FANDOM


Piratas Freak: Fear the K
Fear the K
Información
Número de capítulos 8
Creador Lgarabato

Piratas Freak: Fear the K es un especial de navidad de los Piratas Freak. Está ubicado entre Piratas Freak: Frenzy y el arco de la Ascensión.

La navidad, esas fiestas que pueden verse desde varias perspectivas según quién lo mire. Por un lado consisten en ir toda la familia de compras a gastarse la paga de este año y la del que viene, compitiendo con las demás familias sobre quién recibe los mejores regalos. Por otro, es una época de reunión entre familiares donde lo que importa es estar todos juntos dejando la mesa sin una sola miga de comida.

No obstante, una idea más compartida sobre esta fiesta es que es "familiar", que suele ser más divertida si no se celebra solo. Desgraciadamente, no todo el mundo puede acceder a esa diversión por mucho que quiera y lo necesite.

Es la víspera de navidad en un pueblo situado en algún lugar del Grand Line, la noche hace rato que ha caído y la nieve tiñe de blanco las calles y los tejados de las casas. Cada familia está reunida en su hogar cenando y/o abriendo ya sus regalos, dependiendo de la paciencia de los pequeños de la casa. Todo el mundo parece estar disfrutando de la celebración... salvo un niño. Acurrucado en la esquina de un callejón, el pobre muchacho se aferra a su capa tratando de entrar en calor sin éxito. Temblando, el muchacho solo puede lamentarse de que, a diferencia de los niños que ve dentro de sus casas a través de la ventana, él pasará sus fiestas solo, de nuevo.


18 años después...

Dos individuos se encuentran en un lúgubre cementerio nevado, uno de ellos delgado, con una fina barba de chivo y vestido con nada más que un camisón blanco y unas zapatillas, mientras que el otro es grande e intimidatorio por la capa negra que cubre su rostro. La figura grande señala con el dedo a una de las lápidas del cementerio, para la inquietud de su acompañante.

Maxwell: ¡Espíritu, antes de que vaya a ver esa lápida que señalas, dime! ¿son estas cosas que PASARÁN o son cosas que PUEDEN pasar, solo?

Encapuchado: ...

El encapuchado insiste señalando de nuevo la lápida, por lo que Maxwell decide acercarse a ella justo cuando el viento retira la nieve que cubre el nombre que hay grabado en ella:

Aquí llace MAXWELL SCRIBBLE


Maxwell: ¡No... NO! ¡Espíritu, dime! ¡¿es esta mi tumba?!

A lo que el encapuchado se quita la capucha y responde.

Buck: ¿A ti qué te parece, crack?

Maxwell wtf

Desconsolado, Maxwell se agarra a la capa de Buck, llorando hasta que, de repente, aparece en su cama, en su camarote dentro del Freaky Soul. Al ver que ha recibido una nueva oportunidad, el Garabateador no cabe en sí de alegría, saliendo de su camarote para encontrarse con Laura Moovi.

Maxwell: ¡Perdona amiga mía! ¿¿qué día es hoy??

Laura: ¿Hoy? hoy es navidad.

Maxwell: ¡Navidad, entonces no me la he perdido, los espíritus solo han estado aquí una noche! ¡¡Feliz navidad, Laura!!

Laura: Feliz navidad, capi.

Maxwell baja las escaleras hacia el comedor riendo y felicitando a cada uno de sus tripulantes, para luego salir a cubierta y mirar al cielo.

Maxwell: ¡Pienso honrar a la navidad desde lo más profundo de mi corazón y tratar de seguir así el resto del año, viviré el pasado, el presente y el futuro! ¡Seguiré las enseñanzas de sus tres espíritus!

En ese momento, el espíritu navideño de Maxwell es tal que recibe la habilidad de volar, usándola para elevarse hacia las nubes directo hacia la isla de Laugh Tale... cuando suena el despertador.


BEEP BEEP BEEP BEEP BEEP

Maxwell lo apaga al poco rato, viendo que sigue en su cama somnoliento. Cuando se da cuenta de que estaba soñando y que según el calendario todavía falta un poco para navidad, el pirata se lleva la mano a la cabeza.

Maxwell: Uf, menos mal... pensé que había perdido la chaveta.

Capítulo 1: St. Nicola

St. Nicola, situada a un día de Grand Battle Land, es una isla invernal con un gran apego a la celebración de la navidad. Sus habitantes son gente tranquila que vive su día a día en sus cabañas de madera mientras los niños juegan fuera en la nieve, teniendo una buena vista del puerto al que van y vienen los barcos pesqueros. No obstante, hoy vendría un barco diferente.

Hombre: ¡Piratas!

Unos trabajadores del puerto corren por las casas dando la alarma por el avistamiento de un barco pirata a punto de llegar a la isla.

Hombre: ¡Vienen piratas a la isla, que los niños entren en sus casas!

St. Nicola no está muy acostumbrado a asaltos pirata en tierra, aunque eso no implica que no tengan su propio protocolo para estos casos. Cuando las mujeres y los niños están en sus casas, todos los hombres del pueblo parten al encuentro de los piratas armados con rifles, horcas y todo aquello que puedan usar como arma.

Hombre: ¿¿Preparados??

Todos: ¡Sí!

Pero de repente, el barco pirata hace algo inesperado: izar una bandera blanca en su palo mayor.

Hombre: ¿Eh?

Hombre: ¡Han izado la bandera blanca!

Hombre: ¿Acaso se rinden ya?

Confusos, los hombres dejan que el barco alcance el puerto y se detenga, aun apuntando con sus armas. Acto seguido, un trineo sale disparado del navío propulsado por unos cohetes detrás, cayendo sobre la nieve y deslizándose a gran velocidad hacia ellos, deteniéndose a pocos metros. El frenazo es tal que el conductor sale volando con un enorme saco en la mano, dando un par de piruetas hasta caer justo delante de los hombres.

Maxwell: ¡FEEEEEEEELIZ NAVIDAD, JOU JOU JOU~!

Maxwell acaba de caer delante del grupo armado vestido con un traje rojo y blanco, con guantes y botas negras y un gorro rojo puntiagudo sobre su chistera. Al verle con esa ropa, el enorme saco y el trineo, los niños se hacen una idea precipitada de su identidad y salen rápidamente de sus casas al verle.

Niños: ¡Es Santa Claaaaus!

Adultos: ¡¡¡!!!

Los chavales corren hacia Maxwell pensando que la navidad ha llegado antes de tiempo, pero cuando le ven mejor se detienen, borrando sus sonrisas y mirándole de forma más sospechosa.

