FANDOM


(Capítulo 20: Multiplicado por veintisiete)
Línea 1.788: Línea 1.788:
   
 
Dan: ¡Apuntando!
 
Dan: ¡Apuntando!
 
Deus: ¡Listos!
 
   
 
Buck: ¡FUE...!
 
Buck: ¡FUE...!

Revisión de 18:57 19 may 2016

Saga de Grand Battle Land/Arco del Pulgar Invertido
Información
Anterior Arco del Heraldo del Infierno
Posterior Piratas Freak: Frenzy
Creador Lgarabato

El Arco del Pulgar Invertido es el 19º arco de la historia de los Piratas Freak y el cuarto de la Saga de Grand Battle Land.

Antecedentes

Los Freak han reclutado a un nuevo miembro para su tripulación, ni más ni menos que uno de los presos fugados del Nivel VI de Impel Down, Paul "El Heraldo del Infierno". Esta nueva adquisición les ha resultado venir muy bien, pues conoce la ubicación del cuartel general de la Banda del Pulgar Invertido.

Capítulo 1: ¿Hay algo que quieras contarme?

Tras obtener el paradero de la base de operaciones de la Banda del Pulgar Invertido, Maxwell Scribble decide atacar al atardecer, por lo que da a su tripulación toda la mañana para prepararse en cuerpo y alma para el asalto.

En el mercado de Ciudad Marciano, Amar y Paul han ido a comprar productos para el botiquín, el cual ya ha empezado a quedarse vacío.

Amar: ¿Es que no hay una maldita farmacia en toda esta ciudad?

Paul: ¡Eh, Amar, ven a ver esto!

Su compañero se encuentra frente a un puesto de venta de una especie de caracolas.

Amar: ¡Paul, no hemos venido aquí de compras, venimos a por algo concreto!

Paul: ¡Pero es que esto es la leche, mira!

Paul extiende la caracola hacia el Fantasma del Desierto y, apretando un botón, esta empieza a emitir sonidos.

[¡Pero es que esto es la leche, mira!]

Amar: ...

Paul: Je Je Je Je

Amar: Y... ¿cómo se llaman estas cosas?

Vendedor: "Diales de Sonido", sirven para grabar sonidos y reproducirlos en cualquier momento. Se venden por pares para que puedan ser usados como auriculares o tocadiscos si así lo desean.

Amar: Mmm...

[¡Pero es que esto es la leche, mira!]

Paul: Je Je Je Je

Amar: (Es divertido...) Denos dos pares.

Paul: ¡BIEN!

Mientras Amar paga los Diales, Paul vuelve a distraerse con otra cosa, esta vez una pantalla en una pared en la que se retransmite un combate de lucha libre del Coliseo Sur.

Paul: ¡Hala!

Comentarista: ¡Y K.O para Max Minus, Roco Crash gana!

Al parecer hoy tenía lugar un combate entre el campeón del Coliseo Sur Max Minus contra el campeón del Coliseo Norte Roco Crash, comentado por Mr. Giga, hermano mayor de Mr. Kilo y Mr. Mega. Paul observa por pantalla como el boxeador alza sus largos brazos ante el público que grita su nombre.

Mr. Giga: ¡Un combate reñido pero que al final ha tenido como vencedor a nuestro invitado! Ahora yo, Mr. Giga, comentarista de este combate, voy a tener que pagar Berrysymbol50 a mi hermano Mr. Mega...

Paul: Mola.

Amar: Habrá querido entrenar para lo de esta tarde. Anda, sigamos.

Mientras, Maxwell ha sido invitado a comer en el Mutekimori, el barco de la banda pirata de Creeper "Madre Naturaleza".

Creeper: ¿Te gusta la ensalada, Garabateador?

Maxwell: Sí, muy buena...

Creeper: ...

Maxwell: ...

Creeper: Bueno, iré al grano. Verás, te he invitado a comer conmigo porque tenía algo que preguntarte.

Maxwell: ¿Ah, si?

Creeper: Me he enterado de que has acogido al Heraldo del Infierno en tu tripulación y... simplemente quería saber si podrás tenerlo bajo control.

Maxwell: ¿A Paul? Es un tipo muy majo y generalmente inofensivo, es cuestión de no hacerle enfadar.

Creeper: Ya, ya, pero es que ha enviado a Kurokage al hospital y me preocupa que pueda ser un problema para nuestros... "objetivos".

Maxwell: ¿Objetivos?

Creeper: Tú quieres encontrarte aquí con alguien ¿no? Y yo quiero perder a la Marine de vista. Si algo demasiado malo ocurriera, el rey podría verse obligado a pedirles ayuda y eso no me conviene, ni a Buck, ni a Deus, ni a Bomba ni a tí, a Red no le menciono porque no tiene recompensa...

Maxwell: Tranqui, no voy a permitir que ninguno de mis hombres la líe demasiado.

Creeper: Bueno, me alivia oír eso jiji. Bueno, que sepas que siempre puedes contar con mi ayuda si os ocurre algo malo.

Maxwell: Vaya, gracias.

Creeper: ¿Os va todo bien ahora? ¿Hay algo que quieras contarme?

Lo primero que se le pasa por la cabeza al joven pirata es el descubrimiento de la base de la Banda del Pulgar Invertido y su intención de atacar en unas horas. Pero luego piensa en el hecho de que la organización muy probablemente tenga un topo entre los piratas afiliados al país, por lo que no se arriesga a compartir tal información, por lo que responde esbozando su mejor sonrisa.

Maxwell: Nah, todo bien.

Creeper: ¿Nada de nada?

Maxwell: Nope. Todo bien, todo correcto... todo va de maravilla.

Creeper: ...

Maxwell: ...

Creeper: ...

Maxwell: ¡Ay, madre, qué tarde se me ha hecho, tenía que hacer inventario de munición con los Dummies y llego tarde!

Con esa excusa para salir de esta situación tan tensa, Maxwell se levanta de la mesa y salta del barco y corre de vuelta al Freaky Soul despidiéndose con la mano.

Maxwell: ¡Ya quedaremos para tomarnos unos pastelitos o algo! ¡CHAO!

Creeper se despide también con la mano hasta que pierde al pirata completamente de vista, momento en el que se dirige a sus subordinados mostrando una expresión notablemente fría, distinta a su habitual rostro amigable

Creeper: Vigiladle.

Piratas: Sí, Señora.

Los piratas se esfuman rápidamente mientras Creeper da otro sorbo a la infusión de hierbas que tiene en la mesa.

Capítulo 2: Infiltración en curso

Llegada la hora, los Freak se reúnen en el Puerto Viejo de Ciudad Marciano para atacar la base de la Banda del Pulgar Invertido.

Maxwell: Bien ¿todos listos?

Laura: ¡Sí!

Cosmo: ¡Listo!

Willy: Jejejeje, esto va a ser divertido.

Rick: ¡JUJÁ!

Roco: ¡Eh, Paul, no he olvidado la paliza que me diste en la selva, a ver si haces lo mismo con esos de ahí abajo!

Paul: Je...

Ana: ¡Todo listo!

Dan: Id todos con cuidado, esa gente han sido capaces de escapar de las manos de piratas de más de Berrysymbol100.000.000.

Skorup: ¡Pero ahora contamos con el efecto sorpresa!

Maxwell: El objetivo principal es la jefa, Gertrudis. Con ella capturada el resto tendrá las cosas más difíciles.

Roco: Cuidadín con ella, Capi, es un hueso duro de roer.

Maxwell: Ya, eso mismo he oído de todos los tíos que me he cargado: Boris Stark, Brundle "El Matamoscas", Kodin "El Maquinista", Lester, Trooper, Paul...

Paul: ¿Ah?

Maxwell: Y dicho esto ¡todos adentro!

La puerta del embarcadero 12 se abre dejando entrar a los Freak en su interior. Los piratas se mueven sigilosamente mientras buscan alguna entrada que pueda llevarles a la base pero a pesar de ello, un Kanshi Den Den Mushi les ve desde una de las paredes, pasando las imágenes a una habitación llena de pantallas y un hombre sentado frente a ellas comiendo una hamburguesa.

???: ¡JOOOJOJO! Parece que tenemos compañía.

El hombre coge el auricular del Den Den Mushi que hay a su lado y llama al despacho de Gertrudis, quien estaba tomando el té con Saigo Tepes.

Getrudis: ¿Qué ocurre, Watchdog?

Watchdog: ¡Eh, Jefa, han venido doce tíos a curiosear por nuestra puerta!

Gertrudis: Ah ¿ya están aquí? perfecto.

Watchdog: ¿Quieres que haga algo o...?

Gertrudis: No, no hace falta, ya tengo preparado todo para cuando lleguen aquí, gracias por avisar.

[Got'cha]

Tepes: ¿Sabías que vendrían?

Gertrudis: Tengo mis contactos, querido.

Tepes: Iré a eliminarlos.

Gertrudis: ¡No, no será necesario! Te necesito aquí... conmigo.

Tepes ya se había levantado de su silla para ir a la entrada de la base pero las palabras de Gertrudis le detienen unos momentos hasta que decide cambiar de opinión.

Tepes: Como desees.

Gertrudis: Esto servirá para que Bárbara demuestre que sigue siendo capaz de enfrentarse a nuestros enemigos después del ridículo que hizo en las alcantarillas.

En efecto, cuando los Piratas Freak encuentran el botón oculto en la pared, abriendo así la puerta del montacargas y bajando al nivel inferior. Cuando llegan a su destino, los piratas sacan sus armas y se disponen a ponerlo todo patas arriba.

Maxwell: ¡PIZZA A DOMICILIO!

Bárbara: ¡No me gusta la pizza! ¡Lovely Fire!

Una enorme llamarada provocada por "La Verbena Humana" Bárbara es dirigida hacia los piratas mientras ella ríe satisfecha por su ataque. Pero al cesar el ataque, la pirómana observa que una enorme pared de piedra ha protegido a los Freak del ataque al ser tan ancho como el montacargas. Acto seguido, el muro se convierte en una hoja de papel que Maxwell se guarda en el bolsillo.

Maxwell: ¡Pues la propina no me la quita nadie!

Paul: ¡Black Shot!

Después de que Bárbara sea tumbada en el suelo tras recibir un disparo de pólvora en toda la cara, los Piratas Freak comienzan su ataque contra todos los asesinos que se encuentran en el lugar, sorprendidos ante el echo de que hayan sido capaces de prever su trampa.

Maxwell: ¡FRITANGA!

Capítulo 3: El Submundo

Hace 30 segundos.

Los Freak se preparan para el asalto mientras el montacargas se acerca cada vez más a la base.

Maxwell: ¡Todos listos!

Amar desenfunda sus cimitarras cuando de repente recibe, gracias al Kenbunshoku Haki, una "visión" de alguien esperándoles abajo lista para disparar.

Amar: ¡Capi, un muro, YA!

Maxwell: ¿Ah?


Maxwell: ¡JAJAJAJAJAJA, MIRA COMO CAEN!

Los mercenarios presentes en el lugar tratan de aguantar el ataque de los piratas pero son rápidamente superados por ellos, por lo que deciden retirarse a la parte profunda de la base. Cuando los Freak cesan su primera oleada de ataque debido a esta retirada, observan que el bar en el que están es la entrada a lo que parece un pueblo subterráneo con varias casas puestas en fila y con una mansión en lo más profundo del pueblo, dentro de una gran cúpula de roca justo debajo de Ciudad Marciano.

Submundo mapa

Plano superior de la base de la Banda del Pulgar Invertido

Maxwell: ¿¿EEEEEH??

Laura: ¿No se suponía que la organización llevaba activa solo cuatro años? ¡En tan poco tiempo no se construye todo esto!

Dan: ¡Entonces es una de dos: o llevan aquí más tiempo del que creíamos o alguien construyó este sitio antes!

Gertrudis: ¡Piratas Freak!

Todos se ponen alerta al oír la voz de Gertrudis resonar por todo el lugar.

Gertrudis: ¡Bienvenidos al "Submundo"! Debo admitirlo, estoy sorprendida, en cuatro años ninguno de los piratas afiliados a Frederick han sido capaces de encontrar este sitio. Sin embargo vosotros no lleváis aquí ni una semana y ya habéis dado conmigo, sois buenos...

Maxwell: Vaya, gracias, ahora déjate ver mejor para que podamos terminar rapidito e irnos de aquí.

Gertrudis: Mmm... ¿y si os hago una oferta?

Maxwell: ¿Una oferta? Bueno, vale...

Gertrudis: Podéis trabajar para mí, pago muuuuy bien, se os abriría a un mundo lleno de lujos y a una futura posición importante en el país que estoy construyendo.

Maxwell: ¿El clásico de "únete a mí y juntos dominaremos el mundo"? gracias pero paso.

Gertrudis: ¿Es vuestra última palabra?

Maxwell avanza unos pasos y rápida y firmemente hace una peineta al horizonte.

Maxwell: ¡SÍ!

Paul: Caramba...

Gertrudis: ... Lástima.

La pirómana se levanta detrás de los piratas dispuesta a atacar de nuevo con su lanzallamas, pero Laura consigue darse cuenta y salva al resto con su Kasaspada, arrebatándole el lanzallamas a Bárbara y mandándolo a lo lejos.

Gertrudis: Venid a por mí si queréis pero dudo que mis asesinos os dejen. Esos que habéis ahuyentado no son más que recaderos, mis auténticas bazas se están dirigiendo a vosotros ahora mismo. ¡Feliz batalla!

La comunicación se corta mientras los Freak se disponen a ayudar a Laura con Bárbara pero esta les detiene.

Laura: ¡Puedo con ella, vosotros id rápido a por Gertrudis, si ella cae todo habrá terminado!

Maxwell: Tsk... ¡Vale, pero no la palmes que es más tocha de lo que parece! ¡Piratas Freak, A LA CARGA!

Los piratas se adentran en el pueblo mientras las dos chicas se quedan en la entrada, con Laura apuntando a Bárbara con su paraguas.

Laura: Muévete y te vuelo la cabeza.

Bárbara: ...

Capítulo 4: Nivel 0

Los piratas avanzan por el pueblo, a simple vista desierto, lo que hace que la banda avance con pies de plomo, atenta a cualquier ruido. Mientras, son observados por los Den Den Mushi de vigilancia de Watchdog, quien da un buen mordisco a su trozo de pizza y luego tira de una palanca a su lado. En ese momento, una cortina de fuego se levanta detrás de los Freak, impidiendo la retirada.

Dan: ¡Emboscada!

Skorup: ¡Todos atentos!

???: ¡Level 0!

En ese momento, toda la banda es alcanzada por una onda procedente de más adelante, aunque sin efecto aparente.

Maxwell: ¿Estáis todos bien?

Ana: ¡Sí, no me ha pasado nada raro!

Willy: Esto es sospechoso...

Cosmo: ¡Eh, alguien viene, cuidado!

Siete personas avanzan tranquilamente hacia los piratas.

Trevithick: ¡Tututututut, así que esta es la nueva banda afiliada a Frederick!

  • [Trevithick "Máquina de Vapor", oficial de alto rango de la Banda del Pulgar Invertido.]

