FANDOM


Capitulo 270: Déjame salvarte

Mientras tanto… en la sede de Winchester Co. …

Katrina está tirada en un sillón en el cuarto contiguo al estudio de su madre, aferrándose bien fuerte a un cojín. Tiene los ojos enrojecidos de tanto llorar y una mueca triste en sus labios. En la puerta, Tommy vigila estoicamente hasta que Madame Winchester hace acto de presencia. 

Tommy: Madame.

Ivonne: ¿Podrías salir un momento de la habitación , Tommy? Tengo que hablar a solas con mi hija.

Tommy: Por supuesto, Madame.

El guardaespaldas hace lo que su jefa le pide y luego Ivonne se acerca al sillón donde su hija continua echada.

Ivonne: ¿Katrina? ¿Cielo? ¿Me puedo sentar?

Katrina:  …

La mujer se sienta junto a su hija con las manos sobre las rodillas e intenta decir algo para calmar los malos ánimos de la chiquilla.

Ivonne: Se que estás molesta porque no te deje marchar con tus… “amigos” piratas. Pero tienes que entender, Katrina. Solo lo hago por tu bienestar. No puedo dejarte con ellos así como así.

Katrina: …si… como sea…

Viendo que su hija no se ve nada feliz, la Madame piensa en otra manera de mejorar su humor.

Ivonne: Mijail me enseñó el calendario y me dijo que tú cumpleaños será en un par de días. Que emoción, ¿no? Catorce años.

Katrina: …ahmmm…voy a cumplir quince años, no catorce.

Ivonne: Bueno, años más años menos.

Pero súbitamente, la Madame se da cuenta de algo.

Ivonne: Espera, ¿Dijiste quince años?

Katrina: Si. ¿Qué en serio no sabes qué edad tengo?

Ivonne: Lo siento, ese tipo de cosas siempre se me escapan y más aún con todo lo que ha estado sucediendo. Pero si es cierto que vas a cumplir quince años, ya es tiempo.

Katrina: ¿Tiempo? ¿Tiempo de que?

Ivonne: De tu presentación a la sociedad, claro. Todas las señoritas de clase alta son presentadas a la sociedad cuando cumplen quince años y  tú no serás la excepción. 

Katrina:¿Huh?

La mujer se levanta y empieza a caminar en círculos alrededor de la habitación, pensando en todo lo que se debe hacer para el cumpleaños quince de su hija.

Ivonne: Habrá que invitar a mucha gente. A los nobles del archipiélago, de las islas vecinas. A los grandes tiburones de la industria de la moda. Habrá que hacer una fiesta grandiosa, talvez con una temática. Una fiesta de máscaras no estaría mal, eso ayudaría a ocultar el hecho de tu cartel de recompensa.

Katrina: Pero mamá...

Ivonne: Solo tendremos pocos días para organizarlo todo. El pastel, la música, la comida. Cielos, por no olvidar tu vestido, maquillaje y peinado. Obviamente deberás usar algo de la línea de Winchester Co. y tendré que contactar a los mejores estilistas.

Katrina: Mamá…

Ivonne: Como única heredera de familia Winchester, tu presentación en sociedad debe ser espectacular, debes hacer un acto digno de la grandeza que aspiras a alcanzar y…

Katrina: ¡Mamá!

Ante este llamado de atención, la mujer detiene su parloteo en seco mientras su hija la mira intensamente.

Katrina: Me alegra que te emociones por mi cumpleaños. Pero, ¿Una fiesta? ¿Con lo que está pasando? ¿No nos estaríamos exponiendo ante Water Ivy con una exhibición pública?

Ante estas palabras,  Ivonne se vuelve a sentar junto a su hija la toma de los hombros mientras la mira fijamente a los ojos.

Ivonne: Claro que aún me preocupa Water Ivy. Y lo que dices es una posibilidad.Pero aquí, en este lugar estamos a salvo de ellos. Conozco el archipiélago desde hace años y tengo influencias y amigos aquí que puedo usar para cuidarnos. Por eso te quería cerca de mí, para mantenerte segura. Eso no puedo hacerlo cuando estás lejos de mi.

Katrina: Mamá...

Katrina: Eres mi niña, solo quiero darte lo mejor. Presentándote en sociedad aquí es darte todo mi poder y conexiones. Es mi manera de salvarte. 

Los ojos de la mujer se empiezan a humedecer.

Ivonne: No pude salvar a tu padre. Al menos déjame salvarte a ti, mi Katrina.

Ante esa última frase de su madre, la llorona vuelve a hacer honor a su epíteto y la abraza fuertemente.

Katrina: ¿Una fiesta de máscaras dijiste? Suena lindo.

Madre e hija lloran mientras se abrazan y luego empiezan a comentar sobre la fiesta a realizar.

Capitulo 271: Esperando conocerte

Tras la corta pero intensa batalla, los Piratas del Ave Azul buscan a algún hombre de Water Ivy entre los restos del barco para talvez poder sacarles algo de información. Sin embargo, la mayoría ha escapado y los pocos que han quedado están en un estado de inconsciencia más cercano a un coma que otra cosa.

Evangeline: Creo que se me pasó la mano con lo del incendio.

Mia: Genial, ¿ahora que?

Jean: No dejen de buscar, chicos. Necesitamos a alguien que suelte la sopa.

Angelique: Puede ser la única forma en la que recuperemos a Katrina.

Los piratas suben a lo que ha quedado del barco enemigo con esperanza de poder hacer algún prisionero que les de información. En principio, parece que solo quedan tablas carbonizadas, pero entonces oyen una voz.

¿???: ¡Aghhh! ¡Me lleva la china…!

De entre los restos de la nave quemada, sale Carbine,  cubierta de tizne pero prácticamente ilesa salvo por una fea quemadura en su brazo derecho y el hecho que de que la escoba que sostiene ahora se parece más a una gigantesca antorcha por el fuego que consume sus cerdas.

Carbine: Tche.. Serán cabrones… ¿Saben lo difícil que es quitar el hollín de la tela?

La mujer mira a su alrededor, dándose cuenta tanto del éxodo de sus hombres como el estado inservible de su navío. Los piratas, que la han visto salir de las cenizas rápidamente se apresuran a apuntarla  y en el caso de Jean y Big Bird , rodearla desde el aire.

Jean: Muy bien, mujer. Ahora nos dirás unas cuantas cosas. ¿Quién está al mando de Water Ivy? ¿Dónde está su base?

Big Bird: ¿Quién, donde?

Carbine: ¿Qué? ¿Crees que voy a soltar información tan sencillamente?

Angélique: ¡Estás en completa desventaja! ¡Comienza a hablar antes de que te arranquemos las palabras de la lengua!

Carbine: Cierto, estoy en desventaja. Pero eso no significa que todo está perdido. La cosa no acaba aquí…aun.

Acto seguido, la mujer lanza su escoba, ya casi consumida por el fuego al aire. Los piratas siguen la improvisada estela con la mirada y para cuándo la bajan, la asesina ya ha desaparecido.

Mia: ¿A dónde se fue?

Bert: Debió arrojarse al agua.

Angélique: En ese caso tendría que salir en algún momento para respirar.

