FANDOM


Maxwell wtf
¡ATENCIÓN!
Recomendado haber leído sobretodo el arco de Fantasia para comprender la que se arma en este relato.
Los sucesos referentes a los personajes invitados pueden ser considerados no canónicos para sus respectivas historias.
Maxwell wtf
Piratas Freak: Rainbow
Piratas Freak Rainbow portada
Información
Anterior Piratas Freak x Piratas del Ave Azul: CLASH
Posterior N/D
Creador Lgarabato

Piratas Freak: Rainbow es el quinto y último arco de Piratas Freak Sequel: Rainbow Wars.

Antecedentes

Tras su encontronazo con Todos somos Esclavos, los Piratas Freak se retiran a Stegosaurus para esconderse de la Marine. Aunque su batalla con Jean Black y sus compañeros acabó sin un ganador, el Gremio de Peligros Públicos ha sido completamente desarticulado.

Capítulo 1: Buscando el material perdido

Dainaiwa-kibaku
Ilustracion de Obra

Obra: ¿Vosotros creéis en la teoría del Multiverso?

Mika: ¿El qué?

Paul: Habla de la existencia de realidades alternativas, universos paralelos, algo así.


Obra: Dicho enfrentamiento estuvo bastante reñido, aunque poco a poco, la Marine finalmente se impuso y acabó con la vida de Barbablanca y Puño de Fuego, dando lugar a la Nueva Era de la piratería, obligando a la Marine a reorganizarse a pesar de su victoria... Pero... ¿y si la cosa no hubiese ido como acabo de narrarlo, y si la guerra hubiese ido de forma distinta, ni que fuera por un poco? Vosotros quizá habéis pasado un infiero en vuestra "Nueva Era de la Piratería", pero la era que yo he vivido era una mucho más oscura.


La Era Oscura de la Piratería

Obra: ¡Durante los años siguientes, los otros tres emperadores del Nuevo Mundo fueron cayendo uno por uno víctimas de ataques a gran escala que acababan desembocando en guerras en las que islas enteras eran convertidas en páramos!


Obra: ¡Maxwell Scribble, yo soy el "Garabateador" que vivió esa alternativa, yo soy TÚ!

Maxwell: ¡¿EEEEEEEEEEEEH?!


En la otra punta del Ape's Concert, Sykes está tendido en la cubierta de un naufragio sosteniendo una de las bombas que utiliza para destruir el Ape's Concert, haciéndola detonar mientras esboza una ligera sonrisa, para luego desmayarse de nuevo. Y justo cuando los trece piratas vuelven a la parte de Fantasia fuera de la niebla, la bomba explota con tal violencia que transmite parte de ella a la mitad dentro del Ape's Concert


???: Oh, Sykes, qué cerca estuviste ese día de cumplir tu propósito.

En algún lugar del océano, un gran buque de guerra es presa de las llamas mientras una densa y coloreada niebla lo rodea. La bandera del barco indica que pertenece al Ejército Revolucionario, aunque está a punto de desaparecer por el fuego. A bordo, todos sus tripulantes están en el suelo fuera de combate salvo uno, a quien un grupo de individuos está dando una paliza.

Obra: ¡Agh!

El antiguo capitán de los Piratas de Obra, ahora integrante de los revolucionarios en otro mundo, es tumbado en el suelo por un hombre corpulento.

Individuo 1: ¡Pensabas que escondiéndote en otro mundo estarías a salvo!

Obra: ¡Impression!

Usando una de sus tarjetas de papel, Obra hace aparecer un Zani para que le proteja, pero nada más salir es agarrado por la cabeza por otro de los asaltantes y estampado contra el suelo con tanta fuerza que es destruido, convirtiéndose de nuevo en papel.

Individuo 2: ¡Pero solo era cuestión de tiempo que te encontráramos!

Obra intenta levantarse del suelo cuando su kenbunshoku haki le advierte de que no le dejarán, por lo que acaba sacando una de sus tarjetas por la manga de su chaleco.

Obra: ¡Scribble Avatar!

El estallido de la transformación hace retroceder a los asaltantes, viéndole convertirse en un coloso de un solo ojo armado con una espada mientras vuela sobre un barco flotante.

Obra: ¡Me hago una idea del sitio del que habéis salido, pero os fueran como os fueran las cosas antes, AHORA LUCHÁIS CONTRA UN EMPERADOR DEL MAR!

Individuo 3: ¡Es enooorme!

Otro de los atacantes empieza a disparar rayos láser contra Obra, provocando varias explosiones por su torso que no parecen hacerle gran cosa.

Individuo 4: ...

Individuo 5: ¡¿Tu fortaleza no se basaba en tus números, Rompeguerras?!

Obra: ¡OME...!

Individuo: 6: ¡Qué sorpresa, otro que se transforma, estamos perdidos~!

Uno de los asaltantes corre hacia Obra para luego alzar el vuelo hacia él, todo mientras el coloso está a punto de dispararles un rayo de energía desde su ojo.

Individuo 6: Obviamente lo digo en broma.

Obra: ¡...OBLIVION!

Pero justo cuando Obra dispara el rayo, el atacante se envuelve en un resplandor morado que acaba causando una fuerte explosión sobre el ya bastante dañado barco.

???: Tanto tiempo perdido, ese mocoso perdió mi material, tuve que ir a buscarlo personalmente... Aunque por el camino he recibido ayuda inesperada.

Obra, de nuevo en su forma humana, cae a la cubierta del barco lleno de heridas, haciendo un esfuerzo para levantarse mientras sus atacantes se acercan a él mirándole con ojos incrédulos.

Individuo 5: Pues vaya un emperador.

Individuo 1: Creo recordar que en su mundo de origen apenas quedaban ya piratas. El listón estaría muy bajo.

Individuo 6: Puede que tuvieras el control de tu propia parcela en el Nuevo Mundo, chato, pero nosotros llegamos a controlarlo todo.

Obra: ¡...!

Individuo 6: Sin embargo, sabemos que tú tramaste un plan que casi te permite lograrlo a ti también, y queremos su diseño para nosotros.

Obra: ¿De... De qué estáis hablando?

Individuo 6: Tu fármaco. Para potenciar frutas del diablo, queremos el diseño que usabas para fabricarla.

Obra: ¡N-ni hablar! ¡Los ojos del diablo se hundieron con Fantasia!

Individuo 6: En ese caso te hundirás con ellos, y luego destruiremos lo que queda del mundo que querías volver un lugar mejor.

Individuo 2: La velocidad con la que pasemos al segundo paso dependerá de tu colaboración.

Obra: ¡¿...?!

Individuo 6: Oh, sí, estás entre muerte rápida o lenta dependiendo de cuanto colabores. ¡Pero vas a morir igual!

Obra derrotado por seis enemigos

Individuos: ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!

Obra se siente acorralado, mirando a su alrededor buscando una salida, la que sea, cuando finalmente se percata de la niebla que rodea todo el barco. Luego, al comprobar que le queda una única carta en la manga, decide aferrarse a esa posibilidad y saltar por la borda, convirtiendo esa carta en un par de alas para volar hacia la niebla.

Individuo 3: ¡¡Se escapa!!

Individuo 6: ¡Ah, no, ni hablar!

Obra vuela como una flecha en dirección a la niebla Arco Iris, dejando atrás el barco y a sus seis asaltantes.

Obra: (¡T-tengo que salir de aquí, debo buscar un lugar seguro! ¡Y si por casualidad les encuentro a ellos... debo advertirles! ¡Esto... esto es demasiado!)

Capítulo 2: Ya van cinco

Varios días después, los periódicos repartidos por los News Coo con el siguiente titular.

LA MISTERIOSA NIEBLA ARCO IRIS, AVISTADA TAMBIÉN EN LAS CERCANÍAS DE NEW MARINEFORD


Al parecer, la niebla arco iris ya es noticia desde hace tiempo, teniendo a todo el mundo cada vez más preocupado por los incidentes que ha provocado.

Hombre: ¿Y ahora cerca de los marines?

Mujer: Dicen que los barcos que se adentran en esa niebla desaparecen...

Anciano: ¡Yo lo vi, un barco mercante quiso pasar a través de ella y zas, se esfumó sin dejar rastro!


Cuartel general de la Marine, New Marineford.

La niebla puede verse perfectamente desde los puestos de vigilancia de la fortaleza, teniendo a los marines preocupados y comentando el tema entre ellos mientras leen el artículo del periódico.

Oficial: Ya van cinco apariciones en solo una semana, esto no es normal...

Oficial: Hmm...

Sakazuki: ¡Esto no me gusta, no quiero tener que estar pendiente de una especie de abismo sin fondo a nuestras puertas, esto tiene que acabar!


Sede del Diario de Economía Mundial. Ubicación desconocida.

Morgans: ¡Esta es la quinta manifestación de niebla arco iris en la última semana! ¡Quién iba a imaginar que ese cuento de hadas sería verdad! ¡Dependiendo de lo preciso que sea, esa niebla es el camino a grandes riquezas, podemos sacar grandes noticias sobre esto!

  • [Presidente del Diario de Economía Mundial, Big News Morgans.]

Morgans: ¿Cuál será la razón de que estén donde están? ¡El primero fue en el Archipiélago de Eiyuu! ¡Que alguien llame a nuestro contacto allí, quiero su informe!


Archipiélago de Eiyuu, isla de Seigi.

Attach: ¡No hay signos de actividad procedentes de la niebla, pero la gente sigue inquieta!

Cuartel general de Todos somos Esclavos, Isla de Kettei.

Jean: Otro más, esta vez al lado de la Marine.

Angélique: Seigi sigue llena de periodistas. A este paso estaremos encerrados hasta el fin de los tiempos.

Jean: Mejor eso a que nos descubra la prensa. Podemos defendernos si lo hace el gobierno, pero como un solo reportero descubra que estamos aquí estamos apañados.


Venjen: ¿"Niebla Arco Iris"? ¡Vaya nombre más hippie!

Redsu: Al parecer se llama así porque es literalmente de colores.


En el camarote de su barco, Goldensun Jack frunce el ceño mientras lee el periódico.


Meredy: Me pregunto qué habrá más allá de esa niebla.

Elliott: Eres libre de ir a comprobarlo, si no te importa quedarte atrapada ahí dentro claro está.


Stegosaurus.

Ding Dong~

Maxwell: Atención estimados jefes de mazmorra, aunque según el libro la niebla arco iris lleve a la ciudad de oro, os garantizo que allí dentro solo hay un cementerio de barcos del cual es imposible salir si no se es espabilado. Solicito especial cautela en caso de encontraros con ella, y no entrar, lo digo por experiencia. Gracias por vuestra atención.

Ding Dong~

Capítulo 3: De misterio a amenaza

Maxwell guarda el micrófono y se sienta en su sillón, dentro de su base de Stegosaurus. El Almirante Garabateador se siente inquieto por el asunto de la niebla arco iris, él y todos sus compañeros.

Maxwell: Cada vez hay más niebla de esa...

Laura: Ya...

Rick: Bueno, tampoco es que podamos hacer nada ¿no? Lo mejor que podemos hacer es aprovechar que sabemos acerca del Ape's Concert para no acercarnos ni un pelo allí.

Dan: Aun así no me gusta, la última vez esa niebla nos trajo una versión malvada del capi de un universo paralelo. Nos metimos en un buen lío por su culpa.

Laura: Bueno, Obra no era exactamente "malvado", el malo de esa historia era ese diablillo que iba con él.

Roco: Pero se supone que hizo volar el Ape's Concert por los aires y destruyó la niebla ¿no?

Amar: Sin duda cerró la entrada de Fantasia, pero ya ha pasado mucho tiempo desde aquello y se están abriendo más puertas a ese sitio, y de forma demasiado frecuente para ser normal. Los Piratas de Obra tuvieron que aprender a generar esa niebla artificialmente para llegar al Ape's Concert.

Dan: Y desde allí invadir su mundo de origen...

Mientras tanto, en New Marineford, Heavyhebi mira la niebla arco iris con unos prismáticos desde uno de los puestos de vigilancia.

Heavyhebi: Tsk...

  • [Contraalmirante de la Marine Heavyhebi el Machacador de Jolly Roger.]

Heavyhebi: (¡El Garabateador me contó algo el año pasado sobre esa niebla, dijo que traía invasores de otros mundos, tengo que alertar de esto...! ¡Pero si lo hago me preguntarán por mi fuente, qué mal!)

Purupurupurupur- gacha

Heavyhebi: ¡Aquí comodor- CONTRAALMIRANTE Heavyhebi, perdón!

Oficial: Ha sido convocado para una reunión especial en la sala 1, contraalmirante.

Heavyhebi: ¿Reunión especial? ¿Reunión especial de qué?

Oficial: Es sobre la niebla misteriosa, la ha convocado el almirante de la flota en persona. Sala 1 en diez minutos.

Gacha

Heavyhebi: (El mandamás Akainu, esto no tiene buena pinta...)

A su vez, en su despacho...

Sakazuki: ¡Ya hemos dejado pasar demasiado tiempo, este misterio debe ser resuelto antes de convertirse en una amenaza! ¡Usted es una especie de prodigio entre sus compañeros, use esa cabeza suya para averiguar de qué se trata! ¡Ya he convocado un equipo que le ayudará!

Frente a él, un hombre inclina la cabeza para saludar a su superior con su gorra negra.

Oficial: Sí, señor.

De vuelta a Stegosaurus.

Skorup: ¿Crees que alguien está abriendo una entrada hacia aquí? Hacia nuestro mundo, digo.

Dan: Sabemos que es posible hacer eso, por lo que yo no descartaría esa posibilidad.

Mika: A lo mejor es Obra.

Laura: ¿Eh?

Mika: Tal vez Obra viene de visita.

Laura: Mika, ni siquiera sabemos si Obra sobrevivió a la explosión...

En ese momento, la alarma empieza a sonar por toda la base, alertando tanto a los Freak como a los jefes de mazmorra que hay actualmente allí.

Capataz: ¡Intrusos!

Los dummies corren hacia la puerta de entrada a la base armados con rifles mientras los piratas salen al exterior.

Maxwell: ¡¿Qué pasa?!

Coronel: ¡Nos atacan, capi, alguien no autorizado está a nuestras puertas! ¡Ha destruido los peces-mina que fueron contra él!

Maxwell: ¡¿Como?! ¡Mezcla: Wings!

El Almirante Garabateador alza el vuelo en dirección a la puerta de la base, sobre la cual hay alineados un montón de dummies apuntando al intruso que está ahora mismo aporreándola desde un pequeño bote.

Dummy: ¡Deja de aporrear la puerta o te cosemos a tiros!

Dummy: ¡Esto es una propiedad privada, largo!

Dummy: ¡Eso!

El intruso en cuestión no es otro que Obra, de nuevo usando su anterior conjunto de ropa, con su máscara triple unida a su sombrero y a una larga peluca. El antiguo capitán de los Piratas de Obra golpea la puerta con un puño mientras que en el otro sostiene dos vivre cards, una apuntándole a él y otra apuntando hacia la puerta.

Obra: ¡¡Necesito hablar con Maxwell Scribble!!

Dummy: ¡¿Tienes cita concertada?!

Obra: ¡No, pero esto es importante, un asunto de vida o muerte!

Dummy: ¡Dejaremos el mensaje!

Maxwell: ¡¿Quién es?!

Sobresaltados por la aparición de Maxwell, los dummies se dan la vuelta hacia él y se ponen firmes. El Almirante Garabateador asoma la cabeza al otro lado de la puerta y confirma la presencia de Obra.

Obra: ¡Tú! ¡Maxwell Scribble! ¡Necesito hablar contigo!

Aunque a simple vista Maxwell parece tener una expresión calmada, finalmente sus gafas de sol se rompen cuando sus ojos quedan cerca de salirse de las cuencas de la impresión.

Maxwell: ............ ¡¿HUH?!

Capítulo 4: El diseño

Obra es llevado al interior de la base de Stegosaurus y ofrecido un asiento junto con un vaso de agua. Los Piratas Freak le observan mientras bebe, la mayoría sorprendidos por su estado de estrés. Sabiendo por experiencia lo poderoso que es ¿qué puede haberle asustado tanto? Laura, por otro lado, se siente preocupada, observándole desde el otro lado de la sala mientras él bebe bajo su máscara.

Maxwell: ¿Necesitas algo más?

Obra: No, no, gracias.

Maxwell: Vale, ahora cuéntame qué haces de nuevo en mi línea temporal antes de que te mande de nuevo a la tuya. ¿Y cómo narices sobreviviste a la explosión en Fantasia?

Obra: La... la explosión me lanzó fuera del Ape's Concert... a otro mundo paralelo distinto. Teniendo en cuenta la posibilidad de que hubiera otro Maxwell Scribble viviendo ya en él, mantuve mi nombre falso y me uní a los revolucionarios de ese mundo...

Maxwell: ¿Y qué pasó?

Obra: Me encontraron.

Maxwell: ¿Quienes?

Obra empieza a recordar la visión del océano envuelto en niebla arco iris y humo negro, islas pasto de la destrucción y una enorme explosión en lo alto del Red Line.

Obra: ¡Registraron todo el mundo buscándome, lo destruyeron todo en cuestión de días, atacando puntos clave del gobierno como si lo tuvieran ensayado!

Maxwell: ¡No me andes con rodeos, Obra, dime quienes te persiguen!

Obra: ¡Los socios de Christmas Sykes!

Laura: ¡¿Christmas Sykes?!

Maxwell: ¡No me digas que ese también está vivo!

Obra: No, no, él lleva muerto mucho tiempo, pero al parecer yo no fui el primer contacto que hizo en el Ape's Concert. ¡Mantuvo el contacto con ellos, les habló de mi fármaco para potenciar poderes de frutas del diablo!

Maxwell: ¿Los ojos del diablo?

Obra: ¡Sí, los ojos del diablo, quieren el diseño para sus malvados planes y han estado buscándome desde que Sykes murió, haciendo prueba y error, visitando todos los mundos que hiciera falta hasta dar con mi refugio! ¡Acabaron con todos mis compañeros y me torturaron, pero yo logré escapar! ¡Saben lo que hice aquí y que tú has sido testigo de sus efectos, si me mataban antes de recibir lo que querían...!

Maxwell: Yo sería el siguiente...

Laura: ¡...!

Cosmo: Tiene sentido, tanto el Capi como Obra tienen la misma habilidad. Si Obra creó los ojos a partir de la fruta Duro Duro, él también debería poder.

Mika: Wo.

Obra: ¿Qué ha sido de aquellos que compraron los ojos?

Maxwell: Nos deshicimos de los últimos que quedaban tras chaparte el negocio. No deberían quedar más.

Obra: Y tú no has intentado replicarlos.

Maxwell: ¡No, claro que no, yo vendo armas no esa porquería adictiva y malsana que vendías tú!

Obra: Ya veo... Menos mal.

Dan: Pero... Ahora estáis los dos reunidos en un mismo lugar. Es una ocasión perfecta para el enemigo de poneros las manos encima a los dos de golpe. Obra, lo siento mucho, pero tienes que largarte.

Obra: ¡Sí, sí, soy consciente de que mi mera presencia os pone en peligro y eso! ¡Pero antes de irme quiero ayudaros a impedir que los socios de Sykes lleguen a este mundo!

Amar: ¿Y cómo lo van a hacer?

Obra: A través de la niebla que ha estado apareciendo recientemente por el Nuevo Mundo. ¿Cuántas manifestaciones se han identificado hasta ahora?

Maxwell: Hoy ha aparecido la quinta.

Obra: ¡Entonces no queda mucho tiempo, están a punto de llegar! ¡Una manifestación más y el mundo se irá al infierno! ¡Puede que ya lo sepáis pero cada niebla de esas es un portal por el que el enemigo entrará aquí desde el Ape's Concert! ¡Pero yo sé como cerrarlo!

Todos: ¿...?

Obra: ¡Las boyas!

Maxwell: ¿Boyas?

En efecto, dentro de cada niebla arco iris hay una boya flotando en el agua, con un ancla conectada a ella por una cadena.

Obra: ¡De esta forma, el enemigo mantiene la conexión entre el Ape's Concert y vuestro mundo, como un puente!

Willy: Entonces es tan fácil como que yo bucee ahí abajo y corte la cadena.

Paul: ¡Bueno! ¿Pues a qué estamos esperando?

