándole de cabeza.

-Rexius: Obviamente, ¿pero tienes algún problema con que lo quiera ahora? Yo soy el archiduque de Moloplace, quien dentro de poco se hará con el control de la isla...¿y ni siquiera puedo confiar en mis mejores hombres?

-Pomeroy: ¡Mi-mil disculpas, archiduque Rexius! ¡no volveré a dudar de sus deseos y órdenes!

-Rexius: Mis deseos SON órdenes para ustedes.

-One Plus Two: Si no es mucha molestia, ¿podría preguntar para que necesita el bastón? Se que fue creado en un edificio que estaba a su nombre antes de que los Testigos del Dios Supremo lo tomasen, ¿pero qué tan importante es?

Al oír la pregunta de su subordinado, Rexius opta por calmarse y bajarles con su habilidad, causando que Pomeroy se golpee la cabeza contra el suelo.

-Rexius: Como habrán notado en su encontronazo con Marke, su bastón cuenta con un total de 9 diales incorporados, entre ellos un Dial de Sonido. En ese dial se encuentra almacenada una antigua melodía capaz de controlar a el.

-Pomeroy: ¿"El"? N-no comprendo, archiduque.

-Rexius: ¿Nunca te has cruzado con los Testigos del Dios Supremo, Pomeroy?

-Pomeroy: Ah, ¿se refiere a esos sujetos que van montados en topos y que crean pasadizos subterráneos por toda la isla?

-Rexius: Esos mismos. Así como su música controla a aquellos topos, la melodía de la que yo hablo..es capaz de controlar a su adorado "dios supremo".

Esta noticia causa que tanto Pomeroy como One Plus Two queden impactados, comprendiendo rápidamente lo garrafal que fue su error.

-Rexius: ¿Lo entienden, verdad? Si yo fuese capaz de controlar a aquella bestia como lo hacía en el pasado, podría arrasar con las defensas de las demás ciudades, incluyendo a sus Generales Reales, dejando a sus archiduques en ridículo. Y entonces, cuando el dios supremo haya acabado con todo, cuando todos los ciudadanos hayan perdido la esperanza..yo apareceré.

-One Plus Two: ¡Ahhh, y entonces hará que el dios supremo ese caiga fácilmente por el control que va a ejercer sobre el!

-Pomeroy: Y se hará con la gloria y los aplausos de todos los habitantes de esta isla...

-Rexius: Exacto, y eso ayudará enormemente a mi objetivo de hacerme con el control de la isla.

Mientras tanto, volviendo con el grupo conformado por Jammer, Pride, Mirei y Marke...

-Pride: Eh, ¿a ti no se te habían roto las gafas en medio del combate?

Estos cuatro personajes se hallaban acampando en una de las cuevas subterráneas de la isla alrededor de una fogata hecha con el fuego de Mirei, provocado por la ira acumulada durante el viaje en carruaje. El científico se dirige extrañado al vendedor, pues nota que las gafas que habían sido destruidas por Pomeroy ahora están en perfecto estado.

-Marke: ¡Efectivamente, pero como buen vendedor que soy, siempre llevo gafas de respuesto! ¡no vaya a ser que algún día alguien me diga "eh que gafas mas guays cuánto cuestan" y yo acabe jodido!

-Jammer: Gran idea, me recuerda a mi máscara de repuesto en caso de que pierda esta que están viendo. Jammer procedió a quitarse las dos máscara.

-Mirei: ¿Porqué a veces hablas como si estuvieses narrando una novela?

-Pride: Ahora me llega la intriga, ¿en dónde mierdas te guardabas las gafas de repuesto?

-Marke: Oh bueno, ¿no que tú eras un científico? Comienzo a creer que el IQ no te llega y que eres un...dieztífico.

Las palabras de Marke causan que Pride apriete sus dientes enfadado y su cara se torne roja, usando su gran intelecto para deducir dónde ocultaba las gafas el vendedor ambulante y así quitarle su sombrero.

-Pride: ¡Pues seguramente aquí!

Pero al hacer esto, Pride provocó que una especie de concha marina caiga del sombrero y ruede, cosa que alarma a Marke.

-Pride: ¿Eh? ¿un Dial?

-Mirei: ¿Porqué te guardas un dial ahí? Si tu arma ya tiene varios incorporados.

Pero el vendedor permanece un tiempo callado mientras su gafas se tornan negras tal y como ya había pasado con anterioridad, para posteriormente guardarse el dial con un rápido movimiento.

-Marke: ¡E-eso no es de su incumbencia! ¡no es un dial cualquiera, es un Dial de Sonido!

Pero las palabras de Marke causan que los presentes le observen aún más intrigados.

-Pride: Pero que yo recuerde tu bastón ya tenía uno de esos.

-Jammer: Tal vez lo utilizó para grabar mi nuevo hit. Si es así me merezco 50 tsutsus.

-Marke: Agh, n-no comprenden, este dial contiene un sonido malévolo...

Mientras Marke habla, este aprieta sus dientes nervioso, recordando la tonada que contiene el dial sonando de fondo mientras experimentaban con su cuerpo en el pasado.

-Marke: ¡E-este dial...co-controla a aquella bestia..! ¡y-y esa bestia...acabó con mis recuerdos!

Es entonces que tanto Pride como Mirei notan que las palabras dichas por Marke no deben tomarse a la ligera, pues notan que no son sus delirios habituales.

-Mirei: Wow wow, más despacio. ¿Estás diciendo que una bestia te borró la memoria?

-Pride: ¿Cómo podrías recordar quién te borró la memoria si técnicamente te la borraron? Suena paradójico.

-Marke: ¡S-solo me borró parte de ella, pues logré escapar..! ¡R-recuerdo una bestia c-con un aliento capaz de borrarte la memoria...y-y unas montañas...y...!

Pero tras un tiempo hablando con nerviosismo y con gran dolor de cabeza, Marke finalmente se calla para que tras unos segundos sus gafas vuelvan a tornarse verdes y recupere su sonrisa habitual.

-Marke: ¡Hey, si tanto están mirándome es porque ansían convertirse en una estrella como yo! ¡no se preocupen, el bueno de Marke les enseñará a alimentar sus bolsillos!

Al ver el repentino cambio de actitud de su compañero, tanto Mirei como Pride se miran el uno al otro intrigados mientras Jammer lleva su cabeza hacia un lado, intentando decir que no entiende nada.

-Pride: Ehh, M-Marke, ¿podrías volver al tema de conversación anterior..?

-Marke: ¿Huh? ¡Ah, con gusto!

Dispuesto a satisfacer al científico, Marke lleva una de sus manos hacia su espalda para sacar unas gafas idénticas a las que lleva puestas.

-Marke: ¡Como verás, llevo repuestos en un bolsillo oculto en la espalda de mi traje! ¡¿Práctico no?! ¡puedo hacerles una prenda así por el bajísimo precio de Beli350.000! ¡Vamos, aprovechen, que se re-valorizan con el pasar del tiempo!

-Pride: (Ya veo, parece que el "estado demente pero más cuerdo que de normal" solo le dura unos segundos, y pasado ese tiempo se olvida de lo que el mismo dijo..).

-Marke: ¡Este traje no es una prenda común y corriente! ¡hacer ropa bonita es fácil, pero de lo que yo hablo es una llave para acceder a algo! Y amigos míos, el crear ese "algo" sí que es difícil...

-Mirei: ¿Ahora de qué está hablando..?

-Marke: ¡Pues de dinero,¿de qué voy a estar hablando?! ¡Ehehehhehe! ¡hahahaha! ¡hehahahaha!

-Jammer: Tutututu, es una risa por persona, pero al ser el capítulo tsutsu el granjero lo permite.

Las distintas risas de Marke resuenan por todo el camino subterráneo, hasta llegar a oídos del otro grupo.

-Faidit: ¡AH! ¡¿O-oyeron eso?!

El grupo conformado por Faidit, Buhroi y Sylvain comienza a oír las risas de Marke distorsionadas por el eco del lugar, causando que se alarmen y que Faidit directamente tiemble.

-Faidit: I-Impen te-tenía razón, este lugar es peligroso...¿A-acaso habita algún monstruo en estas cuevas?

-Buhroi: No temer, Buhroi proteger. Y dios proteger a Buhroi.

-Sylvain: A lo mejor son más de esos locos de los topos. Bueno, si es el caso, no tenemos de qué preocuparnos.

Sylvain dice esto mientras carga consigo la flauta que le quitó a Beltoh, capaz de controlar a los topos gigantes.

-Faidit: O-oigan, en teoría si seguíamos el camino de la Garganta del Dragón llegábamos a Moloplace...pero ahora estamos bajo tierra.

-Sylvain: Es simple, nos posicionamos debajo del castillo y luego destruimos el techo (que para ellos sería el suelo) y pan comido, aparecemos debajo suya.

Tras un tiempo caminando, el grupo se acaba encontrando con una bifurcasión, pues el camino se divide en dos, uno que sigue recto y otro que se desvía hacia la derecha.

-Sylvain: Tsk, genial, ahora esto se convirtió en un puto laberinto subterráneo.

-Buhroi: Ver luz adelante.

Al oír las palabras de Buhroi, los dos nobles se fijan con claridad, notando que efectivamente se ve algo de luz delante.

-Sylvain: Bueno, pues seguiremos recto. Con suerte son las luces del castillo.

Más adelante, siguiendo con el grupo de Jammer...

-Mirei: Bueno, tienen suerte. Antes de venir a esta isla preparé provisiones, pues supuse que tarde o temprano acabaría en un lugar sin comida.

-Marke: ¡Ohhhh, a ver a ver!

La Bestia Roja procede a sacar una vianda con distintos tipos de comida para luego posicionarla en el suelo.

-Mirei: Traten de guardar lo máximo posible, pues no sabemos si tendremos que volver a recurrir a ella.

-Pride: Coincido. Lo ideal sería contar la comida en total y luego cortarla en distintos trozos para comer únicamente lo necesario y así-

-Marke: ¡Quítate, yo vi primero esa pata de pollo!

Marke procede a ignorar al científico, empujándole para así quitarle del medio y comenzar a comer. Jammer tampoco se queda atrás, pues el también agarra una cantidad considerable de comida.

-Jammer: El granjero está pidiendo comida a gritos. Si no hago algo se apoderará de su carne.

-Marke: Aish, no es comida de marca...Bueno, qué se le va a hacer.

Y mientras Jammer se lleva su comida hacia una esquina para comerla ahí, Marke comienza a morder desesperadamente la pata de pollo que escogió, pero no tarda en ahogarse al haberse tragado algo no-comestible.

-Pride: ¿Tienes bebida por ahí, Mirei...?

-Faidit: ¡¿O-Oyeron eso?!

Volviendo con el otro grupo, este comienza a oír los ruidos causados por el ahogamiento del vendedor, por lo que optan por prepararse para otro combate.

-Sylvain: Definitivamente hay algo ahí.

-Buhroi: Buhroi ir primero. Buhroi aplastar enemigos.

-Faidit: ¡S-suerte Buhroi! ¡nosotros iremos detrás tuya!

Buhroi comienza a correr hacia delante, concretamente hacia el sitio de donde provienen aquellos extraños ruidos y aquella luz. Detrás suya le siguen Sylvain y Faidit rápidamente para así no quedarse atrás.

-Jammer: Tutututu, tenemos visitas en nuestro humilde hogar.

-Pride: ¡¿Eh?!

-Mirei: ¡¿Acaso oyes a alguien acercándose con tus den den mushis?!

-Marke: Ah bien, ya pasó. Gracias por su colaboración que consistió en verme cómo me ahogaba con un hueso, fue de gran ayuda.

-Buhroi: ¿Quiénes ser ustedes?

El grupo se alarma al ver a Buhroi ingresando a su campamento improvisado, pues no saben si es un enemigo.

-Sylvain: ¡¿Pero qué?! ¡si hay gente acampando aquí!

Los recién llegados cruzan miradas con los que estaban acampando en la cueva, dándose cuenta rápidamente de que Jammer está con ellos.

-Sylvain: ¡¿Jammer?!

-Jammer: Sylvain.

-Faidit: ...¿Marke?

-Marke: ¡Ah, Faidit!

-Mirei: ...Ehhh, tipo enorme cuyo nombre desconozco.

-Buhroi: Mujer pequeña.

-Pride: ¡PRIDE!

Capítulo 23: Enfrentamiento y viejos rencores

Mirei: Mujer pequeña...

Una coloración rojiza comienza a aparecer en los brazos de Mirei mientras aprieta los puños.

Jammer: ¡Oh, pero si es Buroih! TUTUTUTU, disculpa por eso al narrador, cualquiera tiene un mal día.

Buhroi: Yo no entender, pero Jammer atacarme, en nombre de Dios yo destruir a Jammer.

Sylvain: ¡Maldito vendado! ¡Me las pagarás por tendernos una trampa!

Jammer: Verán, eso es solo un pequeño malentendido que el granjero fácilmente podría explicar y-

Faidit: ¡Tú! ¡Marke!

Marke: ¡Faidit! Qué gusto ver por aquí a otro cliente satisfecho.

Faidit: ¿Cómo que satisfecho? ¡Me vendiste una supuesta espada de caballero que echaba fuego por Beli200.000 pero estaba roma y se derritió por completo al segundo uso!

Marke: ¡Hehe! Eso... Bueno, la garantía no cubre daños provocados por culpa del cliente, lo siento, no hay devoluciones.

Buhroi: Buhroi aplastar Jammer y cualquier amigo que Jammer tener.

Pride: Tsk... Mira a ese cabeza de músculo tatuado, ni hablar sabe de lo tonto que es. Y el otro de las piernas largas, seguro que solo sabe dar patadas, sin dudas pienso destrozarlos a ambos con mi intelecto superior.

Jammer: Seguro que hay una forma sencilla de solucionar esto sin recurrir a la violencia señores. ¡Ya sé! Contaré esta parte de la historia de otra manera.

El grupo de Buhroi se encontró con el de Jammer y rápidamente encontraron que tenían mucho en común, se hicieron amigos y-

Buhroi: ¡¡NO JUGAR CONMIGO!!

Buhroi salta y cae sobre Jammer, aplastándole la cara contra el suelo con toda su fuerza, con su brazo cubierto de escamas.

Pride: Ese maldito... Además de cerebro musculado es usuario de fruta del diablo, ¡El combo completo! Yo le enseñaré lo que es fuerza, ¡Orange Serum: Ubermensch!

Justo cuando Buhroi está a punto de darle una brutal patada a Jammer, tanto el puño naranja de Pride como el puño rojo de Mirei golpean al mismo tiempo el pecho de Buhroi, mandándolo a volar y haciendo que se estampe contra una pared de la cueva.

Mirei: Llamarme pequeña y atacar a quien me salvó... Tú sin dudas eres mi enemigo.

Pride: Pff, parece que Mirei tiene asuntos con este. Meh, dejaré que las dos bestias se maten entre sí, eso me da tiempo a mostrarle al piernas largas que las patadas no son nada frente a mi cerebro superior.

Sylvain: ¡A ver si te atreves, científico loco!

Por otro lado, Faidit furioso con Marke desenvaina su espada contra él aunque con cierta duda.

Faidit: ¡Por mi honor como caballero de Ariefois, tengo que derrotarte en un duelo, malhechor!

Marke: ¡Hehehehe! Interesante, a ver qué tienes para mí.

Faidit: ¡Knight Lunge!

Mirapeis realiza una estocada a gran velocidad con su espada hacia adelante, la cual por poco casi hiere a Marke, quien la esquivó por los pelos.

Marke: ¡Nada mal! Codicioso, un ataque hacia delante. Pero por desgracia, para tomar un gran riesgo un buen vendedor tiene que tener siempre un plan de respaldo, porque si no podría quedarse vendido.

Marke observa que tras su ataque frontal, Faidit quedó completamente indefenso y de espaldas.

Marke: ¡Tirada número 3: Cohete de Ricos!

Acto seguido, el vendedor hace girar la palanca de su bastón y le da un golpecito a su orbe.

Marke: ¡Keizai-teki Suishin!

La bola de aire comprimido que sale del Bastón de las Maravillas empuja a Faidit y le hace caer de cara al suelo. Tras esta humillación, Faidit se levanta furioso.

Faidit: No... Tengo que derrotarte...

Marke: ¡Venga! Si lo haces, prometo darte un reembolso de la mitad del precio de la espada, hoy me siento generoso.

Faidit: No es por el dinero, es por mi honor, jamás lo entenderías, no eres de Ariefois. ¡Knight Lunge!

Nuevamente Faidit realiza un veloz ataque frontal, pero esta vez Marke lo esquiva impulsándose hacia el aire con su bastón cohete.

Marke: Honor... ¡Tonterías, lo que importan son las ganancias! Tirada número 2: Infierno de Ricos, ¡Hoshizora!

Muchas llamaradas en forma de estrella salen del bastón de Marke en dirección a Faidit, pero esta vez el caballero se gira a tiempo y se cubre con su espada del ataque mientras retrocede.

Marke: ¡Eso es, para atrás!

Pero al caminar hacia atrás un obstáculo se mete en el camino de Faidit y este tropieza dándose un golpe.

Faidit: Qué calamidad, qué es esto en mi camino... ¡Jammer!

Efectivamente, el enmascarado se encontraba tirado en el suelo tras el ataque de Buhroi, moribundo.

Jammer: Caballero de Ariefua... En mis últimos momentos... He de recompensarte por mis acciones previas y equilibrar la balanza a tu favor... ¡Este es mi último Nen, recíbelo, Naruto! HABILIDAD TSUTSU.

Faidit: ¿...?

Jammer: ¡FUM FO FAI FU: TSUTSUTSUTSU GRAN CABALLERO ERES TÚ!

El encapuchado saca una gran cantidad de vendas de su cuerpo y cubre a Faidit con ellas, creándole una especie de armadura de caballero.

Faidit: Una armadura... Ahora soy un caballero con armadura y todo...

El joven vuelve a desenvainar su espada, esta vez lleno de seguridad y determinación.

Faidit: ¡Prepárate criminal, porque tu final ha sido sentenciado! ¡Great Knight Eclipse Lunge!

Marke: ¡...!

Mientras tanto, Buhroi se recupera del gran golpe recibido y con la visión borrosa ve a Mirei enfrente de él.

Buhroi: Color rojo en piel... Cuernos en cabeza... ¡Ser un demonio! ¡¡Yo deber erradicar en nombre de Dios!!

Buhroi sale del hueco que dejó en la pared y ataca a Mirei con sus dos manos esperando tumbarla, pero esta lo detiene con sus manos y ambos comienzan a forcejear de forma igualada a pesar de la gran diferencia de tamaño entre los dos.

Buhroi: Pequeño demonio ser fuerte.

Ante ese comentario, Mirei comienza a expulsar llamas por sus manos lo cual obliga a Buhroi a cubrirlas con escamas para no quemarse.

Mirei: Él también creía que yo era un demonio... ¡Diable Kenpo: Hades!

Mirei se suelta del agarre de Buhroi y, dando un salto hacia atrás, crea una bola de fuego con sus manos para luego lanzársela al sacerdote. El ataque hace caer al suelo a su oponente a pesar de este haberse cubierto con sus brazos de serpiente.

Buhroi: ¡Demonio no ser el único que poder lanzar fuego! ¡Gautama Manawaatua!

Luego de volver a ponerse de pie, el sacerdote ataca a La Bestia Roja con una gran llamarada que sale por su boca. Sin embargo, Mirei no recibe ningún daño.

Mirei: Soy inmune al fuego, ¡¿ACASO CREÍAS QUE ME VENCERÍAS CON MI PROPIO ELEMENTO?!

Pero al terminarse la llamarada, Mirei se da cuenta de que su oponente ya no está.

Mirei: (No... Era una distracción, la ira de Ikari me está nublando la mente y no me deja pensar con claridad, ¿dónde diablos está?)

Buhroi: ¡Estar aquí debajo, donde pertenecer demonio!

La mano de Buhroi aparece desde debajo del suelo y coge la pierna de Mirei, para luego enterrarla varios metros bajo tierra y volver él a la superficie.

Buhroi: Demonio asfixiar y morir en infierno, yo erradicar enemigo de Dios.

Mirei: ¡No!... estoy encerrada, sola... Soy pequeña, indefensa...

Recuerdos del pasado vuelven a la memoria de Mirei al verse en una situación similar a la que vivió hace muchos años.


Isla Arsis, hace 15 años. La pequeña Mirei se encuentra en un viejo edificio en la montaña, encerrada en una máquina con forma de caja con paredes negras que no la dejan ver nada. Un hombre se acerca a la caja, sonriente.

Rexius: Tú, mi pequeña niña, Ikari. Tú eres la clave para que yo pueda convertirme en Archiduque de esta isla y, más adelante, que pueda hacer sangrar al cielo una vez más. Gracias a ti, cuando me convierta en el Rey Supremo, por fin podré cumplir con la gran profecía.

Pomeroy: Luego de tantos intentos fallidos, por fin lo logró, señor.

One Plus Two: No puedo contener las lágrimas... Sniff...

Rexius: Debe estar lista pronto, aumenten la temperatura de la caja y empeoren las imágenes que ve. Necesito que su miedo toque su límite. El miedo llama al instinto de supervivencia y con ello aumenta la ira.

Un hombre de pelo púrpura y ojos de color naranja vestido con una bata de laboratorio se ve un poco preocupado ante las palabras de Rexius.

Doctor: ¿No cree que es demasiado, señor? Es solo una niña inocente, como mi niño...

Rexius: ¡¿Tú estás aquí como doctor experto o acaso eres mi consejero?! ¡No te atrevas a desafiarme!

Rápidamente One Plus Two apunta una de sus canicas a la cara del doctor, el cual se alarma.

Doctor: ¡No señor, jamás sería mi intención desafiarle, enseguida!

Acto seguido, el doctor procede a girar una perilla roja al máximo y a bajar una palanca, lo que provoca que la niña en el interior de la caja comience a gritar desgarradoramente.


Mirei: ¡NO! ¡NOOOO! ¡¡QUIERO SALIR, TENGO QUE SALIR DE AQUÍ!! ¡¡¡GRAHHHHHHHH!!!

Un gran temblor se siente en toda la cueva seguido de una explosión y una columna de llamas enorme que sale desde debajo de la tierra.

Todos: ¡¿...?!

Del cráter humeante creado por las llamas, sale Mirei completamente roja y con la musculatura aumentada.

Mirei: ¡¡GRAAAAAH!! ¡Te mataré! ¡Los mataré! ¡¡LOS MATARÉ, LOS QUEMARÉ A TODOS!!

Sylvain: ¿Qué demonios...?

Capitulo 24: Y viejos conocidos y viejas heridas.

Impen: Bueno, bueno. ¿En que estábamos?

El asesino se encuentra en la salida de la cueva de la Garganta del Dragón en dónde antes hizo el trato con Sylvain, Faidit y Buhroi, colgado de una estalactita en lugar de quedarse en el suelo como una persona normal. Parece estar revisando sus contratos, en específico, los que acaban de firmarle. Él de Faidit parece normal y el de Buhroi también salvó que parece apenas saber el alfabeto común. Pero el de Sylvain, el de Sylvain tiene algo raro.

Impen: ¿Huh? ¿Que puso aquí?

Este tiene escrito, en la más hermosa letra de molde un “Jodete”, dónde debiera estar la firma, seguido por un “No trabajo para nadie, diablo estúpido”. Molesto, el jefe de D.E.M.ON. arruga la hoja del contrato al cerrar su puño con fuerza.

Impen: Tsk... Ese desgraciado es listo. Pensé que al estar cegado por la ira no leería las letras pequeñas. Meh, como sea, aún tengo a todos los demás, y si hace falta, puedo deshacerme de él además de Jammer.

El asesino termina de hacer la hoja en una bola de papel y la arroja lejos, dispuesto a irse. No obstante, se ve sorprendido cuando está regresa a él.

Impen: ¿Pero qué?

El asesino se voltea para ver qué demonios sucede. Alguien se la ha arrojado. Una mujer de cabello borgoña, figura extremadamente delgada, y cuerpo lleno de cicatrices.

¿???: ¿Ensuciando el medio ambiente? Cielos, eres todo un malote, como siempre Infernu.

El aludido reacciona con una sonrisa, pero es una sonrisa desdeñosa.

Impen: Vaya, vaya, vaya. Pero si es Leto.

  • Asesina a sueldo. Leto “de los desollados”

Impen: ¿Qué tal la vida desde que abandonaste D.E.M.O.N? Por esas cicatrices, no creo que te trate muy bien.

Leto: Pues fíjate que va mejorando. Pero suficiente de mi...

La mujer enciende un cigarrillo y le da una calada antes de seguir hablando.

Leto: ¿Qué te trae a un antro de Isla como Arsis?

Impen: Ya sabes, el trabajo...(en voz baja)... con un tanto de asuntos personales por ahí.

Leto: Uhhhh, profesional como siempre. ¿A quién vas a matar esta vez? ¿Alguien interesante?

El hombre está pensando en darle una mirada de suficiencia como respuesta, pero a fin de cuentas, que más da. Le dice sin más.

Impen: Un tal Rexius. ¿Tal vez has oído de él?

El hombre esperaba una mirada de sorpresa, un sonido de asombro, de menos unos ojos ligeramente más abiertos de parte de su antigua colaboradora. Pero en lugar de eso, recibe una risa. Una risa fuerte.

Leto: ¡Ahahahahahah! ¡Ahahahahahahaha! ¡Ah, que dolor! ¡Que dolor pero que risa , ahahahahahahaha!

Impen: ¿Te burlas de mí?

El hombre aprieta el puño con rabia en su cuerpo, pero calma en la mirada. La mujer no obstante, solo se seca sus lágrimas a de alegría.

Leto: No, no. No me reía de ti. Me reía de la vida. Rexius es mi empleador.

Impen reacciona sorprendido, pero cauteloso.

Impen: No me digas que ahora vas a “pedirme amablemente” que no lo mate para que puedas recibir tu paga.

Leto: Nah. Mi paga era mi libertad. Así que si lo matas, me ahorras el tener que matarlo una vez termine con mi objetivo.

Esto interesa al hombre diablillo.

Impen: ¿Y porque no lo mataste tu de una vez?

Leto: Porque mi objetivo es un maldito caballero de Ariefois. Y mataré a ese perro solo por placer, y a todos los que se relacionen con él.

Una vez más, el jefe de D.E.M.O.N. se tensa, y esconde tras su espalda el contrato con el nombre de “Faidit de Ariefois” Y la asesina lo nota.

Leto: No me digas. ¿Sabes algo de un caballero de Ariefois?

Impen: Tal vez..

Pero, en un instante, la mujer ya no está frente a el. Está a su espalda, y le arrebata los documentos con un rápido movimiento de manos.

Impen: ¡Ey!

Leto: ¡Lo sabía! ¡Trabajas con esa mierda! ¡Dime dónde está y tal vez considere no meterte la cara por el culo, Infernu!

El hombre diablillo solo reacciona, derrotado y hastiado.

Impen: Sabes que no haré eso. Ese hombre/mujer/hombre es mi escla... asociado. No sería profesional.

Leto: No me dejas opción. ¡Busou!

El de la mujer se llena de Haki  mientras imbuye un arma con este, una daga, luego está desaparece, apareciendo una vez más de improviso junto a Impen.

Leto: ¡Dark Apolo!

No obstante, su mano es detenida antes de conectar por una cola. Un sonido de hastío sale de su boca al notar entonces que la piel de Impen es rojiza.

Leto: Tramposo de mierda.

Impen: Habla por ti.

Mientras tanto... Yesuikristia

Un hombre baja de su caballo seguido por su sequito al llegar al pequeño castillo del Archiducado religioso. Tiene un aspecto sombrío. No por su cara o expresión, literalmente va vestido sin una pizca de color. Elegante, gallardo, pero completamente negro.

Hombre: Ughhh, Estúpidos hombres de Citania. Haciéndome perder mi tiempo como siempre. Y luego está el idiota de Rexius con su enorme ego.

El oscuro hombre, el cual resulta ser más bajo de lo usual ya debajo de su caballo, solo quiere llegar a su elegante hogar y beber vino. Pero una de sus sirvientas le aborda mientras entra.

Sirvienta: Mi señor, Archiduque.

Hombre: ¿Ahora que?

  • Archiduque de Yesuikristia. Supernus “Caballero Negro”.

Sirvienta: Lamento la intromisión, mi Señor. Pero el señor Samael, lo espera. Dice que hay noticias urgentes relacionadas con demonios.

Supernus: Tsk.. lo que me faltaba. Envíelo a mi estudio privado.

Sirvienta: Además, le ha llegado esta carta, el emisario dijo que era muy urgente y que solo usted puede leerla..

La mujer ofrece la carta al Archiduque, quien decide leerla  de camino a ver su General Real. Pero solo las primeras líneas ya son suficientes para impactarlo.

Supernus: Yo, Centurias, Rey de Ariefois, he decidido... ¿¡Solicitar una Alianza con Yesuikristia!?

A su vez..

Mirei: ¡Los mataré, los quemaré a todos!

Buhroi: ¡Buhroi apagar tus llamas!

Viendo a la pequeña demonio como amenaza, Buhroi se torna en su forma divina, dispuesto a combatir al mal, sin notar un pequeño pitido que empieza a salir del collar de la chica revolucionaria.

Jammer: Entonces, el vendedor atacó al caballero de armadura vendada con el agua de su Bastón de las Maravillas.

Marke: Ojalá, Ya no tengo agua para usar mi marca patentada del Mar de Ricos.

Jammer: Diablos, he fallado en mi narración omnisciente. Tendré que volver a ser narrador testigo.

En lugar de lo que  dice el hombre del trinche por pie, Faidit está atacando implacablemente a Marke con su espada, ahora haciéndole buen frente con la armadura brindada por aquel que juro derrotar por contrato con el Diablo

Faidit: ¡Pagarás, don estafador!

Marke esquiva los tajos con agilidad. Ignorando la tercera batalla que ahí se gesta.

Sylvain:  ¡La Ruche!

Pride: ¡Orange Sérum: Ubermensch!

El piernas largas noble intenta darle una serie de patadas rápidas con su pierna tatuada. Pero , imitando el Haki, el doctor pelimorado le detiene con una sonrisa en la cara y una pierna propia en el aire.

Pride: ¡De qué te sirve tu fuerza ahora, patón!

Sylvain: ¡Tsk!

Pride se ríe, pues la expresión de Sylvain no solo tiene rabia. Hay un dejo de dolor, está lastimado. No obstante, solo entonces es que el científico se da cuenta de algo. No es de la pierna de lo que se resiente el noble, no la que está golpeando de menos.

Sylvain: ¡Insolente... desgraciado...!

Pride: Hmm... Que raro que una de tus piernas este blindada y la otra no. Y además es más delgada pese a su armadura.

Sylvain: ¡...!

Sorprendido por la observación, Sylvain se ve desprevenido para evitar un porrazo del puño y guantelete de Pride, y tras eso, la sonrisa del usuario de elixires se ensancha al oír al noble grolivino gritar de dolor.

Pride: ¿Será por una vieja lesión? Je.

Capítulo 25: Ataque de dos titanes

Los seis personajes continuaban luchando, Faidit contra Marke, Sylvain contra Pride y Mirei contra Buhroi, quien estaba teniendo serios problemas para contener la nueva forma de su contrincante, cada uno de sus golpes se sentían como un meteorito cayendo sobre el sacerdote, ardían como el mismo infierno y ya suficiente sangre tenía encima el hombre.

Buhroi: ¡TÚ SACAR ENORME FUERZA DE REPENTE, SEGURO TUS DEMONIOS HAN...!

Mirei: ¡¡¡DEJADME SALIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIR!!!

Buhroi: ¿Eh?

Esas palabras desconcertaron al hombre, quien no pudo defenderse del siguiente ataque de Mirei, una fuerte patada en el vientre del hombre, lanzándolo por los aires sin darse cuenta...

Pride: ¡Ups, a un lado!

Sylvain: ¿Eh, qué dic...EEEEEEEEEEES?

El sacerdote, en su vuelo proporcionado por Mirei, se cruzó en el camino del Noble, cayendo sobre él, acabando los dos en el suelo mientras Pride se regocijaba y Mirei...

Mirei: ¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAARGGGG!!!

...se retorcía.

Buhroi: Ay...

Sylvain: ¡¿SE PUEDE SABER QUÉ HACES?!

Buhroi: Yo disculpar... distraer.

Sylvain: ¡¿DISTRAER, SI NO ACABAMOS CON ESTA GENTE VAMOS A...?!

Buhroi: Los gritos de esa mujer... ser gritos de dolor.

Sylvain: ¿Eh?

Buhroi: Buhroi conocer bien esos gritos... porque Buhroi... haber gritado muchas veces.


Isla Najviori, hogar de la Tribu Mahkalak.

En una cálida noche, la luna brilla resplandeciente en el cielo y la gente camina y los niños juegan por la isla, todos felices hasta que...

Isleña: ¡¡¡RÁPIDO, VENID A LA CABAÑA DE ARSIA!!!

Isleño: No grites mujer, ¿qué ha pasado?

Isleña: ¡¡¡ARSIA VA A PARIR!!!

Isleño: Pero si es de noche.

Un hombre anciano vestido con telas rotas y huesos se encontraba especialmente intranquilo al respecto.

Sacerdote: Lo siento, pero Arsia tendrá que esperar, no podemos permitir un niño bajo la influencia de la luna, sería una...

Isleña: Maldición, lo sé, todos nosotros nacimos bajo el sol del poderoso Amatra, pero algo me dice que...

???: *Gritando y llorando* BUAAAAAAAAAAAAH BUAAAAAAAAAAAAAAAH.

Sacerdote: ... maldición...

Isleño: A ese niño le espera una vida difícil, un niño maldito por los dioses... abrazado por los demonios de la noche... y el demonio de la luna.

Sacerdote: El malvado dios demonio de la luna... el infame Buhroi... esos dos seres malditos... compartirán nombre y maldad.

En ese momento, la vida e tiñió de negro para el recién nacido Buhroi, resaltando especialmente como un niño maldito de piel negra y pelo verdoso... rodeado de gente pálida y rubia, su propia tribu.


Sylvain: ¡NO ME IMPORTA, QUITA DE ENCIMA, TENEMOS QUE SEGUIR LUCHANDO!

Pride: ¡Jaja, muy buena, Mirei!

Mirei: ...

Pride: ¡Lo has mandado a volar de un...!

Es entonces cuando la Bestia Roja fue incapaz de distinguir entre amigo y enemigo, propinando un fuerte puñetazo a Pride que lo lanzó lejos.

Mirei: ¡¡¡DUELEEEEEEEEEEEEEEEEE AAAAAAAAAAAAAAARGH!!!

Sylvain: Tsch, por lo menos también ha arreado a ese.

Los dos hombres se pusieron en pie, mientras Sylvain aún estaba preparado para el combate, Buhroi parecía perplejo.

Buhroi: Creer... que yo equivocar.

Sylvain: ¿Eh?

Buhroi: Ella... no ser demonio, ella nacer... odiada.


La vida no fue fácil para el nacido bajo la luna, recibiendo el desprecio de sus conocidos y vecinos, comiendo las sobras de sus conocidos e incluso su propia familia, quien también lo veía como tal, incluso teniendo que aprender cosas por su cuenta, incluso aquellas tan básicas como aprender a hablar, con el tiempo, aprendió a cazar para subsistir.

No fue hasta los 18 años hasta que Buhroi vería la posibilidad de ser relevante en su tribu, en un aciago día en el que uno de sus hermanos mayores, de nombre Khaeli, le estaba dando palizas mientras este se cubría en el suelo.

Khaeli: ¡¡JAJAJA, ¿QUÉ TE PARECE, NIÑO MALDITO?!!

Buhroi: ...

Khaeli: ¡UNOS TANTO Y OTROS TAN POCO!

Varios de los hermanos y hermanas de Buhroi estaban delante, riéndose junto a Khaeli, Malay, una de las hermanas del hombre en seguida respondieron a la situación.

Malay: Venga Khaeli, no te pases, un candidato a sumo sacerdote no debería comportarse así por muy maldito que sea.

Buhroi: ...ojalá yo...

Khaeli: ¿Eh?

Buhroi: ...ser sacerdote... ser perdonado por los dioses...

Khaeli: ¡JA, MÁS QUISIERAS!

Y con una última patada, Buhroi quedó inconsciente, despertándose días después en el mismo sitio, pero sin observar a nadie a su alrededor.

Buhroi: ¿Dónde estar...?

Isleño: ¡Rápido, corre cielo!

Isleña: ¡Llegamos tarde a la ceremonia!

Buhroi: ¿Ceremonia?

El niño maldito corrió hacia un acantilado donde estaba toda la tribu reunida, con Khaeli como su protagonista frente a todos ellos al lado de una extraña fruta con espirales de color verde y al jefe de la tribu, de nombre Palek.

Palek: ¡Y así será, cuando el bravo Khaeli supere la prueba y nos traiga la cabeza de la bestia, comerá de la fruta sagrada y recibirá el poder de los dioses!

Tribu: ¡¡¡VIVA!!!

Khaeli: ¡PREPÁRATE BESTIA, VOY A POR TI!

Khaeli no dudó ni un segundo en saltar por el acantilado, cuando entonces, un enorme Rey del Mar con forma de serpiente dracónica emergió de las profundidades del océano, devorando al candidato frente a la vista de y horror de todos los presentes.

Palek: ¡¡¡KHAELI!!!

Isleño: ¡LOS... LOS DIOSES HAN PERDIDO A SU SACERDOTE!

Palek: Alguien... llevamos meses así... ¡TIENE QUE HABER ALGUIEN CAPAZ DE CUMPLIR LA VOLUNTAD DE LOS DIOSES!

Buhroi: (Voluntad... ¿de dioses?)

Isleña: ¡PERO KHAELI ERA EL MÁS FUERTE DE LA TRIBU, ¿QUIÉN...?!

Buhroi: ¡YO IR!

La tribu se quedó perpleja por la situación, aquel niño maldito y despreciado por los dioses ofreciéndose para cumplir un destino encomendado por los mismos.

Buhroi: Si yo superar prueba... ¡DIOSES ACEPTAR A MÍ Y YA NO SER MALDITO!

Palek: Tsch... ni siquiera sabes hablar... de acuerdo.

Buhroi se acercó al borde del acantilado, recibiendo después una patada en la espalda de Palek para caer finalmente al mar, para ver como el monstruo del mar vuelve a emerger... y lo devora.

Palek: Era de esperar, al menos nos hemos deshecho de él, ahora preparémonos, debejor encontrar a...

Isleño: ¡Eh, mirad!

Para sorpresa de todos, abajo del acantilado, en el mar, la serpiente se revolvía, como si algo estuviera destrozándole desde dentro, y así era, pues varios dientes saltaron de su boca para revelar en su interior a un demacrado Buhroi, lleno de cortes, sangre y ácidos de la bestia, quien rápidamente salió fuera...

Buhroi: ¡¡¡YO SER VÁLIDO!!!

...para agarrar a la bestia del cuello...

Buhroi: ¡¡¡YO SER DIGNO!!!

...y conducirla como buenamente pudo contra la pared, dejándola inconsciente.

Buhroi: ¡¡¡YO SER ELEGIDO POR LOS DIOSES!!!

El hombre subió de nuevo el acantilado y se arrodilló mientras agarró la fruta con las dos manos y la alzaba sobre su cabeza...

Palek: Supongo... que eres nuestro sumo sacerdote ahora.

Buhroi: Dioses... yo recibir gustoso vuestra bendición.

...y darle un enorme mordisco.


Sylvain: No me importa demasiado lo que me digas, pero date prisa, tenemos que...

Buhroi: No poder...

Sylvain: ¿Eh?

Buhroi: Ella no ser nuestro enemigo, si Jammer derrotado, ya no tener razón para luchar.

Sylvain: ¿PERDONA? PERO TI TÚ ERES...

Buhroi: ¡NO GRITAR, YO DECIR QUE...!

Pero poco duró la conversación, Mirei apareció de repente delante de Buhroi, comenzando a atacarle con rápidos y ardientes puñetazos y patadas, para finalmente...

Mirei: ¡¡¡YAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARGH!!!

Buhroi: ¡!

...darle una enorme patada en el abdomen, lanzándolo por los aires y haciendo que se le cayese su caña.

Buhroi: ¡DIENTE DE MUROIRA!

Mirei: ¡¡¡CÁLLATEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!

Buhroi: ¡TÚ ALEJAR DE ÉL, SER MUY....!

Pero no escuchó las palabras del sacerdote, Mirei cayó sobre la caña, aplastando el diente con su pierna ardiente y dejando a Buhroi en estado de shock, paralizado mientras contemplaba.

Sylvain: ¡BUHROI, tsch... maldita sea!

El noble observó a un Pride inconsciente en un lado y a Faidit ocupado en su batalla, sabiendo que le tocaba a él.

Sylvain: Quería evitar en la medida de lo posible enzarzarme contigo, pero veo que no tengo opción, niña.

Mirei: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!

Buhroi se llevó la cabeza contra el suelo mientras seguía en este estado casi paralizado, viniendo recuerdos a su cabeza.


A escasos minutos de partir en su viaje hacia Arsis

Malay: ¡¿CREES QUE SOLO POR SER SACERDOTE YA SIGNIFICA QUE ESTÁS LIMPIO?!

Buhroi: Buhroi... ser elegido por los dioses... Buhroi recibir su bendición...

Malay: NI SIQUIERA SABES HABLAR, TE VAS A IR DE VIAJE Y NI SIQUIERA SABES SIQUIERA HABLAR NORMAL, SEGURO QUE FUE POR TU CULPA QUE KHAELI...

???: Cállate, Malay.

Malay: ¿? Ah... hermana Jailia...

Jailia, la hermana mayor de la familia se acercaba a la escena, con un extraño diente atado a una caña.

Jailia: Hemos preparado algo para el... sacerdote.

Buhroi: ¿Para yo?

Jailia: Esto es el Diente de Muroira, la reliquia de nuestra familia, te ofrezco un trato...

Buhroi: ...

Jailia: Si cumples tu misión... y vuelves con esto intacto, te aceptaremos como sacerdote y miembro de la familia.

Malay: ¿Estás loca, ni siquiera...?

Buhroi: Yo aceptar.

Malay: Tsch.

Buhroi: Si yo volver con diente de venerable Muroira sano y salvo... yo poder sentar a comer con vosotros.

Jailia: Trato hecho (en realidad... es un simple diente de un dinosaurio muerto que encontré en el bosque... jamás le daría nuestro diente de Muroira a el maldito).


Buhroi: Tú... quitar... oportunidad... de ser querido...

Sylvain: ¿Qué dic...?

Buhroi: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARGH!!!

En su forma híbrida, Buhroi se levantó rápidamente del suelo de un fuerte golpe con sus piernas, saltando hacia Mirei mientras las lágrimas y la sangre caían de sus ojos, por primera vez en un buen tiempo, los golpes del sacerdote sí encajaban.

Buhroi: ¡¡¡YO ENVIAR A PROFUNDIDADES DE LA TIERRA!!!

Mirei: ¡¡¡DÉJAMEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!

Mirei logró contestar a los golpes de Buhroi, pues seguía por encima de él en ese momento, la pelea prosiguió hasta que la Bestia Roja agarró al sacerdote por la nuca, llevando su cabeza bajo el suelo, arrastrándola todo lo abajo que pudo hasta dejarlo bien enterrado, para posteriormente, volver a saltar a la superficie dejando a su oponente ahí abajo.

Sylvain: ¡BUHROI, MIERDA!

Mirei: ...

Es entonces, cuando todo el lugar comenzó a sacudirse.

Sylvain: ¿Eh, qué pasa? Esto es como an... tes...

Buhroi: TÚ...

Mientras tanto, afuera Impen seguía con sus propios asuntos, hasta que cierto hecho le hizo esbozar una mueca de preocupación.

Leto: Míralo, ahora se para, ¿qué pasa, diablillo, te ha comido la lengua cerbero?

Impen: Algo... huele a quemad... ¿EH? NO, NO

Impen observó algo en los contratos que lleva su contrincante sobresaliendo del bolsillo, en respuesta, la asesina agarró los papeles para lanzarlos al hombre.

Leto: Huy, quita, quita, que me arde el uniforme.

Impen: ¡ESO ES IMPOSIBLE!

El mercenario se lanzó sobre los papeles, observando como uno de ellos estaba ardiendo y desintegrándose.

Impen: ¡MALDITA SEA, PRIMERO EL NOBLE ME LA JUEGA Y AHORA ESTO, NO TIEN SENTIDO, MIS CONTRATOS NO PUEDEN SER ROTOS POR NADIE... Y MENOS POR UN...!

Pero cuando el hombre se fijó en el contrato que estaba ardiendo, observó por última vez el nombre de “Buhroi” hasta que este desapareció con el resto del papel.

Impen: Buhroi... ese tipo grande y negro... decía que era sacerdote...

Leto: ¿Y qué?, a mí me da igual.

Impen: Entonces... ese tipo tendría... ¿relación con algún dios?

De vuelta a la cueva...

Buhroi: ¡¡¡TU DESTRUIR TODAS MIS ESPERANZAS, NIÑA DEL DEMONIO, PUES SI QUERER ASÍ, SER ASÍ, RENUNCIAR A FE, RENUNCIAR A DIOSES, RENUNCIAR A TODO, UTILIZAR PODER SUYO PARA HACER MÍO Y DESTRUIR TÚ!!!

Mirei: ¡¡¡CÁLLATE, TE VOY A...!!!

Pero entonces, algo emergió del tembloroso suelo para dar un enorme golpe a Mirei alejándola del lugar, frente a ella, se encontraba una colosal bestia de unos veinte metros de altura saliendo de un agujero rodeado de rocas mientras bajo tierra se encontraba su cuerpo de serpiente.

Buhroi Forma Bestia.png

Sylvain: ¿Buhroi?, esa es su... ¿forma de bestia?

Buhroi: ¡¡¡YO DESTRUIRTE!!!

Mirei: ¡¡¡TE DESPEDAZARÉ!!!

Ambos contrincantes comenzaron a enzarzarse en un sangriento combate que agitaba todo el lugar, provocando que varios pedruscos comenzasen a caer del suelo, despertando así a Pride y alertando a Marke, Faidit y Jammer.

Jammer: Tremendo giro de los acontecimientos nos encontramos ante, el sacerdote Mahkalak ha...

Marke: ¿Qué puñetas es eso?

Jammer: Ah, vale, ahora me cortan, no sé ni para qué me esfuerzo.

Faidit: ¿Buhroi? Ni me he fijado... estaba...

Pride: ¡¡BLANCUCHO, SI CREES QUE TE HAS LIBRADO VAS...!!

Sylvain: ¡¡¡SILENCIO TODOS!!!

Faidit: ¿Sylvain?

Sylvain: Mirad, sé que tenemos rencores unos hacia otros, y creedme, soy el primero al que le encantaría ver vuestra cara contra el suelo, pero no es el momento ni el lugar.

Marke: ¡¿CÓMO QUE NO ES EL MOMENTO NI EL LUG...?!

Es entonces cuando una enorme roca cayó frente a Marke, casi aplastándole y terminando su historis.

Marke: Creo... que ya sé a qué te refieres.

Sylvain: Pues eso, si esto hubiera pasado hace unos días me habría ido corriendo y dejaros bajo esta pila de roca y tierra, pero... Faidit, sabes lo que toca, ¿no?

Faidit: Sí, señor Sylvain.

Sylvain: Vosotros tres también.

Marke: Sí, sí, no hace falta que lo repitas.

Pride: Tsch, que poca gracia me hace cooperar con vosotros.

Jammer: ¡Y los héroes se reunieron al fin, lo que anteriores escritores buscaban por fin ha...!

Sylvain: ¡Entonces preparaos!

Una escuadra compuesta por Marke, Faidit, Jammer, Pride y liderada por Sylvain se dispuso a cumplir la misión de tranquilizar a las dos bestias que se encontraban peleando en ese lugar.

Sylvain: Tenemos que evitar que este lugar se nos caiga encima.

Jammer: Vale, pero deja de cortarme las frases, leñe.

Capítulo 26: Calmando a las bestias

Está empezando a oscurecer, y en la entrada a La Boca del Dragón, Impen y Leto siguen combatiendo en igualdad de condiciones.

Impen: Se nota el por qué te contrate a tí la primera y te hice mi protegida, perra.

Leto: Si ya, pero te asustaste cuando te empecé a igualar en efectividad en los casos.

Impen: Eso no es cierto, sabes que tuve que despedirte porque alguien me alertó que te estabas acostando con el jefe de la compañía.

. . .

Leto: ¡¿PERO SI TU ERES EL PUTO JEFE DE LA COMPAÑÍA?!

Impen: Mira como lo sabes.

Y en un descuido que Impen había planeado, logra tumbar a Leto en el suelo y poner uno de los pinchos de su codo en su cuello.

Impen: A parte de que sabes que disfrutaste cada vez. Bueno, ahora al meollo de la cuestión. Meollo, todo junto y con elle, que me se tus gustos y no vamos a volver a eso. A ver si adivino, me intentaste vender a Rexius al enterarte de mi pasado, pero al llevarle hasta mi el edificio había desaparecido y te tomaron presa como traición y ahora te han ofrecido tu libertad por matar a alguien. ¿Cuanto de esto es verdad?

Leto: Tsk, todo, pero eso ya lo sabías. Me olvidé de tu Grimorio, ese libro con fruta del diablo es un dolor de muelas. ¿Ya has averiguado quien lo creó o que fruta tiene?

Impen: Me temo que no, la única forma de saberlo es destruyéndolo, pero ambos sabemos que es demasiado valioso como para hacer eso.

Leto: ¿Bueno, y que quieres a cambio de mi vida? ¿Qué contrato me vas a hacer firmar?

Impen: Ambos sabemos que no has ido con todo, solo querías que te usara para luego escusarte en el contrato y huir, no cuela.

Leto se ve enfurecida por esto, sabía que era muy probable que le pillara, pero aún así confiaba en salirse con la suya.

Impen: Yo me tengo que ir, escondete en las cuevas unos días, usa estos sellos de pereza para que andie se acerque, yo me encargo de todo.

Entonces se levanta y abre un portal con su libro, dispuesto a irse.

Leto: ¿En serio esperas que confíe en ti tras que yo te traicionara?

Impen: La pregunta es... ¿Yo alguna vez te traicioné a ti?

Leto se ruboriza tras esta última frase, pero rapidamente se dacuenta de algo.

Leto: ¡Tu me despediste en primer lugar pedazo de saco de mierda mal epaquetada!

Impen: ¿Eh? Ah bueno, ya, pero eso fue algo profesional, ya sabes, impipipipi.

Ambos se quedan mirándose, Leto con ira y tristeza en sus ojos mientras Impen estaba mas bien ruborizado y nervioso por como la había cagado con su frase de cierre.

Impen: Bueno, adios.

Y se marcha por su portal.

Leto: Hmmm (mira los sellos), solo por última vez.

De vuelta a las cuevas, Buroih y Mirei siguen peleandose, envueltos en una ira inquebrantable que muy dificilmente puede ser pausada por los inútiles intentos de sus compañeros.

Jammer: Pst.

¿Eh?

Jammer: Oye, ese piernas largas me está cortando las frases cada vez que intento hacer de narrador, y como ya has dicho como va a acabar esto... ¿te importa que yo narre el resto de capítulo?

Pero yo no he contado nada, y tú no deberías estar aquí, es poco profesional.

Jammer: ¿Poco profesional? "envueltos en una ira inquebrantable", se ve por donde van a ir los tiros, venga, vete a tmar café o a saltar a la comba yo me encargo, fuera, fuera, fuera. Ejem.

Burroih y Miira, quiero decir, Buroih y Mirei, siguen golpeandose y haciendose heridas que cada vez parecen más graves, Failit y Marcon, perdón, Faidit y Marke están terriblemente agotados, mientras Pridork y Sylpain, uff, como estoy, Pride y Sylvain hacen lo que pueden, pero como siempre está el increible, talentoso y tsutsupremo Jammeraquí para solventar la situación, con sus vendas envolvió a las dos bestias, calmando su ira, mientras Failit, Marcon, Pridork y Sylpain le felicitaban llenos de admiración y misericordia, prometiendo hacerce sus leales súbditos a grito de...

Ejem Ejem

¿Eh?

A ver, nada de eso ha ocurrido, te has equivocado con todos los nombres 2 vecesy encima te presentas como el heroe cuando no has hecho nada.

Estaba comentando.

Eso no es ayudar.

Pfff, no voy a permitir que me traten así, me marcho, por cierto, Pridork arregló las cosas. A ver como disfrutais los lectores del resto del capítulo gracias al narrador de mierda que hay.

Agh, en fin, continuemos. La batalla no pintaba bien, y tanto Pride como Sylvain sabían que no aguantarían mucho más, y mucho menos las dos bestias.

Pride: Su fuerza conjunta es cuantitativamente superior, el combate no es una solución efectiva.

Sylvain: ¿Y que sugieres?

Pride: Calmarlos, es lo más óptimo. De Mirei lo se, pero desconozco el detonante y catalizador de la ira de tu amigo.

Sylvain: ¿Eh?

Pride: ¿Qué lo hizo enfadar?

Sylvain: Creo que tu amiga le rompió la caña, creo que era un objeto muy valioso.

Pride: Bueno, eso es más sencillo. El..., la..., bueno, tu otro amigo me puede ayudar con él grandullon, Marke, Jammer y tú ocuparos de Mirei.

Marke: ¿Y cómo vamos a hacer algo copntra ella? Es más fácil venderle tinta a un calamar.

Pride: El dispositivo que lleva Mirei en el cuello, seguramente se encargue de reducir la carga eléctrica de los impulsos electronerviosos de la tensión que produce su organismo. Los impulsos electronerviosos es electricidad al fin y al cabo, partículas en movimiento aunque en aumento de temperatura, pero partículas en movimiento al fin y al cabo, con los diales de tu bastón podrías absorver esa energía.

Marke: Aja, ya veo.

Pride: No has entendido nada.

Marke: Nop.

Pride: Dial de Impacto en collar ayudar a Mirei a calmar.

Marke: Haber empezado por ahí, te cobraré una gran cantidad por hacerme perder mi valioso tiempo.

Sylvain: Eso lo arreglas luego, vamos a ayudar a nuestros compañeros, vamos Jammer.

Jammer: Claro, ya voy, como si no supiera lo que va a pasar.

Entonces los grupos se separan, mientras los dos locos y Sylvain se intentan acercar a Mirei, Faidit y Pride recogen los restos de la caña.

Faidit: Claramente está destrozada.

Pride: Solo el elemento final, parece un componente calcificado cuyo uso debió ser desgarrar, aunqué tiene claros indicios de petrificación.

Faidit: En cristiano.

Pride: Un diente de dinosaurios, colmillo para ser más exactos.

Faidit: Ah. ¿Y que hacemos?

Pride busca uno de sus frascos y lanza los restos del diente dentro, para luego volverlos a sacar y juntar los trozos.

Pride: Uso estó cuando me fracturo un hueso por error.

Faidit: ¿Eso te pasa muy a menudo?

Pride: A veces. Bueno, ahora llama su atención.

Faidit: ¿Cómo?

Pride: Así.

Entonces le pisa con uno de sus pies recubierto de haki de armadura artificial, lo que hace que Faidit pege tremendo grito de dolor, lo cuál hace mirar al gigante escamoso.

Pride: Oye grandullón, esto está bien, nadie te ha roto nada.

Entonces Buroih al ver su preciado tesoro intacto se calma mientras va recuperando poco a poco su forma. En el otro plan, Sylvain, Jammer y Mark están en posiciones.

Sylvain: ¡Ahora!

Jammer consigue agarra e inmovilizar por unos instantes con sus vendas a Mirei, mientras Sylvain lanza a Marke con una patada.

Marke: Tirada numero 5: Impacto de ricos (solo primera parte).

Y poniendo el bastón en el collar de de Mirei, consigue reducir la carga electrica, lo cuál hace que vuelva poco a poco a su forma normal.

Mirei: Gracias.

Y tras esto cae durmiente, para alivio de todos.

Jammer: Puf, pues para eso habría narrado yo. Bueno, ahora cierra el capítulo con el giro de guión que seguro nadie se lo esperba. Y va con sarcasmo.

Faidit: (Este tío que habla)

Jammer: Ah, se me olvidaba.

Y hace que la armadura de vendas de Faidit le aprese.

Jammer: Has firmado uno de sus contratos seguramente, y en un momento sabremos por que solo ha servido contigo.

De vuelta al castillo, Rexius está en una conferencia privada con alguien muy particular.

Rexius: ¿Cómo va mi encargo, diablillo?

Impen: Menos coña que sigo queriendote matar.

Rexius: Perdón.

Impen: He conseguido dos de los tres contratos que me pediste, no fue difícil engañarlos haciéndoles creer que Jammer les traicionó, pero ese hombre de armadura no se fia ni de su sombra.

Rexius: Bueno, era esperable.

Impen: Pero eso no es todo, uno de tus sirvientes me destrozó y pensaba huir de aquí. ¿Te suena Leto?

Capítulo 27: Expectativas equivocadas

—¡¡AAHHH!! ¡¡NO ME DEJES SOLO, POMEROY!! ¡¡LA OSCURIDAD ME ATERRA!! -le imploró One Plus Two entre lágrimas

—¿¡Desde cuando!? -le preguntó molesto Pomeroy

—¡Desde ahora mismo! ¡¡Debe ser una de esas fobias súbitas!! -contestó One Plus Two

—¡¡Eso no existe!! -respondió el teniente

Las dos máximas autoridades de Moloplace se encontraban en lo que parecía ser un almacen abandonado, repleto de chatarra y diversos aparatos de alta tecnologia a medio elaborar.

—Aquí está -dijo Pomeroy acercándose a dos grandes escudos con forma de castillo, idénticos a los que poseía- ¡¡Mis queridos Palacios de las Maravillas!! ¡¡Los precedesores del estúpido bastón empuñado por ese comerciante!! ¡Estas preciosidades están repletas de diales de impacto! ¡¡Que se atrevan ahora a golpearme, absorberé sus ataques y se los devolveré!! Poropompopom, ya ni recuerdo porque los había dejado aquí.

—¡Creo que fue porque se te dislocó un brazo la última vez que los usaste! -contestó One Plus Two

—Oh, es verdad -recordó Pomeroy- Tch, da igual, eso fue hace mucho, ¡Mi fuerza ahora es mucho mayor, podré aguantar el retroceso sin problema!

—¡Igualmente, tal vez, a lo mejor, quizá, puede ser, probablemente, deberías escuchar la advertencia del archiduque de no lanzarse a pelear contra grupos enteros! -le recomendó el General Real

—Esos renacuajos ni siquiera me vencieron, solo me pillaron desprevenido -respondió Pomeroy- El único peligro real era la bestia roja, ¿El resto? Una rata de laboratorio y una verguenza para el reino.

—La sangre del doctor es peligrosa -dijo One Plus Two- ¿Ya no te acuerdas de quien proviene? Eso sin contar a su madre, claro.

—Ni se te ocurra comparar a ese inútil con su madre -contestó Pomeroy molesto- Claramente el mocoso heredó todos los genes de su padre.

—No me preocupa la genetica -respondió el hombre del sombrero- Me preocupa las conductas que pudo haber heredado, si ese crio tiene la determinación de su ma-

—No la tiene, ni siquiera posee Haki. -le cortó el teniente incluso con mayor sequedad- Peleé junto a esa mujer en miles de ocasiones, su muerte, pese a ser necesaria para el futuro de Arsis, fue una gran tragedia. -One Plus Two le observaba sin pronunciar palabra alguna- Así que no vayas comparando a tu predecesora con su patético renacuajo, ni siquiera se merece que lo llame su hijo.

De regreso a las cavernas subterraneas, el gran grupo recién formado parecía haber mejorado ligeramente las relaciones entre ellos, estando reunidos alrededor de una pequeña hoguera sin tratar de matarse mutuamente, exceptuando Mirei que seguía dormida.

—Supongo que hiciste un buen trabajo -dijo Sylvain observando su pierna derecha

—No tengo ni idea de como tu pierna acabó así, pero eso no es algo que pueda tratar en estos momentos, con tantas peleas sería imposible la recuperación. Así que me concentré en reducir el dolor y evitar que empeore. -explicó Pride

—Pensaba que eso de "Doctor" en tu nombre no era literal -contestó el noble- ¿Realmente eres médico?

—¿¡A que viene tanta duda!? -le chilló Pride

—Los médicos no suelen ser tan agresivos -puntualizó Sylvain

—¡¡Y los nobles tienen el tópico de que dan asco!! ¡¡Y mírate: ACERTARON DE PLENO!! -le gritó Pride

—Todos tenemos fallos -se excusó Sylvain- Bueno, estabas ocupado en algo, no te interrumpo más.

—Tch, ¿por qué lo tengo que hacer yo todo? -se quejó Pride poniéndose a manipular con un destornillador el atenuador de ira de Mirei

—¿Sabes lo que estás haciendo? -le preguntó Silvayn

—No soy un genio en ingenieria, pero algo sé -respondió Pride- El collar este debió dañarse por culpa del grandote.

—Yo sentirlo -respondió Buhroi algo apenado por ser el causante del caos y por tanto indirectamente el responsable de la destrucción de su diente.

—Así que quiero asegurarme que si vuelve a ponerse modo diablo, que el collar haga su trabajo -dijo Pride continuando con las reparaciones- ¡¡Mira que ponerte así por un diente podrido!! -le recriminó el doctor a Buhroi- Pero hah, ¿que podría esperar de un musculitos sin cerebro?

—¡¡No ser diente podrido, ser Diente de Muroira!! -contestó Buhroi acariciando el diente

—Que forma más rara de pronunciar diente podrido -respondió Pride

—Dejad las estupideces -les ordenó Sylvain- Estoy demasiado agotado como para pelear de nuevo -el noble se levantó- voy a ver como va Jammer con Faidit -dijo abandonando la escena, dejando solos a Pride con Buhroi (Y Mirei en medio durmiendo)

—¡¡SOLTADMEEEEEEE, AAAAAAAAAAHHHH!! -gritó Faidit totalmente envuelto en vendas y colgando boca abajo del techo.

—¡¿Para quién trabajas, maldito!? -le preguntó Jammer haciendo girar al vendado Faidit

—¡¿DE QUE HABLAS!? ¡¡PERO SI SE SUPONE QUE ME ESTÁS INTERROGANDO POR LO DEL CONTRATO!!

—¡Bien visto ahí, era pregunta trampa por si eras un agente doble! -contestó Jammer

—¡¡Tal vez deberíamos de usar el Detector de la Verdad y la Mentira de Marke Shot. Patente registrada, todos los derechos reservados.!! -anunció Marke sacando un casco

—¡¿Acaso es un Detector de la Verdad y la Mentira de Marke Shot. Patente registrada, todos los derechos reservados.!? -exclamó Jammer- ¡¡Pensaba que se habían descatalogado hace años!!

—¡¡Oh, ¿¡Conoces el Detector de la Verdad y la Mentira de Marke Shot. Patente registrada, todos los derechos reservados.!? -le preguntó Marke igual de emocionado.

—No. -contestó Jammer en seco

—Ah

—¡Tal vez el granjero sí lo conozca! ¡¡Úsalo y lo sabremos!! -le animó Jammer

—¡¡Prepara su cabeza!! -clamó Marke presionando un botón en el casco, del interior de este empezaron a desplegarse jeringuillas, agujas e incluso sierras

—¿¡POR QUÉ OIGO SIERRAS!? -preguntó Faidit aterrado

—¡¡No son sierras!! -dijo Marke- ¡¡Es el sonido del mar!! Fwisss... fwis... -Marke se acercó a Jammer para susurrarle- A veces los clientes caen en los típicos estereotipos de la sociedad, como por ejemplo que las sierras son peligrosas, así que uso psicologia empresarial para dejar a lado sus miedos.

—¡¡TE ESTOY OYENDO!! -gritó Faidit- ¿¡DE VERDAD SON SIERRAS?! ¡¡AYUDA, AYUDA!!

—¡¡Nada de usar sierras!! -gritó Sylvain quitándole el casco de las manos- Tenemos muchas amenazas por delante, necesitamos a todo el equipo vivo y entero.

—¡¡HEY, DEVUÉLVEME EL Detector de la Verdad y la Mentira de Marke Shot. Patente registrada, todos los derechos reservados.!! -exclamó Marke señalando el Detector de la Verdad y la Mentira de Marke Shot. Patente registrada, todos los derechos reservados.

Mientras se daba el interrogatorio a Faidit el cual vulneraba varios derechos humanos, Buhroi y Pride se encontraban haciendo buenas migas y estableciendo una relación sana basada en la amistad y el respeto mutuo.

—Creo que nosotros empezar con mal pie -dijo Buhroi- Esto poder ser gran malentendido, como en caso de niña demonio que no ser demonio.

—Cada palabra que dices aumenta las posibilidades de que te envenene mientras duermes -contestó Pride

—Hmm... Yo empezar a creer que tú ser persona dificil de tratar -dijo Buhroi

—Tu cerebro debe ser el ambiente más hostil del planeta, se nota que las neuronas están haciendo su mejor esfuerzo por sobrevivir -respondió Pride sin siquiera dirigirle la mirada

—¡¡YA SABER!! -gritó Buhroi, llamando ligeramente la atención del doctor, que le miró de reojo mientras seguía reparando el collar de Mirei- ¡¡Tu ser niño de confianza por arreglar Diente de Muroira!!

—¿Niño? -repitió Pride

—Por tanto yo darte honor -Buhroi se acercó a Pride

—¡¡HEY, ALÉJATE, ALÉJATE O TE MATO!! -le gritó Pride, el gigantesco hombre se inclinó y le mostró el Diente de Muroira

—Yo darte honor de tocar reliquia de dioses -dijo Buhroi, ofreciéndole gentilmente el gran diente al doctor

—Con que el diente de muroira... -murmuró Pride agarrando la reliquia con ambas manos- Tal y como pensaba, esto es un diente normal y corriente -pensó disgustado al verlo de cerca- ¿Y por qué esta cosa es tan importante? -le preguntó mientras se lo devolvía

—Ser oportunidad de yo aceptado -contestó Buhroi

—¿Ah? -murmuró confuso el doctor

—Yo no ser querido por familia -explicó Buhroi

—Ya me caen bien -respondió Pride

—Yo tener que pasar prueba para ser aceptado y dioses perdonar, Diente de Muroira tener que aguantar el largo viaje -contó Buhroi

—¿Tu prueba para ser aceptado es hacer que un diente medio podrido vuelva sano y salvo? -le preguntó Pride- Se nota que eres imbécil, es evidente.

—¿Qué ser evidente?

—El diente está tan asquerosamente podrido que el más minimo toque lo destruiría, aunque gracias a mi conocimiento infinito, la dureza de su calcio ha aumentado exponencialmente un 80%, por lo que su durabilidad es equiparable a cuando estaba en la mandibula de la bestia. -explicó el doctor- ¡¡Es decir, por si tu cerebro de avellana aún no lo ha entendido, era una misión imposible, nunca lo hubieses conseguido, te la pusieron para librarse de ti!!

—Mmh... -murmuró Buhroi

—No te mereces ser aceptado -pensó Pride- Conozco a los de tu estilo, estoy seguro que tu familia te odia por el abuso que haces con tu fuerza, venga, enseñame tu verdadera faceta, maldito cavernícola

—Puede ser -respondió Buhroi al argumento de que era una misión imposible diseñada para librarse de él- Yo no caer bien, ser maldito, dioses odiarme.

—¿¡Y por que crees que es eso!? ¿¡Eh!? -le exclamó Pride

—Yo nacer diferente -contestó Buhroi

—Ya, se nota -comentó Pride con desagrado- Un descerebrado que solo piensa con la fuerza, ¡¡Si quisieras los podrías matar a todos, verdad!? ¡¡Te podrías adueñar de la tribu por la fuerza y nadie podría detenerte!! ¡¡Todo porque la genética decidió ponerse de tu lado y darte fuerza!!

—Tu ser chaman, ¿verdad? -le preguntó Buhroi con calma

—¿¡Ah!? -se molestó Pride

—Hombre blanco decir antes que tu saber curar, chaman en pueblo curar a gente -le informó Buhroi

—Bueno, sí, supongo que soy un chaman, aquí los llamamos doctores, o médicos -respondió Pride

Buhroi se levantó ligeramente la camiseta —Tú analizar mis heridas, ¿quién hacerlas?

—¿¡Quieres que sea tu médico personal, gusano!? -le recriminó Pride

—Tan solo comprobar si ser doctor de verdad -contestó Buhroi

—¡¡Ya verás, voy a acertar de lleno con mi diagnóstico!! -clamó Pride- ¡¡Esas de ahí son de mordiscos, estás por entrar en contacto con una sustancia corrosiva, y estos moratones de aquí... De... -el doctor se quedó atónito al identificar el origen de ese tipo de heridas- de palizas... a corta edad... Su tamaño se extendió debido a tu crecimiento, pero esto... Esto es un truco o algo, para tener heridas así te tendrían que haber apalizado continuamente durante infancia y adolescencia... ¡Pero con tu fuerza no debería ser posible!

—Yo nacer diferente a hermanos, yo ser golpeado, muchas veces, demasiadas veces -explicó Buhroi mirando al suelo carcomido por el sentimiento de soledad con el que había convivido

—Ya veo -contestó Pride con sequedad para inmediatamente volver a dedicarse a la tarea de arreglar el atenuador de ira

—... -Buhroi tras darse cuenta de que intentar entablar una mínima cordialidad con el doctor iba a ser imposible decidió volver a su sitio.

—¿Tú tampoco cumplir expectativas por nacer diferente? -le preguntó Pride imitando su forma de hablar

Esta pregunta detuvo en seco al hijo de la Luna, que se giró sorprendido hacía su interlocutor —¿Tú vivir también eso?

—... -Pride siguió reparando sin dar respuesta a la cuestión


Hace 23 años en una de las muchas casas que componen el reino de Moloplace...

—Es un precioso niño -dijo una mujer con un largo cabello rojizo sosteniendo a su recién nacido, un bebe de pelo morado y ojos naranja- Se parece a ti, querido.

Al lado de esta mujer se encontraba un hombre con los mismos rasgos descritos: pelo morado y ojos naranjas. —Es... es precioso.

Sin embargo el tierno momento fue interrumpido por un conjunto de individuos encapuchados que entraron en la sala. —Demandamos ver al hijo del Cielo Azul. -dijo uno de ellos.

Los dos progenitores se miraron preocupados entre ellos, la mujer reveló con lentitud a su hijo ante el misterioso grupo.

—¡¡MALDICIÓN!! ¡¡NO PUEDE SER!! -gritó uno de ellos- ¡¡SU PELO, SUS OJOS!! ¿¡NO HA HEREDADO EL LINAJE DEL CIELO AZÚL!?

—¡¡Su aspecto no significa nada!! -les recriminó el padre de la criatura

—¡¡Silencio!! -le ordenó uno de los encapuchados

—¡¡SILENCIO TÚ!! -le ordenó la madre

—Disculpa mi señora... -se arrepintió el encapuchado, retrocediendo asustado

—Pero tiene razón... -dijo otro encapuchado- El aspecto da igual, ¡¡Lo importante es su espiritu!!

—Tienes razón, es el heredero del cielo azul, ¡Seguro crecerá para ser un brillante guerrero, heredará las cualidades para ser rey como sus antepasados y finalmente nos revelará el auténtico cielo azul! -exclamó un acólito

—El cielo azul actual es falso, su herida puede que fuera sellada en el pasado, ¡Pero no fue suficiente, sangrará de nuevo! ¡¡El equilibrio entre los reinos es muy precario, todos se están preparando para la inminente guerra! -dijo otro encapuchado

—Pero con el heredero del cielo azul todo acabará... ¡¡Tomará lo que le pertenece por linaje y seremos libres!!

—¡¡LIBRES, LIBRES!! -exclamó el grupo emocionado, todos emocionados salvo dos personas: los propios padres de la criatura.


Pride se despertó a la mañana siguiente, al parecer se había quedado dormido mientras reparaba el collar, el doctor dio unos cuantos pasos pero había algo en él que se sentía raro, se encontraba somnoliento a la vez que demasiado energético, una sensación que no había sentido en mucho tiempo...

—Mierda... Abusé demasiado del Haki artificial... Me van a venir los efectos... secun..darios... -murmuró el científico con los ojos adormecidos

—¡¿Que puñetas le está pasando!? -clamó Sylvain viendo el nuevo comportamiento de Pride

—¡¡Oh, eso es nuevo!! -comentó Marke alegre

—No griteis tanto... Aún me duele la cabeza -murmuró Mirei, deteniéndose en seco al chocar contra algo- ¿Quién...? Ah, eres tu, Pride.

—e wapa -dijo el cientifico- te parese si sta noxe te sedusko kon mis elixixires? ;P

—¿¡PERO QUÉ!? -se alarmó Mirei, retrocediendo sonrojada

—NO PUEDO, NO PUEDO -gritó Jammer por los suelos muriéndose de risa- NO ME DIGAS QUE EL EFECTO SECUNDARIO DE SU ELIXIR NARANJA...

—...¡¡ES ACABAR BORRACHO!! -chilló Mirei roja, pero esta vez no por Ikari.

Capítulo 28: Una historia de hace tiempo atras

Ah Doctor, si su cuerpo fuese mas grande tal vez no sería tan sensible al efecto de sus exileres. Es una pena, hay muchas cosas de las que hablar, Doctor. El granjero, tu lo conociste, aunque no parece que recuerdes del todo bien. Hay mucho que contar, mucho que preguntar. Despues de todo, la historia completa nadie puede relatar.

¿De donde vienes? ¿Cual es tu relación con él? Esa vez tu visitaste buscando saber, pero él ya no quería hablar de ello. Oh Doctor, tu podrías tener la pieza que me falta. Tu quizas sabes lo que yo no, la verdad de...

Sylvain: tch que murmura este de nuevo.

