FANDOM


Oscuridad profunda

Capitulo 721: Como amigo.

Más tarde… 

Isabel: *susurrando* ¡Por aquí, rápido! 

Los Piratas y las Ladronas se mueven a todo lo alto de Jacar, yendo siempre hacia el norte. No obstante, ha surgido un problema. La paliza que pusieron a aquel grupo de Pastores ha desatado la alarma de un “grupo hostil” en la isla, y están enviando patrullas a buscarlos.

Jean: *susurrando* ¡Vamos, vamos! 

Por sugerencia de Isabel, los aliados deciden mantener un perfil bajo en orden de mantener el factor sorpresa, razón por la que ahora se esconden y no pelean. Tras varias horas esquivando patrulleros, los aliados llegan a la primera y más  suriana región del norte, anunciada con otro arco derruido. 

Katrina: ¿Slabwater?

Angélique: Al fin llegamos al norte. Debemos estar cerca. 

Mia: Demonios. De todos los lugares por los que hemos pasado, este es por mucho el peor. 

Y es que la pelinaranja no miente. En otras regiones, como Flowerbed, mínimo aún había población. Donde estan ahora sólo hay ruinas y tierra. Las trillizas parecen turbadas. Es casi seguro que el lugar les trae recuerdos, y no solo de los buenos. 

¿¿??: ¡Vienen para acá! ¡Estan quemando las casas! 

¿??? : ¡Corran! 

¿¿¿? : ¡No! ¡Aléjense! 

Tear: *agitando la cabeza* Carajo… 

Jean: Esta comenzando a anochecer, deberíamos parar por hoy.

Evangeline: Entendido, capitán. 

El grupo decide guarecerse cerca de un edificio caído, ahí arman una fogata, y se disponen a comer y descansar, cosa que siempre les alegra, aunque hoy los ánimos estan raros. 

Jean: ¿Seguro que estas bien, Big Bird? No estas comiendo y apenas y hablas. 

Big Bird: No sé… no sé. 

Solo hay una poca de conversación por lo mismo, y esto hace que todos noten cuando, de nueva cuenta, la respiración de una de las Trillizas parece agitarse sin razón. 

Katrina: ¿Gift? 

Gift: *jadeando* Tengo… tengo que ir al baño. 

La chica sale corriendo, apretándose el estomago. Ante esto, Tear va tras ella diciendo que seguramente tiene diarrea o algo, pero solo provoca más sospecha, en especial por el rostro casi horrorizado de su hermana restante. Pero pronto, uno de los del Ave Azul desvía la atención sobre esto. 

Taylor: *bostezo* Estoy cansado. Me voy a dormir ya. 

Samir: Buenas noches, amor. 

El joven pelirrojo da un beso de buenas noches a su pareja y se retira un poco fuera de la vista de todos. No obstante, en lugar de acostarse, comienza a crear tela de su cuerpo y saca algo de su bolsillo. 

Taylor: Hmph… 

 A la par, Tear trata de calmar a Gift, la cual está sangrando de la nariz, de nuevo. 

Gift: Siento que me voy a partir en dos…

Tear: Calma. Respira. Ya casi acaba. Solo tenemos que… 

Taylor: ¡Ey! 

Las hermanas se quedan de piedra al ver que el médico las ha seguido y está viendo todo. Esto inmediatamente causa que la trilliza de la lágrima se ponga hostil. 

Tear: ¿¡Que demonios haces aquí!? 

Taylor: Vine a… 

Tear: ¿¡No tienes suficiente con robarle la foto a Gift y exponer nuestro dolor ante todos!? ¡Anda, ve y diles! ¡Ve y diles que…! 

Pero el pelirrojo no dice nada. Simplemente se acerca y extiende su mano hacia ambas ofreciéndoles el mismo pañito que acababa de crear hace un momento y una jeringa con su propio medicamento. Ahora, confundida, Tear lo toma y lo observa como si fuera algo increíble o mágico. 

Taylor: * haciendo mímica con su propia nariz* Para lo de la sangre. 

Tear: Pero… pero como lo… 

Taylor: No fue tan difícil unir los puntos. Se excusan de repente, se ven cansadas todo el tiempo, y no crean que no me he dado cuenta cuando Ink esconde su palidez. Se que estan enfermas. 

Las hermanas no pueden ni hablar del impacto. (Gift no podría hablar ni aunque quisiera en su estado actual). Solo escuchan como han sido descubiertas. 

Taylor: Por lo que sé no han visto a un médico en años. Y me detestan por alguna razón que ahora intuyo que es por ser médico, pero el punto más importante, el que me permitió saber más o menos” que pasaba, me lo dieron aquel día… cuando nos salvaron de la marine. 

Aquel día… 

Taylor se encuentra aún luchando por respirar ante la mirada aterrada de Samir que no se ha separado de su lado y no sabe cómo ayudarlo.

Samir: ¡Taylor! ¡Dime qué hago! ¿¡Cómo te ayudo?

Tear: ¡Atrás!

La chica ha logrado deshacerse de suficientes marines como para llegar hasta los piratas. Esta porta una enorme jeringa en la mano, a la cual le quita la tapa y se dispone a usarla en el pelirrojo que yace en el suelo.

Samir: ¡¿Que haces!?

Tear: Ayudarlo. Perdón. Esto va a doler mucho.

De un movimiento fuerte y veloz,  la mujer clava la aguja en el cuello de Taylor, el cual al principio se retuerce y jadea del dolor, pero a los pocos segundos, su respiración empieza a normalizarse e incluso, logra incorporarse por su cuenta.

Taylor: ¿Qué posibilidades había de que tuvieran el mismo medicamento que uso y que supieran como usarlo? Ninguna, cero. A menos que… necesitaran usarlo tambien, porque tienen una enfermedad parecida a la mía. 

Ahora, tanto Tear como Gift parecen estar al borde de las lágrimas. Lo sabe, descubrió su secreto, pero entonces, Taylor usa el paño para limpiar la nariz de Gift y luego, con delicadeza, le administra el medicamento. 

Taylor: No se preocupen. Yo… No voy a decir nada. Y hasta eso, entiendo. No quieren ir al médico que les va decir de nuevo lo enfermas que estan o como se van a morir. Y no quieren que nadie sepa porque no quieren preocuparlos. Lo se, me ha pasado. 

Gift:… ¿en… en serio? 

Taylor: Je, SIP.  Soy médico y me estoy muriendo. Que gran ironía, ¿no? Mi punto es que… si se sienten mal de nuevo, o algo pasa o lo que sea… pueden decirme. No solo como médico, sino cómo amigo. 

Una vez más, las dos de las tres trillizas están sin habla. Se ven hasta avergonzadas, incluso. Taylor, no queriendo incomodarlas más de lo que están,  solo se va, aunque no sin antes decir un…

Taylor: En serio… pueden confiar en mi. 

Capitulo 722: Aléjate… de… nosotras

A la mañana siguiente…

Angélique: ¿ Nada por aquí tampoco? 

Tear: Nope. 

Los Aliados han reanudado su camino por las regiones del norte, transitando, por ahora, en la región de Salthouse. Hasta el momento, nada. Ni muestra o señal de la base enemiga. Y la región parece estar aún más vacía que la anterior. 

Bert: Aquí ni siquiera hay ruinas. ¿Qué este lugar siempre estuvo vacío? 

Ink: No… Había casi tantas casas como en Slabwater. 

Samir: Raro. 

Lo que si hay son algunas piedras en el camino, algunas lo suficientemente grandes como para hacer tropezar a Taylor. 

Taylor: ¡Woaaah! 

Samir: ¡Cuida…! 

Pero inesperadamente, el joven médico es atrapado por Gift justo antes de caer y puesto de forma muy incomoda sobre sus pies. 

Tear: Ja, buena atrapada. 

Gift: Ten mas cuidado, bobo. 

Taylor: Ahmmm…  ¿gracias? 

Las dos se ríen, y Taylor  tambien. Esto sorprende un poco, para bien, a todos los del Ave Azul. Las chicas estan siendo mucho mas amables con él, aunque Ink se pone mortalmente seria por eso. 

Jean: No parece haber nada por aquí. 

Angélique: Hmmm, talvez debamos seguir hacia la siguiente… 

James: ¡Ey, chicos! ¡Por aquí hay algo! 

Los aliados corren hacia donde esta el cazador, el cual esta de cuclillas en el suelo, mirando algo sobre el. Ahí, hay marcas de extrañas sobre la tierra, o mas bien, rastros del paso de algo. 

Katrina: ¿Qué es eso? 

Evangeline: Marcas de arrastre de Waver. Las reconocería donde fuera. 

James: Pues por el número, calculo que son varias decenas. 

Isabel: Pastores seguramente. 

Jean: Vamos por buen camino entonces. 

Angélique: Las marcas van aun más al norte. Hacía… 

Trillizas: Woodsplinter… 

Jean: Hay que seguir entonces. 

Y así lo hacen, siguen las huellas de los Waver. Pronto, llegan a lo que parece ser una colina, las huellas suben por ahí. 

Ink: Del otro lado comienza Woodsplinter. 

Jean: Lo que sea que buscamos, esta ahí.

Todos los Piratas se apresuran a subir, con Jean y Big Bird siendo los primeros en llegar al poder volar. Sus camaradas se preocupan al ver que estos se quedan completamente estáticos al ver al frente, y solo comprenden lo que sucede cuando llegan tambien a la cima. 

Isabel: Eso… eso es… 

A lo lejos, muy lejos, se alcanza a ver un edificio extraño y ominoso. Evidentemente muy tecnológicamente avanzado. Decenas de inmensas cañerías se extienden hacia todas partes desde la parte mas central y desde su cima, una chimenea lanza una gran cantidad de contaminantes al aire, algunos de los cuales llegan donde estan los aliados. 

Samir: ¿Es su base? 

El lugar esta tambien rodeado por una vieja villa derruida  y una gran muralla construida aparentemente de vil escombro, lo que explica la ausencia total de casas en Salthouse. En su edificio central, hay un símbolo. Dos manos sosteniendo un cerebro. 

Gift: (susurrando) La casa de los Superiores… 

Ante esa vista, las Trillizas parecen desmoralizarse por completo una vez más. Como si estuvieran viendo su perdición misma. Tras confirmar que es su objetivo y un análisis tapido, los aliados deciden hacer reconocimiento. 

Jean: Big Bird y yo podemos ir por el aire y tratar de buscar aperturas o fallas en la defensa. 

Tear: Y puedo ir por el mar. Esa cosa esta frente al agua prácticamente, puede haber acceso por ahí. 

Taylor: Woah, espera. ¿Iras sola?

Tear: Bueno, Ink no puede nadar y Gift… bueno… 

Gift: No es la mejor idea. 

Taylor: Ah… entiendo. 

El doctor les guiña un ojo, comprendiendo que tal vez sea por su salud, cosa que nuevamente, a Ink no le gusta nada. 

Isabel: Lo ideal seria que vaya alguien contigo por si algo pasa. 

Mia: Puedo ir yo. De todos, soy la que mejor nada. 

Tear: Vale. 

Ink: Y yo puedo ir por tierra y revisar esa muralla, con mis poderes, nadie me verá. Pero necesito a alguien también. Gift saca demasiadas chispas y llama la atención a veces. 

Gift: * incomoda* Ahahaha… 

Evangeline: Si me lo permiten, yo la acompañaré. Puedo detectar enemigos si es que los hay. 

Los grupos son decididos entonces, y el resto decide avanzar cerca para dar apoyo en la retaguardia por si pasa algo. No obstante, antes de irse, Ink toma disimuladamente a Taylor de la mano. 

Taylor: ¡Woah! ¿Que pasa? 

Ink: Silencio. Ahora, no se que le dijiste a mis hermanas pero te lo dejare bien claro. Aléjate… de… nosotras.

El médico, confundido,  se hace levemente para atrás mientras que la chica lo mira como si quisiera hacerlo pedazos. 

Taylor: Si lo dices por lo que paso ayer, no te preocupes, lo se todo. Pueden confiar en… 

Ink: Literalmente no sabes nada. No te lo voy a repetir, si te veo aunque sea cerca de Tear y Gift, te arrancaré la tráquea de esa garganta tuya. 

La chica lo suelta y se va, dejando a Taylor confundido y un poco asustado. No obstante, comprende que ella seguramente se siente insegura por lo que el sabe. Y la deja ser. 

Jean: Muy bien, nos vamos. 

Y asi, comienza el reconocimiento en serio.  

Capitulo 723: Detectados

Encabezados por Angélique y Gift, el grupo que se mantiene a la retaguardia observa  el complejo de la Casa de los Superiores con cuidado. James usa la mira telescópica de su arma para ver.

James: No parece haber nada fuera de lo común…por el momento. 

Angélique: *con un Den Den Mushi en la mano* ¿Algo por allá arriba? 

Jean sobrevuela a mucha a altura el edificio junto con Big Bird, el cual continua muy raro. 

Jean: Nada por ahora, solo que parece una fortaleza infranqueable. La única posible entrada que veo es por esa chimenea y no creo que sea un lugar por el que salga uno vivo. 

Big Bird: Vivo… 

Gift tambien tiene un Den Den Mushi en la mano y se encarga de recibir las notificaciones de sus hermanas. 

Gift: Tear, ¿Cómo va todo de su lado? ¿Tear? Tsk, ya debe estar bajo el agua o algo. 

Taylor: Seguro que ella y Mia están bien.

Isabel: Espero… 

La trilliza llama entonces a Ink, la cual, junto con Evangeline y actualmente de color de la tierra y la arena, investigan las cercanías de la muralla. 

Gift: ¿Qué tal todo por allá? 

Ink: Silencioso y vacío. Evangeline no siente a nadie… y eso no me gusta. No es normal. 

La trilliza y la mujer alada continúan su reconocimiento, separándose algunos metros una de la otra.  Entonces ve algo en uno de los muros, bien cubierto por tierra. Tras rascarlo un poco se da cuenta que la cosa tiene ojos y que parece un… caracol. 

Ink: ¡Un Den Den Mushi Visual! 

Exactamente al mismo tiempo, Evangeline siente al muy malo venir hacia su compañera, pero lo único que puede hacer por ella es alertarla. 

Evangeline: ¡Cuidado! 

Por el grito, Ink instintivamente voltea la cabeza, lo que salva su vida pues una bala le pasa pitando tan cerca que le alcanza a arrancar cabello.  El origen del disparo es un francotirador en el edificio principal, mismo que se abre después para dejar salir a docenas de Pastores que de inmediato franquean la muralla para rodearlas. James observa esto desde la lejania, y alerta a todos de inmediato. 

James:¡Ink e Eve están en problemas! 

Angélique: *al Den Den Mushi* ¡Jean! 

Jean: ¡Voy! 

El grupo de la Retaguardia se lanza de inmediato al rescate de la chica alada y la de la mancha en la mejilla.  Estas ya están peleando con todo lo que pueden con las armas que pueden contra los enemigos que las confrontan. 

Ink: ¡Gravure! ¡Sgraphiate! ¡Aquafortis! 

Evangeline: ¡Twelve Apostles! 

No obstante, los enemigos resultan ser demasiados para ellas dos, y estos no dejan de dispararles. 

Pastor: ¡Fuego! 

Ink: ¡Gah! 

Evangeline: ¡Señorita Ink! 

Una bala alcanza a herir a Ink de un hombro, y está se retuerce de dolor, ante la mirada asustada de Evangeline. Estando las dos distraídas, seria muy fácil acabarlas, pero Jean aparece justo en ese momento y las cubre cuando una andanada de balas va hacia ellas. 

Jean: ¡Ara Schild! 

Los Pastores se ven sorprendidos por ello, y mas cuando todo el grupo de la retaguardia se presenta y los rodea. No obstante, aun están en seria desventaja numérica, por lo que Katrina de inmediato intenta subir sus números con sus poderes. 

Katrina: ¡Replicant Fifty! 

Una batalla campal inicia, y los usuarios de hojas de acero son los primeros en atacar.

Isabel: ¡Marguerite Stab! 

Samir: ¡Shiroga! 

Con un apuñalada y una bala de aire, la espadachín y el artista de cuchillos acaban con sus enemigos. James, por su parte, mantiene su distancia para atacar. 

James: ¡Orange Star! ¡Solar Prophecy! 

A la par, los luchadores físicos agarran a los que pueden contra el suelo a base de patadas.

Bert: ¡Marinade Hog Trotters! 

Angélique: ¡Turning Heel! 

Jean por su parte, en su forma hibrida normal, despacha a todos los que puede con sus garras. 

Jean: ¡Doppel Ara Schlitz! 

Gift por su parte, electrocuta a todos los que puede, pero no esta para nada al cien desde su última crisis. 

Ink: ¡Shovk Box! 

