FANDOM


Arco de la Caza Tesoros
Cazatesoros
Información
Número de capítulos 33(638 a 670)
Fecha de creación 02/04/19
Fecha de finalización 16/0519
Anterior Arco de Pluma Roja
Posterior Arco de Wind Jester
Creador Darkarchangel

El Arco de la Caza Tesoros es el vigésimo sexto arco de la historia de los Piratas del Ave Azul y el primero de la Saga de la Evolución.

Antecedentes

Los Piratas del Ave Azul se enfrentan al padre y hermanos de Jean en una competencia amistosa que al final resulta una lucha por la supervivencia de la autonomía de todos. Tras varios problemas familiares, un enfrentamiento contra misteriosos y peligrosos cazarrecompensas, una revelación, y varias reconciliaciones, Jean y compañía regresan con la Alianza.

Capitulo 638: Demonio Radiante

En algún lugar del Nuevo Mundo… 

Cinco barcos, cinco banderas con guadañas dobles, cinco hombres y mujeres moribundos en las proas. Otra reunión de los cabecillas de la Sociedad de los Parca se está gestando, y está vez, el líder supremo de la Sociedad se mira especialmente feliz. 

Azrael: Repítemelo sólo por confirmar. Encontraste a… 

Yibril:… a todos menos a la mujer de cabello negro. 

Azrael: Hmph… quiero oírlos. 

El Jinete de la Victoria se aclara la garganta entonces y comienza a hablar con las voces de los miembros de la familia Black. Sus exactas voces. 

Yibril: (con voz de John) Era Pluma Roja, (con voz de Jonathan) el clon joven Pluma Roja, (con voz de Jill) la chica de cabello púrpura (con voz de Jean) y el muchacho de cabello azul. 

Azrael: Vaya. Me impresionas, Yibril. 

Yibril: Y no conseguí solo sus voces. También tengo información sobre sus habilidades usadas a máxima potencia e hice que el buen Tartarus instalará dispositivos de rastreo en cada uno de sus barcos. Los cuales,  por cierto, funcionaron perfectamente. Recuérdame agradecerle a Ultra por ellos, ¿no, Baltazar? 

Baltazar: Pshe… 

El hombre pasa un monitor en el cual se pueden ver cuatro luces parpadeantes en un mapa. 

Yibril: Con esto, podrás ir a por ellos cuando quieras y tendrás completa ventaja. 

Con esta información, la sonrisa de Azrael se acrecienta, pero el desagrado de Baltazar, Réquiem y Thanatos es evidente. 

Azrael: Me complace mucho oír eso. 

Miquela: ¡Hmph! 

Baltazar: *murmurando* Perro afortunado. 

Israfil: *con desdén* Debo decir que en realidad estoy sorprendido. Conociéndote, los hubieras atacado tu solo para quedarte con la gloria. 

El joven jinete abre los ojos un poco demás al oír esto. Pero mantiene la calma y su coartada. 

Yibril: Por favor, Thanatos. No soy tan imbécil como para subestimar así a los enemigos. ¿Me crees estúpido? 

La Podredumbre no se lo traga para nada, pero al no tener pruebas, simplemente se limita a responder la pregunta retórica que le han hecho. 

Israfil: Ya sabes lo que creo de ti, Yibril. 

Yibril: Tsk… 

Azrael: Esto merece una pequeña celebración. La casa invita esta noche. Y mañana a primera hora, continuaremos con esta misión.  ¿Entendido?

Jinetes: Entendido. 

No toma mucho tiempo para que se escuche el barullo de una fiesta, aunque esta más bien parece el interior de un bar de mala muerte. Borrachos en el piso, gente orinando por la baranda, fumando cosas que no son tabaco, juegos, apuestas, hasta peleas de gallos y una truculenta competencia de dardos en una de sus agonizante presas. Yibril y sus hombres(los que no están heridos todavía) disfrutan del ambiente. 

Anubis: JAJA. Parece que al final las cosas te salieron bien. ¿No, jefe? 

Yibril: Así es. Pero guarda silencio, Anubis. Se que Don Cadáver sospecha de mi. Mejor mantengamos esto hasta mañana. 

Anubis: Vale, vale. 

A lo lejos se ve a Azrael acosado en un camastro, con una sangría en la mano y el monitor que le han dado en la otra. Este hace una señal a Tartarus, que anda ahí cerca para que vaya con el, y tras susurrarle algo al oído, este corre a con Yibril. 

Tartarus: Jefe. El Jefe “Jefe” dice que tiene un regalo para usted en su camarote. 

Yibril, extrañado, va a su habitación. Empieza a temer cosas, ¿Qué tal si sabe la verdad? Pero al abrir la puerta de su habitación, se encuentra solo con Michelle, la cual se le acerca lentamente mientras se relame los labios de forma seductora. 

Michelle: Azrael dice que te mereces un regalo por tu trabajo bien hecho. 

Acto seguido, la mujer apaga la luz y se aprecia su silueta mientras se quita la blusa y luego, acerca sus manos a las piernas de Yibril, el cual quita su rostro de preocupación y lo cambia por uno de deseo. Mientras, su jefe y “benefactor” mira con una sonrisa la pantalla con las luces que prenden y apagan. 

Azrael: Hmph…  esta no esta lejos. 

El hombre de cabello verde mira una luz en específico, conectada a un botoncito con la guadaña doble que prende y apaga, pegada a un casco de madera azul. La Ocean Spirit. En esta, su capitán, el buen Jean, se encuentra con Big Bird en su hombro, hablando con Samir, el cual limpia sus cuchillos junto a Isabel y Katrina, tal como es costumbre. 

Samir: ¿Mors?

Jean: Si. Un cazarrecompensas llamado Mors. 

Samir alza los ojos hacia el cielo como si este le iluminase con la pregunta, pero casi de inmediato los vuelve a bajar. 

Samir: Pues me suena el nombre, pero la verdad, mentiría si te dijera que sé algo. Lo siento. 

Esto molesta ligeramente a Jean, y no tarda en reprocharlo. 

Jean: ¿Nada en serio? Por favor. Estuviste catorce años con una banda de Cazarrecompensas. 

Samir: Si, como prisionero. 

Es evidente que lo que ha dicho Jean ha lastimado a su camarada. El peliazul se da cuenta y se arrepiente de inmediato. 

Jean: Lo siento, Samir. Fue grosero de mi parte. 

Samir: Je, no te preocupes, perdonado. 

Jean: Pero es que en serio quería algo de información. 

Big Bird, ¿Información, informa

Isabel: ¿Mors dijiste? 

La mujer, que ha estado limpiando diligentemente su espada todo el rato, se mete en su conversación. 

Jean: ¿Lo conoces? 

Isabel: Pues no exactamente, pero en la Marine hablaban mucho sobre un tal Mors. 

Jean: ¿Ah si? 

Isabel: Si Aunque es casi una leyenda. Le llamaban por el apodo de “Demonio Radiante”. Vicealmirante. Un héroe de la Marine de tiempos anteriores a Garp “El Puño” o Sengoku “El Buda”. 

En la mente de Jean y Samir se forma una imagen similar. Un hombre fuerte y gallardo acabando con los criminales. Cosa que les gusta pero a la vez les da escalofríos. 

Isabel: No obstante, su barco fue atacado por piratas y toda su gente murió. A él se le dio por muerto también, pero sobrevivió, fue rescatado y se recuperó de sus heridas. Por desgracia, se volvió loco por ese incidente. Empezó a asesinar piratas cruelmente y luego desapareció cuando la Marine desaprobó sus métodos. 

Jean: Hmphh… me pregunto si habrá sido él a quien papá se refería. 

Isabel: ¿huh? 

Samir: ¿Referirse que de que cosa? 

Big Bird: ¿Qué cosa? ¿Qué cosa? 

Jean: Oh, nada, nada. Bueno, sigan con lo que estaban, chicos. Gracias. 

Samir e Isabel: ¿huh? 

El peli azul se va, dejando a sus camaradas un tanto confundidos. Big Bird, en su brazo todavía, también lo está, pero Jean no le dice nada, esta muy ocupado hablando consigo mismo. 

Jean: (¿Será ese “Demonio Radiante” el que mató a mi madre?) 

Capítulo 639: Para que no me extrañes

Más tarde… 

Una vez más, el clima les ha jugado una mala pasada a los tripulantes de la Ocean Spirit y  ahora, se encuentran limpiando los estragos y secuelas. 

James: ¡Apágalo! ¡Apágalo! 

Mia: ¿¡Que crees que estoy haciendo!? 

La Bebedora y el Cazador están apagando un fuego en la popa ocasionado por un relámpago espontáneo. 

Katrina: ¡Mira, un ángel de nieve! 

Isabel: Creí que era granizo. 

Katrina: Ah, eso explica porque pincha.

La Llorona y la Cuchilla del Mar palean el hielo que cubre toda la cubierta de babor, producto de una tormenta de hielo repentina. A la par, Samir y Taylor usan jaladores de goma para retirar el agua de la cubierta, dejada por el hielo que ya se está derritiendo. 

Samir: No se si esto funcione. Bert dice que si dejamos agua, se filtrara la humedad y se pudrirá  la madera. 

Taylor: Bueno. Puedo crear una toalla gigante o algo. 

Bert y Evangeline sacan materiales de la bodega, Angélique esta al timón, anotando todo en sus bitácoras. Big Bird esta de vigía y Jean, Jean abusa un poquito de su autoridad de capitán para no hacer absolutamente nada. 

Jean: Ahhh, se siente bien. 

Al muchacho le hace bien, pues a pesar de todo, aún se está reponiendo de sus heridas. Es en ese momento cuando Bert y Evangeline llegan, con los materiales y algo muy loco bajo el brazo. 

Jean: ¿Y eso? 

Bert: Lo encontramos en la bodega. Tenía una notita dirigida para ti. 

Jean: ¿Para mi? 

El objeto que encontraron resulta ser nada más y nada menos que un estuche  de algún instrumento musical y otra notita con la frase “Para que no me extrañes. Papá.”

Jean: Aww, pa.

Acto seguido, Jean abre el estuche y se encuentra con una guitarra acústica de hermosa manufactura. 

Jean: ¡Genial! 

El peliazul la saca rápidamente del estuche y se la acomoda y comprueba que esté afinada, para sorpresa de sus camaradas, especialmente de Katrina. 

Katrina: ¡¿Sabes tocar?! 

Jean: Pues si, algo. 

Evangeline: ¿Por qué nunca nos dijo, capitán? 

Big Bird: Yo si sabía, yo si sabía, ahhhh. 

James: Si, y tampoco nos dices nada, pájaro estúpido. 

Jean: En mi defensa, no toco nada desde los siete años. No había tenido nunca una guitarra propia, usaba la de papá.

El muchacho empieza a tocar el acorde más sencillo que recuerda, el círculo de sol.  Y aunque oxidado al principio, pronto se ve que ha heredado el talento musical de su padre. 

Katrina: Nada mal. 

Mia: Oh, oh. Toca una canción. 

Jean: ¿Canción? Pero es que… 

Taylor: Vamos, no te hagas del rogar. 

Bert: Toca algo. 

James: Prometemos no burlarnos… tanto. 

Angélique : Por favor, Jean. 

Todo esto hace que Jean se ponga rojo como tomate, pero, ante la insistencia de sus compañeros, decide tocar solamente una canción, una romántica. 

Jean: Que lindos ojos tiene mi chata, como relumbran cuando me ven. Son negros negros como la noche, y tan serenos como mi fe. 

Todos escuchan anonadados la canción, pues también resulta que Jean es un excelente cantante. Pronto, Katrina corre por su violín, y usando su propio oído musical, lo acompaña en la armonía. 

Jean: Esos ojitos son mi esperanza, no me los quites nunca señor, no me los quites diosito santo, porque sin ellos muero de amor. 

El muchacho termina su canción y sus camaradas le dedican un breve aplauso, que le ruboriza aún más, especialmente cuando nota la mirada maravillada de Angélique. No obstante, el peliazul no puede dar las gracias pues se oye un grito ya bastante deseado. 

Big Bird: ¡Tierra! ¡Tierra! 

Angélique da un vistazo rápido por el catalejo y confirma. Han vuelto. 

Angélique: ¡Eiyuu enfrente, señores! 

Se puede notar la alegría y hasta cierto alivio en los rostros de todos. Pronto, llegan a Kettei, y a la entrada de la cascada. Ahí, Marcel se encuentra haciendo guardia, y al verlos llegar, llama por Den Den Mushi. 

Marcel: ¡Necesito a alguien acá arriba y avisen a Betula-san! ¡ Los del Ave Azul. Han vuelto al cuartel.  

Capítulo 640: Estancados

Con ayuda de Marcel y un gyojin desconocido, la Ocean Spirit baja a salvo hasta el río y puerto subterráneos. La nave atraca en un muelle desocupado, y sus tripulantes bajan, encontrándose con Betula ya esperándolos. 

Jean: ¡Betula-San! 

El muchacho corre para abrazar a su maestra y está lo aferra de vuelta con los brazos, bastante feliz de verle. 

Betula: Dijiste que volverías y volviste. Me alegro tanto. 

Jean: ¿Tan preocupada estabas? 

Betula: Ehm… algo. Por como pintabas el asunto, esperaba que te aparecieras hasta dentro de seis meses o que tu nombre estuviera en el periódico relacionado a otro evento de escala mayor. 

Jean: Pues si pasaron muchas cosas, aunque se resolvieron bien… y… 

Jean observa que la base no tiene su bullicio usual y todo está bastante más lento y relajado. Todos están o haciendo nada o no están, y eso le preocupa. 

Jean:… y te contaré más tarde. ¿Por qué hay tanta… quietud? 

Betula: Pues veras… es que las cosas siguen casi exactamente iguales a como estaban Cúa do se marcharon…

 Jean: Pero… estuvimos fuera casi un mes. 

Los piratas caminan por el puerto , siguiendo a Betula mientras esta le cuenta su situación actual. 

Betula: Belen y su escuadrón en el Pure Platinum siguen a la busca de Mondhuter. Pero recientemente le han perdido el rastro. Nadie sabe donde esta, nadie ha visto a su tripulación. 

Jean: Pshe… ya veo… 

Betula: Y Hollow va a seguir fuera un tiempo. 

Jean: ¿Encontró al tal Enzo Palermu?

Betula: En realidad no. Pero encontró a una tripulación que tiene tanto relación con este como con Canro Kitchen. 

Jean: ¿Tripulación? ¿Cuál? 

Big Bird: ¿Cuál? ¿Cuál? 

Betula: Los Piratas Joshidanshi. Si te suena el nombre, es porque su capitana, Yuridia “La Taeko”, es una supernova de la misma generación que tú. Tiene 127 millones de recompensa. 

Jean: Pues no me suena el nombre en realidad. Pero si esta en contra de Canro Kitchen, nos vendría bien como aliada.  ¿Qué hay de las Trillizas y todos tus contramaestres? 

Betula se ve un tanto decepcionada por la pregunta, pero no tarda en responder. 

Berula: Salvo por Belen, y Kin que esta haciendo reconocimiento, todos están aquí. No tenemos nada más. 

Esto desanima algo a los Piratas del Ave Azul, especialmente a James, el cual no puede evitar confirmar algo. 

James: ¿Nada en serio? ¿No encontraron una pista sobre C. C. o alguien?

James pregunta sobre C. C. por una razón bastante específica. Es el último comprador conocido de su hermana, ya tres años atrás. No obstante, Betula niega con la cabeza. 

Betula: Lo siento. No hay nada. Estamos estancados. 

James agacha la cabeza entristecido, y Evangeline pone su mano en su hombro para confortarlo. Sus compañeros también se ven abatidos, aunque no tanto como el y esto también hace sentir mal a Betula. 

Betula: Deberían aprovechar para descansar un par de días. Seguro que aún están cansados por todo su viaje y  tus “asuntos”, Jean. 

Jean: No hace falta. Estamos… ¡…! 

La mujer solo da un piquetito en el costado de Jean para hacerlo retorcerse de dolor. Todavía esta lleno de hematomas. 

Betula: Tómense este día. Y mañana… bueno, ya veremos. 

Los del Ave Azul terminan por aceptar la sugerencia del Zafiro del Mar. Taylor decide armar una hamaca con su poder y se queda dormido en esta junto a Samir. 

Katrina: ¡JAJA! ¡Full House, señoritas! Ahora paguen. 

Mia: ¡Demonios! 

Isabel: No estas haciendo trampa, ¿o si? 

Isabel, Mia y Katrina juegan cartas, y Katrina esta arrasándolas y a su dinero. James por su parte, ha decidido ir a visitar a Shane y Wendy. Esta última con un vientre cada vez más abultado, estos le notan deprimido, y tratan de animarle.

Wendy : Anda, amigo. Seguro que pronto encontramos una pista. 

Shane: Es más, te apuesto a que encontramos a tu hermana antes de que nazca nuestro bebé, estoy seguro. 

James: Gracias, chicos. 

Esto logra poner una sonrisa en el rostro de James, una pequeñita, aunque en el fondo, la pareja se ve desesperanzada. Al mismo tiempo, Jean y Angélique, junto a Big Bird, han ido a ver los destellos verdes del agua, tal como quería la Pelirroja antes de zarpar para ver a la familia de Jean. 

Angélique: Wow, es precioso. 

Big Bird: Precioso, precioso. 

Jean: Si qué lo es. Fue una idea grandiosa. Gracias por traernos aquí, Angie. 

Angie. Esta palabra resuena como un trueno por toda la mente de Angélique cuando su camarada de cabellos azules la pronuncia. Jean, jamás en la vida le ha dicho Angie. Solo Angélique. 

Angélique: Angie… 

Jean: Ah si… bueno, oí a Jona llamarte un par de veces así y… me gusta… 

El muchacho habla demasiado rápido y de manera atropellada, como si estuviera… nervioso. 

Jean: Pero si te molesta yo… 

Angélique: No, no. Esta bien. Jeje. 

Ambos se ruborizan algo al cruzar miradas e intentan bajar la cabeza de inmediato. Es una escena casi… tierna. O lo sería, si en ese momento, Big Bird no hubiera comenzado a gritar. 

Big Bird: ¡Que lindo! ¡Que lindo! ¡Ahh! 

Jean: ¡Ah si! Es muy lindo el paisaje. 

Angélique. Si. Si. Y… las luces. 

Pero Big Bird no hablaba de eso y comienza a reírse bajito. Según él, en realidad se carcajea muy fuerte. 

Big Bird: ¡Bobos! ¡Bobos! ¡Ahh! 

Jean y Angélique: ¿Eh? 

A la par, Bert y Evangeline se disponen a hacer los últimos arreglos en la Spirit tras el viaje. Ambos están revisando el casco cuando el carpintero nota una lucecita que prende y apaga, el botón de la guadaña. 

Bert: ¿Huh? 

Pero justo en ese momento, las trillizas aparecen en una visita sorpresa, distrayendo por completo a todos los que están en el barco. 

 Ink: ¡Holi! 

Tear: Buenas. 

Gift: ¿Qué tal su viaje?

La mayoría les miran raro. A fecha, la triada sigue siendo el grupo con el que han tenido menos trato, y en general les parecen extravagantes y hasta perturbadoras. 

Ink: ¿Y que hacen? 

Mia: Jugábamos cartas… eso. 

Tear: Oh, ¿podemos jugar? 

Bert es el único que se muestra genuinamente feliz de verlas. O al menos a Ink, a la que aborda directamente. 

Bert: Tengo que agradecerte infinitamente por el tatuaje. 

Ink: Ah… gracias. Pero ya lo habías hecho. 

Bert: Si ya se. Pero no tienes ni idea de lo que nos salvamos por este tatuaje. 

Ink: ¿en serio? A ver, cuenta. 

El veterano pirata cuenta a la trilliza de la más cada como convenció a John Black, según él, de dejarlos ser, gracias al tatuaje. Pero nadie más quiere oír la historia, Tear se queda viendo a los mujeres del Ave Azul mientras juegan cartas y Gift se vuelca de cabeza en la baranda, lo que la hace ver el botón de la Guadaña y su lucecita.

Gift: Hmmm. A ver… 

La chica, no pudiendo contener su tentación, se cuelga para alcanzarlo y logra arrancarlo de la madera. 

Gift: Oh, que bonito. 

Pero por estar jugueteando demasiado con el, tratando de averiguar que es, accidentalmente un chispazo sale de sus dedos y la luz deja de funcionar. 

Gift: ¡Ay no! ¡Se descompuso! 

La chica de la cicatriz en la mejilla trata de hacer que encienda de nuevo, sin éxito. Nerviosa, decide guardárselo en el bolsillo. 

Gift: Bueno. Lo arreglare y se los devolveré después. Nadie tiene que notarlo. Jeje. 

Evangeline: ¿Notar que? 

Gift: ¡Woahh! 

La mujer alada se le aparece de repente a la trilliza y está, de la impresión se acaba cayendo de cara en el muelle. Evangeline, que no tenía esa intención, baja de inmediato a ayudarla. 

Gift: ¿Qué demonios querías hacer? ¿Matarme? 

Evangeline: Solo quería saber que hacía ahí, señorita. 

Gift: ¿Qué que hacía? Ahmmm ¡Ah si! Yo miraba la cascada desde ahí. 

Evangeline: ¿La cascada? 

Gift: Si, la cascaaaaaa…. 

Las dos se quedan viendo como idiotas como un barco negro y muy dañado aparece por la orilla superior de la catarata. Casi al mismo, en el bolsillo de Betula, suena un Den Den Mushi. 

Betula: Aquí. Karma. 

Marcel: ¡Emergencia! ¡Manden a alguien arriba rápido…!   

Capítulo 641: Maquinas

Los que están más cerca, alcanzan a ver a Marcel que desesperadamente trata de detener el barco, el cual, es evidente que va demasiado rápido. 

Marcel: ¡No! 

Pero el Tritón fragata finalmente se ve sobrepasado y el barco cae del borde de la cascada, completamente descompuesto y directo a empalarse con los picos. 

Evangeline: ¡El barco! 

Los gritos de horror de muchos de quienes observan se empiezan a oír, alertando a los que están muy lejos para ver y saber. El barco está condenado, o eso parece porque ene el último segundo, alguien aparece desde abajo para su rescate. 

Shane: ¡Kairyu Ipponzeoi! 

Wendy: ¡Combate Tritón! ¡Waterslide! 

Justo antes de chocar con las estalagmitas, Shane ha usado el agua para lanzarlos nuevamente hacia arriba, y su esposa, la vuelve a manipular para deslizarlo de forma más o menos segura al agua. Esta maltrecho pero no despedazado, y eso ya es ganancia. 

Shane: ¿Estas bien, mi cielo? 

Wendy: *jadeo* si…  si, estoy bien. 

El esfuerzo es demasiado para la embarazada en su tercer trimestre y esto preocupa a su esposo, pero también le preocupa lo que acaba de suceder. ¿Qué le pasó al barco? ¿De quién es? ¿Cómo acabó ahí y porque no se detuvo? Toda la alianza presente pronto se aglomera, incluyendo Jean y Betula, y es la vocera la que se da cuenta. 

Betula: Velas de estilo oriental… ¡Ese es el Gold Plate! 

Shane: ¡Kin! 

El Gold Plate es fácilmente distinguible en su flota por sus barandas chapadas en oro. Oro que ya no tiene. Varios piratas, incluyendo a la vocera, Shane y Pluma Azul- Dorada suben al navío con preocupación. En la cubierta, yacen tirados los tripulantes, y su contramaestre está entre ellos. 

Jean: ¡Kin! 

Piernas Locas está en un estado deplorable. Tiene heridas por metralla en todo el abdomen, sangra por boca y nariz y sus normalmente temibles piernas están rotas, una de ella en varias partes. Aún respira, pero no reacciona, y por la abolladura en su casco, se puede decir que si no lo llevase, ya estaría muerta. 

Betula: ¡Médicos!  ¡Necesitamos médicos aquí y ahora! 

Taylor es el primero en aparecer en escena, seguido por Gareth y toda la unidad médica de los Piratas del Zafiro. Estos tratan desesperadamente de estabilizar a Kin y a su gente, todos graves, mientras que varios carpinteros y otros maestros artesanos ayudan a hacer un camino improvisado entre el barco y el suelo para que puedan llevar a los heridos a la enfermería. Todo esto empieza a desatar algo de pánico en el cuartel general. 

Pirata del Zafiro: ¿Qué les pasó? 

Pirata del Zafiro 2: Se supo en que sólo iban de reconocimiento, esto no tenía que suceder! ¡No tiene sentido! 

Betula, Jean, y los otros miembros del consejo observan con preocupación, especialmente Betula, pues se da cuenta de algo. 

Betula: Había 40 personas en ese barco cuando salió…  ahora solo hay 17…

Jean: ¿Qué demonios pasó? 

Mientras trasladan a Kin a la enfermería, esta recupera por un momento la conciencia.

Kin: ¡No! ¡No! ¡Déjenlos ir!

La pobre mujer está excesivamente alterada y comienza a llorar mientras da de gritos. Parece que no sabe donde esta, su mente está atrapada en lo que sea que le sucedió. Gareth, de inmediato va con ella y trata de calmarle. 

Gareth: Kin. Kin. Calma. Soy yo, Gareth. Estas en el cuartel, estas a salvo. 

El peliverde médico la toma de la mano en un intento de calmarle, y está la aprieta con fuerza. Betula y Jean van de inmediato a verla. Kin respira demasiado agitada y está al borde del llanto.

Betula: Kin. ¿Qué pasó?

Jean: ¿¡Quién les hizo esto!?

Kin: Ellos… atacaron… 

Jean: ¿Quiénes? 

Kin: Eran… máquinas… 

La Piernas Largas se vuelve a desmayar para preocupación y pánico de todos. 

Betula: ¡Kin! 

Gareth: ¡Está grave! ¡Necesita intervención inmediata! ¡Rápido! 

Gareth y los otros médicos se apresuran para trasladarla a la enfermería, dejando a todos ahí con un sentimiento horrible en el estómago y una amenaza que se cierne sobre ellos. ¿A que se refería Kin con “Máquinas”? ¿Por qué atacaron así? ¿Qué pasó con los otros hombres?    