Dan: ¡Parad el carro, la Marine está vigilando cada manifestación de niebla arco iris, presentarnos allí sin más no sería buena idea!

Maxwell: Se me ocurre algo que nos permitiría ocuparnos del asunto de forma más cómoda y sin llamar la atención de la Marine.


New Marineford. Sala de reuniones 1.

???: Buenos días, caballeros. Iré al grano, los de arriba no están contentos con este misterio de la niebla arco iris que ha estado en boca de todos esta última semana.

Heavyhebi: ...

El Machacador de Jolly Roger está sentado en una mesa junto con otros oficiales. Aunque no conoce a ninguno, sí que conoce al que está de pie frente a la mesa hablando.

???: Es por eso que me han puesto a cargo de descubrir el motivo de su aparición, confirmar si se trata de una amenaza o no y, en caso afirmativo, ponerle fin con su ayuda. Para quienes no me conozcan, hola, me llamo Murdock.

  • [Murdock el Prodigio. Vicealmirante de la Marine.]

Heavyhebi: (Miedo me da este...)

Heavyhebi mira a su alrededor para ver con quién tendrá que trabajar. Todos están mirando atentamente a Murdock.

Heavyhebi: (Una niña rica...)

Heavyhebi: (Un niño pijo...)

  • [Mixcoatl, vicealmirante de la Marine.]

Heavyhebi: (Vale, este da miedo ¿de dónde lo han sacado?)

Murdock: Como somos cinco, el plan será observar cada manifestación de niebla arco iris y reunir información que pueda ser usada para descubrir qué son. ¿Alguna pregunta?

Mixcoatl: ¿Cómo decidimos quién va con cada niebla?

Murdock: Ya lo he decidido yo.

Murdock se acerca a una pizarra y baja una pantalla donde hay cinco fotos, una de cada avistamiento junto con una foto de cada uno, representando el reparto de efectivos. Obviamente, la foto de Murdock está junto a la niebla de New Marineford.

Heavyhebi: (Se pilla el más cercano para él, qué pillín.) Muy bien, será mejor que me prepare para zarpar. Os mantendré informados a todos de lo que encuentre.

El contraalmirante sale de la sala cuando ve a varios soldados mirando por las ventanas y a otros corriendo hacia el exterior.

Soldado: ¡Corred, hay que ir a verlo!

Soldado: ¿Es un barco?

Curioso, Heavyhebi agarra a uno de los soldados que corren por el hombro, llamando la atención de Murdock y los demás dentro de la sala.

Heavyhebi: No tan rápido, soldado ¿qué está ocurriendo ahí fuera?

Soldado: ¡Acaban de avisar de actividad en la niebla de aquí al lado, ha aparecido un barco de su interior!

Heavyhebi: ¿Un barco?

Murdock: ¿Huh?

Los cañones de New Marineford se mueven para apuntar al navío que está saliendo del interior de la niebla como por arte de magia. Todos están sorprendidos al ver que se trata de un enorme buque de guerra de la Marine, aunque en peores condiciones que los que tienen ellos.

Oficial: Parece que haya pasado por mil batallas...

Soldado: ¿Es de los nuestros?

Sakazuki observa desde su despacho inquieto mientras fuma su puro.

Sakazuki: ...

En ese momento, una voz se oye por megafonía desde el navío misterioso.

???: A todos los soldados de la Marine en la fortaleza. No se asusten.

La voz procede de la persona al timón del barco, vestida con un abrigo negro y un sobrero de copa, sosteniendo la rueda con una mano y el auricular con la otra.

???: Estoy aquí para ayudar.

Capítulo 5: Estoy aquí para ayudar

Sin embargo, a medida que el barco se acerca a Marineford, todos los testigos empiezan a ver los rasgos que hacen que sea un navío diferente a los suyos. Aunque está construido como uno de sus buques de guerra y tiene la gaviota de la Marine en sus velas, éstas son negras, con un jolly roger tanto en la vela mayor como ondeando en lo alto de los mástiles:

Rompeguerras bandera portrait

Heavyhebi: ¿Esa bandera no es...?

Purupurupurupuru...

Heavyhebi: ¡Agh! ¿Qué ocurre?

Secretaria: ¿Señor Heavyhebi? El den den mushi de su despacho no deja de sonar...

Heavyhebi: ¡NO COJA ESA LLAMADA POR NADA DEL MUNDO ¿ME OYE?! ¡Que suene todo lo que tenga que sonar!

Gacha

Maverick: ¡Esa bandera parece la de los Piratas Freak!

Murdock: Pero distinta...

Dilys: ¿Será una nueva división?

Heavyhebi: ¿Qué narices...? ¡Es verdad! ¿Qué hacen ellos aquí?

Mientras tanto, en el puerto de la base, el oficial Sentomaru ha hecho acto de presencia acompañado de diez unidades Pacifista que proceden a escanear el barco, verificando que no hay nadie más en la cubierta aparte del timonel, cuyo rostro rápidamente reconocen.

Pacifista: Almirante Garabateador Maxwell Scribble. Recompensa: Berrysymbol1.000.000.000.

"Maxwell": Respondo al nombre de Rompeguerras. Mi misión: erradicar a los enemigos de la justicia. Estoy aquí para...

Antes de terminar, el barco ya ha sido bombardeado por los Pacifistas, quienes se apresuran a abordarlo en busca del pirata mientras los soldados les animan.

Soldado: ¡¡Acabad con él!!

Soldado: ¡¡Al fin caíste, pardillo!!

Soldado: ¡Tener mil millones por tu cabeza te ha hecho descuidado!

Mientras tanto, en otro despacho...

Chucky Goma: ¡Vicealmirante Dredd!

Dredd: ¿Qué ocurre, Goma? ¿Algo interesante que contar acerca del barco que salió de esa niebla?

Goma: ¡Es él, señor! ¡Las unidades Pacifista le han identificado, nos está atacando!

Dred: ¡¿Cómo dices?!

De vuelta al barco misterioso, los Pacifistas se acercan al puente de mando donde estaba el Maxwell, pero él ya ha desaparecido.

"Maxwell": ... ayudar.

El intruso dice esto desde detrás de un Pacifista, alertándole para darse la vuelta y dispararle con uno de los láseres de sus manos, el cual él procede a esquivar. Los diez cyborgs pasan a atacarle conjuntamente sin éxito.

"Maxwell": Unidades Pacifista. Solicito alto al fuego. Soy un defensor de la justicia.

Pero ni caso, "Maxwell" sigue esquivando los ataques de los Pacifistas mientras éstos arrasan su barco.

"Maxwell": El rechazo continuo a mi petición me obligará a usar fuerza de fuego en defensa propia. Es su última oportunidad, alto al fuego.

"Maxwell" dice eso mientras se coloca frente a otro Pacifista, teniendo que inclinarse rápidamente hacia atrás para esquivar el láser que éste dispara contra él.

"Maxwell": Bzzt.

Una luz roja parpadea un segundo en el visor de "Maxwell", quien procede luego a desvanecerse en el aire para reaparecer de nuevo detrás del cyborg, al cual estampa contra el suelo de un manotazo.

Soldados: ¡¿EEEEEEEEEEH?!

Sentomaru: ¡Tsk...! ¡Desplegad más Pacifistas!

Tan rápido como entraron en el barco, los Pacifistas son destruidos por "Maxwell", quien agarra al último por las piernas, le da varias vueltas y luego lo lanza por los aires, impactando contra el despacho de Sakazuki y partiendo en dos al almirante de la flota, dejando solo sus piernas sobre el suelo.

Sakazuki: ...

Soldados: ¡¡Ese era el despacho del almirante de la flota!!

Murdock: ¡Todos! ¡Hundid ese barco!

Sakazuki: ¡Ryusei Kazan!

Pero antes de que cualquier soldado pudiera disparar contra el barco, éste es hundido por una lluvia de puños de magma enviada por Sakazuki.

Murdock: ¡Perdón! ¡Abrid paso!

Murdock y su grupo se abren paso hacia el muelle, viendo el barco hundiéndose presa de las llamas.

Murdock: ¿...?

Maverick: Pues sí que ha durado poco.

Dilys: ¿Qué ha sido eso? ¿Una especie de ataque suicida?

Murdock: Hmm... Enviaré un equipo de inmediato.

Pero cuando el Prodigio se da la vuelta para volver, "Maxwell" está de pie frente a él, rodeado de marines apuntándole con sus armas.

Murdock: ¡...!

Heavyhebi: ¡Ah!

Sin embargo, el intruso simplemente junta sus puños y los levanta, como si esperara que alguien le pusiera unos grilletes.

"Maxwell": Estoy aquí para ayudar.

Y así, "Maxwell" es encadenado y encerrado en un calabozo dentro de New Marineford, con el equipo de Murdock al otro lado de los barrotes. Todos ellos están confusos. ¿Por qué Maxwell Scribble se entregaría sin más tras atacarles?

Murdock: ...

"Maxwell": ...

Mixcoatl: ¡Vamos a ver, desembucha! ¿Cuál ha sido tu propósito con este numerito de antes?

"Maxwell": Mi misión: erradicar a los enemigos de la justicia. Estoy aquí para ayudar.

Maverick: ¿Ayudar?

Heavyhebi: (¿A qué juegas, Garabateador?) T-tengo que irme.

Estresado, Heavyhebi sale de los calabozos y sube a su despacho, cruzándose por el camino con Dredd.

Heavyhebi: Si busca al Garabateador está siendo interrogado en los calabozos.

Dredd: ¡Gracias!

El Machacador de Jolly Roger entra en su despacho, escuchando al den den mushi todavía sonando. Tras asegurarse de que la puerta está cerrada, la persiana bajada y el den den mushi blanco instalado, Heavyhebi coge la llamada.

Heavyhebi: ¿Diga...?

Maxwell: ¡Eh, Heavyhebi, llevo un buen rato intentando llamarte!

Heavyhebi: ¡¿Garabateador?!

Maxwell: Mira, quería compartir contigo una información sobre la niebla arco iris.

Heavyhebi: ¿Dónde estás?

Maxwell: En mi base, pero escucha, esto es importante...

Heavyhebi: ¿¿Acabas de mandar uno de esos clones tuyos que dibujas a atacarnos??

Maxwell: No, pero escucha, por favor...

Mientras tanto, en los calabozos.

Murdock: Dime tu nombre.

"Maxwell": Respondo al nombre de Rompeguerras.

Murdock: ¿Para quién trabajas?

Rompeguerras: Para la justicia.

Murdock: ¿Quién es tu enemigo?

Rompeguerras: Todo lo que amenace a la justicia.

Murdock: Ya veo...

Maverick: Vaya sarta de chorradas, nos está tomando el pelo.

Murdock: En cualquier otra circunstancia te daría la razón, comodoro, pero diría que está hablando en serio.

Dilys: Yo no me fío. Creo que se está burlando de nosotros, así de simple.

Murdock: Hay algo que podemos probar. Comodoro ¿me deja su arma?

Maverick: ¿Eh? ¿Esta?

Murdock: Sí, esta, será solo un momento.

Maverick entrega a Murdock su lanzagranadas, no muy seguro de qué pretende hacer con él. Acto seguido, Murdock apunta a Rompeguerras entre los barrotes, recubre el arma con busoshoku haki y dispara, causando un fuerte estruendo.

Dilys: ¡¡...!!

Mixcoatl: ¡Cielos! ¡¿Está loco?!

Pero cuando el humo se disipa, Rompeguerras sigue ahí, tumbado en el suelo, pero aparentemente sin un rasguño.

Murdock: ¿Rompeguerras? ¿Cuál es tu misión?

Rompeguerras: Erradicar a los enemigos de la justicia. Estoy aquí para ayudar.

Dilys: Huh...

Dredd: ¡¿Qué ha ocurrido aquí?!

Maverick y Dilys se ponen firmes mientras Mixcoatl le saluda de forma más relajada.

Murdock: Maxwell Scribble puede crear autorretratos vivientes con su habilidad, los cuales pueden ser destruidos con suficiente potencia de fuego. Sea lo que sea lo que le ha pasado, creo que este Maxwell Scribble es auténtico... O ha sido diseñado para ser especialmente resistente, tendremos que hacer más pruebas.

Dredd mira a Rompeguerras de arriba a abajo, escaneándolo incluso con su ojo mecánico, el cual le identifica como Maxwell Scribble.

Dredd: Este no es Maxwell Scribble.

Murdock: ¿Perdón?

Dredd: No lo es, tiene la mirada vacía y el cuerpo lleno de prótesis. Yo me enfrenté a él hace poco más de una semana, éste hombre ha sufrido una cirugía similar a la de Bartholomew Kuma durante el proyecto Pacifista... Una más profunda diría yo... No puede estar tan en forma en tan poco tiempo.

Murdock: Entiendo...

Dredd: Siga haciendo pruebas, vicealmirante, esto no es más que uno de sus clones enviado como una broma de mal gusto.

Y dicho esto, Haimoru se marcha.

Murdock: Bueno...

Rompeguerras: ...

Murdock: Conque eres una especie de "Pacifista 2.0".

Rompeguerras: Estoy aquí para ayudar.

Murdock: Claro que sí. Comodoro, voy a necesitar que me deje su otra arma también.

Capítulo 6: La Kaiju Island Experience

Heavyhebi: Como si no tuviéramos suficiente contigo... ¿Ahora vas y dices que hay seis más como tú rondando por ahí...?

Maxwell: ¡Mantienen abierto un portal en la niebla gracias a un ancla hundida en el mar de nuestro mundo y conectada a una boya flotando en el otro! ¡Cortad las cadenas y la niebla se disipará sola!

Heavyhebi: Vale... ¿Pero y si entra otro de tus "yos"?

Heavyhebi: ¡Entre quien entre no es trigo limpio, deshaceos del que tenéis encerrado ya!

Heavyhebi: Vale, lo recomendaré a mis superiores... Ya te llamaré.

Gacha

Maxwell: Bueno, ¿qué os parece esto? ¡Un Maxwell Scribble robótico ha sido capturado New Marineford tras salir por la niebla!

Obra: ¡...!

Paul: ¿Un tú robótico? ¿Qué es, otra versión alternativa como Obra?

Maxwell: No me ha dado más detalles pero el tipo destruyó un par de Pacifistas y luego se entregó.

Laura: Otro Maxwell... ¿Es uno de los socios de Sykes?

Obra: Sí.

Dan: Pues si uno de ellos ya ha entrado en nuestro mundo, creo que nada impide al resto haber entrado ya.

Ana: Pero en teoría aun falta otro portal por manifestarse ¿no?

Tepes: Esto no es ninguna trama del fin del mundo cuando se junten las piezas. Si este enemigo es tan formidable como dice Obra, será lo bastante listo como para empezar a trabajar aunque no estén todos.

Mientras tanto, lejos de allí...

Kaiju Island, lugar legendario por el tesoro guardado en sus profundidades y custodiado por inmensas criaturas. Muchas han sido las expediciones que trataron de llegar hasta él, pero ninguna regresó, dejando la costa convertida en un cementerio de barcos. Algunos de ellos llevan allí tantos años que los restos de sus tripulantes ya deben haberse convertido en polvo.

Venjen: Je. Maricas...

Experience

Los Piratas de las Aguas Estancadas se abren paso entre los restos de barcos con el suyo propio, desembarcando en la playa sin temor, al menos Venjen.

Venjen: ¡¿Qué más dice el folleto?!

Resulta que los lugareños de la isla no han sentido demasiada lástima por los que perecieron en la selva, convirtiendo la leyenda en una atracción turística para vender folletos, pósters, juguetes e incluso películas.

Clof: Aquí dice que los monstruos que viven en esta isla están en una disputa constante para decidir quién es el alfa. Aquel que derrote a los... "kaijus", y demuestre su fuerza, será proclamado Rey de los Monstruos.

Venjen: Jejejejeje, pues ya podéis empezar a construirme el castillo.

Theodhelm: Me pondré con el diseño enseguida.

Venjen: ¡VIEJO!

Jolwuf: ¡VOY, VOY, NO ME METAS PRISA!

Usando su habilidad, el anciano genera un mapa de la playa, con una porción de selva, concrétamente la que tienen delante. En medio de la playa hay un punto rojo parpadeando.

Redsu: Se supone que el tesoro está más adelante, en esas montañas.

Perni: Puedo adelantarme y reconocer el terreno.

Fersa: Cyn te ayudará.

Cyn: ¡Pío!

Mientras la tripulación se prepara, Venjen mira el mapa proyectado por Jolwuf.

Venjen: Esto estará chupao... Oye, viejo, este puntito rojo somos nosotros ¿no?

Jolwuf: No, los puntitos rojos representan otros seres vivos. Nosotros somos el puntito blanco.

Venjen: No veo ningún puntito blanco. Viejo, me has sacado un mapa defectuoso.

Jolwuf: ¡A ver, déjame ver, te voy a dar a ti mapa defectuoso...! Sí, mira, estamos justo aquí, pegados al punto rojo.

Venjen: ¡Así no hay quien vea nada! ¡Esta puta mierda de diseño hace que los demás se vean más grandes!

Jolwuf: ¡Un individuo ajeno a nosotros estaría representado como un punto rojo igual de grande que nosotros! ¡Si este es tan grande significa que... oh!

Venjen: Oh... mierda.

En ese momento, el suelo bajo los dos piratas se levanta, revelando un descomunal y malhumorado cangrejo cubierto por una gruesa coraza.

Redsu: ¡La madre que...!

Sobresaltada, Tajo Arco Iris toma su mandoble, lo imbuye en busoshoku haki y salta hacia la criatura, pasando junto a ella dejándole un tajo que cruza toda su cabeza. Sin embargo, el crustáceo no cae.

Redsu: ¿Cómo?

Pues su cabeza ha sido recubierta también con busoshoku haki para protegerse.

Cangrejo: Jjjjjj...

Redsu: Tiene que ser una puta broma...

Karo: ¡Nuclear Jabs!

La pinza del cangrejo choca contra el puño del bumian, aunque la explosión siguiente le hace retroceder del susto. Aun así, el animal no está dispuesto a dejarse intimidar, cargando hacia los piratas mientras Samley le dispara con su rifle.

Sitsy: ¡¡Aquí viene!!

Venjen: ¡¡Homo Ignis: Vesubio!!

De repente, Venjen cae sobre el crustáceo con tanta fuerza que lo hunde en la arena, procediendo después a lanzarle una potente llamarada.

Venjen: ¡VOLCANO!

Como resultado de la explosión, el cangrejo es asado vivo, echando humo en el suelo con cruces donde antes estaban sus ojos.

Venjen: ¡¡VICTORIA!! ¡Ahora nos lo comeremos!

Todos: ¡¿Huh?!

Venjen: ¡Un aperitivo antes de entrar en la selva, seguro que ha quedado en su punto bajo la coraza!

Siendo Venjen el cocinero además del capitán, la tripulación se fía de sus palabras y espera a que Redsu corte al bicho para probarlo, mientras Jolwuf cae también del cielo sobre un montón de arena. Esta experiencia ha dado un buen susto a la tripulación en general, pues ninguno se esperaba enfrentarse a una bestia gigante con dominio del haki nada más poner pie en la isla.

Redsu: El karma, cabrón.

Redsu da un mordisco a su pedazo de cangrejo, esbozando una sonrisa al gustarle el sabor.

Samley: ¿Si esto es solo un cangrejo cómo será el resto de la fauna?

Clof: Lo dice el folleto, son kaijus, seres gigantescos capaces de arrasar islas enteras por sí solos. Si no fuera por esos árboles raros que hay alrededor del pueblo, no habría pueblo.

Aun así, Samley sigue algo preocupada, necesitando algo más que un folleto para conocer a los enemigos que van a enfrentar. Donde sí se tienen ideas más claras es en el otro lado de la isla, donde algo ha ido dejando un rastro de árboles caídos y monstruos muertos mientras avanza en línea recta hacia las profundidades.

???: Chupao.

El rastro comienza en otra playa, frente a la cual hay otra de las manifestaciones de niebla arco iris identificadas por la Marine. Había dos barcos vigilando, pero lo que fuera que se ha metido en la selva se aseguró de hundirlos antes.

Oficial: S-sí... Así eso...

Los marines supervivientes están flotando sobre restos de madera en el agua, con el oficial al mando informando al cuartel general por den den mushi.

Oficial: Apareció de la nada.. se nos echó encima... no tuvimos tiempo de reaccionar.

Mixcoatl: Enviaré un barco a buscarle, así que aguante, capitán.

