FANDOM


Piratas Freak: Scribble Machine-Gun Shop
ScribbleMachineGunShop
Información
Número de capítulos 19
Creador Lgarabato

Piratas Freak: Scribble Machine-Gun Shop es un especial de la historia de los Piratas Freak situado después de los acontecimientos de Piratas Freak Frenzy sobre la ascensión de Maxwell Scribble en el mercado armamentístico.

Capítulo 1: Batalla en plena noche

La noche ha caído sobre una de las bases de la Marine repartidas por el Nuevo Mundo, todos duermen a excepción de los guardias del turno de noche y no se oye un alma. Sin embargo, esto no será por mucho tiempo, pues un grupo de hombres se acercan a las instalaciones ocultos entre las rocas que las rodean, cuya identidad queda más que clara por la calavera con dos tibias estampada en el abrigo del líder del grupo.

Capitán pirata: En posición.

Piratas: Listos.

Otros varios grupos se acercan a la base desde otros lugares empujando un cañón cada uno, comunicándose entre ellos vía den den mushi.

Capitán: Apunten... ¡FUEGO!

Y así, la calma es finalmente interrumpida por los cañonazos que impactan en diversos puntos alrededor de la base de la Marine, haciendo sonar la alarma y movilizar a los residentes mientras la puerta principal de la base es echada abajo.

Capitán pirata: ¡¡Esta base nos pertenece ahora, matad a todos los marines!!

Piratas: ¡¡Raaaaaaaaaaaaaaaaar!!

Los soldados de la Marine rápidamente retienen a los piratas, comenzando una dura batalla de espadas mientras el capitán se abre paso entre ellos en busca del oficial al mando, el cual sale de uno de los edificios armado con un rifle para ver lo que ocurre.

Capitán pirata: ¡Allí estás!

Oficial de la Marine: ¿?

Con la intención de acabar la batalla rápido, el pirata saca una granada de su bolsillo, le quita la anilla con los dientes y la lanza con todas sus fuerzas hacia el comandante enemigo.

Oficial de la Marine: ¡Me subestimas!

Pero el marine reacciona deprisa, tomando su rifle por el cañón y golpeando la granada con la culata, desviándola hasta una distancia desde la cual provoca cero bajas cuando estalla.

Desconcertado, el capitán pirata no tiene tiempo de hacer más aparte de ver al marine apuntarle con su arma.

Capitán pirata: ¡¡¡!!!

Oficial marine: ¡Sonríe, malnacido!

BANG


Maxwell: ¿A vosotros os pasa esto también? Bueno, creo que he planteado mal el tema ya que todos a los que les ha pasado esto han acabado con una bala calibre tropecientos entre ceja y ceja... ¡el caso es que ese pobre hombre hubiese conquistado esa base de haber empleado mejor arsenal!

Cosmo: ¿Mejor arsenal?

Maxwell: ¡Así es!

Big Show theme

Maxwell: ¡¡Con las granadas inteligentes de la SCRIBBLE MACHINE-GUN SHOP, olvídate de las granadas desviadas por la mala suerte!!


*Rebobinación de la batalla en la base de la Marine*

Con la intención de acabar la batalla rápido, el pirata saca una granada de su bolsillo, le quita la anilla con los dientes y la lanza con todas sus fuerzas hacia el comandante enemigo.

Oficial de la Marine: ¡Me subestimas!

Pero el marine reacciona deprisa, tomando su rifle por el cañón y golpeando la granada con la culata, desviándola hasta una distancia desde la cual provocaría cero bajas cuando estallase. No obstante, a los pocos segundos de tocar el suelo, cuatro pequeñas patas son desplegadas bajo ella y la ayudan a correr de vuelta hacia el oficial marine justo antes de que dispare al capitán pirata con su rifle.

Oficial marine: Pero qué...

Capitán pirata: ¡Sonríe, malnacido!

Con el comandante enemigo muerto, la base es tomada por los piratas, cuyo capitán apoya un pie sobre un enorme cofre lleno de joyas que había guardada en su interior, sonriendo y levantando el pulgar de forma triunfal mientras ríe.

Capitán pirata: ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJA!


Cosmo: Las granadas inteligentes de la Scribble Machine-Gun Shop están diseñadas para volver hacia el punto original de impacto en caso de sufrir una desviación de su trayectoria.

Maxwell: ¡A qué esperáis, venid a comprar a la Scribble Machine-Gun Shop, en la playa norte de Grand Battle Land y liaros a destruir bases de la Marine como campeones! (productosúnicamenteadquiriblesenlaScribbleMachine-GunShopsienalgúnotrositioosvendennuestrosproductososestántimando)

Cosmo: ¡Porque el Rey de los Piratas...!

Maxwell: ¡... no es un título que se consiga solo!

Dos días después...

En mitad de una playa desierta al norte del reino de Grand Battle Land, Maxwell y Cosmo siguen tras la pequeña paradita que habían construido a la espera de la llegada de los piratas que vinieran a comprarles sus productos, pero tras dos días seguidos no ha aparecido ni un alma y el entusiasmo que llevaban durante la grabación del anuncio ha acabado esfumándose.

Maxwell: Pues vaya mierda...

Capítulo 2: ¿El nombre...?

Ana aparece volando sobre la playa convertida en nube con Roco Crash sentado encima. Su llegada parece ser lo más interesante que han presenciado Maxwell y Cosmo en lo que va de día, y eso que solo vienen a traerles su comida metida en un tupper para cada uno.

Ana: ¿Qué tal? Traigo vuestra comida. Este para Cosmo...

Cosmo: Gracias, Ana.

Ana: Y este para el capi.

Maxwell: Gracias.

Roco: ¿Habéis vendido algo?

Maxwell: Nah, y eso que nos quedó un anuncio épico con la ayuda de Laura.

Cosmo: Más que dirigir un chiringuito lo que hemos hecho ha sido más bien acampar en la playa.

Roco: ¿Eh? ¿Habéis estado estos dos días aquí quietos?

Cosmo: Esperábamos ver algún barco pirata en el horizonte.

El boxeador queda incrédulo ante estas palabras.

Roco: ¡No, hombre, no, así no es como se hace, deberíais ir vosotros a buscar clientes, no esperar a que vengan ellos! Pensaba que os habríais pasado este tiempo haciendo llamadas y ganando contactos, al menos eso hacía Mr. Mega para anunciarme a mí cuando empecé a trabajar con él de boxeador.

Maxwell: ¿¿Y nos cuentas eso ahora??

Roco: ¡Creía que ya lo sabíais!

Maxwell: ¿Y a quién narices voy a llamar? ¡No conocemos a nadie y veo venir que el resto de la alianza me mandará a tomar viento fresco si trato de venderles algo!

Roco: ¿No había un sitio para este tipo de cosas?

Maxwell: ¿Eh?

Cosmo: ¿Ah?

Roco: ¡Sí, hombre, yo fui cuando trabajaba de guardaespaldas de un tipo de estos chungos... una especie de convención...!

Estresado por el tiempo perdido, Maxwell agarra a Roco por su chaqueta.

Maxwell: ¡EL NOMBRE! ¡¿CÓMO SE LLAMA ESA CONVENCIÓN?!


¡¡¡ARSENAL-CON!!!
¡¿Eres un pirata en busca de conquistas?!
¡¿Eres un genio con ganas de mostrar al mundo tus creaciones?!
¡No te pierdas la próxima edición del Arsenal-Con, donde los más belicistas del mundo se reúnen para contemplar, exponer y sobretodo COMPRAR Y VENDER piezas del mejor armamento con el que el Gobierno Mundial sólo puede soñar!
¡Celebridades como Caesar Clown y Tinker han asistido a ediciones anteriores para vender armas que han llegado a ser compradas por Charlotte Linlin o Kaido!
¡Ven al Arsenal-Con si quieres mostrar al mundo tu empresa armamentística, próximamente en Isla Reizoko!



Rick: ¡At... ATCHÚM!

Rick sorbe los mocos temblando de frío en medio de un páramo helado acompañado por una ventisca. Los Freak han desembarcado en Isla Reizoko siguiendo el anuncio, encontrandose con una isla helada con un edificio gigantesco entre las montañas, muy similar a un frigorífico.

Rick: ¡Debería haberme quedado en Grand Battle Land y cuidar de la mansión!

Cosmo: Necesitamos todo el músculo posible para llevar nuestros productos más pesados. Si te sirve de consuelo dudo que un evento al que va tanta gente importante no tenga calefacción.

Mika: ¿Es verdad que este sitio está lleno de mafiosos?

Roco: ¡Cada año este antro se llena de gente de los Bajos Fondos!

Dan: Tal vez encontremos información sobre los Ojos del Diablo.

Maxwell: ¡Bien pensado!

Laura: Mejor entremos ya.

Rick: ¡Sí, por favor!

Maxwell: Adelante.

El Garabateador toma el pomo de la puerta del edificio con fuerza y tira de ella, preguntándose qué aspecto tendrá ese evento lleno de armas llamado "Arsenal-Con".

Capítulo 3: Arsenal-Con

El interior del frigorífico gigante es un enorme recinto lleno hasta los topes de gente, con varios pasillos de espacios destinados a cada vendedor de armas apuntado al evento, a quienes vienen a ver sus potenciales clientes, quienes podían ser tanto piratas, mercenarios o mafiosos. En un lado del recinto hay un escenario con telón.

Willy: ¡Es enorme!

Amar: ¡Si que viene gente aquí!

Roco: Os lo dije.

Maxwell: Vale... creo que ahora tocaría registrar nuestra llegada o algo, supongo. ¡Cosmo, conmigo, el resto encontrad algún espacio para montar los bártulos!

Todos: ¡Sí!

Los piratas se abren paso entre los visitantes cargados con sus bolsas y maletas esperando encontrar algún sitio, pero todos parecen estar ocupados, ya sea por las paradas instaladas o por la cantidad de gente paseando, llegando al punto que Tepes es empujado accidentalmente en el hombro por el último de una fila de encapuchados.

Tepes: ¡¡!!