Jean: ¡Busquenla! Necesitamos esa información.

Sin embargo, por más que la buscan, nunca ven a la mujer salir del agua. Esto debido a que Carbine ha nadado hasta una caverna subacuática en la cual sale a respirar y luego llama por un Den Den Mushi a nada más y nada menos que Hiedra de las Aguas, la cual no está nada complacida.

Hiedra: ¿¡Como que no los mataste!?

Carbine: Lo lamento, Hiedra. Pero quemaron el barco que me otorgó y a todos los hombres con el. Pero logramos dañar seriamente su nave y está sigue en el mismo lugar hasta donde se. Si enviamos refuerzos ahora podemos hundirlos fácilmente y…

Hiedra: Carbine, Carbine, Carbine. Si no fuera por tus fieles años de poner tus impecables servicios a mis órdenes y porque no te tengo enfrente justo ahora…YA HABRIA PERFORADO TU CRÁNEO IGUAL QUE EL DEL ÚLTIMO IDIOTA QUE ME FALLÓ.

Carbine traga saliva ante las palabras de su jefa.

Hiedra: Pero ya que estoy de muy buen humor, y a que esta es la primera vez que me fallas, haré una excepción. Enviare esos refuerzos. Pero tú volverás a la base, tengo otro trabajo para ti. 

Carbine: Si, Hiedra de las Aguas.

Hiedra: Y no me vuelvas a fallar.

De regreso a la superficie, los Piratas del Ave Azul están abatidos y molestos por no haber sido capaces de obtener ni la más mínima pizca de información sobre Water Ivy.

James: ¡Maldición! No encontramos nada.

Angélique: Tampoco había nada en el barco.

Taylor: Solo cenizas.

Mia: ¿Entonces qué hacemos ahora?

Bert: Por el momento, creo que deberíamos dedicarnos a reparar al Spirit y prepararnos para futuras peleas, que sabemos que las habrá. Es probable que esa mujer que se nos escapó tenga refuerzos. Será mejor estar listos para lo que sea.

Jean: Muy bien. Se hará eso. Por ahora todos se quedan a cargo de Bert, háganlo que les diga.

El muchacho se transforma en su forma híbrida y de un silbido pide a su compañero animal que le acompañe.

Angélique: ¿A dónde vas?

Jean: Si Water Ivy está aquí, significa que Katrina está en peligro y su madre también. Voy a intentar avisarles.

¿???: No será necesario…

Los piratas se quedan de piedra al oír una voz extraña de nuevo en su barco. Al voltear , logran ver en el nido de cuerpo dos siluetas que saltan hasta la cubierta del Ocean Spirit, las cuales resultan ser nada más y nada menos que las mujeres que los han estado siguiendo desde Isla Sonne. 

Mujer Acorazada: Tu debes ser Pluma Azul- Dorada ¿O me equivoco? Estaba esperando conocerte

Capitulo 272: Intenciones

Las dos mujeres se disponen a acercarse un poco a los piratas, algo que estos no ven con buenos ojos. Jean inmediatamente se pone a la defensiva, intentando atacar a la mujer de la armadura con sus garras. 

Jean: ¡Ara Schlitz!

Sin embargo, esta toma de su espalda dos espadas de forma inusual y con brillante filo de color rojo y las usa para bloquear el ataque. Luego, las usa para empujar al hombre ave, obligándole a retroceder.

Jean: Tsk..

Al ver esta situación,  Angélique inmediatamente salta hacia el ataque también, extendiendo su pierna derecha para golpear con su tacón a la mujer justo en la parte donde su casco no la protege.

Angélique: ¡Swing Heel Strike!

Pero estando a centímetros de su rostro, su pierna es detenida por otra pierna, pues la otra mujer ha salido a la defensa de su compañera. Tras el impacto, tanto Angélique como la mujer de piernas largas se echan para atrás, con la segunda sobándose la pierna por el impacto.

Mujer de Piernas largas: Au, au, au. ¿Qué usas tacones de metal o que rayos?

Habiendo repelido los ataques tanto de su capitán como su primer oficial, el resto de la tripulación toma una actitud hostil hacia las mujeres. James y Evangeline cargan sus armas, Bert y Mía alzan sus guardias y Big Bird se alza en el aire, amenazando con llamar a otra parvada pero sorpresivamente, estás no hacen lo mismo.

Mujer Acorazada: Calma. Nuestra intención no es atacarlos.

En señal de buena voluntad, la mujer tira sus espadas al suelo y se quita. Su compañera, al no contar con armas, simplemente alza los brazos al aire. Aunque a pesar del gesto, los Piratas siguen sin tragarse el cuento.

Jean:  Bien. Ya que se  “entregaron” sin oponer resistencia no les importará darnos la información que queremos. ¿Quiénes más forman parte de Water Ivy?

Angélique: ¿Quién es su líder?

James: ¿Dónde está su base?

Jean: Respondan, ¡Ya!

Mujer de piernas largas: Woah, Woah Woah. Nosotras no trabajamos para Water Ivy.

James: Hmphh…Seguramente mienten.

Mujer Acorazada: Créanme, si fuéramos de Water Ivy, ya habríamos acabado con ustedes.

Jean: Entonces, si no trabajan para Water Ivy, ¿Qué hacen aquí? ¿Qué demonios quieren con nosotros?

Mujer Acorazada: Estamos aquí  porque también queremos acabar con Water Ivy, venimos a pedir su ayuda.

Piratas del Ave Azul: ¿¡QUÉ!?

Pero antes de que las mujeres puedan decir más, se oye un pitido conocido y molesto. Aquel que sueltan las balas de cañón al ser lanzadas. Al darse cuenta del sonido, los piratas y las dos mujeres voltean hacia estribor, vislumbrando dos barcos que se dirigen hacia el Ocean Spirit con intenciones claras de atacar.

Mujer Acorazada: Y hablando del Rey de Arabasta…

Los barcos están llenos hasta el tope de hombres elegantemente vestidos y armados hasta los dientes con mosquetes y rifles, poder de fuego que pretenden usar contra los del Ave Azul.

Trajeado: ¡Matenlos!

Angélique: Maldición, volvieron…

Jean: ¡Chicos, prepárense para atacar!

Pero cuando los Piratas del Ave Azul se disponen a saltar al ataque, las dos mujeres se les adelantan.

Mujer Acorazada: Déjennos demostrarles que no somos sus enemigas. ¡Vamos!

Ambas mujeres saltan del Ocean Spirit, pero antes de caer al mar, la mujer de la armadura se transforma en una criatura similar a Jean en su forma híbrida. 

Bert: ¡Es usuaria Zoan!

Luego toma a su compañera de los brazos, y vuelan juntas hasta el primero de los barcos enemigos.

Mujer de Piernas largas: ¡Jao Kun Do! ¡Bronze rapid shooting!

La mujer mueve su pierna como si de un látigo de acero se tratara y derriba a una cantidad considerable de los hombres trajeados. Por su parte su compañera, usando sus espadas y lo que parece ser su propia forma híbrida de un modelo de la Tori Tori, va descontando enemigos cortándolos uno por uno a una velocidad apenas perceptible por el ojo humano.

Mujer Acorazada: ¡Blade Wing!