Oficial: Re... recibido.

Y mientras el oficial cuelga, la bestia que salió de la niebla derrota a dos kaijus más chocando sus cabezas entre ellos, sonriendo mientras lo hace.

???: Para bestias ya estoy yo.

Capítulo 7: El Báculo de Si Junfá

Oficial: No, señora, no hemos detectado actividad fuera de lo normal en la niebla.

Dilys: ¿Está seguro?

Oficial: Enviaré una patrulla a echar un vistazo si eso la deja más tranquila.

Dilys: Sí, será mejor que lo haga.

La manifestación de niebla que a Dilys le ha tocado supervisar se encuentra en una isla del Nuevo Mundo cubierta por un colorido bosque formado por cerezos, aunque con pétalos de colores variados según el árbol al que pertenecen. Más adelante hay una ciudad oriental en ruinas, con restos de armaduras tumbados por todas partes, algunas de ellas con armas clavadas.

Elliott: ¿Qué ha pasado aquí...?

Ben: Este lugar parece que lo haya arrasado una guerra.

Meredy: ¡A lo mejor estaban protegiendo algo!

Los Piratas de la Peliazul han entrado en la isla por uno de sus ríos, dejando el Big Sunshine atrás cuando el río pasó a convertirse en un lago. El grupo avanza por la ciudad en dirección al palacio que, aun estando en mal estado y cubierto de vegetación, sigue siendo imponente por su tamaño. Elliot es el guía, caminando con un viejo mapa en sus manos.

Wallace: Espero que no estemos aquí por unas rocas.

Elliot: No, no, para nada rocas. Según lo que pone aquí, este mapa lleva al Báculo de Si Junfá.

Wallace: ¿Qué es eso? ¿Una reliquia?

Cecilie: Más que una reliquia, una reliquia legendaria. Según la historia, aquí antes se erigía un reino cuyo gobernante era portador del báculo, lo cual le daba ciertos poderes mágicos.

Wallace: ¿Magia?

Cecilie: Magia potagia.

Wallace: Bobadas.

Talp: ¡Uuuuuuh! ¡Cuidado, vamos a desencadenar poderes místicos a leguas de distancia de nuestra comprensión! ¡Quéeee miedito! ¡Uuuuuuh!

El mink dice eso rodeando a Wallace con sus garras mientras mueve sus dedos como si fuese un espectro, haciendo que Tigre Blanco le empuje y se aleje de él.

Talp: Jejejeje.

Meredy: ¡Yo quiero ver si esa magia es de verdad!

La Peliazul dice eso mientras sostiene su Heart Pose en la mano, con la aguja apuntando hacia el palacio.

Meredy: ¡Por allí!

Ben: ¿Y qué pasó luego con este reino?

Cecilie: Ni idea, pero seguramente sea la misma historia de siempre, otras personas querrían el báculo y se acabaron matando entre ellos para conseguirlo.

Al oír esto, Chiyome no puede evitar lamentar la codicia humana cuando de repente alza la mirada a una vieja torre de vigilancia que hay sobre la muralla, donde le pareció haber visto a alguien. Sin embargo, cuando fija la mirada, no ve a nadie.

Chiyome: ¿...?

Ben: ¿Qué pasa?

Pero la kunoichi simplemente mueve la cabeza para dar a entender que no ha sido nada.

Meredy atraviesa corriendo toda la ciudad guiada por su brújula mientras sus amigos la siguen, subiendo después unas largas escaleras que llevan al palacio sobre la montaña.

Meredy: ¡Oooooooh...!

Todos: ¡...!

Meredy: ¡MENUDA! ¡PANDA! ¡DE ESTATUAS!

La entrada del palacio consiste en un enorme patio lleno de estatuas con armadura, divididos en escuadrones como si fueran un auténtico ejército.

Ben: Bueno, admito que es imponente.

Cecilie: Esto debía estar para intimidar, un intento en vano de evitar lo que finalmente le ocurrió al rey.

Meredy: ¡Alto!

Wallace: ¡Qué!

Meredy: He pensado... ¿y si hay trampas?

Chiyome: ¡¿?!

Meredy: Tenemos que ir con cautela...

Talp: ¿Trampas como que una armadura deje caer un hacha gigante sobre ti al intentar pasar por la puerta?

Meredy: Tal vez peor, siempre hay trampas en estos sitios.

Talp: Yo lo digo porque tenemos algo así justo delante pero, por suerte, ya saltó.

Talp señala a la entrada del palacio, donde dos armaduras han apoyado alabardas gigantes en el suelo. Las baldosas agrietadas del suelo bajo las hachas son indicación suficiente de que no bajaron suavemente.

Meredy: Pues qué suerte, una trampa menos.

Pero cuando los piratas entran dentro encuentran el suelo del vestíbulo lleno de flechas caídas del techo y un enorme yunque hundido en el centro. En las escaleras al fondo se encuentran también pinchos sobresaliendo de los escalones y más arriba hay una serie de ballestas automáticas descargadas.

Elliot: Más de una, por lo que veo.

Cecilie: ¿Cuánta gente habrá venido a buscar el báculo antes que nosotros?

Wallace: ¿Y cuánta habrá muerto? Porque yo no veo ningún rastro de que hayan matado a nadie.

Meredy: ¿Eh?

Walace: Ni cadáveres, ni huesos, sangre seca, ni siquiera trozos de ropa rasgada. Lo único que tienen estas trampas es polvo.

Meredy: Oooh... Pues ahora que lo dices...

En efecto, ninguna de las trampas parece haber alcanzado a nadie, a pesar de haber saltado aparentemente todas.

Meredy: Tienes razón. Bueno, qué se le va a hacer, nos ahorramos las trampas.

Cecilie: Otro día, quizá.

Talp: Puestos a elegir, preferiría que no.

Mientras tanto, en la sala del trono, alguien está sentado en el trono escuchando las voces de los intrusos, apretando su puño mientras que con el otro sostiene un largo bastón.

Capítulo 8: La artista

En el Archipiélago de Eiyuu, la Marine sigue vigilando la niebla arco iris que hay en la costa de Seigi, informando periódicamente a Maverick. Por otro lado, Todos somos Esclavos ha enviado a Big Bird a vigilar a los marines mientras Jean y el resto permanecen escondidos en Kettei. La cacatúa cerúlea está posada sobre el tejado de un restaurante con terraza, donde dos oficiales se han sentado a comer durante su descanso.

Oficial 1: Otro día sin nada nuevo.

Oficial 2: Puede que sí, pero esa cosa ya se ha tragado dos barcos, debemos estar preparados para evacuar la isla si la niebla se expande hacia aquí.

Oficial 1: Baja la voz ¿quieres? No necesitamos que cunda el pánico con ideas como esa. Tenemos barcos en todas las islas habitadas, tenemos planificado el plan de evacuación si la cosa se tuerce, pero solo lo usaremos si ocurre eso.

Dicho esto, el oficial hace una señal a una camarera para que les tome nota.

Camarera: ¿Ya saben qué van a tomar?

Oficial 1: ¡Oh, sí, yo quiero...!

Mientras tanto, otro camarero sirve una pizza a otra clienta a un par de mesas de distancia, quien estaba apuntando algo en un cuaderno.

Camarero: Su pedido.

La mujer le responde con una ligera sonrisa y se dispone a guardar el cuaderno para comer, pero entonces es cuando se da cuenta de que había una niña detrás de ella mirándola con el cuaderno.

Mujer: ¿?

Niña: ¡!

Sin embargo, la mujer le sonríe y le muestra los bocetos del cuaderno.

Mujer: ¿Te gustan?

Niña: ¿Qué son?

Cada página del cuaderno tiene bocetos de hombres muy corpulentos, de dientes afilados y con cuernos en la cabeza.

Mujer: Son gigantes. Gigantes de una tribu muy antigua, más grandes y fuertes que todas las demás tribus.

Niña: Oh...

Aunque la niña parece algo inquieta por el aspecto de los diseños, la técnica con la que han sido realizados sin duda ha llamado su atención.

Niño: ¡Eh!

Niña: ¿?

Un grupo de niños llama la atención de la niña, llamándola para que venga a jugar.

Mujer: ¿Tus amigos?

Niña: Sí.

La mujer se queda seria un momento, pero luego vuelve a sonreír y arranca una página del cuaderno con uno de los bocetos.

Mujer: Esto es para ti, conviértelo en algo bonito.

Niña: Oooh... ¡Gracias!

La niña coge el papel y se aleja admirando el pulido del trazo, mientras que la mujer empieza a cortar su pizza.

Después de comer, la mujer paga la cuenta, toma su cuaderno y la mochila que había dejado apoyada en la mesa y se va al otro lado de la isla, zarpando de la isla en un Waver rumbo a Kettei.

Vigía: Emm... Atención, acabamos de detectar a alguien atracando en la isla.

En uno de los edificios de la ciudad abandonada hay dos piratas rasos de Todos somos Esclavos, manteniendo contacto con la base subterránea.

Fleur: ¿Marine?

Vigía: No, señora, es solo una mujer con mochila, creo que es una excursionista pero aun así...

La mujer salta del Waver con una silla plegable, colocándola en la playa. Acto seguido se sienta y empieza a dibujar.

Vigía: Creo que es una artista, señora, ha empezado a garabatear en un cuaderno.

Fleur: ¿Garabatear?

Vigía: Significa dibujar o escribir.

Fleur: ¡Ya sé lo que significa, hombre! ¿Seguro que es una mujer?

Vigía: Sí, señora, y la verdad es que está bastante buena.

Fleur: Ahórrate las observaciones personales.

Vigía: Sí, señora. Perdón, señora.

Desde su base, Fleur llama la atención de Devon para que llame a Marcel, enviándole a espiar a esa mujer para comprobar lo que está dibujando. Tras recibir la orden, el tritón remonta la cascada para salir al exterior de la isla, rodeándola hasta llegar cerca de la playa de la ciudad.

Marcel: (Una desconocida "garabateando" a nuestras puertas, qué tiempos aquellos cuando eso era solo una palabra...)

Sacando medio cuerpo fuera del agua, Marcel usa unos prismáticos para mirar a la mujer sentada de espaldas hacia él, viendo una ilustración en plano general de los edificios frente a ella.

Marcel: Huh... solo es una artista dibujando paisajes con trasfondo.

Marcel comunica eso por den den mushi, dejando a Fleur algo aliviada.

Fleur: Vale, Marcel, gracias por la confirmación. Puedes volver.

Marcel: Muy bien.

El tritón se sumerge de nuevo, dejándola vigilada únicamente por el vigía más cercano y su compañero.

Vigía: Bueno, se agradece una vista agradable tras tantas horas mirando solo la playa.

Vigía 2: Y que lo digas.

Vigía: Vaya...

Vigía: Qué.

Vigía: Parece que no le ha gustado el diseño.

En efecto, la artista ha arrancado la hoja del cuaderno, la ha arrugado en una bola y la ha lanzado lejos.

Vigía: Agh, está dispuesta a tirar papeles por la playa, eso le quita puntos...

Acto seguido, la mujer empieza de nuevo el dibujo en otra página, pasándose un buen rato dibujando sin que los dos vigías le quiten un ojo de encima, hasta que al final...

Vigía 2: Voy a echar una meada.

Vigía: Muy bien.

Al no haber baños en ese edificio, el vigía sale a la calle y se acerca a una esquina cercana y con poca visibilidad, bajándose la bragueta del pantalón y empezando a "regar las plantas". Sin embargo, eso le deja indefenso contra el ataque de una figura corpulenta que se acerca a él para golpearle con un garrote.

Vigía 2: ¡AGH!

Vigía: ¡...!

El vigía que se había quedado en su puesto oye el grito de su compañero, sobresaltándose y asomando la cabeza por la puerta.

Vigía: ¡Tío! ¡Eh, tío ¿estás bien?!

Pero no hay respuesta. Preocupado, el vigía vuelve a su puesto para comprobar que la artista sigue con su dibujo y no parece que vaya a moverse de ahí, por lo que el pirata descuelga de nuevo el den den mushi.

Vigía: He oído algo raro. Abandono muy puesto un momento.

Fleur: Recibido, ten cuidado e infórmame en breve de lo ocurrido.

Gacha

El pirata desenfunda su pistola y sale silenciosamente a la calle, acercándose más al callejón donde había ido su compañero. Aunque su mirada asqueada al suelo indica que ha encontrado el lugar correcto, no hay rastro del otro vigía.

Vigía: Esto no me gusta...

Pero antes de poder hacer nada al respecto, una sombra se alza sobre él.

Vigía: ¡Aaaah!

CLONK

Del mismo modo que el otro, el vigía es noqueado por un hombre de gran tamaño, con bufanda y casco de obrero. Con la mujer artista apareciendo junto a él. Tras darle un par de golpecitos en la cabeza a modo de aprobación, la artista saca su cuaderno y retrata al noqueado pirata.

Mujer: Impression.

El retrato se convierte instantáneamente en un doble del vigía, al cual le sigue otro de su compañero. Los dos clones vuelven juntos al edificio para comunicarse de nuevo con Fleur.

Vigía (doble): Falsa alarma, todo sigue en orden.

Fleur: Recibido.

El vigía mira a la mujer levantando el pulgar mientras ella asiente. Mientras tanto, en la playa, el doble de la mujer creado cuando el vigía se asomó fuera de su puesto sigue con el diseño del paisaje. Repitiéndolo una y otra vez en caso de que Marcel vuelva a aparecer.

Capítulo 9: Destino erróneo

La quinta manifestación de niebla arco iris se ha dado en la isla del Nuevo Mundo que Murdock ha puesto bajo supervisión de Heavyhebi. Los barcos de la Marine destinados allí han estado dando vueltas alrededor de la niebla a la espera de actividad, ignorando la presencia de otro barco navegando no demasiado lejos.

Pasando de largo esa isla, el navío navega durante una hora más hasta llegar a otra isla, un páramo llano con una corona de rocas en el centro. En medio, un pozo que baja hasta un edificio de metal con una bandera colgada en la fachada:

Seigisen

El barco atraca en la isla y Jack sube a un carruaje tirado por un hámster gigante, dirigiéndose rápidamente a la corona de rocas, donde hay una entrada oculta a un ascensor por el que baja a las profundidades, siendo recibido por un escuadrón de soldados y sus cinco oficiales de confianza.

Leas: Bienvenido, líder.

Jack: ...

Jack camina acompañado de su segundo al mando hacia la base, seguido por el resto de oficiales.

Leas: ¿Qué tal el viaje?

Jack: Inquieto, no he hecho más que esquivar marines por el camino. ¿Cómo está la instalación de la nueva base?

Leas: Prácticamente terminada, los aokage han supervisado la construcción.

Jack: Buen trabajo.

Agradecidos, los cuatro oficiales del Seigisen inclinan la cabeza mientras siguen a su líder.

  • [Jirachi Hanzo el de las Dos Caras, aokage de la división Lobo del Seigisen.]
  • [Zorua Basto Ojos de Rubí, aokage de la división Halcón del Seigisen.]
  • [La Chispa Blanca Chimeko Shiro, aokage de la división Toro del Seigisen.]
  • [El Monje Xernea Elzo, aokage de la división León del Seigisen.]

Leas: Hemos comprobado que este abismo es imposible de detectar desde el exterior, las posibilidades de que el Cipher Pol nos descubra son muy bajas esta vez.

Jack: ¿Cómo de bajas?

Leas: Alrededor de un 5,11%.

Jack: ¿Has investigado lo que te pedí?

Leas: Sí, jefe.

Jack: Entonces no hay tiempo que perder. Todos a la sala de reuniones.

Mientras tanto, en la isla que hay junto a la niebla, uno de los oficiales a bordo de los barcos de la Marine se percata de algo: un resplandor ha empezado a parpadear en el interior de la niebla.

Oficial: ¿Qué demon-?

Acto seguido, una bola de fuego sale disparada de la niebla y destruye completamente el barco, poniendo al resto en situación de alerta.

Marine: ¡¿Qué ha sido eso?!

Marine: ¡¡Nos atacan!!

Oficial: ¡¡Que todos los cañones apunten a la niebla!!

En la base del Seigisen, la situación es mucho más tranquila, Jack, Leas y los aokages están sentados en una mesa larga con una pizarra con varios recortes de periódicos colgando de ella.

Jack: Bueno, cuando el Cipher Pol atacó nuestra anterior base la semana pasada pedí que se abriera una investigación acerca de esa niebla misteriosa. Me alegra que, a pesar de habernos dispersado para escapar del gobierno, hayamos podido sacar algo en claro.

Hanzo: Y ese algo es...

Leas: Que esa niebla es un abismo sin fondo. Todo lo que entra en ella se lo traga. No sabemos exactamente el motivo, pero según Elzo, se trata de un fenómeno descrito en esta saga de libros.

Leas señala a un grupo de libros apilados sobre la mesa, todos con el mismo título.

Elzo: "Rainbow Mist". La serie empezó su publicación cuando era joven. Cuentan la historia de un lugar más allá de la niebla arco iris, lleno de tesoros y donde la gente no envejece.

Hanzo: ¡Mola, es como una "Fuente de la Juventud Eterna"!

Basto: ¿Sabes qué molaría más? Poder volver una vez has entrado.

Elzo: Sí, los libros explican que los protagonistas quedaron atrapados en ese lugar hasta que unos piratas les salvaron.

Leas: Bueno, teniendo en cuenta lo que está ocurriendo, las probabilidades de que esa historia sea cierta y no mera fantasía se han disparado al 74,589%. Ahora tenemos cinco avistamientos identificados.

Leas señala a los recortes de la pizarra.

Leas: Todos ellos en el Nuevo Mundo, cerca de tierra firme. El hecho de que hayan aparecido todas en la misma zona del mundo me hace suponer que existe una especie de patrón, pero desgraciadamente aún no lo he determinado.


La isla junto a la niebla arco iris está siendo arrasada por las llamas, con extrañas criaturas volando sobre ella mientras una figura corpulenta está de pie entre los destrozos.

Figura: ...

Viendo nada más que casas demolidas y civiles muertos, el individuo pone un papel en el suelo y genera un pilar verde bajo él, subiendo a gran altura para luego sacar un catalejo, viendo la isla del Seigisen a lo lejos.

Figura: ¡Maldición!


Jack: Bueno ¿y cómo nos deshacemos de esa niebla si resulta ser una amenaza?

Leas: A simple vista, diría que con viento, pero algunas de las manifestaciones llevan una semana en el mismo sitio sin moverse. Si pudiésemos acercarnos más para estudiarlas...

Shiro: La Marine no les quita ojo, no es buena idea.

Leas: La probabilidad de hacernos con el control de una de sus flotas y hacernos con su investigación no es tan baja como crees.

Purupurupurupuru Purupurupurupuru

Un den den mushi comienza a sonar en un rincón de la sala, por lo que Hanzo se levanta de su asiento y coge la llamada.

Hanzo: ¡Ya puede ser importante, estamos muy ocupados!

Soldado: ¡¡NOS ATACAN!!

Todos: ¡¿...?!

Soldado: ¡¡Estoy en el puerto sur, un ejército de monstruos ha entrado en la isla y ha destruido el barco del líder!!

El soldado está tumbado en el suelo, sangrando y haciendo un gran esfuerzo para hacer la llamada.

Jack: ¡¿...?!

Soldado: ¡Están yendo hacia vosotros!

Hanzo: ¿¿Cómo que unos monstruos?? ¡¿Quién los dirige?!

Jack: ¡Dame eso! ¡Soldado, dígame a qué fuerzas pertenecen estos enemigos!

Soldado: ¡No lo sé, son monstruos con alas que escupen fuego, no creo que sean de la Marine ni del gobierno señor!

Jack: ¡Busca refugio y escóndete! ¡Iremos a por ti cuando hayamos contenido la amenaza!

Soldado: ¡Sí, se-!

Pero en ese momento, la llamada se corta.

Jack: ¡...!

Leas: ¿?

Los aokage están impactados por el informe y por la forma en la que la llamada ha terminado, temiendo lo peor hasta que Leas les pone los pies en el suelo.

Leas: ¡¿A qué estáis esperando?! ¡¡Tenemos al enemigo a las puertas!!