 Aprovechando que los enemigos han quitado mucha de su atención sobre Ink, Taylor corre de inmediato hacia ella, pues su herida aun sangra profusamente, no obstante en cuanto él se le acerca, la trilliza le da un manotazo. 

Ink: ¡Te dije que no te me acercaras! 

¿???: Eres muy estúpida entonces para no aceptar ayuda en ese estado… 

Un nuevo pastor hace acto de presencia, pero este resalta mucho de los demás. Es extremadamente alto, llegando a fácilmente a los dos metros con noventa, de cabello rubio en picos y una barba de chivo. Además, carga un extraño mayal y escudo. Tanto Ink como Gift parecen reconocerlo, con desagrado. 

Gift: Es uno de los lugartenientes… 

Ink: *jadeo* Blaster Caster.. 

Ante la mención de su propio nombre, el hombre sonríe.   

Capitulo 724: Invulnerable

El enorme hombre se alza altivo con sus armas, como si lo necesitara con esa altura suya, mientras que los aliados afianzan sus poses de combate. 

Blaster: Veo que conocen mi nombre…  pero al parecer, no conocen muy bien el termino de “propiedad privada”. 

 El hombre señala con una sonrisa burlona hacia el muro de escombros, lo que have hervir la sangre tanto a Ink como a Gift. 

Blaster: La gente no se va metiendo en las propiedades de otros, ¿Se les puede preguntar que diablos hacen aquí? 

Ink: ¡No tienes ningún derecho a decir eso, maldito! 

Aun herida, la chiva de la mancha en la mejilla intenta lanzársele encima, y esta vez, no toma ninguna de sus “herramientas”, se arroja directamente con su puño. 

Ink: ¡Body Paint! 

Taylor: ¡No, espera! 

Blaster: Je. ¡Mauler Shield! 

No obstante, el la detiene con su escudo de forma veloz, y en el caso de ella, inesperada, acto seguido, la arroja fuertemente al suelo. 

Ink: ¡Aghh! 

Blaster: ¡Summoned Burst! 

Taylor: ¡Coral Grab! 

El hombre intenta entonces pegarle con su mayal. Por fortuna, Taylor la quita del camino con sus cintas, para impacto de la Trilliza. Pero más impacto ver que el arma seguramente la habría herido de gravedad, pues esta genera un estallido localizado en el lugar donde impacta. 

Ink: ¡…! 

Blaster: ¡Aish! Bueno…  si no me quieren decir que vinieron a hacer aquí por las buenas, creo que se los sacaré matando a unos cuantos. 

Gift: ¡Quiero ver que lo intentes! 

La batallase reanuda, y los Piratas siguen enfrentando a los Pastores y a Blaster, pero aunque los primeros caen, este último parece tener un grado de “invulnerabilidad”. 

Evangeline: ¡Eros Sting! 

Katrina: ¡Copy Knife- Fan! 

James: ¡Matador Fury! 

Blaster: ¡Projection Reflection! 

Blaster se cubre al girar su escudo sobre si mismo, y de algún modo, no solo detiene los proyectiles, hacen que estos reboten, incluso el disparo de James que esta enteramente hecho de fuego. El tirador, la arquera y la lanza cuchillos tienen que echarse a un lado para no acabar heridos por sus propios ataques. 

Blaster: Ay, cositas. 

Isabel y Samir intentan atacarle entonces, con tajos aéreos de sus cuchillos y espada. 

Samir: ¡Shingetsu Kozuki! 

Isabel: ¡Sage Blow!

Pero una vez mas, el enorme pastor solo se cubre, sin ningún daño en el ni en su escudo. No obstante, esto lo deja con una abertura en su costado opuesto, que tanto Bert como Angélique intentan explotar con un par de piernas y haki de armadura. 

Angélique: ¡Charcoal Heel Strike! 

Bert: ¡Boar Trotter! 

Pero inesperadamente para ellos, Blaster los siente venir desde antes y usa su mayal contra ellos. 

Blaster: ¡Summoning Blast! 

De no ser por su haki, ambos habrían salido terriblemente mal parados aunque aun salen volando con heridas leves. 

Evangeline : Tch… mantra… 

Blaster resulta ser un enemigo formidable y nadie puede lastimarlo, además de que sus hombres hacen mas complicado cualquier intento de sumisión contra él a pesar de no ser particularmente difíciles de enfrentar y derrotar . Harto, Jean se torna en su forma Silber-Schwartz Harpyie. 

Jean: ¡Ara Pfeilspitze! 

El joven capitán dispara sus dardos pluma, los cuales si logran impactar… pero el escudo. No obstante, se quedan clavados y esto alerta al Pastor, el cual. Al notar que tambien ha perdido varios hombres, oprime un pequeño radio en su oreja potenciado por un den den mushi, todo sin dejar de pelear. 

Blaster: Jefe, aquí Caster. ¿Recuerda esa amenaza de seguridad en el perímetro? No, no me han derrotado. No, tampoco los he derrotado. Son duros de pelear, yo creo que mejor saca otros dos escuadrones. Del que traje ya perdí a la mitad de hombres. 

Esto alerta a los Aliados pues han derrotado al menos a un medio centenar de hombres ya. Van a traer muchos, muchos refuerzos. No es que no hayan estado en situaciones iguales o peores y podrían seguir luchando perfectamente. Pero la ex marine los hace notar algo. 

Gift: ¡Debemos retroceder! ¡Ponemos en peligro lo que realmente queremos hacer! ¡Ademas, los refuerzos podrían ser peores que este sujeto! ¡No tenemos a Mia ni a Tear! ¡Hay que irnos y volver con un plan! 

Ink: Tsk

Gift: Pshe… 

A nadie le gusta la idea, especialmente a las dos de las tres trillizas presentes, pero al final, Jean termina por dar la orden.

Jean: ¡Maldición, retirada!

No obstante, los Pastores no los van a dejar ir así como así y empiezan a correr tras ellos.

Blaster: ¡No los dejen escapar!

Pastores: ¡Tras ellos!

Pastores: ¡No los dejen escapar!

Jean: ¡Me lleva! ¡Doppel Ara Turbine!

Isabel: ¡Butterfly Orchid Tornado!

Con despliegues extraordinarios de fuerza, la espadachín y el hombre ave crean torrentes de aire que mandan al suelo a todos por varios segundos, acto seguido, Evangeline arroja un dial que libera humo y para cuando se disipa, los aliados se han ido.    

Capitulo 725: Si tenemos un plan

Mas tarde… 

Rich: ¡¿Cómo que escaparon!? 

Blaster: ¡Yo que se! ¡Pues ocurrió y ya! Tu nada más dile a Mercer que ya no tiene que venir con su escuadrón. 

Al interior del edificio, Rich Rider habla con Blaster vía Den Den Mushi. Mostrando su visible enojo por la forma en que maneja su subordinado esa cuestión de seguridad a la que le había enviado. 

Rich: ¡Cállate y ve a buscarlos maldita sea! 

Blaster: ¡Ya lo se, carajo! 

Blaster: Nada más te aviso, bato. Que se me hace que estos tipos son los mismos imbéciles que atacaron a nuestros chicos en Flowerbed. 

Rich: *sobándose el puente de la nariz* No jodas… 

Blaster: Si jodo… 

Rich: Tch… ve tras ellos pues. 

Ka’cha

El líder de los Pastores deja salir un suspiro furioso al techo mientras se guarda su aparatito de comunicación en el bolsillo. Este resulta estar en el mismísimo laboratorio de Uberlegen, la cual ha escuchado toda su conversación mientras está afanada y tarareando al revisar muestras de aparente sangre humana en un microscopio.

Konztanze: Ey, Richie Rich Rider.

Rich: *en voz baja* Detesto cuando me llama así. *normal* Si, señora. 

Konztanze: ¿Tienen grabación de esos sujetos? 

Rider: Ahm si. 

Konztanze: Muestra, por fa. 

El hombre pone la grabación en un monitor enorme que ella tiene ahí, y ella observa con atención sin dejar de poner gotas de sangre en una serie de portaobjetos. Aunque este se ve hastiado. 

Konztanze: Wow…. Fascinante. 

Rich: ¿Ya me puedo ir?

Konztanze: ¿Qué? Ah si, si. Ya lárgate. 

Luego, Konztanze llama a una mujer particularmente grande, y por la bata que usa, se puede decir que tambien es una científica cuestionable. 

Konztanze: Hey, Alita. 

Mujer: ¿Si, señora? 

• Miembro de la Casa de los Superiores. Alaudla. 

Konztanze: Me consigues un periódico de hoy y una taza de café. 

Alaudla: Si, señora. 

Al mismo tiempo… 

Los Aliados han regresado a la región detrás de la Colina en Salthouse para esconderse y atender heridas. Por petición de Gift, Ink deja que Taylor le cure el hombro. Taylor: Cuidado, esto va a doler. 

Ink: Tsk… 

Lo hace de mala gana al principio pero después, al ver el cuidado y la dedicación del pelirrojo, la chica se siente un poco menos amenazada por él. Solo un poco. 

Taylor: Ya está. Mientras no te muevas tanto estarás bien. 

La chica no responde y Taylor, sabiendo lo incómoda que la hace sentir, se aleja, pero entonces… 

Ink: Agh… hmmm… gracias. 

Taylor:… de nada. 

El médico le sonríe y ahora si se aleja, lo que hace sentir a Ink al mismo tiempo feliz y al mismo tiempo furiosa. 

Ink: Me lleva… 

Al mismo tiempo, el resto de aliados comenta todo lo sucedido. 

Bert: ¿Mia y Tear no contestan aun? 

Isabel: No… 

Jean: Tch, eso podría haber salido mucho mejor. 

Samir: Eran muchísimos, y luego el tipo enorme… 

James: Deja lo enorme. Su maldito escudo podía reflejar todo, hasta fuego. 

Isabel: ¿Cómo es eso posible? 

Evangeline: Hmm… el fuego es diamagnético puedes moverlo con imanes , debe ser alguna clase de generador electromagnético pero nunca creí que se pudiera aplicar así. 

Jean: Eso y que el bendito escudo era tan duro como los de Payne. 

Angélique: En todo caso, las armas que tienen son hasta más poderosas que las que creíamos que tenían…y deben haber peores. 

Los Piratas tambien comentan sobre la evidente superioridad numérica del enemigo así como otras cosas, como la barrera, lo inexpugnable del edificio y todo lo demás, lo que los hace llegar a una conclusión. 

Angélique: Lo mejor sería llamar a la Alianza. Venir con todos y montar un asalto, o hasta un asedio… 

Conforme empiezan a mencionar esto, los Piratas notan el rostro de las Trillizas se empiezan a decaer de nuevo, pero aunque comprenden el porque de su sentir, tienen que bajarles los pies a la tierra. 

Jean: Lo siento, chicas. Se que quieren enfrentar a Uberlegen aquí y ahora por lo que le hizo a su hogar, pero no podemos hacer esto solos.

Big Bird: Solos… 

Gift: Pero… 

Angélique: Jean tiene razón. La Alianza es nuestra mejor opción.

Jean: A no ser que tengan un plan mejor. Soy todo oídos. 

Pero las trillizas solo bajan la cabeza, entristecidas. 

Ink: No.. No tenemos un p… 

Tear: Si lo tenemos. 

El grupo se ve sorprendido al ver a Tear y Mia de vuelta, ambas mojadas y Mia incluso exprimiendo su ropa. 

James: ¿Dónde demonios estaban? 

Mia: Lo mismo podemos decir. Nos tenían preocupadas. 

Jean: Espera, espera, espera. ¿Tienen un plan?

Tear: Tenemos un plan.     

Capitulo 726: Tuberia

Mismo día, ya bien entrada la noche… 

Varios pastores vigilan el exterior de la Casa de los Superiores tras lo sucedido en el día. Parece todo tranquilo y aburrido, hasta que aparece Blaster, con un mal humor en particular y su escuadrón a las orillas de la muralla. 

Pastor: ¿Qué tal la cacería, señor? 

Blaster: ¡Mal!¿¡Que no estás viendo que vengo con las manos vacías!? ¡Agh…! El jefe se va a enojar conmigo… 

Pero entonces, todos se quedan mirando a algo en el cielo, algo está ahí,  enorme y volando encima de todo. 

Pastor ¿Huh? 

Blaster: ¿Pero que co*o es eso? 

Se trata del propio Jean, el cual en su forma hibrida entera, se dirige hacia los Pastores con un trozo de tela negra en las manos. 

Jean: ¡Gente de Jacar! ¡A partir de hoy, esta isla forma parte del Territorio del emperador Kaido “el de las mil bestias”! 

Todos se llenan de sorpresa y hasta temor al oír el nombre, mientras que Jean alza el pedazo de tela el cual es una Jolly Roger de los Piratas Bestias de quien sabe donde. 

Jean: ¡Únanse a nosotros y vivirán! ¡Enfréntennos y encararan a su propia aniquilación! 

Todos los Pastores, hombres y mujeres por igual miran anonadados, hasta que Blaster Caster al final sale del sopor de la impresión y empieza a gritar a lo loco. 

Blaster: ¿Qué mierda estan esperando? ¡Dispárenle!

Pero tan pronto da la orden, Jean solo los mira sonriendo altivamente y sale volando, perdiéndose en la negrura de la noche de la misma forma en la que apareció, para mayor confusión de los Pastores. 

Pastor: No es real, ¿o si? 

Pastor 2: Nah, está blofeando. ¿Cómo va a venir Kaido aquí? 

Pero entonces, se empieza ver que muy a lo lejos hay un resplandor. Un naranja intenso que ilumina el cielo por kilómetros, y esto si asusta a los Pastores

Pastor: ¿Qué mierda es eso? 

Blaster: Carajo… 

El hombre inexpugnable saca entonces su Den Den Mushi y marca velozmente.

Blaster: ¡Jefe! ¡¿Está viendo esto!? ¡¿Jefe!? 

Pero en su apuro, Blaster no se ha fijado en que a su líder jamás le entró la llamada. Este esta en el laboratorio de Uberlegen, atendiendo a otra llamada de emergencia. 

Rich: ¿Cuál es la situación en Greatmace? 

Pastor 3: ¡Nos están atacando! ¡Hay explosiones por todas partes! ¡Todo se quema y hay…. ¿Aves?! ¡No! ¡Espera! ¡AHHHH! 

La llamada se corta súbitamente, para pánico del líder pastor. Este observa el monitor que muestra las grabaciones de seguridad externas, lo que le permite atestiguar el resplandor naranja que se hace más y mas grande. Parece que esa amenaza sobre Kaido es…  ¿real? 

Rich: Señora. ¿Qué quiere que hagamos? 

Pero esta no responde, simplemente se queda ahí,  mordiéndose la uña del pulgar, pensando. Mientras tanto, Angélique y Evangeline estan en las cercanías de la base enemigas, ocultas y vigilantes. La Primer Oficial, con un Den Den Mushi en la mano, se contacta con su capitán, el cual se mantiene en el aire, oculto por la negrura de la noche. 

Jean: ¿algo? 

Angélique : Aun na… no, espera. Estan saliendo. 

Tanto la pelirroja como su alada compañera observan como la barrera de escombros se abre y al menos centenar y medio de pastores parten con rumbo al resplandor. 

Angélique: Mordieron el cebo entero. 

Jean: Bien. Las veo en el punto de reunión. 

El pirata vuela entonces, mientras que Angélique se aferra a Evangeline para ir juntas en su Jetboard. Los tres llegan al limite de la isla, frente a un peñasco, el mismo sobre el cual se yergue la Casa de los Superiores y en donde ya espera el resto de sus aliados. 

Jean: Funciono la distracción. Bien hecho, James, Big Bird. Ink

Big Bird:…. 

James: No fue gran cosa. Hacer minas incendiarias no es tan difícil. 

Ink: Tampoco pintar una Jolly Roger falsa. 

Mia: A lo que sigue entonces

Tear: Bert, ¿tienes las balsas? 

El maestro carpintero muestra entonces pequeñas balsas de su creación, pero por su simpleza y grosor mas bien parecen puertas. Encima solo cabria una persona y todos salvo Tear toman una para luego avanzar con Ink, la cual pinta marcas que brillan fluorescentes con su poder en las frentes de todos. 

Ink: Glow… 

Jean: Estamos listos para entrar. 

Tear: Vamos entonces. 

Los piratas se dirigen entonces a donde va la Trilliza de la lágrima seguida inmediatamente por Mia. Estas los guían a una cisterna que conecta con tubería inmensa que conecta a la Casa de los Superiores. Esta es lo suficientemente ancha como para que quepan dos personas acostadas, la cosa es, que esta casi totalmente inundada. 

Tear: Aquí vamos. Katrina, por favor. 

La joven asiente y con un toque de su mano, Tear se hace 13 Tears. Todas se meten a la cisterna y luego, cada pirata y ladrona con su balsa entran después , y usando cintas de Taylor, las Tears se hunden en el agua y empiezan a jalar las balsas con los piratas encima a través de la tubería. 