Niño: ¡Eeeh, un momento, este no es Santa Claus!

Hombre: ¡Niños, volved a vuestras casas!

Niña: ¡Es verdad, este chico es joven, delgado y su barba es negra!

Hombre: ¡No lo voy a repetir, volved a...!

Maxwell: ¡Jajajaja, es verdad, lo confieso, no soy Santa Claus, pero tampoco soy muy distinto a él! ¡Pueblo de St. Nicola, esta navidad, los Piratas Freak os traen...!

Dummies: ¡¡REGALOS!!

Capataz y Coronel saltan del interior del saco con un gran número de pequeñas figuras de plástico que logran llamar la atención de los pequeños.

Niños: ¡¡Wooooooooh!!

Adultos: ¡¡¿¿??!!

Maxwell: ¡Tengo el honor de anunciar que solo por Nochebuena (osea, hoy) pongo a la venta la nueva serie de artículos de la Scribble Machine Gun Shop, la colección de juguetes "SIETE MAGNÍFICOS"!

Entre las figuras que salen de dentro del saco hay versiones de los piratas Buck, Creeper, Red, Bomba, Dance Mon, Kurokage y por supuesto Maxwell. Además, el resto de los Freak bajan también del Freaky Soul con gorros de Santa Claus en sus cabezas cargando con cajas cada una con muñecos con el aspecto de cada miembro de la tripulación salvo en el caso de Saigo Tepes, quien prefiere usar su indumentaria habitual.

Piratas Freak: ¡Feliz Navidad!

Tepes: ...

Los niños quedan totalmente encandilados de las figuras de acción y van a pedir a sus padres que les compren.

Niño: ¡Papá, papá, quiero una!

Niña: ¡Y yo, y yo!

Hombre: Pero, pero...

Viendo que aun queda convencer a los padres, Maxwell rodea a uno con el brazo y le da una de sus figuras.

Maxwell: Seré pirata, pero tengo mi código moral, la navidad no es tiempo para la violencia, y para demostrárselo, quédese con esta figura, puede echarle todos los vistazos que quiera, es solo un trozo de plástico articulado.

Hombre: ¿Pero entonces a qué habéis venido exactamente...?

Maxwell: A garantizar que los niños tengan algo con lo que divertirse antes de la llegada del gordo de rojo (a cambio del dinero de los padres jejejejejejeje...) ¡¡Berrysymbol50 la figura!!

Niños: ¡¡Bieeeeeeeeeen!!

Después de comprobar cada uno que los muñecos son totalmente inofensivos, los hombres bajan sus armas aunque mantienen las distancias de los piratas y vigilan a sus hijos, dándoles dinero para comprar uno o dos muñecos a los piratas, quien acaban de montar una paradita en el puerto junto al barco. Las mujeres también salen de sus casas al ver que el peligro aparentemente ha pasado.

Mujer: ¿No van a atacarnos al final?

Entre las mujeres se encuentra una anciana encorvada que se asoma a ver a los piratas desde lejos ayudándose con su largo bastón.

Mujer: ¡Anciana!

Anciana: ¿Hmm?

Mujer: ¿Qué hacemos? no parecen querernos ningún mal.

Anciana: Lobos con piel de cordero hay muchos, yo seré la que decide qué hacer con ellos...

La anciana observa como Maxwell, Capataz y Coronel venden muñecos en mitad del pueblo mientras que otros van a la parada del resto de la tripulación, donde están a la venta los que Maxwell no tiene a mano. Viendo la sonrisa inocente de Ana entregándolos una vez recibido el pago la reconforta, pero luego se fija en Tepes, observando desde cierta distancia a la parada mientras Paul y Eric Skorup hablan con él.

Skorup: ¿No quieres ponerte tu gorro, Tepes?

Tepes: No.

Paul: ¡Es divertido! ¡Y mira eso, los críos están supercontentos, casi me va a parecer mejor recibir sus sonrisas que el dinero con el que compren esos cachos de plástico!

Skorup: Es como en Grand Battle Land, el mercado ha sido un caos estos últimos días, todo el mundo pendiente de las compras de navidad.


Maxwell: ¡Los dependientes de los mercados deben estar forrándose con estas compras, probemos algo así nosotros también!


Skorup: Y este es un mercado "virgen", venir aquí ha sido una buena idea teniendo en cuenta que en Grand Battle Land ya deben haber gastado todo su dinero.

Tepes: ...

El Último Corte no parece muy interesado en el tema, moviendo la cabeza hacia el pueblo.

Tepes: Qué raro, en este pueblo casi no hay gente vieja...

Paul y Skorup sienten como si no estuviera prestando atención a lo que le dicen.

Paul: ¿Hmm, es que no te van estas celebraciones?

Tepes: Meh...

Anciana: ¡¡¡!!!

La anciana, al oír eso, da un golpe en el suelo con su bastón que llama la atención de todos los aldeanos, y por tanto de los piratas.

Aldeanos: ¡!

Hombre: ¡Anciana Omi!

Maxwell: (¿Y esa quién es?)

Omi sigue agarrada a su bastón con un brazo mientras levanta el otro, apuntando a los piratas con su largo y arrugado dedo.

Omi: ¡Piratas!

Maxwell: ¿Mande...?

Omi: ¡Terminaréis vuestra venta y os iréis de este pueblo y esta isla ANTES DE QUE SE PONGA EL SOL!

  • [Omi, jefa del pueblo y el único habitante de la única persona anciana de St. Nicola.]

Capítulo 2: La pureza del espíritu navideño

Rick: ¿Eeh?

Willy: ¿Por qué? ¡si acabamos de llegar!

Mika: ¡De verdad que no queremos haceros ningún daño!

Los Freak se muestran confusos ante la decisión de la anciana mientras que Maxwell intenta razonar con ella.

Maxwell: ¡Vale, vale, vamos a calmarnos un poco! ¡Sí, lo confieso, tengo Berrysymbol275.000.000 de recompensa pero en el fondo de mi corazón... soy un pirata cariñoso!

Esa afirmación la hace quitándose las gafas para mostrarle ojos de cachorrito a Omi, tratando de conmoverla...

Omi: ¡Sé quién eres, Garabateador, estoy al tanto de lo que ocurre en el mundo!

... sin éxito.

Omi: Mira, sé que si quisierais atacarnos ya habríais reducido parte de este pueblo a escombros pero...

La anciana desvía la mirada hacia Tepes, quien le devuelve otra mirada más fulminante a ella, tomándose la acción de Omi como una provocación.