Todas las alarmas suenan en la base, movilizando a cada soldado en su interior. Las tropas de Hanzo son las primeras en salir al exterior para luchar cara a cara con los invasores, seguida por las de Shiro y las de Elzo. Basto va también con ellos, aunque su respectiva división se coloca en las torres de vigilancia ocultas entre las rocas, preparando los cañones para defender la base. Leas y Jack permanecen dentro de la base, conectando las pantallas a los den den mushi que hay en la superficie para ver a qué se están enfrentando.

Leas: Pero qué...

Hanzo y Shiro: ¡¿Huh?!

Basto: Oooh... Caramba.

El cielo sobre la base está cubierto por dragones alados de dos cabezas, con otra más grande en el torso. Por otro lado, en el suelo solo hay un hombre musculoso con una máscara partida de color verde y armado con un bisento acorde a su tamaño.

Enmascarado: ¡¡Quiero ver a Goldensun Jack!!

Hanzo: ¡¿Para qué?!

Enmascarado: ¡¡Para saquear sus recursos!!

Desde la sala de control, Leas se sorprende por la temeridad del intruso.

Jack: Vaya, un payaso.

Hanzo: ¡¡Cargaaaad!!

Soldados: ¡¡RAAAAAAAH!!

La división Lobo corre hacia el enmascarado mientras la Halcón empieza a disparar a los dragones. Viéndoles venir, el invasor clava su bisento en el suelo, flexiona las rodillas y alza el brazo izquierdo, el cual tiene una placa de armadura con un papel pegado con cinta adhesiva con el kanji グラグラ escrito.

Basto: ¿?

De repente, una gran sensación de inseguridad invade a Basto mientras corre con Hanzo hacia él. Al notar una gota de sudor bajando por su frente, el aokage se da cuenta de que un ataque frontal no es buena idea.

Basto: ¡Hanzo, a un lado!

Hanzo: ¡Le tenemos frente a nuestras narices!

El aokage de la división Lobo imbuye su brazo en busoshoku haki y empieza a prepararse para atacar al enemigo con su Seido.

Basto: ¡¡Hanzo!!

Hanzo: ¡Hodan!

Pero antes de acertar el ataque, Hanzo ve como el enmascarado genera otra esfera transparente desde su brazo.

Enmascarado: ¡Kaishin!

Acto seguido, el aire alrededor del enmascarado se agrieta para dar paso a una devastadora honda de choque que alcanza a toda la división.

Capítulo 10: Enemigos de la justicia

Leas y Jack se han quedado sin habla ante lo que acaban de ver por pantalla. De un solo golpe, prácticamente toda la división Lobo ha sido aniquilada por el asaltante, junto con otros varios de la división Toro y León. Además, dos de los pilares de roca que rodeaban la base han sido derribados por la onda de choque.

Leas: Esa onda de choque... ¡Imposible!

Jack: No, eso realmente fue el poder de la fruta Gura Gura.

Leas: ¡Precisamente por eso es imposible!

Basto se levanta del suelo dolorido, preguntándose qué ha pasado hasta que ve al enemigo pasar de largo junto a él dirigiéndose a Hanzo, el cual ha sido empujado una gran distancia hasta quedar tumbado en el suelo lleno de heridas.

Basto: ¡Tsk...!

Haciendo un esfuerzo, Basto levanta un brazo del suelo y apunta a la nuca del coloso con su dedo.

Basto: ¡B-Bastardo...! ¡Tobu shigan!

Sin embargo, nada más disparar la bala de aire, el enemigo de desvanece en el aire...

Basto: ¡¿?!

...para reaparecer de nuevo a varios metros sobre él, cayendo con la intención de aplastarle de un pisotón.

Shiro: ¡Basto!

Pero en el último momento, Shiro salta sobre su compañero Aokage y usa su fruta del diablo para cubrirse de lana sobre él, bloqueando el pisotón enemigo y haciéndole salir rebotado.

Enmascarado: Me acuerdo de ti.

Shiro: ¿Eh?

Antes de caer al suelo, el enmascarado alza su bisento con ambas manos con la intención de abrirse paso entre la lana esquilándola, pero cuando su bisento hace contacto con ella, esta vez no se hunde como si Shiro fuese una almohada, sino como si hubiese una barrera invisible capaz de resistir hasta su propio busoshoku haki.

Enmascarado: ¿?

Elzo: Ooooommmm...

Acto seguido, los soldados derrotados por la onda de choque recuperan la consciencia, mientras que los demás notan como sus heridas empiezan a dolerles menos.

Elzo: Aaaaaahhh...

El enmascarado procede a darse la vuelta y buscar al responsable de esto: Xernea Elzo. El Monje está caminando lentamente por el campo de batalla con los ojos cerrados y las manos juntas.

Soldado: ¡Esa es, la fruta Shizu Shizu del señor Elzo!

Elzo: Hummmmmmm...

El enmascarado comprueba que las bolas de fuego de sus dragones tampoco hacen nada a las tropas del Seigisen, quienes usan esta oportunidad para contraatacar con sus armas de fuego. Y por si fuera poco, el invasor comienza a notar un dolor punzante por todo el cuerpo.

Leas: Allí está el viejo Elzo.

Jack: Todo el daño que nos ha hecho con ese ataque, Elzo se encargará de devolvérselo con creces.

Enmascarado: Tsk...

Molesto, el enmascarado agarra a Shiro con una mano y la lanza contra el Monje, pero ésta simplemente rebota como si ambos fuesen dos vigas de acero. Elzo sigue manteniendo la concentración mientras deshace el recubrimiento de busoshoku haki que usó instintivamente para bloquear a Shiro. Mientras tanto, Hanzo se ha recuperado también gracias a Elzo y ha reanudado su ataque, moviéndose rápidamente frente al enemigo mediante el uso de soru.

Enmascarado: ¡...!

Hanzo: ¡¡HODAN!!

Pero de nuevo, el enemigo interrumpe su ataque, esta vez con una poderosa ráfaga de haoshoku haki que deja K.O a todos los soldados cercanos y logra desconcertar un poco a Elzo. El alcance de la ráfaga es tal que logra cubrir toda la isla, con sus chispas viéndose incluso desde la isla de al lado, cuya destrucción ha sido informada ya al cuartel general de la Marine.

Heavyhebi: ¿C-Cómo dice...?

Oficial: ¡Están todos muertos! ¡Un ejército de bestias salió de la niebla y nos destruyó junto a la isla en segundos!

Heavyhebi: ¿¿Seguro que han salido de la niebla??

Oficial: ¡Sí! ¡Sí, señor, necesitamos apoyo urgente!

Heavyhebi: ¡L-la ayuda está en camino, aguanta!

El Machacador de Jolly Roger cuelga la llamada y posteriormente ordena el envío de un barco de rescate a la isla en cuestión. Acto seguido corre a los calabozos a informar a Murdock, encontrándose con Mixcoatl por el camino.

Mixcoatl: ¡El destacamiento enviado a mi isla ha sido hundido por un enemigo desconocido!

Heavyhebi: ¡Pues toda mi isla ha sido arrasada por monstruos, así que yo gano, tenemos que avisar inmediatamente!

Pero cuando los dos oficiales llegan a la celda del Rompeguerras, ambos quedan horrorizados por lo que ven: las manos de Murdock están ya totalmente cubiertas de sangre de tanto que ha golpeado al prisionero, ahora tumbado en el suelo sin cambiar su cara de póker.

Murdock: ¡CUÁL! ¡ES! ¡TU! ¡MISIÓN!

Mixcoatl: ¡¡Vicealmirante Murdock!!

El hombre-cornudo se apresura a quitar al Prodigio de encima del Rompeguerras.

Rompeguerras: Bzt... Bzzzt... Erradicar -Bzt- a los enemigos de la justicia. E-e-estoy aquí -bzt- para ayudar.

Murdock: El desgraciado no se destruye. El Almirante Garabateador debe haberle diseñado con una durabilidad inigualable. ¡Vicealmirante Mixcoatl, le agradecería que me soltara, está interfiriendo en mi interrogatorio!

Mixcoatl: ¡Y un cuerno! ¡Esto es tortura!

Murdock: ¿Es que no ha oído hablar de mí antes? El almirante de la flota me ha puesto al mando de esta investigación cuyo objetivo es defender la justicia de esa niebla de colores. A veces, para lograr el éxito, hacen falta medidas... algo más crueles.

Mixcoatl: ¡Usted y yo no compartimos la misma justicia, vicealmirante, somos marines, no matones de barrio bajo!

Mientras los dos vicealmirantes discuten, Heavyhebi ayuda al Rompeguerras a reincorporarse.

Heavyhebi: Llamaré a un médico.

Rompeguerras: No comparten la misma justicia...

Heavyhebi: Ya, ambos quieren encerrar a los malos pero su forma de ver como deben ser ajusticiados es totalmente opuesta.

Rompeguerras queda un rato pensativo ante esa reflexión, hasta que finalmente se pone de pie sin necesitar la ayuda de Heavyhebi.

Mixcoatl: ¡No estoy dispuesto a tolerar este exceso de violencia!

Murdock: ¡¿Acaso el compartir rango le ha impedido escuchar que yo soy el oficial al mando de este equipo?!

Rompeguerras: ¿Siguen justicias enemigas?

Murdock: ¿...?

Mixcoatl: ¿Huh?

Los dos oficiales dejan de gritarse para quedarse mirando al cyborg cuando una luz roja comienza a parpadear en uno de sus ojos.

Rompeguerras: Si todos son enemigos de la justicia, todos son una amenaza.

Con esa idea en mente, el Rompeguerras pasa de considerar a Murdock, Mixcoatl y Heavyhebi de aliados a enemigos, abriendo su boca para cargar un disparo láser...

Murdock, Mixcoatl y Heavyhebi: ¡¡¡...!!!

... con el que causa una potente explosión en los calabozos, haciendo estallar la alarma.

Rompeguerras: Estoy aquí para ayudar.

Capítulo 11: El enjambre

Hace unos minutos...

El barco que el Rompeguerras usó para salir de la niebla ha sido sacado con un barco-grúa y llevado a los astilleros de la base. El navío ha quedado completamente quemado por el ataque de Sakazuki. Maverick y Dilys están supervisando el traslado.

Maverick: Buen trabajo.

Dilys: Ahora podremos investigar los restos y buscar algo que nos ayude a determinar la verdadera identidad del preso.

Los dos oficiales suben al barco acompañados de un pequeño escuadrón.

Maverick: El almirante de la flota lo ha dejado destrozado, francamente dudo que encontremos algo.

Dilys: ¿Cómo procedemos, comodoro?

Maverick: Hmmm, yo podría registrar la parte superior, tú encárgate de la bodega.

Dilys: Bien.

El grupo se divide, con la capitana bajando a la bodega y Maverick procediendo a entrar en los camarotes por encima de la cubierta. Nada más abrir la primera puerta ya se lleva una sorpresa: la sala está vacía, sin un solo mueble.

Maverick: Vaya.

Mientras tanto, Dilys ha encontrado la bodega con una sola caja fuerte, una muy grande, con la superficie achicharrada por el ataque de Sakazuki pero aparentemente intacta.

Dilys: Tú debes tener algo que mostrarme...

La capitana intenta girar la rueda para abrir la caja pero el mecanismo está estropeado, por lo que acaba desenvainando su espada y cortando la puerta en pedazos, revelando un montón de archivadores y cajas en su interior.

Dilys: Oh.

Pero antes de poder ver mejor lo que contienen, la alarma estalla.

Dilys: ¿Pero qué...? ¡El preso! ¡Soldados, no quiten la mirada de esa caja fuerte!

Marines: ¡Sí, capitana!

La oficial sube a cubierta reencontrándose con Maverick, quien también ha oído la alarma.

Maverick: ¡Parece que tenemos un fugado!


Con la explosión en los calabozos y el estallido de la alarma, todos los marines en New Marineford se movilizan para dirigirse a la entrada de los calabozos. En su despacho, el almirante de la flota exige un informe de la situación.

Sakazuki: ¡¿Qué está pasando ahí abajo?!

Rivoli: ¡Una revuelta en los calabozos, señor, es el preso de esta mañana!

Sakazuki: ¡¡Pues acabad con él!!

En los calabozos, Mixcoatl y Murdock han quedado muy malheridos por la proximidad del ataque, mientras que Heavyhebi ha quedado directamente fuera de combate.

Mixcoatl: Ugghh...

Murdock: Tsk...

El Prodigio es el primero en intentar levantarse, pero el Rompeguerras le pisa el brazo con el que pretendía hacerlo.

Murdock: ¡Aagh!

El cyborg se agacha sobre él y registra su abrigo, encontrando un manojo de llaves con el que se quita sus grilletes de piedra marina.

Murdock: ¡Vas listo si crees que podrás escapar con la que has armado!

Rompeguerras no responde a esa provocación, dejando caer los grilletes sobre el vicealmirante para luego caminar hacia la salida mientras el resto de presos le vitorean.

Presos: ¡¡Así se hace!!

Preso: ¡Has tumbado a tres oficiales de golpe!

Preso: ¡Sácame de aquí, te ayudaré a escapar!

Esto hace que el cyborg se detenga, prestando atención a los prisioneros a su alrededor, todos ellos piratas capturados por la Marine antes que él. De nuevo, el cursor rojo de su visor de ilumina hacia ellos.

Rompeguerras: Todos vosotros, piratas, sois también amenazas para la justicia.

Presos: ¿Eh?

Los gritos de los presos se oyen desde arriba en las escaleras, donde un escuadrón de soldados se ha colocado rodeando la puerta con escudos mientras otro escuadrón apunta a la puerta con bazookas.

Oyabun: ¡A mi señal!

Tras acabar con los presos, Rompeguerras reanuda su camino hacia las escaleras, murmurando:

Rompeguerras: Protocolo de Impresión: Activando

De repente, el interior de la caja fuerte del barco quemado empieza a resplandecer, alertando a los marines que hay vigilándola. Algo inquietos, los soldados se asoman a su interior, viendo los archivadores temblando para luego abrirse, dejando salir montones de hojas papel resplandeciente. Cuando una de ellas cae en las manos de uno de los soldados, éste puede comprobar que lo que brilla no es el papel, sino los trazos que hay sobre él formando un boceto del Rompeguerras.

Soldado: ¡...!

Volviendo a la entrada a los calabozos.

Oyabun: ¡¡Mantened posición!!

El contraalmirante de la Marine, visiblemente herido, dirige a los pocos artilleros que quedan en su escuadrón, disparando al Rompeguerras solo para ver como los proyectiles rebotan sobre su piel, dándole un espacio de tiempo para dispararles láseres explosivos tanto desde sus manos como por la boca, finalmente venciendo a Oyabun y a su escuadrón. De esta forma, el cyborg sigue su camino hasta que dobla la esquina del pasillo, encontrándose con la segunda línea de defensa: los oficiales Retro, Poltergeist, Madrass, Lullaby, Pixies, Normandia y John Giant.

Normandia: ¡Ahí está!

John Giant: ¡¡Detenedlo!!

Pero justo cuando el gigante se disponía a atacarle con su espada, un montón de enemigos idénticos al Rompeguerras entran en el pasillo desde el exterior y se abalanzan sobre él, empujándole a contra la pared mientras le golpean. Lo mismo ocurre con el resto, siendo atacados por sorpresa.

John Giant: ¡Agh!

Poltergeist: ¡¿Qué es esto?!

A lo que todos los atacantes, incluido el Rompeguerras original, responden al unísono:

Rompeguerras (Todos): Respondo al nombre de Rompeguerras.

Normiandia usa su katana para atravesarle la boca a uno de ellos cuando estaba a punto de dispararle, lanzándolo por el boquete que dejaron al entrar por la pared. Es entonces cuando ve hasta qué punto ha escalado la situación: la fortaleza está siendo atacada por cientos de Rompeguerras como el que tenían encerrado hasta hace un momento.

Rompeguerras (Todos): Mi misión: erradicar a los enemigos de la justicia.

Aunque los vicealmirantes en general no tienen demasiados problemas en destruirlos, su enorme superioridad numérica hace que no puedan detener a más de diez antes de ser cubiertos como si estuvieran en un partido de futbol americano. Incluso el escuadrón de gigantes está teniendo problemas para quitarse de encima a estos enemigos que están trepando por sus cuerpos como una colmena de abejas.

Lacroix: ¡Malditas hormigas!

De un barrido, el gigante manda a volar a varias decenas de cyborg, pero justo después otros veinte saltan sobre su cara, golpeándosela hasta que le hacen perder el equilibrio.

Rompeguerras (Todos): Estamos aquí para ayudar.

Kyoko: ¡¿Quién os creéis que sois...?!

En otra zona de New Marineford, la vicealmirante Kyoko ha estado abriéndose paso por la fortaleza cortando con su katana a los Rompeguerras mientras éstos estaban centrados en otros oficiales, hasta que finalmente colisiona con uno que logra bloquear su espada.

Kyoko: ¡¿...atacando este lugar?!

Rompeguerras: ...

Un segundo después, Hakuyo se sorprende al ver que el Rompeguerras ha usado ni más ni menos que busoshoku haki para bloquear el ataque con su brazo, procediendo después a dispararle con el láser de su boca. La vicealmirante esquiva fácilmente el disparo para luego atacar de nuevo. El cyborg analiza su patrón de movimientos y se prepara para detener su espada cuando la baje hacia él, pero justo cuando hace eso, tanto la espada como Kyoko desaparecen en el aire.

Rompeguerras: Bzzt.

Kyoko: ¡Salutation Démon!

De repente, la auténtica Kyoko corta al cyborg, viendole caer de cara al suelo después emitiendo un sonido metálico.

Kyoko: *suspiro*

Rompeguerras: Estoy aquí para ayudar.

Kyoko: ¿?

La vicealmirante se da la vuelta para ver que uno de los Rompeguerras que cortó está volviendo a levantarse, seguido por otro, y otro más.

Rompeguerras: Estoy aquí para ayudar.

Kyoko: ¡Venga ya...!

Viéndose en inferioridad numérica, Kyoko opta por retirarse y reunirse con sus compañeros, saliendo del pasillo justo cuando los cyborgs abren fuego contra ella.

Mientras tanto, en el exterior de la base, los Rompeguerras están arrasando el puerto para tomar los barcos que hay amarrados allí. En medio de los enfrentamientos, un grupo de Rompeguerras traslada las cajas que había dentro de la caja fuerte junto con los archivadores, algo que no pasa desapercibido.

Kizaru: Uuuy... Tanta seguridad para proteger eso debe tener un motivo.

Desde un balcón en los pisos superiores de la base, el almirante Kizaru se desintegra y luego vuelve a aparecer sobre el puerto, generando un fuerte destello ante el cual los Rompeguerras quedan impasibles.

Kizaru: ¡Yasakani no Magatama!

De esta forma, el almirante parte por la mitad la plataforma de madera sobre la que se encontraban los cyborgs con las cajas, pero éstos se apartan en el último momento y proceden a dispersarse con las cajas, mientras que otros caen por el agujero que queda en la plataforma.

Kizaru: Yo creo que no. ¡Yata no Kagami!

Convirtiéndose en una estela de luz, Kizaru baja rápidamente al puerto y parte en dos al primer Rompeguerras con su ama no murakumo, haciéndole soltar la caja. Repitiendo la misma operación con los otros dos, el almirante acaba deteniéndose para tratar de localizar al cuarto.

Kizaru: Dónde estará, dónde estará...~ Allí estás.

El último Rompeguerras que buscaba está a bordo de uno de los barcos de la Marine, apuntando al almirante con un bazooka y con la caja abierta junto a él. Sin cambiar su expresión facial, el Rompeguerras abre fuego contra él.

Kizaru: Qué miedo...

Kizaru se dispone a desintegrarse antes de que el proyectil le alcance, pero de repente los Rompeguerras que habían caído al agua a consecuencia de su yasakani no magatama salen impulsados de ella como cohetes, provocando una salpicadura que alcanza de lleno al marine.

Kizaru: Ufff...

Esto le ha hecho anular momentáneamente su poder, pero antes de poder percatarse de ello, el proyectil le alcanza.

Capítulo 12: Destrucción y Cataclismo

Mientras el ataque a New Marineford ocurre, Isla Youyu Kanmuri sigue siendo arrasada por el invasor enmascarado y su ejército de Hydras voladoras. Los soldados rasos caen como moscas ante él y los aokage están teniendo serias dificultades para hacerle frente aun estando los cuatro juntos. El enmascarado ha estado centrándose en acabar primero con Elzo por su molesta habilidad, pero los otros tres hacen todo lo posible para mantenerle alejado de él.