Gore: ¡Un todos contra todos, me gusta!

  • [Gore "El de las Ocho Espadas Sangrientas", oficial de alto rango de la Banda del Pulgar Invertido.]

Jesse Jane: Lo que me da pena es que nos será demasiado fácil, "gracias" 4-2-Kami...

4-2-Kami: ...

  • [Jesse Jane "Bala de Plata", oficial de alto rango de la Banda del Pulgar Invertido.]
  • [4-2-Kami, oficial de alto rango de la Banda del Pulgar Invertido.]

Zeke: Eh, Ryan.

Ryan: Dime, Zeke.

Zeke: ¿Cuánto crees que tardaríamos en ganar si fuéramos nosotros solos con nuestra técnica suprema?

Ryan: Unos cinco minutos si no salen huyendo...

  • [Zeke y Ryan "Los Hermanos de la Jungla", oficiales de alto rango de la Banda del Pulgar Invertido.]

BBeast: ¡Hombre, yo conozco a ese, es Roco Crash "El Gigaimpacto", del Coliseo Norte, soy admirador tuyo!

  • [BBeast "Puño Negro", oficial de alto rango de la Banda del Pulgar Invertido.]

Roco: ¿Ah, si? Mira, pues me alegro.

Trevithick: No será necesario que vayáis haciendo vuestro combo con cada uno de estos tíos, ahora que 4-2-Kami nos ha facilitado las cosas me los cargaré de una embestida.

Jesse Jane: ¡Epa, pero espera un poco a que nos apartemos, loco.

Trevithick comienza a correr hacia los Freak, quienes se disponen a derribarle rápidamente al ver que no es excesivamente rápido. Sin embargo, el plan se echa a perder cuando el asesino se transforma en una gigantesca locomotora.

Trevithick: ¡Kega no Ressha!

Willy: ¡Tekkai "Fugu"!

El Wotan se dispone a detener al tren poniéndose delante de sus compañeros y empleando su versión ofensiva del Tekkai. Sin embargo, cuando el tren impacta contra él, para su sorpresa sale despedido por la fuerza del choque, alarmando también a sus compañeros, como si el Tekkai no hubiese tenido efecto alguno.

Mika: ¡WILLY!

Willy: (¡Agh, cómo es posible... no se ha activado el Tekkai!)

Mientras Willy sigue en el aire, 4-2-Kami salta hasta él, agarra al gladiador por la cara y lo manda a uno de los almacenes más alejados del pueblo, yendo después en su busca impulsándose con lo que parece el Geppo.

Jesse Jane: Y así es como nuestro plan de acabar con todos a la vez se esfuma, maldito 4-2-Kami, será desgraciao'...

Skorup: ¡"Acabar con todos a la vez" una leche! ¡Western Ace of Hearts!

El vaquero dispara a Jane con uno de sus revólveres pero para su sorpresa falla el tiro y por mucho, pasando la bala a una distancia notable sobre el hombro de la asesina.

Skorup: ¡Imposible!

Maxwell: ¡Skorup, esto no es propio de ti!

Jane: Jejejejejeje, me encanta cuando ponen la cara de "qué c**o está pasando aquí". Veréis, nuestro violento amigo 4-2-Kami comió la Fruta Zero Zero, esa "onda" que habéis notado antes es el efecto de su habilidad sobre vosotros. Tal vez no notéis nada pero ha reducido vuestro nivel combativo a cero, volviéndoos tan diestros con el combate como lo soy yo con la cocina.

Trevithick: ¡Allá que voy otra vez TUUT TUUUUT!

Los Freak son embestidos de nuevo por Trevithick, saliendo disparados hacia los alrededores.

Jane: Y Trevithick comió la Fruta Tore Tore... no creo que haga falta que cuente sus efectos.

Maxwell logra levantarse para disparar a los enemigos con su Hat-Rocket, pero la fuerza de retroceso es tal que el pirata cae de nuevo al suelo mientras el misil se desvía, confirmando lo revelado por Jane. Nervioso y alarmado, Maxwell decide apartar el plan ofensivo.

Maxwell: ¡PIRATAS FREAK, DISPERSAOS!

Los piratas empiezan a correr cada uno a un lugar distinto del lugar buscando esconderse de los asesinos y pensar otro plan.

Gore: Y así comienza la cacería de los piratas intrusos que quieren vencernos ahjajajajajajajajaja!

Capítulo 5: Victoria número 100

Roco: ¡"Dispersaos" una leche!

A pesar de la orden directa de su capitán, Roco se ha quedado donde está, solo frente a los asesinos en posición de guardia.

Roco: ¡Soy "El Gigaimpacto" Roco Crash, campeón del Coliseo Norte de Ciudad Marciano y el futuro mejor luchador del mundo! ¡Estos son mis compañeros, "Rayo" y "Trueno"!

Los asesinos se sorprenden mientras Roco muestra sus puños Rayo y Trueno.

Jane: Vaya, uno que quiere una muerte rápida ¡a por él!

BBeast: ¡UN MOMENTO!

Jane: Qué quieres.

BBeast: ¡Yo solo me ocuparé del Gigaimpacto, vosotros id a por el resto si queréis!

Zeke: Caramba, qué narices tienes.

BBeast: ¡Pelear contra Roco Crash ha sido mi sueño desde que se convirtió en un Campeón de Coliseo!

Gore: Bueno, por mí no hay problema.

Trevithick: Por mí tampoco, buena suerte.

El resto de asesinos se marchan a buscar al resto de piratas Freak mientras Roco y BBeast se quedan solos en la calle, ambos mentalizados para un arduo combate.

BBeast: Roco Crash, je, el Brazos Largos más fuerte de Grand Battle Land, lástima que ahora no estés en tus mejores facultades.

Roco: Un Bumian... tengo entendido que tenéis bastante mala uva.

BBeast: Somos unos cacho bestias, algunos más que otros, pero también somos guerreros natos capaces de dar golpes ASÍ.

El Bumian golpea a Roco con la mano abierta mandándolo varias decenas de metros más atrás y haciendo que destroce el suelo en el que cae. Mientras el boxeador trata de levantarse, BBeast genera una explosión bajo sus pies que le hace salir disparado hacia él mientras junta sus manos, formando un martillo para tratar de aplastar a su contrincante, pero Roco logra salir arrastrándose rápidamente por el suelo, al no contar con el Geppo.

BBeast: ¡Yabana Jishin!

Roco observa alarmado como el lugar sobre el que BBeast lleva a cabo su ataque estalla en una violenta explosión. A pesar de ello, no está dispuesto a dejarse intimidar y rápidamente se dirige de nuevo hacia BBeast para golpearle en el vientre con su Fukutsuken. Sin embargo, la habilidad de 4-2-Kami aún tiene efecto sobre él y no ha logrado golpear con bastante fuerza como para impedir a BBeast agarrar al boxeador por el brazo y empezar a moverlo dándole vueltas por el aire para luego estamparlo contra el suelo.

BBeast: ¡Jajajajajajaja, siempre me ha interesado enfrentarme a luchadores populares entre la gente!

Mientras habla, el Bumian pone su pie sobre la cabeza del Brazos Largos.

BBeast: Al principio probaba mis habilidades en mi tierra natal pero luchar siempre con los mismos se me acabó haciendo aburrido, por eso decidí probar con los campeones del exterior.

A medida que sigue su discurso vuelve a levantar el pie de la cabeza de Roco, dando a entender sus intenciones de aplastarle.

Roco: ¿Y a con cuántos campeones has luchado?

BBeast: Con noventa y nueve.

Roco: ¿Y cuántas victorias llevas, por curiosidad?

BBeast ensancha su sonrisa antes de responder.

BBeast: Noventa y nueve.

Roco: Vaya.

BBeast: ¡Kudakutama!

Aprovechando que ya no es retenido por el pie del Bumian, Roco consigue escapar antes de que BBeast haga explotar el terreno, esta vez de un pisotón.

BBeast: ¡Y mi ídolo será mi victoria número 100!

Mientras, Willy trata de defenderse de los movimientos de 4-2-Kami en el interior de un almacén de la Banda del Pulgar Invertido. El Wotan solo puede golpear al asesino con ataques normales al haber olvidado sus técnicas de artes marciales. No obstante, su fuerza física le permite dañar al espadachín cuando le alcanza.

Willy: ¡Eres un cobarde, quitando las habilidades combativas a tus contrincantes!

Ante esta acusación, 4-2-Kami se detiene.

4-2-Kami: Tú lo llamas "cobardía", yo lo llamo "recurso". En este mundillo a veces es necesario jugar sucio para sobrevivir.

Willy: ¡Esto es deshonroso!

4-2-Kami: Es por esta forma de pensar que tus amigos morirán, al igual que ya murió tu maestro.

Willy: ¿?

4-2-Kami: De momento yo me encargaré de acabar personalmente contigo, Wotan. Sería lo que se dice "un día de pesca".

Esa última frase hiela la sangre del gladiador. 4-2-Kami vuelve a coger su zanbato para proseguir el combate mientras Willy rememora dónde oyó esa frase antes mientras se pregunta quién está bajo esa máscara.

Capítulo 6: Los Ojos de la Organización

Mientras Roco y Willy siguen con sus combates, el resto de la avanzadilla busca un escondite en el que pensar cómo enfrentarse a los asesinos en su situación actual, cada uno por separado.

Maxwell: Vaaale, esto es chungo... tendré que terminar rápido, si voy sigilosamente por detrás de las casas hasta la mansión de Gertrudis podré cargármela a cañonazo limpio.

Watchdog: ¡JOO JOJOJOJO, yo no estaría tan seguro!

Sobre la pared en la que estaba apoyado el joven pirata, uno de los Kanshi Den Den Mushi de Watchdog le observa.

Maxwell: ¡Oh, mierda!

Watchdog: ¡Maxwell Scribble localizado detrás de la casa número 3, planea atacar directamente a Gertrudis!

Trevithick: ¡Que voooooy!

Maxwell consigue salir de ahí suficientemente rápido como para evitar ser aplastado por Trevithick, que destruye la casa de una embestida en su forma locomotora. El pirata corre a buscar otro escondite mientras trata de dibujar un arma grande que usar contra él, solo para observar horrorizado que el poder de 4-2-Kami también le ha perjudicado en cuanto a destreza en el dibujo.

Por otro lado, Skorup está escondido en el interior de otra de las casas cuando es encontrado también por Watchdog mediante otro Kanshi Den Den Mushi.

Watchdog: ¡Eric Skorup localizado en el segundo piso de la casa número 5!

En ese momento, Skorup nota un escalofrío que le recorre todo el cuerpo. Considerándolo una señal de peligro, el Forastero salta de su posición notando como una bala atraviesa la pared, justo donde él estaba. De haber reaccionado un segundo más tarde, la bala le hubiese alcanzado.

Watchdog: ¡Por poquito, Jane, has fallado!

Desde la casa de enfrente, Jane acababa de disparar a Skorup con uno de sus revólveres siguiendo las indicaciones de su compañero. La tiradora se muestra bien molesta ante su fallo.

Jane: ¿Dónde está ahora?

Watchdog: Pues... oh, vaya, acaba de darle una torta al Den Den Mushi que le vigilaba, he perdido su pista.

Jane: ¡Avisa cuando encuentres a otro por tus pantallas!

Watchdog: ¡Por supuesto, ya sabes que soy muy bueno en mi trabajo!

  • [Watchdog, "Los Ojos de la Organización", espía de la Banda del Pulgar Invertido]

Poco a poco y desde su sala llena de pantallas, Watchdog va localizando a cada miembro de los Piratas Freak y enviando a uno de sus compañeros a hacerle frente. Paul es atacado por Gore, quien trata de cortar al pirata con una especie de cuchillos rojos que salen de su espalda, mientras Rick es interceptado por Zeke y Ryan. Dan también es localizado por Trevithick, después de que este perdiera de vista a Maxwell.

Por otro lado, Amar consigue pasar desapercibido para las cámaras mientras avanza lentamente hacia la mansión de Gertudis.

Amar: (Tal vez Gertrudis sea el principal enemigo... pero ese guerrero de la armadura roja es un gran peligro para la misión y el muchacho de las cámaras es un grano en el trasero, habrá que tener cuidado.)

Capítulo 7: Duros de roer

Rick trata de pelear lo mejor que puede contra Zeke y Ryan pero el poder de 4-2-Kami hace que el carpintero se limite únicamente a dar golpes sin ninguna clase de técnica, dando a los dos asesinos una gran facilidad para esquivarlos.

Zeke: ¡Vamos, Ryan!

Ryan: ¡Yeeeah, acabemos rápido con este para ir después a por el siguiente!

Zeke: ¡Piggy Spiral!

De repente, Zeke convierte uno de sus brazos en una especie de embutido rosado que se enrolla alrededor de Rick, inmovilizando así al carpintero.

Rick: ¡AGH, pero esto qué es!

Lo siguiente en lo que se fija Rick es que Ryan ha empezado a correr hacia él con la intención de golpearle, cosa que no preocupa al pirata, confiado en su resistencia física. Sin embargo, su optimismo cambia cuando el brazo tatuado de Ryan se transforma en la cabeza de un rinoceronte con aspecto de malas pulgar.

Ryan: ¡Rhino!

El golpe que recibe Rick es tal que, sin haber podido activar su poder, casi le deja K.O. Pero cuando Zeke lo suelta para que caiga al suelo, Rick se mantiene en pie para sorpresa del dúo.

Zeke: Caramba... eh, Ryan, creo que esto nos llevará un poco más que cinco minutos.

Ryan: Eso parece, Zeke.

Tras escupir algo de sangre, Rick se pone en guardia contra los asesinos, tambaleándose un poco sobre el suelo por el daño recibido.

Rick: ¡Rahahahaha, vamos, hombres-animal, puedo aguantar todo el día si hace falta!

Por su parte, Laura está teniendo bastantes problemas contra Bárbara. Aunque no haya sido alcanzada por la habilidad de 4-2-Kami, la agilidad de la asesina en su forma híbrida hace que los ataques de Laura fallen constantemente.

Laura: ¡Estate quieta!

Bárbara: ¡Y tú muérete de una vez, no te fastidia! ¡Lovely Fire!

Laura: ¡Guest Star! ¡Pause!

Un Pacifista aparece frente a Laura, sirviendo de escudo contra la llamarada de Bárbara. Una vez cesada, la Cineasta se dispone a contraatacar de nuevo.

Laura: ¡Play!

Una ráfaga de rayos láser salen de la mano del Pacifista en dirección a Bárbara, quien hace un gran esfuerzo por esquivar las explosiones que provocan, utilizando su forma híbrida.

Laura: ¡Kasabomu!

Después de tantos ataques fallidos, un disparo de Laura acierta sobre la espalda de Bárbara, quien cae al suelo dolorida mientras la pirata corre hacia ella dispuesta a golpearla con su Kasaxe. Desafortunadamente para ella, es golpeada por la cola de Bárbara justo antes de conseguirlo, cayendo al suelo y perdiendo sus paraguas mientras la pirómana ríe.

Bárbara: ¡Hasasasasasai! ¿De verdad creíais que entrando así a lo loco ibais a poder acabar con una organización que ha sobrevivido a ataques de gente mucho más fuerte que vosotros, novatos?