Omi: ... No puedo permitir que permanezcáis en St. Nicola pasada la puesta de sol.

Cosmo: No lo pillo.

Dan: Oiga, si es porque no se fía...

Omi: ¡Tsk...!

Maxwell: ¡Venga, mujer, que es navidad, el espíritu navideño es de todos, piratas incluidos!

Esa afirmación atraviesa a Omi como si fuera una bala, dejándola sin modo de replicar. Finalmente, tras pensarlo un rato, la mujer da media vuelta hacia su casa con un:

Omi: Bah, haced lo que queráis, pero no entréis en el pueblo por la noche, eso sí que deberíais poder cumplirlo.

A lo que Maxwell hace una reverencia como agradecimiento.

Durante el resto del día, los Freak consiguen vender prácticamente todos sus muñecos antes de volver al Freaky Soul como les mandó Omi. Esa noche, la tripulación tiene una cena especial por ser nochebuena, con Skorup sirviendo un enorme estofado de carne en la mesa del comedor.

Maxwell: ¡Bien, caballeros, ya llegado la hora... DEL AMIGO INVISIBLE!

Rápidamente, cada tripulante entrega un regalo al compañero que le fue asignado al mismo tiempo que reciben otro.

Maxwell: Un cuaderno nuevo, como me conoces, Laura.

Cosmo: Una bata blanca nueva, se nota que el presupuesto dado era bajo.

Laura: ¡Un kanshi den den mushi! ¿Quién ha sido?

Willy: Un libro de cuentos... bonitos dibujos.

Dan: ¡Aaah, "El Imperio del Sol", gran novela!

Amar: Un libro de botánica, gracias.

Rick: ¡Una llave inglesa extra-grande, le voy a dar uso!

Skorup: Cajas de balas de recambio, útil más que nada.

Ana: Un pack de diez diales de sonido, gracias.

Mika: ¡Una regadera nueva para mi mini-huerto!

Roco: ¡Dos pesas portátiles!

Paul: Un kit de química, qué cuco.

Tepes: ...

A diferencia de la ilusión que muestra cada uno con su regalo, Tepes no se ha molestado en abrir el suyo, mirándolo en la mesa sin hacer nada.

Ana: ¿No lo abres, Tepes?

Tepes: ...

Maxwell: ¿?

Cuando el Último Corte ve que se ha convertido en el centro de atención, rápidamente se levanta y coge su regalo, haciendo una pequeña reverencia a Ana.

Tepes: Gracias por el regalo.

Acto seguido se marcha a su camarote, dejando a todos extrañados por lo sucedido. Cuando entra en su habitación consistente en una cama y una mesita de noche rodeada por cuatro paredes, el cyborg se lleva una mano a la cabeza y respira hondo, echándole de nuevo un vistazo al paquete que tiene en su mano buena, pensando en desgarrar el papel que lo envuelve con su garra metálica.

Tepes: Bah...

Pero finalmente lo deja en la mesita de noche junto con su sombrero y se acuesta boca arriba en su cama, mirando al techo esperando a quedarse dormido.

Más entrada la noche, los piratas van entrando en sus camarotes uno por uno hasta que el Freaky Soul queda prácticamente a oscuras, igual que el pueblo, donde los niños duermen plácidamente mientras los padres se preparan para hacer lo mismo. Por otro lado, Omi mira por su ventana con un aire de preocupación, manteniéndose inmóvil ante la ventisca que tiene lugar al otro lado del cristal, una ventisca que no trae nada bueno.

Al mismo tiempo, Maxwell sale de su camarote con una botella de plástico vacía para llenarla de agua en la cocina y así tener algo que beber en caso de despertarse con sed. El sueño que siente ahora mismo debido a la comilona que se ha pegado para cenar hace que su kenbunshoku haki sea incapaz de advertirle la sombra que le está observando.

El Garabateador entra en la cocina, se acerca a la mesa de mármol y agarra la garrafa de agua que hay ahí, abriéndola y empezando a llenar su botellín, mientras que la sombra se acerca cada vez más a él por la espalda, a él, que ha manipulado el espíritu navideño para su propio beneficio económico. No es hasta que lo tiene echándole su aliento helado a la nuca que Maxwell se percata de su presencia.

Maxwell: Uuuufufufuf... Laura, qué pillina ere... ¿Eh, quién...?

Finalmente, en su casa, Omi baja la cabeza diciendo con resignación:

Omi: El espíritu navideño debe mantenerse puro...

Maxwell: ¡¡¡UAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAGH!!!

Capítulo 3: Siguiendo huellas

El grito de Maxwell despierta al resto de la tripulación, quienes salen de sus dormitorios hacia el comedor.

Dan: ¡¿Qué demonios pasa?!

Willy: ¡Era la voz del capi!

Laura: ¡Maxwell!

El grupo registra el comedor en busca del Garabateador, con Skorup y Mika entrando en la cocina para ver en el suelo el botellín de Maxwell derramando el agua que había vertido en su interior.

Skorup: ¿Qué es esto?

Cosmo: ¡Es el botellín de Maxwell, siempre tiene uno a mano por la noche por si despierta con sed!

Mika: ¡Pero no hay rastro del capi!

Laura: ¡Buscad por todo el barco, el capi no es de esos que chillan así como así, algo malo le tiene que haber pasado!

Todos: ¡SÍ!

Laura: ¡Y manteneos alerta!

Dicho esto, los piratas se dispersan tanto por el castillo como por el resto del barco buscando a Maxwell, con Roco y Amar inspeccionando los pisos superiores, Cosmo y Laura mirando en el dormitorio de Maxwell, Willy y Dan en la torre central del barco, Ana y Paul por cubierta, Tepes y Roco en la sala de máquinas e instalaciones de los dummies y Mika y Skorup permaneciendo en el área de comedor y cocina.

Skorup: ¿Qué puede haberse colado en el barco que fuera lo bastante amenazante como para asustar al capi hasta tal extremo?

Mika: No lo sé, pero con solo imaginarlo ya tiemblo ¡con lo bien que estaba en la cama calentita!

Por otro lado.

Rick: ¿Una rata?

Tepes: Meh...

Rick: Quizás una rata grande ¡tal vez estemos infestados!

Tepes: Si tú lo dices...

Rick y Tepes están bajando a la parte más profunda del barco cuando el carpintero se da cuenta de algo.

Rick: Deberíamos registrar los trasteros en desuso, aunque ahora que lo pienso tengo las llaves en mi habitación, ahora vuelvo.

Tepes: Tranquilo.