Molesto, el cyborg va a tomar al individuo por el brazo, pero él ya se ha dado cuenta del incidente, dándose la vuelta hacia él y revelando un crucifijo alrededor del cuello, revelando ser un monje al igual que sus compañeros.

Monje: ¡Oh, cuánto lo siento, es que hay tanta gente...!

Tepes: Tsk...

Ante la disculpa, Tepes da media vuelta y prosigue su camino con sus compañeros.

Encargada: ¿Nombre de la empresa?

Maxwell: "Scribble Machine-Gun Shop".

Maxwell y Cosmo no tardan tanto en encontrar el mostrador del registro, apuntándose rápidamente al ser prácticamente los últimos en llegar.

Maxwell: ¿Y exactamente cómo funciona esto?

Encargada: ¿Es su primera vez? El evento dura todo el fin de semana y a lo largo del evento habrán varias presentaciones en el escenario de las empresas que han podido permitírselo.

Maxwell: ¿Por ejemplo?

Encargada: Caesar Clown ha realizado un par de exposiciones pero este año no ha aparecido, aunque Tinker sí que va a presentarnos su nuevo proyecto en unos minutos.

Maxwell: Ah...

Encargada: Ahora sólo deben ir a montar su parada, si es que aún queda espacio.

Maxwell: Gracias.

Y completado el registro, Maxwell y Cosmo se van en busca de los suyos.

Cosmo: ¿Quién es Tinker?

Maxwell: Ni repajolera idea.

Paul: ¡Eh, capi, Cosmo, estamos aquí!

Willy y Paul mueven los brazos desde una esquina a la sombra para llamar la atención de su capitán, quien rápidamente se siente decepcionado por el lugar que les ha tocado.

Maxwell: ¿Esto es lo mejor que habéis encontrado? ¡Aquí no nos va a ver nadie!

Eric Skorup: ¡Lo sentimos pero no hay más sitio, deberíamos haber llegado antes!

Maxwell: Agh, da igual, montemos el chiringuito y ya pondré unos focos grandes...

Los piratas se pasan los próximos minutos montando su instalación de forma que las armas que han traído sean lo más visibles posible. Para cuando acaban, los altavoces dan el siguiente aviso:

Altavoces: ¡La exposición a cargo de Tinker comenzará en cinco minutos, repito, la exposición a cargo de Tinker es en cinco minutos!

Capítulo 4: Tinker

Los focos iluminan el telón del escenario grande de la Arsenal-Con, con todo el público ya preparado para ver la exposición, entre ellos los Freak.

Maxwell: ¿Alguien sabe algo de ese Tinker? Y con "alguien" me refiero a Roco.

Roco: Lo siento pero de los fabricantes de armas ya sí que no sé nada, pero sicarios puedo presentarte un montón.

Maxwell: ¿Teps?

Tepes: Lo mismo.

Maxwell: Ñeh.

Willy: ¡Esclavos...!

El wotan se ha sobresaltado al ver tres hombres grandes con máscaras de hierro, trajes blancos y collares en el cuello probando que el micrófono funcione.

Willy: ¡Esos collares, los reconocería en cualquier parte!

Cosmo: ¿Tinker tiene esclavos?

Dan: Ver estas cosas siempre me ha partido el alma, pero no podemos hacer nada por esos pobres miserables sin montar una escena.

Willy: ...

Altavoces: ¡Y ahora, con todos ustedes, uno de los genios de la Arsenal-Con, la científica que lo soluciona todo con sus gadgets, TINKER!

Dada la señal, alguien subido en un taburete con ruedas aparece rápidamente en el escenario. Se trata de una mujer de baja estatura, con media cabeza rapada y el pelo de colores estridentes, una bata de científico y un visor azul cubriéndole el ojo izquierdo. Acercándose al micrófono moviendo las manos para ahuyentar a los esclavos, Tinker comienza su discurso.

Tinker: Como siempre, me alegro de estar aquí.

[Tinker, fabricante de armas de la Arsenal-Con.]

Tinker: No obstante, venir cada año me obliga a superarme para el siguiente, aunque supongo que suelo cumplir con las expectativas. ¡En fin, tengo bastante por enseñaros así que iré al grano, preparad las carteras!


¡Durante siglos el mundo fue presa de una amenaza colosal, partía las aguas con sus barcos, arrasaba los campos con sus pisadas, esa amenaza tenía un nombre: Piratas Gigantes Guerreros!

Cosmo: ¿?

Maxwell: Uy, esto pinta bien.


¡Un ejército de gigantes destruyendo todo a su paso y tomando lo que querían sin que nadie se atreviese a plantarles cara, todo eso bajo el mando de los guerreros legendarios Dorry y Brogy!

Dan: ¿?


¡Pero tras su desaparición hace un siglo, muchos han intentado tener su propio ejército de gigantes, entre ellos el gobierno! ¿Lo ha conseguido el Gobierno Mundial? ¡NO! ¿Lo ha conseguido Tinker...?

Tinker: ¡¡SEP!!

En ese momento se corre el telón para revelar una inmensa estructura con forma humanoide con capa azul, ojos rojos y casco con cuernos. Algunos de los espectadores reconocen ese aspecto.

RoboBrogy

Tinker: ¡Les presento mi nueva creación, el ROBOBROGY!

Todos quedan estupefactos ante esta réplica robótica a escala natural del Ogro Rojo Brogy, incluidos Maxwell y compañía.

Dentro del casco del robot, uno de los esclavos de Tinker controla sus movimientos, bajando una mano para que Tinker pueda subirse a ella.

Tinker: ¡Imaginen un ejército de robots gigantes con las mismas habilidades que los Piratas Gigantes Guerreros y más, destruyéndolo todo a su paso para su propio beneficio!

Mientras habla, el RoboBroggy comienza a alzar la otra mano...

Tinker: Levantando sus puños...

...cerrando el puño...

Tinker: ¡Y aplastando a sus enemigos!

...y preparándose para dejarlo caer sobre Tinker.

Capítulo 5: La máquina que les salvó la vida

Tinker: ¿?

Tinker se gira al percatarse de la sombra que ha tapado la luz de los focos, viendo cómo su propia creación intenta agarrarla de forma brusca con la mano.

Tinker: ¡¡Aaaaaagh!!

Asustada, la científica salta de la otra mano que la sostenía para caer sobre uno de sus esclavos, el cual se había tirado al suelo para amortiguarle la caída.

Cosmo: ¿?

El RoboBrogy empieza a caminar hacia el público destrozando los focos con los brazos, para el horror del público.

Pirata: ¡Nos va a aplastar!

Mafioso: ¡Sálvese quien pueda!

El caos se apropia del espectáculo, con todos huyendo despavoridos fuera del alcance del gigante de metal mientras este se abre paso destruyéndolo todo a su paso. Entre el jaleo, Maxwell trata de localizar a todos sus compañeros, de quienes se ha separado sin darse cuenta mientras los demás espectadores huían.

Maxwell: ¡¡Piratas Freak!! ¡¡¡LISTAAAA~!!!

En ese momento todos los Freak que oyen eso se mantienen quietos donde están y alzan la mano, de forma que Maxwell es capaz de contarlos a todos salvo a Mika, quien aparece rápidamente a su lado al recibir la orden. Habiendo terminado las cuentas, Maxwell ve que uno de ellos se ha extraviado durante el caos.

Maxwell: ¡Cosmo!

A su vez, Tinker se ha subido a su taburete con ruedas y ha procedido a alejarse del RoboBrogy, el cual parece estar centrado en ella, mirándola con sus brillantes ojos morados. Enfurecida, Tinker contacta con el esclavo encargado de pilotar el robot mediante den den mushi.

Tinker: ¡Nº14! ¿¿Qué significa esto??

En la cabina, el esclavo parece estresado, demasiado centrado en recuperar el control de los mandos para responder a su ama.

Finalmente, el RoboBrogy arranca un trozo de tubería de la pared y lo lanza delante de Tinker, obligándola a girar de forma tan repetina que vuelca y cae al suelo.

Tinker: ¡Agh!

Antes de poder reincorporarse, el pie del RoboBrogy se alza sobre ella, dándole a entender que su final está cerca.

Tinker: ¡¡¡!!!

¡¡BOOOOOOOOOOOOOOOM!!

Pero antes de que el RoboBrogy logre aplastarla, un disparo le daña en el torso hasta tal punto que lo hace caer al suelo, completamente inutilizado, confirmándose eso por la apagada de la luz en los ojos de la máquina.

Tinker: ¿?

Público: ¿Eh?

Pirata: ¡Alguien ha destruído el robot loco!

Pirata: ¿Quién ha sido?

Cosmo: Emm... ¡disculpen!

Maxwell reconoce la voz de su compañero perdido y se da la vuelta hacia ella. Cosmo está sano y salvo, acompañado de la máquina de guerra pilotada por los dummies que Maxwell creó en su momento y que tenía pensado presentar en el evento.

Pirata: ¿Has destruido esa cosa con esto?

Cosmo: Síp, se trata de una máquina de guerra diseñada por la compañía Scribble Machine-Gun Shop.


¿Eres seguidor del dicho "cuanta más potencia de fuego mejor"?
¿O eres más de derrotar a tus enemigos con las manos?
¡La Scribble Machine-Gun Shop te ofrece el arma uni-tipo por excelencia!
¡El TANQUE DUMMY!
Tanque dummy
Tanque dummy transformado
¡Con una artillería capaz de tumbar a un gigante de un cañonazo, puedes bombardear a tus enemigos desde una distancia cómoda o disfrutar de una pelea cuerpo a cuerpo en una armadura de metal con sus DOS PROTOCOLOS DE COMBATE DISTINTOS! ¡Conviértete en el rey del campo de batalla con el Tanque Dummy, de la Scribble Machine-Gun Shop!

Cosmo: Y es completamente manual. ¿Algún interesado? Estaremos aquí todo el fin de semana para aclarar dudas.

Impresionados por la máquina que prácticamente les ha salvado la vida, todos los presentes corren hacia Cosmo con libretas de cheques, obligando a Maxwell a ir corriendo a ayudar a su abrumado amigo, a quien toma del hombro.

Maxwell: ¡Cosmo, eres genial, has puesto el negocio en el mapa, VAMOS A SER RICOS!

