FANDOM


Piratas Freak X Piratas del Ave Azul: CLASH
Piratas Freak X Piratas del Ave Azul CLASH portada
Información
Número de capítulos 37
Anterior Arco de Nekokaburi
Posterior Piratas Freak: Rainbow
Creador Lgarabato

Piratas Freak X Piratas del Ave Azul CLASH es un proyecto colaborativo entre los usuarios Lgarabato y Darkarchangel, así como el cuarto arco de Piratas Freak Sequel: Rainbow Wars.

Antecedentes

La fama de los Piratas Freak ha crecido aún más tras el Incidente de Nekokaburi y el gobierno cada vez destina más recursos a dar caza a Maxwell Scribble.

Mientras tanto, la organización anti esclavista Todos somos Esclavos ha localizado un gran cargamento de esclavos rumbo a ser vendidos en el mercado negro.

Capítulo 1: Hombres libres

Banshee: Fuego.

Phantom y Revenant: ¡Fuego!

El sonido de los cañones del Devil Gloriosa disparando parece aún más atronador al ser eclipsados por los truenos provocados por la tormenta que asola el Nuevo Mundo. Los Piratas de Hollow hacen frente al temporal mientras persiguen a otro barco más adelante.

Hollow: ¡Los estamos perdiendo!

Hollow: ¡¿Banshee?!

Banshee: Nos estamos tambaleando demasiado y nuestros cañones no dan en el blanco, si la tormenta sigue así probablemente les perdamos de vista.

Hollow: ¡No podemos permitir esto, hay docenas de esclavos allí metidos, si les perdemos ahora nunca les volveremos a encontrar!

Phantom: ¡Esto es frustrante!

Ghoul: ...

Ghost: ¿?

El niño de los Gemelos Blue llama la atención de su hermana enseñándole un hacha para luego señalar a uno de los cañones de proa, a lo que ella reacciona con una sonrisa, curiosa por el plan de su hermano.

Mientras tanto, a bordo del otro barco, varios hombres están tirando barriles de pólvora por la popa con la intención de detener a sus perseguidores, en general nerviosos por la cantidad de balas de cañón que están cayendo alrededor suyo.

Esclavista: ¡A este paso les daremos esquinazo, jefe!

Jefe esclavista: ¡Seguid lanzando barriles hasta que nos quedemos sin, esos piratas no le pondrán un dedo encima a la mercancía!

Con mercancía se refiere a las decenas de personas que hay de rodillas en medio de la cubierta de su barco, más que nada porque la bodega se ha quedado sin espacio de tantas otras personas que hay encadenadas dentro.

Freeman: ¡Estas personas deben llegar al mercado negro en la mejor condición posible o rebajarán su valor! ¡Con el dinero que ganemos compraremos un barco más grande para que quepan todos abajo, no quiero arriesgarme a que valgan menos solo por estar mojados!

En ese momento, el kenbunshoku haki de Freeman le avisa de un ataque inminente que le hace inclinarse hacia atrás en un ángulo de 120º, viendo pasar un hacha volando sobre él para acabar clavándose en el mástil que tenía al lado.

Freeman: ¡AGH!

Ghoul y Ghost chocan los cinco desde el Devil Gloriosa.

Freeman: ¡¿Qué... qué ha sido eso?!

Esclavistas: ¿Está bien, jefe?

Varios de los subordinados de Freeman se acercan a comprobar su estado, dejando parte de los esclavos de cubierta sin vigilancia durante suficiente tiempo como para que uno de ellos reúna el valor suficiente para levantarse y correr hacia el borde del barco, en un intento de saltar hacia una posible libertad.

Freeman: ¡NOPE!

Freeman se percata de ello y procede a disparar al preso fugado con una escopeta, dándole de lleno en la espalda de forma que ya no está vivo al caer al agua.

Freeman: ¿Era un gyojin? ¡Decidme que no era un gyojin...!

Banshee: Los esclavistas tienen un hombre al agua.

Revenant: ¡Veo barriles explosivos flotando hacia nosotros!

Hollow: ¡Reventadlos con los cañones!

Banshee: Además, tenemos compañía.

Hollow: ¿Refuerzos enemigos?

Banshee: No sabría decirle...

De repente, dos barcos empiezan a vislumbrarse en el horizonte frente al barco de Freeman, barcos acorazados con torretas de cañones en la proa.

Phantom: ¡Es la Marine!

Banshee: No, no es la Marine, son barcos de la Marine pero con otra bandera.

En efecto, aunque son buques de guerra de la Marine, tienen el casco pintado de forma distinta, además de una gran jolly roger en la vela mayor cada uno:

Piratas sin Cadenas portrait

Freeman: ¡Piratas! ¡Son piratas como nosotros!

Los dos barcos avanzan hacia el de Freeman hasta colocarse a su lado, llegando a intimidar a los esclavistas por su tamaño. Aun así, Freeman se mantiene confiado desde la popa de su navío, llamando a los piratas recién llegados a la persecución.

Freeman: ¡Eh! ¡Ah del barco! ¡Necesitamos vuestra ayuda! ¡Hundid el otro barco que nos persigue y os pagaré un buen dinero!

En ese momento, dos siluetas descomunales se alzan en cada uno de los dos barcos para levantar mazas gigantes sobre la proa y popa del buque de esclavos, lo que hace que a Freeman se le borre la sonrisa de la cara.

Freeman: ¿Eso es un "no"...?

Y acto seguido, el barco de los Piratas Freemen es destrozado por los gigantes, quedando solo la parte central donde se encuentran los esclavos.

Banshee: Bueno, ya no hay barco de esclavos.

Hollow: ¡¿Cómo que no hay barco de esclavos?!

Banshee: Como lo oye, los dos barcos sin identificar lo han destruido sin dañar las zonas de la bodega donde se encuentran los esclavos. Ahora incluso les están ayudando a subir a bordo... oh, vaya.

Hollow: ¡Qué!

Banshee: Nos han sacado bandera blanca, no son enemigos nuestros.

Hollow: Oh. Acerquémonos, a ver quienes son.

El Devil Gloriosa cesa la actividad de sus cañones para acercarse al Dismissed Boris y el Freed Natasha, los dos navíos de los Piratas sin Cadenas, quienes están reuniendo a los esclavos rescatados en la cubierta del Dismissed Boris y liberados de sus grilletes. Frente a ellos hay un hombre subido en una caja de madera.

Pirata: ¡Muy bien, esclavos en potencia, habéis tenido suerte de cruzaros con nosotros! ¡Os vamos a proponer dos caminos a seguir a partir de ahora! ¡Los que no tengáis adonde ir podéis uniros a nosotros, los Piratas sin Cadenas, formados por gente en su día como vosotros! ¡Los que tengáis un hogar, podéis ser dejados en la isla civilizada más cercana y volver a casa por vuestra cuenta!

Rigsby: ¡Así que hala, los que queráis quedaros con nosotros agrupaos a mi derecha y los que queráis ser liberados en la próxima isla agrupaos a mi izquierda!

Hollow: ¿Holaaa? ¡Ah del barco!

El Devil Gloriosa se acerca a los dos barcos viendo pasar restos del de los Piratas Freemen flotando a su alrededor, entre ellos el sombrero de Freeman. Los Piratas de Hollow se mantienen cautos ante los Piratas sin Cadenas, aunque los Gemelos Blue y Phantom llegan a devolver algún que otro saludo de los tripulantes con la mano.

Hollow: Son un grupo numeroso sin duda... ¡¿...?!

La mirada del Poltergeist se desvía por completo cuando el resplandor de un rayo ilumina otra jolly roger encima de las de las velas mayores, una que no veía desde hace mucho tiempo pero que aun así es suficiente para traerle malos recuerdos:

Piratas Freak portrait

Capítulo 2: Una oportunidad suculenta

Yamaushi: Bienvenidos al Dismissed Boris, jóvenes.

Los Piratas de Hollow han sido llevados al camarote de Yamaushi en el Dismissed Boris. El anciano está de pie frente a su escritorio, haciendo una reverencia a sus huéspedes. A su vez, su primer oficial Navarre está sentado en un sillón junto a la pared mirándoles con algo de recelo.

Yamaushi: Disculpadnos por entrometernos en vuestra persecución, pero cuando vimos que ese barco llevaba gente encadenada supusimos que pretendíais darle caza para ayudarles, así que decidimos intervenir.

Hollow: Así es, señor Yamaushi, pretendíamos evitar que el cargamento de esclavos de los Piratas Freemen llegara a su destino y después liberarlos.

Yamaushi: Me alegro de que realmente compartiésemos objetivos.

Revenant y Phantom empiezan a tocar la espalda de su capitán y a susurrarle cosas.

Revenant: ¿Ha oído, capitán? ¡Ellos también liberan esclavos!

Phantom: ¡Y tienen dos barcos de guerra y gigantes!

Hollow: ¡Ya, ya!

Revenant: ¡Podríamos presentarles al resto!

Hollow: ¡Bueno no nos precipitemos!

Navarre: ¿Qué estáis farfullando? Estáis en medio de una reunión con el oficial al mando de este barco.

Piratas de Hollow: ...

Yamaushi: ¿Necesitan un minuto para reunirse?

Hollow: Oh, no, mis compañeros querían que le contara algo...

Hollow mira de nuevo a sus subordinados, quienes le hacen señas con las manos para que siga hablando.

Hollow: Verá, mi tripulación y yo somos miembros de una organización que se dedica a desbaratar el tráfico de esclavos por todo el Grand Line.

Navarre: ¿Huh?

Yamaushi: Vaya. ¿En serio? ¿Y habéis tenido éxito?

Hollow: Oh, sí, no crea que somos solo nosotros siete, tenemos más aliados con los que hemos desarticulado infinidad de redes de trata de personas.

Yamaushi: Un objetivo muy noble, sin duda.

Hollow: Y tenemos de costumbre, cuando encontramos a gente con el mismo objetivo, de darles la ocasión de colaborar de cara a nuestro objetivo de destruir la esclavitud.

Navarre: Oooh.

Yamaushi: ¡Bueno, sin duda es una idea tentadora, estoy seguro de que al almirante le encantará conocerles!

Yamaushi corre a su silla para sacar un den den mushi mientras Hollow empieza a sudar, nervioso por la identidad de ese "almirante", lamentando saber quién es.

Revenant: ¿Almirante? ¿Forman parte de una flota?

Banshee: ¿Para quién trabajan?

Navarre: Para Maxwell Scribble, el Almirante Garabateador.


Maxwell: ¡¡FUERA!!

Las chispas por el contacto del desfibrilador de Maxwell sobre el pecho de Hollow son vistas por los Piratas de Hollow desde donde están, sobresaltándoles.

Banshee: ¡Capitán!


Hollow: *escalofrío* Ugh...

Revenant: ¿Maxwell Scribble? Me suena.

Phantom: ¿No es el capitán cuya tripulación nos espió en la Arsenal-Con?

Banshee: El mismo, el capitán de los Piratas Freak.

Gacha

Maxwell: ¿Diga?

Hollow: ¡...!

Yamaushi ya ha contactado con Maxwell por den den mushi delante de Hollow y compañía.

Yamaushi: Hola, almirante, soy Yamaushi. He encontrado a una banda de jovencitos muy majos a los que les gusta liberar esclavos y que pertenecen a una organización entera.

Maxwell: ¿Ah si? ¡A nosotros también nos gusta liberar esclavos! ¿Quienes son?

Yamaushi: Se hacen llamar los Piratas de Hollow, señor.

Maxwell: ¿Hollow? ¿Están contigo ahora?

Yamaushi: Sí, señor, y nos han propuesto unir fuerzas en esta meta.

Maxwell: ¿Me los pasas, porfa?

A lo que Yamaushi acerca el den den mushi a Hollow, quien acaba saludando a regañadientes.

Hollow: Saludos.

Maxwell: ¿Eres el mismo Hollow que en la Arsenal-Con?

Hollow: Así es...

Maxwell: ¡POLTERGEIST! ¡CUÁNTO TIEMPO, QUÉ TE CUENTAAAAS!

Hollow: Pues todo bien, voy tirando... Una flota ¿eh?

Maxwell: Ya ves. Oye ¿qué es eso de una organización anti-esclavitud?

El Almirante Garabateador está sentado en un sofá en el interior de un edificio, con su den den mushi sobre la mesita en la que tiene un aperitivo. Laura Moovi está sentada junto a él, escuchando la conversación.

Hollow: ¿Recuerdas los esclavos de Tinker a los que vine a liberar a la Arsenal-Con? Esa operación formaba parte de una misión encargada por la organización a la que represento: Todos somos Esclavos. Los Piratas sin Cadenas nos han ayudado a detener un cargamento de esclavos que iba rumbo a venderlos en el mercado negro y les propusimos formar parte, toda ayuda es bienvenida.

Maxwell: Ya veo. Bueno, los Piratas sin Cadenas responden ante los Piratas Freak, por lo que si quieres nuevas adquisiciones para tu organización es conmigo con quien debes hablar. Yamaushi y sus hombres son solo una fracción del poder militar a mis órdenes, podríamos ser la mayor adición que hayáis tenido nunca.

Hollow: Entiendo. Bueno, si tienes un ejército tan grande como dices, creo que lo mejor sería que lo consultase con mis socios de Todos somos Esclavos.

Maxwell: ¿Quieres comprobarlo? Puedo invitarte a mi base como huésped y enseñarte de primera mano mis efectivos para que así tú y tus aliados podáis haceros una mejor idea de quienes somos.

Hollow: Lo... lo consultaré con ellos.

Maxwell: Muy bien, habla con ellos y a ver qué te dicen, pero mi puerta está abierta. ¡Vuelve a contactar conmigo cuando tengas una respuesta!

Gacha

Laura: ¿Quieres enseñarle a ese Hollow nuestra base nueva? ¿Estás seguro?

Maxwell: Será solo una visita superficial para hacer una demostración de fuerza. Si trabaja para una organización entera, esta puede ser una oportunidad bastante suculenta para nosotros.

Mientras tanto, lejos de donde se encuentra Maxwell está el Archipiélago de Eiyuu, y debajo se encuentra el cuartel general de Todos somos Esclavos, un pueblo subterráneo con varios barcos pirata amarrados en el puerto. Un den den mushi empieza a sonar en el interior de un barco cuya bandera tiene un diseño bastante simple, aunque fácil de reconocer teniendo en cuenta el nombre de la banda a la que pertenece:

Ave Azul

Purupurupurupurupuru. Purupurupurupur- Gacha

Jean: ¿Hola? Al habla Jean.

Capítulo 3: Stegosaurus

Jean: ¿Una flota pirata entera quiere formar parte de Todos somos Esclavos?

Hollow: Sí, pero el hombre que la dirige...

Jean: ¿No dices que tiene una división que se dedica a atacar a esclavistas?

Hollow: Bueno, sí.

Jean: ¿Entonces cuál es el problema? Ese Almirante Garabateador ya nos echó una mano también en la Arsenal-Con, y siempre nos vendrán bien nuevos efectivos. Simplemente comprueba de qué poder militar dispone y si consideras que no vale la pena, dale una excusa para irte, dile que tienes que hablar con el consejo en persona y luego olvídate de él.

Hollow: De acuerdo.

Jean: Nosotros investigaremos a los Piratas Freak más a fondo por si hay algo sobre ellos que pueda ponerte en peligro, y te avisaremos si ese es el caso.


Tras su breve charla con Jean, Hollow decidió dar a los Freak el beneficio de la duda y fue escoltado por los Piratas sin Cadenas hacia la base de los Piratas Freak. El Devil Gloriosa navega por el mar ahora despejado junto al Dismissed Boris, manejando el timón mientras mantiene un den den mushi junto a él para comunicarse con sus anfitriones. El Freed Natasha se ha separado del grupo para llevar a los esclavos que así lo han querido a una isla habitada.

Hollow: ¿Y cómo trata el Garabateador a sus aliados en general?

Navarre: No sé qué trato tiene exactamente con las demás tripulaciones a su servicio, pero ese hombre puso su vida en juego para librarnos del yugo de los nobles mundiales. Todos nosotros, sin contar a los esclavos que liberamos ayer, fuimos esclavos de Santa Cassiopeia durante años.

Yamaushi: Hasta que un día el almirante la derrotó.

Hollow: Sí, leí algo del Incidente de Nekokaburi.

Yamaushi: Nos trata bastante bien en comparación a nuestro antiguo estilo de vida. Nos deja navegar por nuestra cuenta bajo su protección y solo tenemos que ir con él cuando nos lo pide expresamente.

Navarre: Ni siquiera le gustó que nos inclináramos ante él cuando le pedimos ser parte de su tripulación.

Hollow: Entiendo...

Rigsby: ¡Tierra a la vista!

Banshee: Tierra, capitán.

El aviso de Banshee y Rigsby hace que Hollow levante la vista de nuevo hacia el horizonte, viendo una isla frente a ellos con algo sobresaliendo por encima. Cuando se acercan más, Poltergeist comprueba que se trata de una montaña con un enorme esqueleto tumbado encima, con varias placas gigantes repartidas por su lomo.

Yamaushi: Hemos llegado.

Rigsby: ¡Bienvenidos a Stegosaurus!

Phantom: ¡Un esqueleto gigante!

Revenant: ¿Qué se supone que era? ¿Un dinosaurio?

Banshee: No le veo patas traseras, por lo que seguramente sea el esqueleto de una bestia marina, casualmente parecida a un dinosaurio.

Parcialmente oculta por el cráneo del esqueleto hay un canal de agua que entra en la montaña. Más adelante, los dos barcos se encuentran con una compuerta de metal con el jolly roger de los Piratas Freak estampado. Encima de la compuerta hay una pequeña torre de control desde la cual un dummy confirma la llegada de los Piratas sin Cadenas, procediendo a abrir la compuerta.

Dummy: ¡Bienvenidos a Stegosaurus, Piratas sin Cadenas... e invitados!

El hecho de estar rodeados por paredes de piedra ya hace sentir bastante inseguro al cauto Hollow, aunque eso no es nada comparado con la inquietud que siente cuando la compuerta vuelve a cerrarse tras ellos. Al final del recorrido, los dos buques llegan a una gran bahía con varios muelles para barcos, con el puerto lleno de cobertizos y almacenes, con una fortaleza algo más grande al fondo, sobre la cual ondea la bandera de los Freak.

A medida que los Piratas de Hollow se acercan al puerto para atracar, los Gemelos Blue ven que hay varios barcos pirata amarrados en el puerto. Un par de minutos después, el Devil Gloriosa ya ha atracado y los Piratas de Hollow bajan la pasarela para tomar tierra, pero nada más hacerlo ven a Maxwell quitándose el sombrero y haciendo una pequeña reverencia a sus invitados. Junto a él se encuentran otros individuos que los compañeros de Hollow reconocen como el resto de pesos pesados de los Piratas Freak, habiendo revisado los carteles de recompensa existentes de ellos.

Los Gemelos Blue sonríen al ver a Mika, lo que la inquieta. A su vez, Banshee y Laura se miran la una a la otra al reconocerse como las respectivas segundas al mando, Phantom mira a Cosmo extrañada, al no reconocerle de los carteles de recompensa y Revenant da un vistazo general a todos, fijándose en su fuerte aspecto. Rick sonríe y saluda a Hollow con la cabeza al recordarle de su último encontronazo en Isla Reizoko, pero éste rápidamente vuelve a centrar su atención en Maxwell.

Maxwell: ¡Piratas de Hollow, de Todos somos Esclavos, bienvenidos a mis dominios! ¿Por dónde queréis que empiece la visita?

Mientras tanto, en otra parte del Nuevo Mundo, Jean está poniendo al corriente a los líderes de Todos somos Esclavos del encuentro de Hollow con los Piratas Freak. La mayor parte de los casos ha podido dar la información cara a cara, aunque en algún otro ha tenido que hacerlo por den den mushi. Se trata del caso de Fernand Winchester, quien a pesar de ser secretamente un cabecilla de Todos somos Esclavos, es también el presidente de la empresa de ropa Wind Jester, por lo que parte de su tiempo debe ser dedicado a mantener el negocio a flote.

Fernand: ¿Maxwell Scribble? ¿El del Incidente de Nekokaburi?

Jean: Sí, leí por encima algo sobre él en los periódicos pero no sabía que tenía tanta influencia. Podría llegar a tener tanta como nosotros incluso.

Fernand: Bueno, si realmente dispone de tantos recursos, sí que podría ser un aliado valioso...

Mientras habla, Fernand ve que una gaviota se ha posado en el ojo de buey abierto de su camarote, levantándose para espantarla con el brazo.

Jean: Veremos qué impresión le da a Hollow. El Almirante Garabateador le ha invitado a su base y según como les vaya, tal vez le invitemos nosotros a la nuestra para conocerle.

Fernand: Recomendaría tener cuidado a la hora de invitarle.

Jean: Lo sé, lo sé...

La gaviota se aleja del barco de Wind Jester, molesta por el trato de Fernand, hasta que puede posarse en otro navío, en la cubierta del cual hay una mujer tomando el sol en una tumbona plegable. A pesar de poder descansar sus alas por fin, el ave sigue refunfuñando para sus adentros acerca de Fernand y su conversación por den den mushi, hasta que la mujer dice algo que la sobresalta, sabiendo que se lo dice a ella al estar mirándole a los ojos.

Mujer: Cuéntame más.

Gaviota: ¿?

Capítulo 4: Banderas por fax

Hollow: Tenéis una buena fortaleza...

Maxwell: Se la arrebatamos a los anteriores dueños, les propusimos entrar a formar parte de nuestra flota pero como dijeron que no, los entregamos a la Marine y cobrado sus recompensas.

Poltergeist mira a su alrededor y comprueba que cada almacén repartido por el puerto tiene una jolly roger distinta pintada en la puerta.

Hollow: ¿Cada uno de estos edificios pertenece a un barco de vuestra flota?

Maxwell: Sep, la Gran Flota del Gigante Bicéfalo y dos tripulaciones. 19 barcos en total, 20 contando el mío.

Hollow: Veinte barcos, nada mal.

Maxwell: ¿Quieres tomar algo?

Hollow: Oh, gracias.

Revenant: Vayan adelantándose, yo vigilaré el barco.

Hollow: Muy bien, Revenant.

Los Piratas Freak acompañan a los Piratas de Hollow al interior de la base dejando al Jinete Infernal atrás, el cual saca un cameko para empezar a tomar fotos de los distintos jolly roger que hay repartidos por la base, mandando después las fotografías al Ocean Spirit en Eiyuu, siendo recibidas por los Piratas del Ave Azul por fax.

Angélique: Esas son muchas fotos, y aún siguen imprimiéndose más.

James: ¿Todas estas son bandas que trabajan para el Almirante Garabateador?

Isabel: ¡Un momento! ¡Déjame ver!

La experiencia como oficial de la Marine le ha permitido reconocer varias de las banderas fotografiadas por Revenant, lo que la desconcierta.

Isabel: Uy uy uy, esto es malo. ¡Jean, estas son algunas de las bandas pirata más violentas del mundo!

Jean: ¿Tan malo es el asunto?

Isabel: ¡Si llegamos a trabajar con ellos tendremos que tener mucho cuidado!

Esta nueva información da al vocero que pensar, por un lado su posible nuevo aliado tiene subordinados capaces de prestar ayuda a Hollow por puro altruismo, pero por otro tiene también subordinados culpables de arrasar y saquear ciudades enteras.

Mientras tanto, el propietario de la bandera de una de las fotos anda más cerca de lo que ninguno podría pensar.

Al lado de Kettei. Nintai; Puerto de Sables y Zapatos.

La ciudad se encuentra sumida en el caos, con los ciudadanos huyendo de la zona del puerto donde algún que otro edificio ha quedado pasto de las llamas.

Speed Jaws: ¡Jajajajaja, podéis huir pero no esconderos! ¡Traednos vuestros objetos de valor, cuanto más me hagáis esperar más edificios quedarán reducidos a cenizas!

La tripulación de gyojin ha llegado al archipiélago con la intención de saquearlo entero, decidiendo empezar por su núcleo de población más pequeño.

Speed Jaws: ¡Creo que nos ha caído encima una buena pieza, chicos! ¡Conquistaremos este archipiélago y nos marcaremos un buen tanto con el que presumir ante nuestros aliados! ¡Pedirán que repartamos el archipiélago pero se quedarán con las ganas! ¡¡Todo el archipiélago será mío!!

Piratas Barracuda: ¡¡Raaaaaaaah!!

Gyojin: ¡Eh, capitán, hemos encontrado algo!

Speed Jaws: ¿Eh?

El Choking Fish Bone se acerca al puerto tras haber ido a explorar los alrededores de la isla y estudiar la distribución del archipiélago. En la proa, un gyojin de gran tamaño se dirige a su capitán.

Gyojin: ¡Hay una cueva justo aquí al lado!

  • [Bluefin, gyojin atún y primer oficial de los Piratas Barracuda.]

Bluefin: ¡Su entrada es grande, podríamos pasar sin problemas!

Speed Jaws: ¡Será nuestra nueva guarida, pues! ¡Todos a bordo, volveremos después a saquear el resto del pueblo!

Los piratas suben a bordo y navegan hacia la isla de Kettei, donde se encuentra la cueva de la que habla Bluefin. Frente a la entrada, una sirena y un tritón se ponen alerta.

Marcel: ¡Eh, que vuelven! ¡Ve a avisar a los otros, Beatrix!

Beatrix: ¡Voy!

Beatrix salta al interior de la cueva mientras Marcel se alza sobre un chorro de agua para interponerse en el camino del Choking Fish Bone.

Marcel: ¡Alto!

Piratas Barracuda: ¿...?

Marcel: ¿Quiénes sois y cuál es vuestro cometido aquí? ¡Si me dais una respuesta que no me gusta...!

El tritón carabela alza varios de sus tentáculos venenosos a modo de intimidación.

Marcel: ¡...Tendré que pediros que os vayáis!

Speed Jaws: ... ¡Queremos pasar!

Marcel: ¡Respuesta incorrecta!

Pero antes de poder mover siquiera un músculo, el puño de Bluefin se hunde en la cara de Marcel, habiéndose movido tan rápido hacia él que no ha sido capaz de verle venir. La fuerza del puñetazo es suficiente para mandarle dentro de la cueva volando. Speed Jaws entra tras él, saltando por lo que revela ser una cascada, y bajo ella, tras varias estalagmitas de roca, una gran ciudad oculta.

Speed Jaws: ¡JAJAJAJAJAJA! ¡ADELANTE, MUCHACHOS, SAQUEAD TODO LO QUE ENCONTRÉIS A VUESTRO PASO!

Pero antes de que su tripulación pueda seguirle, Speed Jaws es golpeado en el mentón por una garra negra similar a la de un pájaro. Dicha garra pertenece a la pierna de Jean, quien ha venido volando en su forma híbrida tras recibir el aviso de ataque de parte de Beatrix.

Jean: ¡Ara Fubttrit!

Y así, el capitán de los Piratas Barracuda sale de la cueva tan rápido como entró, pasando por encima de su barco ante la mirada atónita de sus hombres.

Piratas Barracuda: ¡¡Capitán!!

Jean se queda viendo como el barco pirata da media vuelta para ir a socorrer a su capitán, regresando al interior de la cueva para confirmar que Marcel está bien después de que Beatrix amortiguara su caída con una masa de agua.

Speed Jaws ha caído en medio de Kettei y Nintai, flotando en el agua boca arriba mientras su barco se coloca junto a él.

Gyojin: Eh capitán ¿está bien?

Speed Jaws: Sí. Pero al parecer tenemos una plaga de pájaros a la que hacer frente...

Capítulo 5: Algo muy bueno

Tras enseñar Maxwell su base a Hollow, mostrándole los recursos de los que dispone su banda, el Almirante Garabateador les ha invitado a comer en el Freaky Soul, colocando otra mesa junto a la del comedor para que quepan todos. Skorup sirve varias bandejas de pescado al horno que los piratas proceden a devorar. Aunque los Piratas de Hollow se han sentado juntos, Hollow tiene su asiento junto al de Maxwell para poder seguir hablando del asunto de la alianza.

Maxwell: Bueno ¿qué te ha parecido la visita?

Hollow: Pues la verdad es que disponéis de bastantes recursos que podrían sernos bastante útiles. Informaré a nuestro vocero cuando acabemos de comer.

Dan: Hablando de vocero ¿quién es el mandamás de Todos somos Esclavos?

Hollow: Bueno, no tenemos un mandamás, las operaciones de Todos somos Esclavos las decidimos entre todos los capitanes que formamos parte. Luego tenemos un vocero que es quien nos coordina y dirige nuestras reuniones.

Maxwell: Dirige vuestras reuniones y coordina vuestros movimientos pero no es el líder.

Hollow: No.

Maxwell: Muy bien. Entonces supongo que cuando le informes sobre mí él hará lo mismo con los demás líderes.

Hollow: Ese sería el procedimiento, sí.

Maxwell: Ya veo...

Maxwell da un bocado a su trozo de pescado cuando el den den mushi de Hollow comienza a sonar.

Purupurupurupuru...

Hollow: Oh, vaya. Disculpadme.

Maxwell: Claro.

Hollow se levanta de la mesa y se aleja un poco para responder su llamada.

Hollow: Aquí Hollow.

Jean: ¿Te pillo comiendo, Hollow?

Hollow: Sí, los Piratas Freak nos han invitado a comer.

Jean: Vaya, perdona, llamaré en un rato...

Maxwell: ¡¿Estás hablando con el vocero?!

Maxwell llama a Hollow desde su asiento. Cuando Hollow se gira para responderle ve que todos los Freak le están mirando, incluso Mika, cuyas mejillas están siendo apretadas por los Gemelos Blue. Al otro lado del den den mushi, Jean ha oído también la llamada de Maxwell, cuyo volumen le ha sorprendido hasta el punto de hacerle gracia.

Jean: ¿Es él?

Hollow: Sí, es él.

Maxwell: ¡Pásamelo, no te preocupes porque estemos comiendo!

El Poltergeist finalmente se encoge de hombros y coloca su den den mushi en la mesa frente al almirante.

Maxwell: ¿El vocero de Todos somos Esclavos?

Jean: Jean Black, encantado.

Maxwell: El gusto es mío. Quisiera decir que tengo bastante interés en poder trabajar con vosotros.

Jean: Eso quería comentarte, mi tripulación y yo hemos estado reuniendo información sobre vosotros y en vista de vuestra fama y hazañas hemos pensado que estaría bien que nos visitarais en nuestro cuartel general.

Hollow: ¿?

Maxwell: Ooooh, estupendo, a mis hombres y a mí nos encantaría conoceros.

Jean: Pero debido a nuestras medidas de seguridad, solo dejaríamos entrar a un número reducido de personas contigo, espero que lo entiendas.

Maxwell: Lo comprendo, tampoco es plan dejar entrar a un ejército entero en tu propio cuartel general jeje. Traeré a mis compañeros más veteranos conmigo, un solo barco.

Jean: Hmmm... de acuerdo, pero aun así la mayoría de tu tripulación deberá quedarse fuera.

Maxwell: Venga va, trato hecho. ¡Caballeros!

Piratas Freak: ¡...!

Maxwell: ¡¡Nos vamos!!

Paul: ¡¿Y la comida?!

Maxwell: ¡¡Nos vamos después de comer!!

Y así, después de comer las dos tripulaciones salen al puerto para subir a bordo de sus respectivos navíos. El Devil Gloriosa guiará al Freaky Soul hasta Eiyuu y una vez allí un pequeño grupo de los Freak será el que baje a la base de Todos somos Esclavos.

Cuando Hollow sale por la puerta de la residencia de Maxwell no puede evitar pensar en lo relajado que se siente ahora en comparación a cuando llegó. Tal vez se ha acostumbrado a la presencia de Maxwell y al tratar con él sin el estrés de tener que cumplir una misión le ha permitido ver que trata bastante bien a sus aliados.

Hollow: ¿?

De repente, alguien pasa junto al pirata y le empuja accidentalmente con su enorme brazo, provocando casi que caiga al suelo.