Tear: Griten si pasa algo. 

El viaje es tortuoso. Todo esta mojado y endiabladamente oscuro. Seria imposible ver de no ser por las marcas de Ink. 

James: Ughh…  que mal huele aquí. 

Mia: Al menos tu no estas en el agua. Imagina a la pobre de Tear. 

James: Hmmm… recuérdeme pedir un coral burbuja a Wendy la próxima vez. 

Bert: Chicos, no quiero alarmar a nadie pero creo que soy claustrofobico.

Katrina: ¿Quién no lo seria aquí? Justo arriba solo techo y abajo agua. Siento que me voy a ahogar aquí. 

Jean: Usuarios teníamos que ser. 

Mia: No sean tan nenas.  No falta tanto. Aguántense. 

Tras varios minutos, y una subida diagonal que les hecha agua en la cara, el grupo llega a una segunda fosa. Mas grande y de la cual se alcanza a apreciar que llega luz desde arriba, a través de lo que parece ser una coladera. 

Mia: Ya llegamos a la fosa del drenaje. 

Tear, la original, sale entonces del agua, y haciendo una Flecha con sus brazos, envía un torrente a la coladera. 

Tear: ¡Arrow! 

La tapa se bota, y luego Tear sube, para luego ayudar a subir a los demás. Todos observan a du alrededor, parece ser una zona muy abandonada del edificio, pero lo han hecho, se han infiltrado exitosamente en la base enemiga, para alegria de los Piratas… e impacto de las trillizas. 

Gift: ¿Estamos…?

Ink: Si…

Tear:… dentro.      

Capitulo 727: Ratoncitos

Secándose con toallas recién hechas, los piratas observan el lugar en el que estan. Parece un área de servicio a la que ya nadie va según la mugre y las telarañas. Y mientras lo hacen, Jean da un repaso de la situación. 

Jean: Bien. Recuerdan el plan todos, ¿verdad? 

Todos responden con un moderado si. No quieren hacer mucho ruido, después de todo estan en territorio enemigo. No obstante, las trillizas no responden, y curiosamente Big Bird tampoco. Parecen idos, dolidos y Jean y Taylor son los que mas lo notan. 

Jean: ¿Chicas? ¿Todo bien? 

Tear: ¿Qué? 

Gift: Ah, si, si el plan. 

Ink: ¿Qué paso vamos? 

Ante esta leve… “distracción”, el joven capitán decide dar un repaso al plan, solo para estar seguros. 

Jean: Paso uno. Convencer al enemigo de que Kaido viene y sacar a la mayor cantidad posible de aquí. 

James: Hecho. 

Jean: Paso dos. Infiltrarnos. 

Mia: Listo. 

Jean: Estamos en el paso tres ahora. Buscar la ubicación de los niños y de Uberlegen. Tras eso viene el paso cuatro. 

Katrina: Patear el trasero de esa mujer. 

Isabel: Paso cinco. Sacar a los niños y seis… 

Ink: Mandar a la p*ta este lugar. 

Jean: Básicamente. Bien, todos lo recuerdan. 

Ahora, los aliados tienen que seguir el paso tres. Buscar a los prisioneros y al enemigo. Salir del lugar no es difícil, pues solo hay una puerta que lleva a un gran pasillo. De ahí,  la cosa es ver a donde irán. 

Isabel: ¿Ahora que? 

James, Evangeline y Jean cierran los ojos. Los muros del lugar son gruesos y no disciernen bien las presencias, no obstante, aun alcanzan a percibir emociones colectivas. 

James: Hay… miedo… y mucho dolor. 

Evangeline: Dios... es horrible. 

Angélique:¿Dónde? 

Jean: Arriba. Hay que buscar como subir.  

Los Piratas avanzan un rato, evitando den den mushis visuales y algunos guardias. Primero, guiándose por la intuición de los usuarios de Haki, pero tras avanzar un poco, Tear Ink y Gift comienzan a adelantarse, yendo como si el lugar les perteneciera, o como si… ya hubieran estado ahí. 

Tear: Por aquí. 

Taylor: ¿Porqué por aquí? 

Jean: ¿Cómo saben a donde ir? 

Gift: No sabemos. 

Ink: Es una… corazonada… 

Jean: Seh… 

Eventualmente llegan a una gran sala que lleva a una inmensa cantidad de pasillos y escaleras. Las voces sufriendo vienen de todas esas direcciones también, así que los Piratas necesitan decidir como seguir o a donde ir primero.

Angélique: ¿Ahora a donde? 

Evangeline: Al pasillo de la izquierda se oyen mas fuerte. 

Katrina: Entonces, vamos por… 

Ink: Lo ideal seria separarse. Cubriremos mas terreno. 

Jean: Me suena razonable. Isabel, tu ve con las Trillizas… 

Trillizas: ¡No!

Las hermanas niegan tan fuerte que el resto se asusta, especialmente por que el sonido reverbera por lo vacío de la sala. Las tres, dándose cuenta de que la han cagado, proceden a excusarse. 

Tear: Bueno, es que… 

Ink: Seria mejor si fuéramos solas porque… ahmm… ahmm… 

¿???: Si tanto quieren separarse de ellos, yo las ayudo. 

A todos se les hiela la sangre al oír una voz de mujer hablándoles por alguna especie de altavoz, pero las hermanas se llenan de horror, hasta tiemblan. 

Trillizas: Es ella… 

No obstante, no pueden decir nada más, porqué súbitamente, muros empiezan a salir del piso, techo y paredes. 

James: ¡Cuidado! 

Bert: ¡Abajo! 

Jean: ¡A un lado! 

Ink: ¡Chicas! 

En cuestión de segundos, todos quedan separados. Jean acaba con Big Bird y Taylor. James junto a Evangeline. El resto de los del Ave Azul quedan juntos, pero las Trillizas, las Trillizas quedan cada una. sola y por su cuenta.

Ink:¡No! 

Tear: ¡Ink! ¡Gift! 

Gift: ¡Chicas! 

La desesperación se propaga entre todos cuando ninguno escucha respuesta del otro lado, los muros bloquean el sonido. Algunos intentan tirarlos pero el daño que les hacen es mínimo, aun con haki, y otros intentan contactarse vía Den Den Mushi, sin éxito. 

Angélique: No puedo contactarlos. 

Jean: ¡Cáete! ¡Maldito! ¡Muro! 

Voz: Ay, mi vida. Si quieren perder todo el día derribándolos está bien pero no es como que vayan a lograrlo, yo misma diseñe esos escudos. 

Jean: Aghh… ¡¿Quién eres!? 

Bert: ¡Muéstrate, cobarde! 

Pero la voz ignora por completo los gritos y se dirige especialmente a alguien en el grupo. 

Voz: ¡Mis queridas Luminarias! ¡Hola! ¿Extrañaron a Konztanze? 

Jean: ¿Konztanze Uberlegen? 

Taylor: ¿Es ella?! 

Los Piratas se ven confundidos y sorprendidos en sus propios espacios, pero la Triada esta en pánico total. Ink se está hiperventilando, Gift no puede dejar de llorar y Tear se aferra la cabeza con las manos, intentando no escucharla. 

Konztanze: Tengo más una idea de porque estan aquí,  mis lindas Luminarias. Aunque es una teoría medio estúpida y la verdad no me importa la razón en realidad. Pero ya que estan aquí…  ¿Qué les parece hacer un pequeño experimento conmigo? Ya saben, como en los viejos tiempos.

Trillizas: ¡…! 

La voz de Konztanze transmite demasiada energía, como si fuera una niña pequeña emocionada y esto no le gusta a nadie. 

Konztanze: Vamos a probar que pasa con 14 sujetos cuando los separas de su grupo y los enfrentas a un medio hostil. No se ustedes pero yo tengo varias hipótesis que quiero probar. 

Jean: ¿¡Quien demonios te crees? ¡Muéstrate! 

Los gritos de Jean desvían la atención de la científica hacia él, la cual la mira fascinada por el monitor conectado a un den den mushi en la nueva pared. 

Konztanze: Ay, hola. El hombre pájaro de antes, ¿no? Tu debes ser amigo de Lumen, Lux y Candela. 

Taylor: ¿Quiénes? 

Konztanze: Jean Black, ¿me equivoco? 

Jean: Tsk… 

Konztanze: Si, sé tu nombre, cariño. Supernova, hijo de John Black, con una jugosa recompensa sobre ti, y lindos poderes, debo decir. ¿Qué acaso crees que no se nada del mundo exterior?

El peliazul se siente más nervioso al oír todo lo que la mujer sabe de él, sobre todo por el tono condescendiente en que lo dice. 

Konztanze: Déjame preguntarte algo, niño. ¿De verdad creíste que soy tan estúpida como para caer en tu cuentito de Kaido? Jaja, no seas absurdo. Con esa recompensa hubiera creído que eras mas listo. 

Los piratas se dan cuenta de que todo fue una trampa. Ya sabían que venían. Era su plan desde el principio, y su nerviosismo crece. 

Konztanze: Ahora, ¿Qué harán ustedes, ratoncitos? ¿Correr sin sentido por el laberinto? ¿Encontrar la salida? ¿Sucumbir a las trampas? ¿Talvez ir por queso? 

Su voz se vuelve más y mas retorcida conforme habla, la mujer definitivamente es una psicópata. 

Konztanze: ¿o quizás los ratoncitos se sienten lo suficientemente valientes como para enfrentar al gato? ¡Kyahhh! ¡Que emocionante! ¡Perdón pero no puedo esperar más! 

Los aliados en todas partes escuchan esto atentos, furiosos y preocupados por el hecho que los están convirtiendo en parte de un experimento, el cual es más un juego enfermizo que otra cosa. Pero se preocupan y enfurecen más todavía al darse cuenta de que los enemigos empiezan a aparecer y a ir tras ellos.

Pastores: ¡Mátenlos! 

Konztanze: ¡Que comience el experimento!      

Capitulo 728: Variables

Angélique: ¡Swing Heel Strike! 

Pastor: ¡Gahh! 

El combate y las intenciones de atacar se propagan como pólvora conforme los enemigos llegan. La mayor cantidad aparece con el grupo mas grande de aliados, conformado por Angélique, Katrina, Mia, Bert, Samir e Isabel, los cuales se defienden con todo lo que tienen. 

Bert: ¡Marinade Hog Trotters! 

Katrina: ¡Replicant Ten! ¡Bodyguard! 

El robusto hombre se deshace de varios Pastores a base de patadas de jabalí, mientras Katrina disminuye su desventaja numérica con clones, aunque no puede crear muchos por el reducido espacio, por lo que solo los usa como defensa. 

Katrina: ¡No se cuanto vayan a aguantar! ¡Van ustedes! 

Mia: ¡Estilo de la Flauta larga! 

Samir:  ¡Shiroga! ¡Kuroga! 

Isabel: ¡Mount Ceiling Flower Snicks! 

Tanto a corta como a larga distancia, los Piratas se deshacen de varios enemigos a la vez. Pero vienen más y más y más y más, están completamente sobrepasados. 

Bert: ¡Angélique, ¿Qué hacemos?! 

Angélique: ¡Hay que salir a espacio mas abierto! ¡Luego ya veremos como pensar un plan! 

Isabel: Tengo una idea. Pero va a doler… 

Mientras, en otro lado del muro, los tiradores rubios del Ave Azul estan completamente superados en numero, aunque sus habilidades aun prueban su superioridad. 

Evangeline: ¡Twelve Apostles! 

James: ¡Orange Star! ¡Royal Cougar! 

Con flechas y disparos incendiarios, la mujer alada y el joven tuerto se abren paso mientras no dejan de correr. Su objetivo es claro. 

James: ¡Aun puedo sentir a los demás! ¡Parece que todos estan bien, pero se estan separando! 

Evangeline:  ¡Tambien los siento! ¡Seguro que acabaron como nosotros! ¡Hay que encontrarlos primero! ¡Sube! 

La inventora saca su Jet Board y James se aferra a su cintura para luego salir los dos pitando. A la par, las Trillizas, cada una por su cuenta, andan con la estrategia clásica de golpear y correr, pero la desesperación en sus rostros es tanta que parece que van a colapsar de miedo en cualquier momento. 

Ink: ¡Gift! ¡Tear! 

Tear: ¡Chicas! ¿¡Donde están!?

Gift:*llorando* ¡Por favor! ¡Ayuda! 

Pero nadie responde, están solas y rodeadas. 

Jean: ¡Doppel Ara Schlitz! 

Taylor: ¡Twin Coral Grab – Ragdoll! 

Big Bird: ¡Tua Claw! 

Jean, Big Bird y Taylor por su parte, pelean sin parar contra docenas de enemigos. Pero siguen llegando y llegando. 

Taylor: ¡Jean, ¿Qué hacemos?! 

Jean: ¿¡Que no es obvio!? ¡Ara Fubtritt! 

El pelirrojo mira a su capitán, confundido, y es entonces que se da cuenta de lo furioso que está. 

Jean: ¡Hay que ir por Uberlegen! ¡Solo así acabara está locura! 

Taylor solo asiente en aprobación, y Big Bird grita para dar su apoyo, sin dejar de pelear. No obstante, la aludida observa divertida desde su segura consola toda la situación. 

Konztanze: Pongamos nuevas variables. 

Acto seguido, la mujer acciona una serie de botones y palancas, que generan efectos varios y terribles. 

Katrina: ¡Cuidado! 

El grupo de Angélique se queda horriblemente boquiabierto al ver que de las paredes que los separaron empiezan a salir armas de fuego, y éstas los apuntan. 

Angélique: ¡Cubranse!

Estas solo disparan a los piratas, no al enemigo, gracias a una inteligencia artificial de algún tipo. Angélique y Bert se cubren con su haki, Isabel y Samir hacen lo propio con sus clones y Katrina intenta cubrirse a si misma y a Mia con sus clones. 

Angélique: ¡Aghh! ¡Ahora, Isa! 

Isabel: ¡Earth Core! ¡Gap of the Daisy Field! 

La espadachín usa a Fleur de Lys para partir el suelo donde estan, el cual no esta hecho de esos escudos, para que ella y sus compañeros puedan bajar a un área mas segura. Por desgracia, esto la deja a merced de las balas a ella. 

Mia: ¡Isa, no! 

En un intento de protegerla, Mia usa su cuerpo, siendo herida en el proceso. 

Isabel: ¡Mia! 

A la par, el piso se rompe, y todos caen abajo, corriendo para esquivar los tiros y enemigos que aun les asedian desde arriba. Isabel por su parte, tuene que arrastrar a Mia, la cual esta seriamente herida de una pierna. 

Isabel: ¡Mia! 

Mia: No es nada… lo juro. 

Angélique: Necesitamos encontrar a Taylor. 

Tras unos segundos, los ataques del piso superior cesan. Las metrallas se repliegan e igual los enemigos. 

Katrina: ¿A dónde van? 

Samir: No caímos de tan alto, deberían poder seguirnos. 

¿???: Eso es porque ahora yo me encargaré. 

Los Piratas voltean a ver quien demonios les llama ahora, encontrándose con una mujer de mirada severa, y detrás de ella, una veintena de Pastores cyborg. 

• Lugarteniente de los Pastores: Mercer Berserker. 

Angélique: Tch… seguimos en la sartén. 

A la par, Evangeline va avanzando desesperadamente en la Jet Board con James a su espalda, ya no los siguen enemigos pero los muros, piso y techo  se están cerrando. 

James: ¡No lo vamos a lograr! 

Evangeline: ¡Si lo haremos! ¡Agáchate! 

El rubio hace lo que le dice su compañera, y en última, logran llegar a una parte donde los muros no se cierran, aunque se caen al hacerlo y Evangeline pierde su Jet Board, la cual es aplastada entre los muros. 

James: ¿Estas bien? 

Evangeline: *jadeo* Si… si…. Dame un segundo. 

¿???: Awww, pero yo quiero pelear ahora. 

Los Tiradores rubios se quedan de piedra al oír a nada más y nada menos que Blaster Caster. El cual va acompañado por una buena cantidad de subordinados.

James: Tsk… 

James: ¿Qué dicen? ¿Round Dos? 

Jean, Taylor y Big Bird no estan en una situación mejor, ambos estan usando sus poderes para separarse del suelo, en donde no dejan de salir púas al azar y se han visto súbitamente rodeados por Autómatas de la clase DFF 5000 los cuales van dirigidos por uno de los científicos de Uberlegen. 

Firminus:  Vaya, que listos. A ver si pueden sobrevivir a lo que viene.       

Capitulo 729: Cyborg con potencial

Mercer: ¡Mátenlos! 

Angélique: ¡A ellos!

La batalla sigue en el piso inferior. Mercer ordena a sus hombres abrir fuego sobre los piratas, pero se defienden de la misma forma que de las metrallas del piso superior. 