Cosmo: Jejejeje.

Sin embargo, en contraste a la eufória de Maxwell por el éxito de su socio, Tinker tiene que hacer un esfuerzo por contener su rabia mientras observa desde lejos.

Tinker: (¡¿QUIÉNES SON ESOS "SCRIBBLE MACHINE-GUN SHOP...?!)

Capítulo 6: La lista de Shackles

Después del incidente del RoboBrogy, el puesto de la Scribble Machine-Gun Shop recibió un gran número de visitas el resto del día, obligando a Maxwell y Cosmo a trabajar como posesos exponiendo sus productos.

Maxwell: ¡Echa un vistazo a esto, estas balas de cañón están diseñadas para perseguir al objeto más pesado que tengan cerca!

El Garabateador hace una demostración a la piernas largas con quien estaba hablando destruyendo el iceberg más grande de los que hay flotando en la costa cercana.

Cosmo: Estas lanzas tienen incorporado un mecanismo que hace que cuando aprietas este botón...

Cosmo alza una de las lanzas de muestra que tienen hacia el techo y libera una fuerte llamarada por el extremo tras pulsar el botón que tiene en el mango.

Pirata: ¡Ooooh...!

Y a medida que se realizaban demostraciones, el dinero llovía frente al mostrador llevado por Capataz y Coronel, eufóricos ante el dinero que están cobrando.

Coronel: ¡Qué barbaridad!

Capataz: ¡Jojojojojo, gracias por comprar en la Scribble Machine-Gun Shop!

Por otro lado, las máquinas de Tinker pasaron a ser consideradas demasiado peligrosas, por lo que su estante quedó sin un solo cliente. Dentro de su establecimiento, Tinker abofetea al esclavo que pilotaba el RoboBrogy con uno de sus guantes. El esclavo tiene ya las mejillas rojas e hinchadas de tanto golpe.

Tinker: A ver si lo he entendido, dices que el RoboBrogy, una máquina 100% MANUAL ¿empezó a moverse por su cuenta e intentó matarme por su propia voluntad?

Esclavo: ¡Es cierto, señora, yo estaba moviendo los mandos como ensayamos y de repente empezaron a funcionar solos, yo no he tenido nada que ver!

Tinker: Hmmm... bueno, vale, ya me las arreglaré con esto que me has dicho. Anda, ve a ponerte algo de hielo en los mofletes, los demás venid conmigo.

La científica sale de su edificio con sus otros esclavos y cuando comprueba que están todos fuera salvo el piloto, activa el detonador de su collar explosivo, haciéndolo estallar en el cuello del esclavo.

Esclavos: ¡¡¡!!!

Tinker: Ñeh, ahora tendré que comprar un sustituto de camino a casa... ¡Shackles!

De entre los esclavos sale un Tontatta bigotudo vestido como un piloto de carreras, aunque también con un collar explosivo en el cuello.

Shackles: ¡Señora!

  • [Shackles, jefe de esclavos y "chófer" de Tinker.]

Tinker: ¡Recorre todas las instalaciones, quiero que busques posibles responsables del incidente de hoy, hazme una lista y ordénalos de más a menos probable!

Shackles: ¿Qué criterio debo seguir para ficharlos como sospechosos?

Tinker: ¡Sus habilidades, sus gadgets, los productos que hayan traído a la Arsenal-Con, todo lo que pienses que pueda haber provocado el pirateo del RoboBrogy debe ir a esa lista!

Shackles: ¡Sí, señora!

El enano corre hacia el coche de carreras al pie del taburete de Tinker y lo pone en marcha, llevando al taburete a recorrer los pasillos del evento.

Maxwell: ¡Contemplad, con este gadget podrán hacer que los cañones de los barcos de la Marine se vuelvan tarumba!

Shackles: ¿...?

Capítulo 7: Los monjes

Maxwell sostiene en la mano un dispositivo con forma de araña junto a una réplica de una torreta de las que se usan en los barcos de la Marine.

Maxwell: ¡Conectando este dispositivo a la torreta...!

El Garabateador adhiere la araña en la superficie de la torreta, quedando esta incrustada.

Maxwell: ¡... sus controles quedarán totalmente invertidos!

Público: ¡Ooooh!

Shackles: ¡¡!!

Maxwell: ¡Ahora, si alguien quiere ir a probarlo...!

Shackles ve en ese dispositivo un posible motivo del malfuncionamiento del RoboBrogy, por lo que se va rápidamente a informar a Tinker. En su camino, el tontatta pasa junto a un grupo de monjes encapuchados que se lo quedan mirando unos instantes antes de seguir su camino, todo esto mientras Amar les observa.

Amar: Hmm... ¿no os parece raro que entre tanto pirata, mafioso y demás miserables haya un grupo de monjes pululando por ahí?

Dan: ¿Eh? Bueno, a lo mejor son piratas, no sería la primera vez que vemos piratas vestidos de monjes.

Amar: Ya, pero... estamos en la Arsenal-Con y en ningún momento les he visto comprar nada ni interactuar con los vendedores. En otro sitio lo entendería pero aquí se viene a ver y comprar cosas, que se limiten a vagar sin rumbo me hace sospechar.

Dan: ¿Crees que pueden ser marines infiltrados?

Amar: No sé...

Laura: ¿Qué decís de unos marines?

De vuelta a la base de Tinker...

Tinker: ¿La Scribble Machine-Gun Shop?

Shackles: ¡Les he visto mostrar un dispositivo que estropea sistemas de mecanismos!

Tinker: ¡Sí, tiene sentido, al principio no les conocía ni su madre pero justo después de lucirse a base de destruir mi RoboBrogy son el centro de la atención!

Shackles: ¿Qué vamos a hacer al respecto, señora, seguimos el procedimiento habitual y les quemamos el chiringuito?

A lo que Tinker sonríe frotándose las manos.

Tinker: Nah, tengo otra idea...

Esclavos: Oooh...

Decepcionados, los demás esclavos apagan las antorchas.

La Arsenal-Con siguió con normalidad durante el resto de la tarde, hasta que cada grupo cerró por el día y se fue a cenar a su respectivo alojamiento, siendo el de los Freak su barco.

Maxwell: Así que creéis que esos monjes pueden ser espías de la Marine...

Dan: O de la Cipher Pol. El caso es que no nos conviene sufrir una emboscada.

Maxwell: Cierto, no podemos permitir que interrumpan la Arsenal-Con, es CRUCIAL que la cosa acabe bien ahora que somos las estrellas.

Laura: ¿Entonces qué sugieres que hagamos?

Maxwell: Bueno, tampoco tenemos pruebas de que esa gente trabaje para el gobierno así que propongo una pequeña operación de espionaje mientras duerman. ¿Sabemos dónde se alojan esos hombres de Dios?

Amar: Les seguí hasta lo que parece ser su barco, no está muy lejos.

Maxwell: ¡Bien! Ana y Mika, sois las más sigilosas de aquí así que iréis a echar un vistazo y a buscar pistas sobre quienes son; Tepes, irás con ellas de apoyo, que también eres bastante silencioso.

Tepes: ...

Maxwell: ¡Ese es el espíritu!

Y así, los tres piratas se preparan para salir mientras que en el barco de los monjes ya solo queda uno para ir a dormir, dirigiéndose a su camarote pasando junto a una foto de Tinker clavada en la pared, con un círculo rojo pintado encima.

Capítulo 8: En el escritorio

Volando sin hacer el menor ruido sobre una de sus nubes, Ana llega al barco de los monjes con Mika y Tepes. El cyborg permanece en tierra mientras la Diva de las Nubes y la Arlequín suben a bordo tras comprobar que no hay nadie en la cubierta.

Ana: Vale, echemos una ojeada rápida abajo y a la que veamos cualquier signo de que este sea un barco del gobierno nos vamos.

Mika: Sí.

Convertida en nubes, Ana flota hacia los pisos inferiores del barco, mientras Mika utiliza su supervelocidad para registrar cada habitación sin ser detectada. Tras abrir una puerta, la enana la vuelve a cerrar al ver por lo menos dos personas durmiendo en una litera.

Mika: (Ups...)

Por otro lado, Ana llega a lo que parece ser la bodega, iluminada por la luz de la luna que pasa entre las rejas que hay en el techo. Pensando que podrá ver la clase de tripulantes que tiene el barco por su equipamiento, la músico se acerca sigilosamente a una de las cajas de madera y la abre, encontrando simplemente comida. Luego centra su atención en un montón de tela que hay cerca, con una gran pieza de tela negra encima. Tras levantar la tela negra, Ana siente haber resuelto el misterio.

Ana: ¡...!

De vuelta a Mika, la enana ha llegado subiendo por unas escaleras a lo que parece ser el despacho del capitán, una sala de techo alto, con un escritorio delante de una imponente armadura sosteniendo un hacha sobre el suelo. Viendo papeles sobre el escritorio, la Arlequín trepa hasta allí para ojearlos un poco.

Mika: (¿Y esto?)

Lejos de ser documentos de la Marine, al parecer los tripulantes del barco tienen como objetivo a Tinker, teniendo varias fotos de ella en distintos lugares acompañada de sus esclavos.

Ana: ¡Psst!

Mika: ¡KYAH!

Ana acaba de aparecer en la puerta que conecta el despacho con la cubierta, sobresaltando a la enana.

Ana: ¡Shhhh...! ¿te he asustado? perdona...

Mika: Creo que en este barco no hay marines.

Ana: Ya, ya, esos monjes son piratas, he visto su bandera en la bodega.

Mika: Parece que son de una organización rara, van a por la tal Tinker, lo he visto en estos papeles.

Ana: ¿A ver?

Para poder hablar mejor con su compañera, Ana da un paso al frente, tirando sin querer de un cable con el pie que hace sonar una campanita en otro lugar del barco.

Ana: ¿?

Mika: ¡Un cable trampa!

Ana: ¡Culpa mía!

Mika: ¡Yo me voy de aquí, ya sabemos que no son marines, mejor no meternos en...!