Hollow: ¡Eh!

El individuo se detiene y se gira, mostrando una cara que bien podría ser la de un ogro, dirigiendo una mirada asesina al pirata.

Gerlofs: Grrrrrr...

A su vez, el loro que ese mastodonte lleva en el hombro le mira de forma prepotente.

Poly: Mira por donde vas, estúpido.

Este encontronazo hace que Hollow recuerde algo importante: mientras que Maxwell y los Piratas Freak han demostrado ser fáciles de tratar, es poco probable que ocurra lo mismo con sus subordinados.

El Freaky Soul y el Devil Gloriosa abandonan Stegosaurus pocos minutos después, con Hollow marcando el camino a los Freak mediante su eternal pose de Eiyuu. Tras ellos, Coronel lleva el timón del Freaky Soul al estar Dan reunido con Maxwell, el resto de la tripulación principal y los maestros de juego Kabo Chang y Unagi, estos dos últimos vía den den mushi.

Kabo: ¿Una alianza con otra flota?

Unagi: ¿Crees que son de fiar?

Maxwell: Se especializan en liberar esclavos por puro altruismo, por lo que dudo que sean "malas personas". Según me ha contado el Poltergeist, superan el millar de miembros a pesar de estar formados por solo seis grupos.

Mientras tanto, los líderes de Todos somos Esclavos en Eiyuu reciben el aviso de la visita de los Piratas Freak, por lo que empiezan a deambular cerca de la sala del consejo mientras que Fernand se asegura de dejar un hueco libre en su agenda para el evento.

Isabel: Sigo sin acabar de fiarme ¿y si la flota del Almirante Garabateador se descontrola o algo?

Jean: Que haya conseguido reunirla en primer lugar demuestra que le tienen respeto, pero bueno, espero recibir detalles de parte de Maxwell en persona.

Maxwell: Ahora conoceremos a los jefes de esta organización para negociar lo que serían los términos de una alianza y tranquilos, lo tengo todo pensado.

Jean y Maxwell: Creo que puede salir algo muy bueno de esto.

Capítulo 6: Freak y Ave Azul

Debido a la inminente reunión, y posiblemente alianza, que se les viene encima a los Piratas Freak, Maxwell ha visto conveniente contactar con los maestros de juego de su flota y ponerles al corriente de la situación, colocando un den den mushi para cada uno en su mesa.

Maxwell: ¡Si todo va bien, pronto contaremos con el apoyo de Todos somos Esclavos, lo que implicará que no podremos realizar ningún ataque contra su territorio en el archipiélago de Eiyuu, que es donde estoy yendo yo ahora a reunirme con ellos!

Speed Jaws: ¿Archipiélago?

Speed Jaws está en su barco sosteniendo una bolsa de hielo sobre su mentón, oculto por la costa de Shinsetsu.

Speed Jaws: Nosotros estamos en un archipiélago ahora, hemos tenido un encontronazo con otra banda pirata que no quería que saqueáramos su base.

Maxwell: ¿Ah, si?

Speed Jaws: Una base enorme, debajo de una montaña junto a un montón de islas.

Maxwell: La montaña es mucho más alta que cualquiera de esas islas ¿verdad?

Speed Jaws: Sí.

Maxwell: Huh.

Maxwell asoma la cabeza por el ojo de buey más cercano para comprobar que la descripción de Speed Jaws es muy similar a la que está contemplando ahora.

Maxwell: Creo que estamos ahora muy cerca el uno del otro, capitán Speed Jaws. No hagas nada de momento, quédate donde estás y mantén un perfil bajo. Puede que pronto puedas visitar esa base.

Speed Jaws: Mientras no te pase como a mí, me fiaré de tu palabra.

Maxwell: ¡Pues eso, damas y caballeros, hasta nuevo aviso Eiyuu queda fuera del rango de nuestros cañones!

El Garabateador cuelga la llamada y sale a la cubierta de su barco para ver la costa de Kettei frente a él.

El Devil Gloriosa y el Freaky Soul se detienen en el puerto abandonado de la isla, donde varios miembros de los Piratas del Ave Azul están esperándoles.

Isabel: Bienvenidos, Piratas Freak. Somos los Piratas del Ave Azul, capitaneados por el vocero de Todos somos Esclavos Jean Black.

Maxwell: ¿Qué tal?

Hollow: Bueno, lo haremos así, los miembros de tu tripulación con los roles más importantes vendrán conmigo a la base. El resto se quedará aquí en compañía de la señorita Isabel y sus amigos.

Maxwell: Valoráis mucho la seguridad ¿no? De acuerdo. ¡Laura, Cosmo, Dan, conmigo!

Y así, los cuatro piratas suben al Devil Gloriosa dejando al resto de la tripulación en tierra.

Dan: ...

Isabel: ...

Los dos ex-marines no pueden evitar cruzar miradas de cautela, habiendo visto información sobre su procedencia pero desconociendo las causas exactas de su deserción.

Banshee: Con permiso.

Laura: ¡Ah! ¡Eh!

Cosmo: ¿Ein?

Nada más subir a bordo, Maxwell y sus compañeros ven sus cabezas cubiertas con sacos.

Maxwell: ¡Epa!

Hollow: Lo sentimos, pero en Todos somos Esclavos nos enorgullecemos mucho de nuestro sistema de seguridad y preferimos esperar al resultado de esta reunión para mostrároslo.

Maxwell: Tsk...

Marcel y Beatrix están listos para ayudar a bajar al Devil Gloriosa con los invitados, yendo con ellos después a la sala del consejo donde ya están reunidos todos los altos mandos de la organización. Mientras tanto, el resto de los Piratas Freak y los del Ave Azul están teniendo dificultades para romper el hielo.

James: ...

Skorup: ...

Katrina: ...

Saigo Tepes: ...

Bert Buster: ...

Rick: ...

A lo que al final se acaba proponiendo la opción más fácil.

Mia: Bueno ¿quién quiere tomar algo?

Roco: Yo.

Paul: ¡Yo también!

De vuelta a la base subterránea, Maxwell se encuentra de pie frente al consejo de Todos somos Esclavos presidido por Jean. Junto a él están Hollow, Ink, Mondhuter Maximilian y un den den mushi con el que Fernand sigue la reunión.

Jean: Maxwell Scribble, por fin nos conocemos. Le hemos invitado aquí porque hemos estado estudiando todo lo que se sabe de su tripulación y aunque ha tratado de forma muy hospitalaria al capitán Hollow aquí presente, querríamos oír todos directamente lo que tiene por ofrecer a Todos somos Esclavos.

Maxwell: Fácil. Tengo una flota de 20 barcos dispuesta a peinar el Nuevo Mundo arrasando con cada cargamento de esclavos que se encuentren. Yo personalmente tengo compañeros y subordinados a los que liberé de la esclavitud, por lo que tampoco le tengo mucha simpatía a este negocio.

La reacción del consejo en general es de comprensión, mostrando interés en la idea de poder llevar a cabo una lucha más extensa contra los esclavistas. Los líderes también se sienten complacidos por esta respuesta.

Maxwell: ¡Sin embargo! Yo también tengo algo que pedir a cambio. Igual que vosotros, mi tripulación tiene objetivos y sueños. Es por eso que, a cambio de poner mi flota a vuestro servicio, quiero que los recursos de Todos somos Esclavos sean puestos a mi nombre cuando el momento lo requiera.

Consejo: ¡¿...?!

Maximilian: ¡¿CÓMO?!

Hollow: ¡¡...!!

Ink: ¡Hala!

Angélique: ¿A qué se refiere? ¿A estar al mando de todos nosotros cuando él quiera?

Fleur: Supongo que sólo para sus escaramuzas...

Fernand: (Oh, cielos...)

Por otro lado, Jean mantiene cara de póquer en su asiento, cuando su yo interior está que no podría tener los ojos más abiertos de lo alarmado que está.

Mientras tanto, una silueta misteriosa ríe tras escuchar la reunión por un den den mushi negro.

???: ¡Hohoho, menuda oportunidad me ha caído del cielo!

Capítulo 7: Concordia

Capataz: ¿Qué es eso?

Coronel: ¿Hmm?

Capataz está en la cubierta del Freaky Soul observando a los Freak con los del Ave Azul, más concretamente a Big Bird.

Coronel: Un pájaro.

Capataz: Nunca había visto uno así.

Coronel: ¿No es una cacatúa?

Capataz: Las cacatúas son blancas, esa es como una cacatúa mutante.

Big Bird: ¿?

Al final, Big Bird empieza a sentirse observado y gira la cabeza hacia el Freaky Soul, haciendo que los dos líderes dummy se escondan rápidamente.

Piratas: ¡Jajajajajajajaja!

La estrategia de Mia de romper el hielo con bebida ha salido bien, ambas tripulaciones están sentadas en el suelo riendo y charlando. Ana y Katrina incluso han empezado a tocar juntas para comprobar sus respectivas habilidades.

Mia: ¡Yo -hic- yo tengo una pregunta que os voy a hacer ahora que tenemos más confianza!

Skorup: ¡Dispara!

Mia: ¡La mitad de vosotros dieciocho (ahora mismo no sé si sois nueve o dieciocho, perdonadme) sois -hic- enormes! ¿Te... tenéis baños de distintos tamaños en vuestro barco?

Piratas Freak: ... ... ... ...

Willy: Sí.

Todos: ¡JAJAJAJAJAJAJA!

Bert: Y oye, viendo vuestros carteles de recompensa no hemos podido evitar fijarnos en que tenéis una especie de monstruo con vosotros llamado Cosmo ¿dónde está?

Rick: ¡Ooooh, ese -hic- bajó con el capi, es el de las gafas redondas!

Bert: ¡Pfffffff!

Samir: ¡He de decir que parecéis todos muy majos!

Samir dice eso mientras intenta poner la mano en el hombro del integrante de los Freak más cercano, hasta que se da cuenta de que es Tepes, quien le dirige una mirada gélida.

Tepes: ...

Samir: ¡Casi todos! ¡Espero que podamos trabajar bien juntos!

Mientras tanto...

Maximilian: ¿Es esto algún tipo de broma?

Hollow: Esa propuesta ya es pasarse.

Ink: Por favor, habláis como si quisiera absorbernos en su flota cuando solo nos ha pedido asistencia en ciertas situaciones. Os referís a eso ¿no?

Maxwell: Sí, así es, solo estaría al mando cuando realmente necesitara vuestra ayuda en mis planes.

Ink: Pues hala, a mí me parece bien.

Maximilian: ¡Esta reunión debía ser para negociar una alianza, no una transferencia de autoridad, y menos a alguien con el historial de Maxwell Scribble!

Laura: Sabes que tienes al capi delante ¿no?

Hollow: Yo tampoco lo veo claro. Antes me hubiese animado, pero si esta alianza implica trabajar en la misma posición que tus subordinados... no sé.

Maxwell: ¡Mis subordinados son todos muy majos!

Ink: ¡Jajajajaja! ¡Eso sí que no cuela!

Maxwell: Vale, sí, no cuela, pero son gente de honor, eso sí que lo digo en serio.

Jean y Fernand han estado callados todo el rato, manteniendo una expresión seria y pensativa.

Jean: (¡En menudo lío nos hemos metido! ¡¿Seguir las órdenes de Maxwell?! ¿Y qué clase de órdenes serían esas? ¡Este hombre ha arrasado fortalezas enteras con ese ejército de bárbaros que tiene, y hablando de su flota, sus integrantes son responsables de auténticas masacres por todo el Grand Line, son realmente brutales! Aunque justo eso es lo que les vuelve valiosos para nosotros...)

Fernand: (Esto es fantástico, primero pongo en peligro mi empresa afiliandome a piratas, y ahora es probable que me acabe afiliando a piratas de los realmente malos, qué voy a hacer ahora...)

Por otro lado, Fleur se ha reunido con el resto de miembros del consejo que también forman parte de los Piratas del Zafiro y tras hablarlo entre ellos, pide el turno de palabra.

Fleur: Solo quería decir que los Piratas del Zafiro estamos conformes con los términos del Almirante Garabateador tal y como los ha especificado hasta ahora. Una alianza sigue siendo un toma y daca, y si las bestias que tiene bajo su mando usan su brutalidad para desmantelar redes de tráfico de esclavos por mí perfecto.

Jean: ¡...!

Maximilian: ¡No puedes hablar en serio!

Ink: Yo vuelvo a reiterar mi postura a favor de la alianza.

Angélique: ¿Jean?

Jean: ...

Fleur: ¿Procedemos con la votación?

Jean: Hmm... Propongo aplazar la votación.

Maxwell: ¿?

Hollow: ¿Por qué?

Jean: Aunque la mayoría de aquí tenéis una postura clara sobre este asunto, creo que algunos necesitamos deliberar antes de poder dar una respuesta firme. No creo que este sea un tema en el que la abstención sea aceptable.

Fernand: Secundo la moción. Necesito pensarlo... Me acercaré personalmente para poder hablar contigo cara a cara, almirante.

Maxwell: Lo entiendo.

Jean: Muy bien, la votación para decidir la alianza de Todos somos Esclavos queda aplazada hasta la llegada de Fernand a Eiyuu. Se levanta la sesión.

Y así, los miembros del consejo empiezan a levantarse de sus asientos para volver a sus quehaceres.

Cosmo: Bueno...

Dan: No ha ido tan mal.

Laura: Eso me ha parecido a mí también, el grupo que dijo estar a favor es más grande que los que están en contra.

Dan: El problema son los mandamases, dos de ellos están en contra y otros dos indecisos.

Maxwell: Hmm...

Jean: Almirante.

Maxwell: ¡Sí!

Jean: Me gustaría hablar contigo un momento.

Mientras tanto, lejos del archipiélago, varios barcos pirata empiezan a reunirse, yendo todos en la misma dirección. Entre ellos se encuentra el Emperor Croc, destacando entre el resto.

Kabo: "Archipiélago de Eiyuu"...

Unagi: Si vamos a aliarnos con la organización oculta allí, será mejor que vayamos a saludar...

En el resto de navíos, maestros de juego como Cervantes Monarch, Eight Hundred o Theodore se mantienen al tanto de adónde apuntan sus vivre card de Maxwell que están usando como guía, todos queriendo ver qué tiene por ofrecer ese lugar.

Capítulo 8: Igualdad de oportunidades

Puerto de de la ciudad subterránea de Kettei, frente al Ocean Spirit

Dan: Hmm...

Maxwell ha subido a bordo del Ocean Spirit con Jean mientras Laura, Cosmo y Dan le esperan en tierra. El navegante está observando la cascada por la que han entrado, mirando después a su alrededor.

Dan: ¿No hay ninguna otra forma de entrar en este lugar aparte de la cascada?

Cosmo: No lo sé, aunque se han tomado muchas molestias para bajarnos por ella.

Laura: ¿Pero cómo lo hacen? ¡Hay rocas abajo, ningún barco aguantaría la caída!

Dan: Y por eso esta es una base tan fortificada, oculta y con defensas naturales.

Dentro del barco, Maxwell y Jean están sentados en la sala de reuniones.

Jean: Bufff... Bueno, almirante, tu propuesta es tentadora, muy tentadora, como ya habrás visto somos conscientes de las personas con las que trabajas y estamos seguros de que serían de gran ayuda para nuestros objetivos.

Maxwell: Ahá.

Jean: Pero tus términos me tienen algo inseguro, por el mismo motivo de antes. Mis compañeros y yo somos aventureros, no vamos por ahí atacando civiles y saqueando aldeas, y no podemos formar parte de tus planes si implican llevar a cabo esa clase de acciones.

Maxwell: Mi tripulación tampoco ataca a gente inocente, solo gente armada o que nos ha tocado mucho la moral.

Jean: Supongo que estás hablando de tu tripulación principal, no de tu flota.

Maxwell: Sí. Y no voy a ordenar a mis maestros de juego que se vuelvan pacifistas, se amotinarían fijo. Pero yo personalmente también desapruebo ataques contra gente totalmente indefensa, yo solo lucho contra fuerzas armadas. Me gusta ver el Nuevo Mundo como el lugar donde los más fuertes del mundo pelean en igualdad de oportunidades para llegar a la cima, cada uno usando los recursos a su disposición. Por ese motivo, cada vez que veo a gente con recursos cebarse con aquellos con absolutamente nada paso un mal rato.

Jean: ¿Te refieres a ataques civiles?

Maxwell: No, no, los civiles tienen la oportunidad de elegir entre luchar y defenderse o huir y salvar sus vidas. Yo he visto esclavos obligados a luchar en primera línea de fuego sabiendo que no tendrían ninguna oportunidad, y que si pensaban en huir volarían en pedazos.

Jean: ...

Maxwell: ¿Quieres saber la parte del Incidente de Nekokaburi que no salió en los periódicos?

El almirante se levanta de su asiento y se pone de espaldas a Jean, levantando su capa sobre su cabeza para luego subirse la camisa, revelando la marca de su espalda.

Maxwell: Debajo de esta marca que se parece a mí se encuentra la marca de los dragones celestiales. La noble mundial que me marcó quería dar un ejemplo conmigo, con una de mis compañeras y con otro de nuestros aliados. La jugada no le salió bien, pero dolió una barbaridad.

Jean: Oh...

Maxwell: Y no me apetece que haya más personas que vayan a ser marcados igual, por lo que si digo que acabaré con todos los esclavistas que me pongáis por delante, ten por seguro que lo haré, y me lo pasaré en grande haciéndolo.

Jean: Entiendo.

Maxwell: Y si al final dais el visto bueno y decidís navegar conmigo en alguna que otra ocasión puntual, seríais totalmente libres de vigilar al resto de maestros de juego por si, según vuestro juicio, se sobrepasan en sus acciones.

Jean: Hmmm...

Maxwell: Espero que esto te sirva para tomar tu decisión.

Jean: No era consciente de este detalle que me has contado y lo tendré en cuenta a partir de ahora, pero te recomiendo que seas más convincente con Maximilian y Hollow.

Maxwell: Sí, esos son los más reacios a mi propuesta, iré a hablar con ellos ahora.

Y dicho esto, Maxwell se despide y abandona el barco, reuniéndose con sus compañeros.

Dan: ¿Qué tal ha ido?

Maxwell: Sigue indeciso, aunque creo que le he tocado un poco la fibra sensible. De todas formas tenemos problemas mayores: Hollow y Mondhuter Maximilian.

Dan: ¡Mondhuter Maximilian es un hipócrita, perdí a muchos compañeros por él y aun siendo parte de los Siete Guerreros del Mar siguió amenazándonos! ¡Me parece perfecto que se haya redimido, pero que no hable tanto sobre historiales!

Maxwell: A ese lo dejaremos para luego, primero quiero tener unas palabras con el capitán Hollow.

Y así, el grupo se aleja del Ocean Spirit, dejando a Jean pensativo en su interior. Otro que también está pensativo es Fernand, a bordo de su barco de camino a Eiyuu. El presidente de Wind Jester está en su despacho revisando los carteles de recompensa de los Freak cuando su secretaria Polly entra por la puerta.

Polly: ¡Señor Winchester!

Fernand: ¿Qué ocurre, Polly?

Polly: ¡S-su cita de las cinco está aquí!

Fernand: ¿No te había dicho que cancelaras todas mis citas de hoy y mañana?

Polly: ¡Sí, señor, me lo dijo y yo lo hice, pero los desgraciados han venido personalmente a verles!

Fernand: ¿Eh? ¡Pero si estamos en alta mar!

Polly: ¡Ya lo sé!

Fernand sale a la cubierta del barco con Polly para ver un un submarino emergiendo junto a ellos, alzando una bandera blanca por encima del jolly roger que tiene estampado en el casco:

Gremio de Peligros Públicos

Fitz Darcy está en la cubierta del submarino con un hombre mayor grande y encorbado, el cual se sostiene con la ayuda de un bastón con un den den mushi en la empuñadura.

Fitz: Lo siento, señor, pero va a tener que irse, el presidente Winchester no atiende visitas ni hoy ni mañana.

Hombre: Y yo lo siento también, jovencito, pero este es un asunto que a tu jefe no le conviene ignorar, por su bien.

Fitz: ¿Le está amenazando?

Rápidamente, Grant salta al submarino para apoyar a Fitz, pero al hombre vienen también a apoyarle una mujer enmascarada y vestida de traje, y un individuo totalmente cubierto por una gabardina.

Fitz: Señor, le voy a pedir de nuevo que se marche o de lo contrario...

Fernand: ¡Gracias, Fitz!

Fitz: ¡...!

Fernand: ¡Yo me ocupo, dejadles subir si realmente tienen un asunto tan importante que tratar! ¡Les estaré esperando en mi despacho! (Acabemos con esto de una vez...)

Capítulo 9: Tapper Katatsu

El anciano y su séquito son acompañados por Fernand a su despacho. Una vez allí, el Bufón de los Vientos se sienta en su escritorio con Fitz de pie tras él, mientras que su invitado recibe ayuda de la mujer de traje para tomar su respectivo asiento.

Anciano: Gracias, Marea.

Luego, la mujer de nombre Marea se sienta a su lado, quedando el encapuchado de pie tras ellos mirando a Fitz.

Fernand: Bueno, me han convencido para darles un poco de mi tiempo a pesar de haber cancelado formalmente nuestra cita ¿qué asuntos necesitan tratar que sean tan importantes?

Anciano: Necesitamos su ayuda.

Fernand: Oh.

Anciano: Dirijo una pequeña empresa desde hace años, pero últimamente hemos tenido dificultades para mantenerla a flote y creemos que usted es el más indicado para sacarnos de nuestro aprieto.

El anciano saca un rollo de papel y lo pone sobre la mesa, revelando ser el cartel de recompensa de Maxwell, aunque Fernand logra disimular su sorpresa.

Fernand: ¿Quién es?

Anciano: Se llama Maxwell Scribble, es un criminal muy peligroso que últimamente no ha hecho más que hacerme perder dinero. Queremos que usted lo detenga para nosotros.

Fitz: ¿?

Fernand: Hmmmm... Lo siento, señor...

Anciano: Katatsu.

Fernand: Katatsu... Creía que estaba bastante claro que aquí nos dedicamos a vender ropa de diseño. Si quiere detener a un pirata, denúnciele a la Marine o contrate mercenarios.

Fitz pretende acompañar a Katatsu y compañía a la salida cuando éste responde:

Katatsu: Pero contratarle a usted me sería mucho más fácil, ya que se reúne con él mañana.

Fitz: ¿...?

Fernand: ¿Cómo dice?

Katatsu: Bueno, eso me dijo mi sobrina Marea.

Marea: Me lo dijo literalmente un pajarito.

Katatsu: Tiene un don para estas cosas, y yo luego lo confirmé...

El anciano toca el den den mushi negro que tiene el la oreja.

Katatsu: ...tras escuchar su reunión con Todos somos Esclavos, así que ¿por qué no nos dejamos ya de farsas, señor Bushel Ferrante?

Fernand: No sé de qué me habla.

A lo que el individuo de la gabardina lanza un dial de sonido sobre la mesa.

Dial:

(Voz de Fernand) Secundo la moción. Necesito pensarlo... Me acercaré personalmente para poder hablar contigo cara a cara, almirante.

(Voz de Maxwell) Lo entiendo.

(Voz de Jean) Muy bien, la votación para decidir la alianza de Todos somos Esclavos queda aplazada hasta la llegada de Fernand a Eiyuu. Se levanta la sesión.


Katatsu: Y tengo más donde conseguí este.

Aún así, Fernand simplemente esboza una sonrisa confiada.

Fernand: Esa grabación es falsa.

Individuo con gabardina: Ja.

Katatsu: Bueno, es posible que sea falsa, sí. ¿Es esto también falso?

Marea pone una carpeta llena de fotos en la mesa junto al dial de sonido.

Katatsu: Son imágenes de las cámaras de seguridad del club... ¿cómo se llamaba?

Individuo con gabardina: "Aphrodite's Naughty Maids".

Katatsu: ¡Eso es! Gracias, Adonis. Tengo contactos allí que tuvieron la amabilidad de dármelas.

Fernand comienza a sudar al ver las fotografías, las cuales Fitz mira también de reojo.

Fitz: (Toma ya...)

Fernand: ...

Marea: Todo esto es suficiente para que la Marine abra una investigación contra su empresa mientras la prensa rosa se le echa encima.

Katatsu: ¿Quiere ver también los documentos que tengo acerca de sus visitas a casas de subastas de esclavos, señor Ferrante?

Fernand: ¿Q-qué quiere que haga?

Katatsu: Ya se lo he dicho, quiero que acabe con Maxwell Scribble cuando se reúna con él. Captúrelo, mátelo, cómo lo haga me da igual. Si lo hace...

Katatsu recoge las pruebas de la mesa.

Katatsu: Todo lo que le he enseñado desaparecerá tan rápido como lo ha hecho de esta mesa y... el 50% de los Berrysymbol1.000.000.000 que el gobierno ofrece por el Almirante Garabateador serán suyos.

Marea: Berrysymbol500.000.000 nunca vienen mal. Le recomiendo aceptar, mi tío nunca había hecho un trato tan generoso.

Dicho esto, Katatsu trata de levantarse de su asiento, pero es incapaz hasta que Marea le ayuda.

Katatsu: Gracias, Marea... Bueno, señor Ferrante/Winchester, tiene hasta su reunión con Maxwell Scribble para decidirse, yo estaré al tanto del resultado, sea cual sea, y actuaré en consecuencia.

Fernand: Tsk...

Katatsu: ¡Oh, y una cosa más! Si le cuenta nuestra reunión a las autoridades, le denunciaré a la Marine. Si le cuenta nuestra reunión a Todos somos Esclavos, le denunciaré a la Marine y si le cuenta nuestra reunión a Maxwell Scribble o a su tripulación...

Fernand: ... ¿Me denunciará a la Marine?

Adonis: Premio para el caballero.

Katatsu: Que tenga un maravilloso día.

Y tan rápido como subieron a bordo, Katatsu y sus dos acompañantes vuelven a su submarino dejando a Fernand apretando los puños de la rabia que siente ahora mismo.

Fitz: ¿Les detenemos, señor?

Fernand: No quiero arriesgarme a que tengan copias de esos documentos en alguna parte listos para ser enviados a la Marine...

Fitz: ¿Y qué hacemos entonces? ¡no podemos dejarles ir así!

Fernand: N-no lo sé...

Katatsu: Realmente este cuerpo mío está hecho polvo...

Marea: No tengas prisa, camina paso a paso.

Adonis: ...

Capítulo 10: Equipo

En la superficie de Kettei, Willy, Tepes y Mika observan la entrada a la cascada desde la orilla, mientras el resto de los Freak siguen con los del Ave Azul.

Mika: El capi y los demás aún no han vuelto...

Tepes: Esto no me gusta.

Jane Aprilia: ¿Qué hay, chicos?

James: ¿Qué estáis farfullando entre vosotros?

Los dos hermanos han ido a comprobar por qué los tres piratas se han alejado del grupo, un poco incómodos de tener forasteros mirando tan fijamente la entrada a su escondite.

Willy: Se suponía que ésta iba a ser una reunión rápida pero nuestros compañeros siguen allá abajo.

Tepes: Les llamaré.

El Último Corte saca su den den mushi para llamar al grupo de abajo, siendo Laura la que coge la llamada.

Laura: Aquí Laura.

Tepes: ¿Por qué estáis tardando tanto?

Laura: Ha habido algún que otro contratiempo, no todos los jefazos están de acuerdo con nuestros términos y el capi está convenciéndolos uno por uno. No os preocupéis, estaremos de vuelta en un rato. ¿Qué tal vosotros con los Piratas del Ave Azul?

El cyborg mira a James y Jane unos segundos, viéndoles escuchar la conversación y poniendo una mueca de desagrado por ello.

Tepes: Bien.

Laura: Ya os llamaremos cuando hayamos terminado.

Tepes: Recibido.

Gacha

Jane: ¿Qué términos ha presentado su capitán?

Willy y Mika se encogen de hombros fingiendo no saberlo mientras que Tepes simplemente vuelve con los demás. Mientras tanto, Laura guarda su den den mushi y se da la vuelta de nuevo hacia Angélique e Ink. Las tres mujeres están sentadas en la barra de un bar en la ciudad subterránea tomando algo.

Ink: Gracias por invitarnos.

Angélique: ¿Es esta una excusa para hablar conmigo acerca de los términos de tu capitán? Porque Jean y yo seguimos sin tenerlo claro.

Laura: Maxwell ha hablado ya con Jean pero tú no estabas, y hemos pensado que yo, como primer oficial, era la más indicada para hablar con otra primer oficial.

Ink: Yo ya os digo que me parece bien seguir vuestras instrucciones si implica acabar con la esclavitud tan rápido como queréis hacernos creer.

Angélique: Yo no sé si fiarme, yo solo sigo las órdenes de una persona en el mundo y ese es Jean Black.

Laura: Comprendo que no te acabes de fiar de Maxwell así de primeras y que quieras proteger a tu capitán.

Ink: Su novio.

Angélique: ¡Eso no tiene nada que ver con este asunto, Ink!

Laura: Oooh ¿sales con Pluma Azul-Dorada?

Angélique: Bueno, sí, pero ahora estoy pensando como primer oficial y miembro del consejo de Todos somos Esclavos, no como pareja del vocero.

Laura: Creo que tú y yo nos parecemos.

Angélique: ¿En qué? ¿En que ambas somos pelirrojas y las segundas al mando de nuestras tripulaciones?

Laura: Yo también salgo con mi capitán.

Ink: Wo.

Angélique: Oh...

Laura: Le conozco desde que éramos muy pequeños, y sí, siempre le ha gustado mandar, pero siempre se ha sentido responsable de que aquellos a los que manda se sientan a gusto con él. Puede que os de instrucciones de hacer algo en alguna que otra ocasión, pero estoy segura de que no se pondrá quisquilloso con la forma. ¡Sois una organización con experiencia, y como tal tenéis nuestro respeto!

Angélique: ¿De verdad?

Laura: ¡Claro! Si no fuera así Maxwell ni os hubiese prestado atención, recuerdo cuando...

Laura ya conseguido captar el interés de Angélique, lo que da esperanzas a Maxwell de otro voto del consejo a su favor. Mientras tanto, él, Cosmo y Dan han vuelto al Devil Gloriosa para hablar con Hollow, estando de pie en medio de la cubierta mirando a Revenant y Phantom, quienes vigilan la puerta del camarote de su capitán.

Revenant: Un poco de paciencia, por favor, el capitán les recibirá ensegui...

Hollow: ¡AGH!

De repente, los dos piratas salen volando al abrirse la puerta de par en par, saliendo por ella Hollow en el interior de una armadura de gran tamaño con un aspecto feroz en el yelmo.

Hollow: ¡¿Se puede saber qué ha sido eso de tu nombre?! ¡Somos Todos somos Esclavos y merecemos respeto!

Sobresaltados, Dan y Cosmo apuntan al Poltergeist con sus armas mientras que Maxwell simplemente alza las manos tratando de calmarle mientras éste amenaza con desenvainar su mandoble.

Hollow: ¡Hemos acabado con cientos de esclavistas, así que no hables como si fueses una especie de hombre-milagro, como si tuvieras la solución a todos nuestros problemas!

Maxwell: ¡Tranquilo, capitán, tranquilo, quería detallar mis términos contigo pero no podré hacerlo si te pones así, te lo pido por favor, baja el arma...!

Hollow: ...

Viendo que el Almirante Garabateador realmente quiere hablar las cosas cara a cara con él, el capitán de los Piratas de Hollow guarda su arma.

Maxwell: A ver... dame tu feedback.

Hollow: ¡Tú hablaste solo de trabajar con nosotros, pero ahora vas y dices que quieres cortar el bacalao así de primeras!

Maxwell: Bueno, no siempre, el resto de las veces estaría a vuestro servicio. De verdad que aprecio y respeto vuestra causa y por ello quiero ayudaros lo mejor que pueda, equiparos como es debido.

Hollow: ¿Equiparnos?

Maxwell: Eso he dicho, y en tu caso sé perfectamente como hacerlo.

