FANDOM


Todo lo que hacemos, las muertes que causamos, los incendios de casas, bosques y otras cosas, aquellas personas que desalojamos de sus hogares, toda cosa que le hayamos quitado a un ser vivo... Es cosa nostra
— Rudolph
COSA NOSTRA
Rudolph
Rudolph
Información
Nombre japonés ルドルフ
Nombre romanizado Rudorofu
Alias Daredevil (デアデビル, Deadebiru ?)
Género Masculino
Raza Humano
Ocupaciones Líder de la Cosa Nostra
Familia Lenny (hermano)
Constanza (hermana)
Afiliaciones Cosa Nostra
Recompensa Berrysymbol550.000.000
Edad 31 años
Fecha de nacimiento 25 de Diciembre
Altura 1.96m
Estado Vivo
Tema
Tema de Rudolph
Creador SerMars

Rudolph (ルドルフ, Rudorofu ?) es el líder de la organización criminal llamada Cosa Nostra. Desde niño ha demostrado ser una persona peligrosa y a lo largo de los años logró demostrar que lo era pudiendo consolidarse en el mundo criminal como jefe de una de las mas grandes organizaciones criminales del mundo. Gracias a su alto poder en todos los mares que hay y su saber total de todo lo que pasa en al menos uno de ellos, agregando además sus pequeños tratos con los piratas, se le ha adjudicado la recompensa de Berrysymbol550.000.000 lo cual agregado a su cercana relación con muchos de los marines lo hacen una persona a la cual respetar y temer.

También se le ha dado el apodo de Daredevil (デアデビル, lit. Temerario ?) por su falta de miedo para afrontar las situaciones en las que claramente está perdiendo y buscando siempre la forma de salir victorioso en éstas. Posee una cercana relación con su hermano Lenny al cual guarda rencor gracias a que fue el causante de la muerte de su madre, a pesar de ésto, no lo demuestra y trata de mantenerlo siempre a su lado ya que cree que en él aún vive su madre. Asimismo piensa que las relaciones familiares son una de las cosas más sagradas que puede haber y por lo tanto los puestos más altos en Cosa Nostra están ocupados por exclusivamente familiares de él.

Apariencia

Son muy pocos los que pueden decir sin llegar a mentir que han visto a Rudolph en su totalidad o más bien, que pueden describirlo de una manera detallada. Gracias a esto, se ha creado una imagen de él que no podría ser más errónea: La de un hombre ya en finales de su vida, gordo y que fácilmente podría estar agonizando en su lecho, rodeado de dinero, drogas y líquidos de dudosa procedencia. Y es que aún cuando Rudolph prefiere no intervenir directamente en los problemas de la organización para no mostrarse ante el mundo, bien podría resolverlos fácilmente, siendo un hombre bastante atlético, con un cuerpo definido y que está, relativamente, aún en la flor de su juventud.

Para comenzar hay que remarcar su rostro, que con una barbilla definida y sin ningún defecto remarcable lo hace ser un hombre, en primera instancia, bastante atractivo. Unos pequeños vellos encima y debajo del labio superior que no pueden llegar a considerarse un bigote y una barba combinan de manera impecable con su consante aspecto serio y con su misteriosa sonrisa que, gracias a que aparece en raras ocasiones, presagia que algo malo le pasará a quien la haya causado. Su cabello suele estar tapado casi en su totalidad por un sombrero bajo con una cinta naranja en él, aun así este sobresale en la parte de detrás, de un color negro y que posee un desorden que hace que todo parezca casi intencional. Sin duda alguna la parte más resaltante de su rostro son sus largas patillas en forma de espiral que le agregan un toque gracioso y amigable a su aspecto de por sí siniestro y hay quienes dicen que éstas se mueven dependiendo del estado de ánimo de Rudolph.

Su apariencia, en cambio, deja más que desear. No es extravagante ni mucho menos resaltante, es la típica de un mafioso que sabe que tiene que mantenerse formal aún en peleas en las que podría arriesgar su vida. Una camisa de mangas largas naranja que combina con la cinta en su sombrero, una chaqueta sin mangas negra que puede alternar en ocasiones a una con mangas, una corbata quizá demasiado corta para alguien como él, un pantalón formal negro que posee un cinturón con hebilla de murciélago y unos mocasines negros son la vestimenta de este personaje que contrasta totalmente con la apariencia extravagante de los demás miembros de Cosa Nostra. Así pues, bajo el sentido de la apariencia, Rudolph es probablemente la persona menos resaltante de toda la organización.  