Capítulo 642: Ya sabemos todos los detalles

Seis  horas han pasado desde el invidente con el Gold Plate, y el ambiente que se respira es de intranquilidad. 

Mark: ¿Nada por allá tampoco? 

Pirata del Zafiro: Nada. 

El contramaestre del Rough Diamond y su gente están investigando en el Gold Plate, ahora llamado “La Escena” para encontrar pistas. No obstante, sólo hay sangre y daños por armas de fuego, demasiado vago todo para poder llevar a una conclusión. 

Marcel: ¿Un puesto de Avanzada?

Fleur: Dos en realidad. 

Devon:  Y solo temporalmente. Hasta que averigüemos que sucedió. 

Marcel ha vuelto a su puesto de portero, pero la Alianza ha decidido aumentar la seguridad y poner más Gyojins y Tritones en las cercanías de la isla por si acaso. También hay debates sobre que se debería hacer. 

Shane: Yo digo que deberíamos mandar un grupo a investigar. 

Wendy: Es peligroso. Podríamos exponer a más gente a acabar así. 

Pero ya que aún no se ha llegado a una decisión, otros componentes de la Alianza permanecen, por decirlo de alguna manera, estáticos. Los Piratas del Ave Azul por ejemplo, solo hacen sus cosas del día a día. 

Jean: Ah si, recuerdo esta. Un halcón peregrino. 

El peliazul está observando el álbum de fotografías donde guarda su colección de plumas. La acción siempre ha sido un calmante para él . A la par, toma una pequeña regadera y la vierte sobre una pequeña plantita.  Parece que por una vez, Jean no olvida regar sus plantas, pero están muriendo de igual manera, pues por ansiedad,  las ha regado tanto que se están ahogando.

Angélique : Año 79, mes 6, día…

No muy lejos de ahí, la Pelirroja, como siempre, escribe su bitácora. Se le ve turbada al hacerlo, como siempre que debe escribir sobre un evento terrible. Sus demás camaradas, a su vez, se afanan en sus respectivas tareas o hobbies. 

Katrina: A las piernas. Siempre a las piernas. 

Katrina practica con sus cuchillos, Big Bird se acicala, James limpia su arma, Bert práctica sus golpes en el saco de box de su cuartel, Mia hace la cena e Isabel le ayuda, y Evangeline y Samir ponen el taller en orden.

Taylor, por su parte, no esta ahí. Continua junto al resto de médicos, atendiendo las heridas de los que iban en el Gold Plate. Solo llega cuando se hace de noche, la cual solo se nota porque la entrada del Cuartel ya no emite luz. Está exhausto, pero sus compañeros se ven ansiosos por respuestas, así que se toma un segundo para aclararles el asunto. 

Taylor: Lo siento, chicos, pero nadie sabe nada aun. Habrá que esperar a mañana. 

Jean: OK. Descansa. 

El médico pelirrojo se echa a dormir en su hamaca y, por no tener más que hacer, sus camaradas hacen lo mismo pronto, aunque su sueño es ligero, debido a sus preocupaciones. Es por esto, que todos se despiertan al oír un anuncio que da “El Altavoz”. 

Sonya: A todos los miembros disponibles del consejo de Todos Somos Esclavos. Se solicita su presencia inmediata en la sala de reuniones.  Repito. A todos los miembros del consejo disponibles. Repórtense de inmediato en la sala de reuniones. 

Con esto, Jean y Angélique salen de inmediato de sus respectivos cuarteles y van a donde los han llamado. Pronto se presentan Betula, siete de sus contramaestre, y la Triada. Todos van en pijama o ropas de dormir salvo por las hermanas, que parece aún no se habían acostado y traen sus atuendos normales. 

Betula: Quiero comenzar esta “sesión extraordinaria” pidiendo disculpas por el horario en el que les he hecho venir. 

Fleur: No se preocupe, Capitana. 

Angélique: Todos entendemos. 

Betula: Supongo que todos deben saber el porqué de esta reunión pero lo diré por si acaso. El asunto a tratar es el “incidente del Gold Plate”. 

A pesar de su cansancio actual, todos escuchan con gran atención y seriedad. 

Betula: El barco, comandado por la contramaestre, Kin, y que estaba en reconocimiento de nuestras aguas territoriales, apareció ayer pasado el medio día en la entrada del cuartel en pésimas condiciones. De los cuarenta tripulantes solo regresaron diecisiete, los otros veintitrés están desaparecidos, además de el saqueo al barco, todo por parte de quien La contramaestre se refirió como máquinas. 

Ink: Si, si. Lo sabemos, Betu-san.

Jean: ¿hay nueva información? Mark, ¿tu y tu gente encontraron algo? 

Mark: Nada concluyente. 

Betula: Pero si hay nueva información. Gareth, por favor. 

El médico es el que parece más cansado de todos, pues se la ha pasado atendiendo heridos día y noche. No obstante, en cuanto habla, su voz se impone. 

Gareth: Comenzaré diciendo que afortunadamente los diecisiete heridos, incluyendo a la Contramaestre Kin, han despertado y se espera una recuperación completa de sus heridas. 

Con estas palabras, se oyen varios suspiros de alivio y se alcanza a ver que los rostros del consejo se relajan. Luego el peliverde continúa. 

Gareth: Los diecisiete tripulantes nos han dado su testimonio y ya sabemos todos los detalles del ataque. 

Con estas palabras, todos le escuchan con aun más atención que antes.

Gareth: Los atacantes, las máquinas a las que se refería Kin, son los tripulantes de los Piratas Golden Doubloon.     

Capítulo 643: Particularidades

Ink: ¿Los Piratas Golden Doubloon? 

Gareth: Según los testimonios, así fue como se presentaron. “Piratas Golden Doubloon”

Wendy: ¿Sabemos algo de ellos?

Silvya: Yo si. En el termino amplio, son prácticamente novatos, pero han sido una banda de lo más infame.

Betula: También los conozco. Y Silvya no exagera en su descripción. Si hubieran aparecido un año antes, seguro serian de la Peor Generación. 

Angélique: Espera, ¿Quieres decir que tienen Supernovas? 

Betula: Por lo menos una. Su capitán. Pandora Payne, alias “Cañón de Oro”. De tu misma generación, Jean. 

El Zafiro del Mar mira a su alumno al decir esta frase, y esto hace que el muchacho se ponga serio. 

Betula: Su recompensa es de 197 millones de belies por su cabez…

Silvya: Ya no. Se la subieron hace como tres días. Ahora es de 247 millones. 

Jean: Tsk... 

Silvya: Según sé, son lo que se podría decir, Caza Tesoros. Van tras el oro, las joyas y otros metales preciosos. Han masacrado a muchísimos barcos mercantes, aunque también han atacado a otros piratas, y les subieron la recompensa por atacar el barco de un Rey que iba al Reverie, aunque no lo lograron, pero si escaparon.

Gift: Todo por dinero… Que asco. 

Esta información pone de nervios al consejo, pero también hace que sus miembros comiencen a conectar puntos entre los Golden Doubloon y el ataque al Gold Plate. 

Fleur: No me digas que lo que le hicieron a Kin y a su gente fue por robar las molduras del Gold Plate. 

Gareth: Según ella y su tripulación, el ataque comenzó por eso, pero luego escaló por otra razón…

Todos los miembros del consejo quedan sorprendidos al oír estas palabras. 

Trillizas: ¿Otra razón? 

Gareth: Si… 

El médico peliverde aprieta los dientes y los puños. Se le ve muy furioso, y siendo la perdona tan calmada y amable que es, esto no le gusta nada a sus aliados y camaradas.

Gareth:... Los Golden Doubloon querían prisioneros para venderlos como esclavos. 

Los ojos de todos se abren como platos , dejando ver en muchos casos, venas no solo rojas por el cansancio, sino por la ira. 

Gareth: Según Kin, debido a las “particularidades”  de ella y de sus tripulantes, Payne y su gente decidieron que podían conseguir todavía más dinero capturándolos y vendiéndolos en el Bajo Mundo. 

Jean y compañía, piensan en Kin y sus camaradas. Piernas Largas, Brazos Largos, Tritones y Gyojins. Todos ellos con un altísimo precio en el Mercado Negro y aun mayor en las subastas humanas. 

Jean: Aun así, no entiendo como Kin y su gente acabaron así de heridos. Ella es una guerrera orgullosa y tenaz,  y también sus hombres. 

Gareth: Kin y su gente obviamente no se iban a dejar esclavizar sin ofrecer pelea, pero fue por defenderse que acabaron así. Aparentemente, los Golden Doubloon también tienen “particularidades”. 

El como dice esta palabra llama la atención de todo, y es la Primer Oficial del Ave Azul quien conecta el punto. 

Angélique: Maquinas. Eso que dijo Kin de que eran maquinas… 

Gareth: Es porque si son máquinas, al menos, en parte. 

Esto remite a Jean al recuerdo de una persona en particular, la inventora de la tripulación de su padre… y sus prótesis mecánicas. 

Jean: Cyborgs… 

Gareth: Exactamente. Según describieron los hombres de la Contramaestre, la fuerza física de los Golden Doubloon era como si enfrentaran a un gigante o un rey marino. Y la potencia de fuego de sus partes robóticas, era como enfrentar una flota hecha de personas.

La forma en como describe el peliverde a los Golden Doubloon los hace sentir, aparte de furiosos, nerviosos, pero Gareth aun no ha terminado de hablar y ellos deben de escuchar.

Gsreth: Cuando se hizo obvio que no podían ganar, los hombres del Gold Plate trataron de pedir refuerzos, pero estos tipos anularon sus comunicaciones, por eso tuvieron que escapar.  Pero no todos pudieron hacerlo… los veintitrés desaparecidos…  los secuestraron para venderlos. 

Gareth deja de hablar, y la verdad es que sus aliados tambien ya oyeron suficiente. Secuestrar personas… Vender personas… sus amigos y aliados, secuestrados para ser vendidos. Esto indica una sola cosa. Sin saberlo, los Golden Doubloon han declarado la guerra a todos somos esclavos. 

Betula: Entonces esta claro, caballeros y señoritas. Nuestras prioridades ahora son dos. Uno: Rescatar a nuestros aliados. Dos: Acabar con los Golden Doubloon. Son una amenaza que no podemos dejar pasar. Ahora, ¿Quién se…? 

Pero antes de que pueda terminar la pregunta, ya hay cuatro personas de pie. 

Jean/Trillizas: ¡Yo me ofrezco! 

Esto sorprende a Jean especialmente. Nunca le ha parecido que las Trillizas estén realmente comprometidas con nada, pero parece que se equivoca. 

Tear: Si se trata de maquinas, mis “particularidades”… 

Gift: Y las mías … 

Tear Serán las ideales para enfrentarlos. 

Ink: Y lo de la fuerza de gigante da igual, yo parto más culos.

Jean: Si nuestros aliados están en peligro, los traeremos de regreso. Además, Evangeline, mi  inventora, puede ser especialmente útil enfrentando a las máquinas.

Angélique: Apoyo esa moción.

Ante esto, los Piratas del Zafiro presentes observan a su capitán, la cual esta especialmente pensativa, y tras unos segundos, cierra los ojos, suspira, y finalmente dice…

Betula: La Triada de Sangre ira.      

Capítulo 644: Ambos iran

Jean: ¿Qué?

Nuevamente, Jean se sorprende, aunque esta vez, no de la mejor manera. Su mentora lo nota y procede a explicarse brevemente. 

Betula: Las Trillizas tienen razón. Sus habilidades son apropiadas para esta misión. Además, las tres son de lo más competentes. 

Ink: ¿Lo somos? 

Jean no se ve satisfecho, y todos se dan cuenta. Es por eso que Angélique decide voltear la balanza hacia él un poco. 

Angélique: No contradigo tu razonamiento, Betula-san. Aunque puede que sea difícil para la Triada transportar a los 23 secuestrados de vuelta a la base en el Black Roselia. Además, ellas no cuentan con un médico y es probable que los secuestrados estén en malas condiciones. Y considero que si bien enviar un numero reducido ayuda al sigilo, uno ligeramente mas grande ayuda a reducir desventaja numérica en caso de combate directo, el cual si se espera. 

Su capitán se ve feliz con sus fundamentos, y la vocera de la Alianza, pensativa otra vez. Tras meditarlo un poco, el Zafiro del Mar quita su mano de su mentón y llega a una conclusión. 

Betula: Son buenos puntos. Muy bien. Ambos irán . 

Jean y Angelíque: ¿Eh? 

Trillizas: ¿Huh? 

Betula: ¿Los que estén a favor de que vayan ambos grupos?

Ni el peliazul ni las hermanas de cabello rizado se ven conformes con esta resolución, pero al ver a todos los demás alzar la mano, no les queda opción que alzarlas tambien. 

Betula: Esta decidido entonces. 

Gareth: Bien. Necesitaran esto. 

El medico de cabello verde saca de su gabardina un trocito de papel que se mueve. Una Vivre card al parecer. Tiene escrita, además, la sigla PP encima. 

Gareth: Kin logro quitarsela a uno de los enemigos. Aparentemente, pertenece a Pandora Payne.

Tanto Jean como Tear extienden la mano al mismo tiempo. Gareth va a dársela primero al peliazul pero al ver la otra mano, duda un poco y se hace para atrás. Finalmente, llega a la solución de partir el pedazo por la mitad y dar una diminuta parte a cada uno. 

Gareth: Bien. 

Betula: ¿Qué tan rápido pueden salir? 

Jean: En cuanto carguemos los recursos necesarios. 

Tear: Igual. 

Betula: Bien. Tendré a alguien en la cascada para ayudarlos a subir.  Se levanta la sesión. 

Todos se retiran tras estas palabras. La Triada sale corriendo hacia su pequeña nave, mientras que Jean y Angelíque hacen lo propio yendo a la Ocean Spirit, pero para no perder tiempo, Jean toma a la pelirroja en brazos y sale volando. 

James: Ahí vienen. 

Big Bird: Ahí vienen. Ahí vienen. Ahhh.

Tras el primer aviso para que se reuniera el consejo, los Piratas del Ave Azul no volvieron a dormir, se han quedado esperando noticias. En el momento que Jean aterriza y los ve, da la orden. 

Jean: Preparen el barco y los suministros. Vamos a salir. 

Bert: ¿Qué sucede? 

El peliazul y la pelirroja proceden a informar rápido a sus camaradas sobre la situación y su nueva misión. Todos expresan su alivio por Kin y los heridos, pero tambien su enojo por los motivos de sus enemigos y ahora objetivos. 

Katrina: Esclavistas entonces. 

Angélique: Por desgracia. 

James: *escupe* Escoria de mierda. 

Isabel: Entonces, iremos nosotros. 

Jean: Si, pero la Triada tambien. 

Jean, una vez más,  se ve molesto, pero esta vez es ignorado. 

Angélique: Hay que prepararnos. 

Todos los del Ave Azul proceden a vestirse y luego alistan comida, madera, suministros médicos y pólvora. James, en particular, alista su blaster y su revolver. Se ve serio, demasiado serio. 

James: Tal vez esto pueda llevarme a ti, Jane. 

Tras una hora apenas, todos están listos. En el muelle, las Trillizas ya están listas y los esperan medio hastiadas. 

Gift: ¡Al fin!

Ink: ¡Ya era hora! 

Tear: Shh…  chicas. ¿Listos, Ave Azul? 

Jean: Más que listos. 

Dicho esto, ambos grupos se disponen a zarpar, pero justo antes de hacerlo escuchan a algjien gritando. 

Kin: ¡Esperen! Agh… 

En bata de hospital, llena de vendas y aun conectada incluso a una bolsa de suero, la herida Piernas Largas llega corriendo al muelle, con un medico detrás.  

Médico: ¡No siga! ¡Se lo suplico!

Los Piratas y las ladronas observan asombrados y preocupados a la mujer, la cual jadea un momento y luego los mira, revelando al no tener sus gafas, unos ojos igual de rojos que si las tuviera. 

Kin: Háganme un favor, ¿si? Traigan a mis chicos a casa y pateen el culo de esa horrible bruja hasta la luna. 

Ante esto, tanto Jean como las Trillizas le sonríen. 

Jean: Lo haremos.

Trillizas: Seguro. 

Los barcos zarpan entonces, y con la ayuda de Tear y un par de gyojins, la Ocean Spirit y el Black Roselia suben de la cascada y dejan la base.       

Capítulo 645: De esclavos y oro

Mas tarde, en alguna otra parte del mar… 

Empieza a amanecer pero aun esta oscuro, muy oscuro. Y mas al interior de la bodega de un barco. En esta, se oyen sonidos que helarían la sangre en otras circunstancias. Llantos leves, jadeos, respiraciones entrecortadas. Luego, se abre una puerta, dejando pasar la luz. 

Mujer: Aghhh, maldición. 

Ahora, se puede ver lo que hay en la bodega, personas. Algunas con brazos largos, otras con piernas largas, algunos con extremidades de mas, otros con cola, algunos con escamas, otros con pelaje, pero todos abatidos, todos encadenados. 

Mujer: ¿Qué quieres, desgraciado? 

El que ha abierto la puerta es un hombre, de aspecto regular. No muy alto ni muy bajo, no muy gordo ni muy flaco ni tampoco muy fuerte. Aunque aun en la media luz se le distinguen grandes y numerosas cicatrices. Pone una charola con varios cuencos de arroz cocido en el suelo y una jarrita con agua. Insuficiente para tantos prisioneros. 

Hombre: Si quieren seguir viviendo, mejor cómanlo.

Mujer: No, gracias. No queremos tu “hospitalidad”. 

A su celador, no obstante, no parecen importarle las palabras de sus prisioneros, y se dispone a cerrar la puerta tras de si. 

Hombre: Muéranse entonces. 

El hombre deja la bodega, la cual es vigilada por algo o alguien grandote, metálico y dorado, con algo que emite luz en donde debiera estar su cara. El hombre solo le ignora y se dispone a salir de ese pasillo que huele a muerte, solo para ser interceptado por alguien mas. 

Hombre: Pshe… ¿Qué quieres ahora, Eddog? 

Quien lo intercepta es alguna especie canina de Mink con dientes particularmente torcidos. Lleva la lengua de fuera, un ratoncito en el hombro y… ¿una ventana en el abdomen? Incluso se pueden ver sus intestinos desde ahí. 

  • Vigía de los Piratas Golden Dobloon: Eddog “Sabueso” y su ratón Nibble. 

Eddog: Cállate, Meatsack. Ahora, ¿ya le diste de comer a los prisioneros?  

Meatsack: Seh, seh. 

Eddog: Bien. Entonces ahora ve con Ernest. Tiene una tarea para ti. 

El mink se queda ahí y súbitamente se sienta en loto y empieza a rascarse la espalda con un pie. “Meatsack”  por su parte, va a otra cubierta, en la cual, parece haber una pequeña forja que nadie usa y varios montones de oro, aun con madera pegada, el oro del Gold Plate. En su lugar, un hombre grandote, sin una pierna, con prótesis de metal, bazos de metal y visor en vez de ojos, funde el valioso metal solo poniéndolo en su mano y derramándolo en moldes con forma de lingote. 

Cyborg: Oh, Meatsack. Ahí estas. Lleva esto a la capitana. 30 lingotes de oro. 

  • Herrero de los Piratas Golden Doubloon. Ernest “El Ganador” 

Meatsack: ¿Por qué yo? 

Ernest: Porque eres Meatsack de mierda, porque más. Ahora llévalo. 

Meatsack hace lo que le piden de mala gana. Metiendo los lingotes en una bolsa y cargándolos a su espalda, este camina con dificultad por el peso a través de los pasillos del navío. En su camino, se encuentra con otro Mink, un panda, el cual parece juguetear con un montón de herramientas que salen de uno de sus brazos. 

Mink panda: Deberías ya de aceptar la “mejora” que te ofrece la capitana, Meatsack. 

  • Carpintero de los Piratas Golden Dobloon. Red Randall “El mil usos”

Randall: Te ira mejor. “Serás” mejor. 

Meatsack se queda parado un momento para escuchar a su compañero, pero no le mira, y no tarda en seguir su camino. 

Meatsack: Tal vez luego. *para si mismo*(Cuando este muerto.) 

Finalmente, llega a lo que parece ser un despacho. Al abrir la puerta, puede apreciarse a una mujer sentada en un escritorio. Cabello y labios azabache, ojos de zafiro y piel chocolate. Un cañón de oro y plata apoyado en sus pies y monedas en sus dedos que cuentan. Nada mas y nada menos que su capitana.

  • Capitana de los Piratas Golden Doubloon y Supernova. Pandora Payne” Cañón de Oro”. 

Meatsack: Su oro, “capitana”. 

El hombre solo deja caer el saco en el escritorio, haciendo un estruendo y casi quebrándolo por el peso. Pandora, por su parte, se ve complacida. 

Pandora: Gracias, Meatsack. Ahora, sobre la mejora… 

Meatsack: Ya le había dicho que no estoy interesado. Ahora, si me disculpa… 

Pandora: Oh si, si, claro. 

El hombre se da la vuelta y se dispone a marcharse, pero… 

Pandora: Solo dame el lingote que falta. 

Meatsack: ¿Disculpa? 

Pandora: Ernest dijo que enviaría 30 lingotes al alba. Aquí solo hay 29. 

Meatsack: Pues yo no lo tengo. 

El hombre se dispone a marcharse otra vez, pero una figura, no mas grande que él, se le aparece enfrente. Esta emite un sonido metálico que pone de nervios al hombre. 

Pandora: Sabes muy bien que en mi barco no se tolera el robo. Entrégame el lingote. 

Meatsack: ¡Que yo no lo tengo! ¡Debió ser Ernest! ¡Lo juro! 

Pandora: Muy bien…

La mujer se levanta de su escritorio y empieza a guardar algo del oro en una caja fuerte, ya sin mirarlo. 

Pandora: Cutie. Castigo. 

Súbitamente, la figura que interceptaba a Meatsack salta sobre él, lo tira al suelo, lo toma del cuello y empieza a propinarle de golpes en la cara tan rápido que este no puede ni defenderse.  Tras unos minutos, la mujer termina de guardar el oro, y voltea de nuevo a Meatsack, el cual yace apenas consciente en el suelo. 

Pandora: Pshe… Débil. Cutie, Regrésalo a su cuartel. A ver si se le compone el cerebro y acepta la mejora con eso. 

“Cutie” hace lo que le dicen y saca al pobre hombre arrastrando de un pie. Mientras, Pandora se dispone a cerrar la caja fuerte, con exactamente 30 lingotes de oro en ella.        

Capítulo 646: ¿Cuál es tu maldito problema?

Mientras tanto… 

Los grupos de la Ocean Spirit y el Black Roselia van avanzando a paso veloz  por el mar. El clima, por una vez, parece estar siendo benigno con ellos. Aprovechando eso, mediante unas cuerdas, los barcos se unen uno con otro, para permitir a sus tripulantes moverse de un lado a otro. En este caso específico, Gift y Tear suben al barco de los del Ave Azul. 

Tear: Muy bien, tipos. Hagamos esto rápido. 

Gift: Y rápido en serio. Ink esta al timón y esa la verdad no es la mejor idea. 

Ink: *gritando en la lejanía con voz de anciana* ¡Moriremos todos! 

Jean: Aha. Nos daremos prisa. 

Angélique: Tenemos que pensar en un plan para rescatar a los prisioneros y enfrentar a los Piratas Golden Doubloon. Tenemos que…

Pero las dos trillizas ahí presentes se miran una a la otra y sonríen, para luego sonreírle a sus aliados.

Gift y Tear. Ya tenemos uno. 

Todos los del Ave Azul: ¿Lo tienen?

Los piratas se ven genuinamente sorprendidos de las hermanas ladronas, y estas solo se muestran complacidas por ello. 

James: ¿Y cuál es? 

Gift: Por ahora, seguir la Vivre Card hasta que podamos avistarlos. 

Tear: Luego, cuando estemos bien seguros de que los tenemos en la mira, nosotras nos adelantamos con el Roselia. 

Gift: Ink nos camuflara y nos infiltraremos en su nave para averiguar la localización de los prisioneros. 

Tear: Con la información. Romperé el timón de su nave para evitar que vayan mas lejos. 

Gift: Luego los llamamos a ustedes, y en lo que llegan, empezamos a destruir su barco por dentro para llamar la atención. 

Tear: Eso los distraerá. Luego ustedes podrán rodearlos y atacarlos por sorpresa. 

Gift: Mientras, aprovechamos para sacar a los prisioneros *en voz baja* y tal vez robar algo bueno si es que encontramos algo. 

Tear: Una vez tengamos a todos, nos largamos de ahí y los hacen picadillo con los cañones de su navío u otra arma de fuego de alto poder.  ¿Qué opinan? 

Los piratas no dicen nada al principio, solo se quedan con los ojos bien abiertos. Pero al cabo de unos segundos, nadie puede replicar nada. 

Angélique: Es… ¡brillante! 

James: Abarcaron todo.  

Mia: Sorprendentemente…

Isabel: Shhh… Mia. 

Tear: Je. Por como lo dicen, pareciera que nos creían idiotas. 

Mia: ¡…! 

Katrina: Ay pero claro que no… tanto. 

Big Bird: Tanto, tanto, Ahhh. 

El único que no comenta nada es Jean, el cual solo permanece en silencio con la boca torcida, los brazos cruzados y el ceño fruncido. Esto pone un poco molestas a las hermanas, pero aun así, le preguntan otra vez. 

Tear: ¿A ti que te parece , Jean? 

Jean: ¿Qué?  Ah, si, si. Es excelente… 

Pero él sigue con su rostro molesto, y las hermanas no pueden tolerarlo más. 

Gift: ¿¡Cual es tu maldito problema!? 

Esto impacta a todos, especialmente a Jean. Nadie nunca las había visto así de enfadadas. 

Tear: ¿Saben que? Tal vez sea mejor que empecemos a adelantarnos, incluso desde ahora. Así  habrá menos riesgo de que los vean.

Angélique: Ah… ok… 

Las dos chicas de cabello alborotado saltan a su navecita y cortan las cuerdas, para luego meterse raudamente a la cabina. En la Spirit, todos observan con sorpresa e incluso sintiéndose mal, especialmente Jean, que ahora tiene un nudo en la garganta. 