Acto seguido, Maxwell señala al puerto, mostrando a Hollow una enorme y brillante armadura negra con adornos dorados, con una majestuosa capa roja y cuernos en el yelmo. También está equipada con una lanza en una mano y un gran escudo con el jolly roger de los Piratas de Hollow grabado. Un lazo rojo rodea el pecho de la armadura, dejando a Hollow sin palabras.

Hollow: Oooh... ih... *snif* E-ees preciosa...

A lo que Maxwell se acerca a darle unas palmaditas en el brazo.

Maxwell: ¿Verdad que sí?

Hollow: ¡*Snif*!

Maxwell: Y estará forjada al margen de mis poderes ¿a que es genial, compañero?

Dejando a Hollow conmovido, Maxwell mira a Cosmo y Dan mientras alza un pulgar, con ambos devolviéndole el gesto sonriendo.

Capítulo 11: Jaulas

Tras reunirse con Jean y Hollow, a Maxwell solo le queda un líder de Todos somos Esclavos al que visitar antes de Fernand, al tener los votos de Ink y Fleur ya en el bolsillo. El líder restante en cuestión es Mondhuter Maximilian, capitán de los Piratas de la Luna de Sangre Azul. Maxwell, Cosmo y Dan están frente al Moon Guardian, barco de Maximilian, a punto de subir a bordo.

Maxwell: Bueno, ya solo queda el ex-guerrero del mar.

Cosmo: ¿Podemos suponer que es de los mejores efectivos de Todos somos Esclavos?

Dan: No os quepa duda.

Los tres piratas suben a bordo, encontrándose con Lead y Pann, subordinados de Maximilian.

Maxwell: Buenas tardes, venimos a ver a vuestro capitán.

Lead y Pann se mira, inseguros de si dejarles verle, aunque finalmente deciden llevarles al interior del barco donde se encuentra Maximilian sentado en un sillón. Nada más verles, el Hombre Montaña hace una mueca de desagrado que llega a molestar a Dan y Cosmo.

Maxwell: Lamento molestarle, capitán Maximilian, sé que no ha sacado una buena impresión de mí en su sesión del consejo, pero querría hablar con usted para aclarar cualquier duda que pueda tener...

Maximilian: No me ha quedado ninguna duda acerca de sus términos.

Maxwell: ... Ah.

Maximilian: He entendido que solo nos dirigirán en contadas ocasiones y de forma lo bastante flexible como para que estemos cómodos mientras que el resto de las situaciones arrasarán con los esclavistas. Lo que no me gusta...

Maxwell: ¿Seh...?

Maximilian: ...Es la clase de operaciones a las que nos dirigiría. Déjeme adivinar ¿conquistar el Nuevo Mundo? ¿Ir saqueando isla tras isla? No, gracias, me niego a formar parte de las barbaries de sus subordinados.

El rechazo de Maximilian junto con el menosprecio con el que se refiere a la flota hacen que Maxwell empiece a sentirse molesto, esbozando una sonrisa falsa.

Maxwell: Je, es una pena, por lo que he oído sobre usted, las barbaries eran su especialidad, incluso cuando tenía prohibido hacerlas.

Maximilian: Aprendí de ese error. Ahora lárguese, y llévese a sus bárbaros consigo.

Maxwell: Tsk...

Una vena empieza a hincharse en el cuello de Maxwell, totalmente indispuesto a tolerar que se falte al respeto a sus compañeros.

Maxwell: Es verdaderamente una pena.

El Almirante Garabateador empieza a retroceder hacia la puerta para irse.

Maxwell: Vamos, caballeros, no somos la clase de compañía que el Hombre Montaña necesita.

Maximilian: ...

Maxwell: Al fin y al cabo, él la prefiere en una jaula.

Maximilian: ¡...!

El capitán de los Piratas de la Luna de Sangre Azul se levanta del sillón para ir hacia Maxwell con la mano extendida.

Maximilian: ¡Eso puede arreglarse!

Pero los brazos-cañón de Dan y la esfera de fuego formándose en las manos de Cosmo le detienen.

Dan: Perdí a muchos amigos tratando de mantenerte a raya, me harías muy feliz dándome un motivo para disparar.

Cosmo: ...

Kunststuff: ¡Señor! ¡No!

El médico de los Piratas de la Luna de Sangre Azul acaba de entrar en la sala, encontrándose el percal. Al darse cuenta de lo que estaba a punto de hacer, Maximilian baja el brazo al mismo tiempo que Cosmo y Dan cancelan sus ataques.

Maxwell: Es libre de rechazar mi oferta si quiere, pero me gustaría que lo hiciera sin menospreciar a mi tripulación. Ya nos veremos.

Dicho esto, los Freak abandonan el barco.

Cosmo: Creo que con ese no tenemos ninguna posibilidad de voto a favor...

Maxwell: ¡Para estas cosas existe la democracia, si el resto votan que sí tendrá que aguantarse! Será chulito...

Dan: Ya solo queda el del den den mushi.

Cosmo: Pluma Azul-Dorada dijo que se llamaba "Fernand".

Maxwell: Ese vendrá mañana, por hoy ya hemos terminado. Vamos a buscar a Laura y volver al Freaky Soul.

Y así, los tres piratas se reúnen con Laura, quien se despide alegremente de Angélique e Ink, y vuelven a la superficie volando con los planetoides de Cosmo.

Maxwell: ¡Ya estamos aquí! ¿Eh?

El escenario que se encuentran en el pueblo abandonado es distinto al que se esperaban, los grupos de los Piratas Freak y los del Ave Azul se han separado, charlando entre ellos pero sin dirigir palabra al otro.

Bert: El capitán de los Piratas Freak ha vuelto.

Evangeline: Hmm...

Los piratas miran a Maxwell yendo con su tripulación para luego ir todos al Freaky Soul.

Maxwell: ¿Qué ha pasado mientras no estaba? Os he visto más separados que cuando os dejé.

Roco: Al principio iba todo bien, son gente muy maja.

Paul: ¡Nos invitaron a tomar algo!

Amar: Luego se enteraron de tus términos para la alianza.


Antes.

James: Disculpe.

Mika: ¿?

James: ¿Hay algo especial que su capitán quiera pedir a cambio de trabajar con nosotros?

Mika: *alterada* Oooh... Yo... N-no te lo puedo decir, eso tiene que contarselo el capi a tus jefes.

Jane: Oh, es que nosotros ya hemos oído algo sobre ello, lo más básico, y querríamos saber algún detalle más.

Mika: Ah ¿ya sabéis lo de la transferencia de poder? Bueno, supongo que es normal desconcertarse con la idea de tener que trabajar para una tripulación que acabas de conocer.

Isabel: ¡¿Qué es eso de la transferencia de poder?!

Amar: ¡TE HAN ENGAÑADO, MIKA, NO DIGAS NADA MÁS!

Mika: ¡¡...!!

Piratas del Ave Azul: Tsk...

Amar: Eso es asunto de los capitanes.


Maxwell: Mika, por favor...

Mika: Perdón...

Maxwell: Bueno, espero que a Jean le haya quedado clara mi postura... Mañana zanjaremos el asunto.

Y mientras los Freak regresan a su barco y los del Ave Azul se preparan para volver al subsuelo, la flota de los Freak empieza a llegar al archipiélago con la puesta de sol...

Capítulo 12: Por piezas

Jean: Pues sí, chicos, Maxwell Scribble pondrá todos sus recursos a nuestra disposición si nosotros ponemos los nuestros a la suya en algún momento.

Angélique: Aunque solo será en circunstancias puntuales, cuando realmente necesite nuestra ayuda. Eso, a cambio de tener a toda su flota peinando el Nuevo Mundo a la caza de esclavistas, no es un mal trato.

Al caer la noche, las distintas tripulaciones que han interactuado hoy se retiran a sus respectivos navíos para dormir. Los Piratas del Ave Azul están reunidos en el Ocean Spirit, pidiendo explicaciones a su capitán tras enterarse de lo ocurrido en la reunión.

Mia: En cierto modo tiene sentido, uno no ofrece todo su ejército gratis.

Isabel: ¡Puede que la tripulación principal sea decente!

Katrina: Sí, lo son.

Evangeline: Muy majos.

Isabel: ¡Pero no me fío de lo que puede llegar a hacer su flota!

Jean: A mí Maxwell me dijo que intentaría evitar que sus hombres hagan barbaridades, y que nosotros podremos tenerles vigilados también.

James: Luego queda que eso sea verdad.

Bert: Que Todos somos Esclavos nos llevemos bien entre nosotros está muy bien, pero es la excepción a la regla, la gran mayoría de alianzas pirata acaban con uno apuñalando la espalda del otro. ¿Qué le impediría al Almirante Garabateador disolver el consejo cuando nos mande a una de sus escaramuzas?

Isabel: ¡Necesitamos saber si planean algo a nuestras espaldas!

Taylor: Su barco no debería estar lejos si quieren reunirse de nuevo con nosotros mañana...

Todas las miradas pasan a Big Bird, posado en el hombro de Jean.

Todos: ...

Big Bird: ¿?

Captando la indirecta, la cacatúa vuela a la superficie para ir en busca del Freaky Soul, encontrándolo oculto en la otra punta de la isla. Viendo luz saliendo por la puerta del edificio del barco, Big Bird aterriza y asoma la cabeza al interior del barco, viendo a los Freak terminando de cenar.

Maxwell: Pues eso, en el mejor de los casos solo tendremos los votos de Mondhuter Maximilian y su tripulación en contra.

El joven pirata tiene los den den mushi de Kabo y Unagi al lado, poniéndoles al corriente de la situación.

Kabo: ¡Bien!

Unagi: El Hombre Montaña Maximilian fue uno de los Siete Guerreros del Mar, no debe ser tomado a la ligera. Si crees que va a ser un problema para nosotros, debemos actuar de inmediato.

Big Bird: ¡¡...!!

Maxwell: Para el carro, Unagi, me interesa que Todos somos Esclavos esté de una pieza cuando me den su aprobación. No les tocaremos un pelo hasta que concluya la votación.

Big Bird: Ooff...

Dummy: ¡Eh!

Big Bird: ¡...!

El ave se da la vuelta y ve a un dummy señalándole y a otros más uniéndose a él.

Dummy: ¡Fuera, bicho, shoo, shoo!

Aunque el dummy solo pretendía asustarle moviendo los brazos para que se fuera, uno de sus compañeros le detiene.

Dummy: ¡Espera, espera, esto podría venirle bien al señor Skorup!

Dummy: Huh... ¡Cierto!

De repente, el grupo de dummies revela estar armado hasta los dientes con espadas, cuchillos y otras armas cortantes.

Big Bird: ¡NOPE!

Big Bird alza rápidamente el vuelo para escapar del barco (y de las espadas que le van lanzando los dummies). Sin embargo, no puede evitar perder una pluma por el brusco aleteo, la cual cae en la cubierta frente a la puerta, justo cuando Paul se asoma a ver lo que pasa.

Paul: ¿Qué es este jaleo?

Dummy: ¡Ah, jefe, tan solo estábamos intentando cazar un pájaro para el cocinero!

Paul: Oh. ¿Era un pájaro grande?

Dummy: Bueno, no mucho. Estaba oscuro y no se veía muy bien, pero parecía del tamaño de un pollo.

Paul: Hmmmm... pollo...

El Heraldo del Infierno mira hacia abajo y encuentra la pluma, recogiéndola para comprobar su color azulado frente a la luz.

Big Bird: ¡Por poco! ¡Por poco!

La cacatúa vuela rápidamente alrededor de la montaña para volver a la base subterránea.

Mientras tanto, en una pequeña isla lejos del archipiélago, el barco de Wind Jester ha atracado para reunirse con un grupo de individuos misteriosos. Fernand lleva su máscara de Bufón de los Vientos mientras supervisa a sus hombres subiendo una serie de cajas a bordo.

Ferrante: ¿Están todas las piezas?

Contrabandista: Normalmente las vendemos todas juntas pero ya que la habéis pedido a piezas nos hemos tomado la molestia de desmontarla por usted, guardando cada pieza. Es por eso que le voy a cobrar un 20% extra.

Ferrante: ¿Tanto? El precio básico ya es bastante caro.

Contrabandista: Yo solo vendo, desmontar el producto tiene sus costes.

Ferrante: *suspiro* Está bien.

Grant deja dos maletines llenos de dinero frente al contrabandista y luego Fitz añade una bolsa con el 20% extra.

Contrabandista: Un placer hacer negocios con usted.

Ferrante: ...

Una vez cargadas las cajas y entregado el dinero, Wind Jester zarpa y sigue con su camino, y una vez en alta mar Fernand se quita la máscara.

Fernand: Hemos tomado un buen desvío para hacernos con una de estas, llegaremos tarde a Eiyuu.

Fitz: Me inventaré alguna excusa.

Fernand abre las cajas para comprobar su interior.

Fernand: Espero que esto sirva...

Fitz: Lo comprobaremos mañana, ahora hay que montarlo.

Y al día siguiente, los Piratas Freak pasan todo el día esperando la llegada de Wind Jester en el Freaky Soul mientras los últimos barcos de su flota, entre ellos el Emperor Croc, llegan al archipiélago, causando algo de inquietud entre los habitantes de las islas. A pesar de ello, las órdenes de Maxwell de no atacar el archipiélago son seguidas al pie de la letra. Hasta que esa tarde...

Maxwell: ¡El último cabecilla de Todos somos Esclavos! ¡Por fin nos conocemos!

Fernand: Encantado, almirante. Mi nombre es Bushel Ferrante, el Bufón de los Vientos.

Maxwell sube a bordo del barco de Fernand, en los límites de la costa del archipiélago.

Capítulo 13: En acción

No muy lejos de allí, el Den Den Maru alza su periscopio sobre la superficie marina, retransmitiendo lo que ve a una pantalla para que Katatsu y su tripulación puedan ver lo que ocurre cómodamente.

Marea: Ahí está el almirante.

Katatsu: Bien, caballeros, hoy hay la posibilidad de que el viaje de Maxwell Scribble llegue a su fin sin que tengamos que mover un dedo.

Esto va dirigido a un grupo de den den mushi junto a él, los cuales pertenecen a otros individuos que también están viendo las imágenes desde sus respectivos buques.

Fernand: Por aquí, por favor.

Tanto Fernand como su séquito van enmascarados para proteger sus identidades con los Freak. Durante este pequeño encuentro, Fernand ha utilizado su kenbunshoku haki sobre su alrededor, detectando varias decenas de individuos dentro del Freaky Soul, además de los trece a los que está recibiendo ahora. Sin embargo, no nota ninguna mala intención por parte de Maxwell contra él, lo que en cierto modo le tranquiliza.

Maxwell cruza la cubierta del barco con Fernand de camino a su camarote. Laura y Cosmo intentan seguirle pero son interceptados por el séquito de Fernand encabezado por Belle Marie. Con un chasquido de dedos de la señora, Grant revela una bandeja de pastelitos en cada mano.

Belle Marie: ¿Pastelitos?

Cosmo: ¡Oh, gracias!

Laura: ¿No vamos a tomarlos con los capitanes?

Belle Marie: Mejor no molestarles, esta es la reunión decisiva para la votación final ¿no?


Fernand: Según me han contado nuestros amigos de Todos somos Esclavos, el Almirante Garabateador va siempre acompañado de sus oficiales. Debemos separarle de ellos cuanto antes.


Maxwell y Fernand entran solos en el camarote del segundo, una gran habitación con una alfombra en medio y un escritorio al fondo, con un ventanal detrás.

Fernand: Bueno, almirante...

Fernand se coloca tras su mesa y se sienta en su sillón mientras Maxwell se sienta frente a él.

Fernand: He estado pensando mucho su propuesta, pero tengo mis dudas. Tengo muchos negocios por el Grand Line y me incomoda pensar los efectos que podría tener sobre ellos el aliarme con un pirata de su reputación.

Maxwell: Ya...

Fernand: Pero presiento que sus intenciones con Todos somos Esclavos son buenas.

Mientras tanto, en la cubierta del barco.

Paul: ¡Anda, un aperitivo!

Viendo los pastelitos, Paul se asegura de hacerse con un buen puñado...


Fernand: Mientras yo me reúno con él, vosotros ofreceréis a sus hombres un aperitivo drogado para que tengan un sueñecito, pero que sea leve, debe parecer una siesta de digestión para no lo noten.


Maxwell: Puede creerme, señor Ferrante, que mi intención de ayudarles es sincera, aunque no sea puramente altruista.

Fernand: Le creo... y por eso lamento que esto tenga que acabar así.

Fernand pulsa un botón bajo su escritorio y de repente el suelo bajo Maxwell se abre, cayendo a un pozo junto a su silla y la alfombra.

Maxwell: ¡Woaah!

Sin embargo, la caída no es para nada larga, cayendo sobre un suelo metálico que luego sube como si de un ascensor se tratase. Cuando llega de nuevo arriba, Maxwell se da cuenta de que ha caído dentro de una jaula, con la parte superior ahora cubierta por una gran tabla gris. A su vez, Fernand tiene un lanzallamas en la mano, utilizándolo cuando Maxwell saca su cuaderno para tratar de escapar.

Maxwell: ¡Aaagh!


Fernand: Maxwell puede convertir en realidad lo que dibuja en su cuaderno y seguramente lleve uno consigo cuando le haya capturado. A la mínima que lo deje ver lo quemaré.


Maxwell: ¡¿Qué significa esto?!

Fernand: No te molestes, los barrotes de esta jaula son de piedra marina. Lo siento, Garabateador, pero eres demasiado peligroso para mí y para Todos somos Esclavos.

Maxwell: ¡¿Es esto cosa suya también?!

Fernand: ... Te entregaremos a ti y a tu tripulación a la base de la Marine más cercana.

Maxwell: ¡Malnacido...!

Pero en ese momento, una explosión echa abajo la puerta del camarote, entrando Laura y Cosmo por ella.

Laura: ¡Maxwell!

Cosmo: ¡Wormhole!

Starman abre un pequeño portal hacia el interior de la jaula y lo usa para sacar de ella a Maxwell, algo que pilla a Fernand totalmente por sorpresa.

Fernand: ¡¿Eeeeeeeh?!


Hace un minuto.

Viendo los pastelitos, Paul se asegura de hacerse con un buen puñado... y zampárselos de un bocado.

Belle Marie: ¡No, todas de golpe no!

Paul: Qué ricos, tenéis que probarlos, chicos, tienen un sabor... ¿Qué es? ¿Licor? Hmm... qué sueño tengzzzzzz.

Haberse comido todos los pastelitos de golpe ha acabado siendo como tomar una dosis mucho más fuerte del somnífero, cayendo redondo a los pocos segundos de tragarse el aperitivo.

Piratas Freak: ¿...?

Empleados de Wind Jester: ¡¡...!!


Afuera del barco, los Piratas Freak han acabado a golpes con los empleados de Wind Jester, quienes acabaron sacando las armas tras descubrirse su plan con los pastelitos.

Grant: ¡RAAAAAAH!

Roco bloquea el puñetazo de Grant con sus brazos de Alma Titánica, Tepes ha bloqueado una patada de Fitz con uno de sus muros invisibles para luego perseguirle con los cañones de su brazo, y Polly pelea con Mika en su forma híbrida mientras defiende a Belle Marie. Todo esto mientras Paul duerme plácidamente en el suelo.

Fernand: ¡...!

Laura: ¡¿Qué ha pasado aquí?!

Maxwell: ¡Ferrante ha intentado capturarme con esa jaula!

Cosmo: ¡A nosotros han intentado drogarnos!

Maxwell: ¡Nos habéis engañado!

Vista la situación, Fernand abre el ventanal tras él y salta del barco, revelando tener una lancha lista para huir. Antes de irse, sin embargo, pasa junto a su barco para llamar a sus hombres.

Fernand: ¡¡Wind Jester!! ¡¡ABANDONAD EL BARCO!!

Dicho esto, los empleados que aún siguen en pie corren a los botes salvavidas, todos motorizados, y proceden a huir con Fernand. Grant también abandona su pelea para tomar a Fitz, Belle Marie y Polly sobre sus hombros y saltar a la lancha de Fernand.

Fernand: ¡Rápido, a Eiyuu, el plan no podría haber salido peor! (¡Tsk... tengo que hablar con los demás!)

Katatsu: ...

Por otro lado, Katatsu se siente decepcionado por el fracaso de Fernand, y sus socios tampoco se ven muy felices a través de sus den den mushi.

Ana: ¡Wind Jester se va!

Skorup: ¡Están yendo a Eiyuu!

Maxwell: Eiyuu... ¡A tomar todo por saco!

Maxwell corre al Freaky Soul y toma el den den mushi más cercano, llamando a toda su flota repartida por el archipiélago.

Unagi: Aquí Kabo y Unagi.

Ozzy: ¿Qué tal ha ido?

Yamaushi: ¿Habéis cerrado el trato?

Maxwell: ¡CAMBIO DE PLANES, DAMAS Y CABALLEROS! ¡¡ENTRAMOS EN ACCIÓN!!

Aunque esa orden desconcierta a Yamaushi, el resto de la flota responde con euforia, alzando los cañones de sus barcos contra el archipiélago.

Capítulo 14: Asedio

Skorup: Paul.

Paul: ...

Skorup: Despierta, hombre.

Skorup intenta que Paul reaccione con un par de puntapiés leves, pero el Heraldo del Infierno está tan dormido que Willy acaba agarrándolo con la mano para llevarlo al Freaky Soul, el cuál se dispone a perseguir las lanchas de Wind Jester en dirección a Eiyuu.

Purupurupurupuru

Fernand: ¡¿Y ahora qué?!

En su respectiva lancha, un alterado Fernand responde a la llamada del den den mushi de su bolsillo.

Fernand: ¡Qué!

Katatsu: Ha puesto su mayor esfuerzo, Bufón de los Vientos, pero dado su fracaso nuestro acuerdo ha terminado.

Fernand: ¡Katatsu! ¡¿Cómo ha conseguido este número?!

Gacha

Fernand: ¡AGH!

Polly: ¡¿Qué hacemos ahora?!

Fitz: ¡Ese hombre sigue teniendo los documentos contra nosotros, tenemos que quitárselos!

Grant: ¡...!

El guardaespaldas se levanta sobre la lancha y desvía de un puñetazo una bala de cañón que iba directa hacia ellos. De haber hecho impacto, les hubiese hundido sin duda.

Skorup: ¿Huh?

El Forastero contempla asombrado desde el Freaky Soul lo que acaba de hacer el guardaespaldas, decidiendo cambiar de objetivo con su próximo disparo.

Skorup: ¡Old Western: Chilli Skull!

De un disparo con su bazooka, el francotirador de los Piratas Freak hunde una de las lanchas llenas de empleados de Wind Jester, con estos saliendo volando hacia el agua.

Skorup: Mejor.

Pero ahora Skorup tiene otra idea, por lo que pasa a apuntar bastante más arriba.

Skorup: ¡Old Western: Piñata Mortar!

Esta vez, el proyectil estalla en el aire y provoca una lluvia de bolas de fuego sobre las lanchas, provocando el hundimiento de unas cuantas mientras la de Fernand logra esquivar todos los proyectiles que les caen encima, ya sea por los virajes o por los puñetazos de Grant.

Fernand: ¡Hay que llegar a Eiyuu, tengo que explicar a los demás por qué los Piratas Freak quieren atacarnos!

Pero cuando la lancha pasa junto a Seijistsu, el grupo se da cuenta de lo que ha conllevado su plan fallido.

Fitz: Señor... mire.

Fernand: Oh, no...

El Puerto de Sables y Zapatos está en llamas, con piratas recorriendo las calles y saqueando todo lo que pueden. Hay también varios barcos más recorriendo la costa de las demás islas y abriendo fuego contra la población.

Polly: ¡Debe ser la flota de los Freak! ¡¿Estaban aquí también?!

Belle Marie: ¡Van a destruir el archipiélago!

Fernand: Tsk... ¡Rápido, a Kettei!

Fitz: ¡¡Señor!!

El asistente señala hacia el cielo tras ellos, viendo venir a Maxwell transformado en la Hydra hacia ellos.

Belle Marie: ¡¡Un monstruo!!

Maxwell: ¡Hinotama!

La bola de fuego disparada por Maxwell cae justo detrás de la lancha, provocando una salpicadura que les impulsa hacia la entrada a la cueva submarina, donde se encuentran Marcel y Beatrix.

Marcel: Pero qué demon...

Fernand: ¡SEÑOR MARCEL, ABRA EL CANAL!

Marcel: ¿Señor Winchester?

Fernand: ¡¡ÁBRALO QUE NOS MATAN!!

En ese momento, un gigantesco vórtice se abre sobre los dos centinelas, para luego desaparecer y revelar a Cosmo flotando en el aire transformado en gigante. Todo el grupo de Wind Jester abre los ojos como platos cuando el coloso se da la vuelta hacia ellos preparando su puño.

Cosmo: ¡Wind Jester! ¡Por vuestros pecados contra los Piratas Freak, os condeno a muerte!

Pero antes de que Cosmo pueda estampar el puño sobre el agua, la lancha de Fernand pasa a gran velocidad por debajo y se lanza al interior de la cueva, con unas pocas más tras él. El resto acaban hundidas por el ataque de Starman.

Maxwell: ¡Agh!

Al llegar, Maxwell se detiene en el aire, inseguro acerca de lanzarse a lo loco al interior del cuartel general de Todos somos Esclavos.

Cosmo: ¿Qué hacemos?

Maxwell: ¡Si entramos por ahí nos acribillarán nada más llegar a la ciudad!

A lo que Maxwell mira a su alrededor hasta ver la ciudad en ruinas que hay en la superficie de la isla.

Maxwell: Je...

En la ciudad subterránea, las lanchas restantes de Wind Jester han logrado llegar sanas y salvas gracias a Beatrix y Marcel. Jean, Hollow, Fleur y Maximilian ya les estaban esperando en el puerto para cuando desembarcan.

Fleur: ¡¿Qué ha pasado en vuestra reunión?! ¡¿Qué has hecho como para cabrear tanto a Maxwell que ha ordenado un ataque al archipiélago?!

Fernand: ¡Tengo que contaros algo...!

Mientras tanto, los Piratas Freak han atracado en Kettei y se han reunido en medio de la ciudad en ruinas. Maxwell está usando un den den mushi para comunicarse con el resto de su flota.

Maxwell: ¡Wind Jester nos la ha jugado y ha intentado capturarnos para la Marine! ¡Por eso, se acabó ir de buenas, tomaremos este archipiélago a la fuerza y para ello tendremos que tomar el cuartel general de Todos somos Esclavos! ¡Registrad todo el archipiélago, buscad posibles puestos de vigilancia que puedan tener en la superficie, peinadlo todo! ¡Y sobre todo DIVERTÍOS!

Maestros de juego: ¡SEEEEEEEEEEH!

Maxwell: ¡Capitán Barbahierro!

Bulldozer responde desde el TK Corkscrew.

Maxwell: ¡A ti te necesito aquí! ¡Y a algunos más de vosotros por si acaso!

De vuelta al subsuelo de Kettei.

Jean: ¡¿Un hombre llamado Katatsu te hace chantaje para que le tiendas una trampa a Maxwell y no nos lo cuentas?!

Fernand: ¡Me dijo que si lo hacía me denunciaría a la Marine, y el tipo tiene mi número no sé cómo! ¡Si la Marine me investiga, sería solo cuestión de tiempo que nos encontrara a todos!

Maximilian: ¡Y ahora solo es cuestión de tiempo que los Piratas Freak nos asedien!

Jean: ¡Bueno, bueno, calmémonos! ¡Si le hacemos saber que esto ha sido una trampa, puede que le hagamos entrar en razón! ¿Alguien tiene un papel?

Cuando lo recibe, Jean escribe un mensaje en él, lo enrolla y lo mete en el portaláminas de Big Bird.

Jean: Big Bird, ahora mismo eres nuestra única esperanza para que este conflicto no vaya a más. Este es un mensaje en el que pedimos un alto al fuego a Maxwell y le decimos que hemos sido víctimas de un complot, necesito que se lo hagas llegar!

Big Bird: ¡A la órden!

Jean: ¡Pero ten cuidado!

La cacatúa cerúlea levanta el vuelo y empieza a subir por la cascada hacia el exterior. Nada más salir, los barcos de los Piratas del Zafiro se colocan de forma que todos sus cañones apuntan al pie de la cascada por si los piratas les invaden por allí.

Cuando Big Bird llega al exterior del archipiélago queda bastante estupefacto ante toda la destrucción que es capaz de ver desde su altura, lo cual le anima aún más a dejar el mensaje. Cuando el ave encuentra el Freaky Soul se dispone a dejar caer el mensaje en la cubierta y marcharse.

Big Bird: ¡Mensaje... entregad-!

De repente, Adonis, el guardaespaldas con gabardina de Katatsu, aparece volando justo delante de Big Bird.

Adonis: Hola.

Big Bird: ¡Aaaaaaah!

Después de eso, lo único que ve Big Bird es negro.

Capítulo 15: El Ex-Prodigio

Katatsu: Ha puesto su mayor esfuerzo, Bufón de los Vientos, pero dado su fracaso nuestro acuerdo ha terminado.

Fernand: ¡Katatsu! ¡¿Cómo ha conseguido este número?!

Gacha

Katatsu queda pensativo tras llamar a Fernand, sentado en su sillón con sus socios a la espera.

Den den mushi: Bueno ¿y ahora qué?

Marea: ¿Les denunciamos a la Marine?

Katatsu: Mmmmno, quiero ver adonde lleva esto. Manteneos cerca pero no hagáis nada hasta que os lo diga yo.

Katatsu observa el Freaky Soul en la costa de Kettei.

Katatsu: Puede que podamos beneficiarnos de esto.


En el Freaky Soul, Maxwell ve como el TK Corkscrew llega a Kettei y se dispone a ir a recibirles cuando ve caer un papel en la cubierta. Cuando mira hacia arriba tratando de ver quién lo ha tirado no ve nada, y la poca luz diurna que queda tampoco facilita la cosa.

Maxwell: A ver... ¡AGH!

Pero cuando el almirante comprueba el contenido del papel, rápidamente lo arruga y luego lo hace pedazos, visiblemente enfadado. Su contenido: "Tonto el que lo lea", con una pluma azul pintada debajo como firma.

Maxwell: ¡Capitán Barbahierro! ¡Por aquí, por favor!

Otras tripulaciones, como los Piratas de Farrell o los Piratas de Darius se acercan también a la isla con sus respectivos navíos.

Mientras tanto, bajo tierra, Jean empieza a preocuparse por la tardanza de Big Bird.

Jean: ¿Dónde está? ¡Tan solo tenía que ir y volver!

Angélique: Tiene que estar bien, apenas hay luz en el cielo y es muy pequeño, no pueden haberle detectado.

Aunque Angélique solo diga eso para tranquilizar a Jean, tiene razón en que los Piratas Freak no llegaron a detectar la presencia de Big Bird sobre ellos, porque el Gremio de Peligros Públicos lo hizo antes.

Big Bird: Ughhh...

Big Bird despierta en el interior de una pajarera, colgando en una habitación oscura y húmeda.

Big Bird: Huh... ¿Hola?

A lo que la puerta de la sala se abre, entrando Katatsu y Adonis.

Katatsu: ¿Ya estás despierto?

Big Bird: ¡Aah! ¡Quién eres, quién eres!

Katatsu se inclina para verle más de cerca.

Katatsu: No imaginas mi sorpresa cuando descubrí que Todos somos Esclavos tiene un ejemplar de cacatúa cerúlea en su poder.

De repente, Big Bird se da cuenta de que le han quitado el portaláminas, estando completamente desnudo. El ave empieza a mirar a su alrededor por si lo ve.

Katatsu: ¿Buscas esto?

Big Bird: ¿?

Katatsu deja caer un montón de trozos de papel al suelo, lo que queda del mensaje que Big Bird debía entregar a los Freak.

Big Bird: ¿Sois de los Piratas Freak? ¡Ha habido un malentendido, un malentendido, aahh!