Personalidad

Cualquier persona que no seamos nosotros es un enemigo.
— Rudolph para los miembros fundadores de Cosa Nostra.

Todo el mundo conoce a Rudolph como un asesino de sangre fría que no derrocha energías hablando de forma innecesaria. Esta imagen es cierta, se muestra implacable y brutalmente eficiente en su trabajo, haciendo alarde de una mente fría y analítica propia de un jefe de organización tan experimentado como él. Sin embargo, esto es solo la punta del iceberg, pues este hombre tiene más caras de las que piensa la gente. Es decidido pero nunca imprudente y rara vez actúa sin tener un buen motivo. Y, con frecuencia, ese motivo es económico. Seamos sinceros, no es una gran persona, de hecho la sociedad le tacha de villano a pesar de que él mismo no se vea como tal. Su moral es diferente a la de la mayoría de la gente y por eso no tiene escrúpulos a la hora de matar. También tiene estómago suficiente como para realizar otras acciones que podrían horrorizar a otros sin pestañear, pero esto no significa que carezca de sentimientos.

Aunque no sea evidente a simple vista, este hombre se rige por un estricto código ético que solo él conoce en profundidad. Valora muchísimo los lazos familiares, por lo que, a pesar de no ser un padre ni un marido, siempre intenta velar por el bien de su familia. Pero si hay algo realmente sagrado para él es su palabra. Si se compromete a algo, está dispuesto a mantener esa promesa a toda costa, un principio que le ha costado más de un disgusto. Si bien Rudolph es tan distante como un jefe de una de las más grandes organizaciones puede ser, en su vida privada puede llegar a ser sorprendentemente cercano. No es fácil ganarse su confianza, pero una vez logrado puede convertirse en un buen camarada y un valioso aliado que no teme mancharse las manos por todo aquello que le importa. Por encima de todo, desea el poder; Estar por encima de aquellos de los que juró vengarse, por la crueldad con la que le trató el destino. Este deseo no se limita solo a la marine o a los piratas, incluso la misma Tierra se queda pequeña ante sus ambiciones, ya que persigue el poder absoluto. 

Esto lo convierte en una persona ambiciosa, malvada e inteligente. Capaz de urgir los planes más enrevesados, a menudo peligrosos, y astutos para conseguir llevar a cabo sus objetivos. Parte de su arrogancia deriva del hecho de que aparentemente no puede morir; no porque realmente sea inmortal, sino porque simplemente nadie puede matarlo. Muchos marines y piratas lo han intentado alguna vez, pero Rudolph siempre encuentra la forma de huir ileso. A pesar de ello, ha demostrado en más de una ocasión poseer cierto grado de bondad y compasión; e incluso de ser capaz de sentir amor, tanto por su difunta madre como por su hermano y hasta por su consejero.  Algunos dicen que nunca se ríe, no obstante, en muy contadas ocasiones puede mostrar una ligera sonrisa. Y quizá no es lo que sus enemigos más podrían desear, pues eso significa que nada bueno les espera. Sabe aprovechar las oportunidades que se le presentan así como hacer que le respeten.

Se le considera frío, calculador y despiadado; pero también un gran estratega, inteligente y correcto. Casi nunca pierde los nervios y prefiere evitar responder con el calor del momento y meditar cualquier palabra que salga de su boca. Le gusta leer y la historia, y considera que toda buena batalla ya ha sido contada, por lo que estudia las estrategias y planificaciones pasadas en busca de errores y mejoras. El fin justifica los medios, y no existe la moralidad social si ello le impide ganar una guerra. Tiene claro lo que quiere y a quién quiere a su lado, y su familia es lo más importante para él.

Relaciones

Habilidades

Todos los miembros de Cosa Nostra, aún el más arrogante de ellos, están conscientes de que Rudolph es, sin duda alguna, el miembro más fuerte de la organización y aún cuando quizás lo digan por respeto o por temor a que Rudolph demuestre que lo es si lo desafían, esto no quita que Rudolph posea autoridad total sobre todos los demás soldados y rangos inferiores en la organización por lo que puede dar órdenes que infrinjan directamente con la autoridad de los otros líderes, lo que le da autoridad total sobre el ejército, la economía y las políticas interiores y exteriores de Cosa Nostra.

Además, ha demostrado un gran ingenio y capacidad estratégica siendo él quien conquistó gran parte del territorio actual controlado por Cosa Nostra no sólo mediante la fuerza si no también de manera diplomática, coronándose sin duda alguna como quien más ha aportado a la causa de Cosa Nostra. Una mente maquiavélica sin duda que ha demostrado destacar en más de un ámbito y aun cuando no sea el miembro que más salga a la luz o que más ha demostrado su capacidad destructiva es parte del saber popular que es sumamente peligroso en batalla individual o liderando ejércitos de miles de hombres.