Más tarde, en otra parte del mar… 

Las cosas se ven un tanto pesadas en el Santa Morte, la nave insignia de la Sociedad de los Parca. ¿La razón? Su líder está furioso. Azrael se encuentra en su despacho, hablando por Den Den Mushi con alguien. O mas bien, gritándole. 

Azrael: ¡Me mentiste! ¡¿Verdad!? 

¿??? : Cálmese, que yo no le mentí de nada. 

Azrael: ¡No te hagas la lista conmigo, Ultra!  ¡Una de las señales! ¡La que estaba siguiendo precisamente, desapareció! 

Azrael tiene el monitor que le había dado Yibril en la otra mano . Este ahora solo ostenta tres lucecitas y están muy lejos.  Es por eso que Azrael grita al Den Den Mushi, le reclama a la creadora del aparato, la cual trabaja en la oscuridad en otro navío de la Sociedad. 

  • Miembro de alto rango bajo las ordenes del Jinete de la Guerra y Líder de la unidad científica de la Sociedad de los Parca. Letum Ultra “Megarma”

Ultra: ¡No me paso de lista! Ya le dije que la señal no es perfecta. Para empezar tiene un rango limitado a donde tenemos babosas territoriales y no tenemos tantas. Segundo, la señal se puede interrumpir por tormenta eléctrica y dígame donde estamos. ¡En el maldito Nuevo Mundo! ¡Espere a que aparezca otra vez! 

Azrael : ¡Eso mismo me dijiste ayer y la señal sigue sin…! 

Pero en ese momento, al mirar de nuevo al monitor, la cuarta luz vuelve a brillar en este, y mucho mas cerca de lo que antes estaba. 

Azrael: ¡…! Te llamo luego. 

Ka’cha

Ultra: Pshe… loco. 

La científica sigue trabajando en donde quiera que este, mientras que Azrael sale de su estudio con el monitor en la mano y una nueva sonrisa, lo que extraña a su gente, pues hasta hace unos minutos, todos sabían que estaba furioso. 

Azrael: ¡Señores! ¡Nuevo curso!         

Capítulo 647: Humo Negro

Dos horas más han  pasado y  la Ocean Spirit sigue su camino,  con la Vivre Card de Payne en la mano de Angélique y el timón en la otra. Esta preocupada, no solo por la misión, tambien porque el barco de las trillizas ya no es visible a simple vista, y porque Jean no ha dicho un sola palabra desde que Gift le grito. 

Jean: … 

El joven capitán se la ha pasado en el bauprés todo ese rato, con su nueva guitarra, tratando de lograr un acorde específico. No obstante, por el hórrido sonido que emite, se nota que no lo esta haciendo muy bien. 

Angélique: Bert. ¿Podrías encargarte del timón un segundo? 

Bert: Claro. 

La pelirroja entrega el papelito en su mano y la rueda de mando al carpintero para ir a ver a Jean. Este solo le dedica una mirada rápida  y luego sigue con lo que estaba. 

Angélique: ¿Todo en orden, Jean? 

Jean: Aha… 

Angélique: ¿Seguro? 

El peliazul, que ha seguido tocando en todo momento, vuelve a fallar el acorde y esta vez se lastima un dedo por el metal de las cuerdas. 

Jean: Aghh… no. 

Angélique: ¿Tiene esto que ver con las trillizas? 

La navegante se da cuenta de que su capitán esta avergonzado y esta tratando de bajar la mirada. 

Angélique: Jean. 

Jean: No… Tal vez…  si. Tsk… ¿Fui muy cretino con ellas? 

Angélique: Algo, si. 

Esto avergüenza mas al muchacho todavía. Angélique ahora se sienta junto a él, tambien en flor de loto. 

Angélique: ¿Qué tienes en contra de ellas? ¿Te hicieron algo? Has estado actuando muy raro desde que Betula las eligió a ellas y no a ti. 

Jean: No tengo nada en su contra y ellas jamás me han hecho nada. De hecho siempre han sido amables.. A su loca manera y sin contar lo de esa vez que las conocimos

Angélique: ¿entonces?

Jean: Es más… cosa mía. Extraño estar en control, ¿sabes? Y con lo que paso con papá y estando en la Alianza. No he estado tomando las decisiones últimamente. 

Angélique: ¿Por eso querías esta misión solo para nosotros? 

El peliazul asiente. 

Jean: Estoy siendo egoísta, ¿verdad? 

Angélique: Un poco. Pero no te agobies. A veces hace falta ser un poco egoísta. Solo que, este no es el momento correcto. Hay vidas que dependen de esta misión. 

Jean: Si… Es cierto, tienes razón.

Angélique : ¡Woah! 

El peliazul se levanta súbitamente, lo que toma por sorpresa a Angélique y por la posición en la que esta sentada, hace que se voltee. 

Jean: Voy a hacer las cosas bien… me disculparé con las trillizas. 

Angélique: Sep. Ese ese es el Jean que conozco.  Aunque creo que tendrás que esperar un poco. Desde hace media hora que ya no veo a su barco. 

Jean: No hace falta. Para algo existen los Den Den Mushi, ¿no? 

El muchacho sonríe y ella le sonríe de vuelta. Jean toma entonces el Den Den Mushi, marca y espera. Pero nadie contesta. 

Jean: Hmm… que raro. Ni siquiera suena. Es como si estuviera descolgado. 

Angélique: Tal vez no hay señal, o están llamando a alguien. 

Jean: Supongo que… 

Pero en ese momento, se oye un grito desde el nido de cuervo. Big Bird cono vigía, da la alarma de algo.

Big Bird: ¡Humo al frente , humo al frente! ¡Ahhh! 

Todos en el barco voltean donde indica su emplumado camarada. Es cierto. Hay humo. James usa su mira telescópica para ver mejor y tratar de identificar que sucede. 

James: El humo es negro. Sea lo que sea, sigue quemándose. 

Y entonces, como rayo, todos tienen el mismo terrible pensamiento. 

Samir: Oigan… el Black Roselia esta hacia allá . No creerán que… 

Taylor: No. Noooo… ¿o si?

Mia: Tal vez solo hagan una... ¿parrillada? 

Katrina: O sus cuerpos están quemándose justo ahora… 

Nadie rebate esta vez la sombría suposición de Katrina o le increpa por ser excesivamente truculenta. Todos se quedan en silencio, pasmados por un momento, hasta que finalmente y si previo aviso, Jean despliega sus alas y se eleva por sobre su navío. 

Jean: ¡Sigan adelante! ¡Yo iré a ver que pasa! ¡Big Bird, conmigo! 

Big Bird: ¡Voy! ¡Voy! 

El peliazul entonces se lanza volando tan rápido que mueve las velas de la Spirit, tambaleando el barco, atravesando el mar, dejando una estela en el agua. Sus compañeros mientras, mueven los aparejos para aprovechar el viento al máximo, con las miradas preocupadas. 

Isabel: ¿Creen que los Golden Doubloon hayan…? 

Mia: No, no puede ser eso… 

Jean por su parte, sigue volando por el mar con la misma duda y temor en la cabeza ye do hacia donde surge el humo. Y es entonces cuando lo ve. El Black Roselia esta ardiendo y Tear esta tratando de apagarlo.

Tear: ¡Maldita sea! 

Junto al Black Roselia hay otro barco, uno excesivamente grande. De color oscuro, bandera con un guadaña de dos hojas y lo que mas aterra a Jean, un hombre muerto en su proa.

Jean: Golden Doubloon… no... esto es otra cosa. 

Las otras dos trillizas están en el barco enemigo, enfrentando a una mujer que Jean identifica como miembro de la Tribu de los Hombres cornudos y un tipo raro con una ballesta. 

Michelle: ¿Quiénes son estas estúpidas? 

Kilian: No sé, pero hay que matarlas igual. 

Gift: ¡Inténtenlo si pueden, hijos de su p*ta madre! 

Ink: ¡ Voracious Stain! 

Gift: ¡Shock Box! 

Michelle: ¡Devil Bifork Tongue! 

Kilian: ¡Simply Die! 

La Trilliza de la mancha trata de cegar a sus enemigos con tinta, mientras que Gift emite electricidad e intenta freírlos. No obstante, sus enemigos son ágiles y contraatacan con latigazos y flechas. Las chicas, no planean rendirse aun así, y siguen atacando, o eso harían, pues de la nada un puñetazo salido de la nada manda a Ink al agua.

Gift: ¡Ink!

Viendo esto desde su nave, Tear salta tras ella mientras Gift observa a su nuevo enemigo. Un hombre grande y gallardo, de cabello verde, cicatrices, una guadaña de hoja doble… mirada enfurecida.

Azrael: ¡No hay nadie aquí! ¡Cualquiera de los cuatro que estuviésemos siguiendo, debió deshacerse del rastreador con ellas!

Pero entonces, el hombre siente un escalofrío y mira hacia arriba, creciendo una enorme sonrisa en su cara. Jean esta ahí, estático en el cielo. No se mueve, no hace nada, y por razones que escapan a su comprensión, el peliazul siente temor.

Azrael: Oh… ahí esta… jujujuju.          

Capitulo 648: Azrael

Desde su punto en el cielo, Jean no deja de mirar al hombre de la guadaña de dos hojas, sintiéndose intranquilo por la fascinación con la que este le mira por debajo de sus pies. Luego, este pone sus manos alrededor de su boca para hacer que su voz se eleve, pues hay buena distancia entre ambos. 

Azrael: ¡La verdad, no creí que fuera contigo con quien me iba a encontrar! Eres Jean Black, ¿¡no!? 

El que sepa su nombre no le indica nada bueno a Jean, pero trata de mantener su compostura. 

Jean: ¿¡Quien quiere saber!? 

El hombre bajo el peliazul es el que se muestra sorprendido ahora, sorprendido y confundido. 

Azrael: ¿¡Cómo que quien saber!? *riendo* ¡¿No sabes… je… no sabes quien soy!? 

Jean: ¡¿Debería!? 

Azrsel:¡¿No te acuerdas de mi!? Je…  je

Ante esto, el hombre se empieza a carcajear. Mucho y muy fuerte. Tanto que le duele el abdomen y tiene que limpiarse las lagrimas, lo que pone a Jean aun mas tenso. 

Azrael: ¡Ay… Los niños de ahora! ¡Me sorprende que no te hayan dicho nada en tu “casa”…! 

Jean: ¿huh? 

El hombre entonces extiende sus brazos y empieza a  auto presentarse de forma dramática. 

Azrael: Me conocen por el nombre de “La Guadaña”. Líder de la Sociedad de los Parca. El mejor cazarrecompensas del mundo. Azrael M… 

Pero Azrael no termina de decir su nombre pues Jean le pega un potentísimo codazo en la mandíbula tan pronto oye la palabra “cazarrecompensas”, sorprendiendo para mal a la gente al servicio del autoproclamado mejor del mundo. No obstante, Jean se impacta igual al ver que su nuevo rival da uno, un solo paso hacia atrás.

Jean: (Ese codazo habría noqueado a un pez pesado. ¡Lo he hecho antes, carajo! ¡¿Me están diciendo que este tipo apenas y se inmuto!?)

Azrael solo tiene que devolver la pierna que retrocedió para recomponer su intimidante postura. Este se soba la mandíbula y mueve la boca para acomodarla, aparentemente, el golpe se la saco de la cuenta, pero tras un chasquido, esta en su lugar. 

Azrael : Jojojojo. ¡Si me dolió, ¿eh?! ¡Debo admitirlo! ¡Bien! ¡Eso me gusta! ¡¡Tienes buen jugo! ¡No esperaría menos de un hijo de Black! 

Jean se pone tenso, y mas aun al oír la mención de su padre. El muchacho decide actuar con cautela y  vuelve a tomar su distancia en el aire. 

Azrael: ¡Ah! ¡Precavido! ¡Bien! ¡No mas juegos! ¡No mas mediadores! ¡No mas agentes! ¡Es… mi turno! 

Jean no tiene ni idea de lo que habla Azrael, solo que esta tras de su cabeza. Pero aunque ha enfrentado cazarrecompensas antes, esta vez, se siente abrumado. Azrael, por su parte, vuelve a extender dramáticamente los brazos, alza la cabeza y empieza a reírse de nueva cuenta. 

Kilian: ¡Siiiiii! ¡WUUUUU! 

Michelle: ¡Azzzy! ¡Azzy! 

Los hombres de Azrael empiezan a vitorear, causando ahora tambien la intranquilidad de Gift, que sigue en el barco enemigo, y de Tear, que ha sacado a su martillo de hermana del agua y la lleva cargando del hombro. Mientras, algo comienza a crecer de la espalda del hombre de melena verde. Algo como… ¿brazos con solo cuatro dedos? 

Jean: ¿Un modelo de la Mushi Mushi? 

Azrael: Huhuhahaha. Ni siquiera cerca. 

Pero entonces, el dedo del final de cada nuevo brazo comienza a alargarse más y más, hasta casi tener la extensión del propio cuerpo de Azrael. A la par, una membrana de piel crece entre el brazo y este dedo, creando… 

Jean: ¡Alas! ¡Un murciélago! 

Azrael: ¡Todavía muy lejos! 

Y es que aunque se parecen, las alas, de color verde y negro, no corresponden a la anatomía de un murciélago, aparte estas parecen tener escamas. Por ultimo, le sale una cola larga, y con su sonrisa maligna, Azrael parece el mismísimo Lucifer.  

Ranforrinco

Azrael: ¡Fruta Ryu Ryu! 

De un momento a otro, el hombre desaparece la vista de todos, causando el pánico de Jean y tambien de las Trillizas. Ni siquiera el peliazul con su haki de observación a podido sentir a donde se ha ido. 

Azrael: Modelo del Ranforrinco…. 

Grande es el impacto para Jean al oír la voz y darse cuenta de que una sombra lo ha cubierto. Al mirar arriba lo ve. Una silueta alada mas grande que la suya. 

Azrael: ¡Luzbel Banish! 

Y sin poder hacer nada, ni siquiera verlo venir, Azrael le asesta una patada que incluso rompe la barrera del sonido, creando un trueno y mandando a Pluma Azul Dorada disparado a la cubierta del Santa Morte.           

Capitulo 649: Primero te arrancaré las alas

Jean: Agh…. Maldición. 

Al impactar, el peliazul ha hecho brotar una flor en la madera del Santa Morte, así de fuerte fue el golpe. Viendo como este está dolorido, como cucarachas, docenas de cazarrecompensas se empiezan a aglomerar a su alrededor. 

Gift: ¡Pluma! 

Big Bird: ¡Jean! 

La trilliza de la cicatriz, que tambien está en el barco enemigo y su alado compañero, que se había quedado atrás y al margen, notan lo sucedido e intentan ayudar a su aliado. La primera yendo directamente a por los que le rodean, el segundo, convocando a su tan distintivo ejercito de aves. 

Gift: ¡Shock Box! 

Big Bird: ¡Caw! 

Pero antes de que la chica de cabello rizado pueda intentar cualquier cosa, es obligada a retroceder por un latigazo que, literalmente, deja una muesca en la madera. 

Michelle: ¡Devil Tail! 

La mujer cornuda, con una sonrisa enorme y despreciable, se interpone en el paso de Gift. Big Bird, por su parte, se propone a enviar a su ejército , pero antes de que pueda dar la orden, sus “soldados” empiezan a caer muertos. No heridos, muertos. El motivo: decenas de flechas de la ballesta de Kilian. 

Kilian: ¡Jajajajaja! ¡Poacher! 

Sintiéndose terrible por haber comandado a las aves a su muerte, Big Bird les ordena replegarse y alejarse, mientras el esquiva con dificultad las flechas que ahora van hacia el. 

Kilian: ¡Poacher! ¡Poacher! 

Esto hace que los cazarrecompensas que van hacia Jean puedan hacer lo que les plazca con el… O eso creen… porque en el momento en el que se acercan demasiado…

Jean: ¡Ara Facher! 

… el muchacho bate sus alas y se los quita de encima con solo aire. No obstante, no tiene tiempo de descansar, pues se ve obligado a esquivar a Azrael, que va en caída libre con el talón listo para hundírselo a Jean en la nuca. 

Azrael: ¡Luzbel Punish! 

Jean: Tsk… 

Apenas volando a tiempo para evitar que lo desnucasen, Jean se torna de inmediato en Silber-Schwarzt Harpyie y empieza a volar en círculos amplios alrededor del hombre pterosaurio. 

Jean: ¡Ara Pfeilspitze! 

El muchacho dispara entonces dardos de pluma negros desde su brazo a gran velocidad. Azrael, no obstante, con una sonrisa en los labios, apenas y tiene que moverse centímetros para esquivar. 

Jean: (¿¡Haki de Observación!?) 

Efectivamente, Azrael tiene la habilidad. Y es la misma habilidad en Jean la que no alcanza a predecir a Azrael volando una vez más hacía él a ritmo supersónico, y golpeándolo en la tripa con fuerza bestial. 

Azrael: ¡Behemoth Charge! 

El golpe es tan fuerte que hace a Jean escupir una mezcla de sangre, saliva y vómito, además de enviarlo hacia el cielo como bala. Azrael se dispone a ir tras él , pero se ve interrumpido. 

Ink: ¡Dejalo! 

Ink ha sido devuelta a la seguridad de su nave por Tear y, en un intento de ayudar a Jean, dispara el inmenso arpón de su navío. Pero Azrael lo esquiva fácilmente, y en un segundo, ya esta frente a Ink, para horror de ella. 

Azrael:¡No molestes! 

El cazarrecompensas toma el  cañón de arpón con ambos brazos, y de un tirón, lo arranca del suelo, y luego lo usa como bate para golpear a la trilliza de la mancha. 

Azrael: ¡Behemoth Smash! 

Ink: ¡Gahh! 

Tear: ¡Ink! 

Su hermana de la lágrima, observa todo estando aun en el agua, y, llena de rabia extiende sus brazos sobre su pecho para comandar el agua. 

Tear: ¡Breaststroke Fifty! 

Un torrente de agua se eleva entonces desde su posición hacia Azrael, pero este. Una vez más, esquiva con facilidad. Para luego tambien aparecérsele enfrente, aun con el cañón en la mano. 

Azrael: ¡A la p*ta! 

Tear: Sin tiempo de hacer nada, Azrael hunde a la pobre chica en el mar de un golpe, disparándola hacia el abismo. Aunque algo bueno ha salido de eso, las dos hermanas han dado a Jean suficiente tiempo para recomponerse y, desde el aire, lanza una onda clrtante hacia Azrael con sus manos. 

Jean: ¡Ara Style-Luftsabel! 

Jean espera herir a su enemigo con esto, rajarle las alas, algo. Pero pasa lo impensable. 

Azrael: Ja, ¡Dark Abys Shield! 

Azrael cubre sus brazos de haki de armadura y los cruza sobre su cuerpo, lo que no solo detiene el ataque de Jean, lo reflecta hacia su origen. 

Jean: ¡Gahhh!. 

Seriamente herido por la potencia de su propio ataque, Jean se ve con dificultades para volar, cosa que Azrael aprovecha para darle un codazo en la sien. 

Azrael: ¡Behemoth Impact!

Jean:¡Gahhhah!

El golpe es tan preciso y potente, que por unos, si bien no esta inconsciente, Jean solo puede ver negro. Su cuerpo deja de moverse, como si le hubieran apagado, y sus alas, convertidas en algo parecido a un trapo mojado, ya no pueden elevarlo, haciéndolo desplomarse en el muy destrozado Black Roselia. 

Big Bird: ¡Jean! ¡Jean! 

Gift: ¡…! 

Ni el ave ni la tercera trilliza pueden hacer nada para evitar que Azrael aterrice encima de Jean,  pues Kilian y Michelle no los dejan. El cazarrecompensas pone sus pies sobre el pecho y el cuello del muchacho, medio asfixiándolo y restringiendo su movimiento. Al mismo tiempo, alguno de los subordinados del hombre le grita desde su barco. 

¿???: ¡Ahí le va, jefe! 

  • Miembro de alto rango de la Sociedad de los Parca: Hades “El Meteorito”

El subordinado le laza su guadaña de hoja doble, y Azrael la atrapa con una mano. Sin tener l necesidad de mirar, y con una sonrisa. 

Azrael: Gracias , Hades. Ahora. Creo que primero te arrancaré las alas. Se verán bien en mi sala de trofeos. 

Jean: Agh… no… 

Pero justo cuando “La Guadaña” alza aquello que le da nombre, siente un escalofrío y la necesidad de hacerse a un lado de inmediato, corazonada que resulta estar cierta, porque justo en ese momento, del agua sale un chorro de agua tan potente que deja un circulo perfecto en la madera del Black Roselia, cuya cabina ha quedado atravesada de lado a lado. 

Azrael: ¿¡Que carajo… !? 

Jean: Eso es… agh… es… 

Ink y Gift: ¡Tear!           

Capítulo 650: Como estrellas en el cielo nocturno

Unos minutos antes…

La Ocean Spirit aun se dirige hacia el humo, el cual ahora es blanco, cosa que indica que lo que sea que estaba ardiendo ya no lo hace, aunque eso sigue preocupando a los Piratas. Luego, ven decenas de aves volar hacia el lugar al que van. 

Bert: ¡Big Bird debió convocarlas! Jean y Big Bird deben estar peleando. 

Samir: ¿Los Golden Doubloon? 

Luego, escuchan un trueno fortísimo, y luego varios mas. No hay nubes en el cielo así que no pueden ser relámpagos. Todo indica que las cosas no van bien, y de repente, Evangeline y James se ponen pálidos. 

Angélique : ¿Chicos? 

Evangeline: ¡El capitán! ¡Siente dolor! 

Angélique: ¡Bauprés a tope! ¡Necesitamos ir mas rápido! 

Yendo a lo máximo de velocidad que su nave les permite, y viendo aves retroceder , pronto llegan a una distancia donde se puede ver el Black Roselia humeando y otro barco a la distancia. James usa entonces su mira telescópica y Angelíque su catalejo, llenándose de horror por lo que ven. 

Angélique: ¡Jean! 

Su capitán yace herido en el Black Roselia y un individuo desconocido con aspecto de demonio y una hoz para rematarlo. James, veloz y desesperado , carga su arma y se dispone a disparar para salvar a su camarada, pero justo cuando va a halar del gatillo, un torrente de agua sale del mar y casi le arranca la cabeza al enemigo. 

James: ¿¡Qué diablos!? 

Mientras, Jean, viéndose librado de la opresión de su enemigo, trata de incorporarse, pero le cuesta mucho trabajo y solo logra sentarse. Azrael, por su parte, aun sorprendido por lo repentino del ataque, mira a donde este se originó, y a los dos segundos sale otro igual. 

Azrael: ¿¡Que mierda es esto!? 

Todos los enemigos se muestran confundidos, y Jean y Big Bird están igual. Las únicas que parecen saber que sucede son Gift e Ink. Esta última, se va levantando del golpe de Azrael, algo aturdida pero no tan herida como Jean, y al verlo en el suelo, corre hacia el y lo ayuda a levantarse cargándolo sobre su hombro. 

Ink: ¡Pluma! 

Jean: Agh… ¿Qué sucede…? 

La chica solo le dedica una mirada que expresa preocupación total y una palabra como respuesta, o mas bien, un nombre. 

Ink: Tear… 

Acto seguido, se queda viendo hacia el mar. Igual que lo hace Azrael, el cual, mira con sorpresa como este empieza a agitarse y a burbujear como si hirviera en frío. Súbitamente, “La Guadaña” tiene que hacerse para atrás para esquivar otro torrente, pero este es diferente. Este tiene… ¿¡A Tear!? 

Jean: ¿Qué demonios…? 

La trilliza de la lagrima es elevada y suspendida hasta la misma altura de Azrael por una tromba espiral de agua que pareciera devorarla hasta la cintura, abrumando a rodos los que la miran por lo imponente de la escena. 

Jean: ¡…! 

Pero Jean nota algo más, algo que en cierto sentido le hace sentir temor. Los ojos de Tear, normalmente castaños, brillan de color azul en una esclerótica que ahora es negra. Como si fuesen estrellas en el cielo nocturno . Azrael, al tenerla de frente, nota esto también, pero no le da tiempo de pensar al respecto, porque en ese momento, ella alza los brazos por detrás de su espalda para luego bajarlos abruptamente…. 

Tear: ¡Butterfly One Thousand! 

Y generar una monumental ola que se traga a Azrael por completo. 

Azrael: ¡Gahhhh! 

Hombres de Azrael: ¡Jefe! 

Siendo un usuario, sus subordinados de inmediato entran en pánico al verlo desaparecer entre las aguas. Varios de ellos se lanzan al agua de inmediato, ignorando por completo a Tear, que aparentemente se queda sin fuerzas y cae al agua.

Michelle: ¡Azzy! 

La mujer cornuda, desesperada de ver a su amante en peligro, trata de saltar también, pero olvida un detalle muy importante… aun tenia un enemigo que combatir.

Gift: ¡Tree Lamp! 

Generando electricidad por el método desconocido que ella usa, Gift logra electrocutarla de tal modo que salen pequeñas lucecitas de ella. La mujer cornuda, queda entonces en el suelo, dolorida.

Kilian:¡Malditos! 

Hades: ¡Pagaran! 

Los dos altos rangos intentan atacar a distancia a Jean, Ink y Tear, el primero con su ballesta y el segundo, generando de alguna forma grandes rocas desde sus manos. 

Kilian: ¡Hitman! 

Hades: ¡Asteroid! 

No obstante, antes de que puedan disparar, Kilian es atacado por Big Bird, el cual aprovecha que han cesado el fuego en su contra para rajar el rostro del joven

Big Bird: ¡Tua Claw! 

Hades, por su parte, ve sus proyectiles destruidos por otros que brillan de color rojo. James ha disparado desde la Spirit, que ya esta muy cerca de donde ocurre la batalla. 

Jean: Chicos… 

Angélique: ¡Piratas del Ave Azul! ¡Al ataque! 

Piratas del Ave Azul: ¡Roooooooarrrr!            