Los hombres del otro barco, súbitamente alterados, desvían su atención del Ocean Spirit y deciden apuntar sus armas al par femenino que ha  destrozado a la mitad de la tripulación de ese barco. Estas, al darse cuenta, preparan para recibir el ataque pero antes de que estos puedan abrir fuego, su barco se cimbra por otro atacante inesperado.

James: ¡Red Star – Horizon Final Twilight!

Por Orden de Jean, El cazador deja ir un poderoso ataque hacia la cubierta enemigo, que literalmente, barre con buena parte de la tripulación enemiga, dejando a los hombres achicharrados y fuera de combate.

Hombre de Water Ivy: ¿¡Qué demonios fue eso!?

 Las dos mujeres e incluso los propios  camaradas del chico rubio le miran sorprendidos por la brutalidad del ataque pero no pueden decir nada al respecto porque Jean toma primero la palabra.

Jean: Muy bien. Les creo. ¿Qué les parece si cuando acabemos con ellos tenemos una charla civilizada?

Capitulo 273: Ese símbolo...

Empieza a  anochecer. A los piratas y a las dos mujeres no les toma mucho tiempo más acabar con los remanentes de ambos barcos atacantes. Para evitar más ataques “sorpresa”, el Ocean Spirit es movido lejos del puerto y hasta una cala oculta. Una vez ahí, Jean y compañía finalmente tienen su “charla” . Las mujeres piden hacerla en el interior para evitar posibles espías, y dado el miserable estado de la sala de reuniones, todos toman asiento en el comedor.

Jean: Muy bien, ya sabemos que no son de Water Ivy. Pero en ese caso ¿Quiénes son? ¿Por qué están contra Water Ivy?

Angélique: ¿Y porque buscan nuestra ayuda?

Mujer Acorazada: Ok, empecemos por lo primero.

Ambas mujeres se quitan sus respectivos cascos y en el caso de la de piernas largas, sus googles, como muestra de cordialidad.

Mujer Acorazada: Mi nombre es Belen. Ella es mi camarada, Kin.

Kin: Hola.

Belén: A ambas se nos confío la misión de recabar información de Water Ivy.

Angélique: ¿Pero porque investigan a Water Ivy?

Belen: Nuestra banda y más específicamente nuestra capitana están en contra del “negocio” de la compra-venta de esclavos, y Water Ivy es una de la mayores organizaciones de ese ramo del mercado negro en esta parte de Grand Line.

Mia: ¿Su banda? 

Bert: ¿Son piratas?

Kin: Sip.

Belen: Nuestra misión fue un éxito, así que estábamos listas para la siguiente fase. La liberación de esclavos y la caída de los principales cabecillas de la organización. Nuestra banda iba a proveernos refuerzos pero… surgió un problema….

Angélique: ¿Por eso decidieron pedirnos ayuda?

Kin: Bueno, por eso y porque ya nos habían ayudado antes.

Ante esta contestación, todos voltean a ver a las mujeres con los ojos abiertos como platos.

Jean: Espera, ¿Qué?

Belen: Bueno, no a nosotras exactamente, pero si a otros camaradas nuestros.

Kin: ¿Recuerdan a Gareth, Shane y Wendy?

Todos salvo  por Taylor y Evangeline, quienes no tienen idea de quiénes están hablando, traen sonrisas a sus rostros al oír estás palabras.

Bert:  ¿Son sus camaradas?

Kin: Sip. Igual que ellos somos Piratas del Zafiro.Les mandan saludos por cierto.

Evangeline: ¿De quién hablan? 

Angélique: Poco después de entrar a Grand Line nos encontramos con un trío de viajeros que quería acabar con una banda de Gyojins que esclavizan humanos.

James: Los mismos que esclavizaron a mi hermana, de hecho. Por eso me uno a la tripulación.

Angélique: Junto a ellos logramos acabar con la banda y liberar a un montón de esclavos.

James: Y también me dieron información sobre el paradero de mi hermana.

Jean: Intente reclutar los, pero resultó que ya pertenecían a otra tripulación.

Taylor: Vaya.

Evangeline: Ya veo.

Kin: Fue precisamente por que ustedes les ayudaron que dimos con el rastro de Water Ivy. Resulta que un montón de esclavos capturados por los Piratas del Abismo fueron vendidos a la líder de Water Ivy. Hiedra de las Aguas. 

James: ¿¡ Hiedra de las aguas!? ¿¡Ella es la líder de Water Ivy!?

Jean: ¿La conoces?

James: Estoy seguro que es el nombre que estaba en el contrato de compraventa de Jane. ¡Voy por el!

El muchacho sale corriendo a buscar el documento al cuartel de los hombres, mientras el resto de sus camaradas analizan la situación.

Mia: ¿Se dan cuenta de lo que significa eso?

Bert: Si la líder de Water Ivy compró a la hermana de James, acabar con ellos no solo haría que Katrina volviera, podríamos estar salvando a la hermana de James. 

Ante esta posibilidad, Jean voltea a sus camaradas preguntándoles con la mirada. Todos asienten a la pregunta implícita por lo que el peliazul se dirige  a las mujeres muy decidido.

Jean: Muy bien. Creo que es evidente lo que todos mis camaradas piensan sobre este asunto de Water Ivy. Las ayudaremos con su “operación”.

Con esa contestación, Kin alza el puño en señal de triunfo y Belén baja la cabeza en agradecimiento.

Belén: Les agradezco de antemano. En ese caso, les compartiré todo lo que sabemos sobre Water Ivy para que podamos formular un plan.

Jean: Me parece excelente.

En ese momento, James vuelve a entrar en el comedor con el documento que dijo que traería en la mano, pero contrariamente a su entusiasmo anterior, se encuentra serio hasta el punto de palidecer.

Jean: Hey, chico rubio. ¿Adivina quién va a patear el trasero de los de Water Ivy?

Pero este no le contesta, se queda hipnotizado viendo el papel en su mano con mirada de que algo terrible ha pasado.

Evangeline: ¿James?

Angélique: ¿Pasa algo?

James: Ese símbolo… no puede ser…

El muchacho muestra a sus camaradas el contrato por Jane y se quedan de piedra al ver el símbolo que hay justo al lado de la firma de Hiedra de las aguas: Una flor y una W.

Capitulo 274: La máscara de Water Ivy

Los piratas se quedan mirando fijamente al papel en las manos de James, no queriendo creer lo que ven.

James: Por eso reconocí el símbolo antes…

Angélique: Ese… ese es…

Mia: …¿El símbolo de Winchester Co.?

Taylor: Pero eso significa que…

Jean: ¿… Winchester Co. esta implicado con Water Ivy después de todo?

Bert: Podría ser solo una coincidencia…

Las dos del Zafiro los miran con una mirada extraña, mezcla de tristeza y compasión.

Kin: Entonces, ¿De verdad no  tienen idea?

Belen: Winchester Co. No está relacionada con Water Ivy. Winchester Co. Es Water Ivy.

Evangeline: Entonces, Madame Winchester….

Belen: Ella es Hiedra de las Aguas.

La revelación impacta a los piratas de sobremanera. Al ver su reacción, Belen procede a explicarles.