Katatsu: No, criatura, me temo que yo estoy en un bando diferente al de los Piratas Freak. Vuestro amigo Bufón de los Vientos nos ha dado una buena oportunidad para diezmar las fuerzas del Almirante Garabateador y no podemos dejar que la buena voluntad de tu amo lo eche todo a perder.

Big Bird: ¡Desgraciado!

Katatsu: Qué pájaro tan agresivo. Te quedarás aquí hasta que todo esto termine. Adonis te hará compañía, él era quien más ganas tenía de conocerte ¿sabes?

Dicho esto, Katatsu se marcha, dejando a su guardaespaldas de la gabardina con Big Bird.

Big Bird: ¡Sacadme de aquí, sacadme de aquí, aahh!

De repente, la gabardina de Adonis cae al suelo con su sombrero, como si la persona que la llevaba se hubiese desvanecido. Aunque la gabardina en el suelo revela que Adonis usaba unos zancos de madera para caminar en su interior.

Big Bird: ¡¿Eeeeh?!

Y acto seguido, algo salta sobre su pajarera para zarandearla.

Adonis: ¡Quietecito!

Big Bird: ¡¡!!

Cuando la cacatúa se gira hacia su carcelero se lleva una sorpresa: no es un humano como él pensaba, tiene alas como él, de color azul muy claro, con un pico amarillo como el suyo y una larga cresta parecida a la suya. En las patas lleva unas largas garras de metal que usa para sostenerse a ella.

Adonis: ¡Hola, paisano!

Big Bird queda sorprendido ante el hecho de que su agresor es de su misma espécie, aunque su aspecto, con esas horribles garras y la capa negra que lleva en la espalda le mantienen inquieto.

Adonis: Sí, ya sé lo que estás pensando. "¿Qué hace una cacatúa cerúlea trabajando de guardaespaldas para el gremio?" Bueno, no ha sido así siempre. Puede que ya lo sepas, pero yo en su día era todo un prodigio.

Adonis tira de una cadena que enciende una lámpara en una pared, iluminando una foto de una revista de naturaleza con él en la portada.

Big Bird: ¿?

Adonis: ¿No? Bueno, esa revista se publica en el North Blue. Y durante muchos números, yo era portada, la cacatúa evolucionada, más astuta que ninguna... hasta que apareciste tú.

Adonis mueve la lámpara para que pase a iluminar el cartel de recompensa de Big Bird, el primero, cuando solo daban Berrysymbol75 por su cabeza.

Adonis: Imagina la sorpresa de los ornitólogos al descubrir la existencia de otro espécimen en el South Blue, a partir de ahí fue investigar un poco y ¡PUM!

El foco pasa a iluminar otra portada de la revista, revelando colonias enteras de cacatúas cerúleas en el Nuevo Mundo.

Big Bird: Ooh...

Adonis: Y así fue como pasé de ser un prodigio a uno más del montón. Poco después Tapper Katatsu me encontró entonces decidí viajar por el mundo y vengarme de los pájaros que me quitaron el protagonismo.

En ese momento, oras pajareras bajan junto a la de Big Bird, estas vacías, aunque aún conservan algunas plumas azul claro, todas de otras cacatúas cerúleas procedentes de varios lugares del mundo. Adonis sonríe ante la reacción horrorizada de Big Bird y luego procede a mirarle a los ojos.

Adonis: El jefe dice que sabemos a pollo.

Big Bird: ¡¡¡Aaaahh!!!

De vuelta a la base subterránea.

Fleur: ¡Jean, malas noticias!

Jean: ¿Qué pasa, se sabe algo de Big Bird?

Fleur: No, pero he recibido un aviso de uno de nuestros puestos de avanzada en la ciudad, y al parecer los Freak sí que han recibido nuestro mensaje...

En la superficie.

Maxwell: ¡Todos somos Esclavos, si podéis oírme, ya podéis meteros vuestro mensaje por el culo! ¡Os ofrecí mi amistad, y a cambio vosotros me escupisteis a la cara! ¿Pues sabéis qué? ¡Ahora conseguiré acceso a vuestra base por la fuerza!

Maximilian: Que lo intenten, no saben el truco de la cascada.

Fleur: ¡No van a atacarnos por la cascada!

Detrás de Maxwell se encuentra una enorme perforadora incrustada al suelo y apuntando hacia abajo, controlada por Bulldozer desde la cabina que hay encima.

Fleur: ¡Van a abrir un túnel por encima hasta aquí!

La perforadora empieza a girar para luego hundirse en el suelo poco a poco, formando un pozo en dirección a la bóveda justo debajo de ellos.

Dan: ¡Muy bien, muchachos, hasta que el pozo esté terminado no debemos dejar que nadie se acerque, nadie!

Los Piratas Freak, junto con las tripulaciones de Bulldozer, Sadic Farrell y Darius se han colocado alrededor de la perforadora para defenderla mientras dure la excavación.

Ink: ¡OOF!

Jean: ¡Tenemos que detenerles!

Capítulo 16: Combate tritón

Mientras la mayoría de los piratas invasores defienden la perforadora, Paul sigue durmiendo en la enfermería del Freaky Soul.

Amar: Despierta, Paul.

El médico acerca un mejunje a la nariz del peso pesado, despertándole nada más olerlo.

Paul: ¡Ñghh! ¿Qué ha pasado?

Amar: Te han drogado, y querían drogarnos a nosotros también. Todos somos Esclavos nos la ha jugado y les estamos invadiendo en consecuencia.

Paul: Ohhh... Tiene sentido.

Amar: Ahora levanta, cuantos más seamos antes acabaremos con esta barbarie.

Paul: Sí, voy.

Los dos piratas salen a cubierta para reunirse con el resto, pudiendo ver tanto la plataforma de la perforadora como la entrada a la cueva subterránea, ahora vigilada por el Emperor Croc y Waylon.

Paul: ¿Y cómo les vamos a invadir?

Amar: El capi quiere abrir un pozo hacia su cuartel general subterráneo, el capitán Barbahierro nos está ayudando. Solo tenemos que esperar a que acaben y entonces atacaremos.

Paul: Ooooh...

Amar: Hasta entonces no seremos estrictamente necesarios, así que tómate tu tiempo para despertarte del todo...

Pero de repente, un enorme chorro de agua sale de la cueva, propulsando al Jewelry Power, buque insignia de los Piratas del Zafiro, contra el cocodrilo gigante.

Deathcalibur: ¡Tenemos compañía!

Fleur: ¡¡Todos somos esclavoooooOOOOOOOOOOH!!

Piratas del Zafiro: ¡¡COCODRILOOOO!!

Kabo Chang: ¡Pedazo tentempié te vas a llevar, Waylon, estarás contento!

El animal abre su enorme boca para zamparse el barco al vuelo, sin que éste pueda hacer nada para cambiar de rumbo. Sin embargo, el aperitivo es interrupido en el último momento por varias columnas de agua que surgen bajo su mandíbula inferior, empujándola hacia arriba hasta cerrarle la boca.

Waylon: ¡¿?!

El responsable de esta maniobra resulta ser Marcel, saliendo del interior de uno de los pilares de agua.

Beatrix: ¡Waterslide!

Acto seguido, Beatrix manipula dichos pilares para empujar al barco de forma que gire 90º hacia la costa de la ciudad, dejando el lado de estribor del barco frente al cocodrilo.

Devon: ¡¡Fuego!!

Aprovechando esta oportunidad, los piratas abren fuego contra el mentón de la bestia, logrando ahuyentarla y que se lleve el Emperor Croc consigo.

Bernal: ¡¿Qué ha sido eso?!

Deathcalibur: ¡Agua! ¡Han cerrado la boca de Waylon con agua!

Unagi: ¡Es combate tritón, tienen tritones con ellos!

Unagi salta por la borda para caer de cabeza al agua, con Kabo mirando como cae desde la cubierta.

Beatrix: ¡Marcel, tenemos compañía!

Marcel: ¿...?

Los dos pesos pesados de Todos somos Esclavos se ponen en guardia ante la presencia del gyojin frente a ellos.

Unagi: ¿Vosotros sois los especialistas en combate tritón?

Marcel: ¡No somos los únicos!

A lo que el Dr. Voltios empieza a generar chispas de las manos.

Unagi: Por algo se empieza.

Mientras tanto, en la superficie.

The Night Before the Decisive Battle

El barco de los Piratas del Zafiro ha llegado a la costa de la isla, pudiendo ver la perforadora funcionando a lo lejos y los Piratas Freak en guardia delante a ella. Entre los piratas que bajan del barco destacan Fleur, Hollow y Jean, seguidos por sus respectivas tripulaciones.

Laura: ¡Capi!

Maxwell: ¡Ya lo veo, mantened la defensa y no dejéis que toquen la perforadora!

Fleur y Hollow: ¡Todos!

Maxwell: ¡Piratas Freak!

Fleur, Hollow y Jean: ¡Somos!

Todos los tripulantes del Jewelry Power alzan el puño.

Todos somos Esclavos: ¡¡ESCLAVOOOOOS!!

Y así, los anti-esclavistas cargan contra los Piratas Freak y compañía, cuyo almirante les apunta con su Inkuhato ordenando el ataque.

Maxwell: ¡¡FRITANGAAAAA!!

Piratas Freak: ¡¡RAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!

Las dos facciones corren una hacia la otra armadas hasta los dientes, con ninguna otra intención aparte que hacerse pedazos entre sí.

Katatsu: ¡Esto se pone bueno! ¿Quieres palomitas, Marea?

Marea: ¿Son dulces o saladas?

Katatsu: Dulces.

Marea: Nah.

El submarino del gremio se encuentra en la superficie, flotando en la otra punta de Kettei. Sus ocupantes están demasiado ocupados mirando el inicio de la batalla para ver un pequeño punto en su radar.

Capataz: ¿Qué es eso?

Coronel: Parece otra embarcación.

Capataz: ¿Pero es nuestra o enemiga?

Coronel: Que esté aquí escondida parece sospechoso.

Dicho esto, los dummies bajan el periscopio del Smiley Gunner, el cual habían estado usando para patrullar la costa de la isla.

Capítulo 17: Todos somos Esclavos vs Piratas Freak

La primera línea de defensa que se encuentran los anti-esclavistas es Laura, levantando su paraguas hacia ellos.

Laura: ¡Guest Armada!

De repente, una fila de unidades Pacifista aparecen delante de Todos somos Esclavos, preparándose para disparar sus rayos láser por la boca.

Fleur: ¡¿Pacifistas?!

Gareth: ¡Tiene una fruta del diablo!

Hollow: ¡Bah, mero calentamiento!

Angélique: ¡Ember Heel Breaker!

La primer oficial de los Piratas del Ave Azul tumba al primer Pacifista de una patada, seguida por el resto de sus compañeros que consiguen deshacerse de los suyos con relativa facilidad. Hollow es capaz incluso de mandar a volar tres de una embestida, con el escudo de su nueva armadura.

Hollow: ¡Raaaaaaaaaaaah!

Esa proeza es vista por Maxwell al fondo de la formación defensiva, mostrando una mueca de desagrado.

Maxwell: ¡Eh, Hollow, esa armadura era solo la versión de muestra! ¡Erase!

De repente, Poltergeist pasa de ser una brillante armadura nueva a un simple trozo de papel, cayendo al suelo como una pluma.

Hollow: ¡¿Qué demonios?!

Banshee: ¡Capitán!

Antes de que alguien pisara el papel, Banshee lo recoge rápidamente del suelo y empieza a correr en dirección al Jewelry Power, empezando a doblarlo por el camino.

Hollow: ¡Banshee! ¿Qué haces?

Banshee: Debe ir ya a por su recambio habitual.

Eterna Espera termina de convertir a Hollow en un avión de papel, lanzándolo contra el barco. En la cubierta, los Gemelos Blue le esperan, tirando de una palanca que hace subir una gran caja de madera a la cubierta desde la bodega.

Hollow: ¡Garabateador, me la has jugado por última vez!

Cuando el avión de papel pasa sobre la caja, el alma de Hollow es transferida a su interior, permitiéndole tomar el control de la armadura que había guardada dentro y volver al combate.

Hollow: ¡¡Hora de hacer locuras!!

De un salto, la enorme armadura vuelve a tierra y carga contra un grupo de piratas que proceden a dispararle con sus armas, pero él simplemente les embiste como si de bolos se trataran. Acto seguido desenvaina su mandoble para atacarl al resto.

Hollow: ¡Beheader!

Pero su ataque es bloqueado por Willy, usando su propia espada para ello. Los dos colosos se quedan un buen rato tratando de empujarse el uno al otro.

Willy: ¡S-Shirogiri!

Hasta que finalmente, Willy consigue asestar un tajo a la armadura que consigue cortarle el brazo izquierdo. Hollow retrocede un par de pasos pero rápidamente vuelve a recomponerse, desconcertando al wotan.

Hollow: ¡Tendrás que poner más empeño para hacerme un rasguño!

Willy: ¡...!

Mientras tanto, Angélique ataca a Laura con una patada que ella procede a bloquear con su kasashield. Luego da un salto hacia atrás cuando la Cineasta intenta dispararle con su kasabomu.

Angélique: ¡Laura, espera, ha habido un malentendido!

Laura: ¡Ah! ¿Os sale mal la jugada y resulta que no fuisteis vosotros? ¡Por lo menos entregad al Bufón de los Vientos y ya veremos si nos da por volver a hablar!

Angélique: ¡N-no podemos hacer eso!

Laura: Es una pena, de verdad me caes bien.

Angélique: Y tú a mí.

Y dicho esto, el Tacón Escarlata se lanza contra la nueva unidad Pacifista creada por la Cineasta.

Otros miembros de los Piratas del Ave Azul ya han empezado a pelear con los pesos pesados de los Freak. Bert ha adoptado su forma híbrida para hacer frente a Rick, Mia se está acercando a Roco mientras termina de beberse su botella y Samir lleva ya un rato cruzando ataques con Amar. Por otro lado, Dan ha interceptado a Isabel con su espada cuando ésta intentaba llegar a la perforadora.

Isabel: ¡Imaginaba que no seríais de fiar!

Dan: ¿Nosotros? ¡Sois vosotros los que habéis atentado contra nuestro almirante!

El resto de Todos somos Esclavos se dedican principalmente a luchar con las fuerzas de los jefes de mazmorra. Dirigiendo a los Piratas del Zafiro, Fleur se abre paso por el campo de batalla con sus poderosas patadas cuando de repente oye un cañonazo cerca de ella.

Fleur: ¿...?

Rápidamente, la Pierna Llameante recubre su pierna con haki para bloquear el proyectil, sorprendiéndose cuando éste la hace retroceder al impactar con ella. Aun así, finalmente logra redirigirlo, dándose cuenta de que el proyectil es una persona al verla tumbar a un subordinado de gran tamaño tras impactar contra su vientre.

Sadic Farrell: ¡¿Me has redirigido con la pierna?! ¡Lo admito, estoy impresionada!

Armada con sus dos sables, la jefa de mazmorra vuelve a imbuir su frente en haki para cargar contra Fleur.

Fleur: ¡Lo que me faltaba por ver...!

Fleur retrocede para esquivar el ataque, viendo como la cabeza de Farrell se hunde en el suelo donde se encontraba ella y provocando graves destrozos a su alrededor.

Jean: ¡¿...?!

Jean ha sido testigo del cabezazo al pasar volando por encima, acercándose rápidamente a Maxwell y la perforadora.

Jean: ¡¡Maxweeeeel!!

Maxwell: ¡Oooh, conque un zoan!

Bulldozer: ¡Lo tengo a tiro!

Desde su cabina, Bulldozer lanza los misiles de sus hombros contra Pluma Azul-Dorada, obligándole a maniobrar para escapar a su alcance. Desgraciadamente esto le distrae de cara al propio Maxwell, quien aparece volando sobre él gracias a su mezcla: wings para golpearle con su cetro en la cabeza.

Jean: ¡Agh!

Jean se desestabiliza un poco por el porrazo, aunque rápidamente recupera el control para volver hacia su adversario.

Maxwell: ¡Hat Rocket!

El almirante dispara a Jean un misil desde su sombrero pero él simplemente lo desvía de un golpe para luego seguir elevándose hacia él, forzándole a llevar a cabo maniobras evasivas.

Jean: ¡Garabateador! ¡¿Has recibido mi mensaje?!

Maxwell: ¡Oh, sí, ya os he dicho donde os podéis meter ese mensaje!

Jean: ¡¿Y qué has hecho con el mensajero?!

Maxwell: ¡Qué mensajero! ¡Agh!

Viendo la rapidez con la que Jean está recortando distancias, Maxwell hace realidad el dibujo de una ametralladora y empieza a dispararle sin éxito, hasta que el vocero de Todos somos Esclavos le alcanza y le agarra del cuello de la chaqueta.

Jean: ¡Detén el ataque, esto es absurdo!

Maxwell: ¿Qué? ¡Ni hablar! ¡No pienso dejar pasar el plan rastrero del bufón de tu socio! ¡Quería esta alianza para poder compartir recursos, pero ya que no estáis por la labor me quedaré vuestro escondite por la fuerza!

Jean: ¿Que no estamos por la labor...? ¡¿Pero tú has leído el mensaje?! ¡¡Para esto o me veré obligado a ponerme serio!!

Maxwell: ¡Oh, sí, una pelea entre nosotros dos quedaría genial en esta noche de luna llena!

En efecto, la luna ya ha salido hace un rato y es perfectamente esférica.

Jean: ¿Eh? ¿Por qué el énfasis en la lun-?

De repente, algo se abalanza sobre Jean y le aleja de Maxwell, empujándole hacia el suelo con los pies.

Jean: ¡Ugh! ¿Qué...?

Su atacante es una bestia similar a un murciélago humanoide, con el pelo blanco como la nueve y ojos rojos como la sangre, emitiendo electricidad por sus alas mientras chilla a la cara de Jean.

Darius: ¡¡RAAAAAAAAAAAAAAAAH!!

Jean: ¡¿Eeeeeeeeeeeeeeh?!

Los dos piratas levantan una gran polvareda cuando impactan contra el suelo, cerca de la perforadora.

Capítulo 18: Jean vs Darius

Hace 11 años. Ducado de Mokomo, en el Nuevo Mundo.

Nekomamushi: ¡Esto ya empieza a ser aburrido, conde!

  • [Nekomamushi, Rey de la Noche y co-soberano del ducado.]

El mink gato se alza imponente frente a un joven Darius, tumbado en el suelo frente a él con signos de haber recibido una brutal paliza.

Nekumamushi: ¡Da igual cuantas veces me desafíes, nunca me arrebatarás el trono! ¡Si quieres tener siquiera una oportunidad, prueba con el chucho sarnoso!

Darius: ...

El mink murciélago intenta buscar la luna llena con la mirada, pero ésta hace rato ya que se ha puesto. El alba está al caer.

Nekomamushi: Al principio he tolerado tus desafíos al considerarlos un buen método para mantenerme en forma, pero tu tozudez ya empieza a resultar irritante. La próxima vez, puede que se me vaya la mano y acabe matándote.

Dicho esto, Nekomamushi se marcha acompañado de su séquito, dejando a los seguidores de Darius ayudándole a levantarse. Una vez recuperado, Darius abandonó el país con sus seguidores para hacerse a la mar.

Darius: Yo soy el único tipo de mink que puede volar... ¡Estoy destinado a llegar alto! ¡Entrenaré estos dones que me han sido conferidos y algún día ninguno de mis congéneres será rival para mí!


En la actualidad.

En esta ocasión es Darius el que se alza sobre su adversario, presionando su pie contra el cuello de Jean.

Darius: ¿Esto es el líder de Todos somos Esclavos?

Jean: ¡Ññgh!

Darius: Mejor rematarte sin más demora.

El Conde Boca abajo alza un brazo y empieza a cargar una bola de electricidad en su mano, cuando de repente cancela el ataque para cubrirse con su otro brazo recubierto con busoshoku haki, bloqueando un cañonazo que llega a empujarle varios metros a pesar de su defensa. El disparo en cuestión resulta provenir del Star Blaster de James.

James: ¡¡Jean!! ¡Jane, vamos a ayudarle!

Jane: ¡Sí!

Los dos hermanos corren a atacar al jefe de mazmorra, con el Cazador disparándole mientras avanza, obligando a Darius a mantenerse en posición defensiva, aunque sin dejar de poder ver la luna en el cielo. Cuando están a punto de alcanzarle, Darius comienza a emitir chispas por sus alas.

Jean: ¡¡Alejaos de él!!

Darius: ¡Moon Bat!

James y Jane se dan cuenta de la que se les viene encima demasiado tarde para retirarse.

Taylor: ¡Coral Grab!

Los lazos de Taylor llegan en el último momento para agarrar a los dos piratas y alejarlos de Darius, viendo cómo emite una poderosa descarga eléctrica desde su cuerpo que electrocuta a todo el que es alcanzado por ella.

Bulldozer: ¿Hmm?

Los rayos llegan a alcanzar la perforadora que Bulldozer está operando, dándole más de un calambre al cyborg.

Bulldozer: ¡Zzz zz zz zz! ¡Agh! ¡¡EH, CONDE, YA VALE!!

Beep

Bulldozer: ¿Huh?

Para su sorpresa, el medidor de energía de la perforadora ha llegado al máximo, lo que provoca que ésta taladre con mayor potencia y vaya más rápido.

Bulldozer: Mira por donde... ¡No he dicho nada!

Maxwell observa el ataque desde el otro lado de la perforadora, mientras lucha contra miembros rasos de los Piratas del Zafiro que se acercan demasiado.

Maxwell: ¡Jojojojojo, eso es, capitán Darius!

Taylor: ¡Poneos a cubierto, rápido!

Taylor, James y Jane se han metido en una de las casas más cercanas con la esperanza de que las paredes de madera les protejan, mientras que Jean se reincorpora y avanza entre los rayos para detener a Darius.

Jean: ¡Silber-Schwartz Harpyie!

De repente, la apariencia de Jean se vuelve mucho más humana, manteniendo solo las garras de ave en manos y pies junto con las alas de su espalda, las cuales son totalmente imbuidas en haki.

Jean: ¡Ara Rammklotz!

Con gran fuerza, Jean golpea a Darius en la cabeza de tal forma que lo manda disparado al mar, alarmando a sus subordinados minks.

Piratas de Darius: ¡Conde!

Sin embargo, poco pueden hacer, pues están demasiado ocupados haciendo frente a Silvya y su zoan mitológica como para poder mirar a la luna en condiciones para transformarse.

Aprovechando que Darius estará temporalmente fuera de juego, Jean pasa a centrarse en la perforadora.

Jean: ¡Ara Pfeilspitze!

Pero para cuando lanza una ráfaga de plumas a la máquina, ésta ya ha acabado de hundirse en el suelo, clavándose en su lugar en el trasero de Paul, quien estaba haciendo frente a Belen en aquel momento.

Paul: ¡¡OUCHEE OUCH!!

El Heraldo del Infierno da un fuerte salto hacia arriba gritando del dolor, aunque eso llama la atención de los piratas vigilando la zona, sobretodo de Maxwell.

Maxwell: ¿Eh? ¿Ya estás con Darius?

El almirante prepara su cuaderno para enfrentarse al vocero.

Maxwell: ¡Muy bien!

Jean: ¡Almirante, no te lo volveré a repetir, detén el-!

Darius: ¡¡RAAAAAAAAAAAH!!

Pero antes de poder terminar la frase Darius sale del agua para embestir a Jean y llevárselo por delante hacia el interior de la ciudad, demoliendo docenas de casas por el camino.

Maxwell: ...

El joven pirata se toma unos segundos para asimilar lo sucedido antes de encogerse de hombros y disponerse a volver a su puesto, cuando algo le hace tropezar y caer de cara al suelo.

Maxwell: ¡EPA!

El responsable, un largo trozo de tela enrollado a su tobillo.

Maxwell: ¿Huh?

Taylor: ¡Coral Grab!

Y como si de un pez se tratase, Maxwell es tirado por el lazo hacia Taylor, teniendo junto a él a Jane con su bastón tremor listo para partirle la cara cuando esté a su alcance.

Maxwell: ¡¿Eeeeeeeeeeeeeeh?!

Capítulo 19: Nova

Cosmo: ¡Ryusei Hoshi!

Gran parte del ejército de los Piratas del Zafiro huyen de la lluvia de bolas de fuego provocada por el gigantesco Cosmo.

Pirata raso: ¡Está demasiado roto!

Pirata raso: ¡¿Qué otros poderes tiene esta gente?!

Devon: ¡Nada que no podamos soportar!

Devon y otros contramaestres siguen avanzando hacia el maestro de juego, corriendo mientras esquivan los proyectiles con relativa facilidad.

Devon: ¡Green Averno!

Cuando está lo bastante cerca, Devon genera un gran torbellino de hojas contra Cosmo, revoloteando por su cara mientras él se cubre con las manos.

Cosmo: ¡Ugh...! ¿Huh? ¿Hojas?

Pero de repente, Gareth aparece desde su interior, saltando hacia Cosmo con su geppo mientras carga a dos personas sobre él.

Gareth: ¡Ya!

Kin: ¡Alehop~!

Kin da un salto desde la espalda de Gareth, llevándose a su otro acompañante sobre su propia espalda.

Kin: ¡Silver Moon Fall!

La piernas largas se lanza contra Cosmo como si de una flecha se tratara, apuntándole con sus pies. Viendo venir el ataque, Cosmo se cubre con el brazo, pero ella ya contaba con que haría eso, motivo por el que lleva a su acompañante consigo.

Katrina: ¡Döppelganger One Hundred - Ally Army!

De esta forma, Cosmo pasa a tener que aguantar un ataque no de una Kin, sino de cien, y eso es algo que ni en su forma más poderosa puede encajar de forma tan sencilla. Como respultado, las cien Kins caen sobre el brazo con el que Starman pretendía protegerse y le empujan contra el suelo con tanta fuerza que manda a volar a varios piratas rasos a su alrededor.

Sonya: ¡¡Ahora, a por él!!

Piratas del Zafiro: ¡Woooooooooh!

Mientras los piratas cargan contra el coloso caído, Mark le apunta desde lejos con un bazooka, lanzándole una ráfaga de fuego que, para su sorpresa, se disipa antes de impactar.

Mark: ¿?

Al mismo tiempo, las espadas de sus subordinados chocan contra algo invisible entre ellos y Cosmo.

Pirata raso: ¿Qué es esto?

Pirata raso: ¿Una barrera invisible?

En ese momento, el haki de Mark hace que le de un escalofrío.

Mark: ¡Todo el mundo atrás!

Pero ya es tarde para los que estaban más cerca de la barrera, siendo acribillados por las armas del brazo mecánico de Tepes. Los demás retroceden al mismo tiempo que le disparan con sus respectivas armas, pero él se defiende con su habilidad mientras va con Cosmo, cubriéndole mientras se reincorpora.

Tepes: ¡Levántate, Cosmo!

Cosmo: ¡Ugh... voy, voy!

En ese momento, Tepes ve como cinco puñales atraviesan su barrera, quedándose clavados en ella.

Tepes: ¡¿...?!

La responsable del ataque, Katrina, mira a los dos piratas determinada a vencerles por haber tratado de hundir a Fernand, pero el momento de tensión es interrumpido por un fuerte estruendo al otro lado de la perforadora.

Maxwell: Venga ya, un respeto.

Maxwell está en medio de la calle, transformado en Yugamio, viendo a Jane y Taylor con la mitad superior de sus cuerpos incrustada en la pared de una casa. Al otro lado, pueden verse sus ojos en forma de espiral.

Maxwell: Si no vais a venirme con nada mejor que lacitos y bastones, mejor vuelvo con vuestro capitán.

???: ¡Aún falto yo, payaso!

Maxwell: ¿?

La voz proviene de la azotea de un campanario. James está de pie arriba del todo apuntando a Maxwell con su Star Blaster.

Maxwell: ¡Déjame adivinar! ¡Tú debes ser el francotirador de la banda! ¡Ya puedes tener algún tipo de munición especial porque si no, la estarás malgastando inútilmente!

James: ¡¡Pues a ver qué te parece esta!!

Antes de disparar, James se asegura de que su arma está en el nivel 4 de potencia, apretando el gatillo al comprobar que así es.

James: ¡¡NOOOVAAAAAAA!!

Maxwell: Mira que bonit- ¡¡<BEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEP>!!

Un gran torrente de fuego cae sobre el Almirante Garabateador, tan potente que llega a fundir el suelo bajo él, dejando un pequeño cráter. Pasados unos segundos, James lo desactiva para comprobar si ha hecho efecto, viendo a Maxwell levantarse del suelo para saltar hacia él con todo su cuerpo echando humo.

Maxwell: ¡¡CAFRE CÍCLOPE VERDE!!

James: ¡¡NOVAAAAAAAA!!

De nuevo, Maxwell es impactado con el mismo ataque, cayendo en el mismo sitio que la vez anterior.

El resplandor del fuego, junto con la oscuridad de la noche, permiten a todo el mundo ver que algo está ocurriendo allí, aunque solo unos pocos son capaces de deducir lo que es.

Evangeline: ¡James...!

James: ¡¡NOVA!!

Maxwell: ¡BASTA!

James: ¡¡NOVA!!

Maxwell: ¡YA VALE!

James: ¡¡¡NOVA!!!

Maxwell: ¡¡ARDEEEEEEEE!!

Lejos de allí, en el Den Den Maru, uno de los hombres de Katatsu vigila la cubierta armado con un rifle, cuando de repente oye unos golpes en el borde del barco.

Guardia: ¿Hmm?

El pirata se acerca a ver qué sucede, pero cuando asoma la cabeza fuera del barco, lo único que encuentra es un martillo contra su cara, dejándole K.O. Luego su cuerpo es arrastrado del todo fuera del barco.

Coronel: Buen golpe.

Capataz: Gracias.

Los dos dummies suben a bordo del submarino armados con pistolas, comprobando que no hay nadie más con ellos.

Capataz: ¿Reconoces este barco?

Coronel: No, no parece de la flota del jefe.

Capataz: Tampoco reconozco su bandera con el caracol.

Coronel: Ni yo. Puede que sean parte de Todos somos Esclavos y estén preparados para tendernos una emboscada cuando sea necesario.

Capataz: Para habernos atacado abiertamente, estos anti-esclavistas son bastante listos.

Coronel: Comprobaremos su interior y lo secuestraremos con la ayuda de los demás. Luego usaremos su propio navío contra ellos.

Capataz: Un buen plan.

Coronel: En efecto.

Dicho esto, los dummies abren la puerta del submarino, encontrándose con una habitación circular vacía, con una escalera de mano que lleva a los niveles inferiores.

Capítulo 20: Condiciones

Ozzy Rich: ¡Muuuy bien, cargad las joyas al Shameless, hemos acabado aquí!

Los Piratas Free Lifestyle cargan carretillas llenas de dinero y joyas conseguidas en su saqueo a su barco, con el puerto lleno de ciudadanos valientes, pero noqueados.

Ozzy: ¡Buen trabajo! ¡Ahora vamos a ayudar al almirante!

Esta situación no solo está teniendo lugar con ellos, varias tripulaciones están empezando a zarpar a Kettei para ayudar a los aliados que ya están allí. Sin embargo, esto permite que los ciudadanos que se han librado de ser atacados contacten rápidamente con el cuartel general de la Marine, desde donde ya se están movilizando las tropas más cercanas a Eiyuu para ir a tomar el control.

Dredd: Piratas Free Lifestyle, Barracuda, Gigante Bicéfalo... No hay duda, son ellos.

Ácrono: No se preocupe, vicealmirante, con nuestros recursos, detenerles será cuestión de minutos.

Mientras tanto, en Kettei...

Donde antes se encontraba Maxwell imponente, ahora hay un profundo pozo formado por roca al rojo vivo, siendo observado por James con su Star Blaster echando humo por el cañón. La voz del Almirante Garabateador resuena desde dentro del pozo.

Maxwell: ¡¿Has acabado?!

James: ¡...!

El Cazador apunta de nuevo mientras la mano de Yugamio sale del pozo.