Capítulo 651: Despedácenlos

Hades: ¡Aghh! ¡Maldita sea! ¡Atáquenlos!¡Despedácenlos! 

Con la llegada a la escena de mas “criminales” los cazarrecompensas de inmediato se ponen más hostiles. Estos comienzan a disparar sus cañones, no obstante, clones de Janes y Evangeline hacen lo propio desde los suyos. 

Hades: ¡Fuego!

James: ¡Fuego! 

Las balas de cañón vuelan. Debido a su tamaño, el Santa Morte tiene una potencia de fuego muy superior, y la Ocean Spirit se vería en serios problemas si no fuera porque sus tripulantes la defienden con todo lo que tienen. 

Isabel: ¡Vertical Sage! 

Samir: ¡Tanshoku Ga! 

Mía: ¡Estilo de Pierna Múltiple! 

Katrina: ¡Copy Knife fan! 

Pero aunque logran reducir los daños a su navío, el daño que hacen al del enemigo realmente tampoco es tan grande, pues parece tener alguna clase de recubrimiento en su madera. Algo así como un escudo. 

Hades: ¡Abórdenlos! ¡Traigan sus cabezas aquí! 

Bajo las ordenes de el Meteorito, la Spirit esta a punto de ser invadida con tablas y cuerdas y los del Ave Azul se preparan para ello. No obstante, nadie llega a la nave pirata. En su lugar, solo se ve un destello eléctrico. 

Gift: ¡Chain of the Shock Box! 

La trilliza de la cicatriz, usando sus misteriosos poderes eléctricos, genera destellos por arqueo que electrocutan al menos a veinte personas al mismo tiempo, todos los que iban a saltar. Luego, roba una de sus cuerdas y la usa para saltar ella al Spirit, para sorpresa de los del Ave Azul. 

Samir: ¡¿Tear!? 

Gift: *molesta porque la han confundido* Soy Gift. 

Big Bird llega volando inmediatamente después, causando más revuelo. 

Taylor: ¿Están bien los dos? 

Gift: Yo si. Mis hermanas y su capitán son los que me preocupan. 

Big Bird: ¡Jean! ¡Jean! 

Tanto el ave como la mujer señalan al destrozado Black Roselia, en el cual siguen Ink con Jean al hombro y ahora tambien Tear, que esta exhausta y tratando de recuperar el aliento. Necesitan ayudarlos ya, y Bert es el primero en saber como. 

Bert: ¡Taylor, necesito una de tus cintas! ¡como de 15 metros! ¡Angélique, gira todo a estribor! 

El médico y la navegante ni siquiera preguntan para que, solo hacen lo que les dice. Acto seguido, Bert toma la cinta, ata un extremo a la popa de la Spirit, se transforma en su forma híbrida y de un salto llega al Black Roselia con el otro extremo, en donde las otras dos trillizas y Jean le miran sorprendidos. 

Jean: *tose* Aghh… Bert… 

Inkb ¿Qué hace? 

Bert: Esto salvara su nave, pero ahora nos vamos de aquí. Jean. Niñas. 

Ink: ( Pshe…  no somos niñas…) 

El hombre ata el otro extremo a una ventana del Black Roselia. Luego, toma a su capitán de brazos de Ink, y esta toma a su hermana. Luego, de un gran n salto cada uno, llegan a salvo a la Spirit, siendo socorridos de inmediato por Taylor. 

Jean: ¡Aghh! 

Taylor: Se que duele, pero no te muevas por favor. 

Jean: Ugh… ok… Angélique, sácanos de aquí. 

Angélique: ¡Bien! ¡Agárrense! 

La Spirit avanza rápido para huir del lugar, pero justo en ese preciso momento, un gyojin perteneciente al enemigo ha sacado a Azrael del agua. Este, al ver en que se ha tornado la situación, enfurece, pero al ser todavía un martillo, solo puede ordenar desde donde está.

Azrael: ¡Síganlos! ¡Destruyan ese barco y capturen al hijo de Black con vida! ¡Maten al resto! 

Hades: ¡Pero señor! ¡Hay que sacarlo a usted del..! 

Azrael: ¡Ahora! 

Hades:…  ¡Si, señor! ¡Ya oyeron! ¡Capturen al muchacho! ¡Destruyan lo demás! 

Sociedad de los Parca: ¡Roaaaaar! 

El Santa Morte se empieza a acercar rápido y varios disparos tanto de arma manual. Como de cañones pasan pitando cerca de la Spirit. El barco enemigo es obviamente mas rápido y los alcanzará pronto. 

Angélique: ¡James! ¡Quémalos o algo! 

James: ¡No puedo! ¡Si disparo desde aquí, tambien quemaré a la Spirit! 

Evangeline: ¡Entonces hay que…!

Ink: ¡Préstame esto! 

Ink, le arrebata a la mujer alada su Jet Board y sale disparada en dirección al barco enemigo. 

Gift: ¡Ink!

Evangeline: ¡¿Esta loca, señorita!? 

Los cazarrecompensas de la Sociedad la ven venir a ellos, por lo que empiezan a concentrar su fuego en ella.

Hades: ¡Mátenla! 

Pero ella, demostrando una maestría innata, y a la par una carencia de gracia innata en sus movimientos, de algún modo esquiva todos sus ataques y llega a la proa del barco, alcanzando a ver la punta del timón. 

Ink: A ver que hacen sin esto! ¡Arte Povera! 

De un puñetazo, la muchacha despedaza el timón del navío, haciendo imposible que pueda maniobrar. Un segundo golpe y le hace un agujero al casco, el cual empieza a hacer agua, mucha agua. 

Cazarrecompensas: ¡La bodega se inunda! 

La chica regresa entonces a la Spirit, con sus aliados y familias mirando con sorna como sus enemigos se empiezan a quedar atrás, o eso cree. 

Hades: ¡Carpinteros! ¡Reparen ese agujero! ¡Motoristas! ¡A los Wavers! 

Como relámpagos, veinte hombres saltan en diez vehículos propulsados por diales de viento, un conductor y un artillero por cada uno. Estos vuelven a ir rápido hacia el navío de los Aliados, pero es esta vez, Evangeline  y Katrina las que toman la iniciativa. 

Evangeline: ¡Deadly Sin- Sloth! 

Katrina: ¡Klabautermann! 

La joven pirata hace cuatro copias de su navío o con todo y el Roselia pegado, confundiendo a sus enemigos y perseguidores. Luego, usando su arco, la mujer alada les dispara una flecha con gas somnífero. Los que les siguen no tardan en caer noqueados, algunos sufriendo incluso aparatosos accidentes por estar en un vehículo de alta velocidad. 

Las Ocean Spirit se alejan entonces, sin que nadie pueda perseguirlos y sin que nadie sepa bien hacia donde va la de verdad. Como precaución extra, incluso activan su escudo de niebla. La Sociedad solo puede observar como se les escapan, y su líder, aun flotando y aferrado a un gyojin, casi le parte el hombro a su pobre subordinado de lo iracundo que esta. 

Azrael:¡Aghh! ¡Maldita sea!             

Capítulo  652: Gloria y estatus

Mas tarde… 

Angélique: ¿Algo, Big Bird? 

Big Bird: Nada, nada, ahhh. 

El Ocean Spirit navega ahora entre una leve llovizna, y todo parece estar en calma. El Ave Azul que da nombre a la banda mantiene su vigilancia mientras su navegante pelirroja esta al timón, y su médico atiende las heridas del capitán. 

Jean: ¡Au! 

Taylor: Ya se, ya se, te duele. Pero necesito acomodarte el hombro y con eso acabamos, ahora respira hondo. ¿Ok? 

El peliazul hace lo que le dicen, y de un jalón, ponen sus huesos en su lugar. Su camisa desabrochada deja ver varias vendas cuidadosamente colocadas, aunque ya ligeramente teñidas con sangre, indicativo de lo cerca que estuvo Jean de… bueno, de expirar. 

Jean: *jadeo* Gracias, Taylor. 

Taylor: No tienes porque. Y ahora van ustedes. 

El joven pelirrojo se dirige a las Trillizas, pero estas se echan para atrás al verlo venir, y por la Forma en que lo hacen, Taylor nota tanto desconfianza como desdén, aunque no sabe si es eso lo que debería interpretar. 

Ink: No, gracias. 

Tear: No hace falta. 

Gift: Estamos bien. 

Taylor: ¿Seguras? Les dieron un buen… 

Gift: ¡Que si carajo! 

A pesar de lo hostiles que se están portando, Taylor reconoce que tiene razón. Gift parece estar ilesa. Tear, después de unos cinco litros de agua y un montón de galletas, parece haber recuperado algo de su energía, e Ink, la única con heridas visibles, solo tiene unos cuantos rasguños y no parece sufrir de ningún dolor al moverse o algo. 

Taylor: Bueno… como quieran… pero si se sienten mal. Avísenme. 

Ink: Aha, claro. 

James: Bien, entonces, si todos están bien, ahora puede preguntarles ¡¿Quién carajo eran esos tipos!? 

Isabel: Casi los hacen pedazos. Casi nos hacen pedazos. 

Tear: Je, y que lo digas. Estábamos en nuestros asuntos y una bala nos cayó de la nada. 

Gift: Salimos y los vimos a ellos, disparándonos. Sin motivo, sin provocación, sin oferta de rendición. Simplemente querían destrozarnos. 

Ink: Y mas cuando el que supongo era su líder solo nos vio a nosotras y a nuestra bandera. Era raro. Como si estuviera esperando encontrarse con alguien especifico. 

Jean: Era yo… 

Ink: ¿Eh? 

Todos sus camaradas y sus aliadas se le quedan viendo al peliazul, con rostros que expresan entre confusión y preocupación. 

Jean: El tipo sabia mi nombre. El líder. Creo que iba por mi cabeza. 

Samir: Cazarrecompensas entonces…pshe…

Angélique: Pero, ¿Solo a por Jean? Era al único que querían vivo. A los demás nos querían matar, y todos tenemos recompensa. Esto no es por dinero. 

James: ¿En serio es todo lo que sabemos de esos tipos? 

Jean se pone a pensar, y entonces recuerda algo. 

Jean: El que era el líder…  se presento. Dijo que se llamaba… Azrael. Se autoproclamó rl mejor cazarrecompensas del mundo y líder de la Sociedad de los Parca. 

Isabel: ¿¡Sociedad de los Parca!? 

Jean: ¿Los conoces? 

Isabel: Bueno, eran muy famosos… o mas bien infames. Son una asociación de cazarrecompensas que toma patronazgo sobre otros grupos del “mismo gremio”. Deben tener unos varios cientos de miembros.

La mirada de todos los presentes se hace incomoda conforme ella sigue contando. 

Isabel: Operan tanto en Paradise como en Nuevo Mundo, y creo que hasta en algún Blue. Si bien, la mayoría esta ahí por dinero, se dice que los cabecillas, especialmente el líder, no cazan criminales por dinero, sino por gloria y estatus. La Marine los detesta pero técnicamente están dentro de la “jurisdicción”, así que no pueden hacerles nada. Se dice que han capturado a gente de mas de 750 millones de recompensa. 

Jean: Ahora que lo pienso, ese desgraciado tambien menciono a mi padre. 

Bert: Si dices que lo hacen por estatus, creo que tiene sentido entonces. 

Todos se quedan sintiendo escalofríos y con un mal sabor de boca. Ahora hay alguien mas que quiere sus cabezas, o mas específicamente la de Jean solo para presumir de ello, y lo habría hecho, estuvo realmente cerca de hacerlo. Esto les preocupa, pero finalmente, Jean, con algo de esfuerzo por sus heridas, se levanta y habla como el capitán que es.

Jean: Ya tendremos tiempo para lidiar con esto. No hay que olvidar que tenemos una misión y vidas que dependen de nosotros. 

Piratas del Ave Azul: Cierto. 

Big Bird: Cierto, cierto. 

Ink: Vaya. 

Gift: Que inspirador. 

Jean: Entonces, manos a la obra. 

Sus camaradas ya están diciendo que si, pero entonces Tear alza una mano como si estuviera pidiendo permiso para hablar, y Jean, aunque un tanto confundido, se lo “concede”. 

Jean: Ahmm.. ¿Si, Ink? 

Tear: Soy Tear y…  Aish como sea. Lo que dices esta bien, pero tenemos un ínfimo detallito. 

Jean: ¿Cuál? 

La chica señala hacia la popa en la cual sigue atado el Black Roselia, el cual esta prácticamente destrozado. 

Jean: Oh…  eso              

Capítulo 653: Guadañas en todas partes

El estado del pequeño barco es evidentemente deplorable. El techo consumido por las llamas, los muros atravesados de lado a lado por el torrente de Tear, el suelo lleno de carbón , astillas y cenizas mojadas y un montón de las pertenencias de las chicas tiradas o destruidas.

 Tear: Ay, nuestro Roselia…

Ink: ¿¡Porque nos paso esto 

Gift: ¡No es justo! 

Los Piratas del Ave Adul se sienten mal al ver esto, pero la Triada… ellas se sienten horrible y por obvias y justas razones. Unos cuantos minutos pasan y los del Ave Azul se empiezan a preocupar porque las trillizas no hacen nada mas que ver su nave. Y es entonces cuando notan que las tres están lagrimeando.

James: Ahmmm… ¿están bien ustedes tres? 

Ink: ¿Qué? 

Tear: Ah, si, si. Seguro 

Las trillizas de la mancha y de la lágrima se apresuran a secar sus ojos, aparentemente avergonzadas y ponen sonrisas que se ven sorprendentemente autenticas, aunque saben que no lo son. 

Bert: ¿Seguras? 

Es con esta pregunta, que la tercera trilliza, que solo había bajado la cabeza para esconder sus ojos, se pone a llorar en serio, Y sus hermanas ponen sus manos sobre sus hombros para confortarla y confortarse a ellas mismas. 

Gift: *sniff* Por supuesto que no. Es nuestra casa. Nuestra vida entera esta ahí. *sniff*

Las trillizas se quedan cabizbajas tras esto, pero entonces oyen algo que las hace alzar la cabeza muy,  muy rápido. 

Jean: No se preocupen, les ayudaremos a repararlo. 

Trillizas: ¿Qué? 

Jean: Bert puede ayudarles. ¿Cierto, Bert? 

Bert: Por supuesto. Además, no hay ningún barco que no pueda reparar. 

Evangeline: Yo puedo ayudarles también, señoritas. 

Samir: Y yo. 

La tres chivas los miran como si estuvieran locos, y tambien piden una explicación de forma implícita, explicación que Jean les da. 

Jean: Como aliados es lo menos que podemos hacer. Además, es mi forma de agradecerles por salvarme allá… y de disculparme tambien. Me porte como un cretino antes… lo siento, no estaba teniendo un buen día. 

Las tres chicas , aun con lagrimas frescas en sus rostros, le miran por un segundo, y al siguiente, se le lanzan encima al peliazul atrapándolo en un abrazo triple. 

Gift: ¡Gracias! 

Jean: Au. Au au au au au. 

Ink: ¡Ay, lo siento! ¡Lo siento! 

Tear: Perdón, olvidamos tus heridas. 

Jean: No hay pasón… 

Las tres chicas le sueltan entonces y secan sus ojos y mejillas, ahora con una nueva sonrisa. 

Tear: Gracias…

Ink:… de nada y… 

Gift:… disculpa aceptada. 

Tras esto, las chicas se toman un momento para rescatar sus cosas de su nave, y llevar lo necesario a la Spirit. A Tear se le puede ver cargando ropa, zapatas y varios objetos de aseo personal. 

Tear: ¿Dónde puedo poner esto? 

Katrina: Oh, el cuartel de las mujeres es por aquí. Sígueme. 

Tear: Gracias. 

Ink, por su parte, lleva consigo decenas de libros, y un montón de material de arte. Pinceles, brochas, pasteles, lienzos, y algunos dibujos tambien. 

Angélique: Vaya, no sabia que les gustaba el arte. 

Ink: Y nos gusta mucho, pero mas a mi que a ellas, jiji. 

Angélique: Si gustas, puedes poner todo eso en la biblioteca. 

Ink: ¿Tienen biblioteca? 

Gift, por ultimo, trae otras cuantas cosas. La comida que pudo salvar, una quincena de cactus miniatura, un par de juegos de mesa y lo que parece ser un montón de artefactos electrónicos. No obstante, ella parecer tener problemas para cargar todo, y tropieza, por lo que Jean, aun a pesar de estar adolorido, la ayuda a levantarse y a sus cosas. 

Jean: Veo que tienen muchos pasatiempos. 

Gift: Ah no, estos son míos en su mayoría, jeje. 

Jean: Bueno, no esta mal. A mi tambien me gustan las plantas y tengo una colección de plumas. 

Gift: Cool. 

Pero mientras levanta las cosas de su aliada, Jean ve algo que casi lo deja de piedra. Algo parecido a un botón , que prende y apaga, con un símbolo en él. Una guadaña de doble hoja.  El mismo símbolo que tenia el tal Azrael y su gente en su bandera. 

Jean: ¿De donde sacaste esto? 

Gift, ante la pregunta, se pone nerviosa, pues cree que ha descubierto que falta de su barco.

Gift: Yo… ahm… lo freí por accidente. Así que lo tome para arreglarlo. Esperaba poder devolverlo sin que se dieran cuenta. Lo siento. Pero bueno, ya lo arregle así que puedes tomarlo y… 

Jean: Woah, woah, woah, woah. Espera un segundo. ¿A que te refieres con devolver? 

Ahora, tanto la trilliza como el peliazul se ven confundidos. 

Gift: Eso estaba en tu barco. Lo tome cuando estábamos en la base ¿No es tuyo? 

Jean: No… 

El muchacho toma entre sus dedos el botón que prende y apaga, lo mira, mira la Guadaña en este, y entonces tiene una especie de revelación. El símbolo no es solo el que estaba en la bandera de su ultimo atacante. Tambien estaba en el cinturón de aquel wotan que lo ataco a él y a su familia. Qué tambien es el mismo símbolo que estaba en las espaldas de todos los hombres del tal Yibril. 

Jean: Nos han estado siguiendo desde entonces… 

Gift: ¿Ehh? 

Jean: Y no solo a mi…  ¡a mi familia! 

Gift: Pluma, no entiendo un carajo de que me estas hablando. 

Jean: ¡Esta cosa! ¡Tiene el mismo símbolo de los tipos que nos atacaron hace un rato! ¡Y tambien los tipos que enfrente cuando estuve fuera de la base! 

Gift: Entonces… ellos debieron ponerlo ahí.  ¡Esta cosa es un rastreador! ¡Ahora entiendo porque carajos tenia un repetidor! 

Jean: Y es por eso que las atacaron a ustedes, porque tu lo tenias. 

La chica no puede evitar sentir un escalofrío. 

Gift: Iiiish, no se si es mala suerte para nosotras o buena para ustedes. 

Jean: Hay que apagarlo, seguramente estén siguiéndonos justo ahora. 

Gift: ¿Apagarlo? ¿no seria mejor tirarlo o destruirlo? 

Jean: Confía en mi, tengo una idea.

Gift: Ah, ok…

La chica entonces toma el botón y le da una pequeña descarga eléctrica que vuelve a descomponerlo y se lo entrega a Jean, el cual se lo guarda en su guante de cetrería.              

Capítulo 654:Razones para preocuparse y no preocuparse

Un rato mas tarde...

Los Piratas del Ave Azul y la Triada de Sangre se encuentran todos juntos en la sala de reuniones, comentando cual será su siguiente movimiento. 

Samir: ¿Cuál es el plan? Ahora que el Roselia esta incapacitado temporalmente. 

Angélique: El plan seguirá siendo el mismo, solo que la Triada no se adelantará hasta que avistemos a los Golden. 

Tear: Cuando tengamos confirmación visual,  Ink usara su Fruta Kara Kara para camuflar su barco y camuflarnos a nosotras mismas. 

Ink: Eso. 

Gift: Usaremos Jet Boards para llegar e infiltrarnos

Jean: Después de eso, el plan sigue exactamente igual. ¿Entendido? 

Todos: Entendido. 

Big Bird: Entendido, entendido, ahhh. 

Jean: Bien, ahora manténganse descansados pero preparados.

Todos: Si. 

Las Trillizas se van entonces a hacer sus cosas , pero los Piratas del Ave Azul se quedan a escuchar algo más que tiene que decir. El peliazul les cuenta, sobre el descubrimiento que hizo gracias a Gift, y todos se muestran preocupados. 

Bert: Entonces, ¿esos tipos nos llevan siguiendo desde entonces? 

Jean: Eso parece. 

Mia: Joder… 

Samir: Ay no, acabo de recordar algo. Recuerdas a la bruja climática y a Reaper. Los dos eran cazarrecompensas, y Reaper parecía tener compañeros. Ya te había a sugerido que a lo mejor estaban ligados. ¿Qué tal si ellos tambien trabajan para este tal Azrael?

James : Si ese es el caso… El pervertido ese… el tal Taze. ¿Qué no trabajaba para Reaper?

Taylor: Nos quería entregar a alguien, ¿recuerdan? 

Angélique: Basándonos en eso, estos tipos nos siguen desde Paradise. 

Todos se quedan serios tras llegar a esa conclusión. Un montón de asesinos… sicarios… cazarrecompensas, esta tras de sus cabezas, de la de Jean, la de su familia. Pero tras unos segundos, Jean sacude el silencio al decir… 

Jean: No se desanimen. Los hemos sobrevivido hasta ahora, ¿no? Además, ya tenemos a la Marine encima de nosotros como puñetera cabra, tambien podemos con estas mierdas. 

Todos: ¡Si! 

Inspirados por las palabras de su capitán, todos salen de buen animo a seguir con sus deberes y rutinas diarias. Jean no obstante, sigue preocupado y va hacia su cuartel. Angélique le sigue al notarlo, y lo descubre mirando una pequeña vitrina de vidrio en donde están las Vivre Cards de su padre y hermanos. 

Angélique: ¿Te preocupan, verdad? 

Jean: Pues claro que me preocupan. Son mi familia después de todo. 

Angélique: ¿No tienes forma de contactarlos? 

Jean: Solo las Vivre Cards. 

Angélique: Bueno, eso es bastante. Puedes saber si están bien con solo verlas. 

Jean: ¿Qué cosa? 

Angélique : ¿No sabias? Taylor me dijo que las vivre card tambien reflejan el estado de las personas a las que pertenecen. Si están bien, el papel se queda igual, pero si no lo están, el papel empieza a quemarse. 

Jean: Oh, ya veo. 

Jean mira de nueva cuenta la vitrina. Los tres papeles están moviéndose en distintas direcciones, todos en perfecto estado. Al ver esto, Jean se siente mas relajado. 

Angélique : Ellos están bien. Y sin fuertes, igual que tu. Además, se supone que se verán pronto. Podrás decirles entonces. 

Jean: Si, tienes razón. Gracias, Angie. 

La chica le sonríe con las mejillas un tanto sonrosadas. No mucho después, se oye el anuncio de que el almuerzo esta listo, y todos, incluyendo sus invitadas, y sin dejar de estar en sus deberes, comen lo que les ha preparado Mia. Unos deliciosos sandwiches de queso fundido con tomate y agua de sandia. Sus invitadas, de hecho, parecen comer mucho mas y con más gusto. 

Katrina: ¡Que rico! 

Ink: Joder, esta delicioso. 

Gift: Tantos años desperdiciados sin comer esto. *se limpia una lagrima ficticia*

Isabel: Los sándwiches de Mia ya eran lo mejor desde que éramos niñas, pero se ponen mejores con el tiempo. 

Mia: Igual que yo, jejeje.

Todos se ríen por el chiste y disfrutan de su comida, pero hay alguien que no se ve tan feliz. Tear, la hermana de la lagrima, se ve un tanto pálida. Esta mareada y hasta nauseabunda, pues tiene que hacer un gran esfuerzo para no vomitar su actual almuerzo. Taylor, que esta a unos metros de ella, se da cuentas y se preocupa. 

Taylor: Tear. ¿Estas bien. 

Esto alerta tambien a sus hermanas, que de inmediato se ponen nerviosas, y al resto del Ave Azul, pero Tear solo sonríe. 

Tear: Si, si. Estoy bien… solo… talvez algo cansada. 

Taylor: ¿Segura? Deja que te revi… 

Tear: ¡No! 

La chica grita tan fuerte que asusta un poco a los presentes. La chica se da cuenta y procede a calmar los ánimos. 

Tear: Les juro que estoy bien, solo algo cansada.

Isabel: Recuéstate un rato. Usa una de las camas del cuartel. 

Tear: Te voy a tomar la palabra. Gracias, y gracias por la comida. 

Mia e Isabel: De nada… 

La chica se mete entonces en la cabina y cierra la puerta de si. El resto del Ave Azul se ven preocupados pero lo deja pasar… excepto por el médico y el capitán. El primero se da cuenta de que las hermanas de Tear están nerviosas, y no parece no ser solo por el estado de ella, sino por algo más. Jean por su parte, recuerda la batalla contra Azrael, y los ojos que ella tenia. Irises azules y brillantes. Escleróticas negras. 

Jean: Hmph… 

Tear, por su parte, en lugar de ir al cuarto, ha ido al baño. Esta pálida, jadeando y sudando frio. Le cuesta estar en pie y súbitamente siente una arcada y vomita en la tarja. 

Tear: *cof cof* Ughh… maldición… 

Al hacerlo, se siente mejor, pero al alzar la cara al espejo, se alarma al ver que de sus lagrimales esta saliendo sangre, por lo que abre la llave para que corra el agua, para lavarse la sangre y el vomito.  

Tear: Tengo que resistir ... Solo un poco más... Ya no falta tanto el final.  

el final…              

Capítulo 655: Eliminación silente

Esa misma noche… por la madrugada…

La Spirit sigue avanzando a paso veloz. Para poder mantener el ritmo, piratas y ladronas toman turnos, unos duermen y otros se preparan. Por ejemplo, Isabel se acurruca en una de las camas del cuartel de mujeres, dormida, mientras Mia le patea la cara en sueños. 