Belen: Winchester Co. Funciona como una máscara para Water Ivy. Vende ropa, si, pero solo para cubrir sus repugnantes operaciones y negocios. Justifican su gran cantidad de dinero fingiendo ser diseñadores de modas de alta calidad pero no son más que un montón de esclavistas. 

Tras estas palabras, la sorpresa de los del Ave Azul lentamente comienza a convertirse en otro sentimiento: ira.

Angélique: (apretando los dientes)Entonces, todo lo que esa mujer nos dijo. Sobre que Water Ivy cazaba a su familia…lo de su esposo y todo eso

Evangeline:¡ Fueron puras mentiras! Es la clase de cosa que le dirías a un enemigo para que confíe en ti y luego poder clavarle el cuchillo en la espalda. Lo sé por qué yo lo hice cuando estaba en Los Nueve Coros.  ¡Fue ella la que envió a todos esos hombres a matarnos!

Taylor: ¿Pero porque está tras nosotros?

Belen: Arruinaron sus negocios con los del Abismo y también en Cool Land. Debe estar furiosa por eso.

Todos comienzan a darse cuenta de muchas cosas y hablan y debaten al respecto, pero no Jean. Este permanece en silencio con los puños tan apretados que parece que va a romperse los dedos, hasta que finalmente habla, encendido y rojo de rabia.

Jean: Déjenme ver si entendí bien. ¿La madre de Katrina, nuestra querida camarada y músico es una esclavista la líder de Water Ivy? ¿Dejamos a nuestra Katrina con el enemigo?

Los piratas se congelan ante esa premisa, empezando a rondar en sus cabezas los escenarios más horribles posibles.

Taylor: ¿No le haría daño a su propia hija… o si?

Evangeline: Hay gente que no tiene ningún escrúpulo, lo se de primera mano. Por lo que sabemos ahora, ella misma podría haber mandado matar a su esposo.

Angélique: ¡Tenemos que ir por Katrina! ¡Ahora!

Sin vacilación, los del Ave Azul se preparan para salir a la batalla, pero las del Zafiro los detienen.

Belen: Se lo que deben estar sintiendo ahora mismo pero deben pensar las cosas con cuidado. Si van solo así como así, harán que las cosas terminen mal.

Jean: ¿Dices entonces que nos quedemos aquí sin hacer nada?

Big Bird: ¿Nada,nada?

Belen: No, digo que hagamos un plan cuidadosamente. Su camarada no es la única que está en riesgo, hay mucha gente que salvar.

Kin: Pero no se preocupen, nosotras les ayudaremos. Estamos en el mismo barco ahora... literal y figurativamente.

A pesar de sus sentimientos, los piratas comprenden rápido que ese es el mejor plan de acción, así que todos vuelven a tomar asiento.

Jean: Muy bien… ¿Qué tienen en mente?

Capitulo 275: La curiosidad mató a "Kat"

A la mañana siguiente…

Los piratas del Ave Azul y las dos camaradas del Zafiro pasan toda la noche preparando el plan para enfrentarse a Water Ivy. Ahora, todos se encuentran en la cubierta del Ocean Spirit, esperando a Belen, la cual ha ido volando hasta Isla Plin para conseguir un cierto tipo de suministro.

Jean: Recuerdame, ¿Por qué teníamos que esperar hasta que fuera de día?

Kin: Creo que es porque hay más testigos. Aunque en el fondo sean una asquerosa organización esclavista, tienen una imagen pública que cuidar como Winchester Co. No sé arriesgaran a perder eso desplegando toda su fuerza contra nosotros a menos que estén verdaderamente desesperados. Bueno, en teoría.

Jean: Ok... ¿Crees que es por eso?

Kin: Sip.

El peliazul mira un tanto desconfiado a la piernas largas, la cual al darse cuenta, se defiende con palabras.

Kin: ¿Qué? Belen es la de los planes, no yo.

En ese momento, Belen regresa al barco y aterriza con gracia mientras sostiene una bolsa de tela.

Belen: Sigo sin creer que en serio no tuvieran de estos…

La mujer revela que la bolsa está llena de Ko Den Den Mushi, los cuales procede a repartir a todos los Piratas del Ave Azul.

Evangeline: Raro, parecen diales vivos.

Belen: Usaremos esto para mantenernos en contacto. Todos recuerdan su parte del plan, ¿Verdad?

Angélique: Si.

James: Si.

Big Bird: Si, si.

Bert: Perfectamente.

Belen: Muy bien, en ese caso vamos.

Y dicho esto, todos los Piratas dejan el barco.

Mientras tanto…

Katrina se encuentra en los probadores de la tienda de Winchester Co. Junto a una gigantesca pila de vestidos, su madre y una modista. Esta se encarga de entallarle un vestido que más bien sería apto para una mujer más adulta y luego lo ajusta alrededor de su cuerpo adolescente.

Ivonne: Este me parece muy adecuado.

Katrina: Ammh… no estoy segura de que me guste. Me gustaba más el otro con listones.

Ivonne: A mí me parece que es perfecto para ti. Además, los listones están pasados de moda.

Katrina: Bueno... Tu eres la experta, supongo. Y a propósito, quería preguntarte si pensaste sobre…

Ivonne:¿Lo de invitar a tus “amigos” a la fiesta? Ya te dije que no me parece correcto. Son piratas, podrían ser peligrosos.

Katrina: ¡Pero mamá! ¡No son como tú crees , ellos…!

Justo en ese momento, llega Beretta corriendo con su jefa ( o algo así) con un Den Den Mushi en la mano.

Beretta: Lamento interrumpir, Madame, pero quieren hablar por con usted urgentemente.

La Madame pide a la modista y a su hija que la dispensen y luego toma el auricular del aparatillo, exaltandose casi de inmediato por lo que le dicen al otro lado de la línea. Lo que llama la atención de la joven músico.

Madame: ¡¿A qué se refieren con que ellos no están ahí.!? *Suspiro* Voy para allá. 

La mujer cuelga el aparato y luego se dirige a su hija.

Ivonne: Hablaremos de esto más tarde, tengo cosas que atender en la bodega. Que la modista le haga los cambios al vestido y luego te lleve a mi estudio.

La Madame y su asistente se dirigen a la bodega mientras que Katrina es llevada a la oficina por la modista. Sin embargo, la curiosidad natural de la niña empieza a picarle. ¿De que hablaba su madre por el Den Den Mushi y con quién? Así que decide ir a la bodega para averiguarlo por su cuenta. Sin embargo ,cuando intenta salir por la puerta, Tommy y Mijail se lo impiden.

Tommy: Lo lamento, madmoiselle. Pero su madre nos dio órdenes expresas de mantenerla en este cuarto hasta que regrese.

Pero la curiosidad de la chica no cede y su inteligencia la hace pensar en un plan. La jovencita se mete al baño, crea un clon que sale de regreso al cuarto y luego su yo real escapa por una ventana.

Katrina: Espero no tener que alejarme mucho o el clon desaparecerá. Bueno, aunque supongo que sí eso pasa tardarán un rato en encontrarme de todos modos. Ahora, ¿Dónde está la bodega?