Soldado: ¡¿Quién es ese hombre?!

Soldado: ¡Por qué tiene los poderes de Barbablanca!

Soldado: ¡Eso da igual, debemos mantener el tipo! ¡Mirad a los aokages!

Hanzo: ¡Terraforma: Mada!

El de las Dos Caras ha golpeado el suelo para hacer salir protuberancias de roca alrededor del enemigo, dejándole atrapado de forma que solo la cabeza le queda visible. Acto seguido, Basto y Shiro saltan hacia él para atacarle, Basto con sus dedos imbuidos en haki para asestarle un shigan y Shiro con los puños echando chispas gracias a la electricidad estática de su fruta.

Basto y Shiro: ¡Haaaaaaah!

Pero cuando están a punto de alcanzarle, el invasor saca las manos fuera de las rocas y agarra a cada uno por la cabeza con una mano.

Enmascarado: ¡Kabutowari!

Tras generar vibraciones desde el brazo con el que está sujetando a Basto, el enmascarado estampa a ambos aokages en el suelo, destruyéndolo después con dichas vibraciones. Mientras que Shiro sufre una gran cantidad de daño, Basto queda directamente fuera de combate por haber recibido la fuerza del temblor en la cara.

Hanzo: ¡Shiro! ¡Basto!

Elzo: ¡...!

Enmascarado: Soru

Dejando a los Aokages Halcón y Toro en el suelo, el enemigo carga contra el León, quien procede a imbuir ambos brazos en busoshoku haki para detener su avance.

Elzo: ¡No dejaré que sigas haciendo daño a mis hombres!

Enmascarado: Eso dijiste la otra vez.

Elzo: ¿Cómo?

Enmascarado: Bueno, no tú exactamente.

Acto seguido, el enmascarado da un rodillazo al vientre de Elzo, logrando que se agache para luego golpearle en la nuca, acabando de estamparle en el suelo. Esto es visto por Leas y Jack, quien decide levantarse y dirigirse hacia la salida.

Jack: Leas. Nos toca.

Enmascarado: La experiencia me ha enseñado que debo quitarte del medio el primero. La otra vez cometí el error de dejarte para el final.

Elzo: Tsk...

Antes de que el Monje se levante, el invasor alza su bisento con ambas manos, generando una burbuja vibratoria alrededor de la oja, pero cuando va a dar el golpe final, Hanzo le alcanza para golpearle en la espalda.

Hanzo: ¡Tetsuyashi!

Enmascarado: ¡...!

Otro lugar donde también se ha peleado mucho ha sido en Kaiju Island, donde los Piratas de las Aguas Estancadas están subiendo a la cima del volcán más alto a lomos de una tortuga gigante con un chichón en la cabeza. Venjen está sentado sobre su cabeza, mientras que la tripulación, visiblemente agotada, se recupera sobre el caparazón.

Venjen: ¡Vamos, chicos, que el rey kaiju está a solo unos metros!

Jolwuf: ¡Hemos domado un montón de monstruos subiendo hasta aquí! ¡¿Por qué no nos hemos quedado con la polilla gigante, volver al barco, reabastecernos y luego llegar volando al volcán!

Venjen: ¡Teníamos que vencer a todos los monstruos que nos encontrásemos! ¡¿Y si por ir volando en plan tramposo nos saltábamos alguno realmente potente?! ¡Mirad a este, su caparazón ha tankeado nuestros mejores ataques y encima hace aquello tan chulo cuando se mete dentro!

Sitsy: Y aun así el del volcán es peor...

Venjen: ¡Perni nos avisará si el rey kaiju aparece en la cima del volcán, así iremos directamente a la carga!

Fersa: ¡Hablando de Perni! ¿No es esa de ahí arriba...?

Venjen: ¿Dónde?

Cuando Venjen mira hacia donde la joven apunta, ve a Perni cayendo del cielo hacia ellos.

Venjen: ¡Joder, PERNI!

Theodhelm: ¡La cojo!

Usando su habilidad para interceptar a la ninja con un brazo gigante, el carpintero la baja con Fersa, quien se apresura a sacar el botiquín. La anciana tiene signos de haber sufrido una paliza, además de haber perdido su brazo robótico.

Venjen: ¡Perni! ¡Perni, dime algo, joder! ¡¿Qué coño te ha pasado?!

Perni: S-se nos han adelantado...

Venjen: ¿Qué?

La cabeza de Don Barbacoa comienza a echar humo, tanto por la furia que le causa ver a un tripulante suyo apalizado por un desconocido, como por la frustración de haber llegado tarde a la cima del volcán.

Venjen: ¡¡Tortuga, sube a ese volcán a toda máquina!!

Gamera: ¡...!

Siguiendo la orden, la tortuga gigante mete sus patas traseras dentro del caparazón, dando paso a una ráfaga de fuego que impulsa a la tortuga y a los piratas rápidamente hasta la cima del volcán. Allí, la lava ocupa solo el centro de la cima, con el resto cubierto con suelo volcánico. Al otro lado de la plataforma, un inmenso dragón yace inconsciente con la cabeza llena de chichones, mientras una corpulenta figura juguetea con el brazo robótico de Perni sentada en el suelo.

Venjen: ¡Ese es! ¡¡EH, TÚ, CARAMIERDA!!

Individuo: ¿Huh? ¡¿Quién ha dicho eso?!

El individuo se levanta para revelar ser una enorme mole formada por una masa azul, con ojos llameantes y un sombrero de copa en la cabeza, quedándose pequeño en comparación al cuerpo de su dueño.

Venjen: ¡¿Quién te crees que eres para atacar a mi kunoichi?!

Individuo: ¡Esa vieja bruja se entrometió en mi pelea contra el rey kaiju, no podía permitirme ninguna distracción! Aunque al final el bicho este ha sido más fácil de lo que pensaba... ¡Oye, y tú quién eres, insultándome así por la cara!

Venjen: ¡¡Yo estaba antes, quién coño te crees que eres tú!!

Individuo: ¿Yo? ¡Yo soy el nuevo rey kaiju, el hacedor de viudas, el puto Cataclismo que va a poner este nuevo mundo patas arriba!

Venjen: ¡Pues mira, si eres el nuevo rey kaiju, solo tengo que quitarte del medio para conseguir el título!

Cataclismo: ¡Jojojo! ¡El retaco tiene pelotas!

Venjen: ¡¿Retaco?!

Enfurecido, el joven pirata se lanza a por Cataclismo con sus dos brazos ardiendo, mientras éste suelta el brazo robótico y simplemente ve acercarse a su adversario.

Venjen: ¡Impetum Meteorum!

El ataque es tal que logra atravesar la piel del monstruo con ambos puños, sonriendo momentáneamente por ello hasta que se da cuenta de lo blando y viscoso que es el interior de la criatura, como si careciese de órganos internos y en su lugar tuviese...

Venjen: ¿Pintura?

Acto seguido, el Cataclismo golpea a Venjen con el dedo y lo manda volando justo delante de la tortuga.

Cataclismo: ¡Jejejejejeje!

Venjen: Ñghhh...

Redsu: ¡Venjen!

Cloff: ¿Un logia?

Jolwuf: ¡Eh, Venjen, si sabes usar haki, úsalo siempre, tarugo!

Acto seguido, el monstruo se coloca para tomar impulso.

Venjen: ¡He... He usado haki en ese golpe, viejo, deja de joderme!

Cataclismo: ¡Paintoken: Savage Buster!

Cataclismo echa a correr a gran velocidad hacia los Piratas de las Aguas Estancadas, por lo que él se dispone a detenerle.

Venjen: ¡Homo Magma: Krakatoa!

Don Barbacoa carga contra el monstruo mientras el resto de su tripulación también se prepara para bajar de la tortuga a ayudarle.

Venjen: ¡Furore Nigrum!

Pero de nuevo, aunque su brazo esté reforzado con busoshoku haki, el ataque de Venjen simplemente pasa a través del Cataclismo, mientras que él embiste a la tortuga con todas sus fuerzas, mandándola volando fuera del volcán hacia la selva.

Piratas de las Aguas Estancadas: ¡¡VENJEEEEEEEEEEEEEEEN!!

Jolwuf: ¡¡¡VENIR AQUÍ FUE UNA IDEA DE MIERDAAAAAAAAAAA!!!

Venjen: ¡¡CHICOS!!

Venjen se asoma al borde del volcán para ver a sus compañeros caer con la tortuga, quedando totalmente desconcertado.

Cataclismo: GG.

Capítulo 13: El Maldito

Los Piratas de la Peliazul tampoco se han librado de luchar, estando ahora desperdigados por el palacio enfrentándose a las estatuas que había en la entrada, ahora dotadas de vida.

Wallace: ¡Son demasiados!

En su forma híbrida, Wallace hace pedazos las estatuas con sus afiladas garras, aunque su cuerpo ya está lleno de heridas por haber atraído tanto la atención enemiga. Otro que también está empezando a tener problemas es Elliot, pues la puesta de sol está poniendo fecha de caducidad a sus poderes.

Elliot: ¡Estas cosas tienen suerte, si estuviésemos en plena mañana ya los habría convertido en arenilla!

Chiyome va corriendo por las vigas del techo del palacio lanzando kunais a las estatuas del suelo, pero éstos no parecen tener efecto alguno en su pétrea piel.

Chiyome: ¡...!

Benjiro y Talp luchan codo con codo para defender a Cecilie, retrocediendo hacia un campanario al fondo del pasillo.

Ben: ¡Nos estamos separando del resto!

Talp: ¡Pues acabemos con estos soldados de piedra y volvamos!

Pero nada más decir eso, el trío ve más estatuas yendo hacia ellos armadas con lanzas y espadas.

Ben: ¿Alguna idea, Cecilie...?

Cecilie: Pueeees... ¡Sí! ¡Rápido, al campanario!

Meredy, por otro lado, está en la sala del trono en posición de guardia con su bastón, mostrando signos de cansancio frente a su adversario: un esqueleto con capa negra y un sombrero de copa morado en la cabeza.

Esqueleto: ¿Esto es todo?


Antes...

Los Piratas de la Peliazul recorren todo el palacio encontrándose únicamente con restos de trampas, todas ellas saltadas ya, pero sin haber dejado ningún cadáver.

Talp: Empiezo a pensar que se nos han adelantado.

Meredy: ¡Solo nos queda subir estas escaleras!'

La Peliazul sube los escalones corriendo.

Wallace: ¡Eh, Meredy, espera un momento!'

Arriba de las escaleras hay una gran puerta doble y entreabierta, la cual la joven abre por completo para entrar en lo que parece la sala del trono del palacio.

Meredy: Woooo... ¡Eh!

Al fondo de la sala, sentado en el trono, hay un esqueleto con sombrero de copa sosteniendo un báculo con una mano, alrededor del cual circula una extraña luz verde.

Meredy: Si eso no es el Báculo de Si Junfá no sé qué más puede ser.

Pero cuando la Peliazul se dispone a ir a cogerlo, el esqueleto rápidamente se aferra al bastón con la otra mano y empieza a hablar.

Esqueleto: ¡Ni se te ocurra poner tus zarpas sobre él!

Meredy: ¡¿EEEEEEEEEEEEH?!

Wallace: ¡Meredy!

Pero justo cuando el resto de la tripulación va a entrar por la puerta, ésta se cierra a cal y canto, dejando a la capitana sola con ese ser.

Meredy: ¡Eh! ¡Esos eran mis compañeros!

Esqueleto: Tú... Dime tu nombre.

Meredy: ¡Meredy Aoyama!

Esqueleto: Meredy... Aoyama... Ya veo, también existes en este mundo. ¿Vienes a por el Báculo de Si Junfá?

Meredy: ¡Así es!

Esqueleto: ¡Pues no te lo permitiré! ¡El báculo es mío! ¡Ya intentaste quitármelo antes y te lo impedí, puedo volver a hacerlo!

Meredy: ¿Antes? Si acabamos de conocernos. ¿Quién eres? ¿Por qué eres un esqueleto parlante?

El Esqueleto se queda callado un momento, escondiendo su báculo tras su capa.

Esqueleto: Mi nombre es Maxwell Scribble. Vengo de un lugar muy lejano.

Meredy: ¿Scribble? Creo que me suena...

Esqueleto: En el lugar de donde vengo tú estabas, colaboramos para hacernos con esta reliquia, el Báculo de Si Junfá.

Meredy: Emmm, creo que no.

Esqueleto: ¡Pero me traicionaste, intentaste quedártelo solo para ti!

Meredy: ¿?

Esqueleto: Y no dejaré que tú lo intentes también.

Dicho esto, el esqueleto golpea el suelo con el báculo, haciendo que toda la ciudad sea envuelta en una ráfaga de luz verde que, tras cubrir las estatuas de la entrada al palacio, hace que sus ojos se iluminen u sus dedos empiecen a moverse.

Meredy: ¿Qué ha sido eso?

Esqueleto: Es el poder del báculo. Otorga grandes habilidades de lucha, invulnerabilidad y poder sobre el ejército de Si Junfá, pero este aspecto...

El esqueleto dice esto mirándose sus huesudas manos.

Esqueleto: Cualquiera diría que soy víctima de una extraña maldición.

Dicho esto, el esqueleto se pone en guardia para atacar a Meredy, saltando del trono para chocar su báculo contra el suyo.


Meredy: ¡M-Maldito...!

Esqueleto: Tiene gracia, así es como me llaman los demás.

Meredy: ¿Eh?

Esqueleto: "Maldito". Decidimos ponernos nombres clave entre nosotros para no confundirnos.

Dicho esto, el Maldito se mueve rápidamente hacia la Peliazul y empieza a intercambiar golpes con ella. Aunque Meredy se defiende a gran velocidad, su adversario resulta ser más rápido y logra asestarle un golpe en un costado, luego en el abdómen y luego en la barbilla, los tres en el último segundo. Acto seguido, el Maldito la rodea para golpearle la espalda con el extremo de su báculo, y aunque ella es capaz de recubrir el punto de impacto con busoshoku haki, el golpe la empuja hacia las escaleras que llevan al trono.

Meredy: ¡Ugh!

La Peliazul hace un esfuerzo para levantarse cuando de repente ve un cilindro junto a ella en el escalón. Por los grabados que tiene, Meredy le encuentra un cierto parecido al báculo del Maldito.

Meredy: ¿Qué...?

Maldito: Oh, sí, el motivo de mi visita aquí fue para hacerme con el Báculo de Si Junfá de este mundo, pero al tener ya el mío, éste me rechazó.

La imagen de sí mismo gritando de dolor al sostener ambos bastones pasa por su mente antes de volver a centrarse en Meredy.

Maldito: Ugh... En fin, este podrías haberlo tenido tú pero qué demonios, lo rompí.

Meredy: ¡...!

Impactada, la Peliazul sigue levantándose, pero ahora coge el fragmento del báculo con una mano, provocando de nuevo la ira del Maldito.

Maldito: ¡¡SE MIRA PERO NO SE TOCA!!

De vuelta con el resto de la tripulación, Cecilie, Ben y Talp huyen de los soldados de piedra hacia la torre del campanario, una pagoda en los jardines del palacio.

Talp: ¡Corre, corre, corre, que nos pillan!

Cecilie: ¡Rápido, entrad!

Pero cuando los tres piratas entran en el interior de la torre, Cecilie se apresura a señalar la puerta que hay al otro lado del edificio.

Cecilie: ¡Vamos, fuera, fuera fuera!

Talp: ¿Huh?

Cecilie: ¡Todos fuera!

Los dos piratas siguen la orden y salen de la pagoda por el otro lado. Cuando los soldados de piedra entran, lo primero que ven es a Cecilie con una mano apoyada a uno de los pilares de madera junto a la puerta.

Soldados: ¿?

Cecilie: ¡Ciao~!

Acto seguido, Cecilie usa su poder para secar al máximo el pilar de madera, extendiendo su efecto a toda la madera que sostiene la torre hasta que ésta cae por su propio peso encima de los soldados. Gratamente sorprendidos, Ben y Talp proceden a mostrar carteles de puntuación, con un 10 y un 9 respectivamente.

Talp: ¿Y ahora qué?

Cecilie: ¡Meredy sigue encerrada ahí dentro, tenemos que encontrar la forma de abrir esa puerta!

En ese momento, Chiyome aparece junto a ellos desde el interior de una nube de humo.

Cecilie: ¡Chiyome, qué bien que estés aquí, necesitamos tu ayuda para colarnos en la sala donde Meredy se quedó encerrada!

Pero la kunoichi responde con una expresión preocupada, señalando temblorosamente al interior del palacio. El motivo: el Maldito ha salido del salón del trono agarrando a Meredy por el cuello con una mano mientras que con la otra hunde el Báculo de Si Junfá en su costado, causándole bastante dolor.

Wallace: ¡¡Meredy!!

Elliot: ¡¡Meredy!!

El primer oficial y el navegante intentan correr hacia ella pero ambos son interceptados por un gran número de soldados de piedra que se lanzan sobre ellos para inmovilizarles.

Maldito: Ahora. ¿Dónde están los otros cuatro?

Capítulo 14: Ilocalizable

En New Marineford, los vicealmirantes Maynard y Bastille se han unido a la lista de oficiales derrotados por los Rompeguerras, a la cual ya pertenecen Normandia, Lullaby y Kyoko, quien finalmente fue alcanzada por los cyborgs antes de poder reunirse con sus aliados.

Dredd: ¡Tú...!

Los vicealmirantes Dredd, Rivoli, Chatton y Momousagi han bloqueado el paso a otro grupo de Rompeguerras junto con varios otros oficiales.

Dredd: ¡Esto acaba aquí, Garabateador, sé que estás entre uno de estos!

Rompeguerras: ...

Dredd: ¡Y pienso destruiros uno a uno hasta encontrar al original!

Dredd se prepara para disparar su ojo biónico mientras que Rivoli y los otros se ponen en guardia, dando lugar a otros enfrentamiento.

Mientras tanto, un Rompeguerras solitario se ha abierto camino hacia la sala de archivos de la Marine dejando un rastro de empleados fuera de combate, empezando a revisar archivadores. La carpeta que revisa es concretamente la que ficha a los individuos según su fruta del diablo, tanto si son agentes del gobierno como civiles o criminales.

Rompeguerras: Buscando...

La retícula de sus ojos se dedica a comprobar rápidamente el nombre de la fruta identificada y el nombre de su consumidor antes de pasar la página. Esta información es comparada con otra que ya tiene almacenada en su cerebro: la de un criminal llamado Enel, de Berrysymbol500.000.000 de recompensa y con el poder de la fruta Goro Goro. Sin embargo, el cyborg termina su lectura antes de encontrar una coincidencia.

Rompeguerras: Bzzt.

Ante este cambio en los acontecimientos, el Rompeguerras saca un pequeño den den mushi de su muñeca con el que hace una llamada.

Rompeguerras: La búsqueda ha fracasado. Localización del objetivo: indeterminable. Solicito ejecutar el Plan B-

Pero antes de acabar la frase, el cyborg es atravesado por un ardiente perro de magma que deja un gran agujero en su torso, haciéndole gesticular de dolor.

Sakazuki: ¡Inugami Guren!

El almirante de la flota había visto por las cámaras de seguridad como el cyborg estaba husmeando en los archivos secretos de la Marine y, queriendo detenerle personalmente, bajó hasta allí desde su despacho atravesando el suelo con sus poderes.

Sakazuki: Debí haberte matado en el momento en que saliste de esa niebla, maldita monstruosidad. ¿Con quién has contactado?

Akainu camina hacia el Rompeguerras mientras éste cae de rodillas al suelo, mirando los destrozos que el magma ha causado a su cuerpo.

Sakazuki: Patético. ¿De verdad creíais que ibais a derrotar a la representación de la justicia en este mundo?

Rompeguerras gira lentamente su cabeza hacia él antes de responder.

Rompeguerras: Negativo...

Y dicho esto, el cyborg se transforma en una hoja de papel rápidamente engullida por las llamas.

Sakazuki: ¿?

Borsalino: Oooooh...

Sakazuki se da la vuelta al oír la voz de su subordinado, viéndole de pie en la puerta con su habitual expresión calmada.

Sakazuki: ¡¿Qué haces ahí parado, Borsalino?! ¡Estamos en mitad de una guerra!

Borsalino: Eso he visto...