Mia: *babeando* Alitas calientes… 

En las otras dos camas de la habitación están Angélique y Katrina en una, y Tear e Ink en la otra. Las primeras duermen abrazadas, dando una imagen un tanto adorable. Las hermanas tambien, pero incluso en sueños, Ink parece ser cautelosa con su abrazo, como si temiera lastimar a su hermana. 

Bug Bird: *roncando* 

Por su parte, en el cuartel de los hombres descansan James, Samir y Big Bird. Uno en su cama, otro en su hamaca, otro en su percha. Todo esto indica, que los que están despiertos, son Jean, Bert, Evangeline, Taylor y Gift. 

Jean: ¿Nada aun? 

Gift: No, todo tranquilo. 

Jean, junto con Taylor, se encarga de mantener los aparejos en orden, mientras que Gift vigila, Bert esta al timón y Evangeline prepara las armas y el parque de la nave para tenerlas listas cuando llegue el momento adecuado. 

Jean: ¿Creen que tardemos mucho mas? 

Bert: No lo se. Aunque la Vivre Card empieza a moverse más, seguramente nos estamos acercando. 

Una hora más pasa y llega el cambio de turno. Angélique, James, Big Bird e Isabel salen para cubrirlos. 

Angélique: Ve a dormir, Bert. Yo me encargo. 

Bert: Gracias. 

Pero, para sorpresa de todos, tambien sale Tear, la cual aun no se ve muy bien. Gift inmediatamente la aborda, con semblante un tanto preocupado. 

Gift: ¿Te sientes bien? 

Tear: Mejor, al menos. 

Gift: Si no te sientes al cien, déjame ir por Ink, ella… 

Tear: No, déjala dormir. Y duerme tu tambien. Estaré bien, solo me sobre esforcé pero no volveré a hacerlo. 

La trilliza de la cicatriz ve a su hermana de la lagrima con una mezcla de incredulidad y preocupación, pero al final, solo suspira y lo acepta. 

Gift: Bien. No te excedas. 

La chica se mete a dormir sin darse cuenta de que Jean y Taylor han escuchado su conversación y tambien se notan preocupados, aunque deciden que tambien tienen que descansar por ahora. No obstante, cuando van a cerrar la puerta de la cabina... 

Big Bird: ¡A las once! ¡A las once! 

Todos los que estaban entrando, salen de inmediato y junto los de afuera, fijan su vista en el punto que ha mencionado su alado camarada. Una formación rocosa se alcanza a ver, muy pequeña siquiera para llegar a islote. James apunta su mira telescópica y observa a traves para obtener un mejor ángulo. 

James: Hay un barco allí. Por las luces apagadas, diría que la tripulación entera esta durmiendo, seguro pararon ahí para descansar. 

Jean: A ver… 

El Peliazul toma el pedazo de vivre card que le dio Gareth y deja que se mueva en su mano. Su dirección esta clara, se mueve hacia el barco anclado. 

Jean: Deben ser ellos, definitivamente. ¡Preparados, todos! 

Los Piratas y Ladronas despiertan a sus compañeros dormidos y se preparan para llevar a cabo el plan. Las Trillizas, ya cargadas con sus Jet Boards saltan al mar con cuidado y luego, Ink toma de la mano a sus dos hermanas, tomando todas los colores del oscuro mar que tienen debajo. 

Ink: Nuestro camuflaje, listo. Ahora el suyo… 

La chica toma ahora a la Ocean Spirit, tornándola del color del mar y el cielo nocturno. Son prácticamente invisibles a los ojos comunes. 

Ink: Listo. 

Tear: Muy bien. ¡Vamos, Triada! 

Gift: ¡Si! 

Jean: Con cuidado, chicas. 

Las tres salen a toda velocidad por el mar, siendo solo visibles las estelas que dejan. Los del Ave Azul, por su parte, permanecen expectantes y listos. 

Jean: Solo queda esperar. 

No pasan ni dos minutos antes de que las Trillizas lleguen a la nave anclada. Su bandera, que revolotea como una oscura mariposa en el viento ostenta una moneda con un cráneo. Eso lo confirma, el barco definitivamente es de los Golden Doubloon. No parece haber ni un alma despierta, lo que las chicas toman como ventaja extra.

Ink: Madames, concédanme sus manos. 

Gift: Jaja, ok. 

La trilliza de la mancha les quita el camuflaje marino y les otorga uno que las confunde con la nave, prácticamente se ven como sombras. 

Tear: Muy bien, ahora a buscar a los prisioneros.

Pero lo que ninguna de ellas podría adivinar, es que, en una parte profunda y oscura de la nave, una figura humanoide va moviéndose, y en cuanto las chicas pusieron pie en la nave, esta enciende una equis hecha de luz donde debiera estar su rostro y luego una voz profunda y hasta metálica sale de su cuerpo.

¿???: Intrusos detectados. Iniciando protocolo de eliminación silente.                

Capítulo 656: Protocolo de demolición

En el Spirit, todos esperan pacientemente a que las trillizas den la señal y poder empezar con su parte del plan.  James, Katrina, Evangeline, Samir e Isabel ya tienen a punto sus armas. Mia se mete en su camisa una botella de whisky de 10 años y Jean, Angélique, Taylor, Big Bird y Bert se preparan física y mentalmente. 

Jean: Vamos, chicas. Confiamos en ustedes. 

Adentro del navío de los Golden Doubloon, las trillizas avanzan en fila, moviendo sus pies de tal forma que no hacen ni un ruido, demostrando una vez mas su maestría para el sigilo. Luego, empiezan a abrir varias puertas. La primera que ven tiene solo una gran cama, un escritorio, un armario y un espejo pero tiene tanta opulencia que parece la habitación de alguna princesa. En la cama, hay una silueta hecha bola.

Ink: *susurrando* Cuanto lujo. 

Tear: *susurrando* Debe ser el camarote del capitán. 

Gift: *susurrando* Hmmm… recuérdenme decorar el camarote asícundo reparen al Roselia.  

La siguiente puerta lleva a un cuartel extremadamente grande y muy desagradable. Huele a licor, tabaco y orín. Esta lleno de hamacas una sobre otra y hay hombres y mujeres durmiendo ahí. 

Ink: Que asco. 

Gift: Con suerte, todos los demás tripulantes están ahí. 

Las chicas pasan por varios cuartos más. Un comedor y una cocina tan repugnantes como el cuartel. Una forja apagada que alcanza a emitir destellos dorados, producto del oro residual que queda en ella y varias bodegas, unas con demasiado oro para poder contar, otras con armas, y una mas con comida… y un tipo. 

Tear: ¡…! 

Un hombre con aspecto de haber recibido una paliza recientemente  y ropas sucias duerme acurrucado en un costal de arroz. Este despierta al oír el ligero sonido de la puerta rechinar y las tres hermanas emiten un leve jadeo al ver que este las mira. Pero, de forma totalmente inesperada, este se voltea hacia el otro lado y se vuelve a acurrucar. 

Meatsack: Ugh... El licor esta al fondo, ahora déjenme dormir. 

Las chicas se quedan de piedra por este mini incidente. Ya sea por la oscuridad, probable ebriedad o porque simplemente no le importa, el hombre no las ha reconocido como intrusas, por lo que cierran la puerta y siguen su camino. 

Ink: *gritando a susurros* ¡No me jodas! ¡Eso estuvo cerca! 

Hasta el momento, la búsqueda de sus aliados prisioneros ha resultado ser infructuosa pero aun les falta un par de cubiertas inferiores. Las chicas bajan con todo el silencio que es posible, pero al hacerlo, se oyen unos pasos fuertes y pesados , por lo que Tear, a la cabeza, se voltea para reñirle a su hermana. 

Tear: Gift, guarda silencio, o harán que si nos descubran esta vez. 

Gift: Pero si no fui yo… 

Tear: ¿Entonces quien…?

La chica voltea la cara hacia el frente de nuevo pero choca con la nariz y la frente contra algo metálico, lo que le causa dolor.

Tear: Agh… me… estúpida… 

Pero entonces, la hermana de la lagrima alza la cabeza y se encuentra con un silueta enorme, vagamente humana. Esta tiene una luz verde en forma de equis donde debiera estar su rostro, y aunque no tiene ojos, las trillizas sienten su mirada. 

¿???: Protocolo de eliminación silente en proceso. 

La gravedad y falta de humanidad de la voz, así como sus palabras, alertan a las chicas que eso no esta bien, y esto se reafirma cuando la equis de luz verde se torna roja y empieza a brillar con más y mas fuerza. 

Gift: ¡Al suelo! 

Un laser sale disparado de la equis y Gift salta y derriba a sus hermanas justo a tiempo para evitar que salgan heridas. No obstante, el impacto causa una pequeña explosión y un incendio, despertando por el. Ruido a un montón de tripulantes. 

Pirata 1: ¿Qué mierda fue eso? 

Pirata2 : ¡Vino de abajo! 

La silueta de la equis, al ver fallado su tiro, se pone de nuevo frente a las hermanas. 

¿??? : Protocolo de eliminación silente fallido. Activando Protocolo de Eliminación por demolición

Ink: Eso no se oye bien… 

Y la trilliza de la mancha tiene razón. Pronto, muchos piratas, todos con alguna clase de maquinaria en sus cuerpos las rodean, y ellas se ven obligadas a tomar posiciones de combate. 

Pirata 1: ¡Intrusos!

Gift: P*ta, nos jodimos.

In: *sarcasmo* No, ¿en serio? 

Tear: A la p*ta el sigilo. Ya saben que hacer.

Gift: ¡Contenerlos!

Ink: ¡Buscar a los prisioneros y llamar “al Ave”!

Tear: Y yo al timón.

Pirata 2: ¡Dejen de hablar mierdas y…!

Ink: ¡Sgraphiate!

Pirata2: ¡Gahh!

La hermana de la mancha deja tuerto al pirata que gritaba al dispararle una aguja con los dedos justo en el ojo. Sus hermanas mientras se van abriendo camino a su manera. En la Ocean Spirit, todos sienten que algo va mal cuando notan que algunas luces del barco enemigo se han encendido.

James: ¿Las habrán encontrado?

Jeanb Espero que no. 

Evangeline: Tal…

Pero en eso, la capa de Jean suena, revelando ser su Den Den Mushi personal, y al contestarlo…

Ink: ¡Pluma! ¡El plan se fue a la mierda. ¡Plan B!

Jean: Agh, temí que dijeras eso. ¡Plan B, chicos!

Katrina: ¡Y ese cual es!

Su capitán solo se transforma en su forma arpía y alcanza a decir antes de salir volando.

Jean: ¡De cabeza hacia el enemigo!                 

Capítulo 657: Oferta y Contraoferta

Tras cortar su llamada, Ink sigue abriéndose camino para hallar a los aliados capturados. Sacando de su mochila par de gurbias para linóleo, la chica despacha enemigos clavándolas como si fueran pequeños cuchillos. 

Ink: ¡Linography!

Pero al dar vuelta en una esquina, tiene que detenerse en seco para no chocar de frente con otra figura metálica con equis en la cara, y otra detrás de esta, y otra detrás de esta. 

Ink: Uy…. 

Tear y Gift, ppr su parte se hacen sus propios caminos, terminando ambas en la cubierta superior. 

Gift: ¿Qué haces aquí, Tear? Se suponía que destruirías el timón.

Tear: *sarcasmo* Aha, claro. Lo voy a destruir desde adentro. 

Gift: Ah, si. Perdón,  jejejeje. 

Casi al mismo tiempo, Jean llega a la cubierta y aterriza, despachándose a otro enemigo al caerle encima. Los Piratas Golden Doubloon se ven sorprendidos, y las hermanas, complacidas y molestas a la par, todo mientras siguen enfrentando a sus enemigos. 

Gift: Ya era hora. 

Tear: ¿Y los otros? 

Jean: En camino. Además, no me tarde y no es mi culpa que “arruinaran” el plan, je. ¡Ara Schlag! 

Tear: Sorry, pero nos detectaron de otra forma. Haki o tecnología, no se, no lo consideramos. ¡Upward Straight Kick! 

Jean: Pshe… ya veo. ¿Y su otra hermana? ¿Y los prisioneros? ¡Ara Fubtrit!

Gift: Ink ya debió encontrarlos. ¡Shock Box! 

Entre ellos tres solamente, ya deben haberse despachado a una quincena de enemigos solo en la cubierta. Tear incluso sonríe complacida al noquear a uno. 

Tear: ¡Ja! ¡Por ramera! 

Esto hace reír a Jean por lo espontáneo que le parece pero súbitamente, siente algo venir hacia su aliada por lo que la jala de la gorra de su parca para quitarla del camino. 

Jean: ¡Cuidado! 

Tear: ¡Oye! ¿¡Que te pas…!? Woooh… 

Tanto la trilliza de la lágrima como el peliazul se quedan sorprendidos al ver que la puerta del camarote del capitán sale disparada por lo que parece ser un rayo de energía. Acto seguido, sale una mujer. Alta, muy alta, incluso superando a Jean. Piel como chocolate, cabello de ala de cuervo, labios azabache, piernas largas y sensuales. Un enorme y hermoso cañón. Jean y las hermanas lo saben entonces.

Jean: Cañón de oro… 

Pandora: ¡Muy bien! ¡¿Que mierda esta pasando aquí?! 

La mujer fija su vista en las Trillizas y frunce la nariz como si hubiera un olor nauseabundo en el aire. 

Pandora : Tsk…  se quienes son. La Triada de Sangre. Viles ladronas muertas de hambre.

Gift: Pues tu no vendes piñas, ¿eh? 

Pandora: Seguro quieren mis riquezas, p*tas desgraciadas. 

Tear: *sarcasmo* Si, seguro… 

Pero entonces, Cañón de Oro se da cuenta de la presencia de Jean en el lugar, y le dedica una mirada extensa y curiosa. 

Pandora: ¿Pero que tenemos aquí?  ¿Pluma Azul-Dorada? He oído mucho de ti, Jean Black. Hmmm. También eres mas apuesto de lo que creí. De ti la verdad no tengo idea así que podrías decirme, guapote, ¿Qué haces en mi nave? 

Jean, sin abandonar su posee altiva y hostil, le responde con ira en la voz. 

Jean: Es bastante simple, “Cañón “. Secuestraste a 23 de mis aliados, así que hemos venido a por ellos. 

La capitana de los Golden Doubloon se ve sorprendida por la respuesta de aquel que asalta su navío. Pero ni medio segundo pasa y esta suelta una risotada tan larga y tan fuerte que le saltan unas lágrimas. 

Pandora: Ohohahaha. Si es eso lo que quieres entonces podemos hacer un trato por mi “mercancía”. 

Sabiendo que se refiere a los prisioneros, Gift y Tear de inmediato se enojan y mucho. 

Gift: *sarcasmo* Si, claro. 

Tear: Puedes meterte tu trato por el… 

Pero inesperadamente, Jean las interrumpe, con una sonrisa en el rostro y sin su pose de batalla. 

Jean: Un trato, ¿eh? Me interesa. 

Tear y Gift: ¿¡Qué estas loco o qué!? 

Ante esto, Pandora se vuelve a reír , aunque más bajo esta vez. Cierra un poco su distancia con el peliazul y luego vuelve a hablar. 

Pandora: Me agradas, Black. Y pareces ser un hombre de negocios, muy inteligente. Muy bien, ¿que ofreces por los 23? ¿Cuál es tu oferta? 

Pero entonces la mujer se da cuenta de una luz roja que se posa directo en su frente, nada más y nada menos que una mira laser. Con horror se da cuenta de que su barco no esta solo, la Ocean Spirit perfectamente camuflada esta al lado, y desde sus aparejos James y Evangeline le apuntan con la Star Blaster y el Providence respectivamente. Payne ni siquiera tiene tiempo de apuntarles de vuelta. 

Jean: Te ofrezco esto, “Cañón”. Tu me das a los 23 prisioneros y sales de aquí con tu cabeza integra. Puedes decidir negarte, pero te advierto, mis muchachos nunca fallan un tiro. ¿Se oye bien mi oferta? 

Las Trillizas se empiezan a reír por esto,  y lo inesperado que ha sido tambien para ellas. Pero contrario a lo que creerían, Pandora sonríe, lo que las hace preocuparse tanto a ellas, como a Jean y a sus camaradas. 

Pandora: No suena mal, pero no me convence. Aquí esta mi contra oferta.  ¡Duff! ¡Muchachos! 

La mujer chasquea los dedos, creando un inusual sonido metálico y entonces se oyen pasos pesados venir de abajo. Es entonces, que aparece la cosa metálica con ojo de equis que antes ataco a las hermanas, la cual a la luz resulta ser de color dorado y definitivamente no es un ser vivo.

  • Guardia de los Piratas Golden Doubloon. Autómata  de clase DFF-5000 o  “Duff

 Junto a este vienen mas iguales pero de color gris, y varios cyborgs, incluidos Ernest, Red, Eddog y otros más exóticos. Lo que verdad preocupa a los del Ave Azul y a especialmente a la Triada es  tienen a Ink agarrada de los brazos y encañonada a quemarropa. Es su rehén. 

Gift y Tear: ¡Ink! 

Ink: Tsk...                  

Capítulo 658: Pirata Real

Pandora: Ahora, si hacen cualquier cosa estúpida, se muere. Piénsalo, Pluma Azul-Dorada. ¿Qué bala llegaría primero? ¿La tuya o la mía? 

El cyborg que tiene encañonada a Ink le clava más la pistola en la sien para demostrarle que va en serio. 

Ink: Agh… oye.

Pandora: Si se rinden ante mi y hacen todo lo que les diga, no volará la cabeza de esta ladrona estúpida. 

Los Piratas del Ave Azul no saben que hacer y se quedan quietos, pero aun con sus armas y guardias hacia ellos. Jean se ve particularmente tenso, hasta nervioso podría decirse. Pandora lo nota y vuelve a reírse en su cara. 

Pandora: Ay, cariño. Ya puedes dejar de actuar como el hombre que no eres. 

Jean: ¿¡De qué diablos estas hablando!? 

Pandora: Como supernova, me gusta informarme sobre otros supernovas. Me gusta saber que hace la competencia, como tal, he oído mucho, mucho de ti y se que eres suave. Nunca matas al enemigo, ni lo hace tu gente tampoco. No te gusta matar. 

Jean: ¡Cállate! ¡James! 

Pandora: Ay, por favor. Este láser que hay en mi cabeza es una fanfarronada. No me matarás, no tienes el coraje para hacerlo. Y seguro que tampoco quieres dejar morir a tu amiguita. Eres débil. No tienes lo que se necesita para ser un pirata real, pero yo, puedo decirte, que si lo tengo. 

El peliazul se pone mas tenso. Aprieta incluso los puños y la mandíbula. Esta furioso, pero Pandora tiene razón, a Jean no le gusta matar. 

Pandora: Ahora, será mejor que te rindas o no respondo por lo que… 

Pero entonces, al voltear hacia donde esta Ink, la capitana de los Golden Doubloon se da cuenta de que, aun estando encañonada y agarrada fuertemente de los hombros, esta alza la mano. Está pidiendo permiso para hablar, y Pandora está tan sorprendida por ello que la deja. 

Ink: Ahmm… hay algo que no tomaste en cuenta. 

Pandora: ¿ah, si? ¿Qué cosa? 

Ink: ¡Esto! ¡Deconstruction! 

Usando una fuerza que nadie habría creído que tiene, arranca los brazos de los Duff plateados que la sostienen y luego los usa para noquear al cyborg que le apuntaba con la pistola. Luego, ante la mirada sorprendida de todos, grita.

Ink: ¡¿Que están esperando ustedes!? ¡Pártanles la madre!

Y dicho esto, se desata una batalla campal. La hermana de la mancha saca de su bolsillo esta vez una gurbia para metal, y la clava en la cabeza de uno de los robots.

Ink: ¡Gravure! 

Esto rompe los circuitos internos del robot y lo descompone, no obstante, el otro al que había dejado sin brazo se le va encima. Para su fortuna, en el ultimo segundo, este es fuertemente electrocutado por Gift, que ha llegado a ayudar a su hermana. 

Gift: ¡Short-Circuit! 

La segunda máquina cae al suelo, completamente frita. Ante esto las dos hermanas chocan los cinco y hacen un pequeño baile de la victoria. 

Gift e Ink: ¿Quién es genial? ¡Somos geniales! 

Pero resulta ser prematuro pues en ese momento, el Duff dorado aparece y saca a volar a Ink al usar su brazo como un mayal extendible. 

Duff: Protocolo de demolición en proceso. 

Gift: ¡Ink! ¡Maldito! ¡Short-Circuit! 

La hermana de la cicatriz intenta el mismo ataque que uso para vencer al Duff plateado con el dorado, pero no pasa nada, absolutamente nada. El robot solo la “mira” fijo. 

Gift: ¡No me... No me chingues! 

Ink, por su parte, se soba dolorida la mandíbula , donde le han pegado, y se dispone a levantarse, pero antes de poder hacerlo, alguien o algo se le abalanza encima e intenta… ¿morderla en la cara? 

Eddog: ¡Vicious Pitbull! 

El cyborg/mink perro ejerce mucha fuerza y a Ink le cuesta quitárselo de encima, por lo que toma otra gurbia de su bolsita, esta vez una para madera y se la clava en la lengua. 

Ink: ¡Xilography! 

Eddog: ¡Agghh! 

El sabueso se hecha para atrás instintivamente, e Ink aprovecha para pararse. Furioso, Eddog se limpia la sangre de la boca y se pone en pose de combate e Ink hace lo mismo. 

Angélique: ¡Heel Strike! 

Por su parte, tras ver a Ink a salvo, los Piratas del Ave Azul abordan el barco enemigo y atacan a quienes pueden. Angélique es la primera en entrar y despacharse a alguien, pero pronto se ve enfrentándose al que a su parecer es un panda. 

Red: ¡Alto ahí,  loca! 

Angélique: Oh, un oso. ¿Qué me vas a hacer? ¿Abrazarme hasta morir? 

Pero entonces, el mink panda remanga su brazo, y voltea su mano al revés para desprenderla, sacando de ahí algo parecido a una sierra circular. 

Red: ¡Inner Saw! 

Angélique: Pshe…  por una vez que hablo de más. 

Viendo esto, la pelirroja alza su pierna y se prepara para pelear. Sus camaradas no han tardado en seguirla, y enfrentan tanto a cyborgs como a Duffs plateados. 

Katrina: ¡Riot Gear Squad! 

James: ¡Coyote Waltz! 

Samir: ¡Shirotora Gari!

Bert: ¡Hog Chops! 

Isabel: ¡Dahlia Thrust! 

A la par, Evangeline, aprovechando su haki, decide aventurarse al interior de la nave para buscar a los prisioneros, llevándose a Taylor consigo en caso de que haya heridos. 

Evangeline: ¡Están al fondo! ¡Vamos, joven Taylor! 

Taylor: ¡Si! 

Pero conforme avanzan, la mujer alada siente otra presencia, otras dos más precisamente. Estas resultan ser de Ernest y Meatsack, que están escondidos. No obstante, de nada les sirve. 

Evangeline: ¡Ya se que están ahí!  ¡Salgan! 

Ernest: Pshe... Fallo el ataque sorpresa. Ve tu y atácalos. 

Meatsack: ¿Por qué yo? 

Ernest: ¡Y todavía preguntas! ¡Eres Meatsack de mierda! ¡Ve o te ataco yo! 

Al hombre no le queda más remedio que aceptar y sale ante Taylor y Evangeline con los puños en alto. Su aspecto es tan miserable que les da lastima. No obstante, Evangeline sabe que hay alguien más, y lo insta a enfrentarlos. 

Evangeline: ¡El otro tambien! ¡Salga de una vez! 

Ernest, frustrado porque no puede mantener su escondite, aparece en el pasillo y tambien se pone en guardia. 

Ernest: Te convenía mas si me quedaba ahí.  

Y con poses de combate, se disponen a luchar. Afuera, aprovechando todo el caos, Tear salta al agua para romper el timón del barco y asegurarse que no puedan escapar. 

Tear: (Muy bien, esto debería ser…) 

Pero súbitamente, recibe un puñetazo bajo el agua y queda girando y flotando por unos segundos antes de poder recomponerse. Para su sorpresa, una mujer, parte pez y parte metal, la observa furiosamente. 

Sirena cyborg: ¡No se que pretendas, maldita! ¡Pero no lo harás mientras este yo aquí! 

  • Combatiente de los Piratas Golden Doubloon, sirena chromis viridis y cyborg: Meryl “Odisea”

Tear: (Mierda, esto es nuevo.)  

En la cubierta superior, por su parte, se enfrentan capitán y capitán. Pandora apunta a Jean con su arma, y este se torna en su forma Silber-Schwarzt Harpyie. 

Jean: ¿Qué decías sobre no ser un pirata real? 

Pandora: Tsk…  te lo demostrare sobre la marcha entonces.                    

Capítulo 659: Mejoras

Red: ¡Inner Saw! 

Angélique se enfrenta al mink panda/cyborg. Este intenta atacarla con su sierra circular. La pelirroja esquiva, pero el brazo mecánico del mink es veloz y errático, por lo que alcanza a hacerle un leve corte en la barbilla. 

Angélique: Agh. 

Red: Je. 

Angélique: Conque esas tenemos, ¿eh? En ese caso. ¡Swing Heel Strike! 

Cuando el mink intenta irse encima de ella otra vez, la chica lo esquiva dando un giro y al mismo tiempo, una patada que parte la articulación del brazo mecánico, haciendo que se caiga. 

Red: ¡Arghh! 

Angélique: Será mejor que te rindas. No harás mucho desarmado. 

Pero extrañamente, su enemigo se ríe. 

Red: Jejeje. Si solo tuviera un solo “uso”, no sería útil para nada. 

El cyborg panda entonces extiende su muñeca y de este sale otro bracito mecánico, esta vez, con una hoja de navaja similar a un bisturí. 

Red: ¡Inner Blade! 

Angélique: Tsk…

El panda inmediatamente carga contra ella, dispuesto a apuñalarla, pero Angélique hace gala de una velocidad mayor y esquiva en el último momento, para acto seguido, darle una patada en el estomago. 

Angélique: ¡Lance Heel! 