Rick se marcha dejando a Tepes solo ante el Punk Bully, amarrado en un pequeño embarcadero.

Tepes: No voy a ir a ninguna parte.

El cyborg se mantiene de pie en su sitio pensando en la desaparición de su capitán, llegando a tener la misma teoría que Skorup en el comedor.

Skorup: ¿Crees que este misterio tiene algo que ver con el pueblo?

Mika: ¿Eh?

Skorup: Esa señora mayor... no es que le caigamos muy bien.

Mika: ¿Crees que ha podido atacar al capi por sorpresa?

Skorup: No lo descarto como posibilidad.

Mika: Oh... pero es una señora mayor y no parece estar muy en forma, ya la viste ayudándose de un bastón para caminar, el capi debería haber podido al menos defenderse.

Skorup: Espera.

Mika: ¿?

Debido a que las luces del comedor en las paredes estaban encendidas de forma muy tenue, los piratas no habían podido percatarse en el estado del suelo dentro y alrededor de la cocina. Con una linterna, el Forastero ilumina parte del suelo para ver lo que parecen ser huellas, huellas de pezuñas.

Skorup: Parece que esto reduce sospechosos, el capi ha sido atacado por un animal.

Mika: ¿De qué son estas huellas?

Skorup: Por su forma, de cabra... una cabra grande.

Mika: ¡Pero...!

La tontatta toma la linterna de Skorup e ilumina el resto del comedor hasta la puerta.

Mika: ¡Por ahí no hay huellas!

Skorup: Eso nos deja con dos opciones: o ha huido por una ventana, o sigue en este edificio.

Mika queda pálida ante esa segunda posibilidad, cuando de repente oye algo.

Jack in the Box

Skorup apunta con sus revólveres al origen de ese sonido mientras Mika lo ilumina con su linterna, bastante inquieta por la música.

Oculta junto a la escalera que da al piso de los camarotes, una caja roja suena con una manivela girando lentamente hasta detenerse finalizada la melodía.

Skorup: ...

Mika: ¡!

Skorup: Una caja.

La enana intenta tocar la caja con su linterna por si hace algo, mientras Skorup la cubre con sus revólveres, teniendo claro ambos que ese objeto ni es suyo ni estaba ahí antes. Al mismo tiempo Rick está a punto de entrar en el castillo por la cubierta en busca de su manojo de llaves.

Skorup: Parece una de esas "cajas-sorpresa".

En efecto, nada más decir eso, la caja se abre dejando salir a una alargada figura de largos brazos, grandes ojos y una pequeña chistera en la cabeza, haciéndolo de forma tan repentina que tanto Mika como Skorup quedan boqueabiertos.

Rick: ¡Buenas, vengo a por mis llaveeeAY MI MADRE!

Justo después, otra figura corpulenta, encorvada, de grandes cuernos y brillantes ojos cae detrás de él, extendiendo sus enormes garras hacia él mientras sigue sorprendido por lo que acaba de ver en el comedor.

Rick: ¡¿QUÉ ES ESO...?!

Capítulo 4: Salieron del saco

El ruido de platos rompiéndose es oído por Cosmo y Laura en los dormitorios, sobresaltándose y deduciendo que Skorup y Mika han encontrado algo en el comedor.

Laura: ¡El comedor!

Cosmo: ¡Ve a buscar a Roco y Amar, yo voy a ver qué pasa!

Los dos piratas salen de la habitación para ir ella hacia las escaleras de subida y él a las de bajada, mientras la corpulenta figura del comedor saca algo de lo que parece ser un saco.

Cosmo: ¡Skorup, Mika! ¿habéis encontrado algo?

Starman acaba de bajar al comedor encontrándose con el misterioso ser, quien alza la vista hacia él sobresaltado.

Cosmo: ¡¡¡PERO QUÉ...!!!

Cosmo va a atacar al intruso con su poder algo se abalanza sobre su espalda y empieza a estrangularle.

Cosmo: ¡Gah... agggh...!

Para tratar de quitarse a su atacante de encima, Cosmo se tira de espaldas al suelo, aplastándole y aturdiéndole lo suficiente como para soltarle, aunque consigue recuperarse rápidamente y atacarle de nuevo cuando Cosmo se le quita de encima, embistiéndole y tirándole de nuevo al suelo para seguir ahogándole, esta vez sobre él.

Cosmo: ¡S-suelta, pedazo de...! ¡¿EH?!

Su atacante resulta ser una caja-sorpresa de brazos considerablemente largos con un rostro familiar: ojos grandes, dientes afilados, pequeña barba de chivo y una chistera morada con la cinta roja, recordándole mucho a Maxwell.

Cosmo: ¡¿Qué narices?!

Max in the Box: ¡JIAJAJAJAJAJAJAJAJA!

El juguete diabólico aprieta más sus manos sobre el cuello de Cosmo sin soltarle a pesar de los forcejeos de su víctima.

Cosmo: Agh... ¡Showakusei!

Finalmente, a la desesperada, Cosmo se quita al juguete de encima echándole encima un meteorito del tamaño de un guijarro, atravesando el techo y golpeándole en la cabeza a tal velocidad que lo manda contra la pared. Una vez liberado, Cosmo se arrastra a las escaleras lo más rápido que puede, viendo que la figura grande se ha esfumado.

Laura: ¡Cosmo!

Laura acaba de bajar al encuentro de su compañero con Roco y Amar.

Cosmo: ¡He visto a alguien, era enorme, con cuernos!

Amar: ¡Espera, espera, Cosmo, cálmate!

Cosmo: ¡Luego me ha atacado una caja sorpresa que por algún motivo se parecía un montón al capi!

Roco: ¿Una caja sorpresa? ¿De esas que tienen un muñeco dentro?

BANG

La conversación hubiese ido más allá si algo no hubiese disparado a los piratas con una escopeta, fallando el tiro debido al fuerte retroceso de esta para su tirador.

Roco: ¡¡!!

Amar: ¡A cubierto!

BANG

El espadachín logra proteger al resto del siguiente disparo con sus cimitarras, quedando horrorizado al ver al tirador encima de la mesa del comedor: se trata de un cascanueces rubio con sombrero vaquero, y mentón pronunciado, teniendo una apariencia similar a Skorup.

Eric Nutcracker: ¡YIPIKAYEEEEEEEI!

El cascanueces vuelve a disparar y a salir disparado hacia atrás por el retroceso de su arma, demasiado fuerte para sus delgados brazos, forzando a los cuatro piratas a retroceder hacia los dormitorios.