La jovencita no tarda mucho en encontrar el lugar en el cual se dispone a entrar a escondidas para espiar un poco a su madre.

Katrina: (Muy bien. Aquí vamos).

Sin embargo, al entrar a la bodega no encuentra a nadie. Solo un montón de ropa colgada en ganchos o empaquetada.

Katrina: Que raro. Estaba segura de que dijo que vendría aquí.

La chica se dispone a marcharse y volver a la oficina antes de que noten que ha escapado, pero entonces nota ruidos extraños provenientes del otro lado de una pared.

Katrina: Esos son… ¿Gritos?

La chica pone su oreja contra el muro para tratar de oír mejor. Pero al apoyar su peso contra esta, accidentalmente hace que se active un mecanismo que hace que la pared se abra y se recorra hacia un lado.

Katrina: ¿Una puerta secreta?

Nuevamente motivada por la curiosidad, la chica entra por la puerta, quedando horrorizada por lo que ve al otro lado. Cientos si no es que miles de esclavos de todas las razas, edades y géneros. Estos son enjaulados o llevados encadenados hacia túneles secretos que dirigen al puerto.  Katrina intenta dar crédito a lo que ve con una explicación lógica, pero simplemente no se le ocurre ninguna.

Katrina: (¿¡Qué… qué es esto!? ¿¡ Water Ivy a caso!? ¿¡Lograron obligar a mamá!?)

La joven músico ve entonces a su madre hablando con varias personas que visten como sus empleados. Varios de ellos van armados y tienen miradas sombrías. 

Ivonne: ¡Quiero que los encuentren! ¡Esos bastardos de los Piratas del Ave Azul no pueden interferir más! 

Katrina: ¡…!

Capitulo 27y: El verdadero rostro de la Madame

La jovencita, intrigada por lo que su madre acaba de decir decide quedarse oculta para escuchar un poco más. Mientras su madre apunta a una pantalla con imágenes de sus amigos.

Ivonne: Esos idiotas ya  le han costado suficientes problemas a Water Ivy. Por su culpa perdimos a uno de nuestros mejores proveedores y nos arruinaron un trato potencial con otro. Eso sin contar que llenaron de su porquería a mi hija. Menos mal que su recompensa no es muy alta y que podemos cambiarla de aspecto.

Katrina: (¿¡Water Ivy!?)

Hombre: No será problema.

  • Teniente de Water Ivy: [[Magnum]] “El Repartidor”

Carbine: Tengan cuidado. No son piratuchos corrientes. Estos son más peligrosos de lo usual.

¿???: Seh, seh ,seh, lo que tú digas. ¿Quiere que los traigamos enteros o solo sus cabezas?

  • Teniente de Water Ivy: Wesson “ Sado”

Ivonne: No traigas nada aquí. No quiero que llames la atención. Además, se caerá todo el teatro si mi hija se entera. Solo mátalos y destruye la evidencia.

Wesson: Oh, ok, ok.

Magnum: Entendido, Hiedra de las Aguas.

Horrorizada por lo que acaba de escuchar, Katrina queda en shock un momento antes de razonar lo que tiene que hacer. “Debo huir de aquí, buscar a los chicos y contarles todo”, piensa la niña. Pero tan pronto se dispone a escapar se topa de frente con un tipo enorme.

Katrina: ¡…!

El sujeto tomaba la niña por un brazo y la alza hacia arriba, lastimandola. Luego la lleva así ante Hiedra de las Aguas.

Sujeto enorme: ¡Encontré a esta mocosa espiando! ¿La destrozo?

  • Teniente de Water Ivy: Smith “ Golpe a Golpe”

Ivonne se sorprende en gran medida de ver a su hija en ese lugar y al ver como la está sosteniendo Smith, enfurece.

Ivonne: ¡Esa es mi hija, idiota! ¡Sueltala!

El hombre suelta a la niña y está cae al suelo de cara, ante lo cual Ivonne va corriendo a arrodillarse para ver a su hija.

Ivonne: ¡Oh, cielos! ¡Te dije que te quedaras en la oficina! ¿¡Te hizo daño!?

La jovencita se levanta algo adolorida y luego mira a su madre intensamente.

Katrina: ¿Mamá? ¡¿Qué rayos sucede aquí!?

Ivonne: Lo… lo siento ,hija. Tuve que aceptar el trato con Water Ivy. Ellos me obligaron.

La mujer comienza a derramar lágrimas.

Ivonne: Fue para mantenerte a salvo. Nunca quise que fueras parte de esto, lo siento.

Pero Katrina no se conmueve.

Katrina: ¡¿Crees que soy tan crédula!? ¡Lo escuché todo! ¡Eres parte de Water Ivy y quieres matar a mis amigos!

Al oír estás palabras, Ivonne se muestra ligeramente sorprendida pero esto no dura mucho, pues casi de inmediato esboza una leve y oscura sonrisa a la par que se levanta y se limpia las lágrimas.

Ivonne: Fuiste bastante lista para descubrirlo por tu cuenta.  Aunque claro, eres mi hija, no podría esperar menos. 

Katrina: ¡No me hables como si fuera como tú! ¡Yo jamás haría esclavos! ¡Monstruo!

Ivonne: Cuida tus palabras con tu madre, jovencita. O podría enojarme.

Katrina: ¡No! ¡Tu cuida tus palabras porque yo ya estoy muy enojada!

La niña saca su cuchillo y lo réplica al menos una veintena de veces, sorprendiendo a Ivonne y alertando a los tenientes, los cuales de inmediato sacan sus armas y la apuntan. La chica se dispone a atacar pero en ese momento, se oyen varios estruendos provenientes de fuera y luego suena un Den Den Mushi el cual resulta estar entre la ropa de Hiedra. 

Ivonne: ¿Ahora que quieres ,Beretta?

Beretta: Tenemos intrusos. 

Ivonne:  ¡Envía la transmisión!

Las imágenes fijas de los del Ave Azul en la pantalla se van convirtiendo en imágenes vivas transmitidas por varios Kanshi Den Den Mushi en varias partes del edificio sede. Al verlas, Katrina sonríe.

Katrina: Ja. Parece que no soy la única en averiguar tu sucio secretito.

Sin embargo, en lugar de preocuparse, Ivonne sonríe, viendo la llegada de sus enemigos como una oportunidad.

Ivonne: Te diré lo que vamos a hacer. Bajarás esos cuchillos y luego Le dirás a tus “amigos” que se vayan de aquí. O si no…

Katrina: Ja , ¿o si no que? ¿Me matarás o los matarás a ellos? ¿Quisiera ver qué lo intentarás?

Ivonne: No, si ellos no se largan ,entonces tendré que enviar a matar a tu querida María.

Katrina, que estaba a punto de lanzar un cuchillo, se detiene  en seco y luego deja caer  todo su arsenal al suelo, desintegrándose al ser copias excepto por el original mientras Ivonne sonríe siniestramente.

Capitulo 277: Operación comprometida

Minutos antes…

Los Piratas del Ave Azul y las Piratas del Zafiro se dividen en tres grupos para realizar la operación y se ubican en sus respectivas posiciones fuera de la sede de Water Ivy para comenzar la misión.

James: (¡Ahora!)