Laura trata de levantarse pero Bárbara la apunta con una pequeña hacha de doble filo que llevaba colgando de su cinturón.

Bárbara: Te haré un breve resumen de nuestros efectivos para que te des cuenta de lo inferiores que sois en poder:

  • En primer lugar está Watchdog, nuestro espía, todo este lugar está bajo su vigilancia ¡es prácticamente imposible esconderse ahora en el Submundo!
  • Jesse Jane, imposible huir de sus balas.
  • Trevithick, capaz de convertirse en una locomotora (sí, una locomotora) ¡Intenta frenar la embestida de un tren si tienes narices!
  • Gore, el Furi, capaz de controlar la sangre que corre por sus venas para emplearla como arma en combate!
  • Zeke y Ryan, ambos consumidores de Frutas del Diablo Artificiales (creo que las llaman "SMILE"), obteniendo la fuerza de un cerdo y un rinoceronte respectivamente
  • BBeast, procedente de una civilización donde la fuerza física lo es prácticamente todo.
  • 4-2-Kami, capaz de convertir al guerrero más experto en una piltrafa con su habilidad.
  • K-3, una auténtica máquina de matar con los juguetitos que monta.
  • Y en la cima, "Madame" Gertrudis, la más letal de todos nosotros, seguida por Saigo Tepes, creo que a él ya le conoces...

Mientras Bárbara habla, varios miembros de los Freak son superados poco a poco por cada asesino de la Banda del Pulgar Invertido. Maxwell no hace más que correr por el lugar huyendo de Trevithick, Skorup se encuentra acorralado detrás de una pared con Jane disparándole desde lejos, Rick no hace más que recibir golpes de Zeke y Ryan sin poder defenderse, Roco trata de evitar los devastadores movimientos de BBeast, la mayoría de veces sin éxito, Gore ataca a Paul con ocho espadas rojas generadas desde su espalda y recubiertas con Busoshoku Haki (para disgusto del pirata) y Willy ha sido tumbado en el suelo por 4-2-Kami y ahora se encuentra intentando que el asesino no le corte la cabeza con su espada. Incluso Mika y Ana han sido encontradas y acorraladas por varios miembros rasos de la organización.

Bárbara: ¿Comprendes ahora tu situación y la de tus amigos?

Laura: ...

Bárbara: Me pregunto si ya habrá caído algún compañero tuyo, en ese caso ¡tu te unirás a él ahora mismo para arder en el Infierno!

???: ¡Kojogami!

Justo antes de que Bárbara calcinara a Laura con su lanzallamas, unas enormes y espinosas enredaderas golpean a la asesina y la estampan contra la pared, inmovilizándola. Cuando Laura mira quién ha sido el atacante de última hora, ve que no es otra que Creeper.

Creeper: ¿Llego tarde?

Laura: ¡Casi!

Creeper: Uf, menos mal... Piratas Freak, sois tan irresponsables, de enfrentaros al Pulgar Invertido... ¿¡SIN CONTAR CONMIGO?!

Y por detrás de Creeper, varios piratas entran en el lugar armados hasta los dientes y con un gran entusiasmo.

Creeper: ¡Acabad con todo aquel que no pertenezca a los Piratas Freak!

Piratas: ¡A LA ÓRDEN, CAPITANA!

Mientras avanzan los refuerzos, Creeper ayuda a Laura a levantarse sin soltar a Bárbara, mirando su reloj de pulsera.

Creeper: 3... 2... 1... Ya.

Capítulo 8: Llegan los refuerzos, comienza el contraataque

Justo cuando Creeper termina la cuenta atrás, todos los miembros de los Piratas Freak que se encuentran más adelante sienten como si recibieran un fuerte y rápido golpe en la frente. Cuando eso pasa, Roco está a punto de recibir un golpe directo de BBeast. Como un acto reflejo, el boxeador bloquea el golpe con ambos brazos recubiertos en Busoshoku Haki, reduciendo en gran medida el daño recibido y sorprendiendo al Bumian. A su vez, Jane se ha dado cuenta de que Skorup ha empezado a dispararle a ella con una notable puntería desde su escondite, equilibrando el tiroteo.

Jane: Vaya.

Trevithick: ¡Tut Tuuuut!

Maxwell: ¡Impression!

Trevithick: ¿?

Maxwell: ¡Okina Taiho!

Trevithick recibe de lleno el misil lanzado por Maxwell, bastante potente como para hacer que el asesino vuelque para después volver a su forma humana.

Maxwell: ¡AHJAJAJAJAJAJAJA!

Trevithick se levanta alarmado ante el giro de acontecimientos.

Trevithick: ¿Ya se ha acabado el tiempo?

Maxwell: ¡¡¡Y se levanta, el desgraciao'!!!

Paul: ¡Pauda Pauda Claw!

Gore empieza a retroceder ante el contraataque del pirata, el cual estaba indefenso hace unos segundos.

Rick: ¡Es la hora de la venganza! ¡Death Eye!

Desde la sala de pantallas de Watchdog puede observarse cómo los Freak han recuperado las habilidades perdidas por el poder de 4-2-Kami. Además, varios miembros rasos han caído rápidamente tras recibir una fuerte descarga eléctrica de origen desconocido mientras un gran número de enemigos se abren paso por el Submundo.

Watchdog: ¡Ay, madre, los diez minutos del poder de 4-2-Kami ya han pasado, estábamos taaaan cerca...!

Cuando 4-2-Kami se da cuenta de que Willy ya puede pelear de nuevo, prácticamente le es imposible repetir su Level 0 debido a los continuos ataques del Wotan, teniendo tiempo únicamente de protegerse con su espada.

Laura: No-no lo entiendo ¿cómo nos has encontrado?

Creeper: Sospechaba de que el Garabateador fuera el famoso topo, así que en prevención de que utilizara al Heraldo del Infierno para atacar Grand Battle Land, envié a algunos de mis chicos a que le vigilaran. Cuando me avisaron de que habían entrado aquí pues os seguí, y aquí os encuentro peleándoos con los del Pulgar Invertido, por lo que o habéis tenido un grave desacuerdo o no sois el topo.

Laura: Lo segundo, gracias. Y oye... tienes a Bárbara contra la pared sujetada por enredaderas que salen de tu pelo...

Creeper: ¡Ah, sí, este es el poder de la Fruta Bota Bota, que me permite convertirme en plantas e imitar sus propiedades, combinado con la Vuelta a la Vida.

Laura: Oh, ya veo.

Mientras las dos chicas hablan, Bárbara utiliza su cola de geco para sacar de su bolsillo un Ojo del Diablo y llevárselo a la boca. La fuerza que obtiene con sus efectos hace capaz a la pirómana de liberarse de las enredaderas de Creeper y abalanzarse como loca sobre las dos piratas.

Bárbara: ¡MORID, PÉCORAS!

Laura: ¡Nikasa Kenpo, Suzume Uta!

Con un rápido movimiento, Laura corta a Bárbara con dos paraguas con el Kasaspada activado en ambos. El ataque tiene tal potencia y precisión que la pirómana es herida de tal gravedad que cae al suelo inconsciente. Creeper queda impresionada al no haber podido reaccionar tan rápido ante el ataque.

Creeper: ¡Bravo!

Laura: ¡Uno menos, quedan otros tantos! ¿Crees que podremos acabar rápido si vamos nuestras dos tripulaciones juntas?

Creeper: ¿Dos? fufufufu.

El combate de Paul y Gore continúa con Paul apurado por los ataques rápidos y continuos de Gore, quien parece estar disfrutando cada vez más de la pelea.

Gore: ¡Akatako!

Paul: ¡Buttercut!

El bisento de Paul y las espadas de sangre de Gore se enzarzan en una serie de veloces choques hasta que el hombro de Paul es cortado por el asesino.

Paul: ¡Agh!

Gore: ¡JA, te di!

Aprovechando que Paul tiene dificultad para mover el brazo con el que sujeta su arma, Gore se dispone a ensartarle con sus espadas imbuidas en Haki. Sin embargo, en el último momento es pateado en la cara ni más ni menos que por Kurokage, para sorpresa de todos los presentes.

Paul: ¡Tú!

Kurokage: ¡Me han dado el alta esta tarde, ya hablaremos después tú y yo pero ahora somos hermanos de armas!

Cuando Gore se reincorpora del golpe, observa molesto al ninja.

Gore: ¡Pero si es "El Guerrero del Nombre Redundante"! ¿No estabas en el hospital? ¡Bah, da igual, no me gusta que me interrumpan cuando estoy a punto de matar a alguien!

Al mismo tiempo, Jane es obligada a irse de su escondite cuando Buck empieza a bombardearla con su cañón triple. Skorup le saluda desde la ventana de la casa en la que está escondido.

Skorup: ¿No se suponía que aquí estábamos solo nosotros?

Buck: Lo siento, muchacho, va a ser que no.

Trevithick ha sido tumbado también por Deus de un golpe en la nuca, para sorpresa de Maxwell, quedando aparentemente inconsciente.

Maxwell: ¡¿Deus?!

Deus: ¡Hola, Maxwell, veo que has montado toda una fiesta! ¡Vamos, no hay tiempo que perder, a la mansión de Gertrudis!

Maxwell: ¡Va-vale! (¡¿QUIÉN SE HA CHIVADO?!)

Los dos piratas abandonan el lugar y empiezan a correr en dirección a la residencia de Gertrudis, esperando encontrarla allí y acabar con ella. No obstante, Trevithick no ha sido completamente noqueado por el golpe de Deus y se levanta del suelo sacando una pistola de su bolsillo, con la intención de disparar a Maxwell y Deus por la espalda.

Dan: Yo que tú no haría eso.

Un cañón se posiciona justo al lado de la cabeza de Trevithick. Este proviene del hombro de Dan, que amenaza al asesino con dispararle si no tira el arma al suelo.

Capítulo 9: Retorno del Pasado

Nada más soltar la pistola, Trevithick golpea el cañón de Dan, desviándolo y dándole una oportunidad para golpear al ex-marine con su Mayonaka no Ressha. Dan sale disparado hasta la casa de detrás de él, derribando la pared. Aún así tiene fuerzas para levantarse y disparar al asesino con su Left Tank, empezando una pelea entre ambos.

Willy: ¡Sansenmaigawara Seiken!

4-2-Kami hace grandes esfuerzos para mantenerse de pie frente a los poderosos movimientos de Willy. Tras bloquear el golpe con su espada, el Wotan da al guerrero una patada en el costado que le desestabiliza, dejándole con la guardia baja para poder asestarle otro ataque.

Willy: ¡Omejirosame Hiza!

La rodilla de Willy colisiona con la barbilla de 4-2-Kami, enviándolo a volar por los aires hasta caer en la otra punta del almacén en el que se encuentran, cayendo sobre unas cajas llenas de fusiles. A su lado cae su máscara.

Willy: ¡¿Quieres más?!

4-2-Kami: Je... jejejejejeje.

Sin levantarse de dentro de las cajas, 4-2-Kami empieza a reír como si realmente estuviera disfrutando con este combate, llamando la atención de Willy.

4-2-Kami: Es divertido, sí, muy divertido... ¡Llevo muchos años esperando este duelo!

Willy: ¿?

4-2-Kami: ¡Pensé que acabando con Basil te enfurecerías lo suficiente como para tener las agallas de enfrentarte a mí, pero lo único que conseguí fue que Clocker te vendiera al día siguiente! (je, "agallas", qué gracioso).

Al oír esas palabras, Willy se queda sin habla, pasando a invadirle un miedo atroz ante la identidad de su oponente.

4-2-Kami: Porque sabes quien soy ¿no?

El asesino levanta cabeza desde donde está, mostrándole a Willy su cara descubierta. Mientras termina de reincorporarse, el rostro de 4-2-Kami despierta en Willy sus peores recuerdos. Ese peinado hacia un solo lado, tatuaje con forma de rayo rojo sobre el ojo izquierdo, dientes afilados y mirada sádica, ese rostro es el que está presente en el recuerdo más doloroso de Willy: el de la muerte de su maestro Basil a manos de...

4-2-Kami: ¡SÍIII, SOY YO, SVEN, NO ME FASTIDIES CON QUE YA TE HAS OLVIDADO DE MÍ, WILLY!

Willy: ¡S-S-Sven!

Sven: ¡Has crecido mucho, teniendo en cuenta que eres un Wotan!

Willy es incapaz de decir nada, recordando el terror que le provocaba Sven en su niñez.

Sven: Sí, sé lo que estarás pensando... "¿Cómo ha pasado el pobrecito Sven de ser un gladiador esclavo a un asesino de élite?" Bueno, fue cuestión de ir pasando de amo, en amo, matándolos uno a uno, hasta que Gertrudis me reclutó hará ya tres años. Qué, cómo te quedas.

Willy: ...

Sven: También estarás pensando en esta habilidad mía para volver pochos a mis contrincantes.

Willy: ...

Sven: Síp, la he tenido desde pequeño, y sí, la utilicé para humillar a Basil y acabar con él ante una multitud de gritos de excitación pura y dura.

Willy: ...

Sven: ¡SÍ, WILLY, HICE QUE BASIL PALMARA PARECIENDO UN DEBILUCHO!

Willy: ¡CALLA!

Willy avanza enfurecido hacia Sven usando el Soru para estamparle un Nisenmaigawara Seiken en toda la cara, aunque este lo recibe riendo a carcajadas, para después salir disparado hacia el edificio de al lado. Tras caer al suelo, Sven trata de levantarse entusiasmado por la ira que ha generado en Willy, si el Wotan pelea enfurecido, golpeará con más fuerza y la pelea resultará épica para el asesino. En ese momento aparece Willy perparado para atacar a Sven con una patada, pero este tiene tiempo para levantar su mano antes.

Sven: ¡Level 0!

Justo cuando el pie de Willy impacta sobre la cara de Sven, el Wotan vuelve a perder control sobre sus movimientos, aunque su oponente se lleva otro buen golpe que lo envía de vuelta al almacén con una sonrisa en la cara.

Por otro lado, Creeper y Laura corren al interior del pueblo para ayudar a los demás. La Cineasta queda impresionada al ver a miembros de los Piratas Bucket y los Piratas Deus peleando.

Laura: ¡¿Buck y Deus también están aquí?!

Creeper: Y Kurokage, es que estaba tan convencida de que erais los infiltrados que les avisé, aunque no he podido encontrar a Bomba y los Superpiratas.

Laura: ¡Eh, allí está Cosmo, eh, Cosmo!

El astrónomo de los Piratas Freak está subido a una pared sacando el Kanshi Den Den Mushi que había pegado ahí y metiéndolo en una bolsa.

Watchdog: ¡Eh, no quites mis cámaras!

Cosmo: ¡Que te den!

Laura: ¡Cosmo!

Cosmo: ¡Ah, Laura, que bien que estés a salvo, necesito tu ayuda!

Laura: ¿Eh?

Cosmo: ¡Hay uno del Pulgar Invertido que tiene cámaras por todas partes para estar al tanto de todo e informar a sus compañeros, tenemos que retirar todas las cámaras!