Roco: ¡¿Qué es eso?!

Amar: ¡Un cascanueces!

A medida que suben por las escaleras, algo empieza a lanzarles platos y cuchillos desde la cocina. Laura consigue ver quién lo está haciendo, viendo lo que parece ser una arlequín de jengibre lanzando los platos acompañado por un robot de hojatala que hace del encargado de lanzar los cuchillos. La Cineasta no puede evitar ver en ellos a sus compañeros Mika y Rick.

Ginger Dwarf: ¡Kyah!

Richard: Bzzt... zzzzzt

Roco: ¡¿Por qué huímos?! ¡vamos a por ellos!

Amar: ¡Cuando quiera recibir un balazo de un enemigo que no conozco te acompañaré encantado pero ahora tenemos que ocultarnos en algún sitio donde podamos estudiar la situación!

Toys

Los tres juguetes se disponen a perseguirles pero la caja sorpresa les llama.

Max in the Box: ¡EEEEEEEEEEEEEH!

Juguetes: ¡!

La caja sorpresa es ayudada a levantarse por sus compañeros, mirando después a las escaleras por las que los piratas se han ido. En ese momento, la gran figura con cuernos vuelve a aparecer, caminando hacia los juguetes para que estos le muestren hacia donde han ido los piratas. Con su aliento frío saliendo por su boca, la criatura y sus subordinados se preparan para ir tras ellos.

Capítulo 5: Ni una sola luz en el pueblo

Tepes: ... (¿Dónde se ha metido ese carpintero?)

Harto ya de esperar a Rick, Tepes decide asomarse a la cubierta por si todo va bien, pasando por los dormitorios de los dummies dándose cuenta de algo: los dummies no están.

Tepes: ¿?

Ninguno de los cincuenta pequeños seres que trabajan en el interior del barco da señales de vida, el lugar está completamente desierto, lo que inquieta al Último Corte.

Paul: ¡AAAAAAAH!

Tepes: ¡!

El grito de Paul sirve de aviso al cyborg para subir a la cubierta más deprisa, viendo que la cubierta ha sido convertida en un campo de batalla con Willy y Paul enfrentándose a la criatura con cuernos.

Willy: ¡Tepes, necesitamos tu ayuda!

Paul: ¡Esa cosa! ¡Se ha tragado a Ana y Dan!

Tepes: ¡¿?!

La criatura sostiene en sus manos un gran saco de tela mientras espera al siguiente movimiento del Heraldo del Infierno y el Coloso de Mar, hasta que el primero carga contra él imbuyendo en haki su bisento.

Paul: ¡Kushi!

Pero la criatura esquiva el ataque simplemente haciéndose a un lado, dejando a Paul pasar de largo antes de darle un pequeño puntapie en la espalda, revelando tener pezuñas en los pies. Ese golpe, aunque leve, consigue desequilibrar a Paul y dejarle desprotegido.

Paul: ¡UyuyuyuyUY QUE ME CAIGO!

Willy: ¡Paul, cuidado!

Tepes: ¡Tsk!

Aprovechando su desequilibrio, la criatura abre su saco y lo mueve hacia el pirata, ocurriendo algo inexplicable: a pesar de ser Paul más grande que el saco, este logra succionarlo hacia su interior instantáneamente sin aumentar un solo milímetro su tamaño. Tras ver eso, Tepes comprende lo que quería decir Paul con el hecho de que el monstruo se haya "tragado" a Ana y Dan.

Willy: ¡MALDITO, TE VOY A CORTAR EN RODAJAS!

Siguiendo la iniciativa del wotan, Tepes se dispone a salir completamente de la trampilla que conecta con el interior del barco cuando de repente muchas manos le arrastran hacia dentro y empiezan a golpearle: se trata de los dummies, salvo que estos son algo diferentes, teniendo pedazos de tela cosidos en el cuerpo y la piel mucho más blanda, como si fueran versiones de peluche.

Tepes: ¡Pero qué...!

Willy: ¡Kaijugiri!

Willy mueve su zanbato contra la criatura con la intención de partirla por la mitad, pero tan rápido como esta reacciona, la espada sale volando hacia arriba para luego clavarse en el suelo mientras el saco vuelve a cerrarse, habiéndose cobrado otra víctima.

Acto seguido, una explosión tiene lugar en una de las ventanas del castillo, saltando por ella Laura, Cosmo, Roco y Amar, huyendo de los juguetes diabólicos que a pesar de haber recibido de lleno el kasabomu de Laura siguen en perfectas condiciones.

Laura: ¡Woaaaaaaah!

Cosmo: ¡¿Eeeeeeeeeeh?!

Roco: ¡¿Es que no se mueren con nah estos p***s juguetes?!

Juguetes: ¡JAJAJAJAJAJA!

Amar: ¡Cuidado!

El médico ha sido el primero en percatarse de que la criatura está corriendo hacia ellos, saltando hacia donde se dirigen con su saco abierto.

Cosmo: ¡SOCORRO!

Tepes: ¡Press!

Los dummies de peluche que atacaban a Tepes salen disparados tras ser empujados por una plancha invisible, dejándole salir por fin a la cubierta. Pero ya es tarde, pues el enemigo ya ha capturado al grupo de Laura. Con ellos ahora en el saco, la criatura pone su atención en Tepes, ya que es el único que queda de la tripulación sin haber sido capturado aun.

Criatura: ...

Tepes: ¡!

En una fracción de segundo, el misterioso ser pasa a estar delante de Tepes con su saco abierto, tratando de meterle dentro. Sin embargo, una pared invisible se lo impide, desconcertándole y dándole tiempo a Tepes de huir hacia el borde del barco.

Criatura: ¡ROOOOOR!

Con un fuerte rugido, la criatura envía a sus juguetes a perseguir al cyborg y capturarlo antes de que abandone el barco. Max in the Box toma la delantera y está a punto de agarrar a Tepes por una pierna, pero él salta al muelle antes de que lo consiga, corriendo a escabullirse en un callejón. La caja sorpresa va tras él, pero acaba desistiendo al ver que el callejón tiene varias salidas diferentes.

Max in the Box: Ñeh...

A pesar de no haber podido capturar a todos los Freak, la criatura trepa por el palo mayor hasta alcanzar la bandera ondeante y, reclamando su victoria, la retira con sus garras y la lanza a que se la lleve el viento.

Criatura: ¡RUOOOOOOOR!