Maxwell: ¡Porque voy a salir, y juro por el alma de mi madre *jadeo* que si vuelves a disparar.... *jadeo*!

El joven pirata consigue salir arrastrándose del pozo.

Maxwell: ¡Me voy a cabrear muchísimo!

James: Nova.

Maxwell: ¡¡LA MADRE QUE TE TRAJO!!

Mientras la calle vuelve a volar por los aires, Jean sigue evitando los ataques de Darius volando por toda la ciudad, pero su forma sulong permite al Conde Boca Abajo seguirle el ritmo perfectamente. Aun así, el mink ya empieza a sentirse mal, estando cerca de su límite, por lo que decide darse prisa y lanzar otra descarga eléctrica desde sus alas con efectos devastadores a su alrededor, con rayos llegando a partir edificios por donde pasan.

Jean: ¡¡...!!

Uno de esos rayos hubiese alcanzado a Jean de lleno si su haki no le hubiese advertido para hacerse a un lado, pero eso le hace reducir su velocidad lo suficiente como para que Darius le alcance, agarrándole por el cuello.

Darius: ¡¡RRRRAAAAAARGH!!

Jean intenta liberarse quitando la mano del mink con las suyas, pero las chispas que comienza a emitir le hacen ver que no tiene tiempo para eso.

Jean: ¡Ara Turbine!

Batiendo sus alas hacia Darius, Jean consigue generar una corriente de aire lo bastante fuerte como para mandarle volando hacia atrás.

Darius: ¡¡NO!!

Jean: ¡Silber-Schwartz Harpyie!

A la desesperada, Darius carga de nuevo contra Pluma Azul-Dorada lanzándose hacia él como un misil eléctrico, sabiendo que no podrá seguir manteniendo su forma sulong después de eso.

Darius: ¡¡Comet Bat!!

Jean: ¡Ara Syle - Regen von Messern!

Y aunque esta vez no se deja ralentizar por el viento, este nuevo batido de alas de Jean viene acompañado por una ráfaga de plumas endurecidas con haki, varias de las cuales se clavan en el cuerpo del conde.

Darius: ¡Agh!

Dándole al vocero una ocasión para rematar.

Jean: ¡Ara Sabel!

Usando una larga pluma como si fuera una espada, Jean pasa junto a Darius dándole un poderoso tajo, haciéndole escupir sangre para luego caer al suelo, deshaciendo su forma sulong durante la caída.

Mientras tanto...

James: (¡Sin munición!)

Viendo que ya se ha quedado sin oportunidades para seguir disparando su Nova, James decide bajar del campanario y pensar otra estrategia. Pero el hecho de que Maxwell no haya sufrido heridas muy importantes le hace dudar acerca de qué otros recursos puede tener para hacerle frente en solitario. Además, Jane y Taylor están cerca, tiene que llevarlos a un lugar seguro.

Al bajar del campanario, James corre a esconderse en una casa cercana para comprobar el estado de Maxwell desde allí, asomándose por una ventana, viendo el cráter dejado por sus ataques. Aun así, no detecta la presencia de nadie en su interior, lo que le pone alerta. Justo después, la pared tras la que estaba escondido es arrancada del resto del edificio por una de las manos rojas de Yugamio, aún jadeando y echando humo por lo que ha tenido que pasar por su culpa.

James: ¡¡...!!

Maxwell: ¿Sabes? No tengo claro que "Nova" sea una buena última palabra.

Acto seguido, el almirante se prepara para aplastar al Cazador con sus manos cuando de repente éste le apunta con su Star Blaster.

Maxwell: ¡Ah!

No sabiendo que el arma carece de munición, Maxwell se hace a un lado, no sin antes rodear a James con uno de sus brazos rojos para mandarlo a volar de un golpe en la espalda.

James: ¡Aaagh!

Afortunadamente, el tirador es interceptado en el aire con los lazos de Taylor y devuelto al suelo con él y su hermana, ambos con sentido aunque algo aturdidos.

James: ¡Gracias, Taylor!

Taylor: ¡Dámelas luego, el Almirante Garabateador sigue ahí!

Maxwell: ¡Yugamio...!

Maxwell une los cuatro brazos de su espalda para moldear una enorme cabeza roja con la boca abierta, empezando a cargar un láser para disparar.

James: ¡No me queda munición...!

Jane: ¿Entonces... Salimos por piernas?

Taylor: ¡Me parece bien!

Maxwell: ¡Impact!

El rayo de energía es disparado contra los tres huidizos piratas cuando...

???: ¡Ara Style - Geflugelter Schild!

Algo robusto cae entre el rayo y los tres piratas, bloqueando el disparo de forma que éste de dispersa por los alrededores, pero no hiere a los miembros del Ave Azul. Disipado el ataque, Jean se descubre de sus alas recubiertas con haki, mirando a Maxwell con determinación.

James: ¡Jean!

Jean: ¡Rápido, marchaos!

Maxwell: ¡Capitán Jean! ¿Debo suponer que te has deshecho del capitán Darius? ¡Espero por vuestro bien que siga vivo!

Jean: ¡Ya has traído suficiente destrucción a este archipiélago!

Jean se coloca en posición de guardia.

Jean: ¡Último aviso, detén el ataque!

Maxwell: Entregadme al bufón y lo consideraré.

Jean: ¡No pienso hacer eso!

Maxwell: ¡Pues yo no pienso detener el ataque! ¡Cowball boko!

Jean: ¡Ara Rammklotz!

Mientras tanto, en el Den Den Maru, Marea siente algo extraño mientras mira la batalla con Katatsu, levantándose para salir de la habitación. Katatsu al principio se extraña por ello, pero decide dejar que su sobrina haga lo que quiera.

Capítulo 21: Piernas frágiles

En el interior del Den Den Maru, un subordinado de Katatsu patrulla los pasillos del submarino hasta que dobla una esquina.

¡CLONK!

El pirata es noqueado por la culata de la pistola de Coronel, quien procede a robarle el rifle que llevaba. Mientras tanto, Capataz está contactando con el Smiley Gunner.

Capataz: *susurrando* Cara Feliz, aquí Cara Triste, hemos descubierto un buque enemigo a la espera de atacarnos, vamos a hacernos con el control y usarlo para hundir a Todos somos Esclavos.

Dummy: Recibido, Cara Triste, estaremos en contacto.

Gacha

Los dos dummies siguen por el pasillo del que venía el guardia hasta que una puerta se abre hacia ellos, saliendo por ella Adonis. Afortunadamente, los dummies quedan escondidos tras la puerta y él se va en dirección opuesta, por lo que son capaces de entrar sin ser vistos.

Capataz: ¿A ver que hay aquí? ¡Oh!

La sala a la que han entrado es la misma donde Big Bird está encerrado, sorprendiéndose al ver a los dummies.

Big Bird: ¡...!

Capataz: ¡Eh, Coronel, mira, es otro pájaro como el de antes!

Coronel: Es el mismo pájaro, tiene los mismos rasgos.

Capataz: ¿En serio? Para mí todas las razas de pájaros son iguales entre sí.

Coronel: Mírale la cicatriz en el pico.

Capataz: Ah, sí, cierto.

Big Bird: ¡Vosotros sois de los Piratas Freak! ¿Tenéis algo que ver con esto? ¡Aaahh!

Capataz: ¡Habla y todo!

Coronel apunta al ave con su rifle.

Coronel: ¡¿Vamos a ver, qué está pasando aquí?! ¡Nosotros nos hemos infiltrado para tomar este submarino! ¿y tú?

Big Bird: ¡Me han secuestrado! ¡Me han secuestrado! ¡Un hombre llamado Katatsu! ¡Quiere que Todos somos Esclavos y los Piratas Freak nos matemos entre nosotros! ¡Yo tenía que enviaros un mensaje para evitar la guerra, pero me secuestraron antes! ¡Antes! ¡Aaahh!

Coronel: ¿Katatsu?

Capataz: No me lo creo.

Big Bird: ¡El pájaro que me vigila volverá del lavabo en cualquier momento! ¡Sacadme de aquí y mi capitán os dejará quedaros con el submarino si queréis! ¡Si queréis!

Coronel: ¿Qué puede hacer un pájaro para ayudarnos?

Big Bird: ¡Sé pelear! ¡Haki! ¡Aaahh!

Big Bird lo demuestra imbuyendo una pluma en haki, impresionando a los dummies.

Coronel: Santo cielo...

Capataz: ¡Bueno, ya es más de lo que podemos hacer nosotros!

Capataz saca un destornillador con el que procede a desmontar la puerta de la jaula, dejando salir a Big Bird. Nada más ser liberada, el ave da un salto a la mesa donde se encontraba su portaláminas.

Coronel: ¿Qué es eso?

Big Bird: ¡Portaláminas! ¡Portaláminas! ¡Ahora salgamos de aquí!

Pero nada más darse la vuelta hacia la entrada, los tres piratas se encuentran cara a cara con Marea, de pie en la puerta mirándoles con una sonrisa malévola.

Marea: Sabía que teníamos intrusos.

Capataz: ¡Nos han descubierto!

Coronel: ¡Zafarrancho de combate!

Los dos dummies apuntan a Marea con sus armas y se apresuran a disparar.

Mientras tanto...

Katatsu: ¡Hace nada he interceptado una comunicación por den den mushi en este mismo submarino, encontrad a los intrusos!

Los hombres de Katatsu se han empezado a movilizar por todo el submarino, pasando junto a un cuarto de baño del que sale Adonis tras tirar de la cadena.

Adonis: ¿Huh? ¡Eh, qué es este jaleo!

Subordinado: ¡Tenemos intrusos, señor!

Adonis: ¿Intrusos...? ¡El paisano!

Preocupado por que Big Bird pueda escapar, Adonis alza el vuelo hacia su celda, donde acaba de tener lugar un estruendo que deja a Big Bird horrorizado, viendo a Capataz y Coronel siendo destruidos por Marea para luego transformarse de nuevo en dibujos hechos en papel. Marea oculta las púas que ha usado para vencerles en el interior de sus brazos y luego centra su mirada en Big Bird.

Big Bird: ¡¡...!!

Marea: Tú tienes una importancia especial para Adonis, así que no seré tan brusca contigo.

Aun así, la mujer se abalanza sobre la cacatúa.

Marea: ¡Vuelve a tu jaula!

Sin embargo, Big Bird reacciona rápido y se desliza por debajo de ella, recogiendo los dibujos de Capataz y Coronel con el pico para luego volar hacia el pasillo, saliendo justo cuando Adonis aparece por la otra punta junto con varios piratas rasos.

Adonis: ¡Ahí está! ¡Marea, atrápalo!

Big Bird vuelva como un poseso buscando cualquier escalera hacia arriba. Mientras Adonis va tras él, Marea simplemente saca su den den mushi para contactar con la sala de mandos.

Marea: ¡Aquí Marea, procedan con la inmersión!

Timonel: ¡Sí, señora! ¡Inmersión!

Mientras el submarino comienza a moverse para ocultarse de nuevo bajo el agua, Katatsu observa por las cámaras de seguridad como Big Bird está a punto de llegar a la escalerilla que da a la cubierta.

Katatsu: ¡No, no os sumerjáis! ¡¿Es que queréis hundirnos?!

El anciano intenta levantarse de su asiento pero sin la ayuda de Marea, sus delicadas piernas no se lo permiten, hasta que estas comienzan a tambalearse literalmente, como si estuviesen hechas de gelatina, hasta colocarse firmes sobre el suelo. Katatsu se levanta de su sillón con la dificultad que tendría cualquier persona en forma, para luego echar a correr a una velocidad sorprendente. Cada vez que dobla una esquina, parece que el cuerpo de Katatsu se dobla como si fuese de goma, tomando un atajo hacia la escalerilla.

Big Bird: ¡Unas escaleras! ¡Aaahh!

La cacatúa cerúlea acelera el vuelo hacia las escaleras cuando ve salir a Katatsu por la otra punta del pasillo, con una apariencia mucho más corpulenta y los ojos más separados.

Big Bird: ¡¡Katatsu!!

Katatsu: ¡Pájaro!

Big Bird: ¡A la porra!

El ave recubre todo su cuerpo en busoshoku haki y se lanza como una bala contra la escotilla que hay sobre la escalerilla, llevándosela por delante para luego salir por el ojo de buey de la puerta, alcanzando la libertad.

Katatsu: ¡Maldición!

Dada la huida de Big Bird, Katatsu contacta con su sala de mandos.

Katatsu: ¡Detened la inmersión, maldita sea!

Luego procedió a bajar de nuevo, encontrándose con Marea y un Adonis algo cabizbajo. Con ellos están los guardias que Capataz y Coronel dejaron a su paso, aún inconscientes.

Marea: ¿Qué hacemos con estos?

Katatsu: Que no despierten.

Marea: Sí, señor.

Dicho esto, Katatsu vuelve a su sala de las pantallas, mientras la sombra de Marea proyectada en la pared transforma su mano en una bola de pinchos con la que empieza a martillear las cabezas de los guardias inconscientes.

Adonis: Iugh...

Katatsu: Aquí Katatsu, será mejor que os empecéis a acercar al archipiélago ya...

La llamada es respondida por tres siluetas, cada una desde un barco distinto.

Hombre: ¿Os han descubierto?

Katatsu: Lo harán en breve.

Mujer: ¿Pero la batalla va bien?

Katatsu: Sí, la última vez que miré iba a buen ritmo. Esperemos que no sea demasiado pronto.

Capítulo 22: El estrés de Fleur

Hollow: ¡Black Knight Thrust!

Willy: ¡Tekkai!

La espada de Hollow impacta contra el pecho de Willy como si lo hiciera sobre una superficie de titanio.

Willy: ¡Fugu!

Y luego, la armadura viviente recibe el golpe de vuelta, retrocediendo un par de pasos tambaleándose.

Willy: ¡Karate Gyojin! ¡Gosenmaigawara Seiken!

El Coloso de Mar da un fuerte puñetazo al torso de la armadura que la manda a volar muchos más metros que el anterior ataque, chocando contra un montículo de rocas.

Hollow: ¡Tsk...!

Pero aparte del aturdimiento por el impacto, Hollow sigue sin sentir el más mínimo dolor, por lo que acaba levantándose de nuevo para volver a la carga, pasando junto a Fleur y Farrell sin fijarse demasiado en ellas.

Farrell: ¡Jajajajaja!

Fleur esquiva los tajos de la jefe de mazmorra para tratar de contraatacar con sus patadas, pero cada vez que lo hace, ella las bloquea de un cabezazo potenciado con haki. El busoshoku haki de ambas capitanes es tan poderoso que llega a generar chispas con cada impacto.

Farrell: ¡Bonitas piernas!

Fleur: ¿Huh?

Fleur reacciona confusa ante el halago de su adversaria, pero luego abre sus ojos como platos al ver que está moviendo una de sus espadas hacia ella, queriendo cortarla mientras la tiene extendida.

Fleur: ¡¿Eeeeh?!

Pierna Llameante se apresura a dar un salto mortal hacia atrás para salvarse, pero Farrell rápidamente la persigue.

Farrell: ¿Huyes, capitana? ¡Comprendo que te sientas abrumada por el poder de mi cráneo!

Fleur: ¡¿Huir?! ¡Perra, el grosor de tu cráneo me da igual!

Enfurecida, Fleur corre hacia Farrell mientras ella da un salto para caer de cabeza sobre ella. Mientras corre, Fleur prende fuego a uno de sus pies para luego subir la rodilla hacia ella como si quisiera detenerla con un rodillazo.

Fleur: ¡Lampad...!

Pero justo cuando la frente de Farrell va a chocar con la rodilla, Fleur estira el resto de la pierna para darle en la cara con su llameante pie, mandándola a volar como una pelota de fútbol, decenas de metros hacia el cielo, viendo cómo cae al agua más allá de la playa.

Fleur: ¡...Stem!

Pirata: ¡¡Capitana Farrell!!

Pirata: ¡Hay que ir a salvarla!

Varios piratas enemigos alrededor de Fleur se retiran para sacar a Farrell del agua, mientras ella ríe con una pose triunfante.

Fleur: ¡Jajajajaja, eso, huid, y si puede ser no volvai...! oh...

La dirección a la que Fleur mira es la misma por la que se están acercando los barcos de Bonnet, Berta, Karpov, Aaron y los Piratas del Gigante Bicéfalo, con varios más en el horizonte.

Fleur: Venga ya, si acabo de... agh. ¡Se acercan refuerzos enemigos!

Bert: ¡Pues yo ahora mismo estoy un poquito ocupado! ¡Boar Smash!

Rick: ¡Punk Obsidian: Wreck!

El hombre-jabalí choca su puño-pezuña con el puño del Gólem de Jaya, provocando una onda expansiva con el impacto. Acto seguido, Rick ataca con su death eye, pero el carpintero de los Piratas del Ave Azul se protege fácilmente con su stuffed boar.

Mientras tanto, Mia está esquivando los ataques de Roco con bastante facilidad.

Roco: ¡Ese Zui Quan es realmente molesto...!

Mia: Jejejeje, y tus ataques empiezan a ser aburridos. ¡Venga, enséñame algo que me sorprenda!

Roco: Como quieras. ¡Warm Up!

De repente, Roco se vuelve muchísimo más corpulento, de forma que consigue que la Bebedora se eche atrás del susto.

Mia: ¡¡HALAAA!! ¿Usas ese truco también para ligar? ¡porque menudos músculos!

Roco: ¡V-2 Rocket!

Mia: ¡...!

El brazos largos carga contra Mia y hunde su puño en su cara, dándole un milisegundo para pensar...

Mia: (Huh...)

... antes de salir disparada hacia atrás hasta que vuelve a fijar los pies en el suelo, inclinando la mitad superior de su cuerpo hacia atrás mientras Roco avanza hacia ella para atacar de nuevo.

Roco: ¡Gigaimpact!

Mia: ¡Estilo de la Cadera Vencida!

Los dos luchadores se golpean la cara entre sí con todas sus fuerzas, retrocediendo ambos por su respectiva fuerza.

En general la situación ya está bastante tensa para las fuerzas de Todos somos Esclavos, con la mayoría teniendo que hacer frente a Cosmo mientras Tepes y Ana le cubren de los ataques de Katrina y Jin. Skorup lleva un rato tratando de alcanzar a Evangeline con sus armas mientras ella salta con su Jet Board para disparar a sus enemigos desde el aire, e Isabel ha tenido que retirarse para evitar los cañonazos de Dan, volando tras ella en su forma Armor Mark III mientras corta las balas de cañón que se le acercan más. A su vez, Samir sigue luchando con Amar y ninguno da señales de estar cerca de rendirse.

Fleur: ¡Necesitamos refuerzos! ¡Esto con Mondhuter e Ink sería mucho más fácil! ¡¿Dónde está Jean?!

Pero desde donde está, a la capitana de los Piratas del Zafiro le es imposible verle, fijándose más en Cosmo haciendo frente a varios de sus contramaestres con la ayuda de Tepes y Ana.

Fleur: ¡Se acabó, ese gigante o lo que sea ya nos ha tocado suficiente las narices!

Pero cuando se dispone a ir a ayudar a sus aliados contra Starman cuando un estallido tiene lugar en el agua no muy lejos de ella.

Fleur: ¡¿Y ahora qué?!

Marcel y Bellatrix han salido disparados de ella para caer en el suelo junto a ella, con quemaduras en sus cuerpos.

Fleur: ¡Bellatrix! ¡Marcel! ¡¿Qué os ha pasado?!

Bellatrix: L-lo sentimos... estábamos en desventaja...

Marcel: Al menos le hemos dejado algo tocado también...

Unagi sale caminando del agua, agarrándose un brazo con cara de estar aguantándose una notable cantidad de dolor. Sin embargo, eso no le impide electrificar sus brazos con la intención de hacerle a Fleur lo mismo que les ha hecho a sus dos contramaestres.

Fleur: Lo que faltaba...

Mientras tanto, Fernand, Maximilian e Ink montan guardia en la ciudad subterránea junto con sus respectivos subordinados.

Fernand: Espero que les esté yendo bien a los demás...

Ink: Bah, se las apañarán bien.

En ese momento, una diminuta piedra cae junto a Maximilian, quien la mira con curiosidad para luego mirar hacia arriba, dándole la impresión como si el techo estuviera temblando.

Capítulo 23: Todo

Bulldozer ya está muy cerca de alcanzar la cueva subterránea donde se encuentra la base de Todos somos Esclavos. Mientras tanto, su tripulación sigue defendiendo los alrededores del pozo junto a sus aliados, entre ellos destacando Laura y Mika.

Mika: ¡Shippo Hammer!

La enana se dedica a apoyar a sus aliados derrotando a los guerreros rasos de Todos somos Esclavos mientras que la Cineasta sigue luchando con Angélique, cuyas patadas la han hecho retroceder hasta estar muy cerca del pozo.

Angélique: ¡Charcoal Heel Breaker!

Laura: ¡Kyah!

De nuevo, el kasashield de Laura no sirve para detener el ataque, siendo empujada hacia atrás por la patada de su adversaria. Al ver que tiene el pozo prácticamente al lado, Tacón Escarlata decide abandonar su duelo y saltar hacia él para detener a Bulldozer, pero la Cineasta no está dispuesta a permitirlo.

Laura: ¡Kasabomu!

Al estar en medio del aire, Angélique recibe de lleno el cañonazo, el cual la manda al otro lado del pozo, cayendo al suelo algo adolorida. Mientras se levanta, ve como Laura salta hacia ella con su kasaharu, apuntándola de nuevo con otro paraguas.

Laura: ¡Kushu!

Angélique empieza a moverse en zig-zag para esquivar el bombardeo hasta que consigue reincorporarse como es debido.

Angélique: ¡Ember Heel Defender!

El proyectil estalla nada más colisionar con la pierna reforzada con haki de Angélique, dejándola envuelta en la humareda de la explosión. Cuando intenta disipar el humo, lo primero que ve son unos ojos rojos que resultan pertenecer a un Pacifista a punto de abrir fuego contra ella.

Angélique: ¡Ember Heel Strike!

Afortunadamente, Tacón Escarlata reacciona lo bastante rápido como para darle una patada en la mano, desviando la trayectoria del disparo.

Laura: ¡Nikasa kenpo!

Laura aparece entre el humo junto a Angélique armada con dos paraguas, ambos con filos en los extremos.

Laura: ¡Suzume Uta!

Angélique: ¡...!

Tacón Escarlata rápidamente se gira hacia Laura mientras imbuye su pierna en busoshoku haki, dirigiéndola después hacia su justo cuando las armas de Laura están a un centímetro de su cuello. Las dos contrincantes se detienen en seco al ver su situación.

Angélique: ...

Laura: ...

Angélique: ¿Parlamento...?

Laura: Podría hacerte volar por los aires con un Pacifista ahora mismo.

Angélique: Su ataque te alcanzaría a ti también.

Laura: Tienes razón. ¿De qué quieres parlamentar?

Angélique: ¡Sé que estáis furiosos porque Wind Jester os atacó pero lo hizo bajo chantaje de otra facción, no fuimos nosotros!

Laura: No sé si creérmelo, puede que te lo estés inventando sólo porque el atentado salió mal.

Angélique: ¡Te lo juro, yo confío en el Bufón de los Vientos y nunca haría daño a un aliado en potencia, nos dijo que un enemigo vuestro quiso utilizarle para capturaros a tod- CUIDADO!

Laura: ¡AH!

Las dos primeras oficiales se agachan mientras Maxwell y Jean pasan volando sobre ellas, golpeándose mientras tanto en el aire. Concrétamente, están usando sus brazos para darse puñetazos en la cara mientras las alas de Jean le protegen de los brazos rojos que salen de la espalda de Yugamio.

Jean: ¡Ara Style - Luftsabel!

Jean intenta atacar a Maxwell con sus garras pero éste le agarra el brazo antes, empezando a golpearle en la cara con su propia mano.

Maxwell: ¿Por qué te pegas? ¿Por qué te pegas? ¿Por qué te pegas?

Jean: ¡Aaaagh!

Pluma Azul-Dorada desciende hacia el suelo y empieza a arrastrar a Maxwell por él a toda velocidad hasta que los brazos de su espalda se clavan en él para detenerse. Acto seguido, uno de ellos intenta golpear a Jean pero él simplemente lo corta con sus alas junto con los otros tres. Luego alza el vuelo para después caer en picado sobre él.

Jean: ¡Ara Style - Geflugelter Applaus!

Maxwell hace la croqueta hacia un lado para evitar que Jean le aplaste como su fuera una prensa hidráulica, levantándose después para contraatacar.

Maxwell: ¡Batch Fly Hook!

Jean encaja el golpe, pero aun así sale volando hacia el cielo, con Maxwell propulsándose tras él mientras regenera los brazos de su espalda.

Jean: ¡¿Quieres más?!

Maxwell: ¡Puestos a querer, quiero todo! ¡Paintbeast!

Yugamio es envuelto en sus cuatro brazos rojos para adoptar su forma Paintbeast.

Jean: ¡Ara Sabel!

Maxwell: ¡Beast Paintoken!

Jean prepara una pluma como si de una espada se tratase mientras Maxwell prepara su próximo golpe también.

Jean: ¡Ara Stahlwerk!

Maxwell: ¡Akahakai Kong!

Los dos ataques colisionan en una potente explosión, cuya onda expansiva hace que muchos los piratas rasos alcanzados alcanzados por ella caigan al suelo inconscientes y con espuma en la boca. Luego, de entre la humareda, caen Maxwell y Jean tratando de hacer que su ataque supere el del otro.

Laura: ¡Maxwell!

Angélique: ¡Jean!

Los dos capitanes caen directos al pozo, en dirección a Bulldozer.

Bulldozer: ¿Huh? ¡¿Eeeeeeeeeh?!

Con el impacto de los capitanes sobre Bulldozer, la perforadora es empujada hacia abajo hasta llegar a la cueva subterránea, cayendo los tres a la ciudad como una bala de cañón, seguida por un fuerte estruendo y una polvareda que alerta a los piratas que hacen guardia allí.

Ink: ¡Qué susto!

Fernand: ¡Están aquí!

Maximilian: ¡Tsk...!

Capítulo 24: El verdadero asalto

Katatsu: ¡Lo han conseguido! ¡¡Todo el mundo, movilizaos!!

Gremio de Peligros Públicos: ¡Sí, señor!

En la isla, los Piratas del Gigante Bicéfalo desembarcan seguidos por los jefes de mazmorra para unirse a la batalla. Prácticamente al mismo tiempo que ellos desembarcan también los Piratas Free Lifestyle.

Sonya: ¡Refuerzos enemigos!

Fleur: ¡Se acabó, necesitamos a Mondhuter ya!

Fleur dice eso mientras esquiva los manotazos eléctricos de Unagi. El veneno de Marcel hace que el gyojin no pueda moverse en condiciones, cosa que ella agradece.

Kabo: ¡Unagi!

Fleur: ¿?

De repente, Kabo Chang trata de embestir a Fleur con el hombro, obligándola a retroceder. Esto permite a Kabo dar un botiquín a Unagi con el que vendarse el brazo y paliar los efectos del veneno.

Mika: ¡¡El pozo ha sido abiertoooo!!

Fleur: ¿Huh?

Mika pasa corriendo como un cohete junto a Fleur gritando a los cuatro vientos para que todos la oigan.

Mika: ¡¡La perforadora ha alcanzado la base subterránea!!

Cosmo: ¡¿...?!

Ana: ¡Lo han conseguido!

Hollow: ¡No...!

En vista de la situación, Cosmo mira a los contramaestres con los que estaba peleando hasta hace un segundo...

Contramaestres: ...

...para luego darse media vuelta de camino al pozo.

Contramaestres: ¡¡Vuelve aquí ahora mismo, desconsiderado!!

Cosmo: ¡He cumplido mi misión de reteneros durante la excavación, ahora tengo otros asuntos que atender!

A su vez, Tepes se sube a una plataforma de nube de Ana para irse volando con ella mientras los contramaestres les persiguen. Además de ellos, Katrina también va tras Cosmo.

Katrina: (¡Si este llega a la ciudad...!)

Ozzy: ¡¡No dejaré que os interpongáis en nuestro camino a la-!!

Katrina: ¡¡KYAAAAAAAAH, UN PERVERTIDOO!!

Contramaestres: ¡¡AAAAAAAAAAAAH!!

El Pirata Exhibicionista acaba de aparecer de repente delante del grupo, solo para ser mandado a volar por los mismos un milisegundo después.

Kin: ¡¿Qué clase de individuos hay en esa tripulación?!

Devon: ¡No lo sé, pero allí delante hay más!

Bonnet, Aaron, Gerlofs, Karpov y Berta ya han desembarcado también y se disponen a enfrentarse a los contramaestres mientras que Fleur sigue en guardia ante Kabo y Unagi.

Unagi: ¡Tienes suerte de que ya no seas el centro de mi atención!

El coche de Twilight aparca detrás de ellos para que se suban, arrancando de nuevo hacia el pozo.

Fleur: ¡No pienso dejar que pongáis un pie en nuestra base!

Fleur intenta atacar al vehículo mientras aún está cerca, pero su ataque es interrumpido por una ventisca causada por Gunter y sus diales de frío. Deathcalibur, Brody, las Hermanas Clayton y Stiff están con él.

Deathcalibur: Y nosotros no dejaremos que les pongas un pie encima.

Mientras tanto, en la ciudad subterránea, las fuerzas de Maximilian, Ink, Fernand y el resto de los Piratas del Zafiro se acercan a la zona de impacto, un cráter en medio del puerto con una gran esfera roja, con pinchos a su alrededor. Los piratas apuntan con sus armas, atentos a lo que sea que pueda salir de su interior.

Lead: ¡Mantened la posición!

De repente, a la esfera le sale un bulto que luego vuelve a bajar. Luego otro, luego otro, hasta que ya es difícil distinguir los pinchos de los bultos alrededor de la esfera. Finalmente, Jean sale disparado de su interior, cayendo en los brazos de Ink después de que ella se colocara en el punto correcto. Pluma Azul-Dorada ha vuelto a su forma humana.

Ink: Bueno, no nos tengas en ascuas ¿cómo te fue allá arriba?

Jean: ¡DISPARAD!

Los tiradores de Todos somos Esclavos abren fuego a bocajarro contra la esfera, la cual empieza a abrirse hasta convertirse de nuevo en Paintbeast, cubriendo a Bulldozer y la perforadora en sus brazos mientras abre su boca todo lo que puede.

Maxwell: ¡Paintbeast Impact!

Maxwell dispara mientras gira la cabeza de forma que el disparo abarca un área de 120º, obligando a todos a agacharse mientras ven como varias casas son dañadas por el ataque.

Fernand: ¿Q-Qué es esa cosa?

Jean: ¡Es Maxwell!

Ink: Oooof... Buen power up.

Maximilian: ¡No podemos quedarnos aquí parados, esa bestia destruirá la ciudad!

En ese momento, una espiral blanca baja por el pozo hacia el suelo junto a Maxwell, bajando por él Unagi, Kabo y varios compañeros más de Maxwell.

Maxwell: ¡COMIENZA EL VERDADERO ASALTO, DAMAS Y CABALLEROS!

Piratas: ¡Raaaaaaaaah!

Ink: Bueno. Voy a ir dejándote aquí.

Jean: ¿Eh?

Ink deja a Jean en el suelo y empieza a caminar hacia Maxwell y sus piratas crugiendo sus nudillos. Mientras camina, los miembros de la Tríada de Sangre Zachary, Ramkar y Evolette se unen a ella, algo tensos por la situación.

Maxwell: ¡Oh, ahí estás, Bufón! ¡Creo que me debes una explicación!

Fernand: ¡...!

Ink: Puede explicarte todo lo que quiera fuera, largaos o me encargaré personalmente de echaros a patadas.

Maxwell: ¡Oh, tú eres otra de los mandamases del consejo!

Ink: ¡Soy el protocolo delta, payaso!