Pero contrario a lo que deseaba que pasara, Angélique siente un dolor intenso en todas sus articulaciones, y Randall esta intacto, esta riéndose de hecho. Este, aprovechando que su enemiga recula levemente, aprovecha para hacerle un corte severo en la pierna. 

Red: ¡Inner Blade! 

Angélique: ¡Aghh! 

Angélique se hecha para atrás, escurriendo algo de sangre. Tiene un agujero en la pierna y por lo que puede ver y sentir de forma inmediata, tiene unos cuantos centímetros de profundidad.  Usa entonces sus manos para apretarla y tratar de parar un poco la sangre y el dolor, cosa que causa la risa de Red. 

Red: Ja. ¿En serio creíste que podrías contra mi? 

Angélique: No creía. Creo. 

Red: Ay, por favor. Jamás podrías contra alguien como yo. Ningún ser normal podría contra mi. He sido mejorado…

El mink se da golpecitos en el torso, como si tocara una puerta, revelando un sonido metálico. El brazo no es lo único que le han reemplazado. 

Red:… y tus “patadas de señorita” no me harán daño. 

Pero contrario a lo que esperaba, Angélique no se amedrenta, solo se pone seria. 

Angélique : Ya veo. En ese cado tendré que ponerme seria. 

Acto seguido, la pelirroja sonríe, lo que hace al cyborg sentirse incomodo. 

Angélique: ¿Quieres ver una verdadera mejora? 

La navegante alza su pierna herida y esta comienza a brillar en color negro. El mink parece reconocerlo, y se preocupa. 

Red: (¡¿Esta payasa sabe usar haki de armadura!?) 

No obstante, Red vuelve a lanzarse hacia ella de la misma manera, demostrando ser un serio error cuando Angélique se mueve mas rápido que el y le rompe su cuchillo de una patada, para luego asestarle otra en el hocico. 

Angélique: ¡Charcoal Heel Breaker! 

El panda es enviado a volar con la boca, la nariz… el hocico en resumen, sangrando profusamente. 

Red: *escupe* Maldita… ¡Inner Drill! 

De improviso, Red saca otro brazo mecánico de su muñeca. Este tiene un taladro que por su tamaño bien parece una broca de concreto industrial girando a una velocidad de vértigo. Este arremete contra Angélique de nueva cuanta y ella bloquea con su haki, esperando romper el taladro tambien, pero inesperadamente, este solo se patina hasta llegar a la parte de su pierna que no esta imbuida, causándole otra fea herida, aun mas fea que la anterior

Angélique: ¡Kyah! 

Red: Jajajaja. Aleación de  titanio, acero y cobalto con un 1% de kairoseki. 

Angélique: Tch… 

Le pelirroja se hace para atrás, cubriendo de nuevo su herida, mientras su enemigo se rie. 

Red: ¡Te lo dije! ¡Mis mejoras y herramientas son mucho mejores que tu haki y tus piernas. Alguien normal no puede contra mi. 

Angélique: Si…  ya vi que tus “herramientas” son de gran potencia…

El panda sigue riendo porque cree que su rival esta admitiendo su derrota, pero, da un parpadeo y ya tiene a Angélique hundiéndole todo el abdomen con una patada. 

Angélique: ¡¿… pero pueden hacer esto!? 

El mink medio metálico vomita entre sangre y aceite. Su estomago esta sumido, abollado. La chica le asesta otra patada, y le despedaza su broca. 

Angélique: ¡Charcoal Heel Breaker! 

Red: ¡…! 

Angélique: No importa si eres una navaja suiza viva, tu utilidad se define en tus acciones y habilidades, no en “herramientas y mejoras”. ¡Charcoal Heel Strike! 

De otra patada, lo manda disparado contra una baranda. El mil usos, aunque intenta levantarse, ya no puede, y empieza s entrar en pánico al ver a Angélique acercarse. En un intento por defenderse y matarla de una vez, saca un nuevo brazo, el cual, tiene una pequeña flama en su punta. 

Red: ¡Inner Heat! 

Una inmensa llamarada sale entonces disparada del brazo mecánico, un pequeño lanzallamas de alto poder. Parte de la madera alrededor empieza a chamuscarse pero Angelíque, aun con su pierna negra de haki, se cubre, partiendo la llamarada a la mitad y al mismo tiempo, sobrecalentando su suela y avanzando hacia él. 

Angélique: Gracias por ahorrarme la molestia de encenderlo yo misma. ¡Ember Heel Beheader!

Y entonces, haciendo un ángulo de 180 grados con sus piernas, pega una patada en la cabeza del mink/cyborg tan fuerte y tan caliente que le deja la marca del talón marcada a fuego, como si fuera una res. Randall cae al suelo tras eso, derrotado y humeando levemente. 

Angélique: Mejora eso, idiota.                      

Capítulo 660: Sabueso

Ink: ¡Xilography! 

La trilliza de la mancha en la cara sigue enfrentando a Eddog. Esta intenta clavarle una vez mas su gurbia de madera, pero Eddog, como mink, tiene la agilidad natural de estos, por lo que esquiva todos los intentos y luego, mete un golpe con la palma de la mano justo en la muñeca de Ink.

Eddog: ¡Mastiff Paw! 

Esto hace que Ink suelte su gurbia y salga disparada contra una viga cercana, perdiéndola. Ink saca entonces una aguja de mochila, y la dispara con sus dedos hacia el hombre perro. 

Ink: ¡Sgraphiate! 

Pero una vez más, el mink esquiva e Ink pierde su arma, para la risa de este. 

Eddog: No te ofendas, niña, pero tienes una pésima puntería. 

Esto enoja mucho a Ink por alguna razón , muchísimo. La chica entonces saca de su mochila una pluma fuente y la toma como si estuviera usando una navaja. 

Ink: ¡¿A quien llamas niña, perro estúpido!? ¿¡Sabes la edad que tengo!? 

La chica entonces salta hacia al y trata de apuñalarlo con la pluma en medio de los ojos, aunque Eddog la atrapa en pleno aire al tomarla del brazo. 

Eddog: Creo que la estúpida eres tu. 

Pero sorpresivamente para el hombre perro, la chica empieza a reírse, y el no entiende por que hasta que un enorme chorro de tinta le cubre la cara entera, incluyendo sus ojos, dejándolo temporalmente ciego. 

Ink: ¡Voracious Stain! 

Eddog: ¡Aghh, no veo! 

Ink: (¡Ahora! ¡Inkwell!)

Aprovechando que la ha soltado y la ceguera, Ink intenta clavarle la pluma fuente en la panza, pero sorpresivamente, Eddog le pega un zarpazo en la cara antes de que pueda acercarse demasiado. 

Eddog: ¡Fila Claw! 

Ink: ¡Aghh! 

Tan fuerte es el golpe, que Ink sale rodando por varios metros antes de caer de trasero sobre si misma. 

Ink: Au…  ¿pero cómo me encontró ? 

Pero la chica no tarda en encontrar su respuesta al ver a Eddog mover su nariz repetidamente

Ink: Olfato.. Claro, es un puto perro. 

Eddog: No solo un perro, un sabueso.

El hombre  perro se limpia la cara y se lanza hacia la chica, mientras que esta saca un cortador de papel, lista para usarla como navaja. Por un momento, parece que  ella es mas rápida y va a rajarle la cara, pero antes de que pueda hacerlo, Eddog expulsa algo esférico desde su boca. 

Ink: ¡¿Eh!? 

Eddog: ¡Dobberman Sight! 

El objeto resulta ser una bomba de humo denso que explota casi de inmediato, cegándola y medio asfixiándola. 

Ink: (maldicion… esta modificado… es un cyborg) 

Eddog: ¡Eso te ganas por dejarme ciego! ¡Great Dane Pummel! 

El mink/cyborg comienza a aporrearla entonces. Incapaz de ver y respirar bien, Ink se ve sin la posibilidad de atacar de vuelta a un rival que no puede ver pero que el si puede encontrarla, por lo que en cierto punto solo termina cubriéndose la cara con los brazos en cuclillas, sin que Eddog deje de aporrearla. 

Eddog: Jajajajajaja. 

Ink: Agh. Me lleva la p*nche chingada. A este paso me va a matar. ¿Qué hago? ¿Qué hago? 

La chica piensa entonces en que cosas tiene aun en su mochila. Se ha quedado ya sin punzo cortantes salvo por uno, pero aun tiene varios frascos con solventes. 

Ink: (Eso es.) 

La chica entonces lanza todos los frascos que tiene hacia el suelo. Estos están llenos de aguarrás, thinner, bencina y otras cosas peligrosas y de un olor extremadamente fuerte, esto empieza a marearla pero tambien a Eddog, sobre todo porque su olfato es mejor que el de ella. 

Eddog: ¡Aghh! ¡¿Qué es esto!? 

Ink: ¡Soot!

Luego, de manera medio suicida medio estúpida, Ink arroja un fósforo  al suelo generando una pequeña explosión y una llamarada. Esto disipa la nube de humo, pero los manda a volar a los dos, chamuscados y heridos. 

Ink: Joder, debí pensarlo mejor… 

Eddog: ¡Aghhh! ¡Pagaras por eso, maldita! 

Levantándose mucho más rápido que ella, Eddog corre hacia a la hermana de la mancha con su brazo emitiendo destellos eléctricos y la golpea de frente. 

Eddog: ¡Electric Hound! 

Ink: ¡Ahhh! 

La chica cae de rodillas, muy para placer del mink, pero esta, se levanta menos de dos segundos después, no viéndose ni pizca de afectada. 

Ink: ¿A eso llamas electrocutar? Mi hermana Gift da toques mas fuertes.

La chica saca de su mochila su último punzo cortante, una plumilla caligráfica. Acto seguido, la alza en el aire y esta empieza a cambiar de color rápidamente, producto de su fruta del diablo. 

Eddog: ¿Eh? 

Ink: ¡Weapons color! ¡Blood Ink! 

La chica  aprovecha la distracción de su rival y le clava la plumilla en un hombro, el cual empieza a no solo a chorrear sangre, sino a salpicar. Pero justo cuando cree que ha vencido al hombre perro, este, escupe otra esfera desde su estómago, pero esta explota.

Eddog: ¡Rottweiler Bang! 

La explosión hiere seriamente a Ink y esta acaba en el suelo, muy muy dolorida. Eddog aprovecha y le salta encima, listo para aporrearla otra vez y acabar con esto. 

Eddog: ¡Great Dane Pummel! 

Ink esta siendo vapuleada, recibe golpe tras golpe, tras golpe. El dolor la esta agotando, su vista se empieza a poner borrosa, y su respiración, entrecortada. Sus ojos se empiezan a cerrar . Eddog, por su parte, disfruta con su sufrimiento y se decide finalmente a acabarla, mordiendo su garganta. 

Eddog: ¡Hasta aquí llegaste! ¡Vicious Pit….! 

Pero en ese momento, justo cuando Ink parecía ya haber cerrado los ojos por ultima vez, los vuelve a abrir, pero estos no son normales. Son azules y brillan en una esclerótica negra. Al verlos, Eddog se asusta. Luego, se detienen en seco cuando Ink alza un brazo y le aprieta el cuello. 

Ink: ¡¿Qué pasa perrito!? ¿¡Tienes miedo!? 

Eddog: ¡…! 

Acto seguido,  Ink lo levanta por sobre si misma y lo azota contra el suelo con tal fuerza, que la ventana que tiene en el abdomen se rompe. Eddog grita horriblemente por eso, literalmente sus intestinos están expuestos ahora, pero Ink no se detiene ahí. 

Ink: ¡Body Paint!

La chica empieza a golpearlo brutalmente, se oyen huesos crujir, la madera de debajo se quiebra por el impacto incluso, pero Ink no para, incluso cuando es obvio que Eddog esta noqueado, que esta inconsciente, como si todo lo que quisiera fuera… destruirlo. 

Ink: ¡Muere! 

Pero entonces,  la chica ve algo que la hace detenerse en seco. Un ratoncito aparece en la escena y se pone sobre el gravemente herido mink, como si tratará de... ¿Defenderlo? Se trata de Nibble, la querida mascota de Eddog y que había puesto en un lugar seguro antes de que todo pasara. 

Ink:… 

Ink entonces se hecha para atrás y se talla los ojos, los cuales vuelven a su color natural. Ink se dispone a darse media vuelta, muy turbada, pero súbitamente , escupe sangre, y debilitada y trastornada, se pone a llorar mientras trata de limpiarse la boca. 

Ink: No... ¿Cómo deje que pasará de nuevo?...                        

Capitulo 661: Cambio

Gift: ¡Shock Box! 

La trilliza de la cicatriz enfrenta al robot dorado. Ella intenta darle una descarga eléctrica algo mas potente que la anterior en esperanza de freírlo como al anterior, pero no tiene éxito. 

Duff: Protocolo de eliminación. Objetivo localizado. 

La chica entonces nota un mira laser sobre su pecho y el ojo del robot iluminándose. 

Duff: Fuego. 

Gift: ¡Joder! 

La chica esquiva de milagro, incluso se cae al hacerlo, viendo con una mezcla de miedo y asombro el agujero que dejo en la madera en su lugar. 

Gift: Ay cabrón… Tengo que acabarlo antes de que me acabe a mi.

Aprovechando que aparentemente el robot tiene un tiempo de enfriamiento entre disparos, Gift corre directo hacia él con electricidad cargándose en sus manos. 

Gift: A ver si esto funciona ¡Tree Lamp! 

La chica usa la misma técnica que uso antes para convertir a Michelle la diablesa en un árbol de navidad. Pero pareciera que la electricidad simplemente no penetra en Duff, no hay luces. 

Gift: Ay, no m*mes… 

Duff: Protocolo de Demolición. 

El robot, por su parte, extiende ambos brazos hacia ella y la golpea como si fueran mayales. Ella esquiva el primero, pero el segundo la manda disparada lejos. 

Gift: ¡Ughh! 

Al mismo tiempo, su hermana Tear se enfrenta a Meryl en una batalla subacuática. 

Tear: (¡Crawl Twenty five x Twenty!) 

Braceando hacia el frente en círculos, la chica dispara varios torrentes cortos pero muy veloces, no obstante, Meryl demuestra ser aun mas veloz y los esquiva todos, para luego asestarle un potente golpe en la cara con su brazo de metal. 

Meryl: ¡Ulysses Stryke! 

Tear: (Ugh…) 

Por el impacto, Tear sale dando vueltas y flotando varios metros hacia atrás. Esto la deja levemente mareada y algo aturdida, cosa que su rival aprovecha para intentar ultimarla.

Meryl: ¡Ulysses Slash! 

Tear: ¡…!

La hermana de la lágrima se recompone apenas a tiempo para evitar que la sirena la decapite con su cola de navaja. Nadando hacia atrás,  la chica se quita de su camino y luego intenta una onda doble al hacer una flecha con sus brazos  y luego abrirlos por  la mitad sobre su pecho. 

Tear: (¡Breaststroke Fifty!)

Pero justo cuando las dos ondas de agua van a alcanzar a Meryl, esta extiende aquel brazo de metal que tiene hacia adelante y de algún modo, absorbe la energía de la onda. 

Tear: (¿Eh?) 

Meryl: Sorprendida, ¿no? Es una mejora mía. Un dial de impacto en mi brazo, nada complicado.  ¡Circe Curse! 

Acto seguido, la sirena de metal libera la energía absorbida de regreso a su origen, y Tear, que se ve demasiado sorprendida para esquivarlo, lo que la hiere bastante. 

Tear: (¡Aghh!) 

A su hermana de la cicatriz no le va mucho mejor. De algún modo, Duff le ha enredado una pierna con sus brazos extensibles y la usa como mayal vivo, arrastrándola contra la baranda y haciendo que su cabeza y sus brazos que intentan vanamente cubrirla, azoten contra cada poste. 

Gift: ¡ughh! 

Finalmente el robot termina por arrojarla lejos, dejándola seriamente magullada y luchando por levantarse. 

Gift: Maldición…  mis ataques no le hacen nada y el me esta aplastando.  ¿Qué hago? ¿Qué hago? 

Es entonces cuando la chica nota que en la puertita que tiene Duff en el pecho, hay una llave como las de las compuertas en los submarinos. 

Gift: Esa llave…  talvez si logro abrirla… pueda acceder a su mecanismo  y freírlo desde adentro… ¿o podría usar “eso”?... Nah, olvídalo, Gift. Estas estúpida. Mejor la llave. 

Duff: Protocolo de demolición. 

Creyendo que vale la pena intentarlo, la chica esquiva otro ataque de mayal brazo y luego carga su puño con electricidad para darle justo a la llave.  Pero en lugar de romperla girarla o hacer algo, es Gift quien se lastima la mano. 

Gift:  Auu….. 

A la par, Tear sigue lanzando varios ataques a la sirena mientras ambas nadan velozmente. Braceando hacia atrás, lanza un torrente relativamente grande. 

Tear: ¡Backstroke One Hundred! 

La sirena esquiva solo con hacerse a un lado, pero la de la lágrima, no se para ahí,  intentando alcanzarla de una patada doble. 

Tear: ¡Frog Kick! 

Pero la peliverde se mueve de tal firma que queda su cabeza justo entre las dos patadas, para luego, intentar mas cortes con su cola. 

Meryl: ¡Twelve Axes of Ulysses! 

Esta vez, Meryl si alcanza a rajarle una rodilla con profundidad, y aunque debido a la presión del agua no sangra, si se ve la grasa por debajo de la piel, y Tear obviamente siente el dolor. 

Tear: ¡Gah! 

Esto la hace perder mucho aire. La chica ya lleva varios minutos ahí abajo y obviamente, como ser humano, necesita oxígeno . Esta en desventaja contra la sirena, y aun así, logra evitar mas cortes y continuar con su pose de batalla. 

Meryl: Debo decir que no lo haces mal. De hecho, debes estar al nivel de un tritón o un gyojin, tanto en fuerza como en velocidad. La cosa es, que yo he sido mejorada mas allá de eso. Soy superior. Una sirena como las de la Odisea. Si sabes que hacían ellas con los marinos, ¿no?  

Tear: (Maldición, no puedo ganarle así. Tiene razón. Y no puedo usar “eso” otra vez el mismo día. Necesito un plan B. Necesito un… cambio.) 

Meryl se dispone a atacarla de nuevo pero se da cuenta que Tear se empieza a reír, perdiendo aun mas aire. Esto la perturba y la hace detenerse por un segundo, el que Tear necesita para empezar a dar vueltas sobre su eje y empezar una tromba que la saca de agua. 

Meryl: ¡Oye! 

Ya estando bien elevada en el aire, la trilliza de la lágrima avista a su igual de la cicatriz teniendo problemas con Duff. 

Tear: ¡Oye, Gift! 

Su hermana se voltea, algo extrañada al oír su voz, pero lo que le dice después le saca una sonrisota. 

Tear: ¿¡Cambio!? 

La nadadora señala hacia el mar, a lo que la chica eléctrica asiente. 

Gift: ¡va! 

Acto seguido, Gift esquiva otro golpe de Duff y se arroja al agua, mientras que Tear aterriza en el barco enemigo. 

Meryl: ¿Eh? 

Duff: Objetivo previo no localizado. Triangulando nuevo objetivo. 

Tear: Eso quisieras. ¡Crawl Two Hundred! 

Tear ve la llave con la sangre de su hermana en ella e intuye su plan, por lo que invocando un torrente de agua desde abajo, lo dispara a la llave y la abre por pura presión hidráulica. 

Duff: Atención. Compuerta abierta. Compuerta abierta. Niveles de humedad subiendo. PELIGRO. PELIGRO. 

Gift,  por su parte, no ve donde esta, pues ella no tiene los googles de su hermana, solo sonríe como estúpida, aguatando la respiración, mientras Meryl la ve con extrañeza. 

Meryl: ¿Tu de donde saliste? 

Gift: (¡Chain of the Shock Box!) 

Tear: ¡Arrow! 

Con un ultimo empujón al torrente , la hermana de la lagrima inunda los mecanismos del Robot. Eempieza a emitir chispazos y pequeñas explosiones vasta que se desploma, inutilizado. El ataque de Gift por su parte, es amplificado por el agua, alcanzando de lleno a Meryl y haciéndola conducir tanta energía que los bulbos de vacío en su espalda explotan. 

Meryl: ¡Kyaaaaaah! 

Duff: Peligro… peliiiigro.. Gro. Gro. 

Gift sale entonces del agua y su hermana vuelve entrar para cumplir su misión de romper el timón, no sin antes chocar puños.

Gift y Tear: Jaja, buen cambio.                         

Capítulo 662: Termina el trabajo

Al mismo tiempo…  

Ernest: ¡Lower Light! 

Evangeline se enfrenta a Ernest. Este alza su “pata de palo”, revelando alguna especie de cañón y disparando en varias ocasiones una serie de proyectiles luminosos.

Evangeline: ¡Tongues of Fire!

Evangeline, no obstante, lo predice con y contrarresta efectivamente al lanzar varias flechas inflamadas con su Providence.

Ernest: Tch… Efectiva en distancias largas. Veamos entonces que hace en las cortas.  ¡Pogo!

El hombre procede a saltar entonces usando la mejora de su otra pierna e intenta darle un cabezazo, pero ella esquiva con facilidad. El prueba entonces una serie de puñetazos, con sus brazos metálicos.

Ernest: ¡Big Win!

Pero una vez mas, ella demuestra esquivar todos y cada uno sin esfuerzo, producto de saberlo con anticipación. Ante esto, Ernest se echa para atrás con una conclusión en mente y escupe al suelo.

Ernest: Pshe… haki.

Evangeline: Exactamente, señor.

Ernest: Que molestia. Cambiemos de táctica entonces

El hombre procede a alzar su “pata de palo” y aprieta un botón, para luego apuntar y disparar nuevamente. 

Ernest: ¡Lower Pop! 

El hombre vuelve a disparar y Evangeline dispara sus flechas para detenerlo igual que antes, pero en cuanto la primera flecha impactos al primer disparo, una pequeña explosión toma lugar, sorprendiendo a Evangeline, la cual se ve afectada por esta y otras explosiones que no puede predecir su radio de alcance. 

Evangeline: ¡Ughh! 

Ernest: Jajajajaja. 

Mientras, su compañero Taylor se enfrenta a Meatsack en una batalla meramente física.

Meatsack: ¡Bonecrack! 

El hombre de aspecto deplorable lanza un aparente puñetazo simple hacia donde esta Taylor, y el pelirrojo lo esquiva sin mucha dificultad. El golpe entonces va a dar contra una pared, la cual, para gran sorpresa del médico, es completamente quebrada y atravesada de lado a lado.

Taylor: ¡Woahh!

Meatsack: ¡Bonecrack! ¡Bonecrack!

El enemigo intenta el mismo golpe varias veces, mas rápido, y Taylor se ve obligado, a esquivar nuevamente pues no cree poder bloquearlos y mucho menos salir bien parado de eso. Es, a su parecer, una fuerza impropia de un hombre que se ven tan aporreado, pero decide simplemente pasar eso de lado y acabar con eso tan rápido como le sea posible.

Taylor: ¡Python Grab!

Generando y haciendo uso de sus telas, Taylor aprovecha una abertura de su rival tras su último golpe para amarrarlo, cosa que al enemigo le cae de sorpresa.

Meatsack: ¡¿Pero que rayos!?

Taylor: ¡Python Bite!

Con fuerza, Taylor ala a Meatsack hacia el y le da una patada justo en la cabeza para noquearlo. Su cuello se arquea de forma horrible por el impacto y por un momento sus ojos se nublan. Taylor lo interpreta como una victoria para si mismo, pero sorprendentemente, el castaño alza la cabeza otra vez y le mete un fuerte puñetazo en la tripa.

Meatsack: ¡Bonecrack!

Taylor: ¡ughh!

El pelirrojo suelta a Meatsack por el golpe y tambien lo suelta al flaquear su fuerza, incluso lo hace escupir sangre. Meatsack, entonces, le mete otro puñetazo, esta vez en la cara. 

Taylor: ¡Aghh!

Meatsack: Si creías que iba a perder tan fácil, estás muy equivocado. ¡Organbreak! 

Taylor se recompone lo suficiente para echarse para atrás antes de que el de Golden Doubloon le meta una patada con el talón en las costillas. Meatsack, por su parte, se muestra trastornado por fallar el golpe, pero trastornado no como en enojado, mas bien como en desesperado. 

Taylor: No debí subestimarte, no volveré a cometer ese error.  

El pelirrojo vuelve a lanzar sus cintas, pero esta vez, no hacia su enemigo, sino mas atrás.

Meatsack: Pshe… apunta bien, idiota.

Taylor: Estoy apuntando bien. ¡Snake Flail!

El pelirrojo hala de la tela, revelando una caja de suministros que estrella a Meatsack en la espalda. Acto seguido, Taylor crea un numero masivo de cintas que empieza a a lanzar y enredar sobre el.

Taylor: ¡Silk Case!

Meatsack: ¡Aghh, que rayos!

El castaño se reside usando su fuerza, incluso logrando romper algunas de las cintas, pero Taylor lanza más, y más, y más, enredándolo, restringiéndolo y luego amarrando las cintas contra la pared hasta que al final el hombre parece una mosca en una telaraña. Todo colgado y enredado. 

Taylor: ¡Spider Victim!

Incapaz de que su rival haga nada, Taylor se dispone a dejarlo ahí e irse, pero entonces escucha algo salir de su boca que lo sorprende demasiado.

Meatsack: ¡Mátame!

Taylor: ¿huh?

Meatsack: ¡Termina el trabajo y mátame!                          

Capitulo 663: Bando equivocado

Meatsack: ¡Mátame! ¡Acaba conmigo de una vez! 

Taylor se voltea con estas palabras esperando talvez encontrar a alguien loco de rabia incapaz de aceptar una derrota, pero lo que encuentra en su lugar es un hombre abatido y desesperado. 

Meatsack: ¡¿Qué esperas!? ¡Mátame ya! 

A esto, Taylor solo reacciona con sorpresa y hasta lastima, pero tambien curiosidad, por lo que emite una única frase como respuesta. 

Taylor: ¿Por qué habría de matarte? 

Meatsack se sorprende aun más por el hecho de que su enemigo no desee rematarlo, así que, con la cabeza gacha, cono si aceptara su destino, solo pronuncia. 