Laura: ¿Hay muchas?

Cosmo: ¡Las hay por todo este sitio, Ana y Mika también están quitando cámaras! ¡También estamos en contacto por si alguien encuentra el escondrijo de ese tal "Watchdog"!

Laura: Bien, de acuerdo.

Creeper: Yo os ayudaré.

Cosmo: ¡Tú eres la de los Piratas de Creeper! ¡¿Cómo has llegado aquí?!

Laura: Es una larga historia ¡Vamos!

Los tres se marchan a buscar más cámaras mientras Watchdog empieza a inquietarse desde su habitación, viendo cómo todos sus Den Den Mushi son retirados uno tras otro. Sin saber qué medidas tomar, acaba llamando a Gertrudis, quien no coge el auricular muy contenta.

Gertrudis: ¡¿Qué está pasando ahí fuera?!

Watchdog: ¡E-e-e-e-e-es una redada, jefa, los Piratas Bucket, de Deus y de Creeper han seguido a los Freak hasta aquí, estamos perdiendo efectivos y creo que Bárbara ha caído.

Gertrudis: ¿Bárbara? Mmm... Bueno, mejor conservar la calma, localiza a 4-2-Kami y dile que vuelva a usar su habilidad en toda el área excepto en mi mansión. Cuando eso ocurra, saldré personalmente a acabar con ellos uno a uno. Pero antes de eso quiero garantizar que nadie se acerca aquí, avisa a K-3.

[Got'cha]

Capítulo 10: Fuera contigo

La mansión de Gertrudis, un enorme edificio blanco con tejados negros y rodeado por una amplia verja, está cada vez más cerca de Maxwell y Deus, quienes aceleran el paso hacia la presidenta de la Banda del Pulgar Invertido.

Maxwell: ¡Ya estamos en la puerta!

Deus: ¡Sí, ahora sólo nos faltará acabar con Gertrudis y todo habrá terminado!

Al mismo tiempo, Amar también ha logrado evitar a los asesinos de la organización y llegar a la zona de la mansión, aunque por un lugar bastante alejado del de su capitán.

Amar: Base enemiga alcanzada, perfecto.

Pero cuando los dos grupos están a punto de llegar a la verja, una gruesa pared metálica empieza a elevarse desde el suelo, justo delante de Maxwell y Deus. A su vez, más muros se alzan para finalmente formar una robusta cúpula que proteja la mansión, alarmando a los asaltantes.

Deus: ¡Gertrudis nos quiere dejar fuera!

Maxwell: ¡Aaah, NO! ¡Scribble Fusion: Skate!

El Garabateador aumenta su velocidad tocando sus pies con los dibujos de unos patines, convirtiendo sus botas en tales objetos. Esto hace que sea capaz de entrar en el recinto justo antes de cerrarse la cúpula, al igual que Amar gracias a su velocidad, aunque Deus queda fuera.

Deus: Vaya...

Antes de poder decir otra palabra, una trampilla se abre en la superficie del muro dejando salir un pequeño cañón que empieza a disparar al pirata mientras más cañones empiezan a aparecer con su objetivo fijado en él. Aún así, Deus logra evitar los disparos e inutilizar los cañones disparándolos con una pistola-cañón que llevaba consigo.

???: ¡Bravo!

Deus: ¿?

El elogio proviene de un joven con el pelo anaranjado y alborotado, apoyado sobre la cúpula no muy lejos de Deus.

Deus: K-3. He hecho bien al pensar que esta cúpula podía ser cosa tuya.

K-3: ¿A que mola? los cañones le dan ese toque de "fortaleza súper-chunga". Lástima que tu amigo haya conseguido pasar antes.

Deus: Hakahahaha, ya. Me habría encantado enfrentarme cara a cara a tu jefa con él pero por lo visto me he quedado fuera contigo.

K-3: Ten cuidado con lo que dices, tengo una habilidad nueva que me encontré en mis viajes ¿sabes? La estrené en mi última misión de acabar con esos Piratas Sport.

Deus: Ah ¿fuiste tú?

K-3: Fue tan fácil como volver los cañones giratorios del barco en el que iban contra ellos mismos y "PUM".

Deus: ¡Pues vamos, muéstrame esta nueva habilidad tuya!

El pirata dispara a K-3 con su pistola pero falla cuando el muchacho es envuelto por una capa de acero que sale de la pared sobre la que está apoyado. Una vez protegido del disparo, sale de su refugio y toca el suelo con ambas manos, abriéndose un gran número de trampillas a su alrededor, saliendo varias torretas de ellas, abriendo fuego sobre Deus.

Deus: ¡Blob!

Utilizando su habilidad, el pirata se convierte en un pegote morado que empieza a arrastrarse por el suelo a gran velocidad esquivando los disparos. A medida que se acerca a K-3, el asesino comienza a inquietarse y dispara al pegote con una pistola de chispa, sin efecto aparente. Cuando Deus llega hasta K-3, rápidamente vuelve a su forma original y derriba al muchacho golpeándole la cabeza con las dos manos.

Deus: ¡Solid Knock Out!

El golpe es tal que K-3 queda fuera de combate, provocando que las torretas que hay sobre la cúpula y en las trampillas del suelo queden inactivas, llamando la atención de Deus, que aún no acababa de entender esta nueva habilidad de K-3.

La rápida derrota de K-3 ha sido observada por Watchdog, el cual empieza a sentirse incómodo al tener ya dos bajas importantes, por lo que tiene que encontrar a Sven rápidamente. Mientras le busca por las pantallas que aún no han sido apagadas por Cosmo y compañía, un importante hallazgo aparece en una de ellas: Cosmo está por los alrededores de su casa.

Watchdog: ¡JOOJOJOJO, Miiira a quién tenemos aquí, el cafre que me está dejando sin cámaras! ¡TIME FOR VENGANZA!

Capítulo 11: Una gran mejoría

Amar recobra el aliento tras la carrera pegada por entrar en la cúpula antes de cerrarse y, sin hacer el más mínimo ruido, salta hacia el tejado de la casa, tramando entrar sigilosamente por los pisos superiores. Cuando llega al tejado, el médico oye una voz femenina procedente de una ventana medio abierta cerca de él, por lo que se acerca a mirar en su interior.

La ventana da a una parte elevada de una larga habitación, con estanterías llenas de libros, cuadros y obras de arte en las paredes y una alfombra verde en el suelo. Abajo a la derecha de la ventana hay un escritorio donde Gertrudis, sentada en un cómodo sillón, habla con alguien por Den Den Mushi. Al parecer, la presidenta no se ha percatado aún de la presencia de Amar.

Gertrudis: Bueno, es igual, ellos pueden verlo como una redada pero yo lo veo como una invitación a una masacre. Acabo de decirle a Watchdog que haga que 4-2-Kami realice su truquito de siempre para luego yo acabar finalmente con ellos.

Viendo la posibilidad de que Gertrudis esté hablando con el famoso topo, Amar saca uno de los Diales de Sonido que compró en Ciudad Marciano para grabar la conversación y tratar de asociar la voz del interlocutor con la de alguien conocido. Desafortunadamente, la voz suena distorsionada.

???: Bien, Gertrudis, tan estratégica como siempre. Con cuatro de las bandas afiliadas a Frederick borradas del mapa, el reino perderá efectivos que podrían poner nuestro proyecto final en peligro.

Gertrudis: Te garantizo que la Operación F seguirá adelante de acuerdo con lo establecido, dentro de una semana, durante la celebración del cumpleaños del rey.

???: ¿Qué harás con tus subordinados cuando hayamos terminado?

Gertrudis: Aún no lo tengo claro. Muchos de ellos me son casi demasiado útiles, sobretodo Tepes...

Amar recibe una información importantísima con esta conversación. Aunque le es imposible identificar al interlocutor de Gertrudis, ya sabe que planean dar su golpe maestro dentro de una semana, cosa que debe informar de inmediato a los demás. Sin embargo, antes de poder hacer nada más, una hoja de espada de color rojo se sitúa al lado de la cabeza del médico: Saigo Tepes le ha encontrado.

Amar: ¡!

Tepes: No muevas ni un músculo.

En ese momento, la puerta del despacho de Gertrudis vuela por los aires debido a una explosión que destruye parte de la habitación, interrumpiendo la conversación de Gertrudis y llamando la atención de los dos espadachines.

Maxwell: ¡Cariño, ya estoy en casa!

Maxwell entra en el despacho armado con un bazooka y con una amplia sonrisa en su rostro mientras Gertrudis queda sin habla ante lo que acaba de ocurrir.

Maxwell: Woooooowww, cuando me dijeron que la criminal nº1 de Grand Battle Land se llamaba "Gertrudis" pensé que serías... bueno... una vieja, pero eres una gran mejoría en comparación a los piratas que me he cargado (ya sabes a lo que me refiero).

Gertrudis: ...

Maxwell: ¡¿Quieres un besito?!

El joven pirata vuelve a disparar a la asesina, destrozando esta vez el escritorio mientras ella esquiva el disparo de un salto y con su Den Den Mushi en la mano, aún con el auricular descolgado. El ataque de Maxwell hace que Tepes desvíe su mirada hacia Gertrudis, lo cual es aprovechado por Amar para desenfundar sus cimitarras y atacar al asesino, logrando herirle y tirarle del tejado al jardín que rodea la mansión. El médico salta del tejado mientras Tepes se reincorpora, dispuesto a acabar con el intruso.

Amar: ¡Eh! ¿"Tepes", verdad? ¡Escucha, no tenemos por qué llegar a este punto! ¿Crees que Gertrudis valora lo que haces? ¡Pues no, acabo de oírlo todo desde esa ventana!

Tepes: Press

Viendo que Tepes se niega a escuchar y que va a atacarle, Amar da un salto hacia atrás para luego ver en su posición anterior una polvareda formada de la nada, como si dos objetos planos acabaran de chocar.

Tepes: Phalanx

Avisado por su Kenbunshoku Haki, Amar comienza a mover sus cimitarras por el aire, notando que está deteniendo una especie de objetos invisibles que su oponente está lanzando hacia él. Finalmente se mueve a un lado y avanza hacia Tepes dispuesto a atacarle...

Tepes: Gajo

... pero el ataque es bloqueado por algo invisible interpuesto entre Amar y Tepes, llamando la atención del primero.

Tepes: ¡Avante Hari!

Con un rápido movimiento, Tepes realiza una poderosa estocada sobre Amar, la cual llega a provocar un chorro de aire que atraviesa al médico, haciéndole mucho daño y llegando incluso a hacerle caer al suelo, momento que aprovecha su oponente para enviarlo unos metros más atrás de una patada.

Tepes: No sé qué habrás oído ahí pero no me importa. Yo lo único que tengo pensado hacer ahora es acabar con todo aquel que intente hacer daño a Gertrudis.

Por un lado, Maxwell y Gertrudis están listos para enfrentarse por el futuro de Grand Battle Land, mientras que Amar y Tepes lo hacen ya para evitar que cualquiera de los otros dos contrincantes reciba refuerzos en su respectiva batalla.

Capítulo 12: Víbora

Maxwell: ¡Empecemos la cosa con marcha! ¡Scribble Avatar!

Gertrudis observa sorprendida cómo Maxwell se transforma en la Hydra tras tocarse el pecho con un dibujo sobre una hoja de papel.

Gertrudis: Oh... tú debes ser Maxwell Scribble "El Garabateador". Mi contacto me ha hablado mucho de ti.

???: Jujujujuju.

Maxwell: ¡Spartan Header!

Con ganas de terminar el combate rápido, Maxwell va directamente a aplastar a Gertrudis de una embestida pero ella simplemente se hace a un lado y rodea tranquilamente al pirata mientras este destruye la pared sin que su enemiga reciba un solo rasguño.

Gertrudis: ¡Olé, jiji!

El joven pirata se da la vuelta mostrando que se ha llevado un trozo de pared a la boca con el impacto. Enfurecido por la tranquilidad de Gertrudis, Maxwell destroza el trozo de pared con los dientes y vuelve a atacarla, esta vez con su Dragon Snack, tratando de morder a Gertrudis con sus dos cabezas más pequeñas, teniendo éxito aparente cuando consigue agarrar la cabeza y un hombro de Gertrudis con uno de sus conjuntos de afilados dientes.

Maxwell: ¡Ja!

Pero la satisfacción dura poco cuando algo agarra al pirata por la cola y lo lanza fuera de la habitación, directo al vestíbulo de la mansión. Cuando se levanta, observa que Gertrudis no ha recibido ni un solo rasguño por el mordisco, es más, al pirata empiezan a dolerle los dientes con los que la ha mordido, mientras Gertrudis continúa esbozando su sonrisa. Esto solo consigue enfurecer a Maxwell, quien salta hacia ella con la intención de lanzarle una bola de fuego en el aire.

Gertrudis: Soru

En una fracción de segundo, Gertrudis se sitúa sobre la cabeza de la bestia y, tras recubrir su brazo con Busoshoku Haki, la manda al suelo de un manotazo.

Gertrudis: Eres divertido, Garabateador. Has tenido las agallas de enfrentarte a mí aún sin tener ningún conocimiento siquiera del Haki...

Maxwell: ¡No lo necesito contra tí, víbora!

Esa última palabra ensancha la sonrisa de Gertrudis y hace que su interlocutor comience a reír desde su Den Den Mushi. Tranquilamente, la presidenta deja el aparato sobre unos escombros y comienza a avanzar hacia Maxwell.

Gertrudis: ¿"Víbora"? Je, pues es un adjetivo bastante adecuado en mi caso.

Maxwell: ¿Eh?

Gertrudis: Te hará gracia cuando veas por qué lo digo.

Mientras habla, la piel de Gertrudis se vuelve escamosa y su cuerpo alargado, con sus piernas uniéndose en una larga y lisa cola mientras una lengua bífida asoma por su boca, todo esto acompañado de un importante aumento de tamaño. Cuando Maxwell se da cuenta, su enemiga se ha convertido en una serpiente gigante, vestida aún con su camisa y conservando ambos brazos.

Maxwell: ¡¡!!

Gertrudis: Comí la Fruta Hebi Hebi: Modelo Víbora, ahora estamos igualados en tamaño.

Y dicho esto, la serpiente avanza a gran velocidad hacia Maxwell para rodearle con una finta...

Gertrudis: ¡Heavy Joo!

... y golpearle desde detrás con su cola. No obstante, eso no impide a Maxwell dispararle una bola de fuego desde una de sus cabezas pequeñas, dándole en la cara y haciéndola retroceder mientras el joven se levanta.

Maxwell: Je... esto va a estar bien. ¡Tú, el del aparato!

???: ¿Mmm?

Maxwell: ¡Seas quien seas, no cuelgues el auricular, quiero que oigas la retransmisión en directo de la que será LA PELEA DE MONSTRUOS MÁS ÉPICA DE LA HISTORIA!

Una amplia y curva sonrisa se dibuja en el Den Den Mushi del contacto de Gertrudis mientras los dos contrincantes se dirigen el uno al otro en una fuerte colisión de golpes.