Acto seguido, Kizaru se desintegra en un fuerte destello con el que deslumbra a Sakazuki, obligándole a cubrirse los ojos con un brazo. Acto seguido, el almirante reaparece sobre él para asestarle una patada que él bloquea rápidamente con su puño reforzado con haki.

Sakazuki: ¡¿Qué significa esto?!

Pero cuando el almirante de la flota consigue una mejor visión de su subordinado se da cuenta de que algo no va bien. Kizaru está rodeado de una especie de humo negro mientras que sus ojos desprenden un misterioso brillo rojo a través de sus gafas. Sin dejar de esbozar su característica sonrisa, Kizaru cruza los brazos y junta sus índices con sus pulgares.

Kizaru: Yasakani no Magatama.

Sakazuki: ¡¡¡...!!!

Mientras tanto, en los pasillos de New Marineford...

Soldado: ¡Gaaaaaas!

Oficial: ¡El enemigo nos está atacando con gas, que todo el mundo se ponga a cubierto!

Los ventanales de la fortaleza son destruidos por fuertes explosiones que liberan un gas negro en su interior. Todo marine que lo inhala queda inmóvil unos segundos hasta que recupera la consciencia y comienza a atacar violentamente a sus aliados, mostrando un rojo brillante en sus ojos.

Las explosiones de gas son cortesía de los barcos de guerra amarrados en el exterior, ahora ocupados por los Rompeguerras. Usando las bombonas de gas que habían en el interior de las cajas que transportaban, los cyborgs han modificado las balas de cañón para meterles el gas dentro y luego dispararlo con los cañones de los barcos. Todo esto es filmado por otro Rompeguerras usando un den den mushi visual, retransmitiendo las imágenes en directo a una pantalla en el Ape's Concert. Allí, una gran silueta con cuernos ve como New Marineford es envuelto poco a poco en ese gas negro.

???: El Rompeguerras está cumpliendo con su papel de forma eficiente, sólo necesitaba un poco de ayuda. Una pena que la fruta Goro Goro esté ilocalizable en este mundo. Pasemos al Plan B, Rompeguerras.

Resulta que junto a esa persona hay por lo menos otro Rompeguerras, el cual procede a seguir otra cadena que sale del Ape's Concert hacia el mar azul. Junto a él lleva un cartel de recompensa, mirándolo una vez sale al exterior, en la playa de otra isla, para repasar la identidad ilustrada en él.

Rompeguerras: Respondo al nombre de Rompeguerras. Mi misión: erradicar a los enemigos de la justicia. Estoy aquí para ayudar. Debes venir conmigo.

En la playa, delante de él, los Los Orokamono miran al cyborg de forma incrédula. La tripulación parecía haber montado un banquete en la playa cuando la niebla arco iris apareció de repente. Si embargo, estos ocho piratas no son el motivo del interés del cyborg, sino el noveno invitado que está con ellos.

Rompeguerras: Buke D. Rixo.

Capítulo 15: No es negociable

Los Orokamono no saben muy bien cómo reaccionar ante esta extraña situación, pero Rixo se pone a la defensiva, dando dos pasos hacia el Rompeguerras.

Rixo: ¿Y quién eres tú si puede saberse?

Rompeguerras: Respondo al nombre de Rompeguerras. Mi misión: erradicar a los enemigos de...

Rixo: Vale, vale, ahora entiendo que te has presentado antes. ¿Por qué debería ir contigo?

Rompeguerras: No es si "deberías". Debes.

El tono autoritario del cyborg logra molestar a Rixo, quien aprieta los puños.

Rompeguerras: Has sido elegido para formar parte de una operación de alto secreto.

Rixo: ¿Y si me niego?

Rompeguerras: No es negociable.

El parpadeante visor rojo del Rompeguerras hace que los Orokamono se pongan juntos delante de Rixo.

Xiro: ¡Yo te diré lo que no es negociable, nosotros dándote una paliza por el mero hecho de pensar en secuestrar a mi hermano!

Rompeguerras procede a escanear a todos los Orokamono con su retícula, pero ninguno de ellos está en su base de datos.

Rompeguerras: No tengo constancia de que seáis una amenaza para la justicia. Solo he venido a por Buke D. Rixo. Mostrad resistencia y cambiaré mi criterio.

Xiro: ¡Pues ya estás tardando, porque Rixo se queda aquí!

Decididos, los nueve piratas se ponen en guardia, a lo que el cyborg procede a actualizar su base de datos para incluir sus caras en la lista de amenazas.

Rompeguerras: Negativo.

El cyborg levanta los brazos y dispara dos rayos láser a los piratas, quienes proceden a esquivarlos y dispersarse. Quien queda más cerca de él es Nechima, cargando contra él con la intención de golpearle con sus brazos mecánicos.

Nechima: ¡Cyborg Boxing: Gin Hakaisha!

Viendo venir el puñetazo, Rompeguerras lo detiene agarrando a la carpintera por la muñeca y la rodea para agarrarle la otra tras ella. Acto seguido el Rompeguerras tira bruscamente y le arranca de cuajo sus prótesis a la cyborg.

Nechima: ¡¡IAAAAAAAAAAAH!!

Denis: ¡¡Nechima!!

Luego, el Rompeguerras la remata disparándole en la espalda con el láser de su boca, haciéndola salir disparada hacia el agua, al borde de la niebla arco iris.

Cunius: ¡Nechima! ¡Niper, vamos a ayudarla!

Niper: ¡Sí!

Denis: ¡¡Maldito!!

Denis se lanza contra el Rompeguerras en su forma híbrida, chocando su puño contra el brazo imbuido en haki del Rompeguerras. Aun así, el cyborg no se molesta en mirarle, en su lugar buscando a Rixo.

Rixo: ¡Thunder AK-47!

Voltio Cruel está apuntando con un dedo al Rompeguerras desde lejos, disparando una sucesión de rayos hacia él. Sin embargo, el cyborg se apresura a agarrar a Denis y moverle delante de él para hacerle ser electrocutado en su lugar.

Denis: ¡¡...!!

Rixo: ¡Lo siento!

Rompeguerras aparta al tembloroso Denis de su camino y se lanza a por Rixo, encontrándose con Saibansho, Suípu y Donny en su camino.

Saibansho: ¡BuruPitto!

Suípu: ¡Hoki Kenpo!

Donny: ¡Donny no Dangan!

Pero el Rompeguerras pasa a través de su defensa antes de que puedan llegar a ejecutar sus ataques, extendiendo su mano hacia Rixo a punto de cogerle cuando...

Xiro: ¡Voltage One!

...de repente choca contra de cara contra una de las piernas reforzadas de Xiro, deteniéndose en seco.

Xiro: ¡Voltage Two!

Acto seguido, la pierna de Xiro se vuelve más delgada mientras que sus brazos se vuelven mucho más largos y corpulentos, usándolos para golpear al cyborg contra el suelo.

Xiro: ¡Gorilla Smash!

Rompeguerras: ¡Bzzt!

Xiro: ¡¡Rixo!!

Rixo: ¡Seh!

Con sus poderes, Rixo genera una esfera de energía eléctrica sobre Rompeguerras mientras sigue en el suelo.

Rixo: ¡Okina Denchi!

Antes de que Rompeguerras empiece a levantarse, Rixo desploma esa concentración de energía eléctrica sobre él, causando un fuerte estallido de chispas y dejando un cráter en la arena.

Xiro: ¿Ha caído?

Rixo: Mejor asegurarnos...

Pero cuando los dos hermanos se asoman a comprobar el interior del cráter solo ven una corriente de aire en el centro, como si algo acabase de moverse de ahí a gran velocidad.

Xiro: ¿Qué...?

En ese momento, el Rompeguerras aparece chispeando tras ellos como si se hubiese teletransportado, agarrando a cada uno por la cabeza y golpeándoles el uno con el otro. Tal es la fuerza del golpe que Xiro cae al suelo aturdido, haciendo un gran esfuerzo para levantarse mientras ve a Rixo siendo arrastrado por el Rompeguerras con la ayuda de otro igual que él.

Xiro: ¡Rix... o...!

El Collar Eléctrico se apresura a convertir su brazo en un cable para alargarlo hacia su hermano y rescatarlo, pero un tercer Rompeguerras lo detiene antes de alcanzarlo.

Xiro: ¿?

Rompeguerras: ...

Tras mirarle un instante, el Rompeguerras dispara uno de sus láseres a Xiro en la cara, mandándolo a volar con la explosión. Ese último ataque, añadido a su aturdimiento, finalmente hacen que el capitán de los Orokamono ceda y pierda la consciencia.

Rixo: ¡Xiro! ¡Soltadme, desgraciados!

Rixo se zarandea mientras dos Rompeguerras le agarran por los brazos hasta que finalmente se transforma en electricidad y pasa a través de ellos, volando hacia la playa cuando de repente es agarrado de nuevo por ellos, esta vez con sus manos recubiertas con busoshoku haki.

Rompeguerras: Gracias por tu colaboración.

Rixo: ¡No! ¡Xiroooo!

Y así, Rixo es arrastrado al interior de la niebla mientras que el Rompeguerras restante sigue apuntando a los Orokamono con sus armas. Aunque solo Nechima y Xiro han sido completamente derrotados, el resto de los Orokamono vacilan a la hora de atacar de nuevo al Rompeguerras, incluido Denis, recientemente reincorporado. Niper incluso ha ido a recoger a Xiro del suelo.

Rompeguerras: ...

Aun así, los piratas siguen siendo considerados amenazas para él, por lo que empieza a cargar su próximo disparo.

???: Alto al fuego.

En ese momento, una inmensa silueta cornuda se forma entre la niebla.

Saibansho: ¿Huh?

Suípu: ¿Pero qué...?

Donny: ¿Veis lo mismo que Donny?

Silueta: Has cumplido tu misión, Rompeguerras, tus compañeros necesitan todo tu apoyo en otra parte.

Al oír estas palabras, el cyborg cancela el ataque.

Rompeguerras: Estoy aquí para ayudar.

Y tan pronto como acaba la frase, el cyborg levanta el vuelo con los propulsores de sus botas y entra en la niebla arco iris, seguido por la silueta.

Saibansho: ¡Eh! ¡Volved aquí, no hemos acabado con vosotros!

Pero sus enemigos ya les ignoran, regresando tranquilamente al Ape's Concert donde se encuentran con Rixo sobre los restos de un barco recibiendo una paliza de sus captores por haber intentado huir de nuevo. Mientras tanto, el otro Rompeguerras saca su den den mushi.

Rompeguerras: Objetivo capturado. Misión cumplida.

Esta llamada es recibida simultáneamente por la mujer misteriosa de Kettei, el Maldito, Cataclismo y el enmascarado en Youyu Kanmuri, quien está sosteniendo a un magullado Hanzo del cuello mientras pisa a Elzo con un pie. Todas las fuerzas del Seigisen que había en la superficie ya han caído, siendo relevadas por Leas y Jack. Ambos están mirándole fijamente, compartiendo la intención de matarle por lo que ha hecho.

Jack: ¿Qué crees que estás haciendo?

A lo que el enmascarado responde, satisfecho por la llamada que ha oído en su bolsillo:

Enmascarado: Ganar.

Capítulo 16: Algo que deben saber

En el archipiélago de Eiyuu, la niña que habló con la misteriosa artista en Seigi está en su casa intentando copiar el dibujo que ella le regaló mientras su madre prepara la cena. Aunque está hecho con un estilo más simple, la niña ha intentado darle un aspecto menos feroz a su gigante, dándole una capa y una espada.

Niña: Bien.

Contenta con el resultado, la niña corre a enseñarle el dibujo a su madre.

Niña: ¡Mira, mamá, el nuevo protector gigante de Seigi! ¡Él nos protegerá de los piratas con su espada!

Madre: ¡Eso es fantástico, cielo!

Pero mientras hablan, el diseño de la mujer artista que la niña dejó en su cama empieza a brillar.

Escondida en la ciudad de Kettei, la mujer escucha el aviso del Rompeguerras.

Rompeguerras: Objetivo capturado. Misión cumplida.

Mujer: Por fin. ¡Es la señal, chicos!

Todos los puestos de vigilancia de la ciudad han sido ocupados por ella, sustituyendo a los guardias por dummies iguales que ellos.

Mujer: Impression

De repente, el dibujo de casa de la niña se transforma en un auténtico gigante ancestral, alzándose mientras destruye la casa en la que estaba mientras empuña un enorme garrote. Al mismo tiempo, más gigantes como el primero aparecen por el archipiélago, la mayoría en callejones o esquinas poco visibles, donde ella antes había dejado los dibujos discretamente.

Gigantes: ¡¡RAAAAAAAAAH!!

Acto seguido, Fleur recibe una llamada en la base subterránea.

Fleur: Aquí Fleur.

Vigía: ¡Capitana, llamo desde la superficie, unos gigantes han aparecido de repente por todo el archipiélago!

Fleur: ¿Qué?

Vigía: ¡Son enormes, con cuernos y armados con garrotes, están arrasando las ciudades! ¡También han aparecido en Kettei!

Fleur: ¡¿Cómo?! ¡Marcel!

Marcel: ¡Voy!

En solo 30 segundos, el tritón carabela sube de nuevo a la superficie para ver a tres gigantes descomunales, con cuernos en la cabeza y armados con picos y palas.

Gigante: ¡Cavad~!

Gigante 2: ¡Cavad~!

Gigante 3: ¡Volved a cavar~!

Mientras cantan, los gigantes clavan sus picos y palas en el suelo y empiezan a retirar tierra, horrorizando a Marcel.

Marcel: ¡¿"Cavad"?!

Viendo el panorama, Marcel vuelve a la base.

Marcel: ¡Están cavando un agujero! ¡Creo que vienen a por nosotros!

Fleur: ¡Lo que nos faltaba!

Vigía: ¡Capitana, solicitamos evacuación, nos van a aplastar!

Fleur: ¡Vale, vale, ahora mismo iremos a buscaros!

Gacha

El vigía cuelga el auricular para luego mirar a la artista, quien ha estado aguantándose la risa durante toda la conversación.

Vigía y Mujer: ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJA!

Mientras tanto, la Marine hace lo que puede para defender el archipiélago de los gigantes, disparándoles con los cañones de sus barcos mientras éstos contraatacan lanzándoles casas.

Fleur: ¡Piratas del Zafiro, a vuestros puestos de defensa, tenemos compañía!

Jean: ¿Qué pasa?

Fleur: ¡Unos gigantes están cavando un agujero, nos quieren invadir!

Jean: ¡¡Ni hablar!!

Fleur: ¡Voy a mandar a Gareth a buscar a nuestros hombres en la superficie!

Jean: ¡Iremos con él!

Y dicho esto, el Trapiche Emerald y el Ocean Spirit suben a la superficie gracias a Marcel y Beatrix, viendo a los tres gigantes cavando frenéticamente.

Isabel: ¡Cielos!

Bert Buster: ¡¿Soy yo o eso son más grandes que gigantes normales?!

Jean: ¡Eso no importa! ¡A por ellos!

Jean alza el vuelo con su habilidad, dirigiéndose hacia la cabeza de uno de los excavadores como si fuera un misil.

Gigante: ¿Ein?

Jean: ¡Ara Rammklotz!

De un golpe, el gigante cae al suelo, alarmando a los otros dos.

Gigantes: ¡Eh!

Pero antes de poder atacarle, James y Evangeline les disparan con sus armas, haciendo que se cubran la cara con los brazos mientras retroceden.

Mientras tanto, los vigías salen de la ciudad y corren en fila por la playa hacia el Trapiche Emeral, subiendo rápidamente a bordo.

Gareth: ¿Estáis todos?

Vigía: ¡Creo que sí!

Gareth: ¡Jean!

Jean: ¡Nosotros nos desharemos de estos tres, tú lleva a los heridos a la base y preparad la defensa!

Gareth: ¡De acuerdo!

Siguiendo la orden del vocero, Gareth ordena levar anclas y volver a la ciudad subterránea con los vigías evacuados, mientras que los Piratas del Ave Azul se quedan en la superficie.

Jean: ¡Vamos, malditos! ¡¿Quién de vosotros me va a alegrar la noche?!

Cayendo en la provocación, los dos gigantes que siguen en pie atacan a Jean con su pico y su pala respectivamente.

De vuelta en la ciudad subterránea, Gareth desembarca del Trapiche Emerald con los vigías evacuados. Allí son recibidos por Fleur, Mondhuter Maximilian y Hollow.

Hollow: ¿¿Es verdad que hay gigantes allí arriba??

Pirata: ¡Son enormes!

Pirata 2: ¡Y con cuernos!

Vigía: ¡Por un momento pensé que iban a aplastarnos!

Fleur: ¡Bueno, ahora ya estáis en un lugar más seguro, pero mientras hayan más de esos en el archipiélago debemos estar preparados!

???: ¡Un momento!

Fleur: ¿Qué ocurre?

Uno de los evacuados parece seguir a bordo del barco de Gareth. Sin embargo, cuando se quita la capucha que llevaba para volver a ponerse su sombrero y sus gafas de sol, ésta resulta ser la mujer artista, infiltrada exitosamente entre los vigías evacuados.

Gareth: ¿?

Mujer: ¡Antes de prepararnos para luchar debo haceros saber algo!

Bert: ¡Aaaaaaaah!

Golpeado por los gigantes, Bert ha salido disparado hacia un edificio de la ciudad, dejando un agujero en el suelo de la casa.

Bert: ¡Ugh!

Afortunadamente, el hombre-jabalí había recubierto sus posaderas con busoshoku haki, minimizando los daños.

Bert: ¡Vaya fuerza tienen, los desgraciados...!

Pero cuando el carpintero se dispone a salir del edificio y volver al combate oye algo.

???: ¡Hmmpf!

Bert: ¿Huh?

???: ¡HMMMMPFFF!

Esos ruidos vienen de dentro de un armario que él procede a abrir lentamente, hasta que un hombre atado y amordazado cae al suelo desde su interior.

Bert: ¡Ah!

Bert quita la mordaza al pobre hombre y empieza a deshacer el nudo de sus ataduras.

Bert: ¿Qué te ha pasado?

Vigía: ¡Esa mujer! ¡Dime que no habéis llevado a los vigías a la base!

Bert: ¿Quieres que te mienta o te diga la verdad?

Vigía: ¡Escucha, yo soy un auténtico vigía de Todos somos Esclavos, los que se fueron son impostores!

Bert: ¿Cómo que impostores?

En la base, los vigías evacuados empiezan a sonreír mientras la mujer artista muestra su cuaderno.

Maximilian: ¿Qué debemos saber?

Mujer: Que sois un poco pardillos.

Y dicho esto, la artista lanza su cuaderno hacia arriba...

Mujer: ¡Impression Blast!

... y lo convierte en un estallido de gigantes ancestrales que caen en la ciudad armados hasta los dientes, riendo carcajadas con el mero pensamiento de lo que están a punto de hacer.

Capítulo 17: Todos somos esclavos

En la superficie, Jean y sus compañeros han logrado dejar K.O a los tres gigantes y se han reunido para informar a la base.

Jean: Qué raro...

Angélique: ¿Qué pasa?

Jean: Ni Fleur ni Gareth responden a la llamada.

Pluma Azul-Dorada empieza a preocuparse al ver que su den den mushi se mantiene apagado cuando intenta contactar con sus aliados. Luego prueba con el resto de líderes que están en la base, obteniendo el mismo resultado.

Jean: Ni Ink, ni Hollow, ni Maximilian... ¿Qué está pasando ahí abajo?

Katrina: ¡Mirad, allí arriba!

Katrina está señalando con el dedo a un den den mushi que está flotando sobre ellos atado a un globo. Una vez se coloca sobre los piratas, el caracol proyecta unas imágenes en el aire. En ellas puede verse un primer plano de la cara de la mujer artista.

Mujer: ¡Jajajajaja! ¡Ahjajajajaja!

Jean: ¿Pero qué...?

Mujer: ¡Buenas noches, Piratas del Ave Azul! Sois vosotros ¿no? ¡Al ver que no estabais ahí abajo supuse que habíais subido a luchar con mi señuelo!

James: ¿Señuelo?

En ese momento, los tres gigantes inconscientes se convierten en tres hojas de papel DIN-A3.

Samir: ¿Papel?

Jean: Garabateador... ¡Maxwell Scribble ha vuelto a por más!

En ese momento, Jean se fija en que detrás de la mujer ha habido una explosión, viéndose a Hollow e Ink volando con ella.