Capítulo 25: Protocolo Delta

Todos somos Esclavos da mucha importancia a la seguridad de su base. Aun siendo una fortaleza natural, tienen una serie de protocolos de defensa para casos de invasión. Cuando el enemigo consigue entrar, el protocolo delta es empleado como un primer intento de echarlo, y a cargo de dirigir ese protocolo se encuentra Ink.

Paintbeast se prepara para enfrentarse a Ink y su grupo pero Bulldozer se le adelanta, cargando contra ella mientras activa los taladros de sus manos.

Bulldozer: ¡Como si sois cuatro o cuatrocientos, os haré volar a todos por los air- Woah!

Pero antes de acabar la frase, Ink ya ha agarrado el torso del pirata con las dos manos y lo ha lanzado por los aires, pasando por encima de un sorprendido Maxwell.

Maxwell: Huh...

Ink: ¡Body Paint!

Acto seguido, Ink se lanza contra Paintbeast y le revienta la cabeza de un puñetazo, viendo como la pintura roja que la formaba se desparrama por el suelo mientras el resto del cuerpo retrocede mientras se toca el cuello con las manos.

Ink: ¿Ein?

Maximilian: ¿Logia?

Jean: ¡No, Maxwell es paramecia! ¡Es un truco!

Usando su kenbunshoku haki, tanto Jean como Fernand pueden ver el aura de Maxwell dentro del torso de Paintbeast.

Fernand: ¡El torso, dadle en el torso!

Zachary: ¡Bonecrack!

El integrante de la Tríada de Sangre se lanza al ataque, pero el almirante detiene su puño fácilmente con la mano, para luego estamparle contra el suelo como si fuera un saco.

Zachary: ¡Ugh!

Ink: Algo me dice... que tomas luchadores como Zachary para desayunar.

Maxwell reforma la cabeza de Paintbeast para volver a la carga justo cuando Kabo y Unagi se unen a él bajando por el tobogán de nubes. Después de ellos aparece Cosmo, volando sobre un planetoide y en su forma humana para poder bajar por el pozo.

Kabo: ¡Perdón por la tardanza!

Unagi: ¡Esta gente no es moco de pavo!

Maxwell: Lo sé, por eso quiero ir directo a por el jefe.

Ink: ¿Cuál de ellos?

Maxwell: ¿Eh?

Ink: Somos seis jefes en Todos somos Esclavos.

Maxwell: ¡Ah, ya, bueno, yo hablo del jefe jefazo, el vocero! ¡Jean, vamos!

Jean: ...

Maxwell: ¡Ese o el Bufón!

Fernand: ¡¡...!!

Ink: Qué caprichoso... ¡No les tocarás un pelo mientras yo siga en pie!

Ink intenta atacar de nuevo a Maxwell pero su golpe es bloqueado por Kabo, quien a pesar de poder encajarlo bien es empujado varios metros hacia atrás.

Ink: ¡Body Paint!

Maxwell contorsiona el cuerpo de Paintbeast para esquivar el puñetazo de Ink, dejando después a Unagi agarrándola del brazo con la mano.

Unagi: ¡Denkisu Bun!

Una ráfaga de voltios recorre todo el cuerpo de Ink, con su pelo pasando de rizado a completamente afro. Aunque aún puede mantenerse en pie, la descarga la ha dejado lo bastante aturdida como para recibir un puñetazo de Unagi que la manda a volar hasta que es interceptada por Ramkar.

Ink: Je...*jadeo* n-no está mal *jadeo* pero las he visto mejores...

Mientras tanto, Maxwell ya ha pasado de largo del grupo de Ink, dejando a Unagi y Kabo haciéndoles frente. Paintbeast se va acercando a Fernand y Maximilian, quienes mantienen a Jean detrás de ellos.

Jean: (¡Qué mal, me ha dejado cerca de sobrepasar mi límite!)

Maxwell: (Ese francotirador quemó mi cuaderno antes, hasta que no consiga otro esto es todo lo que tengo contra ellos...)

Maximilian: ¡¿Sigue el Garabateador dentro del torso?!

Jean: ¡Sí!

Maximilian: ¡Entonces esto acabará en nada!

El Hombre Montaña carga contra Paintbeast con la intención de atravesar su torso y alcanzar el cuerpo real de Maxwell, para luego encogerle con su habilidad hasta que ya no sea una amenaza.

Maxwell: ¡¡...!! (¡Ahí viene!)


Antes. De camino a atacar Kettei.

Dan: Puede que nos enfrentemos a Todos somos Esclavos al completo. No puedo contaros gran cosa sobre ellos pero por nada del mundo dejéis que Mondhuter Maximilian os toque.

Maxwell: Ya pensaremos algo para él.


Maximilian: ¡Entrance-!

Cosmo: ¡Wormhole!

De repente, un portal se abre entre Maximilian y Maxwell, lo bastante cerca del primero como para que no pueda detenerse a tiempo, entrando a su interior y saliendo más adelante en el puerto, unos metros detrás del tobogán de nubes.

Maximilian: ¿Qué...?

Ana: ¡Kura kura zukin!

De repente, Maximilian es envuelto en una gran nube de color lavanda, quedando únicamente su cabeza al descubierto.

Maximilian: ¡¿Qué es esto?! ¡Ñgh! ¡N-no puedo moverme!

Maxwell: ¡Lo siento, capitán Maximilian, pero eres demasiado peligroso para tener libertad de movimiento!

Ana: La nubes pantano te retendrá, he dejado tu cabeza expuesta para que puedas respirar, aunque podrías hundirte si te resistes demasiado.

Maximilian: ¡Maldita sea!

Kunstuff: ¡Señor!

Celaine: ¡Hay que sacarle de ahí!

Los Piratas de la Luna de Sangre Azul, viendo a su capitán en apuros, deciden ignorar a los piratas rasos que van bajando por el tobogán para ir a socorrerle.

Maxwell: Vale, el más peligroso de Todos somos Esclavos ha sido retenido, la forzuda está con Kabo y Unagi y los demás están arriba. Solo quedáis vosotros.

Jean y Fernand se colocan en guardia mientras el Almirante Garabateador sigue acercándose.

De vuelta a la superficie, Hollow ha logrado mandar a volar a un exhausto y frustrado Willy de un puñetazo para luego ir directo al pozo para impedir que más piratas entren. Allí, Laura sigue reteniendo a Angélique a punta de paraguas, para evitar que vaya al pozo.

Angélique: ¡Por favor, parad esto, hay familias allí abajo!

Laura: Y no sufrirán daño, Maxwell no es de esos. Él se centrará en vencer solo a vuestros pesos pesados y luego exigir la rendición del resto.

Angélique: ¡Nunca se rendirán!

Laura: Entonces no sé, les echaremos o algo, pero no les mataremos.

Big Bird: ¡Angélique!

Big Bird pasa revoloteando sobre ellas soltando los dibujos de Capataz y Coronel en el suelo.

Laura: ¿Esos son Capataz y Coronel? ¡¿Qué les has hecho?!

Big Bird: ¡Yo nada, nada, aaahh!

Angélique: ¡Big Bird, dónde has estado!

Big Bird: ¡Hay un submarino! ¡Cambiaron mi petición de alto al fuego por una declaración de guerra! ¡Quieren asarme!

Angélique: ¿Quienes?

Pero antes de que Big Bird pueda responder, Hollow aparece frente a ellos alzando su espada sobre Laura, dispuesto a rescatar a su aliada.

Hollow: ¡Beheader!

Pero de repente es alcanzado por una bala de cañón que hace volar la armadura en pedazos.

Angélique: ¡Hollow!

Acto seguido, toda la costa es bombardeada, siendo víctimas tanto Todos somos Esclavos como los Piratas Freak.

James: ¡Agh!

Mika: ¡Nos atacaaaan!

Una de las balas de cañón va directa hacia Fleur, quien acaba de vencer a Deathcalibur y su grupo. Pierna Llameante es capaz de devolver el proyectil de una patada a lo que lo disparó, viendo un pequeño barco hundirse en el mar por ello. Junto a él hay otros muchos barcos más, acercándose a Kettei sin dejar de disparar.

Fleur: ¿Y ahora qué?

Y en medio de esta nueva flota, el Den Den Maru emerge del agua.

Capítulo 26: A puñetazo limpio

Hollow: ¡...!

Después de que su armadura volara en pedazos, Hollow ha optado por volver a su cuerpo en el Jewelry Power, siendo recibido por los Gemelos Blue.

Hollow: ¡¿Pero qué...?!

Ghoul toma la mano de su capitán para llamar su atención y luego señala a la flota de barcos que ha empezado a bombardear la ciudad. Los artilleros del barco intentan hacerles frente pero son incapaces de alcanzarlos a todos.

Hollow: ¡Cielo santo...! ¿Son todos estos barcos de los Piratas Freak también?

En tierra...

Isabel: ¡Esto ya es demasiado! ¡¿Pondríais en peligro a vuestros hombres para hacernos volar en pedazos?!

Dan: ¡Esos barcos no son nuestros, no somos salvajes!

Más adelante en mar abierto, los navíos restantes de la flota de los Freak luchan contra los barcos enemigos, los cuales son más veloces a pesar de ser mucho más pequeños que los suyos. Entre ellos está el Bounty Drago del capitán Komodo.

Komodo: ¡Estos barcos...!

El jefe de mazmorra los reconoce perfectamente, pues dos de ellos acompañaban a Rage Farm cuando éste les asaltó.

Komodo: ¡Avisad a todo el mundo, hacedles saber que luchamos contra el Gremio de Peligros Públicos!

Piratas Komodo: ¡Sí, capitán!

Mientras tanto, otros tres barcos más grandes se abren paso entre la batalla naval para unirse al Den Den Maru en la costa del barco, con sus capitanes viendo como los Piratas Freak y Todos somos Esclavos corren para ponerse a cubierto de los cañonazos.

Katatsu: Allí está. Marea, limpia la zona alrededor del agujero.

Marea: Voy.

Marea deja que su tío salga del submarino a su ritmo, saliendo ella antes para tomar tierra de un salto, alzando los brazos en el aire mientras Laura y Angélique miran expectantes.

Laura y Angélique: ¿?

Marea: ¡Armaroodon!

Los ojos de las dos primeras oficiales se abren como platos mientras un resplandor rojo las ilumina.

De vuelta a la base subterránea, Fernand y Jean tratan de evitar que las cosas vayan a más antes de tener que emplearse al máximo contra Paintbeast.

Fernand: ¡Almirante, sé que lo que hice fue juego sucio y lo siento, pero estaba bajo chantaje, una organización tiene información comprometedora para mí y para los míos y me obligaron a capturarte!

Maxwell: ¡No me lo creo!

Fernand: ¡Es la verdad, es un tipo llamado Katatsu! ¡Te la tiene jurada!

Maxwell: ¡Ni siquiera conozco a ningún Katatsu!

Finalmente, Maxwell se lanza al ataque, empujando a Jean y dando un puñetazo a Fernand, que él se apresura a esquivar gracias a su kenbunshoku haki, usándolo también para confirmar que el cuerpo de Maxwell sigue en el torso de Paintbeast.

Fernand: ¡Lo lamento mucho! ¡Demon Swatter!

Pero justo cuando la mano izquierda de Fernand atraviesa el cuerpo de Paintbeast partiéndolo por la mitad, Maxwell se mueve a la cabeza, habiendo reaccionado a tiempo gracias a su propio haki. Acto seguido agarra al Bufón de los Vientos con sus manos y lo pone boca acabo, saltando para luego estampar su cabeza contra el suelo.

Maxwell: ¡Te aprovechaste de mi confianza!

Luego Maxwell saca a Fernand del suelo para volver a estamparlo en él, esta vez boca arriba.

Maxwell: ¡Trataste de envenenar a mi tripulación!

Y mientras le mantiene tumbado presionando su mano sobre él, Maxwell se prepara para golpearle con todas sus fuerzas con la otra mano.

Maxwell: ¡Y pensaste que te irías de rositas!

Jean: ¡Ara Style - Lufthammer!

Aprovechando la distracción de Maxwell, Jean ha regresado a su forma Silber-Schwartz y le ha atacado en la nuca con una ráfaga de aire comprimido que destruye la cabeza de Paintbeast y deja a un adolorido Maxwell expuesto.

Jean: Ara Style - Wind Hellebarde!

El segundo ataque manda a Maxwell lejos del cuerpo de Paintbeast, el cual se desmorona sobre Fernand dejándole empapado. El Almirante Garabateador, aun siendo aún Yugamio, cae rodando al suelo. Jean va tras él y le agarra el tobillo con las manos, levantándolo del suelo y dando vueltas hasta lanzarlo a la zona cercana al tobogán de nubes.

Jean: ¡Yo también tengo algo que decir!

Maxwell se levanta tambaleándose, poniéndose en guardia para encajar otro puñetazo de Jean.

Maxwell: ¡Ugh!

Maxwell da otro puñetazo a Jean que éste encaja perfectamente, agarrándole luego por los hombros y dándole un fuerte rodillazo en el vientre, provocando que éste se agache tosiendo.

Jean: ¡Todos!

De repente, un misil sale disparado hacia Jean desde el sombrero de Yugamio, empujándole unos metros hasta que el vocero simplemente lo parte en dos de un zarpazo para volver volando hacia Maxwell.

Jean: ¡Somos!

Pero justo antes de chocar de nuevo, los dos capitanes oyen un estruendo procedente de la superficie, seguido de los gritos de los piratas que estaban bajando por el tobogán.

Ana: ¡Oh, cielos...!

Por algún motivo, los piratas que hay deslizándose en el tobogán de nubes están huyendo de lo que parecen ser grandes bolas de pinchos, rodando a gran velocidad tras ellos mientras que otras caen directamente por el agujero, rebotando sobre las nubes y cayendo alrededor de Ink, Kabo, Unagi y sus respectivos grupos.

Capítulo 27: Provecho

La parte costera de la ha quedado llena de misteriosas esferas cubiertas por delgadas agujas. La batalla entre Todos somos Esclavos y los Piratas Freak ha quedado totalmente interrumpida por este ataque perpetrado por Marea, dejando heridos a todos los que estaban en la ciudad. Solo aquellos con habilidades defensivas han podido protegerse mejor, como Dan, Rick, Devon y aquellos con dominio avanzado del busoshoku haki.

Katatsu y su séquito caminan entre los destrozos, dirigiéndose hacia el pozo junto al cual se han amontonado un montón de esas esferas puntiagudas.

Katatsu: Adonis, vuelve al Den Den Maru y asegúrate de que esté a salvo.

Adonis: Sí, jefe.

Adonis se va volando de vuelta al submarino mientras Katatsu se sienta sobre el tobogán con la ayuda de Marea, bajando ambos por él hacia la ciudad subterránea.

Mientras tanto, debajo del montón de esferas, Laura ha conseguido cubrirse con su paraguas a duras penas, teniendo a Angélique y Big Bird con ella.

Angélique: ¡Gra... gracias!

Laura: ¡¿Qué ha sido eso?!

Angélique: Ni idea.

Big Bird: Huele bien.

Laura: ¿?

La cacatúa está olisqueando una de las esferas claveteadas, mostrando sorpresa al creer saber lo que son.

Big Bird: ¿Esto no es...?

Pero antes de acabar la frase, Laura empuja las esferas con su paraguas mientras Angélique hace lo mismo con las manos protegidas con haki. Una vez que el montículo ha sido deshecho, Tacón Escarlata toma a Big Bird.

Angélique: Big Bird, necesito que vayas allí abajo y avises a Jean acerca de la situación.

Big Bird: ¡Sí!

Angélique: ¡A volar!

La cacatúa alza el vuelo llevándose consigo todavía las hojas de papel conteniendo a los dummies, esta vez enrolladas y agarradas en sus patas.

En la ciudad, las fuerzas de Todos somos Esclavos y de Maxwell se han dispersado para evitar ser aplastadas por las esferas claveteadas, dejando espacio para que Katatsu y Medea puedan bajar por el tobogán cómodamente.

Maxwell: ¿Eh?

Jean: ¿Quién está bajando ahora?

Pero cuando llegan al final del tobogán y se detienen, tanto Fernand como los miembros de Wind Jester que están ayudándole a levantarse les reconocen.

Fitz: ¡Ahí, son ellos!

Jean: ¿Quienes?

Fernand: ¡Katatsu...!

Maxwell: ¡¿...?!

El Almirante Garabateador queda sorprendido, después de todo, Fernand podría haber estado diciendo la verdad, aunque él nunca había visto antes a ese hombre.

Katatsu: Uff...

Marea: Deja que te-

Katatsu: No, no, deja...

Con algo de esfuerzo y apoyándose en su bastón, Katatsu se levanta y logra mantenerse en pie frente a las dos organizaciones pirata.

Katatsu: Una base secreta increíble.

En ese momento, tanto la Tríada como los asociados a los Piratas Freak apuntan al dúo con sus armas, a lo que éstos se quedan impasibles.

Jean: ¡¿Señor Katatsu?!

Katatsu: ¡El mismo!

Big Bird: ¡¡Jean!!

Marea: ¿Huh? ¡¡...!!

Marea ve como Big Bird baja por el pozo y vuela por encima de ellos hacia Jean y Maxwell, soltando las ojas de papel que llevaba consigo para que Maxwell las recoja.

Jean: ¡Big Bird, estás bien! ¡Me tenías preocupado!

Maxwell: ¡Capataz! ¡Coronel! ¡Impression!

Los dos líderes dummies son rematerializados a partir de los papeles, al principio algo confusos hasta que reconocen tanto a Maxwell como a Marea a lo lejos.

Capataz: ¡¡Capi!!

Coronel: ¡Capi, me temo que hemos sido víctimas de una conspiración, la declaración de guerra que recibimos era falsa!

Maxwell: ¿Qué?

Coronel: ¡Fue un ardid planeado por la organización de esa mujer de la máscara para que nos enfrentáramos a Todos somos Esclavos y nos diezmáramos mutuamente!

Maxwell: ¡¿Es eso cierto?!

Katatsu: No tenían que enterarse.

Maxwell: Huh...

El Almirante Garabateador mira a Fernand, a quien acaba de dar una paliza, y a Jean, con quien lleva peleando toda la noche, dándose cuenta de que estaban diciendo la verdad desde el principio.

Maxwell: Qué chasco...

Jean: ¡¿Quién se supone que es usted, señor Katatsu?!

Katatsu: Usted no habrá oído hablar de mí al no estar metidos en el negocio de la trata de esclavos pero el Garabateador ya se ha cruzado un par de veces con mi gremio.

Esa última palabra hace que todo empiece a cuadrar para Maxwell.

Maxwell: El Gremio de Peligros Públicos...

Ink: ¡Estoy empezando a mosquearme! ¿Son enemigos o no?

Fernand: ¡SÍ!

Maxwell: ¡Acribilladles!

Katatsu y Marea son atacados con todos los recursos de los que disponen los subordinados de Ink y Maxwell, hasta el punto de levantar una gran polvareda a su alrededor.

Ink: ¡Sgraphiate!

Cosmo: ¡Supernova!

Ana: ¡Kraiu!

Jean: Bueno, Maxwell ¿puedes ayudarme a entender este drama?

Maxwell: El Gremio de Peligros Públicos hacía chantaje a quien hubiese sido un subordinado mío si no hubiese muerto en combate, antes de hacerme con el mando de mi flota. Le obligaban a darles dinero. Cuando murió, el gremio quiso pasarme su deuda, les mandé a tomar por saco y desde entonces nos hemos topado con un par de sus lacayos, pero no son nada del otro mundo...

Fernand: ¡Pues ahora me están haciendo chantaje a mí, tengo que recuperar los documentos que están usando en mi contra!

Jean: Lo haremos, Fernand, no te preocupes.

Maxwell: Tampoco es que vaya a quedar mucho de él con la que le está cayendo...

Sin embargo, una vez finalizada la ráfaga de ataques, la polvareda se disipa revelando un enorme caparazón con forma de espiral y rodeada por un montón de diminutas esferas claveteadas.

Ink: ¿?

Kabo: ¿Huh?

Katatsu: Entre mi sobrina y yo lo oímos todo.

Las esferas empiezan a elevarse en el aire, sorprendiendo a todos.

Kabo: ¿Castañas?

Katatsu: Oímos que Todos somos Esclavos se estaba planteando aliarse con los Piratas Freak, y lo aprovechamos.

Un brazo sale del interior del caparazón.

Katatsu: Oímos que habían dudas, y lo aprovechamos.

Las castañas se juntan en el aire y empiezan a fundirse entre ellas.

Katatsu: Oímos que uno de los implicados participaba en actividades ilícitas.

Fernand: ...

Katatsu: Y lo aprovechamos.

El caparazón revela un cuerpo saliendo de su interior, con extremidades flexibles y viscosas apoyándose en el suelo para levantarse.

Katatsu: Oímos que los Piratas Freak habían abierto una entrada segura al cuartel general de Todos somos Esclavos, y lo estamos aprovechando.

La cabeza de Katatsu es lo último que asoma del interior del caparazón, revelando unos ojos separados, cada uno en el extremo de un tentáculo.

Katatsu: Y oímos que la población de Eiyuu ya ha avisado a la Marine de todo este jaleo.

En la superficie, los piratas empiezan a reincorporarse tras la lluvia de castañas para ver a tres individuos de tamaño prominente abrirse paso entre los invasores.

Katatsu: Y lo aprovechamos.

Una vez que todas las castañas se funden en una misma masa, esta se convierte en Marea.

Katatsu: En estas aguas se sobrevive aprovechando las oportunidades. Ahora tomaremos esta base para nosotros.

Marea: Y dejaremos que la Marine haga lo que quiera con vosotros cuando llegue.

Capítulo 28: Los fuertes del gremio

En el Jewelry Power, Hollow y los gemelos están impidiendo que los piratas del gremio aborden el barco, disparándoles desde arriba con la ayuda de los Piratas del Zafiro.

Hollow: ¡¿Dónde están los demás?! ¡A este paso tomarán el barco!

En tierra, Revenant se ha llevado a un par lejos del barco atándolos con una cuerda a su caballo. Banshee y Phantom también se han retirado de la batalla para defender el barco.

Hollow: ¡Mantened posición- oh...!

Hollow ve a Willy corriendo hacia ellos, pensando que planea unirse al asalto. El hecho de no tener su armadura hace que Poltergeist empiece a preocuparse por la idea de enfrentarse al wotan por sí solo.

Willy: ¡Shirogiri!

Con solo un movimiento de su espada, Willy manda a volar a una gran cantidad de enemigos, lo que sorprende a los Piratas de Hollow.

Hollow: ¡G-Gracias!

A lo que Willy señala al Freaky Soul, amarrado muy cerca del Jewelry Power. Solo estaba limpiando la zona de enemigos para evitar que lo asaltaran también.

Hollow: Oh... ¡Bueno, gracias de todas formas!

Mientras tanto, Fleur ha acabado uniendo fuerzas con Bernal y Chubby Diablo, quienes habían venido inicialmente a rescatar a sus compañeros derrotados.

Devon: ¡¡Fleur!!

Fleur: ¡Devon! ¡Estoy aquí!

Devon: ¿Estás bien?

El marido de Fleur llevaba un rato buscándola tras la lluvia de castañas de Marea, preocupándose al verla cerca de los Piratas del Gigante Bicéfalo hasta que se da cuenta de que están luchando juntos. Los hombres del gremio les atacaron a todos a la vez, por lo que la tregua ha acabado ocurriendo sola.

Devon: ¿Estáis luchando juntos?

Bernal: ¡Eh, cuidadito!

Diablo: ¡No lo estamos haciendo por gusto, esta bruja ha dado una paliza a nuestros compañeros!

Bernal: ¡Cuando acabemos con este incordio, tú serás la siguiente!

Fleur: ¡Podéis intentarlo, pero luego!

Devon: En ese caso, permitid que me una. ¡Verdant Abyss!

Poco a poco, otros grupos de los Piratas Freak y Todos somos Esclavos acaban colaborando entre sí contra las fuerzas del gremio, derrotando a sus soldados rasos con suma facilidad.

Belen: ¡Blade Wing!

Paul: ¡Kushi!

Belen y Paul atraviesan las filas enemigas con sus armas, mientras que Dan pasa volando por encima aún en su forma Mark III, con Isabel subida en su espalda mientras ondas cortantes hacia ellos con su espada. Otros casos de colaboración son Taylor atrayendo enemigos con sus lazos para que Mika les golpee con su martillo, James y Skorup disparando desde una azotea cercana o Roco y Mia,ambos con la cara hinchada y llena de moratones, repartiendo estopa en todas direcciones.

Roco: ¡Estamos tratando de tener una pelea!

Mia: ¡Un poco de educación!

Jane también está luchando con su bastón tremor contra un grupo de enemigos, pero no consigue prevenir el ataque de uno de ellos por la espalda. Aun así, de repente el pirata enemigo es alcanzado por uno de los disparos de Tepes, quien también está en medio de su respectiva pelea. Desconfiado, el Último Corte apunta a Jane con su arma, a lo que ella levanta las manos tan rápido que golpea a otro enemigo con el bastón.

Tepes: ¿?

Y para dejarle claro que tienen un enemigo común, Jane vuelve a pegarle en la cabeza para asegurarse de que queda inconsciente, logrando que el cyborg le de el beneficio de la duda y deje de apuntarla.

Tepes: ...

Jane: (¡OOF...!)

Laura: ¡Kasabomu!

Angélique: ¡Charcoal Heel Spear!

Laura y Angélique están defendiendo el pozo para evitar que entre nadie más del gremio.

Angélique: ¡¿Pero cuántos son?!

Laura: ¡A nosotros nos dijeron que eran poca cosa comprados con nosotros! ¡De todas formas, no te preocupes, aún nos quedan refuerzos!

Laura dice eso contenta, viendo como alrededor de cien enemigos son mandados a volar de un cañonazo de parte de Gran Berta, desembarcando en la isla con un su bazooka en una mano y su espada en la otra.

Berta: ¡Adelanteeee!

Laura: ¡Capitana Berta!

Berta: ¿Huh?

Laura: ¡Ha habido un cambio de planes, el Gremio de Peligros Públicos nos está atacando, hemos formado una tregua con Todos somos Esclavos!

Berta: ¡Oooh, entiendo, me parece bien! ¡Primero aplastaremos al gremio, luego ya nos encargaremos de Todos somos Esclavos en condiciones!

Angélique: ¡...!

Con su tripulación, la giganta empieza a masacrar a todo aquel bajo sus pies, obligando a las fuerzas del gremio a retroceder.

Pirata enemigo: ¡Larguémonos de aquí!

Pirata enemigo: ¡Tienen gigantes!

Pero en ese momento, una enorme sombra pasa sobre ellos...

???: ¡Nosotros también!

...y asesta a Berta un fuerte puñetazo en la cara, aturdiéndola y haciendo que se le caigan sus armas.

Piratas Gran Berta: ¡Capitana!

Acto seguido, la silueta rodea a Berta con los brazos y la levanta del suelo para hacerle un súplex, tan poderoso que la onda expansiva del impacto manda a volar a todo aquel que está cerca.

Piratas Gran Berta: ¡¡Capitanaaa!!

Laura: ¡...!

La atacante de Berta es otra giganta vestida de azul y con varias cicatrices por el cuerpo, siendo la más destacable una que le cruza la cara desde la frente hasta la barbilla.

Roco: ¡Wooooh...!

Mia: ¡Una tipa enorme!

Piratas enemigos: ¡¡Bieeeeeeen!! ¡OSKMEY! ¡OSKMEY! ¡OSKMEY! ¡OSKMEY!

Oskmey: ¡Sois muy amables, pero no vale la pena que me aplaudáis por vencer a esta bruta!

  • [Oskmey, miembro del Gremio de Peligros Públicos.]

Roco: ¡¿Oskmey?!

Mia: ¿Quién es Oscmi?

Roco: ¡Esta tipa es una leyenda en el mundillo de las luchas! ¡Pensaba que se había retirado!

Cerca de Oskmey, una mujer robusta camina en dirección al pozo cuando un grupo de piratas la ataca.

Pirata: ¡Todos somos Esclavos!

Pero la mujer los elimina rápidamente con sus largas y afiladas uñas.

Mujer: Oskmey, contrólate un poco ¿quieres? ¡Casi nos aplastas con tu numerito!

  • [Henrietta, miembro del Gremio de Peligros Públicos.]

A su vez, al otro lado de la giganta, un hombre acaba de eliminar a un grupo de subordinados de la flota de los Freak con la ametralladora que tiene sustituyendo su brazo derecho.

Hombre: Desde que hemos desembarcado solo hemos encontrado carne de cañón ¿Dónde están los pesos pesados?

  • [Onitaro, miembro del Gremio de Peligros Públicos.]

Oskmey: ¡Puede que estén abajo, en la ciudad! ¡Katatsu y Marea ya están allí! ¡Yo ahí no entro, así que voy a quedarme limpiando esta zona! ¿Os apuntáis?

Onitaro: Nah... Mejor cargarse a los jefes al principio.

Henrietta: Yo quiero conocer a ese Almirante Garabateador, Rage Farm y Sanjay eran unos matados pero eran nuestros socios, y él limpió el suelo con sus caras. Quiero que pague por ello.

Laura: Parece que vienen los fuertes del gremio...

Angélique: Sep...

Capítulo 29: Defendiendo el pozo

Maxwell: Puede que te parezca raro, pero no voy a dejar que ese tío tome tu base.

Jean: ¿Ah, no? Qué detalle...

Maxwell: Simplemente yo estaba primero. ¡Ana! ¡Cosmo!

Ana: ¡Capi!

Cosmo: ¡Qué!

Maxwell, transformándose de nuevo Paintbeast, empieza a correr hacia Katatsu y Marea.

Maxwell: ¡Retirada provisional, deshaceos de todo aquel que sea del gremio y luego volved a bajar!

Kabo: ¿Y nosotros?

Maxwell: ¡Vosotros haced lo que queráis! ¡Beast Paintoken!

Viendo venir el ataque de Maxwell, Marea se coloca delante de Katatsu mientras convierte sus manos en dos castañas sin pelar que después procede a calentar y a imbuir en busoshoku haki.

Marea: ¡Inténtalo!

Pero antes de poder alcanzarle, uno de sus brazos es envuelto en la cadena de Kabo, quien luego la arrastra hacia ella para golpearla.

Kabo: ¡No, tú inténtalo! ¡Reel Punch!

Pero cuando el puño del Cazador de Bestias Marinas impacta contra la cara de Medea, ésta rápidamente se divide en castañas que empiezan a flotar por el aire a su alrededor.

Katatsu: ¡...!

Maxwell: ¡Akahakai Kong!

Katatsu se refugia rápidamente en el interior de su caparazón, el cual sale disparado hacia el tobogán de nubes y atravesándolo para caer hacia Maximilian, a quien su tripulación está intentando liberar.

Maximilian: ¡So-SOCORRO!

El caparazón se lleva por delante a Maximilian y la nube pantano que le retenía, acabando por chocar contra una pared.

Piratas de la Luna de Sangre Azul: ¡SEÑOR!

Ana: ¡¡...!!

Cosmo: ¡Toma ya!

Ana y Cosmo están subiendo hacia la superficie llevándose con ellos a los aliados que habían bajado por el tobogán, usando una plataforma hecha de nubes creada por Ana. De esta forma, solo quedan en la ciudad Maxwell, Kabo y Unagi.

Maxwell: ¡Quita del medio!

Ink: ¿Eh?

Ink sale volando después de que Paintbeast la embista en su camino hacia Katatsu, quien sigue en el interior de su caparazón.

Katatsu: Caramba.

De repente, los largos brazos de Katatsu salen del interior del caparazón, se clavan en el suelo y luego impulsan el resto del cuerpo hacia Maxwell, dejando atrás un Maximilian que, a pesar de haber sido liberado de su prisión de nubes por el impacto, ha quedado incrustado en la pared, inconsciente y plano como un papel. Mientras tanto, Maxwell ve venir a Katatsu hacia él, precidiendo por dónde le golpeará con su kenbunshoku haki.

Maxwell: (Izquierda...)

Paintbeast se inclina hacia un lado esperando que Katatsu pase de largo, pero éste simplemente alarga más el brazo hasta que consigue arrancar a Yugamio del interior de Paintbeast.