Capítulo 13: Corte de comunicaciones

Sin saber que estaba justo delante de la base de Watchdog, Cosmo trata de sacar el último Kansho Den Den Mushi que hay pegado a la pared utilizando una barra de metal como palanca. Al llevar varios Den Den Mushi quitados ya, el astrónomo se ha acostumbrado a este proceso y lo realiza casi como un acto reflejo, preocupándose solo de que aparezca algún enemigo.

Estando ya a punto de arrancarlo de la pared, el caracol lanza una amplia y macabra sonrisa que pilla a Cosmo desprevenido, soltando la palanca del susto.

Watchdog: ¡JOJOJOJO, no deberías haber empezado a quitar todas mis cámaras!

Y terminada la frase, una trampilla situada bajo el Den Den Mushi se abre, dejando salir un puño de boxeo sujetado con un muelle que golpea al pirata y lo manda a estrellarse contra la casa de enfrente, para disfrute de Watchdog, que continúa en su habitación terminándose su hamburguesa. Considerando que ya se ha quitado a Cosmo de encima, el vigilante decide cumplir cuanto antes el encargo de Gertrudis de llamar a Sven, a quien ya tiene localizado en uno de los almacenes al este de la base. El gladiador continúa su reñido combate contra Willy, intercambiando espadazos con sus respectivos zanbatos.

Watchdog: ¡4-2-Kami, qué estás haciendo!

Sven: ¡Tener el combate de mi vida, anda y déjame en paz, mocoso!

Watchdog: (A veces es que le partiría la cara...) ¡Han pasado los diez minutos de efecto de tu habilidad, Gertrudis quiere un nuevo asalto a la de ya! ¡No sé si te has dado cuenta pero el enemigo se ha traído refuerzos!

El tener que escuchar a Watchdog hace que Willy pueda darle a Sven un fuerte puñetazo en la cara, derribándole y hacerle caer al lado del Den Den Mushi a través del cual le está hablando Watchdog. Al darse cuenta de que el golpe le ha hecho saltar una muela, Sven coge enfurecido el aparato.

Sven: ¡Dile a Gertrudis que se vaya a tomar viento fresco, ahora estoy ocupado!

Y acto seguido lanza el caracol fuera del almacén, dejando a Watchdog sin habla.

Watchdog: No sé si debería decirle eso a la jefa... ¡Qué marrón, ahora 4-2-Kami dice que no quiere usar su poder, con eso perdemos nuestra ventaja! ¡¿Cómo le cuento yo ahora esto a Gertrudis?! Como se lo tome mal se fumará un cigarrillo sobre mi cadáver...

Las lamentaciones de Watchdog hacen que no se fije en que Cosmo se ha recuperado del golpe recibido y ha salido de la casa contra la que se había estrellado. Dispuesto a derribar la casa que le ha golpeado, Cosmo utiliza su ataque Ryusei Gun contra ella. La edificación de madera es demolida con suma facilidad por la gran cantidad de meteoritos del tamaño de pelotas de baloncesto que caen sobre ella, revelándose que en su interior hay otra edificación más pequeña, hecha de metal, parecida a un búnker. Sobre ella hay los restos de lo que era antes una antena de comunicaciones. La puerta del búnker se abre y por ella sale Watchdog molesto.

Watchdog: ¡¿Y ahora qué pasa con la antena...?! ¡AH!

La imagen de su casa en ruinas y Cosmo frente a los restos hacen que al joven casi le de una conmoción. Mientras, el pirata se sorprende al ver que realmente acaba de destruir la antena que mantenía a Watchdog en contacto con sus cámaras.

Su estado de ánimo cambia cuando ve que Watchdog sostiene un hacha en la mano.

Watchdog: ¡MI CASA, HIJO DE LA GRAN...!

Cosmo: ¡¡¡SOCORROOO!!!

Un frenético Watchdog empieza a perseguir a Cosmo dando hachazos por el aire, teniendo ahora el único objetivo de acabar con la persona que ha destruido su casa y su sistema de vigilancia. Viendo que Cosmo es más rápido que él y que cada vez lo tiene más lejos, Watchdog opta por coger un guijarro del suelo y lanzárselo a la cabeza, dándole de lleno y haciendo que caiga al suelo aturdido.

Watchdog se acerca caminando a Cosmo mientras está tendido en el suelo. Preparado para acabar con él y llevarse por delante al menos a un enemigo importante, el vigilante levanta su hacha con las dos manos, marcando como objetivo el pecho del pirata.

Watchdog: ¡JOJOJOJOJOJO!

Ana: ¡Kraiu!

Pero antes de poder bajar el hacha, un rayo cae sobre Watchdog, dejándole completamente chamuscado y fuera de combate, cayendo de espaldas al suelo y soltando así su hacha. De detrás de una esquina, Ana sale de su escondite y va a ayudar a Cosmo.

Ana: ¡Eh, Cosmo! ¿Estás bien? ¡Te has dado un buen golpe!

Cosmo: ¿Eh...? ¡EH!

El pirata se pone rojo como un tomate cuando se da cuenta de su situación: Ana le ha levantado un poco del suelo cogiéndole un hombro con una mano y un costado con la otra.

Cosmo: ¡¡¡AAH, nonononono, tranquila, puedo levantarme solo!!!

Ana: ¿Seguro?

Cosmo: ¡Y tanto, solo me ha salido un chichón de nada! ... Oh, te has cargado al de las cámaras...

Ana: Fue fácil.

Cosmo: ... Gracias...

Ana: Juju, de nada.

Mika (cantando): ¡Cosmo y Ana sentados en un banco...!

Mika observaba a sus dos compañeros desde otra esquina cuando la pared es derribada por Rick, quien ha salido volando tras recibir un golpe de Ryan, llevándose a la Enana por delante. Los dos caen dentro de otra de las casas, destrozando la habitación y acabando incluso con algunos miembros rasos de la Banda del Pulgar Invertido que esperaban realizar un ataque sorpresa.

Mika: ¡Rick!

Rick: ¡Mika, cuándo has aparecido a mi lado, rahahahahahaha!

Mika: ¡Te me has llevado por delante hace nada!

Rick: ¡Rahahahahaha, perdona, es que estos dos no son más duros de pelar de lo que creía!

En ese momento, Zeke y Ryan hacen acto de presencia frente a los dos piratas, quienes se ponen en posición de guardia para pelear.

Capítulo 14: La Bala de Plata

Jane: ¡Vamos, nenas, salid a que os dé un besito a cada uno!

Jane está sobre una casa disparando a Skorup y Buck, quienes se han refugiado en el interior de la que hay al frente de la primera.

Skorup: Si no fuera por ese sarcasmo salía de aquí pitando a por ese beso.

Buck: Por favor...

Skorup: Tenemos que conseguir que alguno de nuestros disparos acierte sobre esa vaquera pero a la que asomemos la oreja nos dejará como un colador antes de que podamos hacer algo.

Buck: Tienes razón, todas las veces que me he enfrentado a ella en los últimos cuatro años siempre ha sido superior en velocidad y reflejos.

Skorup: ¿La pillaste antes alguna vez?

Buck: Tres veces, pero siempre se escapaba antes de poder llevarla a la Estantería.

Skorup: Clásico... Oye, tengo una idea pero requerirá un pequeño sacrificio del más resistente de los dos.

Tras pensar unos segundos, Buck se da cuenta de que Skorup se refiere a que tendrá que hacer de señuelo.

Buck: ¡Un carajo!

Skorup: Veeenga, estaré en deuda contigo y yo soy de la clase de hombre que devuelve los favores. Solo tendrías que salir ahí fuera y empezar a disparar a esa mujer como si te fuera la vida en ello.

Buck: ¡En realidad eso pondría en peligro mi vida!

Skorup: ¿Y si te invitara a toda la bebida que quisieras si tenemos éxito?

Buck: Trato hecho.

El robusto capitán de los Piratas Bucket se levanta y sale del edificio derribando la pared que hay justo al lado de la puerta, disparando sin piedad a Jane con su cañón triple, destruyendo el lugar donde se encuentra Jane mientras esta empieza a saltar de tejado en tejado mientras dispara al pirata con sus revólveres hasta que se queda sin balas, momento en el que rápidamente los cambia por una escopeta con un hacha debajo y dispara de nuevo al "Mercenario", dándole en una pierna y haciéndole caer al suelo.

Buck: ¡Agh!

Jane: ¡Jajajajajaja, pringao! Ahora agujerearé esa cabeza tan peluda que tienes...

La tiradora se prepara para disparar de nuevo a Buck, esta vez en la cabeza. Sin embargo, Skorup aparece detrás de ella, dispuesto a aprovechar su bajada de guardia para atacarla con su Kukri Six, adoptando su forma híbrida.

Jane: ... después de ocuparme de tu amigo insecto ¡Sandan Juono!

Utilizando la parte inferior de su escopeta, Jane detiene los seis cuchillos Kukri de Skorup al mismo tiempo.

Skorup: ¡¡!!

Jane: Jeje... ¡¡¡!!!

La cara de Jane se vuelve pálida al ser atravesada en un costado por el tridente de Buck, que aún tiene fuerzas para moverse a pesar de la herida en la pierna.

Buck: ¡Toma esto, bruja!

Buck aparta su tridente y deja que Jane caiga al suelo, dolorida por el ataque recibido.

Skorup: La verdad es que yo había pensado otra cosa pero esto me vale.

Buck: Tenemos que encadenarla en algún sitio.

Skorup: Sí, sí, ahora mismo voy a buscar una cadena o una cuerda si es posible... (me hacía ilusión llevar a cabo el plan que había preparado...)

Skorup se marcha dejando solos a Buck y Jane en el tejado de la casa. Cojeando, Buck se da la vuelta para localizar el combate más próximo para ir a ayudar una vez terminado con Jane.

Buck: A veeer... la cúpula que protege a Gertrudis sigue cerrada... y mis hombres ya se las apañan peleando junto a los de Creeper y Deus... Podría ir a ayudar al muchacho que está ahí peleando solo con...

¡BANG!

Una bala impacta en la espalda de Buck, pillándole completamente desprevenido. El daño recibido y la fuerza del disparo hacen que el pirata, desconcertado, caiga del edificio sobre un montón de cajas mientras Jane sonríe con su escopeta humeante en las manos, completamente recuperada de su herida, incluso sin cicatriz.

Jane: ¡JAJAJAJAJAJAJAJA, nunca le des la espalda a "La Bala de Plata", Mercenario!

Viendo que Buck no se levantará en un buen rato, Jane opta por ir a buscar a Skorup mientras ríe por lo sucedido.

Jane: (Aún no saben que mi Fruta Ando Ando puede deshacer el daño recibido recientemente. ¡Jopé, qué puñetero dolor el de ese tridente...! En fin ¿dónde estará ese hombre insecto?)

Siguiendo la dirección en la que Skorup se marchó, Jane llega a uno de los almacenes de la zona oeste del Submundo, estando uno de ellos con la puerta abierta.

Jane: (Allí está.)

Cuando Skorup sale por la puerta con una larga cadena enrollada sobre sus brazos, Jane le dispara nada más verle, sorprendiendo al pirata y haciendo que vuelva a meterse en ese almacén.

Skorup: ¡LA MADRE DEL TANO! ¡¿Cómo sigues coleando?!

Jane: ¡Tengo mis trucos, vaquero!

La Bala de Plata decide entrar también en el edificio para acabar con Skorup con más facilidad. Al entrar, ve que su adversario ha apagado las luces, seguramente para ocultarse mejor, aunque eso no consigue intimidar a la Bala de Plata, que entra a pesar de la oscuridad.

Skorup: Jirai West

Cuando Jane ya ha recorrido una buena parte del almacén, las luces se encienden y la vaquera queda horrorizada con lo que tiene a su alrededor: todo el almacén ha sido llenado de minas. Skorup está agarrado a una ventana abierta mientras, sonriente, dispara al suelo otra mina con una de sus pistolas-cañón.

Skorup: ¡Pues mira, al final sí que podré llevar a cabo el plan que quería usar al principio! ¡Por cierto, chica, los escorpiones son arácnidos, no insectos!

Jane, si decir una palabra, se da la vuelta y empieza a correr aterrada en dirección a la puerta.

Skorup: ¡Andele!

El Forastero salta por la ventana y pulsa el botón del detonador de todas las minas lanzadas, haciendo que el almacén sea consumido por una espeluznante y colosal columna de fuego, acabando con Jane en el acto.

Skorup: Yipikayei, malnacida. ¡Buck, dónde estás!

Y dejando atrás un montón de escombros con una vaquera chamuscada y K.O entre ellas, Skorup corre a ayudar a Buck, haciéndose a la idea de que tendrá que gastar mucho dinero esta noche.

Capítulo 15: A lo bestia

Cambiado el combate a dos contra dos, Rick y Mika se defienden de los ataques de Zeke y Ryan contraatacando después por turnos. En un momento en el que Zeke vuelve a agarrar a Rick con su cola de cerdo, la Enana salta sobre el asesino y empieza a golpearlo repetidas veces.

Mika: ¡Nukuhikiki!

Por la fuerza sobrehumana de Mika, la gran cantidad de golpes dados en una zona tan concreta del pecho de Zeke hace que este deshaga su ataque y retroceda angustiado por el dolor, quitándose de encima a Mika de un manotazo. Esto hace que Rick quede libre justo cuando Ryan iba a golpearle con su Rhino, sin poder frenar a tiempo para evitar el ataque del carpintero que, sonriente, adopta su forma híbrida dispuesto a dar un buen golpe.

Rick: ¡Ramstone!

El puño de piedra de Rick impacta sobre la cabeza de rinoceronte del brazo de Ryan, haciendo que este retroceda y choque contra la cara del asesino, saliendo disparado hasta la posición de su compañero.

Zeke: ¡Eh, Ryan! ¿Estás bien?

Ryan: ¡Sí!

Rick: ¡Rahahahahahaha, parece que ahora se han cambiado las tornas!

Mika: ¡Esto está siendo fácil, sigamos así y acabemos rápido!

Pero los dos consumidores de SMILEs no están dispuestos a dejarse vencer por unos piratas novatos, por lo que deciden ponerse duros de verdad.

Zeke: Eh, Ryan, vamos a tener que hacer "aquello".

Ryan: Por mí vale.

Zeke: Pues vale.

Zeke y Ryan meten cada uno una mano en el bolsillo de sus pantalones y sacan un Ojo del Diablo cada uno, llamando la atención de sus adversarios. Confiados, ambos se meten su respectivo medicamento en la boca y lo mastican. Al tragar, los dos sienten cómo un enorme poder corre por sus venas, los colmillos de Zeke se hacen más grandes, haciendo que parezca más un jabalí que un cerdo, mientras que los cuernos de la cabeza de Ryan también aumentan de tamaño y grosor. Además, ambos reciben un notable aumento de masa muscular.

Mika: ¡Kiaaaaaah, se han convertido en auténticos monstruos!

Rick: Nada bueno pasa después de que el malo reciba una chetada de poder...

Ryan: ¡Zeke, a mi espalda!

Zeke: ¡Oooouh, yeah!

El hombre cerdo salta sobre la espalda de su compañero mientras transforma ambos brazos en colas retorcidas. A su vez, Ryan también convierte sus brazos en cabezas de rinoceronte, las cuales lucen más grandes y agresivas que antes.