Katrina: ¡Replicant Twenty! 

La joven usa sus clones para cubrirse a si misma y a Mia, que sigue herida en el suelo. Angélique y Bert por su parte , se recubren de negro haki para bloquear. 

Angélique: ¡Charcoal Heel Defender! 

Bert: ¡Stuffed Boar! 

La espadachín y el herrero de la tripulación, no obstante, van todavía las lejos que en su ultima defensa, usando sus escudos de acero para la ofensa. 

Samir: ¡Uzumaki Ginga Ba! 

Isabel: ¡Palm Leaf Ram! 

Samir usa sus cuchillos para reflectar todas las balas hacia él de vuelta a su origen, mientras que Isabel envía su muro de cortes hacia adelante. Esto derrota fácilmente a varios de los cyborgs, viéndose reducido su número, para sorpresa de Mercer. 

Mercer: Agh… ¡Ofensiva física! ¡Ofensiva física! 

Los cyborg se empiezan a reír, estos empiezan a desplegar mazos, pinzas, espadas y hasta mayales  de sus extremidades. No obstante, los del Ave Azul no se ven amedrentados. 

Bert: ¡Boar Smash! 

Angélique: ¡Charcoal Heel Breaker! 

Katrina: ¡Knife Multipress! 

Bert y Angélique se valen de sus potentes extremidades y armadura para destruir las partes metálicas de los cyborg, mientras que Katrina usa sus clones para inmovilizar y apuñalar las partes biológicas.  Algunas cyborgs intentan disparar pero Isabel y Samir los despachan de la misma forma. Tras unos minutos, solo queda Mercer, quien no ha entablado combate en ningún momento y ahora se  le observa sola, aunque no nerviosa y aun mal encarada. 

Mercer: Vaya. Sinceramente no creí que tuvieran tal… habilidad. 

Angélique: Creo que tambien cuenta la experiencia. Ya habíamos enfrentado a cyborgs antes. 

La Pastora pone una cara de hastío ante estas palabras, como si lo que dice Angélique no la impresionase. Tampoco parece intimidarse con los piratas rodeándola lentamente.

Mercer: ¿Ah si? ¿Y se puede saber contra quién? 

Angélique: Seguramente los conocías y eran amiguitos tuyos. Los Piratas Golden Doubloon. 

Ante esto, Berserker pone una cara confundida, como si no tuviera idea de lo que le esta hablando. 

Mercer: ¿Los Piratas Golden…? Ohhhhh. Los idiotas de Pandora Payne. La loca obsesionada con las maquinas. Jeje. La verdad eso no cuenta. 

Angélique: ¿Huh? 

Mercer: Sus cyborg en su mayoría eran basura. Ella y la niña que daba miedo eran las únicas buenas pero eran inútiles siendo tan inestables de aquí *señala su cabeza* Uberlegen realmente les estafo. 

La mujer ahora si toma pose de combate, lo que les alerta a todos, por lo que afianzan sus guardias. 

Mercer: Si quieren ver a un cyborg con verdadero potencial, se los mostrare entonces. ¡Electraction! 

La mujer alza sus manos hacia el aire y un sonido eléctrico sale de ellos. Súbitamente, todo el metal del lugar se empieza a atraer hacia sus brazos a una velocidad de vértigo. 

Bert: ¡Cuidado! 

Angélique: ¡Un imán! 

Varios de los piratas tienen que hacerse al suelo para evitar ser empalados, desmembrados o decapitados por el material flotante. Para colmo, esto arrebata a los piratas sus cosas. Angélique pierde su cinturón, Bert sus herramientas y Samir, Isabel y Katrina pierden sus armas. 

Samir: ¡No!

Isabel: ¡Fleur de Lys! 

Habiendo desarmado a la mitad de sus enemigos, ahora Mercer carga contra ellos, usando el metal aun pegado en sus brazos como marros acoplados a su cuerpo. 

Mercer: ¡Migital! 

De un solo golpe, Isabel sale disparada contra una pared, escupiendo sangre. 

Samir: ¡Isa…! 

Mercer: ¡Hidarital! 

Y de otro especialmente veloz, Samir es disparado hacia el otro lado de igual o hasta de peor forma. 

Katrina: ¡Chicos! 

Mercer: ¡Nital! 

Ahora, con los dos puños, Mercer se abalanza contra Katrina. Esta logra reaccionar lo suficientemente rápido como para poner un clon frente a ella, reduciendo el impacto, y otro atrás para ablandar su caída, aunque aun así, se ve muy lastimada. 

 Katrina: *cof cof*

Mercer: ¡Bombardierna! 

La mujer alza su pierna para revelar un lanzagranadas en su talón, el cual apunta directo a la músico. Por fortuna para ella, su amiga de melena roja corre a defenderla con su propia pierna. 

Angélique: ¡Charcoal Heel Defender! 

El disparo sale desviado hacia el techo, haciendo que otro pedazo se caiga, para alivio de Angélique de ver a Katrina a salvo. Por desgracia, esto la distrae, y Mercer le atiza la ñierna con sus brazos marro. 

Mercer: ¡Nital! 

Angélique: ¡Aghhh! 

La pelirroja casi siente que la pierna se le parte en dos lo que la hace recular y tropezarse. La lugarteniente va a ultimarla pero Bert literalmente la taclea para evitarlo. 

Bert: ¡Whole Hog! 

Angélique alcanza a levantarse ignorando su propio dolor, mientras Mercer se quita a Bert de encima rápidamente. Tanto la navegante como el carpintero intentan conectar golpes y evitar los de Berserker, con mas o menos éxito, volviéndose una pugna brutal, y los Piratas estan sufriéndola.

Mercer: ¡Migital! 

Bert: ¡Gahh! 

Katrina: ¡Chicos! 

La joven músico se levanta al fin, muy dolorida, mientras que Isabel y Samir aun luchan por ponerse en pie. Está pensando en que hacer, cuando siente una mano en su hombro. Casi le da un ataque hasta que ve que es Mia, la cual se ha levantado con una sola pierna apoyada en el suelo. 

Mia: Te puedes mover, ¿no? 

La joven asiente, mirando la sangre que aun mana de la herida de Mia. 

Mia: Ve a ayudar a Samir y a Isa. Yo iré a ayudar a Bert y Angélique. 

Katrina:  ¡Pero…! ¡Tu pierna! 

Pero la Bebedora le sonríe.

Mía: Tu tranquila… tengo un plan.

Y diciendo eso, la Bebedora finalmente toma una pose de combate. Una singular.        

Capitulo 730: Triple Amenaza

Mia: Esto es lo que vamos a hacer. 

Mia susurra algo a la Katrina real mientras los clones de ésta ayudan a Samir e Isabel a levantarse. Ambos parecen muy golpeados aunque pueden estar de pie aun. Es precisamente la espadachín, ya de pie, la que nota la pose específica que hace Mia, y se preocupa por ello de inmediato. 

Isabel: Estilo de la Pierna Lisiada… 

Angélique y Bert no dejan de atacar y defenderse de Mercer y los tres ya se ven considerablemente mellados. En cierto punto, Bert logra asestarle un golpe en la cabeza. 

Bert: ¡Boar Ear!  

Si bien, esto hace cimbrar a la cyborg, ella se repone rápidamente y le dispara en las  costillas con su lanzagranadas. 

Mercer: ¡Bombardierna! 

Bert: ¡Aghh! 

Angélique: ¡Bert! 

El hombre recula. Se ha alcanzado a cubrir con Haki pero aun tiene heridas. 

Angélique:¿¡Estas bien?

Bert: Agh…. Costilla rota… Si pudiéramos darle más fuerte… 

Pero entonces, la pelinaranja le grita al carpintero y la navegante. 

Mia: ¡Chicos! ¡Triple Amenaza! 

Angélique y Ver se ven sorprendidos por el grito, saben exactamente que significa pero se les ve inseguros.

Angélique:! No nos va a dejar!  ¡No nos da descanso! 

Mia: ¡Solo háganlo! ¡Ya lo tengo cubierto! 

Mercer, al ver como hacen planes sobre como vencerla, no sabe como sentirse al respecto. ¿Debería enojarse o reírse… ? Al final, decide enojarse. 

Mercer: ¡No hablen de mi como si no los oyera! 

La mujer se dispone a abalanzarse sobre los Piratas otra vez, pero justo en ese momento  nota que una sombra le tapa la luz de arriba. 

Mercer: ¿Huh? 

Katrina: ¡Multipress! 

Treinta clones que pareciera que salieron de la nada se le enciman y la restringen inmediatamente. Una incluso usa sus manos para taparle los ojos. 

Mia: ¡Ahora! 

Mercer: ¡Aghhh! ¡Quítense! 

No obstante, con un leve despliegue de fuerza, Berserker los destroza a todos y se los quita de encima. 

Mercer: Porquerías.

Pero entonces, su rostro se llena de sorpresa. La razón, dos piernas van rumbo a su cara, y otra hacía su nuca. Las dos de enfrente tienen haki y una esta al rojo vivo.  Se trata de Angélique, Bert y Mia a la par. A eso se refería Mia con un plan, y su rostro muestra fiereza mientras lo efectúa. 

Mercer: ¡…! 

Mercer mira con horror, no tiene forma de escapar a esa velocidad. Pero Isabel también se muestra aterrada. 

Isabel: ¡No, Mia! ¡Tu pierna no resistirá! 

Pero ya no hay forma de detener lo que sucede y las tres patadas dan a la cyborg completamente de lleno.  

Angélique, Bert y Mia: ¡Flamed Boar al Tequila!

Su mandíbula se oye romperse y puede que tambien su cuello. Una vez  las piernas se retiran, Mercer cae al suelo. Sangrando y emitiendo un leve chillido en su inconsciencia. 

Mercer: iiih… iiih… 

Pero Mia se cae tambien, retorciéndose del dolor. Sus compañeros, oyéndola gritar, corren de inmediato a ayudar. 

Angélique: ¡Mia! 

Katrina: ¡¿estas bien!? 

Mia: *aguantándose el dolor* Si… estoy genial. 

Isabel: ¡No, no lo estas! ¡Te dije que tu pierna no resistiría el impacto estando así de lastimada! ¡Y menos si Bert y Angélique usaban haki! 

Angélique y Bert:¿ ¡Eh!? 

Samir: Déjame ver. 

El herrero, usando el escaso conocimiento que su abuelo y Taylor le han transmitido revisa la pierna de Mia mientras esta agarra su botella y se la empina en un intento de mitigar algo el dolor, y por el ceño que  tiene el castaño, es algo serio. 

Samir: No estoy seguro pero creo que el hueso se rompió en varias partes. 

Mia: ¡Aghh! ¡Me lleva! 

Isabel: Hay que entablillarla por mientras. 

Por suerte, las armas enemigas resultan ser un inmovilizador muy efectivo. Mientras la entablillan, Katrina se acerca al cuerpo de Mercer, aun con espasmos y con fuerza, le quita algo de los brazos, su arma y la de sus amigos. 

Katrina: Esto es nuestro. 

Una vez “tratada” la pierna de Mia, Bert la levanta en su espalda y con sus armas de vuelta, todos dirigen su vista a su Primer Oficial. 

Isabel: ¿Ahora a donde? 

Angélique: Fácil. A buscar a Taylor.  

Capitulo 731: Un dial raro

        Minutos antes… 

James: ¡Cuidado! 

Los dos tiradores del Ave Azul enfrentan a Blaster Caster. Justo ahora, se hacen a un lado para evitar su potente mayal explosivo. Esquivar sus ataques no es difícil gracias a su haki, pero el problema no es ese, el problema es atacarlo de vuelta. 

Evangeline: ¡Eros Sting! 

La mujer alada intenta dispararle una flecha más grande y poderosa que la última vez que pelearon, no obstante, Blaster vuelve a usar su infranqueable escudo para hacerla botar. 

Blaster: ¡Eso no funciona conmigo! ¡Summonning Blast! 

Pastores: ¡Habrán fuego! 

Evangeline: Tsk… 

Con grande esfuerzo, la mujer alada logra evitar la explosión y los disparos. Ya que sus ataque son funcionan contra el gran hombre del escudo, decide deshacerse de unos cuantos pistoleros. James, mientras, intenta hacerse con un plan para superar la defensa de Caster. 

James: Mientras no le de al escudo, todo bien. ¡Yellow Star…! 

Blaster: ¡Se los tengo que decir un millón de veces! ¡Eso… no… funciona! 

James dispara, y el hombretón se pone en posición para deflectar el ataque con su escudo enorme. Pro entonces, el hombre se da cuenta de algo. James esta sonriendo. 

James: ¡… Dancing Danger! 

Usando su “observación “ James ha predicho como se cubriría el hombre y utiliza su Dancing Danger para rodear su defensa e impactarle directo del otro lado. Pero inesperadamente, justo cuando parece que esto funcionara, su disparo se desvía igual, incluso sin acercarse al escudo. 

James: ¡…! 

Pastores:¡Gahhh! 

El disparo termina hiriendo a varios Pastores que había en el camino, pero Blaster esta bien, perfectamente ileso. 

Blaster: Eso tampoco funciona conmigo.

Evangeline ha visto toda esta escena también, y frunciendo el ceño, llega a una conclusión 

Evangeline: Tch…  tenia razón en mi suposición. Su escudo es electromagnético. 

Blaster: ¡Justo eso! ¡Mi escudo es electromag…!... electromágico… ¡si, eso! 

James: Si sabes como funciona, ¿hay alguna forma de detenerlo? 

Evangeline: Creo que si.

La joven bilkan toma su carcaj y busca algo para luego sacar una flecha con cadena y un dial de aspecto peculiar, pero antes de que pueda hacer algo…

Blaster: Meh. Ya me aburrí y ustedes estan muy idiotas. ¡Summon: Nuke! 

El hombre carga hacia Evangeline con su mayal, y esta lo esquiva al sentirlo venir. Por desgracia, el estallido resulta ser mucho más fuerte que los anteriores y la arquera sale volando, herida. 

Evangeline: ¡Gah! 

Blaster: ¡Jaja! Le di. 

James: ¡Evangeline! 

Blaster: ¡Ahora muere! 

El gran Pastor ya esta a punto de vapulearla, pero James alcanza a sacarla del peligro, recibiendo a la par algunas quemaduras. 

James:¡Agh! ¡Evangeline! ¡¿Evangeline?! 

James esta en pánico al tener a su amiga malherida en brazos, pero esta reacciona, para su alivio. 

Evangeline: Ay…  eso dolió. 

La chica se logra levantar y se dispone a seguir con lo que estaba, pero tan pronto intenta tomar su arco siente un dolor terrible. Su mano esta seriamente quemada, ni siquiera puede tensarlo. 

Evangeline: ¡Maldición! 

Blaster: ¡Mueran! 

Ambos esquivan otra explosión, esta vez con mayor éxito. Janes nota que su camarada aun intenta poner la flecha en el arco y usar el dial en este tambien, por lo que sin pensarlo, se lo arrebata. 

Evangeline: ¡James! ¿¡Que estás…!? 

James: Yo lo hago. No te preocupes. 

Evangeline:  Pero… ¡pero es peligroso! 

James: ¡¿Más que esto!? ¡Además, tu ibas a hacerlo! 

Evangeline: ¡Es diferente! 

Blaster: ¡Summon: Nuke! 

Ambos vuelven a esquivar, quedando esta vez separados uno del otro. Viendo que su compañero va a actuar si o si, la chica toma entonces su dial de flama en su mano y empieza a correr. 

Evangeline: ¡Bien, pero hazlo rápido! ¡Flamethrower! 

La chica usa el dial como lanzallamas, llamas que Blaster evita usando su arco para cubrirse. Lo que este no predice es que estas llamas se disparan hacia todos lados, hiriendo a sus de por si heridos hombres. 

Pastor: ¡Señor, cuidado! 

Blaster: ¿Huh? 

Janes aprovecha entonces su distracción para cambiar el dial del Providence y cargar la flecha con cadena, y tensarla. 

James: ¡Listo! 

Evangeline: ¡Dispara al escudo! 

Blaster, por supuesto, oye todos los gritos de sus enemigos, y creyéndose invencible aleja a Evangeline con su mayal  y cubre de James cuando este dispara, pero, este resulta ser un error grave. 

Evangeline: Holy Virtue- Charity… 

El Dial en Providence resulta ser uno de Trueno, dando una fuerte descarga tanto a James como a Blaster. 

Blaster: ¡Aghhh! 

James: ¡Gahahhh! 

Ambos caen de rodillas, lastimados. Blaster incluso suelta su mayal. Para su mala fortuna, Evangeline aun esta cerca y lo toma para luego, con la mano que le queda buena, se lo arroja encima. 

Blaster: ¡Eso no funcionar…! 