Faidit: Se estaba riendo tanto, y de repente pareciera que tuviese una crisis. ¿Deberiamos preocuparnos por-

¡Ah! Pero claro, nunca tuve la chance de contarla bien. ¡He de contarla, la historia de-


Su enfermedad sigue empeorando, no se si pueda lograrlo ¿pero que otra me queda? Es este cielo tan depresivo, estoy seguro de ello. Cuando el cielo azul vuelva, su corazón mejorará. Tiene que hacerlo, de lo contrario todo sería en vano. Esto me preocupa, si fuese a fallar los dejaría. Molo, Kristia, Tania...


Hoy Tania estaba llorando, es tan pequeña y tiene que ver a su madre en tal estado. Lo he decidido, voy a recuperar el cielo azul. Cielos, espero volver a escribir algo aquí.


Muchas veces el ojeaba las páginas de ese libro, a veces las leería en voz alta. Una que otra vez yo vería las páginas directamente, y es por eso que se, la siguiente página no fue escrita por la misma persona.

Marke: Pues la verdad se sigue mucho mejor el hilo cuando no es una canción, esta historia vendería bastante con como la cuentas.

La continuación del diario, en una letra lenta y entrecortada, ya no la de alguien calculando sus experiencias, sino la de alguien que tenia poca gana de escribir y se forzaba a completar las páginas en un largo tiempo. El dueño del diario nunca regresó a escribir nuevamente, la próxima página decía:


Era cierto, cuando vi el cielo azúl sentí fuerzas una vez mas. Esa vista espectacular movió mi corazón. Yo pensé que volvería eventualmente, el viaje podía tomarle varios dias... pero no volvió. Renombraron la isla en su honor, a los niños y a mi nos acomodaron. Nada de esto importa, Arsis se fue... El cielo no importa, Arsis se fue...

Su corazón, roto tras completar esa página mojada en lágrimas de vergüenza. Vergüenza porque ella sabía que podría haber sido ella, pero de esa forma hubiesen estado juntos hasta el final. De esa forma sus niños no tendrían que saber que todo lo que están recibiendo ahora es a expensa de su padre, a expensa de su enfermedad. La vergüenza la consumió, vergüenza por lo que sus hijos podrían volverse con una vida así. Incapáz de verlo, ella huyó.

He robado un carruaje, me dirijiré mas allá de las montañas donde jamás me encuentren. Allí moriré sola, y así tal vez este dolor acabe. ¿Que será de ellos sin mi? ¿Serán mas felices sin mí? Espero que sean felices.


Sylvain: ¡Ah osea que murió, vaya historia resulta ser!

Jammer: Sylvaril, Jammer no va a ser el único sin pierna si vuelves a irrumpir la historia.

Pero eso no fue la única irrupción en ocurrir, unos cuantos meses transcurrieron entre estos sucesos. Mientras se acercaba a su destino lo notó, un cuarto niño, un último regalo. ¿Cual fue su reacción? Ni idea, pero algo es claro, decidió criarlo, darle una vida, no rendirse todavía. Desconozco también el orígen del nombre, lo llamó Jammer.

Mirei: ¡Pero esperate un segundo!

Jammer: No, ¿que historia tiene sentido si cuento el final apenas te preguntas que ocurre?

Marke: ¡Eso, el twist es lo que mas vende!

Buhroi: ¿Jammer nacer vida dificil? Hermanos lejos.

¿Dificil? Si, en cierta forma fue dificil. Su madre construyó una granja en que vivir, una granja en que convivir con animales en donde ninguna otra persona habría de verles jamás, pero nada es para siempre. Las siguientes páginas son escritas por alguien de poca práctica, alguien cuyas manos gruesas no acostumbraban escribir.


enTerre a mama la semana pasada an pasado muchas cosas. aora su regalo esTa en mi (...)

No era el mejor escritor, pero afortunadamente su historia la se bien, al menos generalmente. Menor de cuatro hijos, nunca conoció a nadie más que su madre. Un día Jammer salió gravemente herido jugando, pero su madre no le ayudó. Eventualmente pudo sobreponer las heridas y entrar a la casa, y es ahí que encontró un obsequio. La encontró muerta.

Buhroi: ¿Madre asesinada?

Jammer: Para nada, creo que nunca tuvo la voluntad de vivir. Fue Jammer quien la obligó, y cuando ésta vio la oportunidad de que Jammer muera en un accidente, se quitó la vida. Criandose solo, muchas cosas le pasaron, el crecería y envejecería sin una familia. De hecho, Doctor, tu tal vez sepas algo. No hace muchos años conociste a Jammer, pero no se que se habló en ese entonces.

Pride: Pueh'es muy simple, ella era mi reina y ahora ella'e mi diosaaa~

Jammer: Tendremos tiempo de cantar luego, te preguntaré en otro momento. En fin, no hay mucho más que contar sobre el granjero, mis canciones deberían ser suficiente explicación del resto.

Marke: Pero espera un momento... Si este granjero es hijo de Arsis...

Mirei: ¡Arsis murió hace generaciones! ¿Que edad tienes acaso, 100 o inclusive mas?

Jammer: Como ya les dije, para nada. Yo no soy Jammer.

Jammerpast.png

Buhroi: Jammer misterioso, pero mismo dolor.

Jammer: Pero claro, nos quedan no se, unos cuatro dias creo. Ya que hemos tenido tiempo de conocernos un poco más, y que se nos va el dia, sigamos en camino a nuestro un objetivo.


Mayordomo: ¿Algo le inquieta mi señor?

Rexius: Digamos que no toda la información que poseo es cohesiva. Verás, One Plus Two reportó que el bastón de las maravillas se perdió cuando los rescató alguien al que llaman Jammer.

Mayordomo: Así es mi señor, no le vi inquieto al respecto ayer. ¿Sucede algo al respecto?

Rexius: En frente de mis subordinados es importante la calma, pero no comprendes ¡Al sujeto llamado Jammer, le maté yo hace años!

Capítulo 29: Deja vú

El grupo que se halla en las cuevas de la isla continúa avanzando por estas, platicando los unos con los otros durante el camino.

-Sylvain: Aish, ¿enserio les persiguen los de Citania?

-Mirei: Sí, incluso me enfrenté a su General Real horas atrás. Hubiésemos podido acabar con el si no me hubiesen abandonado a último momento.

-Marke: Ehehehehe, no seas rencorosa, futura compradora. Ya nunca más tendremos que volver a Citania, ¿así que de qué te preocupas?

-Sylvain: No, pero es posible que Citania venga a ustedes.

-Marke: ..¿Eh?

-Sylvain: Por si no lo notaron, los de Citania parecen tener una obsesión rara con hacerse notar y verse fuertes. Dudo mucho que se tomen bien que dos criminales se les hayan escapado hacia el resto de la isla.

Mientras el noble habla, en alguna parte de la isla, un gran carruaje avanza rápidamente acompañado por varios soldados montados a caballo.

-Mirei: Sí, parecían ser muy cabeza duras. Tarde o temprano vendrán a por nuestras cabezas, Marke, y espero que cuando llegue el momento te dignes a ayudar.

-Marke: Ohhh vamos, eso es puro clickbait, el gran Marke es un experto en eso. ¿Qué van a hacer exactamente eh? ¿el General Real de Citania va a pasearse con 25.000 soldados por toda la isla hasta dar con nosotros?

Dentro de aquel carruaje se halla sentado Acieroy, el General Real de Citania que Marke acaba de mencionar, quien se mantiene cabizbajo con su arma en mano.

-Marke: Ehehehe, ¿lo notaron?

-Mirei: ¿Eh?

-Faidit: ¿Q-qué cosa? ¿acaso viste algo?

Alarmado, Faidit comienza a observar a sus alrededores con su mano sobre la funda de su espada por precaución, mientras que Marke parece estar conteniéndose la risa.

-Marke: ...Dije 25.000.

-Sylvain: ..¿Y eso qué tiene?

Sin llegar a dar explicaciones, el vendedor simplemente comienza a reírse como demente mientras sus gafas cambian de color múltiples veces, inquietando a algunos de sus acompañantes.

-Marke: ¡Ehehehehe! ¡Hahahah! ¡Hehehehahaha! ¡Oh vamos, ¿acaso soy el único al que le hace gracia el 25?!

Marke lleva su mirada hacia sus acompañantes, quienes o le observan raro o simplemente pasan de el. El único que parece hacerle caso es Pride, quien aún sigue bajo los efectos secundarios de sus elixires.

-Pride: io prefiero el beintikuatro pq es mas grasioso k veintisinco k uele a kaka.

-Marke: ...Bueno, tienes suerte de estar bajo los efectos colaterales de tus "exilixilires", doctor, porque en circunstancias normales te estamparía la cara contra el techo de esta cueva.

-Faidit: Disculpe, señor Jammer, ¿qué pasó con su carruaje? El que iba a 40 Tsutsus.

-Jammer: Lo que Faidit no sabía era que aquel mítico carruaje había sido destruido durante la intensidad incandescente de la batalla.

-Faidit: ¿Eh? ¿qué cosa acabó con el carruaje?

-Jammer: Ah perdona, no estoy acostumbrado a que se le haga caso a mi narrativa. Básicamente el vendedor lo quemó con sus estrellas llameantes.

Mientras habla, Jammer señala al mercader que va caminando detrás suya con su pulgar, haciéndolo dos veces a causa de su manía con el número 2.

-Cochero: ¡Señor Acieroy, nos estamos acercando a los dominios del Archiduque Rexius! ¡¿cuáles son sus órdenes?!

A su vez, el General Real de Citania continúa viajando por la isla en un carruaje, el cual tal y como lo indica su cochero se aproxima hacia el Castillo Moloplace.

-Acieroy: ¡Deténganse!

El cochero le hace caso al General Real y detiene el carruaje, causando que los hombres que le acompañaban obliguen a sus caballos a frenar.

-Acieroy: Como sabrán, es altamente arriesgado que un Archiduque o General Real de alguna zona de esta isla ingrese a los dominios de otro Archiduque.

-Soldado: Sí, por los conflictos y malentendidos entre Archiduques que podría generar algo así.

-Acieroy: Exactamente. ¡SIN EMBARGO, por obvias razones no dejaremos que esos criminales sigan con vida después de haber huido de Citania, así que aprovecharemos para buscar por las zonas sin reclamar!

-Soldado: ¿E-eh? ¿las zonas sin reclamar?

Mientras el Aniquilador de Demonios baja de su carruaje, los soldados que le acompañan comienzan a murmurar entre ellos, confusos por las palabras de su superior.

-Soldado 2(susurrando): ¿De qué está hablando?

-Soldado 3(susurrando): No lo sé, yo apenas salgo de Citania.

-Acieroy: ¡DEJEN DE MURMURAR, ¿QUÉ LES DIJE?! ¡LOS SOLDADOS DE CITANIA DEBEN HABLAR FUERTE Y CLARO!

Los hombres de menor rango se callan asustados por el grito de su superior, quien les enseña un mapa de la isla.

-Acieroy: Como bien sabrán, tanto el Castillo Moloplace como Yesuikristia son los territorios de los Archiduques Rexius y Supernus, ¿verdad?

-Soldados: ¡S-sí!

-Acieroy: Por motivos que ya discutimos antes, un General Real de otra ciudad no puede entrar a esos territorios, y mucho menos si lleva un ejército consigo. Pero eso deja a algunas partes de la isla sin un "dueño", tales como el bosque tenebroso, las rutas subterráneas, y las llamadas Montañas de Alaridos.

-Soldado: ¡Ohhh, y-ya entiendo, nos aprovecharemos de esa norma para buscarles por esas zonas sin dueño!

-Acieroy: ¡ASÍ ES! Si bien oí rumores de que los Testigos del Dios Supremo se ocultan en las montañas, ellos no están afiliados con ningún archiduque, por lo que podemos meternos con ellos sin ningún problema.

Tras haber acabado de hablar, el General Real guarda el mapa de la Isla Arsis para luego apuntar con su dedo hacia un lado.

-Acieroy: ¡Por ende, un grupo se encargará de buscar en el bosque tenebroso, mientras yo y el otro grupo nos adentramos en las rutas subterráneas!

-Soldado: ¿Y-y quién irá a las montañas?

Al oír la pregunta de su subordinado, una vena se marca en el rostro de Acieroy, cosa que alarma a aquel soldado desafortunado.

-Acieroy: ¿Cómo crees que se llega a las Montañas de Alaridos? ¡POR LAS RUTAS SUBTERRÁNEAS!

-Soldado: ¡S-sí, muy cierto! ¡disculpe mi ignorancia!

-Acieroy: Ahora que ya quedó todo aclarado, ¡EN MARCHA!

Tras esto, un grupo de los soldados de Acieroy se desvía hacia el bosque tenebroso mientras el grupo comandado por el General Real avanza hacia la cueva que se haya debajo del Castillo Corazón.

-Faidit: ¡Ah, mirad, pero si es la bifurcación de antes!

Volviendo con el grupo que comparte un objetivo en común, el noble de Ariefois señala un segundo camino que yace más adelante.

-Sylvain: Ah cierto.

-Buhroi: ¿Nosotros encontrar camino bueno antes?

-Sylvain: Tsk, y pensar que hubiésemos tomado el buen camino de no ser por esos ruidos que sonaban como la risa de un maniático.

-Marke: ¡Te maldigo ruido que parecía risa de maniático!

-Mirei: Pero si eras tú...

-Pride: mae mia k asko da marke e.

El grupo acaba doblando para así tomar el camino que parecía llevar hacia el Castillo Moloplace. Mientras avanzan, estos notan que el nuevo camino es diferente al anterior, pues tiene antorchas en sus paredes.

-Sylvain: Hmm, no sé si las antorchas son una buena o una mala señal.

-Pride: las antorxas briyan y el briyo es weno.

-Mirei: Si hay antorchas quiere decir que este camino es utilizado de vez en cuando, pues alguien no se molestaría en colocar tantas si solo va a usarlo una sola vez. ¿Estás seguro de que esto es bueno, Pride?

-Pride: io stoi seguro de k stoi seguro.

-Mirei: Lo imaginé...

Viendo como el científico no parece ser de mucha ayuda ahora mismo, la revolucionaria desvía la mirada, notando como Marke comienza a actuar extraño, pues camina más despacio que el resto y arrastra su mano por la pared.

-Mirei: ¿Eh? ¿pasa algo Marke?

-Marke: ¿Eh? ¡no, solo que no encuentro compradores por esta zona, ehehehe!

Tras haber soltado su risa, el vendedor permanece un tiempo callado mientras pierde su característica sonrisa lentamente.

-Marke: E-es solo que..me siento raro.

-Jammer: Tutututu, ¿necesitas una bolsa para potar, Mike?

-Marke: No, no estoy con ganas de...Espera, ¿cómo me dijiste?

-Jammer: Juraría por el granjero que te llamabas Mike, ¿o acaso eras Markos?

Las gafas de Marke se tornan oscuras nuevamente tras haber oído las palabras de aquel al que conoce como Jammer, cosa que le da un mal presentimiento a Mirei.

-Marke: Mike.....

Aquel nombre le suena a Marke, no sabe de dónde pero le conoce de algún lado. Es entonces cuando un recuerdo llega a su mente como un relámpago, pues ni bien aparecer en su cabeza, se va.

-Marke: ¡E-ESO ES! ¡MIKE..ERA EL NOMBRE DE MI PADRE!

-Sylvain: ...Guay, pero, ¿de qué nos sirve esa información?

-Marke: ¡NO LO ENTIENDEN! ¡Mi padre trabajaba para Rexius! ¡él en algún momento me contó algún dato que no recuerdo sobre el Archiduque, lo que le obligó a traerme a las montañas!

El vendedor comienza a exprimir su cabeza con ambas manos en un intento por forzar a que los recuerdos del pasado aparezcan, mientras el resto de sus acompañantes le observan intrigados y expectantes.

-Buhroi: ¿Saber qué lugar ser este?

-Sylvain: Mejor aún, ¿sabes a dónde lleva este camino?

-Mirei: No creo que debamos presionarlo, el solo ya se está presionando bastante...

-Marke: ¡E-este camino...conduce al laboratorio abandonado de las montañas!

-Mirei: ¿Laboratorio abandonado...?

-Buhroi: ¿Entonces no llevar a castillo?

-Marke: N-no, momento, aún hay más....

Y nuevamente, otro pequeño recuerdo aparece repentinamente en la mente de Marke.

-Marke: E-el laboratorio...le pertenecía a Rexius, p-por lo que contiene un camino que lleva hacia su castillo...

-Buhroi: A Buhroi servirle eso.

-Sylvain: Al fin soltó algo útil. Ya lo oyeron, hacia el laboratorio abandonado.

-Pride: uuu kisas si ta abandonado ai SCPs x ahi.

Satisfechos con la información dada por Marke, el grupo avanza sin miedo por el camino, dejando atrás al mercader, quien tiene un mal presentimiento.

-Marke: (N-no se porqué, pero no me fio...¿A-acaso había algo en las montañas..?).

-Mirei: ¿? ¿Vienes, Marke?

Al oír la voz de La Bestia Roja, Marke agita su cabeza a la vez que sus gafas recuperan su brillo habitual, indicando que volvió a la normalidad.

-Marke: ¡Claro que voy, a ver si voy a perderme una oportunidad como esta! ¡un laboratorio abandonado EQUALS un montón de objetos de valor abandonados esperando a ser vendidos!

-Mirei: Ahá, claro...

Y mientras el grupo avanza, en el Castillo Moloplace...

-Impen: Bueno, ahora que ya se habló todo, me retiro.

Tras haber discutido todo lo necesario con el Archiduque Rexius, Impen utiliza su habilidad para abrir un portal que conduce de vuelta al bosque.

-Rexius: Eh, espera. Antes de que te vayas, una última cosa.

-Impen: Que sea rápido.

-Rexius: Ya que conseguiste algunos contratos, asumo que también recordarás donde viste a aquel grupo por última vez.

-Impen: Ah si, les vi por las rutas subterráneas.

Esta noticia causa que Rexius adopte una pequeña sonrisa.

-Rexius: No me digas...Ya puedes irte. Largo.

Sin siquiera voltear hacia Rexius, Impen abandona el lugar con ayuda de su portal, dejando al alegre Archiduque a solas.

-Rexius: Esas rutas conectan con la cueva que se halla debajo de mi castillo, por lo que probablemente se crucen con el grupo de Jammer...En circunstancias normales me preocuparía que vayan todos juntos a por mi, pero esta vez es diferente.

El Archiduque utiliza su enigmática habilidad para sujetar una botella de vino que se hallaba unos cuantos metros lejos, causando que esta levite hacia el junto a una copa.

-Rexius: Esas rutas cuentan con el camino hacia el laboratorio de las montañas. Si tienen suerte, podrán salir de el y llegar hasta mi castillo, pero si no...

El hombre de alto rango hace una pausa para darle un sorbo a su bebida para posteriormente continuar hablando, esta vez con una sonrisa aún mayor.

-Rexius: ..Serán atacados por el llamado "Dios Supremo" y por su poder Kio Kio, borrando las memorias de todos ellos y terminando el trabajo con Marke.


Capítulo 30: Castigo divino


En alguna isla aislada del Nuevo Mundo, un grupo variopinto de personas se reúne alrededor de una mesa.

Morley: Fuhahaha, ¡Reunidos de nuevo! ¿Qué tema trataremos hoy? ¿Será que todos se enamoraron de mí?

Lindbergh: No seas tonto Morley, ¡Seguro que planearemos un ataque directo contra el gobierno!

Belo Betty: Imposible, aún no se han alzado suficiente los débiles para un ataque así.

Karasu: Diría que es una reunión para ver cómo vamos con nuestras misiones

Lindbergh: ¿Eh? ¿Qué dijo?

Belo Betty: ¿Ah?

Una gran vena se muestra en la frente de Karasu al ver que nadie le ha oído. Nadie excepto el líder de dicha reunión, quien se encuentra a su lado, un chico rubio vestido de azul con un gran sombrero.

Sabo: Tal y como dice Karasu, esta reunión tiene como propósito saber qué tanto hemos avanzado en nuestra lucha revolucionaria.

Karasu: Por fin alguien decente que escucha a sus compañeros

Lindbergh: No sé qué dice pero miente.

Morley: Seguro que está confesando su amor por mí.

Belo Betty: Atención al jefe de personal, payasos.

Sabo: A ver, informes de situación, qué ha ocurrido en los últimos meses, comenzando por Betty.

Belo Betty: Yo he logrado que el rey de una pequeña isla rural del East Blue que planeaba unirse al Gobierno Mundial decida rebelarse contra él.

Morley: En el West Blue, yo logré que una gran banda de piratas se uniera a las filas del ejército... Y que salgan del armario de paso.

Lindbergh: Bueno... Ejem... Yo no he estado haciendo nada importante en el South Blue.

Sabo: ...Ya veo.

Karasu: ¿Y lo de enviar a Mirei a Isla Arsis?

Sabo: ¡...!

Lindbergh: (Maldito Karasu cuando te cruce te reviento...) ¡Ah, sí! ¡Eso! Tranquilo, es solo una misión de reconocimiento, no pasará nada.

Sabo: ¿Tomaste una decisión fuera de tu jurisdicción?

Lindbergh: ¡Ivankov estuvo de acuerdo!, él mismo la entrenó después de todo.

Sabo: Lindbergh, tú más que nadie conoces los peligros de esa isla y la marca que dejó en ella, la criaste luego de que el ejército la rescatara de allí.

Lindbergh: ¡Ella está lista! Es la oficial más determinada que conozco, puede encargarse de algo así, no pude negárselo, además el líder estuvo de acuerdo.

Belo Betty: Aunque me cueste estar de acuerdo con el furro, la verdad es que Mirei es una mujer fuerte, hay que confiar en ella.

Morley: Si Mirei fue entrenada por el señor Ivankov, significa que sabe defenderse.

Sabo: Aunque pueda estar de acuerdo con eso, espero que sepas lo que estás haciendo, Lindbergh, esa isla no puede ser tomada a la ligera, es de rango "S" en nuestro ranking de peligrosidad.


Al llegar a su estudio privado, el Archiduque de Yesuikristia, Supernus, se encuentra con su General Real, Samael, ya esperándole dentro mientras reza profundamente observando el libro que siempre lleva en sus manos.

Supernus: Hm... Has llegado rápido, a veces olvido esas habilidades que tienes.

Samael: Son otorgadas a mí por Dios, mi señor, para castigar a todo aquel que se atreva a mancillar su nombre o atacar nuestra ciudad sagrada.

Supernus: Tienes suerte entonces, resulta que el rey de Ariefois por fin ha solicitado una alianza con Yesuikristia.

Samael: Luego de tantos favores, Ariefois por fin ha accedido, ¡Y hasta lo han solicitado ellos!

Supernus: Exactamente, esto inclina la balanza a nuestro favor, con su enorme ejército de caballeros combinado con nuestras fuerzas sagradas podríamos doblegar tanto a Citania como a Moloplace.

Samael: Y así usted podría tomar su merecido lugar como Rey Supremo de Arsis, señor.

Supernus: Así es, pero esos herejes que atacaron nuestra ciudad me preocupan, podrían ser el as bajo la manga de Rexius o de Cieron, el Archiduque de Citania. No quiero interferencias en mi plan.

Samael: De eso justamente venía a hablarle mi señor, quería solicitar autorización para la ejecución inmediata para los tres demonios y cualquiera que se encuentre con ellos.

Supernus: Con tu poder no dudo que pudieras con ellos, pero ten sumo cuidado, si esta carta llegó a nuestra ciudad significa que Ariefois envió a uno de sus caballeros a traerla.

Samael: ¿Y eso qué tiene que ver, mi señor?

Supernus: En el peor de los casos, dicho caballero podría haber sido secuestrado por los herejes. Si ese hombre acaba muerto, será tomado como una afrenta por Ariefois y la alianza será cancelada. Tienes que traérmelo vivo.

Samael: Entendido.

Supernus: Por cierto, me han llegado rumores de numerosos estruendos en los túneles que dan hacia las montañas, podrías comenzar a buscar por ahí.

Samael: Así se hará, mi señor.

Supernus: (Más le vale controlarse esta vez, la última vez casi congela la ciudad entera...)

Al salir del estudio de su Archiduque, las lágrimas comienzan a caer del rostro de Samael, lo cual llama la atención de uno de los inquisidores.

Inquisidor 1: ¿Está... llorando? ¿Acaso el archiduque le echó la bronca?

Inquisidor 2: ¿Estás bromeando? Ah... Tú debes ser de los nuevos.

Inquisidor 3: El arzobispo Samael es sumamente fiel a Yesuikristia, pero es implacable con quien se enfrente a ella.

Inquisidor 2: No por nada le llaman el “Castigo Divino”.

Inquisidor 4: Se dice que puede proyectar su propia alma para castigar y torturar a los herejes, y que esta es negra como la noche.

Inquisidor 5: También se dice que puede congelarlo todo a su alrededor y moverse de un sitio a otro en un segundo... Es escalofriante.

Inquisidor 1: ¿Y eso qué tiene que ver con que esté llorando?

Inquisidor 3: ¿No lo entiendes? No llora de tristeza... está llorando de alegría.

Samael: (Gracias, gracias herejes... Hasta el mismísimo Dios necesita a Lucifer para impartir los castigos divinos, y gracias a ustedes yo podré cumplir con esa sagrada tarea una vez más. Sin dudas, cuando los atrape, el infierno se congelará...)

Capitulo 31: Infección y Lujuria

Horas más tarde ...

En el exterior, una vez más es de noche, aunque el grupo en las cavernas no tiene forma de saberlo. Siguen avanzando por las cuevas y túneles laberinticos.  No obstante, el cansancio de un tercer día de batallas constantes ya se hace patente entre la mayoría. Entre otros efectos no deseados.

Pride: Ugh... mi cabeza.

Al buen doctor ya se le está pasando la resaca provocada por el exceso de elixir, y tiene una jaqueca tremenda, además de bastante mal humor.

Pride: Entonces explíquenme. Ya estábamos en el camino a Moloplace, pero solo porque este pelmazo con sombrero...

Marke: ¿Me hablaban?

Pride: ...dice que por ahí se llega a un laboratorio abandonado, desde el cual, se llega a Moloplace, y que por eso dejamos el camino en el que ya estábamos para tomar un rodeo más largo. ¿Es eso?

Buhroi: Si decirlo así, oírse muy estúpido.

Pride: ¡Es porque ser muy estúpido, grandote!

Jammer: Jammer entonces le recordó al extraño médico chiquitico que el estuvo de acuerdo en tomar ese camino en primer lugar.

Pride: ¡Estaba indispuesto!

Mirei: Culpa tuya por embriagarte de “exilires “ como les dices. Además, quien dice  que siguiendo el camino en el que estábamos no volveríamos a encontrar a One for Two y al desgraciado de Pomeroy.

Pride: ¡Oye, eso no...! Hmmm, cierto.

Marke: A la próxima vez, deberías comprarme el Quitaresaca 5000 (marca registrada).Totalmente no es solo café con sal.

Faidit: ¿Ya va a estafar a la gente otra vez, señor?

Sylvain: ¿Quieren callarse ya, por favor? Cómo si no hubiera suficientes peleas el día de hoy.

El noble grolivino aventaja ligeramente al grupo para evitar las discusiones. No obstante, al hacerlo, trastabilla bastante aparatosamente con su pierna acorazada. Todos se dan cuenta, aunque ninguno le pone demasiada atención, salvo por dos personas.

Pride: Hmmm...

Faidit:  Don Sylvain, ¿Se encuentra bien?

No pasa desapercibido para los dos que el hombre está apretando los dientes, pero el noble se pone de pie, tan altivo como siempre, y se arregla el cabello.

Sylvain: No es nada, solo estoy algo fatigado, es todo.

Mirei: Tal vez deberíamos descansar, ya debe ser muy tarde y tendremos muchas cosas que hacer si vamos a Moloplace.

Todos aceptan en silencio y detienen la marcha. Alguno de ellos decide que es una gran idea encender una fogata y Buhroi junto con Faidit se encargan de buscar la leña y prender el fuego. Sylvain solo se queda sentado en una roca sin decir nada mientras el resto del grupo les observa.

Marke: ¿Ahora que lo pienso? ¿Por qué esos vienen con  nosotros? ¿Van tras de mis fabulosas ofertas?

Mirei y Pride se miran uno al otro. No lo saben. Pero si están tomando tantos riesgos en esa encrucijada muy seguramente estén en una situación similar a la suya. Después de un rato, todos se van a dormir.

Mirei: Buenas noches.

Buhroi: Soñar bonito.

Sylvain: Si, si... a dormir al suelo de nuevo.



¿???:¡Vamos, vamos!

¿???:¡Ahahahahhaha! ¡Más rápido!

Un niño y una niña van corriendo por el bosque, jugueteando y riendo. Él, es extremadamente alto. Ella, es mucho más pequeña de él y es tan delicada de sus facciones que parece un pequeño ángel. Se oyen voces a lo lejos, como si alguien los buscase.

¿???:¡Lord Sylvain! ¡Lady Dormé! ¡Vuelvan acá! ¡El barco de Lord Cieron está por irse de vuelta a Arsis!

Pero la niña, que resulta ser Lady Dormé, se aferra al brazo del joven Sylvain y siguen corriendo.

Dormé: ¡No quiero irme! ¡Me quedaré con Sylvain para siempre!

Sylvain: ¡Siiiii!



¿???: ¿He escuchado bien, muchacho?

Un joven  Sylvain está arrodillado frente a un hombre de aspecto altivo y opulento sentado frente a él, mientras una bella doncella, la joven Dormé, mira desde una distancia prudente. Algunos sirvientes comentan, murmurando sobre su aspecto, y sus dos más impresionantes características, que en ese momento se doblan en el suelo.

Sirviente: Que piernas tan largas.

Sirvienta: Que hermosos tatuajes.

El hombre frente al que se arrodilla se podría decir incluso que está entronizado, aunque Sylvain, siendo tan alto en cuclillas como el hombre sentado, no sé amedrenta por la importancia del Lord, sino por lo que va a pedirle.

Sylvain: Si, Lord Cieron. Humildemente, solicito la mano de su hija en matrimonio.


Sylvain: ¡Dormé!

Dormé: ¡Sylvain!

Los dos jóvenes  tienen miradas que contratan con la dulce e inocente alegría de su infancia. La del él es horror e ira, la de ella es impotencia, dolo y miedo. Las ropas de ella están hechas pedazos. Una noble antes pura, mancillada para siempre. El causante, el hombre que se interpone entre ambos, que no es otro que...

Rexius: Vaya, vaya, vaya. Parece que tenemos un mirón.

Dormé: ¡¡SYLVAIN!!

Sylvain: ¡Gaaaahhhhhh!



El noble de pierna tatuada despierta repentinamente, lleno de pánico. Su agitación es tanta que incluso despierta a algunos de sus compañeros de travesía.

Jammer: ¡Y todos se despertaron en pánico al escuchar gritos! ¿¡Pero no eran los gritos del GRANJERO!?

Mirei:  ¡¿Qué!? ¡¿Qué pasa!?

Faidit: ¿Don Sylvain? ¿Se encuentra bien?

Sylvain: Agh, déjame en paz. Cómo si ninguno de ustedes hubiera visto a un hombre con pesadillas.

El hombre intenta levantarse para ir a dormir donde no le molesten. No obstante, vuelve a dar un traspiés al caminar, ya hora todos si que lo notan, junto con su rostro enrojecido y sudoroso.

Pride: ¿Es la pierna otra vez, verdad?

Sylvain: Déjenme...

Su más antiguo acompañante corre tras de él y le toca la frente, alarmando se de inmediato.

Faidit: ¡Pero si está ardiendo en fiebre!

Sylvain: ¡Por última vez! ¡¿Cuántas veces tengo que decirte que no te metas en mis putos asuntos!?

Pride:  El analgésico que te inyecte hace unas horas debería seguir haciendo efecto. Eso no es normal. Deja ver la pierna.

Sylvain: ¡Vete al demonio! ¡Yo no te digo que hacer con tu puta cara o...! ¿¡Que carajos!?

Los brazos del noble de cabellos plata se ven súbitamente contenidos. El culpable es Buhroi, que le sostiene usando sus brazos de Naga.

Sylvain: ¡Agh! ¡Suelta, imbécil!

Aprovechando la ayuda inesperada de su menos apreciado acompañante. Pride intenta quitarle la bota acorazada a Sylvain con ayuda de Faidit. El noble patalea, queriendo evitarlo, pero está débil y al final, su calzado cede, dejando horrorizados a todos.

Mirei: ¡Kyahh!

Buhroi: ¡Por Dioses!

Una pierna tatuada, tal como la otra, pero llena de clavos y metal. Tan torcida y llena de cicatrices que apenas y parece una pierna. Varios de los clavos en cierto punto están salidos, y hay una sustancia purulenta saliendo de los agujeros. Pride sabía que tenía una herida vieja, pero no esperaba nada como eso

Sylvain: ¡Les dije que no la vieran, malditos! ¡ Se los dije!

Pese a lo horrible del estado de su pierna, Sylvain parece estar más afectado por qué la hayan visto, como si tuviera una crisis.

Sylvain: ¿¡ Por qué la vieron!? ¡¿Por qué la vieron!?

Moloplace...

Siendo ya tan tarde, y habiendo pasado tantas horas dirigiendo tropas y a sirvientes que preparan el cercano banquete , el gobernante del Castillo Corazón se retira a sus aposentos. El se sienta en la cama después de ser recibido por alguien.

¿???: Mi señor.

Una hermosa mujer de cabellos dorados como el sol de la mañana se presenta ante el Archiduque. Alta, casi de la misma altura de Rexius. Ataviada en ropa elegante pero a la vez sencilla de color dorado. Sus facciones son delicadas, como las de una muñeca de porcelana, e igual que una muñeca, su rostro es completamente frío e inexpresivo.

Rexius: Ah, Dormé, ahí estás. Acércate.

La mujer hace lo que le dice. Ya que no hay sillas en el dormitorio, ella se sienta directamente en la cama, a su lado.

Dormé: ¿Desea algo, mi señor?

El hombre reacciona con dureza al oír este trato de la mujer. Parece incluso molestarle, pese a que es el trato que espera y exige de todos sus demás súbditos. El le soba la mejilla con lo que parece ser gentileza mezclada con superioridad, ¿Cómo se le llamaba a eso? ¿Condescendencia?

Rexius: Mi radiante Dormé. Han pasado dos años desde que nos desposamos. ¿Cuándo vas a dejar de llamarme “señor”?

Pero ella ni se inmuta, como si estuviera hecha de piedra y hielo.

Dormé: ¿Deseaba algo?

El Señor del castillo Corazón hace una mueca insatisfecha, pero pronto la hace de lado. Barriendo a su “acompañante de vida” con la mirada, su rostro expresa otro sentimiento mientras se estanca en su pecho.

Rexius: ¿Ya ha pasado tu molestia mensual?

La mujer solo asiente lentamente, sin siquiera cambiar de expresión, no obstante, la de el se convierte en otra cosa.

Rexius: Entonces...

Lujuria.

Rexius: ...Ya puedes reanudar tus deberes conyugales. Arsis necesitará herederos después de todo.

El hombre chasquea, apagando las velas del dormitorio, y empieza a quitarse la ropa, dejando el cuarto en la media luz de la noche. Ella ni siquiera se mueve, solo se queda quieta como la muñeca de porcelana viviente que es, dejándose desvestir por su ahora compañero de lecho.

Capítulo 32: Diseño 105

Marke: Es aquí.

Mirei: ¿Eh?

Marke: ¡Que es aquí!

Mirei: ¿Eres consciente de que el camino sigue adelante?

Marke: ¡Que es aquí, ahí arriba!

Buhroi: Buhroi creer que tipo raro alucinar como señor médico de antes.

Pride: ¡Que ser doctor no es sinónimo de médico!, enano mental...

Marke: ¡Ya vale, puñetas, es por arriba, por el techo!

Mirei: Eh...

Marke: A ver, el camino no lleva DIRECTAMENTE al laboratorio, solo pasa por debajo, debería haber una compuerta pero supongo que al estar abandonado el tiempo la haya tapado o algo.

Buhroi: ¿Entonces tener que tirar para arriba?

Marke: Sí, ¡este parece un muy buen momento para El Chipitifláustico Creatúneles 4005’1 de Mar...!

Mirei: ¡HYA!

Sin dejarle terminar la frase, Mirei recubrió uno de sus brazos con fuego y haki, para luego dar un potente salto hasta el techo de la cueva y golpearlo con fuerza, haciendo retumbar el lugar y creando una grieta.

Pride: ¡¿PERO QUÉ HACES, TE HAS PARADO A PENSAR SIQUIERA SI SE NOS PODRÍA CAER LA CUEVA EN LA CABEZ...?!

Buhroi: ¡AHORA IR BUHROI!

Eso dijo el sacerdote antes de adoptar su forma híbrida e imitar a su compañera.

Pride: Pues nada, que os den a todos.

Marke: ¡VAIS A DAÑAR LA MERCANCÍAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

En el interior de dicho laboratorio no había ni un alma, era un lugar azotado por el paso del tiempo, con productos extraños tirados por ahí y documentos viejos, habían paredes metálicas y con un poco de óxido en algunas partes, sin embargo, había una máquina en funcionamiento aún en dicho laboratorio, un enorme tanque lleno de un extraño líquido turquesa que, en su interior, tenía a una persona inconsciente, y debía llevar tiempo ahí, pues su pelo y vello facial no dejó de crecer.

Los continuos golpes propinados por Mirei y Buhroi acabaron dando resultado, la compuerta que había en el suelo del laboratorio terminó abriéndose, subiendo primero el hombre para luego levantar a sus compañeros y subirlos, agarrándolos de las manos.

Pride: No entiendo como no se nos ha venido todo abajo.

Mirei: ¿No vas a dejar de quejarte nunca?

Pride: JAMÁS.

Jammer: ¡Y un nuevo capítulo se añade a la historia, los trepidantes héroes entraron en la guarid...!

Marke: COMO HAYÁIS ROTO UN SOLO ARTEFACTO JURO QUE...

Sylvain: Eh, tú.

Buhroi:  ¿Llamar a Buhroi?

Sylvain: No, tú no, me refiero a ese.

El grupo se alertó de que no estaban solos en el lugar, los continuos golpes no solo abrieron la compuerta, sino que también agrietaron fuertemente el cristal del tanque en el que estaba el hombre, había logrado salir de él, vivo y manteniéndose sobre las dos piernas, mirando con curiosidad y confusión a Sylvain, quién le había hablado y preguntado.

Sylvain: ¿Quién eres?

Hombre: ¿Quién... soy?

Sylvain: Si no respondes rápido, deberé de...

Hombre: No sé.

Sylvain: ¿Qué?

Hombre: No sé siquiera muy bien donde estoy... ¿os conozco?

Buhroi: Tipo raro.

Pride: Habló el gigantón medioserpiente.

Hombre: Uuuuh, qué sitio tan raro, ¿cómo llegué yo aquí?

El grupo estaba anonadado frente a lo que estaban viendo, el hombre se dedicaba a mirar por el lugar, por sus rincones como si sintiera genuina curiosidad, era como un niño pequeño descubriendo el mundo exterior.

Mirei: ¿Y tú sabes algo de ese?

Marke se encontraba recorriendo el lugar con un saco a su espalda, metiendo el él todo cuanto encontraba

Marke: Nope, no lo conozco, ni con mi memoria llena soy capaz de reconocerle.

Faidit: Aquí pone algo.

El grupo (excepto Marke quien seguía robando objetos) se acercaron al caballero, quién había encontrado unos apuntes llenos de polvo sobre una mesa.

Faidit: Aquí habla sobre él, no demasiado, solo sale su nombre, parece ser que era un experimento, dice que está programado para detener a los intrusos.

Buhroi: ¿Y por qué no atacar?

Mirei: Algo me dice que nuestros golpes tuvieron algo que ver...

Pride: Ese tipo puede haber perdido la memoria por vuestra culpa.

Faidit: No sale demasiado de él, en estos apuntes solo sale su nombre de experimento: Diseño 105: Señor Útil Para Reprogramar Entes Movibles Orgánicos.

Pride: Vaya nombre estúpido.

Faidit: Pero se le puso un nombre reducido usando siglas del nombre, lo llaman...


Mientras tanto, en el castillo Moloplace...

Rexius: Ah...buena chica.

Dormé: ...

Rexius y Dormé se encontraban tirados en la cama boca arriba, ambos sin ropa y tapados ligeramente con las sábanas, estaban despeinados y con alguna gota de sudor.

Rexius: Oh, no seas tan fría, si te ha gustado.

Dormé: ...

Rexius: Joder, ahora no quieres hablar, bueno, pero puedes estar tranquila, el día de hoy serás...

Soldado: ¡SEÑOR REXIUS!

Abriendo con fuerza la puerta, uno de los soldados del archiduque se encontraba nervioso.

Rexius: ¡¿QUÉ HACES, ESCORIA, NO VES QUE HE COLGADO UNA CORBATA EN LA PUER...?!

Soldado: ¡EN SU LABORATORIO DE LAS MONTAÑAS, ESE QUE ABANDONÓ...!

Rexius: ¿Ese en el que está...?

Soldado: ¡TENEMOS SOSPECHAS DE QUE ALGUIEN HA ENTRADO DENTRO!

Rexius: ... ¿Sabéis si le ha sucedido algo al tanque?

Soldado: ¿Tanque?

Dormé: ¿Qué pasa?

Rexius esbozó una siniestra sonrisa en su rostro.

Rexius: Dios Supremo... ha despertado.

Capítulo 33: Grabación

—¿Supremo? -repitió Sylvain tras oir por parte de Faidit, las siglas de "Señor Útil Para Reprogramar Entes Movibles Orgánicos", el nombre en clave del misterioso hombre barbudo- ¿Tendrá algo que ver con el dios supremo que decían esos domadores de topo?

—Hombre no tener aspecto de topo -dijo Buhroi observando al barbudo

El sujeto de experimentos no parecía prestar atención alguna al grupo, hallandose entretenido sujetando objetos aleatorios que se encontraban desperdigados por el suelo para someterlos a una dura examinación: los miraba desde todos los puntos de vista, los sacudía, los olia, los lamía...

—Quizá su nombre completo es "imbécil supremo" -habló Pride observando el comportamiento del barbudo

—Marke, tú en teoría estuviste aquí, ¿no? ¿No reconoces nada de aquí? ¿Ni a ese hombre? -le preguntó Mirei al vendedor

El comerciante clavó sus ojos en el barbudo amnésico, tras unos breves instantes este se giró y le clavó los suyos propios, quedando ambos individuos inmersos en este aparente duelo de miradas.

—Él... él es... -empezó a murmurar Marke

—¡Le ha reconocido! -se alegró Faidit

—¡¡UN POTENCIAL VENDEDOR DEL El Chipitifláustico Creatúneles 4005’1 de Marke!! ¡¡SABÍA QUE HICE BIEN EN NO GUARDARLO!! -exclamó Marke alzando su artilugio

—¿Llevabas todo este rato con esa cosa en la mano? -le preguntó Pride

—Al igual que un sheriff tan solo desenfunda su revolver para acabar con una vida, un comerciante tan solo desenfunda su mercancia para acabar con una venta... -susurró Marke

—Esas dos situaciones literalmente no se parecen en nada -intervinó Sylvain

—¿Que ser un revolver? -preguntó Buhroi

—Cállate -le respondió Pride sin siquiera dignarse a mirarle

—¿Me lo dices a mí o a él? -le preguntó Marke al doctor

—Se lo decía a él, pero ya que insistes: Cállate -contestó Pride

—Da igual si este barbudo loco es relevante o no, es un amnésico que no nos va ayudar en la batalla -dijo Sylvain- Busquemos dónde está el pasaje que lleva al castillo.

—No, esperad -les detuvo Mirei- Deberíamos aprovechar este laboratorio, parece tener todo tipo de cachivaches, existe la posibilidad de que alguno nos pueda ayudar en el futuro -explicó la revolucionaria

—¡Claro! ¡¡Mejor que sobre preparación a que falte!! -aceptó Faidit mirando entusiasmado a Sylvain

—Supongo que es buena idea -aceptó el noble desviando la cabeza para evadir la mirada del emocionado caballero

Y así el grupo comenzó a recolectar los inventos que más les llamó la atención, excepto Marke que estaba inmerso en otra tarea (Pero igual de dura!)

—¡¡Piénselo!! ¡¡Con el El Chipitifláustico Creatúneles 4005’1 de Marke no volverá a sufrir por cosas tan mundanas como una montaña apareciendo en su ruta de senderismo diaria!! -trató de convencer el mercader al barbudo amnésico

—¿Que es una montaña? -le preguntó el hombre

—Uff... Público dificil... Ya sé... -Marke sacó una pizarra de debajo de su sombrero- Déjame hacerle un esquema.

Mientras Marke empezaba a dibujar en la pizarra todo tipo de figuras mientras gesticulaba abundantemente, Pride sí tuvo exito en su busqueda de objetos, encontrando un dial.

—¿Un dial de sonido? -pensó Pride al sostenerlo entre sus manos, empujado por la curiosidad inmediatamente le dio al botón para comenzar a reproducir el sonido almacenado.

—Reporte 203, al habla el Alquimista Real de Moloplace: Herwell Hoffen -la mano con la que Pride sujetaba el dial comenzó a temblar tras oir el nombre- Después de cientos de intentos, hemos conseguido un sujeto compatible con la Dionae Terribilis, también llamado por esos sectarios de la montaña como Dios Supremo.

—¿Que estás oyendo? -preguntó Mirei acercándose mientras que el mensaje del dial continuaba:

Como recapitulación: Dionae Terribilis es la única especie del género monotípico Dionae Terribilis, teniendo Isla Arsis el único especimen conocido en todo el mundo. Se trata de una planta depredadora, actualmente encontrándose en el apex de la cadena alimenticia en la isla, su tamaño puede variar de 20 cm hasta 320 metros, según las pruebas realizadas, su crecimiento tan solo ocurre cuando depreda o cuando siente que se encuentra en peligro. Aún no podemos establecer con seguridad cual es su edad, sin embargo dado que los túneles de la isla ya se encontraban durante el Cielo Rojo, podemos considerar que su nacimiento es previo incluso al propio Arsis, de lo contrario sus raices no habrían podido generar túneles estables de tal magnitudes.

Uno de los aspectos más intrigantes de este especimen es que parece haber consumido la Fruta Kio Kio, que le permite emanar una sustancia gaseosa por los apéndices que conforman sus bocas, este gas es capaz de eliminar las memorias de aquellos que lo inhalen, aunque no parece tener efecto en individuos mentalmente estables: Pomeroy no dio señal alguna de haber sufrido amnesia, mientras que el guardia de Rexius no respondía a su propio nombre, argumentando que su auténtico nombre era... Bueno... Por razones de seguridad creo que lo omitiré... Por suerte, el control de la bestia mediante la Melodia-0422 permitió que sus recuerdos le fueran devueltos.

El proyecto de contención de la Dionae Terribilis se empezó a idear por parte de Rexius, la criatura cada vez reaccionaba con menos intensidad a la Melodia-0422, la cual permite ejercer control sobre ella. En los tres últimos intentos de control, la Dionae Terribilis no obedeció a las ordenes emitidas y devoró a 28 soldados hasta que el esfuerzo combinado entre el Teniente General y el Guardia de Rexius lograron debilitarla lo suficiente como para que la música ejerciera efecto de nuevo.

Sin embargo parece que si la Dionae Terribilis se encuentra calmada durante largos periodos de tiempo, cuando se aplica de nuevo la melodia, esta muestra total domesticación. Para proveerle nutrientes constantes y evitar que entre en su estado de depredación, se ha decidido introducirla en el interior de seres humanos. Al mantener a su huesped en el tanque de conservación, la planta no absorbe los nutrientes suficientes como para acabar con su vida, por lo cual se puede tener a la Dionae Terribilis calmada hasta que la melodia pueda surtir efecto de nuevo.

Fin del reporte.

Arf arf... Estoy ya suficientemente lejos de todos ellos... Si no has apagado el dial tras oir la frase protocolaria para acabar la grabación, significa que no eres uno de ellos... Y en caso de que lo seas... Mierda... Pero esta es la única oportunidad, alguien tiene que saber de las barbaridades que se están cometiendo en Moloplace, ¡Alguien tiene que detenerles! No solo quiere controlar a la Dionae Terribilis, también está... haciendo experimentos con una niña... Yo soy el culpable de todo, yo soy quien está haciendo los cálculos en los experimentos a esa niña, me obliga, sabe la identidad de mi esposa y ahora que tengo un hijo... Ya me estoy arriesgando mucho con esto, si me descubren los matarán a todos, pero no puedo olvidar los gritos de esa chica, sus gritos de terror, que yo indirectamente estoy provocando.

Todo empezó por ese guardia...

Ese maldito guardia...

¿Por qué oculta su nombre? ¿Por qué odia tanto que la gente sepa su nombre? Si se enterase que yo lo escuché estoy seguro que me mataría.

Ese guardia le ha comido el cerebro a Rexius, le está volviendo más... violento, no es como si ese hombre fuera un santo, pero sus últimas acciones... Son simplemente monstruosas.

Estoy seguro de que ese guardia tiene la culpa de todo, tiene un poder monstruoso, hay quien dice que debería ser el nuevo General Real... Que debería tener el puesto de mi esposa, pero el Archiduque se muestra contrario, al fin y al cabo los rumores sobre ese tipo no son para nada buenos...

Apareció de un dia para otro junto a sus subordinados, hay quien dice que es tan solo un mercenario, otros que es un espia... Pero yo... yo vi su espalda...

No es un mercenario.

No es un espia de Citania.

Su espalda.

Su espalda estaba tatuada.

No era un tatuaje normal.

Era una calavera.

¿Un Jolly Roger...?

¿Acaso ese hombre es un...

...Pirata?

Y con esto la grabación llegó a su fin.

—¿Que mierda fue todo eso? -dijo Sylvain perplejo, al final todo el grupo se había juntado para oir la grabación.

—¿¡ESE TIPO BARBUDO TIENE UNA PLANTA GIGANTE CARNIVORA DENTRO!? -gritó Faidit señalando al amnésico

—¿Qué es una planta? -preguntó el barbudo

—...El monstruo... El monstruo... -repitió Marke viendo al barbudo, su cuerpo temblaba sin control, sus dientes rechinaban y sus lentes se hallaban negras como la noche. -¡¡TENGO QUE SALIR DE AQUÍ!! ¡¡TENGO QUE SALIR!! -gritó Mark corriendo hacía la salida

—¡¡Espera!! -Sylvain se le abalanzó por detrás y le agarró- ¡¡Si vas por ahí gritando, los soldados de Moloplace te verán!!

—¡¡SUÉLTAME, SUÉLTAME!! -le imploró Marke, practicamente parecía estar al borde del llanto- ¡¡TÚ NO LO ENTIENDES!! ¡¡TÚ NO LE HAS VISTO!! ¡¡LE HE RECORDADO!! ¡¡LE HE RECORDADO!!

—¡¡Pride, métele un sedante o algo!! -le pidió Sylvain al doctor, sin embargo este no respondía- ¿Pride? -Al voltearse, pudo ver a Pride repleto de lágrimas.

—Esa voz... Ya casi ni la recordaba... -murmuró Pride con el dial en la mano

—¿Tu padre... estuvo relacionado con Ikari...? -susurró Mirei también gravemente conmocionada por el dial- ...Pasé todo eso... ¿por su culpa...?

—¿Su culpa?... -repitió Pride abstraido en sus pensamientos, tras darse cuenta de la frase, la abatida expresión del doctor se vio modificada por unas venas que se manifestaron en su frente: venas de ira- ¿¡SU CULPA!? -le gritó el doctor empuñando sus garras hacía Mirei

—¡¡SU CULPA!! -gritó de vuelta Mirei, respondiendo enloquecida de rabia infundiendo sus puños en llamas a la vez que su piel adoptaba una coloración rojiza

—¡¡ALTO!! -gritó Buhroi estampando a los dos jovenes contra el suelo- Yo no conocer circunstancias pero pelear no ser solucion, vosotros dos tener que calmaros. -Pride fue facilmente sometido por la fuerza del sacerdote, mientras que con Mirei inicialmente tuvo más dificultades para mantenerla pegada al suelo, sin embargo el inhibidor de ira esta vez sí cumplió su función, disminuyendo la masa muscular de Mirei y permitiendo a Buhroi someterla también.

—¡¡BUHROI!! ¡¡AYÚDAME!! -gritó Sylvain practicamente arrastrándose, encontrándose en desventaja en su intento de detener el avance de un aterrado Marke.

—¡¡AYUDA!! -gritó Marke intentando abandonar la sala

—¡¡Yo no poder acudir!! ¡¡Doctor estar muy agresivo!! -se justificó Buhroi, Pride pese a no tener fuerza para oponerse al agarre de Buhroi, no cedía en su intento de asesinar a Mirei

—Esto va a ser agotador -pensó Faidit desenvainando su espada- pero creo que es la única opción -abalanzándose hacía Marke, el caballero hizo muestra de su proeza con la espada- Estilo de Ariefois: Coupé aux sens -con múltiples movimientos de su espada, Faidit hizo varios tajos alrededor de la cabeza de Marke, aunque ninguno de ellos entró siquiera en contacto con su piel

—¡¿Me ha cortado por la mitad!? -cayó de golpe Marke al suelo

—¿Ah? -se quedó perplejo el noble

—¡¡La cabeza!! ¡¡Me ha cortado la cabeza por la mitad!! -gritó Marke intentando levantarse, tan solo para tropezar y caer de nuevo al suelo

—¿Que hiciste? -le preguntó Sylvain a Faidit

—¡¡Oh, es el estilo de lucha de los majestuosos caballeros de Ariefois!! -clamó Faidit orgulloso- ¡¡He cortado su sentido de la vista!!

—Su... ¿Qué? -la respuesta no parecía convencer al noble, que seguía sin entender nada

—Mmh... -murmuró Faidit pensando como explicarle su estilo de combate a Sylvain- Digamos que está viendo lo que pasaría si le hubiera cortado la cabeza de verdad, con un corte vertical, tiene un ojo mirando a una dirección y otro ojo mirando a otra, sin estar conectado entre ellos. Es... es dificil de explicar, pero creo que se pilla la idea

—Sí... Algo se entiende... -aceptó Sylvain- ¿Duele o algo? -le preguntó mientras veía a Marke retorcerse por el suelo

—¡Oh, no! ¡No duele nada! Supongo que estará asi por el miedo -explicó Faidit

—Entre este y esos dos... -dijo el noble mirando a Marke y Pride- Parece que de nuevo la convivencia va a ser dificil.

—Bueno, si se ponen muy agresivos, supongo que Jammer les puede atar -sugirió Faidit

—Jammer... -repitió Sylvain- JAMMER.

—¿Jammer? -preguntó Faidit sorprendido por la brusca reacción de Sylvain

—¿¡DONDE ESTÁ!? -gritó Sylvain observando sus alrededores- ¿¡EN QUE MOMENTO SE FUE!?

Mientras tanto, en las mazmorras de Moloplace...

—Hey -dijo One Plus Two entrando en una caverna subterranea

—¡¡Tú!! -le gritó Leto pillada desprevenida por la presencia del General Real, rapidamente desenvainó una daga y se colocó en guardia- Mierda... ¿Por qué el sello de la pereza que me dio Impen no ha funcionado?... ¿Es por su habilidad?... -pensó Leto

—No veo que estés cazando al caballero de Ariefois -le increpó el General- ¿No le encuentras?

—Estoy en ello, no me he acostumbrado aún a los cientos de túneles que tiene esta isla -le respondió Leto- Así que puedes seguir esperando mientras lloras como haces sie-

Sin dejarle siquiera terminar la frase, One Plus Two recortó las distancias entre ambos en cuestión de tan solo un segundo, agarrando a la asesina del cuello y estampándola contra una pared

—Agh... -Leto trató de zafarse del agarre del caballero, pero cada vez que lo intentaba, este la estrangulaba con mayor intensidad para disminuir sus fuerzas.

—Tienes un cuchillo en la mano derecha -le indicó One Plus Two- Podrías tratar de apuñalarme, tal vez me matarías y todo, estoy en una posición bastante vulnerable

—Cerdo egolatra... -murmuró Leto repleta de ira por la humillación que le estaba planteando One Plus Two

—Pero claro, supongo que ya te imaginarás que pasa si me apuñalas y sobrevivo... -le comentó One Plus Two en tono burlón. Finalmente el General la soltó, haciendo que Leto cayera de rodillas al suelo mientras tosía compulsivamente- Te consideraba una asesina de fiar... pero siempre me llevo decepciones... snif... como todo en la vida...

—Puto loco de mierda -pensó Leto- ¿¡Hace un segundo eras un sádico de manual y ahora estás llorando de nuevo!?

—Ayy, pero en fin, jovenes y el amor, ¿no? -la mención de "amor" hizo que Leto alzase su cabeza altamente preocupada- Oh sí, te estuve espiando, deberías revisar tu bolsillo trasero

La asesina obedeció, adentrando su mano en su bolsillo trasero y extrayendo un Den Den Mushi de este- ¿¡Cuando metiste esta cosa?!... ¿Me estuviste oyendo todo este tiempo? -preguntó inquieta, temerosa de que supiera de su relación con Impen

—Lo suficiente para saber que tuviste un precioso romance con ese mercenario, y que te convenció para dejar de lado el asesinato del caballero de Ariefois -explicó One Plus Two, cumpliendo los peores temores de Leto- Sin embargo, castigar el amor es algo muy cruel, ¿no crees? ¡Así que te daré una nueva oportunidad! -exclamó inclinándose emocionado- Necesitaría tu daga, damisela.

—Tch -Leto le dio la daga sin pensárselo demasiado, en la situación en la que se encontraba, One Plus Two la podía matar en cualquier momento, por lo que el peligro de darle un cuchillo a tu enemigo se desvanecía cuando este podía asestarte una paliza de muerte con sus propios puños.

—Supongo que te tendré que dar una pequeña ayudita... -los dedos de One Plus Two emanaron un aura rosada, tras ello palpó con su indice el filo de la daga, impregnando el arma de la amenazante energia. -Vas a tener la oportunidad de ser un 1% tan genial como yo, le he dado a tu daga energia suficiente como para realizar una buena cantidad de cortes inevitables

—¿Inevitables?... ¿Cómo tu habilidad? -preguntó Leto observando anonadada la tenebrosa aura que cubría la daga

—Exacto, cualquier persona que bloquee o esquive un golpe de esta daga creará una desgracia incluso peor que ira a por él. -explicó One Plus Two- Es el poder de mi Fruta Chou Chou, puedo manifestar el efecto mariposa en cualquier momento.

—¿Solo tienen que bloquear o esquivar un ataque mío? ¿No tengo que hacer nada mas? -le preguntó Leto

—¡Exacto! Tal vez esquivar tu ataque hace que se resbalen con algo y se estrellen, tal vez bloquea la daga hace que un trozo de esta salga por los aires y se le clave en la cabeza... ¡¡Las posibilidades son infinitas!! -explicó One Plus Two- Pero ten cuidado, tu daga no tiene energia ilimitada, supongo que podrás hacer diez... o once ataques inevitables.

—Hah, con uno tengo de sobra. -contestó entusiasmada la asesina- ¿En serio no tiene ninguna debilidad?

—¡¡Totalmente invencible!! ¡Venga, marchando! -le animó One Plus Two. La asesina, con su sed de sangre en auge por su nuevo poder obtenido, se retiró a gran velocidad en busca de su presa- Al fin y al cabo da igual si te cuento o no su debilidad, la averiguarás mientras combates, así que... tendré que matarte de todos modos tarde o temprano.

Capítulo 34: jAmMer eS arSis nininini

Sylvain: ¡JAMMEEEEEEEEEEEEEE-

Relaja la shusha weon estoy aquí mismo.

Volteando a ver al caballero de Arifua, Anacleto el Den Den Mushi estaba posado sobre su cabeza, transmitiendo la conversación a la distancia. Si bien mitad del grupo entendió al instante, el resto no tenía idea de lo que esto significaba.

Jammer: Viendo la circunstancia actual, mantendré distancia con el Supremo a menos que sea altamente necesario. No es seguro el poner las memorias del granjero en riesgo, de lo contrario no tendría una venganza que realizar.

Faidit: ¡AAAAAHH EL FANTASMA DE JAMMER ESTÁ SOBRE MI CABEZA!

Mirei: Un caracol, está hablando con un caracol posado en ti.

Faidit: a

Jammer: De hecho, tal vez algunos de ustedes deberían hacer lo mismo, dado que se puedan chiflar y les borre los recuerdos. Doctor, Gran Comerciante Marke, Sylvaril, estoy literalmente en la entrada. Vengan a hacerme compañía antes que me aburra.

Sylvain: ¡Eh yo que!

Jammer: Sabemos que estás gritando para aguantar la agonía, ya vengan hasta que decidamos que hacer.

Un tiempo de relajarse después, tendríamos mucho de que hablar, pero hasta entonces, muchas cosas ocurrían en toda Arsis.


Kabudoskoi II: ¡Dosukoi!

Jütengar: ¡Y que lo digas! pareciera que fuese a estallar en cualquier momento.

Reeza: ¡Silencio maldición! Ese horny kinky nasty de Rexius, desde aquí se escucha su cama rechinar. ¡AAAAH NO SE PUEDE DORMIR EN ESTE LUGAR!

Sirviente de Hanheikin: *knock knock* Mi señora, le traigo una de las bestias que solicitó.

Kabudoskoi II: Sukoikoi

Jütengar: Ah, gracias. Puedes retirarte.

Tomando un precioso conejito blanco y relajante, Jütengar la chamanesa se sentó a acariciarlo para concentrarse.

Jütengar: ¡Oh espiritus, este maldito hace ruido pim pam pum, que no haya mas ruido!

Y drenando el alma del conejito hasta que este se desintegró, empleando la luz extraída, la chamanesa invocó espuma aislante de sonido alrededor de la habitación.

Reeza: Ah eso me gusta, ¿Te queda algo de jugo para un lingote?

Y usando algo de la luz restante, invocó una barra de chocolate.

Kabudoskoi II: ¡Dosu!

Y unas Papas fritas de Marke Shot ® sabor vinagre y sal.

Jütengar: Aaah que payasos eran en las generaciones anteriores, extinguiendo sus propias vidas para arreglar un hueco o...

Reeza: O maldecir al tio.

Jütengar: ¡Oh bueno, ni que le fuese tan mal!

Reeza: ¡Su última ubicación confirmada es debajo de un tsunami!

Kabudoskoi II: ¡Iokusodosukoi!

Reeza: Perdón.

Jütengar: Tienes razón Kabudoskoi, nos excedimos, ahora comamos.

Y utilizando los últimos restos del alma del conejo, Jütengar summoneó una Donut de Hanheikin marca Fanny.


Jammer: Doctor, ahora es importante preguntarte por la vez que conociste al granjero...

Pride: Eh, claro. Tu pregunta que seguro recuerdo y-

Jammer: Hace 32 años.

Pride: latest?cb=20200420053003&path-prefix=es

Jammer: Si necesitas mas detalles para recordar, puedo contarte el resto de la historia del granjero.

Tras la muerte de su madre, Jammer siguió viviendo en la granja. Ah, tu lo llamabas un granero por lo que criaba. En fin, los años pasaron y Jammer me contó cada historia posible. Eventualmente sin embargo, la palabra llegó a oídos del Archiduque y de una forma u otra, atacó al hijo de Arsis. Un día una canica entró rebotando al hogar, golpeó una botella que cayó sobre el horno, abriendo la llave de gas y rompiendose. Un fragmento de vidrio cayó en el termotanque a gas, bloqueando el paso y acumulandolo en la tubería. Entonces la presión finalmente se liberó y una explosión hizo una viga caer sobre el brazo de Jammer, removiendolo en el proceso.

Granjero: Horacio ven aquí, necesito hacer una llamada...

Sabiendo quien era responsable de esto, Jammer llamó a ese cara horripilante transfobo para ayudarlo, pero no fue a tiempo.

Rexius: Ah, sigues vivo.

El Archiduque vino en persona a terminar el trabajo, y empleando una corta lanza abrió una grieta en donde su cicatriz ya se encontraba. ¿Pero Jammer? Caminando lentamente, aunque casi sin fuerzas, posó su mano restante en el hombro del Archiduque, y concentrando todo el aire en una gran distancia a la redonda en un pequeño regalo, provocó un vacío que colapsó la casa entera con un enorme viento. Ya nada quedaba de la granja de caracoles.

Rexius: Maldito...

Pero no fue suficiente para detener al Archiduque. Empleando su lanza asestó un golpe en su pierna, quitándola, y luego un segundo golpe sobre su cara, abriendo una segunda grieta. El granjero no aguantó este golpe, pero algo con lo que el Archiduque no contaba era la bomba que había preparado al envolver el aire. Ese regalo se liberó en un instante, provocando una explosión que lastimaría su rostro.

Jammeridentidad.png

Cuando los den den mushis tácticos y yo llegamos, era demasiado tarde, fuimos demasiado lentos. Así que ahora planeamos tomar venganza.

Pride: !!!

Marke: ¡Eh, no me digas que-

Jammer: Ah, por si no quedó claro.

Sylvain: ¡AAAAAAAAAAAHHHHH!

Jammer: Eh no es para tanto

Pride: No, dejaste caer el cuerpo sobre su pierna.

Capítulo 35: La debilidad

-Acieroy: ¡AVANCEN, SOLDADOS!

El grupo conformado por Acieroy y sus hombres avanza por la cueva cercana al Castillo Corazón en busca de aquellos dos criminales que escaparon de Citania.

-Acieroy: ¡Esta cueva debería conectar con la vía hacia las montañas y con Yesuikristia, por lo que deberíamos tomar una desviación en cuanto la veamos!

-Soldados: ¡SÍ!

-Acieroy: Una desviación a las montañas, obviamente. Ya me jodería entrar al territorio de otro Archiduque...

-???: Técnicamente ya lo hiciste.

El General Real lleva la mirada hacia delante, alarmado al haber oído una voz masculina que se oculta en la oscuridad de la cueva.

-Acieroy: ¡¿QUIÉN ERES?! ¡¡MUÉSTRATE SI TE HACES LLAMAR HOMBRE!!

Mientras dice esto, Acieroy saca su gran arma grisácea de su espalda, apuntando con esta hacia delante. Mientras oye los pasos de aquel individuo acercándose, el General Real también escucha un sonido de goteo.

-???: Esto de trabajar para Rexius sí que es duro eh...

-Acieroy: ¡Eh, y-yo te conozco!

Tanto Acieroy como sus hombres abren sus ojos sorprendidos al ver que el hombre que sale de la oscuridad es One Plus Two, General Real del Castillo Moloplace.

-One Plus Two: Claro que me conoces, si soy el General Real más poderoso de esta isla, como dicen todos.

-Acieroy: ¿Quién dice eso?

-One Plus Two: Yo. Como sea, a menos que quieras empezar una guerra contra el Archiduque Rexius, te recomiendo largarte.

-Acieroy: ¡¿De qué estás hablando?! ¡sabes muy bien que las montañas y las cuevas no tienen propietario, Uno Más Dos!

-One Plus Two: Ahh, tu ignorancia me deprime hasta el llanto...Los territorios no reclamados de la isla le pertenecen a Rexius por derecho, así que técnicamente estás invadiendo su territorio. Y sabes muy bien lo que hace un General Real cuando otro de su mismo rango se acerca.

One Plus Two suelta esta amenaza mientras saca una de sus canicas de su bolsillo, lo cual enfurece a Acieroy.

-Acieroy: Como si Citania tuviese interés en meterse con Rexius. Ahora mismo estoy en busca de dos criminales que se atrevieron a meterse con Citania.

Esto llama la atención del General Real del Castillo Moloplace, a quien inevitablemente le llegan a la cabeza los rostros de aquellos que van a por su Archiduque.

-One Plus Two: No me digas...¿De casualidad alguno llevaba una máscara? ¿o unas gafas de colores? ¿Alguno de ellos era una mujer bajita? ¿o un pelimorado?

-Acieroy: Había una mujer bajita y un tipo con gafas de colores, sí. ¿Acaso les conoces?

Viendo esta oportunidad que se le apareció, One Plus Two opta por guardar su canica y hacerse a un lado para dejar pasar a Acieroy y sus hombres.

-One Plus Two: ¡Claro, si ellos también son enemigos del Archiduque Rexius! ¡se fueron hacia las montañas!

Si bien a Acieroy le parece raro el repentino cambio de actitud del General Real, no iba a ser el quien se quejase, por lo que le hace una señal a sus hombres para que le sigan.

-One Plus Two: (Con suerte capturará por nosotros al mercader y la revolucionaria. Si bien puede hacer lo que quiera con el primero, tendré que asegurarme de evitar que asesine a La Bestia Roja. Además...).

Mientras vuelve hacia el castillo, One Plus Two se voltea para ver el arma de Piedra Marina que Acieroy porta consigo.

-One Plus Two: (Empezar una disputa con el sería peligroso ahora mismo, pues podría desactivar mi habilidad, lo que provocaría que la asesina aquella perdiese el boost del 62%).

-Acieroy: ¡En marcha, soldados! ¡ya tenemos la confirmación de que nuestros objetivos están cerca!

Mientras tanto, volviendo con el grupo que se halla en el laboratorio abandonado, las cosas se han calmado...un poco. Mientras Jammer sigue en la entrada por seguridad, el resto continúa urgando por el lugar en busca de cosas útiles.

-Mirei: ¿Alguno encontró algo?

-Buhroi: Buhroi encontrar cajas vacías y telarañas.

-Sylvain: Creo que se refiere a algo útil. Si ese es el caso, no.

-Faidit: ¡Por aquí tampoco hay nada! ¡hay puros papeles llenos de información que no nos sirve!

-Pride: Díganle a la señorita quejosa que tampoco encontré nada.

La Bestia Roja lleva su mirada hacia Pride, quien se rehúsa a dirigirle la mirada, pues al igual que ella, sigue molesto por lo sucedido anteriormente.

-Buhroi: Pero ella estar cerca, poder decirlo tú-

Buhroi es interrumpido por Sylvain, quien le sujeta el brazo para detenerle.

-Sylvain(susurrando): No lo empeores, solo síguele la corriente.

-Buhroi: Doctor decir que no encontrar nada.

-Marke: ¡YO HE ENCONTRADO..!

El grupo se fija en Marke después de oír el grito de alegría de este último, pues creen que encontró algo útil. Sin embargo, las esperanzas desaparecen en cuanto el mercader alza una rama.

-Marke: ..¡UNA VARITA!

-Mirei: *suspiro* Mejor sigue buscando, Marke..

-Pride: Ah, ahora la señorita se cree la líder. Cuidado Marke, si no le haces caso seguro le crecen los músculos.

-Mirei: Tsk. Marke, ¿podrías decirle al señor comelibros que no hablo con parientes de torturadores?

-Marke: ¡Recibido! Dijo que eres una mierda y que nadie te quiere, Pride.

-Pride: ¡ELLA NO DIJO ESO!

-Mirei(susurrando): No, pero lo pensé...

-Pride: ¡TE OÍ!

El científico se pone de pie molesto, observando a Mirei igual de enfadada. Viendo esto, Sylvain aprieta sus dientes, pues ya ve venir que va a comenzar otro conflicto.

-Buhroi: Compañeros deber estar calmados.

-Faidit: ¡Eso! ¡La unión hace la fuerza!

-Pride: ¡¿De qué unión me estás hablando?! ¡este vilipendiable ser se metió con "el", y además le tacha de culpable!

Mientras habla, el científico comienza a caminar hacia Mirei con el puño en el que lleva su guantelete cerrado.

-Mirei: ¡Pero si es lo que es, un tipo culpable de torturar a una niña!

La Bestia Roja hace lo mismo que su "compañero", caminando hacia el mientras se comienzan a marcar algunas venas en su rostro. Al ver la situación, Faidit decide ponerse en medio para intentar calmarles.

-Faidit: ¡Co-compañeros, relájense! Si me permitís decir unas palabras-

-Pride y Mirei: ¡NO TE PERMITO!

Enfadados, tanto Pride como Mirei golpean al noble de Ariefois, empujándole contra una mesa.

-Sylvain: ¡Oh mierda, van a empezar de nuevo!

Rápidamente, tanto Sylvain como Buhroi intentan intervenir, pero no logran evitar que Pride le dispare su gancho a Mirei, quien fácilmente lo esquiva moviendo su cuello hacia un lado, lo que la hace sonreír.

-Mirei: ¿Y ese ataque tan lamentable?

-Pride: Lamentable será tu diminuta albóndiga. Por si no lo has captado, estoy hablando de tu bajo IQ.

El científico lleva su brazo hacia atrás, lo cual causa que su gancho vuelva hacia el acompañado de una mesa a la que se había enganchado, la cual golpea a La Bestia Roja por la espalda.

-Pride: Tal vez los números de tu doriki sean mayores, pero los números de mi coeficiente intelectual son infinitamente superiores.

-Sylvain: ¡Ya cálmate cerebrón!

El noble de Grolive sujeta al científico por detrás, mientras que Buhroi bloquea el camino de Mirei aprovechándose de su gran tamaño.

-Sylvain: ¡Marke, podrías ayudar!

Mientras hace un esfuerzo por evitar que Pride se zafe de su agarre, Sylvain lleva su mirada hacia el vendedor, quien observa la escena desde lo lejos mientras come papas fritas.

-Marke: ¡Ah cierto, no se me había ocurrido! ¡Bien, giremos la ruleta, a ver qué sale!

Mientras Marke gira la "ruleta" de su bastón, Pride patea la pierna defectuosa de Sylvain para zafarse de su agarre.

-Sylvain: ¡GAHHHHH, BASTARDO!

A su vez, Mirei aprovecha la diferencia de estatura entre ella y Buhroi para escabullirse por debajo de sus piernas, corriendo hacia el científico, quien también se acerca hacia ella.

-Marke: ¡Tirada número 8: Trueno de Ricos!

Ya con su tirada seleccionada, Marke apunta con su bastón hacia delante mientras este comienza a soltar chispas azuladas. A su vez, Faidit se acerca hacia el grupo con una especie de carpeta en sus manos.

-Faidit: ¡Mo-momento, deténganse! ¡encontré información útil!

-Pride y Mirei: ¡¿Eh?!