A medida que habla, Mika ve como la mirada de Ana se desvía hacia arriba mientras su cara palidece, lo que la preocupa. Acto seguido, el sonido de las piezas de metal rozándose entre ellas se hace notar mientras la armadura levanta el hacha sobre Mika, mirándola con sus brillantes ojos morados.

Mika: ¡Ih...!

La Tontatta sale disparada de sobre la mesa hacia la cubierta, seguida por Ana, mientras el coloso parte el escritorio limpiamente por la mitad para luego ir tras ellas.

Mika: ¡Teeeeeepes!

Tepes: ¡¿?!

Sobresaltado, el cyborg sube al barco por las escalerilla, viendo a sus dos compañeras venir corriendo hacia él.

Tepes: ¡¿Acaso sois estúpidas?! ¡El plan era no hacer ruido!

Pero la expresión del Último Corte cambia al ver al guerrero de metal corriendo tras ellas mientras para lanzar su hacha, pasando sobre la bodega con la bandera negra encontrada por Ana, la cual había sido descolgada para mayor discreción:

HollowJolly

Capítulo 9: El yelmo

La armadura lanza su hacha contra las dos piratas antes de que salten del barco, pero Tepes se interpone y genera un muro invisible con su Fruta Mimu Mimu, haciendo que el hacha se clave en él para luego caer al suelo una vez deshecha la creación.

Acto seguido, la armadura empieza a correr de forma que pueda embestir con el hombro a los tres intrusos, pero estos ya han saltado del barco y se han ido volando de vuelta al Freaky Soul volando en las nubes de Ana. Viendo cómo se marchan, la armadura piensa en las habilidades que tienen mientras cinco figuras aparecen en la cubierta tras él.

Mika: ¡¿Qué narices era eso?!

Ana: ¡No lo sé ni me importa, no que sí importa es que no son del gobierno, por lo que si no nos dejamos ver en lo que queda de Arsenal-Con no habrá más jaleo!

En el Freaky Soul, Rick ve al trío con un catalejo mientras monta guardia.

Rick: ¡El equipo de espionaje ha vuelto!

Cosmo: ¿Si? ¡Ahora mismo voy!

Mika: ¡Ya veo el barco!

Pero de repente, parte de su nube transporte es deschecha por un disparo de escopeta, desequilibrándola y haciendo caer a Tepes y Mika al suelo.

Tepes: ¡¡!!

Ana: ¡Oh, cielo!

Por suerte, Mika amortigua su caída transformándose en pelota y luego hinchándose para amortiguar también la de Tepes, aunque solo consigue que rebote sobre ella y caiga de cara al suelo.

Tepes: ¡Ugh!

Mika: Lo siento...

???: ¡No se muevan!

El autor del disparo revela ser un hombre vestido con un traje charro de color negro, montado sobre un caballo negro y con un rifle en la mano con el que apunta a los piratas.

Jinete: Buenas noches, polizones ¿pueden decirme por qué motivo han abordado nuestro barco en medio de la noche?

Ana: ¡...!

Mika: Eeeemmm...

Rick: ¡Vaya, hombre, les han seguido!

Jinete: Pueden elegir decírmelo a mí, o a mi capitán que está al llegar. Y les aviso, está de mal humor.

En ese momento, el suelo empieza a temblar, justo al mismo tiempo en que la armadura entra en el campo visual de Ana, Mika y Tepes, corriendo sobre el suelo helado.

Mika: ¡EPA, QUE VUELVE EL COLOSO!

Jinete: Hablen con él o conmigo, la decisión es suya.

Armadura: ¡¿Qué hacían en mi barco a estas horas?!

Pero justo antes de alcanzar a los tres piratas, la armadura gigante es golpeada en la cabeza por Rick, en su forma híbrida, con tal fuerza que su casco sale disparado.

Rick: ¡No es de tu incumbencia!

La armadura cae de espaldas al suelo, levantando la nieve a su alrededor por el impacto.

Mika: ¡Wooooooh!

Ana: ¡Muy bien, Rick!

Rick: ¡Rahahahahahaha!

Jinete: ...

Tepes: ¿?

A pesar de la fuerza del puñetazo, la armadura se reincorpora poco a poco hasta que vuelve a colocarse firme sobre el suelo. Sin embargo, la carencia ahora de su yelmo deja a los Freak horrorizados: no tiene cabeza.

Ana: ¡¡¡!!!

Mika: ¡KYAH!

Tepes: ¡...!

Rick: Caramba... ¡¡Qué fuerte estoy, rahahahahahaha!!

Capítulo 10: Titán de Piedra vs Titán de Hierro

Enfurecida, la armadura se lanza contra Rick, chocando sus manos contra el gólem de piedra.

Rick: ¡Eyeyey! ¿Tienes tu cabeza de verdad ahí dentro escondida como si fueras una tortuga?

Cosmo sale a cubierta sobresaltado por el alboroto que se oye fuera, encontrándose a sus compañeros observando a los dos gigantes comprobando quién tiene más fuerza y al jinete yendo hacia el yelmo que ha quedado en el suelo.

Cosmo: ¡¿Pero qué es todo esto?!

Rick: ¡ALEHOP!

Finalmente, el Titán de Piedra levanta a la armadura enemiga por encima de él y luego la estampa en el suelo detrás de él, para luego empezar a dar vueltas aún agarrándola de las manos, disfrutando de la pelea.

Armadura: ¡...!

Rick: ¡La donna è mobile, qual piuma al vento, muta d'accento, E DI PENSIERO~!

Dadas suficientes vueltas, Rick lanza a su adversario por los aires, cayendo a varios metros de distancia.

Mientras tanto, el jinete observa junto a su caballo con el yelmo en sus manos, el cual sigue con dos brillantes ojos morados en él.

Jinete: Ese hombre es fuerte.

Yelmo: ¡Tendré que ponerme en plan serio! ¡Revenant, lanza mi cabeza hacia mi cuerpo!

Jinete: ¡A la orden!

Como un lanzador de béisbol profesional, Revenant lanza el yelmo hacia el resto de la armadura, la alza un brazo para agarrarla en el aire y colocarla de nuevo en su sitio.

Mika: ¡Hala, se ha vuelto a colocar la cabeza!

Ana: Debe tener alguna habilidad.

Rick: ¡Da igual, esta vez pienso hacer que no la recupere una vez se la arranque de nuevo!

Pero cuando la armadura se reincorpora, saca una larga espada del interior de su torso, sorprendiendo al gólem.

Rick: Vaya.

La armadura carga contra el gólem cuando de repente es frenado por un pequeño asteroide que cae a gran velocidad sobre su torso.

Cosmo: ¡Showakusei!

Armadura: ¡¿...?!

C*osmo aparece junto a Rick flotando sobre otro asteroide.

Cosmo: ¡No sé quiénes sois, pero no voy a dejar que ataquéis nuestro barco de gratis!

Armadura: ¿¿"De gratis"?? ¡Sois vosotros los que habéis abordado antes nuestro barco!

Cosmo: ¡Ah... (son del barco de la misión de espionaje...)!

Armadura: ¡Y ahora todos pagaréis por vuestra intrusión!

Maxwell: ¡¿QUÉ NARICES ESTÁ PASANDO AQUÍ?!

Todas las miradas pasan al capitán de los Piratas Freak, el cual acaba de salir a cubierta acompañado por el resto de la tripulación, con bata, zapatillas mullidas, los ojos rojos por falta de sueño y con cara de estar de mal humor.

Maxwell: ¡¿HOLA?! ¡¿Alguien tiene idea de la hora que es?! ¡Estamos intentando dormir aquí, así que TÚ, el de la armadura grande, Y TÚ, el del caballo, llevad vuestras juergas a otra parte!

Ana: ¡Capi!

Maxwell: Ah, hola, Ana ¿ya habéis vuelto de la misión?

Mika: Pues...

El grupo pasa los siguientes dos minutos informando al resto de la tripulación de los resultados de su misión de espionaje.

Maxwell: ¿Entonces no sois marines ni tenéis nada que ver con el gobierno?

Revenant: ¡Eso es absurdo!

Armadura: ¡Nosotros somos los Piratas de Hollow y yo soy su capitán!

  • [Revenant. Médico de los Piratas de Hollow.]

Maxwell: Vaya... pues supongo que os debemos una disculpa, es que nos interesa mucho que los negocios nos salgan bien en la Arsenal-Con y vuestro comportamiento, deambulando por ahí sin siquiera echar un vistazo a los productos, se nos hizo sospechoso.

Hollow: Más os vale que no robáseis nada de mi barco.

Ana: ¡No, no!

Mika: ¡No robamos nada, lo juramos!

Tepes: ...

Hollow: Si os sirve de alivio, los Piratas de Hollow no tenemos nada contra vosotros (de momento).

Maxwell: ¿Contra quién tenéis algo?

Hollow: Contra alguien llamado de nombre "Note" y de apellido "Importa".

Maxwell: Ja, coma, ja, coma, ja.

Hollow: Ya sabéis que no somos una amenaza para vosotros, no lo seáis tampoco para nosotros y estaremos bien. En lo que queda de Arsenal-Con, manteneos fuera de nuestro camino. ¡Nos vamos, Revenant!

Revenant: ¡Sí, señor!

Y así, el conflicto entre los Piratas Freak y los Piratas de Hollow termina de forma más o menos diplomática, con Hollow y Revenant yéndose por donde han venido mientras Ana le susurra algo al oído a Maxwell.

Ana: Sí que sabemos contra quién pueden tener algo.

A lo que Maxwell sonríe.

Maxwell: ¡No me digas...!

Capítulo 11: La suerte de Tinker

Maxwell: Así que su objetivo es Tinker y no nosotros.

Mika: Creemos que va a por ella por ser esclavista.

Ana: A lo mejor es una especie de super-liberador de esclavos.

Willy: Oooh...

Maxwell: Bueno, que libere a los esclavos si quiere, mejor para ellos, nosotros nos centraremos en lo que nos importa. ¡No tenemos nada que temer, mañana podemos seguir a lo nuestro sin que nos molesten los monjes!

Dan: Esto del "super-liberador de esclavos" me hace pensar en Fisher Tiger. ¿Y si intenta volar por los aires la Arsenal-Con para liberarlos?