El Pastor intenta usar su escudo como siempre, pero esta vez, no funciona en absoluto. El choque eléctrico ha destruido sus componentes y deshecho el campo magnético . La explosión le da de lleno y este cae de cara al suelo, finalmente.

Evangeline: Funciono…

James: *jadeo* ¿Lo… lo hice bien? 

La chica rubia corre a ver a su camarada, el cual sigue de rodillas. Esta algo tocado, pero parece que estará bien. 

Evangeline: Lo hiciste perfecto.

Y acto seguido, le da un tremendo abrazo con su brazo bueno.         

Capítulo 732: Conclusión general

Minutos antes…

Firminus: ¡Activen protocolo de demolición!

Duffs: Protocolo de demolición en proceso.

Jean, Taylor y Big Bird enfrentan a los autómatas que envía el científico de la Casa de los Superiores, como una decena de ellos. Las estacas aun salen del suelo, por lo que no pueden bajar y siguen usando sus habilidades para mantenerse en el aire, pero aun siendo esto lo que parecería una seria desventaja, los Piratas parecen arrasar. 

Big Bird: ¡Por aquí! ¡Por aquí! 

Big Bird revolotea de un lado a otro, esquivando los brazos extensibles de los robots y sus disparos, hasta que en cierto, punto, hace que varios lo rodeen, con sus ojos de X listos para disparar. 

Duffs: Abrir fuego. Abrir fuego. 

Pero Big Bird simplemente se hace mas hacia arriba y los Duffs se destruyen en el fuego cruzado. Taylor por su parte, subido. En un columpio de su invención, enreda al resto. De los robots en sus cintas mas grandes y resistentes, restringiendo buena parte de su movimiento. 

Taylor: ¡Anaconda Strings!

Jean: ¡Ara Zergliederung! 

Acto seguido. Jean, en su forma de arpía negra, destruye a los robots con potentes cortes de sus garras. 

Jean: Meh…  los Pacifistas son mas duros. Hasta Payne era más dura. 

Pero uno de los robots no esta completamente destruido, y alcanza a disparar un laser, con la suficientemente mala puntería para no herir a nadie pero suficientemente buena para romper el columpio que alza a Taylor antes de apagarse solo. 

Duff: De… destruir… 

Taylor: ¡Woah! 

Jean: ¡Taylor! 

El pelirrojo se precipita hacia las estacas del suelo, algo que de menos lo dejaría tullido y que en definitiva podría matarlo. Pero de forma inesperada es salvado por un pico. No, no el de Jean. El de Big Bird, el cual valiéndose de una fuerza extraña para su cuerpito y desconocida para él mismo y sus camaradas , logra alzar a Taylor y ponerlo a salvo sobre el cuerpo de un Duff “muerto”. 

Taylor: Wow… gracias. 

Jean: Big Bird, ¡¿Cómo hiciste eso!? 

Big Bird: No se… No se… 

Firminus: Vaya, eso fue inesperado. 

Los Piratas se voltean sobresaltados al oír la voz de Firminus. Este se ha mantenido lejos todo el tiempo, y parece estar anotando algo en una libreta.

Firminus: Ha sido todo muy informativo. Y su fuerza ciertamente es sorprendente y digna de alabanza… pero…  como conclusión general… movilidad, fuerza, defensa, ataque… dependen demasiado de Frutas del Diablo. Sin ellas, ambos, especialmente el muchacho extremadamente delgado, jejeje, probablemente no sobrevivirían. 

Esto molesta a los Piratas, especialmente a Taylor que siempre ha sudo especialmente sensible sobre su débil apariencia. 

Taylor: Pues tu no te ves en la mejor forma tampoco. 

Pero el intento de insulto del pelirrojo solo hace reír al científico. 

Firminus: Tal vez. Pero a diferencia tuya, yo puedo ponerme en forma cuando quiera. 

Taylor: ¿Huh? 

El hombre entonces saca una jeringa con un extraño líquido de su bata y la clava inmediatamente en su cuello, para impresión de sus enemigos, que no comprenden que sucede. 

Firminus: ¡Hidden Strenght! 

Tras hacerlo, los músculos del hombre empiezan a crecer de forma desmedida, rompiendo su bata, y camiseta de hospital y dejándolo solo en pantalones. 

Jean: ¿Qué demo…? 

Firminus: ¡Greatest Smash! 

El hombre se lanza a toda velocidad contra ellos, evitando las estacas, las cuales se retraen a su paso, con la esperanza de aplastarlos con su ahora enorme cuerpo. Los Piratas se ven sorprendidos, pero logran esquivarlo con facilidad. 

Taylor: ¿Qué es esto? 

Jean: No se. Pareciera Vuelta a la Vida. 

Firminus m: Jaja. Cerca, pero lejos. 

El hombre se prepara a atacarlos nuevamente pero ellos no están dispuestos a dejarlo. 

Jean: ¡Taylor! 

Taylor: ¡Ya voy! 

Ambos intentan entonces la misma dinámica que usaron para vencer a los autómatas, y Taylor despliega sus telas mas fuertes para restringirlo. 

Taylor: ¡Anaconda Strings! 

Pero contrariamente a lo sucedido antes, Firminus rompe las ataduras con un tanto de esfuerzo, para luego, mandar al médico a volar de un puñetazo. 

Firminus: ¡Grandfist! 

Jean: ¡Taylor! 

Por fortuna, Taylor evita de milagro ser estacado al haber caído en un Duff, aunque el golpe si le duele. Furioso por ver herido a su camarada, Jean se lanza de inmediato contra el ahora musculado hombre, asestándole golpes y patadas llenos de Haki. 

Jean: ¡Ara Rammklotz! ¡Ara Knie! 

Esto daña a Firminus, bastante parecería ser pues en su cuerpo florecen horribles moretones que se tornan inmediatamente negros y verdes. No obstante, Firminus parece no inmutarse. Ni siquiera se hace para atrás . 

Jean:¡…! 

Firminus: ¡Gigastrike! 

Usando ambos brazos con músculos que crecen aun más, el científico manda a Jean a volar cintra uno de los muros que crecieron de repente, el cual, al ser impactado, también libera estacas. 

Jean: ¡Gahhh! 

Taylor: ¡Jean! 

El peliazul se queda ahí, al menos una de las estacas le ha dado y lo mantiene colgado de la pared. Firminus se dirige entonces a ultimarlo, pero inesperadamente, Big Bird vuelve a demostrar una fuerza impropia para un ave y defiende a su compañero humano. 

Big Bird: ¡Déjalo! ¡Déjalo! ¡Ahhhh! 

Firminus: ¡Aghh! ¡Pajarraco inmundo! 

El ave resulta ser lo suficientemente veloz y muy pequeña para que el musculoso lo atrape, y el en cambio logra dejar más moretones como los que le hizo Jean al usar sus pequeñas añas para golpear su cara. Taylor observa todo esto mientras se va reponiendo del último golpe que le dieron, y analiza toda la situación. 

Taylor: Tsk… ese tipo es fuerte. Nuestros ataques pareciera que no le duelen. Y además, las estacas no lo lastiman, es como si el las controla… 

Pero entonces que el pelirrojo nota algo. Los zapatos de Firminus prenden y apagan las suelas cada vez que da un paso, como si hubiera un aparato en ellos. Esto da una idea al médico, que de inmediato saca otra cinta y apunta con ella en la mano. 

Taylor: ¡Ahí!  ¡Python Steal! 

Firminus: ¡Woah! ¡¿Qué rayos!? 

El joven médico le atrapa el pie con la cinta y de un tirón, le arrebata el zapato. Esto hace que cuando Firminus recupere el equilibrio, una estaca le atraviese el pie. 

Firminus: ¡Aghhh! 

Taylor: ¡Aha! ¡Los zapatos mandan las señales a las estacas para que no salgan. 

Firminus: Tch… maldito…

Esto si parece doler a Firminus lo suficiente como para que su defensa se baje, lo que hace que Big Bird lo atice con sus garras. 

Big Bird: ¡Tua Claw! ¡Tua Claw! 

Pero más importante aun, da tiempo a Jean de desclavarse, de la pared, el cual, aunque sangrando, se imbuye en haki una vez mas y sale al ataque.

Jean: ¡Doppel Ara Schwert! 

Firminus: ¡Gaaaaahh! 

Con dos grandes tajos de las alas afiladas de su enemigo justo en el pecho, Firminus cae, escupiendo sangre sobre un Duff. Ya no se levanta, esta vencido. Taylor va de inmediato a atender a Jean pues su herida aun sangra, aunque este le sonríe. 

Jean: No es tan grave. Creo que solo perforo la piel. 

Taylor: Aun así debo limpiar y vendar. Déjame hacer mi trabajo , “capitán”. 

Jean: Je… ok. 

Ambos se toman entonces un tiempo para atender sus heridas, ignorantes de que su enemiga, Uberlegen, ha visto todo desde los Den Den Mushi que hay en sus muros especiales. 

Konztanze: Hmph… interesante. Derrotaron a Firminus con facilidad, y luego el ave. No creí ver una de “esas” otra vez. 

Normalmente, una persona se preocuparía cuando esto le sucede a un camarada/subordinado, pero la científica parece particularmente feliz, hasta fascinada, siempre con su sonrisa enorme. 

Konztanze: Aunque derrotaron a Firminus, sus conclusiones eran ciertas… Podrían ser los sujetos de prueba perfectos para mi más reciente invención…                

Capitulo 733: Experimento Principal

Minutos antes…

Isabel: ¡Butterfly Orchid Whirlwind! 

Pastores: ¡Gahhh! 

El grupo de Angélique y compañía van avanzando por pasillos y salones bajo la misma situación siempre: teniendo que esquivar trampas y acabar enemigos. Justo ahora, la pelirroja, Katrina,  Isabel, Samir, Bert y un clon de Bert con Mia a cuestas han derrotado a otra tanda mientras van saltando a través de portales eléctricos activados por relojería. 

Angélique: ¡Ya casi pasamos! ¡Con cuidado! 

Bert: Ya vamos. 

Bert-clon: Lo que el dijo. 

Mia: *bastante ebria y adolorida* E… eso. 

Finalmente, llegan a un área que parece ser segura, al menos por el momento. Ahí, se detienen a descansar un momento, con semblantes agotados y preocupados. 

Isabel: *jadeo*¿Cómo es que aun no encontramos a nadie? 

Katrina: No me digas que ellos… 

La más joven del grupo es la única que lo dice, aunque todos llegan a pensarlo. No obstante, al final todos agitan la cabeza, negándose a esa posibilidad. 

Bert: No, ellos estan bien y nos están buscando tambien. 

Samir: Hay que encontrar a Taylor. 

Angélique: Hay que encontrarlos a todos. Sigamos adelante. 

Y eso se disponen a hacer, pero entonces, escuchan el sonido mas lastimero y horrible que han oído todos en su vida, y se llenan de terror y dolor en lo mas profundo de sus corazones. 

Isabel: Esos son… 

Katrina:… Gritos de niños. 

Al mismo tiempo… 

Evangeline: ¡Impacto! 

James: ¡Coyote Waltz! 

La situación es similar con Evangeline y James. Ya que ella no puede usar su arco, se las arregla con un dial en su mano buena, mientras que James usa su Blaster para terminar de despejar la zona en la que están. 

Pastor: ¡Necesitamos refuerzos! ¡Necesitamos…! 

James: ¡Alpha shot! 

Los tiradores finalmente obtienen un respiro, pero entonces, la inventora se da cuenta de algo. 

Evangeline: Ese tipo…  estaba pidiendo refuerzos. 

James: Si, ¿y? 

Evangeline: Por Den Den Mushi

Esto ahora también llama la atención de James. Ellos no pueden usar sus propios Den Den Mushi pero sus enemigos si. 

Evangeline: Hmm…  algo debe estar bloqueando nuestras señales. 

James: Ey, mira eso. 

El muchacho tuerto señala un letrero el cual dice “Sala de Comunicaciones” frente a una puerta. 

James: Deberíamos mirar ahí. 

Al mismo tiempo… 

Jean, Taylor y Big Bird avanzan por su lado. Van a paso raudo, pero de forma inusual, pues desde su enfrentamiento con Firminus, no han encontrado más trampas, ni enemigos, y esos indestructibles muros que se habían aparecido para cortarles el paso ahora forman caminos muy definidos…y esto no les gusta nada. 

Taylor: ¿No les parece como si alguien jugara con nosotros? 

Big Bird: Si, si…

Jean: Todo el tiempo. 

Y no se equivocan, pues desde la comodidad de su laboratorio, su enemiga, Uberlegen, los observa por un monitor mientras bebe otra taza de café sentada en una silla giratoria. 

Konztanze: Van bien. Van bien. Aunque este solo es el experimento secundario. 

La mujer da un sorbo a su taza y luego hace girar su silla, lo que le da acceso a otros monitores, en cada uno de los cuales se puede ver a una de las Trillizas. 

Konztanze: El principal sigue por ahí…

Gift va corriendo por pasillos tan rápido como puede. Ni siquiera se molesta en enfrentar a los enemigos que le hacen frente, solo va electrocutándolos conforme avanza. 

Gift: ¡Chain of the Shock Box! 

Pero curiosamente, no parece estar corriendo sin rumbo. No esta perdida, sino más bien, todo lo contrario. 

Gift: *jadeando* Si pase la sala de rayos X… y el laboratorio de incremento muscular… arriba, tengo que seguir hacia arriba. 

La chica entonces avanza hasta una escalera, pero apenas sube un piso se encuentra con una mujer en bata, lo que la deja pasmada…casi paralizada. 

Gift: Yevgenya… 

Yevgenya: Es bueno verte, Lumen. 

Tear por su parte, se ha visto obligada a regresar por donde vino. Se la ve asustada, muy asustada, pero se habla a si misma para tratar de calmarse mientras corre. 

Tear: Tal vez… tal vez pueda salir por donde entre y… distraerlos desde afuera, obligarlos a salir… pero… no puedo dejarlas aquí… en este… ¡lugar! 

La chica se aferra la cabeza mientras va y se sacude sus malos pensamientos, pero justo cuando llega a la zona de servicio donde esta el drenaje por el que entro, se encuentra con alguien de frente. Parece solo una menuda mujer en bata de laboratorio, pero su sola presencia hace temblar a la hermana de la lágrima. 

Tear:…T… tú… 

• Miembro de la casa de los Superiores: Lysania 

Lysania: Hola, Lux. Te acuerdas de mi. 

Ink: ¡Tear! ¡Gift! 

La Trilliza de la mancha en la mejilla, por su parte, está hundida en el más absoluto, profundo y total pánico. Ha quedado completamente encerrada, en oscuridad y soledad, por aquellos muros reforzados, los cuales no deja de golpear con todas sus fuerzas, aporreándolos con ambos manos. 

Ink: ¡Tear! ¡Gift! 

De su rostro, corren inmensos lagrimones que no puede ni enjugar. Esta desesperada. Usa toda su energía en tratar de derribar los muro,  pero solo logra hacerles grietas. 

Ink: *llorando* ¡Pluma…! ¡Chicos…! Médico endeble…  Quien sea…. Por favor… Ayuda… 

No obstante, cuando la chica está en el suelo, de rodillas, apunto de darse por vencida, el muro opuesto al que golpeaba se repliega en el suelo, dejando pasar la luz… y a alguien. Ink alza la mirada, esperanzada en un principio, pero esta esperanza se borra cuando ve quien es el que está ahí.

Ink: *arrastrando las palabras* Rich… Rider… 

El líder de los Pastores apenas y se inmuta al verla ahí. Solo se limita a tomar su cañería. 

Rich: ¿Tu eres Candela?                 

Capitulo 734: Prevenidos

Gift se queda ahí, inmóvil en el último escalón de esa escalera. Su mirada refleja temor, pero a la vez, mucha rabia.  Yevgenya, por su parte, la observa con sorna. 

Yevgenya: ¿Cómo has estado, Lumen? 

La científica sigue llamándola por ese nombre, lo que hace que la mirada rabiosa de la chica con la cicatriz en la mejilla se incremente por alguna razón. 

Yevgenya: ¿No me vas a decir como has estado, querida Lumen? ¿Cómo han estado tus hermanas? Si te soy sincera, debo decir, que creí que ustedes tres se habían muerto hace mucho y… 

Gift: ¡Cállate ! ¡Shock Box! 

Yevgenya: ¡Kyah! 

La chica inmediatamente arremete contra ella, golpeándole duramente la tripa con un puñetazo imbuido en electricidad. La científica se queda ahí,  pasmada, con el puño en el estomago todavía, hasta parece que tiene espasmos… hasta que resulta que no lo son. 

Yevgenya: Jeje…jejejejejejajajaja ¡Jajajajajjaja! 

Gift: ¡…! 

No son espasmos. La mujer se esta riendo, causando el temor de Gift, la cual no nota un puñetazo de la mujer a toda velocidad. 