Al oír las noticias del caballero, tanto el científico como la revolucionaria se detienen, dejando a Faidit en medio de ambos.

-Faidit: ¡¿Eh, y-y esas chispas Marke?! ¡¿A DÓNDE ESTÁS APUNTANDO?!

-Marke: ¡ELECTRIC BOOGALOO!

En un abrir y cerrar de ojos, Faidit recibe una descarga eléctrica que sale del Bastón de las Maravillas, pues Marke no canceló su ataque por alguna razón.

-Marke: Ah, mis disculpas, la electricidad fue más rápida que yo.

-Pride: Cosa que es bastante obvia y lógica. En fin, ¿qué cosa encontraste, Faidit?

Con dificultad, Faidit se levanta después de haber recibido la descarga de Marke, aturdido y con su cabello parado.

-Faidit: Ugh, ah-ah si...

Acto seguido recuerda para lo que se había acercado, por lo que alza con ambas manos una carpeta que encontró por el laboratorio.

-Faidit: ¡Esto era de lo que quería hablarles! Esta carpeta tiene como nombre "Proyecto S.H.O.T".

-Marke: ¿"Proyecto S.H.O.T"? ¡Lee, que tal vez diga cómo llenarte de dinero y convertirte en una estrella, AKA BIG SHOT!

-Faidit: Lamento desilusionarte Marke, pero le he pegado una ojeada y no parece hablar de dinero.

-Sylvain: ¿Entonces de qué habla?

-Faidit: Parece ser una especie de proyecto...

-Pride: ¿Oh, enserio? ¿No serás tu el famosísimo Capitán Obvio en cubierto, verdad?

-Faidit: Eh, no me dejaste terminar. Parece ser un proyecto para formar, según esto, un ejército de "superhombres".

-Buhroi: ¿Superhombre? ¿ser hombres con poderes?

Faidit comienza a pasar las páginas mientras las lee rápidamente para así contestar la pregunta de Buhroi.

-Faidit: No, aquí dice que el proyecto aumentaba considerablemente la resistencia de las personas. "Cuando se alcanzaba la etapa final, el individuo en cuestión se volvía lo suficientemente resistente como para causar que las balas se abollen al impactar contra su cuerpo".

-Mirei: Wo.

-Pride: Curioso, eso suena como la alteración del Factor de Linaje.

-Faidit: ¿Eh? ¿sabes algo sobre esto, Pride?

-Pride: No, tan solo digo que se le parece. Alterar el Factor de Linaje de los seres vivos a una corta edad puede causar que obtengan aumentos de resistencia y capacidad física. Que cosa más desagradable...Pero como sea, si se utiliza con adultos dudo mucho que se trate de ella, pero eso no quita que sea igual de desagradable.

El noble continúa pasando las páginas para así obtener más información sobre aquel ejército. No, para ser exactos, intenta obtener información más alentadora, pues lo que encuentra le da a entender que Rexius cuenta con "superhombres" en sus filas. Ya estando cerca del final de la carpeta, Faidit nota que el formato del texto cambia, por lo que se lo comenta a sus compañeros.

-Buhroi: ¿Formato de escritura cambiar? ¿eso qué significar?

-Sylvain: Tal vez es como el Dial de Sonido de antes, una especie de diario o registro del proyecto.


Día 1 del Proyecto S.H.O.T: Este nuevo experimento parece interesante, pues el Archiduque Rexius planea aumentar el poder militar de Moloplace aprovechándose de aquellas personas holgazanas que se rehúsan a contribuir. Por ahora tan solo hemos logrado reunir 10 personas, pero se tiene planeado conseguir por lo menos 500 de ellas.


-Mirei: La persona que escribió esto...(Me pregunto si será...).

La revolucionaria lleva su mirada hacia Pride, pues nuevamente cree que se trata de su "pariente", sin embargo opta por desviarla en cuanto el científico la observa, pues no quiere volver a empezar con lo mismo.

-Mirei: No importa. Continúa.


Día 5 del Proyecto S.H.O.T: El experimento va viento en popa. Pese a que apenas llevamos cinco días, nosotros los encargados del experimento ya conseguimos reunir 83 personas, de las cuales 30 ya han sido mejoradas y convertidas en "superhombres". Si bien aún siguen siendo vulnerables a las balas, aquellos que han sido mejorados pueden aguantar los golpes del General Real de mejor manera que las personas comunes y corrientes.


-Sylvain: Déjenme adivinar, esas personas de las que habla fueron secuestradas e integradas al ejército en contra de su voluntad...

-Pride: Seguramente. Si algo se le da bien a Moloplace es aprovecharse de las personas y utilizarlas como objetos.

-Hombre: ¡E-eso...eso es...!

-Faidit: ¿Eh?

El grupo lleva su mirada hacia aquel desdichado hombre que llevaba al Dios Supremo en su interior, quien tras haber oído a Faidit narrando comienza a tocar su cabeza mientras suda.

-Mirei: Esa actitud...

Viendo esto, La Bestia Roja recuerda las veces en las que Marke recordaba cosas de su pasado, pues comenzaba a actuar de la misma forma en la que el hombre está actuando.

-Mirei: ¡Marke, ¿tú no sientes nada?!

-Marke: Pero claro que sí, ¡siento un deseo incontenible de forrarme y llegar al cielo, y así mezclarme con el resto de las estrellas!

-Sylvain: No tiene pinta...

-Hombre: ¡C-creo que comienzo a recordar! ¡y-yo...yo también fui secuestrado!

-Pride: Ah genial, parece que después de todo nos sirve de algo.

-Hombre: ¡Había sido secuestrado al igual que todos los demás, se me acercó un tipo raro y me ofreció grandes sumas de dinero si le ayudaba con un trabajo!

-Marke: ¿Eh?

Esta última parte llama la atención de Marke, pues recuerda que, en uno de sus días de vagabundo, un hombre se le acercó y le hizo la misma oferta de la que habla el recipiente del Dios Supremo.

-Hombre: ¡P-pero luego me llevó a este horrible lugar, lleno de personas encarceladas y torturadas! ¡Y-y luego, m-me dijeron que yo tenía suerte, que era especial a ellos, y que tendría un rol superior! ¡E-entonces me acercaron hacia aquella planta y...y luego...!

-Mirei: ¡¿Y luego qué?!

Pero el hombre no responde, pues tras un tiempo, los recuerdos que le habían sido arrebatados vuelven a desaparecer de su mente.

-Hombre: ¿Huh, "luego"? No lo sé. Ni siquiera se porqué todos están viéndome así.

-Pride: Pues vaya, no nos dijo nada que no sepamos ya. Vaya mierda de Dios Supremo.

-Marke: N-no, no fue inútil...

Confusos, todos los presentes llevan sus miradas hacia Marke, notando que sus gafas se tornaron oscuras, a la vez que algunas gotas de sudor aparecieron por su rostro.

-Mirei: ¿Estás recordando algo, Marke?

-Marke: Sí...Al igual que este hombre, yo fui traído aquí para formar parte del ejército de Rexius.

-Pride: (Ya no se aprieta la cabeza ni habla nervioso como antes. ¿Estará intentando controlarse para contar todo lo que tiene que decir?).

-Marke: Mi padre, Mike, era el encargado de traer a aquellas desdichadas personas, pues era muy cercano al Archiduque.

-Sylvain: ...Eh, sin ofender, pero tu padre era más o menos un poco hijo de puta, ¿no?

-Marke: No lo entiendes...Rexius sabía sobre la existencia de su hijo, osea yo. Rechazar el trabajo podría haber significado en tanto su muerte como la mía. Sin embargo, en algún momento de su vida descubrió algo, algo lo suficientemente grande como para escapar de su trabajo y contármelo a mi.

-Pride: Y conociéndote seguro no recuerdas ese algo, ¿verdad?

-Marke: De hecho..sí. No sé si es por haber vuelto al "lugar de los hechos", pero ahora sí que lo recuerdo. Estoy hablando de la debilidad de Rexius.

Los presentes abren sus ojos sorprendidos al oír la noticia del mercader, comenzando a preguntarse de qué puede tratarse.

-Buhroi: ¿Rexius tener debilidad?

-Pride: Si dices que es el mar y la Piedra Marina te juro que te robo tus productos y los doy gratis.

-Marke: Al ser un usuario de fruta del diablo, esas serían sus principales debilidades, sí. Para quienes no lo sepan, Rexius es el consumidor de una fruta llamada Kuryo Kuryo.

-Pride: Había oído algo al respecto.

-Mirei: La fruta que le permite crear manos para sujetar objetos, ¿verdad?

-Marke: Efectivamente. Resulta que esas manos..pueden ser dañadas.

Mientras que el grupo se lleva una agradable sorpresa al oír esto, Marke comienza a apretar sus dientes, así como soltar un quejido por su boca.

-Marke: Mierda, se me están yendo los recuerdos y la cordura...¡Más les vale no olvidar esto, pues dudo que pueda volver a recordar algo así en cuanto lo pierda!

-Buhroi: No preocupar, Buhroi ser bueno recordando.

-Sylvain: No podríamos olvidar un dato así.

Habiendo dicho esto, Marke comienza a agitar su cabeza mientras sus ojos vuelven a tornarse verdes como de costumbre.

-Jammer: ¡Tenemos compañía!

A su vez, Jammer ingresa al laboratorio tras un tiempo cuidando la entrada acompañado por el granjero.

-Sylvain: ¡¿Compañía?!

-Mirei: No me digas que Pomeroy y One Plus Two nos siguieron el rastro...

-Marke: ¡Una nueva persona por conocer es como una persona que ingresa a un nuevo local! ¡en otras palabras, STONKS!

Ya estando como nuevo, Marke corre hacia la entrada del laboratorio pese a las repetidas advertencias de sus compañeros.

-Marke: Saludos caballero, ¿está interesado en unos buenos gólems de-?

Sin embargo, el resto nota que Marke permanece callado por un tiempo para segundos después lanzar un chorro de agua que le empuja de vuelta hacia el interior del laboratorio.

-Marke: ¡Que mala suerte, no es un cliente!

-Pride: Marke, ¿es uno del Castillo Moloplace?

-Marke: Ehhh, no, y tampoco es "uno". Más bien...

Repentinamente, la puerta del edificio es destruida a causa de una hoja de aire comprimido, la cual levanta una cortina de polvo que deja ver a un gran hombre acompañado por un grupo de personas.

-Marke: ...Son los de Citania.

-Mirei: ¡¿Qué?!

-Acieroy: ¡FINALMENTE LOS TENGO, CRIMINALES! ¡YA SE LOS DIJE, NADIE ESCAPA DE CITANIA!

La Bestia Roja se alarma al ver al General Real Acieroy saliendo de la pantalla de humo, pues sabe que vino a por ella y a por Marke.

-Sylvain: Tsk, ¿enserio son de Citania...?

-Acieroy: ¡Son más de los que creí, pero no se preocupen, el gran Acieroy les atenderá a cada uno!

-Marke: Oye...

Esta frase de Acieroy parece enfurecer a Marke lo suficiente como para hacerle saltar hacia el mientras una vena se marca en su rostro.

-Marke: ¡¡ESA ES MI FORMA DE HABLAR, HIJO DE PUTA!!

Capítulo 36: Pesos pesados y descubrimientos pasados

El imponente General Real Acieroy se para frente al grupo empuñando su peligrosa arma y no parece intimidado por el gran número de personas frente a él.

Acieroy: Antes que nada, mi objetivo son los criminales que atacaron Citania, Marke Shot y la jovencita monstruosa... ¿Alguno de los demás está aliado con ellos o piensa intervenir?

Pride: Bueeeno, si lo pones así, yo creo que me voy a ir yendo, que os den pelele-

Pero antes de que pueda terminar su frase, Mirei coge al doctor de la bata de laboratorio y lo trae nuevamente hacia ella.

Mirei: Este chico estuvo con nosotros durante todo el ataque a Citania, fue la mente maestra de hecho.

Marke: ¡Hehehe! Ahora lo recuerdo, sí, él estaba compinchado con nosotros.

Pride: ¡Serán...!

Acieroy: ¿Es eso cierto? Ya veo, ¡ENTONCES TÚ TAMBIÉN SERÁS EJECUTADO! ¿Alguien más que quiera unirse?

Faidit: Espera... ¿No está haciendo como mucho frío?

Sylvain: Estamos en un laboratorio metido en unas cuevas dentro de una montaña, es normal que haga frío.

Faidit: Ya pero... Ha bajado la temperatura de repente.

Buhroi: Yo sacar humo de boca, boca caliente.

Pride: No es humo cerebro de pimiento, es vapor... Sí, la temperatura definitivamente ha descendido.

Jammer: ¡Mala mía! Creo que olvidé puesto el aire acondicionado en 22º en la granja.

Acieroy: Este frío... Sólo puede ser él, ¿qué demonios hace él aquí también?

En el laboratorio, las paredes comienzan a cristalizarse y el vapor que sale da la boca de todos al respirar se vuelve más intenso.

Jammer: ¡Prepárense, creo que estamos bajo el ataque de un stand enemigo!

Faidit: Cada vez entiendo menos lo que dice.

Mirei: ¡Buhroi, cuidado!

Con su haki de observación, la Bestia Roja detecta un peligro inminente acercándose a su compañero, pero es demasiado tarde, puesto que el mismo es mandado a volar a varios metros de allí a otra habitación del laboratorio por un ataque misterioso.

Sylvain: Tsk... Parece que tenemos más problemas de los que ocuparnos. Ustedes tres encárguense del general furioso, los demás iremos a apoyar a Buhroi.

Pride: ¿Nosotros tres? ¡Pero si yo no tengo nada que ver con este tipo... Gigantesco... Que claramente solo se centra en su fuerza bruta para luchar... Que parece medio idiota...

A medida que describe al General Real, Pride parece darse cuenta de que sí tiene muchas razones por las cuales enfrentarse a él.

Marke: Si le derrotamos, ¡seguramente podré vender mis artilugios fantásticos en Citania sin que me molesten tanto!

Mirei: Este tipo es muy persistente, si no acabamos con él aquí y ahora no parará de interferir en nuestro camino.

Pride: En ese caso lo haremos, pero a mi manera.

Mientras tanto, Buhroi se levanta desconcertado luego de haber sido golpeado, parece haber aterrizado sobre algún tipo de máquina.

Faidit: ¡Señor Buhroi! ¿Está bien?

Sylvain: Es resistente, seguro que está bien, tenemos que averiguar dónde está nuestro atacante.

Jammer: Bueno grandote, ya rompiste el microondas con tu culo, ¿ahora cómo voy a calentar mis panqueques?

Al girarse para ver qué máquina ha roto, Buhroi se percata de que hay unas letras escritas en ella.

Buhroi: Eso ser una “I”, y luego una... “C”...

Faidit: Lo está leyendo incorrectamente señor Buhroi, de hecho ahí pone “Proyecto I.K.A.R.I”.

Sylvain: Ikari... ¿De dónde me suena eso? ¿Lo mencionó alguien antes?

Jammer: Quizás este libro medio quemado junto a la máquina nos de alguna pista. Veamos, creo que pone:

Jammer y sus compañeros salieron de la cueva asquerosa y llegaron al castillo rápidamente para cumplir con el importante objetivo de venganz-

Sylvain: No pone eso, dámelo que yo lo leo. Anda, hay un marcador en una página concreta.


Leyendas de Arsis, Pág. 112. Capítulo V: El Cielo Rojo

Se dice que hace mucho tiempo, en isla Arsis, nació un ser maldito cuya piel roja como la sangre era ignífuga y podía generar el fuego a voluntad. Su tiranía demoníaca creció a pasos agigantados, pero el culmine de su poder surgió cuando, mediante un complejo ritual, consumió el fruto de la flor prohibida y lo incubó en su interior metiéndose a sí mismo en la lava de un volcán activo, la Boca del Dragón. Tras esto, el cielo se volvió rojo y una criatura colosal emergió del volcán, sumiendo a la antigua Arsis en el caos y la destrucción más absoluta.


Faidit: ¿E-Eso significa que... Hu-hubo un monstruo t-tan atroz en esta isla? ¡Si el tipo terrible que al parecer todos buscan quiere traer de nuevo a esa abominación, tenemos que detenerlo!

Sylvain: Tsk, vaya pérdida de tiempo... Huele a cuento chino a la legua.

???: Porque es falso, las únicas palabras verdaderas que provienen de un libro sagrado, son las de la Biblia.

Buhroi: ¿Dónde estar? ¡Tú atacar yo antes, yo despedazarte!

Jammer: Ey ey ey, solo yo tengo permitido usar la voz en off, ¡Sal y muéstrate!

Faidit: Habla pero no tiene cuerpo físico, y encima vuelve el aire más frígido... ¡Tiene que ser un espectro!

Sylvain: ¡Se acabó! ¡Le voy a patear la cabeza!

El noble intenta lanzarse de un salto en búsqueda de su enemigo, pero rápidamente nota que su pierna está congelada y adherida a la superficie del suelo.

???: Han osado atacar la gran ciudad de Yesuikristia y a mancillar su santidad con herejes creencias y demoníacas intenciones, su ejecución y tortura ya ha sido sentenciada. Nadie escapa del infierno de hielo.



De pronto, el hielo en las paredes comienza a volverse mucho más denso y a sellar todas las salidas mientras que la temperatura del ambiente desciende cada vez más.

Faidit: Atacar Yesui... ¡Oh! ¡Él debe ser el General Real de Yesuikristia!

Buhroi: Ser creyente en falso dios, ser maldito, yo tener que destruir General.

Buhroi intenta moverse pero su cuerpo también está congelado hasta la cintura.

Jammer: Mis panqueques... Mi almuerzo, merienda y cena... Han quedado congelados y húmedos por tu culpa... ¡AHORA ESTO ES PERSONAL, JESUCRISTO!

???: Solo para que antes de morir conozcas el nombre de tu castigo divino, mi nombre es Samael.

Faidit: Así que sí es él...

Sylvain: Oye, tú, Buhroi, ¡Te he visto exhalar fuego antes, hazlo de nuevo ahora!

Buhroi: Ser cierto, yo usar poder de dioses verdaderos, ¡Gautama Manawaatua!

Buhroi lanza una gran llamarada por su boca, pero esta apenas resulta suficiente para aflojar el hielo que tienen todos en sus piernas.

Samael: Heheheru... ¡Ingenuos! El hielo del infierno helado es sagrado y está reforzado por mi fe, no cualquier fuego puede derretirlo.

Sylvain: Hay que pensar en algo, tiene que tener alguna debilidad...

Faidit: Tengo una idea... ¡Hey, Don Samael, yo soy el caballero que Ariefois envió para entregar una carta a Yesuikristia, no creo que quieras matarme así que por favor déjanos en paz a mí y a mis compañeros!

Samael: T-tú... No puede ser... Tú eres el que... El que es... El que no es...

Jammer: Sí, es el que no es muy listo, pero se le quiere igualmente.

Samael: Tsk... Las órdenes de Supernus son mandato divino, así que no puedo hacerte daño a ti.

Faidit: ¡Perfecto! Lo logré muchachos, hemos sido salvados.

Samael: He dicho... a ti.

Samael abre temporalmente un hueco en las paredes de su infierno helado y luego empuja a Faidit a través de él, sellando su cárcel nuevamente acto seguido.

Samael: Verán, la muerte por frío es curiosa. En la primera fase, sentirán escalofríos... su respiración se volverá rápida y superficial, luego experimentarán una sensación cálida, como si se hubieran recuperado, pero es, en realidad, la partida hacia la segunda fase...

Sylvain: Tsk... Excelente idea caballero, ahora solo somos tres.

Samael: En la segunda fase, los escalofríos se volverán más violentos. La falta de coordinación en los músculos se hará evidente. Su piel se volverá pálida y azulada...

Jammer: TUTUTUTU, Blac el granjero dice que cuanto mayor es la adversidad, mayor se vuelve la fortaleza del espíritu.

Buhroi: El granjero ser sabio, Buhroi estar preparado.

Samael: Con la irracionalidad del pensamiento comienza la tercera y última fase, la piel expuesta se vuelve azul, caminar se convierte en algo imposible. Los órganos principales fallan. El dolor es insoportable. Y luego del dolor... Llega la muerte.

Mientras tanto, tras ser echado del infierno de hielo de Samael, Faidit tropieza con un desnivel en el suelo, durante la caída se agarra de una palanca que resulta abrir una compuerta en el laboratorio por la cual cae de nuevo a la cueva, al aterrizar en la cueva resbala con un charco y rueda por una colina abajo, al llegar al fondo de la colina se encuentra con que está llena de hiedra venenosa, lo que le hace estornudar. Con el impulso del estornudo vuelve a trastabillar y queda colgando de un pozo que hay en el suelo, quedando sujetado del borde solo con una mano.

Faidit: ¡...! ¡Vaya increíble mala suerte acabo de tener! ¿Qué diantres ha sucedido? ¿Será esto cosa de Don Samael también?

Pero cuando Faidit se dispone a subir nuevamente, una bota de mujer se posa sobre los dedos de su mano.

Leto: Ch, ch, ch... Tú de ahí no te mueves.

Capitulo 37: La lista de objetivos crece

Algo así como un minuto antes...

El noble, el sacerdote y el granjero siguen atrapados en el infierno glacial del Arzobispo. Su primer intento de liberarse no ha funcionado. Sus piernas están atrapadas y la situación se ha vuelto desesperada.

Sylvain: ¡Maldita sea! ¡Buhroi! ¡Usa más fuego!

Pero no sucede. Sylvain se voltea entonces a ver a Buhroi, el cual sigue en su forma serpentina, pero ya no es verde, o al menos, ya no tanto. Se está poniendo pálido.

Sylvain: ¿¡Grandote?!

Buhroi: Hacer frío...

Samael: Vaya, nunca suele ser tan rápido. Aunque no es una sorpresa realmente. Con esa forma, debes ser el más cercano al demonio de todos.

Sylvain: ¡Carajo, es de sangre fría! ¡Serpiente estúpida, destransfórmate!

La helada aura de Samael empieza a  tomar forma detrás de él. Tiene brazos, piernas, una cara. Los presentes observan confundidos e impactados, ¿Qué demonios es esa cosa?

Jammer: Jammer cree que es una Fruta del diablo.

Pero el religioso reacciona altamente ofendido, a esa contestación.

Samael: ¡Insolente demonio! ¡Jamás recurriría al poder de tu amo! ¡Mi fortaleza proviene de Dios! ¡Esto es Kami Tasukete!

El hielo que cubría sus pantorrillas se afianza, como si se hiciera más grueso, y con ello el temblor se incrementa. La figura tras Samel se hace más definida, más monstruosa.

Samael: Es hora de castigar a los pecadores.

Sylvain: ¡¿Tanto dolor y trabajo para que me maté un cristiano!?

La aparición alza su mano, dispuesta a desatar su ira, “la ira de Dios”, en ellos. Pero entonces, Samael la detiene en seco. Aunque con dificultades por el hielo de su prisión, se alcanza a oír un grito. Ahogado, si, pero lo suficientemente fuerte para ser oído por todos.

Buhroi: ¿E...ese no ser...?

Sylvain: ¡Faidit!

Precisamente, es el joven , el cual intenta desesperadamente no soltarse con la única mano que alcanza a sostenerle, pero la mujer que le amenaza le remuele los dedos con la bota, rompiéndole incluso algunos.

Faidit: Aghhhhh... ¡¿Qué le sucede!? ¡¿Quién es usted!?

Leto: Je. Los alzaditos de Ariefois. Siempre queriendo mantener control de la situación.

Faidit: ¿Huh?

El joven se ve confundido. No sabe quién es esa mujer, pero ella si parece ser quien es él y principalmente, de dónde viene. ¿Por qué quiere matarlo? No lo sabe, pero si no hace nada, el caerá a su muerte.

Faidit: ¿¡Qué hago!? ¡Ah! ¡Mi espada!

El joven vas tomarla de su cinto, pero cuando intenta halarla, nada viene a su mano. Solo aire. Voltea para buscarla pero no está ahí.

Faidit: ¡Ahhh, debió caérseme!

Y efectivamente, su espada se quedó en la prisión helada, bajo los pies congelados de sus compañeros de viaje. Leto solo sonríe, alzando su daga y dispuesta a clavárselo, ya sea para matarlo al instante o para enviarlo a su fin en el abismo.

Leto: Hasta aquí te llegó la vida, Ariefoiano de mierda.

Faidit: ¡...!

Se acabó, es el fin para el joven caballero, nadie le salvará. Así que, inesperadamente, incluso para la asesina, Faidit decide tomar propia muerte en sus manos...

Faidit: No te daré el gusto...

Y se suelta.

Leto: ¡No! ¡Maldito! ¡Déjame matarte maldito!

Faidit ya no la oye, solo cierra los ojos, preparándose para impactar con el suelo. Y entonces, lo siente... ¡Un tirón en el cuello! Su capa se ha enganchado ¿De un carámbano?

Faidit: ¿Huh?

Leto: ¿¡Qué!?

Samael: Tch...

La asesina reacciona sorprendida, pues se le han pegado los pies al piso con hielo. A su lado el causante, y el salvador de Mirapeis, el propio Samael.

Samael: Los pecadores en el infierno de hielo pueden esperar. No le matarás...mujer.

Leto: ¿¡Quieres ver!?

La mujer lanza su daga al carámbano que sostiene al muchacho, cortando su ropa y mandándolo de nuevo al abismo.

Samael: ¡Kami Tasukete! ¡Cloud of Heaven!

El hombre proyecta al ente de hielo que le respalda hacia el abismo y este se convierte en nieve, acolchando la caída del caballero, el cual queda parcialmente hundido.

Faidit: ¡Achus!

Leto: ¡Aghhh, carajo! ¡¿Por qué te metes, maldito!?

Samael: Bendito, querrás decir.

Leto: ¡Me da igual! ¡Solo déjame matarlo!

El hombre pese a todo, entiende el instinto de la asesina, o eso cree.

Samael: Lamento interrumpir tu ...misión, mujer. Y aunque también me gustaría acabar con los pecados de ... está criatura. Me temo que mi sagrado deber es proteger al “mensajero” de Ariefois y llevarlo ante Lord Supernus de Yesuikristia. El me lo ha ordenado y lo haré por todos los medios ante él y Dios.

Estás palabras alarman a Leto. No por el hecho de que planea enfrentarla, sino porque sabe que su odiada víctima es el mensajero de Ariefois, y si saben eso...

Leto: ¿L...leyó el mensaje que traía?

Samael: Por supuesto. Lo leí yo y mi señor, y cada oficial del ejercito de Yesuikristia.

La mirada de Leto se hunde, pero su reacción final, es sacar otro cuchillo.

Leto: Tsk ... mi lista de objetivos se acaba de hacer demasiado grande.

Y de un salto, ella arremete contra el Arzobispo.

Mientras tanto... en Yesuikristia...

El ejercito y cientos de sirvientes alistan armas, mientras Supernus y el que parece ser su Teniente General les dan órdenes.

Supernus: ¡Preparen todo! El rey Centurias de Ariefois llegará en 3 días junto a su ejercito. ¡Atacaremos en la noche del banquete! ¡Moloplace caerá y Citania no tendrá más opción que rendirse ante la Alianza Yesuiarefoiana.

Capítulo 38: Fe devota

Leto: ¡PIENSO COBRAR UN EXTRA POR ESTO!

Samael: No estás endemoniada, sin embargo te comportas como tal.

Samael no necesitó hacer más que alzar su mano ante Leto, levantando desde el suelo un muro de hielo que le cubrió de la daga de Leto, la asesina volvió a su posición de un salto, pero se le notaba el peso del frío encima.

Samael: No soportas el frío tampoco, normal, ahí abajo en el infierno los demonios tienden a estar calientes, debería ir acabando contigo para... ¡!

Sylvain: ¡APARTA, ESCORIA!

El noble de Grolive había lobgrado liberarse y recomponerse medianamente, lanzándose contra Samael para propinarle una fuerte patada, el arzobispo, al estar en ese momento centrado en Leto, no pudo protegerse debidamente del ataque, recibiéndolo de lleno en el costado de su brazo y echándose hacia atrás.

Samael: Tsch... malditos herejes, no entiendo como has logrado salir...

Leto: ¡Ja, buena es...!

Sylvain: Cállate, tú eres la siguiente.

Leto: Tsch, parece que es un todos contra todos...

Sylvain: (Tsch... si no fuera por este frío, Buhroi podría estar apoyándome...)

Samael: No me queda más opción, debo eliminaros rápido.

El arzobispo comenzó a usar de nuevo su técnica de antes, materializando de nuevo su alma con el Kami Tasukete, mostrándola esta vez diferente, más grande, más imponente, más poderosa, tal era la presión que incluso el lugar parecía que se derrumbaba, cayendo escombros y carámbanos del techo.

Samael: Este será vuestro fin, malditos herejes.

Sylvain: Tsch.

Samael: ¡FINAL JUDG...!

???: ¡Hey, hey!

Estas inusuales palabras desconcertaron a los presentes, viendo como entraba en escena D105, abrazándose a sí mismo por el frío que le rodeaba.

D105: ¿No podríais hacer menos ruido?, suficientemente confuso es ya todo esto.

Samael: Hm, no había visto a este.

Sylvain: Tsch, es Dios, qué pesadito...

Samael: ¿Perdona?

Una vena en la frente de Samael comenzó a hincharse mientras sus ojos se abrían, la ira en el interior de Samael crecía a raíz de la aparición de ese tipo.

Samael: ¿Cómo... te llamas?

D105: No sé, esos tipos llevan tiempo llamándome “Dios Supremo”.

Samael: ¡¡¡INSOLENCIA, HEREJE, DESGRACIADO!!!

La ira cegó completamente a Samael, comenzando a crear varios carámbanos de hielo con su poder, este comenzó a lanzarlos contra el hombre, sin embargo, corriendo como alma que lleva el diablo, lograba esquivarlos a duras penas.

Samael: ¡¡¡POR MUCHA BARBA QUE TENGAS, NADIE PUEDE REEMPLAZAR A NUESTRO...!!!

Pero Samael se detuvo en seco, dirigiendo la vista hacia el hombre barbudo, cambiando completamente su expresión facial.

D105: ¡Pero no te enfades, acabamos de conocern...!

Samael: ¿Qué... es... eso...?

D105: ¿Eh?

Sylvain: Creo que se refiere a tu pecho y abdomen.

D105: Ah, ¿esto?

El hombre se levantó la barba, mostrando así su pecho y abdomen, atravesados de arriba abajo con una larga cicatriz.

D105: ¡No sé ni cómo me la hice!, todo es taaaaaaan borroso.

Sylvain: Cómo sea, sacerdote, ve prepa... ¿ah?

Samael se encontraba totalmente distinto a como era antes, su ira había desaparecido por completo y sido sustituida por preocupación, a pesar del frío que hacía no dejaba de sudar.

Samael: Era... él...

La mente de Samael era invadida por las constantes representaciones de su deidad en los templos a los que asistía todos los días, efectivamente, ambas figuras tenían un parecido demasiado grande como para ser curiosidad.

Samael: ¡¡¡ES ÉL!!!

Leto: ¿Eh, qué le pasa al...¡!

Leto se vio sorprendida por una fuerte patada en la cara de Sylvain, derribándola.

Sylvain: Empiezo a acostumbrarme a este frío, si ese tío sigue en estado de shock, será mejor que acabe contigo antes.

Leto: Tsch... desgraciado...

El arzobispo caminó lentamente hacia D105 mientras este se ponía con los puños delante de su cara, como si quisiera defenderse en un combate de boxeo.

D105: ¡Eh!, ¿qué haces, quieres pelea, eh, eh, quieres pel...?

Pero todo cambió cuando el sacerdote se arrodilló ante el que para él era su...

Samael: ¡¡¡PERDÓNEME, DIOS SUPREMO!!!

D105: Oh.

... su Dios Supremo.

Por su parte, en el bosque tenebroso, parte del ejército de Acieroy ha sufrido un contratiempo.

Oficial: ¡POR DIOS, ES SOLO UNA MUJER, ACABAD DE UNA MALDITA VEZ CON ELLA!

Varios soldados se encuentran en el suelo, con múltiples cortes a lo largo del cuerpo incluso a través de su armadura, la masacre no duró demasiado, después de un tiempo, finalmente solo acabaron dos personas en pie, el oficial a cargo de esa mitad del ejército de Acieroy y una misteriosa mujer armada con una espada.

Oficial: No... puede ser... ¡¿QUIÉN ERES TÚ, BRUJA?!

Mujer: Esa no es forma de referirte a una señorita, y mucho menos a una noble, caballero.

Oficial: ¡¡¡CÁLLATE, DESGRACIAD...!!!

El oficial se abalanzó lanza en mano contra su contrincante, pero esta le esquivó haciéndose grácilmente a un lado atacando posteriormente con su estada a las piernas del hombre, cortando una de ellas y tirándolo al suelo.

Oficial: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAGH!!!

Mujer: Tranquilo, te haré un torniquete, eres el último que queda vivo y necesito tu ayuda.

Oficial: ¡¿AYUDA, DESPUÉS DE LO QUE HAS HECHO, QUIÉN ERES, QUÉ QUIERES?!

Mujer: De acuerdo, sería de mala educación por mi parte no responderte, después de todo, soy una caballera de Ariefois.

Oficial: ¡...!

Mujer: Verás, hace tiempo enviamos a un informante aquí, le pedimos que cada cierto tiempo llamase a través de un caracolófono que le facilitamos, todo para poder garantizar su seguridad y asegurarnos de que... ciertas personas... no acababan con su vida.

Oficial: ¡¿Y A MÍ QUÉ ME...?!

Mujer: Tú has preguntado, tranquilo, todo a su tiempo; en fin, el caso es que hace un tiempo dejó de contactar con nosotros, lo que me hace sospechar ciertas cosas, y por eso llegué a la ciudad de Yesuikristia hace un tiempo pues mis camaradas aún tardarían bastante y decidí venir por mi cuenta, pero nadie parece saber nada y desde entonces he estado deambulando, tú pareces un oficial importante, lo que quiere decir que probablemente tengas información sobre mi protegido, así que ahora dime.

La mujer se acercó al moribundo militar, alzando la cabeza de este con la punta de su espada y mostrando finalmente su apariencia, pelo castaño rizado, vestimenta morada y brillantes gafas cuadradas, pero lo que le importaba al hombre, era la foto que la mujer le estaba mostrando, una foto de Faidit.

Evelynn: ¿Dónde está este hombre?

  • [ Evelynn, comandante jefe de los Caballeros de Ariefois ]

Capítulo 39: Pecados Capitales en el Infierno Helado

De vuelta en el Bosque Tenebroso, Impen a sido espectador de la habilidad de Evelynn, reconociéndola y temiendo su presencia.

Impen: (Esto es muy malo, si ella está aquí es cuestión de tiempo que todo ese ejercito llegue a esta isla. Aún tengo que vengarme de sus "aliados" de Yesukristia)

Mientras piensa esto, se palpa una herida en su pecho izquierdo, recordando algo que le hace sudar y querer gritar.

Impen: (Tengo que encontrar a ese caballero y que le diga que no hay peligro, que todo está en orden y se van a aliar, pero claro, deben estar con Acieroy, y si intervengo ese capullo de mi jefe se volverá en mi contra. Voy a tener que usar los contratos)

Y saca de su bolsillo los contratos de Faidit y lo que queda de Buhroi.

De vuelta al laboratorio, Pride, Marke y Mirei intentan lidiar con un enfurecido Acieroy.

Acieroy: Conseguisteis escaparos una vez, pero ni en estas gélidas circunstancias podréis volver a huir de los aún más fríos e infernales filos de mi acero. Empezando por vos que os escondisteis como un burdo gusano.

Y se lanza a atacar a Pride, que se prepara para bloquear el golpe y contratacar en el momento indicado, cuando Mirei le da un puñetazo, lanzandolo a un lado y bloqueando el ataque ella gracias a su puño envuelto en haki y llamas.

Pride: ¿¡QUÉ CREES QUE HACES NIÑA DE IQ INFERIOR AL DE UNA AMEBA!?

Mirei: ¿Eh? Claramente salverte el culo, al contrario que tu pariente, yo no dejo a su suerte a alguien que necesita ayuda como un idiota ébrio como tu.

Pride: ¡ESO FUE CULPA DE MIS ELIXIRES Y YA DIJE QUE SOLO ESTABA INDISPUESTO!

Mirei: Claro, como si no...

Pero en un momento de despiste de Mirei por estar peleando, Acieroy aprovecha para lanzar otro ataque.

Pride: CCL.

Y de su guantelete lanza un chorro de líquido que elimina la capa de hielo que hay en sus pies, haciendo caer tanto a Acieroy como a Mirei.

Mirei: ¡Eso ha sido a posta!

Pride: Oh no no no, solo te he "salvado". ¿No es lo que tu pequeño cerebro y materia gris intento explicarme hace un momento?

Mirei: Desgraciado.

Pride: Ven con todo lo que tengas.

Y ambos se lanzan a golpearse cuando...

Marke: ¡Tirada número 8: Trueno de Ricos! ¡ELECTRIC BOOGALOO!

Y ambos reciben una descarga electrica.

Pride y Mirei: Eso..., a que ha..., venido... (Cof).

Marke: Había alta tensión entre ustedes, y ya sabeis lo que dice Marke, si quieres vender Chocolates de Corazón de Rosas de Marke Shot Marca Registrada tienes que hacer saltar la chispa de la pasión.

Pride y Mirei: Os odio.

Y dicen esto antes de caer KO al suelo, debido a que no esperaron el ataque e iban con la guardia baja.

Acieroy: Bueno, bueno, parece que me ha facilitado el trabajo.

Marke: De nada, será medio mil de millón por el trato.

...

Acieroy: ¿Estás tonto?

Marke: Una oportunidad de negocio es una oportunidad de negocio. Pero si no...

Y se prepara para volver al combate.

En el otro combate, Sylvain y Leto siguen luchando, aprovechando que Samael se ha puesto a rezar y pedir clemencia ante D105.

Sylvain: No se que quieras de nosotros, pero no podrás conmigo, así que rindete, mercenaria rastrera.

Leto: ¿Seguro? Alguien me aviso de tu existencia, y también me dijo lo vulnerable que eras en cierta zona.

Sylvain de repente pierde de vista a Leto durante unos segundos, gracias a las capacidades de asesina que había aprendido a lo largo de su vida.

Sylvain: Soru...

Y le golpea en su pierna mala, haciendole retorcer de dolor.

Sylvain: ¡¡¡AGHHHHHHHHH!!!

Leto: Y ahora le toca a ese mensajero que tantos problemas me va a causar.

Sylvain: ¡Faidit, cuidado!

Faidit: ¿Eh?

De pronto, Faidit ve en frente de su cara, como una daga está a escasas micras de su rostro. No tiene tiempo de esquivarlo, Sylvain está herida, Jammer y Buhroi incapacitados por el frío, Samael distraido y el resto demasiado lejos.

Faidit: (Es mi fin)

Logra pensar antes de que la daga le atraviese el rostro.

Se hace el silencio, la daga está en medio del rostro de Faidit, los que lo ven no pueden evitar poner un rostro de asombro y felicidad, de Leto y Sylvain respectivamente, pues Faidit no ha muerto, gracias a unas palabras que se han dicho en la lejanía, Pecado Capital de la Lujuria: Asmodeo.

Faidit: ¿Mujer, podrías apartar la mano de mi cara? Soy tan ardiente que podrías... ¡Quemarte de Pasión!.

De repente la cabeza de Faidit que se había tornado en color rojo pasa a ser azul, ya que se tratan de llamas más fuertes, todo su cuerpo parece estar embuido en fuego y tiene dos pequeños rostros identicos al suyo en sus hombros.

Leto: Has firmado un contrato...

Faidit: Así es, lo firmo, lo firmé. Y ahora actua por impulso y dejate llevar por la pasión que imbuyen estas llamas pecadoras, Asmodeo, Rostros de Llamas Pasionales. Y lanza sus rostros extras hacía Leto, que intenta golpearlas en vano ya que son de fuego.

Leto: Mierda, tengo que concentrarme y usar haki.

¿?: Pecado Capital de la Envidia: Leviatán.

De repente, Buhroi empieza a temblar, su cuerpo se vuelve verde y escamoso, como es habitual con su fruta, pero esta vez, sus brazos y cabeza se alargan indefinidamente mientras va hacía Acieroy, Samael y Leto. Los cuales no pueden evitar el ataque ya que Buhroi no es conciente de sus actos por lo que sus hakis no les alertan, estampándolos contra el suelo y enviandoles a los túneles.

Los tres: . . .

Tras recuperarse de la situación, vuelven a arriba, pero para su sorpresa, todos han desaparecido, aunque uno de ellos sabe que ha ocurrido.

Leto: (¿Qué estás haciendo realmente, Imp?).

De vuelta al bosque, todos han sido llevados ahí por una figura rojiza y de aspecto extraño que ya muchos conocen, pero de las cuales solo dos de los cuatro que siguen conscientes reconocen.

Faidit (Asmodeo) y Sylvain: ¡Impen!

Impen: Lo se, lo se, tengo muchas cosas que explicaros, pero lo importante es... ¿quién es ese tipo?

Pregunta el demonio al ver al barbudo en gallumbos cicatrisado que observa una piedra alargada y alta.

D105: Esto debe ser lo que llaman "árbol", ¿no?

Capítulo 40: La espada y el escudo de Moloplace

—¿Esos dos que tal están? -preguntó Impen observando a los chamuscados Pride y Mirei

—Se recuperarán -contestó Sylvain- Dudo que ese relámpago les haya afectado demasiado, pero ya llevaban demasiado estrés acumulado -explicó el noble- Encontramos diales de sonido un tanto... reveladores- ¡Dejando de lado eso! ¿¡Que fue eso del fuego!? Fue cosa tuya, ¿no?

—Ah sí, tiene relación con los contratos que os hice firmar -respondió el diablillo

—Hah, no me metas a mi en ese "Os" -dijo Sylvain, haciendo alusión a cuando firmó su contrato con un insulto hacía el asesino.

—Tch, ¿Tan poco te fías de mi? -le preguntó Impen

—Lo mismo te puedo preguntar a ti, ¿no nos vas a contar exactamente como funciona tu habilidad? -le inquirió Sylvain- Que yo recuerde en la explicación inicial no incluiste "Os puedo poseer en cualquier momento y volveros seres demoniacos"

—Nunca sabremos como funciona su habilidad... -comentó Jammer sentado en una esquina- Una incognita permanente... Un lienzo vacío sin colores que lo llenen... Una ventana opaca que no deja entrar la luz...

—Bla, bla, bla, detalles -eludió Impen el tema- Os he salvado, ¿no es así? No deberías de pensar en mi como un enemigo.

—Agh... Mi cabeza -se despertó Pride- ¿Que pasó?

—¡¡Ese maldito de Acieroy te dejó inconsciente!! -contestó Marke- ¡¡Pero yo te rescaté con el PrideSalvator4021!!

—Oh... ¿Me salvaste tú? -le preguntó Pride

—¡Así es! -respondió el mercader orgulloso- ¡¡Y con este increible artefacto ahora con una rebaja del 70% de su precio, podrás salvarte a ti mismo en cualquier momen-

Pride se lanzó encima del comerciante y le empezó a estrangular —¡¡QUE PRIDESALVATOR NI QUE NIÑO MUERTO!! ¡¡ME FREISTE TÚ!!

—Tch, eso es caer bajo incluso para ti, Marke -se reincorporó también Mirei- Casi me había olvidado ya que me traicionaste hace unos dias.

—Yo sentirme extraño, piel volverse verde brillo brillo -comentó Buhroi la transformación sufrida anteriormente- Normalmente piel divina ser verde, no verde brillo brillo.

Pride al oir a Buhroi decir "verde brillo brillo" sintió la necesidad de dejar a un lado la violencia hacía Marke y redirigir su ira al sacerdote —¡¡HABLA BIEN, IDIOTA!! ¡¡HABLA BIEN, O TE MATO!!

—¡Una cosa con forma extraña! -dijo D105 agachándose para recoger una seta

—¡¡Hey!! ¡¡No te comas eso!! -le exclamó Faidit yendo a su rescate

—Mmh... -murmuró Impen observando a Faidit

—Tutututut -se rio Jammer- Te veo muy distraido, conde Chocula, ¿Estás pensando como matarme o intentando recordar tus propias habilidades?

—Cállate mascaritas -le respondió Impen molesto- Hasta que resuelva cierto asunto, ya no eres mi prioridad, pero no te creas que no he olvidado lo nuestro.

—¡No te preocupes! ¡¡Al final de este capítulo de seguro desapareces tras pronunciar una enigmática frase, y con tu ausencia volveré a estar a salvo de tus amenazas!! -contestó Jammer

—¿Qué es un capítulo? -preguntó D105

—El granjero dice que la respuesta a nuestras preguntas tal vez solo sea el hilo a otro enigma -le ¿explicó? Jammer

—Tú, caballero -le llamó la atención Impen a Faidit

—¿Yo? ¿Que pasa conmigo? -le preguntó Faidit con inocencia

—¿Notaste algo raro en tu pelea contra Leto? -le cuestionó Impen

—Le... ¿Quién? -Faidit, pese a ser un caballero, no tendía a pregunta por el nombre a gente que trataba de asesinarle

—La mujer de las cicatrices, la que te intentaba matar -le aclaró Impen- ¿Viste algo raro en ella?

—¿Algo raro? Mmmmh -empezó a recordar el Faidit- Bueno, me atrapó de una forma muy rara.

—¿Rara? -este adjetivo llamó la atención a Impen, ya que encajaba con la definición que él tenía en mente

—Me tropecé con un desnivel en el suelo, durante la caída me agarré de una palanca que resultó abrir una compuerta en el laboratorio por la cual cai de nuevo a la cueva, al aterrizar en la cueva resbalé con un charco y rodé por una colina abajo, al llegar al fondo de la colina me encontré con que estaba llena de hiedra venenosa, lo que me hizo estornudar. Con el impulso del estornudo volví a trastabillar y quedé colgando de un pozo que hay en el suelo, quedándome sujeto del borde solo con una mano. -explicó Faidit detalle a detalle

—Control C, Control V -dijo Jammer de fondo

—Tch, ¿ese bastardo puede transmitir su poder a otros? -pensó Impen, pese que por fuera aparentaba absoluta calma, con un rostro imperturbable, en el interior de su mente crecía un sentimiento de angustia- El efecto mariposa de One Plus Two... Si se evade un ataque suyo, este vuelve con más potencia... Sentí esa horrible energia emanando de la daga de Leto -Cuanto más vueltas le daba al asunto, más dificil le era para el asesino ocultar externamente su angustia- Si de verdad One Plus Two le transmitió su habilidad, esto puede ser muy peligroso.

—¿Estás bien? -le preguntó Faidit- Te has puesto palido, bueno, más palido de lo usual.

—Al hacer intangible al caballero mediante las llamas de Asmodeo hice que esquivara sus ataques, esto debería de haber activado un efecto mariposa -recordó Impen- Pero no pasó nada, y ahora estamos muy lejos de Leto, ¿Tal vez al alejarnos lo suficiente logramos anular el efecto mariposa?

Repentinamente, un terrible sonido fue captado por el grupo, lo que les colocó súbitamente en estado de alarma.

—¡Parece que tenemos compañia! -indicó Mirei

—Mierda... Estamos demasiado agotados como para pelear de nuevo.. -murmuró Sylvain, aún sin hallarse totalmente recuperado de su batalla contra Samael y Leto

El sonido de una criatura desplazándose entre la maleza fue en aumento.

—¡¡En guardia todos!! -les ordenó Pride

El ruido cuanto más cerca se encontraba, más ensordecedor se volvía, ahora al sonido de la maleza se combinó el crujido de los arboles, de las ramas cayendo al suelo victimas de una gran fuerza.

—Y si realmente se activase un efecto mariposa, ¿que consecuencias tendría? -siguió pensando Impen, absorto en sus pensamientos- Esa daga iba directo a su cabeza, eso es mínimo una herida grave... ¿Que desastre suficientemente peligroso podría ser convocado por este efecto mariposa?

—¡Impen! ¿¡Estás bien!? -le preguntó de nuevo Faidit, preocupado porque su interlocutor parecía encontrarse en estado de shock

—¡¡RUIDO AMENAZADOR A PUNTO DE LLEGAR!! -gritó Buhroi poniéndose en guardia

—¡¡Tal vez es un comprador hambriento de gangas!! -teorizó Marke- O un dragon que nos quiere engullir.

La tensión se desvaneció cuando el sonido se detuvo de repente, los crujidos y los movimientos entre los arbustos cesaron. Y de la maleza surgió un pequeño e inocente polluelo.

—Pajaritooo~~ -exclamó Faidit derretido por su adorabilidad

One Plus Two cayó desde la copa de un arbol armado con un sable, asestando un violento tajo a Faidit y mutilándole el brazo izquierdo.

—Bú -dijo One Plus Two con el sombrero totalmente empapado de la sangre de su presa.

—Mierd- -Impen no tuvo siquiera tiempo a reaccionar, recibiendo un gancho imbuido en Haki por parte del General, estampándolo contra un arbol cercano.

—¡¡FAIDIT!! -gritó Sylvain conmocionado por el suceso, sin pensarselo dos veces se abalanzó sobre One Plus Two- ¡¡BOUCHE SALE!! -exclamó tratando de asestarle un puntapie a su adversario

—¡Casi! -One Plus Two esquivó el ataque pasando por debajo de este- Te veo cansadito, piernas largas -el General agarró con descomunal fuerza la pierna herida de Syvlain, provocando que este pusiera una mueca de horror por el dolor

—Estás en mi rango... bastardo -pese al dolor, Sylvain se negaba a dejar la oportunidad de romperle el cuello a su enemigo, en su mente tan solo se encontraba el momento en que vio a Faidit perder su brazo izquierdo.

—Y tu en el mío -contestó de vuelta One Plus Two- ¿De verdad crees que el efecto de mariposa tan solo sirve si esquivais mis ataques? -Sylvain, cegado por la rabia, ignoró lo dicho por su enemigo y trató de asesinarle con una nueva patada- También puedo activar un efecto mariposa si mi defensa falla. -Sylvain con su primera patada fallida había lanzado volando una piedra, la cual había salido volando hacía un arbol cercando, golpeando una piña que cayó encima de una rama seca que se encontraba a punto de desprenderse de la corteza, rompiéndola del todo y provocando que cayera justo en la pierna sana del noble

—¡¿Pero qué!? -ese instante de duda permitió a One Plus Two estampar a Sylvain contra el suelo y rematarlo con un fuerte puñetazo en el rostro que le partió la nariz.

—Es...capad... -murmuró Sylvain segundos antes de quedar inconscientes

—¿Quién es el siguiente? -preguntó One Plus Two echando de su camino a Sylvain de una patada

—¡¡HAY QUE HUIR!! -gritó Pride- ¡¡ESTAMOS DEMASIADO HERIDOS!! ¡¡NO PODEMOS ENFRENTARLE!!

—Tú... Tu herir a hombre blanco y hombre caballero... -pronunció Buhroi apretando sus puños con tal fuerza que se provocó sangre con sus propias uñas- ¡¡TÚ PAGAR!! -El sacerdote pasó a su forma completa de Naga y se abalanzó sobre One Plus Two

—Tu turno -dijo One Plus Two, sin dignarse a mirar a la amenaza de Buhroi

—Bajaste la guardia -Pomeroy saltó desde un costado y golpeó con sus nuevos escudos al gigantesco Buhroi, tumbándolo al suelo a la vez que le hacía sangrar

—¡¡Te-tengo que tener algo por aquí!! -gritó Marke desesperando buscando entre sus invenciones, incluso el mercader parecía aterrado por la situación, emoción indicada por sus lentes negras.

—Suel...ta...me... -Mirei estaba totalmente repleta en llamas y su piel completamente roja, deseosa de lanzarse a asesinar a sus adversarios, sin embargo Pride se encontraba reteniéndola disparándole redes constantemente

—¡¡SI VAS TE MATARÁN!! -le advirtió Pride

—No... me... ¡¡IMPORTA!! -Mirei, o mas bien, Ikari, se lanzó hacía One Plus Two a una descomunal velocidad, tal fue la rapidez que el General no tuvo tiempo siquiera a reaccionar: Recibiendo un puñetazo en llamas directo al rostro que agrietó su yelmo y dejo entrever sangre- ¡¡TE MATARÉ!! -le rugió la mujer

—¡¡Inténtalo!! -gritó emocionado One Plus Two, el caballero del sombrero extrajo de su ropa una gran bolsa, la colocó en el suelo y la abrió, mostrando su contenido: cientos y cientos de canicas- ¡¡PERFECTO GAME!!

—¡¡Avisa imbécil!! -Pomeroy se hizo a un lado para no verse involucrado en la rafaga

Una gigantesca cantidad de canicas fue lanzada a gran velocidad hacía el grupo, como si de cañones se tratasen hacían agujeros por doquier, derribando una gran cantidad de arboles, Buhroi, exhausto por el hielo de Samael y confuso por el golpe de Pomeroy, fue incapaz de anticipar la lluvia de canicas, siendo totalmente agujereado por estas y cayendo al suelo inconsciente mientras adquiría su forma humana.

Mirei con su gran agilidad saltaba entre los arboles derrumbándose para evadir el gran número de canicas, sin embargo el ataque de One Plus Two no cesaba, esto combinado con el hecho de que Mirei estaba esquivando sus ataques conllevó a la activación de su efecto mariposa: La Bestia Roja, al estar inundada en llamas, quemó accidentalmente la superficie dañada de un arbol en el que se posó, resbalándose y quedando indefensa en medio del aire, siendo acribillada por las canicas al igual que el sacerdote.

Por otro lado, Marke, Jammer y Pride se encontraban enfrentando a Pomeroy en la única zona que se encontraba a salvo de la ráfaga de canicas gracias a un desnivel de altura.

—¡¡Esfera de Ricos!! -Marke le arrojó sus esferas a Pomeroy, pero este las desvió hacía un lado- -¡¡Mar de Ricos!! -le disparó un chorro de agua pero Pomeroy ya conocía la técnica, esquivándola saltando por encima mientras se cubría- ¡¡Infierno de Ricos!! -Marke le disparó llamas mientras el Teniente caía hacía él, pero la llamarada fue inutil y el comerciante fue hundido en el suelo por el golpe combinado de los dos escudos de Pomeroy.

—¡¡Ubermensch!! -Pride activó su Haki Artificial y asestó varios golpes al escudo del Teniente, pero este los resistió sin problema y respondió con un golpe de escudo que le arrojó por los suelos- Marke... Maldito... Si no me hubieras electrocutado no estaría tan mal..

—¡¡NO SABÍA QUE PASARÍA ESTO!! -Marke se encontraba en su faceta cuerda, impulsada por la impotencia de ser incapaz de herir a su contrincante

—¡¡No os preocupeis!! ¡Regalo en camino! -Jammer con acrobacía saltó detrás de Pomeroy y le ató el cuello con una de sus vendas, iniciando así el proceso de vendaje a cuerpo completo

—Toc toc -se escuchó detras de Jammer

—Oh, oh, creo que esto dolerá -murmuró Jammer sin girarse

One Plus Two le asestó un fuerte puñetazo en el rostro a Jammer, rompiéndole la máscara y clavándolo en el suelo. —¡No creo que te importe, verdad?! Un agujero en el craneo más, uno menos...

—¡¡Se acabó!! -Jammer retrocedió, trepando a un arbol con agilidad, se situó encima de una rama- Doctor, comerciante, huid de aquí o os alcanzará... -el enmascarado comenzó a vendar el propio aire

—Tch, ¿De eso hablaba Rexius? -murmuró Pomeroy colocándose en guardia

—¡¡Corre!! -Pride comenzó a huir junto a Marke

—¡¡Adios!! -Jammer lanzó el regalo de aire contenido hacía Pomeroy y One Plus Two

—Uy, esto quizá me hace pupa a los oidos -One Plus Two se colocó detrás de Pomeroy

El regalo se abrió y desató una potente explosión de aire concentrado, reduciendo en pedazos los arboles del area y desintegrando la tierra a pedazos.

—¡¡Wonderland!! -De la superficie de los escudos de Pomeroy surgieron diales de impacto que absorbieron la explosión generada por Jammer, dejando intacta la zona en que se encontraban los sirvientes de Rexius.

—Oh, vaya -murmuró Jammer

—¡¡Cagaste!! -One Plus Two se asomó a un lado de Pomeroy y le arrojó una rafaga de canicas, agujereando al granjero y haciendo que cayera de la rama al suelo.

—¿Quien queda? -le preguntó Pomeroy

—Esos dos -One Plus Two sacó una única canica- Una sola servirá -y disparó la canica hacía Marke, el cual por reflejo la esquivó

—¡¡IMBÉCIL!! -le insultó Pride por haber evadido el ataque

La canica rebotó entre varios arboles para finalmente golpear algo oculto en la maliza

—¡Creo que perdimos! ¡¡Cachis!! -exclamó Marke adoptando su actitud común

El objeto que se hallaba en la maleza y que había sido perforado por la canica era un regalo envuelto de Jammer

Provocando una nueva explosión que acabó con la resistencia de los últimos dos miembros

Varias horas después

Las puertas del Castillo de Moloplace se abrían, un buen número de ciudadanos y guardias recibían entre aplausos al admirable Teniente General y al amado General Real, tras ellos se encontraban encadenados unos viles criminales

—Hijos de puta... Si tan solo supieran los monstruos que son sus líderes... -murmuró Sylvain, el noble se encontraba con bozal, grilletes y cadenas tanto en los brazos como en los pies, en su misma situación se hallaba el resto del grupo.

—Woah, ¡Que vistas! ¿¡No creeis?!-exclamó feliz One Plus Two- Bienvenidos prisioneros al... ¡¡Castillo Moloplace!! -gritó el General con el Bastón de las Maravillas en una mano y el Grimorio de Impen en la otra

Dias restantes para el Banquete: 2

Capítulo 41: Muchas gracias Mr. Roboto

Capturados todos, en celdas individuales inclusive. Oh Archiduque, esta vez si que tuviste cautela, pero yo fui mucho mas rápido. En la celda al frente mío, Mirei.

Mirei: Eh, Jammer no se mueve desde que llegamos

A la derecha suya, Pride respondió.

Pride: Bueno, perdió su primera máscara y One Popo Two dijo algo de huecos en la cabeza, seguro si le quitas esa debe estar herido.

Mirei: Hmm, que mal.

El consenso, sea por ignorancia o magistral estrategia, era que había dejado de moverme. Inclusive horas después cuando ese cara de fétidas peras al almíbar vino a comprobarlo por su cuenta.

Rexius: ¡Tendré mi tiempo con cada uno de ustedes y sus pequeñas venganzas! Ahora mismo, ¡¡Jammer!!

Buhroi: Rendir, Jammer no mover.

Rexius: *confundido* ... Ey, se quienes son la mayoría y que los trae por aquí, ¿pero tu que chingados eres y que tienes que pintar aquí? Si no te molesta déjame comprobar al cadaver en silencio.

Confundido, Rexius miró el cuerpo encadenado en kairoseki, y removiendo su segunda máscara encontró el rostro destruido que recordaba, en condiciones incompatibles con la vida.

Rexius: Tch, no entiendo como viviste en ese estado... ¿Acaso puedo confiar en que no te moverás de nuevo? No tienes presencia alguna, no hay nada aquí...

Se le oía frustrado, seguro no pudo acabar con la chirusa de Sylvaril a tiempo por las noticias de nuestra captura. Lo que me recuerda, el cuarto, se encuentra aquí, en Moloplace. Luego de la batalla del granjero se logró colar en el Archiduque a tiempo, hemos de reecontrarnos con él.

Cinco misiones. La primera es la de siempre, escuchar desde Faidit a nuestros aliados;

Faidit: ¡AAAAAAHHH!

Pride: ¡CALLATE CALLATE CALLATE CALLATE REEEEEEEE!

La segunda es escuchar invitados, encontrar cuales pueden ser útiles de informar o desinformar;

Condesa de la lujosa tierra de Bourgoisoinlandia: Oohhh que deliciosas tortas con té, espero el banquete tenga muuuuchass.

La tercera, encontrar a alguien que salga de Moloplace y comprobar el exterior;

Niño que quiere salir a jugar a las montañas: ¿Puedo salir a jugar a las montañas?

Guardia que no quiere dejarlo salir a jugar a las montañas: No puedes salir a jugar a las montañas.

Esa será dificil, y la cuarta, Seguir escuchando a Rexius todo el tiempo.

Rexius: ¡ESO MUJER, TU SABES QUE TE GUSTA! *pum* *pum* ¡DI MI NOMBRE!

¿Hm? ¿Y que haré yo como quinta misión mientras los den den mushis hacen eso?< tema musikal>

Mayordomo Moloplástico n°57: *silbidos alegres* Oh pero mira que pequeño Den Den Mushi tan apuesto, ¿te perdiste? Debes ser de alguno de nuestros invitados, te llevaré para qu-AAHHHHHH

Capturar un nuevo cuerpo, poco a poco moverme hasta capturar la posición mas ventajosa que me permita liberar a todos los prisioneros.

Carcelero: Eh caras de almondiga, la comida. Ordiaria sopa con agua de mar.

Pride: (Barrotes de 4,3 pulgadas de diametro, una aleación de hierro y carbono bastante resistente, pero con una crucial falla. La sopa con agua de mar es alta en concentración de sales, y si el agua salada es buena para algo es ¡Para las placas en la gargan- nono, no solo para eso. Aceleraré el proceso de oxidación de los barrotes hasta aflojarlos y luego me dislocaré hasta ser literalmente un palo que pase por en medio, plan infalible de escape.)

Mirei: (¿Puedo derretir los barrotes eventualmente?) Oohhh sooopa, que nutritivo. *piiiip*

Buhroi: (Morder cadenas, cadenas romper y yo salir...)

Marke: ¡El fin se acerca, el fin se acerca!

Sylvain: ¡mmpphh hmphhh! (A QUIEN TE CREES QUE LE DAS SOPA SALADA TU GRAN-)

Imaginación de Impen

Impen: (Si puedo convencer a Leto de una noche como nunca antes la tuvo, tal vez pueda hacer que me libere... Si tan solo tuviese el grimorio... Espera, ¿no tengo yo lacayos esparando a atacar Moloplace?)

Faidit: ¡No sopa con agua de mar, apenas si puedo tomarla con este brazo, aaaaahhh que horrible!

Claro, si es que alguno no se libera antes que yo lo haga.

Capítulo 42: Unión

-Acieroy: ¡MIERDA, ¿ADÓNDE FUERON?!

Volviendo con el grupo que se halla en el laboratorio, estos comienzan a buscar a los protagonistas, aún intrigados por su repentina desaparición.

-Acieroy: ¡Justo cuando les habíamos encontrado..! ¡ESTO DEBE SER CULPA TUYA, SAMAEL!

El General Real apunta con su dedo al Arzobispo Samael, quien le ignora mientras observa el suelo, concretamente la zona que estaba pisando D105.

-Acieroy: ¡Tengo entendido que ustedes los que usan ese extraño estilo divino pueden teletransportar gente! ¡¿SERÁ QUE QUIERES QUEDARTE CON TODA LA GLORIA?!

-Samael: ¿Se-será esto obra del Dios Supremo..? Imposible, si bien no dudo del poder del Dios, ¿porqué salvaría unas almas pecadoras? ¿será que les llevó a un destino aún peor?

-Leto: Bueno, ustedes dos ya me cansaron. Esos sujetos desaparecieron por culpa de un tipo conocido como Impen.

La mujer se acerca hacia el dúo de Generales Reales para aclarar sus dudas, cosa que les hace abrir sus ojos sorprendidos.

-Samael: Eso quiere decir..¿que el Dios Supremo fue secuestrado?

-Leto: No sé si secuestrado sea la palabra, pero básicamente le llevaron en contra de su voluntad.

-Acieroy: Tsk, y el Impen ese también se llevó a los criminales...

-Leto: Seh, entre ellos ese caballero de Ariefois...

Viendo la situación en la que se hallan, los tres se miran los unos a los otros para que finalmente Acieroy hable.

-Acieroy: *suspiro* Parece que nuestros objetivos nos fueron arrebatados por la misma persona, y presumiblemente se hallen todos en el mismo lugar. Sé que no te caigo bien, Samael, y tú sabrás que tampoco me caen bien los religiosos que tienen la cabeza en el cielo.

-Samael: Entiendo a donde quieres llegar, Acieroy, y si bien siempre aborrecí a los bárbaros sin fe de Citania..esta parece la opción más lógica.

-Leto: Eh, bueno, yo no tengo nada en contra de ninguno, así que ya está. ¡A partir de ahora, los tres trabajaremos en equipo para encontrar al desgraciado de Impen y a los sujetos que se atrevió a salvar!

-Acieroy: ¡OH SI! ¡Y por obvias razones yo, Acieroy, lideraré este grupo!

-Samael: ¿Por dónde deberíamos buscar? Esta isla es muy grande, y no parece que aquellos portales hayan dejado alguna especie de rastro.

-Acieroy: Esa...es una excelente pregunta. ¿Acaso ustedes los religiosos no podían teletransportarse?

-Samael: Solo puedo hacerlo dos veces al día, y además tan solo soy capaz de moverme hacia donde mi vista llegue. Si bien puedo teletransportarme hacia donde haya una gran cantidad de fe acumulada, ese grupo estaba conformado por múltiples herejes, así que descartemos esa opción.

-Leto: Si fueron rescatados por Impen, lo más probable es que estén cerca suyo...Y donde vi por última vez a Imp fue..¡en el bosque!

-Acieroy: ¡HAHAHAH, PERFECTO! ¡Parte de mi ejército está en el bosque, así que para cuando lleguemos ya estarán heridos y cansados por pelearse contra mis hombres!

-Soldado: ¡Señor, el grupo del bosque no ha contestado las llamadas!

-Acieroy: ¡Eso es que aún están luchando!

-Samael: Entonces lo más lógico sería movernos hacia Yesuikristia y de ahí caminar hasta el bosque. Permanezcan detrás de mi y coloquen sus manos en mi espalda.

Los presentes obedecen al Arzobispo, quien junta sus manos mientras cierra sus ojos. En cuestión de segundos, el grupo comienza a cubrirse por una luz que se va haciendo cada vez más intensa.

-Samael: ¡Noah's Ark!

Finalmente, el grupo desaparece del laboratorio abandonado tras haber sido consumidos por el brillo. A su vez, volviendo al Castillo Corazón...

-Faidit: Que vergüenza, un caballero de Ariefois dejando que le capturen junto a su grupo, y además perdiendo un brazo...¡Debí haberlos protegido! ¡si tan solo fuese más fuerte..!

Faidit se encuentra con su cabeza posada en los barrotes de su celda, lamentándose por lo sucedido.

-Marke: ¡Pues sí, suena bastante lamentable si lo dices en voz alta!

-Faidit: ¡! ¡M-MARKE, ¿ESTABAS OYENDO?!

-Marke: Es lo que tiene hablar en voz alta, la gente te oye.

-Sylvain: ¿Quieren callarse? En lugar de decir cosas irrelevantes que no aportan nada a la trama, ¿porqué no piensan en un método de escape?

-Faidit: Pride es el listo, pero cuando le preguntas se queda con la boca cerrada. Lo último que le vi haciendo fue arrojar la sopa que nos habían dado para luego romper el plato.

-Marke: ¡Tal vez perdió la cabeza como yo!

-Mirei: ¡HNNNNGH, VA-VAMOS IKARI! ¡TE NECESITO!

A su vez, La Bestia Roja cierra sus ojos con fuerza intentando llamar a Ikari, apretando sus dientes al punto de que comienzan a marcarse unas venas en su rostro.

-Impen: ¿Huh? ¿qué le pasa?

-Marke: ¡Mirei, no es momento para rolear!

-Mirei: ¡Aghh, c-cállate! (No lo entiendo, ahora mismo estoy muy enfadada, pero Ikari no aparece...).

-Pride: (Que idiota, es lógico pensar que le inyectaron algo o modificaron su Atenuador de Ira para evitar que escapase. De hecho, ahora que me fijo, han tomado medidas para evitar que el resto utilicen sus habilidades).

Tal y como el científico recalca, los usuarios de frutas del diablo cuentan con esposas de Piedra Marina, mientras que aquellos que utilizaban algún tipo de armas simplemente se quedaron sin ellas. En el caso de Sylvain, este cuenta con una pesada bola encadenada a su pierna buena.

-Pride: (Sin embargo se les olvidó un minúsculo detalle: mi fuerte no son mis elixires o mi guante, sino mi incomparable IQ de 800.000).

Pride lleva su mirada hacia un reloj que se halla colgado en una de las paredes, recordando la última vez que les dieron de comer mientras ve las manecillas moviéndose lentamente.

-Pride: (Bien, ya ha pasado un buen rato desde que nos dieron esa horrible pero útil sopa, así que los barrotes deberían estar lo suficientemente oxidados como para ejecutar mi plan. Pero antes de eso, necesito que alguien haga un ruido lo suficientemente fuerte como para alertar al guardia "a cargo" de nosotros).

El científico observa las celdas del resto de criminales, fijándose en el mercader hablando con una rata.

-Marke: Bien, esto es lo que tienes que hacer, pequeña. Tu busca a algún guardia y arrebátale las llaves trepando por su cuerpo, ¡después de eso te haré una oferta del 25% en quesos! ¡¿Qué opinas?! ¡la oferta tiene mi número favorito y todo!

-Pride: ¡Marke!

El grito de Pride causa que la rata se asuste y escape de la escena, cosa que enfada a Marke.

-Marke: Aish, ¿qué quieres? Estaba a punto de cerrar un trato.

-Pride: Si mal no recuerdo, tu cuerpo era más resistente de lo normal, ¿verdad?

-Marke: Ahhh ya veo lo que quieres hacer, pero no funcionará. Si crees que con eso desarrollé algún tipo de fuerza sobrehumana estás equivocado, así que no puedo doblar estos barrotes. Si necesitas fuerza, ¿porqué no le pides a Buhroi?

-Buhroi: Buhroi sentirse débil por metal extraño.

Buhroi dice esto mientras muestra sus cadenas de Piedra Marina, cosa que no parece importarle mucho a Pride.

-Pride: No estoy interesado en poder físico. Además de que me aborrece la idea de recurrir a los músculos, ya ves que Buhroi está muy débil, y Mirei no puede hacer lo único que sabe hacer: pedirle ayuda a su bicho raro.

-Mirei: Ve al grano, Pride.

-Pride: ¡Marke, ¿qué tan resistente es tu cráneo?!

-Marke: Lo suficiente como para dejar grietas en un departamento barato. Pero haciendo eso yo también quedo algo en la mierda, así que no esperes que rompa los barrotes a cabezazos o algo así.

-Pride: No necesito que los rompas, sino que hagas ruido. Si un objeto lo suficientemente fuerte choca con un objeto metálico generará sonido que rebotará en las paredes y llegará a oídos del guardia.

-Sylvain: ¿Y para qué quieres llamar al guardia?

Al oír esta pregunta, el orgulloso científico sonríe mientras saca la lengua, mostrando un pedazo de cristal perteneciente al plato que rompió anteriormente.

-Pride: En cuanto venga, todos ustedes harán de chivatos y le dirán que fui yo el que hacía ese ruido, lo que causará que el guardia se acerque hacia mi en un intento por intimidarme y reprimirme. Y es ahí cuando le escupiré este pedazo de cristal y se lo clavaré en el cuello, lo cual provocará que caiga hacia atrás mientras se toca su herida, permitiéndome escabullirme por los barrotes y quitarle las llaves.

-Impen: Interesante plan, pero todo depende de que Marke pueda hacer sonar los barrotes lo suficientemente fuerte como para que el guardia le oiga.

-Marke: ¡Si, y eso requeriría que me golpease con ganas, y eso haría que esta vez perdiese la cabeza literalmente!

-Pride: Marke, si te golpeas con todas tus ganas...te compraré uno de tus golems de juguete.

Esta revelación causa que las gafas de Marke cambien de color múltiples veces a la vez que el mercader abre su boca anonadado.

-Marke: ¡¿EH, E-ENSERIO?! ¡¿SIN IMPORTAR EL COSTO?!

-Pride: Sin importar qué tan caros o inservibles sean.

Lleno de emoción y alegría, Marke adopta una amplia sonrisa mientras lleva su cabeza hacia atrás.

-Marke: ¡ALLÁ VOY, DELICIOSO Y DULCE B E R R Y!

Acto seguido le da un fuerte cabezazo a los barrotes, los cuales hacen un fuerte ruido a causa de la dureza de la cabeza de Marke.

-Guardia: ¿Huh? ¿qué fue eso?

Si bien al principio el guardia no le da mucha importancia y continúa leyendo su revista, más tarde vuelve a oír aquel fuerte sonido, esta vez acompañado por gritos de los presos.

-Faidit: ¡AHH, DE-DETENTE! ¡NO VAS A LOGRAR ROMPER LOS BARROTES!

-Mirei: ¡GUARDIA, TENEMOS A UNO QUE PERDIÓ LA CABEZA! ¡¡GUARDIA!!

-Guardia: Tsk, ¡¿es que no se pueden quedar quietos?!

Enfadado, el hombre arroja su revista sobre la mesa y se levanta dispuesto a calmar a los criminales.

-Pride: ¡Ya es suficiente, Marke!

-Marke: ¡BERRY, BERRY, DELICIOSO BERRY!

-Pride: ¡Que te calmes ya, o no te doy nada!

El mercader cesa sus cabezazos al haber reaccionado a la parte de "no te doy nada". A su vez, el guardia hace acto de presencia.

-Guardia: ¡A ver, ¿quién es el loquito?!

-Faidit: ¡E-ese de ahí!

Los criminales señalan a Pride como parte del plan de este, quien finge sorpresa y enfado manteniendo la boca bien cerrada.

-Guardia: ¡Ya verán como se la pasa cuando le de sus buenos macanazos!

El guardia se dirige hacia la celda de Pride, abriéndola con una de sus llaves con el fin de calmarle a base de golpes. Viendo que el guardia está lo suficientemente cerca, el científico le escupe el pedazo de cristal que tenía guardado directo hacia su cuello, causando que este comience a sangrar.