El primer grupo, conformado por James, Bert y Kin se encargade la distracción, la evacuación de los civiles y los guardias exteriores.  Para esto, James entra caminando a la parte del edificio donde está la boutique en la cual hay una buena cantidad de personas haciendo compras y acto seguido, dispara con su arma al techo, causando pánico en la tienda.

Mujer:¡Corran!

Los compradores salen de la tienda como estampida humana mientras que los guardias se disponen a someter a James. Sin embargo estos son interceptados por Kin y Bert, los cuales los noquean a base de coces y patadas.

Kin: ¡Bronze rapid shooting!

Bert: ¡Hog Trotter!

Todo el jaleo de la boutique atrae a los guardias de la ciudad, los cuales se disponen a ir tras los piratas, sin embargo, Jean comienza a dispararlos con dardos somníferos.

James: ¡Red Star- Sleepy Seven!

Todo ese alboroto funciona como distracción y señal para los grupos dos y tres, los cuales inician su parte de la operación. El segundo grupo, conformado por Angélique, Taylor y Mia, se encarga de la infiltración, ayudar a escapar a los prisioneros y si es necesario, brindarles ayuda médica. Así que entran corriendo hacia la bodega.

Angélique: El mapa de Belén decía que es por aquí, ¡Vamos!

 Por último, el tercer grupo, el de Jean, Belen, Evangeline y Big Bird, se encargan del rescate de Katrina y la derrota de Hiedra de las Aguas. Usando sus respectivas habilidades aéreas, Jean, Big Bird y Belen irrumpen volando en la parte superior del edificio, mientras que Evangeline sube al mismo en hombros de su capitán.

Jean: Muy bien, estamos dentro. Ahora a buscar a Katrina.

Evangeline: La señorita Katrina debe estar en el estudio.

Belen: ¡Vamos entonces!

Jean, Belén y Big Bird van hacia el lugar mientras que Evangeline se queda a deshacerse de algunos guardias en el lugar. Los tres piratas alados no tardan en llegar al estudio, encontrándose ante la enorme puerta de este.

Jean: Katrina y su bruja madre deben cv estar adentro. Derribemos la puerta.

Belen: Uno, dos…

Evangeline: ¡No! ¡Esperen!

Antes de que puedan abrir la puerta, una ráfaga de balas atraviesa la madera. Evangeline alcanza a presentir el ataque con su mantra e intenta alertarles, sin embargo, Jean está justo en la línea de disparo y ya es muy tarde para esquivar, por lo que lo único que se le ocurre a la chica es cubrir a su capitán con su cuerpo.

Evangeline: ¡Aghhh!

Jean: ¡Evangeline!

La chica es herida en un muslo por las balas , las cuales provienen de Mijail y Tommy, que con miradas dementes, cargan ametralladoras.

Jean: ¡Malditos!

Big Bird: ¡Malditos, malditos!

Tommy: ¡Ahahahahahahaha!

Los dos guardaespaldas obligan a los piratas a salir del pasillo y buscar dónde cubrirse, dificultandoseles en gran medida por las heridas de Evangeline y el hecho de que los dos atacantes se van alternando para rafaguear a los intrusos, impidiéndoles de esta forma contratacar.

Belen: Hiedra de las aguas debió saber que veníamos.

Evangeline: Seguramente…aghh… ella y Katrina no están cerca, no logro sentirlas.

Jean: ¡Maldición! ¡Salgamos de aquí!

Belen: ¡Nos cubriré!

Usando sus espadas para bloquear las balas, Belén permite a Jean cargar a Evangeline y luego escapar por una ventana cercana  junto a Big Bird. La mujer pájaro luego escapa por su cuenta y les va tras el resto  hasta un edificio cercano. Una vez ahí, Jean pone a Evangeline a buen resguardo y Belen se asegura de que nos los sigan.

Belen: ¡Avisemos a los otros! ¡La misión está comprometida!

Usando los Ko Den Den Mushi, Jean y Belen llaman al resto para ponerlos sobre aviso de lo ocurrido.

Belen: ¡Nos emboscaron! ¡Será mejor que salgan de ahí ahora!

Kin: ¿Pero que hay de los prisioneros?

Belen: Ya veremos después,. Ahora, salgan de ahí.

Jean: Ni Katrina ni su madre estaban ahí. Evangeline está herida. Necesitamos a Taylor rápido.

Angélique: Vamos para …

Pero súbitamente, la pelirroja deja de hablar, lo que preocupa a Pluma Azul-Dorada.

Jean: ¡¿Angélique? ¡Angélique!¡Angélique! ¿¡Que sucede!?

En la entrada a la bodega secreta, Angélique, Mia y Taylor se quedan inmóviles al ver a alguien que no esperaban frente a ellos.

Angélique: …Katrina… Katrina está aquí…

Capitulo 278: Craso Error

Minutos antes…en la bodega...

La mirada de Katrina se congela tras la amenaza de su madre y su corazón se siente intranquilo de inmediato, mientras que Ivonne sigue sonriendo. Sin embargo, la jovencita intenta mantener la cabeza fría y hacer frente a su madre.

Katrina: ¡Ni…ni creas que me voy a dejar amedrentar por tus amenazas! ¡No haré nada para un monstruo como tú!

Ante estas palabras, la sonrisa de Ivonne tiembla por un momento, para luego empezar a reírse a carcajadas.

Ivonne: Fufufufu. Eso es justo lo que tu padre me dijo cuando se enteró de todo.

Katrina: ¿Qué?

Ivonne: Hay cosita, hasta pusiste la misma cara. Huhuhu. Ferdinand siempre creyó que éramos una empresa “honesta”. El de verdad era un diseñador de ropa y dejaba que yo me encargara de las cosas más “burocráticas de la empresa” Así que no se enteró de lo que hacíamos hasta hace poco.


Hace algunas semanas…

Un hombre llega a las oficinas de Winchester Co. Se trata de un caballero de porte elegante y ojos blancos casi cristalinos que irradian cierta calidez. En la entrada del edificio, los guardias hacen reverencia al verle. Se trata de Fernand Winchester, el cual a pesar de su reconocida trayectoria como diseñador de modas, siempre ha sido un hombre muy sencillo y amable.

Guardia: Bienvenido, Monsieur.

Fernand: No tienen porque hacer reverencia. En serio.

Guardia: Es la costumbre, señor.

Fernand: ¿Esta mi esposa por aquí? Tengo los diseños para la nueva línea.

Guardia: Me parece que la Madame está en la bodega revisando el inventario. Me pidió que le dijera que por favor la espere en su estudio.

Fernand: Está bien. Muchas gracias.

Si embargo, el hombre decide ir a la bodega para sorprender a su mujer. Por desgracia, termina siendo el, quien recibe la sorpresa al encontrarse con los horribles negocios de su mujer.


Ivonne: Quise que él me apoyará, pero el muy tonto se negó.


Fernand: ¡Como pudiste hacer algo tan horrible, Ivy!

Ivonne: Oh vamos, Fer. Solo son negocios. Tú siempre quisiste que Winchester Co. Fuera más rentable. ¿No crees que es una forma mejor de ganar dinero?

Fernand: ¡Estas loca, Ivonne! ¡No sé cómo pude casarme con un monstruo como tú!