...

Gran inteligencia: Habiendo derrotado en sus propios juegos mentales hasta a los más grandes intelectuales de la Marina y a piratas con más de treinta años en el mar, Rudolph ha demostrado poseer una inteligencia vasta en más de un sentido siendo capaz de crear desde estratagemas para aniquilar ejércitos enteros como sencillos planes con los que asesinar a una pieza central en un conflicto mayor. Puede trabajar bajo presión y lo ha hecho más de una vez, después de todo, ser el jefe de la, probablemente, organización criminal más peligrosa del mundo no es cosa sencilla. Más de una vez ha logrado analizar a una persona mediante sus gestos y lenguaje corporal, siendo además capaz de transmitir mediante el uso de este recurso lo que él quiera producir en los demás. Bajo este punto de vista, utiliza su inteligencia para la manipulación psicológica y la resolución de problemas casi al instante.

  • Magnífico estratega: Desde los comienzos de la organización, Rudolph ha sido quien ha creado las posibilidades de victoria en las batallas mediante el análisis detallado del adversario, su capacidad armamentística y las habilidades en combate, logrando predecir hasta los posibles primeros movimientos mediante la visualización o lectura de sus batallas anteriores. Y no solo eso es importante para él en un combate, agregando además el estudio del terreno donde se combatirá, propiciando él este mediante el uso de jugarretas para conducir al rival hasta cierto punto del mundo o del campo de batalla. Además toma en cuenta la propia capacidad de la organización, la cantidad de soldados y los gastos que tendrá todo el proceso bélico. Gracias a todo esto ha logrado expandir sin ninguna derrota hasta ahora los dominios de su causa, mostrándose como un temible adversario para cualquiera al que se enfrente.
  • Diplomático excepcional: Asesinatos, amenazas, sonrisas y tragos, cuatro palabras fundamentales para la diplomacia según el jefe de una organización que ha logrado intimidar a la Marina al punto de obligarla a firmar un pacto de no-agresión. Es bien conocido a lo largo de los mares que el cabecilla de Cosa Nostra es un hombre con mano de hierro envuelta en tela fina. Ha subyugado reinos, asesinado vicealmirantes, incorporado bandas piratas y hasta contratado shichibukais para su causa, todo mediante el uso de la pluma, las risas y las charlas. Un hombre que no se anda con verborrea y siempre va al grano, pero que ha demostrado ser amigable y jovial cuando ve que es necesario. Sin duda, un hombre a quien hay que temer, pues su habilidad oratoria es de las mejores que hay en todos los mares, por no decir la mejor.

Haoshoku haki: Un haki cuyo nombre sin duda alguna se adapta perfectamente a la persona de Rudolph. Aun a pesar de que no ha sido confirmado por la Marina o por algún pirata de relevancia, es un secreto a altas voces que Rudolph posee este tipo de haki y en más de una ocasión se le ha visto usarlo. Es un experto en su uso y es capaz de controlarlo al punto de ser capaz de desmayar a todo el resto de la organización si así lo considerara necesario. Hay cientos de historias en las que él usa este tipo de habilidad y han sido pocos los que verdaderamente han visto usar a Rudolph esta habilidad. Su voluntad inquebrantable además ha conseguido que sea inmune a otros haoshokus de los más fuertes, como el de algún almirante.

...

En cuanto a sus habilidades físicas, éstas son practicamente desconocidas para el resto de personas que no sean los otros líderes y solo ellos han visto lo que es capaz de hacer un Rudolph verdaderamente enojado. Es probable que, por ahora, siga siendo totalmente desconocido para el resto del mundo y se dice que hasta los grandes piratas rezan porque este personaje no decida batallar por sí mismo, conociendo su capacidad destructiva que presume ser absolutamente inmensa.

Curiosidades

  • Está basado en Tywin Lannister de Canción de Hielo y Fuego y don Vito Corleone de El Padrino.
  • Los demás integrantes de Cosa Nostra han declarado que, en su juventud, Rudolph no poseía así las patillas.
  • Su nombre, Rudolph, se le ocurrió a su creador al pensar en el reno de nariz roja de Santa Claus.

Frases

Vuelve estúpido al vencedor y rencoroso al vencido.
— Rudolph sobre la guerra.


Es inútil matar a millones de soldados en batalla, matar a un líder en una cena o quizás en su cama... es importante.
— Rudolph.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.