-Guardia: ¡! ¡GAH!

Desesperado, el hombre retrocede mientras se cubre la herida con una de sus manos, cosa que Pride aprovecha para caminar hacia el.

-Mirei: ¡Tomaré esto si no te molesta!

A su vez, Mirei extiende su brazo para sujetar las llaves que el hombre había dejado caer, probando hasta encontrar la que abra su celda.

-Mirei: *sonríe* Nada mal, cerebrón.

-Pride: Claro que no está nada mal, mis cálculos son precisos y mis planes son infalibles.

-Mirei: Culpa mía por haberte halagado...

-Pride: *suspiro* Bueno, aceptaré amablemente tu halago. Te agradezco.

-Sylvain: Muy bonito todo, ¿pero podrían sacarnos ya?

La Bestia Roja utiliza las múltiples llaves para liberar al resto de protagonistas, así como quitarles sus esposas y demás objetos que les retienen.

-Faidit: ¿Cómo se dice, Jammer?

Pero Jammer no dice ni una palabra, permaneciendo igual de callado que todo este tiempo.

-Faidit: ....Eh, Jammer, ¿estás aquí?

Y nuevamente Jammer no responde, pues lo que el resto no sabía era que el caracol estaba ocupado controlando a uno de los mayordomos del castillo en busca de información o algo igual de útil.

-Jammer: (Lo ideal sería encontrar el cuerpo de algún guardia o figura de alto rango para liberar a los cabezas de cartel, pero tampoco vendría mal irse con algo de información).

Después de tanta caminata, el mayordomo finalmente llega a unas grandes puertas con un letrero a un lado que da a entender que se trata de la habitación del Archiduque y su amada. Habiéndose percatado de esto, Jammer literalmente se pega a la pared para oír lo que sucede dentro.

-Rexius: El Bastón de las Maravillas y el Grimorio de Impen. Por un lado, el poder para controlar al Dios Supremo y, por el otro, el poder para despertar los pecados capitales que yacen dentro de cada ser.

El Archiduque adopta una amplía sonrisa al ver que posee ambos objetos ahora, llevando su mirada hacia Dormé, quien si bien no lo demuestra siente gran temor en su interior.

-Rexius: Ah, eso me recuerda. A que no adivinas a quién encerré.

Capítulo 43: La soberbia y la ira

Dentro de los calabozos del Castillo Corazón, el grupo de protagonistas ha logrado escapar de sus celdas, pero aún se encuentran en una zona altamente vigilada por guardias y varios de ellos no tienen sus armas más importantes.

Faidit: Bueno, ¿Y ahora qué hacemos?

Pride: ¿No puede el cara de vampiro sacarnos de aquí con su conveniente teletransporte?

Impen: Por desgracia, no puedo usar ciertas habilidades sin mi preciado Grimorio, entre ellas el Movimiento entre las Tinieblas del que hablas.

Pride: Tsk... Marke, ¿tú tienes algún artilugio que sirva para sacarnos de aquí sin ser vistos?

Marke: ¡Hehehe! ¡Me alegro que preguntes! Tengo el más reciente Cajinador 3000, que nos cubrirá a todos en una gran caja con la que pasaremos desapercibidos. Oh y el artilugio de Disfraz Instantáneo, aunque solo funciona en una persona y además lanza rayos láser de vez en cuando... En fin, lo cargaré todo a tu cuenta junto con los golems que me encargaste antes.

Pride: ...No sé ni por qué me esfuerzo.

Sylvain: Esto no va a funcionar, con la cantidad de guardias que hay en cada esquina es imposible que alguno no vea a un grupo tan grande de personas yendo en conjunto.

Mirei: ¿Entonces qué sugieres que hagamos?

Sylvain: Dividirnos en grupos de 2. Cada grupo tomará un camino derrotando a los guardias sigilosamente e intentará reunir información que nos de pistas sobre la estructura del Castillo y, sobre todo, las debilidades de los peces gordos que hay aquí. Por supuesto, habrá que intentar recuperar las armas que nos faltan.

Buhroi: ¿Y como ser grupos?

Sylvain: Bueno... Tú irás con Faidit, sin un brazo y sin espada necesitará a alguien que le defienda si la cosa se pone fea.  Yo iré con Marke y me aseguraré de que no se ponga a dar gritos por ahí.

Marke: Qué poca confianza, ¿Cuándo he hecho yo algo estúpido?

Mirei: ¡...!

Buhroi contiene a Mirei de que lo mate por haberles electrificado antes sin ningún motivo razonable.

Sylvain: Impen, necesitamos a alguien que lleve el cuerpo de Jammer que no se mueve, tengo entendido que te llevas bien con él así que tú te encargas de eso.

Impen: ¡No me llevo bien con él! ¡Le odio como Lucifer odia a la divinidad! (aunque... ahora que lo pienso, si está dormido quizás pueda obligarle a firmar algún contrato...). Está bien, lo acepto pero estoy muy ofendido.

Pride: Espera...

Mirei: Eso quiere decir...

Sylvain: Ah sí, y la mujer furiosa irá con el doctor.

Pride: ¿Cómo? ¡Inaceptable! Alguien de mi intelecto no puede compartir grupo con una troglodita como ella.

Mirei: ¿Cómo planeas que controle a Ikari si me pones con este doctor pedante e insufrible?

Sylvain: Esa es precisamente la razón. Ahora mismo parece que no puedes contactar con... Lo que sea que tienes dentro, pero con las herramientas adecuadas el doctor quizás pueda arreglar eso. Por muy peligrosa que sea esa forma, ya vimos que los enemigos pueden llegar a ser terribles. Necesitamos todo el poder de combate posible si pensamos enfrentarnos a ellos.

Pride: Tsk... Me gustaría negarme pero tienes razón. Está perdida sin mi genio, así que tendrá que venir conmigo.

Mirei: ¡...! Tienes suerte de que Ikari ya no reaccione a mi rabia.

Mientras tanto, en Yesuikristia, un gran halo de luz trae consigo a Samael junto con Acieroy y Leto.

Acieroy: ¡ARGHH! Vaya mareo... Qué técnica tan repugnante.

Samael: Es normal que un cerdo sin fe como tú no logre apreciarla. La verdad es que esta técnica no es mi especialidad. He centrado mis estudios en perfeccionar mi castigo divino, el infierno helado.

Acieroy: Sí, sí, lo que tú digas... Espera, ¿no falta alguien aquí?

Samael: La mujer... ¿Se habrá acobardado?

Acieroy: No, mira, ¡allí está!

El general de Citania señala un bar cercano, desde cuya ventana se puede observar a Leto con un vaso en la mano.

Samael: ¡Será...! Sabía que no debía aliarme con una endemoniada pecadora como ella.

Acieroy: Le enseñaré a no jugar conmigo...

El Aniquilador de Demonios entra furioso al bar seguido del Castigo Divino.

Spider: ¡Se-señor Samael! No esperábamos su visita... Aquí, en este lugar...

Samael: No es una inspección ni nada por el estilo, es por un asunto personal.

Solitaire: ¡Vaya interrupción más tonta de *hip* nuestra conversación eh!

Leto: ¡Ya lo creo! Ahora... ¿dónde decías que tu amo te dijo que debías ir?

Poker: Em... creo que eso es un *hip* secreto, Solitaire.

Solitaire: ¡No pasa nada! ¡La bonita chica solo está interesada en mis *hip* actividades! El amo nos dijo que debíamos ayudarle a atacar el Ca-

Pero justo cuando el esbirro de Impen iba a revelar la misión del mismo, Acieroy toma a Leto con una mano y la lanza a través del bar, llegando esta a caer en la oficina de la dueña, Spider. Tras esto, los generales se acercan a ella.

Acieroy: ¿Acaso planeas escapar, mujer? ¿O es que simplemente estás con esos criminales?

Leto: Te... Tengo la ubicación...

Acieroy: ¡Ubicación mis...!

Samael: ¡Espera!

El arzobispo detiene a Acieroy, toma el papel enrollado que Leto les tiende y lo lee.

Al firmar este documento, yo me comprometo a estar donde Impen Infernu esté cuando quede solo un día para el banquete que ocurrirá en el Castillo Corazón de Moloplace. Este documento es irrevocable.

Firmas:

-Spider

-Solitaire

-Póker

Samael: ¿Qué significa esto?

Leto: Es un contrato de Impen, la persona que teletransportó a todos de los túneles. Aparentemente planeaba un ataque al Archiduque de Moloplace.

Samael: ¡...! Un ataque a Moloplace...

Acieroy: O sea que tú no...

Leto: Oí la conversación entre esos dos borrachos y me acerqué para obtener información, gracias por el ataque por cierto.

Acieroy: Te he juzgado mal.

Leto: No pasa nada, si no me hubieses golpeado no habríamos obtenido este contrato. No es un papel cualquiera, cuando dice “yo me comprometo a estar donde Impen Infernu está cuando quede solo un día para el banquete” lo dice literalmente. Si lo firmamos, nos teletransportará hacia allí ese día.

Samael: Eso nos ahorraría el viaje de varios días hasta el Castillo, y pensar que antes estábamos tan cerca...

Acieroy: ¡Habrá que firmarlo entonces!

Spider: Disculpe, señor Samael, ¿puedo consultar qué está sucediendo aquí?

De vuelta a los calabozos, Mirei y Pride están que echan chispas luego de separarse del resto y haberse lanzado unas cuantas frases insultantes mutuamente.

Pride: Como te decía, mi superioridad ante ti-

Mirei: ¡Shh!

Pride: ¿Ahora recurres a callarme para no oír mis increíbles y elocuentes argumentos?

Mirei: No, tonto, hay guardias allí delante.

Pride: Mmh, son tres. Sin mis sorprendentes artilugios no tengo tanta capacidad de combate.

Mirei: ¿Es una forma de decir que eres un debilucho?

Pride: Calla y hazme caso. Si te metes por la ventilación, podrás acabar con esos dos sin que se percaten. Yo me encargaré del otro.

Mirei: Tch... Está bien.

La Bestia Roja se mete a través del ducto de ventilación y aparece justo detrás de dos guardias, abre la escotilla con cuidado y luego choca la cabeza de ambos guardias entre sí, noqueándolos. Luego, Pride se dirige a acabar con el que queda cuando se percata de una cosa.

Pride: Mierda, un Den Den Mushi de grabación, suerte que no nos ha visto...

El doctor toma una piedrita del suelo del calabozo y se dispone a usarla, pero luego nota lo obvio.

Pride: Me falta fuerza, otra vez.

Mirei: ¡Aquí, dámela!

Pride: ...Está bien, pero tienes que lanzarla exactamente en un ángulo de 78º, así le darás al Den Den Mushi y luego al guardia.

A regañadientes, Pride le entrega la piedra a Mirei no sin antes acomodarle el brazo en el ángulo antes mencionado. Como fue pronosticado por el doctor, el lanzamiento de la chica rebota en el caracol y le da al guardia justo en la cabeza, deshabilitando a ambos objetivos sin hacer saltar las alarmas.

Mirei: Vale, por esta vez te permito fardar.

Pride: ¿Fardar? Pero si yo no no pude hacer...

Mirei: Calla, hicimos un buen equipo, no lo arruines.

Por otro lado, una persona que había estado escondida observando la batalla sucedida previamente en el bosque tenebroso se halla contactando con alguien.

Evelynn: ¡Su majestad! La situación en Arsis es mucho más crítica de lo que pensábamos, el mensajero ha perdido un brazo ante un enemigo increíblemente poderoso proveniente de Moloplace.

Centurias: ¡¡...!! Han... Mutilado de Faidit. Esto es personal, Evelynn. Enviaré a todas las tropas con los mejores hombres y mujeres de Ariefois. Se ha declarado la guerra contra Moloplace.

Evelynn: Entendido, mi rey. Actualmente me estoy dirigiendo hacia el Castillo tan rápido como puedo y prepararé el camino para el ejército.

Volviendo al grupo de Pride y Mirei, ambos han pasado un buen rato en silencio, el doctor empieza a notar que Mirei no se encuentra del todo bien.

Pride: Oye... ¿Te pasa algo? Normalmente hablas más, aunque sea solo para insultarme.

Mirei: ...Emh, no es nada, solo es que he estado intentando contactarme con Ikari. No puedo sentirla, ni oírla, me preocupa que le hayan hecho algo malo.

Pride: ¿Y no es eso una bendición? Entiendo que pueda ser una buena arma, pero muchas veces hace que pierdas el control. Además, ya mostraste que puedes defenderte sin ella.

Mirei: No, no lo entiendes. Quizás resulte extraño porque parece un monstruo que solo quiere matar a todo el mundo, pero... Yo no la veo solo como un arma.

Pride: Mhh... Sí, la verdad es que no lo comprendo.

Mirei: Al principio la odiaba, la detestaba con todo mi corazón. Me convertía en un monstruo y me hacía hacer cosas horribles...


En el laboratorio de los túneles, hace 14 años. Rexius se encuentra apreciando su máquina que tiene como inscripción “I.K.A.R.I”.

Rexius: (Y pensar que el recipiente perfecto para la Bestia Roja sería una simple niña huérfana. Sus problemas con el control de la ira le proveen de una conexión casi perfecta con Ikari... Ha sido todo un éxito.)

Dr. Hoffen: Señor Rexius, la niña ya ha sido enviada a Moloplace para que... El plan comience.

Rexius: Perfecto, entrégame el aparato para controlar sus niveles de ira.

Dr. Hoffen: Aquí tiene, señor. Mi esposa fue evacuada del Castillo como prometió, ¿Cierto?

En el Castillo Corazón, mientras tanto.

Mirei/Ikari: ¡¡GRAAAAAAAHHHH!! ¡LOS MATARÉ A TODOS!

Guardia: ¡Todos en fila, no podemos permitir que llegue a los aposentos del Archiduque!

Guardia 2: ¿Pero qué es esta bestia?

Guardia 3: ¿Dónde rayos está la General Real?

Guardia 4: ¡Demonios! ¡Debería estar aquí!

Pero la General Real no iba a poder hacerse presente para proteger a su Archiduque, puesto que en otra parte del Castillo, su pecho estaba siendo atravesado por una espada.

One Plus Two: Diste buena pelea, a eso tengo que dártelo, eres una mujer dura.

Emma Hoffen: M-maldito... Más te vale que... Dejes a Herwell y a mi niño en paz...

One Plus Two: Tranquila, no tengo órdenes de matarlos por el momento. Oh... Ya está muerta. Sniff... Qué trágico... Una madre solo pensando en su familia antes de morir... Qué desdicha, no puedo contener las lágrimas...

Por otro lado, Mirei manda a volar a todos los numerosos guardias con suma facilidad, quemándolos en el proceso.

Mirei/Ikari: ¡GRAHH! ¡ME LAS PAGARÁN! ¡LOS QUEMARÉ POR LO QUE ME HICIERON!

Con una gran bola de fuego, la Bestia Roja calcina la puerta de hierro que protege al Archiduque, el cual se encuentra aterrorizado en el suelo.

Archiduque: ¡No, no! ¡Por favor, te pagaré, te daré lo que más desees!

Mirei/Ikari: ¡¡GRAAAAAH!!

Más tarde, tanto en Citania como en Yesuikristia, una bestia roja colosal envuelta en llamas ha causado la destrucción más absoluta, ni siquiera los generales reales han logrado hacerle frente. Sin embargo, un gran salvador ha aparecido para detener la masacre.

Rexius: ¡Tranquilos, habitantes de Arsis! ¡Yo me encargaré de esta abominable bestia!

Y con un solo movimiento de su mano, y apretando disimuladamente el botón de su artefacto controlador de ira, Rexius logra doblegar a la gran bestia. El gran héroe se alza sobre su enemigo, tomando su legítimo lugar como Archiduque de Moloplace tras la muerte del anterior en manos de la bestia roja.


Pride: Y... ¿Cómo dejaste de odiarla?

Mirei: Llevo toda mi vida sintiendo lo que siente, escuchándola, compartiendo mis pensamientos con ella. Muchas veces es difícil descifrarla, pero... Cuando se enoja no solo siento su ira, también hay algo de dolor, y algo de tristeza. Creo que tendría que conocer toda su historia para poder juzgarla.

Pride: ¡Armas!

Mirei: Ya te dije que no es solo un arma, ¿no oíste nada de lo que hablé?

Pride: No, no, allí, creo que eso es el almacén donde guardan nuestras armas.

Mirei: Oh, sí, tiene pinta...

Pride: Mira, si te hace sentir mejor, lo más seguro es que solo hayan modificado tu collar para atenuar casi por completo tu ira, por eso es que no puedes sentirla.

Mirei: Ups, parece que la puerta está cerrada con llave.

Pride: No pasa nada, antes guardé un poco de la baba del Den Den Mushi que derribaste. Mezclada con un poco de agua salada se convierte en un ácido muy potente que derrite incluso el hierro.

Mirei: Iugh... Asqueroso, pero útil.

Tras deshacer la cerradura con el ácido, el doctor y la revolucionaria logran ingresar al almacén, donde el primero encuentra su guantelete y la espada de Faidit.

Pride: Perfecto.

Mirei: Mira, ¡Aquí hay herramientas!

Pride: Son un poco precarias pero deberían bastar para hacerle unos ajustes a tu collar.

Mirei: Oh... Creí que pensabas que solo era una bestia incontrolable.

Pride: Y lo es, cállate y déjame trabajar.

Pride se aproxima con su destornillador y unas pinzas al cuello de Mirei, comenzando a modificar el aparato. Aunque tras unos segundos, se da cuenta de que su compañera tiene la cara roja como un tomate.

Pride: ¡...! ¿Tan rápido apareció Ikari? Pero no se supone que...

Mirei: ¡No, idiota! Tenías tu fea cara demasiado cerca de mi.

Pride: Oh... Mira, si fuera por mí te quitaría el collar para trabajar lejos de tu horrible rostro, pero si hago eso podría empezar a dar pitidos y alertar a todos los guardias.

Mirei: Heh... Esto me recuerda mucho a cuando éramos niños.

Capitulo 44: Recuerdo

Mirei: ¿V…vas a tardar mucho todavía?

Pride: Algo, pero no tanto. Y si dices algo más de mi cara, juro que te clavo el destornillador en un ojo.

Mirei: No es eso, tarado. Te …te huele la boca.

Pride: Tche … y tú olerás a rosas. Ninguno se ha bañado o tenido una pizca de higiene personal en  casi una semana.

Mirei: Cierto… cierto

Sus miradas vuelven a chocarse. En ellas hay su molestia usual hacia el otro, pero también algo más, algo como ¿Añoro? Con vergüenza en sus caras al notarlo, ambos alejan el rostro, pero en su lejano mirar, están rememorando un tiempo donde todo era más sencillo, solo en apariencia en realidad, pero aún así, algo en lo que piensan con nostalgia. Es el día que se conocieron, antes de que todo se fuera al demonio, o más bien , cuando todo comenzó a irse a.



Años atrás…

Una niña pequeña está sentada en una mesa de consultorio. No tiene nada puesto más que una bata blanca de hospital, lo que no sería raro de no ser porque no está en un hospital.. Con ella hay dos personas. Uno de aspecto “científicoso” le hace un examen físico, el otro, más “noblezco” , observa únicamente desde una distancia prudencial. No son otros que Mirei, Rexius y el Doctor Hoffen.

Mirei: ¡Ya me canse!

Dr. Hoffen: Solo unas pruebas más, pequeña.

Mirei: ¡Que no quiero!

La pequeña, para alarma del médico, agarra la linterna con la que le están revisando y la arroja, casi dándole en la cabeza a Rexius de no ser porque este se mueve, y aún así, el hombre

Dr. Howell: Tal vez… ¿ necesitemos un elemento diferente para el Proyecto?

Rexius: No. Es perfecta. Solo hay que…

¿???: ¡Papi! ¡Papi!

La mueca torcida de felicidad de Rexius desaparece de su cara al oír la voz del hijito de Howell, el que en un futuro sera llamado Pride, el cual entra corriendo entusiasmado ante su avergonzado padre, que lo toma en brazos.

“Pride”: ¡Mami volvió de su expedición!

Dr. Howell: excelentes noticias, mi niño. Pero te dije que no podías entrar aquí. Ahora ve con ella y los alcanzaré en la noche para cenar.

“Pride”: Si, papi…

Dr. Howell: Lamento la intromisión, señor.

Rexius: Tranquilo. Es una advertencia. Tenemos que mover el proyecto a un lugar más alejado.

Ajeno a la conversación de los adultos, el pequeño se ve decepcionado, y va a salir del cuarto , pero entonces siente una mirada. No es su amado padre, no es el tremebundo Rexius, sino la niña de ojos curiosos y bata de hospital.

“Pride”: ¡Hola!

El rara vez ve otros niños. Y cuando los ve, generalmente le rechazan por su aspecto, pero eso no es razón para no intentar hacer nuevos amigos. La niña, por su parte, al recibir una sonrisa del diminuto y sonriente niño, no puede evitar sonreírle de vuelta.

Mirei: ¡Hola!



Pride: Ya está.

Mirei: Oh …Ok.

El hombre finalmente se le quita del cuello, considerando su trabajo terminado. El collar tiene una luz menos funcionando en comparación a hace unos minutos.

Pride: Ahora… intenta enojarte… ¡Pero solo un poco!

Mirei: A ver. Cosas que enojan. El mal aliento de Pride, la cara de Pride…

Pero sorprendentemente, esto no la molesta, al menos no lo suficiente, así que tiene que intentar otra cosa.

Mirei: ¡Ser capturada!

La chica comienza a enrojecerse, pero ni siquiera alcanza a enojarse mucho, pues una lágrima le recorre la mejilla.

Mirei: ¡Ikari!

La chica “abraza”  a su contraparte furiosa, y  vuelve a la normalidad, mientras se seca los ojos.

Mirei: Gracias…

Pride:…De nada… Ehem. Busquemos al caballero y al tonto grande. Querrán la espada de vuelta.

Mirei: Si.

A la vez que el grupo científico/revolucionaria está en su avanzadilla, la dupla conformada por el vendedor y el noble avanzan con sigilo por otro pasillo del Castillo Corazón. O eso, de no ser por Marke.

Marke: ¿A dónde vamos, estimado señor de armadura brillante? Y ahora que lo pienso, nunca pude preguntarle. ¿Es de plata? ¿Si es de plata, me dejaría venderla, le prometo la módica suma del 5 por ciento de la venta por ella?

Sylvain: Shhhh.

Marke: ¿Eso es un si? ¡Excelente! ¡Eres todo un BIG SHOT!

Sylvain: ¡Mercader, silencio!

Marke: ¿¡No quieres comprar las cortinas de seda para castillos marca Marke!?

Sylvain: Te juro que si no te callas voy a romperte las cuerdas bucales a puntapies.

El joven noble sabía que eso pasaría, por eso decidió ir con el precisamente. Pero no por eso no deja de ser una absoluta patada en los testículos. El verde vendedor no deja de saltar por todos lados, decir eso del Big Show, ocasionalmente decir Mike de forma turbia, y tratar de venderle cosas que encuentra en los propios pasillos.

Marke: Las cortinas de seda para castillos marca Marke están en descuento . ¡Solo durará esta hora! ¡Llame ya!

Sylvain: Por enésima vez, no.

El noble se voltea para intentar ignorarle, pero esto prueba ser un craso error pues llegan a una intersección de cuatro vías, y mientras Sylvain intenta buscar la vía libre

Marke: Hey, hey, hey, hey,hey ¡¿Qué veo ahí!?  ¡¿Un cliente potencial?! ¡Allá voy!

…Sale corriendo.

Sylvain: (susurrando)  ¿¡A dónde coños vas!?

Obligado a ir tras el, el grolivino corre. No obstante, siente mucho dolor y le cuesta llegar hasta su molesto aliado. Su pierna después de todo, está permanentemente tullida, y el lugar en que está o más bien a quien le pertenece, es un recordatorio constante de porque está así. Finalmente, logra alcanzar a Marke, molesto de que hay alguien más con él a quien seguro intenta venderle cosas.

Sylvain: Este idiota ya logro hacer que nos descubran. Tendré que ensuciarme las… las..

Pero su dolor físico pronto pasa a ser del corazón, al ver que la persona que Marke intenta venderle cortinas no es otra que… la esposa de Rexius.

Sylvain: Dormé…

Han pasado cinco años desde la última vez que la vio. A la mujer que para el brilla como un sol. Su luz. Su amada. A la que perdió… por culpa de Rexius.



La joven doncella dorada y su plateado y gallardo caballero están acostados en el suelo del bosque, tranquilamente disfrutando su tiempo juntos. Sus elegantes atuendos y portes altivos manchados de tierra y ramitas. Solo miran el cielo. A los lejos, se oyen los gritos de los sirvientes. Los buscan de nuevo.

Dormé:. ¿No deberíamos volver ya? Si mi padre se entera que no estoy se enojara.

Pero el simplemente acurruca su cabeza en el hombro de ella.

Sylvain: Solo unos minutos más, por favor. Mañana inicia el periodo antes de la boda, y no sé si resistiré sin verte tanto tiempo.

Dormé: Solo serán unos días. Luego estaremos juntos para siempre.

Sylvain sonríe al pensar en ello. Feliz para siempre junto a la chica que ha amado desde su más tierna infancia. Con ella, no hay protocolos, no hay modales ni manierismos que deben seguir. Son solo dos chicos normales, que se adoran a morir.

Dormé: ¿Podrás resistir, mi señor?

Sylvain: No me digas , señor. Amor mío. Por favor.

Dormé: Como desees, mi Sylvain.  Jijiji, seré tu esposa.

Sylvain: Je, y yo tu esposo. Mi Dormé.

El está a punto de darle un beso, per los gritos se intensifican en su busca. Sabiendo que ya no pueden prolongar lo inevitable, ambos se levantan y se arreglan la ropa. Para evitar habladurías posibles de las interacciones de dos jóvenes que no están casados aún, Dormé sale del bosque cinco minutos antes.

Dormé: Te veré pronto, amado mío.

Sylvain: Te esperaré en el altar.

Pero ella nunca llegó a su hogar ese día.

Sylvain: ¡Dormé!

Dormé: ¡Sylvain!

Sylvain: ¡…!

Luego, las ropas rotas, la sangre entre las piernas de ella, el dolor de las suyas, el horror de ambos, la risa desvergonzada de Rexius, la rabia de un padre.

Cierón:¿¡ Pero que podía esperar de un hombre sin honor como tú para proteger el de mi Dormé. ¡¿Cómo podría confiarte a mi hija después de esto!? ¡Si vuelves a Citania, te mandaré ejecutar!

Y luego, el evento que destruyó su felicidad  para siempre.

¡Que vivan los novios! ¡Que vivan Rexius y Dormé de Moloplace!



Sylvain: Dormé…

Ella no nota al principio que el está ahí, pues está mirando desinteresadamente lo que Marke le ofrece.

Marke: ¿¡Que me dice, señorita!? Una mujer bonita como usted merece cortinas bonitas

Pero la sombra que proyecta hace que fijé sus apagados ojos en él, abriéndolos con sorpresa.

Dormé: ¡…!

Marke: Hmmm… ¿Qué pasa?

Sylvain: Mi  Dor…

Por un momento va a llamarla “Mi Dormé”, pero ella hace tiempo que ya no es suya ni el de ella. Así que, tragándose su corazón, habla.

Sylvain: Dormé… Se que debes tener sentimientos encontrados al verme. Pero quiero que sepas... que lo siento… Lo siento y lamento mucho lo que te pasó, fue… fue mi culpa… y jamás… jamás …

Las lágrimas empiezan a bañar las mejillas del enorme hombre, sorprendiendo incluso al propio Marke que no entiende nada.

Sylvain: …Jamás me perdonaré por ello. Pero quiero que sepas, que aunque ya nunca podrás corresponder a mis sentimientos, nunca, nunca dejaré de luchar por tu honor y en tu honor.

Ella no dice nada, solo permanece pasmada, dejando al hombre decir aquello que tanto le aflige.

Sylvain: Siempre te amaré, Dormé.

Él se arrodilla ante ella, sufriendo por su pierna mala y por su corazón, aún llorando, no atreviéndose a mirarla a la cara. Pero ella , estando a su altura ahora, se acerca y le alza el rostro.

Dormé: Tu…

El hombre la observa esperanzado, casi asustado mientras ella le mira con fuerza, como si quisiera besarlo. Pero lo que dice ella, le destroza de nuevo.

Dormé: Tu rostro… me parece familiar

El noble plateado reacciona impactado, ella ¿No lo recuerda?

Sylvain: ¿Dormé? Soy …soy yo… no me reconoces?

Ella niega lentamente con la cabeza tras un rato de inspeccionar sus rasgos, llenándolo de más desesperación. Ya le dolía no poder estar con ella, pero parece que no esta ni en sus recuerdos.

Sylvain: ¡Soy yo!¡Nos conocimos en Grolive desde niños! ¡Estuvimos juntos toda la vida! ¡Nos escapábamos de los sirvientes en el bosque! ¡ Te regalé el collar que estás usando!

La mujer se toca el cuello confundida, y más cuando ve que el altísimo caballero porta la misma joya en su cinto.

Sylvain:  ¿¡Lo recuerdas?! ¡Soy Sylvain! ¡Sylvain!

Dormé: Sylvain… ¡Aghhh!

Súbitamente, ella se agarra la tiara de su cabeza como si le apretara.  Siente la cabeza estallarle.

Sylvain: ¡¿Dormé?! ¡¿Qué pasa!?

El tiene que agarrarla para que no caiga al suelo del dolor, como si no estuvieran jodidas sus emociones, ahora siente miedo.

Sylvain: ¡Dormé! ¿¡Qué sucede!? ¿¡Qué tienes!?

Marke: No va a saber quién eres.

Sylvain: ¿Huh?

El plateado se gira hacia su compañero solo para ver sus gafas de colores vueltas grises una vez más, está lucido de nuevo.

Marke: Ella no recuerda nada. Le han hecho lo que a mí.

Los ojos de Sylvain se dilatan de horror, y entonces, se da cuenta.

Dios le ha quitado sus memorias.

Capítulo 45: Un puñetero mapa

Guardia: Sí, ayer por fin me terminé el libro que me dejaste

Guardia: Y dime, ¿qué te ha parecido?

Guardia: No ha estado mal, ¿de quién es?

Guardia: Lo escribió una persona muy conocida.

Guardia: Ah, pues entonces no me gusta, no me gusta nad…

Antes de acabar la frase unas enormes manos agarraron la cabeza de ambos guardias, chocándolas una contra la otra y dejándolos en el suelo inconscientes, dichas manos pertenecían a Buhroi, quien retomó su camino junto a Faidit, aunque todo los que les rodeaba era pared y laberínticos pasillos.

Buhroi: ¿Tú bien?

Faidit: ¿Eh?, ah, sí, aún no me acostumbro a no tener brazo, pero bueno, por suerte puedo manejar mi espada con una sola mano.

Buhroi: Pena no poder hablar con amigos, poder que ellos ya encontrar espada.

Faidit: Ya… si solo tuviéramos unos caracolófonos al lad… ¡OH DIOS!

Buhroi: ¿Qué pasar, enemigo?

Faidit: ¡TENÍA QUE MANDAR REPORTES A ARIEFOIS PARA INFORMAR DE LA SITUACIÓN Y SE ME HA OLVIDADO, DIOS MÍO, LA MAESTRA EVELYNN ME VA A MATAR!

Buhroi: Buhroi no entender palabras mágicas.

Faidit: Bueno… lo hecho hecho, deberíamos de darnos prisa.

Buhroi: Eso Buhroi sí entenderlo.

Faidit: Por cierto, qué raro se me hace verte sin la caña y el diente ese.

Buhroi: ¿Eh?

Faidit: Aunque más raro me parece que ni siquiera lo hayas mencionado.

Buhroi: Ya…

Faidit: ¿Te pasa al…?

???: ¿QUÉ VEN MIS OJOS?

Buhroi: ¡!

Faidit: ¿Quién…?

Una misteriosa y gran figura humana corría hacia el caballero y el sacerdote mientras gritaba a voces.

???: ¡¿SERÁN ESTOS POR FIN LOS COMPRADORES DEL IMPRESIONATORIO LÁSER  CUah, sois vosotros.

El misterioso y ruidoso hombre no era otro que Marke, mientras que Sylvain iba detrás de él con una Dormé inconsciente a la espalda.

Sylvain: Cretinos, ¿qué hacéis aquí?, teníamos que separarnos, esto es por culpa de tu maldito sentido de la orientación.

Marke: Yo solo me dedico a oler donde hayan clientes potenciales más cerca, ¿queréis comp…?

Buhroi: Hombre de colorines callar.

Marke: Borde.

Faidit: Sylvain.

Sylvain: Qué.

Faidit: ¿Sabes que llevas a una mujer inconsciente a la espalda?

Sylvain: No tengo porqué darte explicaciones, además mi objetivo ha cambiado.

Buhroi: ¿Objetivo?

Sylvain: Si lo que ha dicho el vendemulas este es cierto, necesito encontrar a ese tal Dios.

Faidit: Es verdad, ahora que lo pienso, estaba con nosotros en el bosque cuando nos atraparon, pero no en las celdas.

Buhroi: ¿Dónde poder estar tipo raro?

Faidit: Marke, ¿sabes si Rexius tiene otro laboratorio por aquí?

Marke: No, no tiene, y si lo tuviera tampoco me acordaría, ese tipo era de hacer los experimentos y cuando terminada, destruirlo todo para borrar pruebas.

Buhroi: Buhroi tener pregunta desde hace tiempo.

Marke: ¿Eh?

Buhroi: ¿Mujer estar inconsciente cuando la encontrasteis?

Sylvain: Tsch… bastardo.

Marke: Eh, no me mires, eras tú el que decía que quería “Rescatarla”, y esa maravillosa PÍLDORA DE PROTEÍNA GLUCOICA DEL SUEÑO SOMNÍFERO ONÍRICO MS-2 viene de perlas, y por ser tú te haré una rebaja del 15%.

Sylvain: Eres un…

Marke: Mejor 10%.

Faidit: Entonces… estamos buscando: nuestras armas, la salida, a Rexius y al Dios ese sin un mapa ni tener ni idea de dónde estamos.

Marke: Diciéndolo así nos haces sonar estúpidos.

Buhroi: Inteligencia no ser fuerte de Buhroi.

Sylvain: VAIS A DEJAR DE DECIR ESTÚPIDECES POR UN MOMEN…

Mientras tanto, en un lugar desconocido en el interior de Moloplace…

En una habitación muy ostentosa, con lujos, estandartes, retratos antiguos y sofás de terciopelo rojo, se encuentran dos personas, una de ellas es un hombre con cota de mallas y una espada larga a la cintura dentro de su guarda, el otro no es otro que el mismo D105, haciendo sus cosas, moviéndose por toda la habitación tocando y mirando todo.

Guardia: *Suspiro* … ¿Por qué el Archiduque Rexius me habrá mandado a vigilar a este tipo, quién es de todas formas?

D105: ¡Hey, mira esto, y esto!

Guardia: ¡Que sí, ya lo he visto, cállate!

D105: Jopetas, me gustaba más el tipo del sombrero grande, él era simpático conmigo.

Guardia: Tsch… no sé qué valor puede tener para el archiduque un tipo como este.

D105: Eh, ¿qué murmullas?, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh…

Al guardia ya le comenzaban a cansar los comentarios de D105, así que finalmente apretó uno de sus puños…

Guardia: ¡¡¡CÁLLATE!!!

…y propinar un fuerte puñetazo a D105 en la cara, lanzándole y haciendo que se golpease fuertemente contra el suelo, dejándolo inmóvil.

Guardia: Tsch, qué pesado, levántate, como Rexius se haya dado cuenta de que te he dejado fuera de combate me va a caer la del pulpo.

D105: …

Guardia: Eh, tú.

El hombre se acercó hacia D105, agachándose y poniendo su cabeza cerca de la suya para hablarle y que reaccionara.

Guardia: Responde, tampoco quería…

Pero en ese momento, D105 algo ambos brazos y agarraron al guardia del cuello…

Guardia: …

D105: ¡¡¡CÁLLATE TÚ Y EL DESGRACIADO DE TU JEFE!!!

…y lanzarlo por encima de él tirándolo al suelo, cayendo sobre su propia cabeza y dejando a este completamente inconsciente.

D105: …

Sin embargo, el barbudo no parecía contento con la situación, un sudor le recorría por todo el cuerpo, así como una expresión de terror en su cara mientras se agarraba la cabeza con ambas manos.

D105: Lo… recuerdo…

¡¡¡LO RECUERDO TODO!!!

Capítulo 46: Remanentes del Grimorio

Impen se encuentra caminando por los pasillos cargando con el cuerpo inerte de Jammer, el conoce la ubicación de todo lo que hay en ese lugar, y va directo a un punto en específico, la cámara del tesoro. ¿El motivo? Una idea que se ha pasado por su cabeza tras su captura sin motivo y la completa despreocupación de su jefe a pesar de que nunca supo de sus planes reales. Mientrás camina, se va encontrando con varios guardas, con los que facilmente acaba gracias al poder de su fruta y sus peligrosos huesos espinas.

Impen: Esto de cargar con un peso muerto me está frenando demasiado, Jammer, si estás aquí despierta de una maldita vez y lárgate.

Pero no obtiene respuesta...

Impen: Demonios. (Empieza a pensar mientras avanza y se lleva la mano al costado) Si "eso" se encuentra en este lugar, esta última década de busqueda y trabajo duro por fin terminará, tras nueve años sin conseguir nada en claro. Nueve años tras mi primera vez en esta isla.


Impen se ha adentrado en las cavernas tras un año de analisis, preparación y entrenamiento para cumplir su primer gran trabajo de su empresa. Tras un par de meses de búsqueda sin descanso por fin encuentra lo que busca, una cripta sellada, aunque no tan tan antigua. Tras abrir y entrar, encuentra una sala vacía, con un atril y un libro, el Grimorio.

Impen: Te tengo, ahora a Yesuikristia a entregarte.

Mientras está de camino, no puede parar de pensar como algo aparentemente tan normal como un libro sea el causante de muchos mitos e historias del pasado que sobreviven hasta el día de hoy.

Impen: ¿Como fuiste capaz de crear al Demonio Ikari y al Dios Supremo tu solito? ¿O cómo acabaste en ese lugar? ¿Acaso alguien te usó indevidamente?

Tras esto no puede evitar reirse levemente.

Impen: Impipipi, como va a ser eso verdad. Ya tengo registros que esa tal Ikari no era otra persona que una mujer llamada Ikari Go y que el Dios Supremo es una leyenda que surge de cuando alguien entraba en el bosque y volvía sin memoria. La segunda es fácil de explicar, en el bosque crece una seta que hace "un reinicio cerebral" y la primera, bueno, ya sabemos como trataban a las mujeres en esa época. Aunque... Los numerosos registros y datos verificados me hacen pensar lo contrarío...

Impen para y mira el libro, sabe que no debe mirar dentro según el encargo, pero siempre fue un apasionado de la búsqueda de la verdad y la justicia.

Impen: Bueno, todo sea por la verdad.

Tras llegar a Yesuikristia de noche, busca un lugar apartado y enciende un candil, para poder leer bien antes de que llegue la hora. Abre el libro y ve el índice, hechizos curativos, potenciadores, de apoyo y demoníacos capitales. Los últimos le llaman la atención, y va directo a mirarlo, en la introducción pone algo simple, hechizos de sellos y trasformación de siete tipos, pero cuando llega al tercero ve las páginas arrancadas exepto la narrativa de ese demonio, Pecado de la Avaricia, Mammon, poderes que permiten adueñarse de cualquier propiedad, condición o recuerdos y memorias de cualquier persona. Y cuando llega al quinto sucede igual. Pecado de la Ira, Amon, poderes que permiten aumento de fuerza, descontrol, despliegue de diablillos y fuerza y tamaño sobrehumanos con poder elemental ígneo.

Impen: Entonces todo era verdad, el gran incendio demoníaco de Ikari y el masivo castigo del Dios Supremo fueron verdad, propiciado por este artefacto...

Plas

Un paso se escucha a su espalda, por lo que Impen cierra el libro y se transforma por si es un ladrón, pero para su sorpresa solo era su cliente.

Impen: Oh, solo eras tú.

Rexius: ¿Estabas leyéndolo?

Impen: Sip, pero ahora tengo una pregunta. ¿Para que vas a usar esto?

Rexius: Como si te lo fuera a decir.

De repente, algo se le clava en el cuello y se suelta. A lo que Rexius aprovecha para gritar.

Rexius: ¡UN MALÉVOLO Y PECADOR DEMONIO! ¡¡AQUÍ HAY UN DEMONIO COMO IKARI QUE TRAICIONÓ AL DIOS SUPREMO!!

Impen: Buen intento, pero puedo destransformarme cuando sea.

Pero al intentarlo, no puede hacerlo.

Impen: ¿Pero qué demonios? ¿Qué me hiciste?

Rexius: Yo que tu me preguntaría que van a hacer contigo.

Una multitud enfadada y fielmente creyente se amotinan alrededor del demonio, a gritos y rezos rogando por sus almas y ayuda de su Dios. Impen ante esto pierde de vista a Rexius que desaparece, a lo que resta importancia y trata de solucionar la confusión.

Impen: Señoras, señores, no hay de que alarmarse, no soy un demonio real pese a mi aspecto, soy un humano que...

Pero se ve interrumpido por un disparo que logra parar con sus huesos espinas de pura casualidad, haciendo que la bala rebote y le de a una mujer en el hombro, lo cual causa la ira de la muchedumbre, que se abalanza a por él.

Impen: ¡No quiero hacerles daño!

El sabe que pese al numero de amotinados, su habilidad le protege en gran medida y que a su vez está bien entrenado, pero algo sucede. Agua bendita le salpica el cuerpo, y para su sorpresa le quema y le hace retorcerse de dolor, cayendo sin más remedio al suelo donde es pisoteado, apalizado y agredido. Pero estos golpes en verdad a penas le causan daño, pero sigue asustado por lo que acaba de pasar, por lo que busca en el libro algo que le pueda ayudar cuando una cruz impacta en su costado y le hace dolerse muchísimo para su sorpresa, leyendo el primer hechizo que pilla y generando un portal que le permite escapar.

Hombre: ¿Y el demonio?

Mujer: Se lo ha tragado la tierra, ha vuelto al infierno.

Hombre: ¡Lo conseguimos!

Pero realmente Impen a conseguido escapar y está sorprendentemente en su casa que se encuentra en una isla lejana, retorciendose de dolor aún en su forma demonio.

Impen: Agh. ¿Por qué no puedo destransformarme?


Impen: Tras eso aprendí el Geppo y me di cuenta que podía volver a mi forma humana en el aire por algún motivo que aún desconozco. Pero lo importante ahora es... ¿siempre lo tuvo?

Tras avanzar lo suficiente, llega por fin a la cámara del tesoro que no tarda en forzar, viendo dentro gran cantidad de riquesas pero, aún más importante, unas páginas tras una vitrina.

Impen: Siempre las tuviste y por eso sabías de su existencia, que perro malnacido eres, Rexius. Jammer, no se si me escuchas o no, pero tienes que llevar urgentemente estas páginas al grupo y decirles que las protejan con su vida, que son la solución para Mirei y Marke probablemente por lo poco que se de ellos. Mientras yo recuperaré el Grimorio.

Jammer: Y aquí llega mi aparición estelar, dijo con voz grandiosa en el final de este episodio.

Impen: ¿Eh?

Dice el demonio viendo un caracol que se desliza por el techo.

Capítulo 47: ¿No quieres ser libre?

—¡Eh, cabezas de albaricoque! -se escuchó en la lejanía.

—¿Ya están aquí? -pensó Sylvain, al fondo del pasillo se encontraban Pride y Mirei, esta última llevando sobre su espalda todo tipo de objetos.

—Grupo estar reunido de nuevo -comentó Buhroi

—Bueno, faltan Jammer y Impen -puntualizó Faidit

—Uno está tieso y el otro es más impredecible que una lupa en un bosque -agregó Sylvain- Tampoco es que su presencia sea esencial.

—¡¡OH, VEO QUE TRAEIS POTENCIALES HERRAMIENTAS PARA OBTENER STONKS!! -gritó Marke acercándose a Mirei y a su pila de objetos.

—Encontramos un almacen con todo tipo de cosas, así que pensamos que estaría bien traerlas -explicó Pride- Para empezar... -el doctor le arrojó una espada a Faidit, el cual pese a estar manco la agarró en el aire con suma facilidad- Así ya no serás tan asquerosamente inútil. Y para ti, Marke, toma el resto -Mirei le lanzó al comerciante una montaña entera de cachibaches- Creo que algunos son tuyos, por eso de que tienen grabado en grande "MARKE.TM"

—¡¡Mis bebes!! ¡¡¡Como os eché de menos!!! -Marke comenzó a guardarse todos y cada uno de los objetos dentro de su gabardina y de su sombrero

—¿Cómo te cabe todo? -le preguntó Mirei atónita, la montaña de objetos era casi más grande que el propio Marke

—¡¡HAHAHA, ESO LE DIJE A.. -el comentario obsceno de Marke fue interrumpido por Sylvain que le mandó al suelo de un golpe en la cabeza

—Vulgar -dijo Sylvain mirándole con asco.

—¿Y esa mujer? -preguntó Mirei observando a la inconsciente Dormé

—Oh... Ella es mi... Ella es Dormé -explicó Sylvain- El motivo por el cual vine a la isla.

—Ah, la novia -entendió rapidamente Pride- ¿Está bien?

—No... Por si no hubiese sufrido ya lo suficiente, al parecer D105 le robó las memorias. -le contó Sylvain

—El hombre barbudo -recordó Mirei

—El hombre barbudo que tiene una planta carnivora de 300 metros -completó Pride la descipción.

—Sin embargo, recordé el dial de sonido que encontramos en el laboratorio -empezó a hablar Sylvain, la mera mención de esa grabación puso en tensión tanto a Pride como a Mirei- Decía que el guardia de Rexius había perdido sus memorias por entrar en contacto con la planta, pero que al controlarla lograron devolvérselas.

—¡¡ESPERA, ESPERA!! -Marke se alarmó tras oir a Sylvain- ¿¡QUIERES QUE DESPERTEMOS A ESA COSA!?

—¡Marke, si logramos controlarla, también podemos devolvértelas a ti! ¿¡No quieres eso!? -le afrontó el noble

—No... No estoy diciendo que no quiera... -las gafas de Marke volvían a ser grises- Pero es muy peligroso... No lo entendeis... -el comerciante no podía dejar de recordar el momento en que perdió sus memorias: temblando incontrolablemente en frente de la babeante y descomunal boca del Dios Supremo- Realmente es un Dios... No tiene otra explicación...

Sylvain apoyó su mano sobre su hombro —Cuando estemos ahi, te prometo por mis antepasados, por todo mi linaje, incluso por... Dormé -jurar por esta persona fue extremadamente duro para el noble, sintiendo a su pecho encogerse tras pronunciar el nombre- Que no dejaré que esa planta te haga nada, ¿de acuerdo?

—D-de.. de acuerdo... -aceptó Marke con cierta inseguridad- Por cierto...

—¿Si? -le preguntó Sylvain

—¡¡Para consolidar un trato se sostienen las manos, no el hombro!! ¡¡Eso se aprende en primero de economia!! -exclamó Marke regresando a su locura, provocando el inmediato desagrado de Sylvain, el cual apartó su mano.

—Así que por favor... -dijo Sylvain regresando al tema, enfocando su mirada en todo el grupo- ¡Ayudadme a recuperar a Dormé! -el noble dejó de lado su orgullo para postrarse en frente a sus compañeros, totalmente consciente de que sin ayuda sería incapaz de conseguir su objetivo- ¡¡Por favor, yo deseo matar a Rexius tanto como vosotros pero por favor, por favor, necesito vuestra ayuda para salvar a Dormé!!

—Como se nota que su cabeza no da para más... -murmuró Pride

—¿¡Ah!? -respondió molesto Sylvain

—Sir Sylvain, yo soy muy inocente, pero creo que usted lo es más... -agregó Sylvain

—¿Ah? -Sylvain pasó de la ira a la conmoción, ¿Incluso Faidit se negaba? ¿El siempre-dipuesto Faidit?

—Hombre blanco no entender situacion -dijo también Buhroi

—¡¡Te falta ojo para los negocios, chicuelo, es evidente!! -añadió Marke

—¿Evidente? -comentó Sylvain sin entender la situación

—No hacía falta ni que nos lo dijeras -dijo Mirei

—Buhroi ya asumir que siguiente paso ser salvar a chica sin memoria -contestó Buhroi

—Tch, verte postrado en el suelo me da nauseas, ten algo de orgullo y levántate -dijo Pride

—¡¡Ya veras, Sylvain!! ¡¡Ya verás como todo acaba bien!! -le comentó Faidit efusivo

—¡Y una vez recupere la memoria será otra potencial compradora! -clamó Marke

—¡Y luego le reventaremos la puta cabeza al archiduque! -añadió Pride lamiéndose los labios con sadismo

—Chicos... -El orgullo de Sylvain no fue capaz de contener sus emociones y las lágrimas empezaron a brotar por sus ojos- Muchas gracias... De verdad, muchas gracias...

Marke se acercó a él y se arrodilló hasta estar a su altura, cuando Sylvain le vio el rostro, sus ojos se abrieron como platos al ser testigo de algo inaudito: Marke tenía las lentes grises, sin embargo, por primera vez en toda la aventura, el color opaco de sus gafas iba acompañado por una sonrisa, una calmada y cálida sonrisa. —Gracias a ti -le dijo Marke.

El grupo entero se encontraba conmocionado por las palabras de Marke, sin embargo Sylvain empezaba a encontrarse avergonzado por la situación, levantándose rapidamente ligeramente ruborizado —En fin, vi a D105 siendo traido al castillo junto a nosotros, por lo que no debe de estar demasiado lejos.

—Sin embargo el cuarto debe de estar bien protegido, y yo sigo sin mis elixires, lo cual obviamente no es ningún problema ya que mi inteligencia infinita me permite emplear cualquier objeto como arma -explicó Pride- además el comerciante tampoco tiene su bastón.

—¡¡Eso no es problema!! -Jammer aterrizó en medio del grupo mediante una acrobacia- ¡¡Se vienen cositas!!

—¿No podías saludar como una persona normal? -le preguntó Mirei

—¡Nunca! -Jammer le lanzó su guantelete a Pride- ¡Encontré esto para ti! Sin embargo no tengo los elixires esos raros que llevabas en el pecho.

—No te preocupes -contestó Pride conectando el guantelete a su mano derecho, mientras se lo colocaba diversas agujas se fueron clavando en las venas del doctor- Tengo algunos elixires guardados en el guantelete, hah, vuelvo a estar en mi pináculo de poder. -dijo omitiendo el dolor de las agujas

—¡También tengo esto para ti! -Jammer le entregó el diente de Muroira a Buhroi

—¡¡DIENTE!! -exclamó sorprendido Buhroi al recibirla

—¡También sé donde está el Grimorio de Impen y el Bastón de las Maravillas! Sin embargo... ¡¡Será más dificil recuperar esas cosas!! -anunció Jammer

—¿Dónde las tiene guardada Rexius? -preguntó Sylvain

—¡¡Esa es la cosa!! ¡¡No las tiene guardadas!! -contestó Jammer- ¡El Bastón de las Maravillas lo tiene Pomeranian y el Grimorio lo tiene Uno Más Dos!!

—Como el cabrón se ponga a lanzarnos canicas mediante portales estaremos aún más fastidiados -murmuró Pride

—Ah sí, y el vampirito me pidió que os diera una cosa super importante, de esas que hay que proteger con la vida -Jammer sacó unas amarillentas páginas, se notaba que eran extremadamente antiguas

—¿Y esto? -preguntó Faidit observando las hojas- ¿En que idioma está?

Pride tragó saliva al ver las hojas —Esta es escritura del Siglo Vacío, la misma que está en los Poneglyphs

—Ni idea que es eso, ¿pero puedes leerlo? -le preguntó Mirei

—Hah, soy listo, pero no tanto, no tengo ni pajorela idea de que pone -respondió Pride- Aunque a lo mejor si miramos los dibujitos...

Sin embargo mirar los "dibujitos" estremeció al grupo:

Eran diversas ilustraciones, en una de ellas se podía ver a una mujer roja con cuernos dejando un rastro de llamas y devastación, a su alrededor habían individuos muertos y edificios destruidos.

Otra ilustración parecía ser una linea genealógica, el individuo que se encontraba en lo más alto, el antepasado, portaba nubes rojas en su espada.

—¿Nubes rojas? ¿El cielo... rojo? -interpretó Mirei- ¿¡El tipo este es Arsis!?

—Entonces esto debe ser su arbol genealógico -dijo Sylvain

Pride tragó saliva

Arsis se dividía en cuatro, los tres fundadores de los reinos de Arsis y un granjero: Jammer.

Las dinastias de Citania y Yisukraistia se detenian en seco.

Sin embargo había una que seguía: La de Moloplace. Todos ellos individuos de gran musculatura y cabello rojizo.

Menos el individuo que se encontraba en lo más bajo del arbol: El descendiente.

Un individuo de baja estatura, ojos naranjas y pelo violeta.

Todas las miradas enseguida se redirigieron hacia Pride

—Pride... ¿Desciendes de Arsis? -preguntó Mirei atonita

—...Tal vez... -contestó el doctor desviando la mirada

—¿Entonces estabas casado con tu hermana? -preguntó Jammer

—¿Qué? -le preguntó Pride

—Siiii, escuché que tu esposa era descendiente de Arsis -respondió Jammer convencido

—...¿No te estarás refiriendo a mi padre?... -le preguntó Pride

—Oh, pues... ¡¡Puede ser!! -aceptó Jammer la respuesta sin siquiera darle muchas vueltas- Sí, creo que os pareceis, habrá sido eso, ¡Un error cronológico!

—¿¡ERES DE LA NOBLEZA!? -Marke se abalanzó sobre Pride- ¡¡SEGURO ESTÁS FORRADO!!

—¡¡Aparta, cerebro borrado!! -Pride alejó a Marke de una patada- ¡¡VOY A SER DIRECTO, SI ALGUNO DE VOSOTROS ME TRATA "ESPECIAL" POR DESCENDER DE ARSIS, JURO QUE LE VOY A ARRANCAR LA LENGUA DE LA MANERA MÁS DOLOROSA POSIBLE!! -gritó furioso

—A ver, estabamos sorprendidos, nada más, es solo que... No tienes el pelo rojo ni eres... -El rostro de Pride se inundó de furia, y sin siquiera dejar a Mirei terminar la frase, se marchó corriendo- ¡Espera, Ret-... Pride! -la revolucionaria marchó en su busqueda

—Aún no entiendo en que nos pueden ayudar estas páginas-dijo Sylvain

—Hay más, supongo que habrá algo que descifrar -añadió Faidit- Y eso me recuerda, ¿por qué no buscamos a los papis de Pride? ¡Si son descendientes de Arsis seguro son muy fuertes!

—Reconozco el dibujo de la madre de Pride -dijo Marke con las lentes grises- La conozco, bueno, todos en Arsis la conocían, es Emma Hoffen, la anterior General Real de Moloplace, oficialmente fue asesinada por la Bestia Roja, pero cuando fui a vender la noticia de los asesinatos, me di cuenta de que los tiempos no cuadraban...

—¿Cómo que no cuadraban? -se intrigó Sylvain

—El anterior archiduque y Emma murieron a manos de la Bestia Roja en un margen de tiempo muy reducido y en lugares muy diferentes... Quién asesinó a la General fue otra persona... -comentó el lúgubre Marke

—Hey, pero creo que no os habeis fijado en una cosa -dijo Faidit señalando la página- La madre de Pride tenia un hermano menor

—¿Comerciante saber algo de eso? -le preguntó Buhroi

—¡¡LO ÚNICO QUE SE ES QUE ESTOS PRECIOS SI SON UN VERDADERO ASESINATO!! ¡¡UN ASESINATO A MI BOLSILLO!! ¡¡SON AUTÉNTICAS GANGAS, VENGAN, VENGAN Y COMPREN!! -gritó Marke sacando aparatos de su sombrero

—Tal vez ese hermano pueda ser un buen aliado, seguro quiere vengarse de Rexius por la muerte de su hermana -murmuró Sylvain

Mientras tanto, en una habitación del Castillo Corazón, un individuo de cabello rojo se encontraba duchándose, en el rostro poseía una enorme cicatriz que le alcanzaba desde la mandibula hasta la sien derecha, el ojo que se encontraba dentro de la herida poseía la pupila blanca: dañado permanentemente.

Sin embargo lo que más destacaba del misterioso hombre era su espada, totalmente cubierta por el tatuaje de un Jolly Roger.

El individuo salió de la ducha y mientras se vestía, un Den Den Mushi sonó

Got'cha ¡Eh capi! -dijo la voz al otro lado- ¡Ya falta poco eh! ¡¡En dos dias el plan se cumplirá!!

—Sí... Que ganas, en cuanto el plan de Rexius se cumpla podremos volver al mar, casi no puedo contener las lágrimas de emoción... -dijo el capitán

—Ya empezamos con los lloros... -susurró el interlocutor- ¿Pero estás seguro? Tu sobrino está entre ellos.

—Mi sobrino ha demostrado que tiene la sangre de Arsis al volver a esta isla, igual que yo, si se hubiera mantenido alejado jamás hubiese ido a por él, pero ha vuelto... -comentó el pelirojo apretando sus puños con fuerza- Ah... Se nota que somos familia, ambos somos esclavos de nuestras emociones, algo muy típico de los descendientes de Arsis, se podría decir que es una maldición y todo.

—Grusel... ¿Realmente vas a matarlo? El chico es idéntico a como eras cuando te conocí -le indicó el compañero

—No quiero matarlo... Realmente no quiero... Él no es como su madre, no tiene esas estúpidas ideas de unificación, ese anti-belicismo. -contestó el pelirojo entre lágrimas

—Tch, me están mirando, luego hablamos -y el individuo colgó la llamada

El pelirojo, llamado Grusel por su compañero, se sentó en un comodo sillón de la sala —Por fin cumpliremos nuestros deseos, Rexius, tú te encontrarás en la cima y yo al fin...


Hace 23 años:

—¡Por favor, no me mateis, os daré todo lo que queráis, mi padre es el archiduque! -un joven y aterrado Rexius se encontraba suplicando de rodillas ante un grupo de individuos armados, el futuro archiduque se encontraba rodeado de los cadaveres de su guardia personal, y tras el grupo que le asaltaba se encontraba un barco pirata, con la Jolly Roger destacando orgullosa en la soledad de la costa.

—¿Tú eres el hijo del archiduque? -le preguntó el capitán pirata, armado con un sable en una mano y balas en la otra

—S-sí, ¡Soy el hijo del archiduque de Moloplace, el mayor reino de la isla! -exclamó Rexius aterrado

—Me llamo Grusel, soy el capitán de los Piratas Puntiagudos -se presentó el pirata- ¿Sabes por qué te he dejado vivo?

—¿Para pedir un rescate...? -contestó Rexius

—¡Incorrecto! -respondió Grusel alzando un dedo- ¡Escuché la conversación que tuviste con un oficial antes de cargar hacía mi! "Señooor, ese hombree tiene una recompensa de 300 millones, esperemos a Pomeroooy" -dijo imitando al oficial- "¡No! ¡Si no hago una hazaña de guerra, nunca seré un heroe, nunca estaré a la altura de Arsis!"

—Lo siento mucho... No lo volvere a ha-

Grusel se acercó en exceso al rostro de Rexius, las pupilas del pirata temblaban incontrolablemente —¿No estás cansado de que te comparen con Arsis? ¿No quieres ser libre?

—¿Libre? -repitió Rexius

—¡¡No deberían de valorarte por ser el heredero de Moloplace, te deberían valorar por ser tú mismo!! -le exclamó Grusel- Sin embargo, mientras la figura del heroe Arsis exista, nunca podrás ser tú mismo, tan solo podrás ser lo que ellos quieren. ¿De verdad quieres vivir así? ¿Intentando replicar a un muerto?

—No... ¡No quiero eso! ¡¡Quiero hacer lo que me plazca, no quiero ser comparado con Arsis constantemente!! -le gritó Rexius- Y lo pienso conseguir, sea como sea.

—¿Entonces que te parece si colaboramos? Creo que ambos tenemos objetivos comunes -le ofreció Grusel

—¿Cual es tu objetivo? -le preguntó Rexius

—La total aniquilación de la leyenda de Arsis, que nadie recuerde ni a ellos ni a sus descendientes nunca más. -contestó Grusel

—¿Descendientes? Pero si el linaje de Arsis acabó -le respondió Rexius

—Oh, no, no todos, hubo una linea sucesoria que sobrevivió, yo soy uno de ellos, fuimos resguardados por la Secta del Cielo Azul, que entrena y chantajea a los descendientes de Arsis para que lleguen al poder... Sin importar lo que ellos quieran... -explicó Grusel apretando los puños

—¿¡Los descendientes de Arsis intentan hacerse con el poder!? -preguntó un impactado Rexius

—No te preocupes, no se los permitiremos, sin embargo mi hermana es especialmente fuerte, fue ella quien me dejó esta cicatriz... -contestó Grusel señalando su rostro- Así que tendré que ir de incognito un tiempo, si me reconoce, no podré ayudarte -mientras hablaba, Grusel le sacó el yelmo a uno de los soldados asesinados por su propia mano- Tendrás que crearme una nueva identidad, además de mi hermana, tambien está el peligro de que algún caballero reconozca mi carrera pirata.

—Tengo suficiente autoridad para eso, puedo infiltrarte tanto a ti como a tu tripulación dentro de las filas del ejercito. -le contestó Rexius

—¡Bien, bien! ¡¡Parece que tú y yo nos vamos a llevar bien!! -clamó feliz Grusel, colocándose un yelmo para ocultar su rostro- ¡¡Ahora necesito un nombre!!

—¿Cara hierro? ¿Gorro Pico? -sugirió Rexius, viendo que Grusel no daba señal de que le agradasen sus apodos, el heredero observó las armas del pirata: Un sable y balas- Llevas dos armas...

—Bueno, en realidad contando mi poder son tres -puntualizó Grusel

—Vale, ¿entonces que te parece...

One Plus Two?

Capítulo 48: One Behind Three

Mirei: ¡Ey esperame, es peligroso separarnos aquí!

Pride: Necesito mi momento de ira y cortisol a solas.

Mirei: ¿Y si One Plus Two te deja mas manco que a Faidit? Anda... Retelangello.

Pero la furia del Dr. Pride no fue apaciguada, pues el odiaba este apodo, el cual no era su nombre verdadero en absoluto.

Pride: *voz chillosa* ¡Porque me- AAAAAAAAAAAAAAAMmMMhhphhh-

Lo cual me deja con la única opción de amarrarlo en envoltorio y arrastrarlo de vuelta, estabamos en territorio enemigo vaya, mira si le voy a dejar chillar asi en pleno pasillo de Rexius a las 10 de la noche, consiganse un hotel y resuelvanlo ahí.

Jammer: Tenemos tiempo para resolver el acertijo del libro burlón, si oh si. Pero primero dejemos algo claro, no podremos volver a entrar a Moloplace si salimos ahora, pero tampoco es factible atacar antes del banquete y desorganizados.

Faidit: ¿Entonces que haremos? ¡No podemos seguir caminando por los pasillos sin ser notados!

Buhroi: Esconder en cortinas.

Jammer: ~tutututu~ ¿Pensaban que solo fui a agarrar objetos? he estado preparando nuestro siguiente movimiento, primero que nada iremos a mi guarida secreta.

Impen: Disculpa tu que-tu tienes una que.

Jammer: TUTUTU, HABILIDAD TSUTSU

Envolviendo un regalo conteniendo los ladrillos del castillo, Jammer hizo un hueco en este con el cual bajar piso tras piso, recolocandolos sin dejar rastro, muro tras muro a gran velocidad, hasta que finalmente... ¡Un hueco llevaba a una guarida secreta, excavada con la habilidad Tsutsu!

Jammer: Tomen asiento, le robe las sillas al pringado del Archiduque y la mesa es de las caras.

Marke: ¡Oh, quiero quedarmela!

Sylvain: Para un caracol, si que pones trabajo.

Jammer: Primero que nada, he estado investigando. Muchos invitados interesantes en el banquete, *seguro mañana tienen tiempo de verlos.* Y no es todo, ¡he aquí el fruto de la labor de Jammer!

Rasgando un enorme regalo, multiples cuerpos vendados e inmobiles fueron revelados dentro. Las complexiones, tras un vistazo mas detallado, similares a los presentes en la guarida.

Jammer: Les haremos creer que escapamos Moloplace y cuando sus fuerzas estén centradas en el exterior tendremos el ataque mas sorpresa y mas central de todos.

Mirei: Pero como vas a hacer que esos tipos luzcan convincentes? La ropa no se parece en... no...

Sylvain: ¿Eh?

Jammer: Si... uno por uno vengan conmigo detras de la cortina y...

Mirei: NO.

Sylvain: Oh.

Impen: No eres el primero en pedirmelo. Oh bueno.

Jammer: No pasa nada, soy un caracol.

Mirei: NO QUIERO.

Sylvain: ¡EH CON DORME NO TE PASES!

Marke: Te costará caro.

Jammer: Y una vez detras de la cortina van a...

Buhroi: Pantalones ocultar gran poder.

Mirei: ¡JAMMER!

Jammer: Dejarme usar mi habilidad para replicar el color de sus atuendos y envolver a estos tipos en ese color. ¿Que pensabas, que iba a pedirles quitarse la ropa en esta guarida de mediano tamaño, monoambiente con una cortina divisora, mesa y multiples asientos? Aquí no hay calefacción, no les pediría pasar frío.

Marke: ¡Ah, pero con el calientapompitas Marka Marke eso no será un problema, puedes-mphphhmhppphhh

Jammer: Por cierto, escucho a Rexius hacer sus estiramientos nocturnos, está a punto de darse cuenta que Sylvaril se robo a la tiesa y... Ah está corriendo en bata hacía las celdas... Si, mejor apurense.

Un plan infalible, para cuando la guardia se había movilizado, al igual que al inicio de esta aventura, múltiples cuerpos fueron enviados a gran distancia fuera del Castillo Corazón mientras Rexius observaba furioso. El último cuerpo en salir despegado, el de aquel que los había lanzado antes que él pudiese reaccionar. El cuerpo del granjero.

Rexius: ¡No escaparán la muerte de nuevo! HAAA

Movilizó su manos para activar su habilidad. Una mano hacía el primer grupo, y otra a Jammer ¡Mas la primera mano falla! Una bomba de aire bloquea el intento de agarre, y Rexius solo logra tomar a su segundo objetivo.

Rexius: Te tengo, maldito...

Pero al ver el cuerpo inerte que tenía ahora en frente suyo, Rexius vio una nota pegada a este.

"ajj pelotudo agarraste literalmente al muerto, re inbesil y encima te durmieron la mina"

Un grito de furia, Rexius levantó alto en el cielo al cadaver que seguía frustrandole tanto, y con su otra mano lentamente y con un esfuerzo que hacía parecer su puño estar a punto de estallar, sujetó el cielo mismo.

Rexius: ¡A VER SI TE SIENTA BIEN TU PROPIO TRUCO!

Comprimiendo el cielo con su puño, El archiduque estrelló sus manos juntas, provocando una explosión que definitivamente provocó daños auditivos a mas de una persona en Moloplace.

Jütengar: Hmm que hermoso luce el aislante de sonido que instalé.

Reeza: ¿Te das cuenta que el suelo esta temblando, no?

Y de la explosión en el cielo, nada mas se vio. Los prisioneros del Archiduque, su mujer, habían huído.

Rexius: ¡Capturenlos!

O eso fue lo que el creyó.

Faidit: Señor Jammer, está bien con que hayan destruído su cuerpo?

Jammer: No te preocupes caballero de Arifua, el granjero estaría feliz de saber que esparció toda su putrefacción, bacterias y carne sobre la gente inocente que se encontraba en el exterior y probablemente provoque mas de una infección en aquellos con sangrado en los oídos. Además, de esta manera nuestro poder efectivo será mayor.

¡Queda un solo dia para el banquete de Moloplace! ¿Veremos a los invitados de este banquete? Espero que si, estos nueve personajes presentes aquí son mas que suficientes para ver a cada uno de los invitados. ¡Ah no puedo esperar a ver a esos invitados!

Esta cosa estuvo pegada a la pata de un muerto- Pensó Faidit.

Faidit: Entonces... Estoy en sus manos señor Jammer.

Jammer: En la tuya, caballero de Arifua.

Dicen que One Plus Two es igual a tres, pero nosotros dos unidos... que te parece si nuestro duo se llama

One Behind Three

Capítulo 49: El poder de dios

Un enfadado Rexius vuelve a sus aposentos mientras sus hombres se encargan de perseguir a los "prófugos".

-Kabudoskoi II: ¿Dosu?

Los invitados al banquete de Moloplace salen de sus habitaciones intrigados tanto por el carácter del archiduque como por la explosión de hace unos minutos.

-Reeza: ¿Se puede saber qué fue eso? Menos mal que tan solo fue un temblor.

-Makuri: ¿Pero qué dices? ¡si se oyó tremenda explosión! Hay que usar nuestra imaginación, de alguna forma mis opositores me siguieron hasta Moloplace y provocaron una explosión por la que inculparme más tarde.

[Makuri, rey del Reino de Corruntina].

El archiduque del Castillo Corazón fuerza una sonrisa para luego voltearse hacia sus invitados con el fin de calmarles.

-Rexius: ¡Ahh no se preocupen, un pequeño contratiempo que ya fue solucionado por mis hombres!

-Smiler: ¡Bueeeno, mientras las bebidas para el banquete estén sanas y salvas, no hay de qué preocuparse!

[Smiler, rey del Reino de Unva].

-Smiler: ¡Además si llegase a pasar algo, yo personalmente soy lo suficientemente hábil como para cuidarme por mi cuenta! ¡el tipo ese barbón en calzones no podría hacerme nada aunque quisiera!

-Rexius: Le aseguro que las bebidas y los alimentos del banquete están-

Rexius se calla al haber procesado la última parte dicha por Smiler, en la que habla sobre un hombre con barba y en calzones.

-Makuri: ¿Pero qué dice de un hombre en calzones? Creo que este hombre ha bebido demasiado.

-Smiler: ¡Que no que no, que cuando le vi estaba más o menos sobrio, lo suficiente como para poder contar los dedos de mis manos! Normalmente son 36, pero en ese entonces tan solo eran 10.

-Rexius: Y, por curiosidad...¿qué quería aquel hombre con barba?

-Smiler: Dijo que quería saber donde estaba el baño.

-Rexius: (¿El baño..? Si fuese algo así de simple, el guardia con el que lo dejé pudo haberle guiado y ya. A no ser...).

Tras unos segundos pensativo, a Rexius finalmente se le ocurre la posibilidad de que D105 haya recuperado momentáneamente sus memorias, por lo que sale corriendo en su búsqueda.

-Kabudoskoi II: ¿Dosukoi?

-Jütengar: No, en el resto del mundo no es normal ir caminando por ahí en calzones.

Mientras tanto, en alguna parte del Castillo Corazón, el famoso "Dios Supremo" corre por el inmenso lugar en busca del baño, siguiendo las indicaciones dadas por Smiler.

-D105: (¡Rápido, antes de que llegue alguien peligroso!).

Detrás suya se hallan varios cuerpos de los guardias del castillo, quienes parecen haber sido tumbados por D105 sin que este sepa exactamente cómo.

-D105: (Por alguna razón parece que soy superior a estos guardias en lo que a fuerza física respecta, ¿pero porqué será? Mi mano no parece tener la respuesta...).

Mientras corre, D105 se observa una de sus manos en la que lleva escrito algo breve pero útil: "PLANTA EN TU INTERIOR. ELIMÍNALA O TÚ Y TODOS MORIRÁN."

-D105: (¡Bien hecho, yo del pasado! Anotándome cosas así de importantes, mis recuerdos llegan momentáneamente cada vez que leo mi mano. ¡De esta forma, siempre acabaré recordando la planta que llevo en mi interior y mi misión!).

Lo que el Dios Supremo ignora mientras corre por el castillo es que está siendo vigilado por Kanshi Den den mushis pegados en las paredes, lo que le permite a los guardias saber por dónde va.

-Guardia 1: ¡E-el objetivo ha logrado pasar por encima de los guardias con suma facilidad!

-Guardia 2: ¡¿Quién es ese tipo?! ¡y más importante, ¿qué es lo que quiere en el castillo?!

-Rexius: Quiere llegar al baño.

Los guardias se voltean asombrados al haber reconocido la voz del archiduque detrás suya, quien se acerca hacia las pantallas.

-Guardia 1: ...¿Tantas ganas tiene?

-Rexius: Ustedes no lo entenderían, y por obvias razones tampoco voy a molestarme en explicárselos.

Los guardias permanecen un tiempo callados tras haber recibido esas duras palabras del archiduque.

-Guardia 3: S-si su objetivo es el baño, ¿porqué no enviamos a una buena cantidad de guardias para que lo custodien?

-Rexius: Eso no servirá, unos simples guardias no le detendrán.

-Guardia 1: ¿P-pero quién es? Un don nadie no puede ser tan fuerte.

El comentario de este guardia provoca que Rexius abra sus ojos y le observe con ira, causando que el resto de guardias se alejen de su compañero.

-Rexius: ¿Y qué tiene que ver una cosa con la otra? ¿solo los que están en la cima pueden ser poderosos? ¿solo los "conocidos" pueden destacar del resto?

-Guardia 1: ¡Di-discúlpeme archiduque, no quise decir-!

-Rexius: ¿Tú me temes y me respetas por lo que soy, o tan solo por el cargo que tengo? La gente le da demasiada importancia a los cargos y las posiciones de cada persona, ¿no creen?

Rexius se voltea hacia el resto de guardias para hacerles esta última pregunta, quienes asienten rápidamente con sus cabezas por su bien.