Rick: ¡Mika, a mi espalda también!

Mika: ¡¿EEEEEH?!

Rick: ¿Has oído alguna vez la expresión "coger al toro por los cuernos"? ¡Pues ahora voy a descubrir si también funciona con rinocerontes!

Mika: ¡¿EEEEEEEEH?!

Rick: ¡QUE TE SUBAS A MI MALDITA ESPALDA!

La Enana cede finalmente a la petición de Rick y se sube de un salto a su espalda, agarrándose con fuerza a los hombros del gólem.

Zeke y Ryan: ¡¡¡SMILE Tandem Ogi: Chimera!!!

Con Zeke sobre sus hombros, Ryan empieza a correr con la cabeza agachada y sus cabezas de rinoceronte a la altura de esta mientras Zeke se prepara para coger a los dos piratas con sus brazos retorcidos. La fuerza de Ryan es tal que destroza el terreno por el que pasa mientras corre.

Mika: ¡Rick, apártate!

Rick: No.

Mika: ¡Que nos vamos a matar!

Rick: ¡No!

Mika: ¡QUE NOS VAN A EMBESTIR!

Rick: ¡ESA ES LA IDEA!

Y en justo en ese momento, el gólem coge a Ryan por los cuernos de su cabeza con la intención de frenarle, pero inicialmente sólo consigue que el asesino lo mueva por el suelo aún sin cambiar su posición de agarre, obligando a Rick a hacer un enorme esfuerzo para resistir hasta que, recorridos unos cincuenta metros, empieza a notar que Ryan reduce su velocidad.

Rick: ¡Ahora, Mika, aprovecha!

Mika: ¿Eh? ¡AH!

Dándose cuenta del plan que tenía en mente Rick, Mika salta hasta llegar justo sobre la cabeza de Zeke, quien se sorprende al verla. Justo antes de atacar, Mika recubre su gruesa y peluda cola con Busoshoku Haki.

Mika: ¡Shippo Hammer!

Y de un coletazo sobre la cabeza de Zeke, potenciado con su Haki, este cae sobre Ryan, haciéndole caer al suelo y frenándole, aunque la velocidad a la que iba hace que tarde un tiempo en detenerse del todo, arrastrándose boca abajo por el suelo llevándose por delante kilos y kilos de suelo, recibiendo así mucho daño.

Tras unos segundos en el suelo y aparentemente fuera de combate, los dos asesinos resultan ser capaces de levantarse de nuevo dispuestos a atacar otra vez, gracias a la fuerza recibida con los Ojos del Diablo.

Ryan: Zeke...

Zeke: ¿Seh...?

Ryan: Estos tíos son duros...

Zeke: Seh...

Ryan: ¿Vamos en plan a lo bestia?

Zeke: ... ¡Seh! ¡RAAAAAAAAAR!

Hartos ya de que el combate se alargue, el dúo opta por ir a lo loco contra los dos piratas, quienes también están ya cansados.

Rick: ¿Un último combo épico?

Mika: ¡Vale!

Con su poder, Mika se transforma en pelota y de un salto entra dentro del cañón formado por las rocas de Rick en su forma híbrida. Tras apuntar bien a los dos asesinos, el Titán de Piedra está listo para disparar.

Rick: ¡Rock Blast: Kobito Big Finale!

Mika sale disparada a velocidad casi indetectable para la vista humana y, recubierta con Busoshoku Haki, se lleva por delante al dúo de asesinos hasta la otra punta del Submundo, formando un amplio boquete en la pared y aplastándoles contra ella, dejándoles totalmente K.O.

Cuando Rick va a buscar a su compañera, ve que esta está tumbada en el suelo con los ojos como espirales, dando a entender que la velocidad a la que ha sido lanzada era superior a la que podía soportar. Riendo, Rick se sienta en el suelo junto a ella, a esperar a que se recupere.

Capítulo 16: Locomotora contra tanque

Poco a poco, los grupos de miembros rasos de la Banda del Pulgar Invertido son reducidos por los subordinados de Buck, Creeper y Deus. Los Piratas Bucket acaban de terminar de encadenar a un buen número de enemigos, siendo supervisados por Rake, segundo al mando de la banda.

Rake: ¡Muy bien, muchachos, aseguraos de que ninguno puede moverse!

Skorup: ¡Eh! ¿Sois los Piratas Bucket?

Skorup hace acto de presencia con Buck sosteniéndose en pie con su ayuda, aunque dolorido por la bala de Jane. Alarmados, los piratas envían a su médico a tratar las heridas del Mercenario mientras Rake le da las gracias a Skorup por la ayuda.

Rake: ¡Suerte que nos lo has traído rápido!

Skorup: Él me dijo que os buscase.

Rake: Gracias. Si podemos hacer algo, no sé, ayudar a alguno de tus compañeros en su lucha...

Skorup: Pues estaría bien, aunque ahora no sé dónde están los demás. Pero bueno, este sitio no es muy grande, seguro que se dejan ver tarde o temprano.

Trevithick: ¡¡¡CHU CHUUUU!!!

Dos casas situadas a solo unos metros del grupo son derribadas por Trevithick en su forma locomotora. Agarrado a la parte frontal del vehículo, Dan dispara sobre él con su Right Tank. Skorup y los Piratas Bucket simplemente observan asombrados cómo la locomotora se marcha derribando otras dos casas.

Skorup: ¡Jakakakakaka! ¿Lo ves?

Trevithick avanza por todo el Submundo echando una gran cantidad de humo por su chimenea y destrozando todo a su paso mientras Dan hace lo imposible por derribarle, pero hasta sus cañonazos son demasiado débiles para perforar la dura coraza que posee ahora el asesino. Sin embargo, el ex-marine acaba dándose cuenta de que hay un hueco que puede aprovechar: la chimenea. De un salto, Dan se sitúa sobre la chimenea del tren, bloqueandola con su enorme panza.

Dan: ¡Big Stomach Cannon!

Convirtiendo su barriga en un cañón, Dan hunde la parte frontal de la locomotora en el suelo, levantando la trasera y haciendo que Trevithick salga volando realizar un mortal, cayendo de lado en uno de los almacenes al lado de donde Jane ha sido vencida, provocando graves destrozos. Aún así, Trevithick simplemente vuelve a su forma humana con un buen chichón en la cabeza.

Dan: ¡QUIETO!

Dan aparece frente a él convertido completamente en un tanque, apuntando todas sus armas hacia Trevithick.

Dan: ¡Ríndete o este lugar acabará como su vecino de al lado!

Trevithick: ¡Tutututututut! ¿Me ordenas que me rinda y no acabas conmigo directamente? ¡Bueno, así el combate se alarga y con ello mi diversión, hacía tiempo que no me soltaba tanto (aunque creo que me he llevado mi casa por delante...)!

Dan: ¡Hablo en serio, tengo toda mi artillería apuntandote!

Pero Trevithick no escucha y golpea a Dan con su Mayonaka no Ressha. El golpe resulta ser lo bastante fuerte como para hacer que Dan en su forma tanque sea enviado varios metros más atrás. Dándole tiempo a su adversario a comer un Ojo del Diablo que llevaba en una bolsa dentro de su tupé. Como efecto, Trevithick se transforma de nuevo en su forma locomotora, con la adición de dos vagones negros detrás de él, con una calavera estampada.

Trevithick: ¡Adiós, "Hombre-Tanque", este combate me ha encantado!

Dan: ¡Aún no hemos terminado!

Trevithick: Es verdad, aún no.

La locomotora vuelve a cargar contra Dan, quien esquiva la embestida volviendo a su forma humana. No obstante, observa que Trevithick ha desenganchado uno de sus dos vagones justo a su lado. El otro vagón es desenganchado al lado del grupo de Laura, Cosmo y los Piratas de Creeper, que acababan de reunirse tras retirar todas y cada una de las cámaras de Watchdog. Los piratas se extrañan ante la aparición del vagón.

Cosmo: ¿Eh?

Laura: ¿?

Creeper: Dios mío ¡¡¡TODOS AL SUELO!!!

Trevithick: ¡Warui Wagon!

Los dos vagones estallan formando dos devastadoras explosiones que terminan de reducir a polvo las casas en un radio de veinticinco metros cada una. Como resultado de una de ellas, Laura, Cosmo y todos los Piratas de Creeper quedan completamente fuera de combate y muy malheridos.

Trevithick: ¡Entrega realizada con éxito, sí señor! ¡TUUUTUTUTUTUTUTUT!

Pero la risa de Trevithick no dura mucho cuando ve a Dan justo delante de él, dando a entender que de alguna forma ha conseguido escapar de su explosión. Sin embargo, esta vez no parece que vaya a usar sus armas, solo está de pie frente a él.

Trevithick: ¡CHU CHUUUU! ¡Apartate, hombre, que vooooy (no te apartes, no te apartes, no te apartes...)!

Dan se mantiene firme frente a la locomotora, la cual acelera para acabar rápidamente con el navegante.

Trevithick: ¡Se acabó lo que se daba, KEGA NO RESSHA!

Dan: ¡HARAAA!

Justo en el momento de colisión entre Trevithick y Dan, este último recubre su vientre con Busoshoku Haki y da tal barrigazo que la locomotora se detiene en seco, formando incluso una honda expansiva por el choque.

Trevithick: ¡¿?!

Dan: Armor Mark II ¡Big Size Tank!

Esta vez, Trevithick sí que es intimidado por Dan cuando este se convierte en la máquina que acabó con Fatty en Merveille, aumentando tanto en robustez y tamaño como en artillería.

Dan: ¡Has atacado cruelmente a mis camaradas, has hecho daño a mis amigos!

Trevithick, intentando hacer frente a Dan, vuelve a su forma humana rápidamente le ataca otra vez con su Mayonaka no Ressha. Esta vez, pero, Dan no se mueve ni un milímetro mientras que Trevithick se hace daño en el brazo, viéndose en el hecho de que la pequeña locomotora en la que lo ha convertido ha recibido importantes abolladuras. Desesperado, el asesino trata de comerse otro Ojo del Diablo pero Dan se lo impide disparándole con su Taisho no Cannon, dándole de lleno y acabando con él en el acto. Trevithick sale disparado hacia la entrada del Submundo, cayendo dentro del ascensor de acceso, quedándose allí sin mover un músculo y con el tupé achicharrado y alborotado por el ataque de Dan.

El ataque del navegante es observado por Gore, quien continúa peleando con Paul y Kurokage. Parece estar teniendo un ataque igualado contra los dos.

Paul: ¡Daaaaaaan, cómo mola!

Kurokage: ¡Don Paul, céntrate!

Gore: Mmm... ¿me lo parece a mí o soy de los pocos que aún colean de mi bando...?

Capítulo 17: Por todos los Yokais

Con los miembros rasos de la Banda del Pulgar Invertido detenidos y varios de sus mejores asesinos derrotados, la batalla contra la organización está llegando a su fin, a pesar de que parte de los Piratas Freak han quedado también fuera de combate junto con los Piratas de Creeper en su totalidad. Además, otro de los pesos pesados ha resultado herido en combate y ahora está siendo atendido por su tripulación. Y para colmo, el objetivo principal se encuentra tras un resistente escudo, impidiendo la entrada.

Jacques Deus ha optado por ver lo que guarda la organización en los almacenes que aún no han sido destruidos durante los combates, acercándose a uno de los que hay justo al lado de la cúpula que protege la mansión de Gertrudis. Concentrado, el pirata empieza a registrar caja por caja, encontrando armas de fuego normales al principio, hasta que abre una caja de entre un montón que había en un rincón, alejadas del resto y ocultas en la oscuridad. En su interior hay algo parecido a una notable cantidad de diales de color morado, formando una expresión de sorpresa en la cara de Deus, que acaba descubriendo que las demás cajas a su alrededor contienen los mismos objetos.

Paul: ¡Buttercut!

Kurokage: ¡Cortacerezos!

Gore es atacado por Paul y Kurokage desde dos puntos diferentes, quienes realizan rápidos y contínuos golpes mientras él los bloquea con sus espadas de Saim para después contraatacar.

Gore: ¡Blood Fork!

Separando sus ocho espadas en dos grupos de cuatro, Gore contraataca clavando cada grupo en el suelo, justo en la posición de sus dos contrincantes, aunque Kurokage evita el golpe de un salto mortal hacia atrás y Paul simplemente se desvanece con su poder para moverse a un punto desprotegido de Gore para atacar de nuevo.

Paul: ¡Hasshoken!

Gore: ¡¡!!

Paul: ¡Bujaogen!

Gore dirige dos de sus espadas imbuidas en Busoshoku Haki a bloquear el ataque de Paul, pero la onda de choque que genera el ataque es tal que acaba rompiendolas y convirtiéndolas en simples charcos de sangre en el suelo, dejando al asesino y a Kurokage perplejos.

Paul: Je Je Je, no hay defensa posible contra el Hasshoken ¿sabes?

Kurokage: ¡Hoshi Shuriken!

Varias estrellas ninja lanzadas por Kurokage hieren a Gore en la espalda, aprovechando su perplejidad ante el ataque de Paul. El dolor añadido a la frustración de haber perdido dos de sus espadas en combate no hace más que avivar las ganas de matar de Gore, que cambia su expresión de dolor por una forzada sonrisa.

Gore: ¡Hachito!

Con suma facilidad, Gore genera dos nuevas espadas de sangre, volviendo a tener las ocho que tenía en total al inicio del combate. Sin embargo, esta vez las inclina desde su espalda hasta que se ponen en posición horizontal.

Gore: ¡Gyrochi!

Ocupando un amplio radio, las espadas empiezan a girar a gran velocidad mientras Gore corre a cuatro patas persiguiendo a Paul y a Kurokage, que echan a correr al ver que están imbuidas también en Busoshoku Haki.

Kurokage: ¡Eh, Heraldo, esta es la tuya!

Paul: ¿Eh?

Kurokage: ¡Haz lo que se te da tan bien, que yo ya no molesto!

Y dichas estas palabras, el ninja desaparece entre una nube de humo, indignando al pirata por haberle abandonado. Mientras, Gore ha aprovechado las heridas causadas por los Shuriken de Kurokage para generarse unas "patas" y moverse más rápido.

Paul corre lo más rápido que puede dando vueltas por la zona mientras Gore, detrás de él, parte por la mitad cada casa que se cruza en su camino. El Heraldo del Infierno empieza a desesperarse cuando pasa por un callejón por el que ya había pasado antes, viendo algo en lo que no se había fijado antes: su despiste con su habilidad ha hecho que fuera dejando un rastro de pólvora allí donde pasaba. Comprendiendo ahora la huida de Kurokage, el pirata se detiene.

Gore: ¡¿Un descansito?! ¡¡Te rebanaré como el carnicero que rebana la carne de buena calidad!!

Paul: ¡Pauda Pauda Impulse!

Paul da un salto que, con el añadido de generar un gran chorro de pólvora desde cada pie, le lleva sobre el tejado de una de las casas que aún no han sido destruidas por Gore. El asesino intenta seguirle pero el pirata le lanza dos frascos a los pies que, al romperse, liberan una extraña sustancia pegajosa que le deja adherido al suelo, desorientando a Gore.