Tepes oye el rugido de la criatura mientras avanza más y más hacia el interior del pueblo, sabiendo que si el resto de la tripulación no ha podido hacerle ni un rasguño, él tampoco podrá acabar con ella y recuperar el barco tan fácilmente. Lo mejor que puede hacer ahora es pensar acerca de lo que ha visto: una criatura aparentemente imbatible en combate con un saco mágico capaz de tragarse lo que sea y acompañada por un ejército de juguetes.

Tepes: Hmm...

¿Pero por qué les ha atacado precisamente a ellos? ¿qué han hecho que haya podido enfurecerle? Es en ese momento cuando le viene a la cabeza el peculiar suceso del mediodía, lo que le da una pista de dónde puede conseguir la información que necesita.

Omi ha vivido sola desde que sus hijos se marcharon a vivir en el extranjero. Siempre ha tenido la manía de esperar a que todas las luces del pueblo se apagaran antes de irse a dormir, como si quisiera estar segura de que todos dormían plácidamente esa noche antes de poder hacerlo ella. Sin embargo, a pesar de que hoy también se ha cumplido esa condición, finalmente ha ocurrido algo que la mantendrá en vela.

La presencia de Tepes en su dormitorio sobresalta a la anciana después de que el frío que pasa por la ventana abierta la despertara, encendiendo la lámpara de su mesita de noche para verle mejor.

Omi: ¡E-eres tú...!

Tepes: Buenas noches, señora.

Omi, la persona que quiso echar a los Freak del pueblo antes de caer la noche aparentemente por culpa de Tepes, es quien tiene las respuestas que busca.

Tepes: Vamos a hablar.

Capítulo 6: La sombra de St. Nicola

Omi y Tepes se mueven a la sala de estar, donde la anciana se sienta en un sillón cubierta con una manta mientras Tepes permanece de pie frente a ella.

Tepes: Ahora que está cómoda ¿qué tal si me cuenta acerca de su amiguito con cuernos, ese que ha metido a todos mis aliados en el mismo saco y sacado de él después a un ejército de monstruos?

Omi: ...

Tepes: Sabía que iba a pasar esto ¿verdad? por eso quiso echarnos de la isla. ¿Acaso os ha atacado a vosotros también antes, es por eso que usted es la única persona mayor de este pueblo?

Omi: Yo... lo siento mucho.

Tepes: Se atrevió a dejarnos pasar aquí la noche sabiendo que esa bestia vendría a cazarnos.

Omi: Si os hubiera negado la hospitalidad del pueblo la noche de navidad, él también hubiese ido a por los ciudadanos.

Tepes: ¿?

Viendo que el pirata no termina de comprenderlo, la anciana de St. Nicola empieza a contarle la historia desde el principio.


Todo empezó la noche de navidad de hace treinta años, St. Nicola había respetado durante siglos las tradiciones navideñas, pero la generación adulta actual empezó a desinteresarse por dichas costumbres antiguas, degradándolas a simples juegos para mantener contentos a los niños, quienes mantenían aún su fe gracias a las enseñanzas vacías de sus padres. Yo era la única que aún creía realmente en la navidad, celebrándola de todo corazón con mis hijos... pero que yo fuera la única no sería suficiente.

Los años nos habían hecho olvidar lo que significaba dejar atrás el espíritu navideño: esa noche, nuestro pueblo fue visitado por una criatura oscura... de corazón helado... "la sombra de St. Nicola". Su nombre era "Krampus".

Desperté con los primeros gritos, y mientras que mis hijos dormían plácidamente bajo el embrujo de Krampus, yo vi a través de mi ventana como mis amigos eran secuestrados uno por uno sin poder hacer nada, casa por casa, temiendo en todo momento ser la siguiente. Finalmente, Krampus y sus juguetes visitaron mi casa... pero no se me llevaron. En su lugar, hicieron desaparecer a toda una generación del pueblo, como recordatorio de lo que ocurre cuando el espíritu navideño se pierde...


Tepes: Entonces... ese Krampus nos ha acusado de carecer de espíritu navideño.

Omi: ¿Acaso está equivocado?

Tepes: ...

Omi: Fuiste tú quien me hizo ver que corríais peligro, Krampus es capaz de haber secuestrado a todos tus amigos como escarmiento para ti.

Tepes: Tsk... Decidme cómo esperáis que un niño tenga espíritu navideño cuando ha pasado todas sus navidades a la intemperie, muriendo de frío mientras la familia más cercana a él corta un enorme trozo de pavo, a sólo una pared de distancia.

Omi: De verdad que lo siento por ti, joven... pero Krampus no tiene en cuenta esos motivos a la hora de juzgar.

Tepes: Cómo mato a esa cosa.

A lo que Omi niega con la cabeza.

Omi: No se puede matar a Krampus, es un espíritu inmortal e invulnerable.

Tepes: ¡Pero tiene que tener alguna debilidad!

Omi: Su única restricción es que sólo se manifiesta hasta la salida de sol del día de navidad, tal vez si consigues ocultarte de él hasta entonces puedas abandonar la isla vivo.

Tepes: Ni hablar. Mis compañeros, Krampus se los ha llevado.

El cyborg se dispone a salir de la casa, pero Omi no necesita muchas pistas para saber lo que va a hacer y le agarra una mano.

Omi: ¡Es tarde para ellos, una vez que Krampus vuelva a su reino sus almas desaparecerán!

Ese comentario sólo logra enfurecer más al Último Corte, soltándose de la anciana y abriendo la puerta.

Tepes: Dígale eso a alguien a quien le importe.

Y la puerta se cierra.

Fuera de la casa, Tepes vuelve a escabullirse en los callejones hasta encontrar un pequeño rincón en el que sentarse, quedándose inmóvil en mitad del frío, el cual ha sido su elemento durante toda su vida en estas fechas.

Tras mantenerse así durante horas, esperando a algo, finalmente llega el momento de levantarse y andar, caminando paso a paso hasta el puerto, viendo el Freaky Soul sin su bandera. A su vez, Tepes es localizado por Richard, quien avisa al Krampus. La criatura, tras verificar que Tepes ha vuelto, salta fuera del barco hasta colocarse cara a cara frente a él, mostrando su aspecto claramente por primera vez esa noche: hombros anchos, garras metálicas y cuerpo cubierto por un abrigo rojo y blanco. Su cabeza lleva un gorro navideño por el que sobresalen dos largos cuernos y una larga bufanda que tapa su rostro, dejando al descubierto solo sus ojos redondos y brillantes. En su espalda lleva su saco cerrado, sujetado con dos cuerdas.

Tepes: Eh, saco de mierda.

Krampus suelta una nube de aire frío mientras Tepes desenvaina su espada.