Tania: ¡Acceleron! 

Del puñetazo, Gift sale disparada, rodando por las escaleras, golpeándose feo en la cara y la cabeza con varios de los escalones, la chica queda ahí, luchando por levantarse, mientras que la científica llega hasta donde cayó de un salto. 

Yevgenya: ¡Ay, Lumen! Te caíste. Déjame AYUDARTE. 

La mujer le patea el pecho, haciéndola escupir sangre. Pero en un intento de contrataque, la chica de la cicatriz le pega una patada eléctrica en la espinilla.

Gift: ¡Short Circuit!

Pero Yevgenya no se ve afectada en absoluto nuevamente, y recibe otra patada.

Gift: *cof cof* ¿Pero… pero cómo? 

Yevgenya: Awww, ¿confundida? ¿Quieres que te de una explicación, nenita?

La mujer se alza la blusa, revelando una especie de traje de cuerpo completo, el cual tiene un montón de diales de trueno.

Yevgenya: Hemos tomado las precauciones necesarias para ti y tus hermanitas, mi pequeña Lumen.

Gift: Tsk…

Y en efecto, Gift no es la única que tiene problemas. Su hermana de la lágrima, Tear, se enfrenta a  Lysania, la otra científica. La cosa con ella es que Tear tiene directamente la desventaja. ¿La razón? No hay agua donde esta. Esta en seco, completamente fuera de su elemento.

Tear: ¡Front Straight Kick! 

Es por esto que la chica ataca con su medio  de ofensa secundario, sus potentes piernas. No obstante, se la ve muy nerviosa, y sus ataques no aciertan a aquella científica de cabello negro. 

Tear: ¡Back Straight Kick!

Esto causa la risa, de su enemiga, lo que la llena mas de ansiedad.

Lysania: ¡ay! ¿¡En serio es todo lo que tienes!? Creo que Konztanze sobrestimo el potencial de sus resulta…

Tear: ¡Frog Kick!

 Usando ambas piernas y saltando a la par, Tear logra al fin asestarle una patada.  Acto seguido, sale corriendo en dirección al drenaje. ¿Planea escapar? Es lo más seguro.  ¿Pelear? Puede que si. Lo importan te es que ahí hay agua y tiene mi veces más posibilidades de vivir si llega ahí, pero entonces…

Lysania: ¡Aghhh! ¡Kato Floga!

Una llamarada sale despedida de la pierna de Lysania, incendiando el paso por donde se llega al drenaje. Esto hace que la chica se detenga en seco, volteándose para ver a Lysania sonriendo como maniática.

Lysania: ¿Crees que no tengo truquitos tambien? Otra pendejada como esa y ahora si te disparo a ti.                  

Capitulo 735:Lumen y Lux

Yevgenya: ¡Ya… te…  rindes… , Lumen! ¡No… me.. Obligues… a… hacer.. Esto! 

Gift sigue en el suelo, aferrándose la cabeza para cubrirse vanamente, mientras que Yevgenya no deja de patearla de forma rítmica. 

Yevgenya: ¡Destructible! 

Gift: ¡Gah! 

La chica de la cicatriz acaba siendo mandada a volar por la patada contra una pared, la cual se quiebra incluso. Yevgenya se lanza contra ella a otra vez de un gran salto, pero Gift, aun en su desorientación y heridas, logra verla venir y se rueda para esquivarla. 

Gift: ¡Woah! 

Yevgenya : Tsk… 

La trilliza alcanza a levantarse y esquiva otro golpe de la científica, la cual ataca viciosamente. Gift esta abrumada, y para colmo sus ataques no funcionan. Pero, tratando de enfriar su cabeza, analiza la situación y llega a una conclusión rápida 

Gift: *jadeo* Si mis ataques no funcionan al cuerpo… tal vez a la cabeza lo hagan. 

Lysania: ¡Kato Floga! 

Tear: ¡Gyahh! 

La hermana de la lágrima, por su parte, esta esquivando las grandes llamaradas que Lysania le envía a través de sus piernas modificadas. Gracias a su habilidad tiene éxito pero en cierto punto, una flama alcanza la orilla de su parca. 

Tear: ¡Maldición! 

La chica se quita rápidamente su prenda y la arroja lejos, lo que alcanza a apagarla, pero la distrae de Lysania, la cual le alcanza a quemar ahora un brazo de forma superficial. 

Tear: ¡Aghh! 

Lysania: ¡N ganarás, Lux! ¡Ya acaba con esto! 

Yevgenya: ¡Crushable! 

Gift: Tsk… 

A pesar de tener un plan, Gift tiene problemas para ejecutarlo. Yevgenya sigue intentando destruirla con sus golpes y patadas, los cuales son tan fuertes que rompen los muros donde si impactan. Estos, por alguna razón rompen los codos y rodillas de la ropa de la científica, lo que da a Gift una idea de su potencia. 

Gift: Diales de Propulsión… 

Yevgenya: Que lista. Tu siempre fuiste la más lista de las tres. Lo que se me hace raro de que ¡ahora no te rindes! 

Gift: ¡Si! ¡Soy lista! ¡Lista como para hacer esto! ¡Tree Lamp! 

Aprovechando una apertura de su enemiga, Gift intenta electrocutarla al darle con la palma en la nuca. Pero no pasa, ni siquiera un pequeño toque. Yevgenya no se ve afectada en absoluto.

Gift: ¡¿Pero… pero no!? 

Yevgenya se alza el cabello entonces para revelar con unas sonrisa, que en su melena tambien hay pequeños diales de trueno escondidos.

Yevgenya: Si, ered lista. ¡Pero yo más! ¡Crushable! 

Y entonces, Gift sale volando de otro puñetazo. 

Tear: ¡Dolphin Kick! 

Haciendo un giro intrincado en el aire, Tear intenta dar una patada doble a Lysania. La chica se defiende aun con uñas y dientes y sus esfuerzos logran darle en la cara a su enemiga, pero esta, ahora molesta por recibir el golpe, incrementa su fuego. 

Lysania: ¡Anoteri Floga! 

La llamarada habría de impactarla de lleno, pero la chica logra evitarla y hacer que pase por encima de una patada. No obstante, la pierna modificada de la científica está tan caliente que su sandalia se funde y su pie se quema. 

Tear: ¡kyah! 

Las dos hermanas, en sus situaciones distintas, tienen las de perder. Gift en un intento desesperado por hacer daño, carga el zap zap  mientras intenta esquivar los ataques de Yevgenya. Tear, por su parte, habiendo agotado todas sus posibilidades, escupe en su propia mano e intenta usar el agua en su saliva para atacar a Lysania. 

Gift: ¡Blackout! 

Tear: ¡Catch Up! 

Pero ambos intentos son en vano. El ataque de Gift solo apaga las luces por un momento, mismas que se vuelven a encender, aparentemente hay un generador de respaldo. El traje de Yevgenya solo se ha cargado un poco, y ella esta ilesa. 

Gift: No… 

Yevgenya: ¡Breakable! 

Y de un uppercut que le da, Gift cae inconsciente al suelo, con la mujer riéndose. 

Yevgenya: ¿Ya te rendiste? 

El plan de Tear , por su parte, termina en fracaso  tambien. Su saliva es inmediatamente vaporizada por otra flama de la cyborg, flama, que termina impactando esta vez a la chica de la lagrima con tal fuerza que la manda al piso. 

Lysania:¡Pyr ops! 

¿Es todo? ¿El enemigo ha ganado? Tal parece que si. Y sonriendo ante las chicas vencidas, ambas científicas llaman por Den Den Mushi. 

Lysania: Si. La tengo. Que venga la camilla. 

Yevgenya: Y traigan sedantes y cadenas. No quiero ninguna sorpresita otra vez. 

Pero en su regodeo por la victoria, ninguna de las dos científicas nota que las chicas han abierto los ojos. Pero no con su apariencia usual, una vez más, brillan de color azul brillante. 

Lysania: Deberia llamar a Konztanze. Aunque bueno, ella seguro ya lo… ¿sabe? 

La mujer súbitamente siente mojados los pies y al voltear hacia abajo para ver el porque, se sorprende al ver que ahora el suelo esta toralmente cubierto de charcos, auge no paran de crecer. Incluso apagan algunos de sus incendios.

Lysania: ¿Qué de…? 

Yevgenya: ¿… monios? 

Yevgenya tambien se mira las suelas, pero no por que haya agua. Las suyas se estan fundiendo. Pronto, las luces empiezan a parpadear, hace calor y se oye un sonido eléctrico. 

Yevgenya: ¿¡Que está…?! 

Lysania: ¡¿… pasando!? 

Lysania se da xuenta de que el agua ha salido del drenaje y que esta siendo atraída hacia Tear, la cual ahora esta de pie. Yevgenya, a la par, se da cuenta de que es Gift, tambien de pie, es la que esta calentando y cortocircuitando todo, pues su cuerpo esta generando destellos por arqueo contra el metal. Los ojos de ambas brillan cada vez con mas fuerza, casi no se les ven de lo luminosos que son. 

Lysania:¡Kato Flo…! 

La cyborg de las llamaradas intenta una más, pero al estar sus pies en contacto con el agua, el mecanismo de sus piernas nunca enciende. Yevgenya, por su parte, se dispone a noquear de nuevo a la chica de la cicatriz, pero esta solo… sonríe. 

Tear: ¡Apnoea! 

Súbitamente, la chica de la lagrima alza los brazos y el agua del drenaje empieza a inundar por completo la habitación donde esta Lysania, dejándola por un momento hundida y atragantándose con aguas negras. Acto seguido, Tear bracea con toda su fuerza, enviando el torrente mas fuerte que puede en su contra. 

Tear: ¡Combined 4x 400! 

Gift por su parte, empieza prácticamente a emitir luz propia, luz que dirige hacia Yevgenya con una señal de su dedo. 

Gift: ¡Amplifier!

Lysania: ¡…! 

Yevgenya: ¡…! 

Incapaz de luchar contra el agua, Lysania ve arrastrada, mientras que Yevgenya recibe tanta electricidad que su traje de diales empieza a reventar y ella  no lo resiste. Hay un apagón y un pequeño temblor, causado por el rayo y la inundación. Pero para cuando vuelve la luz y se bajan las aguas, Tanto Yevgenya como Lysania están muertas. Ambas trillizas ríen sonoramente por su victoria. Viéndose aterradoras porque lo ojos aun le brillan, pero entonces, al intentar dar un paso, ambas se desmayan.

Konztanze: Tch…

La científica por su parte lo ha visto todo, y por una vez, se la ve molesta.                    

Capitulo 736: Candela

Minutos antes… 

Rich: ¿Tu eres Candela? 

El líder de los Pastores permanece ahí, bastante estoico. Pero Ink no contesta, esta absolutamente aterrada y se hace para atrás,  chocando con la pared porque no tiene a donde ir, diciendo el nombre del enemigo lentamente. 

Ink: Rich Rider… 

Rich: ¿Nos conocemos? Meh, da igual, no me acuerdo. Dime, ¿eres Candela o no? 

Ink: Rich Rider…

Rich: Pshe…  no me pagan lo suficiente para esto. 

El hombre se acerca entonces, remangándose su chaqueta de cuero. Esto hace gritar a la chica, mucho y muy fuerte. 

Ink: ¡No! ¡Aléjate de mi! ¡Aléjate de mi! 

Rider se dispone a simplemente jalarla de los pies y sacarla a rastras, algo muy de protocolo para él. Pero en su desesperación, Ink comienza a patalear y manotear le da con la palma justo en la cara, lo que lo hace enojar.

Ink: ¡No! ¡Noo! 

Rich: ¡Ya cállate! 

El hombre toma su cañería y le pega con fuerza, pero esto hace que el tiro le salga por la culata, puesto esto hace que Ink reaccione por reflejo y tense las piernas, lo que la hace patear al Pastor el cual sale disparado varios meteos para atrás. 

Rich: ¡Aghhh! ¡Desgraciada! 

Ink queda en el suelo, tendida y aturdida mientras que el hombre se levanta, adolorido y furioso. 

Rich: Tsk… ¿quieres que me ponga rudo? ¿Eh, maldita? 

El hombre saca entonces algo parecido a píldoras de medicamento, pero son de colores. Este se echa una de color rojo a la boca, toma du cañería con ambas manos y se la pone en los labios. Luego, sopla. Ink por su parte, parece reconocer el objeto, y asustada intenta huir, pero no tiene a donde. 

Rich: ¡Flamey! 

Ink: ¡…! 

De la cañería sale un pequeño estallido aunque muy potente. Este golpea de lleno a la trillizas de la mancha en la mejilla, la cual se disponía a salir corriendo, pero en su lugar, sale rodando, golpeándose fuertemente al caer. 

Ink: ¡Guhh! 

El hombre, satisfecho y sonriente, nota que la chica aun se quiere levantar, por lo que sd mete otra píldora roja a la boca y vuelve a soplar. 

Rich: ¡Flamey! 

Pero esta vez, Ink logra sacar algo de su mochila, una aguja, que dispara con sus dedos hacia el proyectil. 

Ink: ¡Sgraphiate! 

El proyectil revienta antes, logrando dotar de un poco de esperanza a Ink y estrés para el Pastor. Pero éste toma rápidamente acciones, poniéndose ahora una píldora verde en la boca. 

Rich: ¡Acidic! 

Ink: ¡Sgraphiate! 

La chics intenta lo mismo de antes otra vez, por desgracia, el disparo resulta ser alguna clase de ácido, desintegrando fácilmente a la aguja y logrando dar a Ink, o más precisamente, a su mochila. 

Ink: ¡Kyah! 

La chica se la tiene que quitar para evitar ser dañada, pero esto la llena más de desesperación. Todas sus “armas” estaban ahí.  En un vano intento, la chica intenta rescatar algo, pero solo consigue su plumilla de arte y quemaduras en las manos. 

Ink: ¡Aghh! ¡No! 

Rider se le acerca altivamente, y ella voltea, apenas y tomando pose de batalla, con su plumilla en sus manos que no dejan de temblar. Ante esta visión, el líder Pastor empieza a reírse. 

Rich: La verdad… cuando me dijeron que enfrentaría a un TS me preocupé un poquito. Pero ahora veo que no debí. La señora Konztanze no debe tener la calidad que ella cree porque esto es patético.

La mención de la científica pega como roca en Ink, y esto parece hacerla enojar. Aunque aun se le ve muy asustada, la chica por primera vez toma la iniciativa al atacar. 

Ink: ¡Callate! ¡Maldito monstruo! ¡Los dos son monstruos! ¡Blood Ink! 

La chica corre de frente, sin un plan, con su plumilla en la mano para apuñalar a Rider, pero este simplemente vuelve a sonreír y se mete otra píldora a la boca. 

Rich: ¡Smokey! 

De su tubería, empieza a salir un humo denso y muy amargo en aroma. Los ojos le empiezan a arder a la trilliza, y luego tambien la garganta. 

Ink: *cof cof*

Rich: ¡Electrical! 

Luego, el hombre dispara una pildorita azul, que emite una descarga al impactar, y esto a Ink le da de lleno. La pobre chica, vuelve a caer al suelo, obviamente herida pero al ver que no esta inconsciente aun, Rider empieza a agarrarla a golpes, usando su cañería como si fuera un bate. 

Rich: Je, *golpea. Algo debo reconocerle a Konztanze. *golpea*. Sus *golpea* TS *golpea* son *golpea* resistentes *golpea*. 

Ink solo yace ahí,  tirada. Al principio se cubre pero pronto, el dolor no la deja. Su cuerpo esta amoratado e hinchado. Su ceja y sud labios estan manando rojo. Su oído o hace tiempo que se reventó pues un pitido y un dolor van creciendo en su oreja. Al final, Ink empieza a perder la batalla y la consciencia… 

Ink: Dios mio… ayuda… 

Rich: Je… solo los que saben que no tienen esperanza piden ayuda a un ser imaginario. 

Ink esta en las últimas, ya no puede más, su mente empieza a irse a otro lugar. Pero ese otro lugar no es mejor que en el que está. Ese lugares el pasado que esta comenzando a recordar, un pasado horrible, lleno de dolor. Hay un hombre… una mujer que se le parece… sus hermanas tambien estan ahí… y un muchacho. 

Hombre: ¡Largo! ¡Fuera de nuestro hogar! 

Mujer: ¡Nooooo! ¡Noooool! 

Muchacho: ¡A un lado! 

Tear: ¡Kyahhh! 

Gift: ¡Gahhhahhhh! 

Todo esta destruido, todo esta en llamas, y entonces ella abre los ojos otra vez y estos se encienden, azules, como estrellas en la noche.                     


Capitulo 737: Piedad

Ink: ¡Body paint!

Rich: ¡Gahh! 