Gore: ¿Qué... qué es esto?

Paul: Lo llamo Kusuri Kenpo, es lo que me ha dado el apodo de "El Creador de Bálsamos". Consiste en hacer toda clase de potingues y medicinas y usarlas como apoyo en combate. Eso que tienes en tus pies es un adhesivo super-ultra-mega potente que si intentas cortarlo con una espada, solo conseguirás que se quede pegada también.

Gore: Tsk...

Paul: Pero lo divertido es esto otro: mira dónde te has metido.

Gore empieza a mirar a su alrededor y observa que está rodeado de pólvora, con la mayor cantidad bajo sus pies, formada cuando Paul usó el Pauda Pauda Impulse. El temor de Gore aumenta cuando Paul enciende una cerilla mientras sonríe.

Paul: Je Je, yo gano.

Gore: ¡Kurokamichi Tsume!

Paul: ¡Odai Hendo!

Gore alarga sus ocho espadas de forma que se dirijan a Paul imbuidas en Busoshoku Haki, mientras que este lanza su cerilla a la pólvora que tiene debajo. Al contactar la llama con el montón de pólvora, esta empieza a seguir el recorrido hacia Gore, terminando en una brutal deflagración antes de que el ataque del asesino tenga éxito. Paul observa satisfecho cómo las espadas que tenían que empalarle se deshacen y cómo Gore es engullido por las llamas, quedando fuera de combate. En ese momento, Kurokage aparece detrás de Paul.

Kurokage: Bien hecho.

Paul: ¡Ah! Ah, eres tú.

Kurokage: Has actuado con valentía, me da que eres más útil de lo que creía, aunque me hayas hecho volar por los aires a mí también el otro día...

Paul: Lo siento.

En ese momento, Gore sale chamuscado de entre las llamas, cegado por la ira y preparando dos espadas de sangre más para realizar un ataque desesperado.

Gore: ¡¡¡OS MATARÉEEE!!!

Paul y Kurokage: ¡¡¡WOAAAAAAAAAAAH!!!

Kurokage: ¡¡¡HOSHI SHURIKEN!!!

La estrella ninja lanzada por Kurokage le da a Gore en mitad de la frente, haciendo que esta vez sí caiga desmayado sobre las llamas. Kurokage y Paul no pueden creer lo que acaba de pasar.

Paul: ¡¿PERO NO ESTABA...?!

Kurokage: ¡AHORA SÍ! ... Por todos los Yokais...

Capítulo 18: Alma Titánica

La llamarada de Paul puede verse desde la zona de la entrada al Submundo, donde el fiero combate entre Roco y BBeast continúa. A pesar de ir intercambiándose golpes, ninguno de los dos contrincantes está dispuesto a rendirse.

Roco: ¡Missile Launcher!

BBeast: ¡Bumian Bombing!

Las rápidas colisiones entre los puños del Bumian y el Brazos Largos terminan provocando ondas de choque que destruyen el terreno a su alrededor. Cuando el último choque de puños tiene lugar, BBeast genera una explosión en su mano que hace retroceder a Roco, dándole la oportunidad de asestarle un buen golpe.

BBeast: ¡Bumian Ririku!

De un poderoso y literalmente explosivo gancho, BBeast manda a Roco a volar por los aires mientras este se defiende con su Busoshoku Haki. Aún así, el Bumian no se cansa de atacar y persigue al Brazos Largos propulsándose con las explosiones generadas desde sus piernas.

BBeast: ¡Kaiju O Hiza!

Una vez alcanzado, Roco recibe un fuerte rodillazo en el vientre por parte del Bumian, el cual le hace ir aún más rápido hacia arriba. Tal es la velocidad a la que va que llega a perforar el techo de la cavidad en la que se encuentran para llegar a la superfície de Ciudad Marciano, cayendo finalmente al suelo frente a un gran número de transeúntes que le observan sorprendidos.

Hombre: ¿Roco Crash?

Mujer: ¡Oh, Dios mío, qué le han hecho!

El boxeador trata de levantarse mientras balbucea unas palabras a las personas que le observan.

Roco: ¡Ma... marchao...!

BBeast: ¡"GIGAIMPAAAACTO"!

BBeast sale sonriendo del agujero formado por Roco y es reconocido fácilmente por los espectadores.

Hombre: ¡Pero si es...!

Hombre: ¡"El Puño Negro" BBeast! ¡SÁLVESE QUIEN PUEDA!

Todo el mundo empieza a correr a un lugar a salvo del asesino mientras este trata de que no se vayan.

BBeast: ¡Eh, eh, eh, eh, esperad, no os vayáis, que ahora viene lo bueno!

Pero la gente está demasiado centrada en correr para oír las peticiones del Bumian, por lo que decide ponerse serio.

BBeast: ¡¡¡¡EEEEEEEEEEEEEEEH!!!!

La gente se detiene en seco, atemorizada por el rugido de BBeast, quien rompe el suelo de un pisotón para dejar las cosas claras.

BBeast: ¡De aquí ya no se marcha NADIE, hablo en serio!

Cuando la gente decide quedarse donde está, BBeast va hacia Roco y lo levanta cogiéndole la cabeza con una mano. Luego lo muestra a la gente.

BBeast: ¡Este es Roco Crash "El Gigaimpacto", campeón del Coliseo Norte y el mejor luchador de Ciudad Marciano!

Ciudadanos: ...

Roco: ...

BBeast: ¡Este es el título que perderá en unos segundos cuando haga explotar su cabeza en mil pedazos con una sola mano, y vosotros, amables ciudadanos, seréis el público que se merece este acontecimiento!

El asesino salta a la pared de un edificio y empieza a trepar hasta la azotea, para después saltar hasta la muralla de la ciudad, agarrándose a ella y sosteniendo a Roco de cara a las casas.

BBeast: ¡Quiero que toda esta ciudad vea cómo su campeón cae y mi victoria número 100 es conseguida!

Y antes de dar el golpe de gracia, el Bumian acerca al boxeador hacia él.

BBeast: ¿Quieres dar un último mensaje?

Roco: ... ... ...

BBeast: ¿Qué dices? No te oigo.

Roco: Que estaba esperando tenerte más cerca.

De forma inesperada, Roco da un potente golpe en el vientre del Bumian, haciéndole mucho daño al haber recibido el golpe por sorpresa en la parte más vulnerable de su cuerpo, llegando a hacerle escupir sangre.

Roco: ¡Fukutsuken!

BBeast, aturdido, cae al suelo desde la muralla, en una zona poco transitada. Cuando se levanta, ve que el Brazos Largos está en guardia frente a él.

BBeast: Je... creo que me he precipitado.

Roco: Aguantaría todo el día, pero tengo asuntos más importantes que perder la tarde zurrándome contigo. Además, estoy agotado...

BBeast: ¡Entonces terminemos con esto!

Roco: Eso tenía pensado yo.

Roco flexiona las rodillas, apoya sus manos sobre ellas y cierra los ojos, extrañando a BBeast.

Roco: ¿Sabes? Tú y yo nos parecemos, nos va el rollo de ganar, ganar y ganar.

BBeast: ¡Ja, sí, tienes razón! ¡Y ahora YO te ganaré a TI! ¡HIBAGON KOHAI!

Roco: Hasta que un día aprendí a controlar esta voluntad de ganar y utilizarla a placer.

BBeast empieza a correr hacia Roco, utilizando también los brazos para impulsarse como si fuera un gorila. A cada pisada, una pequeña explosión destruye el suelo. Cuando llega hasta Roco, cegado por la ira y las ganas de ganar, hace explotar todo el terreno a su alrededor, generando una explosión que es avistada por los soldados que vienen a detener a BBeast después de ser avisados por los ciudadanos.

Entre las llamas de la explosión, BBeast tiene el puño de Roco en la cara, el puño de un Roco Crash increíblemente corpulento y el doble de grande de lo que es normalmente.

Roco: ¡A este control lo llamé "Alma Titánica"!

BBeast es incapaz de decir nada por el daño que le ha hecho el llameante puñetazo de Roco, el cual ha llegado a romper el cráneo que lleva por casco. Finalmente, el Bumian cede al golpe y pierde el conocimiento incluso antes de que Roco pueda nombrar su golpe de gracia.

Roco: ¡V-2 ROCKET!

BBeast sale disparado hasta chocar con la muralla de la ciudad, quedando tumbado en el suelo y apoyado en el muro, siendo encontrado después por los soldados.

Soldado: ¡Leñe, este es del Pulgar Invertido!

Soldado: ¡Tenemos que llamar al general pero YA!

Mientras, Roco recupera su forma original y se sienta en el suelo, apoyado en el muro, con la intención de descansar un rato antes de ir a ayudar a los demás.

Capítulo 18: Dos Lecciones

Sven: ¡Mírate, Willy!

Willy: ¡CALLA!

Willy ataca a Sven con su zanbato, aunque los cortes son detenidos por la respectiva arma del asesino, quien no deja de sonreír mientras observa la rabia y el temor con los que Willy le mira. Al siguiente choque de espadas, Sven sigue su charla.

Sven: ¡Han pasado la tira de años pero ninguno hemos olvidado el último día que nos vimos, estábamos destinados a reencontrarnos y zanjar el asunto de una vez por todas!

Willy: ¡Omejirosame Hiza!

Sven sale despedido hacia atrás después de recibir el golpe de rodilla del Wotan en el vientre, chocando contra la pared del almacén en el que se encuentran. Aún así, Sven aún tiene fuerzas para levantarse con moderada facilidad.

Sven: ¡Te juro que nunca he dejado de pensar en el pedazo trofeo que perdí por un fallo de cálculo, he llegado a entrenarme en el mismo estilo de lucha que Basil te enseñó para cuando volviera a encontrarme contigo.

Willy: ¡NO MENCIONES MÁS SU NOMBRE!

Sven: ¿O qué, me maldecirás otra vez?

Willy: ¡Rankyaku "Mekajiki"!

El Rankyaku de Willy impacta sobre la armadura de Sven, quien se ha limitado a posicionarse para recibir el ataque para luego sonreír de nuevo hacia el gladiador, logrando intimidarle.

Sven: ¡Admítelo, has pensado en mí desde que me cargué a tu querido maestro! ¿cuántas pesadillas habrás tenido recordando ese hecho, cuántas veces te habrá venido a la cabeza ese horrible recuerdo? ¡ME TIENES MIEDO Y LO SABES!

Las palabras de Sven se clavan en el corazón de Willy como si fueran agujas. Desde la muerte de Basil, Willy ha vivido aterrado ante el día en el que, por los lazos del destino, pudiera volver a encontrarse con él y ahora mismo lo tiene ante él, aguantando todos sus ataques con el único fin de intimidarle y torturarle psicológicamente antes de darle el golpe de gracia. Estos pensamientos no hacen más que desconcentrarle y entorpecer sus ataques, como si estuviera de nuevo bajo los efectos de la habilidad de Sven sin realmente estarlo.

Willy: ... Es verdad.

Sven: ¿?

Willy: ¡Te tengo miedo, Sven, más que a nada en este mundo!

Sven: Seeeeeh, me encanta cuando admiten tenerme miedo. Gracias, Willy, eso era todo lo que necesitaba oír. ¡Soru!

Sin que Willy pueda defenderse, Sven se traslada a gran velocidad frente a él y, con las garras de su armadura, realiza dos fuertes cortes en el pecho del Wotan, hiriéndole de gravedad.

Sven: ¡Wendigo!

Willy cae de rodillas al suelo dolorido mientras Sven ríe frente a él.

Sven: ¡Jajajajajajajaja, no lo has visto venir, eh!

Al tener a Willy agachado en el suelo, su cabeza está a suficiente altura como para que Sven empiece a golpearle con sus puños, sin darle tiempo a reaccionar. Finalmente, Sven hace que Willy caiga de espaldas al suelo tras golpearle con un gancho. No parece que Willy vaya a levantarse de nuevo.

Sven: En fin, esto ya casi está...

El asesino se da la vuelta y va a buscar su espada, que se ha quedado más atrás. Pero por el camino ve la espada de Kairoseki de Willy en el suelo, dándole una idea: no será la espada de Sven la que acabe al Wotan, será la suya.

Sven: Me pregunto cómo conseguiste esta espada tan singular, suerte que el mango no es de Kairoseki, que si no...

Con ambas manos, Sven logra levantar la espada de casi diez metros de hoja, maravillándose ante su ligereza. Mientras, Willy trata de reincorporarse pero el miedo hacia Sven le impide moverse. Pensando que con su entrenamiento podría ser imbatible, ahora está paralizado ante la idea de acercarse una vez más a la persona que mató a su benefactor y casi hace que su otro maestro muera de un ataque al corazón.

¿Qué pasará después de morir? Sven irá a por el resto, y quién sabe cómo les irá a sus compañeros en este momento. Cuando se unió a los Piratas Freak lo hizo con el juramento de que les protegería y daría su vida para garantizar la seguridad de aquellos que le liberaron de la esclavitud, sus nuevos benefactores. Con Sven aún capaz de luchar, sus benefactores no estarán a salvo.

Willy: (¡NO PIENSO CONSENTIRLO!)

Los brazos del Wotan empiezan a moverse temblorosos y a hacer fuerza contra el suelo para levantar su amplio cuerpo, recibiendo después la ayuda de sus piernas.

Willy: Eh.

Sven: ¿Mmm...? ¡!

Willy está de pie frente a Sven, con una gran herida en el pecho pero de pie, jadeando mientras aprieta sus puños.

Willy: Esa espada la gané peleando con un robot gigante, déjala donde está.

Sven: ¿Aún tienes fuerzas para más? Jeje, realmente eres toda una bestia.

Willy: Estoy harto de ti, Sven.

Sven: Jojojojo.

Sven suelta la espada de Willy mientras se pone en posición de lucha.

Willy: He aprendido mucho tras nuestro último encuentro, como habrás notado.

Sven: Ya.

Willy: Pero entre lo que he aprendido destacan dos lecciones que utilizaré para acabar contigo aquí mismo.

Sven empieza a inquietarse, la expresión facial de Willy ha cambiado completamente, ya no muestra miedo, solo muestra determinación.

Sven: Y... ¿cuáles serían esas dos cosas?

Willy: La primera la aprendí cuando Basil aún vivía y es... ¡LA LECHE, SVEN! ¡¿DÓNDE ESTÁN TUS PANTALONES?!

Alarmado, Sven baja la cabeza solo para comprobar que sus pantalones siguen en su sitio, dándose cuenta de su error. Al volver a subir la cabeza, ve cómo el puño de Willy se acerca rápidamente a él y lo manda contra la pared con una fuerza colosal, causando un importante daño sobre él.

Willy: ¡Sansenmaigawara Seiken!

Acto seguido, Sven es agarrado por el pecho por la mano de Willy, levantándole por el aire y estampándole contra el suelo. Finalmente, Willy se pone sobre él inmovilizándole las manos con los pies, y junta sus puños uno encima del otro y dirigidos a la cara de Sven.

Willy: ¡Esta es mi segunda lección!