Jean: ¡Están en la base!

Sin pensárselo dos veces, Jean adopta su forma híbrida y vuela hacia la entrada a la cascada mientras la artista le observa por pantalla desde la ciudad subterránea.

Mujer: ¡No vale la pena!

Justo cuando Jean está a punto de entrar en la cueva, un tentáculo azul sale del agua y le agarra por una pierna.

Jean: ¡¿...?!

Luego, el vocero es golpeado contra el agua y luego lanzado de vuelta a la playa.

Taylor: ¡Jean!

Jean: Ñghhh...

Taylor y otros miembros de la tripulación corren a ayudar a su capitán, mientras que Angélique sigue confrontando a la misteriosa mujer.

Angélique: ¡¿Quién demonios eres?!

Mujer: ¿Yo? ¡Yo soy Maxwell Scribble!

Angélique: ¿Me tomas el pelo? ¡Conozco a Maxwell Scribble y él es un TÍO!

Mujer: ¡Ah, ya, olvidaba el tema del cambio de género en este mundo! ¡Vale, vosotros podéis llamarme "la Baronesa", como mis socios!

Angélique: ¿La Baronesa...? ¿Y por qué estás haciendo esto? ¡¿Por qué nos atacas?!

Baronesa: ¡En el lugar del que vengo tengo un asunto pendiente con Todos somos Esclavos! ¡Por cierto, tu capitán en modo hombre es bastante apuesto!

Angélique: ¡Sea como sea, tenemos más de un as bajo la manga para hacerte frente!

Baronesa: ¡Lo sé! ¡Conozco todos y cada uno de vuestros trucos, vuestros protocolos de defensa! ¡Ya me los he llevado todos por delante en su día! ¡Sé que ahora Todos somos Esclavos están en medio del protocolo Epsilon y que cuando se sientan acorralados empezarán a volarlo todo por los aires, pero yo no les dejaré!

Angélique: ¿Huh?


En la base, los gigantes ancestrales se abren paso fácilmente por la ciudad subterránea, pateando a todo aquel que intenta hacerles frente. Ink, Maximilian y Hollow intentaron atacar a la Baronesa pero antes de alcanzarla fueron pisoteados por uno de los gigantes, quedando los dos primeros aturdidos en el suelo con los ojos en espiral, mientras que Poltergeist volvió a su cuerpo original al quedar su armadura destrozada.

Devon: ¡Nos están acorralando, a este paso peinarán toda la base!

Fleur: ¡A este paso... creo que lo mejor será pasar a la siguiente fase!


Baronesa: ¡Les faltará tiempo para eso!


Además de los gigantes armados con garrotes que hay destruyendo la ciudad, también hay otros vestidos con trajes de exterminador, cargando mangueras conectadas a unas grandes bombonas. Cuando activan las mangueras, éstas pasan a expulsar un gas negro por toda la ciudad.


Angélique: ¡Eh, eh EH! ¡¿Qué haces?!

Baronesa: ¡Tranqui, no les voy a matar!

Aun así, Angélique ve como la Baronesa se está poniendo una máscara anti-gas.

Baronesa: ¡Para cuando hayan decidido ponerse serios el gas ya les habrá alcanzado!

Hollow: ¡Bruja!

Salido de la nada, el verdadero cuerpo de Hollow ataca a la Baronesa con un sable mientras se cubre la cara con el brazo. La invasora se limita a esquivar los ataques, aunque eso la hace salir fuera del alcance de la pantalla.

Angélique: ¡¿Hollow?!

Samir: ¡¡Chicos, mirad!!

Los piratas miran hacia donde señala Samir, viendo un barco cisterna acercándose hacia ellos y tripulado por otro gigante exterminador.

Jean: ¡Vi... Vienen a gasearnos a nosotros también!


Hollow: ¡¡Estamos dispuestos a volar en pedazos antes que dejarnos conquistar!!

Baronesa: ¡Lo sé!

Finalmente, la Baronesa bloquea el ataque de Hollow con su Inkuhato para luego hacerle la zancadilla. Cuando cae, Hollow se destapa momentáneamente la boca, y hubiese vuelto a cubrirsela rápidamente si ella no se hubiese arrodillado sobre él para intentar destaparsela a la fuerza.

Baronesa: ¡No te resistas, es inútil, no vale la pena morir asfixiado de esta forma!

Hollow: ¡N-No!

Baronesa: Ya verás, el gas no te hará ningún daño y, cuando todo esto acabe, tú y yo seremos grandes amigos.

Mientras tanto, Fleur se abre paso a duras penas hacia la sala donde se encuentran los detonadores, determinada a acabar con al menos un gigante. Sin embargo, el gas ya ha inundado esa zona, y antes de que pueda pulsar un solo botón, Pierna Llameante pierde el conocimiento.


Angélique: ¡Tenemos que irnos!

Jean: ¿Qué?

Angélique: ¡Salir de esta playa, ir adonde sea, a la base o fuera del archipiélago, pero tenemos que irnos YA!

Los piratas corren a bordo del Ocean Spirit y levan anclas, viendo la entrada de la base sacando algo de ese gas negro como si fuera una chimenea, dando a entender que la ciudad subterránea ha quedado cubierta hasta los topes.

Jean: No puede ser...

Angélique: La hemos perdido... estaban prácticamente todos allí dentro...

Katrina: ¡Todos no! ¡Mi padre está en una reunión de negocios en este momento! ¡Wind Jester es una de nuestras divisiones más numerosas, ellos nos ayudarán a recuperar la base!

Big Bird: ¡Barco enemigo! ¡Barco enemigo!

Mia: ¡Sí! ¡¿Qué tal si vamos paso a paso y nos largamos de aquí antes de que ese barco cisterna nos alcance?!

Jean: ¡Activad el Mist Shield!

Evangeline: ¡Sí!

Mientras el Ocean Spirit se sale del archipiélago, su popa va generando una neblina que lo oculta del barco enemigo, alejándose sin dejar rastro.

Jean: Y ahora... ¿Rumbo?

Katrina saca la vivre card de su padre y señala en su dirección, con Jean después girando el barco hacia allí.

Jean: ¡Bien, nuestra misión de rescate de Todos somos Esclavos comienza ahora!

Piratas del Ave Azul: ¡¡SEEEEEEEEEEH!!

Pero de repente, el mismo pulpo que atacó antes a Jean aparece de nuevo, sacando sus tentáculos del agua alrededor del barco.

Piratas del Ave Azul: ¡¡AAAAAAAAAAAAH!!

Sobresaltados, los piratas atacan a los tentáculos con todo lo que tienen, ahuyentándolos rápidamente. Sin embargo, el monstruo se niega a irse con las manos vacías, lanzando su último tentáculo a por Jean.

Jean: ¡...!

Angélique: ¡Jean!

Y como un acto reflejo, Tacón Escarlata empuja a Jean para acabar siendo ella agarrada y llevada fuera del barco hacia el agua.

Isabel: ¡Angélique!

Jean: ¡¡Angélique!!

La Cuchilla del Mar logra clavar su espada en el tentáculo antes de que se sumerja en el agua, pero Jean no tiene la misma suerte, disponiéndose a saltar por la borda cuando Bert y James se lo impiden.

Bert: ¡No, Jean, espera!

James: ¡¿Es que quieres ahogarte?!

Mia: ¡¡Isabel!!

Jean: ¡¡ANGÉLIQUE!!

Pero ya es tarde, la bestia marina se ha sumergido y ha dejado a los piratas con dos tripulantes menos.


En el Ape's Concert...

Silueta: La Baronesa ha cumplido también con su parte, mi ejército añade más soldados a sus filas. Mi salida a escena está cada vez más cerca.


En la ciudad subterránea...

Baronesa: ¡¿Qué sois...?!

La Baronesa está subida a un escenario levantando ambas manos con el signo de la victoria. A cada lado tiene un gigante ancestral vestido de guardaespaldas con traje y corbata.

Público: ¡TODOS! ¡SOMOS! ¡¡ESCLAVOOOOS!!

Baronesa: Jeje, sí, sí que lo sois.

Capítulo 18: Pretty Face

Stegosaurus.

Obra está de pie en la azotea de la base de los Piratas Freak mirando hacia el cielo, hasta que Laura se acerca a él.

Laura: Bueenooo...

Obra: ¿?

Laura: Tú me dirás si es mal momento o no... ¿pero cómo te fue en tu nuevo hogar... antes de que vinieran los socios de Sykes?

Obra: Oh... Pues... La verdad es que lo pasé bien.

Laura: Me alegro...

Obra: ...

Laura: ...

Obra: ¿Y tú qué tal?

Laura: Oh, yo bien, te alegrará saber que Maxwell cumplió con tu petición.


Obra: Protégela, aunque tengas que retirarte de una batalla que creas poder ganar.


Obra: ............ Ya veo. ¿Estáis...?

Laura: Sí, lo hicimos oficial poco después de lo de Fantasia.

Obra: Entiendo.

Mientras tanto...

Purupurupurupuru. Purupurupurupur- Gacha.

Maxwell: ¿Diga?

Heavyhebi: ¡Garabateador!

Maxwell: Heavyhebi ¿qué pasa?

Heavyhebi: ¡Tu doble ha escapado y ha tomado control de New Marineford!

Maxwell: ¡¿Qué?!

Heavyhebi: ¡Estoy a punto de zarpar con los pocos que quedamos, no me queda mucho tiempo así que escúchame bien!

Maxwell: ¡S-Sí!

Heavyhebi: ¡El enemigo ha usado diales de frenesí para convertir a casi todo el cuartel general en zombis enloquecidos, igual que en Grand Battle Land! ¡Tú y tus hombres tenéis experiencia con ese maldito gas, así que voy a pedirte que me devuelvas todos los favores que te he hecho LIMPIANDO ESTE ESTROPICIO!

Maxwell: ¡¿Yo?!

Heavyhebi: ¡Dijiste que habían seis más como tú! ¡Esto es obra de solo uno de ellos, y si están buscando a tu protegido acabarán llamando a tu puerta, más te vale estar preparado!

Mixcoatl: ¡¡Contraalmirante Heavyhebi, que es para hoy!!

Heavyhebi: ¡¡QUE YA VA!! ¡Esta será nuestra última conversación en un tiempo, te llamaré cuando el ambiente sea más seguro... Adiós, Garabateador!

Gacha

Nada más colgar, Heavyhebi corre a bordo de un barco de la Marine en el que se encuentran ya Murdock, Mixcoatl, Dilys y Maverick, junto a otros supervivientes.

Mixcoatl: ¡¿Con quién demonios hablabas?!

Heavyhebi: ¡Con mi madre! ¡No me apetece que se ponga a pensar que la he palmado ahí dentro!

Una vez están todos, Murdock procede a llevar el barco fuera del puerto, dejando atrás un New Marineford en llamas y envuelto en gas negro, mientras los Rompeguerras vuelan a su alrededor. En su despacho, un enfurecido Sakazuki de ojos rojos les mira con sus brazos convertidos en magma.

Sakazuki: ¡¡Ryusei Kazan!!

Murdock pone todo su empeño en esquivar los proyectiles de magma que caen alrededor del barco.

Murdock: ¡¡Agarraos todos!!

Maxwell: ¡Piratas Freak! ¡ATEEEEEENCIÓN!

La llamada de Heavyhebi ha hecho que Maxwell reúna a sus compañeros, uniéndose también Obra, para explicarles lo ocurrido en New Marineford.

Dan: ¡¿El cuartel general ha caído?!

Laura: ¡Y con diales de frenesí...!

Cosmo: ¿Y Heavyhebi nos ha pedido ayuda?

Maxwell: ¡Sí, pero no sé, invadir el cuartel general de la Marine con éxito es una hazaña fuera de nuestra liga, no sé muy bien cómo se supone que salvaremos el día!

Skorup: La otra vez fue encontrar el dial de control que controla los otros ¿no?

Maxwell: ¡Sí, pero esta vez probablemente esté guardado dentro del cuartel general de la Marine y protegido por miles de soldados! ¡Sería como lo que hicimos en Nekokaburi pero en modo Mega-Difícil!

Laura: ¡Tenemos que reunir la flota!

Dan: Esto me hace pensar algo... Imaginaos que logramos destruir este dial de control como la otra vez ¿qué pasará luego? ¡Tendremos a la Marine encima y probablemente culpen al capi de los actos de su contraparte!

En ese momento, la conversación es interrumpida por la alarma.

Todos: ¡...!

Obra: ¿?

Alertados, los piratas salen fuera, oyendo a los dummies corriendo de nuevo a coger sus armas.

Dummy: ¡Nos atacan!

Dummy: ¡Hay una cosa rara que vuela a nuestras puertas!

En efecto, en el cielo puede verse un gran objeto volador dirigiéndose hacia la base dejando una estela de niebla arco iris tras él. Cuando está más cerca, los piratas consiguen distinguir los rasgos de ese objeto: una enorme cabeza morada similar al mascarón de proa del Freaky Soul, con un sombrero de copa encima con velas negras incorporadas. La cabeza vuela sostenida por varias hélices debajo y detrás.

Roco: ¿Qué narices...?

Obra: El Pretty Face.

Willy: ¿"Pretty Face"?

Rick: ¡Tiene una bandera pirata!

El carpintero señala a la vela negra que hay en la prota de la nave voladora, estampada en un fondo negro:

Maxwell Morado bandera portrait

Obra: En realidad tiene más de una, pero lo importante es que ya está aquí.

De repente, Obra saca una tarjeta de su manga, la convierte en un cuchillo y lo coloca alrededor del cuello de Laura.

Piratas Freak: ¡¿Eh?!

Maxwell: ¡Laura!

Obra: ¡Se acabó la pantomima, como alguno de vosotros se mueva me cargo a la pelirroja, no será la primera vez que lo hago!

Maxwell: ¡¿Obra?! ¡Nos has traicionado!

Laura: No...

Al principio la Cineasta no sabe lo que ocurre. El Obra que recordaba nunca hubiese querido hacerle daño, hasta que su comportamiento en su anterior conversación, como si no supiera muy bien de qué le estaba hablando, hace que le venga otra idea.

Laura: ¡Tú no eres Obra...!

Obra?: No, querida, no lo soy. Llevo su máscara, eso sí, pero vuestro Obra está criando malvas en las profundidades del Ape's Concert.

Laura: ¡¡...!!

Obra?: ¡Usó su último aliento para ir a avisaros de nuestra llegada, pasamos horas torturándole para que nos diera el diseño los Ojos del Diablo pero no soltó prenda. Ahora, gracias a vosotros, podemos improvisar algo más.

¡BANG!

De repente, una bala impacta en la nuca del Obra impostor, haciéndole caer de cara al suelo soltando a Laura.

Coronel: ¡TOMA!

En la torre de vigilancia de la compuerta, Coronel choca los cinco con Capataz mientras sostiene un rifle de francotirador en su otra mano. Una vez liberada, Laura corre a los brazos de Maxwell mientras el resto de los Freak apuntan al Obra impostor con sus armas.

Obra?: Ñghh...

El impostor deshace el busoshoku haki que puso alrededor de su cabeza mientras intenta levantarse, pero Skorup le detiene poniendo uno de sus revólveres en la frente.

Obra?: ¿Recordáis que os dije que aún faltaba un Maxwell Scribble por llegar a este mundo? Era mentira. El último en llegar fue el Rompeguerras, diseñar su ejército le llevó tiempo...

Dan: ¿Entonces por qué solo se identificaron cinco manifestaciones de niebla arco iris?

Obra?: El Mar Niebla Niebla, allí es por donde entré yo. ¿Te sirve como explicación?

Dan: Tsk...

Obra?: ¿Y recordáis cuando os dije que yo era el Maxwell que faltaba? Eso tampoco es del todo cierto...

En ese momento, el cuerpo del impostor empieza a hincharse como un globo a punto de explotar, alarmando a los piratas.

Paul: ¡¡Todo el mundo atrás!!

Maxwell usa el cable de su Inkuhato para alejar a Skorup de él cuando éste estala causando una violenta explosión que es vista incluso desde el exterior, sobretodo desde el Pretty Face. Subido al bauprés incrustado al sombrero gigante, un individuo de ojos rojos saca un den den mushi.

???: ¡Aquí Maxwell Morado desde el Pretty Face, mi dummy-Obra ha explotado! ¡Voy a empezar el asalto!

En el Ape's Concert...

Silueta: Recibido, voy para allá. El Maldito y la Baronesa acaban de confirmarme también el éxito de sus incursiones, solo faltáis tú, el Cataclismo y el Maxwell de Jade.

Maxwell Morado: Me encanta cuando los planes van rápido.

El Maxwell Morado cuelga la llamada para proceder a inhalar una bocanada de gas negro que le suministra la bombona que lleva en la espalda, sintiendo como si el brillo rojo de sus ojos se volviera más fuerte.

Maxwell Morado: ¡Ssssssnnnnniffffffff! ¡FUAH! ¡JAJAJAJAJA!

Mientras tanto, en Youyu Kanmuri...

Leas: ¡Tatakau Music: Scratch! ¡Don!

Tras golpearse el pecho con el puño, Leas causa una explosión en el hombro del Maxwell de Jade, haciéndole retroceder desorientado. Acto seguido, Jack aparece frente a él mediante su soru y junta sus puños delante de él.

Jack: ¡Rokushiki Ogi: Rokuogan!

Esta vez, el Maxwell de Jade es empujado muchos metros más atrás por la fuerza del impacto, aunque se niega a caer al suelo.

Maxwell de Jade: Tsk...

Jack: Leas.

Leas: ¿Señor?

Jack: Llévate de aquí a los aokages y a todos los que puedas, esta base ha sido comprometida.

Leas: ¿Y usted?

Jack: Me quedaré pegando a los malos, como la otra vez. Este fantoche no merece la atención de ambos.

Leas: ... Sí, señor. ¡Air Door!

Procediendo a cumplir sus órdenes, Leas retrocede abriendo una puerta en el aire y metiéndose en ella, desapareciendo una nada más cerrarla.

Jack: Bueno...

El líder sel Seigisen procede a quitarse su capa negra para pelear más cómodamente.

Jack: Se acabaron los juegos.

Maxwell de Jade: Eso mismo dijiste la otra vez.

En ese momento, el cuerpo de Jack se cubre de pelo rubio, se vuelve más corpulento y recibe una larga cola, convirtiéndose en un gran simio.

Maxwell de Jade: Pero solo yo sé cómo acabó entonces.

Jack: ¡¡RAAAAAAAAAAAAH!!

Enfurecido, Jack corre a gran velocidad hacia el invasor, destrozando el suelo por donde pisa. A su vez, el Maxwell de Jade agarra el aire con su mano izquierda, rasgándolo justo cuando Sun Wukong va a asestarle un puñetazo.

Capítulo 19: Bifröst

La explosión causada por el Obra falso no solo ha destruido gran parte del puerto, sino que ha creado una nube de gas negro que empieza a expandirse por toda la base.

Maxwell: ¡¡QUE TODOS LOS HABITANTES DE STEGOSAURUS ABANDONEN LA ISLA!!

El Almirante Garabateador da la orden pensando en los miembros de su flota que puede haber ahora en la isla, pudiendo ver por lo menos a Aaron y Bonnet huyendo hacia sus respectivos navíos.

Mientras tanto, el Pretty Face ya ha llegado a la isla, echando abajo la compuerta de entrada con sus cañones.

Maxwell Morado: ¡¡Correo comercial~!!

Dan: ¡Larguémonos de aquí!

El Freaky Soul leva anclas y zarpa directo hacia la salida de la isla mientras el Pretty Face se mantiene volando sobre ella, preocupando a la tripulación.

Rick: ¡Ahí viene la nave esa!

Cosmo: ¡Se acabó! ¡Last Frontier!

Laura: ¡Cosmo, no te acerques ahí, el enemigo tiene gas de frenesí a su disposición!

Pero Cosmo ha se ha transformado en gigante para volar hacia el vehículo volador, llegando a ver al Maxwell Morado mientras se prepara para atacar.

Cosmo: ¡Has cometido crímenes contra los Piratas Freak, por ello te condeno a morir! ¡Planet Punch!

Pero justo cuando el coloso va a atacar a un Maxwell Morado listo para la pelea, una acumulación de niebla arco iris se forma sobre la nave y de ella sale un puño gigante que golpea a Cosmo en la cara, con tanta fuerza que lo envía de vuelta al Freaky Soul tan rápido que tumba el palo mayor con el impacto.