-Rexius: Si no fuese el archiduque de Moloplace, seguro que ni siquiera valdría la pena escucharme, ¿verdad? Yo soy superior a todos ustedes por lo que he logrado con mis propias manos y cerebro, y no por un simple título. En el pasado solía pensar como ustedes, hasta que..cierto individuo me mostró la realidad.

El archiduque dice esta última parte mientras una imagen de One Plus Two llega a su mente.

-Rexius: Me gustaría seguir llenándoles de sabiduría y verdad, pero es obvio que tenemos cosas más importantes ahora mismo.

Tras esto, el hombre de máxima autoridad abandona la habitación en busca de alguien que pueda ayudarle con el problema de D105.

-Rexius: Ya que One Plus Two y Pomeroy salieron en busca de esos criminales, solo existe una persona en el castillo aparte de mi que pueda encargarse del Dios Supremo.

Mientras tanto, volviendo con el grupo de protagonistas...

-Pride: ....Eh....Esto....

-Mirei: ¿Por dónde comenzamos...?

-Jammer: Nuestros protagonistas se hallaban atónitos al haber recibido inesperadas visitas.

-Sylvain: No es el momento de ponerse a narrar.....pero sí, tienes razón.

Frente al grupo acababan de aparecer un grupo de personas que la mayoría desconoce..acompañadas por Acieroy, Samael y Leto.

-Impen: Ahhh pero si son mis subordinados y mi ex-subordinada y..unos dos tipos que nunca vi en mi vida.

-Acieroy: ¡USTEDES, CRIMINALES DE CITANIA!

-Samael: ¡HEREJES!

-Leto: ¡CABALLERO DE ARIEFOIS!

-Pride: ¡¿Es que nadie va a mencionar al cerebro detrás de este grupo?!

-Spider: ¡Hey jefe, traímos unos amigos!

-Impen: Ya lo veo...¿Es que ustedes van mostrando cosas que firman a cualquier persona que vean?

El General Real de Citania desvía su mirada hacia Sylvain, quien se halla sujetando a una inconsciente Dormé, causando que Acieroy abra sus ojos sorprendido.

-Acieroy: E-esa mujer...¡TÚ, ¿QUÉ MIERDA HACES CON LA HIJA DEL ARCHIDUQUE CIERON EN BRAZOS?!

-Sylvain: Tsk, ¡tengo una explicación!

-Acieroy: ¡NO NECESITO EXPLICACIONES, NECESITO TU CABEZA!

El General Real dice esto mientras desenfunda su gran arma, esta vez apuntando con esta a Sylvain en lugar de a Mirei y Marke.

-Marke: Ah mira, nos salvamos sin gastar un solo centavo.

-Acieroy: ¡USTEDES SON LOS SIGUIENTES!

-Marke: Ah pues no.

A su vez, el archiduque de Yesuikristia no pierde el tiempo y sujeta el cuello de Impen, el responsable de haber transportado al grupo y a D105.

-Samael: ¡Tú, ¿qué hiciste con el Dios Supremo?!

-Impen: ¡Agh, si yo no hice nada!

-Jammer: Creo que deberíamos calmarnos todos y tener una charla acompañada de té robado de archiduque.

-Leto: ¡CÁLLATE, ARIEFOIS!

-Faidit: ¡¡SI YO NO DIJE NADA, FUE EL CARACOL!!

Más tarde, en alguna parte del Castillo Moloplace, el archiduque Rexius ingresa a una gran habitación en la que se hallan varios individuos golpeando pilares metálicos a modo de entrenamiento. En cuanto estos ven a Rexius, ellos se detienen y le hacen una reverencia.

-Hombres: ¡SALUDOS, ARCHIDUQUE REXIUS!

-Rexius: Saludos, Escuadrón Shot. Descansen, que solo necesito a su líder.

Los hombres se dispersan para seguir con sus tareas a la vez que un hombre alto con un visor verde que cubre sus ojos se acerca al archiduque.

-Rexius: Ahh, Baku Shot, ahí estás. A ti quería verte.

["El Explosivo" Baku Shot, líder del Escuadrón Shot y usuario de la Fruta Taima Taima].

-Baku: ¡Saludos, archiduque Rexius! ¡Si se dirige hacia mi es porque A, ni el General Real ni el Teniente General se hallan disponibles! ¡B, necesita específicamente mi habilidad! ¡C, quiere ponerme a prueba!

Antes de que Baku siga hablando, Rexius le hace un gesto con su mano para que se detenga.

-Rexius: Le atinaste, es la opción A.

-Baku: ¡A LA PRIMERA! ¡Pero si recurre a mi...!

-Rexius: Exacto, si recurro a ti es porque el objetivo al que quiero que elimines es extremadamente peligroso.

-Baku: ¿De quién se trata? ¿Opción A: alguno de los criminales escapó y se anda paseando por el castillo? ¿opción B: alguna persona que se oponga a su-?

-Rexius: Estoy hablando del Dios Supremo. Está por el castillo, y parece que sabe sobre la existencia de la planta que lleva en su interior.

Las palabras de Rexius causan que el visor que Baku lleva se torne amarillento, lo cual indica que está alarmado.

-Baku: ¿Ese tipo escapó...? Sin embargo, estoy confuso, ¿no que D105 era un tipo común y corriente que tan solo es útil por lo que lleva en su interior?

-Rexius: No, eso es lo que la mayoría cree...Si bien las memorias de su identidad desaparecieron, su poder físico no lo hizo.

Mientras el archiduque habla, D105 continúa derrotando a todo guardia que se cruce en su camino con suma facilidad, abollando sus escudos y armaduras con sus puños.

-D105: ¡Bendito sea este inexplicable poder!

-Rexius: En el peor de los casos acabará recordando su identidad y sus habilidades, así que quiero que lo dejes fuera de combate antes de que eso pase.

-Baku: ¿Y cuál es su identidad?

-Rexius: *suspiro* ¿Te sientes preparado para enfrentarte al ex-General Real de Yesuikristia?

Capítulo 50: Reuniones indeseadas

Un rato después de la explosión causada por Rexius, los invitados al banquete de Moloplace son convocados a una reunión social con aperitivos y bebida en el salón principal del castillo para que se vayan conociendo y forjen relaciones políticas entre ellos.

Smiler: ¡Sumamamama! Después de unas cuantas copas de vino el tiempo pasa *hic* volando... Oye, tú, ¿Me dices la hora que es?

Tibu Rao: Emmm, creo que tu actitud beoda frente a la vida no es la actitud correcta para ser un rey exitoso. Yo por mi parte me despierto a las 6 AM, tomo un desayuno balanceado y me pongo a analizar la bolsa y a invertir en el mercado de Berrycoins. Luego hago un poco de yoga y me preparo para un productivo y sano día en el que manejar mis emprendimientos.

[Tibu Rao V, rey del Reino de Cryptonia].

Smiler: Ah *hic* bueno... Solamente te pregunté la hora flaco, ¡Sumamama!

Kahloca: ¿Y por qué se la preguntaste concretamente a él? ¿Crees que por ser hombre te iba a dar mejor la hora que una mujer? ¡No llevames tanto tiempo peleando por nuestros derechos para que un neomisógino como tú traiga a esta reunión micromachismos y estereotipos de género derivados de este sistema heteropatriarcal que nos oprime cada día!

[Kahloca, reina del Reino de Extreministie].

Guardia de Kahloca 1: Ay amiga re same pero no gastés saliva con este varón no-deconstruido.

Guardia de Kahloca 2: Si o sea déjalo seguro tiene la masculinidad frágil.

Las guardias de Kahloca se llevan del lugar a su reina para que no asesine a Smiler mientras la misma continúa gritándole a los cuatro vientos.

Kanekouma: XD, pero yo pregunto ¿Qué tienen en contra de los heteros? ¿Nosotros que hicimos? Sé que vivimos en un sistema patriarcal, desigual y opresor, pero tampoco es para tanto. Nosotros también sufrimos por el mismo sistema.

[Kanekouma, rey del Reino de Textolot].

Smiler: ¿Qué acaba de *hic* pasar? Eh Tibu, creo que ella estaba enojada contigo, ¡Sumamama!

Tibu Rao: Seguro es porque me negué a permitirle que sea su propia jefa. Pero tú amigo, tú pareces tener lo que hace falta. Con una módica inversión de Beli1.000.000.000 en este nuevo emprendimiento que creamos desde Cryptonia podrás ver hasta sextuplicada tu ganancia en tan solo unos meses, ¿qué opinas?

Smiler: *Hic* Emmm... Bueno, val-

Kanekouma: ¡Ya me dieron ganas de crear una revolución político social para acabar con el sistema establecido y ponerle fin al capitalismo y su sistema de clases sociales en pro de un estado comunista y de bienestar social! Es bait, o sea; admito que tengo mayormente pensamientos socialistas, pero más a un nivel moderado.

Tibu Rao: ¿Qué dice este?

Smiler: Habrá bebido demasiado ponche, no tiene mi resistencia, ¡Sumamama!

Kanekouma: Volviendo al tema; Estoy a favor del aborto, pero soy neutral al matrimonio igualitario, la adopción igualitaria y el lenguaje inclusivo. Aunque al final, todo mundo forma su propia esencia como decía Sartre y es libre de elegir cómo ser feliz, pero pienso que para poder ir poco a poco aceptando temas aun "tabú" como que una pareja del mismo sexo se case se necesita educar al pueblo, la verdadera inclusión es dándole oportunidades a todos y buscar el bien de la gran mayoría.

Shelao: Cierra el osico un rato wn, no vei que a nadie le importa un pico lo que estai diciendo po? Bacán que tengai una chucha de opinión pero métetela en la raja sacowea que pareci aweonao ya, cachai po conchetumare?

[Shelao, rey del Reino de Weaculia]

Tibu Rao: ¿Eh? ¿Qué idioma es ese?

Kanekouma: Amo este sitio. Es como el Dsineyland de los degenerados. Cada vez que entro me encuentro memes y conversaciones interesantes.

Smiler: Creo que quiso decirte que *hic* hablas mucho, como que mucho texto, ¡Sumama!

Kanekouma: ¿Texto? Bueno, todo aquel que escribe posee un estilo único de escritura, a veces ese se inicia copiando a alguien más y luego hallando voz propia. Yo que me dedico más a la poesía, en principio copiaba a Neruda y Becquer. Ahora es algo más propio, similar al estilo de Machado.

Makuri: Definitivamente todas estas personas actúan y hablan como delirantes porque se están comunicando en código entre ellos, ¡Planean un ataque contra mi nación y mi gobierno! ¡Pero no, no pienso tolerar más planes, ya derroté a los planeros en mi Corruntina una vez, y pienso volver a hacerlo!

Smiler: ¡Sumamama! ¡Ni siquiera en Unva con mi bufón personal Cao me río tanto como aquí *hic* con esta gente!

¡Bueno, bueno! Terminando ya la parte de relleno pasamos a la parte importante del capítulo, ¡La parte en la que salgo yo, Jammer! ¡TUTUTUTU! Volviendo a la increíble Jammercueva, nuestros héroes se encuentran en un gran aprieto debido a sus visitantes inespe- Oye, espera, ¿Qué haces? ¡Eh! ¡Déjame! Tú ya narraste mucho últimamente, ey, déjame, ¡AAAAHHHH-

De nuevo con el grupo protagonista, los mismos se encuentran en aprietos debido a la repentina aparición de Samael, Acieroy y Leto ante ellos.

Jammer: Eso fue muy egoísta y agresivo de tu parte, narrador.

Faidit: Voy a proceder a hacer de cuenta que no estoy percibiendo otra voz foránea en mi cerebro que narra lo que está sucediendo.

Jammer: Ah, acostúmbrate.

Leto: Tsk... Ese estúpido de Ariefois, ¿Además de desaparecer como un miedoso en medio del combate también perdió la cabeza? Habla solo y ahora tiene... ¿Una horca como brazo?

Jammer: ¡A esta horca te la meto por donde no da el Sol!

Leto: ¿CÓMO?

Faidit: ¡No! no quise decir algo tan irrespetuoso, ¡Lo juro, no fui yo!

Leto: ¡Cobarde!

Leto desenvaina su daga imbuida con el poder de One Plus Two y se prepara para acabar con su oponente. Mientras tanto, Acieroy se aproxima amenazante a Sylvain con su espada imbuida en haki de armadura, listo para eliminarlo.

Acieroy: ¡MALDITO SECUESTRADOR! ¡Tomaré tu cabeza y recuperaré a la hija del Archiduque! ¡Aniquilación de Demonios: Tajo Fulminante!

Sylvain: Yo... No. No pienso volver a permitir que me quiten a Dormé. ¡Para esto entrené tantos años, para esto me fortalecí! ¡Sombres Souvenirs du Passé!

Sylvain imita a su rival y también imbuye su pierna buena en haki de armadura, produciéndose un importante choque entre la Desgarradora de Demonios de Acieroy y la poderosa patada de Jambebleu, choque en el que Sylvain parece tener las de ganar.

Acieroy: ¡AAAAHG!

Sylvain: ¡AAAAAARH!

Pero cuando está a punto de vencer el agarre de su oponente, el punto de apoyo de Sylvain, su pierna mala, comienza a jugarle una mala pasada y a debilitarse rápidamente mientras el General Real mantiene la potencia su ataque con todas sus fuerzas.

Sylvain: ¡Mierda! No ahora...

Acieroy: ¡Vas a caer, rufián! ¡Aniquilación de Demonios: Juicio Final!

Con su haki de observación, Mirei detecta el peligro mortal de ese ataque una vez más.

Mirei: ¡...! ¡Retel, ahora, ese ataque es mortal!

Y dándole un impulso a su compañero, lo lanza justo a la espalda de Acieroy.

Pride: ¡Deja de llamarme así! Dios, odio usar este... ¡Blue Serum: Sticky Fingers!

El doctor se inyecta su suero azul, volviéndose increíblemente pegajoso gracias a una alteración en la anatomía de su cuerpo, el suero genera en sus extremidades unas estructuras nanométricas en las que ocurren interacciones electrostáticas que aumentan impresionantemente su adherencia a cualquier cosa. Gracias a esto, logra pegarse tanto al suelo como a los brazos del Aniquilador de Demonios, deteniendo la fuerza de su ataque y dándole a Marke el tiempo suficiente como para sacar al peligris de la zona de impacto.

Marke: Tsk... ¿En qué pensabas atacando solo? ¡Es un General Real!

Sylvain: Lo siento... Por un momento olvidé que cuento con ustedes, chicos.

Al mismo tiempo, Samael se encuentra estrangulando a Impen mientras refuerza su agarre con la energía helada de su Kami Tasukete, empezando a congelar su cuello en el proceso.

Impen: Tsk... Maldición... Poderes sagrados... Me debilitan... Si tan solo hubiera ido a donde quería ir en lugar de volver con el grupo a ver la cueva de Jammer...

Jammer: ¡No podías resistirte, es fabulosa!

Samael: Sabía que eras un demonio, por eso mi fe te afecta tanto... ¡Tu muerte será lenta y dolorosa mientras confiesas dónde ocultaste a Dios!

Marke: Oye, ¿Realmente tenemos que defenderlo a él también? Ese vampiro nos metió en este lío en primer lugar con su magnífico teletransporte. ¡Voy a ofrecerle al cura mi Torturizador 9000 de último modelo para que pueda torturarlo más eficientemente!

Pride: Aunque no me disgusta la idea de que el arzobispo le convierta en cubito de hielo, necesitamos toda la potencia de ataque que tengamos disponible si queremos ir contra Moloplace, no podemos dejarlo morir.

Mirei: ¡Y no vamos a hacerlo! ¡Diable Kenpo: Prometheus Arrow!

La revolucionaria moldea el fuego de sus brazos rojos en forma de arco y flecha y lanza una gran flecha flamígera a la mano de Samael, interrumpiendo su agarre.

Samael: ¡Agh! Los herejes se alían, ¡Creo que desean todos probar el castigo de mi Infierno Helado!

Buhroi: ¡Buhroi estar harto! ¡DEJAR TODOS DE PELEAR SIN RAZÓN! ¡¡TODOS TENER ENEMIGO EN COMÚN!!

Furioso, Buhroi vuelve a empezar a crecer monstruosamente mientras libera todo el poder que le otorga la habilidad de su fruta del diablo.


Capitulo 51: El hombre recto y la gente confiable

Impen: Kkkkkk… Mal…dición...

Samael: Ni arrepintiéndote de tus pecados serás salvado ahora, demonio. ¡Volverás al Oscuro Averno!

Es lo que anuncia el General Real de Yesuikristia con voz prominente y altanera, Impen está completamente a su helada Merced. No obstante, no está solo, pues tres personas aparecen frente a Samael. No otros que Spidee, Solitaire y Póker, armados con pistolas, cuchillos y hachas respectivamente.

Spider: ¡No lo harás, padrecito!

Solitaire: ¡¿Este quien se cree!? ¿El Papa?

Los tres rufianes se atacan de la risa, pero la expresión fría de Samael ni se ablanda ni se agrava, se queda igual.

Samael: Los pecadores que vendieron su alma al Diablo no merecen el perdón de Dios. ¡Kami Tasukete! ¡Mano Inmisericorde de Dios!

Dando un manotazo al aire, de la nada, el aire se enfría y una andanada de nieve se materializa en el lugar, y, cuál pequeña avalancha, entierra a los tres allegados de Impen, sus manos alcanzan a asomar pero el impacto ha sido tan rápido que ninguno sale.

Samael: *perdinandose* Requiescat in pace. Ahora, el verdadero demonio.

Impen : Tch…

El asesino no puede moverse, los poderes divinos son el enemigo natural de su fruta del diablo. No obstante, aún tiene ases bajo la manga. ¿Cuáles? Labia y cerebro por supuesto.

Impen: Ll…llamas a esos hombres y mujeres pecadores indignos de ser salvados por vender su alma al demonio. Pero… ¿No firmaste tu el mismo contrato que ellos para llegar aquí?¿Mi contrato?

El Arzobispo, abre los ojos con esa declaración, horrorizado, no obstante, da un respiro fuerte y logra mantener la compostura.

Samael: Yo soy un hombre recto y Dios lo sabe. Me perdonará por un momento de debilidad contra el enemigo, ¡Si lo envío junto con su hueste al Infierno!

El sacerdote se prepara para acabar con el origen del pecado. No obstante, alguien más aparece para hacerle frente. Buhroi, en su forma de Naga completo.

Buhroi: ¡Tú y Dios falso no comprender que tener mismo enemigo! ¡Gautama Roshanee!

El hombre serpiente alcanza a dar un fuerte puñetazo a Samael, el cual trastabilla, con la boca rota.

Samael: Tsk… ¡Kami Tasukete! ¡Fríos Ojos de Dios!

Pero, acto seguido, el arzobispo de Yesuikristia manifiesta su aura como una  grande y nívea figura humana. Con ello, la pequeña habitación del pánico creada por Jammer se enfría rápidamente y el hielo se propaga igual que en el laboratorio, causando que el enfurecido Sacerdote de la Tribu Mahkalak , quien ya empezaba a transformarse  e incluso a sacar llamas por la boca, empiece a castañear los dientes.

Buhroi: ….T…tener frío.

Sylvain: ¡Grandote! ¡Maldición, destransformate!

Acieroy: Pagarás lo que le has hecho a la hija de Lord Cieron.

Pride: ¡No lo harás, maldito!

Distraído por preocuparse por su compañero y creyendo que Pride aún contiene a Acieroy, Sylvain no nota que el General Real de Citania alza su arma contra él, con todo y Pride pegado a su arma, y debido a que este estaba fuertemente pegado también al suelo, sus rodillas se salen de sus cuencas por el tirón.

Pride: ¡Aghhh! ¡Ahhhhhhhhhhh!

Acieroy: ¡Aniquilación de Demonios: Destierro celestial!

Sylvain: ¡…!

Y acto seguido, su espada de espadas, aún con el doctor pegado, se clava en el pecho del noble, ante el horror de sus improvisados compañeros.

Marke: ¡Blanquito!

Pride: ¡Sylvain!

Sylvain: Aghh…

Pride, aún con sus heridas,  intenta desesperadamente quitarle la espada y quitarse a si mismo de esta, a la vez que Sylvain, con el arma aún en su torso, hace todo su esfuerzo por no dejar que sus de por sí medio jodidas piernas se venzan, no por el, sino más bien por Dormé, aún en su espalda, cargando con el peso de ella, el de Pride, y el suyo propio.

Sylvain: Carajo…

Marke: ¡Esto es un trabajo para el Kit de fiestas 8059 Marka Marke!

De su abrigo, el hombre de media memoria saca lo que parece ser un arma pequeña, como una pistola.

Marke: ¡Fuego!

Y de su cañón sale algo que impacta directamente en la cara de Acieroy, ¡Una bola de confeti!

Marke: Ahahahha, colorcitos.

Acieroy: ¡Aghhh, mis ojos!

El gran General Real , en su ceguera, suelta su espada y Pride vuelve al suelo, aunque apenas puede sostenerse en pie por sus rodillas.

Pride: ¡Aghhhh! Mis piernas maldita sea. Ahora se lo que siente…. ¡Sylvain!

Tanto el vendedor como el doctor se  dirigen a ayudar a Sylvain, horririzados por su empalamiento. No obstante, este sigue sosteniendo a Dormé con una mano, y con la otra, aprieta un botón en su peto que hace que sus piezas se suelten con todo y la espada aún adheridos…

Sylvain: Carajo… era mi armadura favorita….meh, puedo pagar otra, solo costo 30 millones de belies.

…Y dejando ver que su torso está completamente ileso, cubierto de Haki de armadura.

Pride: ¡Maldita sea! ¡Casi nos matas del susto!

Sylvain: Ya, ya… Ayúdame a sostenerla por un momento, ¿Si?

Se refiere a Dormé por supuesto. El hombre de piernas largas necesita las manos libres unos segundos.  Solo coge de su armadura su capa y el broche gemelo al de Dormé, para de nuevo ponérselos sin está.

Sylvain: Gracias…

Pride: No agradezcas. Se siente muy raro oírte ser tan amable.

Marke: ¡Si! ¿¡Que le paso a las groserías Marka Plateadito!?

Acieroy: ¿Cómo te atreves, maldito infeliz?

Marke: ¡Si, justo así! ¿Huh?

El que maldice es el citano, el cual se frota  ojos irritados por el confeti. Los papelitos de colores se han despintado con sus lágrimas, dejándole un aspecto estúpido de payaso.  

Acieroy: ¡Entregando a Lady Dormé a los enemigos de Citania! ¡Pero claro! ¡¿Qué más se podría esperar de ti!? ¡Lord Cieron debería haberte matado ese día! ¡Solo conservó tu cabeza para evitar ir a la guerra con Grolive!

El aludido se pone rojo, tan rojo de rabia que parece que hay un segundo Ikari en la sala, aprovechando que Acieroy no tiene su arma, parece desaparecer por un momento y luego aparece frente al General Real.

Acieroy: ¡…!

Sylvain: ¡Nid Profond!

Y  le mete una patada en los testículos tan fuerte que lo deja de rodillas, exhalando ruidosamente mientras se agarra sus doloridas partes.

Pride: Auuuu….

Marke: Justo en los Acieroycitos.

Luego, procede a patearle en la barbilla, derribándolo y luego parándose sobre su pecho para que no se mueva.

Sylvain: Ni siquiera te atrevas a mencionar a ese malnacido de Cieron. Y menos  a decirme a quien confiarle a Dormé. Estás personas a las que llamas criminales son mucho más confiable que ustedes. ¿¡Que mierda pensaba Cieron al entregar en matrimonio a su hija con el hombre que la mancilló!?

Pero lo que no espera el plateado, es la cara de absoluto desconcierto del General Real.

Acieroy: ¿FUE REXIUS EL QUE LO HIZO?

Sylvain: ¡Obviamente, payaso!

Acieroy: Pero… ¡Pero eso no tiene ningún sentido!

El hombre parece genuinamente conmocionado, lo que confunde al noble y sus acompañantes.

Sylvain: ¿Por qué?

Acieroy: Porque ella fue quien acepto ir a Moloplace. Ella fue quien acepto casarse con Rexius.

Jammer:  Las batallas continúan a su alrededor, Leto sigue queriendo matar a Faidit/Jammer…Fammer. Ikari se manifiesta para pelear por Mirei y defender a Impen y Buhroi.  

Leto: ¡¿Quién coño dijo eso, Ariefois!?

Faidit: ¡Ayuda!

Mirei/Ikari: ¡Cállense y peleen!

Mientras tanto… en algún pasillo no muy lejos del Búnker secreto…

Baku Shot: Con que aquí estás.

Es lo que dice el soldado aumentado al encontrarse a su enemigo, el hombre barbudo.

D1O5: ¿Otro enemigo?

Capítulo 52: Dioses falsos, Dioses verdaderos

Evelynn, por su parte, ha logrado llegar a los jardines del castillo Moloplace sin ser vista, varios guardias patrullan el lugar a su vez que llegan carruajes con gente muy emperifollada , sin embargo, algo llama la atención a la comandante de los caballeros, muchos de los que llegan lo hacen acompañado de un buen puñado de soldados armados.

Evelynn: Según la información es un simple banquete… se siente como si supieran que vamos a atacar, tsch, esto puede ser un problema.

La mujer se escabulló rápidamente hacia un pequeño bosquecito que había dentro de los límites del castillo, vigilando para asegurarse de que nadie le estaba viendo para luego sacar su caracolófono.

Evelynn: Luego buscaré a Faidit, este sitio es inmenso, debo informar antes al rey y a mis aliados de Yesuicristia antes de que…

Pero en ese momento, algo llamó la atención no solo de Evelynn, sino también de varios de los guardias, un enorme estruendo se había escuchado desde el suelo, en una zona muy concreta del lugar.

Guardia: ¡Eh, ¿qué ha sido eso?!

Guardia: ¡No lo sé, pueden ser los prisioneros, rápido, vamos a investigar!

Evelynn: ¡!

La comandante no pudo evitar sonreír ante las palabras del soldado.

Evelynn: Ya te he encontrado, Faidit.

-Unos minutos antes-

Nuestros queridos protagonistas siguen luchando contra los dos enemigos temibles que acaban de aparecer, cielos se oscurecían mientras nieve inundaba la escena (a pesar de que estamos bajo tierra), siervos de distintos dioses, nobles de distintas casas e incluso…

Faidit: ¡¿PUEDES PARAR DE NARRAR POR UN MOMENTO Y CENTRARTE EN QUE NO MURAMOS?!

Leto: DEJA DE COMPORTARTE COMO UN IMBÉCIL, YA SOLO QUIERO MATARTE POR NO OÍROS MÁAAAAAAAAAAAAAA¡!

Un carámbano de hielo se interpuso entre Leto y Faidit, viéndose posteriormente como Samael lo había invocado, alzando su mano hacia donde dicha estructura había aparecido.

Leto: Tsch, maldito cura.

Samael: No somos aliados, no puedo permitir que hagas daño al informante.

Leto: Cuando termine con este, voy a acabar conti… ¡!

Samael: Los poderes del altísimo te han dejado sin hab… ¡!

Antes de terminar su frase, el sacerdote se despistó por un momento, recibiendo un enorme puñetazo en la cara, al girar levemente la visión , podía ver a un Buhroi sin transformar y con notablemente menos frío que antes.

Samael: Maldito infiel… ¿cómo…?

En la espalda del sacerdote se apreciaba una fuerte quemadura, tras él, Mirei se encontraba con las piertas envueltas en unas enormes llamaradas.

Buhroi: ¡Buhroi dar gracias, chica de fuego!

Mirei: Llevamos juntos días y ni siquiera se sabe nuestros nombres, Pride tendrá razón y será un imbécil…. ¡NO TE HE AYUDADO PARA QUE TE LANCES A LA MÍNIMA, TENEMOS QUE UNIRNOS LOS DOS BANDOS DE UNA PUÑETERA…!

Samael: ¡INFIELES, ARDERÉIS EN EL CALDERO DEL MALIGNO Y SUFRIRÉIS LA IRA DE DIOS!

Mirei: Pero como se puede ser tan increíblemente ¡¡¡CANSINOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!

Por su parte, Acieroy sigue obcecado en sus enemigos, debilitado por culpa del potente golpe en su zona íntima, pero aún capaz de ponerse de pie aunque fuera con sus piernas temblando.

Acieroy: ¡PIENSO ACABAR CON VOSOTROS… SÍ O Suuuiii…!

Pride: Oye, es un buen momento para replantearnos la situación, tú estás debilitado por razones evidentes y el otro por fin se ha topado con su talón de Aquiles, deberíamos de…

Sylvain: ¡Y ESTA POR LA ARMADURA!

El noble no escuchó demasiado a su compañero, lanzándose en seguida de nuevo a por Acieroy propinándole una fuerte patada.

Marke: ASÍ SE HABLA.

Pride: No vamos a avanzar en la trama nunca a este ritmo.

Marke: ¿Qué?

Pride: ¿Qué?

Por su parte, D10S está teniendo problemas contra su adversario, quién le supera enormemente en todos los aspectos, el hombre no puede hacer demasiado salvo correr, rodar y saltar, pero no puede evitar recibir algún corte del enemigo.

Baku: JA, Rexius tenía razón, solo eres un pringado del montón.

D105: Maldita sea…

Baku: Me dijo que no te matase… pero eso no es motivo para no jugar un poco contigo, por eso te doy tres opciones para decidir qué hacer contigo: A, te pongo un temporizador y rezas para que…

D105: ¡CÁLLATE, SUFICIENTE TENGO CON NO ACORDARME DE NAD…!

Baku; ¡¡¡DÉJAME TERMINAR, BASTARDO!!!

El subalterno de Rexius, enfurecido por su contrincante se lanzó contra él, pero esta vez sin espada, usando su brazo, le dio un fuerte puñetazo en el vientre…

Baku: TIC-TAC-BOUM.

…y lo lanzó por los aires, estrellándolo contra una pared.

D105: A… agh…

Baku: ¡Y sigues vivo, sabes la gente tan persistente como tú en vivir me da: A, asco; B, repulsión; C, rechazo!

D105: Son sinónim…

Baku: ¡Por cierto, te habrás visto eso del abdomen…

D105: ¡!

Baku: Es un temporizador, voy a darte una oportunidad, si me vences, desaparecerá, pero si no… Bum.

D105: ¡¡Te… voy a…!!

El hombre barbudo apenas podía moverse ya, se dirigía caminando cojo hacia Baku, dándole pequeños golpes con las manos en el estómago y el pecho, aunque no llegasen a causarle demasiado daño.

Temporizador: 5.

D105: ¡QUÉ!

Baku: Ah, sí, no quiero confiarme demasiado, por eso no te he dado demasiado tiempo.

Temporizador: 4.

Baku: Al fin y al cabo estoy aquí para cumplir órdenes.

Temporizador: 3.

D105: ¡MALDITO!

Temporizador: 2.

Baku: Ahora si no te importa…

Temporizador: 1.

El hombre dio un ligero empujón a D105 para alejarlo antes de que estallase.

Baku: No quiero quemarme vivo.

Temporizador: 0.

D105: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAGH!!!

Finalmente, el temporizador terminó por explotar, lanzando a D105 por los aires y estampándolo de nuevo contra el muro, aunque para sorpresa de Baku, si bien parecía inconsciente, aún respiraba.

Baku: Tsch, bueno, pues nada, ahora tengo: opción A, llevárselo a Rexius; opción B… no, creo que solo hay opción A.

El hombre comenzó a caminar hacia su presa, tomándose su tiempo mientras se regodeaba de su victoria, pero antes de llegar a él por completo…

Baku: ¡QUÉ…!

…D105 abrió los ojos mostrando un fuerte color dorado.

Mientras tanto, el grupo principal seguía luchando, Mirei, Buhroi e Impen comenzaban a plantarle cara Samael mientras Acieroy seguía recibiendo palizas por parte de Sylvain mientras Marke le vitoreaba y Pride miraba con desacuerdo.

Marke: ¡¡¡AHORA EN LA ESPINILLA!!!

Sylvain: ¡CÁLLATE, ES MI ENEMIGO Y LE REVIENTO COMO QUIERO!

Pride: Ahora habla de forma mucho más mundan…

En ese momento, todas las peleas del lugar cesaron ante un hecho inesperado, algo había atravesado la pared del pasillo que estaba al otro lado de la guarida donde se encontraban, levantando una enorme nube de polvo y dejando perplejos a los presentes.

Leto: *cof* *cof* Qué puñeta…

Buhroi: ¡Eh, eso parecer alguien!

Marke: ¡PERO SI ES…!

Ese no era otro que Baku Shot, casi inconsciente, inmóvil y lleno de heridas y sangre a causa del golpe.

Marke: ¡BAKU, ES UNO DE LOS HOMBRES MÁS FUERTES DE REXIUS!

Samael: Conozco… a ese infiel, es alguien realmente extraordinario para ser un hereje…

Acieroy: Sí… yo también, ¿quién posee tal poder como para ser capaz de…?

???: Un hombre sin fe es un hombre sin una razón para luchar.

Buhroi: Esa voz sonar.

Faidit: ¡Es cierto, es…!

???: Los conceptos como “Dios Falso” no existen, todos adoramos al mismo ente, solo lo interpretamos de distintas maneras.

Samael: ¡¡¡MI SEÑOR!!!

Como responsable del estado de Baku no había otro que D105, irradiando un potente aura dorada de luz que dejó atónitos a los presentes al ver su rostro, ese rostro confuso y extrañado había sido sustituido por una mirada cegadora llena de determinación y esperanza.

¿D105?: Ah, si es el pequeño Samael, como me alegro de verte lo que has crecido.

Samael: ¡¿SABE MI NOMBRE?!

¿D105?: Probablemente no te acuerdes de mí, eras muy pequeño, pero me gusta ver que has seguido por el buen camino.

Baku: Mal… dito…

¿D105?: ¿Sigues consciente?

Baku: Tendría… que haber hecho más caso a Rexius… has recuperado… tus recuerdos…

Faidit: ¿SUS RECUERDOS?

¿D105?: Me presento ante vosotros, soy el antiguo General Real de Yesuikristia, vivo por y para promover la palabra del señor, aunque tengo un pensamiento muy laxo al respecto que levantó problemas con la Iglesia.

Samael: Pero… ¿entonces no es nuestro Dios Supremo?

¿D105?: Por favor, no me llames así, es una ofensa para la fe que profeso, mi verdadero nombre es…

El barbudo redirigió su vista hacia Baku mientras envolvía uno de sus puños en un curioso haki dorado, levantando posteriormente un enorme escombro con una sola mano…

¿D105?: Jacob.

…y lanzarlo contra la cara de Baku.

Capítulo 53: Hora del plan B

Todos han quedado anonadados ante el poder del tal Jacob, el cuál ha conseguido dejar casi inconsciente a Baku, pero de repente su brillo dorado se apaga y mira al resto de la sala. Serio. Desafiante. Imponente. para decir...

Jacob: ¿Tienen baño por aquí?

Muchos caen de bruces contra el suelo ante la pregunta tan fuera de lugar que ha planteado esa poderosa persona hasta hace escasos momentos.

Jammer: Esto es una Jammercuevaultrasecretadelaleche, claro que debería haber baño, pero no lo hice porque no me hace falta.

Pride: ¡Pero para que contestas, imbecil...!

Marke: Pues yo te puedo vender mi ultra moderno último producto, El Succionador de Morralla Intestinal y Ural X21 Marca Mark. Será medio millón, pero está regalado, casi que pierdo dinero.

Pride: ¡¡¡Y TÚ NO TE APROVECHES PARA SACAR TAJADA!!!

En otro lugar de la sala, Impen se ha acercado a Sylvain y Jammer sigilosamente para pedirles ayuda con una cosa.

Impen: Necesito que firmes este contrato...

Sylvain y Jammer: ¿Por qué?

Impen: Voy a proceder con el plan B.

Sylvain y Jammer: ¿Eh?

Impen: Te explico.

Y trás comentarles lo que va a hacer ambos deciden firmar.

Impen: Preparaos, no creo que esos dos idiotas y el sueros los distraigan por mucho más tiempo.

Entonces se raja el brazo, haciéndolo sangrar y abriendo a su vez una gran cantidad de portales.

Impen: Red de Contratos: Furia de las Bestias.

De los portales salen hormigas con cascos militares, Cowballs, pulpos boxeadores, mantis gigantes y muchos otros seres monstruosos.

Impen: (Ahora le toca a Sylvain, con el eso podrá hacer desvanecer su dolor y a su vez nuestra presencia). Pecado Capital de la Pereza: Belfegor.

Sylvain se empieza a transformar, le crece una gran barba, su nariz y orejas se apuntan y sus largas piernasse vuelven moradas en contraste con el azul de sus marcas.

Sylvain: *BOSTEZO*

De pronto todos los que no son del grupo y Jacob desaparecen a la vista de los demás.

Acieroy: ¡¿Otra vez?!

Samael: ¡No, he vuelto a perder al mensajero, que Dios se apiade de su siervo!

Leto: Tch, esto es malo...

Impen: (Ahora le toca a Jammer, su transformación debería permitirle aumentar las ansias de cualquier sentimiento de cualquier persona a su alrededor e inclusive consumir esa energía para recuperarse o a sus aliados). Pecado Capital de la Gula: Belcebú.

Jammer debido a su condición de caracol no cambia mucho, de su caparazón salen pinchos y alas de murciélago, su cuerpo parece ser ahora de magma en vez de baba y hay moscas casi de su tamaño volando a su alrededor.

Jammer: Ganadero de Tsus Bestias.

De pronto la furia de los animales se vió en aumento, arremetiendo entre ellos y las personas presentes.

Impen: ¡Tenemos que salir de aquí, para ellos ahora somos como las rocas que ve uno en el camino, pero seguimos siendo tangibles! Jammer, ¿puedes hacer algo?

Jammer: Creo que te estás excediendo con tu Deux Ex Machina de poder o como se diga, haciendome tan protagonista. Pero si, siganme todos y a Tsus Vendas Abre Pasadizos.

Y aprovechando su propia habilidad, consigue aprir un pasaje para que puedan salir de esa situación momentaneamente peligrosa. Mientras, Impen toma un Den Den Mushi que encontro antes entre los guardias de los pasillos y hace una llamada.

Impen: Hey Roxie, hey Milo. ¿Tenéis a mis nuevas amigas?

Roxie: (Balbuceos sin sentidos).

Milo: Si jefe, son supermonas.

Impen: Genial, los subordinados que obtuve aquí fueron derrotados, os toca a vosotros atacar desde fuera miéntras nosotros atacamos desde dentro. Ah, y Leto está por aquí y tiene un arma muy peligrosa.

Milo: Entendido, haré que esa zorra se arrepienta de haber traicionado a nuestra empresa, bueno, la empresa que tanto le costó levantar.

Impen: Ya...


Tras escapar de la isla con el Grimorio, Impen se enfrascó en ese libro durante un año hasta memorizarlo y estudiando que eran las páginas que podían faltar, pero tras ese tiempo desistió. En los siguientes años formaría D.E.M.O.N., conociendo poco a poco a sus primeros amigos.

Leto: Sería un honor trabajar con usted señor Infernu, quiero aprenderlo todo de usted.

Impen: Llamemé Impen, seguro que tiene un potencial extraordinario, y en más de un sentido.


Roxie: No estoy muy familiarizada con este tipo de trabajos pero...

Impen: ¿Necesitas el puesto? Es tuyo.

Roxie: ¿Eh? Así... ¿Sin más?

Impen: Si, será un placer trabajar juntos.


Milo: Y así es como pulverice a ese tipo solo con uno de esos cuchillos para untar mantequilla.

Impen: Me encanta tu pasión y estilo. Te voy a contratar y hacer jefe directamente.


Un día, en una reunión tras un trabajo, estaban los cuatro bebiendo para celebrar, cuando a Impen se les escapó algo que llevaba años ocultando.

Impen: ¿Sabéis? De pequeño en mi isla natal, Edén fui odiado por todos por mis orejas puntiagudas, mi pelo rojo y una marca de nacimiento con forma de pentagrama en mi ombligo. Pero todo se fue al traste cuando de casualidad consumí la fruta del diablo. Me convertí en un verdadero demonio y la gente me atacó, cuando yo estaba... indefenso... asustado... s o l o..., en ese momento active algo, no lo recuerdo, no quiero recordarlo valgame el diablo, pero acabé con todos y cada uno de ellos, y no me sentí más aliviado jamás, me sentía horriblemente mal, pero era lo menos mal que me había sentado nunca y pensé que era felicidad. Pero felicidad en verdad es tenerlos a ustedes, muchas gracias por ser mis trabajadores, que digo trabajadores, mis colegas, mis panas.


Impen: (Ahora solo me quedan tres contratos más mi sello, y para hacer más me hace falta el libro).

Sylvain: Pst, Impen. ¿Por qué tengo ganas de sentarme en un vater?

Jacob: ¿Un vater? Debemos de haber llegado al baño.

Sylvain: ¡No es eso!

Impen: Tu pecado capital tiene de trono una letrina, debe ser eso.

Jammer: Ja ja, a el piernas largas demonio barbudo tiene una mierda de asiento, 25.

Marke, ¡Jajajajaja, 25 dice!

Capítulo 54: Leal a Moloplace

—¿¡En serio me ha tocado ser una sucia y olorosa bestia peluda!? -se quejó Sylvain- ¿¡Por qué Jammer no ha cambiado!?

—Emmmm, no se de que hablas :/ -respondió Jammer- Mi aspecto ahora es radicalmente diferente.

—Pues yo te veo igual -dijo Mirei

—Emmmmm, ahora tengo pinchos y alas en el caparazón, soy totalmente diferente -indicó Jammer

—Jammer, tus alas miden 2cm, practicamente no se ven -le contestó el noble

—¿Eso que oigo son lloros? -le cuestionó el caracol de aspecto radicalmente diferente a otros caracoles.

—Ojala hubiera un salero por aquí... -murmuró Sylvain- En cualquier caso, ¿¡Cuanto tiempo voy a estar con esta forma!?

—Ah, no te preocupes, pienso retirarla cuando empecemos el plan de ataque -explicó Impen- Lo mismo se aplica con Jammer, sin embargo actualmente son esenciales: Con la invisibilidad que otorga el Belfegor de Sylvain podremos pasar desapercibidos hasta que empiece el banquete, que no debe de faltar mucho, unas cuantas horas hasta que amanezca. Mientras que el Belcebú de Jammer nos permitirá estar al máximo de energia.

—Así que la batalla por fin va a comenzar... -murmuró Mirei

—¡Ah, cierto! -se acordó Sylvain, el cual desvió su mirada D105, ahora conocido por su nombre real: Jacob- ¡¡Tú!! ¡¡Tú tienes los poderes de la memoria!! ¡¡Usa tus habilidades y cura a Marke y a Dormé!!

—Mh... -farfulló Jacob apartando ligeramente la mirada

—¡¡Venga, hazlo!! -le ordenó Sylvain

—Me temo que no puedo hacer eso -respondió Jacob- Hacer eso requeriría despertar a la planta que habita en mi interior, la cual no solo obedecería a vuestros deseos sino que provocaría una destrucción masiva -explicó el ex-general real

—Hey, hey, hey, hey -intervino Marke- ¡Markegod es god pero Markegod con memoria sería aun mas god! ¡¡Seguro así recuerdo contratos del pasado!! Tch, malditos morosos...

—Entonces... ¿¡No hay forma de devolverle la memoria a Dormé!? -preguntó Sylvain aterrado por la idea de que su amada quedara permanentemente amnésica.

—Cuando Lilith despierta, quedo inconsciente y mis memorias son reseteadas -explicó Jacob- Sin embargo, si lograseis separarla de mi, sería sencillo el hacer que os devolviera las memorias.

—Aguarda un segundo -le interrumpió Faidit- ¿Lilith?

—¿La plantucha asesina se llama Lilith? -preguntó Pride

—Nombre bonito para planta grande -añadió Buhroi

—¿Asesina? No os equivoqueis, tan solo es un animal buscando alimentarse, utilizar terminos humanos como "bueno" o "mavado" es una estupidez -contestó Jacob- Lilith es un pequeño mote que le puse, varias veces me encargué de calmarla, sin embargo la última vez... no salieron las cosas como pensaba, y acabé amnésico y parasitado.

—¿Y cómo demonios vamos a separar la planta de ti? -cuestionó Sylvain

—Si tuviera respuesta a esa pregunta ya lo habría hecho yo mismo -contestó Jacob

—De acuerdo, de acuerdo, buscaremos como sea una forma de sacarte la planta -aceptó Sylvain- Contigo de nuestro lado, sacar a Rexius de en medio y empezar a buscar una solución sera lo más eficien-

—No voy a ayudaros a asesinar a Rexius -contestó secamente el barbudo

—¿¡Vas a proteger a ese trozo de mierda!? -le gritó Pride

—No os equivoqueis: Rexius es un peligro para esta isla y ha de ser detenido, por eso mismo os ayudaré a acabar con sus planes -explicó Jacob- Pero acabar con su vida es otra historia.

—Si el archiduque sigue vivo, intentará una y otra vez adueñarse de la isla -le dijo Mirei- ¡Si no acabamos con él, la gente seguirá sufriendo!

—Si acabais con él, la cosa será incluso peor -respondió Jacob- No todos vosotros sois locales de aquí, ¿verdad? En cuanto mateis a Rexius volvereis a vuestros lugares de origen y os olvidareis de las consecuencias de vuestra venganza. Con el archiduque muerto y sin heredero disponible empezará una guerra civil entre Yisukraistia y Citania para quedarse con el reino.

—¿¡Despues de todo lo que hemos sufrido, quieres que dejemos en paz a Rexius!? -le gritó Mirei, adoptando un tono rojizo fruto de la ira- ¡¡En cuanto matemos a Rexius, haré que el Ejercito Revolucionario ocupe la isla, de esta manera no habrá ninguna guerra civil!!

—Tienes razón, en ese caso tan solo habría una guerra entre Isla Arsis y el ejercito revolucionario -la fria respuesta del "Dios Supremo" golpeó con fuerza a Mirei- Moririan tanto civiles como revolucionarios.

—Entonces... ¿Qué hacemos? ¿Que hacemos para que no estalle una guerra? -preguntó Faidit

—A mi tampoco se me ocurre un metodo para acabar con esta violencia entre ciudades, es por ello mismo que no os pienso detener en vuestro intento de asesinato -contestó Jacob- Solo me queda desearos suerte y que sea lo que el Creador quiera.

—Hay una solución -intervino Jammer- una forma de unir a los diferentes reinos y evitar que la muerte de Rexius conlleve a una guerra civil

—¿Hm? Te escucho joven rubiales -dijo Jacob clavando su mirada en Faidit

—¡No, yo no! ¡El de arriba, el caracol! -indicó Faidit

—Sin embargo, mi plan posee un gran fallo, depende del sacrificio de uno de nosotros -dijo Jammer

—¿¡SACRIFICIO!? -se alteró Mirei

—Mmh... No estar de acuerdo con plan -inquirió Buhroi- Vida ser lo mas importante, no deber perderla. Tener que buscar otra solución.

—No me refiero a perder la vida, sino dedicar toda su vida a la causa, dar la vida por Isla Arsis -dijo Jammer, el caracol saltó de la cabeza de Faidit y se deslizó por el suelo hasta colocarse frente al "sacrificado"

—¿Yo? -preguntó el sacrificado- ¿El que debe de sacrificarse soy yo?

—Así es, no puede ser otra persona, tan solo tú -le confirmó Jammer

—Tch, a ver, ¿que quieres que haga? -le preguntó el sacrificado- Estoy seguro que no sera para taaaan-

—Conviertete en el rey de Isla Arsis -dijo súbitamente el caracol, provocando una mueca de horror e ira en su interlocutor- Doctor, tan solo tú puedes, la leyenda de Arsis sigue tan viva como siempre, si un descendiente de Arsis se presenta como rey, los Archiduques no tendran otra opción más que aceptarlo.

—¡¡Y UNA MIERDA!! -le gritó Pride- ¿¡QUE TE HACE PENSAR QUE ACEPTARÍA SER REY!?

—¡¡Los reyes ganan mucho dinero!! ¡¡Y consiguen una gran fama politica que les permite hacer negocios con los peces gordos!! -argumentó Marke

—¡¡No me importa el dinero!! -le calló Pride- ¡¡Me niego, me niego totalmente!! ¡Además, ¿que te hace pensar que los archiduques me aceptarían tan solo por mi sangre!?

—Así tal cual no, no te aceptarán, te desacreditarán y te mandarán asesinos constantemente -explicó Jammer- Pero si en el banquete logras hacer alguna increible proeza frente a los invitados y te proclamas como heredero de Arsis, la opinión popular a tu favor será tan masiva que los archiduques tendrán que aceptarte para no verse decapitados por un alzamiento del pueblo. ¡Ah, y no te preocupes por demostrar tu sanguineidad, el papi Jammer ya tiene eso pensado!

—¡¿Y que proeza de mierda debería de hacer, eh!? -le preguntó Pride

—¡Obviamente no pienso dejar que mates a Rexius porque ese trozo de mierda es mío! -contestó Jammer

—¿De que hablas? A ese bastardo tengo que asesinarlo yo -intervino Sylvain

—Mientras le pueda hacer sufrir, no me importa quien de el golpe final -añadió Mirei

—¡¡Yo pedir su cabeza y una parte del daño!! ¡De lo contrario no considerarse muerte justa!! -exclamó Buhroi

—Yo con salir de esta con mi grimorio de una pieza ya me encuentro satisfecho, que se vaya a la mierda el contrato -dijo Impen

—Yo tan solo quiero recordar... -murmuró Marke con las lentes grises

—Bueno... Yo no tengo ningún asunto personal contra Rexius, ¡¡Pero ha traumatizado a mis amigos y ha dañado a inocentes, como caballero que soy he de hacerle probar la justicia!! -clamó Faidit

—¡Lo ves, doctor! ¡¡La cabeza de Rexiusmierda ya está reservada (por mi)!! ¡¡Así que no puedes ser tú el que le de el golpe final!! -dijo Jammer

—¿¡POR QUÉ HABLAS COMO SI HUBIERA ACEPTADO TU PLAN DE CORONARME!? -le preguntó enfurecido el doctor

—¡¡Porque si no aceptas, el 70% de habitantes de la isla parecerá un pan de Isla Cataltupida, aplastada y llena de rojo!! -explicó Jammer en tono alegre- Pero tranqui, tu proeza es sencilla de cumplir.

Pride suspiró de hartazgo —A ver, ¿Qué es? No voy a aceptar, es solo para ver que estupidez dices...

—¡¡Derrota a One Plus Two en combate!! ¡Los invitados se quedarán de pasta de boniato al ver eso! -explicó Jammer con eufóricas gesticulaciones

—¡¿QUE TIENE ESO DE SENCILLO!? ¡¡ES UNA MALDITA LOCURA!! ¡¡AHORA SÍ QUE NO LO PIENSO HACER!! -le gritó Pride- ¿¡No solo tengo que matar a ese puto monstruo, sino que mi recompensa por hacerlo es vivir una vida de mierda, solo y deprimido en un puesto que jamás quise!?

—No tienes porque hacerlo solo... -murmuró Mirei

—¿ah? -gruñó Pride volteando hacia ella

—¡E-es decir, mi plan es que el Ejercito Revolucionario ocupe esta isla y así acabar de una vez por todas con los abusos de los poderosos, pero el Dios Supremo tiene razón, eso llevaría a una guerra entre los reinos y el ejercito! -se justificó Mirei con cierto rubor- ¡Por lo que la colaboración entre un rey aceptado por el pueblo y el ejercito revolucionario sería lo ideal para una pacífica transicion!

—Entonces, ¿si aceptase ser rey, te quedarías a gobernar connmigo?... -le preguntó Pride

—Ah... Uh... Sí... Pero tan solo porque... -Mirei se encontraba cada vez más roja, parecia que Ikari la había poseido

—No hace falta ni que lo digas... Ya lo sé... -murmuró Pride

—¿¡QUE SABES!? -se alarmó Mirei

—Quieres que yo, el gran Dr. Pride, utilice mi intelecto superior para ayudar a la causa revolucionaria, es comprensible, no hace falta que te averguences, si fuera tú también me pediría ayuda. -explicó Pride orgulloso de si mismo

—....

—Jovenzuela, lo tienes crudo, es muy denso -le dijo Jacob

—¡¡TÚ NO TE METAS!! -Mirei con un puñetazo mandó a volar tanto a Jacob como a Pride

—¿¡Y yo por qué he cobrado!? -le preguntó Pride tras recibir el golpe- ¡¡Esa conducta no es normal, te diagnostico con bipolaridad!! ¡¡Soy doctor, recuerda!!


Mientras tanto, fuera de la ciudad fortificada de Moloplace, dos individuos se acababan de bajar de sus respectivos caballos en medio de un frondoso bosque.

—Malditos... Nos la han jugado -se quejó Pomeroy

—Snif... Snif... Caer tan de pleno en la trampa... Me rompe el corazón -sollozó One Plus Two

Las dos figuras de más alta autoridad en Moloplace habían hallado los señuelos lanzados por Jammer, One Plus Two agarró al individuo que estaba vestido como Dr. Pride y tras verificar de nuevo que no era el auténtico, lo arrojó con violencia al suelo.

—Creo que son nuestros soldados -se fijó Pomeroy- estan inconscientes, con un poco de tratamiento médico estarán como nuevos, aunque me preocupa un poco la hipoter- -One Plus Two lanzó sus canicas a los cuerpos, estallando las cabezas de cada uno de ellos- -¿¡POR QUÉ HICISTE ESO!?

—Sniff... Pobres almas en pena... En paz descansen... -dijo One Plus Two adoptando pose de oración

—¡¡NO ME VENGAS CON ESAS!! -un irascible Pomeroy agarró a One Plus Two por la bufanda y lo levantó- ¿¡POR QUÉ LES MATASTE!? ¡¡ERAN SOLDADOS DE MOLOPLACE, JURARON LEALTAD A MOLOPLACE, IGUAL QUE NOSOTROS!!

—¡¡Pero Pomeroy-san, no lo entiendes!! -contestó One Plus Two con cierto jolgorio

—¿No entiendo? ¿¡Qué no entiendo!? -le cuestionó Pomeroy

—Yo nunca juré lealtad a Moloplace -contestó el General Real adoptando un tono más grueso.

Un agudo dolor inundó el cuerpo de Pomeroy, el cual escupió sangre y arrojó a One Plus Two hacía un costado. El Teniente General había sido disparado por la espalda.

—Traidor de mierda... -murmuró Pomeroy, de los arboles empezaron a salir soldados de Moloplace, todos armados con rifles y pistolas- ¿Quienes son estos tipos? Fueron capaces de seguirme mientras ocultaban su presencia -pensó observando su alrededor- Esto no fue casual, desde que salimos del castillo, One Plus Two ya había planeado matarme...

—¡Tuve que rematar los cuerpos por si alguno fingia estar dormido! ¿Era esa la respuesta que querías? No los maté por sadismo -explicó One Plus Two

—Los mataste para que nadie se enterase de lo que planeabas hacerme en este bosque -atinó Pomeroy las intenciones de su oponente

—¡¡Exacto!! ¡Tan listo como siempre! -le felicitó el General Real- ¡Y por cierto, el traidor eres tú, no yo!

—¿A que mierdas te refieres? -le preguntó Pomeroy

—Oh, ¿te crees que no nos enteramos? De lo que hiciste hace 14 años -esta última oración provocó un escalofrio en Pomeroy junto a un seguido de recuerdos- Cuando le perdonaste la vida a Retter Hoffen y le dejaste escapar de la isla.

—Un mocoso como él no era una amenaza, no vi necesario matarle, eso es todo. -se justificó Pomeroy

—A mi me da que no fue por eso, me da que tu compañerismo con Emma nubló tu deber y acabaste protegiendo a su hijo para cumplir su última voluntad. -teorizó One Plus Two

—¡Era tan solo un niño! ¡¡No era necesario matarlo!! -le increpó Pomeroy

—Pero desobedeciste una orden directa de Rexius, y ahora ese crio nos atormenta como el Dr. Pride, el cual sí es una gran amenaza -contestó One Plus Two

—Le dejé muy claro al mocoso que si volvía lo mataría, cada vez que le he visto le he intentado matar, mi lealtad hacía Rexius fue inquebrantable. -respondió Pomeroy

—¿"Fue"? -remarcó One Plus Two

—Si crees que soy tan imbécil como para no darme cuenta de que vosotros dos orquestasteis este intento de asesinato es que te faltan muchas luces -contestó el ex-teniente general- Mi lealtad está con Moloplace, confié en Rexius porque su padre, Caexius, le amaba, pero supongo que mi lealtad me cegó... No pude ver que el no era un archiduque como su padre, tan solo un megalomano loco de poder... ¿¡Me estas escuchando, verdad, Rexius!?

One Plus Two sacó un Den Den Mushi, de este empezó a emerger la risa de Rexius

—Oh, Pomeroy, Pomeroy, no sabes lo mucho que hemos estado esperando este momento -dijo Rexius a traves del caracol- Realmente es una pena, te conozco desde hace decadas, practicamente te considero mi padre, pero desde el incidente de la bestia roja notaba como tu desconfianza hacia mi aumentaba. Jamás te tragaste eso de que el escape de la bestia roja fuera un accidente.

—Estaba de acuerdo con tu plan de usar a la bestia roja para volverte un heroe pero... usándola para atacar a tu propio padre... No, jamás hubiese apoyado eso -respondió Pomeroy- Yo solo quería la seguridad de Moloplace, y después de tantos años sirviendo como soldado... Estaba agotado, me desesperé, quería la paz como fuera, pero el incidente de la bestia roja no llegó a nada, el resto de ciudades quedaron maravilladas por tu actuación, pero no fue suficiente, no conseguiste convertirte en rey.

—¡¡PERO FUE UN PASO ESENCIAL!! -gritó Rexius, alterado por la acusación de fracaso, tras un espacio de silencio en el cual el archiduque recuperó la calma, volvió a hablar- La información que te conté sobre el plan de mañana fue... limitada, porque sabia que si te la contaba te pondrías en mi contra.

—Rexius, bastardo... No me digas que vas a usar la planta para... -murmuró Pomeroy

—Así es, para volverme el heroe que todos admiran... Destruiré los tres reinos de Isla Arsis, Moloplace incluida, y cuando el apocalipsis empiece y el cielo rojo se alce... Los supervivientes de la masacre tan solo podrán aceptarme como rey o sucumbir a la muerte.

Tiempo restante para el banquete: Dos horas

Capitulo 55: Ultimas palabras

Erase una vez, en la segunda y mejorada Jammercueva~

Jammer: Ojala pudieran ver esto.

Faidit: Señor Jammer, me preocupa no saber de que habla.

Jammer: ¡El Archiduque, está enloqueciendo sin la tiesa!

En efecto, lo que el cuarto Den Den Mushi Táctico, Denatello, estaba reportando, era al Archiduque quitandose el estrés de forma no habitual.

Rexius: Hm, nada mal.

Mayordomo con una peluca: A-Archidu...

Rexius: ¡DI MI NOMBRE!

Mayordomo con una peluca: ¡REXIUS!~

Rexius: Mhm, eso me agrada... ahora...

Un movimiento de mano, como si de recolectar fruta se tratase.

Mayordomo con una peluca: ¡ah! Archi-

Rexius: ¡MI NOMBRE!

Mayordomo con una peluca: ¡¡REEEXIUS!!~~

Rexius: ¡SI, ESE SOY YO!

La mano rapidamente se aproximaba mas y mas a un puño, pero a diferencia de cuando amenazaba a sus empleados... no estaba apretandole el craneo. El mayordomo cayó al piso en shock por el dolor, su pompa izquierda molida.

Jammer: ¡Oh, está tan frustrado! tutuuu que pringao miren como de enojado se lo ve. Oh se bajó los pantalones...

Jacob: ¡Por el amor de Esau, no necesitamos escuchar eso!

Sylvain: Tsk.

Marke: Oh, ahora que haces un ruido enojado me recuerdas, si necesitas guardar un cuerpo puedo ofrecerte un ataud guardatiesas marka marke para tu-

Sylvain: ¡No voy a meter a Dorme ahí!

Jammer: ¿Quieres que la envuelva?

Sylvain: ¡No es una mo- ¿¡LE ESTAS DICIENDO REGALADA!?

Jammer: Pues no hace mucho mas que una momia, encuentra un lugar para guardar tu McGuffin. No tenemos mucho tiempo para el banquete, una hora.

Sylvain: ¿Que hicimos para perder tanto tiempo? ¡TENIAMOS CASI TODO EL DIA ANTERIOR Y YA ES LA MAÑANA DEL DIA DEL BANQUETE!


Mirei: ¡Uno!

Pride: Mas cuatro Mas cuatro Mas cuatro te salto te salto Mas dos Mas cuatro Invertir Mas ocho Invertir Mas cuatro, mi jugada magistral planeada toda la partida ha-

Mirei: ¡NO DIJISTE UNO, RECOGES TODO EL MAZO!

Retelangello: *chillando* ¡ESA NO ES UNA REGLA!

Mirei: ¡ASI LO JUEGO YO!


Todos miramos al Gran Mercader, Marke Shot, que tras discutir si Retrete debería ser o no el nuevo Rey, nos hizo perder el tiempo con sus juegos de cartas.

Marke: ¿Que? el verdadero culpable es Pride, que prefería el ajedrez y nos forzó a un torneo.

Retrete: ¡Emmm disculpa? Es culpa de Impen.

Impen: ¿MI CULPA? No seas orgulloso y-

Jammer: A nadie le importó tu charla de 2 horas sobre pecados capitales, nadie entiende tus habilidades y...

Impen: ¿Bueno? no te detengas ahora lujuriosa, dinos lo que piensas.

Jammer: El Archiduque acaba de... bueno, de eso. Se puso los pantalones elegantes ya, no tenemos mucho tiempo. Si quieren decir algo díganlo ahora, tan solo tenemos 57 minutos antes que empiecen a comer.

Buhroi: Yo querer. Nunca contar razón yo visitar Arsis. Yo-

Buhroiserio.jpg

Pride: Sisi todos lo odian ya entendí-

Buhroi tomó a Retrete por la cabeza. Una seria atmosfera se sentía.

Buhroi: Tu callarte cuando yo contar mi vida. Todo comenzar cuando-


Jammer: Vaya, es una gran motivación, deberías recordarla a mitad de nuestra venganza para sentirte mas motivado.

Buhroi: Yo hacerlo.

Jammer: Bueeeeno, ¿alguien mas quiere decir unas palabras?

Marke: No Faidit, pero tengo una pregunta ¿Jacob va a estar comiendo palomitas en el sofa todo el tiempo? Podría mancharlo.

Jacob: ¿Que? las mate yo mismo, no he comido carne en años.

Faidit: Pa-pajarito...

Mientras el caballero de Arifua recordaba su brazo caerse con una sensación mojada y deslizante, traumatizado hasta lo mas profundo de su alma, Jammer miró fijamente a los que quería hacer hablar.

Faidit: Mi brazo... Mi brazo... Mi brazo...

Mirei: Re-Ret- >w<

Pero teniendo exactamente un minuto y 3206 segundos restantes, Jammer no pudo dejarles desperdiciar el tiempo de esa manera y saltó de la cabeza del caballero de Arifua, y planeando con sus aerodinámicas alas una ultima vez, se posó en la cabeza de Mirei y le vendó la boca tras tapar los ojos al doctor.

Jammer: Retretelangello, cuando terminemos con el Archiduque quiero tu ayuda en un experimento de ciencia.

Pride: Oh, ¿que es este proyecto? Un genio como yo podrá hacerlo.

Envolviendo a Mirei en mas y mas vendas a medida que se resistía, Jammer dijo:

Jammer: Quiero investigar el sabor de tu espeso exilir, Doctor~

Impen: La gula.

Pride: Oh, haberlo dicho antes. Puedes beber un poco de un frasco luego.

*piiiiiiiiiiiiiiiiiii-

Jammer: Ah, está quemando las vendas.

Mirei: ¡FAIDIT!

Faidit: ¿¡!?

Mirei: Que no salga de tu capucha. Nunca.

Pride: Oh, esa voz fue muy convincente Jammer. Mirei, ¿entonces no quieres tragartelo?


Muchas malas bromas y pequeñas charlas bobas, los últimos 40 minutos antes del banquete fueron asi. Es una lastima en verdad que esto nunca pueda volver a ocurrir: que uno de ellos no haya sobrevivido al banquete.

Capítulo 56: Un plan, un objetivo

El tan esperado día finalmente ha llegado, y el famoso banquete organizado por Rexius ha comenzado. Los invitados se hallan en sus asientos, esperando a que las bebidas y alimentos les sean servidos por los múltiples mayordomos del castillo.

-Smiler: ¡Ahhh esto era lo que quería, vino de calidad de Moloplace!

Smiler opta por beber directamente de la botella pese a que uno de los mayordomos se tomó la molestia de servirle una pequeña cantidad en una copa.

-Makuri: ¿Porqué estás comiendo chocolate teniendo una mesa llena de delicias frente a tus narices?

Makuri aprovecha la situación y se dedica a comer deliciosa carne que en su reino se requeriría de 3 hipotecas para pagar, mientras observa al cerdo que tiene a su lado comiendo barras de chocolate.

-Reeza: ¡No voy a encontrar una delicia tan valiosa como esta!

-Tibu Rao: ¿De qué tipo de valor están hablando? Porque si es tan valiosa te aseguro que es más conveniente esperar a que se re-valorice. Ahora todos se ríen, pero cuando las Berrycoins dominen el mercado-

Tibu Rao es interrumpido por un golpe a la mesa dado por Kahloca, indignada por las palabras de este.

-Kahloca: AHH QUE RARO, UN HOMBRE PENSANDO EN "DOMINAR", CUANDO NO.

Al oír los gritos de Kahloca, Kanekouma deja de beber su té de manzana y coloca el libro que estaba leyendo en la mesa.

-Kanekouma: Wtf, ¿de qué me perdí?

Mientras los distintos invitados conversan y discuten entre sí, el anfitrión observa callado bebiendo vino y sacando un pequeño Den den mushi de manera disimulada.

-One Plus Two: Ya estoy de regreso, Rexius.

-Rexius(susurrando): ¿Te encargaste de Pomeroy tal y como te pedí que lo hicieras?

-One Plus Two: Claaaaro, le he dejado fuera de combate y después le dejé como los seres a los que controlaba. Si lo piensas es un final trágico...

One Plus Two se dispone a regresar hacia el Castillo Corazón, dejando atrás a un inconsciente Pomeroy con una especie de tiara metálica soltando chispas.

-One Plus Two: Le daba órdenes a esos gigantes incapaces de revelarse para finalmente acabar igual que ellos...*snif* ¡Adiós, Pomeroy!

-Rexius(susurrando): No empieces a armar uno de tus dramas, necesito que me traigas el bastón.

-One Plus Two: Descuida, lo tengo aquí conmigo junto con el libro de aquel sujeto. ¿Acaso es hora de la revelación?

-Rexius(susurrando): Sí, solo falta que Baku Shot me traiga a D105.

Lo que Rexius no sabía era que Baku Shot no solo había fallado en su misión de entregarle a D105, sino que además se hallaba con gran parte de su cuerpo congelado en este momento.

-Samael: Suficiente misterio, ahora tú responderás todo lo que te preguntemos.

-Baku: Tsk, genial, primero me cruzo con el ex-General Real de Jesucristia o como se llame y ahora con el actual.

-Acieroy: ¡No te hagas el rudo, tipo que tiene pintas futurísticas pese a que la isla está ambientada en un reino medieval! Responde, ¿porqué Rexius tenía a un ex-General Real secuestrado y amnésico?

-Baku: Hmph, ¿qué les hace creer que voy a contestar sus preguntas? Desde que fui elegido como el mejor de mi categoría le juré lealtad a Rexius, lo cual incluye A: seguir todas sus órdenes, B: no revelarle información confidencial a nadie que no sea de-

Baku se calla en cuanto el General Real de Citania clava su espada en el bloque de hielo en el que se halla encerrado, a milímetros de clavarse en su hombro.

-Acieroy: Todos esos puntos son inútiles en cuanto estás en una situación en la que corres el riesgo de experimentar grandes cantidades de dolor físico y psicológico.

La amenaza de Acieroy no solo alarma a Baku por motivos evidentes, sino que además causa que su visor se torne oscuro, cosa que intriga al grupo.

-Leto: ¿Huh? ¿se averió?

-Baku: Esas palabras....Sí, yo las escuché en algún lado...


-Baku: ¡Y-yo nunca trabajaría para alguien como tú! ¡yo soy una persona leal a mi gente, no podría unirme a alguien que solo quiere dañar y quitar!

-Rexius: Esas cosas dan igual en cuanto corres el riesgo de experimentar grandes cantidades de dolor físico y psicológico.


-Baku: Ah, sí...

Estas palabras actúan como detonante para que Baku Shot recuerde como fue que obtuvo su título y su increíble resistencia sobrehumana: siendo secuestrado y usado como conejillo de indias por Rexius.

-Acieroy: ¡¿Es que los hombres de Rexius pierden la cabeza con una simple amenaza?!

-Baku: Tsk, "hombre de Rexius"...Ojalá poder desvincularme de ese horrendo ser.

Los presentes que oyen las palabras de El Explosivo creen que efectivamente perdió la cabeza, puesto que está insultando al hombre al que hace unos segundos le juró lealtad.

-Baku: No sé que tanto me duren las memorias, así que aprovecharé para contarles todo lo que quieran saber.

-Samael: ...Bien, supongo.

-Rexius: (Tsk, estúpido Baku).

Más adelante, Rexius continúa esperando el llamado de Baku en el que confirmase la captura de D105, intentando mantenerse sereno para no alarmar a los invitados.

-Smiler: ¡Rexius, no sabía que tocabas batería! ¡Sumamamama!

El archiduque fuerza una sonrisa al haber oído aquel comentario dirigido hacia su movimiento de pierna causado por nerviosismo.

-Rexius: Hahah, seh...(Tranquilo Rexius, si muestras hostilidad frente a los invitados podrías generar conflictos bélicos y, más importante aún, enviarías el plan a la mierda).

Habiendo pensado en este posible escenario, el archiduque se relaja.

-Rexius: (Aunque D105 no esté capturado, aún así One Plus Two me traerá el Dial de Sonido que controla a la planta, por lo que simplemente debo asegurarme de que la tonada se oiga por todo el castillo).

Y más tarde, el General Real de Moloplace finalmente entra en escena, entregándole el Bastón de las Maravillas al archiduque.

-Rexius: Excelente, One Plus Two.

-One Plus Two: Fi-finalmente, después de tanto tiempo *snif* el plan se completará. ¿Como es posible que haya esperado tantos años por un mero banquete?

-Kahloca: ¿Porqué llora? A ti no te oprimen ni te niegan tus derechos, no seas llorone.

-Rexius: Ejem.

El archiduque llama la atención de los invitados haciendo sonar su copa con uno de sus cubiertos.

-Kabudoskoi II: ¡Dosu!

-One Plus Two: No, es Two, no "Dosu".

-Rexius: Ahora, reyes, presidentes y demás...

-Kahloca: Ha utilizado les pronombres adecuades para no excluir a ningún grupo social, por fin alguien que vive en el mismo año que yo.

-Rexius: Permítanme mostrarles el motivo por el que los llamé. A algunos les sonará familiar el nombre "Dionae Terribilis", ¿verdad?

Este nombre provoca que algunos de los invitados permanezcan indiferentes e intrigados, así como provocar que otros abran sus ojos alarmados.

-Smiler: ¿El nombre de qué cosa? ¿no tiene un nombre simplificado para que la gente como yo pueda decirlo sin que se le funda la cabeza?

-Reeza: *glup* Lo tiene..."Dios Supremo", la planta monstruo.

-Makuri: ¿A-aquella planta enorme que lo destruía todo a su paso y se devoraba a todo ser vivo q-que se encontraba..? ¡¿La que borraba memorias?!

-Shelao: ¡NO WN TA PAL GATO CULIAO!

-Jütengar: ¿Qué pasa con ella?

-Rexius: Algo que no les comenté es que logré encontrar la forma de contener y controlar a aquella monstruosa planta.

-Smiler: Wo, eso te convierte en el Super Mega Dios Supremo.

-Reeza: Si mal no recuerdo, había una especie de melodía que podía controlarla. Pero luego se fue volviendo cada vez menos eficaz, ¿verdad?

-One Plus Two: Eso fue antes de que descubriésemos que la planta necesitaba "descansar" de la melodía, así surtía mayor efecto después de haberla privado de ella por un tiempo.

-Rexius: Sí, y de paso descubrimos que la planta se mantenía tranquila y en su forma pequeña si la insertábamos en un cuerpo humano. Si bien me hubiese gustado presentarles al afortunado que lleva al Dios Supremo en su interior, no podrá ser posible. Pero no desesperen, su archiduque de confianza ha pensado en todo.

Habiendo dicho esto, Rexius comienza a mover la palanca incorporada al Bastón de las Maravillas para así seleccionar el Dial de Sonido.

-Rexius: Pásamelo, One Plus Two.

A su vez, el General Real le entrega un Den den mushi para que Rexius acerque el micrófono hacia el bastón.

-Rexius: Este Den den mushi está conectado a los distintos megáfonos esparcidos por el castillo. ¡En otras palabras, todos oíran la melodía de la Dionae Terribilis! ¡incluyéndolo a el!

Las palabras del archiduque comienzan a ser transmitidas por todo el Castillo Corazón, por lo que no tardan en llegar a oídos de nuestros protagonistas.

-Jacob: ¡N-NO, R-REXIUS HARÁ SONAR LA MELODÍA!

-Impen: Supuse que esto pasaría. ¡Rápido, si es que sabes escribir firma este contrato que-!

-Marke: ¡NO TEMÁIS, MARKE ESTÁ AQUÍ!

Marke entra en escena empujando innecesariamente a Impen a un lado y haciéndole caer al suelo.

-Marke: ¡Con tal de que aquella malvada melodía no pueda volver a ser utilizada por nadie con fines maquiavélicos..he decidido tomar medidas!

Mientras dice esto, el mercader sonríe mientras se quita su sombrero, revelando el verdadero Dial de Sonido sobre su cabeza.

-Jacob: ¿E-es ese...? P-pero entonces, ¿qué contiene el otro dial?