Maxwell: ¡Si esa armadura o cualquiera de sus amigos monjes tratan de destruir la Arsenal-Con para capturar a una sola persona, yo seré el primero en destrozarla pieza a pieza! ¡Y ahora BUENAS NOCHES!

Los Freak vuelven a sus dormitorios para dormir tras este momento de tensión, todos lo bastante somnolientos como para no percatarse de la figura diminuta que sale a cubierta con un saco sobre sus hombros: Shackles.

El tontatta sube rápidamente a su taburete con ruedas y conduce de vuelta a la base de Tinker, pensando en todo lo que acaba de oír en el Freaky Soul. Nada más llegar, corre entre los esclavos que hay durmiendo en el suelo hasta llegar al dormitorio de su ama.

Shackles: ¡SEÑORA!

Tinker: ¡QUÉ!

Shackles no puede evitar dar un salto ante el grito de su señora, la cual está visiblemente molesta al haber sido despertada de repente.

Tinker: ¡¡Te dije que robaras el trasto y volvieras sin hacer ruido, ya puede ser bueno lo que tengas que decirme!!

Al día siguiente...

La Arsenal-Con reanuda su actividad en su último día de apertura, volviendo a estar tan concurrido como el día anterior.

Maxwell: ¡Cosmo!

Cosmo: ¿Si?

Maxwell: ¡No te lo vas a creer, nos han invitado a presentar al escenario nuestros productos, quieren ver mejor el tanque dummy y otras armas que tengamos!

Cosmo: ¡Oooh!

Maxwell: ¡Tenemos que hacer una lista con lo que queremos enseñar aparte del tanque dummy, tendremos tiempo limitado!

Cosmo: ¿Pero quién te ha dicho eso?

Maxwell: ¡Una de las encargadas, al parecer después del fiasco del gigante de metal han quitado a Tinker de las exposiciones y nos han puesto a nosotros de relleno!

Cosmo: ¡Eso está bien! ¡A ver, podríamos enseñar nuestras lanzas con lanzallamas, las balas de cañón teledirigidas...!

Maxwell: ¡Los arpones explosivos!

Cosmo: ¡Eso también, sí...!

Mientras tanto, la encargada que dio la invitación a Maxwell camina hacia el puesto de Tinker, cruzándose con la científica en persona, quien le pasa un fajo de dinero de forma disimulada.

Tinker: ¿Expondrán?

Encargada: Parecía bastante entusiasmado cuando le invité.

Tinker: Buena chica.

Encargada: Pero no entiendo ¿por qué renunció a su puesto y me hizo decir que la habían echado? Tampoco es que me queje, ya que me ha pagado.

Tinker: Ya me odian bastante tras mi chapuza de ayer, no vale la pena volver a salir frente a un público que no me va a comprar nada.

Encargada: Una pena, le deseo suerte en próximas ediciones de la Arsenal-Con.

Dicho esto, la empleada se marcha, dejando a Tinker susurrando para ella misma.

Tinker: Oh, querida, puede que la suerte me vuelva antes de que termine esta edición incluso...

Capítulo 12: El momento de gloria de la Scribble Machine-Gun Shop

Al rato, el momento para la exposición de la Scribble Machine-Gun Shop llega y los espectadores se reúnen frente al escenario, tras el cual están Maxwell y Cosmo preparándose para salir.

Maxwell: Vale... ¿qué tal estoy?

Cosmo: Muy bien ¿y yo?

Maxwell: Muy bien también. Esto pinta bien, Cosmo.

Cosmo: Yo estoy aterrado.

Maxwell: ¡Y yo, pero aun así vamos a arrasar!

Presentadora: ¡Y ahora, con todos ustedes, la Scribble Machine-Gun Shop!

Maxwell: ¡Chócala, socio!

Cosmo: ¡V-vale!

Y tras chocar los cinco, los dos piratas salen al escenario a comenzar su presentación.

Maxwell: ¡Saludos, somos la Scribble Machine-Gun Shop, "los fabricantes de conquistadores"! ¡Sabemos que nuestro tiempo es limitado, así que nos dedicaremos a mostrar con más detalle los productos por los que nos preguntasteis más a lo largo del día de ayer!

Cosmo: ¡Sí, eso...! ¡Esto es una lanza con lanzallamas incorporado, ideal para ataques sorpresa de mediano alcance!

Público: ¡Oooooh!

Tinker aparece entre el público también, aplaudiendo de forma poco entusiasta cuando dos pequeños monjes pasan por su lado, empujándola levemente.

Tinker: ¡Eh!

Monjes: Perdón.

Los dos pequeños salen de entre la muchedumbre y se dirigen a un estante cercano, donde se reúnen con el resto de los Piratas Hollow, su capitán entre ellos, ahora con el aspecto de un hombre rubio.

Hollow: Hoy es nuestra última oportunidad de capturar a Tinker y liberar a sus esclavos. ¿Habéis conseguido las llaves?

Niño: Sep.

Niña: Tenías razón, Tinker llevaba un manojo de llaves consigo y un mando con un botón en los bolsillos.

Hollow: Bien hecho, gemelos, ahora quitémosles los grilletes a los esclavos de Tinker y así quedará indefensa.

Piratas de Hollow: ¡Todos somos esclavos!

Y así, los Piratas Hollow corren a la base de Tinker y abren la puerta con las llaves, encontrando a todos sus esclavos dentro, quienes en un principio se ponen en guardia frente a los intrusos.

Esclavos: ¡Eh, no podéis estar aquí!

Hollow: ¡No, no, no, esperad! ¡Mi nombre es Hollow, vengo a liberaros! ¿Veis? ¡Tengo las llaves de vuestros collares y su detonador!

Esclavos: ¿...?

A su vez, Tinker sigue con su propio plan, ignorando que la han robado, sacando un den den mushi en miniatura de su pulsera para contactar con Shackles, escondido tras el escenario, donde puede ver las armas que los dummies van pasando a Maxwell y Cosmo para que las enseñen, entre ellas el tanque transformable.

Tinker: ¿Está su tanque ahí?

Shackles: Sí.

Tinker: ¿Tienes a mano el dispositivo?

Shackles: Sí, señora.

Tinker: No lo pierdas, me he pasado horas modificándolo. Tú espera a mi señal.

Maxwell: ¡Bueno, y dicho esto, creo que ya es hora de pasar al plato fuerte, lo que más éxito ha tenido de nuestra compañía!

Tinker: (Je...)

Maxwell: ¡Damas y caballeros, nos complace presentarles (de nuevo) el tanque dummy!

Tinker: ¡Ahora!

Y justo cuando el tanque transformable empieza a entrar a cuatro patas en el escenario pilotado por un dummy, Shackles echa a correr cargando el misterioso dispositivo en su espalda. La velocidad del tontatta le vuelve invisible para el resto de dummies vigilantes, pudiendo colocar debajo el nuevo dispositivo de Tinker: su propia versión del dispositivo inversor de mecanismos de la Scribble Machine-Gun Shop.

Tinker: Empieza el show.

Capítulo 13: Los collares

Los piratas espectadores aplauden con fuerza cuando ver el tanque transformable salir al escenario.

Cosmo: Este artilugio sirve como máquina de guerra para batallas de corto y largo alcance. Este aspecto que ven es su protocolo de combate número 1, cuadrúpedo y con un cañón enorme, pero si cambian al número 2...

Cosmo hace una señal al dummy piloto para que transforme al tanque, pero el dispositivo de Tinker enganchado a él hace que el botón de transformación conecte con el cañón, abriendo fuego sobre el público, el cual se agacha a tiempo para esquivar la bala de cañón.

Piratas: ¡¿Eh...?!

Cosmo: ¿...?

Dummy: ¡Culpa mía, culpa mía!

Maxwell: ¡Je, tranquilos, era una broma, hemos disparado a suficiente altura para que no alcance a nadie, ahora sí que nuestro piloto ACTIVARÁ EL PROTOCOLO NÚMERO DOS!

Confuso, el piloto empieza a mirar el resto de botones, dejando de lado el botón que acaba de pulsar a pesar de tener un dibujo con el aspecto del segundo protocolo de combate.

Dummy: Qué raro... ¿será este?

Tras pulsar otro botón, el tanque da inexplicablemente un salto hacia arriba para luego caer al escenario, extrañando al público y poniendo nervioso a Cosmo, pero más a Maxwell.

Maxwell: Jeje... un momento, creo que tenemos algún fallo técnico.

Molesto, el Garabateador sube al tanque y mete la cabeza en el interior, donde el dummy permanece pensativo ante los botones.

Maxwell: ¡¿Se puede saber qué te pasa?!

Dummy: Lo siento, jefe, pero no hace lo que quiero.

Maxwell: ¿Cómo que no? ¡Está clarísimo por el dibujo que el botón de transformación es ESTE!

Dummy: ¡No, ese no, lo he comprobado!

De nuevo, el tanque abre fuego, asustando al público, el cual empieza a perder la paciencia.

Pirata: ¡Eh, cuidado ahí dentro!

Pirata: ¡¿Es que queréis cargaros a la clientela?!

Tinker: Jejejejeje... ¿?

Tinker se ha llevado las manos a los bolsillos mientras ríe de la situación, y ya se ha dado cuenta de que le han robado.

Tinker: ¿Qué? ¡Pero si las tenía en el bolsillo...! ¡Maldición! ¡¡Shackles!!

Shackles: ¡Diga, señora!

Tinker: ¡Creo que me han robado las llaves, volvemos a la base!

Shackles: ¿Pero y la operación?

Tinker: ¡¡No me contradigas, ya se destruirán ellos solitos, ven a buscarme en el acto!!

Shackles: ¡Sí señora, lo siento señora!

El enano va hacia su ama con su taburete con ruedas, sentándose ella en él para luego ir los dos rápidamente hacia su base. Una vez allí, Tinker encuentra la puerta abierta, sacando una pistola del interior de su bata y entrando en ella, encontrando a los Piratas de Hollow y a su capitán tratando de quitarle el collar explosivo a otro de sus esclavos, habiendo liberado ya casi a la mitad.

Tinker: ¡No mováis ni un músculo!

Hollow: ¡!