Tepes: He sido un niño malo este año.

Capítulo 7: El Último Corte vs la sombra de St. Nicola

Krampus arremete contra Tepes para agarrarle con sus manos pero eso sólo le sirve para darse de morros con el muro invisible creado mediante el poder del cyborg.

Krampus: ¡Ugh!

Tepes: ¡Press!

Acto seguido, Krampus es aplastado por dos paredes que le embisten por los lados.

Tepes: ¡Phalanx!

Y para rematar, Tepes hace aparecer desde el suelo varias lanzas que se clavan en el cuerpo de la bestia, la cual abre los ojos como platos por el dolor para luego cerrarlos poco a poco hasta quedar inmóvil en el suelo, sorprendiendo al asesino, pues no ha sido tan difícil al final acabar con él.

Tepes: Hmpf...

Tepes retira las paredes que aplastaban a Krampus y se dispone a terminar el trabajo, acercándose a él con su espada roja en la mano.

Krampus: Ju...

Tepes: ¡!

Krampus: Jujujujuju...

Tras verificar que Tepes había caído en la farsa, Krampus abre sus ojos vacíos hacia él con una risa en crescendo.

Krampus: Jujujojojo ¡JAJAJAJAJAJA!

Tepes: Tsk... (al final sí que eres un bastardo invulnerable)

Krampus: ¡JA!

Krampus da un pisotón en el suelo que levanta el suelo sobre el que estaba Tepes, haciéndole salir volando para caer al suelo más atrás, para el disfrute de Krampus y sus secuaces.

Juguetes: ¡Juajuajuajua! ¡Jijijijijiji!

Tepes se levanta del suelo enfurecido ante el hecho de que Krampus esté jugando con él, pero tras ver el horizonte detrás de la bestia le hace centrarse de nuevo y apuntar a su adversario de nuevo con su espada.

Krampus: ¿?

Tepes: ¡Mousetrap!

Esta vez, Tepes genera varios muros alrededor de Krampus que se cierran hasta formar una caja con él dentro. Habiendo experimentado ya con los muros invisibles de Tepes, el monstruo no se siente muy amenazado, simplemente tumbando la pared que tiene delante de un golpe mientras que con la otra mano se prepara para agarrar su saco y terminar de una vez con su misión.

Tepes: ¡Avante Hari!

El Último Corte consigue pasar junto a Krampus con su estocada, la cual deja a la sombra de St. Nicola indiferente, pues ahora ni siquiera ha notado el ataque, girándose hacia él con una mirada incrédula.

Krampus: ... Hmpf.

Sin embargo, tras haber realizado ese movimiento se pone firme y guarda su espada, lo que sorprende a su enemigo todavía más.

Krampus: ¡Jojojojojojo!

Considerándolo una rendición, la criatura termina de quitarse el saco de su espalda, lo que termina siendo su error. El último corte de Tepes no iba contra Krampus, sino contra el saco, habiendo dejado un pequeño agujero que no hace más que crecer con el movimiento brusco que su dueño realiza para quitárselo de su espalda.

RRRRRRRACCCCC

Krampus: ¡¿?!

Cuando Krampus se da cuenta de su error ya es tarde, con su saco casi partido por la mitad, una luz empieza a salir por el agujero y aunque intenta cerrarlo con sus manos, el agujero termina escupiendo a los doce miembros de los Freak capturados junto a todos los dummies, los cuales salen disparados hacia el Freaky Soul.

Maxwell: ¡¿EEEEEEEEEEEEEEEH?!

Max in the Box: Oh ouh...

El Garabateador cae justo encima de Max in the Box mientras sus compañeros empiezan a caer sobre los demás juguetes diabólicos como si fueran una lluvia de bombas, haciendo cundir el pánico entre ellos mientras Krampus observa horrorizado.

Krampus: ¡!

Tepes: Feliz navidad...

Krampus: ¡¡¡!!!

Mirar el Freaky Soul hace ver al Krampus otra cosa más importante: el sol está saliendo.

Tepes: ...payaso.

Krampus: ¡Agh!

Asustada, la bestia echa a correr en dirección al pueblo huyendo del alcance de la luz del sol, pero finalmente sus rayos consiguen alcanzarle, haciéndola desaparecer hasta el año siguiente dejando solo el eco de su rugido.

Krampus: ¡¡ROAAAAAAAAAAAAAR!!

Por otro lado, los juguetes diabólicos sufren de quemaduras por el sol hasta que finalmente desaparecen también entre nubes de humo, quedando al final los Freak tendidos en la cubierta del barco, mientras Tepes observa satisfecho por el buen resultado de su plan. Si se supone que las almas de las víctimas de Krampus solo desaparecen tras la mañana de navidad, antes de eso debía haber una posibilidad de salvarles rompiendo el saco, pero debía ser en el momento justo para que Krampus no tuviese tiempo de hacer nada al respecto.

Tepes: Hmmm... al final los juguetes y la tripulación eran personas distintas... menos mal.

Capítulo 8: Feliz navidad

A la mañana siguiente.

Maxwell: A ver si lo he entendido... un demonio navideño se coló en el barco.

Tepes: Hmm.

Maxwell: Nos secuestra uno por uno por usar la navidad como excusa para vender la colección "Siete Magníficos"...

Tepes: ...

Maxwell: Dejando versiones de nosotros en plan juguetes diabólicos para asustar.

Tepes: Sí.

Maxwell: ¿Pero que al final tú conseguiste repeler y devolver a los infiernos?

Tepes: Sí. Ese es el informe de lo ocurrido anoche.

Maxwell: ...

Tepes: ...

Piratas Freak: ¿?

Maxwell: No sé si acojonarme por haber estado a punto de perder mi alma o si sentirme reconfortado ante el hecho de que al final salvaras el día, Tepes... Casi que mejor largarnos de esta condenada isla y volver a Grand Battle Land ¿no?

Piratas Freak: ¡POR SUPUESTO!

Tan pronto como les es posible, los Freak levan anclas y abandonan St. Nicola mientras sus habitantes celebran la mañana de navidad, ignorando por completo lo ocurrido la noche anterior. No obstante, un ciudadano sí lo sabe; Omi observa el barco pirata alejándose, aliviada sin saber muy bien por qué ante la supervivencia de los piratas que tan poco conoce a manos de Krampus.

Ya en mar abierto, los piratas intentan pasar página y se preparan para la comida de navidad, con Skorup en la cocina mientras varios dummies ponen la mesa. A su vez, Maxwell y Rick trabajan en el diseño de un sistema de alarma para alertar de cualquier intruso dentro del barco.