El hombre se dispone a marcharse ante la mirada encolerizada de su esposa.

Ivonne: ¡¿A dónde crees que vas!?

Fernand: ¡Te dejo! ¡Iré a por mi hija!


Ivonne: El desagradecido quería dejarme. Craso error….

La mujer saca algo de su bolsillo y lo arroja hacia su hija. Esta instintivamente lo atrapa, pero al ver  lo que es, retrocede en horror e incluso cae al suelo de trasero, pues lo que le ha arrojado su vil madre es nada más y nada menos que el dedo cercenado de su padre con su alianza matrimonial flotando en un frasco.

Katrina: ¡¿Tu…tu lo...mataste!?

Ivonne:¡Le advertí que si se atrevía a dejarme lo pagaría caro pero él no escucho! ¡Así que lo obligue a que me regresara su argolla! ¡Así que si tú no escuchas mis palabras, tu querida nana lo pagara! ¿Y no creo que ella sea tan fuerte como tus amigos como para escapar con vida o si?

Temblando aún ante la horrible visión del dedo mutilado de su padre, Katrina se da cuenta de que las amenazas de su madre son muy en serio y temiendo por la mujer que la crio, la pirata decide rendirse con la cabeza gacha, ante la mirada complacida de la Madame.

Katrina: Está bien... Pero prométeme que no lo harás daño a María.

Ivonne: No lo haré si haces justo lo que quiero.

Katrina: ¿Y que es lo que quieres?

Ivonne: Se dice “ ¿Qué es lo que puedo hacer por ti, madre?”

Con un nudo en la garganta, Katrina repite las palabras que su madre le exige.

Katrina: ¿Qué es lo que puedo hacer por ti... madre?

En ese momento, se ve desde el monitor como el grupo de Angélique, Mia y Taylor llega al lugar donde está la entrada a la bodega-prisión y uno de los tenientes no tarda en notificar de ello.

Wesson: Los Piratas está aquí, Hiedra. ¿Nos encargamos de ellos?

Ivonne: No hará falta.

Luego, la Hiedra de las Aguas se dirige a su hija.

Ivonne: Cumplirás con todo mandato que te de pero Por ahora me conformo con que hagas que tus amiguetes dejen de molestar. Distraelos unos minutos, Diles que ya no quieres navegar con ellos, usa tu dichoso poder para alejarlos o lo que sea. Pero si ellos vuelven a acercarse o a intentar arruinar mis planes, tu regalo de cumpleaños será la cabeza de María ¿Entendido?

Con el corazón pesado, la niña asiente.

Katrina: Si…

Ivonne: ¿Si que?

Katrina: Si…madre.

La niña sale de la bodega-prisión hacia la falsa bodega, encontrándose con sus camaradas.

Angélique: ¿Katrina?

Al ver a Katrina, se forman sonrisas en los rostros de Mia y Taylor al igual que una mueca de alivio en el de Angélique. Esta rápidamente procede a informar al resto de sus camaradas por medio de su  den den Mushi.

Angélique: Katrina…Katrina está aquí.

Jean: ¿¡En serio!? ¡Que esperan! ¡Traiganla con ustedes!

Pero la pelirroja ya no hace caso al dispositivo en su mano, enfocándose solo en Katrina la cual la mira a ella y sus compañeros de cabello también encendido con una profundidad abrumadora y un pesar que preocupa demasiado a Angélique.

Mia: ¡Vinimos a rescatarte! 

Taylor: ¡Tu madre es una esclavista y la líder de Water…!

Katrina: Lo se…

Mia y Taylor: ¿Qué?

La niña corre hasta sus amigos y atrapa a Angélique en un fortísimo abrazo mientras que en sus mejillas empieza a correr las lágrimas. La pelirroja le devuelve el abrazo y pronto se le unen sus otros dos camaradas de melena encendida, para intentar confortarla, creyendo que llora por la terrible revelación de su madre. Sin embargo, el motivo de sus lágrimas y de su abrazo no podría ser más sombrío.

Katrina: Lo siento, chicos…

Angélique: Shhh…no es tu culpa.

Taylor: Todo estará bien, ¿Ok?

Pero el rostro de la niña revela que algo horrible pasa en su interior, alertando a sus amigos.

Katrina: No…de verdad lo siento... Doppelganger

Capitulo 279: Doppelganger

Katrina deja de abrazarlos y súbitamente, sus tres camaradas sienten algo muy extraño. Como si algo suyo hubiera sido separado de ellos. Al mirar al frente, se dan cuenta de que. De las manos de Katrina se forman réplicas idénticas de los tres piratas los cuales las observan con una mezcla de incertidumbre y asombro.

Angélique: ¿Katrina? 

Mia: ¿¡Que está pasando!? ¿¡Qué haces!?

Katrina: Si de verdad son mis amigos, no volverán jamás…

Angélique: ¿Qué?

La niña entonces les dedica una mirada completamente pérdida y vacía, antes de darse la vuelta y volver por donde apareció.

Katrina: Adiós, chicos.

Angélique: ¡Katrina, espera!

Angélique intenta ir tras de su amiga, pero en el instante en que da un paso al frente es bloqueada por las versiones copiadas de si misma y de sus amigos, las cuales toman ciertas posiciones que ellos conocen bien: sus posiciones de combate.

Angélique: Tsk… ¿Ahora que?

Mia: Como si una réplica fuera a…

Pero acto seguido, Mia es atacada por su doble recibiendo un puñetazo en la cara tan fuerte que la entierra en el suelo y la manda hacia atrás varios metros.

Angélique: ¡Mia!

La bebedora se levanta del suelo con algunos moretones pero sobretodo, muy cabreada. Con un movimiento de cabeza truena su cuello y luego se lanza al combate contra su doble, mientras que sus camaradas hacen lo propio con los suyos.

Mia: ¡Estilo de la Flauta Larga!

La mujer cambia su estilo de batalla por uno de las más acrobáticos que tiene para intentar acabar rápido , sin embargo, su copia usa el mismo estilo que ella, esquivando buena parte de los ataques, resistiendo otros, e incluso interceptado los puñetazos de Mia con los suyos propios.

Mia: ¡Pensé que los clones de Katrina se desvanecían de un golpe!

Angélique: ¡Los de Katrina lo hacen porque ella no es capaz de aguantar ni un golpe! ¡Las copias son tan fuertes como el original!

Mia: ¡Tsk… entonces qué tal esto! ¡Estilo de Fuerza interna!

Mia se propone a dar un potentísimo golpe en la cara de su clon. Pero este intercepta su mano desde la muñeca, tomándola con firmeza para la sorpresa de la cocinera. Luego, su réplica la alza con fuerza y la estrella en una enorme caja, dándole un cráter al objeto.

Mia: Tsk… ¡Estilo de Pierna doble!

Mientras Mia vuelve a saltar al ataque contra su doble, Taylor también tiene problemas lidiando con su versión de sí mismo.  

Taylor: ¡Grass Serpent! ¡Coral Grab!

Si bien parece ser que su clon es incapaz de recrear sus poderes de la Fabu Fabu, si tiene toda su agilidad. Taylor intenta restringirlo con cintas creadas desde sus brazos, pero su doble esquiva todos sus intentos.