Esclavos: ¡¡!!

Rápidamente, los subordinados de Hollow se ponen en guardia mientras su capitán queda quieto como una estatua.

Tinker: ¡Intentad algo y le vuelo la cabeza al rubio!

Esa amenaza hace dudar a los piratas sobre su atacarla o no, sabiendo que Hollow se encuentra ahora tan vulnerable como cualquier otro ser humano.

Tinker: ¡Shackles, recupera lo que es mío!

Shackles: ¡Sí, señora!

A una velocidad casi imperceptible, el enano trepa y registra el cuerpo de Hollow hasta quitarle las llaves de los collares y su detonador, devolviéndoselos a su ama. Acto seguido, la científica mira a los esclavos que ya no tienen collar.

Tinker: ¡Poneos vuestros collares, no os he dado permiso para quitároslos!

Esclavos: ¡...!

Mientras sigue sosteniendo la pistola en una mano, con la otra apunta a la otra mitad de esclavos con el detonador.

Tinker: ¡¡Es para hoy, poneos los collares o vuestros compañeros pagarán por ello!! ¡Los demás, apresad a estos ladrones!

Capítulo 14: ¿Qué presentaba Tinker?

Un par de minutos antes de que Tinker encuentre a los Piratas Hollow...

Aunque el dummy piloto ha conseguido transformar al tanque, no consigue controlarlo correctamente y lo tiene moviéndose caóticamente en el escenario mientras el público comienza a abuchear. Por otro lado, Maxwell ha perdido los nervios y ha empezado a gritar al piloto mientras Cosmo observa demasiado alterado para decir nada, hasta que ve algo pegado a la espalda del robot.

Cosmo: ¿Eh? ¡Dummy piloto, te ordeno que dejes de pulsar botones en el acto!

Piloto: ¡¡¡!!!

Siguiendo la orden, el dummy quita sus manos de los mandos, dejando al robot inmóvil.

Cosmo: Hay algo pegado al robot.

Maxwell: ¿?

El Garabateador da la vuelta al robot hasta ver el dispositivo con forma de arácnido que Shackles puso en el robot, quitándolo con su Inkuhato.

Maxwell: ¿Pero qué...?

Cosmo: Se parece a nuestro inversor de controles.

Maxwell: Pero mira qué símbolo tiene.

Reconociendo en el arácnido el mismo jolly roger que Tinker lleva en su bata, el Garabateador muestra el artilugio al público.

Maxwell: ¡Damas y caballeros, me temo que hemos sido víctimas de un sabotaje por parte de la señorita Tinker!

Público: ¡¿Eh?!

Maxwell: ¡Nuestro tanque transformable ahora funciona como es debido! ¡¿Qué os parece si os muestro cómo se mueve mientras vamos a pedirle explicaciones a Tinker, quien por cierto, no está entre el público?!

Viendo un enfrentamiento inminente, los piratas espectadores solo pueden decir una cosa al respecto.

Público: ¡SEEEEEEEEH!

Y acto seguido, Maxwell y Cosmo se suben a hombros del robot mientras el dummy lo pilota perfectamente hacia la base de Tinker, con el resto de los Freak corriendo detrás y con el resto del público tras ellos.

En la base de Tinker...

Tinker: ¡Poneos vuestros collares, no os he dado permiso para quitároslos!

Esclavos: ¡...!

Mientras sigue sosteniendo la pistola en una mano, con la otra apunta a la otra mitad de esclavos con el detonador.

Tinker: ¡¡Es para hoy, poneos los collares o vuestros compañeros pagarán por ello!! ¡Los demás, apresad a estos ladrones!

Resignados, los esclavos comienzan a acercar su collares a sus cuellos con las manos temblorosas, cuando de repente, el puño del robot de Maxwell derriba la pared alrededor de la puerta y se lleva a Tinker por delante.

Tinker: ¡¡¡¡...!!!!

Piratas Hollow: ¡¿Eeeeeeeeeh?!

Shackles: ¡¡¡!!!

La científica sale disparada hacia la pared opuesta, dejando un agujero con la forma de su silueta hacia lo más profundo de su base. Además, el golpe hace que se le caiga tanto su pistola como el detonador, cayendo junto a Shackles.

Maxwell: ¡Tinker, quiero tener unas palabras contigo!

Cosmo: Creo que la hemos dejado K.O de un puñetazo en la espalda.

Maxwell: Oh.

Cosmo: ¡Eh! ¿Ese no es uno de los de ayer?

Revenant: ¡!

Hollow: ¡Vale, vale, no disparen, estamos de su lado!

Maxwell: Demuestralo.

Hollow: Pretendíamos capturar a Tinker.

Maxwell: Ah, vale, entonces sí estáis de nuestro lado.

Acto seguido, Maxwell y Hollow van a buscar a la científica entrando en las habitaciones más profundas del edificio, hasta llegar al interior un gigantesco y oscuro pozo de metal con una pasarela que acaba en callejón sin salida.

Maxwell: ¿Dónde está?

Hollow: Debería haber pasado por aquí, no hay otro camino.

Pero de repente, dos luces rojas se iluminan en la oscuridad junto al sonido de varios mecanismos funcionando.

Maxwell y Hollow: ¿?

Ambos piratas se asoman a ver debajo de la pasarela, cuando una mano metálica es levantada hacia ellos. Segundos después, parte del edificio de Tinker es destruido, asustando a los presentes mientras una colosal figura se alza entre las ruinas.

Cosmo: ¡Ay madre...!

Skorup: ¿Qué fue lo que presentaba Tinker en el escenario ayer...?

RoboDorry

Revenant: Estoo... robots gigantes.

Capítulo 15: La reglas que cambian y las que no

En el interior del casco del robot, Tinker maneja los mandos poniendo su atención en el público, reconociendo a Cosmo y a los Freak entre ellos.

Tinker: ¡El chaval que destruyó el RoboBrogy!

Cosmo: ¡¡!!

La voz de la científica se oye perfectamente a través de unos altavoces incorporados en el robot.

Tinker: ¡¡No sabéis lo que me costó hacer que la invitación de Caesar Clown nunca llegara a sus manos, esta tenía que ser "la Arsenal-Con de Tinker" y no dejaré que unos novatos en su primer año se interpongan en mi camino!! ¡RoboDorry, a la carga!

El RoboDorry desenvaina su gigantesca espada y la levanta sobre los Freak con la intención de clavarla en el suelo donde están ellos, haciendo huir al resto del público.

Laura: ¡Ojo que viene!

Cosmo: ¡Ay madre!

Pero antes de que la espada les alcance, Ana se lleva a todo su grupo con sus nubes, empezando a volar alrededor del gigante mecánico hasta llegar a la altura de su cabeza.

Dan: ¿¿Listo??

Dummy piloto: ¡SÍ!

Rick: ¡A la carga!

El tanque dummy salta de la nube hacia el robot gigante para darle un puñetazo, pero Tinker simplemente lo agarra con la mano y lo lanza por los aires, sorprendiendo a los Freak.

Skorup: Pues vaya robot el nuestro...

Acto seguido, Tinker golpea la plataforma de nube de los piratas aprovechando su distracción y también los manda a volar por los aires mientras los Piratas de Hollow observan desde el suelo, alejados de los pies de la máquina por seguridad.

Banshee: ¡Tenemos que hacer algo! ¿¿Dónde está el capitán??

La pregunta de la joven es respondida cuando de repente al RoboDorry le cuesta moverse, quedando paralizado donde está mientras el color de sus ojos pasa de rojo a morado, mientras la consciencia de Hollow se extiende por su cuerpo de metal.

Hollow: (¡Jaja, con el poder de la fruta Gesu Gesu esta máquina acabará igual que la anterior, Tinker, has perdido!)

Mientras tanto, el verdadero cuerpo del Poltergeist yace inmóvil junto a Maxwell en la puerta al pozo.

Maxwell: Chico, qué sensible eres, no hay por qué desmayarse ante un gigante... Oye. ¿Estás bien...? ¿Por qué no mueves el abdomen como si respirases...?

Revenant: ¡Allí está el capitán, ha poseído la máquina!

A su vez, Tinker ve cómo sus controles ya no responden, aunque se mantiene bastante más tranquila que la otra vez.

Tinker: ¡Confirmada la teoría de Shackles, es una suerte que viera la pelea entre los Piratas Freak y esa "armadura viviente"!

La científica pulsa un gatillo bajo una palanca y de repente varias piezas de piedra marina pasan a acoplarse sobre los circuitos dentro del cuerpo del RoboDorry.

Hollow: (¡GAH...!)

Banshee: ¿Pero qué...?

Interrumpida su posesión del RoboDorry, la consciencia de Hollow sale disparada de vuelta a su cuerpo, a quien Maxwell está tratando de reanimar.

Maxwell: ¡¡Mira que eres tiquismiquis, rubiales, no te me mueras del susto justo ahora!!

Usando su poder para crear un desfibrilador, el Garabateador se prepara para reanimar a Hollow vía electroshock cuando este despierta.

Hollow: ¡Pierda marina!

Electroshock

Dicho suceso sería recordado por Hollow aun meses después...

Maxwell: ¡¡FUERA!!

Las chispas por el contacto del desfibrilador de Maxwell sobre el pecho de Hollow son vistas por los Piratas de Hollow desde donde están, sobresaltándoles.

Banshee: ¡Capitán!

Pero cuando los Piratas de Hollow van a socorrer a su capitán, son rodeados de repente por los esclavos de Tinker, todos con sus collares, encabezados por Shackles.

Shackles: ¡Enemigos de la señora, rendíos, podéis hacerlo por las buenas o por las malas!

Revenant: ¿Qué?

Phantom: ¿¿Por qué protege tanto a su ama, tontatta?? ¡Es su esclavo, es un objeto para ella! ¿¿Y aun así obliga a sus compañeros a seguir siendo también sus esclavos??

Shackles: ¡Silencio, fulana, no sabéis nada, provengo de una raza con siglos de esclavitud, es el orden natural! ¡Yo no rompo las reglas de este mundo!

Revenant: ¡Eso son bobadas, la esclavitud no es ninguna norma, ahora entréguenos esas llaves y el detonador!