En su habitación, Tepes ha vuelto a agarrar su regalo todavía envuelto, pensando en lo que su propia falta de interés en la navidad ha conllevado para la banda. Finalmente, más que nada para saciar su curiosidad, Tepes abre el regalo.

Al rato...

Skorup: ¡¡El rancho está listo!!

Todos: ¡¡ROAAAAAAAAAAAAAAAAR!!

Los piratas entran en estampida en el comedor sentándose en sus asientos esperando a que Skorup sirva el primer plato. El jaleo es bastante destacable, pues todos quieren olvidar lo ocurrido con Krampus comiendo, hasta que el ruido cesa con el sonido de una cámara fotográfica.

Todos: ¿?

La foto tomada sale por el dispensador en la parte inferior de la cámara en manos de Tepes, quien mira la fotografía para luego guardársela en un bolsillo.

Maxwell: ¿A qué ha venido eso?

Tepes simplemente se encoge de hombros.

Laura: Anda, mi cámara con dispensador.

Tepes: La he tomado prestada.

Laura: Bueno... vale, déjala en su sitio cuando termines.

Tepes: Sí, err... he olvidado lavarme las manos, ahora vuelvo.

Los Freak quedan bastante sorprendidos ante la acción de Tepes, todos salvo Ana, quien se hace una idea de lo que ocurre y sonríe mientras el cyborg vuelve a su habitación, sacando su foto del bolsillo. En ella salen todos sus compañeros en la mesa, a punto de zampar la comida de navidad.

Tepes: Hmpf.

Dándose a sí mismo el visto bueno, Tepes guarda la foto en la primera página de su nuevo álbum de fotos y vuelve a la mesa.

Go to new adventure
Krampus ending

¡¡"FELIZ NAVIDAD"!!

Portal de navegación

[v · e · ?]
Arcos y Sagas de los Piratas Freak
Saga de la Nueva Generación
Liantes
Isla Astro  •  El Coloso de Mar  •  El Tanque  •  El Fantasma del Desierto
Base G-2
El Gólem de Jaya  •  La Luna  •  G-2
Pirata maldito
Isla Rambo  •  Academia Huxley  •  Isla Templo
Nuevos reinos
Florian Triangle  •  Strong World  •  Huida de Merveille
Red Line
La Diva de las Nubes  •  El Submundo del Mar
Saga de los Ojos del Diablo
Grand Battle Land
La Arlequín  •  El Gigaimpacto  •  El Heraldo del Infierno  •  El Pulgar Invertido  •  Frenzy
Ascensión y caída
Ascensión  •  La logia más buscada  •  Caída
Kinokami
El Gigante Bicéfalo  •  Reino Death Game  •  Secret
Devorador de Mundos
Mar del Adiós  •  Z  •  La araña y el perro
Alianza del Gran Ojo
Archipiélago Shinjin  •  Reino de Lazuli
Fantasia
País de Países  •  Mar sin Sol  •  Twin Olympus  •  Metropia  •  Fantasia
Gran Guerra de Jade
Arc Zero  •  Isla Gloomy  •  Missile Bullseye  •  Gigantomachia
Piratas Freak Sequel: Rainbow Wars
Saga del Funny Empire
Arco de Isla Hitokuchi  •  Arco del Reino de Canvas
Spin-offs
Spin-offs
Fear the K  •  Marine Tank  •  Roco Crash vs Willy  •  Scribble Machine-Gun Shop
Otros
Mini historias
Minihistorias/Piratas Freak
No canon
Crossovers
Saga del Próximo Imperio  •  OPF Super Grand Tournament XD
[v · e · ?]
Piratas Freak
Almirante
Maxwell Scribble
Maestros de juego
Laura Moovi  •  Cosmo  •  Dan  •  Kabo Chang  •  Unagi
Pesos pesados
Willy  •  Amar  •  Rick  •  Eric Skorup  •  Ana  •  Mika  •  Roco Crash  •  Paul  •  Saigo Tepes
Jefes de mazmorra
Ozzy Rich  •  Cervantes Monarch  •  Aaron  •  Bonnet  •  Ching Shi  •  Bulldozer  •  Berta  •  Komodo  •  Gerlofs  •  Darius  •  Speed Jaws  •  Theodore  •  Karpov  •  Sadic Farrell  •  Jimmy Ahead V. Hair  •  Eight Hundred  •  Royal Low
Otros miembros
Capataz  •  Coronel  •  Dummies
Bandas subordinadas
Piratas Free Lifestyle  •  Piratas del Gigante Bicéfalo
Aliados
Lumiere  •  Heavyhebi
Embarcación(es)
Freaky Soul  •  Smiley Gunner  •  Punk Bully
Habilidades
Basadas en frutas del diablo
Fruta Duro Duro  •  Fruta Eiga Eiga  •  Fruta Uchu Uchu  •  Fruta Tanku Tanku  •  Fruta Hito Hito: modelo gólem  •  Fruta Kumo Kumo: modelo escorpión rojo  •  Fruta Kura Kura  •  Fruta Boru Boru  •  Fruta Pauda Pauda  •  Fruta Mimu Mimu  •  Fruta Chesu Chesu  •  Fruta Muka Muka  •  Fruta Usa Usa: modelo liebre
Basadas en estilos de lucha
Kasa Kenpo  •  Rokushiki  •  Karate Gyojin  •  Jujutsu Gyojin  •  Esgrimagia  •  Combate Tontatta  •  Alma Titánica  •  Jao Kun Do  •  Hasshoken  •  Kusuri Kenpo  •  Hangekiryu  •  Chigairyu  •  Haki  •  Nijutoryu
Basadas en armas
Inkuhato  •  Schahriar y Sherezade
Artículos Relacionados
Historias
Historia de los Piratas Freak  •  Inazuma Mix Match  •  Batalla de Missile Bullseye  •  OPF Super Grand Tournament XD  •  Saga del Próximo Imperio
Afiliaciones
Alianza de los Siete Magníficos  •  Alianza del Gran Ojo
Localizaciones
Isla Astro  •  Isla Vega  •  Isla Rambo  •  Isla Gako  •  Isla Templo  •  Grand Battle Land  •  Clue  •  Secret  •  Archipiélago Shinjin  •  Reino de Lazuli  •  Isla Milk  •  Twin Olympus  •  Metropia  •  Fantasia  •  Isla Gloomy  •  Missile Bullseye  •  Isla Hitokuchi  •  Reino de Hoshimori
Otros
Inframundo
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.