Taylor: ¡Twin Coral Grab!

Finalmente ,Taylor logra agarrar a su yo enemigo de ambos brazos, pero inesperadamente, su clon jala las cintas de vuelta, haciéndole dar un giro vertical de ciento ochenta grados que lo estrella fuertemente en el piso.

Taylor: ¡Ahhh!

El médico se levanta seriamente magullado. Se toca la nariz cuando siente un líquido brotar de ella y confirma con la vista que es sangre. Lo que lo hace enojarse.

Taylor: De por si mi sangre está jodida y todavía me la quitan. Parece que tendré que ponerme un poco rudo conmigo mismo.

El pelirrojo crea una gigantesca manta y se dispone a saltar sobre “si mismo” para atraparle con ella.

Taylor: ¡Silk Cocoon!

Por su parte, Angélique trata de lidiar con su “otro yo” de la mejor manera que puede pero igual que sus camaradas, está parece una dura labor.

Angélique: ¡Heel Axe!

Le navegante intenta dar una patada a toda potencia en la nuca a su “yo antagónica” pero está se hecha para atrás en un instante, por lo que el tacón de Angélique se clava en el suelo y no en el clon. Aprovechando esto, la pelirroja copiada usa su propia versión del “Swing Heel Strike “, impactando de lleno en el costado de la pelirroja.

Angélique: ¡Hugghh!

La pelirroja escupe un poco de sangre por el impacto, lo que tiñe sus labios de escarlata. Pronto caen junto a ella, Taylor y Mia, Apaleados por sus propias versiones de si mismos.

Mia: Ughhh… esto no está bien.

Taylor: ¡No, no lo esta!

Angélique: ¿Ideas?

Mia: Nope…

Taylor: Creo que tengo una, pero necesito que me distraigan.

Mia: ¿Distraerte? 

Taylor: Bueno, no a mí. Al otro yo digo.

Angélique: Entendido.

Mia: Más te vale que sea un buen plan.

Las dos chicas se levantan y empiezan a distraer a los tres clones mientras corren de un lado a otro errática mente para evitar ser atacadas. Mientras, Taylor sube hasta una viga del techo y luego crea tres cintas con sus poderes.

Taylor: Con suerte y esto funciona. ¡Reverse Bungee!

El muchacho lanza las cintas a los tobillos de los clones, enredando las alrededor y luego hala de ellas, dejándolos colgados de cabeza, mientras el muchacho se esfuerza por cargar su peso.

Taylor: ¡Ahora, chicas!

Con el enemigo inmovilizado, ambas chicas lanzan sus ataques con un buen nivel de poder.

Mia: ¡Estilo de Fuerza Interna! ¡Doble enrollar!

Angélique: ¡Turning Heel!

Con este ataque final, las copias finalmente se desvanecen. Sin embargo, sus daños no lo hacen y las versiones originales de las que fueron creadas sienten la necesidad de descansar un rato para reponerse.

Mia: Si esto es lo que sienten aquellos a los que les pateamos el traseros, ahora de verdad me siento mal por ellos.

Capitulo 280: Planes por hacer. Planes fracasados

Mientras los piratas peleaban con sus dobles, se deshacían de los guardias o ponían a los heridos lejos de la línea de fuego, Hiedra de las Aguas y sus hombres han utilizado esas distracciones para ganar tiempo y trasladar a todos sus actuales prisioneros hasta el puerto de Strom mediante los túneles secretos que corren bajo el edificio sede.

Wesson:¡Camina!

Varios carceleros y tenientes obligan a los esclavos a andar hacia los barcos donde serán trasladados a la base secundaria de Water Ivy.

Magnum: Sigo sin saber porque tenemos que llevarnos “ la mercancía” de aquí.

Carbine: Como se nota que aún no estás bien metido en el negocio, “Repartidor”. Con el pseudo-ataque de esos piratuchos, lo normal sería que Winchester Co. Sea investigado por la Guardia o incluso la Marine. Así que tenemos que mover cualquier cosa incriminatoria lejos hasta que eso ocurra. Solo para asegurar que no haya sospechas. Luego, cuando todo pase, los regresamos y nadie nunca lo sabrá.

Magnum: Tchh..qué fastidio. Todo por unos piratejos que ni siquiera logran planear bien sus ataques.

Ivonne misma supervisa que el traslado de los esclavos sea tan veloz como es posible, mientras que su hija, fuertemente vigilada por los elegantes hombres armados, permanece a su lado con la cabeza gacha y la mirada vacía.

Ivonne: Muy bien hecho, hija. Ese tiempo que nos has dado será de mucha ayuda.

Katrina: Si…

Ivonne: ¿Quién diría que tendrías una habilidad tan útil? Esos clones tuyos nos ayudarán mucho en el futuro. 

Katrina: Lo que tu digas…

Sin embargo, a la Madame no le gusta nada la actitud con la que le habla su hija, así que está la toma del mentón con la mano con fuerza y la obliga a que alce la cabeza, causando incluso leves arañazos con sus enormes uñas en el rostro de la jovencita.

Ivonne: Ya me estoy cansando de ese carácter tuyo. Cuando te hable, quiero que me mires a los ojos y si me respondes, hazlo en voz alta. A menos que quieras que a tu adorada María le pase algo muy malo.

Katrina: ¡No, eso no!

Ivonne: ¡Entonces cambia esa dichosa actitud y compórtate!

En ese momento,  Smith llega corriendo.

Smith: ¡Ya casi terminamos de trasladar a los prisioneros! 

Ivonne: Excelente. Salgamos de aquí también.

La mujer toma a la niña por los hombros y la conduce fuera de la base.

Ivonne: Aun nos faltan cosas importantes que planear, huhuhu.

Para cuando los piratas terminan la batalla con sus dobles e intentan ir tras Katrina, con el resto  de sus compañeros y aliados ahora habiéndoseles unido, se encuentran con que ella ya se ha ido  y junto a ella, todos los prisioneros.

Jean: ¡Aquí no hay nadie!

Angélique: Katrina…ya no está…

James: ¿Seguros  que vino por aquí?

Taylor: No había otro lugar al que pudiera ir.

Kin: ¿¡Tampoco están los prisioneros!?

Belen: Debieron sacarlos por los túneles. Hay que seguirlos.

Los piratas se disponen a entrar a los pasajes secretos que conducen al puerto de Strom. Sin embargo, cuando están por hacerlo, Evangeline, en brazos de Bert debido a sus heridas, les advierte de un peligro inminente con su Kenbunshoku Haki.

Evangeline:¡Para atrás! ¡Todos!

La premonición de la chica alada resulta estar bien fundada, pues los túneles son colapsados por explosivos, destruyendo la vía de comunicación con el puerto y con ella, su oportunidad de alcanzar a Katrina y a los esclavos.

Jean: ¡No! ¡NO!

Lleno de ira y frustración por no ser capaz de salvar a su compañera o a cualquier otra persona, Jean aporrea los escombros de los túneles y luego cae al piso de rodillas mientras sus compañeros quedan cabizbajos. La misión ha fracasado por completo.

TO BE CONTINUED
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.