Katatsu: ¡Anti-Snail!

Acto seguido, Katatsu estampa a Maxwell contra el suelo.

Maxwell: ¡Agh!

Luego, Katatsu saca el resto de su cuerpo del caparazón e inmoviliza a Yugamio con su mano y sus piernas imbuidas en haki, para empezar a golpearle con su otra mano.

Katatsu: ¡Adoro este cuerpo! ¿Huh?

Alertado por su kenbunshoku haki, Katatsu vuelve a ocultarse en su caparazón justo cuando Jean pasa volando junto a él, asestándole un tajo que, desgraciadamente, no deja ni marca en el caparazón.

Jean: ¡Aratua Axt Flugel!

El arma usada por Jean para ello no es otro que Big Bird, habiendo recubierto todo su cuerpo en busoshoku haki para ser usado a modo de arma por su dueño, el cual queda sorprendido ante el pobre resultado de su ataque.

Jean: ¿En serio...?

Maxwell: Si te sirve de consuelo -agh- a mí me ha molado.

De vuelta a la superficie, Laura está disparando a Henrietta con su kasabomu y sus Pacifistas, pero su adversaria resulta ser bastante ágil, esquivando todos sus disparos rodando por el suelo y cortando a los Pacifistas con sus garras. En otra ocasión, parece que uno de los Pacifistas de Laura logra apuntarla bien con la mano cuando de repente la piel alrededor de su cuerpo cobra vida y tumba la proyección agarrándole la mano con la boca.

Laura: ¡¿Tiene un bicho de verdad en el cuello?!

Henrietta: Bien hecho, nutria. Aun así, esto es un incordio ¿quién...?

La pirata rápidamente localiza a Laura junto a Angélique.

Henrietta: Ahí estás.

Por otro lado, Onitaro sigue abriéndose paso hacia el pozo cuando de repente...

Rick: ¡Rock Blast!

Onitaro: ¡...!

Onitaro se da la vuelta y reduce a pedazos el pedrusco que el Titán de Piedra acababa de lanzarle, procediendo después a dispararle a él. Sin embargo, la pétrea pie del gólem hace que sus balas no tengan efecto alguno.

Onitaro: Tsk.

Rick: ¡Una ametralladora puede impresionar a algunos, pero a mí no!

Bert aparece junto a Rick, aún en su forma híbrida.

Bert: ¡Me da igual de qué bando estés, no entrarás en nuestra base!

Onitaro: ¡Dejaos de frases heroicas!

Los pies de Onitaro empiezan a hundirse en el suelo como si éste fuese arenas movedizas. Una vez se han hundido del todo, el pirata los vuelve a sacar, llevándose consigo dos grandes pedazos de terreno.

Onitaro: ¡Si las balas no funcionan, siempre me queda mi habilidad!

Mientras tanto, el Den Den Maru sigue en la costa de Kettei, desde donde Adonis observa la batalla a través del periscopio.

Subordinado: El enemigo está empezando a ganarle terreno a nuestra flota, jefe, tienen hasta un submarino apoyándoles...

Adonis: ¡Centraos en proteger este submarino, es donde el jefazo guarda todos los trapos sucios que descubre! ¡Simplemente aguantad hasta que Katatsu y Marea tomen la base enemiga, luego la Marine hará el resto por nosotros!

Capítulo 30: Zapatos

Onitaro: ¡Shoes Off!

Con un rápido movimiento de piernas, Onitaro lanza los dos trozos de terreno de sus pies hacia Rick y Bert, quienes son empujados por ellos unos metros hasta detenerse y quitárselos de encima, pero para entonces Onitaro ya ha hundido los pies de nuevo en el suelo.

Onitaro: ¡Shoes Off!

Rick: ¡Death Eye!

Con su rayo láser, Rick destruye los trozos de suelo para luego dejar que Bert cargue contra Onitaro, pero él empieza a dispararle con su ametralladora.

Bert: ¡Stuffed Boar!

El hombre-jabalí cubre la parte frontal de su cuerpo en busoshoku haki, pero recibir tantas balas de golpe sigue resultándole molesto hasta que una le acaba dando en un ojo.

Bert: ¡Ouchee ouch!

Aunque estaba cubierto con su haki, el balazo le sienta como si a alguien se le metiera arena en los ojos, por lo que acaba cerrando sus ojos y desviando el curso de su carga para meterse en la ciudad.

Onitaro: ¡Ah, no, ahora no te escondas!

Onitaro hunde un pie en el suelo y arranca otro trozo de suelo para luego lanzarlo por los aires. Acto seguido, le dispara con su ametralladora y lo hace pedazos, provocando una lluvia de rocas en la zona por la que se fue Bert.

Onitaro: ¡Chiri no Ame!

Sin embargo, en el tiempo en que Onitaro atacó a Bert fue más que suficiente para que Rick pudiera llevárselo por delante con un placaje.

Rick: ¡Quarterback!

Onitaro: ¡Agh!

Y aunque el golpe y los pinchos de piedra de Rick causan bastante dolor al pirata, éste resiste y coloca su ametralladora directamente tocando el cráneo del gólem, abriendo fuego sin detenerse.

Rick: ¡Auauauau! ¡EH, ya vale!

El carpintero de los Freak acaba deteniéndose para sacarse de encima al pirata y lanzarlo contra un edificio cercano, viendo como la casa se derrumba sobre él después.

Rick: ¡Rahaha!

Que le caiga toda una casa encima debe haberle dolido, eso piensa el carpintero, pero por si acaso decide acercarse al lugar del derrumbamiento para rematarle si es necesario. Cuando llega al lugar, Rick comprueba que Onitaro ya no está entre los restos.

Rick: Vaya...

Y de repente, un edificio de piedra cercano empieza a temblar y a elevarse. Onitaro lo ha convertido en otro de sus "zapatos" hundiendo su pie en la pared, haciendo un esfuerzo para levantar todo el edificio. El pirata está herido por su impacto contra la casa, con la cabeza sangrando, pero aun así se niega a dejarse vencer.

Onitaro: ¡¡Toma esto!!

Rick: ¡¿...?!

En lugar de lanzar el edificio, esta vez le basta con inclinarlo y dejarlo caer sobre Rick, quien se apresura a sostenerlo con sus brazos.

Onitaro: ¡Tsk!

Una vez más, el pirata alza su ametralladora para disparar cuando de repente...

Bert: ¡¡Boar Smash!!

...Bert aparece de la nada y golpea con todas sus fuerzas a Onitaro en la cara, mandándolo a través del edificio que hace un segundo tenía incrustado en el pie, y luego a través de tres casas más. Esto, junto al ataque anterior de Rick, es suficiente para que quede apoyado en la pared del cuarto edificio fuera de combate, dejando tras de sí una serie de paredes agujereadas.

Rick: ¡Ñgh!

El gólem consigue quitarse el edificio de encima y colocarlo en el suelo, yendo después con Bert a ver a su adversario derrotado.

Rick: Mola.

Bert: Sostener un edificio de dos plantas tampoco está mal.

Rick: ¿Y ahora qué? ¿Vamos a por otro oficial enemigo o seguimos pegándonos entre nosotros?

Bert: Aceptaría tu desafío pero tengo un hogar que proteger.

Los dos carpinteros vuelven a la costa mientras siguen charlando.

Rick: ¿Sabes? Aunque haya todo este drama de la guerra, me sigues cayendo bien.

Bert: Tú también me sigues pareciendo buen tipo, pero eso no me hará bajar la guardia contra ti.

Rick: ¡Rahahahaha, haces bien, a este paso lloraré cuando de derrote después!

Bert: Llegados a este punto creo que esto solo puede acabar con el inicio de una terrible enemistad o de una hermosa amistad.

Rick: ¡Rahahahahahaha!

Capítulo 31: La defensa del pozo

Angélique: ¡Charcoal Heel Spear!

El talón de Angélique cae sobre las manos de Henrietta, quien se apresura a bloquear las siguientes patadas que Tacón Escarlata le va dando para impedir que siga acercándose al pozo.

Angélique: ¡Charcoal Heel Strike!

Henrietta: ¡Kawaisotaro!

Nutria: ¡Riargh!

La nutria del cuello de Henrietta amuerde la pierna de Angélique en el aire y detiene el ataque.

Angélique: ¡Agh!

Para luego empezar a girarla en el aire como un trapo hasta lanzarla lejos de allí.

Henrietta: ¡Bien hecho, nutria, ya no molestará!

Angélique: ¡Woaaaah!

La primer oficial de los Piratas del Ave Azul acaba deteniéndose al chocar con algo blando, lo cual resulta ser una nalga de Oskmey, quien en ese momento estaba haciendo frente a otros piratas.

Oskmey: ¿Hmm?

Sintiendo el golpe, la giganta se gira hasta que ve a Angélique en sus posaderas, sonriendo mientras pasa por su cabeza una malévola idea.

Oskmey: Jejejeje...

Angélique: ¡¿...?!

La giganta da un salto y luego levanta sus piernas para que así sea su trasero lo primero que toque el suelo al caer.

Oskmey: ¡¡Bombaaa!!

Angélique: ¡¿EEEEEEEEEEEH?!

Taylor: ¡Python Grab!

Oskmey destruye el suelo bajo ella y a su alrededor con su culada, pero afortunadamente Angélique ha sido salvada a tiempo por Taylor, quien logró agarrarla del tobillo con una de sus cintas.

Angélique: ¡Gracias, Taylor!

Taylor: ¡De nada, defiende el pozo!

Angélique: ¡Voy!

Con el tobillo aún envuelta en la cinta, Angélique da un salto y, con ella en el aire, Taylor gira para lanzarla de nuevo hacia Henrietta.

Taylor: ¡Wrecking Ball!

Laura: ¡Kasabomu!

Laura dispara sin parar a Henrietta con sus paraguas pero ésta simplemente se cubre con sus manos mientras intenta avanzar, todo esto mientras su visón-nutria Kawaisotaro se mantiene alerta de su alrededor.

Henrietta: ¿Es todo lo que puedes hacer? ¡Katatsu nos dio órdenes de mantenernos alejados de vosotros tras la derrota de Rage Farm y Sanjay!

Laura: ¿?

Henrietta: ¡A veces ese hombre es demasiado cauto!

Kawaisotaro: ¡Kiiii!

Henrietta: ¿Qué?

Angélique: ¡¡HIYAAAAAAAAAH!!

El pie de Angélique choca contra la nutria y luego contra Henrietta, con los ojos de ambos quedando cerca de salirse de sus cuencas por el golpe. Aunque Kawaisotaro queda K.O con ese golpe, Henrietta sigue consciente, tambaleándose aturdida y bajando por completo su guardia.

Laura: ¡Review Whip!

La Cineasta aprovecha la oportunidad para inmovilizar a Henrietta envolviendo su cuerpo en cintas de vídeo.

Henrietta: ¡¿Huh?!

Acto seguido, un Pacifista aparece delante de ella preparándose para disparar, alarmándola y haciendo que empiece a tratar de romper sus ataduras. Mientras tanto, Angélique ha saltado sobre ella desde detrás con su air walker.

Henrietta: ¡¡RRAAAAH!!

Angélique: ¡Charcoal Heel Missile!

Justo cuando la capitana pirata rompe las cintas que la retenían con su fuerza bruta, Angélique cabe sobre su cabeza justo cuando ella trataba de huir. Como resultado, ésta se hunde en su cuerpo y da al Pacifista el tiempo suficiente para disparar, causando una poderosa explosión. Angélique se libra del ataque por saltar en el momento justo, pero Henrietta sale volando para luego caer rodando al suelo, con sus gafas de sol rotas revelando sus ojos en blanco.

Laura: ¿Estás bien?

Angélique: ¡Sí...! ¡Bien hecho!

Laura: ¡Aún quedan más enemigos comunes! ¡Esa mujer habló de Rage Farm y Sanjay, del Gremio de Peligros Públicos...!

Angélique: ¿Quienes son?

Laura: Les vencimos en su día, parece que estos son algunos de sus amigos...

Angélique: Pues será mejor que les echemos de aquí cuanto antes.

A pesar de haber caído Henrietta, el número de piratas rasos acercándose al pozo no parece variar. Todos ellos están siendo coordinados desde el Den Den Maru.

Adonis: ¡Al pozo, sí! ¡No malgastéis vuestro tiempo contra los piratas enemigos, para cuando llegue la Marine debemos ser unos cuantos ahí dentro!

Piratas del gremio: ¡Raaaaaaaah!

Laura: ¡Aquí viene la nueva oleada!

Pero de repente, un estallido de nubes sale del pozo como un géiser, sacando a todos los subordinados de los Piratas Freak y su flota.

Cosmo: ¡Aaaaaah!

Laura: ¡¿Cosmo?!

Cosmo: ¡Cuidado allá abajo!

Oskmey: ¿Huh? ¿Qué está pasando allí?

En el submarino.

Pirata: ¡Jefe, un grupo de personas ha salido de golpe del pozo!

Adonis: ¡No veo a Katatsu ni Marea por el periscopio! ¡Puede que los hayan echado ellos, impedid que vuelvan a bajar!

Oskmey: Hmmm...

La giganta sigue observando las nubes de Ana alrededor del pozo cuando el diminuto den den mushi que tiene en su oreja se activa.

Adonis: ¡Oskmey, deja de jugar con esos esmirriados, la defensa del pozo sigue intacta!

Oskmey: ¡Me encargaré de ello!

Adonis: Gracias.

Gacha

La giganta da un último barrido con su arma para mandar a volar a los enemigos más cercanos y luego empieza a caminar hacia el pozo.

Oskmey: ¡Veo a Henrietta en el suelo desde aquí! Pringada...

Viendo el avance de su aliada más fuerte, Adonis decide ponerse cómodo en el sillón de Katatsu a observar la masacre. Mientras tanto, un grupo de pequeños individuos nada hacia el Den Den Maru hasta detenerse junto a él.

Mohawk: Me gusta este submarino. ¿Y a vosotros?

Hermanos Arupiji: Sí, mucho, jejejejejeje.

Capítulo 32: Tras las apariencias

Mientras Oskmey avanza hacia el pozo, Katrina se encarga de correr tras ella mientras sus clones la protegen de los enemigos que intentan cortarle el paso.

Katrina: (¡Llevo toda la noche viendo a gigantes dándome esquinazo! ¡El anterior ya consiguió alcanzar la ciudad, no puedo dejar que ésta también lo haga!)

Aun así, Katrina sigue preocupada por el hecho de que Oskmey avanza a un ritmo mucho mayor que ella, dudando de que pueda alcanzarla antes de que llegue adonde se encuentra Angélique. Sin embargo, de repente Oskmey se detiene, viendo algo volar hacia ella.

Roco: ¡Brewster Buffalo!

Roco ha usado su geppo para ir a por Oskmey, con Mia agarrada a su espalda.

Roco: ¡¿Quieres bajarte?!

Mia: ¡Ni hablar, que no sepa volar como tú no me va a impedir proteger mi base de esa mujer-monstruo-gigante!

Oskmey: ¿Y esto?

Roco: ¡Oskmey, la verdad es que me sorprende verla en compañía del Gremio de Peligros Públicos, usted vale más que ellos!

En ese momento, Roco y Mia son aplastados de una palmada por Oskmey como si de moscas se tratasen.

Oskmey: ¡Es verdad, yo soy una luchadora legendaria, y el gremio está formado por piratas de poca monta! ¡Pero trabajar para ellos me ha dado muchos contactos, y con ellos puedo organizar muchos más torneos de lucha que antes! ¡Y si a cambio de eso tengo que hacer a veces de matona ¿qué importa?!

Roco: ¡Ñgh...!

Las manos de Oskmey comienzan a separarse, empujadas por los brazos de Roco. Tras él, Mia ha prendido la botella con la que había estado bebiendo durante su pelea con el brazos largos, para luego lanzarla a la cara de Oskmey.

Oskmey: ¡Ah!

El cóctel molotov estalla en la cara de la giganta, quien se apresura a abofetearse con una mano para extinguir las llamas rápidamente mientras que con la otra agarra a los dos luchadores y los lanza por los aires.

Oskmey: ¡Auauauau! ¡Uff!

Oskmey corre hacia la playa, se arrodilla en el suelo y se echa agua a la cara, acabando de extinguir el fuego. Aliviada, Oskmey se levanta cuando de repente empieza a sentir pinchazos en una pierna.

Oskmey: ¡¿...?!

Katrina: ¡Replicant One Hundred: Dead Swarm!

Desafortunadamente, la piel de Oskmey es tan robusta que los cuchillos de las Katrinas apenas le hacen nada, aparte de hacer reír a la giganta.

Oskmey: Pulgas...

Y de un pisotón, los clones de Katrina son destruidos mientras la auténtica observa abrumada desde una distancia segura.

Katrina: ¡¿En serio?!

Cosmo: ¡Planet Punch!

Oskmey: ¿Y ahora q-?

Esta vez es Cosmo quien la ataca, dándole un puñetazo en la cara en su forma gigante. El golpe resulta ser lo bastante fuerte como para hacerla caer al suelo.

Katrina: ¡...!

Oskmey: ¡...!

Cosmo: ¡Gremio de Peligros Públicos, vuestros actos han sido pasados por alto demasiadas veces!

Pero al siguiente golpe, Oskmey ya está alerta y le bastan segundos para esquivar el puñetazo, agarra a Cosmo del brazo, levantarlo sobre ella y estamparlo contra el suelo.

Oskmey: ¡No te levantes! (Empiezo a cabrearme con tanto contratiempo...)

Cosmo se queda en el suelo, aturdido mientras Oskmey ya casi ha alcanzado a Laura y Angélique. Mientras tanto, Katrina se acerca a Cosmo corriendo.

Katrina: ¡Eh, Starman! ¿Sigues consciente?

Cosmo: Uggghh...

Katrina: ¡Soy yo, Katrina, hemos luchado antes! ¡Mira, ya que todos el mundo está haciendo treguas, quiero proponerte algo para destrozar a esa giganta!

Cosmo: ¿Huh...? Te escucho.

Y ya en la zona del pozo, Oskmey se ha agachado para ver mejor a Laura y Angélique.

Laura: ¡...!

Angélique: Ooooffff...

Oskmey: ¿Vosotras sois las que habéis estado impidiendo que los demás bajasen aquí? Jejejejeje...

Aunque Oskmey resulta imponente, Laura y Angélique se ponen en guarda... solo para ser mandadas a volar lejos del pozo de un manotazo.

Oskmey: ¡JAJAJAJAJAJAJA! ¡ATENCIÓN! ¡GREMIO! ¡¡EL POZO ES NUESTRO!!

Cosmo: ¡Planet P-!

Oskmey se gira hacia Cosmo y vuelve a bloquear su ataque y tumbarlo al suelo.

Oskmey: ¡Te dije que no te levantaras!

Pero en ese momento, otro puñetazo hace que Oskmey caiga de espaldas sobre el agujero en el suelo. El responsable, otro Cosmo, con varios más tras él.

Oskmey: ¿Eh? ¿Qué es esto? ¿La familia al completo?

Y debajo de los gigantes, Katrina.

Katrina: ¡Döppelgangers, a por ella!

Y así, todos los Cosmos se lanzan sobre Oskmey, quien a pesar de lograr quitarse de encima a los primeros, acaba viéndose superada por la superioridad numérica de éstos, quienes comienzan a golpearla sin piedad hasta que finalmente, cuatro de ellos la agarran de las extremidades para luego lanzarla hacia arriba.

Oskmey: ¡E-esto no es una pelea justa!

Katrina: ¿Quién dijo que debía serlo?

Y cuando cae, uno de los Cosmos la manda a volar fuera de la isla de un fuerte puñetazo.

Con la victoria conseguida, Cosmo vuelve a su forma humana para recuperar un poco el aliento, mientras que los clones creados por Katrina desaparecen.

Cosmo: ¡Uffff, ha ido de un pelo, menos mal que tienes esa habilidad tuya!

Katrina: ¡...!

Cosmo: ¿Qué pasa? ¿Tengo algo en la cara?

Katrina: No, no es nada... vamos a buscar a Angélique.

Aunque realmente no hay nada malo en Cosmo, a Katrina se le sigue haciendo raro asimilar que detrás del coloso que ha dado problemas a su bando haya alguien con un aspecto tan débil.

Capítulo 33: La caja fuerte

Pirata del gremio: ¡El enemigo ha abordado el Den Den Maru!

Adonis: ¡Echadlos!

La cubierta del Den Den Maru ha sido abordada por Bonnet, usando su habilidad para abrirse paso entre los subordinados del gremio que intentan detenerle. Uno de ellos es empujado al borde de la cubierta, oyendo un grito de sobresalto al chocar.

Daffy: ¡Ah!

Pirata del gremio: ¿Huh? ¡Eh!

Al asomarse, el pirata descubre a los Arupiji colocando una carga de C-4 en el casco del submarino.

Pirata del gremio: ¡Eh! ¡¿Qué creéis que estáis haciendo?!

BANG

George acaba de disparar al pirata en la cabeza con una pistola, con su cuerpo cayendo al agua mientras los otros tres gremlins miran impactados a su hermano.

George: ¿Qué? Era un testigo ¿no?

Lenny: Madre mía, como las gasta el sacerdote.

Mohawk: Bueno, esto ya casi está.

Mientras tanto, Adonis ha ido a una sala del submarino ocupada por una gran caja fuerte, con cuatro corpulentos subordinados armados hasta los dientes vigilándola.

Adonis: ¡Tenemos al enemigo encima y ésta es la posesión más preciada del señor Katatsu, ahí dentro se encuentran todos los trapos sucios de los que el gremio se ha estado beneficiando, quiero que la defendáis con vuestras vidas!

Guardias: ¡Sí, jefe!

De vuelta al exterior del submarino.

Bonnet: ¡Nijutoryu: Tetsunami!

Moviendo sus espadas estando erguido, Bonnet corta a varios oponentes en todo el cuerpo, sin importar lo altos que sean. Esos eran los últimos que quedaban en pie, dando vía libre a Veinte Filos para cortar la puerta que lleva al interior del submarino.

Bonnet: Oh...

Pero lo que el jefe de mazmorra encuentra en su interior no es ningún botín, sino Adonis en el suelo apuntándole con un bazooka.

Adonis: ¡Cuerpo a tierra!

El capitán pirata rápidamente se hace a un lado para esquivar el misil, tumbándose en el suelo mientras vuelve a su forma humana.

Mohawk: ¡Eh, "dientes separados"!

Bonnet: ¿Hmm?

Bonnet levanta la cabeza para ver la de Mohawk apoyado en el borde del navío.

Mohawk: ¡Acabamos de colocar una bomba, será mejor que te largues!

Bonnet: ¡Oh!

Cuando Adonis sale caminando a la cubierta con su arma aún en sus alas, Bonnet y los pocos de su tripulación que habían abordado el submarino están huyendo despavoridos.

Adonis: ¡Jojojojo, mira como corren!

Divirtiéndose, la cacatúa apunta a Bonnet con su bazooka de nuevo, viendo en el cursos como salta del submarino, dejando ver ni más ni menos que al tanque dummy más lejos.

Adonis: ¡¡...!!

En su interior.

Coronel: ¡¡FUEGO!!

Adonis se apresura a soltar el bazooka y elevarse rápidamente, evitando por los pelos el proyectil que destruye el "caparazón" del Den Den Maru como si estuviese hecho de cartón.

Adonis: ¡¡Den Den Maru!!

Dummy: ¡Impacto!

Coronel: ¡No del todo!

Capataz: ¡Un pajarraco se ha librado, a por él!

Adonis: ¡Tsk, pagarán por esto, mis garras pueden cortar vigas como si fueran mantequilla, pienso hacer pedazos ese tanque!

Adonis se dispone a volar hacia los dummies pero apenas recorridos unos metros, un hacha pasa volando junto a él, cortando las plumas de su cola.

Adonis: ¡¡Aaahh!!

Desestabilizado, el ave cae en la cubierta del submarino mientras Ghoul y Ghost observan junto a un cañón del Jewelry Power con unos prismáticos. Satisfechos con su disparo, los hermanos chocan los cinco.

Adonis: Ugh... Estoy vivo...

Pero a pesar de ello, la cacatúa comprueba que tiene la cola totalmente pelada, como el trasero de un pollo desplumado.

Adonis: ¡Agh, da igual, hace falta mucho más para acabar con-!

BOOOOOOOOM

Casi toda la mitad de babor del Den Den Maru vuela por los aires debido a la bomba colocada por los Hermanos Arupiji, quienes celebran mientras nadan a la orilla.

Hermanos Arupiji: ¡¡YEEEEEEEEEEEI!!

Pirata del gremio: ¡¡Tenemos un agujeraco!!

Pirata del gremio: ¡¡Abandonad el barco!!

Viendo el nivel de destrozos, la tripulación del Den Den Maru corre a la salida para evitar ahogarse, estando entre ellos los guardias que debían proteger la caja fuerte de Katatsu, avanzando por los pasillos que cada vez se llenan de agua más deprisa.

Pirata: ¡Proteged la caja fuerte!

Guardia: ¡En eso estamos!

Pero de repente, el guardia que cargaba la caja fuerte sobre su hombro es noqueado por Bluefin, mientras que el resto es derrotado por Speed Jaws y sus gyojin.

Speed Jaws: ¡Bonnet ha estado muy cerca de saquear este submarino, pero tenemos que agradecer a los gremlins del Gigante Bicéfalo por habernos abierto una entrada!

Bluefin: ¡Eh, capitán, parece que estaban muy empeñados en llevarse la caja fuerte!

Speed Jaws: ¡Eso significa que tienen cosas valiosas ahí dentro! ¡Sean lo que sean, ahora son nuestras!

Capítulo 34: Sobrina

Hace 8 años. Grand Line.

En una base de la Marine en medio de Paradise, un oficial está en una sala de interrogación con una joven Marea al otro lado de la mesa.

Oficial: Bueno, nos has dado esquinazo un par de veces pero al final aquí estás.

Marea: ...

La joven está cabizbaja y asustada, no hace demasiado que se ha hecho a la mar y ahora probablemente pase el resto de su vida en prisión.

Oficial: La piratería es algo intolerable en el mundo en el que vivimos, así que el castigo es severo. Sin embargo, podemos ser clementes si nos das información acerca de tu tripulación.

Marea: ¿?

Oficial: Si tienes algún escondite cerca donde guardas los bienes robados en tus saqueos, puedo hacer que el tribunal de Enies Lobby lo tenga en cuenta.

Marea: Yo...

Purupurupurupuru...

Oficial: Discúlpame un momento.

El oficial sale de la habitación y saca su den den mushi para responder a su llamada. Marea aún puede verle a través del cristal de la puerta e incluso oír algo de lo que dice, y por lo que dice parece que está preocupado.

Oficial: ¿Qué? Pero... N-no puedo hacer eso...

La conversación no dura mucho más y tras colgar el oficial simplemente envía a Marea al calabozo, sin volver a sacar el asunto del interrogatorio hasta que, unos días después, Marea es liberada por la noche y llevada a un barco por el mismo oficial. Una vez allí, Marea es entregada al capitán de ese barco.

Katatsu: Gracias, contraalmirante.

Oficial: ¡Con esto estamos en paz ¿no?!

Katatsu: Ya veremos.

Y dicho esto, el barco de Katatsu zarpa con Marea a bordo, sin saber muy bien lo que ocurre.

Katatsu: Te ha hecho el trato de devolver los bienes robados ¿no? Ese hombre tiene la manía de devolver aquello robado por los piratas que captura, pero lo que no saben en el cuartel general es que a veces se queda algo para sí mismo. Imagina el escándalo si se descubriera, un respetable contraalmirante de la Marine... Eres Marea ¿no?

Marea: Sí... ¿quién es usted?

Katatsu: Me llamo Katatsu. Mi hermano estaba casado con tu madre, lo que me convierte en tu tío.

Marea: ¿Mi tío?

Katatsu: Así es, a partir de ahora este será tu nuevo hogar. He estado al tanto de tus proezas en la piratería, pero me temo que el Grand Line es un mar muy traicionero, hace falta mucho poder o mucha suerte para sobrevivir, y viendo que suerte no tienes mucha, te he preparado algo.

Un cocinero sale del interior del barco con un plato en la mano cubierto con una tapa de metal. Al retirarla, Marea ve una fruta del diablo en el plato.

Katatsu: Yo ya tengo otra. He decidido darte esta como regalo de bienvenida.

Marea: ¡...!


Marea: ¡Armaroodon!

Marea provoca una nueva lluvia de castañas sin pelar gigantes con la que obliga a retirarse a las tropas de Todos Somos Esclavos a su alrededor. Solo Ink, Kabo y Unagi son capaces de mantenerse firmes y seguir luchando a pesar de no poder alcanzarla gracias a su molesta habilidad.

Kabo: ¡Reel...!

Kabo le lanza su cadena a Marea pero ella la evita dividiéndose de nuevo en castañas.

Ink: ¡¿Quieres dejar de intentar agarrarla?! ¡Ya ha quedado claro que eso no funciona!

Marea: ¡Jejejejeje!

Acto seguido, Marea vuelve a reformarse para luego saltar y dar una voltereta, convirtiéndose en el aire en una enorme castaña sin pelar que empieza a rodar contra Ink.

Marea: ¡Breaking Chestnut!

Sabiendo que no puede detener a Marea sin resultar herida por las púas, Ink se hace a un lado para esquivar el ataque, viendo después como Kabo sí que se lanza contra ella con todo su cuerpo imbuido en busoshoku haki.

Kabo: ¡Raaaaaaaah!

El maestro de juego pretende atrapar a Marea cuando esta se detenga, protegiéndose de sus púas con su haki, pero nada más empezar a rodear la enorme castaña con sus brazos, esta se divide en castañas más pequeñas como antes.

Kabo: ¡Mierda!

Las castañas vuelan por el aire hasta colocarse encima de Kabo y se reforman de nuevo, volviendo a convertirse en Marea con dos grandes castañas sin pelar sustituyendo sus manos.

Marea: ¡Roast Maroon!

En un segundo, las castañas de sus manos adquieren un color tostado y luego Marea martillea la nuca de Kabo con ambas manos, estampándole contra el suelo.

Kabo: ¡Ugh!

Marea cae sobre su espalda, preparándose para seguir golpeándole hasta que su kenbunshoku haki le advierte acerca de Unagi apuntándola con su pistola, dividiéndose de nuevo en castañas más pequeñas para esquivar el primer disparo. Sin perder los nervios, el gyojin sigue disparando más veces mientras el grupo de castañas revolotea alrededor de las balas.

Unagi: Hmm...

Finalmente, las castañas se dirigen hacia él para volver a juntarse en la castaña gigante.

Marea: ¡Breaking Chestnut!

Unagi: ¡...!

Desgraciadamente, el gyojin es incapaz de esquivar el ataque a tiempo, siendo embestido por Marea y saliendo volando por los aires, cayendo al suelo sangrando. Acto seguido, Marea sigue rodando hacia Ink.

Marea: ¡¡Muere!!

Ink: ¡HAH!

Con su brutal fuerza, Ink golpea el suelo con ambos puños, levantando el terreno frente a ella y atrapando a la gran castaña entre los destrozos.

Marea: ¡Agh!

Aprovechando que está quieta, Ink corre hacia Marea con una aguja en la mano mientras ésta recupera su forma humana.

Marea: ¡No ganaréis, la mitad de vuestras fuerzas en la superficie están para el arrastre, y las de aquí ya se han visto superadas por mi tío y yo! ¡Y cuando acabemos con los que quedáis...!

Ink: ¡Sgraphiate!

Ink lanza la aguja a toda velocidad contra Marea pero ésta simplemente se divide de nuevo para ver como pasa a través de ella.

Marea: ¡...Arrasaremos este pueblo que tenéis aquí montado! Armaroodon!

De nuevo, una lluvia de castañas cae sobre ellos, Ink corre esquivando las castañas mientras el resto de la Tríada se ve obligada a retroceder más y más, hasta el punto de centrarse en que las casas no sufren daños importantes por ellas.