El hombre recula de dolor, Ink le ha metido un puñetazo y le ha roto las costillas, al menos tres de ellas. Este intenta sacar sus píldoras, pero ella de un manotazo, hace que se le caigan al suelo, muy lejos de su alcanza y estas revientan por el impacto. 

Ink: ¡jejeje! 

Rich: ¡No! 

El hombre intenta entonces golpearla otra vez con su cañería, pero ella, usando una fuerza que no había demostrado hasta el momento, detiene el arma en seco con una mano y luego la parte en dos de un apretón. 

Rich: ¡…! 

La chica luego, le arroja el arma a la cara, derribándolo de inmediato, para luego empezar a aporrearlo. Tal como el estaba haciendo con ella hace menos de un minuto.

Ink: ¡Body Paint! ¡Body Paint! 

Rich:¡Aghhh! ¡No! 

El hombre intenta cubrirse, tal como ella hizo, pero pronto, recibe tantos y tantos golpes que ya no puede moverse. Su boca esta hinchada, sus lentes rotos dejan ver que los ojos se le han derramado y en su mente comienza a filtrarse la desesperación. 

Rich: ¡No! ¡Espera! ¡Gahhh!... ¡Para! 

Pero la chica no lo escucha, y sus brillantes ojos estan llenos de una alegría malsana. Lo está… ¿disfrutando? 

Rich: ¡Piedad! 

Piedad. Una palabra poderosa. Es al oírla, que los ojos de Ink se llenan de sorpresa. La chica deja entonces de golpear a Rider, el cual queda tendido en el suelo, tosiendo, gravemente herido. 

Ink: Piedad… 

Los ojos de la chica de la mancha en la mejilla se van apagando progresivamente, hasta regresar a su calmo color chocolate. A la par, su cuerpo, lleno de heridas y moratones se resiente, el dolor le ha vuelto, pero lo ignora porque esta ocupada en algo… ver al jefe Pastor.

Rich: ¡Aghhh!  

El hombre se arrastra, intentando irse lejos de ahí.  Esta aterrado, completamente aterrado. Su temor crece cuando ve que Ink camina lenta y dolorosamente hacia él, y por primera vez en su vida, siente miedo de morir. 

Rich: Por favor… piedad… 

Y entonces, de manera sorprendente, In se arrodilla  y toma la mano de su herido y aterrado enemigo. 

Ink: Calma. Solo…quiero que reces conmigo.

Ink: Ah… Ahmm… ok… 

El hombre se relaja pues piensa que la mujer le ha perdonado la vida pero entonces ella le aprieta la mano con tal fuerza que le quiebra los nudillos, mientras ella le mira con una sonrisa llena de odio. Los ojos le empiezan a brillar de nueva cuenta. 

Ink: Quiero que reces por mi padre, al que tus hombres apuñalaron.

Rich: ¡Aghhhh! …. ¿Que?

Ink empieza a apretar progresivamente, dañando más y mas a Rider. 

Ink: Quiero que reces por mi madre, a la que una roca le destrozo la cabeza cuando tu gente tiro nuestra casa con nosotros dentro.

La chica le va torciendo el brazo ahora, causando al hombre más y más dolor, mientras que el trata desesperado de zafarse de su agarre, sin éxito.

Ink: ¡Quiero que reces por mi hermano! ¡Que quedó atrapado entre los escombros de una pierna y estando completamente indefenso, le disparaste en la cara!

El hombre literalmente llora del dolor y terror mientras que Ink sigue empeñada en torcer su brazo y ahora también, su torso usando su técnica  Deconstruction, parece que literalmente le va a arrancar el brazo. 

Rich: ¡Basta! ¡Por favor!  ¡Piedad! 

Ink: ¡Eso fue lo que nosotras te suplicamos! ¡Desgraciado! ¡Y de nada te valió! ¡Quiero que reces por mí y mis hermanas! ¡A quien secuestraste y dejaste que usarán para experimentos! ¡Anda! ¡Reza!

Pero el hombre sigue resistiéndose a su monstruoso agarre, por lo que llena de rabia, termina dándole un fortísimo golpe en la sien, que lo manda al piso. Rich apenas y esta consciente ahora. Acto seguido, la chica toma su plumilla y apunta. 

Rich: Pi… piedad…. 

Pero la chica lo mira con el rostro más temible que alguien podría ver. 

Ink: No. 

Le clava la plumilla justo en la tráquea. Rich ni siquiera puede jadear, solo se escucha un borboteo por unos segundos, un borboteo que tiene color: rojo.

Ink: Inkwell

 El hombre extiende su mano, llena de ese rojo hacia ella, y luego cae… inerte. La chica mira el cuerpo por unos segundos, con una sonrisa rabiosa y jadeante, pero cada jadeo la hace entristecer y a sus ojos apagarse hasta que finalmente, la de la mancha en la mejilla estalla en lágrimas.                      

Capitulo 738: Un elevador al final del pasillo

Unos momentos después… 

Jean, Taylor y Big Bird siguen avanzado, llegando más y más lejos dentro de la Casa de los Superiores. No obstante, su preocupación es grande, pues siguen sin hallar a sus camaradas, ni tampoco a sus enemigos. 

Jean: Esto está mal. 

Big Bird: Mal… 

Taylor: Y luego lo del apagón y el temblor. Algo paso, definitivamente. 

Al mismo tiempo… 

Angélique: ¡Turning Heel! 

Científico:¡Gahh! 

El grupo de la Primer Oficial se ha dirigido a donde se oían los gritos, encontrando no solo a su fuente, sino tambien la causa. Los niños secuestrados y los seudocientíficos que los torturan. Tras una breve batalla, los Piratas vencen, pero los niños se ven temerosos, especialmente la mayor de ellos que tendrá unos 13 años. 

Niña: ¿Quiénes…? ¿Quiénes son ustedes? 

Angélique: Me llamo Angélique. Somos amigos. 

La pelirroja se agacha y agita el cabello de la pequeña, lo que la hace tomar un poco mas de confianza y el  resto de los Piratas hace cosas similares. Katrina hace caras bobas para hacer reír a  unos niños pequeños, Isabel abraza a un pequeño que se aferra a sus piernas, Mia hace reír a otros accidentalmente por estar ebria, Samir se echa a una niña a los hombros a modo de juego y Bert, haciendo uso de sus habilidades parentales, arrulla a un bebe que llora. 

Isabel: ¿Hay más de ustedes aquí?

Niña: Había mas niños en los otros laboratorios. Los traían a las camas para dormir el primer día que estuvimos aquí. Pero ahora ya no vienen.

Esto da a los Piratas una idea terrible de lo que sucede, y es muy triste. Para esos otros niños han llegado tarde. No pudieron salvarlos. 

Samir: Todo… todo va a estar bien. Los llevaremos a casa. 

Niña: Pero… ya no tengo casa. 

Niño: Ni yo… 

Los del Ave Azul tiene que usar todo su poder de voluntad para no ponerse a llorar con lo que los niños les dicen y fingir una sonrisa que pueda asegurarles que todo estará bien. 

Bert: Los… llevaremos con nosotros entonces. A una gran base, bajo el agua. 

Niños: Ohh… 

Katrina: *dirigiéndose solo a Angélique* Lady de Bourgh se dedica a reubicar esclavos. Tal vez pueda ayudarnos con ellos. 

Angélique: Bien. Todo saldrá bien

Pero al grupo se les olvida que estan siendo observados por la cabeza de la casa de los Superiores y está, ahora cada vez más nerviosa por ver como su experimento no está saliendo como quiere, activa una palanca. 

Konztanze: No… no lo hará. 

Súbitamente, las puertas del área donde están los niños se cierran y luego, crecen esos terribles muros para bloquearlas. Los Piratas y los niños estan encerrados, no tienen salida. 

Bert: ¡Maldición! 

Samir: ¿Ahora que?

Bert, Angélique y Samir buscan una salida mientras Isabel y Katrina intentan calmar a los niños. Pero entonces, de manera inesperada, se oye un sonido fácilmente reconocible. 

Purupuru purupuru… 

El sonido viene de la ropa de Angélique. Su den den mushi está funcionando y ella se apresura a contestarlo. 

Angélique: ¡Diga! 

Evangeline: ¡Señorita Primer Oficial ! ¡Si! ¡Funcionó! 

James: ¡Yo tengo a Jean en la línea! 

La chica alada, gracias a su inteligencia y su correcta deducción, así como la ayuda de James, ha logrado restablecer las comunicaciones, y justo ahora, ambos contactan tanto al grupo de Jean como al de Angélique.

Jean: ¡Chicos! ¡¿Están bien!?

Evangeline: James y yo estamos bien, capitán. Logramos reestablecer las comunicaciones. 

Jean: Si. Ya me di cuenta. Recuérdame abrazarte cuando te vea, genio. ¿Los demás estan bien? Taylor y Big Bird están conmigo. 

Angélique: Casi. Estoy con el resto de la tripulación. 

Jean: ¿Y las Trillizas?

Angélique: Ni idea. ¿No estan con ustedes? 

Jean: No… y en intentado sentirlas pero… 

Esto pone muy preocupados a los piratas, pero estos intentan calmarse. 

James: Ellas deben de estar bien… Solo fuera de alcance. 

Jean: Si… eso debe ser. 

Angélique: Nosotros encontramos a los niños, pero varios de ellos necesitan a Taylor. Mia tambien. 

Mia: Estoy bieeen… 

Taylor: Iré para… 

Angélique: Pero ese es otro problema que tenemos. Todas las salidas de donde estamos se cerraron. Esa bruja de Uberlegen seguro ni nos dejara llevarnos a los niños tan fácil. 

Jean: Tsk… maldita…

James: Podríamos intentar derribar desde afuera. 

Angélique: No creo que funcione. Son los mismos muros que nos separaron en primer lugar. 

Evangeline: Hay que encontrar los controles y desactivarlos. 

Bert: Serviría tambien desactivar las trampas. Así podemos sacar a los niños de forma segura. 

Evangeline: Creo saber donde podrían estar esos controles. 

Jean: Y yo… 

Todos tienen la misma idea, Uberlegen. Y están en lo correcto. Ahora solo tienen que ir hacia ella. 

Evangeline: Hay un mapa del lugar aquí.  Dice que hay un laboratorio principal en la parte superior del edificio. 

Angélique: Seguro ella esta ahí. 

Jean: Angie, ¿tu y los chicos pueden esperar ahí? 

Angélique: ¿Tenemos opción?

Jean: Evangeline. Tu y James busquen a las Trillizas. Taylor, Big Bird y yo iremos a desactivar las trampas. 

Evangeline: Bien ¿quiere que le diga como llegar, capitán? 

Jean: No hace falta… 

El peliazul, el pelirrojo y el ave azul han llegado al final de un pasillo, en donde solo hay un elevador convenientemente abierto.                         

Capitulo 739: Proyecto Luminarias

El capitán, el medico y el ave entran al elevador sintiéndose muy intranquilos. Solo hay un botón adentro y es el que oprimen. Al hacerlo, las puertas se cierran, los mecanismos tiemblan, y el ascensor, valga la redundancia, los asciende.

Jean: Tsk…

Obviamente los ánimos estan tensos, pues claramente se dirigen a la boca del lobo. ¿Qué esperan? Algo malo sin duda, así que Jean se toma el tiempo para preguntar a sus camaradas sobre su sentir mientras estos se preparan. 

Jean: ¿Listos?

Big Bird: Nah…

Taylor: Je. Aunque diga que si, ¿Cuándo nos salen las cosas de acuerdo al plan?

Esto los hace reír un poquito, aunque su tormenta interior sigue ahí. Tras unos segundos que se sienten interminables, el ascensor llega hasta arriba y las puertas se abren, tras lo cual salen como saetas. 

Jean: ¡Muy bien, Uberlegen! ¡Aquí se acabó… todo!

Pero contrario a lo que esperaban,  no se encuentran con una trampa, o un ataque. Ni siquiera con el enemigo. Solo encuentran un laboratorio vacío . Lleno de cosas pero vacío. 

Jean: No hay… no hay nadie.

Taylor: Debe estar escondida.

Big Bird: Escondida… 

Jean: No. Ya busque con mi haki. El lugar esta vacío.

Esto deja  a los Piratas confundidos y mas preocupados de lo que ya estaban. Se suponía que su enemiga estuviese ahí.

Taylor: ¿Crees que haya escapado cuando vencimos a sus hombres?

Jean: No tendría sentido. Encerró a Angie y a los demás y se aseguro de que no sacaran a los niños. Todavía tenia ventaja de terreno.

Taylor: Tal vez lo hizo… ¿a manera de seguro?

Ninguna teoría parece hacer mucho sentido, así que con cuidado, se ponen a investigar el lugar.  Hay varios experimentos a medias sobre ratones, en su mayoría muertos. Hay monitores apagados que es de donde infieren los han estado vigilando. Varias placas y premios cietificos, y una fotografía de una mujer rubia con otras personas de aspecto raro. 

Grandes Mentes

Jean: ¿Esta es… Uberlegen? 

También hay muchos papeles. Registros y documentos de varios proyectos y experimentos. Taylor, curioso, empieza a hojearlos, encontrándose con dos que le llaman la atención.

Taylor: ¿Chicos? Miren esto…

El primero de ellos no es mas que una fotografía con una ficha técnica dentro de un folder, pero la información que contiene es suficiente para dejar boquiabiertos al joven capitán y a su compañero animal. 

Jean: ¿Cacatúa… cerulea?

La foto es de un ave idéntica a Big Bird. Pero no es Big Bird.

Jean: Pensé … que Big Bird era el único. 

Big Bird: Otro como yo… 

Pero la segunda llama su atención de la misma forma. Se trata de un expediente grandote y gordo, con un título llamativo en bella caligrafía. 

Taylor: ¿Proyecto Luminarias?

Jean: Luminarias. Uberlegen saludo así cuando llegamos aquí.

Los Piratas se ponen a revisar a profundidad ese expediente, encontrando primero su marco teórico, el cual inicia con una definición de diccionario. 

Jean: Luminaria. Iluminación. Conjunto de luces. Luz encendida continuamente. “Persona que destaca en su ámbito”.

Esta viene seguida por una serie de notas escritas a mano. 

Taylor: “El objetivo al que pretendo llegar con este proyecto es, a través de únicamente la alteración del Factor de Linaje, y sin ninguna clase de mejora biomecánica, crear especímenes humanos con capacidades que igualen y excedan a las de varias de las razas consideradas como las más fuertes en el Mar Azul. En resumen, Luminarias. 

Jean: “Se eligió a un grupo de control consistente en 21 sujetos agrupados en grupos de ADN con ancestros comunes.”

Las siguientes hojas tienen las fotografías de una veintena de niños. Todos ellos con las letras TS y un número, en grupos de tres y todas tachados con un sello que lee las palabras “Human is dead. Mismatch”…salvo por tres de ellos que reconocen con facilidad.

Jean: ¿¡Que esas no son!?

Taylor: ¡La Triada…! 

Ahora, mucho mas preocupados, los tres siguen leyendo las paginas siguientes, ahora enteramente dedicadas a Ink, Tear y Gift. 

Taylor: “ TS-16, 17 y 18” tras el incremento inicial, ellas fueron las únicas sobrevivientes del grupo de control.  Si bien,  me preocupaba que su avanzada edad, superior a los 15 años, fuera un impedimento para que sus fisionomías se adaptaran al proceso, ha resultado ser lo opuesto. 

Jean: “Tambien ha resultado ser una oportunidad única, pues de todo el grupo de control, ellas son las únicas que comparten un Factor se Linaje idéntico por lo que puedo darme la libertad de probar los diferentes procesos que tengo preparados.”

Taylor: “Es por que, para diferenciarlas del resto, he decidido darles nuevos nombres de control. A partir de este momento ellas pasaran a ser reconocidas como Lumen, Lux y Candela, nombres que, como Luminarias que serán, hacen honor a unidades para medir luz.”

Esto es algo que los Piratas, aunque Taylor más, llevaban temiéndose desde hace un tiempo, y esto ahora se los confirma. Las Trillizas, sus amigas, fueron sujetos de prueba de Uberlegen. Pero son las siguientes paginas las que los impactan más, los hacen sentir… enfermos. Estas detallan específicamente el proceso o mas bien, tortura a la que fueron sometidas por Uberlegen y sus científicos, y sus resultados. 

Jean: “El proceso ha sido un éxito en casi todos los aspectos. Lumen ha desarrollado la capacidad de producir electricidad a un nivel superior que el Electro de los Minks. Lux tiene  capacidades acuáticas mayores a las de cualquier Gyojin o Tritón común y Candela tiene fuerza que eclipsaría hasta al mayor de los gigantes. Además, las tres han desarrollado un mecanismo de supervivencia que les permite superar los limites mas inimaginables. He decidido nombrar a este mecanismo como “Rampancia” “.