Y así, todo el castillo oye el tema que Marke utiliza para vender sus productos, causando que tanto Rexius como One Plus Two queden de piedra.

-Makuri: ¿E-esta es la melodía que controla a aquella monstruosa planta..?

-Smiler: ¡Pues tiene buen ritmo!

Y con esto el archiduque manda a la mierda la idea de mantenerse sereno, pues las venas comienzan a marcarse en su rostro.

-One Plus Two: ¡Se-señor Rexius, cálme-!

Enfadado, Rexius golpea el suelo con el bastón para frenar la música mientras con su otra mano utiliza su habilidad para sujetar a One Plus Two de su sombrero y así estrellarle contra la pared.

-Rexius: ¡ESE PUTO MERCADER DE MIERDA! ¡¿CREE QUE PUEDE JODERME TENIENDO LA MITAD DE SU CABEZA EN BUEN ESTADO?!

Antes de que los invitados logren hacer algún comentario sobre la actitud de Rexius, estos llevan sus miradas hacia un fuerte estruendo, notando que se ha formado un gran hueco en una de las paredes de la sala.

-Smiler: ¡WOWOWOWO, ESTE VINO SÍ QUE ES FUERTE! ¡ESTOY VIENDO UNA ESPECIE DE GIGANTE MÍSTICO!

-Makuri: ¡N-NO, N-NO ES COSA DE TU BEBIDA!

Tal y como Makuri recalca, lo que Smiler y el resto de personas ven es real, pues Jacob ha hecho uso de su Kami Tasukete para invocar a un gran ente dorado con el que derribar el muro. Si bien no es capaz de ver a su usuario, Rexius no tarda en captar lo que sucede.

-Rexius: (¡Dios Supremo...No, Jacob!).

One Plus Two intenta tomar cartas en el asunto, dispuesto a proteger a su archiduque y los invitados. Sin embargo, ni bien se recupera del golpe dado contra la pared, dos manos salen del otro lado de esta y le sujetan de los hombros.

-One Plus Two: ¡¿Eh?!

-Rexius: ¡ONE PLUS TWO, ¿QUÉ ESPERAS?!

-Jacob(susurrando): Tal vez no pueda hacer mucho, pero al menos déjenme..¡alumbrar su camino!

Después de que Jacob dice esto, este junta sus manos para que posteriormente aquel ente dorado suelte un destello por sus ojos que cubre toda la habitación.


-Pride: Bien, escúchenme cabezas de frijoles. Si realmente quieren que yo me haga con toda la gloria y acabe con el tipo con nombre de operación matemática que hasta Buhroi podría hacer, necesitamos combinar mi increíble IQ de más de 9.000 con sus coeficientes intelectuales que juntos darían unos 20 o 30.

-Sylvain: En otras palabras, necesitamos un plan para que Pride quede como el puto amo frente a todos. Tarea difícil.

-Pride: Emm no se de qué me hablas, blancucho.

-Sylvain: Rosadito.

-Jammer: Tutututu, conociendo a Rexius y lo bueno que es expresando su ira, lo más probable es que ataque al primero que le dirija la palabra en cuanto pierda el control.

-Marke: ¡Y escuchar el tema de negociación marka Marke™ será más que suficiente como para hacerle echar vapor!

-Mirei: Lo más probable es que One Plus Two sea el primero que le dirija la palabra, si siempre está a su lado asegurándose de que su archiduquesito permanezca calmado. Además, por si fuera poco, el le entregará el bastón a Rexius, que si bien suena como una tontería hay que tenerlo en cuenta si estamos hablando de ira siendo descargada.

-Pride: ¡Eso es! ¡Rexius golpeará y/o empujará a One Plus Two, lo que causará que caiga al suelo o se choque contra un muro, probablemente la segunda dependiendo de la gran cantidad de ira acumulada que el archiduque tendrá en ese momento! Jammer, ¿de casualidad sabes donde están reunidos Rexius y sus invitados?

-Jammer: La pregunta ofende, puedo escuchar todo lo que sucede en un radio de 50 Tsutsus. Se hallan en la habitación 2-C del Sector A.

-Faidit: ¡Ah, entonces podríamos atacarles desde detrás de algún muro! ¡podría lanzar un proyectil de aire comprimido, o Sylvain podría destruir el muro de una patada!

-Pride: No, la idea es que yo sea quien le cause daño a One Plus Two.

-Mirei: (Que rápido aceptó la idea de convertirse en el foco de atención).

-Pride: Buhroi, tu deberás esperar al otro lado de la habitación y, en cuanto oigas un estruendo, utilizarás tu FUERZA BRUTA para sujetar a One Plus Two con todas tus fuerzas.

-Buhroi: Buhroi comprender, Buhroi dejar quieto a hombre para que doctor pueda atacar.

-Pride: Luego necesitaríamos alguna forma de cegar a los presentes, no creo ser lo suficientemente veloz como para llegar a One Plus Two en un instante.

-Mirei: ¿Pero no eras tú el listo del grupo con un IQ de más de 9.000? Tan solo usa el suero ese de la Gomu Gomu 2.0, y luego yo te golpearé para que salgas disparado hacia One Plus Two.

El científico aprieta sus dientes enfadado por el hecho de que a Mirei se le ocurrió una táctica que a el no, y además una que involucra sus propios elixires. Sin embargo, de un segundo para otro suelta un suspiro y cambia su actitud.

-Pride: Sí. Bien pensado. Nada mal.

-Jacob: Por si no acabas siendo lo suficientemente veloz, puedo usar mi Kami Tasukete para cegar temporalmente a los invitados y a Rexius.

-Pride: ¡PUDISTE HABER DICHO ESO ANTES PARA QUE A LA ENANA NO LE DEN AIRES DE GRANDEZA Y SE CREA SUPERIOR AL CEREBRO Y LÍDER DE ESTE ESCUADRÓN!


Mirei cumple con su parte y aprovecha el destello para golpear a Pride con ganas, causando que este no sienta dolor y además salga disparado hacia el General Real gracias a su suero rosado.

-One Plus Two: (¡¿Qué es esta cosa que me está sujetando?! ¡Podrá ser fuerte, pero la verdad me deprime si cree que es suficiente para frenarme!).

-Buhroi: (¡Buhroi...p-perderlo!).

Tras un tiempo, One Plus Two finalmente se acaba librando del agarre de Buhroi a la vez que el gran destello de Jacob pierde su efecto.

-Reeza: ¡¿Que webos fue eso?!

-Smiler: Ughh, mis ojos...¿Es este el famoso Taiyo Ken?

-Rexius: ¡One Plus Two, no te quedes ahí parado y-!

Pero en cuanto el archiduque y el resto llevan sus miradas hacia el General Real, estos abren sus bocas sorprendidos al ver como Pride se le acerca mientras lleva uno de sus puños hacia atrás.

-Pride: ¡ONE PLUS TWO..!

Y repentinamente, el brazo de este aumenta su tamaño considerablemente gracias a la habilidad Tsu Tsu de Jammer, quien se oculta en su bata de científico.

-Pride: ...¡CAE ANTE EL NUEVO REY DE ISLA ARSIS!

Gracias a las mentes y los músculos de todo el grupo combinado, Pride logra conectarle aquel enorme puño a One Plus Two, haciéndole soltar sangre mientras atraviesa la pared que tiene detrás.

Capitulo 57: Con el  enemigo en las puertas

El resto del grupo entra para hacerle segunda a Pride, haciendo que Rexius este a dos segundos de perder los estribos. No obstante, no puede mostrar su verdadera cara frente a tantos dignatarios extranjeros. Así que, alza su acto una vez más.

Rexius: ¿¡Qué pasa!? ¡¿Quiénes son ustedes! ¡¿Acaso han enviado asesinos a matarme a mí y a mis invitados!?

Muchos de los gobernantes presentes se asustan, aunque otros como Reeza, Jütengar y Kabudoskoi II tienen sospechas de algo más pasando. Sospechas que son comprobadas cuando un peliplateado de barba aparece entre los atacantes. Su apariencia les es familiar, especialmente por un detalle.

Tibu Rao: ¡Esos tatuajes! ¡Ese es el hijo menor del Rey Argent de Grolive!

Ante estás afirmaciones, los acompañantes del noble grolivino se le quedan viendo, boquiabiertos como estúpidos.

Faidit: ¡Don Sylvain es...!

Buhroi: ¡¿Ser príncipe!? ¿¡Por qué no decir antes!?

Sylvain: No es relevante justo ahora. ¡Lo que si es relevante es que todos sabrán de tus farsas Rexius!

Rexius: Tch...

Sylvain: Pagarás por lo que has hecho a Dormé...

El Archiduque cambia de expresión tras el pequeño discurso del recién descubierto Príncipe, pero no es la alarma o desesperación que sus enemigos querían.

Rexius: Al demonio todo... la planta lo arreglará después. ¡Soldados!

Los guardias que resguardaban su evento de etiqueta se ponen en posición de firmes al escuchar la voz de su señor.

Rexius: ¡Maten a todos los intrusos!

Soldados: ¡Señor!

Mirei: Tsk..

Impen: Y aquí vamos, con un demonio...

Buhroi: Pero tu ya ser demonio...

Marke: ¡Para demonios, tengo mi repelente de demonios Marka Marke!

Sabiendo que pelearían también eventualmente, el grupo ya estaba preparado para la batalla, y sus habilidades se manifiestan contra los hombres de Rexius ante las miradas anonadadas de los nobles que le visitaban.

Buhroi: ¡Gautama Aalingan!

Sylvain: ¡Canauz Royaux!

El hombre naga y el príncipe tullido atacan con sus piernas y garras respectivamente, mientras que Mirei llama a Ikari para luchar con ella, Impen usa su fruta del diablo diablillo diabloso , Marke usa sus cachivaches a falta de su bastón y Faidit... Faidit hace lo que puede, pero con Jammer apoyando a Pride, y sin su brazo, casi se ve sometido por un soldado especialmente grande.

Soldado: ¡Muere, perra!

No obstante, el guardia se queda quieto un momento y sin más, de repente cae muerto, con una hendidura en la nuca hasta el cerebro.

¿???: No en mi guardia.

¿Quién le ha salvado? Otro soldado enemigo o más bien, alguien vestido como ellos. Una mujer castaña, de lentes y con una gran espada.

Faidit: ¡Maestra!

Evelynn: ¡Ah! Faidit. Ahí estás.

Evelynn, habiéndose colado al castillo en una de las muchas reyertas de los aliados de su alumno, ha matado a un soldado y le ha robado las ropas para pasar desapercibida. Sonriente por haber encontrado a su alumno y protegido se da la vuelta para saludarle. Pero,  pierde instantáneamente su mueca feliz al ver el estado en que se encuentra este.

Evelynn: Dios mio...

Sucio, lleno de vendas, con ropas que parecen haberle pertenecido a un cadáver. ¿Dónde están sus ropajes de caballero que ella misma le regaló? Las ha portado con orgullo desde su espaldarazo.

Faidit: Hola, maestra Evelynn...

Evelynn: ¿Faidit...?

La horquilla que está donde solía haber un brazo. Sabía que lo había perdido, pero verlo es mucho más desolador de lo que había prevenido que sería.

Evelynn: ¿¡Quién te ha hecho esto, Faidit!? ¡Dime!

Ella lo agita por los hombros con desesperación, y el  joven, aún humillado por lo sucedido, baja la mirada.

Faidit: El General Real de Moloplace. One Plus Two

Evelynn: ¿¡One Plus Two!?

El ahora caballero manco señala con su brazo restante a la batalla que llama la atención de todos en la sala. Pride... Reter... batallando contra el enmascarado que es la manos derecha de Rexius. El primero lo ha mandado a volar de un puñetazo inmenso una vez más, apoyado por las vendas Tsu Tsu de su compañero, el molusco gasterópodo denominado como Jammer.

Jammer: ¿¡CÓMO ME HAS LLAMADO, NARRADOR DE MIERDA!?

Toda la acción ha sido presenciada por los reyes, reinas y presidentes presentes, que se debaten entre horrorizarse o asombrarse.

Smiler: Wooooh. ¡Qué buen putazo!

Kahloca: Dos hombres peleando... ¿Cómo se supone que culpe al patriarcado de esto?

One Plus Two, no obstante,  se levanta, tambaleándose levemente tras el impacto que le ha hecho escupir su sangre, el cual, de improviso, se pone a llorar.

One Plus  Two: Oh. Qué triste. ¡Qué triste! ¡Derramando la sangre de tu sangre!

Pero acto seguido, el General Real de Moloplace se echa a correr hacia el y devuelve con tanta potencia el golpe que Pride acaba tirando un candelabro del techo que casi le cae a los asistentes del banquete.

Pride: ¡Gaagh!

Makuri: ¡Ahhhhhh! ¡Se van a matar y nos matarán a todos!

Mirei: ¡Pride!

La chica, enfurecida, empieza a mostrar signos más fuertes de Ikari, queriendo meterse en la pelea. No obstante, los soldados de Rexius vuelven a estorbarle, mientras que el Archiduque le observa desde el otro lado de la sala.

Rexius: No harás nada otra vez, mi niña.

Mirei: Infeliz...

Evelynn observa todo, aún no sabiendo como leer por completo la situación, solo está segura de dos cosas. Quiénes son sus enemigos y cuál es su misión. No importa lo mucho que desee vengar a su alumno, el deber va primero.

Faidit: Maestra... yo..

Evelynn: Cumpliste con tu misión con éxito, Faidit. Y estoy orgullosa por ello. Pero ahora yo debo cumplir la mía.

Acto seguido, la mujer pega un salto tan potente que casi parece que se va a salir rebotando del castillo. No obstante, lo que hace es más simple, aterrizar frente a los mandatorios invitados, llenándolos de sorpresa mientras saca de entre sus ropajes una bandera extranjera.

Evelynn: ¡Lords y Ladies! ¡Yo soy Evelynn! ¡Dame General del Real Ejercito de Caballeros y segunda al mando del Rey Centurias de Ariefois! ¡Ante ustedes y ante el señor del Castillo Corazón, hago pública la alianza de mi reino con el Archiducado de Yesuikristia y declaro inmediatamente la guerra contra Moloplace!

Un sonido de asombro general se escucha en la habitación, incluso a Rexius le impacta. No obstante, una vez más, intenta ser el megalómano que es y tomar el control de la situación con palabras duras.

Rexius: ¿Acaso está loca General? Amenazarme a mi y a mi “reino” frente a tantos nobles. Las otras naciones no dejarán que hiera a...

Evelynn: Los reyes y reinas serán protegidos y trasladados también si lo desean. No deseamos llevar guerra a nadie más que a Moloplace.

Rexius: ¿Ah si? Palabras grandes para una mujer que se cree soldadito. Pero dime ¿Con que ejército planeas hacer eso?

Evelynn no dice nada. Solo sonríe. Y es entonces que lo notan todos los que no luchan e incluso algunos de los que luchan. Un temblor constante, como Miles de pisadas. Desde el ano del Dragón en las montañas el ejercito Yesuikristiano avanza a la vez que docenas de barcos de  Ariefois atracan a las afueras de Citania. Sus respectivos señores van al frente, Supernus siempre de negro, ahora ostenta una armadura, y el Rey Centurias se revela con espadas escudo y casco romano.

Centurias: ¡Soldados...!

Supernus: ¡Moloplace cae hoy!

Tiempo restante para la llegada de la Alianza Arefoikristiana: Media hora...

Capítulo 58: Se girarán las tornas

En el Castillo de Moloplace pero lejos de la zona principal de conflicto, dentro de la primera Jammercueva, el congelado Baku Shot aprovecha su breve momento de lucidez para contar su historia frente a los desconcertados Acieroy, Samael y Leto.

Baku: Yo era un soldado de Moloplace, uno de los mejores. Siempre tuve la necesidad de volverme fuerte para poder ayudar a mi pueblo. Él vio mi determinación, creí que por fin alguien iba a utilizar mis habilidades para hacer grandes cosas, pero él solo tenía planes maquiavélicos en mente...

Samael: ¿"Él"? ¿Te refieres a Rexius? Puede que su archiducado sea una de las cuestiones que evita que el gran Supernus tome su sagrado lugar como rey de Arsis, pero Rexius resultó ser un héroe para la isla el día del ataque de la Bestia Roja.

Acieroy: Yo ya no estoy tan seguro, después de lo que dijo ese secuestrador piernas largas sobre lo que verdaderamente ocurrió con la hija del Archiduque Cieron, tengo ciertas dudas sobre ese Rexius.

Leto: Yo fui capturada y apresada en el Castillo Corazón, y de la poca información que me llegaba sobre el Archiduque, nada era bueno.

Baku: Él dijo que estaba probando un método novedoso que convertía a los soldados en super soldados, que con la fuerza que gane podríamos contra cualquier amenaza que altere la paz de Arsis, que nada como aquel incidente con la Bestia volvería a suceder.

Leto: Déjame adivinar, era todo mentira y caíste como un idiota.

Baku: A medias, el método sí me hizo super resistente, pero también alteró mis memorias. Me hizo creer que A: Era leal a Rexius con mi vida. B: Debía cumplir con todas sus órdenes y C: No tenía un pasado y no debía cuestionar nada.

Samael: Un ejército de super hombres, eso podría servir para tomar por la fuerza el resto de Arsis, planeaba atacar Yesuikristia...

Acieroy: ¡Espera! Alterar memorias... Entonces lo que dijo ese peligris podría ser verdad... ¡ESE HIJO DE PUTA DE REXIUS, FUE ÉL QUIEN MANCILLÓ A DORMÉ! ¡Y SE ATREVIÓ A CASARSE CON ELLA!

Leto: (Fua... Si estos dos bichos y sus ejércitos se unen contra Moloplace, tengo una oportunidad de oro para librarme de One Plus Two, y si eso falla siempre puedo traicionarlos para evitar que me mate, es una situación perfecta.)

Baku: ¡Y hay más, no lo tengo confirmado pero por lo que pude oír, el plan de Rexius es... ¡¡¡AAAAAAAHHHH!!!

Baku Shot sufre un gran dolor en la cabeza y pierde el conocimiento, apagándose su visor.

Leto: Bah, ya se le fritó el cerebro. ¿Qué hacemos con él?

Samael: Nos ha dado información útil, no sería un buen seguidor de Dios si le atacase por la espalda en este estado. Sin embargo, el camino ahora está claro.

Leto: ¿Ah, sí? ¿Y cuál es ese camino?

Acieroy: ¡¿Cuál otro?! ¡Vamos a tomar la cabeza del Archiduque de Moloplace!

Tras descongelar el cuerpo de su interrogado, los tres salen de la Jammercueva con un objetivo claro. Sin embargo, luego de un rato, el visor de Baku Shot vuelve a encenderse, esta vez presentando una amenazante luz roja en él.

Baku: A: Reunir al ejército de super hombres. B: Informar a Rexius. C: Eliminar a todos los intrusos del castillo.

En otro lugar, lo que en algún momento fue Pomeroy y ahora parece más bien un robot a control remoto, se aproxima a pasos agigantados al castillo, subido encima de un gigante y seguido por varios otros gigantes que portan en su cara la misma tiara metálica que él y una gran muralla en su espalda.

Pomeroy: Comandar ejército de gigantes. Llegar al castillo. ¡Larga vida al archiduque Rexius!

Gigantes: ¡Larga vida a Rexius!

Tras llegar a las cercanías del Castillo Corazón, el Teniente General hace una seña a los gigantes para que se detengan y luego otra señal en forma de círculo con su dedo para que hagan una formación.

Pomeroy: Formación en círculo. Proteger el castillo de los invasores externos. Bloqueo total.

Los gigantes se posicionan todos alrededor del castillo en forma circular y luego bajan sus murallas al suelo para sellar la entrada al castillo.

Pomeroy: Atacar a matar a cualquier fuerza enemiga externa a Moloplace. Desplegar armamento pesado. ¡Larga vida al futuro rey Rexius!

Gigantes: ¡Larga vida a Rexius!

En las murallas de los gigantes se abren compuertas, revelando una gran cantidad de cañones listos para disparar, mientras las fuerzas de Yesuikristia y de Ariefois se aproximan rápidamente desde dos frentes distintos, más que listas para la guerra.

Entretanto, la situación en pleno banquete está muy caldeada. Evelynn se encuentra con el resto de reyes y nobles mientras a Rexius se le marca una gran vena en la frente ante la afrenta de la General de Ariefois.

Kanekouma: ¡Es una guerra! Esto me recuerda a cuando 153 lanceros a punta de voluntad y una estrategia conocida como vuelvan caras creada por Páez derrotó 1200 jinetes de una potencia mundial en el año 1019, entonces 200 soldados en teoría podrían contra 1000. Todo depende de quién los guíe y de cómo use el arte de la guerra.

Makuri: Vaya seguridad para un evento como este, sabía que era un error venir aquí. ¡Todo es un complot contra mi país! ¡Me quieren derrocar!

Kahloca: Resultó ser un machito opresor ese Rexius... Me quedaré del lado de esta mujer de Ariefois, al menos es una compañera empoderada con los ovarios bien puestos.

Smiler: *hic* ¿Qué es todo esto? ¿Están montando una obra de teatro *hic* en pleno banquete? Mira que interrumpir mi bebida por esto...

Tibu Rao: ¡Yo solo vine a hacer relaciones comerciales! Si mi reino se viera involucrado en una guerra incurriría en pérdidas económicas brutales. Vaya reunión nefasta que ha montado este Archiduque, ¡Exijo irme de aquí!

Al ver las reacciones de los invitados, la ira de Rexius aumenta y comienza a perder los estribos, pero de repente cierra los ojos y empieza a recordar su pasado, sus motivaciones, el día que conoció a One Plus Two. El sufrimiento que pasó por tener que llenar las expectativas de todo aquello que se esperaba de él, ser preso de su linaje, la falta de libertad. Todo eso viene a su mente a medida que las cosas se vuelven mucho más claras para él.

Rexius: (Relájate, Rexius... Todo está saliendo un poco... Antes de lo planeado, pero las cosas no van mal. Es el día planeado y están aquí presentes todos los elementos que necesitas para completar tu plan, la niña Ikari, el Dios Supremo y el Grimorio junto con todos los portadores de los pecados. Los invitados pueden ser tratados con la planta después. Todo está bajo control, solo hay que poner "manos" en el asunto actual...)

Ahora con una actitud mucho más soberbia y con su confianza restaurada, Rexius sonríe mientras su vista se ensombrece.

Rexius: Así que quieren una guerra... ¡Entonces que así sea! ¡Manos del Rey de Arsis: Aplauso Ceremonial!

Y haciendo un gesto con sus manos como de “agarrar el aire” con fuerza, Rexius procede a aplaudir provocando un gran estruendo. Acto seguido, varios en el lugar comienzan a sentir una sensación extraña.

Buhroi: ¿Qué suceder? ¡Aire extraño!

Pride: Tsk... Justo ahora el aire se pone denso.

Mirei: Me está... Empujando...

Mirei intenta enterrar sus pies en el suelo con fuerza, pero la presión es muy grande.

Impen: Seguro que uno de los contratos que tengo sirve para esto, déjame ve-

Pero finalmente la presión del ataque alcanza su punto culmine y todos los enemigos de Rexius en la sala son atraídos desde ambas direcciones hacia el centro, impactando fuertemente todos entre sí para acto seguido caer al suelo gravemente heridos.

One Plus Two: Tsk... Vaya, me agarraron desprevenido. Fue un buen intento, a eso se los voy a dar. Sin embargo, se olvidaron de un pequeño detalle: un grupo de ratas de laboratorio como ustedes nunca podrá superar el poder de Moloplace. No pueden detener lo que se viene.

El pirata saca una de sus canicas y la apunta en dirección a sus enemigos.

One Plus Two: Y con este golpe final... Se girarán las tornas a nuestro favor.

Capítulo 59: Falta de previsión

One Plus Two se tomó su tiempo para preparar el disparo, los protagonistas se encontraban tirados en el suelo incapaces de levantarse por la enorme presión ejercida por el poder de Rexius, por su parte, por la ventana, un robótico Pomeroy hacía acto de presencia, informando al archiduque de la situación.

Pomeroy: Mi señor, el palacio está totalmente rodeado, nada puede entrar o salir de él.

Rexius: ¡Estupendo, Pomeroy, qué bien hicimos en aplicarte esos arreglillos!

Sylvain: Mierda… ¡tenemos que liberarnos o ese bastardo del uno más dos nos acabará a todos!

Buhroi: Buhroi… no poder usar poder…

Mirei: Tsch… Ikari no quiere salir, no hay puñetera forma.

Jacob: Rexius…

Rexius: ¡One Plus Two, date prisa!

One Plus Two: ¡Oye, puedo hacerlo rápido o puedo hacerlo bien!

Jacob: ¡REXIUS!

Rexius: Agh, como me molesta cuando la rata se pone a chillar, ¿qué?

Jacob: Soy un hombre de Dios, por ello mismo, te voy a dar una oportunidad, libéranos.

Rexius: ¡JA, NO VAS LISTO NI NADA, ONE PLUS TWO!

Jacob: Tienes hasta que cuente tres si no quieres que la ira del altísimo caiga sobre todo Moloplace.

Tibu Rao: ¡ESTO ES MALÍSIMO PARA LA HOSTELERÍA!

Jacob: Tres.

One Plus Two: Estaos quietos puñetas, un poco más a la derecha…

Kahloca: ¡Ja, seguro que es porque soy mujer, ¿qué pasa, no te atreves a disparar antes, eh?!

Jacob: Dos.

Por su parte, el grupo de Samael, Leto y Acieroy habían conseguido encontrar el camino hasta encontrarse en el salón donde se celebraba el banquete, contemplando la escena y dejando aterrorizados a todos ellos.

Acieroy: ¡Mierda!

Samael: ¡MI SEÑOR!

One Plus Two: ¡Así está bien, fu…

Jacob: Uno.

One Plus Two: ..GO!

El hombre disparó la canica desde sus brazos, dirigiéndose esta a gran velocidad hacia los protagonistas hasta que…

One Plus Two: ¡¿Eh?!

…una colosal espada dorada cae del cielo, partiendo en dos la canica y haciendo que esta choque en dos lugares diferentes cada mitad, rebotando hacia el cielo y perdiéndose en el horizonte.

Rexius: ¡¿Qué puñetas ha sid…?!

Pomeroy: Precaución, mi señor.

La misma espada estaba justo por caer encima de Rexius, si no fuera porque Pomeroy consiguió cubrirle con uno de sus muros, el cuál cayó destruido por el arma, el archiduque perdió los estribos por la situación acabando con el agarre que mantenía presos a sus enemigos.

Faidit: Guau, ha sido increíble eso.

Pride: ¡Tú, barbudo, ¿cómo haAAAAAAAAAAAAAA…?!

Cuando alzaron la vista, contemplaron el actual estado de Jacob, estaba irradiando un aura brillante dorada, encima de él, estaba el Kami Tasukete en su máximo esplendor, una nube, una única nube con un ojo abierto en el centro, del mismo ente emergieron dos brazos que agarraron las espadas utilizadas para atacar al enemigo anteriormente.

Jacob: Pride, te llamas así si no recuerdo mal, como nuestro actual líder, necesitamos indicaciones.

Pride: S… sí ya, ¡VALE, SI LO QUE HA DICHO POMEROY ES CIERTO, ALGUIEN DEBE A VER DE QUÉ ESTAMOS RODEADOS Y NEUTRALIZARLO, TAMBIÉN ESTÁ ONE PLUS TWO Y…!

Sylvain: ¡AL GRANO!

Pride: ¡DE ACUERDO, BUHROI Y MIREI AFUERA, MARKE, FAIDIT Y LA SEÑORA ESTA QUE VA CON ÉL…

Evelynn: Evelynn.

Pride: EVELYNN, SE TE VE CAPAZ, ENCARGAOS DE ONE PLUS TWO, SYLVAIN, VENTE CONMIGO Y EL BARBUDO, VAMOS DIRECTAMENTE A POR REXIUS!

Rexius: ¡JA, ¿NO HABÉIS PODIDO ENTRE TODOS Y AHORA OS VAIS A SEPARAR?, ES LA ESTRATEGIA MÁS ESTÚPIDA QUE…!

Pride: ¡AHORA!

En un poco tiempo, todos tomaron posiciones, Marke, Faidit y Evelynn sacaron sus armas para lanzarse contra One Plus Two mientras este  reaccionaba exageradamente; Buhroi adoptó su forma completa de Naga y, con Mirei subida encima, se sumergió bajo tierra para dirigirse hacia las afueras de Moloplace; y por último, Jacob tomó de las manos a Pride y Sylvain, imbuyendo a ambos en su misma aura brillante.

Pride: Soy un hombre de ciencia y difícilmente me cuesta creer en eso de Dios, pero uf.

Jacob: Dios es un ente más allá de la comprensión humana, sus decisiones son extrañas para nosotros pero lógicas para él, déjate llevar y él te recompensará.

Pride: No estoy seguro de entender eso, pero…

Sylvain: Mientras me sirva para ver la cara de este infraser en el suelo me vale.

Rexius: Tsch… no te reirías tanto si la planta dentro de ti estuviera…

Jacob: Sí… era un buen plan, mi querido infiel, mas al recuperar mis recuerdos, recordé una cosa, una cosa que no previste al dejarme abandonado durante años en ese lugar…

Rexius: ¡¿Eh, qué dices?, era todo perfecto, si no te hubieran dado esos golpes, no habrías perdido la memoria y ahora ese Dios sería m…!

Jacob: ¡Silencio, Rexius, tu falta de vigilancia y seguimiento fue tu perdición, y ahora lo recuerdo, porque esa ansiada planta que tanto querías…

Rexius: ¡!

Jacob: ¡¡¡LLEVA UN AÑO MUERTA, EL PODER DE LA FRUTA KIO KIO YA NO ES TUYO!!!

Capítulo 60: Un buen jefe sabe su papel

Marke, Faidit y Evelynn luchan contra One Plus Two, bueno, luchan a medias, ya que este no parece ni estar tomándose en serio, haciendo cantidad de acrobacias complejas e inesesarias para lucirse mientras llora.

One Plus Two: Pensar que unos insectos como vosotros tengan que morir en tremendamente lastimoso...

Evelynn que no ha tratado antes con El Canicas o como le hubiera llamado Jammer, El Canicas de Sentimientos Fluctuantes y Estúpidos, hace que se presipite pensando que ha analizado su patrón, pero no es más que una oportunidad para One Plus Two de atacar.

One Plus Two: Lamento decirlo, pero empezemos contigo.

Y lanza una canica que es esquivada por la guerrera, pero hay alguien que se ha anticipado a este acontecimiento.

Impen: Y que tal si pruebas un poco de tu propia medicina.

Y con un trozo de algo elástico bloquea la canica y la manda de vuelta.

One Plus Two: Eh..., ¡! ¡Espera, espera, espera,...!

Y al no saber que hacer la esquiva, dandose cuenta que su habilidad se iba a activar se pone en guardia, pero debido a la tensión de su cuerpo y un giro brusco cae de espaldas, empieza a rodar hasta una mesa donde manda a volar todo por los aires, cayendo en el lado opuesto todo el peso al mismo tiempo, lanzándolo por los aires cual catapulta y estrellándolo contra una lampara de araña cuyas velas prenden fuego a su bufanda haciendolo sobresaltarse y cayendo de cabeza al suelo.

Marke: ¡Guau! Mi Papel de Goma Super Elástico con Tecnología Interplanetaria Marca Marke ha funcionado a la perfección.

Anteriormente, cuando se estaban preparando para la batalla Impen vió cuando Marke hacía inventario de sus artefactos este útil, al cuál se lo compró por un ojo de la cara ya que Marke quiere ayudar pero no es tonto como para dar algo sin venderlo.

One Plus Two: Eso..., no ha sido nada...

Y en efecto, el daño de su propio ataque no ha sido para tanto, a penas causándole alguna herida o roce.

Impen: Oh, es que atacarte no era nuestro objetivo, solo queríamos recuperar una cosa primero.

Y le muestra algo que se le ha caido mientrás recibía el daño de su habilidad.

One Plus Two: Así que era eso..., bueno, que más da, no pudimos leer nada.

Impen: Mentira.

One Plus Two no reacciona, pero Impen ya ha captado su juego.

Tu estabas ahí ese día, fuiste quien me disparaste. ¿No es cierto?

One Plus Two sigue sin reaccionar.

Impen: Lo unico que no entiendo es... ¿Como afectaste a mi habilidad?

Ahora One Plus Two si reacciona, partiendose de risa.

One Plus Two: Jajajajajajajajajajajaja, Rexius me dijo que hacías cosas raras como queriendo ocultar algo, y luego se dió cuenta que tu habilidad estaba descontrolada cuando te vió en las celdas. Yo fui el causante de que en aquel momento tu habilidad fallase para tenderte la trampa. ¿Has estado tan traumatizado como para que tu habilidad se descontrolara así? Jajajajajajajaja.

Impen: Ya veo...

One Plus Two se calla tras esta reacción.

One Plus Two: Tsk, veo que lo has superado muy rápido. Ahora que quieres. ¿Venganza?

Impen: Nah, creo que hay gente en este lugar que te guarda más rencor y tienen mejores motivos. Yo voy a dejarles las cosas más fáciles.

Y se gira en dirección a su antigua compañera.

Impen: Leto, te vuelvo a contratar, que te parece ayudarles a ellos con este proyecto de traidor que creo que es mientras yo me encargo de unos asuntillos.

Leto tras esto está confusa, las palabras de su ex le han cogido muy fuera de banda por todo lo que está sucediendo en ese lugar, pero asiente, por algún motivo, ve algo diferente en él.

Impen: De acuerdo, Mirei y Pride tienen sus contratos para cuando lo vean oportuno. Así que toca el plan C.

Y abre un portal, entrando a una sala, una donde están Spider, Póker y Solitaire montando a unas adorables amiguitas que están seguidas por otro montón.

Impen: ¿Qué os parecen?

Spider: ¿Cómo has hecho que sean tan mansas? Suelen comer personas.

Impen: Eso da igual, ahora liderad a estas Arañas Gigantes de Seis Patas y Dos Ojos y encargaros de inmovilizar a los guardias.

Spider, Póker y Solitaire: ¡Entendido!

Impen: Y ahora expertos que puedan acabar con los guardias.

Y abriendo otro portal entra en una sala y coge un micrófono.

Impen: Queridos compañeros y trabajadores de D.E.M.O.N. , se ruega que si están dissponibles entren al portal y acaben con todo guardia de Moloplace, salario doble para los supervivientes.

D.E.M.O.N. : ¡A la orde, jefecito chulo!

Y todos van entrando por los portales a dentro del lugar.

Impen: Ahora me toca desenmascarar a Rexius y como es, espero que el plan de Jammer funcione. ¿Donde es mejor que lleve estos den den mushi trasmisores?

Las tropas se van abriendo paso por el castillo acabando con sus fuerzas rapidamente, pero están muy a la par y la tarea tomará tiempo, pero al menos han dejado la sala principal libre para los cabezas de cartel o protagonistas.

Jammer: ¿Diga?

Impen: Dejate de tonterias, soy yo, ya tengo lo que me dijiste listo, ahora cumple tú y deja a Pride en buen lugar.

Jammer: ¿Cuando Jammer te ha fallado?

Impen: No te soporto... En fin, los portales tienen que permanecer abiertos para la retirada de mis empleados en cuanto la batalla esté ganada, pero unos cuantos más no vendrían mal, así que voy a intentar acabar con la muralla.

Jammer: ¿Como vas a hacer eso? Preguntó el hermoso y valiente caracol a pesar de saber que era con artillería pesada y su poder de fruta del diablo solo para darle protagonismo a su ayudante.

Impen: ¡Bingo! Espera, ¿¡cómo que ayu...!?

Capítulo 61: One Behind Three. Parte 2

—Snif snif... Que seas capaz de sobrevivir a mis ataques... -dijo One Plus Two secándose las lágrimas- Me está empezando a cabrear. -el pirata le arrojó una canica a Faidit, el cual no se defendió del ataque, pues sabía que hacerlo provocaría un efecto mariposa que le causaría incluso más daño.

Pero Faidit no necesitaba esquivar, pues tenia en su grupo al único hombre capaz de contrarestar la terrible habilidad del General Real

—¡¡ESCUDO DE CARNE MARKA MARKE!! -Marke se abalanzó sobre el proyectil, recibiéndolo de pleno en el abdomen y cayendo rodado por los suelos debido a la fuerza del impacto- Espera... Si yo mismo soy un objeto marka marke... ¿Significa que estoy vendiendo mi cuerpo?...

—Su piel endurecida por los experimentos le permite aguantar las canicas sufriendo el mínimo daño -pensó One Plus Two tras ver la inutilidad de su ataque- No está esquivando ni bloqueando mi ataque, lo está recibiendo una y otra vez... No puedo activarle ningún efecto mariposa, es mi counter absoluto. -El General Real observó sus alrededores y tras idear algunos de sus siguientes movimientos en su cabeza, dirigió de nuevo su palabra a sus enemigos- ¡Ha sido un placer tener este momento de diversion con vosotros, pero el deber me llama, así que os tendré que dejar!

—¡Que te lo crees tú! -exclamó Evelynn emboscando a One Plus Two desde un costado

—Que mala punteria -contestó One Plus Two desenvainando su sable, listo para contratacar.

El ataque de Evelynn efectivamente falló, pasando cerca de un brazo de One Plus Two pero sin llegar a tocarle, pero había un pequeño detalle que el General Real no había predicho: Evelynn no deseaba cortarle, o al menos no directamente

—¡¡Estilo de Ariefois: Mutiler!! -clamó Evelynn pasando de largo tras aplicar el estilo de combate de su reino

—¿¡Pero qué!? ¡¡No siento el brazo!! -gritó el General Real impactado- ¿Así pelean los caballeros de Ariefois?

—¡Brazo derecho inutilizado! -Evelynn con una acrobacia saltó de vuelta hacia One Plus Two, moviendo su pierna a gran velocidad para asestarle un puntapie en el rostro.

Verteidigung -murmuró One Plus Two, una energia rosada apareció unos breves momentos alrededor de su cuerpo.

La patada que estaba a punto de alcanzar el rostro jamás llego a conectarse debido a que el primer ataque de Evelynn habia provocado un leve temblor que tumbó una copa de vino al suelo, al caerse rompió y se fragmentó en afilados trozos de cristal, con la mala suerte de que uno de ellos acabó entre una de las patas de la mesa, el peso de esta fue presionando el trozo de cristal hasta que finalmente sucumbió y lo aplastó, la presión repentina provocó que un pequeño vidrio saliera propulsado a gran velocidad en dirección a Evelynn, recibiéndolo de pleno en el cuello.

—Agh... -Evelynn cayó al suelo tosiendo sangre al tiempo que One Plus Two iniciaba su ataque: una estocada directa a la cabeza de su contrincante

—¡¡Estilo de Ariefois: Mutiler!! -imitando a su superior, Faidit replicó su ataque: cortando la sensibilidad del brazo izquierdo de One Plus Two y salvando así a su maestra de un ataque fatal.

—¡¡Que estilo de combate más molesto!! -One Plus Two, con ambos brazos inutilizados, se alejó de los dos caballeros mediante amplias acrobacias- ¿Amputarme los brazos aunque ni siquiera me hayais hecho un rasguño? Snif... Que injusto...

—¡Buen corte, Faidit! -le felicitó Evelynn- No tenemos mucho tiempo hasta que recupere la sensibilidad de sus brazos- Ya cumplimos nuesta parte, marchemos.

Faidit sacó un Den Den Mushi e inmediatamente llamó a su destinatario —¡AHORA! -gritó el caballero

El techo se partió en pedazos, cayendo el Dr Pride con un enorme puño hecho de vendas —¿¡TE PENSABAS QUE ME HABÍA OLVIDADO DE TI!? -le gritó el químico a One Plus Two, oscureciendo la figura de su oponente por el tamaño de su extremidad.

—¡¡Verteidigung!! -gritó One Plus Two, la lampara de araña que colgaba en la sala cayó encima de Pride por culpa de la destrucción que había creado al romper el techo, el cientifico quedó totalmente aplastado por el impacto, saliendo reptando de los escombros repleto de heridas y contusiones.

—Joder... Ya van dos veces que ese asqueroso me aplasta con el techo... -se quejó Pride

—¡¡Buenas!! -saludó Marke acercándose al moribundo Pride-¿Quieres una caja de tiritas? Disponibles por tan solos 400 berries.

—¿Te crees que unas tiritas van a curar 43 cristales clavados por mi cuerpo y dos costillas medio rotas? -le preguntó Pride

—...

—...

—¿Dos cajas de tiritas? -le ofreció Marke sacando una segunda caja

—Vete ya o te mato. -le amenazó Pride

—¡Faidit, comerciante! -les llamó la atención Evelynn- Vamos, tenemos que destruir las defensas de Moloplace, de lo contrario el ejercito de Ariefois perderá muchas bajas por el camino.

—¿Romper? ¡¡Nos las podemos llevar!! -propuso Marke siguiéndola

—Doctor Pride... -murmuró Faidit observando al científico- ¡¡No muera por favor!! ¡¡Use el legendario poder de One Behind Three!! -le gritó Faidit tan emocionado que tenía algunas lagrimas en los ojos.

—¡¡DEJA DE LLAMARME ASÍ!! -le gritó Pride de vuelta pero sin la emoción del primero.

—Faidit tiene razón -se escuchó en el interior del cuerpo de Pride, saliendo Jammer de debajo de su ropa y colocándose en su hombro, del caracol emergieron un gran conjunto de vendas que cubieron a Pride y le otorgaron vestuario similar al empleado por el granjero.- ¡¡ONE BEHIND THREE!! ¡¡Con mis vendas otorgándote poder físico y tus drogas aumentando tus capacidades, la victoria estará asegurada!!

—¡¡NO SON DROGAS, SON MEZCLAS ENDOQUÍMICAS DE REFUERZO ANATÓMICO!! -le corrigió Pride

—¡¡Y ahora, es hora de hacer el show!! -dijo Jammer, generando incluso más vendas para despejar la sala de los escombros de la batalla, facilitando así tanto un lugar para combatir como para observar...

—Ese chico joven lleva... ¿medias? -murmuró Kahloca observando a Pride- ¡¿ ES UN VARON DECONSTRUIDO!?

—¡¡Seguro ese chico raro y One Plus Two están compinchados!! Ya vereis, han despejado la sala para poder localizarme... ¡¡Y AHORA ME MATARÁN!! -gritó un aterrado Makuri

—No me meto en esos temas. Soy neutral. -dijo Kanekouma

—¡¡PELEA, PELEA, PELEA!! -gritó Smiler

—Ese webon dijo algo sobre ser el nuevo rey de Arsis -recordó Reeza

—Dosukoi... -teorizó Kabudoskoi II

—Plantarle cara ese monstruo de One Plus Two es algo relevante, sí, incluso fuera de esta isla, su fama es bien conocida -le respondió Jütengar

Jammer generó todo un seguido de vendas con las que formar un cuadrilatero de lucha. —Es el momento, Prai, yo puedo demostrarles tu sanguineidad a los nobles extranjeros, pero si no te ganas su respeto no te reconocerán como rey, el apoyo internacional es muy importante en estas situaciones.

—No voy a preguntar como puñetas un caracol sabe tanto sobre geopolítica -contestó Pride

—Realmente me imaginaba que este dia tarde o temprano llegaría -empezó a hablar One Plus Two, abriendo y cerrando su palma izquierda para comprobar que efectivamente ya había recuperado una de sus extremidades. - Dime, ¿cómo te enteraste?

—¿De que hablas, loco llorica? -le preguntó Pride- No se a que te refieres pero sea lo que sea seguramente me enterase porque mi IQ es de 70000, siguiente.

—Oh, ¿no vienes por lo de tu madre? -le preguntó One Plus Two, la pregunta inmediatamente modificó la expresión de Pride.

—¿Tuviste que ver? -le preguntó Pride haciendo chirriar sus dientes por la furia

—Es evidente, ¿no? Osea, soy la mano derecha de Rexius, el que se mancha las manos regularmente. ¡Sin embargo, te revelaré algo! -One Plus Two posó su mano en su mascara, retirándola lentamente- No maté a tu madre solo porque Rexius me lo ordenase.

Pride colocó una mueca de espanto al ver el rostro de su adversario, recordando historias contadas por su madre —Pelo rojo, herida de espada en el rostro... Tú... Tú en teoría estás muerto... ¡¡Grusel!!

—¡¡Oh!! ¿Eso te contó tu madre? ¿Que me mató? Snif, snif, y pensar que ni siquiera mi propio sobrino sabía que estaba vivo... -se lamentó Grusel

—¡¡DÉJATE DE MIERDAS!! ¡¡Mi madre me contó lo que hiciste: te cargaste a casi toda la orden del Cielo Azul!! -le increpó Pride

—¿Y...? ¿Cual es el problema? -le preguntó One Plus Two

—¿¡Como que cual es!? Mataste también a niños, ancianos, gente inocente que no-

—Ninguno de ellos era inocente, Retter -le interrumpió Grusel- ¡¡Y ambos sabemos eso muy bien!! -One Plus Two arrojó repentinamente dos canicas hacia Pride

—¡Pink Serum: Bubblegum! -usando sus elixires para aumentar la elasticidad de su cuerpo, recibió el proyectil en su cuerpo y usando su cuerpo de goma lo mandó de vuelta hacia su contrincante.

—¿Utilizar el efecto mariposa contra mi? El vampirito ya me hizo eso -One Plus Two agarró la canica con su mano al descubierto, sin aplicar Haki para endurecerla, lo que le provocó magulladuras y una ligera cantidad de sangre, sin embargo al hacerse daño impidió que el efecto mariposa se activase en su contra- La secta del cielo azul, con su ridicula villa oculta en las montañas, ese supuesto paraiso que acoge a todos aquellos que fueron maltratados, expulsados y abusados por las autoridades. Hah, que hipocritas, ¡¿De que sirve acoger a los maltratados si luego los vas a maltratar tú!?


—¿¡Que haces lloriqueando en el suelo!? ¡¡Los hombres no lloran y los reyes aún menos!! -le gritó un hombre vestido con una tunica a un pequeño Grusel

—snif,¿podemos entrenar otro dia? ... me duelen las piernas... y me he hecho sangre en... -se intentó explicar Grusel

—¡¡LOS REYES NO LLORAN!! -gritó el hombre asestando un latigazo al niño


—¡¡Sí, los mandamases estaban locos!! ¡¡No te lo voy a negar!! -respondió Pride- pero en esa aldea también vivian niños que... que... -el doctor trató de oponerse a las acciones de su tio, pero las memorias que le venian a la cabeza no facilitaban la tarea


—¡¡Vete, vago, flojo!! -le gritó un niño a Pride

—¡Mi papa dice que nos has condenado a todos! -le dijo otro niño a Pride

—¡Cuando seas fuerte jugaremos contigo!


Aprovechando la conmoción de Pride, One Plus Two avanzó en un chasquido hacia el, alzando el sable dispuesto a cortarle en dos de un solo tajo.

—¡Doctor, que te nos mueres! -le avisó Jammer, el cual utilizó las vendas como si fueran patas de araña para desplazar a Pride fuera del rango de One Plus Two

—¡Perdón! -respondió Pride volviendo a sus sentidos, inmediatamente contraatacó disparándole varios dardos a One Plus Two, pero este emitió un aura rosada y los dardos fueron contrarestados por escombros que cayeron del cielo en el momento justo.

—Los Den Den Mushis tacticos han grabado el combate de One Plus Two, lo estoy revisando a ver si encuentro algun punto debil -le explicó Jammer

—Al parecer Faidit y su maestra consiguieron acertar sus ataques -recordó Pride- Segun One Plus Two, Impen también lo logró, sin embargo yo no estoy consiguiendo acertar ni uno... ¿Cual es la diferencia?

—Cada vez que le atacas, su cuerpo brilla, ese aweonao debe estar usando el efecto mariposa para defenderse -teorizó Jammer

—Cuando nos derrotó en el bosque pasó lo mismo, tan solo Mirei le pudo asestar un golpe, pero era inmune a los demás, cada vez que le atacabamos pasaba un efecto mariposa que le contrarestaba -murmuró Pride- ¿Cual es la diferencia..? ¿Cual es la diferencia entre antes y ahora?

—Ni siquiera tienes argumentos para decir que lo que hice estuvo mal -dijo One Plus Two retomando el tema anterior- ¡¡Emma te metió su repugnante idealismo!! -el General Real saltó hacia Pride

Hellblau Serum: Vogel -Pride se inyectó un elixir de color celeste para luego disparar al techo con el gancho de su guantelete, saliendo propulsado hacia arriba

—¡¡INCREIBLE!! -gritó Smiler- ¡¡ESTÁ VOLANDO!! ¡¡Y ESTOY SEGURO DE QUE NO ESTOY SUFICIENTEMENTE BEBIDO COMO PARA ESO!! *hic* Weno, quizá un poquito sí...

—No, ese weon realmente está flotando -confirmó Reeza

—¡El Hellblau Serum desgasta temporalmente el interior de mis huesos para volverlos huecos como los de un pajaro! ¡¡Soy ligero como una pluma!! -explicó Pride

—¿Que intentas lograr en el aire? -One Plus Two sacó una canica- Te bajaré al suelo de un disparo.

—Si no descubro como contrarestar su defensa, no podré derrotarle -susurró Pride, analizando en su mente todas las opciones posibles- ¿Que diferencia hay entre antes y ahora? ¿Por qué conseguí meterle el puñetazo por sorpresa antes pero cuando lo hice rompiendo el techo me lo contrarestó?

—He de decir que su fruta del diablo es muy rara -dijo Jammer- Si tan solo se activa cuando alguien esquiva su ataque, ¿por que es capaz de usar un efecto mariposa para cubrirse de ataques que aun no le han dado? Lo lógico seria que solo se activase cuando está siendo atacado en ese preciso momento, como cuando Burritos le agarró.

—¡No pienses que me he olvidado de ti, Jammer! -le advirtió One Plus Two- ¡Todo lo que haga mantener viva la leyenda de Arsis debe desaparecer, tú también eres mi objetivo!

—¿Por qué su fruta funciona de manera tan erratica? -siguió Pride dandole vueltas a la cabeza- ¿Tal vez a veces no se activa porque está agotado? No, no tendría sentido, de ser asi hubiese bloqueado los ataques de Faidit pero no los mios.

—Prai, un Den Den Mushi ha captado una cosa muy rara -dijo Jammer

—¿Cómo de rara? -le preguntó Pride

—Lo suficiente como para avisarte. -Jammer le vendó totalmente la cabeza a Pride y le mostró una pequeña conversación que se dio en la batalla contra One Plus Two


—¡Que te lo crees tú! -exclamó Evelynn emboscando a One Plus Two desde un costado

—Que mala punteria -contestó One Plus Two desenvainando su sable, listo para contratacar.

El ataque de Evelynn efectivamente falló, pasando cerca de un brazo de One Plus Two pero sin llegar a tocarle, pero había un pequeño detalle que el General Real no había predicho: Evelynn no deseaba cortarle, o al menos no directamente

—¡¡Estilo de Ariefois: Mutiler!! -clamó Evelynn pasando de largo tras aplicar el estilo de combate de su reino

—¿¡Pero qué!? ¡¡No siento el brazo!! -gritó el General Real impactado- ¿Así pelean los caballeros de Ariefois?


—¿Lo notaste? -le preguntó Jammer

—¿Lo primero? Sí... -confirmó Pride- ¡Creo que lo empiezo a entender! ¡¡White Serum: Reset!! -la nueva inyección de Pride anuló los elixires anteriores, recuperando su peso normal y aterrizando en el suelo

—¡¡Espera, espera!! ¿No habría que hacer pruebas? -le preguntó Jammer

—¡Vendame el puño lo máximo posible, hay que romperle las máximas costillas posibles con este ataque! -Pride empezó a correr hacia One Plus Two, Jammer tal y como su compañero le había pedido, empezó a envolver una y otra vez el puño de Pride, formando una extremidad de gran tamaño.

—¡¿Se te acabaron los planes!? ¡¡Seguro que no!! ¡¡Pero da igual, mi fruta es imparable!! ¡¡Cualquier cosa que intentes será bloqueada por un efecto mariposa!! -One Plus Two desenvainó su sable y se preparó para recibir a su oponente

—¡¡Ubermensch!! -Pride se inyectó el suero que le otorgaba Haki Artificial, infundiendo en un brillante haki naranja el enorme puño de vendas- Teniendo en cuenta los tiempos de reacción, debe de estar entre 1,40 segundos o 1,87, puedo usar mi propio Haki de Observación para concretarlo.

—Pero si fallas el calculo y tiene más segundos, nos cortará -le inquirió Jammer

—Mi Haki de Artificial es más duro que el suyo, incluso si fallo, tengo unos 0,32 segundos de margen, suficiente para hundir mi puño en su craneo -contestó Pride

—¿Piensas superarme con tu Haki Artificial? -le preguntó One Plus Two- Sí, escuché que es incluso más duro que el Haki de Pomeroy, pero tu golpe ni siquiera me dará, en cuanto el efecto mariposa neutralice tu ataque, te golpearé hasta que tu Haki no pueda más.

—¡Pensaba que eras invencible, que ningún ataque te podía dañar! -Pride saltó hacia One Plus Two- Pero Mirei te consiguió golpear al sorprenderte con su velocidad repentina, Impen al usar tu propio efecto mariposa contra ti, Buhroi consiguió agarrarte y yo aplastarte porque estabas impactado por lo del dial de sonido, y la maestra de Faidit consiguió cortarte porque estabas convencido de que había fallado

—¿¡Lo sabe!? -pensó One Plus Two alarmado- ¡No, imposible! Nadie lo averiguó en 20 años, un mocoso que ni siquiera tiene Haki es imposible que lo sepa

—Te burlaste de Evelynn porque pensaste que había fallado su ataque -le recordó Pride


—¡Que te lo crees tú! -exclamó Evelynn emboscando a One Plus Two desde un costado

—Que mala punteria -contestó One Plus Two desenvainando su sable, listo para contratacar.


—Pero lo hiciste un segundo antes de que Evelynn te atacase -siguió hablando Pride

—¡¡LO SABE!! -One Plus Two viendo que su enemigo había descubierto algo, decidió avanzar él y cortarle antes de que Pride le golpease.

—¡Lo que te hace intocable no es tu fruta del diablo! -Pride detuvo su puño justo antes de que impactase con la cara de One Plus Two, al mismo tiempo el sable del General Real fue vendado y bloqueado por Jammer- ¡¡Es tu Haki de Observación!!

Pride golpeó a One Plus Two con el enorme puño de vendas recubierto de Haki, el General Real vomitó sangre por el impacto y varios de sus dientes se quebraron, su cuerpo practicamente inerte fue enviado contra una pared, partiéndola en pedazos y levantando una densa nube de escombros.

—¡TOMAAA, ERAN 1,75 SEGUNDOS! -se enorgulleció Pride por su calculo

—Maldito... -murmuró One Plus Two extremadamente herido por el golpe

—Tu Fruta del Diablo tan solo debería de protegerte cuando tu defensa fallase, al igual que solo se activa cuando tus ataques fallan -explicó Pride- Por ejemplo, si me pusiera a estrangularte debería de activarse, sin embargo los efectos mariposa aparecian antes siquiera de que te golpeasen... Me costó entenderlo, pero ya todo encaja, al ver un segundo en el futuro eras capaz de ver los ataques hiriendote, por lo que podías activar tu Fruta del Diablo por adelantado, practicamente engañabas a tu propio poder para que pensase que ya te habían herido.

—Y por eso mismo en el bosque eras imbatible y en cambio Buhroi consiguió agarrarte, el Haki de Observación no se puede activar si se está alterado -dijo Jammer- ¡Supongo que es bastante más tenso ver a un plan de 20 años derrumbarse que emboscar a tus enemigos en el bosque mientras tienes además superioridad numérica!

—Así que tan solo tenía que golpearte en el segundo exacto en que dejases de ver el futuro, por eso detuve mi puño poco antes de darte, para que no pudieras verlo venir con tu Haki. -siguió relatando Pride

One Plus Two se levantó apoyándose en su sable mientras seguía escupiendo sangre

—¡Ahora que sabemos que tienes Haki de Observación avanzado, ya no puedes ganarnos! -clamó One Behind Three

Capítulo 62: Rojo sangre.

One Plus Two: ¿Y que si perdí la concentración por unos momentos? Me basta con tajar tras sus defensas normalmente para que mueran.

Tres corrió a velocidades brutales hacia nosotros, el doctor claramente incapaz de defender un ataque de verdad con su espada, y no el aimbot que siempre estuvo utilizando con meras canicas.

Jammer: Doctor, tomaré las riendas de tu cuerpo un momento.

Pride: ¿Como?

Jammer: CHILLA DOCTOR, QUE NO SE CONCENTRE POR UN SEGUNDO.

Jammer tomó control en el instante apropiado, una mascara Jammer tapando el rostro al Doctor. Deslizandose por debajo del corte feroz, una única venda dejada en esa posición para ser cortada, el ataque no se considera fallido. Efecto Mariposa no se ha activado.

Pride: NO VEO NADA AAAAAAAA

Jammer: ¿Pensaste, Raiz cubica de 27, que eras el único que se concentraba?

Un corte inmediatamente volviendo por donde el primero vino, un movimiento natural no podría esquivarlo. Pequeños regalos de aire en las palmas de nuestras manos, no poderosos para herir, pero suficiente para elevarnos en el aire sobre la espada, el envoltorio del regalo cortado evitando el efecto mariposa.

Jammer: Por años he escuchado toda Arsis, planeado y preparado. Nadie se concentra mas que yo, Tres.

Pride: ¡Jammer, tu...!

Cerrando mi visión con una máscara, todos mis otros sentidos se agudizaban al límite. Mucho mas preciso que la visión futura, aunque mi lapso sea objetivamente menor, oído futuro.

One Plus Two: ¡Malditos sean!

Un corte vertical con sus dos manos, lo natural sería esquivarlo hacia el costado, pero esta es la oportunidad que Jammer buscaba. Poniendo la mano en la trayectoria del ataque...

Jammer: TUTUTUTU: HABILIDAD TSUTSU.

One Plus Two: ¡!

Tocando la hoja por su costado, envolviendola como regalo, quitandola de sus manos.

Jammer: DESARME. ¿LISTO DOCTOR? Y FI FAI FO FUM...

Un puño enorme, listo para golpear a Tres hasta el infinito y mas allá, con suerte incluso le haría caer al océano.

One Plus Two: ¡NO ES NADA!

Posando sus manos para frenar el golpe, Tres se preparó para recibirlo. El golpe nunca llegó, disipandose antes de tiempo junto a la Jammascara, la mano del doctor quedó posada frente a la cara de Tres, por delante de sus congeladas manos defendiendo un ataque que no era lo que el pensaba. Sostenida por el doctor, la pistola de Jammer.

One Plus Two: ¿Eh?

Pride: Uberblei.

Disparando una única vez.

Pride: Anda, no tenías tanto cerebro que desparramar.

Jammer: Ahora, ¿que hacemos con el archiduque volador?

Pride: EL QUE AHORA QUE

Probablemente producto de sujetarse a si mismo con su habilidad, hacía unos momentos que el Archiduque estaba levitando sobre nosotros. Heridos notablemente, Jacob y Sylvaril.

Rexius: ... No tengo porque pelear con ustedes, no tengo porque esperar a que atinen un golpe fatal en mi. El plan seguirá, con o sin Grusel. El plan seguirá, con o sin planta. El plan seguirá, con o sin bestia que destruya por mi. No necesito una leyenda de monstruos y heroes... Tch, seré recordado como Rexius, el destructor.

Alzando su mano, Rexius aceleró destruyendo todo el techo de un único golpe. Elevandose en el cielo a una velocidad exponencial.

Jütengar: Porque no me comes la tuna. Oh espiritus, literalmente desaparezcan los escombros.

Pride: Entiendo, su mano solo se mueve unos centimetros, pero la mano que crea es absurdamente grande en comparación. Al moverse esta proporcionalmente, se eleva muchos metros, y como al moverse a si mismo tambien mueve su mano original, retroalimenta el movimiento de la mano creada, efectivamente logrando una aceleración teóricamente infinita.

Jammer: ¿Que pasaría si golpea algo, o a alguien, con eso?

Escuchando al Archiduque hablar consigo mismo, fue desconcertante el saber lo que planeaba.

Rexius: Pero bueno, no necesito hacerlo como unga bunga. Metódicamente... los refuerzos deben ser heridos primero. Rexius: Spear Of Light.

Un silbido fue escuchado por todo Moloplace. El Archiduque aceleraba para su primer ataque.


Buhroi: Gigantes no ser demasiados, muros ser grandes.

Mirei: Jammer podría hacerlos regalo para desarmarlos, pero deberías ser capáz de romperlos tu mismo.

Ese Jammer, seguro me estaba escuchando o algo, sería conveniente decir lo relevante que sería en voz alta y que venga a ayudar, pero primero deben acabar con One Plus Two... Re- Ret- >w< Ah, perdona Ikari, no quería molestarte, es dificil pensar en estas cosas contigo en mi cabeza, no hay mucho espacio para... Hey Ikari, seguro sabes que a veces me pregunto ¿como entras en mi cabeza? Es que acaso eres chiquitito y... ¡Oh, interesante!

Mirei: Ese Jammer... rarito, hablando solo todo el rato...

Ikari, ¿es tu naturaleza la de un monstruo sellado, como siempre dicen? ¿O es que siempre se suponía que vivieses en un cuerpo? Oh bueno, solo suelo sentir tus vibras, supongo que ver tus recuerdos es algo para lo que no puedo concentrarme, no cuando estoy tan enojada y... Re- Ret- >w<

Buhroi: ¡MIREI!

Rexius: Longpunch of Light.

De repente, Rexius estaba en frente nuestro, Buhroi bloqueando su ataque con todas sus fuerzas, parecía que iba a detenerlo exitosamente cuando-

Rexius: Shortpunch of Light.

Apenas el primer ataque estaba finalizado, Buhroi no pudo mantener su guardia y fue empujado una corta distancia. Un segundo ataque, aparentemente no tan fuerte como el anterior, dio en mi quijada. Nada de lo que ocurrió inmediatamente despues de es claro, pues había perdido la consciencia.

Hey Ikari, al menos podemos hablar un momento, quizas tengas unos tips para Re- ¿eh? Se te escucha muy claro ahora.

Era una sensación única, como si nuestra conexión estuviese libre de un ruido que nunca se detuvo antes. Pude sentir todas sus emociones claras, pude sentir sus recuerdos, las sensaciones que experimentó en tantos cuerpos. Hasta que la sensación se detuvo en una sola imagen, un aura que de comprender, que solo podía traducirse a una palabra: Poder. Ikari solo había experimentado este cuerpo un instante antes que se sofocase a si mismo, pero había bastado para grabar la mas vivida imagen del poder que esta portaba.

¿Eres tu aquel que despoja el cielo a mi amada?

Arsis.png

Con la mente despejada, comencé a entender el poder del heroe que selló a Ikari en si mismo antes de quitarse la vida en un volcán, vi los recuerdos de Arsis.



Capítulo 63: Evangelización

Ya con el General Real de Moloplace derrotado, las fuerzas que se hallaban dentro del castillo comienzan a retroceder, pues el invencible One Plus Two había caído.

-Soldado: ¡Ah, e-el General Real...!

Tras permanecer observando a su oponente por un tiempo, Pride desvía su mirada hacia los soldados, quienes sienten un escalofrío por su espalda, temiendo que podrían acabar igual o peor que One Plus Two.

-Reeza: Ese científico...

Los invitados al banquete tampoco pueden evitar soltar algún comentario sobre la caída del General Real.

-Makuri: Lo sé, se requiere de gran poder y técnica para acabar con alguien como One Plus Two.

-Reeza: ¿Acaso aquello que dijo..será verdad?

Viendo que el científico permanece callado, Jammer opta por aprovecharse de que aún sigue en su cuerpo para hablar por el.

-Jammer: ¡Tutututu, todo lo que han oído es cierto, yo soy el legítimo heredero al trono, Retrete Hofensio!

-Pride: ¡LO HAS DICHO COMO EL CULO! ¡deja que yo me encargue!

Y tras callar al caracol que se hallaba oculto en su vestimenta, Pride procedió a hablarle a los invitados del banquete y los soldados de Rexius.

-Pride: ¡Mi nombre es Retter Hoffen, descendiente de Arsis y, por ende, REY DE ISLA ARSIS!

Estas últimas palabras se oyeron significativamente más fuerte que las anteriores gracias a Marke y su Super Amplificador Portátil de Sonido Marka Marke, o en otras palabras: un megáfono.

-Marke(susurrando): Esto ayudará a que tu discurso tenga más poder. ¡Ya discutiremos el precio luego, reycito!

-Pride: Ah, gracias. ¡Supuse que a muchos de ustedes les sería muy difícil creer mis palabras, por lo que me propuse acabar con One Plus Two para demostrarles de lo que soy capaz!

-Smiler: Woo, que loco. Esta debe ser una señal, mejor dejo de tomar...

-Kahloca: ¿Y porqué un hombre tiene que ser el nuevo rey? Osea, ¿porqué no podría ser une reyne? Propongo que funemos a este individue antes de que-

Pero Kahloca es callada después de que Impen enroscase su cola alrededor de su boca.

-Pride: Se que aún así sigue siendo poco creíble que de un día para el otro aparezca un heredero al trono, ¡pero les juro que es cierto! ¡E independientemente de que no me crean, al menos ayúdennos a frenar a Rexius, quien acabará con todo lo que conocen si no se hace algo!

Viendo la situación, tanto soldados como invitados comienzan a plantearse el ayudar a Pride, o mejor dicho Retter, pues sea cierta o no su historia, es preferible a ser destruidos por el archiduque.

-Leto: ¡¡ARIEFOOOOIS!!

-Pride: ¿Eh?

Sin darle importancia a las palabras de Pride, Leto hace uso de su elevada velocidad para dirigirse hacia Faidit con su daga en mano.

-Faidit: ¡Ah, o-otra vez..!

-Pride: ¡Eh, quédate quie-!

-Jammer: Retrato, tenemos asuntos más importantes.

A la vez que Jammer dice esto, Pride nota como una gran sombra cubre su cuerpo, encontrándose con Pomeroy al alzar la mirada.

-Pomeroy: ¡HASTA AQUÍ ACABA TU CUENTO! ¡Acabaré lo que dejé a medias aquel día!

-Impen: ¡Oh, mierda!

-Marke: ¡Si no hacemos algo le va a durar poco el mandato!

Pero antes de que los personajes puedan hacer algo, una especie de explosivo impacta contra Pomeroy, tumbándole.

-Jammer: Tutututu, no sabía que tenías droga explosiva.

-Pride: ¡QUE NO ES DROGA! Y más importante, ¿quién fue?

A su vez, Faidit no llega a ser atacado, pues una muralla de hielo se interpone entre el y Leto.

-Evelynn: ¡¿Eh?!

La maestra del caballero estaba intentando acercarse hacia el con el fin de ayudarle, pero un hombre se coloca delante de ella, un hombre que lleva sus manos juntas como si estuviese rezando.

-Leto: ¡¿TÚ?! ¡¿NO QUE ESTÁBAMOS EN EL MISMO EQUIPO?!

-Samael: Desde el inicio te dejé claro que no te permitiría tocar a aquel caballero.

-Impen: ¡Mierda, e-es El Hielos!

Antes de que Impen logre correr hacia el para atacarle, el General Real extiende su mano para detenerle.

-Samael: No temas, criatura del aberno. Ahora que me sé el versículo completo, ya sé quienes están del lado de Dios y quienes del lado de la oscuridad.

-Impen: Ehhh....¿Okay?

-Baku: Lo que intenta decir es que ya se sabe la historia completa.

Los presentes llevan sus miradas hacia Baku, quien cuenta con una aguja en su mano, indicando que el fue quien atacó a Pomeroy.

-Pomeroy: ¡Tsk, TRAIDOR!

Enfadado, el Teniente General desvía su atención hacia Baku Shot para abrir fuego con su arma incorporada en uno de sus escudos.

-Baku: ¿Traidor? Más bien fueron ustedes quienes traicionaron a su propia gente...

El hombre de alto rango utiliza su espada para desviar los disparos con agilidad, a la vez que Acieroy salta por encima suya.

-Acieroy: ¡Justo cuando ese hombre explosivo decía que iba a perder sus memorias..algo raro sucedió!


Unos minutos atrás, Baku Shot aprovechó su breve lucidez para contarle al grupo de Samael, Acieroy y Leto las verdaderas intenciones de Rexius.

-Baku: E-esto es todo..lo que puedo contarles..

-Acieroy: ¡¿Y eso porqué?! ¡¿acaso quieres que te saque el resto de la historia a gol-?!

Pero antes de que Acieroy logre acabar su amenaza, Baku Shot comienza a gritar mientras su visor cambia varias veces de color en un instante, indicando que sus memorias están yéndose.

-Leto: ¡¿Qué le pasa?!

-Acieroy: ¡No lo sé, PERO A QUE UN GOLPE LO ARREGLA!

El General Real de Citania hace lo que mejor se le da: golpear gente con su espada, concretamente en la cabeza de su objetivo, cesando sus gritos y causando que su visor se torne negro.

-Samael: ..Ahora lo dejaste inconsciente.

Samael estaba equivocado, pues después de unos segundos, Baku despierta aún con su visor en negro, extrañado y sin comprender lo que sucede.

-Baku: ¿Qué..? I-imposible, mis memorias...¿no se fueron?

-Acieroy: ¿Cómo dices?

-Samael: Si todo lo que nos contaste es cierto, tus memorias borradas por aquella planta del Dios Supremo tan solo deberían llegar a tu mente por unos segundos.

-Baku: S-sí, es lo lógico...No lo entiendo, las frutas del diablo solo se desactivan si su usuario lo desea....

-Acieroy: ...O si está muerto.


-Marke: ¡Ah genial, ahora volvió este tipo a por mi valiosa cabeza!

Viendo como Acieroy se le acerca, Marke sujeta su preciado bastón para apuntarle con este.

-Marke: ¡No temas Rettaguardia, este comerciante se encargará de-!

-Acieroy: ¡HAZTE A UN LADO!

Marke estaba equivocado, pues esta vez, Acieroy no estaba interesado en el, por lo que lo hace a un lado golpeándole con su brazo.

-Pride: ¡AH, va a por la cabeza de Sylvain!

-Baku: ¡Te equivocas, supuesto Arsis 2.0!

El científico desvía su mirada hacia Baku, quien continúa lidiando con Pomeroy.

-Baku: ¡Ahora tanto ellos dos como yo sabemos toda la historia! ¡por ende..no tenemos motivos para ir en su contra!

-Jammer: ¿Osea que estamos ante una evangelización?

-Samael: No hagas mal uso de esa palabra, Retter.

Acieroy se acerca hacia Sylvain, quien yace inconsciente en el suelo pero, a diferencia de lo que todos creían, este no le ataca ni nada por el estilo.

-Acieroy: Y pensar que todo este tiempo...tu solo te preocupabas por el bienestar de la hija del archiduque.

Ahora que ya conoce la historia, el General Real observa con otros ojos a Sylvain, quien a diferencia de lo que el creía no era enemigo de Citania.

-Marke: ¡Eh, Baku! ¡¿dices que tú has recuperado tus memorias?!

-Baku: ¡En efecto, Marke! ¡ahora que la planta parece haber fallecido o algo por el estilo, su habilidad se fue con ella!

-Marke: Pero si eso es cierto..¡¿PORQUE MARKE AÚN NO RECUERDA NADA?! ¡TODO SIGUE OSCURO, MUY OSCURO!

-Samael: Probablemente sea por el golpe que se dio Baku. Si mal no recuerdo, tanto él como el Dios Supremo se dieron un golpe que, sumado al hecho de que el poder Kio Kio desapareció, les ayudó a recuperar sus memorias.

Las palabras de Samael causan que a Marke se le encienda el foco y que acto seguido comience a correr hacia una pared poniendo su cabeza delante.

-Marke: ¡Entonces solo tengo que hacer esto! ¡prepárense para el Especial del Regreso de Marke!

Pero antes de lograr chocarse contra el muro, unas vendas que salen del cuerpo de Pride le detienen.

-Jammer: Lamento interrumpir tu especial, comerciante, pero tenemos asuntos más importantes ahora.

-Marke: ¡¿Qué puede ser más importante que un capítulo especial de Marke?!

-Impen: Tal vez el hecho de que Rexius está fuera haciéndole quién sabe qué cosas a nuestros aliados.

-Marke: Hmmm, es un buen punto.

-Acieroy: ¡¿QUÉ?! ¡¿REXIUS ESTÁ FUERA?!

Al haber oído esto, Acieroy sale corriendo hacia las afueras de Moloplace en busca del hombre que se atrevió a profanar a la hija de su archiduque, llevando a Sylvain consigo.

-Baku: ¡Yo me encargaré de Pomeroy, ustedes derriben al desgraciado de Rexius!

-Samael: Y yo mantendré a raya a esta pecadora.

Samael dice esto mientras continúa frenando la daga de Leto, quien se pregunta porqué no se activa aquella habilidad entregada por One Plus Two.

-Leto: (Tsk, ¿qué sucede? ¡se supone que mis ataques deberían causar efectos mariposa de esos!).

-Evelynn: Eso no será necesario, yo puedo cuidar de mis hombres.

Tras decir esto, Evelynn patea a Leto, causando que sea empujada mientras cae al suelo, raspándose con este.

-Jammer: Y así nuestros protagonistas partían rumbo hacia la batalla final tras haber dejado a los antagonistas secundarios en manos de los antagonistas recién evangelizados.

-Marke: ¡Eh, Baku!

-Pomeroy: ¡¿HUH?!

Aprovechando que el Teniente General se hallaba ocupado con Baku, Marke le lanza electricidad con su Trueno de Ricos.

-Baku: ¡Agradezco la ayuda, pero ustedes deben encargarse de Rexius!

-Marke: Ah no, no me acerqué para ayudarte, ¡sino que lo hice para que tú me ayudases a mi!