Todos: ¡Cosmo!

Starman vuelve a su forma humana revelando un rostro magullado y ensangrentado por el golpe, por lo que Amar procede a atenderle rápidamente mientras los demás ponen sus miradas hacia su atacante.

Maxwell Morado: ¡Bifröst! ¡Lo tenía todo bajo control!

Acto seguido, otra mano gigante sale de la niebla, ensanchándola para poder asomar una pierna y luego todo un cuerpo. Se trata de un hombre de gran tamaño, con un casco vikingo con cuernos y una visera que cubre sus ojos, chaqueta y pantalones de cuero y un abrigo de plumas de vivos colores.

Rick: ¿Un gigante?

Paul: ¿Es otro de tus yos, capi?

Maxwell: Creeeo que este no.

Bifröst: Piratas Freak, por fin os conozco... a todos juntos.

Maxwell Morado: Ja.

Maxwell: ¡Tú no eres como yo! ¡¿Quién eres?!

Bifröst: Mi nombre es Bifröst. No me conoces, pero sí conociste a mi subordinado Christmas Sykes.

Maxwell: ¡!

Laura: ¿Entonces lo que nos contó el Obra falso era verdad?

Bifröst: No os imagináis el tiempo que he pasado haciendo prueba y error para encontrar vuestro mundo. Sykes me prometió la luna con los Piratas de Obra y vosotros lo echasteis a perder. Es hora de ajustar cuentas.

Dan: ¿Prueba y error?

Maxwell Morado: ¡Bifröst comió la fruta Niji Niji! ¡Es un portal viviente al Ape's Concert y desde allí a cualquier mundo y época, pero de cara a viajar fuera del Ape's Concert, el destino en concreto queda un poco al azar!

Bifröst: En el camino reuní a mis heraldos, para ayudarme en mis objetivos.

Maxwell: ¡¿Y por qué son todos versiones malvadas de mi?!

Bifröst: Para que veas lo insignificante que eres. Cada uno de ellos ha alcanzado más metas en su mundo de las que tú has alcanzado jamás en este.

Dan: ¡Pues si tu objetivo es humillarle a él! ¡¿Por qué atacar a la Marine?!

Bifröst: Somos piratas, al fin y al cabo. Los Piratas del Ape's Concert tenemos una influencia que extender.

Laura: ¡Pues ahora te has topado con nosotros!

Los Piratas Freak se ponen en guardia, listos para pelear, incluido Cosmo. El único que no está muy seguro es Maxwell, a quien esta situación le está abrumando un poco.

Laura: ¡Tenemos nuestros logros también, nos hemos llevado por delante ejércitos, hemos acabado con imperios enteros!

Bifröst: Porque yo os he dejado.

Bifröst extiende sus brazos para generar un montón de niebla arco iris sobre el Freaky Soul, dejando caer por ella un descomunal galeón viejo sobre ellos.

Roco: ¡Barco va!

Willy: ¡Geppo!

El Coloso de Mar salta hacia el galeón y lo parte por la mitad con su espada, partiéndolo en dos antes de que alcanzara a sus compañeros.

Maxwell Morado: ¡Esto va a estar bien!

En ese momento, el Pretty Face procede a descubrir una gran cantidad de artillería, cañones y lanzamisiles de varios tamaños, todos apuntando al Freaky Soul.

Maxwell: ¡¡!!

Maxwell Morado: ¡¡FUEGO!!

Pero justo cuando parece que el barco va a ser destruido, una combinación de los poderes de Tepes y los de Ana cubren el navío en una robusta cúpula hecha de nubes de acero y acero invisible por encima.

Maxwell: ¡Ahora sí, larguémonos de aquí!

Cosmo: ¡W-Wormhole!

Cosmo hace aparecer un portal dentro de la cúpula para poder escapar.

Maxwell: ¡Avante toda!

Coronel: ¡Avante toda!

En la torre de control, Coronel activa el sistema de propulsión de paletas del barco para poder cruzar rápidamente el portal, pasando justo en el momento en que la cúpula es partida en dos por la katana gigante de Bifröst.

Ana: ¡¿Ha cortado la...?!

Tepes: ¡...!

El gigante se asoma al interior de la cúpula flotando con su poder, encontrando únicamente el portal de Cosmo cerrándose.

Bifröst: ¿Huh?

Maxwell Morado: ¿No están?

A lo que el gigante se eleva por encima de la isla para ver el Freaky Soul huyendo a lo lejos.

Bifröst: ¡Moyahaha! ¡Allí están!

Bifröst empieza a volar hacia el Freaky Soul mientras lo apunta con su katana, mientras el Pretty Face se da la vuelta para seguirlo.

Maxwell: ¡Vale, vale, vale, estamos en un lío! ¡Tenemos que reunir a todos nuestros aliados, pero antes tenemos que despistarles!

Dan: ¿No vamos a defendernos?

Maxwell: ¡Ya le has oído, antes, sus fuerzas están formadas por versiones op de mí! ¡Y a él ya le has visto, cortando la defensa de Ana y Tepes como si fuese mantequilla! ¡Hacía tiempo que no nos retirábamos de una pelea de esta forma pero estamos contra alguien que como mínimo dispone de mejor armamento que nosotros!

Es entonces cuando un par de balas de cañón caen en el mar justo detrás del barco, dando a entender que tienen al Pretty Faces tocándoles los talones.

Rick: ¡Nos alcanzan!

Amar: ¡...! ¡¡TODOS AL LADO ESTRIBOR DEL BARCO!!

En ese momento, una larga onda cortante rasga el lado de babor del barco, cortando uno de los mástiles.

Paul: ¡¡AGH!!

Laura: ¡Cosmo, otro portal!

Cosmo: ¡El enemigo está demasiado cerca, el gigante cruzaría con nosotros!

Mientras tanto, el Maxwell Morado marca el barco como objetivo de uno de los lanzamisiles del Pretty Face.

Maxwell Morado: ¡Ya te tengo!

El proyectil que dispara impacta en la popa del barco, alarmando aún más a los piratas.

Maxwell: ¡Mierda!

Capataz: ¡Capi!

Maxwell: ¡¡Qué!!

Capataz: ¡El golpe ha afectado al motor, perdemos potencia!

En circunstancias normales, Maxwell hubiese enviado a Rick a arreglarlo, pero ahora Bifröst ha pasado volando junto al barco para ponerse delante de él con su katana en la mano.

Bifröst: Te veo~.

Maxwell: ¡...!

Laura: ¿Qué hacemos?

Hacía mucho tiempo que Maxwell dudaba de todas las opciones que le vienen a la cabeza para escapar. Si estuvieran solo contra el Pretty Face podrían despistarlo, pero Bifröst ha demostrado ser tan veloz que al Almirante Garabateador solo se le ocurre una forma de que sus compañeros puedan salir de esta.

Maxwell: ¡Al Smiley Gunner!

Laura: ¿Qué?

Maxwell: ¡Todos al Smiley Gunner, abandonad el barco!

Sin embargo, él se dirige a la torre de control.

Laura: ¡Si, hombre! ¡¿Y tú qué?!

Maxwell: ¡Les marearé un poco la perdiz y luego huiré volando, nos reencontraremos, no sé, en Grand Battle Land, Hoshimori, Canvas o donde sea y nos llamaremos!

Laura: ¡Como si fuera a dejarte aquí!

Maxwell: ¡Me quieren fastidiar a mí! ¡Si tenemos suerte no se darán cuenta de que vosotros no estáis hasta que sea tarde! ¡Coged el submarino y teletransportaos bien lejos con el poder de Cosmo, es una orden!

Laura: ¡Ni hablar!

La Cineasta intenta tomar a Maxwell del brazo pero Tepes se interpone.

Laura: ¡Quítate del medio, Tepes!

Tepes: El capitán ha ordenado la retirada.

Laura: ¡...!

Maxwell: Estaré bien.

Laura: Pero... Tsk. De acuerdo, pero como te me mueras...

Maxwell: Iré a buscaros. ¡Y AHORA LARGO!

Y siguiendo la orden, los piratas bajan al submarino que hay amarrado en la bodega mientras su capitán toma el timón.

Maxwell: ¡Vete con ellos, Coronel, y llévate también a Capataz!

Coronel: ¡Sí, capi!

Maxwell Morado: ¡Vale, siguiente oleada! ¡FUEGO!

Esta vez, el Pretty Face dispara toda una andanada de cañonazos que arrasan la cubierta del Freaky Soul, haciendo que Maxwell se tambalee y se de en la cabeza con la rueda del timón.

Maxwell: ¡Agh!

Sin embargo, eso le salva del siguiente tajo de Bifröst, ahora horizontal, que parte por la mitad la cabina de la torre de control, dejando al Almirante Garabateador al descubierto.

Bifröst: ¿Has enviado a tu tripulación a esconderse a la bodega?

Maxwell no responde, en su lugar activa los cañones que hay junto a la cabina para que disparen al gigante, aunque su poder logia hace que las balas simplemente le atraviesen.

Bifröst: Me has decepcionado, almirante, desde que aparecí no has hecho más que huir.

Maxwell: ¡A veces es lo que hay cuando se da prioridad a que tu banda no la diñe!

Bifröst: Cierto. Pero aun así, ya ves de lo que te ha servido ahora.


En Kaiju Island, Venjen ha seguido intentando dañar al Cataclismo sin éxito mientras que éste le hace cada vez más daño con cada puñetazo.

Cataclismo: ¡JOJOJOJOJO!


Bifröst: Ni siquiera has sido el plato final para nuestra escaramuza...


Isla Youyu Kanmuri y sus alrededores se encuentran inclinados en varias direcciones, con un malherido Jack trepando por uno de los niveles en su forma híbrida para chocar con el Maxwell de Jade, también muy magullado y con el cuerpo lleno de arañazos y moratones. Al abalanzarse sobre él, el Maxwell de Jade cae hacia atrás y luego empuja al hombre-Sun Wukong con las piernas, lanzándolo por los aires para luego asestarle otro puñetazo sísmico.


Bifröst: Mis heraldos están a punto de terminar sus incursiones, lo de New Marineford solo ha sido una de ellas.

Mientras el gigante habla, el Smiley Gunner es desblegado desde debajo del barco, sumergiéndose en el agua seguido por Willy. Tras alejarse del barco, Cosmo hace aparecer un portal bajo el agua por el que escapar.

Cosmo: ¡Muy bien, vamos a "dar el salto"!

En su asiento, Laura está sosteniendo una vivdre card, mirándola fijamente hasta que ésta comienza a arder ligeramente por una esquina.

Laura: ¡Eh! ¡¡Cosmo, da la vuelta!!

Pero ya es tarde, el submarino ya se ha metido por el portal para luego éste cerrarse, sin dejar ninguna pista de adonde ha ido.

Maxwell: (Bueno, Dios Usopp...)

Maxwell suelta el timón con una mano para sacar un cuaderno de su capa, sintiendo los inminentes ataques del Maxwell Morado y Bifröst.

Maxwell: (No me vendría mal otro milagro.)


Nada más caer Jack al suelo, el Maxwell de Jade procede a agarrarle el cuello con su mano derecha para luego empezar a golpearle en la cara con la izquierda, liberando devastadoras ondas de choque con cada puñetazo, una y otra vez, hasta que la mano empieza a sangrarle.


Venjen: ¡Ca... Cabrón... *jadeo* Aún no he acabado contigo...!

Cataclismo: ¡Wo! ¡Sigues poniéndote en pie! ¡Se nota que tienes una voluntad de hierro!

Venjen: ¡RAAAAAH!

Don Barbacoa está ya tan agotado que el Cataclismo esquiva su embestida solo con un paso a un lado, agarrando al capitán pirata por brazos y piernas después para alzarlo sobre él.

Cataclismo: ¡Ante este tipo de casos solo queda una cosa que se pueda romper! ¡EL CUERPO!

Dicho esto, el Cataclismo baja súbitamente a Venjen y estampa su espalda contra su rodilla, oyéndose un crujido que es eclipsado un segundo después por el grito de Don Barbacoa.


Maxwell: ¡¡FRITAN-!!

Maxwell Morado: ¡¡¡FUEGO!!!

Finalmente, el Freaky Soul es cortado y completamente engullido por las explosiones causadas por la artillería del Pretty Face.

Maxwell Morado: ¡Jejejejejeje! ¿Eh?

Por un momento, la risa del Maxwell alternativo es interrumpida por la visión del sombrero del Almirante Garabateador volando por una corriente de aire, cayendo después al agua entre los restos hundidos del Freaky Soul.

Maxwell Morado: ¡¡¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!

Capítulo 20: Tiempo record

Cataclismo sostiene en una mano a un destrozado Venjen con la boca abierta y los ojos en blanco, alzándose como el vencedor de la pelea.

Cataclismo: Je. Sigo siendo el Rey de los Kaijus (¡Lo que eres es el Rey de la Barbarie!) Ha sido divertido mientras duró, pero ya me he cansado de ti (¡Ni que fuera un juguete! ¿Seguro que no lo has matado?)

El Cataclismo toma impulso y lanza a Venjen fuera del volcán, viéndolo caer hacia el pie de la montaña.

Cataclismo: Bueno, ahora que ya he terminado con esto será mejor que me ponga a currar... (¡No hagas esto, es demasiado bestia hasta para mí!) ¡Salve al Rey de los Kaijus!


Después de capturar a Meredy, Wallace y Elliott, el Maldito y sus soldados han tomado los barcos de la Marine que estaban a cargo de vigilar su isla, acabando fácilmente con los marines a bordo. Escondidos en el bosque, Chiyome, Cecilie, Ben y Talp ven como sus compañeros son subidos a bordo.

Talp: ¿Adónde les llevan?

Chiyome: *se encoge de hombros*

Ben: Tenemos que hacer algo.

Cecilie: Ya, pero solo somos cuatro contra todo un ejército... Vale, esto es lo que haremos.

Al rato, los barcos de la Marine zarpan de la isla y salen a mar abierto. Los tres miembros de los Piratas de la Peliazul han sido dejados en celdas separadas y fuertemente vigiladas, mientras el Maldito revisa el rumbo usando un mapa en su camarote. En la mesa están los pedazos del Báculo de Si Junfá, envueltos en un trozo de tela.

Maldito: ...

Por un momento, el esqueleto se ve tentado a cogerlos de nuevo, pero al tener ya su propio báculo decide no hacerlo y en su lugar los guarda en una caja fuerte. Mientras tanto, dos soldados de piedra llevan a la bodega un gran cofre lleno de joyas que se llevaron del palacio antiguo. El estruendo que hace al ser dejado en el suelo sobresalta a Chiyome y hace que casi se le caiga el manto que usa para camuflarse en la pared, aunque rápidament elo recoge para evitar ser detectada.

Lejos de allí, Cecilie sostiene una vivre card de la kunoichi mientras Talp maneja el timón del Big Sunshine.

Cecilie: ¡Bueno, si no podemos salvarles ahora, al menos sabremos donde estarán!

Talp: ¡Mientras no les maten por el camino!

Cecilie: ¡...!


Otros que también están zarpando son los pocos miembros del Seigisen que Leas consiguió evacuar con su poder copiado de la fruta Doa Doa, siendo estos los aokages y unos pocos soldados más. El navío deja atrás una isla completamente devastada, cuyas ruinas son sobrevoladas por el ejército de dragones del Maxwell de Jade.

Leas: Tsk...

En la superficie de la isla, el Maxwell de Jade hace un esfuerzo para mantenerse erguido tras su pelea con Jack, quien está ahora tumbado en el suelo inconsciente y con el cuerpo lleno de moratones.

Maxwell de Jade: Como vencedor... *jadeo* Ahora reclamo... *jadeo* mi premio.

Uno de los dragones pasa volando sobre él dejando caer la capa negra de Jack, la cual es tomada por el Maxwell de Jade para ponersela sobre sus hombros.

Maxwell de Jade: Aun así... Aún puedes hacer grandes cosas.


Tierra Sagrada de Mary Geoise.

Agente Cipher Pol: ¡¡New Marineford ha caído!!

La noticia de la toma del cuartel general de la Marine ha llegado a oídos del gobierno, el cual ha ordenado el despliegue del Cipher Pol para recuperar el control de la base. Todo un ejército de agentes ha salido del palacio de Pangea en dirección a Red Port, entre ellos varios del CP-0.

Sin embargo, antes de alcanzar las bondolas para bajar, el Pretty Face aparece volando ante ellos.

Kabuto: ¿Huh?

Spandam: ¡¿EEEEEEEEH?!

Rob Lucci: ¡...!

Dentro de la nave, el Maxwell Morado termina los preparativos para lo que va a hacer con la supervisión de Bifröst.

Bifröst: Haz tu magia, Morado.

Maxwell Morado: ¡Tranqui, ya he hecho esto antes, más o menos!

El Maxwell alternativo toma una bocanada de gas de frenesí y luego se sienta en su trono del puente de mando mientras varios dummies de ojos rojos manejan las consolas.

Dummy: Todo listo.

Maxwell Morado: ¡Empecemos!

En ese momento, la cubierta del sombrero del Pretty Face se abre revelando cuatro misiles de gran tamaño.

Maxwell Morado: ¡En el pasado, un tipo me amenazó con destruirme con misiles llenos hasta los topes de piedras dyna. Su amenaza no se cumplió y decidí copiar su tecnología, aunque con algunos cambios para hacerlo más divertido.

Bifröst: Tú simplemente dispara.

Maxwell Morado: ¡¡FUEGO!!

Los dinomisiles salen disparados hacia el cielo sobresaltando al Cipher Pol, aunque luego sienten algo de alivio al ver como se desvían hacia el Nuevo Mundo.

Agentes: ¡Oof!

Maxwell Morado: Je. ¿Creíais que no tenía otro guardado para vosotros?

Tras cerrarse su sombrero, el Pretty Face abre su boca revelando otro dinomisil dentro, este apuntando inequívocamente hacia ellos. Alertados, los agentes se disponen a atacar a la nave pero son incapaces de alcanzarla antes de que el dinomisil sea disparado hacia ellos, estallando en una gran nube de gas negro que no tarda en cubrir toda la tierra santa.

Maxwell Morado: ¿Cuánta gente habrá planificado atacar Mary Geoise antes? ¡¡Da igual, yo gano, otra vez!!

Bifröst: Y en tiempo record, los grandes poderes que gobiernan este mundo caen ante los Piratas del Rey del Ape's Concert.

TO BE CONTINUED


Portal de navegación

[v · e · ?]
Arcos y Sagas de los Piratas Freak
Saga de la Nueva Generación
Liantes
Isla Astro  •  El Coloso de Mar  •  El Tanque  •  El Fantasma del Desierto
Base G-2
El Gólem de Jaya  •  La Luna  •  G-2
Pirata maldito
Isla Rambo  •  Academia Huxley  •  Isla Templo
Nuevos reinos
Florian Triangle  •  Strong World  •  Huida de Merveille
Red Line
La Diva de las Nubes  •  El Submundo del Mar
Saga de los Ojos del Diablo
Grand Battle Land
La Arlequín  •  El Gigaimpacto  •  El Heraldo del Infierno  •  El Pulgar Invertido  •  Frenzy
Ascensión y caída
Ascensión  •  La logia más buscada  •  Caída
Kinokami
El Gigante Bicéfalo  •  Reino Death Game  •  Secret
Devorador de Mundos
Mar del Adiós  •  Z  •  La araña y el perro
Alianza del Gran Ojo
Archipiélago Shinjin  •  Reino de Lazuli
Fantasia
País de Países  •  Mar sin Sol  •  Twin Olympus  •  Metropia  •  Fantasia
Gran Guerra de Jade
Arc Zero  •  Isla Gloomy  •  Missile Bullseye  •  Gigantomachia
Piratas Freak Sequel: Rainbow Wars
Funny Empire
Isla Hitokuchi  •  Reino de Canvas  •  Nekokaburi
Piratas Freak x Piratas del Ave Azul: CLASH
Piratas Freak x Piratas del Ave Azul: CLASH
Spin-offs
Spin-offs
Fear the K  •  Marine Tank  •  Roco Crash vs Willy  •  Scribble Machine-Gun Shop
Otros
Mini historias
Minihistorias/Piratas Freak
No canon
Crossovers
Saga del Próximo Imperio  •  OPF Super Grand Tournament XD
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.