Meatsack: Si no lo haces tú, lo harán ellos. 

Taylor: ¿Ellos? 

Meatsack: Mi tripulación…

Taylor: Pero… pero son tus camaradas… 

Meatsack: Todos mis compañeros son Cyborgs. Mi capitana y los demás dicen que será mejor si me convierto en uno de ellos, pero se lo que de verdad quieren hacerme y me niego. Me niego a perder mi humanidad. Así que me tratan como basura. Para ellos soy lo mas bajo de la cadena evolutiva, un humano común, un sin mejoras. Solo un saco de carne, un… Meatsack.

Taylor se ve horrorizado solo por la idea, mientras que el hombre atado, aun con la cabeza gacha, explica un poco más. 

Meatsack: Esperaba demostrar que puedo estar a la par…  pero no lo estoy. Me ira mal por fallar. Se que me castigaran como siempre, se que me darán una paliza de la que un día no me levantare. Se que un día van a matarme. Así que prefiero que me mates aquí y ahora a no saber que día me acabaran ellos. Se que probablemente sea mucho pedir pero… ¿Podrías hacerlo rápido? 

Taylor solo queda en silencio tras toda esta explicación, con Meatsack con la cabeza gacha y cerrando los ojos, solo  esperando. Entonces, el pelirrojo da un grito. Meatsack se hace pequeño ante el golpe inminente , pero, no llega. En lugar de eso, las cintas que le restringen son aflojadas y el cae al suelo, confundido. 

Taylor: No voy a matarte. Ni a matar a nadie. Soy médico. Yo no quito vidas, yo las salvo. A eso vine aquí, a salvar vidas. 

Ante estas palabras, su rival solo se queda de piedra, con los ojos y la boca abierta, completamente sobrecogido. 

Taylor: Ahora, déjame preguntarte esto. ¿De verdad quieres morir? 

Ante esta pregunta, Meatsack no puede evitar temblar y tiene que aferrarse a si mismo para no quebrarse. 

Meatsack: No, no quiero. 

Taylor: si, eso creí. 

El médico extiende du mano hacia el jodido hombre y este la toma para levantarse, aun muy confundido. 

Meatsack: ¿Por qué? ¿Por qué me ayudas si eres mi enemigo? 

El muchacho pelirrojo solo pone una cara de que no tiene idea. 

Taylor Si tus amigos te lastiman y tus enemigos te ayudan. ¿No crees que estas en el bando equivocado? 

Mientras sucede todo esto, Evangeline sigue enfrentando a Ernest. Este le dispara tiros que ella sigue esquivando gracias a su haki,  no obstante, los tiros explotan tras de ella, y al no poder predecir que tanto van a explotar, se ve herida por algunos de los ataques. 

Ernest: ¡Lower Pop! 

Evangeline: ¡Aghh! ¡Seven Holly Virtues! 

Aun así, Evangeline sigue lanzando sus flechas mas potentes en contra del gordo cyborg, pero este ni siquiera hace iris en cubrirse y las flechas le da de lleno, pero le rebotan.

Evangeline: Tsk… 

Ernest: ¡Ja! ¡Tus flechas jamás podrán penetrar mi coraza! ¡Lower Pop! 

El hombre vuelve a disparar sus tiros explosivos , y Evangeline intenta usar esta vez su experiencia y no su haki para predecir los rangos de las explosiones. No obstante, aunque funciona en principio, Ernest sonríe y súbitamente, de una de las esferas que ha disparado sale una espuma pegajosa en lugar de fuego. 

Ernest: ¡Lower Glue! 

Evangeline: Agh, ¿Pero que es esto? 

Una trampa de Ernest, eso es lo que es. La espuma le ha dejado una mano pegada a su carcaj, incapaz de usarla para cargar mas flechas , y un pie pegado al suelo, impidiéndole moverse. Medio carcajeándose, el hombre se acerca a ella y le da un puñetazo en la tripa con su brazo de metal. 

Evangeline: ¡Ugh! 

Ernest: Tu haki no te sirve de nada ahora, ¿verdad?  Yo siempre gano. 

Pero justo cuando le va a dar otro golpe…

Meatsack: ¡Hey! ¡Ernest! 

El cyborg obeso alza su vista para encontrarse a su “compañero” de pie frente a él, cargabdo un cubo con agua, cosa que le molesta. 

Ernest: ¿Qué cojones quieres, Meatsack de mierda? No me digas que ya acabaste con esa rata. 

Meatsack: Nah. 

Ernest: ¿Cómo que nah? 

Taylor: No lo hizo. 

Inesperadamente para “El Ganador”, Taylor aparece al lado de Meatsack y los dos le hacen frente juntos. 

Ernest: ¿Qué carajos te crees que estas haciendo? 

Meatsack: Lo que me viene en gana. 

Ernest: ¿Cómo te atreves a rebelarte, Meatsack de mierda? 

Furioso, el cyborg se dispone a atacarlo, pero este ni se inmuta, solo señala hacia atrás. 

Meatsack: Idiota, no deberías ir tras un rival si no has acabado con el anterior. 

Ernest no sabe a que se refiere al principio, pero entonces se da media vuelta, y súbitamente, sale volando, con el visor de su cara quebrándose. El motivo, Evangeline, que no estaba ni cerca de estar derrotada y con un dial humeando en su mano libre, el dial de su arco. 

Evangeline: ¡Impacto! 

Ernest se levanta aun mas furioso de lo que ya estaba, y humeando ligeramente, el impacto a dañado sus mecanismo internos. 

Ernest: ¡Pagaran por eso! ¡Pogo! 

El hombre intenta saltar y arremeter de nuevo, pero se encuentra conque se ha movido menos de un metro. Con horror, se da cuenta de que el impacto daño su cañón y destruyo su pierna propulsada. A la par, Meatsack hecha el agua sobre Evangeline, liberando su pierna y mano. 

Ernest: ¿¡Meatsack!? ¿¡Que haces!? ¿¡Y como demonios sabes que… !? 

Meatsack: ¿… Qué se quita con agua tu resina especial? No soy tan idiota. No como tu. Y por cierto imbécil, no soy Meatsack. Soy Zachary. 

Evangeline: ¡Deadly Sin- Gluttony! 

Ya liberada, y aprovechando la debilidad de su enemigo, la mujer alada dispara una gran flecha contra Ernest que comienza a “devorar” sus escudos para horror del cyborg.

Ernest: ¡Gah! ¡GAHAHH! 

Luego, dispara una simple flecha a su estómago, solo una, perforando varias capaz de tejido y haciéndolo escupir sangre. 

Evangeline: ¡Sky Arrow! 

Ernest cae babeando y con los ojos en blanco tras esto. Esta efectivamente vencido.                            

Capítulo 664: Comparar

Mientras tanto… 

Angélique: ¡Swing Heel Strike! 

James: ¡Orange Star- Demon Interceptor! 

Katrina: ¡Riot Gear Squad! 

Los del Ave Azul siguen peleando contra los Duffs plateados y el resto de cyborgs corrientes. Tras derrotar A Randall, Angélique se añade tambien a la lucha, aunque la sangre de sus heridas preocupa un poco a sus compañeros. 

James: ¿Estas bien? ¿Busca a Taylor? 

Angélique: Nah, dejalo con los prisioneros. No es como que me vaya a morir. 

James: Vale. 

Al mismo tiempo… 

Tras su victoria, Evangeline se guarda sus armas y va hacia Taylor y Meatsack… bueno, Zachary. El médico se ve levemente preocupado por las quemaduras que tiene, pero ella asegura que esta bien. 

Taylor: Déjame solo ponerte un bálsamo para que no se infecte

Evangeline: No es nada, se lo aseguro, joven Taylor. 

Taylor: Bueno, vale. 

Evangeline: Y veo que usted tambien esta bien, incluso hizo un nuevo amigo. Gracias por la ayuda.

Zachary: De… de nada.

Taylor: Bueno, vamos a por los prisioneros. ¿Sabes donde están, Zachary?

Zachary: Si… en la bodega de la cubierta inferior, por debajo de la Santabárbara…  (susurrando) Dios, no puedo creer que esté haciendo esto. 

Contraria a su anterior autoconfianza, Zachary parece estar pasando por alguna crisis de pánico de algún tipo, lo que de inmediato preocupa a los del Ave Azul. 

Taylor: ¿Qué sucede? 

Zachary: Es... Es solo que…  ¡Aghh! En que problema me acabo de meter. Esto es grande, demasiado grande para lidiar con ello. 

Taylor y Evangeline lo miran y luego miran el uno al otro, con cierta simpatía. A pesar de todo, no les preocupa demasiado y procuran transmitírselo a su nuevo aliado. 

Taylor: No te preocupes. Todo estará bien. 

Evangeline: Si. No pasa nada. Debería tener más fe después de derrotar a…  este hombre maquina con sobrepeso. 

Pero la cara de Zachary no se relaja para nada. 

Zachary: No, no lo entienden. Esto no es nada. 

Taylor y Evangeline: ¿Eh? 

El hombre se acerca a donde esta su excompañero derrotado mientras revisa sus armas y escudos, ahora destruidos. 

Zachary: Ernest tenia algo de jugo, si. Pero junto a la capitana…  y su primer oficial… es como comparar la Caspa con el Virus Ébola. Están completamente en otra liga. 

Ante esto, Evangeline y Taylor ahora si se muestran preocupados tras la explicación, y piensan, ¿Quién de sus camaradas peleaba contra ellos? 

A la par… 

Tear finalmente ha destrozado el timón por debajo del agua y sube de regreso a la nave otra vez. Gift ya la espera con la mano extendida para ayudarla a subir, pero es entonces cuando se dan cuenta de que les falta alguien. 

Tear: ¿Ink? 

Las trillizas de inmediato salen a buscarla entre cuerpos de medio humanos medio robots y robots completos, y empiezan a preocuparse cuando no la hallan. 

Gift: ¡Ink!

Pero al cabo de unos minutos, escuchan un sollozo familiar, y al voltear a ver hacia una esquina, la encuentran sentada, llorando y con la boca toda manchada de sangre seca. 

Gift: ¡Ink! 

Tear: ¡¿Estas bien!? 

Ink: *sollozo* No…  pasó de nuevo… 

La chica señala a Eddog, que ya no se podría decir si esta vivo o no, y a todos los daños colaterales a su alrededor. El barco tiene daño estructural severo incluso. Ink se ve trastornada y sus hermanas la abrazan. 

Gift: ¿Lo usaste? 

La chica solo asiente.

Tear: Bueno, bueno. No pasa nada. Solo fue una vez. Dime, ¿estas bien? ¿Puedes levantarte? 

Ink: Escupí sangre otra vez…  y me siento mareada *sniff* Pero creo que si… ¿Puedo resistirlo? 

Tear: Bien. Mientras más lejos del matasanos…

Gift:  A ver. Te ayudo. 

Las hermanas de la lágrima y la cicatriz ponen sus brazos para ayudarla a ponerse de pie, e Ink, von mucho esfuerzo, lo logra. Pero justo en ese mismo momento, casi son aplastadas por algo que ha sido disparado a toda velocidad, disparando una nube de polvo y astillas. 

Tear: ¡Woahh! 

Gift: ¿¡Que ch*ngados…!? 

Al disiparse la nube, las tres se quedan de a seis al ver que lo que ha salido volando es nada menos que Jean, el cual se ha estrellado de cabeza, esta sangrando de boca y frente y se ve algo maltrecho. 

Trillizas: ¿Pluma? 

Jean: Aghh… Chicas…

Gift: ¿Pero que te paso? 

El joven Capitán señala con la mirada hacia una zona llena de humo. Se empiezan a oír sonidos metálicos muy pesados, como pisadas grandotas. Aguzando un poco mas la vista se distinguen dos siluetas, ambas femeninas pero vagamente humanas y una es demasiado grande para ser una persona. Estas se giran hacia ellos, con dos pares de ojos brillantes y amenazadores 

Gift: Ay, no m*mes…                             

Capítulo 665: Estrategia y Jugadores

Minutos antes…

Jean: ¡Ara Fubtritt! 

Jean se enfrenta contra Pandora. Capitán contra Capitán. El toma la iniciativa rápido, y le lanza una patada. No obstante ella la intercepta con su propia pierna. 

Pandora: ¡ Noble Metal Guard!

Esto sorprendentemente no solo logra bloquear el ataque de Jean, lo para en seco, además de que a Jean le resulta sorprendentemente dura, incluso teniendo el haki. Quedando con sus piernas enfrentadas, Pandora intenta quitárselo de encima usando su cañón como un gigantesco bate. 

Pandora: ¡Wealth Whack! 

Jean decide hacerse para atrás en lugar de intentar bloquear el ataque, pero se ve súbitamente abrumado por la velocidad de ella, pues al fallar su culatazo, mejor le apunta con el cañón y le dispara. 

Pandora: ¡Platinum Pound! 

Jean: ¡…! 

Afortunadamente, Jean logra cubrirse con sus alas ennegrecidas. Pero Pandora dispara más y más. 

Pandora: ¡Platinum Pound! ¡Platinum Pound! 

Si bien, Jean continua a cubierto, no significa que el ataque no le haga mella. Cada disparo viene con un retroceso de sus alas, lo que hace que le duelan, así como los músculos, de su cuello, brazos y espalda. Aun esta lastimado por lo sucedido con Azrael y con su familia y lo sabe, por lo que decide no abusar de su resistencia y aprovechando un segundo de cese al fuego, sale volando, lo que causa la burla rival. 

Pandora: Ja. Lo sabía. No estas ni cerca de ser un pirata real. ¡Cobarde! 

Jean: Tu lo llamas cobardía. Yo lo llamo estrategia. 

Pandora: En ese caso, ¡te meteré tu estrategia por el c*lo a tiros! ¡Silver Ounces! 

Con un movimiento extraño de su brazo y su cañón, Pandora empieza a disparar varios tiros muy pequeños pero muy veloces. Como si fuera una ametralladora de luz plateada. Jean no obstante, esquiva todos los disparos de la batería antiaérea improvisada gracias a su velocidad de vuelo, para luego, dispararle dardos negros desde su brazo. 

Jean: ¡Ara Pfeilspitze! 

Pandora: ¡Kyahh! 

Aun a la distancia a la que esta, los dardos parece llegar de lleno a Pandora, quien cae al suelo, inerte. Creyéndose victorioso, Jean aterriza cerca de ella y se mofa de vuelta. 

Jean: ¿Ves?, estrategia. 

Pandora: *sarcasmo* Uy si, que buena estrategia. 

Pero para sorpresa completa de Jean, esta se levanta solo arrancándose los dardos de la ropa, como si absolutamente nada le hubiera sucedido. Luego, los avienta al suelo, y ya sin haki, solo se van flotando como las plumas que son. 

Pandora: *sarcasmo* Ay, no es cierto. Te mentí, lo siento. ¡Bronze Gram! 

La mujer de piel chocolate dispara otra vez, con una sonrisa en la cara enorme. El impacto parece ineludible y una explosión pequeña pronto se cierne donde estaba Jean. El humo se propaga, y pandora se carcajea por ello. Pero su risa no le dura ni dos segundos, porque cubierto por el manto de humo, Jean, solo con abrasiones leves, sale volando disparado hacia ella y le pega un puñetazo en la tripa con toda su fuerza y rabia. 

Jean: ¡Ara Fausten! 

Pero de algún modo, Pandora se “pone dura” y plantando sus pies en la tierra resiste el golpe como toda una campeona. Esta solo se hace unos metros para atrás por el impacto, pero no se cae. Jean, por su parte, siente un dolor pulsante en el puño que uso. El cuerpo de ella es… 

Jean: Aghh… Demasiado duro. ¿Estará usando haki? 

Pero Pandora lo escucha, y por alguna razón, se ríe por lo bajo. 

Pandora: Jejeje… haki.  ¡Platinum… 

Jean: ¡Ara Turbine! 

El peliazul bate sus alas tan fuerte como para hacer que Cañón de Oro se caiga y suelte aquello que le da nombre. Viendo esto como una oportunidad de terminarla rápido, Jean se abalanza sobre el arma e intenta usarla sobre su ama. 

Jean: ¡Se acabó! 

Pero al jalar el gatillo, el cañón no dispara. No parece haberse encasquillado o estar sin munición, no hace absolutamente nada. Es como si estuviera apagado, como un juguete. 

Jean: ¿Huh? 

Pandora: ¡Nadie se roba mi cañón, maldito! 

Quien sabe de donde, Pandora se le aparece justo enfrente y le da un puñetazo justo a la cara. Jean sale volando varios metros, sintiendo su mejilla pulsar. Se levanta con dificultad y se soba el rostro, pero entonces siente un sabor metálico en la boca y algo desprenderse. La mujer le ha tirado una muela. 

Jean: *escupe* puaj…  desgraciada.

Pluma Azul Dorada esta furioso, pero no tiene tiempo para ello porque al segundo se ve obligado a esquivar otro disparo.

Pandora: Déjame adivinar. Te estas preguntando porque no pudiste disparar mi cañón.

Jean: *tomando posición de batalla una vez más* Intuyo un botón secreto o una palanca de seguridad. 

Pandora : Ja, ni cerca. Solo yo puedo disparar mi arma porque solo yo tengo la energía para ello. ¡Déjame mostrarte!  ¡Gold Ingot! 

Un resplandor dorado surge del arma seguido por un torrente de extrema potencia. Ni siquiera Jean con su haki logra predecirlo a tiempo para esquivar del todo, por lo que, aunque vuela, recibe quemaduras de seriedad en su brazo derecho. 

Jean: ¡Aghhh! 

Jean aterriza agitado y sumamente dolorido. Sumado a sus anteriores heridas, en definitiva esta maltrecho, al menos en parte. Pandora, mientras, finge estar pensativa, con una mano en su mentón y mirando al cielo. 

Pandora: La verdad, este juego esta resultando mas divertido de lo que creí. Pero, ¿no te parece que va algo lento? Siento que algo le falta para ser mas divertido y más . ¿Qué será? ¿Qué será? ¡Oh! ¡Ya se! ¡Más jugadores! ¡Cutie!  

Con un grito y un extraño chasqueo metálico de dedos, una silueta sale a toda velocidad de la cabina de la capitana hasta enfrente de ella y Jean, un nuevo oponente. 

Jean: Es… es una… 

El peliazul jadea de la impresión pues su nuevo rival se trata de una niña, mas chica que Katrina cuando la conoció pero su aspecto es aterrador. Tiene los ojos de diferente color y una cicatriz enorme atraviesa uno de ellos. La mitad de su cara y cuello están cubiertos de placas metálicas. Uno de sus brazos y piernas son completamente metálicos y mecanizados, y carga una espada mas grande que ella misma. Pero lo que hace sentir intranquilo a Jean es su expresión, pues no tiene ninguna, es una mirada vacía. 

Pandora: Oh, ahí estas, Cutie. Buena niña. 

  • Primer Oficial de los Piratas Golden Doubloon: TK-5000 alias “Cutie”

Pandora: Ahora… ¡Mata! 

Y dicho esto la niña cyborg alza su espada y se abalanza contra Jean.                              

Capítulo 666: Insensible

Jean: ¡Woah! 

Jean tiene que volar para esquivar la tremenda estocada que Cutie pretendía lanzarle a toda velocidad, pero aun estando a varios metros de altura, la chiquilla usa sus aumentadas piernas para dar un gran salto, llegando a la altura de su enemigo, para luego intentar un tajo. 

Jean: ¡…! 

Cutie: Matar. 

Aunque Jean se cubre con sus brazos y haki, la niña cyborg resulta tener tanta fuerza que logra bajarlo hasta el suelo. El peliazul tiene que hacer un gran esfuerzo para no acabar estrellado y aterrizar de pie, pero esto hace a sus piernas resentirse. 

Jean: ¡Espera, no quiero lastimarte! 

Jean, siendo la bondadosa perdona que es, esta reacio a lastimar a una niña. Pero Cutie parece no escucharlo pues ya esta alzando su espada contra el otra vez, cosa que hace reír a Pandora de nueva cuenta. 

Pandora: Ay, cosita. Ella no te va a escuchar. Solo sigue mis ordenes. ¡Cutie! ¡Mata más rápido! 

Cutie: Matar. 

La niña vuelve a abalanzarse, aun más rápido que antes y Jean, aunque intenta hacerse a un lado, el filo de l espada alcanza a hacer le una rajada un poco por encima de donde termina su frente, y empieza su cuero cabelludo. La sangre brota, oscureciendo la vista de su ojo derecho. 

Jean: Aghhh… 

Pandora vuelve a sonreír, pero justo cuando Cutie va a atacarlo, él se decide a finalmente atacar y la recibe con una patada, aunque no a plena potencia. 

Jean: ¡Ara Fubtritt! 

La niña cyborg sale volando y pierde su espada, para leve preocupación de su capitana. No obstante, Cutie se recompone antes de caer y aterriza lista para lanzarse de nuevo, aunque esta vez, a puño limpio… metálico. 

Cutie: Matar

Pluma Azul-Dorada logra interceptar el puño con su propia mano, pero inesperadamente, del brazo de Cutie surgen cohetes, haciéndola mucho mas potente. Jean tiene que esforzarse el doble para detenerla, pero justo cuando cree que ya la tiene…

Pandora: ¡Platinum Pound! 

Jeanb ¡Aghh! 

Jean, distraído, ni siquiera logra predecir el ataque y recibe el disparo de lleno en la espalda. El dolor que siente lo hace perder fuerza contra Cutie y recibe su puñetazo de lleno en la cara. La situación se le pone mala al joven pirata, pues los ataques de una le dejan con la defensa baja para evitar los de la otra. 

Cutie: Matar. 

Pandora: ¡Jajajajaja! 

Jean: ¡Aghh!... ¡Ughhh… ¡Ya basta! 

Harto, Jean usa su Ara Facher en esperanza de alejar aunque sea un poco a sus rivales, y lo logra. Acto seguido, alza el vuelo y extiende sus renegridas alas y plumas. 

Jean: ¡Ara Style – Regen von Messern! 

Docenas de plumas-flecha salen disparadas hacia la Capitana de los Golden Doubloon y su Primer Oficial. Pandora apenas y logra cubrirse con su cañón, aunque este se ve clavado en muchos puntos y  ella recibe una herida profunda en una pierna, aunque no sangra. 

Pandora: Tch… 

Pero Cutie… Cutie ha sido atravesada de lado a lado en al menos cinco ocasiones, manando sangre de algunas heridas y chispas en otras. No obstante, ella parece solo estar mas lenta y Jean, por su parte, esta horrorizado. 

Jean: Ella…  ella es… 

Cutie no se muestra ni satisfecha ni insatisfecha, ni feliz ni infeliz. No duda ni vacila. No muestra ni una pizca de temor, dolor, cansancio o debilidad. Sigue con la misma expresión de “inexpresión” en su rostro. Es como si no tuviera voluntad, como si fuera… 

Jean: Un robot… 

Pandora nota la cara de Jean y ríe de nuevo. Y con todo esto ahora en su mente, el peliazul comprende que se enfrenta a dos monstruos sin moral ni escrúpulos, por lo que ahora si se pone serio. 

Jean : Así va a ser entonces… bien.

Pandora: ¡Gold Ingot! 

Jean: ¡Ara Turbine! 

Payne vuelve a dispararle su torrente dorado pero Jean usa la potencia de sus alas para disiparlo sin siquiera acercarse. Esto genera varios pequeños incendios alrededor y el trastabilleo de Pandora, lo que da a Jean una idea. 

Jean: ¡Doppel Ara Fausten! 

Volando a toda velocidad, Jean baja hacia sus enemigas y se dispone a dar un puñetazo a ambas. Pandora se dispone a dispararle y Cutie a golpearle pero en el ultimo segundo, Jean se…  ¿echa para atrás? 

Jean: ¡Doppel Ara Turbine! 

Pandora:¡Gyah! 

Usando ahora cada ala para crear dos torrentes independientes, manda a las dos insensibles a volar. Cutie sale por encima de la baranda y se pierde de vista, mientras que Pandora se estrella contra su cabina con fuerza. 

Pandora: Auu… ¡…! 

Jean: ¡Ara Style-Luftsabel! 

Sin darle tiempo de nada, Jean le dispara un tajo de aire comprimido justo en la cara, haciéndola atravesar por completo la madera de su cabina. Jean jadea agitado y muy dolorido por toda su acumulación de heridas, pero se le ve satisfecho, pues ninguna de las mujeres da señas de volver.

Jean: *jadeo* Uff…  gane. 

Pandora: ¡Aghh! ¡Eso quisieras, idiota! 

Jean se voltea sorprendido al oír de nuevo la voz de su enemiga, y se pone en guardia al verla levantarse. 

Pandora: ¡Gagh! 

Pandora se levanta jadeante y se sostiene el rostro con una mano. Jean piensa que en definitiva la herido, pero cuando esta retira la mano, se impacta por lo que ve. Pandora esta sacando chispas, literalmente chispas. Le falta toda la piel alrededor del ojo y parte del ojo en si, pero lugar de músculos o huesos, solo se ve metal, cables rotos cortocircuitando y una sustancia que parece ser mezcla de sangre y aceite industrial corriendo por su cara y cuello. 

Jean: ¿Pero que mier…?   

Pandora real
                                                        

Capítulo 667: Inmundo

Pandora se ve completamente furiosa por el hecho de que su cara de metal ahora este expuesta, lo que le da un aspecto un mas aterrador. Jean no sabe como reaccionar, solo sigue ahí, alzando acertadamente su guardia. 

Pandora: Uff…uff … aghh… ¡Felicidades, maldito!  No cualquiera tiene la oportunidad de ver “mi verdadero yo”.  Eso te lo reconozco, Pluma Azul-Dorada. 

Jean: ¡…! 

Pandora: Así que te voy a recompensar por ello. Ya que ya lo conoces…  ¡Te lo voy a mostrar entero! ¡Life Savings! 

La mujer aprieta un botón y su cuerpo comienza a hacer ruidos. Súbitamente, sus piernas se tuercen y crecen enormemente al revelar una gran cantidad de mecanismos ocultos, además de que de su espalda salen varias púas y escudos mecánicos, por último su brazo izquierdo de parte a la mitad y las dos mitades se acoplan a su cañón, una con él. Jean mira todo con cierto temor, pero se mantiene valiente y de frente.  