Marke le acerca su bastón a su "compañero de torturas" mientras Pomeroy permanece algo afectado por la electricidad.

-Marke: ¡Necesito que le des con una de tus explosiones! ¡absorberé el impacto y BUM, SE LO ARROJARÉ A REXIUS!

A su vez, el resto de protagonistas se acercan hacia Samael, rodeándole y confundiéndole.

-Samael: ..¿Necesitan algo? ¿quieren que les recite algún verso?

-Jammer: Necesitamos que utilices la magia jaimica.

-Samael: ¿La qué cosa?

-Pride: Que utilices aquel poder que permite teletransportar gente. Si Jacob podía hacerlo, seguramente tu también puedas.

-Samael: Ah, eso...Poder puedo, pero mi teletransportación es mucho más limitada. Mientras que el Dios Supremo es capaz de moverse libremente junto a otras personas, yo tan solo puedo moverlos hacia donde halla una gran cantidad de fe cristiana concentrada.

Al oír esto, el grupo permanece callado por un tiempo, pues no se esperaban esa respuesta.

-Faidit: ...¿Alguno sabe si Rexius es cristiano?

-Jammer: Ni modo, a correr se ha dicho. Retrete, vas a tener que usar esos músculos de tus piernas.

-Pride: ¡ME REHÚSO! ¿Enserio no puedes teletransportarnos? ¿qué tal si te concentras o algo por el estilo?

-Samael: Que no puedo. Sería muy arriesgado transportar individuos sin saber como hacerlo correctamente, podrían acabar en cualquier parte de la isla.

-Pride: Podríamos ir corriendo...¡pero mientras más pronto mejor! ¡A lo mejor mientras hablamos Mirei y Buhroi están siendo fuertemente apalizados por Rexius!

-Impen: ¡Venga Samael, inténtalo al menos! ¿o es que no tienes fe?

Estas palabras causan que una vena se marque en el rostro de Samael, pues un hombre-demonio acaba de poner en duda su fe.

-Samael: ¡Bien, ¿tienen tantas ganas de que les teletransporte?!

El arzobispo cierra sus ojos con fuerza mientras junta sus manos, causando que una luz comience a cubrir su cuerpo. A su vez, Marke se acerca al grupo agitando su bastón.

-Marke: ¡Hey hey hey adivinen qué es lo que tengo a-!

-Samael: ¡MIREN LO QUE PASA CUANDO REALIZO UNA TÉCNICA QUE NO CONOZCO! ¡TRUE NOAH'S ARK!

Y en un abrir y cerrar de ojos, los protagonistas desaparecen de la vista de los invitados y de Leto y Evelynn.

-Leto: ¡Mierda, se escapó! Pero bueno, ¡AL MENOS TENDRÉ LA CABEZA DE SU MAESTRA!

-Samael: Que el Dios Supremo les acompañe...Lo que me recuerda...

Y mientras Samael se acerca hacia Jacob para atenderle, a las afueras de Moloplace...

-Rexius: ¡Ahora sigues tú, extraño hombre que ni siquiera se porqué viene a por mi cabeza!

Ya con Mirei fuera de combate, Rexius centra su atención en Buhroi, quien rápidamente usa su habilidad para enterrarse bajo tierra.

-Rexius: Ohhh no ahora no sé donde está, podrá darme un ataque sorpresa en cualquier momento y desde cualquier parte.

Buhroi se confía al oír las palabras de Rexius, las cuales tenían un claro sarcasmo detrás, pues este utiliza su kenbunshoku para saber la ubicación exacta del sacerdote, viéndole moverse bajo tierra.

-Rexius: Te tengo.

Acto seguido lleva su mano hacia abajo, utilizando su habilidad para sujetar a Buhroi de su cráneo y sacándole con fuerza de la tierra.

-Rexius: ¡Literalmente!

Buhroi se cubre rápidamente cruzando sus brazos, pero eso no impide que salga disparado hacia atrás por el golpe dado por su adversario.

-Buhroi: (Hombre malvado ser fuerte, poder contra fuerza de dioses).

-Rexius: Vamos, ponte de pie.

El archiduque se halla tan confiado que le da unos segundos a Buhroi para volver a ponerse de pie, cosa que enfada a este último.

-Rexius: Atrapa.

Rexius arroja su arma hacia arriba, causando que Buhroi lleve su mirada hacia ella, confuso.

-Buhroi: ¡NO! ¡BUHROI NO CAER EN DISTRACCIÓN!

Sin embargo utiliza la poca inteligencia que tiene para volver a dirigir su mirada hacia su adversario, quien lleva una de sus manos hacia su espalda.

-Rexius: Ahh, eres un tipo listo...

Grave error de parte del sacerdote, pues gracias a la Fruta Kuryo Kuryo, Rexius es capaz de mover la lanza que se halla en el aire en dirección hacia Buhroi.

-Buhroi: ¡AH!

Rápidamente, el hombre la atrapa con ambas manos antes de que la lanza le atraviese el pecho, frenándola justo a tiempo.

-Rexius: ¡Buen atrapamiento!

Sin embargo luego ve al archiduque corriendo hacia el, por lo que abre su boca para lanzarle una llamarada, cosa que Rexius no se esperaba y se ve obligado a cubrirse a último momento.

-Buhroi: *suspiro*

-Rexius: ¡MALDITO OSCURO!

De entre la pantalla de humo sale el puño de Rexius ennegrecido que impacta contra el estómago del sacerdote, causando que este escupa sangre.

-Rexius: Si bien pude minimizar los daños...

Una vez el humo se disipa, este muestra a Rexius con su piel prácticamente intacta, pero con sus ropas algo chamuscadas.

-Rexius: ..no puedo decir lo mismo de mis ropajes. ¿Porqué no nos haces un favor a los dos y te quedas ahí tirado en el suelo? Tú te ahorras morir y yo me ahorro tiempo valioso.

-Buhroi: ¡Bu-Buhroi...no dejar de pelear!

-Rexius: Lo imaginé.

Rexius se acerca hacia Buhroi con su lanza en mano, dispuesto a acabar con su vida de una vez por todas. Sin embargo, algo le detiene, algo llama tanto su atención como la de su objetivo.

-Buhroi: ¿Esos ser...?

-Rexius: ..¿gritos?

El dúo alza la mirada al oír gritos provenientes del cielo, abriendo sus ojos sorprendidos al ver al resto de protagonistas cayendo hacia ellos.

-Marke: ¡Ehehehe, ¿se imaginan que nos acababa transportando a una de esas islas del cielo?

-Impen: ¡No tiene nada de gracioso, estamos por hacernos mierda contra el suelo! ¡tal vez tú estés confiado por ese cuerpo indestructible, pero el resto no tenemos la misma suerte!

-Pride: AAAAAAAAAAAAAA-Ah espera, tengo lo necesario.

Rápidamente, Pride saca varios de sus elixires de color rosado, bebiéndose uno y dándoles el resto a sus compañeros.

-Pride: ¡Pink Serum: Bubblegum!

-Impen: Ah, hacía tiempo que no me drogaba...

-Pride: ¡MIRA ESTOY HASTA LOS EXILIRES DE DECIR QUE NO ES DROGA!

Gracias al suero del científico, el grupo simplemente rebota contra el suelo al chocar contra este.

-Rexius: Tsk, ¿cómo es que lograron huir de One Plus Two?

-Pride: ¿Quién querría huir de un cadáver?

Las palabras de Pride causan que Rexius abra sus ojos sorprendido, pues encuentra difícil de creer que su mano derecha haya sido derrotada.

-Rexius: Ustedes...Da igual lo que hayan logrado hasta ahora, no les sirve de nada haber realizado grandes hazañas si al final morirán sin haber podido cumplir su objetivo.

Capítulo 64: El origen de Arsis

Luego del impresionante golpe recibido, Mirei se recupera de su estado de inconsciencia, se levanta del suelo algo atolondrada y observa todo borroso a su alrededor. Parece haber un gran grupo de personas reunido en posición de batalla, sin embargo, eso no es lo que más extraña a la revolucionaria, sino más bien lo distinta que se siente ahora. Durante el ataque, Mirei logró conectar de una manera mucho más directa con Ikari, una conexión que sigue aún vigente.

Mirei: (¿Ikari? ¿Estás ahí?)

Ikari: (¡DEBO MATARLO! ¡¡ÉL ME TRAICIONÓ!! ¡¡ESE MALDITO DE ARSIS!!! ¡GHRAAAAH!)

Mirei: (Tsk... Cálmate, vas a hacer que pierda el control. Arsis está muerto, murió hace muchísimo tiempo. ¿Era él el que vi antes?)

Ikari: (Muer...to. Arsis muerto... ¡¡MIENTES!! ¡¡ÉL NO PUEDE MORIR!! ¡¡DEBO SER YO QUIEN LO DESTRUYA!!)

Mirei: (¿Pero qué rayos te hizo? Pude sentir antes lo que sentías, la usual ira pero además... tristeza.)

Ikari: (Él me traicionó... Yo lo amaba, y él me traicionó...)


Hace muchísimo tiempo, antes de que siquiera la isla Arsis tomara por denominación el nombre de su futuro héroe, había una feliz pareja que habitaba la isla. Un joven de pelo rojo como la sangre y una joven de ojos del mismo color vivían en lo que hoy se conoce como Moloplace. El joven había vivido toda su vida viajando por los mares antes de encontrar el amor y sentar cabeza, por lo que era increíblemente poderoso. Tenían una vida tranquila, cazaban animales para comer, iban al pueblo de vez en cuando y compartían su vida con sus tres amados hijos.

Arsis: Tania, tranquila, no vayas corriendo sin mirar, te puedes tropezar. Molo, deja de perseguir a tu hermana con esa espada de madera.

Heart: Oye, deja que los niños se diviertan Arsis, seguro que tú de pequeño eras el doble de travieso.

Arsis: Ah... No puedo contra tus argumentos, tú sí que me conoces, amor mío.

Heart: Claro que sí, después de todo no puedo imaginar una vida sin ti. ¡Kristia, nada de lanzar piedras!

Pero no todo iba a continuar siendo perfecto para la pareja, pues otra persona en esa isla tenía grandes planes y una ambición sin límites: planeaba conquistar el mundo entero utilizando su fruta del diablo y el poder definitivo que esta podía crear.

Lacayo: ¡Rey Lexius! Las siete personas que pidió ya están aquí, fueron tratadas como criminales y supuestamente enviadas a los calabozos. Parece que cumplen con los requisitos, un soberbio alquimista, un envidioso bufón, el lujurioso dueño del bar...

Lexius: ¡Suficiente! Yo te diré cuando puedas hablar de más. Lo más importante: ¿pudieron conseguir al recipiente?

Lacayo: Bueno... Verá señor... El recipiente que pidió es un poco complicado de conseguir. Arsis es la persona más fuerte de la isla, secuestrar a su esposa no es tarea fácil...

Marcándosele una vena en la frente ante las palabras de su lacayo, Lexius abre su grimorio y, transformándose en un demonio, lo toma por el cuello y lo convierte en un bicho horrible lleno de partes de animales, pústulas y secreciones, para luego atravesarlo con una de sus espinas y matarlo.

Lexius: ¿Alguien más está dispuesto a decir que Arsis es la persona más poderosa de esta isla?

Lacayo 2: N-no señor, por supuesto que no. ¡Mañana mismo traeremos al recipiente!

Lexius: ¡Más les vale! ¡No me convertí en rey de esta isla por linaje o alguna mierda así, lo hice por mi propia fuerza, así que tengan claro que no toleraré que mi fuerza sea cuestionada! Y menos comparada con la de ese maldito de Arsis...

Lacayo 3: Entendido señor, nos ha quedado más que claro.

Lexius: ¡Ahora largo!

Tras las palabras del rey, sus lacayos se retiran del lugar en un santiamén, llevándose además a cuestas el cadáver monstruoso del lacayo asesinado. Luego de retirados sus sirvientes, Lexius procede a sentarse en su escritorio y escribir en su diario.

Mi plan está más cerca que nunca de cumplirse. He logrado desentrañar todos los secretos de mi habilidad. Pronto obtendré todo el poder que deseo, el mundo será mío, nadie volverá jamás a mirarme desde arriba, pues yo seré la ley que lo gobierne todo. Ese maldito Arsis me las pagará... Luego de quitarme a mi amada, mi Heart, la única persona que llegué a apreciar en mi maldita cara... Sufrirá el peor de los infiernos, por eso tiene que ser ella quien se transforme en el demonio más poderoso jamás creado. Ella será quien lo asesine personalmente. Dulce, dulce venganza.

Tras el ultimátum de su rey, los atemorizados sirvientes de Lexius se disponen a traerle el “recipiente” que busca. Para ello se acercan a la vivienda de Arsis por la noche, aprovechando una de las habituales salidas de cacería nocturna del pelirrojo, en las que acostumbra cazar animales enormes para poder agasajar a su familia por la mañana con un gran festín. Con los hijos de la pareja dormidos, resulta relativamente sencillo para los soldados de Lexius irrumpir en la morada y noquear a Heart para llevarla ante su rey.

Lexius: Es increíble el poder que una simple planta imbuida con el poder de mis contratos puede llegar a tener.  Y por fin ha brotado su fruto. Esto es lo que necesito para completar mi ritual. Ahora solo hace falta el recipiente, ¡Si esos malditos inútiles no la traen pronto juro que los...!

Lacayo: ¡Su majestad! ¡Logramos traerla! No hay mucho tiempo hasta que Arsis se entere de lo que sucedió con su esposa, señor.

Nuevamente el rey se enfurece ante la mención de Arsis, pero logra calmar su temperamento al ver que ya tiene en su poder todos los elementos necesarios para completar su ritual, tal y como había escrito en su diario.

Sí, mi fruta Hito Hito: modelo Demonio es una de las más peculiares existentes, puede hacer cosas inimaginables. Después de muchos experimentos, he logrado dar con el ritual definitivo: Se necesita la energía de los siete pecados capitales, buscar a siete personas especialmente compatibles con uno de ellos es muy complicado, pero no imposible. Por supuesto, hace falta mi grimorio, que canaliza su poder. También hace falta el fruto de la planta que imbuí con mi habilidad. Con todo esto combinado en un recipiente y con el calor de la lava del volcán, el ritual se completará y nacerá el poder demoníaco en su máximo esplendor.

Luego de aprovechar la presencia inconsciente de la persona que amó en secreto toda su vida para mancillarla y cometer actos impuros con ella, Lexius procedió a ejecutar el ritual tal y como había escrito en su diario, extrayendo la energía de los pecados capitales, obligando a la desvanecida Heart a consumir el fruto de la planta, y, finalmente, lanzándola a la lava del volcán, el cual se encuentra justo al lado de su castillo.

Lexius: Luego de tantos años... Al fin... Ella está a punto de nacer...

Lacayo 1: (Oye... ¿De verdad se cree que saldrá algo de ese volcán? ¡Seguro que la chica está más que muerta!)

Lacayo 2: (Hey, no le cuestiones, ya sabes de sobra que puede hacer cosas increíbles con esa habilidad que tiene.)

Lacayo 3: (Ya pero... sobrevivir a un volcán ya son palabras mayores, no sé yo si-)

Para sorpresa de todos excepto del rey, tras un brutal estruendo en el volcán que hasta Arsis en el bosque logra escuchar, vapores comienzan a brotar de la lava y el cielo empieza a tomar una tonalidad rojiza.  Acto seguido, un enorme brazo rojo sale de la lava del volcán y se agarra del borde del mismo, escalándolo. Pronto se deja ver que Heart ha cambiado, posee en todo su físico una coloración rojiza, su musculatura ha aumentado y llamas se desprenden de todo su cuerpo. Con sus brillantes ojos rojos clava su mirada a Lexius y pega un salto hacia él a una velocidad abismal para atacarlo, siendo detenida en el último instante por el rey, quien utilizando su habilidad controla su cuerpo.

Heart: ¡GRAAAH!

Mi plan está más cerca que nunca de cumplirse. He logrado desentrañar todos los secretos de mi habilidad. Pronto obtendré todo el poder que deseo, el mundo será mío, nadie volverá jamás a mirarme desde arriba, pues yo seré la ley que lo gobierne todo. Ese maldito Arsis me las pagará... Luego de quitarme a mi amada, mi Heart, la única persona que llegué a apreciar en mi maldita cara... Sufrirá el peor de los infiernos, por eso tiene que ser ella quien se transforme en el demonio más poderoso jamás creado. Ella será quien lo asesine personalmente. Dulce, dulce venganza.

Lexius: Mmh... Al parecer la transformación no está del todo completa. Su débil cuerpo debe necesitar unos cuantos días para asimilarla.

Luego de su ataque, Heart comienza a sentirse un poco extraña, su musculatura decrece y el color en su piel desaparece, cayendo desmayada al suelo.

Lexius: No queremos ninguna intromisión indeseada (ese maldito...), así que hasta que el recipiente esté listo la enviarán de nuevo a su hogar como si nada hubiera sucedido.

Lacayo: ¿De nuevo a su hogar señor?

Lexius: ¡¿Me estás cuestionando?!

Lacayo: ¡No señor! ¡Será enviada ya mismo!

Lacayo 2: (Les dije que no dudaran, sus rituales no suelen fallar...)

Lacayo 3: (Calla y agarra a la chica, si Arsis vuelve y nos pilla devolviéndola estamos muertos.)

Y tras esto, los sirvientes de Lexius lograron regresar a la mujer a tiempo. Durante la siguiente semana, Heart comenzó a sentirse realmente mal y, sin recordar nada de lo sucedido, atribuyó su malestar a una enfermedad. Arsis, muy preocupado, dedicó cada momento de sus días a darle los cuidados necesarios y acompañarla.

Arsis: He traído agua pura de la cascada, también he preparado una sopa de pollo calentita y para después un té con miel. Seguro que en nada te recuperas.

Heart: Gra...cias. Siempre tan consi...derado, amor mío.

Al ver el estado de su esposa, Arsis posa su mano sobre su frente para sentir su fiebre, pero es repelido por el increíble calor que emana de ella.

Arsis: (Está volando de fiebre... No sé ni cómo está viva siquiera, esta no es una enfermedad normal. En mis viajes jamás había visto algo así...) Amor, ¿recuerdas qué pudo haberte enfermado?

Heart: Está todo muy borroso, debo recuperar el cielo azul...

Arsis: (El día en que comenzó a enfermar fue el mismo día en que el cielo se puso rojo, tiene que haber alguna conexión...) Cualquier cosa que recuerdes podría ser de utilidad.

Heart: Solo recuerdo a un... hombre...

Arsis: (¡Un hombre! Quién podrá ser... El único que se me ocurre que podría hacer algo tan extraño es... No, no se atrevería... ¡¿O sí?! ¡¡Ese desgraciado!!) ¡¡¡LEXIUS!!!

Furioso, Arsis sale despedido de su hogar no sin antes indicarles a sus hijos que cuiden de su madre en su ausencia y dejar la casa protegida por enormes pedrolos para que nadie pueda entrar. Un poco más tarde, en su castillo, Lexius ha sentido algo.

Lexius: Sí, ya está lista, puedo sentirlo. Mi niña ha sido completamente asimilada por el recipiente. Solo tengo que indicarle que venga y-

Lacayo: ¡Su alteza! ¡Disculpe la intromisión!

Lexius: Tienes 3 segundos, por tu vida más te vale que sea importante.

Lacayo: ¡Es Arsis! ¡Está aquí y está arrasando con todos los soldados! ¡Incluso ha matado al General Real!

Lexius: (Tsk... Así que por fin te enteraste eh Arsis, pero es demasiado tarde ya.) No pasa nada, me enfrentaré a él.

Arsis: ¡¡LEXIUS!! ¡¡He regresado y traigo conmigo la destrucción de tu reino!! ¡Sal y pelea!

Lexius: ¡Rekusususu! Vaya ironía, quién diría que la persona que antes se encargaba de proteger mi vida ahora desearía quitármela.

Arsis: ¡Desgraciado! ¡Fui tu General Real porque creí que ibas a hacer algo bueno por esta isla! Pero no eres más que una rata inmunda...

Lexius intenta mantener la calma ante las palabras de su rival para no perder su soberbia y sentido de superioridad.

Lexius: Es curioso que lo diga alguien que está a punto de perderlo todo.

Arsis: ¿Así que lo admites? ¡Fuiste tú quien enfermó a Heart! ¿Por qué le harías algo así a quien fue tu mejor amiga?

Lexius: Las razones devienen irrelevantes. Lo que importa es que sirvió a su propósito. Y no, no la enfermé, le hice algo mucho mejor.

Arsis: Tsk... ¡¡MALDITO!!

El pelirrojo salta hacia su oponente con su puño imbuido en haki de armadura, dispuesto a liquidarlo. Pero justo cuando su poderoso ataque está a punto de impactar, es detenido en seco por la mano de algo... O alguien.

Arsis: ¿Quién...? He-Heart... ¿Eres tú?

Con la transformación completa, el poder de Heart es prácticamente insuperable al igual que su tamaño.

Lexius: ¿Olvidé mencionar este pequeño detalle? Tu arrogancia termina aquí mismo, ex-General.

Arsis: Heart, pero si estabas en casa, ¿Qué te ha pa-

Pero antes de que pueda terminar la frase, Heart manda a volar de un puñetazo a su esposo, salta sobre él y comienza a golpearle en el suelo con sus dos brazos llameantes sin que este pueda hacer nada al respecto.

Arsis: He...art... No...

Y antes de que la chica acabe con su vida, Lexius la detiene.

Heart: ¡¡GRAAAHH!!

Lexius: Aún no... Él merece sufrir mientras ve impotente su amada isla y el mundo arder, destrozado por su propia amada.

Hearth: ¡GRRH!

Y tras este evento, Arsis fue apresado, atado de pies y manos y torturado constantemente durante varios días. Mientras tanto, Heart fue mandada por Lexius a destruir toda la isla. Sin embargo, el arrogante rey no tuvo en cuenta que su prisionero había sido su General Real previamente y, como tal, se había aprendido de arriba abajo todas las debilidades de los grilletes de los prisioneros y conocía el castillo como la palma de su mano. Poco a poco, Arsis logró safarse de sus ataduras hasta romperlas y luego escapó del castillo a través de las cañerías.

Arsis: Me tardé demasiado tiempo... Mi amada Heart, dónde estará...

Al salir del castillo, Arsis se encuentra con un panorama desolador. La isla en llamas, destrucción por todos lados, el cielo más rojo que nunca. Rápidamente vuelve en sí y se marcha en dirección a su hogar, pues teme lo peor por sus hijos.

Arsis: ¡Tengo que darme prisa!

Al llegar, el recién liberado encuentra su hogar destrozado, probablemente una destrucción causada por Heart al salir de la casa previamente bajo las órdenes de Lexius. Busca desesperado en su casa hasta que, en el búnker secreto bajo la misma, se encuentra a sus tres niños muy asustados.

Molo: ¡Papá!

Kristia: ¿D-dónde está mamá?

Tania: Escuchamos ruidos y nos metimos aquí como nos enseñaste...

Arsis: Fueron niños muy valientes... Mamá está bien, ustedes deben quedarse aquí hasta que yo vuelva. Es peligroso afuera, ¿vale?

Molo: Vale, como hijo mayor voy a cuidar de mis hermanas.

Arsis: Así se habla campeón. Mamá y yo volveremos pronto, lo prometo.

Aliviado por el estado de sus hijos, el futuro héroe de Arsis vuelve al castillo de Lexius para terminar lo que empezó antes. Al llegar, los pocos soldados que quedaron de Lexius comienzan a caer como moscas ante el haki del conquistador del furioso pelirrojo. Sin embargo, nada más llegar a las puertas vuelve a toparse con su peor oponente, aquel monstruo rojo que solía ser su amada.

Arsis: ¿Así que eres tu aquel que despoja el cielo a mi amada?

Heart: ¡GARRH!

Arsis: ¡Esta vez no me contendré porque tengas su rostro, monstruo, pienso liberarla de ti! ¡Blue Sky Brightest Glare!

Heart: ¡¡GRRAAAAAHH!!

Arsis ataca con su poderoso puño cubierto de haki y la bestia responde con otro poderoso puño envuelto en llamas. Ambos ataques fulminantes impactan sobre el rostro de su oponente y lo mandan a volar, sin embargo, Heart logra levantarse antes.

Arsis: Tch... Ni siquiera puedo salvarte... Amada, si sigues ahí, muy en el fondo, necesito que confíes en mí. Necesito que te liberes de lo que te controla, por favor, sé que puedes hacerlo.

Heart: Gr.. Grrr...

Lexius: ¡...! Así que tú causaste ese estruendo. Veo que lograste escapar, eres una cucaracha huidiza.

Arsis: Vamos, sé que aún estás ahí, libérate, saca eso que tienes dentro.

Lexius: Es inútil, no te oye, una vez que el ritual se completa no hay forma de recuperar a la persona que alguna vez fue. Pero es divertido verte tan humillado intentándolo, continúa, rekusususu.

Arsis: Vamos, ¡Lo tienes! ¡Puedes sacarlo fuera! ¡¡Yo confío en ti!!

Lexius: ...Suficiente tontería, ha dejado de hacerme gracia. Mi niña, mátalo, acaba de una vez con él.

Heart: Grh...

Lexius: ¡Niña! ¿Acaso no me oyes?

Lo único que me preocupa ligeramente es que el recipiente para mi niña pueda llegar a ser incompatible, que le falte la ira suficiente como para mantener al demonio en su interior... Pero no, el ritual es demasiado poderoso como para que alguien pueda llegar a resistirse a él, se necesitaría una voluntad descomunal.

Heart: ¡¡¡GRAAAAAAAAAAAAAAAHHHHH!!!

Con todas sus fuerzas, Heart logra expulsar al demonio en su interior, el cual queda manifestado en un especie de humo rojizo en el aire que empieza a tomar forma.

Arsis:  ¡¡...!!

Lexius: (¿Está tomando entidad propia? Ni siquiera yo esperaba algo así...)

Arsis: ...Lo siento, mi amor, pero no puedo permitir que un demonio como este destruya el mundo. Nuestros hijos merecen un lugar mejor en el que vivir. Hoy y para siempre te amaré...

Heart: Ar...Sis...

Reuniendo valor, Arsis se lanza hacia el humo rojizo absorbiendo todo el poder de la bestia roja. Con el poco control de su rojizo cuerpo que le queda, el pelirrojo sujeta a Lexius con todas sus fuerzas dispuesto a lanzarse junto con él a la lava del volcán.

Lexius: ¡¡Desgraciado!! ¿Qué intentas? ¡Nos matarás a ambos!

Arsis: Esa es precisamente la idea. Eliminaré el problema de raíz.

Lexius: ¡¡¡Insensato!!! ¡La bestia roja es ignífuga, no puede morir por lava!

Ignorando las palabras de su peor rival y sujetando aún más su agarre, Arsis se lanza junto con él al volcán. Su enemigo muere al instante, sin embargo, él sigue vivo aún sumergido en la lava mientras sonríe.

Arsis: Puede que la bestia roja sea ignífuga... ¡¡¡Pero yo no lo soy!!!

Y apartando con toda su voluntad de su mente a la bestia, Arsis poco a poco logra quitarle el control de su cuerpo al demonio al completo y perder la piel rojiza que le hacía inmune a la lava, para finalmente ser calcinado, muriendo en el acto pero acabando así con el cielo rojo, el cual recuperaría su tonalidad azul indefinidamente. Sin embargo, parece que algunos remanentes de aquella bestia legendaria lograron sobrevivir...


Pride: ¡Ey! ¡Enojona! ¡Espabila!

Mirei: Que... ¿Qué pasa?

Faidit: ¡Estamos a punto de enfrentarnos al archiduque de Moloplace!

Jammer: Está en las nubes, debe estar pensando en Ret- Ret- >w<...

Mirei: ¡Así que eres tú el que ha estado agregando esa mierda tsundere a mis diálogos! ¡¡TE VOY A MATAR!!

Marke: Estudios demuestran que las personas que hacen ese tipo de cosas en realidad están proyectando sus propios sentimientos.

Impen: ¿Así que a Jammer le gusta Pride? Mira tú, no le tenía tan lujurioso...

Burhoi: Tener sentido. Estar largo rato juntitos antes.

Jammer: ¡¡Estábamos haciendo el One Behind Three!!

Impen: ¿Es una pose sexual que no conozco? Luego me la enseñas.

Jammer: Tsk...

Pride: ... Mirei, no es lo que parece...

Marke: Oye que no pasa nada, aquí no se discrimina, ¡hehe!

Rexius: Ejem... ¿Ya terminaron con sus idioteces?

El archiduque comienza a levitar en el aire nuevamente y saca su lanza misteriosamente similar a una espada, listo para su combate final.

Capitulo  65: Memorias de un Príncipe para un viejo Soldado

Sylvain: ¿Hmmmph? ¿Qué?

El peliplateado se despierta confundido. ¿Dónde está? Aghhh, la cabeza… No… todo el cuerpo lo está matando. Se sienta con dificultad, a su alrededor, todos un caos. Peleas sin parar. Soldados, gigantes, asesinos, todos con sus pensamientos en matar o morir. Pero, él está en un rincón, relativamente seguro. ¿Por qué está alejado de todo ello… ¿No estaba enfrentando a…?

Sylvain: ¡Rexius!

Aguzando la vista, Sylvain logra vislumbrar a su enemigo mortal pugnando con sus compañeros impromptu. Tiene ambos brazos y su espada…¿Lanza? completamente cubiertos en Haki.

Rexius: ¡LONGCUT OF LIGHT!

El tiránico aspirante  a Rey apunta a Mirei con su espada, la cual está demasiado lejos para darle. No obstante, con su poder, presiona a la  por la espalda, directa hacia su espada de forma ineludible.

Mirei: ¡…!

Rexius: Tranquila. No estoy apuntando a ningún órgano vital… Aún.

No obstante, la hoja es detenida por algo naranja. El “haki falso” de Pride, el cual la desvía de milagro.

Rexius: Tch…

Pride: ¿Estás bien?

Es a la que recién salvó a la que se lo dice, haciendo que sus mejillas se coloreen de rosa.

Marke: Un poquito asustado, pero estoy bien.

Impen: ¡Detrás de ti!

La pelea continúa ante los ojos del príncipe Grolivino.

Sylvain: Carajo…

El joven intenta levantarse pero siente un dolor terrible. Su pierna está aún más dolorida de lo usual. Pero siente algo extraño. Una presión. Es solo entonces que nota que nota que ya no tiene su bota reforzada y en su lugar ostenta unas vendas bien prietas. Su cabeza, costillas y muñeca derecha están igual. Al principio, se alarma. No obstante, piensa que seguramente fue obra de alguno de sus compañeros y se le pasa.

Sylvain: Tengo que ir...

Con gran dolor, el plateado finalmente se levanta, incluso con su pierna azul también temblorosa, empieza a andar hacia la batalla.

Acieroy: No tan rápido…

Jambebleu se detiene en seco al oír esa voz que tan bien reconoce y también odia. Una espada se cruza sobre su pecho.

Sylvain: Vaya… y yo que creí que me liberaría de que intentaras matarme.

Acieroy: ¿Crees que si te quisiera muerto te habría puesto esos vendajes?

La mirada de Sylvain se abre. Igualmente asombrada por la simpatía de el hasta ahora su enemigo como por el horror de que precisamente él haya visto su pierna mala.

Sylvain: Tsk…

Acieroy:  Ya que estás ¿Dónde está Lady Dormé? ¿Está a salvo?

El no le no quiere responder, no a uno de los desgraciados que entregaron a su amada a un destino conjunto con su violador. No obstante, reconoce la preocupación genuina.

Sylvain: Está a salvo. La dejamos en un escondite similar al que tú, la loca y el Papa nos encontraron antes.

Acieroy: Ya veo…

Sylvain, habiendo satisfecho la pregunta, se dispone a  partir a la batalla, pero la espada de espadas aún le corta el paso.

Sylvain: Muévete…

Acieroy: ¿Tan pronto quieres morir, muchacho? Estás en la mierda y lo sabes. Rexius te matará si vas.

Sylvain: Todo lo que importa es que el pague por lo que le hizo a mi ...a Dormé. Mi vida es irrelevante.

Acieroy quita su espada está vez, dejando que Sylvain pueda seguir su camino. No obstante, nada más da un paso. Otra pregunta sale de la boca del General Real de Citania.

Acieroy: Fue él. ¿Verdad?

Sylvain: Con un carajo. ¿Fue él quién?

Acieroy: Él que rompió tu pierna… el que mancilló a Lady Dormé… Fue Rexius ¿ Verdad?

Sylvain permanece callado largo y tendido, con la mandíbula tan prieta de rabia que parece que se le partirán las muelas.

Sylvain: ¿Solo hasta ahora me crees… idiota bastardo?

Ante esa pregunta, Acieroy se soba las sientes, hastiado pero igualmente avergonzado.

Acieroy: … Sé que es una molestia para ti, y que seguramente es doloroso para ti hablar de esto. Pero este viejo soldado necesita la verdad. Si queremos hacer que Lady Dormé recupere sus memorias… debo saberlas también. Después de eso puedes golpearme o lo que sea, pero necesito saber.

Sylvain aprieta el puño. Pues sabe que por mucho que desearía que Dormé no recupere ese día, es necesario para que vuelva a ser ella.

Sylvain: Escucha con atención, bastardo… que hay una guerra en medio y no voy a repetir. La noche que Dormé fue… atacada por ese maldito… yo fui a buscarla…

…Hace cinco años…

¡Lady Dormé!

¡¡Mi Lady!!

Los sirvientes del castillo de Citania buscan a la hija de su señor desde hace horas. No esta en el palacio, no está en la arboleda cercana. No está en la ciudad, en el puerto. No aparece por ninguna parte.

Sirvienta: ¡La señorita no aparece! ¡Mi Señor!

Cierón: ¡Sigan buscando! ¡No puede haber desaparecido solo así!

Sirvienta: ¡Si..si, señor!

Empiezan a interrogar y s entrevistar a toda la gente posible. La guardia real se involucra pronto. Su prometido, el joven Sylvain, que estaba acomodado en unos aposentos del castillo a la espera de su boda, es interrogado también.

Acieroy: ¿No tiene idea de dónde pueda estar, “Lord Sylvain”?

Sylvain: No… Pensé que ella ya estaba en el castillo.

Acieroy:¿ Estaba?… como sea. Le avisaremos en cuanto sepamos algo.

El general se retira, pero el muchacho no está dispuesto a esperar. Toma su capa y sale a buscarla, arrepentido enormemente por haber dejado que partiera sola de su escapada más temprano.

Sylvain: Mi Dormé... Por favor… que estés a salvo.

Con sus poderosas piernas, no le toma nada de tiempo investigar a pie. Llega a la arboleda dónde más temprano compartían momentos dulces. Pero no hay ni rastro de ella después de horas buscándola.

Sylvain: ¡Dormé!

La llama a voces. Pero no hay respuesta. Entonces, de un salto sube a un gran árbol para intentar buscar desde el aire.

Sylvain ¡Dormé! …Maldición

La luna empieza a asomar con un fulgor amarillo en el horizonte. Se hace de noche y Sylvain y todo mundo en Citania se desesperan más y más. Se dispone a volver al castillo para ver si hay noticias, pero entonces, nota algo brillando en el suelo por la luna

Sylvain: ¿Huh?

Baja a recogerlo, y al tomarlo, se da cuenta de inmediato de qué es. Un zapato de mujer. Uno especialmente lujoso, bordado en hilos de oro.

Sylvain: ¡El zapato de Dormé!

Buscando más pistas, el plateado revisa el suelo, encontrando dos pares de pisadas, separadas en sus pasos, como si corrieran. Unas grandes otras pequeñas. Luego, una depresión en el terreno y las pisadas se vuelven un solo par, más hundidas en el suelo, cómo si cargaran peso extra. Y luego, otro zapato.

Sylvain: ¡Alguien se la llevó!

El muchacho continúa siguiendo las pisadas por un gran rato, completamente solo. Nunca se le  por la cabeza pedir ayuda, solo sabe que su amada está en peligro y debe salvarla. El día ya muere por completo y nace una noche siniestra. Finalmente, Sylvain llega a lo que parece ser una cabaña abandonada, dónde se detienen los pasos grabados en el suelo. Las luces están apagadas pero se alcanza a oír sonidos… como llantos.

Sylvain: ¡Debe estar ahí!

Sin importarle nada, abre la puerta de una patada, volviendo a llamar a voces a su prometida.

Sylvain: ¡Dormé!

Pero lo que encuentra ahí, le hiela hasta los huesos. Un hombre, con los pantalones bajados, completamente encima de alguien a quien le tapa la boca. Ninguna otra que la hija de Cierón. El hombre, al verse sorprendidos quita por un momento la mano de su boca, permitiéndole emitir un grito.

Dormé: ¡Sylvain!

Los ojosnde Sylvain s eposan en ella. Ambos tienen miradas que contratan con la dulce e inocente alegría de su infancia, su juventud, ese mismo día. La del él es horror e ira, la de ella es impotencia, dolor y miedo. Las ropas de ella están hechas pedazos. Una noble antes pura, mancillada para siempre. El causante, el hombre que se interpone entre ambos, que no es otro que…

Rexius: Vaya, vaya, vaya. Parece que tenemos un mirón.

Sylvain: Tú… tú eres el Archiduque de Moloplace… Rexius.

Rexius: El mismo. Ahora. ¿Podrías irte? Esta belleza y yo estamos ocupados.

La pobre chica rubia llora silenciosamente. Su pureza, aquello que tan preciosamente había guardado para su futuro esposo, tomada. No es capaz de mirarlo a los ojos. Ya no es digna de él. No obstante, a él no le importa, la furia y culpa de Sylvain se acrecientan en igual medida.

Sylvain: Mi Dormé…

Nunca debió dejarla sola. Es su culpa. Es su culpa y la de ese maldito. Y sabiendo eso, se pone en guardia.

Sylvain: ¡No me importa que seas un Archiduque! ¡Yo, Sylvain, Hijo de Argent y Príncipe de Grolive, haré que pagues está afrenta con tu vida!

El muchacho alza sus famosas piernas y salta hacia el perverso hombre, dispuesto a partirlo en dos a patadas. Pero entonces, su pierna atacante, su derecha, es “agarrada en el aire”. Mientras que Rexius solo se pone de pie, con la mano alzada.

Rexius: Los piernas largas siempre con las patadas… je, y los tatuajes. Tan orgullosos  ¡DE SUS PIERNAS!

Sylvain: ¡…!

Una serie de chasquidos sordos se escuchan, a la par que la larga pierna del muchacho gira en todas direcciones en lugares que jamás deberían doblarse. Su ira de nuevo es horror y también dolor. Dormé, aterrorizada por su amado y por lo que le han hecho, solo puede gritar.

Dormé: ¡¡SYLVAIN!!

Sylvain: ¡GAHHHHJHHHH!

Y como si espantara una mosca, Rexius le manda a volar, atravesando la pared y dejándolo inconsciente.

Rexius: Me ocuparé de él más tarde. Ahora... ¿En qué estábamos guapa?

… Horas más tarde…

Rexius: Lamento muchísimo lo sucedido a su hija Lord Cierón. Llegue demasiado tarde para detenerlo. Mi médico personal ya la atendió… le dieron alguna “planta” para calmar sus pobres nervios. Está descansando.

Cierón: Gracias…

Es lo único que alcanza a escuchar Sylvain desde una celda ni siquiera distingue las voces. No sabe que ha pasado. Está destrozado, su pierna desecha, su orgullo, en trizas, su honor y el de su Dormé, ya no están.

Rexius: Con todo gusto entregaré al perpetrador para que se haga justicia. Pero si me permite dar mi opinión, ese bastardo debería ir a la horca.

Cierón:. Ya lo veremos… Gracias por su cooperación, Lord Rexius.

No escucha mucho más de esa conversación, lo siguiente que sabe es que Cieron está ante el. Tomándolo por el cuello, ahorcándolo.

Sylvain: ¡Mi Lord…! ¡Espere…!

Cierón: Solo por el aprecio a tu padre…  sanaremos tus heridas y te dejaremos ir a tu país.

El Archiduque le suelta, dejándole hablar aire de nuevo. Pero su mirada de odio no se para ahí.

Sylvain: Dormé…ella…

Cierón: ¡Cállate, bastardo! ¡No te atrevas a pronunciar su nombre! Tsk… nunca confíe en ti… esas piernas largas… no eran de fiar…pero…Dormé te amaba tanto…. Te di una oportunidad, te acepte en mi familia y en mi casa… ¡Y así me pagas!

Sylvain lo acepta todo con la cabeza gacha. Fallo en protegerla. Se merece el odio.

Cierón: ¡Pero que podía esperar de un hombre sin honor como tú para proteger el de mi Dormé. ¡¿Cómo podría confiarte a mi hija después de esto!?  ¡Después de esto…si vuelves a Citania, te mandaré ejecutar!

Y así como dijo Cierón, se hizo. Meses más tardez aún recuperándose en su hogar en Grolive. Su padre nunca desconfío de él, claro. Solo se preocupa porque su hijo se reponga. Pero pese a la protección de su padre, un día,  Le llegó la noticia más horrible e imposible. Su amada Dormé se desposaba con el mismo hombre que la violó, Rexius!

Sylvain: Cierón… ¿cómo pudiste…?

Esa noche, el joven Sylvain, pese a estar atado a su cama, se hizo una promesas o más bien, le hizo una promesa a su, ahora y por siempre, inalcanzable amor.

Sylvain: Recuperaré tu honor, Dormé. Haré pagar a Rexius, incluso si me cuesta mi vida.

Capítulo 66: Mi última voluntad

Nuestros protagonistas continuaban en su encarnizada lucha contra Rexius cada uno con sus técnicas más poderosas.

Marke: ¡DISPARADOR HIPER-SÓNICO TROMBOLÓN MARKA MARKE 39274.1!

Rexius:  ¿Sabéis algo?, ¡argh!

Con ayuda de su arma, Rexius repelía fácilmente los ataques que le venían, los disparos de Marke, los golpes de Buhroi, Mirei y Pride, los cortes de Faidit y los extraños conjuros de Impen, en un momento, Rexius agarró a Buhroi por su cola en su forma completa de Naga.

Buhroi: ¡ARGH!

Rexius: ¡PERO ESTE ESCENARIO ME VIENE DE PERLAS!

Pride: ¡!

Mirei: ¡PRIDE, TEN…!

Pero no fue lo suficientemente rápida, Rexius, de un solo golpe con Buhroi, golpeó a Mirei y Pride lanzándolos por los aires, mientras…

Faidit: ¡TE TENGO, VILLAN…!

Rexius: ¡CUANDO ACABE CON TODOS VOSOTROS…

El archiduque soltó rápidamente al sacerdote contra Mirei y Pride mientras con su arma bloqueaba a Faidit, atacándole después y con su poder, lanzarlo por los aires también, Impen trataba de hacerle frente con los poderes de su fruta, pero no parecían surtir efecto, los hechizos similares a bolas de fuego que impactaban a Rexius no parecían hacerle demasiado efecto.

Impen: Tsch… los está parando con su fruta el maldit… ¡!

Rexius: …TODOS EN ESTA ISLA PODRÁN CONTEMPLAR MI PODERÍO…

Rexius empaló a Faidit con su arma y lo lanzo contra Impen, golpeándole.

Rexius: …Y NADIE INTENTARÁ SIQUIERA HACERME FRENTE!

Pride: ¡MALDITA SEA, CASI NOS CAES ENCIMA!

Buhroi: Buhroi… sentir…

Buhroi estaba exhausto, dado su gran tamaño era el que más daño había recibido de todos ellos, apenas podía mantener su forma completa y tenía que levantarse con ayuda de sus brazos.

Mirei: ¡Eh, eh, no te derrumbes ahora, necesitamos que luches también!

Pride: Al menos que pueda tanquear…

Jammer: ¡Aunque hayan luchado codo con codo, el orgulloso doctori sigue siendo un creti…!

La mujer dio un ligero codazo a Pride para hacerle ver su descontento.

Pride: ¡E… eso, eso, te necesitamos, levántate, recuerda tu historia y déjate llevar por el rencor y la ira!

Buhroi: ¿Qué… ira…?, yo estar aquí por vino.

Mirei: Ya, ya, lo explicaste, pero creo que…

Pride: Espera, ¿vino?

Buhroi: Hace tiempo yo dejar barril de vino a fermentar en playa de mi isla, pero unos tipos desaparecer y barco suyo tener mismo dibujo que banderas de Rexius.

Mirei: ¡Pero aún así no permitas que…!

Pride: ¡¿ME ESTÁS DICIENDO QUE TU ÚNICA MOTIVACIÓN PARA ESTAR LUCHANDO EN UNA GUERRA CIVIL ES VINO?!

Buhroi: ¡COSTAR MUCHO HACER VINO EN ISLA NATAL!

Pride: ¡YO ME CAGO EN TU PUTÍSIMA MAD…!

???: No grites… canijo…

Mirei: ¡Eh, es…!

Buhroi: ¡Señor príncipe larguirucho y señor grande con espada de espadas!

Acieroy: ¿No se sabe nuestros nombres?

Sylvain: Eso dejé de planteármelo hace tiempo…

Acieroy y Sylvain habían llegado por fin al campo de batalla, a duras penas al igual que su compañero mitad serpiente podía mantenerse erguido, Rexius era consciente de la escena, se limitó a empuñar su arma y reír, provocando a todos los presentes.

Rexius: ¡¡JA JA JA, HAN VENIDO LOS REFUERZOS, ¿EH?, PUES VENID A POR MÍ, VENID A POR EL GRAN REY DE ARSIS!!

Tras estas palabras, nuestros héroes trataron de atacar todos a la vez al infame hombre.

Por su parte, en el castillo, uno de los muchos presentes había logrado despertar.

Jacob: Maldita… sea… mi cabeza…

Jacob observó a su alrededor: escombros, sangre y muerte, personas peleando entre ellas y un ruido a lo lejos que pudo distinguir como Rexius.

Mujer: ¡Tú!

Jacob: ¿Eh?, ah, la maestra de Faidit.

Evelynn se encontraba luchando contra Leto, aunque era un combate bastante igualado, la maestra de los caballeros se permitió hablar con Jacob para pedirle una cosa.

Evelynn: ¡Faidit está ahí fuera, todos los están y necesitan tu ayuda antes de que ese monstruo los mate!

Leto: ¡NO TE DISTRAIGAS, ANCIANA!

Evelynn:  ¡NO SABES LO QUE HACES, NIÑATA!

Jacob: Rexius…

El grupo principal lo tenía cada vez más difícil, Rexius los había dejado malheridos y maltrechos, aunque seguían manteniéndose en pie, pues su voluntad era lo último que caería.

Rexius: Esto ha dejado de ser gracioso, no tengo tiempo para estas chorradas, ningún rey lo tiene.

Rexius se colocó el arma a la espalda, para luego comenzar a hacer el mismo gesto que hizo en pleno banquete.

Buhroi: ¡Ser lo mismo de antes!

Sylvain:  ¡Maldita sea, otra vez no!

No pudieron escapar, Rexius consiguió recoger a todos los presentes y concentrarlos en un mismo punto del que no lograsen escapar.

Rexius: Ahora…

El archiduque desenvainó su arma…

Rexius: ¡¡¡MORID!!!

…y se abalanzó contra el grupo, de un solo golpe, de un solo corte, sería capaz de acabar con todos los presentes… si no fuera por…

???: ¡BABEL!

Rexius: ¡!

Una enorme torre dorada surgió frente a los protagonistas, estampándose Rexius contra ella y destruyéndola del impacto, pero perdiendo la concentración para ejecutar su agarre y liberando a sus prisioneros.

Rexius: Tsch… sigues vivo, error.

Buhroi: ¡Barbudo!

Impen: ¡Jacob, ¿qué estás haciendo?!

Rexius: ¡Vete por dónde has venido, tu presencia aquí no es más que…!

Jacob: ¡¡¡CÁLLATE!!!

Rexius: ¡!

Jacob: ¡DURANTE AÑOS HE ESTADO EN ESE TANQUE, RECIBIENDO ÓRDENES DE MATAR A INTRUSOS, SI NO HUBIERAN DESTRUIDO ESE LUGAR, YO NO ESTARÍA AQUÍ!

Rexius: Tsch…

Jacob: ¡ESE FUE TU SEGUNDO ERROR, EL PRIMERO FUE DEJAR QUE ESTAS SIETE PERSONAS VINIERAN A LA ISLA, ELLOS SON TU PERDICIÓN!

Rexius: ¡CIERRA LA BOCA!

Jacob: ¡¡¡ELLOS SON LA VOLUNTAD DEL ALTÍSIMO EN LA TIERRA, DAN IGUAL SUS CREENCIAS, SU MORAL O VIDA, ELLOS SON AQUELLOS QUE ACABARÁN CONTIGO AQUÍ Y AHORA, REXIUS!!!

Rexius: ¡¿ELLOS, Y CÓMO LO VAN A HACER, CON TU AYUDA, DEMACRADO INSECTO?!

Jacob: ¡¡¡CHICOS!!!

Pride, Mirei, Sylvain, Buhroi, Jammer, Marke e Impen: ¡JACOB!

Jacob: ¡¡¡ESTE ES EL MÁXIMO EXPONENTE DEL KAMI TASUKETE…

El tremendo poder de Jacob estalló de golpe, un aura dorada sin precedentes envolvió al hombre, creando arriba suyo el ente más poderoso que los creyentes del altísimo podían creer: un gran triángulo dorado.

Jacob: …Y MI ÚLTIMA VOLUNTAD!!!

Marke: ¡¿Qué dice?!

Jacob: ¡¡¡ACABAD CON REXIUS, ACABAD CON EL SUFRIMIENTO QUE INVADE ESTA ISLA, OS LO PIDO, OS LO IMPLORO!!!

Buhroi: ¡BARBUDO!

Jacob: ¡¡¡ASCENSO DE ABRAHAM!!!

Y tras estas palabras, la luz se hizo, un enorme rayo proveniente del triángulo cegó a Rexius, Faidit y Acieroy, cayendo sobre Pride, Mirei, Sylvain, Buhroi, Jammer, Marke e Impen. Tras unos segundos envolviéndoles, estos sintieron como renacían, sus heridas comenzaron a eliminarse, su fuerza retornaba y por sus venas corría la voluntad de no uno, sino de varios de los seres más poderosos que habían habitado Arsis. Finalmente, la luz cesó, trayendo a los guerreros definitivos envueltos en un aura dorada.

Pride: ¡AY VA, ME SIENTO COMO UNO DE ESOS TIPOS A LOS QUE TANTO ODIO!

Marke: ¡COMO SI ACABASE DE GANAR MIL BILLONES DE BERRIES!

Jacob: Este es… mi último Kami Tasukete…

Cuando giraron sus cabezas, pudieron ver a Jacob, estaba destrozado, esa última técnica le había literalmente costado todas sus fuerzas, estaba sangrando, con los ojos rojos y medio abiertos, así como de rodillas, para finalmente…

Faidit: ¡JACOB!

Jacob: Por favor… liberad… Arsis…

…exhalar su último suspiro y caer de cara contra el suelo.

Capítulo 67: El Cielo Rojo

—Así que por fin la palmó ese viejales -comentó Rexius viendo el cuerpo- ¿Pero qué era esa luz? No veo que me haya hecho ninguna herida, hah, supongo que se queria ir al otro mundo dando la nota.

Una llameante MIrei se abalanzó hacia Rexius, alcanzándole en un chasquido. —¡Esta vez iremos con todo, Ikari! -exclamó Mirei- ¡¡Cerberus Bite!!

—¿Eso es lo mejor que se te ocurre? ¡No importa lo rápida que seas, no eres rival! -Rexius agarró con fuerza la pierna de Mirei mediante su fruta, deteniendo en seco su ataque- ¡¡Obedece a tu amo, criaja!! -Rexius arrojó a Mirei hacia el grupo

—¡¡OSTIA QUE VIENE!! -gritó Pride tirándose al suelo para que Mirei no se chocase con él, en su lugar impactó en Marke

—¡¡WAAAGH!! -Marke empezó a rodar por los suelos tras el impacto- ¡¡Quema, quema!!

—¿De que hablas tú? Sr. Durabilidad infinita -le preguntó Sylvain, extrañado porque el mercader mostrase tanto dolor por un ataque.

—¡¡Perdón, aún estoy intentando controlarlo!! -se excusó Mirei

—¿Controlar? -preguntó Faidit- ¿Controlar el qué?

—Me siento... diferente... -murmuró Mirei observando su pierna derecha, con llamas mucho más prominentes que las que surgian de su pierna izquierda- Desde que Ikari me mostró todo eso, siento un poder mucho mayor, y ahora que mis energias se han restaurado, puedo usarlo en batalla.

—¿Y qué haces aquí hablando? Fus, fus, chop chop, ves a matar a Rexius -contestó Pride

—¡Aún no lo controlo! ¡Solo puedo usarlo en una extremidad al mismo tiempo! -explicó Mirei- por suerte, parece que uno de nosotros ya se dio cuenta.

—¿Que haceis ahi de chachara? -les preguntó Rexius desde la lejania- ¡Dejad que os recuerde que esto es un campo de batalla! -El archiduque se disponia a embestir al grupo con su lanza, sin embargo su pie se encontraba enterrado y bloqueado por una densa sustancia: tierra fundida- ¿Que mierdas?

—Este es el nuevo poder que Ikari me mostró, Diable Kenpo: Tartarus -explicó Mirei- El lugar de donde surgió y donde murió, el volcan.

Aprovechando que Rexius se encontraba con la pierna atrapada por la tierra derretida por Mirei, Buhroi emergió de debajo del suelo en su forma naga completa, mordiendo con fuerza a Rexius y zaradeandolo como si de un juguete para perros se tratase.

—¡Mantenlo ahí! -Mirei utilizando el Sky Walk se dirigió hacia las fauces de Buhroi- ¡Ahora que ya se como funciona mi poder, pienso acabar con él de una! -la revolucionaria alzó su pierna derecha, de esta no surgieron llamas, sino que empezó a recubrirse de una espesa y brillante sustancia dorada

—¿¡LAVA!? -gritó Rexius al ver la pierna de Mirei

—¡¡Red Sky Brightest Glare!! -La pierna de Mirei descendió en picado hacia Rexius

—¡Sigue siendo lento! -antes de que el golpe alcanzase al archiduque, este agarró la cabeza de Buhroi con intención de moverla y evitar así el ataque de la Bestia Roja, sin embargo el naga era impaciente y no queria seguir reteniendo a Rexius, queria causarle daño, por lo que le escupió hacia Mirei mediante una potente llamarada.

—¡Mier- -Rexius ya había agarrado la cabeza de Buhroi, pero de poco le servía ahora que había sido escupido, sin tener tiempo de cambiar de objetivo, recibió de pleno la patada de Mirei. El hombro del archiduque quedó en un pesimo estado, la armadura se fundió en un segundo y Rexius cayó en picado al suelo con el hombro emanando vapor y llamas.

—¡Golpe directo! -clamó Mirei

—Archiduque saber mal, yo preferir vino -dijo Buhroi enroscándose sobre si mismo- Parecer herido, yo ir a rematarlo -el descomunal sacerdote se dirigió hacia Rexius, demoliendo el suelo a su paso.

—Maldición... ¿Que era ese poder? -se preguntó Rexius, el archiduque usó su fruta para agarrarse el hombro con tal fuerza que generó un vacio de aire, extinguiendo así las llamas- Esto ha sido un daño considerable, pero ellos deberían de estar más heridos que yo -El Archiduque observó a Buhroi dirigiéndose en linea recta hacía él- ¡Ven, serpiente, te cortaré en dos! -clamó mientras alzaba su espada

—Tch, hacerme tomar dos elixires al mismo tiempo -murmuró Pride lejos de la zona de combate- Claro, como no eres tú el que se tiene que modificar a nivel celular...

—¡¡Deja de quejarte y dale!! -le gritó Sylvain

—¡Pink Serum: Bubblegum! -el doctor volvió su cuerpo practicamente de goma

—¡Croix Oubliee! -e inmediatamente Sylvain le pateó a gran velocidad en dirección a Rexius

—¡¡HEY, ARCHIDUQUE MIERDOSO!! -le gritó Pride cayendo como una aguila hacia Rexius

—¿En serio? -Rexius detuvo a Pride en el aire agarrándolo con su poder- Supongo que serás arrollado por tu compañero -El Archiduque movió su brazo con la intención de lanzar a Pride hacia la imparable embestida del naga- ...¿Aaah?... -Rexius gruño de sorpresa tras darse cuenta de que no podía abrir su mano para arrojar al doctor.

—¿¡Quién ha agarrado a quien, orangutan sin IQ!? -le cuestionó Pride, de las venas del científico se podia entrever una coloración azulada- ¡¡Blue Serum: Sticky Fingers!!

—¡¡Esta pegado a mi mano, no puedo soltarle!! -pensó un preocupado Rexius- Tch, si tantas ganas tienes de ser aplastado, adelante -clavando su espada en el suelo, agarró con su otra mano a Buhroi para arrastrarlo hacia Pride y que le embistiera a él.

—¡¡¡AAAaaAaaAaAaAaaaaaAAAAAA!!! -gritó Pride viendo a Buhroi ir hacía él

—¡¡Yo hacer mi mejor esfuerzo!! -Buhroi intentaba detener su avance clavando sus garras en el suelo, pero la fuerza con la que le movía Rexius era tal que sus garras rechinaban y sacaban chispas mientras eran arrastradas junto al resto del cuerpo- ¡¡Pero hombre azul ser muy fuerte!!

—¡Que muerte más lamentable, ser aplastado por tu propio compañero! -se burló Rexius- ¡¿Últimas palabras, doc- -antes de que pudiera acabar la frase, Rexius fue golpeado de pleno en la frente por una pequeña esfera.

Otra esfera golpeó la cabeza de Pride —¡¿Y eso a que vino!? -chilló Pride

—BOOOOOOOOM HEADSHOT, SKILL ISSUE -el responsable de las esferas era Marke, que las había disparado desde una distancia considerable mediante su Bastón de las Maravillas

—Eso ni siquiera ha dolido, mercader -murmuró Rexius para si mismo- ¡Tu ataque fue inutil, tu compañero morirá! -Buhroi se encontraba punto de alcanzar a Pride

—AAAAAAAaaaaaaaaaaaAAAaAaAaAaa -siguió gritando Pride

—Todas las piezas han encajado -dijo Impen con un papel en su mano. Un detalle esencial del cual ni Pride ni Rexius se habían dado cuenta fue que en el interior de las esferas se encontraban contratos de Impen, los cuales se adhirieron a sus cuerpos al impactar. —¡Sin Trade!

Pride apareció en el lugar de Rexius y viceversa, el repentino intercambio de lugares provocó que el archiduque no tuviera tiempo de cambiar la dirección de su propia técnica, siendo embestido por Buhroi y saliendo despedido por los aires mientras tosía sangre.

—¿Cómo puede ser que estos inútiles me esten dañando? -se preguntó Rexius tras agarrarse a si mismo para aterrizar de forma segura

—Agh, que bien sienta no estar pegado como un iman -comentó por su parte Pride, ahora libre del agarre de Rexius

—Hey, hey, hey -dijo Marke haciendo girar su bastón- ¡Que mi increible participación en el combate aún no ha acabado! ¡Esfera de ricos! -Marke formó una enorme esfera- ¡¡Aunque este ya es el tercer uso así que toca cambiar!! -el comerciante le dio un toque al orbe del bastón- Y la ruleta dice... ¡¡Infierno de ricos!!

—Espera -se escuchó en el interior de la esfera- ¿¡Como que infierno!? ¡¡Marke, se que puedes elegir el dial a usar, no es aleatorio, no seas estúpido y cambia de di-

—¡¡Infierno de ricos!! -repitió Marke, lanzando una potente llamarada hacia la esfera

—¡¡TROZO DE MIERDA!!

La esfera, que parecía un meteorito por las enormes llamaradas que la recubrían, fue mandada hacia Rexius, el cual en vez de detenerla con su agarre optó por extraer un enorme pedrusco del suelo y lanzarselo a la esfera.

—¡¡Debes de estar de coña!! -el individuo que se encontraba en el interior de la esfera emergió del interior con una fuerte patada- ¿Una roca gigante, en serio? -se preguntó Sylvain al ver la roca dirigirse a él

—Sylvain... -murmuró Rexius disgustado al identificarle- Todos vosotros me dais asco, pero pensar en ti con Dormé... -el archiduque agarró el suelo de nuevo para extraer otro pedrusco- Me da arcadas.

Sylvain saltó hacia la roca a punto de impactar con su esfera —Supongo que tengo que agradecerte, Jacob, los tornillos, el metal, todo sigue ahi -pensó observando su pierna- Dudo que esta herida algún dia se cure, pero ahora mismo, no siento dolor alguno, no noto los clavos, no noto las cicatrices. -El noble cubrió su pierna de Haki de Armadura- Tu milagro va a permitir que por primera vez en mucho tiempo...

—¡¡Muere!! -Rexius le arrojó la segunda roca a Sylvain, una sombra se movió tras el archiduque, este rapidamente se giró dispuesto a agarrarle pero no halló nada.

—Utilice mi pierna buena... ¡Jardin de la reine! -Sylvain asestó una feroz patada a la gigantesca roca, mandándola de vuelta hacia Rexius y arrastrando con ella al segundo pedrusco arrojado por el archiduque.

—¿¡Por qué puede usar la pierna!? ¡¡YO MISMO ME ENCARGUÉ DE ROMPERSELA!! -las dos grandes rocas pateadas a alta velocidad cayeron encima de Rexius, formando un enorme crater y alzando una densa humareda.

—Cough... cough... -Rexius se levantó entre tosidos, derribando los escombros que le cubrían el cuerpo- ¿Dónde estoy? -El Archiduque se encontraba en un lugar de absoluta oscuridad, no era capaz de discernir ni lo más mínimo- Tch, ¿me ha mandado a una caverna subterranea o algo? Da igual, no es como si necesitase ver -usando el Haki de observación, vislumbró el area donde se encontraba...- ¿¡Que demonios? -dándose cuenta así de que no se encontraba en una caverna, se encontraba al aire libre, en el interior del crater, es cierto, pero al aire libre al fin y al cabo- ¿¡Por qué rayos no veo nada!?

—¡Que mal lo he pasado, casi me ve! -pensó Faidit pasando de largo, siendo este el responsable de la ceguera de Rexius, habiéndole cortado con el Estilo de Ariefois mientras se encontraba distraido con Sylvain

—Mh, me hubiese gustado un crater más profundo -pensó Jammer- Así podría haberle vendado el hueco, pero bueno, uno tiene que trabajar con lo que hay.

Rexius poco a poco fue recuperando su vista, preparando sus ojos para ver la llegada de sus enemigos, sin embargo mientras miraba sus alrededores pudo contemplar algo realmente terrible —¡¡JAMMER!! -gritó el archiduque repleto de furia.

Los escombros que Rexius había golpeado durante su ceguera no eran trozos de roca, sino los regalos-bomba de Jammer. Tras alejarlos violentamente, estos se habían dañado, detonando todos ellos y acabando por formar una gigantesca explosión de viento que devastó incluso más el area.

Y en el fondo del crater, muchísimo más grande que el formado por los enormes pedruscos se hallaba un semi-inconsciente Rexius repleto de sangre.

—Les he empalado... Les he aplastado... Deberían estar sin fuerzas... ¿Por qué son tan fuertes? -se preguntó un moribundo Rexius

—¡Vamos, vamos, el primero que llegue le corta la cabeza! -gritó Pride deslizándose por el desnivel producido por la explosion

—¡¡Voy a hacer que pagues todo lo que le hiciste a Dormé!! -exclamó Sylvain bajando también

—Personalmente como caballero no encuentro honorable el dañar a alguien que ya ha sido derrotado, sin embargo entiendo vuestro odio asi que no me opondré -dijo Faidit bajando por el crater con paso calmado

—¿Le cortamos los cataplines y los pinchamos en un palo? -preguntó Marke bajando

—Sí... Definitivamente he perdido, saben como contrarestar mis agarres y tienen suficiente energia como para esquivar mis ataques cuerpo a cuerpo -siguió pensando Rexius- Sí, he perdido... Fue todo un sueño ridículo, soy realmente patético, esto jamás hubiese salido bien.

—¿Que estás haciendo, Rexius? -dijo una voz familiar al archiduque, este abrió los ojos como platos al oirla- Levántate.

Al lado de Rexius se encontraba One Plus Two, con las mismas vestimentas que portaba el dia que se conocieron.

—¿¡Grusel?! -se sorprendió Rexius, el grupo que iba a por la cabeza del archiduque no vislumbraba a One Plus Two, este era tan solo un delirio de la mente rota de Rexius.

Y esto lo hacia solamente más peligroso.

—¿Realmente vas a dejar que te derroten? ¿Después de todo lo que has pasado? -One Plus Two se colocó a milimetros de su rostro con su pupila temblando incontrolablemente, al igual que en su primer encuentro- Todos esos dias en que sentias que no servias para nada, cuando todos te despreciaron por no ser como ellos querian, el dia que te diste cuenta que todo fue por culpa de Arsis: debido a las acciones de Lexius, la nueva dinastia de Moloplace se sintió obligada a redimir los crimenes de su antepasado, esforzándose de generacion en generacion para ser como Arsis. -Rexius apretó sus puños con tanta furia que se desgarró con sus propias uñas- Si fallas ahora, te pasará lo mismo que a Lexius, el mundo te olvidará y los pocos que te recuerden pensaran "que tipo más lamentable ese Rexius, tanto caos y no consiguió nada, intentemos no acabar como él". -Rexius chirrió los dientes mientras pequeños relámpagos negros eran emitidos por su cuerpo- Así que te lo preguntaré una ultima vez...

¿No quieres ser libre?

Un destello de Haki del conquistador alejó a todo el grupo, el cual cayó por los suelos

—¡Pero si estaba medio muerto! -se quejó Sylvain en el suelo

—¿¡HAKI DEL REY!? -gritó un enfurecido Pride tras ver los relámpagos

—¡Emperor Strings! -gritó Rexius, el grupo entero quedó agarrado por la habilidad de su enemigo y estampado con fuerza contra el suelo

—Agh... ¿Nos ha afectado a todos? -se cuestionó Mirei observando a sus compañeros- Solo tiene dos manos, solo debería de poder agarrar a dos de nosotros.

—Es porque no estoy usando las manos -comentó Jammer, que debido a su reducido tamaño se había dado cuenta- Está usando los dedos.

En efecto, el grupo entero se encontraba siendo agarrado por enormes dedos contraidos.

—Ya lo veo todo claro -dijo Rexius con una sonrisa- Apunté demasiado bajo, si quiero ser realmente libre, no puedo ser el rey de Isla Arsis, no, eso solo me pondría bajo la vista del Gobierno Mundial y los Yonko, debo de aspirar a mas, si quiero ser recordado eternamente tengo que controlarlo todo. -el grimorio de Impen surgió de entre la ropa de Rexius- Y ahora que tengo a los 7 pecados reunidos, un nuevo plan puede iniciar, un plan que el antiguo y cobarde Rexius jamás hubiese intentado.

—¡¡El grimorio!! -exclamó Impen, sin embargo debido al agarre de Rexius era incapaz de hacer nada.

—Mi antepasado, Lexius, logró manifestar en este plano a la terrible Bestia Roja, la encarnación de los mismisimos pecados, sin embargo cometió un grave error -dijo Rexius leyendo el grimorio- No confió en su propio poder -y tras decir esto, engullió de forma grotesca el libro entero.

—¿¡QUE CREES QUE ESTÁS HACIENDO, MALDITO!? -le preguntó Impen, claramente en colera por lo sucedido al grimorio

—Destruir la leyenda de Arsis y la Bestia Roja -le contestó Rexius con una escalofriante sonrisa- E iniciar la de Rexius, el Destructor.

Y tras esto, Rexius comenzó a recitar de memoria las palabras del Grimorio, al igual que lo hizo su antepasado siglos atrás:

Septem peccata humana.
Regis voluntas, et ira eversoris
Caelum cruentatur

et rubrum caelum oriri
Rex lacrymarum coronatur
Arsis autem discessit
Arsis autem discessit

Et Rexius venit.

El volcan estalló con violencia, haciendo fluir magma hacia todas las direcciones, la virulencia de su actividad comenzó a afectar al cielo, el cual se tiño de rojo.

—¡¡AAHHH!! -gritó Mirei- ¡¡MI CABEZA, VA A ESTALLAR!! ¡¡IKARI, CÁLMATE!!

—No encarna un pecado... -murmuró Impen- No es como la Bestia Roja de Mirei, no encarna la ira... Lujuria, soberbia, pereza, gula, ira, envidia... Y ahora avaricia. No tiene un pecado capital que sobresalga, su personalidad abarca todos los pecados de forma extrema, la mujer de Sylvain, su confianza, dejar todo a One Plus Two y Pomeroy, el banquete, sus ataques de ira, su odio a Arsis... Y ahora que desea conquistar al mundo entero... También ha despertado la avaricia, es el receptaculo definitivo.

Un descomunal y monstruoso Rexius se alzaba ante ellos, de piel azulada, su mano derecha era grotesca y colosal, conformada por pequeños brazos que se retorcian. Sus ojos estaban huecos y sus dientes parecian podrirse, la cicatriz de su rostro había derivado en una segunda boca.

—Impen, ¿no puedes hacer nada? -le preguntó Sylvain

—No, ha consumido el grimorio, no puedo usar ninguno de los contratos de los pecados, y menos aún afectar a su forma -Impen pasó a su forma Zoan- Lo único que podemos hacer es pelear.

—¿Alguna idea de que puñetas puede hacer ahora? -le preguntó Pride

—No es la encarnación de un pecado en concreto, sino de todos -explicó Impen- Para empezar... -Rexius contrajo uno de sus dedos, estrujando con descomunal fuerza a Sylvain, que vomitó sangre- ...practicamente como si hubiera despertado su fruta del diablo.

—Bueno -dijo Rexius el destructor entre risas mientras veia a Sylvain sufrir- ¿Listos para la ronda final? -y con estas palabras, el palacio de Moloplace comenzó a partirse en pedazos y a ser agarrado por el poder de Rexius.

Capítulo 68: El principio del fin

Isla Arsis se encuentra completamente sumida en una oscuridad bermeja, augurando que nada bueno estaba sucediendo. De todos los lugares de la isla podía verse un ser colosal y gigante. Los niños lloran, los ancianos tiemblan, los adultos entran en pánico. Justo donde ese colosal ser del aberno, se encuentran 8 personas a su merced.

Rexius: Si tanto querías arrebatarme el castillo y el poder... ¿Qué tal si os hago un favor y os lo entrego?

Y con casi desgana debido a su poder los lanza a todos derechos a la edificación. Todos creen que puede que no salgan de ese golpe vivos pero hay alguien que consigue reaccionar a tiempo.

Pride: ¡Tomad esto!

Todos consiguen agarrar algo que el científico les manda, y logran beberlo antes de impactar. Resulta que su exilir funciona, bueno, al punto de que al menos no mueran con el golpe. Todos se encuentran doloridos, pero Rexius no tiene intención de parar, bueno, podemos decir Rexius si algo de conciencia le queda.

Rexius: Es hora de jugar, escoria.

Los dedos que forman su brazo derecho empiezan a alargarse y a envolver al castillo que sigue flotando por la habilidad de Rexius, decenas de dedos como serpientes empiezan a aparecer de todas direcciones pero dos personas logran reponerse a tiempo y cortarlas gracias a su espada y espinas respectivamente.

Faidit: ¿Lo hemos podido cortar?- dijo el caballero algo sorprendido.

Impen: Yo también ignoraba que tuviera tan poca fuerza..., eso fue obra del pecado de la envidia, seguramente tenga muchos ases bajo la manga ahora...- dijo el diablillo con un tono de voz tembloroso y asustado.

El resto de combatientes por fin logró sobreponerse y prepararse para el combate, pero lo que estaban viendo era aterrador.

Pride: ¿No se supone que su poder solo le permitía tener dos manos?

Impen: Ese es el pecado que Marke iba a usar para multiplicar su bastón, El Pecado de la avaricia, Mammon.

Y es que ahora el cielo está lleno de manos gigantes, que de un momento a otro se prenden fuego, se vuelven aún más grandes y además, a moverse más rápido.

Rexius: My Hand It's the Perfect Hand.

Y como si de una lluvia de meteoritos se tratase, todas las manos intentan impactar, pero alguien intenta otra cosa.

Buhroi: Yo encargar.

He intenta detener el puño que se dirije justo donde ellos, pero no se ha dado cuenta de algo.

Impen: ¡No idiota, seguro que estan bajo los efectos del pecado de la lujuria!

Y efectivamente, el puño se vuelve intangible para evitar el bloqueo, lo cuál evita el daño de impacto, pero les produce unas cuantas quemaduras a todos.

Sylvain: Lo que nos faltaba, su poder amplificado, con cosas nuevas y encima intangible.

Impen: Solo lo que está prendido fuego.- contestó mientras el piernas largas tosía un poco de humo.- Pero hay algo bueno, creo que aún tenemos lo que nos dió Jacob, si no seguramente habríais muerto.

Sylvain: ¿Habríamos? ¿ Y tú?

Impen: Ya sabes que soy ignifugo.

Pero Rexius tiene intención de seguir atacando, el poder le desborda, y cada vez parece más y más poderoso.

Faidit: Si te he entendido bien solo esas manos son intangibles, me encargaré de agotarle recursos. ¡Lánzame Sylvain!

Sylvain se ve sorprendido por la petición pero enseguida le entiende, preparando su recuperada pierna y lanzándolo hacía la bestia.

Impen: Pride, ¿tienes algo ignifilo?

Pride: ¿Eh? Sí, ¿por?

Impen: Se me ha ocurrido algo.

Mientras Faidit vuela acercandose cada vez más y más, Rexius prepara sus manos y las aprieta todas generando un gran vacío dentro de estas.

Rexius: The Hands that Punish.

Pero antes de que logre abrirlas algo salta de Faidit.

Jammer: Vas a superar al maestro de ese ataque en tus tsutsueños.

Y envuelve todo a tiempo permitiendo a Faidit pasar sin problema alguno, llegando a su objetivo.