Shackles: Tsk... Está bien.

Banshee: ¿?

Shackles: ¡Qué sea por las malas!

Y apuntando a los piratas con el detonador, los otros esclavos grandotes avanzan hacia ellos crujiendo sus nudillos y chocando sus puños.

Capítulo 16: La venganza de Shackles

Los Piratas de Hollow se preparan para el combate mientras el grupo de alrededor de dos docenas de semi-gigantes se acercan a ellos dirigidos por Shackles.

Banshee: ¡No queremos hacerles daño!

Shackles: ¡Pues no os va a quedar otra!

Maxwell: ¡En realidad sí, porque es la hora de la siesta!

De repente, todos los Piratas de Hollow sienten un escalofrío, tras el cual todos los esclavos de Tinker a excepción de Shackles caen al suelo inconscientes.

Shackles: ¡¿Eh?!

Acto seguido, Maxwell aparece en la sala apuntando al tontatta con una pistola.

Maxwell: A ver, enano, tienes dos opciones: o se te pasa la tontería por tu propia cuenta o te obligo yo.

Shackles: ¡...!

Phantom: ¡Tú! ¿Dónde está nuestro capitán?

Maxwell: Está bien, tranqui, le he salvado la vida aunque me ha pedido que le de un par de minutos para recuperarse.

Ante esta afirmación, la voz de Hollow se oye desde el fondo del edificio.

Hollow: ¡¡No me ha salvado nada!!

Maxwell: Tenéis un capitán muy desagradecido ¿lo sabíais?

Shackles: ¡BUENO, VAMOS A VER!

Todos: ¿?

Shackles: ¡Jejejejeeje! ¿Creéis que lleváis la sartén por el mango? ¡Soy yo el que tiene el detonador de veinte bombas alrededor nuestro! ¡Un solo paso en falso y lo pulso!

Maxwell: ¡!

Phantom: Escuche, pequeño, no queremos haceros daño a ninguno. Nosotros, los Piratas de Hollow, luchamos por un mundo donde la esclavitud sea solo un mal recuerdo.

Shackles: ¡¿Un mal recuerdo?! ¡No sabéis nada, NADA, sobre malos recuerdos! ¡Durante casi un milenio, mi familia ha sido formada por nada más que esclavos, generación tras generación, trabajando de forma inhumana para los humanos grandes! ¡Y para colmo, mis ancestros fueron vendidos a otros humanos grandes justo antes de que todos los demás fuesen liberados!

Maxwell: ¡...!

Revenant: (Debe referirse a la esclavitud de los enanos hace novecientos años y su liberación al siglo siguiente...)

Shackles: ¡Fue realmente frustrante...! ¡Pero la señora Tinker... ella es "diminuta" en comparación a la media, igual que yo! ¡Y sus armas, oh sí, traerán destrucción sin precedentes al territorio de los humanos grandes!

Phantom: ¿?

Shackles: ¡Servirla en su propósito es mi venganza personal!

Entre lágrimas, el rostro iracundo del tontatta pasa a esbozar una macabra sonrisa mientras levanta el pulgar sobre el detonador.

Shackles: ¡Por mis ancestros!

Banshee y Maxwell: ¡ESPERA!

Pero justo cuando el pulgar de Shackles cae sobre el botón de detonación, el detonador es desmontado en piezas que salen disparadas por todas direcciones, cada una acompañada por una estela morada fácilmente reconocible por los Piratas de Hollow.

Revenant: ¡Capitán!

Acto seguido, un brillo morado sale de una de las piezas para regresar al cuerpo de Hollow, el cual estaba apoyado en una pared junto a Maxwell sin que éste se hubiese dado cuenta. Por otro lado, Shackles ha quedado únicamente con un pulsador inservible en la mano.

Shackles: ¡¿Qué...?!

Antes de que el tontatta pueda hacer nada más, los Gemelos Blue saltan sobre él y lo inmovilizan contra el suelo con sus manos mientras éste trata de liberarse.

Gemelos: ¡Lo tenemos!

Hollow: ¡Bien! ¡Encerradlo, por mucho que nos duela, y esta vez sí que quitadles los collares a los demás esclavos!

Maxwell: ¡Anda, rubiales, si estás aquí! ¡Ese enano iba a detonar a todos los demás esclavos cuando su detonador ha estallado en pedazos!

Hollow: ¿Eres tonto?

Maxwell: Además de desagradecido, insolente. Tu tripulación debe tenerte en un pedestal. ¡Por cierto! ¿¿Dónde están los míos??

A cierta distancia de allí, el tanque transformable ha sido finalmente destruido por Tinker y el RoboDorry de un pisotón, mientras el resto de los Freak ataca al robot con todo lo que tiene, aunque sus ataques son demasiado pequeños para hacer un daño considerable al resistente cuerpo del RoboDorry.

Dan: ¡Resistid!

Mika: ¡¿Dónde está el capi?!

Paul: ¡Ni idea!

El Heraldo del Infierno dice esto mientras ve venir hacia él la espada gigante del adversario.

Capítulo 17: Cosmo estalla

Paul: ¡Que viene!

Amar: ¡Voy!

Willy: ¡¡!!

Combinando su bisento, sus cimitarras y su zanbato, los tres piratas bloquean la espada del RoboDorry mientras Dan es lanzado por Rick a la altura de la empuñadura, sosteniendo su propia espada con ambas manos.

Dan: ¡Excalibur!

Y con un poderoso tajo potenciado por el busoshoku haki del Tanque, la espada del RoboDorry es partida, con Tinker acercando hacia ella la empuñadura sin filo.

Tinker: ¡Tsk...! ¡Gusanos!

Tirando el resto de su arma inutilizada, el RoboDorry abre la boca y suelta una gran llamarada hacia los piratas que habría abrasado a los Freak de no ser por Tepes, quien genera una semiesfera invisible alrededor del grupo.

Tinker: ¡Mira que sois molestos!

Cosmo: ¿?

Tinker: ¡Es al gafotas a quien quiero, luego ya me ocuparé de vosotros si seguís haciéndome enfadar!

Cosmo: ¡¿Qué?! ¿¿Por qué solo a mí??

Tinker: ¡Tú me robaste mi momento de gloria, y ahora te lo haré pagar con creces, culpa del karma!

El RoboDorry alza ambos puños para dejarlos caer sobre la barrera de Tepes en un golpe de martillo, pero justo antes el cristal de la cabina de Tinker es cubierto con pintura, impidiéndole ver el exterior.

Tinker: ¡¿Pero qué...?!

Maxwell: ¡Jajajajajaja! ¿Karma, dices? ¡No es él quien tiene a más de veinte personas encerradas en su sótano!

Transformado en Paintman, Maxwell ha cubierto de pintura los cristales situados en el casco del RoboDorry, obligando a la científica a activar los limpiaparabrisas mientras él se sitúa sobre su hombro en pose de guardia.

Tinker: ¡Tú ibas a morir después, Garabateador, pero ya me has hartado!

Tras girarse hacia Maxwell, el RoboDorry abre su boca al máximo, dejando salir por su garganta lo que parece ser la punta de un gran misil.

Maxwell: ¡!

Paintman se apresura a saltar del hombro del robot antes de que el misil le alcance, siendo interceptado por Ana y sus nubes en el aire.

Ana: ¿Estás bien, capi? ¡Desde que apareció ese robot que no sabíamos qué te había pasado!

Maxwell: ¡Un susto de nada!

Tinker: ¡Jeje, parecéis una mosca blanca! ¡Esta vez sí, confirmo que los primeros en morir de los Piratas Freak serán su capitán y su rubia, Cosmo les seguirá!

Cosmo: ¡¡¡!!!

Por alguna razón, Cosmo se siente molesto ante el último comentario de Tinker mientras el RoboDorry prepara sus dos manos para aplastar a Ana y Maxwell. Sin embargo, antes de aplastarles, sus dos manos son detenidas por otras dos más gruesas, hechas de piedra.

Tinker: ¿Y ahora q...? ¡¿EEEEEEH?!

Desde el suelo, los Freak abren sus ojos como platos ante lo que acaba de aparecer flotando delante del RoboDorry, observando a Tinker en su interior con dos ojos redondos, brillantes e inexpresivos.

Mika: ¡KYAAAAAAAH!

Laura: ¡Eh eh eh eh EH!

Roco: ¡La madre que me trajo!

Sin embargo, la forma de la cabeza del coloso es inconfundible para Maxwell.

Maxwell: ¿¿Cosmo??

Tinker: ¡¿"Cosmo"?!

El coloso es más grande que el RoboDorry y está formado en su mayoría por esferas coloridas de piedra. Con una gran fuerza, Cosmo estruja las manos del RoboDorry hasta que separa sus muñecas de sus brazos.

Tinker: ¡NO!

Cosmo: ¡¡Todos los enemigos de los Piratas Freak CAERÁN!! ¡¡PLANET PUNCH!!

Y de un puñetazo, el RoboDorry es enviado fuera de las instalaciones tras derribar la pared que las separa del exterior, mientras Maxwell y Ana observan con ojos luminosos.

Capítulo 18: El eslógan

El RoboDorry permanece tumbado en el suelo sin levantarse, sin sus manos y con gran parte de sus circuitos dañados, mientras Tinker ha caído de su asiento en la cabina por el golpe, teniendo su visor agrietado además.

Tinker: ... Ay.

Por otro lado, Cosmo sale por el agujero en la pared transformado aún en gigante, dando lugar a que el cielo soleado pase a llenarse de estrellas a su alrededor. Con una voz de ultratumba, el Starman procede a amenazar a la científica.

Cosmo: ¡Sufrirás por tus acciones, mortal! ¡Los astros han dado su veredicto Y RECLAMAN VENGANZA!

Los Freak escuchan atónitos el discurso de su compañero.

Laura: ¿Qué dice?

Roco: Tú déjale que esto promete.

Cosmo: ¡¡Prepárate para verte reducida a menos que polvo de estrella!!

Tinker: ¡¡!!

Maxwell: ¡¡¡Cosmo!!!

Cosmo se sobresalta al oír la voz de su capitán llamándole, viéndole venir hacia él aún montado en las nubes de Ana.