Pandora Perfeccionada

Pandora: *con una voz levemente distorsionada* Impresionante, ¿no? 

Jean:… ni tanto

Pandora: Aww, vaya. Pensé que te gustaría. Bueno, talvez si te muestro lo que PUEDO HACER. 

En un segundo, ella da un potente salto quedando justo frente a él y alzando su cañón su contra, y aunque Jean siente venir el ataque, no logra esquivarlo ni bloquearlo, por lo que acaba disparado justo contra una baranda al otro lado de la nave, tirado de cabeza. 

Tear: ¡Woahh! 

Gift: ¿¡Que ch*ngados…!? 

Las Trillizas, que estaban cerca de ahí, se ven sorprendidas por el impacto y por ver a su aliado herido de esta forma. 

Trillizas: ¿Pluma? 

Jean: Aghh… Chicas…

Gift: ¿Pero que te paso? 

Es ahí cuando volvemos al presente, Pandora se yergue intimidante entre el huno y las sombras, mientras que Cutie, quien no cayo totalmente del barco y  agarrada de una baranda, se ha subido otra vez,  tambien imponiéndose ante sus enemigos. 

Gift: Ay, no m*mes… 

Pandora: ¡Acabemos con esto, Cutie!

Las dos cyborg se lanzan a toda velocidad hacia Jean, el cual sigue en el suelo, dolorido y tratando de levantarse, pero justo cuando ya están cerca… 

Ink: ¡Body Art! 

Aunque aun muy jodida por si misma, Ink logra ponerse de pie otra vez y logra taclear a Cutie, quién cae al suelo y como subproducto, tambien causa la sorpresa de Pandora, que se detiene en seco. 

Pandora: ¿¡Que diablos! ? 

Jean: ¡Gift! 

Ink: ¡Soy Ink, baboso!  

La niña no obstante, logra quitarsela de encima sin mucho esfuerzo, y se dispone a aporrearla, pero antes de que pueda hacer nada, recibe los ataques de Gift y Tear tambien. 

Jean: ¡Chicas! 

Tear: ¡Nosotras nos encargamos de esta! ¡Tu pártesela a la otra! 

Jean asiente y finalmente se pone de pie mientras que Pandora se dispone a ir hacia el nuevamente y sin mas distracciones.

Pandora: ¡Noble Metal Strike! 

No obstante, Jean sigue lastimado y una vez mas recibe un golpe fuerte, en este cado una patada. El joven queda cono un luchador libre herido, tendido contra las cuerdas en la baranda, con su boca manando saliva y sangre. 

Pandora: ¡Aventurescence! 

Usando su brazo cañón, Pandora le dispara una serie de proyectiles dorados de alta velocidad. Jean, no obstante, saca fuerzas y logra volar y esquivarlos todos, aunque esto provoca más mini incendios y su resistencia se funde más y más. 

Gift: ¡Cuidado! 

Las Trillizas por su parte, tienen rodeada a Cutie, pero esta intenta una patada cohete contra sus nuevas enemigas. 

Cutie: Mata. 

Ink: ¿Qué hacemos? 

Tear: No se, no quiero lastimar a una niña. 

La mayor parte del tiempo, se la pasan esquivando ataques mientras piensan en la forma más suave de derrotarla, pero esto eventualmente las hace moverse en el campo de batalla. Cutie analiza todo esto con su ojo mecánico, hallando entre todo su espada y logrando cogerla. 

Cutie: Arma recuperada. Continuar con cumplimiento de la orden “Mata”. 

Las chicas se quedan sorprendidas por oírla hablar tan mecánicamente, pero mas se sorprenden con los tajos que les lanza esta, logrando cortarle un mechón de cabello a Gift, cortar el borde de la nariz de Tear y rajar la punta del lóbulo de Ink. 

Las tres: ¡Aghh! ¡Al diablo! ¡A la cuenta de tres! 

Jean: ¡Aghh! ¡Ara Pfeilspitze! 

Al mismo tiempo, Jean intenta disparar dardos negros de nueva cuenta a Pandora, pero esta simplemente se voltea de espaldas y los recibe en sus placas reforzadas, las cuales, aunque perforadas, resisten el daño. 

Pandora: Yo tambien puedo hacer eso! ¡Labradorescence! 

Súbitamente , dos de las púas de la espalda de Cañón de Oro salen disparadas, hacia Jean como jabalinas. 

Jean: Tsk…  ¡Ara Style- Geflugelter Schild! 

El capitán logra cubrirse usando sus alas, y aunque no es atravesado, si siente la presión y los golpes que estas le dejan. Acto seguido, intenta aquello que le arranco la piel a pandlra de nueva cuenta, esperando que logré dañarle.

Jean: ¡Ara Style- Luftsabel! ¡Ara Style- Wind Hellebarde! 

No obstante los tajos aéreos solo hacen esto mismo, arrancan mas piel artificial y parte de su vestido, revelando mas máquinas. Perturbando a Jean, haciendo reír a Pandora. 

Pandora: ¿En serio es todo lo que tienes? Que lastima. A mi todavía me queda MUCHO. ¡Asterism! 

La mujer que es más maquina que persona dispara un torrente que emite primero un brillo cual estrella, cegando a Jean, lo que lo deja a medio proteger, por lo que Pandora le derriba y Jean queda en el suelo, muy agotado.

Jean: *jadeando* Maldición.. 

Pandora: Jajajajaja. Debiste aceptar un trato cuando podías. Un ser inmundo como tu jamás podrá vencerme a mi, un ser perfeccionado. He logrado superar mi humanidad ¡Soy invencible! 

Zachary: ¡Lo único inmundo aquí es tu presencia! 

Pandora se voltea entonces sorprendida, pues reconoce la voz, es su bueno para nada Meatsack, el cual tiene un rollo de papel azul en la mano.                               

Capítulo 668: Diamantina

Al mismo tiempo… 

Cutie:…mata. 

Gift: ¡Aghhh! ¡Ya estoy hasta su madre! 

Las trillizas continúan batallando contra Cutie, la cual, hasta ahora, tambien ha esquivado todos los esfuerzos de sus enemigas por eliminarla. Esto las ha agotado, e Ink esta cada vez más pálida por lo anteriormente sucedido en su batalla con Eddog, por lo que las tres empiezan a desesperarse. 

Tear: ¡Esto es una mentada! ¡No podemos seguir así! 

Ink: Entonces… *jadeo*… hagamos el  Watercolor Thunder. 

Tear: ¿Segura que puedes con ello? 

La chica asiente, y sus hermanas entonces asienten de vuelta. Acto seguido, la trilliza de la mancha se lanza hacia Cutie con un puño de frente, Cutie alza su espada para ultimarla, pero entonces, el brazo de Ink comienza a cambiar de color. 

Cutie: Técnica enemiga detectada. Cambiando… 

Tear: ¡Water! 

Pero de la nada, un chorro de agua la deja empapada y en el suelo, cortesía de la trilliza de la lágrima. Luego, la de la mancha aprovecha para saltarle encima. 

Ink: ¡Color! 

Cutie: Daños graves detectados. 

Ink le da un golpe tan fuerte en la cara que le bota el ojo electrónico, además de dejarle una marca roja con sus poderes de la Kara Kara, una señal para Gift que salta con su mano imbuida por completo en un relámpago. 

Gift: ¡Thunder! 

El golpe, el agua y la electricidad crean daños tan masivos que a Cutie se le fríe literalmente el cerebro y las maquinad que la hacen funcionar. La niña maquina cae. ¿Descompuesta? Si. ¿Muerta ? Es muy probable. Lo que importa a las hermanas es que ya no les dará mas problemas y, en jubilo, comparten un choque de cincos entre las tres. 

Gift: ¡Jaja! ¡Funciono! 

Tear: ¡Ahora, solo le queda a Pluma acabar con… 

Pero las Trillizas se quedan sin palabras al ver a Jean aun mas maltrecho de lo que ya estaba y a un tipo que no conocen haciendo frente a la aterradora Pandora. 

Jean : *jadeo* ¿Tu…  tu quién eres? 

Zachary: Un amigo de tu médico. Vengo a ayudar. 

Pandora: ¡Meatsack! ¿¡Que mierda te crees que haces. 

Zachary: ¡Ese no es mi nombre! ¡No soy un saco de carne! ¡Soy Zachary! ¡Y no dejare que me humilles nunca más!

La temible capitana cyborg se ve sorprendida, pero solo un momento. Al segundo, pone una cara de hastío. 

Pandora: Pshe…  inservible hasta el fin por lo que veo. Que decepción. La verdad esperaba que un día decidieras “mejorar”. Bueno, si ese va a ser el caso…  ¡te puedes ir al infierno ahora! 

La mujer intenta dispararle pero el pobre Zachary logra esquivar a duras penas. Acto seguido, Zachary le mete un golpe. Uno no muy fuerte, pero hay algo que tiene de diferente con los golpes que le ha dado Jean. A cañón de oro si le duelen. 

Pandora: ¡Aghhh! ¡Maldito! ¡Labradorescence! 

Zachary: ¡Gahh! 

Sin tener tiempo de nada, Zachary resulta atravesado de lado a lado por una de las púas de Pandora, con el costado clavado y atorado a la madera del barco. 

Zachary : Aghhh… ughhh… 

Pandora: ¡Muere! 

Pero justo cuando va a rematarlo, la mujer súbitamente cae de espaldas por un fortísimo golpe en sus piernas. 

Jean: ¡Fubkrallen Hellebarde! 

Se trata de Jean, que usando sus dos piernas, la patea tan fuerte como para lograr tirarla al suelo, lo que en realidad no la daña demasiado pero hace que sus propias púas se le atoren en el suelo. Luego, Jean le escupe en los ojos, y al tener la boca rota, le llena la visión de sangre. 

Pandora ¡Aghhh! ¡Que asco! ¡No veo! 

Jean entonces nota que aquel hombre herido le esta pidiendo que venga con una seña, por lo que aprovecha la caída de su enemiga para ir con él. 

Jean: No se que demonios hiciste ni porque lo hiciste pero fue pésima idea. 

Zachary: Si… lo se…  ughh… 

Jean: Resiste un poco. La ayuda vendrá. 

Zachary: Je…  ¿Qué demonios le pasa a esta tripulación? … todos son buenos tipos…  toma. 

El malherido hombre entrega a Jean el rollo de papel azul, y este lo toma sorprendido. 

Zachary: Te ayudara a ganar…  úsalo bien. 

La respiración del hombre se hace más lenta y, finalmente, cierra los ojos, exhausto. Jean, no queriendo fallarle a aquel extraño que se sacrificó para ayudarle, Jean toma la inmensa hoja azul y la extiende, quedándose sorprendido por lo que ve. 

Jean: Son…  ¡planos! 

Y no planos cualquiera, los mismísimos planos de Pandora. Cómo esta construida, escudos, armas, fortalezas… debilidades. Jean lee todo lo que puede con celeridad, pero a los ocho o nueve segundos, el papel súbitamente arde en llamas, producto de un disparo de Pandora, que ha logrado volverse a levantar. 

Pandora: ¡Basta de juegos, pajarito!  

Jean: Lo mismo digo.

Pandora: ¡Opalescence! 

La cyborg dispara un gran torrente de fuego pálido y lechoso hacia Pluma Azul-Dorada, pero este vuela a gran velocidad, y logra esquivarlo , aunque con gran esfuerzo. Acto seguido, se queda solo ahí estático en el aire. 

Pandora: ¿¡Que?! ¿¡ Te rindes! ? En ese caso acabare contigo, cobarde. ¡Iridiscence! 

Pandora empieza a reunir energía en su cañón que lo hace brillar tanto de blanco como de todo color en el arcoíris. Jean, no obstante, sigue en su punto en el cielo. Pero entonces, toma una pluma de sus alas, la mas larga de todas y la torna de negro con haki, el cual, por alguna razón, abandona sus brazos y piernas, los cuales tambien dejan de ser garras, concentrándose todo en esa única y larga pluma, la cual ahora es mas negra que la noche y mas dura que el diamante 

Jean: (No me queda mucho más haki. Es todo o nada) ¡Ara Style- Diamanten Federlanze! 

Como su jugara tiro al blanco, Jean lanza la única flecha justo al pecho de Pandora. Esta viendo, el esfuerzo risible, sigue cargando energía, sin intentar siquiera esquivar o bloquear, pues cree que sus escudos la salvaran… pero no lo hacen. 

Pandora: Aghh… 

La cyborg mira hacia abajo viendo un agujero en su cuerpo destellando luz. La pluma está detrás de ella, clavada en el suelo. La ha atravesado por completo. Súbitamente, la energía de su cañón deja de acumularse y se disipa por completo, se apaga, al igual que sus piernas mecánicas. Todo lo que es una maquina en ella se apaga, y su parte humana, ya extremadamente escasa, no puede mantener el resto de su cuerpo de pie, por lo que cae al suelo, sin posibilidad de levantarse. 

Pandora: ¡¿Qué me…  qué me hiciste!? 

Jean: Partí tu núcleo de energía, ser perfeccionado. Era eso o perforarte el corazón. Deberías dar gracias que tengo buena puntería. 

La ahora inservible cyborg esta en pánico, tratando desesperadamente de moverse sin éxito, sin poder evitar de ninguna forma, que Jean se ponga sobre ella, con su bota en su cabeza. 

Pandora: ¡No! ¡Espera! ¡No me mates! ¡Te daré lo que quieras! ¡Te lo ruego! 

Jean alza su bota en el aire pero la detiene en seco, lo que calma un poco a la mujer, pero luego ella ve su cara y siente aun mas terror que antes. 

Jean: Tú misma lo dijiste, Cañón de Oro. No me gusta matar. Pero eso no significa que no te vaya a hacer mucho pero mucho daño.

Y de un fuerte puntapié en el otro lado de la cara, un lado sin modificar, Pandora queda inconsciente y vencida.                                

Capítulo 669: Es un secreto

La batalla ha terminado, varios restos metálicos son apilados en el barco enemigo, mientras que los cyborgs son amarrados. Clones de Taylor atienden a los heridos por la batalla, y a los prisioneros liberados. 

Mujer: Gracias por venir a ayudarnos. 

Clon de Taylor: Somos aliados. Hubieran hecho lo mismo por nosotros. 

Mia se encarga de proveerles comida y agua, Isabel les entrega mantas previamente hechas por Taylor y Katrina los guía al salón de baile de la Spirit, donde los acomoda para que pasen la noche. 

Gift: Un poco de soldadura por aquí y…

Todos están ocupados. La trilliza de la cicatriz trabaja afanosamente en algo electrónico , con un cautín de lápiz provisto de energía por su propio brazo. Ink duerme en el piso, Tear ayuda a deshacerse de la chatarra tirándola al mar y al mismo tiempo, El Taylor real atiende las heridas de su capitán, el cual se ve particularmente cansado. 

Jean: Uff…  otra vez estuvo cerca. 

Taylor: Seh…  estas heridas lo dicen todo. ¿Qué te he dicho de…?

Jean: Ya sé , ya sé, no excederme. Pero no es mi culpa tampoco. Dos batallas el mismo día es mucho hasta para mi, y además tan cerca de lo de papá. 

Taylor: Hmm…  Deberías tomar vacaciones. 

Jean: Por una vez e estoy de acuerdo… uff... 

La mirada de cansancio de Jean se torna a una más ligeramente preocupada, y le hace una pregunta a su médico. 

Jean: El sujeto que vino a ayudarme. El que dijo que era tu amigo… 

Taylor: ¿Zachary? 

Jean: ¿Se repondrá? 

El médico le dedica una sonrisa. 

Taylor: El pobre está seriamente herido, desnutrido y deshidratado, pero sorprendente si. El vivirá. Supongo que es de esos de constitución fuerte como tú . Lo deje durmiendo en la enfermería. 

Jean: Bien. Me alegro. 

Taylor : Los cuidados que les dieron las Trillizas tambien ayudaron mucho. Lo que me recuerda. *gritando* ¿Seguras que están bien? 

El médico grita hacia las tres hermanas. Ink lo ignora pues sigue durmiendo y las otras dos solo ponen cara de hartazgo. 

Gift y Tear: ¡Que siiii! 

Taylor: Bueno, bueno. Yo nada más decía. 

Una vez terminan de curar sus heridas y de llevar a todos los prisioneros rescatados a la Spirit, los Piratas del Ave Azul y la Triada de Sangre se disponen a zarpar de regreso al cuartel. Aunque hay algo que aun les preocupa y Angélique no tarda en hacerlo notar a  su capitán. 

Angélique: ¿Está bien dejarlos así? Digo, son esclavistas. ¿No deberíamos denunciarlos a la Marine o aprisionarlos o…? 

Jean: No te preocupes. No irán a ningún lado con ese timón roto. Además, alguien vendrá a encargarse de ellos. Lo tengo todo controlado. 

Angélique: Ah… bueno. ¿Y cual es tu plan? 

El peliazul se pone sumamente serio por un segundo y empieza a caminar lejos mientras le dice. 

Jean: Te lo contaré después. 

Angélique se muestra muy confundida por esto y solo se le queda viendo al peliazul unos segundos, incapaz de adivinar su pensar. El joven capitán mientras, se dirige a Gift y le pregunta algo. 

Jean: ¿Lo lograste? 

La trilliza entonces extiende su mano, revelando una vez mas el botón rastreador de la Sociedad de los Parca. Su luz enciende y apaga, lo que indica que esta funcionando una vez más. 

Gift: Claro que lo logre, pero aun no se que pretendes hacer con él. 

Jean: Es un secreto. 

La chica de esponjoso cabello, que la verdad esperaba una mejor respuesta, solo le da una mirada entre confusión y enojo y se va. Jean por su parte,  vuela un segundo hasta el casco del barco enemigo y se queda ahí, por un segundo, hasta que sus camaradas le avisan que todo esta listo. 

James: ¡Todo listo! ¿Nos vamos? 

Big Bird: ¡¿Nos vamos!? ¡¿Nos vamos!? 

Jean: Si. ¡Nos vamos! ¡Pongan rumbo hacia Eiyuu! 

Todos: ¡Seehhh! 

Y entonces, la Ocean Spirit zarpa. El barco de los Golden Doubloon se queda atrás, junto a sus vencidos tripulantes… y una lucecita en forma de guadaña que prende y apaga pegada a su casco.                                 

Capítulo 670: ¿Cuál era su nombre?

Un par de días después… 

Es un día completamente nuevo y la paz reina… o mas o menos. Mia corre de un lado al otro en la cocina, debido al hecho a que ahora debe alimentar a tres veces más personas que las que debe usualmente. Katrina solo la ve desde la barra de la cocina, muy divertida. 

Katrina: ¿Segura que no quieres un clon? 

Mia: *jadeo * No…  yo puedo sola. 

El resto esta con sus tareas diarias. Evangeline y Samir están en el taller, Isabel y James limpian sus armas. Big Bird está en el nido de cuervo, Angélique al timón, Bert en la bodega con las reparaciones al Black Roselia, Taylor da un chequeo rápido a sus invitados y Jean… 

Jean: *Ronquido* 

Jean ni siquiera se ha molestado en salir de la cama aun. Por una vez, parece cumplir su promesa de no sobreesforzarse. No obstante, sus horas de sueño son interrumpidas por las Trillizas, que tocan a la puerta del cuartel de hombres. 

*toc toc*

Jean:  ughh…  ¡no estoy! 

Ink: Perdón por molestar, Pluma. Pero tu… “médico” dice que el sujeto este... Zachary, despertó al fin. 

Completamente espabilado ahora, Jean solo se pone pantalones, y se ata su coleta para ir a ver a aquel buen hombre que lo ayudo a vencer a Pandora.  Entran a la enfermería, donde Taylor de hace un chequeo. 

Taylor: Oh Aquí están. Ahora, si me disculpas, iré a ver a otros pacientes. 

Zachary: Gracias, Doc…

El médico deja a Su capitán y las trillizas con él, y Jean le sonríe de antemano.

Jean: Zachary, ¿no? Mi nombre es Jean. Gracias por tu ayuda con Payne. No tienes ni idea de lo útil que fue. 

Zachary: Je…  entonces si le ganaste. No necesitas agradecer, con eso tengo… 

Ex Meatsack se ve sumamente cansado y no quede moverse mucho de su cama de hospital pero se le ve genuinamente feliz por la derrota de su capitana y Jean le sonríe de vuelta. 

Jean: Ahora, se que ya hiciste suficiente pero necesitamos un poco más de tu ayuda. 

Zachary: Pues… no se si pueda hacer mucho pero voy a intentar… ¿Qué necesitas? 

Como dirigentes de Todos somos Esclavos, Jean y la Triada están en una situación única. No todos los días tienen a un subordinado rebelado de un esclavista por ahí,  así que intentan conseguir información al respecto 

Zachary: ¿Qué si Pandora había hecho esclavos antes?... Hmm…  aparte de mi je.. No, esta era la primera vez. 

Gift: Tsk… Ya vemos. 

Tear: Los hizo solo por dinero fácil, supongo. 

Zachary: Pero un miembro de la tripulación que ella adoraba lo compro como esclavo originalmente. 

Esto toma por sorpresa al peliazul y las hermanas, que en definitiva no esperaban esa respuesta ni por asomo.

Jean: ¿A quien? 

Zachary: A su Primer Oficial. No se si la vieron pero supongo que si. A Cutie. La niña cyborg sin mente. 

Esto sorprende aun mas a los aliados, especialmente a las Trillizas que se encargaron de destruirla. 

Jean: ¿De casualidad sabes donde la compro? 

Zachary: En una casa de subastas en Paradise. Ya era robot cuando la compró, pero eso fue lo que le gusto a Pandora. Le parecía invencible y eventualmente se obsesiono con volverse igual. Cutie tenia “marca de fabricante”, así que Pandora fue hasta Nuevo Mundo para conocerle y empezó a pagarle fortunas para volverse y a todos nosotros unas maquinas. Yo no acepte y por eso acabe como estoy, pero no me arrepiento. 

Ink: Iiish. Que dañada. 

Gift: Entonces para eso quería vender a nuestros aliados. Sacarles dinero para pagar sus mejoras creepys. 

Zachary:… básicamente. Aunque originalmente iba a dárselos a la misma persona que le hace las mejoras como pago, solo que no los aceptó. 

Jean: Je…  un científico loco con principios morales. 

Zachary: Pshe… ojala…  no los aceptó porque los únicos esclavos que quiere son niños… 

Esto deja completamente sin palabras a Jean y a las Trillizas, que  no pueden creer el horror que acaban de oír. De hecho, tienen que corroborarlo.

Ink: ¿Niños… esclavos? 

Zachary: Si…  ya se que suena horrible…

Jean: ¿Para qué? 

Zachary : Para hacer más como Cutie… Quien la “fabricó” tiene una obsesión con mejorar al ser humano y hacer armas vivas . Pero no sólo hace Cyborgs, tambien experimenta con ellos, les mete sustancias y drogas. Según  sus palabras, los niños son mas sencillos de modificar porque sus cuerpos aun están en desarrollo así que… bueno… por eso. 

Jean se ve muy horrorizado por todo esto, pero las más trastornadas son las tres hermanas. Se ven pálidas, hasta parece que van a llorar, o a vomitar, o ambas. 

Ink: Entonces…  esa niña cyborg sin voluntad que destruimos…  era… era como nos… Era una esclava. 

Zachary: Es muy probable que lo fuera… si. 

Las trillizas no pueden decir nada más, pero Jean, aun sabiendo que lo que acaba de oír es un horror, sabe que es una pista que la Alianza podría seguir hacia un nuevo objetivo. Así que hace una pregunta más. 

Jean: Zachary. ¿De casualidad sabes el nombre de este…  “científico loco”? 

Zachary: Si…  era una mujer. Su nombre era… Konztanze… Konztanze Uberlegen. 

Los pupilas de las tres hermanas se dilatan al oír ese nombre y una imagen se forma en sus cabezas. Una mujer de cabello corto y rubio, inmensas gafas redondas y una risa, una risa maniática. 

Su nombre es Konztanze

Jean: Ok. Has sido de mucha ayuda. Gracias, Zachary. Te dejamos descansar. 

Zachary: Si… de nada. 

El hombre se acomoda para dormir tranquilo por primera vez en mucho tiempo, y los cuatro aliados salen de la enfermería.

Jean: Muy bien, esto es horrible pero es grande. Le diré a Angélique. Ustedes, ¿podrían llamar a Betula-san? ¿Decirle todo esto? 

Tear:… seguro. 

Jean va entonces al timón, mientras que las tres hermanas se dirigen al cuartel de las mujeres, se aseguran que no haya nadie y cierran la puerta con seguro. Acto seguido, Gift se pone a llorar en brazos de Ink, mientras esta intenta contener las lágrimas y Tear se deja caer en una cama, completamente turbada. 

Tear: Sigue ahi...

Mientras tanto…  en otra parte del Mar… 

El barco de los Piratas Golden Doubloon esta ardiendo, docenas de sus tripulantes yacen muertos y su capitana, aun toda jodida por su batalla con Jean, se ve incapaz de ponerse de pie todavía para hacer frente a la amenaza que se yergue ante ella. Un hombre de guadaña y alas de demonio, muy furioso y con un botón que prende y apaga en la mano…

Azrael:*sarcasmo* Que chistoso, Blackie Junior. Que chistoso.

Pandora: ¿¡De que demonios estas hablando!? ¡¿Quién eres!?

Azrael ni siquiera le estaba poniendo atención a la mujer cyborg, pero cuando la ve arrastrarse ante sus pies, le da una mirada que implica que esta poco impresionado y luego llama a Kilian.

Azrael: ¿Cuánto?

Kilian: 247 millones.

Pandora: ¿¡eh!?

Azrael: Seh, me vale. 

Pandora: ¿¡Espera que vas a…!?

Azrael simplemente se da media vuelta, pero justo cuando parece que va a marcharse, toma su guadaña con las dos manos y la alza rápido.     

TO BE CONTINUED
                                                                                                                               
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.