Sven se alarma al reconocer la técnica que Willy está a punto de usar contra él y empieza a mover brazos y piernas para liberarse pero eso sólo hace que el dolor de tener los pies de un Wotan sobre sus manos aumente.

Willy: ¡Llevo practicando esta técnica durante los últimos años, te va a encantar!

Sven: ¡Level...!

Willy: ¡Rokushiki Ogi...!

Sven: ¡Ze...!

Willy: ¡¡¡ROKUOGAN!!!

Una fuerte onda de choque sale de los puños de Willy e impacta sobre la cara de Sven con tal fuerza que llega a hundir el suelo sobre el que están, formando un cráter de profundidad notable. Cuando la onda de choque desaparece, Willy jadea cansado mientras ve a Sven con la cara totalmente magullada, con la nariz torcida, sus dientes rotos y sus ojos totalmente en blanco, mientras que su cuerpo está inmóvil bajo los pies del gladiador: Sven ha sido finalmente derrotado.



Lentamente, Willy suelta el cuerpo de Sven, que permanece en el suelo como un trapo viejo, y retrocede hacia la pared de detrás de él, apoyándose en ella y sentándose después en el suelo mientras se quita sus gafas para limpiarse las lágrimas.

Willy: (Basil... lo conseguí...) ¡MÍRAME, BASIL, LO HE CONSEGUIDO...! ¡¡¡RAAAAAAAAAAAAAR!!!

Y levantando ambos brazos, Willy lanza una mezcla entre risas y sollozos, pensando en que acaba de superar el mayor de sus miedos y que ahora su maestro puede descansar en paz. Estos gritos son oídos por todo el Submundo, llamando la atención de los piratas que seguían conscientes.

Dan: ¿Mmm?

Buck: ¿Qué demonios son esos gritos?

Kurokage: Parece alguien llorando...

Paul: Uuuuy, no. Estos son gritos de alegría...

Los gritos se oyen incluso en el interior de la cúpula, donde Amar los oye mientras sigue peleando con Tepes mientras Maxwell sonríe apuntando a Gertrudis con un cañón.

Maxwell: (Buen trabajo, Willy.)

Muy lejos de ahí, en una celda situada en el interior de un coliseo de una isla desconocida, un pequeño y anciano Gyojin mira hacia arriba y sonríe, recordando tiempos pasados junto a su pupilo y su mejor amigo, cayéndole una lágrima en ese momento.

[Fin de la música]

Capítulo 19: El amor es como un huracán

Con la derrota de Sven a manos de Willy, todo el Submundo ha sido tomado por los piratas excepto la zona de la residencia de Gertrudis, protegida por la cúpula de K-3. Mientras el médico de los Piratas Bucket trata a los heridos, los que pueden moverse se disponen a destruir la cúpula y acabar con Gertrudis entre todos. Buck, con el torso recubierto con vendas, es el que dirige al escuadrón dispuesto a disparar a la cúpula con sus cañones.

Buck: ¡A mi señal abrid fuego!

Piratas Bucket: ¡SÍ, JEFE!

Bucket: ¡Y dale, que no me llaméis "Jefe", llamadme "SEÑOR"!

Piratas Bucket: ¡PERDÓN, JEFE!

Mika: ¿Cómo están Laura y Cosmo, doctor?

Médico: Saldrán de esta. Parece que se alejaron lo suficiente del explosivo antes de explotar, resultando heridos pero no muertos al instante.

Rick: ¿Dónde está Amar? Sería de muy buena ayuda en este momento.

Buck: ¡FUEGO!

Todos los subordinados de Buck empiezan a disparar al muro junto con varios Piratas Freak y Kurokage (este último lanza shuriken al muro). No obstante, la construcción es muy gruesa y resistente, por lo que llevará un rato abrir un boquete lo bastante grande para poder entrar.

Mientras, en su interior siguen los combates entre Maxwell y Gertrudis en el interior de la mansión, y entre Amar y Tepes en sus exteriores. El duelo entre los espadachines se está llevando a cabo de forma bastante igualada en cuanto a técnica.

Tepes: Saigo S

Amar: ¡Juonitan!

Las espadas de los dos contrincantes colisionan repetidamente, sin que parezca que vaya a haber un ganador claro de este duelo.

Amar: ¡Atiende a razones, te están manipulando!

Tepes: Avante Hari

Amar bloquea de nuevo la estocada de Tepes cuando nota como si le hubiera caído un gran peso sobre la cabeza, lo que le desestabiliza y da vía libre a su contrincante para atacar.

Tepes: ¡Avante Hari!

Esta vez, la espada de Tepes atraviesa el costado de Amar, quien acaba escupiendo sangre y apretando sus dientes por el dolor. Aún así, todavía pueda mantenerse en pie.

Tepes: Press

Con su habilidad, Tepes genera dos muros invisibles con Amar entre ellos. Cuando los envía a aplastar al médico, este los esquiva moviéndose hacia atrás, sorprendiendo al asesino por haber detectado los objetos.

Amar: Ese poder tuyo... generas objetos invisibles y los controlas ¿no? Pero eso no impide que no puedan detectarse.

Tepes: ... Comí la Fruta Mimu Mimu. Con ella puedo crear objetos simples invisibles, como si fuera un mimo.

Amar: Bien, ahora has decidido conversar. Escucha, sé que tienes mucho aprecio a Gertrudis, la he oído hablar de ti en su despacho por Den Den Mushi...

Tepes: Entonces comprenderás por qué no puedo dejar que le hagas daño. No te tomes esto como algo personal, por primera vez en años se me ha presentado un duelo apasionante.

En efecto, hacía mucho tiempo que Tepes no necesitaba esforzarse tanto en combate. Aún así no piensa rendirse en su misión de proteger a Gertrudis. Sus motivos, a diferencia de sus compañeros, no son por el dinero ni por respeto hacia ella, Tepes tiene razones mucho más profundas y personales para haber jurado lealtad a Gertrudis.

Desde que tuvo el accidente que le convirtió en un tullido necesitado de prótesis mecánicas, Tepes ha sido siempre un recluso que tuvo que recurrir al lado oscuro de la vida para tener su ración de pan y agua. Todos sus jefes le han tratado como un simple mercenario al cual pagaban si cumplía el trabajo asignado. Pero todo cambió cuando se puso a trabajar para Gertrudis, ella le hablaba con un tono suave, le apreciaba e incluso le sonreía dulcemente, despertando en el corazón de Tepes el sentimiento más potente de todos, con un poder comparable a un huracán. Bajo ningún concepto piensa dejar que hagan daño a la persona que ama.

Tepes: ¡Army Hari!

Amar: (Y se acabó la charla...)

El asesino comienza a lanzar estocadas al aire a tal velocidad que se transforman en afiladas ráfagas de aire dirigidas hacia Amar.

Amar: ¡Sabaku Kyoran!

Corriendo hacia Tepes, Amar mueve sus cimitarras a gran velocidad mientras bloquea todas y cada una de las estocadas de su adversario.

Tepes: ¡¡!! ¡Gajo!

Pero Amar es más rápido y corta a Saigo antes de que este pueda crearse un refugio con su poder. Las heridas recibidas hacen que su brazo mecánico sufra daños, además de su torso y hombro biológico. Esto último hace que sea incapaz de sostener el peso de su espada, dejándola caer al suelo mientras Amar acerca una de sus cimitarras a su cuello con una mano, mientras que con la otra le acerca su Dial de Sonido.

Amar: (Sabiendo lo que sientes por ella, esto me va a doler más a mí que a ti).

Pulsando un botón, el dial comienza a reproducir la conversación entre Gertrudis y su contacto.

Gertrudis: Muchos de ellos me son casi demasiado útiles, sobretodo Tepes.

Tepes: ¿?

Gertrudis: Me es fiel como un perrito jujujujuju Con solo ponerle ojitos y ponerme tierna ya hace absolutamente todo lo que le pido, y el encantadísimo.

Tepes: ¡¿?!

Topo: Le tienes bien controlado ¿eh? ¿Pero qué pasará si se da cuenta de que en el fondo le has estado manipulando todo este tiempo?

Gertrudis: Nada ¿Qué hará, ir a por mí y cortarme la cabeza? Me he asegurado de volverle incapaz de hacerme nada, es mi asesino ideal, preciso, rápido y completamente sumiso a su jefe, bastante patético por su parte, la verdad...

En el momento en el que se oye la explosión generada por Maxwell al asaltar la casa, Amar detiene el dial. El ojo biológico de Tepes lleva ya un rato derramando lágrimas hasta que, destrozado por lo que acaba de oír, cae de rodillas al suelo, incapaz de cesar sus llantos. Amar le coge el hombro con la mano, tratando de consolarle, sabiendo que acaba de tumbar toda la ilusión de Tepes de haber encontrado a alguien que le apreciara de verdad.

Capítulo 20: Multiplicado por veintisiete

Aún estando en su Scribble Avatar, Maxwell empieza a caer en desventaja contra Gertrudis, que aprovecha la lentitud de la Hydra para atacar con movimientos rápidos y precisos, de forma que no le dé tiempo a contraatacar.

Gertrudis: ¡Hebiogan!

Gertrudis golpea a Maxwell con el extremo de su cola de serpiente, llegando a atravesarle la piel como si acabara de ejecutar la técnica del Shigan. Con este ataque, el pirata recibe mucho aunque con el retroceso producido con el golpe, una de las cabezas del dragón logra acercarse lo suficiente a Gertrudis para agarrarle de su largo cuello de un mordisco, haciéndola gritar de dolor. Acto seguido es alzada por Maxwell mientras mueve y retuerce su cuerpo por el dolor.

Maxwell: ¡Hinotama!

Desde la boca de la misma cabeza que sostiene a la colosal serpiente, una bola de fuego impacta contra su cuello provocando una explosión que obliga al dragón a soltarla y a alejarse para no ser herido también. Pero cuando la humareda que rodea la parte superior del cuerpo de Gertrudis, esta revela tener el cuello imbuido en Busoshoku Haki, saliendo prácticamente ilesa de la explosión.

Maxwell: ¡Busoshoku Haki...!

Sin decir palabra, Gertrudis repta rápidamente hacia Maxwell con una macabra sonrisa en la cara.

Gertrudis: ¡Hebiogan "Oren"!

Repitiendo la misma técnica de antes, Gertrudis ahora golpea múltiples veces el cuerpo de su contrincante, haciendo que este reciba gran cantidad de golpes y heridas sin darle oportunidad de defenderse. El último golpe es tal que envía a Maxwell a la habitación de al lado, siendo esta el gran salón, destruyendo la pared. Viendo que con una forma tan lenta no podrá con Gertrudis, Maxwell vuelve a su forma original con su Avatar Change.

Gertrudis: Eres un completo ingenuo.

La cola de Gertrudis aparece al lado del pirata rompiendo la pared y estampándole con la otra pared de la sala. Mientras, la asesina aparece por la entrada de la habitación con un tarro en la mano lleno de Ojos del Diablo.

Gertrudis: Tu caso es muy común, eres un pirata que ha llegado al Nuevo Mundo con una recompensa notable y crees que puedes tener el mundo a tus pies. Me parecéis tan monos los de tu clase...

Maxwell: ¡Púdrete, bruja!

El pirata vuelve a recibir otro golpe de Gertrudis con su cola, volviendo a chocar contra la pared, agrietándola aún más.

Gertrudis: Ver esa cara de desilusión al acabar con ellos, descubriendo que, al final, no sois tan invencibles como creíais...

La sonrisa de Gertrudis no hace más que ampliarse, relamiéndose en estos pensamientos mientras silba con su larga lengua bífida. Acto seguido, saca un Ojo del Diablo del tarro.

Gertrudis: Ya has visto los efectos de esto ¿no? Esta maravilla hace prodigios con las Frutas del Diablo. Con solo comer una, la fuerza de un consumidor Zoan puede llegar a triplicarse.

Y dicho esto, Gertrudis se come el Ojo del Diablo que tenía en la mando y golpea a Maxwell de nuevo con su cola, hundiéndole esta vez en el suelo. La sangre que sale de la cara del pirata muestra el incremento de fuerza instantáneo que le ha dado el fármaco.

Gertrudis: Jujujujuju, me pregunto qué pasaría si comiera DOS Ojos del Diablo, e incluso TRES. Mi fuerza podría llegar a multiplicarse por veintisiete.

Maxwell trata de alcanzar su cuaderno, situado a solo un par de metros de él, pero Gertrudis vuelve a hundirle en el suelo con su cola, excitándose cada vez más ante la miseria del pirata.

Gertrudis: Podría probar a ver cuántos Ojos del Diablo serían necesarios para destrozarte, literalmente.

Y un tercer Ojo del Diablo es tragado por la asesina.

El resto de piratas fuera de la cúpula continúan disparando al muro, el cual ya empieza a tener grietas.

Kurokage: ¡Ánimo, muchachos, que ya casi lo tenemos!

Rick: ¡Rahahahahaha!

Buck: ¡A mi señal!

Skorup: ¡Yeah!

Dan: ¡Apuntando!

Buck: ¡FUE...!

Sharkstone: ¡¡¡RAAAAAAAAAAAAH!!!

Sharkstone aparece de repente corriendo entre los piratas y, de un golpe con sus guanteletes, destruye por completo toda la cúpula. Todos los presentes observan patidifusos cómo el muro es reducido a pedazos que caen al suelo mientras el líder del ejército de Grand Battle Land vuelve su mirada sobre ellos. No parece muy satisfecho, sobretodo cuando ve a los heridos.

Sharkstone: ¿De "excursión", eh?

Buck: ¡Ge... general Sharkstone!

Dan: ¿Cómo nos ha encontrado?

Roco: Se lo he dicho yo.

Roco aparece acompañado por Willy y los soldados de Sharkstone.

Roco: Mi combate se alargó hasta la superfície, por lo que me vi obligado a contárselo todo cuando me encontró...

Sharkstone: De verdad... sois tan irresponsables... DE ENFRENTAROS A LA BANDA DEL PULGAR INVERTIDO AL COMPLETO... ... ... ... ¡¡¡Y SIN CONTAR CONMIGO!!!

Este último comentario sorprende a todos los presentes.

Sharkstone: Gertrudis está ahí ¡¿no?!

Buck: Eeeeeeeh, suponemos que sí...

Sharkstone: ¡Pues vamos a averiguarlo!

A su vez, Bomba y los Superpiratas también hacen acto de presencia, habiendo venido también con Roco y Sharkstone.

Red: ¡AAAH AH AH AH AH, hoy se hará justicia! ¡Superpiratas, al ataque!

Superpiratas: ¡SÍIIIIIII!

Bomba (sollozando): ¡JOOOOO, he visto cómo os habéis cargado a todos los demás del Pulgar Invertido, no es justo, no es justo, no es justo, TONTOS!

Kurokage: Te compraremos una piruleta extra-grande cuando terminemos.

Bomba: ¡BIEN!

Sharkstone: ¡Soldados de Grand Battle Land, avanzad!

Y así, el ejército de Grand Battle Land entra en el último lugar del Submundo que le quedaba por tomar, con la esperanza de terminar por fin una lucha de cuatro años contra Gertrudis y sus hombres.

En Construcción...

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.