Faidit: ¡¡¡Estilo de Ariefois: Mutiler!!!

Y consigue acertar con su peculiar estilo de combate en ojos y brazos, provocando que todo ese lío de puños y dedos serpentinos se detengan.

Faidit: Por mi honor de caballero que no hay bestia infernal que no sucumba ante el estilo de pelea de Ariefois.

Pero hay algo en Rexius extraño, de repente su piel de tono azul pasa a ser dorado por unos instantes.

Faidit: ¿Pero qué...?

Y mientras cae, ve como ese ser parece mirarle y puede mover sus brazos.

Faidit: Es imposible...-se dice para si mismo mientrás piensa que le va a matar en cualquier inbstante, debido a que siente que ya no puede hacer nada.

Rexius: My Hand It's the Perfect Hand.

Pero tras intentar este ataque nada sucede por algún motivo.

Impen: Hey, pedazo de mostruo lerdo.

Impen: Vaya, parece que este monstruo de tres al cuarto está atado de manos.

Impen: Ya sabes el dicho, te dan la mano y tu les agarras del brazo.

Impen: ¿Necesitabas una mano, caballero?

Y es que resulta que Impen está en una forma demoniaca diferente, ahora es un poco más pequeño, pero se ha multiplicado y su tonalidad más que rojiza es anaranjada, pero parece ser por algo que lleva por encima.



Momentos antes.

Pride: ¿¡Que rayos,puedes hacer eso y lo dices ahora!?

Impen: Solo puedo forzarlo una vez, y creo que ahora es el momento más oportuno. Faidit lo inutilizará por unos segundos, pero se curará enseguida gracias al pecado del orgullo, en ese tiempo, yo puedo usar mi despertar forzado y aguantar todas sus manos.

Pride: ¿Pero de que nos sirve?

Impen: Para ganar tiempo. Vosotros tres, venid aquí.


Impen: ¡Este es mi despertar forzado, Demonio del Infinito Castigo, Sapotis.

Y es que Impen está dentro de cada una de las manos, y el líquido que Pride le ha rociado hace que el fuego no pueda moverse de sus cuerpos.

Rexius: ¡Eso no sirve de nada!

Impen: Vaya que si sirve. ¡Animo gente!

Y es que resulta que Pride ha vuelto de goma los brazos de Naga de Buhroi que lanza a Marke y Mirei con mucha fuerza y velocidad hacía su enemigo, uno con su dial de impacto preparado y la otra con el poder de Ikari casi perfectamente controlado. Pero Rexius consigue reaccionar a tiempo y vuelve a usar los dedos serpiente de su brazo derecho pero impactan contra algo.

Rexius: ¿Eh?

Jammer: Tengo unos regalitos para tí.

Y este resulta que le ha devuelto su propio ataque, cancelando el suyo de protección, viendo como una enfadada Mirei y un decidido Marke se le acercan con intenciones asecinas.

Jammer: Tsuspense.

Capítulo 69 (nice): El efecto cerdo-rosa

Reeza: Ala se ha llevado el edificio... como te decía, ya sea que tengas chinculín o no, mi gente solo considera al mas apto como su lider. Es así que mi madre, con su amplio conocimiento, se volvió Reina de las montañas calidas.

Kahloca: Fascinante, tan deconstruidos son allí en Hanheikin...

Tibu Rao: ¿Y me dices que sus junglas producen cacao para toda la población? Pero que ofertón.

Kabudoskoi II: Sukoidoi.

Reeza: Si, tras la quema del bosque se volvió posible convertir la zona en cultivos enormes, la economía no es mala.

Jütengar: En fin, traiganme uno o dos soldados de Moloplace mas y terminaré de construir nuestro vehículo de esca- WO QUE LE PASO AL TECHO... Y PAREDES.

Indignada por los escombros que tenía que desaparecer con sus chamanidades, la chamanesa se elevó por sobre el hueco en el techo, para ver a Douglas Bullet al Rexosaurio cambiando de colores mientras mueve sus dedos seductoramente.

Jütengar: Andaa se parece al Nyan Feline. A mi no me vengas con esas cagadas tan de la generación anterior, me prometieron un barroluco de 7 capas con costilla de Thrumbo y papas a la Arsis (bien quemadas) y no he podido disfrutarlas. ¡Oh Espiritus!

Reeza: ¡Oh venga! ¿¡es esa la solución que ustedes tienen para todo inconveniente!?

Kabudoskoi II: ¡Dosukoi!

Reeza: E-esta bien Kabudoskoi, me relajaré, no necesitas ejercer tu haki del conquistador para calmarme.

Jütengar: ¡De tin marin de don pingue, Rexius comeme el culo yo no fui fue tete! ~Agresión Retributiva~

Reeza: Tch. ¿Siquiera funciona a esta distancia?

Jütengar: Quien sabe, que le den al bobalicon. A lo sumo el efecto será mas eficaz con el paso del tiempo... Eh, le doy 13 minutos para completar su efectividad.

He de decir, no tengo idea de donde vienen todos estos poderes de dioses, pecados, pescados, luces y rituales... solo faltan aliens y esto se volvería ridículo. Pero en ese momento algo fundamental cambió en el Archiduque, algo que podría cambiar el destino de toda Arsis. En fin, a lo que estabamos: ¡Mi movimiento letal!

Jammer: ¡Tsuspense!

Rexius: ...

Jammer: ...

Mirei: ...

Marke: ...

Jammer: Apuesto a que te mata el suspenso, Archiduque.

Mirei: ¡¡NOOOOOOOOOO, CHISTE ESTÚPIDO!!

Jammer: Comerciante Marke, aferrate a algo, va a...

Marke: ¡Buena esa! Ahora, toma esto Re-

Y tal como había escuchado, 4 segundos despues el comerciante Marke fue enviado volando al castillo corazón, donde me informa Denatello, golpeó un muro para luego rebotar y ser sujetado de la camisa por un insecto con bigote... que bueno que estabamos hechos de goma por el momento, eso pudo haberlo lastimado.

Kabudoskoi II: ¿Dosukoidosdos sukoi dosukoi?

Marke: En efecto, hombre de grandes riquezas, vengo de pelear contra Rexius...

Sin Marke para recibir mas golpes, Seriamos los proximos. Es por eso que primero hice algo realmente genial (como siempre) y me fabriqué un ligero cuerpo de vendajes. No tan grande como el granjero, mucho menos igual de armado, bastante de mi equipaje sigue con el Doctor, pero es mejor que balancearme con mi cuerpo solo.

Jammer: Tsummon. ¡Eh Archiduque, mira, soy yo!

Rexius: ¡Jammer! ¿¡Como sigues vivo!? My Hand It's The Perfect Hand

El archiduque claramente no había registrado que el pequeño caracol y Jammer trabajaban bajo un mismo nombre, o quizas su mente ya no tenía sentido, al igual que sus habilidades.

Jammer: ¡Eh, quieto ahí! eh eh eh quieto tch tch tch. Asi es Archiduque, si me atacas volveré a revivir porque el legado de Arsis es imparable. No gastes tus energias y escucha lo que he de decirte: Tus ataques tienen los peores nombres que he escuchado, parecen hechos en traductor DenDen y da cringe escucharte decir algo así cuando todos nosotros hemos hecho ataques con nombres tan fluidos y bien pensados. De verdad, tan malos son nombrando en tu familia que tu linea de sucesión literalmente es Lexius, Pexius, Texiulangello, Albertoxiusono y... Mira te seré sincero, no recuerdo tu nombre, por eso te digo Archiduque.

Y tras esa sick burn llamando a toda la ira interna del Archiduque, un rugido estrepitoso resonó por toda Arsis.

Tipo en una cabaña: Joder como tiembla, mira si se despierta algún monstruo del lago.

Su hermano: No seas ridículo, esos monstruos nunca han sido relevantes por mas que hables de ellos.

Inclusive en el castillo, el sonido era desgarrador.

Marke: He de volver a la pelea... pero no haré una diferencia así como estoy... Debe haber algo que-

Denatello: ¡Marke, hola, me llaman Jammer!

Marke: ¡Jammer! ¿Como es que están sobreviviendo a sus ataques?

Denatello: El Archiduque no debe entender sus propias habilidades, al igual que el resto del mundo... O meterse todo un puto diccionario a la boca sin masticar le dio indigestión. Un poco de enojo ya lo ha hecho confundirse lo suficiente para que podamos hablar un momento.

Marke: Bien pensado, ¿Hay algo que necesites que haga antes de volver con un Marke Marke Shot: Rocket? (patente pendiente)

Denatello: Es una famosa jugada, ocurre en literalmente todas las historias. Comerciante Marke, has aterrizado en la sala del banquete. Banquete, en donde hay comida.

Marke: ¿Oh, tienen hambre?

Denatello: Buscala comerciante Marke, debe estar alli. Con tu sexto sentido para sentir su valor monetario: Debes encontrar la fruta Chou Chou de Tres.

Capítulo 70: Es tu oportunidad de ser una gran estrella

A las afueras del castillo Moloplace, la feroz batalla entre el gigantesco Rexius y el grupo de "vengadores" continúa, solo que ahora sin Marke.

-Sylvain: ¡¿Estás seguro de esto, cerebrito?!

-Pride: ¡Hemos pasado por 80 conflictos de los que salimos gracias a mi coeficiente intelectual superior, ¿y aún así dudas de el?!

-Sylvain: Como quieras...¡Croix Oubliee!

Después de haber bebido un poco de su elixir rosado, Pride es pateado fuertemente hacia Rexius por el noble.

-Rexius: ¡¿Acercándose de frente hacia mi?! ¡no es muy inteligente de tu parte, doctor Retrete!

Confiado, el archiduque le lanza uno de sus gigantescos puños al científico, causando que este salga disparado hacia el suelo sin sufrir daños por su Pink Serum.

-Sylvain: ¡Bien, vamos de nuevo!

-Pride: ¡Gracias por haberme golpeado con tanta fuerza! ¡mientras más fuerte le pegues a una bola..más rápido va a botar!

Viendo que Pride se acerca velozmente hacia el, Sylvain vuelve a patearle hacia Rexius con su pierna buena, causando que nuevamente salga disparado hacia el.

-Jammer: ¡One Behind Tree! Y además...

Jammer utiliza su habilidad para dotar a Pride de un gigantesco brazo de vendas. Pero esto no es todo, pues el científico le da un trago a su elixir anaranjado...

-Pride: ¡Orange Serum: Ubermensch!

..Causando que el gigantesco brazo se recubra de su haki artificial, golpeando a Rexius con este en su pecho.

-Pride y Jammer: ¡ORANGE METEOR!

-Rexius: ¡Agh...! ¡Eso ha dolido, no te voy a mentir!

Si bien Rexius adopta una mueca de dolor mientras aprieta sus dientes, esto no le impide sujetar al científico con una de sus grandes manos.

-Rexius: ¡Pero no es suficiente para evitar que te despedace!

Pride aprieta sus dientes con fuerza, pues Rexius comienza a constreñirle con la mano con la que está sujetándole.

-Faidit: ¡Estilo de Ariefois:...!

Desde el suelo, Faidit mueve su espada velozmente para lanzar un proyectil con esta. Si bien el archiduque no le da importancia a esto, luego nota que su agarre pierde toda su fuerza, dejando caer al científico.

-Faidit: ¡..Mutilation Volante!

-Rexius: (¿Puede inutilizar mis extremidades a distancia...? Bah, da igual, no es como que le sirviese de mucho inutilizar uno de mis brazos).

-Pride: ¡Incomparable precisión, no me falles ahora!

Antes de que Rexius pueda usar su habilidad en Pride, este utiliza su gancho estando en el aire, apuntando a Buhroi para que el sacerdote tire de este y le libre del agarre del gigantesco archiduque.

-Buhroi: ¡Esconder detrás de Buhroi!

Viendo como las manos generadas por la Kuryo Kuryo se aproximan, Buhroi lanza una llamarada desde su boca. Sin embargo, el fuego simplemente traspasa las manos a causa de una de las nuevas habilidades de Rexius.

-Pride: ¡Me cago en los guionazos!

Y así el dúo es alcanzado por las manos, siendo estampados contra el suelo. No satisfecho con esto, Rexius repite este ataque varias veces, golpeando y aplastando una y otra vez al dúo con sus manos abiertas.

-Rexius: ¡My Own Army!

En uno de esos muchos golpes, Buhroi aprovecha el arranque de ira de su oponente para lanzarle una llamarada a una de sus manos antes de ser aplastado nuevamente por esta. Al estar muy obcecado en atacar, Rexius no llega a volverla intangible, por lo que sufre daño.

-Rexius: ¡Tsk, para una vez que piensa el oscuro y lo tiene que hacer para quemarme!

-Pride: *cof* Bi-bien hecho, encontraste e-el timing perfecto..

Antes de seguir torturando al dúo, Rexius debe encargarse de otro de sus "invitados especiales", pues comienza a notar pequeños pero molestos cortes en uno de sus pies.

-Rexius: ¿Huh? ¿se supone que eso debe doler, diablillo?

Al dirigir su mirada hacia este logra ver a Impen atacándole con sus huesos espina, los cuales si bien no hacen un daño considerable sí que logran irritar al archiduque.

-Impen: ¡No necesita dolerte, me basta con que te saque de quicio!

El enorme Rexius simplemente responde a esto sujetando de la cola a Impen con una de sus manos, alzándole para posteriormente estrellarle contra el suelo.

-Rexius: ¡No creas que no te veo!

Mientras continúa golpeando al demonio contra el suelo repetidas veces, Rexius desvía su mirada hacia Mirei, quien se aproxima hacia el con su Sky Walk.

-Rexius: ¡LONGSTRIKE OF LIGHT!

-Mirei: ¡DIABLE KENPO: VULCANO CRUSH!

Ambos oponentes chocan sus puños de gran poder destructivo y, si bien el de Rexius es más grande y más poderoso que el de Mirei, esta última cuenta con la ventaja de poder impulsarse con el Sky Walk y de poder quemar lentamente el puño de su adversario.

-Rexius: ¡¿Crees que un poco de dolor es suficiente para detenerme?! ¡EL DOLOR ME HA CONVERTIDO EN QUIEN SOY!

Los pequeños brazos otorgados por la grotesca transformación del archiduque comienzan a moverse, indicando que está por utilizar su habilidad en La Bestia Roja para acabar con el forcejeo.

-Rexius: ¡AQUELLOS QUE AGUANTAN TODAS LAS FORMAS DE DOLOR DE LA VIDA SON LOS ELEGIDOS! ¡Y AQUELLOS QUE SE LARGAN A LLORAR CON UN POCO DE DOLOR..SON LOS QUE LOS ELEGIDOS PISOTEAMOS!

Mientras forcejea, Mirei ve como algunas de las manos de la habilidad de Rexius se acercan hacia ella pero, más tarde, ella también ve como desaparecen repentinamente.

-Rexius: ¡¿P-PERO QUÉ..?!

A su vez, esta también ve como Rexius suelta algo de sangre por una de sus bocas. Parece ser que, mientras Mirei y Rexius estaban con lo suyo, Sylvain tenía otros planes junto a otro individuo.


-Sylvain: ¡No va a poder contra un puño tan colosal!

-???: ¡ENTONCES HAY QUE DEBILITAR SU GOLPE!

Sylvain desvía la mirada hacia aquella voz fuerte, encontrándose con el General Real de Citania, Acieroy.

-Sylvain: ¡¿TÚ-?!

-Acieroy: ¡Ahorrémonos las palabras! ¡sé que hay muchas cosas que decir, pero ahora lo importante es detener a ese bicho!

-Sylvain: Tsk...¿Qué quieres?

-Acieroy: ¡Necesito que hagas lo mismo que hiciste con aquel científico antes!

-Sylvain: Je, ¿me estás pidiendo que te patee?


Tras haber salido disparado hacia el archiduque gracias a la patada de Jambebleu, el General Real clavó su espada de Piedra Marina en la espalda de Rexius, apuñalándole y de paso desactivando su habilidad.

-Rexius: ¡Esto es...Pi-Piedra Marina..!

El arma de Acieroy causa que Rexius no solo pierda control sobre su fruta, sino que además pierda fuerzas, lo que le permite a Mirei superar su puño con tal fuerza que le empuja hacia atrás.

-Pride: ¡AHORA!

Viendo esto, Pride extiende su brazo por el cual comienza a moverse Jammer, lanzando sus vendas que son atrapadas por Impen.

-Jammer: ¡TSUTSUTSUTSU CALZADO NECESITAS TÚ!

Tanto Impen como Pride utilizan las vendas para atarlas rápidamente a los pies de Rexius, lo cual causa que junto al empujón dado por el golpe de Mirei, el archiduque caiga de espaldas al suelo.

-Acieroy: ¡Esto va a doler! ¡PERO SÉ QUE TAMBIÉN TE DOLERÁ A TI, REXIUS!

Acieroy es aplastado contra el suelo en cuanto Rexius cae, lo que también causa que su arma se clave aún más dentro de la espalda del archiduque.

-Faidit: ¡GA-GANAMOS!

-Sylvain: No seas ingenuo, apenas y logramos hacerle caer.

-Impen: Si bien logramos hacerle algo de daño...

Antes de que Impen acabe, el gigantesco archiduque se pone de pie, quitándose el arma de Acieroy de su espalda para que posteriormente la herida causada por esta comience a cerrarse.

-Impen: ...aún tiene el poder del grimorio en su interior.

-Faidit: ¡¿QUÉ?! ¡¿Y CÓMO LE GANAMOS A UN TIPO ENORME QUE TIENE 30 PODERES Y QUE ENCIMA SE REGENERA?!

-Pride: ¿No tienes algo útil que decirnos, Impen? Se supone que tú estás más familiarizado con ese libro.

-Impen: Lo ideal sería destruir su cráneo de alguna forma para que no sea capaz de regenerarse.

-Pride: ...¿Y no hay una forma menos obvia?

-Rexius: ¡¿DE QUÉ TANTO HABLAN?!

Pese a estar observando a Pride e Impen, Rexius dirige uno de sus puños flotantes hacia Mirei, golpeándole con tal fuerza que la empuja varios metros hacia atrás.

-Faidit: ¡Que engañifa!

-Rexius: ¡¿Esos son lloros de mariposa?!

Acto seguido, Faidit ve como otra mano voladora se acerca hacia el, por lo que intenta utilizar el Estilo de Ariefoies en ella, pero Rexius es más rápido y la vuelve intangible justo antes de recibir el corte, sujetándole tras volver su mano tangible nuevamente.

-Jammer: (Mercader, espero que estés haciendo tu trabajo...).

Mientras tanto, en el interior del castillo...

-Marke: Ho, siento un gran valor monetario. Sin embargo, también siento..un increíble poder ambicioso en el ambiente.

Frente a la seria mirada de Marke yace la fruta del ya fallecido One Plus Two, pero su mirada se desvía hacia uno de los invitados del cual siente un extraño poder emanando de su cuerpo.

-Tibu Rao: Tú...no eres como el resto de invitados. Puedo sentirlo, tienes el poder de un BIG SHOT en tu interior.

-Marke: Esa energía...Sí, algo que ni siquiera los usuarios de kenbunshoku pueden captar, algo que solo percibimos las verdaderas estrellas.

-Baku: ¡¿De qué tanto estás hablando, Marke?! ¡vete a pelear!

Pero Marke ignora a Baku y continúa observando a Tibu Rao, pues ambos tienen una gran mentalidad de tiburón y, por ende, ambos sienten el valor monetario de aquella fruta.

-Tibu Rao: No hay dos soles en un mismo cielo, ni dos estrellas en una misma empresa.

-Marke: Un verdadero BIG SHOT se queda con los mejores productos, y también hace todo lo posible por obtenerlos.

Mientras se observan el uno al otro, ambos contrincantes desprenden un aura que es ignorada por el resto de los presentes en la habitación.

-Marke y Tibu Rao: ¡¡QUE LA BATALLA COMIENCE!!

Y justo cuando el dúo dice esto al unísono, algo atraviesa el techo con fuerza para caer justo encima de Tibu Rao, noqueándole. Ese objeto no era un objeto, sino que era un noble de Ariefois que había sido lanzado por el archiduque de Moloplace.

-Faidit: A-ayayayayy...

-Marke: ¡Hey Faidit! ¡te estás tomando muy enserio eso de ser todo un hombre, si dijiste ayayayay y todo!

-Faidit: ¡Ma-Marke! ¡¿qué haces aquí?! ¡te necesitamos en el campo de batalla!

-Marke: ¡Con gusto! ¡estaba teniendo una batalla de otro nivel, pero logré salir victorioso!

Y tras llevarse la fruta Chou Chou, Marke sujeta a Faidit para posteriormente propulsarse con su Cohete de Ricos.

-Pride: ¡IMPEN, CONTÉSTAME MIERDA!

A su vez, el grupo continúa encargándose del gigantesco archiduque, con Buhroi amenazando con ser aplastado por uno de los grandes brazos de Rexius y con Sylvain y Mirei lidiando con varias manos flotantes que revolotean a sus alrededores.

-Impen: ..¡Sí, hay otra forma de vencer a Rexius! ¡pero casi que prefiero la opción A!

-Pride: ¡EN ESTE TIPO DE SITUACIONES TODAS LAS OPCIONES CUENTAN!

En medio de la charla, Impen es aplastado por una gran mano en llamas, saliendo del cráter algo aturdido por el golpe mientras se incendia como si nada.

-Jammer: Estás on fire, Impensio. ¿No estarás pensando en Leto?

-Impen: Bueno, como quieras...Ahora mismo Rexius tiene los poderes de todos los pecados en su interior, por lo que necesitaríamos que 7 personas, cada una representante de un pecado, lancen al unísono un poderoso ataque combinado.

-Buhroi: ¡Nosotros ser 8, así que nosotros tener ventaja!

-Mirei: ¿Cómo puedes decir que tenemos la ventaja si nos enfrentamos a una bestia gigante que se regenera y te lanza manos de fuego?

-Pride: ¡Bien, solo necesitamos coordinarnos y lanzar nuestras mejores técnicas al mismo tiempo, ¿verdad?!

-Impen: ¡Si, y también necesitamos hacer que eso que dijiste sea igual de fácil que decirlo!

Mientras el dúo habla, Sylvain y Mirei comienzan a correr por el enorme brazo de Rexius con el objetivo de llegar hasta su rostro, desviando las manos que se aproximan hacia ellos a base de fuerza bruta.

-Buhroi: ¡BUHROI...RESISTIR!

A su vez, Buhroi se encarga de mantener ocupado al brazo derecho de Rexius, sujetándole con todas sus fuerzas.

-Sylvain: ¡Cuidado, ahí están esos asquerosos mini-brazos!

-Mirei: ¡Déjamelo a mi! ¡o mejor dicho, A NOSOTROS!

Con ayuda de Ikari, Mirei recubre sus brazos con fuego para posteriormente lanzar una andanada de bolas del mismo elemento hacia los pequeños brazos que conforman la gran extremidad del archiduque.

-Mirei: ¡Diable Kenpo: Hades Wrath!

-Rexius: ¡AGH, buen intento, pero se les olvida un pequeño detalle!

Si bien Impen, Jammer y Pride estaban reteniendo al brazo izquierdo de Rexius, este acaba zafándose de sus agarres para posteriormente aplastar a Sylvain y Mirei con este como si estuviese matando a un mosquito que se posó en su brazo.

-Buhroi: ¡NO!

Por si esto fuese poco, Buhroi no logra seguir lidiando con el gigantesco brazo de Rexius, por lo que acaba siendo aplastado por este. Tanto la revolucionaria como el noble son sujetados por dos manos generadas por la habilidad Kuryo Kuryo.

-Rexius: ¡Miren a quiénes tenemos aquí: a mi niña, y al ex de mi mujer!

-Sylvain: ¡DORMÉ NUNCA FUE TU MUJER Y LO SABES!

-Rexius: Ahhh que triste, el pequeño noble tiene su corazoncito roto.

Centrando su atención en Sylvain, Rexius arroja a Mirei hacia el suelo, causando que choque con Pride.

-Rexius: Pero eh, para que veas que soy generoso, déjame garantizarte algo:

La mano que sujeta a Sylvain comienza a acercarle hacia la segunda boca que salió de la herida de Rexius, quien comienza a sonreír.

-Rexius: ¡Con esta nueva y colosal forma, Dormé disfrutará el doble!

-Sylvain: ¡AGH, E-ERES UN...!

-Marke: ¡¡ENTRADA DINÁMICA!!

Repentinamente, Marke aparece en la escena acercándose velozmente hacia Rexius con ayuda del Dial de Propulsión incorporado en su bastón. Estando lo suficientemente cerca, el mercader le propina un cabezazo en una de sus mejillas al archiduque, causando que uno de sus dientes salga disparado a causa de toda la carrera que tomó y el resistente cuerpo de Marke.

-Rexius: ¡Agh, me-mercader de mierda...!

Este golpe también causa que Rexius suelte a Sylvain, quien es atrapado por Faidit, el cual parece que se cayó en medio del "viaje en bastón". Enfadado, el archiduque alza una de sus manos voladoras para posicionarla encima de Marke.

-Marke: ¡Ah!

-Rexius: ¡Long Meteor of Light!

Acto seguido la desciende velozmente para golpear la cabeza de Marke con fuerza, enterrándole instantáneamente contra el suelo.

-Pride: ¡¡MARKE!!

-Jammer: Tutututu, descuiden...

El grupo observa extrañado a Jammer, quien por alguna razón sonríe confiado.

-Jammer: Todo era parte del plan del mercader. Seguro que ese golpe provocó que su nueva habilidad se activase.

-Mirei: ¿Nu-nueva habilidad? ¿de qué hablas, Jammer?

-Jammer: El motivo por el que Marcos se tardó en volver al combate...¡fue porque estaba buscando el poder Cho-!

-Pride: ¡Eh! ¿qué es eso?

El científico señala a un objeto redondo que comienza a caer al suelo, rodando hasta el grupo para finalmente revelar que se trataba de la fruta que Marke robó del banquete.

-Impen: ¿Una fruta...?

-Jammer: Marcos y la tsutsu que te-

-Marke: Ahhh, m-mi cabeza...

Tras un tiempo, Marke se levanta y sale del cráter generado por el golpe que le dio Rexius, frotándose la cabeza mientras sus gafas comienzan a fallar, pues dan un efecto similar a la estática.

-Rexius: Tsk, como esperaba de uno de los S.H.O.T, se levanta con un simple dolor de cabeza.

-Marke: ¿"S.H.O.T"?

Al oír esta palabra, Marke abre su boca sorprendido mientras se sujeta la cabeza con ambas manos. Viendo esto, Rexius alza uno de sus pies dispuesto a aplastarle.

-Pride: ¡MARKE!

Rápidamente, Pride le lanza su gancho al mercader para evitar que sea aplastado como un mero caracol.

-Jammer: Oye no me gustó el comentario.

-Pride: ¡No es momento de tener delirios místicos! ¡reacciona!

Pride comienza a zarandear a su compañero, quien aún tiene las gafas bugeadas. Sin embargo, Marke le detiene para posteriormente quitarse las gafas.

-Marke: No es un delirio místico, Pride.

-Pride: ¿Eh? ¿porqué tanta seriedad de repente?

Tal y como recalca el científico, Marke ha cambiado su forma de hablar, pues ahora lo hace de forma más formal. En otras palabras, ahora habla como una persona normal.

-Marke: Es tal y como dijeron Baku y Samael...


-Marke: ¡Eh, Baku! ¡¿dices que tú has recuperado tus memorias?!

-Baku: ¡En efecto, Marke! ¡ahora que la planta parece haber fallecido o algo por el estilo, su habilidad se fue con ella!

-Marke: Pero si eso es cierto..¡¿PORQUE MARKE AÚN NO RECUERDA NADA?! ¡TODO SIGUE OSCURO, MUY OSCURO!

-Samael: Probablemente sea por el golpe que se dio Baku. Si mal no recuerdo, tanto él como el Dios Supremo se dieron un golpe que, sumado al hecho de que el poder Kio Kio desapareció, les ayudó a recuperar sus memorias.


-Marke: La muerte de aquella planta...sumado al golpe que me acaba de dar Rexius...

Mientras habla, las lágrimas comienzan a caérsele al comerciante, causando que el grupo comprenda lo que está sucediendo.

-Marke: ¡¡HA HECHO QUE MIS MEMORIAS REGRESEN!!

-Jammer: ¿Este es el famoso Especial del Regreso de Marke?

Mientras sonríe, Marke apunta con su bastón hacia Rexius, quien estaba ocupado lidiando con Sylvain y Buhroi.

-Marke: ¡Vamos, muchachos! ¡es hora...!



-Marke: ..¡DE CONVERTIRNOS EN ESTRELLAS!

-Jammer: ¡Tutututu, secundo la moción!

-Rexius: ¿Huh?

Tras empujar a Sylvain y Buhroi hacia el resto del grupo, el archiduque ve a todos los que se oponen a su poder juntos y observándole amenazantemente.

-Rexius: Ho, ¿y esto? ¿es una reunión de parguelitas?

-Impen: ¡Si, y venimos a por su organizador! ¡osea tú!

Tanto Impen como Mirei comienzan a acercarse hacia Rexius con su Geppo, a lo que el archiduque responde lanzando varias de sus manos voladoras.

-Mirei: ¡¡GRAHH!!

-Impen: ¡CORTACORTACORTACORTACORTA!

Las manos son rápidamente inutilizadas por los golpes en llamas de Mirei y los rápidos cortes de Impen, causando que el daño se rediriga hacia las pequeñas manos del brazo derecho de Rexius.

-Rexius: ¡Tsk, PICADURAS DE MOSQUITO! ¡¡LAS ODIO!!

Enfadado, el archiduque golpea a ambos hacia un lado con uno de sus grandes brazos, lo que Pride aprovecha para enganchar su gancho en el brazo de Rexius mientras Faidit y Jammer se sujetan de su cuerpo.

-Jammer y Faidit: ¡ONE BEHIND TREE:...!

Rexius se fija en un importante detalle: con la habilidad Tsu Tsu, Faidit ahora cuenta con dos brazos, llevando su espada en uno y el arma de Acieroy en el otro.

-Jammer y Faidit: ...¡PROUD SWORDSMAN!

-Rexius: ¡ESA MOLESTA HABILIDAD DE PAPEL DE BAÑO...!

Faidit comienza a correr por el brazo de Rexius tras haber clavado sus dos espadas en este, desgarrándole la piel mientras corre. Ante esto, el archiduque acerca su mano libre con el fin de aplastarle tal y como hizo con Sylvain y Mirei anteriormente.

-Pride: ¡CC! ¡Oséase Corrosive Coefficient! ¡oséase TU MUERTE!

Rápidamente, Pride le lanza sus dardos corrosivos a la gran mano de Rexius, causando que esta comience a soltar pus.

-Rexius: ¡AGHHHH, HI-HIJO DE PUTA! (Relájate Rexius...Solo céntrate en regenerar tus heridas...).

Pese a tener mucha ira acumulada, Rexius cierra los ojos y hace un esfuerzo por calmarse, centrándose en sus heridas causadas por los dardos de Pride y causando que estas comiencen a cerrarse.

-Rexius: (Así, Rexius...La calma lleva a la victoria...).

Al estar con los ojos cerrados y centrado en sus heridas, Rexius ignora el detalle de que Sylvain y Marke se acercan velozmente hacia su rostro.

-Sylvain: ¡¿Entonces recuperaste tus memorias?!

-Marke: ¡Así es, colega! ¡en cuanto acabemos con este bastardo, yo mismo me aseguraré de sanar a tu amada!

-Sylvain: *sonríe* Creo que voy a extrañar tu actitud codiciosa...

-Marke: Ah, no te preocupes, mi afán por volverme rico es parte de mi ser, por lo que seguiré insistiéndote en venderte mis golems de alta calidad, solo que con menos intensidad.

-Sylvain: ¡VALE, YA CÁLLATE! ¡MENOS BLABLA Y MÁS CHOP CHOP!

-Rexius: *abre los ojos* (¡¿"CHOP CHOP"?!).

-Sylvain: ¡LANCE DE VELOURS!

Mientras que Sylvain extiende ambas piernas ennegrecidas hacia el rostro de Rexius, Marke acerca su Bastón de las Maravillas, el cual comienza a desprender una extraña sustancia grisácea que nunca antes había usado.

-Marke: ¡Tirada número 6: Mineral de Ricos!

Dicha sustancia acaba tomando la forma de una estrella reluciente que parece estar hecha de algún tipo de metal, pues la tirada número 6 contiene un Dial de Hierro.

-Marke: ¡BIG STAR!

Ambos poderosos ataques impactan en el rostro de Rexius, causando que este suelte sangre por sus dos bocas, todo esto mientras Faidit continúa cortando su brazo con sus dos espadas, entre ellas el arma de Piedra Marina de Acieroy que le impide utilizar su fruta a la vez que le quita fuerzas.

-Impen: ¡Allá vas, niñita!

A su vez, Impen enrosca la cola que le otorga su forma de demonio en una de las piernas de Mirei para posteriormente arrojarla hacia Rexius acompañada por Buhroi.

-Mirei: ¡¿NIÑITA?!

-Impen: ¡Eh, es para...ya sabes, alimentar tu ira!

Mientras que Mirei recubre sus dos puños en unas intensas llamas que se tornan azuladas, Buhroi adopta su forma animal mientras cierra uno de sus puños con fuerza. Acto seguido, ambos llevan ambos puños al unísono hacia atrás, apuntando al pecho de Rexius.

-Mirei: ¡DIABLE KENPO: SURT BURST!

-Buhroi: ¡GAUTAMA ROSHANEE!

Y el archiduque vuelve a recibir un poderoso ataque combinado de dos representantes de los siete pecados que, en conjunto con los movimientos de Marke y Sylvain, causan que los ojos de Rexius se tornen blancos, a la vez que una extraña marca aparece en su pecho.

-Pride: ¡¿ESO ES...?!

-Impen: ¡AH, EL PENTAGRAMA!

Tal y como Impen menciona, un brillante pentagrama aparece en el pecho de Rexius. Para ser exactos, es la imagen de un pentagrama a medias, pues por alguna razón falta la otra mitad.

-Faidit: ¡¿ESO QUE SIGNIFICA?!

-Impen: ¡Rexius recibió dos golpes combinados de cuatro pecados!

-Jammer: ¿Me estás diciendo que ese librito no cuenta nuestro aporte por ser un caracol y un....caballero?

-Impen: ¡No es eso, necesitan realizar ataques aún más poderosos! ¡y tienen que sincronizarse, tal y como lo hicieron Buhroi, Mirei, Marke y Sylvain!

-Rexius: ¡¡GRAAAAAAAAHH, YA BASTA!!

Con uno de sus brazos, Rexius aprovecha que tiene a los cuatro recién mencionados por Impen en frente suya para dar un golpe descendente que alcanza a los cuatro y los manda hacia el suelo.

-Faidit: ¡Oh no!

-Jammer: ¡FAIDIT, NO!

Al estar preocupado por sus compañeros, Faidit retira sus espadas de la piel de Rexius. Más concretamente, retira el arma de Piedra Marina de Rexius, lo que le permite al archiduque lanzar sus manos voladoras hacia el y Pride para lanzarles de vuelta al suelo a base de puñetazos.

-Rexius: ¡¡USTEDES...AHORA LO ENTIENDO!! ¡USTEDES NO SON UNOS SIMPLES DON NADIES, USTEDES SON COMO YO!

Los enemigos de Rexius se levantan con dificultad del golpe que se acaban de dar contra el suelo, ayudándose los unos a los otros para ponerse de pie.

-Marke: Eh, ¿estás bien, Sylvain?

-Sylvain: Ugh, no sé que es más raro: haber sido golpeado por un Rexius gigante con dos bocas y múltiples brazos o escuchar a Marke hablando formalmente.

-Rexius: ¡USTEDES SON DE ESAS PERSONAS QUE NO ESTÁN ATADAS A NINGÚN CARGO...PERO QUE TIENEN EL POTENCIAL PARA CAMBIAR EL MUNDO!

-Pride: ¿Y este de qué habla ahora?

-Jammer: Está dejando ver su personalidad y parte de su trasfondo que lo llevó a convertirse en el antagonista de esta historia.

-Rexius: Ese tipo de personas...personas como yo...son las más peligrosas. Por ende..

Mientras Rexius habla, este sana lentamente las heridas causadas por sus enemigos, a la vez que el pentagrama a medias desaparece de su pecho.

-Rexius: ..Les demostraré que mi esfuerzo por llegar a archiduque es superior al suyo por derrocarme.

-Mirei: Impen, el pentagrama desapareció. ¿Eso qué significa?

-Impen: Significa que tendremos que volver a coordinarnos, pero esta vez tenemos que hacerlo bien. El pentagrama no se completará hasta que los siete pecados acierten un golpe increíblemente poderoso al unísono.

Capítulo 71: La unión hace a la fuerza

Pride: Así que un ataque combinado con todo nuestro poder. Eso es imposible tal y como estamos, su defensa es demasiado impenetrable.

Buhroi: Ser decepcionante, yo esperar que científico tener plan increíble.

Pride: ¡¡No he dicho que no lo tenga!! Pero estoy pensando que va a requerir hacer algo que no me gusta hacer.

Mirei: ¿Ser agradable?

Pride decide ignorar el insulto de Mirei a pesar de estar chillando por dentro.

Pride: No, usar mi elixir más poderoso. Tiene efectos secundarios... desagradables. Podría dejarme con el IQ de alguno de ustedes temporal o incluso permanentemente.

Faidit: Entonces deberías pensártelo dos veces, si tu intelecto es algo tan atesorado para ti quizás deberíamos encontrar otra forma de conse-

Marke: ¡Venga el líquido! ¿Qué es lo peor que podría pasar?

Pride: Tsk... Solo porque sin mí no lograrían nada, allá vamos. ¡Red Serum: Brainstorm!

Nada más inyectarse el rojizo suero, el doctor comienza a sentir sus efectos, cae de rodillas al suelo y comienza a temblar profusamente.

Mirei: ¡Retter! ¿Estás bien? ¡Responde!

Marke: Algo no anda bien.

Sylvain: Mierda, ¿Qué le ha pasado?

Jammer: ¡Creo que su cuerpo no pudo soportar tantas drogas!

Pero de pronto, Pride deja de temblar y en cambio comienza a levitar, su cabello se eriza considerablemente y se vuelve rojo, a la vez que sus ojos se ponen en blanco y su cuerpo empieza a emitir electricidad y rayos constantemente.

Pride: Creo haber sido suficientemente claro cuando indiqué... ¡¡QUE SON MEZCLAS ENDOQUÍMICAS DE REFUERZO ANATÓMICO!!

Marke: Parece que al final sí funcionó.

Mirei: Tsk... Como siempre, preocupando a la gente por nada.

Impen: Y... ¿Qué se supone que hace este nuevo poder?

Pride: Estimula constantemente mis conexiones neuronales y produce nuevas, aumentando exponencialmente su intercomunicación mediante pulsos eléctricos de mayor intensidad lo cual a su vez incrementa mi velocidad de reacción, reflejos y capacidad cognitiva general.

Marke: ¿Lo qué?

Jammer: Creo que quiso decir que le hace incluso más nerdo.

Sylvain: Seguro que ahora tienes un plan.

Pride: Ahora mismo tengo más de diez mil escenarios en mi cabeza, pero solamente uno de ellos puede funcionar al 100%. Atentos todos, Jammer, necesito que tú...

Tras oír y debatir el plan de Retter, todos acuerdan seguirlo a pesar de lo increíblemente descabellado que parece. Después de todo, todo lo que ha sucedido en esa isla ha sido descabellado.

Pride: Primero que nada, Jammer se lanzará a por Rexius como un loco...

Haciendo caso al plan del alquimista, Jammer utiliza las largas vendas de su habilidad para engancharse a Rexius y lanzarse a por él con toda su fuerza.

Rexius: ¿Otro ataque directo? ¡Son más idiotas de lo que pensaba!

Rexius utiliza la habilidad de su fruta Kuryo Kuryo para atrapar en el aire a Jammer y comienza a apretar su cuerpo con fuerza para destrozarlo, sin embargo, no se da cuenta de que su cuerpo no es nada más que un compendio de vendas con aire comprimido dentro.

Pride: Para ejecutar así el ataque sorpresa...

Jammer: ¡TUTUTUTU! ¡¡HABILIDAD TSUTSU: SI CONSERVAR TU MANO QUIERES TÚ, APRETAR MI BOMBA MÁS PODEROSA DEBERÍA SER TABÚ!!

El cuerpo de Jammer explota con gran fuerza respondiendo a la presión ejercida sobre él, dañando considerablemente la mano real de Rexius y desestabilizándolo. Sin embargo, el ataque no termina ahí puesto que de la explosión sale disparada hacia el Archiduque una caja de regalo con Jammer en su verdadero cuerpo encima. Al abrirse la caja, demuestra estar dentro ni más ni menos que...

Rexius: Agh... ¡¡NO!!

Faidit: ¡Sí! ¡¡Estilo de Ariefois: Grand Chevalier Éclipse Fente!!

Con el apoyo de Jammer haciéndole un brazo de vendas, Faidit logra volver a sostener la Desgarradora de Demonios de Acieroy y propinarle una poderosa estocada en el pecho a Rexius, enterrando la espada con toda su fuerza. Con su tarea cumplida, Jammer y Faidit caen al suelo lentamente en un paracaídas de vendas.

Jammer: ¡TUTUTU! ¡La desdicha que vivió el granjero por tu culpa no será nada comparada con la que estás a punto de sufrir ahora mismo, archiduque de nombre irrelevante!

Debido al ataque hecho al estilo de Ariefois, Rexius pierde el sentido de sus piernas, lo que le hace caer hacia adelante lentamente.

Pride: La estocada de Faidit no solo desactivará la defensa de su fruta, sino que también abrirá un pequeño margen de tiempo en el que podrá entrar...

Marke: ¡HEHEHE! ¡CONSUMIR UNA FRUTA DEL DIABLO NO ES MI ESTILO, PERO SI NO QUEDA OTRA OPCIÓN...!

Rexius: (¿Fruta del diablo? Espera, dijeron que One Plus Two estaba muerto... ¿Es posible? ¿Ese desgraciado habrá consumido la fruta Chou Chou de Grusel? ¡En ese caso no puedo evitar el ataque, si lo hago el efecto mariposa caerá sobre mí con toda su fuerza!)

Pride: A veces, como en el póker, no es necesario tener algo, sino que tu oponente CREA que lo tienes...

Marke: Sabes, Rexius... Ahora que todas mis memorias han regresado, puedo recordar por qué vagabundeaba las calles en busca de dinero. Ya recuerdo por qué tanta obsesión con ganarlo de a montones. Hasta ahora solo tenía la mitad de la historia en mi cabeza, pero había olvidado la parte más importante... Mi hija, Gain.

Grandes lágrimas de impotencia comienzan a recorrer el rostro de Marke mientras sus recuerdos regresan.

Marke: Su grave enfermedad... Ella necesitaba un tratamiento que requería billones de berries, lo vendí todo, hasta mis ropas. Lo dejé todo y aun así no me alcanzaba para pagarlo. Ahí fue cuando te encontré, y creí que por fin había esperanza. Me prometiste el dinero que necesitaba, pero estoy seguro de que la dejaste... La dejaste morir. Por ella, por su memoria... ¡Voy a acabar contigo! ¡Tirada número 4: Rechazo de Ricos!

Rexius: (¡¡El Dial de Rechazo!!)

Marke: Este concretamente multiplica por 20 el poder de un ataque recibido, antes absorbí el impacto de tu golpe que aun así me mandó a volar hacia el castillo. Normalmente alguien perdería el brazo o incluso moriría al usar algo como esto, pero gracias al absurdamente resistente cuerpo que me diste, esto va a ser casi poético... ¡¡Big Big BIG STONKS!!

Creyendo falsamente que Marke había consumido la fruta Chou Chou, Rexius recibe el ataque del mercader de lleno, soltando sangre desde ambas bocas en el proceso. Además, su cuerpo, que se encontraba cayendo hacia adelante, es rechazado hacia atrás por el dial con una potencia tal que es mandado a volar.

Pride: Y entonces, desde debajo, aparecerá el monstruo...

Aprovechando que Rexius se encuentra en el aire, Buhroi aparece en su forma de Naga completa desde debajo de la tierra y le atrapa enrollando su cuerpo entero como una serpiente constrictora.

Rexius: ¡Mierda, y ahora este!

Buhroi: (Constantemente preguntar por motivación de Buhroi para luchar con Rexius... En esta isla yo encontrar lo que toda la vida haber buscado, compañeros que aceptar Buhroi tal y como él ser, que hacer dar cuenta que no necesitar aprobación de tribu que odiar Buhroi.) ¡Compañeros ser regalo de dioses, y si Rexius ser quien ha maltratado a compañeros, yo ser enviado por los dioses para ayudar a derrotar Rexius! ¡Gautama Supureksuan!

Buhroi comienza a hacer girar el cuerpo de Rexius en el aire para finalmente hacerle un potente suplex, lo cual le hace caer de cabeza al suelo.

Rexius: ARGH...

El pentagrama en el pecho de Rexius se halla por la mitad, lo cual es notado por el archiduque.

Rexius: (Tsk... Parece ser que al atacarme en conjunto con sus pecados me debilitan particularmente. Seguro que si permito que todos me ataquen será mi fin, pero debe haber uno que esté orquestando todo esto.) En ese caso, ¡¡Solo tengo que matar a uno de ellos para evitarlo!! ¡Flaming Hands of the King!

Rexius lanza su ataque contra Pride, grandes manos de fuego son lanzadas a distancia contra el doctor.

Pride: En ese momento el archiduque recuperará el aliento y notará lo que está sucediendo, intentando acabar con el cerebro de la operación. Suerte que tenemos a dos ignífugos en el equipo...

Entonces Impen y Mirei saltan con su geppo a por las manos y logran repelerlas de su objetivo.

Pride: Pero al estar tan concentrado intentando atacarme, no se percatará de una cosa...

Sylvain: ¡La serpiente no era la única que salió desde debajo de la tierra, Archiduque de mierda!

Rexius: ¡¡...!!

El plateado, que se encuentra parado justo en la nariz de Rexius, pega un salto de varios metros y comienza a girar sobre su eje hacia adelante...

Sylvain: ¡Rexius! Todo lo que nos has hecho a Dormé y a mí, toda la destrucción que causaste en nuestras vidas, te será devuelta con la mayor de las fuerzas, mañana será un nuevo día para mi y para mi amada, ¡¡Porque hoy acabaré contigo y con todo lo que representas!! ¡¡Éclat Du Chevalier Creux!!

...para luego propinarle una tremenda patada descendente envuelta en haki de armadura en la cara al archiduque de Moloplace.

El violento golpe en la cara provoca que Rexius tenga la visión borrosa por unos segundos, lo que le obliga a concentrarse en su haki de observación para notar que alguien se acerca hacia él. Temiendo que sean Pride o Mirei, los pecados faltantes, el peliazul utiliza todas sus manos para atrapar a su atacante.

Pride: Pero estará equivocado...

Impen: ¿Buscabas a alguien más acaso?

Impen, quien era el que había sido atrapado. cubre su cuerpo con afiladas espinas con las cuales atraviesa y atrapa por completo a todas las manos de Rexius.

Impen: ¡Ahora!

Aprovechando la falta de defensas de Rexius, Mirei se impulsa hacia él a toda velocidad con su Sky Walk mientras, en su mente, habla con Ikari.


Mirei: Así que ahora lo entiendes, ¿Cierto?

Ikari: Mis recuerdos regresaron...

Mirei: Ahora que lo recuerdas todo, sabes quién es nuestro verdadero enemigo.

Ikari: Arsis solo protegía a su familia...

Mirei: Arsis fue un héroe, que protegía a sus seres queridos, que luchaba contra las injusticias. En cambio Lexius utilizaba a las personas como objetos y las hacía sufrir.

Ikari: Es como el archiduque que nos unió...

Mirei: Tal vez unirnos haya sido lo único bueno que haya hecho en su vida.

Ikari: ¿Aprecias compartir el cuerpo conmigo? ¿A pesar de todo lo que he hecho?

Mirei: Yo mejor que nadie sé lo que significa nacer con una ira incontrolable, pero también he descubierto a lo largo de mi vida que esa debilidad puede ser transformada en la mayor de tus fortalezas, en un poder para ayudar a los demás.

Ikari: Ayudar... A los demás...

De pronto, Ikari comienza a ser bombardeada por los recuerdos de Mirei, aquellos que no pudo apreciar durante todo este tiempo por estar cegada por su ira. Cada vez que sus compañeros se ayudaron entre sí y, sobre todo, todo el sufrimiento que Rexius causó en todos ellos.

Mirei: Creo que está claro en dónde debemos focalizar nuestra ira a partir de ahora, ¿No, Ikari?

Ikari: ...Está más que claro, Mirei.


Mirei: ¡¡Por todo lo que nos hiciste a nosotros y a esta isla, recibirás nuestra ira!!

Con toda su fuerza, Mirei se arranca el Atenuador de Ira de su cuello. Tras esto, su cuerpo se vuelve completamente rojo, su cabello se imbuye en llamas, su musculatura aumenta un poco y sus ojos se vuelven brillantes, alcanzando así su máximo poder, sin embargo, no tiene una apariencia monstruosa, es casi como si Mirei e Ikari hubieran logrado un equilibrio perfecto. En una de sus manos la Bestia Roja saca llamas azules, mucho más calientes que las normales, mientras que en la otra saca lava del volcán de Arsis. Al combinar ambas, se forman las llamas más calientes de todas.

Mirei: ¡¡Diable Kenpo: Flames of the Red Beast!!

Lanzando sus poderosas llamas al descendiente de Lexius, la revolucionaria logra atravesarle de lado a lado el pecho, abriéndole un importante hueco en él. Luego, agotada por la cantidad de poder utilizado, Mirei queda fuera de combate.

Rexius: AGHR... Mi... Niña... ¡¿CÓMO TE ATREVES, RENACUAJO?! MALDICIÓN... ¡NO PUEDO SER DERROTADO DE ESTA MANERA...!

Pero a pesar de la importante herida que hubiera asesinado a cualquiera, Rexius aún se aferra a la vida gracias al grimorio en su interior, y solamente queda un pecado que puede acabar con él.

Pride: Y entonces, llegará mi turno...

Flotando en el aire gracias a su elixir, Pride se enfrenta cara a cara con su mayor oponente.

Pride: ¿Qué se siente haber sido derrotado tan aplastantemente por alguien con un intelecto superior al tuyo?

Rexius: ¡¡HAHA!! ¡No me hagas reír! Puede que hayas llegado más lejos de lo que esperaba para un enclenque como tú, pero puedo notar cómo lo que sea que hayas utilizado para llegar a esa forma te está consumiendo, probablemente solo tengas energía para un ataque.

Pride: Y no necesito nada más que eso.

Rexius: ¿Y cómo planeas lograrlo? Todos tus amigos cayeron exhaustos, mientras que yo sano y me recupero a cada segundo que pasa. De hecho, gracias a que tu amiguita destrozó mi pecho ya no tengo que preocuparme por la Piedra Marina desactivando mi habilidad. ¡Ahora solo tengo que concentrar todas mis defensas en detener tu ataque y todos habrán sido derrotados por el gran Rexius!

Sin embargo, Rexius comienza a notar una sensación gélida en su cuerpo, como si se congelara lentamente.


Hace un rato, antes de que comience el ataque...

Pride: Ahora mismo tengo más de diez mil escenarios en mi cabeza, pero solamente uno de ellos puede funcionar al 100%. Atentos todos, Jammer, necesito que tú... me digas si tus colegas caracoles pueden visualizar a los ejércitos aliados y a Samael.

Jammer: Es un escuadrón táctico de caracoles altamente entrenado, no mis colegas, eso ofende viejo.

Sylvain: Como sea, dile lo que quiere saber.

Jammer: Mmm sí, parece que los ejércitos de Yesuikristia y Ariefois lograron derrotar a los gigantes muralla del castillo. Samael anda por los alrededores.

Pride: Vale, es perfecto, indícales dónde estamos. Considerando el tiempo que tardarán en llegar, deberían estar aquí para el momento justo.


Una enorme figura gélida proyectada por Samael se encuentra atrapando fuertemente el cuerpo de Rexius. Gracias a su actual fusión con el grimorio, los poderes sagrados le afectan especialmente.

Rexius: Tsk... ¿El General Real de Yesuikristia? ¿Cómo demonios llegó aquí?

Supernus: ¡Y no viene solo!

Centurias: ¡Le has declarado la guerra a Ariefois con tus acciones, Rexius!

Rexius: ¡¡No creas que esto te salvará, descendiente de Arsis defectuoso y pretencioso!! ¡Aún puedo destruirte! ¡Arsis King's Grasp!

Con su brazo lleno de cientos de pequeños brazos, Rexius se dispone a atrapar a Retter, sin embargo, gracias a su suero este tiene una velocidad de reacción brutal y logra trazar la trayectoria y esquivar a cada uno de los brazos a gran velocidad con tremenda precisión.

Rexius: ¡¡QUÉDATE QUIETO, MALDITO!!

Pride: Ya va siendo hora de ejecutar el ataque final.

Rexius: Es inútil, ya te lo dije. ¡Arsis King's Final Guard!

El consumidor de la fruta Kuryo Kuryo cubre su cuerpo con sus múltiples brazos, utilizando además la protección extra brindada por su fruta y la defensa de varios de sus pecados capitales, con el objetivo de neutralizar el ataque de su oponente. Sin embargo, pronto nota que algo anda mal, pues sus miles de brazos no le responden y comienzan a caer al suelo todos al unísono.

Centurias: ¡¡No subestimes el poder del estilo de Ariefois!!

Unos segundos antes, todos los soldados del ejército de Ariefois se habían coordinado para lanzar estocadas hacia las manos de Rexius, cortando sus sentidos temporalmente.

Supernus: ¡¡Y mucho menos el poder de la fe de Yesuikristia!!

Todos los soldados de Yesuikristia habían estado rezando profusamente a Samael, aumentando mucho su fuerza espiritual y fortaleciendo su agarre sobre el archiduque, dejando así a Rexius totalmente expuesto para un ataque directo del alquimista.

Rexius: No... No puede ser, ¿Todo fue tu plan? ¡¿PLANEASTE TODA ESTA MIERDA?!

Pride se acomoda unas gafas imaginarias y su cara se ensombrece.

Pride: Todo ha ido de acuerdo al keikaku.

Rexius: ¡¡DESGRACIADO!! ¡¡YO MEREZCO SER EL REY DE ARSIS, Y DEL MUNDO!! ¡¡¡YO, YO ME LO GANÉ!!!

Pride: Se acabó, Rexius, toda tu vida ha sido una gran mentira que te has hecho a ti mismo, dijiste haber logrado todo por ti mismo, pero solo mandabas a los demás a hacer todo por ti y te ocultabas detrás de ellos para ocultar tu fracaso. Jamás podrás compararte con Arsis, y no porque su leyenda haya sido demasiado grande para ti, sino porque jamás lo has intentado siquiera. ¡Un verdadero rey se gana el respeto y confianza de sus seguidores y estos deciden voluntariamente seguir sus órdenes, no los manipula en su beneficio para lograr lo que él no puede!

Rexius: TSK... ¡MOCOSO ENCLENQUE! ¡¡NO ERES NADIE!! ¡¡NO TE CREAS SUPERIOR A MI!!

Pride: Llegó el final, ¡¡Esto va por mis padres... Y por el verdadero legado de Arsis!!

Pride sostiene su brazo derecho con su otro brazo como si estuviese apuntando un rifle, luego señala con sus dedos índice y anular directo a la cabeza de Rexius.

Pride: ¡¡¡Königsblitz: Krone Entfernen!!!

Un enorme relámpago rojo provocado por la electricidad del cerebro de Pride se transmite por todo su cuerpo hasta ser canalizado en su brazo. El ataque es lanzado de lleno hacia la cara de su enemigo mortal, atravesándole el cráneo a la vez que este expulsa el grimorio que se encontraba en el interior de su cabeza.

Rexius por fin ha caído.

Capitulo 72: Las consecuencias

…Una hora después…

¿El lugar? La frontera entre  Citania y Moloplace. El Castillo Corazón ha quedado tan gravemente dañado que todos los sirvientes, soldados e invitados al banquete han tenido que ser evacuados. Todos son llevados a el campamento de la armada de Ariefois. Ahí se atienden a los heridos, incluyendo a nuestros héroes.

Marke: ¡Con cuidado! ¡Con cuidado!

Doctor de combate: Señor. Aún no lo he tocado.

Enfermera de Combate: ¡Dios Mío! ¡¿Qué le pasó a su pierna!?

Sylvain : Ah… esa ya estaba más o menos así.

Todos están muy jodidos, la batalla por poco les mata, pero están vivos aún así, y lo más importante, han ganado. Testigos de todas partes y facciones; reyes, soldados, asesinos, hasta algunos de los hombres enemigos les vitorean por su victoria.

Soldados: ¡Son héroes!

Noble random: ¡Nos han salvado!

Asesino de D.E.V.I.L. : ¡Bien hecho! ¡Jefe Impen y amigos!

Mirei: Tch… nos tratan de segundones... No, Ikari, ya no hace falta que salgas.

Pero aún hay algunos cabos sueltos… Para empezar la invasión a Moloplace por Ariefois y Yesuikristia se ha suspendido. Básicamente porque ya no hay mucho que invadir.

Supernus:  ¿Entonces ganamos? ¿Eso significa que Moloplace es nuestra?

Centurias: No creo que signifique eso...

Supernus: ¡Eso significa que estoy un paso más cerca de ser Rey de Arsis! Bahahahhahaha.

El Archiduque que básicamente no ha hecho nada se ríe por “ la gloria de su victoria”, no obstante, alguien le saca del trance.

Samael: Me temo que eso no sucederá, mi señor.

Supernus: ¿Qué dices?

Samael: Dios… ha enviado al verdadero Rey de Arsis este día.

Supernus: ¿Huh?

Supernus no tiene ni idea de que habla ni de que sucede, pero Samael no tiene ganas de hablar, solo observa solemnemente a varios soldados de Yesuikristia llevando con todos los honores de guerra al que fue su predecesor en una camilla cubierta por una sábana.

Samael: *persignandose* Requiescat in Pace… Jacob.

Centurias mientras tanto recibe el informe de lo sucedido de su General, pues hay muchos vacíos de información.  


Evelynn: Y eso es lo que sucedió con el General Real de Moloplace. Después paso lo de la bestia gigante y pues…

No obstante, la maestra de los caballeros es interrumpida inesperadamente por alguien que le da un golpecito en el hombro.

Impen: Lamento la intromisión, madame, pero podría preguntar, ¿Sabe que ha pasado con la mujer de cabello borgoña?

Se refiere a Leto obviamente. Parece que después de tantos años y de todo, aún le guarda un pequeñito afecto a su antigua amante. No obstante, la mueca de Evelynn es triste.

Evelynn: Lo lamento…

Impen: Oh…Está muerta entonces…

Evelynn : No me dejó terminar. No está muerta, no se a donde fue…

Hace rato en la batalla…

Leto sigue arremetiendo contra la líder de los caballeros de Ariefois como una loca. Ya está exhausta, no tiene mucho más que dar, pero sigue frenética.

Evelynn: Para, niña. ¿No ves que hay prioridades?

La mujer señala a la figura gigantesca de Rexius que está a punto de cargarse el castillo, pero Leto corresponde con su daga.

Leto: ¡No me importa! ¡Cuando acabe contigo, mataré a tu desgraciado alumno! ¡Luego a tu mierda de Rey! ¡Y luego a cada uno de esos malditos caballeros de Ariefois!

Evelynn: ¿Qué demonios pasa contigo? ¿Por qué odias tanto a Ariefois?

La pregunta ofende a Leto, así que intenta apuñalarla de nuevoz pero Evelynn se cubre con su espada.

Leto: ¿¡Por qué va a ser!? ¡Ariefois destruyó mi hogar! ¡Apolonia! ¡Mis padres! ¡Mis hermanas y hermanos! ¡Ustedes los mataron a todos!

Evelynn: ¿Apolonia? Ariefois no…

Leto: ¡No me salgas con que no! ¡Vi hombres con sus armaduras mientras me arrastraba por los escombros de mi hogar! ¡Acepta que son un montón de asesinos!

Evelynn: ¡No! ¡No lo entiendes, niña! ¡Ariefois no destruyó Apolonia! ¡Arsis lo hizo! ¡Apolonia eran aliados nuestros! Desgraciadamente, llegamos muy tarde a ayudar.

La peliborgoña se queda de piedra ante esa revelación, pálida, sudorosa.

Leto: ¿Arsis?

Evelynn: Si. Específicamente, fue Moloplace.

Leto: Rexius…

Los dientes de ella se aprietan. No solo ha vivido engañada. Rexius ha Sido quien la ha arruinado una vez más.  Rexius. Rexius  siempre Rexius. No obstante, no hay manera de que pueda dirigir su ira a él, pues el gigantesco demonio en el que se ha convertido cae al suelo con un pentagrama en el pecho.

Evelynn: Desapareció en medio de la batalla.

Impen: Ya veo…

Muy probablemente nunca la habrá de ver otra vez. Pero de alguna forma, está bien con ello, y tras agradecer a . No lejos de ahí. Baku Shot observa como Pomeroy y otros soldados súper leales a Rexius son encadenados. El control mental parece haberse ido, pero sus acciones siguen siendo deleznables.

Baku Shot: Tal vez te arrepientas ahora. Pero aún debes pagar por las fechorías que ayudaste a cometer.

Pomeroy:…

El Teniente General no dice nada. Al mismo tiempo, Marke, ya sin sus gafas multicolor, observa, completamente lucido la fruta del Diablo que le perteneció a One Plus Two.

Buhroi: ¿Y que hacer con fruta? ¿Tu comerla?

Mirei: Seguro la venderá.

Marke: ¿Para que querría vender algo como esto? Aunque no es como que la quiera o la necesita tampoco.

Tener sus recuerdos de vuelta es liberador, de algún modo. Los momentos con su padre, Mike. Con su hijita, Gain. Ambos ya no existen, pero al menos siempre estarán con él, felices en sus memorias. Y hablando de memorias...

Sylvain: ¡Dormé!

El antiguo mercader ve correr al noble grolivino hacia una de las camillas. En esta está sentada su amada Dormé, la cual es revisada por los médicos. Está ilesa y observa a su alrededor, extrañada. Quién la ha sacado del palacio es Acieroy, el cual está también jodido por la batalla y tiene un rostro compungido. Junto a él, hay otro hombre. Sylvain lo reconocey se sorprende por verlo ahí, nada más y nada menos que el Archiduque de Citania.

Sylvain: Lord Cieron…

Acieroy: Mandé a uno de mis hombres a que trajeran a mi Lord hasta aquí. Tenía que saber lo que sucedió.

El Archiduque parece haber envejecido 30 años desde la última vez que le vio, y en cuanto tiene a Sylvain de frente, se echa a sus pies.

Cierón: Acieroy me lo ha contado todo. Lo siento tanto, muchacho. No debí dudar de ti… no debí dejar que mi Dormé…

Las lágrimas se le escapan al arrepentido padre, pero Sylvain sabe que es otra víctima más de la manipulación de Rexius. Así que lo levanta.

Sylvain:  Eso no importa ahora… ¿Cómo está?

Acieroy: Le hice algunas preguntas. No me recuerda. Ni a su padre, ni a Citania. Nada. Todo lo que tiene es su vida después del …incidente.

Sylvain aprieta los dientes, furioso de nuevo contra el que acaba de caer por su mano y la de sus camaradas. Pero el ya no importa, lo que importa es que su amada se recupere.

Sylvain: Marke pudo recuperar sus memorias. Pero no estoy seguro de que el método que uso sea apropiado para ella.

Acieroy: Concuerdo.

Cierón: ¿Por qué no?

Ambos caballeros van a explicarle. Pero de la nada, sale Marke, dando un porrazo con su bastón a la chica tan fuerte en la nuca que casi la noquea. Los tres hombres deben sostenerla para evitar que caiga al suelo.

Acieroy: ¡Maldito!

Cierón: ¡¿Quién es vos y como osa herir a mi hija!?

Marke: Tenía que hacerse. Y por favor. Ninguno de ustedes iba a hacerlo.

Sylvain: ¿¡Que diablos te pasa, Marke!?

Dormé: ¿Sylvain?

Los tres hombres se quedan de piedra al oír a la doncella dorada hablar de nuevo. Al voltear a verla, está se encuentra llorosa. Sin dudar ni un momento, ella arranca la tiara de Moloplace de su frente y salta a los brazos de su antiguo amado.

Dormé: ¡Sylvain! ¡Sylvain!

Sylvain: ¡Dormé!

Los dos se abrazan, derramando lágrimas a más no poder. No sé sueltan, ante la mirada conmovida de los espectadores.

Dormé: Lo recuerdo…lo recuerdo todo… nuestros días juntos. La bendición de mi padre…lo que hizo Rexius. Me obligó a hacerlo todos los días …por años…y aún así, lo peor que recuerdo… es ver cómo Rexius te lastimaba.

Sylvain: Dormé….lo siento tanto… falle… te falle… no soy digno de ti.

Vuelven las lágrimas.Es obvio que ella no está bien, y le tomara mucho recuperarse de ello, y a Sylvain más perdonárselo. O eso sería de no ser porque ella dice algo que lo absuelve.

Sylvain: No es cierto. Luchaste por mi. Todo este tiempo… luchaste por mi hasta que casi te mueres. Y venciste, ¿No? ¿Cómo podrías ser indigno de mi?

Ella le da un beso en los labios, que entre lágrimas, el recibe con llorosa felicidad ante las sonrisas de Cierón, Acieroy y Marke. Las tragedias, una a una parecen resolverse.

Pride: Agh… mi cabeza…

Mirei: ¡Despertaste!

El pelimorado ha sido el último en despertar tras la batalla. Exhausto por sus heridas y por el efecto colateral del suero, cayó inconsciente nada más vencer. Mirei, nada más verlo abrir los ojos , le abraza con fuerza. Solo para de inmediato arrepentirse con las mejillas rosas.

Mirei: ¿ C…cómo estás?

Pride: La cabeza me está matando…creo que es por el suero. Pero eso es bueno. Significa que solo tendré migrañas de por vida en lugar de volverme directamente estúpido.

Mirei: No entiendo cómo eso es una mejora…

Buhroi: ¡Médico flaquito estar vivo!

El gran sacerdote, igual que la revolucionaria, le abraza nada más verlo despiertos aunque a diferencia de ella, el no siente ninguna vergüenza y tampoco le suelta.

Pride: ¡Vas…a matarme tu si no me sueltas ya!

Buhroi: Oh… Buhroi sentirlo.

El hombre oscuro lo suelta, pero no deja de hablar. Parece tener algo importante que  decir.

Buhroi: Si estar despierto, deber venir ya.

Pride: ¿Eh?

Mirei: Hay unas cuantas personas que quieren hablar contigo.

Pride, ayudado a caminar por ambos, va a dónde le dirige, sorprendiéndose por ver a todos los nobles de la fiesta de Rexius reunidos esperándolo.

Jütengar: ¿Es él el heredero de Arsis? ¿No?

Capítulo 73: That's all folks!

Han pasado unas horas desde entonces, nuestros protagonistas se encuentran remendados (en la medida de lo posible) y ha dado comienzo una ceremonia en las ruinas del Castillo Corazón, los máximos dirigentes de reinos cercanos se encuentran en las primeras filas frente a un improvisado altar en unas escaleras que servían de acceso al lugar, en lo alto de este se encontraba Samael sosteniendo una destrozada corona de oro, estaba casi partida por la mitad, las joyas se habían desprendido y además estaba llena de polvo, pero ya sabéis lo que dicen, da igual para un roto que para un descosido.

Marke: ¿Qué dices?

Jammer: ¡Narrando, como siempre, para qué perder las buenas costumbres!

Pride: ¡SILENCIO, ES MI GRAN MOMENTO!

Samael: … ¿Empiezo?

Pride: ¡A la de ya!

Samael: De acuerdo… *Ejem* En pie todos, por favor.

Todos los presentes se pusieron en pie, observando así al altar y como Pride se arrodillaba ante Samael.

Samael: Retter Hoffen, o cómo le han conocido durante mucho tiempo, Doctor Pride…

Pride: Je…

Samael: ¿Prometes serle fiel a tus nuevos deberes, honrar a Isla Arsis y hacer de este un lugar mejor?

Pride: ¡Por su puesto, con mi IQ de 999999999 será f…!

Mirei: *EJEM*

Pride: P…perdón, sí.

Samael: En ese caso, por el poder que me ha sido otorgado por todos los reinos de Arsis, Ariefois, aliados y nuestro señor, te coronamos nuevo gran Rey de Moloplace.

El público comenzó a vitorear y aplaudir frente a la ceremonia, sin embargo…

Pride: ¡ESPERAD!

El recién coronado rey no había terminado.

Pride: ¡Quiero aprovechar este escenario que se presenta frente a mí para decir algo a un ser querido!

El hombre bajó las escaleras tan rápidamente como pudo, corriendo frente a Mirei para después arrodillarse frente a ella.

Pride: Mirei…

Mirei: Oh Dios mío…

Pride: No habríamos podido hacer nada de esto sin ti, Arsis seguiría bajo el puño de Rexius si no nos hubieras… no… me hubieras apoyado tan ciegamente…

Mirei: Pride…

Pride: Es por eso, Mirei, que te pido delante de toda esta gente… por favor, sé mi reina.

La joven apenas contenerse las lágrimas dentro de los ojos al igual que su pretendiente, secándoselos con un dedo.

Mirei: No creo que al Ejército Revolucionario le guste mucho esto… pero claro que sí, cielo.

Pride: ¡¿S… SÍ?, EH ,EH, HA DICHO QUE SÍ, FIESTA!

Impen: Y con sus 800000 de IQ, ha sido lo más sensato que ha dicho hoy.

En solo unos segundos, el ambiente del lugar cambió salvajemente, la cerveza y el licor corrían por el lugar, Sylvain estaba besuqueándose con Dormé ambos con las mejillas color rojo mientras el padre de la chica miraba hacia otro lado llorando y ebrio, Impen estaba junto a sus compañeros y Pride bebía junto a Marke, el ambiente se cargaba de risas y canciones, excepto para Mirei, que miraba hacia un lado.

Mirei: ¿Qué hace?

Pride: *Hic* ¿EEeeEeEEh? *Hic*

Mirei: El grandote, que se ha alejado.

Pride: *Hic* Bah, pasa de *Hic* él.

Marke: *Hic* ESO *Hic* ESO, PRUEBA ESTE LEGENDARIO *Hic* CÓCTEL AFRUTADO MENTOLADO AMBROSIOSO DE 800 GRADOS MARKA MARKE *Hic*

La revolucionaria se levantó mientras los hombres reían, cantaban y bebían y siguió al sacerdote, el cuál se había alejado de la fiesta para cavar un agujero, en el cuál enterró el diente que tanto había custodiado todo este tiempo, ignorante de cómo su compañera de pelea se acercaba por detrás.

Mirei: ¿Qué vas a hacer?

Buhroi: Ah, hola, persona pequeña.

Mirei: Me hace gracia que aún no te sepas nuestros nombres.

Buhroi: Buhroi no dar bien pensar y recordar.

El hombre se sentó sobre el césped mientras escuchaba a la Bestia Roja.

Mirei: Marke seguramente siga timando por la isla, Impen regresará a su empresa, Sylvain y Dormé vivirán en Citania y Faidit y su jefa volverán a Ariefois… ¿qué vas a hacer tú?

Buhroi: No saber, no querer volver con madre y hermanos, como vosotros decir, ser cretinos.

Mirei: ¿Entonces?

Buhroi: Suponer que coger barca en que venir y navegar, no tener nada que hacer aquí.

Mirei: ¿Seguro, no te gustaría quedarte?, es un buen lugar.

Buhroi: ¿Qué querer decir a Buhroi?

Mirei: Pride y yo vamos a estar muy ocupados, hay que reconstruir palacio, hacer política…

Buhroi: Sonar trabajo duro.

Mirei: Lo es, y encima reclutamiento, Pomeroy va a tener que pagar por sus crímenes y One Plus Two ha muerto, así que necesitaremos un nuevo general.

Buhroi: Buhroi creer que saber por dónde ir persona pequeña.

Mirei: ¿Te interesaría servir a Moloplace?

Buhroi: ¿Estar segura? Buhroi creer que no gustar a doctor flacucho.

Mirei: Ya, pero una pena porque para algo soy la futura reina.

Buhroi: Pero él ser futuro rey.

Mirei: Esa es su opinión.

Buhroi: En caso ese…

El hombre se levantó sobre una pierna para posteriormente arrodillarse frente a la próxima reina de Moloplace.

Buhroi: Buhroi presentar su lealtad a reina y rey.

Mirei: Eres un buen tipo, ahora a beber.

Buhroi: Buhroi estar aquí un poco más.

Mirei: Ah, por cierto.

La revolucionaria rebuscó un poco en su chaqueta, sacando de ahí una botella de vino que lanzó al sacerdote.

Mirei: Eso para saldar las cuentas de Rexius.

Buhroi: Buhroi agradecer.

Y mientras Buhroi bebía de la botella de vino frente al diente enterrado, Mirei se alejaba con una sonrisa en el rostro mientras susurraba…

Mirei: Te noto feliz… Ikari.

Todo viaje tiene un final, compañeros, pero no siempre esto es lo importante, en ocasiones sí, no importa cómo hayas hecho un examen sino la nota que recibas de este; pero por suerte no todo este mundo es así, el viaje es importante, sin el viaje nuestros amados protagonistas no se habrían encontrado, no habrían vivido experiencias que les hubieran cambiado y muchos ni habrían podido cumplir su sueño: disfrutad del viaje, la vida es relativamente corta y debemos aprovecharla con aquellos que nos hagan felices compañeros; este humilde caracol… se despide de vosotros.

Faidit: ¿Qué haces?

Jammer: ¡ESO ES TO- ESO ES TO- ESO ES TODO, AMIGOS!

Go to new adventure.PNG
Advertisement