Ink: ¡¡Sgraphiate!!

Ink lanza otra aguja a las castañas que forman a Marea pero éstas simplemente la esquivan de nuevo.

Marea: ¡Pierdes el tiempo!

Unagi: ¡Eh, mujer pintada!

Ink: ¡Qué!

Unagi se encuentra cerca de Ink, con la mano en la cabeza cubriendo la herida sufrida en el anterior ataque.

Unagi: ¡¡No pares!!

Ink no acaba de entender el motivo de esa petición, pero detesta tanto a Marea que decide hacerle caso, lanzandole tanto una ráfaga de agujas que Marea sigue esquivando mientras se burla de ella.

Unagi: Kabo.

Kabo: ¿Huh?

Unagi: Necesito que compruebes algo.

Ink: ¡Debes de estar loca para creer que puedes destruir esta ciudad cuando todavía no me has destruido a mí!

Marea: ¡A su debido tiempo, tengo todo el del mundo! ¡Tus compañeros de ahí arriba... no tanto!

Ink: ¡¿A qué te refieres?!

Marea: ¡Los Piratas Freak han arrasado el archipiélago! ¡¿Cuánto tiempo crees que iba a pasar antes de que los civiles llamaran a la Mari-! ¡¡...!!

De repente, una de las castañas voladoras es agarrada por la mano ennegrecida de Kabo, asustando a Marea.

Unagi: (Lo imaginaba, parece que no puede dividirse más que eso.)

Kabo: ¡Te pillé!

Unagi: (Y cuando vuelan, siempre hay una que va en cabeza.)

Esa misma es la que está agarrando Kabo, quien procede a lanzarla contra el suelo con tanta fuerza que causa un nivel de destrozo similar al de Ink antes. Una vez en el suelo, el resto de castañas se acercan a ella para formarse de nuevo, pasando a mostrar la cabeza de Marea bajo la mano del Cazador de Bestias Marinas, con su máscara agrietandose para revelar sus tres ojos en blanco.

Ink: ¡...!

Capítulo 35: Viste el lado oscuro

Con el Den Den Maru hundido y los socios del gremio derrotados, el resto de la flota del gremio es hundida queda descoordinada y es rápidamente hundida por la Gran Flota del Gigante Bicéfalo y el Smiley Gunner, mientras que en Kettei los piratas restantes son cada vez menos gracias a los esfuerzos combinados de los Piratas Freak y Todos somos Esclavos. Entre otras situaciones, pueden verse docenas de Katrinas ahuyentando al enemigo mientras Ana electrocuta a varios grupos de golpe con sus nubes de tormenta, mientras que los heridos son atendidos por los médicos de ambas facciones, como Amar, Taylor o Revenant.

Monarch: ¡Coser y cantar, esta batalla me ha servido para incorporar varios enemigos en mis filas!

Gerlofs: ¡Raaaaaaah!

Karpov: ¡Oni byli razdavleny nashey voyennoy moshch'yu!

Eight Hundred: ¡Eso, se confiaron por tener más barcos pero nosotros hemos demostrado tener más fuerza!

Dan: ¡Buen trabajo, seguid por la zona a la espera de lo que diga el almirante!

Eight Hundred: ¿Y el botín de los barcos?

Dan: Es todo vuestro.

Eight Hundred: ¡Eso quería oír!

Gacha

Dan ha aprovechado que la cosa ya está más calmada para sentarse un rato sobre una roca. Isabel está cerca, mirando hacia el mar y viendo a Waylon devorando cinco barcos del gremio de golpe.

Isabel: Tenéis una flota temible.

Dan: Sí, lo sé...

Isabel: Esta tercera facción sorpresa ya está a punto de caer ¿qué pasará después?

Dan: Hmm...

El Tanque mira a su alrededor, viendo que la mayoría de su ejército está herida y de vuelta a sus respectivos barcos y los que quedan están cansados igual que él.

Dan: Dependerá de lo que diga mi capitán.

Isabel: ¿Qué te hizo desertar de la Marine por el Almirante Garabateador?

Dan: Ya tenía pensado retirarme antes de conocerle, en aquel momento era solamente "el Garabateador". Se infiltró en una de nuestras prisiones para rescatar a uno de sus compañeros y de paso expuso los crímenes del oficial a cargo de la fortaleza. Eso me hizo pensar, no era el primer caso de pirata honorable que veía ni de marine corrupto, así que tras retirarme decidí probar a ver como es vivir en el otro bando.

Isabel: Viste el lado oscuro de la Marine y dijiste "basta", conmigo fue similar. ¿Y has sacado alguna conclusión?

Dan: Los piratas así son minoría en este mundo, pero a pesar de haberse vuelto más despiadado, en parte debido al ejército que tiene que mantener, sigue teniendo clara su línea entre piratería y barbarie.

Isabel: Yo pasé meses persiguiendo a quien pensaba que era mi enemigo y al final me hizo ver que mi verdadero enemigo era quien me daba las órdenes.

Dan: Debió ser duro.

Isabel: Sí, pero ahora ya tengo las ideas claras. Espero que tu capitán tenga también claro como quiere acabar esto.

Mientras tanto, en la ciudad subterránea, Katatsu se protege de un ataque de Maxwell bajo su caparazón, con una expresión inquieta en la cara.

Katatsu: (¡¿Qué es esto que acabo de interceptar?! ¿¿La flota ha sido hundida??)

Yugamio usa los brazos de su espalda para levantar el caparazón del suelo y sacar la cabeza de Katatsu fuera.

Katatsu: (¡No puedo contactar con el Den Den Maru!)

Yugamio: ¡Batch Fly Hook!

Usando la viscosidad de su piel, Katatsu simplemente vuelve a meter su capeza en el caparazón sin que el Almirante Garabateador pueda sostenerle sin resbalar, sacando luego su brazo imbuido en haki para golpearle en el vientre. Luego oye un estruendo y se gira para ver a Marea derrotada.

Katatsu: ¡¿Es que no puedo dejarles solos ni un minuto?!

Acto seguido, Katatsu da un salto hacia atrás y empieza a correr hacia donde se encuentra Marea, pero de repente Fernand le intercepta para hacerle la zancadilla.

Katatsu: ¡Agh!

Fernand: ¿Adónde te crees que vas?

Katatsu: ¡Ahórrame la chulería, bufón, aún tengo los documentos que podrían destruirte la vida!

Alargando una de sus piernas, Katatsu hace la zancadilla a Fernand y nada más caer éste al suelo, Katatsu le da un fuerte puñetazo en la cara potenciado con haki, dejándole inconsciente.

Jean: ¡Fernand!

Acto seguido, Katatsu se levanta con Fernand y lo mantiene agarrado con un brazo, mientras que con el otro le apunta con una pistola que saca del caparazón.

Jean: ¡...!

Katatsu: ¡Realmente me lo he pasado bien, he cometido errores y he aprendido de ellos, ahora si me disculpáis...!

Todo Todos somos Esclavos está apuntando a Katatsu con sus armas.

Katatsu: ¡...tomaré a mi sobrina y nos iremos!

Ink: ¡No te vas a ninguna parte!

Katatsu: Esa otra opción implica la muerte del señor Winchester.

Ink, Jean y todos los demás se quedan quietos ante esta tensa situación, sin dejar de apuntarle, hasta que una risa rompe el silencio.

Maxwell: ¡Jejejejejeje!

Katatsu: ¿De qué te ríes?

Maxwell: ¡Puede que hayas querido sido capaz de planear mi invasión a este archipiélago pero al menos yo he hecho los deberes! ¿Por qué crees que he cavado un agujero en el suelo para llegar aquí? ¡No hay ninguna otra entrada ni salida!

Katatsu: Eso no puede ser ¿cómo entran y salen ellos entonces?

Maxwell: ¡Yo qué sé, pero no es por la puerta!

Katatsu: Tsk... ¡El truco, enseñádmelo!

Jean: ¡Ni hablar!

Katatsu: ¡Pues este hombre morirá!

Jean: ¡Hazlo y te haré pedazos!

Ink: Va de farol, si le pega un tiro a Fernand nos echaremos encima suyo.

Katatsu: Bueno... Esta pistola tiene más balas.

En un segundo, Katatsu pasa de apuntar a Fernand a apuntar a Ink, reforzar su pistola con haki y disparar al pecho de la líder de la Tríada.

Maximilian: ¡Soru!

Pero antes del impacto, Maximilian aparece de repente entre ella y Katatsu, con el puño cerrado como si estuviese sosteniendo algo mientras hace una mueca de dolor.

Katatsu: ¡¿Eh?!

El Hombre-Montaña mira a Katatsu y abre la mano, dejando caer una pequeña astilla al suelo, la cual crece para convertirse en la bala que había disparado.

Kabo: ¡¿Ha detenido la bala?!

Y no solo eso. Encogiéndola, Maximilian ha logrado reducir el daño.

Katatsu: ¡¿Eeeeeeh?!

Acto seguido, Unagi dispara a Katatsu en la mano para hecerle tirar su arma, dando vía libre a Maxwell para propulsarse por encima de los piratas y golpear rápidamente a Katatsu en la cabeza usando los brazos de su espalda. Esta vez, Katatsu cae de cara al suelo rompiendo sus gafas y soltando a Fernand, quien es rápidamente socorrido por Fitz y Polly.

Maxwell: ¡Mori dako...!

Yugamio gira al aturdido Katatsu para dejarle boca arriba, para luego empezar a golpearle.

Maxwell: ¡Fury!

Y luego, el almirante pirata levanta a Katatsu y lo lanza hacia arriba para dispararle con su Kaen Kabuto funka, pero Jean interfiere.

Jean: ¡Big Bird!

Big Bird: ¡Sí!

Pluma Azul-Dorada ha deshecho su forma Sieg para poder volar hacia Katatsu y empujarle por el pozo hacia la superficie.

Jean: ¡Es mío!

Maxwell: ¡EH!

Molesto, Maxwell levanta el vuelo pero Kabo y Unagi se agarran a sus tobillos.

Kabo: ¡Espera, hombre, no nos dejes aquí!

Maxwell: ¡Agh! ¡Cafres! ¡Pesáis mucho!

Katatsu sale a la superficie disparado hacia el cielo con Jean pasando por encima de él seguido por Big Bird. Una vez en el aire, el dúo reanuda su forma Sieg.

Jean: ¡Aratua...!

A su vez, Maxwell sale por el pozo mucho más rápido, sobretodo a partir de cuando Kabo y Unagi se dejan caer, yendo como un misil hacia Katatsu.

Maxwell: ¡Impression...!

Abrumado, Katatsu intenta protegerse en su caparazón, pero al no estar contra el suelo sigue quedando una parte desprotegida.

Katatsu: ¡¡...!!

Jean: ¡¡Aufreisser!!

Maxwell: ¡¡Cool Trooper Sword!!

Y así, ambos capitanes realizan su devastador ataque final en Katatsu al mismo tiempo.

Capítulo 36: Menudo chad

Katatsu, Marea, Henrietta y Onitaro han sido encadenados juntos en la superficie de Kettei, al igual que varios grupos más de subordinados del Gremio. A su vez, Adonis está tumbado en la playa con el cuerpo envuelto en vendas, aunque está bajo vigilancia de Amar, Capataz y Coronel.

Samir está dando los últimos retoques a una placa metálica construida para tapar el pozo excavado por Bulldozer, quien está siendo atendido también por su tripulación.

Samir: Vaaale... esto ya está. ¡Bert, ya puedes traerla!

En su forma híbrida, Bert carga una pequeña casa de madera sobre sus hombros y la coloca sobre la placa.

Samir: Hala, ya no hay pozo.

Maxwell y sus maestros de juego se han reunido entre el Freaky Soul y el Jewelry Power con Jean y los miembros del consejo.

Maxwell: La verdad es que estoy sorprendido, nuestros respectivos subordinados han pasado de zurrarse entre sí a colaborar para derrotar al gremio.

Jean: Sí, aunque hemos sufrido un duro golpe.

Maxwell: Nosotros también...

Jean: ...

Maxwell: Bueno, supongo que tras lo ocurrido, lo de la alianza...

Maximilian: Ni en broma.

Hollow: Nope.

Fleur: Después de lo que nos habéis hecho pasar, va a ser que no.

Ink: Te pasaste de la raya.

Fernand: Lamento haberos puesto en este aprieto.

Jean: Ya les has oído.

Maxwell: Qué chasco, bueno, si os sirve de algo, no ha estado mal esta tregua.

El Almirante Garabateador dice esto extendiendo su mano a Jean.

Jean: ... Je, no, supongo que no.

A lo que el vocero de Todos somos Esclavos estrecha la mano en señal de cortesía.

Maxwell: Y ahora que se ha acabado sería muy fácil quitaros del medio ahora mismo.

Jean: ¡...!

Maxwell: ¡Peeero mi tripulación está hecha un asco y yo también así que vamos a seguir el alto al fuego para que podamos volver por donde hemos venido!

Jean: (¡Oof!)

Ana: ¡Capi!

Maxwell: ¡Qué!

Ana: ¡Tenemos compañía!

La Diva de las Nubes puede ver desde el aire una flota de la Marine acercándose a la isla. Skorup usa un catalejo para ver mejor el barco que encabeza la flota y ve a Dredd de pie sobre la torreta de proa.

Skorup: ¡Es Dredd!

Maxwell: ¡¿Dredd?!

A su vez, Evangeline y James vienen a alertar a Jean.

James: ¡Jean, la Marine viene hacia aquí, Ácrono está con ellos!

Jean: ¡¿Eh?!

Ink: ¡No podemos dejar que sepan sobre este sitio!

Maxwell: ¡Jean, se nos echa la Marine encima! ¡¿Qué te parece si...?!

Pero para cuando Maxwell vuelve a girarse hacia Jean, éste y todo su séquito se han esfumado, habiendo subido ya al Jewelry power.

Jean: ¡Tú mismo lo dijiste, nuestra tregua ha terminado!

Jean dice eso mientras hace un corte de manga a Maxwell y Angélique le pone unas gafas de estilo 8 bits. Acto seguido, el Jewelry Power da marcha atrás, pitando como un camión, para volver a meterse en la cueva de Kettei y bajar por la cascada, abandonando a los Freak a su suerte.

Maxwell: ¡...!

Paul: Menudo chad.

Maxwell: ¡Agh! ¡Da igual, nos hemos hecho con un buen botín! ¡Todo el mundo a los barcos, nos largamos de aquí!

Dredd: ¡Que todos los cañones apunten a la isla con la montaña, no podemos dejar que escapen!

Ácrono: ¡Veo el buque insignia de los Piratas Freak, señor!

Dredd: ¡Yo también!

Haimoru ya ha empezado a apuntar al Freaky Soul con su ojo biónico cuando éste justo acaba de zarpar.

Dredd: (¡Aún tienes que pagar por haber atentado contra su santidad, Garabateador!)

Sin embargo, su objetivo es repentinamente cubierto por una gran cortina de nubes generada por Ana, la cual envuelve toda la costa de la isla dejando a la Gran Flota del Gigante Bicéfalo en su interior.

Ácrono: ¡¿Pero qué...?!

Dredd: ¡Es la Diva de las Nubes! ¡¡Fuego!!

Los barcos disparan a la barrera de nubes pero al estar hecha de nubes de hierro, es más resistente de lo que aparenta. Finalmente, las nubes se disipan, revelando que la flota se ha ido sin dejar rastro.

Ácrono: ¡No... no lo entiendo, una flota como esa no puede desaparecer en tan poco tiempo!

Dredd: Starman puede crear agujeros de gusano, han debido escapar por ahí... ¡Maldición!

Goma: ¡Vicealmirante Dredd, hay gente en la isla, está encadenada!

Dredd: ¿Eh?

Cuando los marines desembarcan en Kettei, Dredd, Ácrono y Goma comprueban el estado de la playa y de parte de la ciudad, echando un vistazo después a los malheridos miembros del Gremio de Peligros Públicos.

Goma: Menuda batalla ha debido de montarse aquí...

Ácrono: Este debe ser el bando perdedor.

Dredd: ... ¿Huh?

El vicealmirante se acerca al cabizbajo Katatsu y le levanta la cabeza para verle mejor la cara.

Dredd: Hmm...

Katatsu: ...

Dredd: Mira tú por donde... ¡Capitán Tapper, quedas detenido por cargos de piratería! ¡Llevaoslo!

Katatsu: Tsk...

Goma: ¿Tapper?

Dredd: En su día fue un pirata que alcanzó la fama rápidamente. Sin embargo, se suponía que se hundió con su barco poco después de alcanzar los Berrysymbol92.000.000 de recompensa.

Ácrono: Señor, acaba de llamar uno de nuestros barcos de exploración, han localizado a una giganta inconsciente dentro de un cráter en la isla de al lado ¿qué hacemos con ella?

Dredd: Que se la lleven y la identifiquen, seguro que tiene una interesante historia que contar.

Ácrono: Ipso facto.

Dredd: (¿Qué has estado haciendo aquí, Garabateador...?)

Capítulo 37: Lista de nombres

Tras su detención en Kettei, el Gremio de Peligros Públicos ha sido llevado al Cuartel General de la Marine para su interrogación. Katatsu está sentado en una sala con Ácrono, con su elegante traje sustituido por uno de presidiario.

Ácrono: ¿Así que ha estado todos estos años chantajeando a gente y manejando negocios turbios aprovechando que estaba en el anonimato?

Katatsu: Así es. Yo solo he sido capaz de detectar más chanchullos que vosotros, pero si lo que dijo ese vicealmirante es verdad, quiero hacer un trato.

Ácrono: Menos tiempo entre rejas a cambio de darnos nombres de las personas a las que chantajeaba.

Katatsu: Algunas de ellas no son criminales, algún que otro escándalo que afectaría a su vida personal, pero la gran mayoría tienen secretos muy turbios que encubrir.

Ácrono prepara un papel y una pluma para empezar a escribir.

Ácrono: Cuanto antes empecemos antes acabaremos.

Katatsu: El primero que le diré es en parte el responsable de que esté aquí sentado, le pillé frecuentando locales de mala reputación...

Pero antes de que Katatsu pudiese nombrar a Fernand, alguien entra en la sala.

Heavyhebi: Gracias, comodoro Ácrono, ya me encargo yo a partir de este punto.

Ácrono: ¿Comodoro Heavyhebi?

Heavyhebi: Mi división ha estado investigando la detención de del capitán Sanjay y ya nos habló de su organización. Le agradezco que haya arrestado a su líder, pero me temo que este caso es mío.

Ácrono: ¿En serio?

Heavyhebi: Pregunte al vicealmirante Dredd.

Ácrono: Hmm... Bueno, me fiaré de su palabra, es todo suyo, comodoro.

Heavyhebi: Gracias.

Ácrono sale de la habitación y Heavyhebi ocupa su asiento.

Heavyhebi: ¿Decía?

De esta forma, el Machacador de Jolly Roger se hizo con toda la lista de "contactos" de Katatsu, que luego procedió a leer a Maxwell en su despacho por den den mushi.

Maxwell: ¡No, a ese no le hagas nada!

Heavyhebi: ¿Qué pasa con este? Usa su negocio de ropa como tapadera mientras forma parte de una organización pirata.

Maxwell: Venga, hombre, que se dedican a cazar esclavistas, son gente legal.

Heavyhebi: Bueno, vale... ¿Los demás sí?

Maxwell: Sí, a esos no les conozco y por lo que veo aquí son gente peligrosa...

Maxwell está en su base de Stegosaurus, con la caja fuerte de Katatsu abierta junto a él y revisando los archivos de cada individuo que Heavyhebi le nombra.

Maxwell: Por cierto, tienes tu den den mushi blanco a mano ¿no?

Heavyhebi: ¿Me tomas por tonto? Siempre lo uso a la hora de comunicarme contigo.

Maxwell: Era para asegurarme, Katatsu podía interceptar comunicaciones con su habilidad.

Heavyhebi: Te aseguro que estamos seguros. Me va la vida en ello...

Maxwell: Bien.

Heavyhebi: Realmente me has traído una mina de oro, almirante. Si encima hubiese sido yo quien hubiese detenido a Katatsu y destapado toda su red de contactos hubiese ascendido a vicealmirante.

Maxwell: Diviértete dando caza a sus clientes, menos los que te he dicho yo.

Heavyhebi: Por supuesto.

Heavyhebi tacha el nombre de Fernand de su lista.

Maxwell: Estaremos en contacto.

Gacha

Maxwell: Bueno, pues ya estaría.

Dan: ¿Qué hacemos con nuestros documentos?

Maxwell: Hmmmmmmm... Meh, destruidlos, con suerte nos servirán para darle un ascenso a Heavyhebi cuando ponga a todos los que hay ahí en la trena. Nos conviene que su influencia sea mayor.

Dan: Llevaré a cabo esa orden encantado.

Maxwell procede a guardar todos los documentos en la caja fuerte para que Dan se la lleve, dejándole con Laura en su despacho.

Laura: Si te soy sincera, me alegra que ordenases la retirada.

Maxwell: ¿Sí?

Laura: Por primera vez en mucho tiempo, no me divertía la idea de luchar con Todos somos Esclavos de la forma en la que teníamos planeado hacerlo.

Maxwell: Estaba cansado y vosotros también, y encima después de pelear tan bien juntos para acabar con un enemigo que llevaba ya tiempo molestandonos... en caso de ganar hubiese sido una victoria amarga.

Mientras tanto, en Kettei...

Angélique: Nos hemos librado por los pelos ¿pero y si vuelven a atacarnos? Saben como funciona esta base.

Jean: Siguen sin saber cómo funciona la entrada de la cascada y ya les hemos visto luchar, podremos hacer una estrategia mejor la próxima vez, como poner a Maximilian en primera línea.

Angélique: Fleur insistió mucho en eso.

Jean: Además, ellos han visto nuestra base, pero Hollow ha visto la suya. Si nos atacan, no solo defenderemos sino que después contraatacaremos, y creo que eso Maxwell lo tiene en cuenta.

Angélique: Ya.

Jean: Pasará un tiempo antes de volver a cruzarnos con él.

Mientras tanto, el resto del archipiélago está trabajando en la reconstrucción tras el ataque de los Piratas Freak, cuando un niño de la isla de Seigi que estaba mirando al horizonte ve algo que llama su atención: una especie de nube flotando a lo lejos, más bien niebla, formada por borrosas manchas de colores.

TO BE CONTINUED


Portal de navegación

[v · e · ?]
Arcos y Sagas de los Piratas Freak
Saga de la Nueva Generación
Liantes
Isla Astro  •  El Coloso de Mar  •  El Tanque  •  El Fantasma del Desierto
Base G-2
El Gólem de Jaya  •  La Luna  •  G-2
Pirata maldito
Isla Rambo  •  Academia Huxley  •  Isla Templo
Nuevos reinos
Florian Triangle  •  Strong World  •  Huida de Merveille
Red Line
La Diva de las Nubes  •  El Submundo del Mar
Saga de los Ojos del Diablo
Grand Battle Land
La Arlequín  •  El Gigaimpacto  •  El Heraldo del Infierno  •  El Pulgar Invertido  •  Frenzy
Ascensión y caída
Ascensión  •  La logia más buscada  •  Caída
Kinokami
El Gigante Bicéfalo  •  Reino Death Game  •  Secret
Devorador de Mundos
Mar del Adiós  •  Z  •  La araña y el perro
Alianza del Gran Ojo
Archipiélago Shinjin  •  Reino de Lazuli
Fantasia
País de Países  •  Mar sin Sol  •  Twin Olympus  •  Metropia  •  Fantasia
Gran Guerra de Jade
Arc Zero  •  Isla Gloomy  •  Missile Bullseye  •  Gigantomachia
Piratas Freak Sequel: Rainbow Wars
Funny Empire
Isla Hitokuchi  •  Reino de Canvas  •  Nekokaburi
Piratas Freak x Piratas del Ave Azul: CLASH
Piratas Freak x Piratas del Ave Azul: CLASH
Spin-offs
Spin-offs
Fear the K  •  Marine Tank  •  Roco Crash vs Willy  •  Scribble Machine-Gun Shop
Otros
Mini historias
Minihistorias/Piratas Freak
No canon
Crossovers
Saga del Próximo Imperio  •  OPF Super Grand Tournament XD
[v · e · ?]
Piratas Freak
Almirante
Maxwell Scribble
Maestros de juego
Laura Moovi  •  Cosmo  •  Dan  •  Kabo Chang  •  Unagi
Pesos pesados
Willy  •  Amar  •  Rick  •  Eric Skorup  •  Ana  •  Mika  •  Roco Crash  •  Paul  •  Saigo Tepes
Jefes de mazmorra
Ozzy Rich  •  Cervantes Monarch  •  Aaron  •  Bonnet  •  Ching Shi  •  Bulldozer  •  Berta  •  Komodo  •  Gerlofs  •  Darius  •  Speed Jaws  •  Theodore  •  Karpov  •  Sadic Farrell  •  Jimmy Ahead V. Hair  •  Eight Hundred  •  Royal Low  •  Yamaushi
Otros miembros
Capataz  •  Coronel  •  Dummies
Bandas subordinadas
Piratas Free Lifestyle  •  Piratas del Gigante Bicéfalo  •  Piratas Monarch  •  Piratas Garra de Acero  •  Piratas Ciempiés  •  Piratas de Lady Shi  •  Piratas de Barbahierro  •  Piratas Komodo  •  Piratas Arrr  •  Piratas de Darius  •  Piratas Barracuda  •  Piratas March  •  Piratas Nasdrovia  •  Piratas de Farrell  •  Piratas Head with Hair  •  Piratas de Eight Hundred  •  Piratas Royal  •  Piratas sin Cadenas
Embarcación(es)
Freaky Soul  •  Smiley Gunner  •  Punk Bully  •  Shameless  •  Emperor Croc  •  Tactic Duchess  •  Ripper Catacomb  •  Century Mukade  •  Kenzan Dokuro  •  TK Corkscrew  •  Skógrson  •  Bounty Drago  •  Angriest Banshee  •  Red Moon Watcher  •  Choking Fish Bone  •  Marching Hare  •  Tovarishch Medved' iz Krasnoy Armii  •  Primadonna Bell  •  Little Mermaid's Mane  •  Bruised Angel  •  Royalty Rooster  •  Dismissed Boris y Freed Natasha
Habilidades
Basadas en frutas del diablo
Fruta Duro Duro  •  Fruta Eiga Eiga  •  Fruta Uchu Uchu  •  Fruta Tanku Tanku  •  Fruta Hito Hito: modelo gólem  •  Fruta Kumo Kumo: modelo escorpión rojo  •  Fruta Kura Kura  •  Fruta Boru Boru  •  Fruta Pauda Pauda  •  Fruta Mimu Mimu  •  Fruta Chesu Chesu  •  Fruta Muka Muka  •  Fruta Usa Usa: modelo liebre  •  Fruta Ushi Ushi: modelo screen buffalo  •  Fruta Goki Goki
Basadas en estilos de lucha
Kasa Kenpo  •  Rokushiki  •  Karate Gyojin  •  Jujutsu Gyojin  •  Esgrimagia  •  Combate Tontatta  •  Alma Titánica  •  Jao Kun Do  •  Hasshoken  •  Kusuri Kenpo  •  Chigairyu  •  Haki  •  Nijutoryu  •  Tanzo-ryu
Basadas en armas
Inkuhato  •  Schahriar y Sherezade
Artículos Relacionados
Historias
Historia de los Piratas Freak  •  Inazuma Mix Match  •  Batalla de Missile Bullseye  •  Batalla del Götterdämmerung  •  Incidente de Nekokaburi  •  OPF Super Grand Tournament XD  •  Saga del Próximo Imperio
Afiliaciones
Alianza de los Siete Magníficos  •  Alianza del Gran Ojo
Localizaciones
Isla Astro  •  Isla Vega  •  Isla Rambo  •  Isla Gako  •  Isla Templo  •  Grand Battle Land  •  Clue  •  Secret  •  Archipiélago Shinjin  •  Reino de Lazuli  •  Isla Milk  •  Twin Olympus  •  Metropia  •  Fantasia  •  Isla Gloomy  •  Missile Bullseye  •  Isla Hitokuchi  •  Reino de Hoshimori  •  Reino de Canvas  •  Nekokaburi  •  Stegosaurus
Otros
Inframundo  •  Reliquias de Stratos
[v · e · ?]
Piratas del Gigante Bicéfalo
Miembros conocidos
Cletus  •  Margot  •  Kabo Chang  •  Unagi  •  Gunter  •  Deathcalibur  •  Twilight  •  Chubby Diablo  •  Brody  •  Bernal  •  Hermanas Clayton  •  Hermanos Arupiji  •  Stiff  •  Poochie  •  Waylon  •  Cheetah  •  Antiguos Piratas Halloween  •  Antiguos Piratas Rocket  •  Maxwell Scribble
Aliados
Piratas Freak  •  Lumiere  •  Gran Flota del Gigante Bicéfalo
Embarcación(es)
Emperor Croc
Habilidades
Basadas en frutas del diablo
Fruta Haro Haro  •  Fruta Sura Sura
Basadas en estilos de lucha
Electro
Basadas en armas
Dial de frío
Artículos Relacionados
Arcos de la historia
Arco de la Academia Huxley  •  Arco de la Diva de las Nubes  •  Piratas Freak: Frenzy  •  Arco del Gigante Bicéfalo  •  Arco del Reino Death Game  •  Arco de Secret  •  Piratas Freak: Z  •  Piratas Freak: Arc Zero  •  Arco de Missile Bullseye  •  Piratas Freak: Gigantomachia
Localizaciones
Secret  •  Isla Shintomi  •  Missile Bullseye  •  Isla Hitokuchi
Otros
Batalla de Missile Bullseye
[v · e · ?]
Gran Flota del Gigante Bicéfalo
Miembros conocidos
Cervantes Monarch  •  Piratas Garra de Acero (Aaron)  •  Bonnet  •  Ching Shi  •  Piratas de Barbahierro (Bulldozer)  •  Berta  •  Komodo  •  Gerlofs  •  Darius  •  Speed Jaws  •  Theodore  •  Karpov  •  Sadic Farrell  •  Jimmy Ahead V. Hair  •  Eight Hundred  •  Royal Low  •  X Mokey   •  Pete Zack   •  Bomber Burns   •  Liberty   •  Fate   •  Together   •  Guillaume
Grupos
Piratas Monarch  •  Piratas Garra de Acero  •  Piratas Ciempiés  •  Piratas de Lady Shi  •  Piratas de Barbahierro  •  Piratas Komodo  •  Piratas Arrr  •  Piratas de Darius  •  Piratas Barracuda  •  Piratas March  •  Piratas Nasdrovia  •  Piratas de Farrell  •  Piratas Head with Hair  •  Piratas de Eight Hundred  •  Piratas Royal
Barcos
Tactic Duchess  •  Ripper Catacomb  •  Century Mukade  •  Kenzan Dokuro  •  TK Corkscrew  •  Skógrson  •  Bounty Drago  •  Angriest Banshee  •  Red Moon Watcher  •  Choking Fish Bone  •  Marching Hare  •  Tovarishch Medved' iz Krasnoy Armii  •  Primadonna Bell  •  Little Mermaid's Mane  •  Bruised Angel  •  Royalty Rooster
Habilidades
Basadas en frutas del diablo
Fruta Chesu Chesu  •  Fruta Muka Muka  •  Fruta Usa Usa: modelo liebre  •  Fruta Piza Piza   •  Fruta Shobo Shobo   •  Fruta Dato Dato
Basadas en estilos de lucha
Nijutoryu  •  Tanzo-ryu  •  Haki
Artículos Relacionados
Arcos de la historia
Arco de Missile Bullseye  •  Piratas Freak: Gigantomachia  •  Arco de Isla Hitokuchi  •  Arco del Reino de Canvas  •  Arco de Nekokaburi
Localizaciones
Missile Bullseye  •  Isla Hitokuchi  •  Reino de Canvas  •  Nekokaburi
Otros
Piratas del Gigante Bicéfalo
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.