Maxwell: ¡Corta el rollo, hombre! ¿no ves que estás montando una escena?

Cosmo: ¡A la orden!

Cosmo regresa rápidamente a su forma original, tambaleándose y llevándose una mano a la cabeza.

Cosmo: ¡Narices, menudo subidón...!

Acto seguido, los Piratas de Hollow aparecen junto a los Freak, con los gemelos llevando a Shackles maniatado con ellos.

Hollow: ¡¿Dónde está Tinker?!

De repente, la científica sale por la boca abierta del RoboDorry, sentada en su asiento con una hélice incorporada, disponiéndose a huir del lugar después de jurar venganza.

Tinker: ¡Volveremos a vernos, Todos somos Esclavos, y va por vosotros también, Maxwell Scribble y Cosmo, sobretodo Cosmo!

Laura: ¡Intenta escapar!

Skorup: ¡Ni hablar!

La Cineasta y el Forastero empiezan a disparar a Tinker con sus armas, pero están demasiado lejos para poder alcanzarla. Ante eso, Cosmo tiene una idea.

Cosmo: ¡Capi, Ana, tomad!

El Starman saca algo de su bolsillo y lo lanza hacia sus dos compañeros, siendo Ana la que lo alcanza generando dos largos brazos de nube, para luego dárselo a Maxwell.

Maxwell: ¡Ooooh, seh!

El Garabateador le saca la anilla y lanza el objeto hacia Tinker, quien se apresura a hacerse a un lado para salir de su trayectoria, viendo como pasa por su lado.

Tinker: ¡Jajajajajaja!

No obstante, el objeto suelta un cable que se adhiere a la base del asiento para acercarlo. Una vez alcanzado el asiento, el objeto muestra cuatro patas con las que sube hasta el regazo de Tinker, quien se horroriza al ver lo que es.

Cosmo: ¡Una granada inteligente de la Scribble Machine-Gun Shop!

Tinker: ¡ME CAGÜEN...!

¡BOOOOOOOOOOOOOOOM!

La granada estalla delante de las narices de Tinker, destruyendo la silla voladora y mandando a la científica a volar completamente achicharrada y fuera de combate.

Maxwell: ¡"Porque el Rey de los Piratas..."!

Cosmo: ¡"...no es un título que se consiga solo"!

Capítulo 19: Construir

Después de la derrota de Tinker y la destrucción del RoboDorry, la organización de la Arsenal-Con la declaró oficialmente persona non grata en posteriores ediciones del evento. Sin embargo, la científica desapareció antes de poder recibir personalmente la noticia, y el resto de sus esclavos fueron libres de marcharse de la isla a rehacer sus vidas, incluído Shackles.

Al día siguiente...

Marine: ¡Capitán, hay un barril en el agua!

Capitán marine: ¿Un barril? Meh, recogedlo, a lo mejor tiene algo chulo dentro.

El barco de la Marine sube a bordo el barril que ha encontrado flotando el el agua y una vez en la cubierta, su tapa sale disparada seguida de Tinker, atada a un muelle como si fuese una caja sorpresa, sobresaltando a los marines.

Capitán marine: ¡Hostia!

Tinker: Gggg...

La científica está totalmente grogui colgando del muelle y con un cartel en el cuello con "TRAFICANTE DE ARMAS ILEGALES" escrito en él.

Capitán marine: ¿Una traficante de armas ilegales salida de un barril? esto sí que es bueno. ¡Llevadla adentro, a ver qué nos cuenta cuando despierte!

Soldados: ¡Sí, señor!

Todo eso es observado por Phantom desde lejos mediante un catalejo, levantando el pulgar hacia Hollow para que este tome su den den mushi y haga una llamada.

???: ¿Diga?

Hollow: Al habla Hollow para presentar el informe de la misión en la Arsenal-Con.

Al otro lado del auricular, un joven se alegra al oír la voz de su socio.

Joven: ¡Ah, hola, Hollow! ¿Cómo te ha ido la misión?

Hollow: Misión cumplida.

Joven: Bien, ya nos contarás cuando volváis a la base.

En ese momento, al Poltergeist le viene de golpe a la cabeza su susto con el abordaje de los Freak, sus discusiones con Maxwell y el hecho de haber sido reanimado con desfibrilador estando ya consciente.

Hollow: Vale...

Por otro lado, los Freak regresan a Grand Battle Land con la bodega del Freaky Soul llena de sacos de dinero por sus ganancias en la Arsenal-Con. Para celebrarlo, Maxwell invita a Cosmo a una copa.

Maxwell: ¡Hemos estado como campeones ahí, buen trabajo!

Cosmo: ¡Sí, y encima tenemos bastantes pedidos!

Maxwell: ¡Se acabó el chiringuito en la playa, nos van a llover clientes del cielo! Amigo mío, veo un imperio forjándose a lo lejos.

Cosmo: ¿Ah, si?

Maxwell: Sí, puede que al final nos convirtamos en la empresa armamentística más grande del Inframundo, con esa influencia, encontrar al responsable de los Ojos del Diablo será coser y cantar.

Cosmo: Cierto.

Maxwell: Vamos, Cosmo, tenemos que empezar a construir.

Cosmo: ¿Construir el qué, capi?

Maxwell: Mi imperio... jajajajaja...

Cosmo: ¡!

Maxwell: ¡Jajajajajajajaja! ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJA!

Cosmo: ¡¡Jajajajajajajajaja!!

Maxwell: ¡¡AJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA AAAJAJAJAJAJAJAJAJA!!

Cosmo: ¡¡JAJAJAJAJAJA!! ¿Por qué nos reímos?

Go to new adventure

Portal de navegación

[v · e · ?]
Arcos y Sagas de los Piratas Freak
Saga de la Nueva Generación
Liantes
Isla Astro  •  El Coloso de Mar  •  El Tanque  •  El Fantasma del Desierto
Base G-2
El Gólem de Jaya  •  La Luna  •  G-2
Pirata maldito
Isla Rambo  •  Academia Huxley  •  Isla Templo
Nuevos reinos
Florian Triangle  •  Strong World  •  Huida de Merveille
Red Line
La Diva de las Nubes  •  El Submundo del Mar
Saga de los Ojos del Diablo
Grand Battle Land
La Arlequín  •  El Gigaimpacto  •  El Heraldo del Infierno  •  El Pulgar Invertido  •  Frenzy
Ascensión y caída
Ascensión  •  La logia más buscada  •  Caída
Kinokami
El Gigante Bicéfalo  •  Reino Death Game  •  Secret
Devorador de Mundos
Mar del Adiós  •  Z  •  La araña y el perro
Alianza del Gran Ojo
Archipiélago Shinjin  •  Reino de Lazuli
Fantasia
País de Países  •  Mar sin Sol  •  Twin Olympus  •  Metropia  •  Fantasia
Gran Guerra de Jade
Arc Zero  •  Isla Gloomy  •  Missile Bullseye  •  Gigantomachia
Spin-offs
Spin-offs
Fear the K  •  Marine Tank  •  Roco Crash vs Willy  •  Scribble Machine-Gun Shop
Otros
Mini historias
Minihistorias/Piratas Freak
No canon
Crossovers
Saga del Próximo Imperio  •  OPF Super Grand Tournament XD
[v · e · ?]
Piratas Freak
Almirante
Maxwell Scribble
Maestros de juego
Laura Moovi  •  Cosmo  •  Dan  •  Kabo Chang  •  Unagi
Pesos pesados
Willy  •  Amar  •  Rick  •  Eric Skorup  •  Ana  •  Mika  •  Roco Crash  •  Paul  •  Saigo Tepes
Jefes de mazmorra
Ozzy Rich  •  Cervantes Monarch  •  Aaron  •  Bonnet  •  Ching Shi  •  Bulldozer  •  Berta  •  Komodo  •  Gerlofs  •  Darius  •  Speed Jaws  •  Theodore  •  Karpov  •  Sadic Farrell  •  Jimmy Ahead V. Hair  •  Eight Hundred  •  Royal Low
Otros miembros
Capataz  •  Coronel  •  Dummies
Bandas subordinadas
Piratas Free Lifestyle  •  Piratas del Gigante Bicéfalo
Aliados
Lumiere  •  Heavyhebi
Embarcación(es)
Freaky Soul  •  Smiley Gunner  •  Punk Bully
Habilidades
Basadas en frutas del diablo
Fruta Duro Duro  •  Fruta Eiga Eiga  •  Fruta Uchu Uchu  •  Fruta Tanku Tanku  •  Fruta Hito Hito: modelo gólem  •  Fruta Kumo Kumo: modelo escorpión rojo  •  Fruta Kura Kura  •  Fruta Boru Boru  •  Fruta Pauda Pauda  •  Fruta Mimu Mimu  •  Fruta Chesu Chesu  •  Fruta Muka Muka  •  Fruta Usa Usa: modelo liebre
Basadas en estilos de lucha
Kasa Kenpo  •  Rokushiki  •  Karate Gyojin  •  Jujutsu Gyojin  •  Esgrimagia  •  Combate Tontatta  •  Alma Titánica  •  Jao Kun Do  •  Hasshoken  •  Kusuri Kenpo  •  Hangekiryu  •  Chigairyu  •  Haki  •  Nijutoryu
Basadas en armas
Inkuhato  •  Schahriar y Sherezade
Artículos Relacionados
Historias
Historia de los Piratas Freak  •  Inazuma Mix Match  •  Batalla de Missile Bullseye  •  OPF Super Grand Tournament XD  •  Saga del Próximo Imperio
Afiliaciones
Alianza de los Siete Magníficos  •  Alianza del Gran Ojo
Localizaciones
Isla Astro  •  Isla Vega  •  Isla Rambo  •  Isla Gako  •  Isla Templo  •  Grand Battle Land  •  Clue  •  Secret  •  Archipiélago Shinjin  •  Reino de Lazuli  •  Isla Milk  •  Twin Olympus  •  Metropia  •  Fantasia  •  Isla Gloomy  •  Missile Bullseye  •  Isla Hitokuchi  •  Reino de Hoshimori
Otros
Inframundo
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.