Una foto acompaña esta nota, se trata de unos ojos distintivos que tanto Jean como Taylor recuerdan. Escleróticas negras, irises que brillan de color azul. 

Taylor: “No obstante, tras múltiples exámenes para probar las capacidades rampantes. He confirmado que este mecanismo, además de incrementar los niveles de agresión,  daña en gran medida a los sujetos, los cuales presentan síntomas similares a aquellos de la… de la Enfermedad de células falciformes. “

Esto deja paralizados a los Piratas. Especialmente, Jean y Big Bird, que miran preocupados a Taylor, el cual tiembla de dolor y de rabia. 

Jean: “Tras… ehem * tras usos múltiples del mecanismo de Rampancia, el daño se ha vuelto crónico e irreparable. Es cuestión de meses para que sus cuerpos fallen. Es por eso que he decidido dar por terminada la utilidad de las “Luminarias”  y comenzar la siguiente fase de la experimentación  usando su Factor de Linaje con un nuevo grupo de control, uno mas joven.”

El archivo termina con fotos de mujeres con embarazos múltiples, incluyendo una mujer que les recuerda increíblemente a una versión mas adulta de los Gemelos Blue. Jean y Taylor cierran el expediente, completamente sin palabras. La cantidad de cosas de las que se han enterado… lo horrible que es lo que ahora saben. Jean es el más sorprendido de ellos, mientras que Taylor conecta esto con los puntos que ya tenía.

Jean: Entonces… las trillizas están…

Taylor: Muriendo… Tsk. Es peor de lo que podría haber imaginado…

Ante esto, Jean y Big Bird miran sorprendidos al médico.

Jean: ¡¿Lo… lo sabias!?  ¿¡Porque no dijiste nada!?

Taylor: ¡Porque se los prometí! Pero esto no es lo que creí que era. Pensé que las Trillizas eran como yo, que tenían mi enfermedad. Pero ellas no son como yo… esto es.. Es… 

Furioso, el pelirrojo toma el expediente y lo arroja contra una pared, deja do que los papeles revoloteen por ahí. Ni su capitán ni el ave lo habían visto así de enojado jamás. 

Taylor: Yo nací así. Mala suerte, crueldad de Dios, la naturaleza o el destino, nací así y aprendí a vivir así. Pero ellas… alguien les hizo esto… las destruyó… ¡¿que clase de sádico maldito puede hacer estas cosas y seguir llamándose a si mismo científico!?

Konztanze: Cuidado, amigo. Eso dolió.

Los tres compañeros se ven sorprendidos al ver a alguien aparecer tras de ellos. Una mujer de cabellera dorada y sedosa, lentes redondos brillantes y amplia sonrisa.

Jean: ¿¡Konztanze… Uberlegen!?                           

Capitulo 740: Logros de una mente brillante

Jean: ¿¡Konztanze… Uberlegen!?

Konztanze: La misma que viste y calza. 

Los tres piratas se quedan viendo a la mujer, la cual acaba de llegar a través de alguna clase de muro secreto. La mujer, algo divertida con la situación, sonríe. 

Konztanze: Jean Black, ¿no? Un placer conocerte al fin… Por tu expresión, puedo adivinar que no soy lo que esperabas. ¿Me imaginabas más alta? ¿Más joven? ¿Más aterradora?

Taylor: No hace falta que seas más aterradora. Con tus acciones basta, monstruo.

Konztanze: Auch otra vez. Tu eres… Taylor “el no muerto”. El médico de los del Ave Azul, ¿no? Para ser un médico, si que sabes lastimar a la gente.

Taylor: Habla por ti, maniática.

Konztanze: Jeje. Y van tres seguidos, señoras y señores. Que agradable sujeto.

La mujer se va paseando por su laboratorio, recogiendo los papeles que el médico arrojo, mientras que este, el capitán y el ave se ponen en guardia y siguen cada movimiento que hace.

Konztanze: Se lo que debo parecer para ustedes, especialmente para ti “No muerto”. Pero como médico que eres, ¿nunca sentiste una curiosidad? Ver que pasaba si hacías esto o a tu paciente le dabas aquello.

Taylor: ¡Por supuesto que no!

Konztanze: Ay, cosita. Yo se que si, aunque lo niegues o lo reprimas. A mi el bichito de la curiosidad me pico hace muchos, muchos años. Al principio estaba sola pero pronto encontré a otros como yo. 

La mujer se acerca a la fotografía que Jean vi antes y la observa con nostalgia.

Konztanze: Trabaje con varias de las mentes más brillantes que han existido jamás. Vinsmoke Judge. Vegapunk. Juntos descubrimos el factor de linaje… pero el maldito gobierno temió nuestra brillantez… nos persiguió… nos cazó.

La mujer hace una pausa, con el rostro lleno de una molestia evidente.

Konztanze: Judge escapó para jugar a ser Rey. El buen Veggie se volvió un perro del gobierno, y quien sabe que fue de los otros. Pero yo seguí brillando por mi cuenta. No importaba. Podia hacer lo que ellos hacían y mejor, incluso si debía empezar de cero otra vez. 

La científica mira ahora hacia Big Bird, al cual le sonríe, haciendo sentir al ave increíblemente incomoda.

Konztanze: Comencé con aves . Las Cacatuas ceruleas fueron mi primer gran éxito. Tú, pequeño amigo, fuiste mi primer gran éxito. 

Big Bird: ¡¿Que?! ¿¡Que!?

Jean: ¿¡Tu… tu hiciste a Big Bird!?

La mujer al ver la reacción de los Piratas, empieza a reírse muy fuerte.

Konztanze: No era tan literal, amigos. Me refiero a que yo cree a su especie. Un par de docenas. Lastima que mi primer gran éxito fue también mi primer error. Las hice demasiado fuertes e inteligentes y al final se escaparon todas. Tengo una teoría de a donde fueron pero la verdad nunca se me ocurrió corroborar. 

Big Bird se queda de piedra al oír esto. ¿Esa mujer creo a su especie? ¿Hay más como él? ¿Ella sabe donde están? No obstante, no obtiene más respuestas pues la mujer sigue con su monólogo.

Konztanze: Eventualmente pase a otras cosas. Armas, mi propia tecnología. Cyborgs, más experimentos en animales… y obviamente la joya de la corona.

La mujer chasquea los dedos y esto mueve un muro, dejando ver una ventana que da a otro cuarto secreto, cuyo contenido llena de horror a los Piratas.

Jean: ¡Chicas!

Las Trillizas estan ahí, apenas conscientes. Debido a su debilitado estado tras sus batallas, no le ha costado nada llevarlas hasta ahí, exhibiéndolas como si fueran animales.

Ink: Pl… pluma… médico endeble…

Konztanze: Mis luminarias. Son el ápice de mis investigaciones en humanos… o al menos lo eran.

Tanto Jean como Taylor intentan sacarlas de esa vitrina de aparador en que las tienen, pero está tambien tiene refuerzo, y ambos se sienten debilitar al contacto.

Jean: Tch… Kairoseki…

Taylor: ¡Libéralas!

Konztanze: ¡Ay! ¡Pero que desesperado eres, amigo! Todavía no termino de decir lo que quiero decir. En fin… a pesar de todas mis victorias y éxitos desarrollando todo lo que se me ocurría, hay una cosa en la que nunca tuve éxito y mis antiguos compañeros si. El estudio de las frutas del diablo…

Jean se pone más alerta al oír esto, por alguna razón le da un mal presentimiento, mientras que Taylor ya está demasiado furioso como para pensar racionalmente. 

Konztanze: Por mas que intentaba, por mas que investigaba, nunca pude replicar los efectos que causan las frutas del diablo. Ni si quiera con tecnología o armas, ni con factor de linaje. Es bien sabido en el Nuevo Mundo que una fruta del Diablo bien usada puede ser la diferencia entre un ser del montón y el rey del mundo así que pensé… si no puedo hacer mis propios poderes del diablo…

Taylor: ¡Ya cállate, maldita sea!

El pelirrojo empieza a crear una inmensa cantidad de cintas, las cuales latiguean de su cuerpo como si fueran serpientes para luego, lanzarse contra la rubia.

Konztanze: ¿Por qué no eliminó mejor los poderes de los demás?

Jean se queda de hielo cuando siente otra presencia en el lugar. De otro cuarto oculto por un muro, una mujer va saliendo con un arma de fuego peculiar en la mano… ¡y apunta directo hacia Taylor!

Jean: ¡Cuidado!

Por instinto y falta de tiempo, todo lo que alcanza a hacer el peliazul es empujar a su amigo, pero cuando la otra mujer dispara, es a él a quien le dan.

Jean: ¡Gahhh!

Taylor/ Big Bird: ¡Jean!                            

Capitulo 741: La mayor luminaria de todas

Jean permanece ahí , tirado, aunque no se ve herido, pues solo tiene un pequeño dardo clavado, mientras que Konztanze no se ve del todo feliz por lo que acaba de pasar. 

Konztanze: ¡Cuidado, Alaudla! Casi no les das. 

Alaudla: Pero lo hice, ¿no? Además solo cambie un poco el orden de los factores, y eso no altera el producto. 

La mujer vuelve a apuntar a Taylor y acciona el gatillo, pero ahora él, plenamente consciente de su presencia e intención, se cubre con una gruesa tela que crea desde su espalda. 

Taylor: ¡Aramide Chrysalide! 

Esto le protege efectivamente de otro dardo, el cual revienta por completo sin llegar a su piel. Acto seguido, crea cintas desde sus manos y las usa para enredar un escritorio, el cual procede a estampar sobre la obesa científica. 

Taylor: ¡Snake Flail!

Alaudla: ¡Ughh! 

La mujer de cabello multicolor es derribada, para fastidio de Konztanze.

Konztanze: ¡Alaudla! ¡Desperdiciaste una dosis y solo tenía listas dos!... *suspiro* meh, ya ni modo. Aun tengo un sujeto de pruebas de todos modos. 

Taylor, por du parte corre ahora hacia Jean, el cual ya se está  volviendo a levantar ante la cuidadosa mirada de Big Bird. 

Taylor: ¡Jean, ¿estas bien?! 

Big Bird: ¿Bien, bien? Ahhhh

Jean: Tranquilos, chicos. Estoy bien. Solo fue un piquetito. 

El muchacho mira a Konztanze, muy molesto y se ponen en pose de batalla. 

Jean: Acabemos con esto… ¡…! 

Pero al intentar transformarse, Jean se siente repentinamente muy débil, como si estuviera tocando Kairoseki. Le empieza a faltar el aire y empieza a toser, para horror de sus amigos pues de sus labios empieza a brotar sangre. 

Taylor: ¡Jean! 

El peliazul se va de rodillas al suelo, ahora siente un dolor terrible en todo el cuerpo, especialmente en el pecho. Su nariz esta sangrando tambien, ¡sus ojos están sangrando! Ink mira con horror desde su vitrina, incapaz de poder ayudar. 

Ink: Plu… ma… 

Taylor solo puede aferrar sus manos a él, intentando hacer que Jean le diga donde le duele o que siente mientras que Big Bird observa preocupado, y Konztanze, fascinada. 

Konztanze: Jojojojojo… esos efectos secundarios no son lo que esperaba. Pero esta bien, si lo llego a sacar al público, se venderá como pan caliente. 

Taylor: ¡Maldita! ¡¿Qué fue lo que le hiciste!? 

Jean: Ve… veneno… 

Konztanze: ¡No es veneno! Bueno… para ti si. ¿¡Pero es que no escuchan nada de lo que les estoy diciendo!? ¡Aghh! 

La mujer se ve exasperada pero al mismo tiempo feliz, y procede a explicarse… de nuevo. 

Konztanze: Lo que mi querida Alaudla te disparo es mi más reciente creación, “Suero Matadiablos”. Podría dar una explicación larguísima de como funciona pero, meh, veo que son medio estúpidos , asi que lo voy a resumir… esa cosita replica los efectos del Kairoseki ¡dentro de cuerpo!, ergo… 

Jean: Mis poderes de la Fruta Tori Tori… ya… ya no… 

Konztanze:… sirven. ¡Bum! Hahahahahaha. 

 Jean, demasiado impactado por la noticia y sintiendo que el cuerpo se le parte en dos, se queda ahí, de rodillas, pero sus camaradas, furiosos, se lanzan contra Konztanze. 

Taylor: ¡Desgraciada! ¡Creeping Serpent! 

El pelirrojo, con sus cintas se dispone para lanzarse contra ella, pero inesperadamente ella se quita ágilmente y comienza a emitir… ¿electricidad? 

Konztanze: ¡Alter C! 

La mujer golpea al pelirrojo con palma de la mano, hiriéndolo por electrocución, ante la mirada horrorizada de Jean, Big Bird pero sobre todo de Ink, la cuál, aun en la “vitrina”, se ve incrédula y aterrada. 

Ink: Eso.. Eso es lo que Gift… 

Konztanze: Lo que Lumen puede hacer. ¿Crees que por esa “pequeña escapada” suya pude seguir con la investigación? Pues pude, la seguí y la perfeccione con el único sujeto de pruebas que jamás me daría la espalda. Yo. 

La mujer se gira nuevamente hacia Taylor, que se va recuperando del choque eléctrico, pero antes de tener tiempo para cualquier cosa, la mujer le mete un puñetazo en las costillas que lo manda a volar. 

Ink: ¡… médico endeble…! 

Big Bird: ¡Taylor, Taylor! 

Konztanze: ¡yo puedo hacer lo que las tres hacen! ¡Soy la mayor luminaria de todas! 

El ave, encolerizada, se lanza hacia la mujer con las alas de frente, pero esta alza la mano y desde una tarja del laboratorio, un chorro de agua derriba al agua en pleno vuelo. 

Konztanze: ¡Disolve! 

Big Bird: ¡Aghh! 

Jean: ¡Big Bird! ¡Aghhh…! 

El peliazul, por mucho que quiere, no puede transformarse, ni siquiera levantarse alcanza. Konztanze, con su temible gran y perpetua sonrisa, se acerca lenta y burlonamente al muchacho, apagando y encendiendo la electricidad de su brazo. 

Konztanze: No me decido contigo. ¿Te electrocuto, te ahogo, te aplasto? ¿O hago todas en ese orden o en otro orden o solo la mitad?

Taylor, viendo a su capitán en peligro, se levanta y trata de ir otra vez contra Uberlegen, pero antes de que pueda hacerlo, se ve acorralado por Alaudla, la cual, con un rostro impavido, se arranca una gran astilla del escritorio que le arrojó antes. 

Alaudla: ¿Vas a algún lado, hombrecito? 

Taylor: Tsk… 

Konztanze ya esta frente a Jean, la cual se ríe sin que el peliazul pueda hacer nada. 

Konztanze: Sabes, creo que te conservare. Debo estudiar los efectos del suero a fondo. Jejejeje. 

La mujer esta a punto de electrocutarlo para noquearlo pero justo cuando va hacerlo, se oye un sonido de algo moviéndose rápido. Konztanze siente entonces un leve ardor en su mejilla, y al palpársela, siente caliente. Esta sangrando. 

Konztanze: ¿Qué demo… nios? 

La mujer tiene algo pequeño clavado, ¿Qué es y como llego ahí? No tiene ni idea, así que lo hala para verlo mejor. Al principio le parece un dardo, pero al ver bien, se da cuenta de que es un a pluma, una pluma negra y dura de haki. Un grito de Ve se escucha y entonces, tanto ella como Jean voltean a su fuente, observando con asombro total a Big Burdx cuyas alas estan cubiertas en haki. 

Big Bird: ¡Deja a Jean! ¡Deja a Jean!                             

Capitulo 742: Haki y metal

Jean: *jadeo* ¿Big… Bird? *jadeo*

El peliazul mira con asombro a su compañero. ¿De donde ha sacado esa fuerza? ¿Cuándo aprendió a usar haki? No tiene ni idea, pero sea como sea, el ave Azul esta defendiéndolo.

Big Bird: ¡Tua Darts! 

El ave agita sus alas y lanza mas pequeños dardos negros, más pequeños que los que suele lanzar Jean, aunque suficientemente dañinos como para herir, por lo que Konztanze se quita del camino. 

Konztanze: ¡Me lleva la…! 

Big Bird: ¡Tua Shadow Claw! 

El ave ahora recubre sus patas en haki e intenta rajar a la mujer. Esta instintivamente se cubre con las manos, lo que hace que su muñeca derecha se vea cortada con todo y la manga de su bata, lo que la pone furiosa. 

Konztanze: ¡Aghh! ¡Disolve! 

La mujer convoca otro chorro de agua de la tubería con la esperanza de derribarlo, pero esta vez, el avecilla bate sus alas con fuerza, generando un pequeño torrente. 

Big Bird: ¡Tua Blow! 

El aire acaba venciendo en fuerza al agua, causando que esta se disperse en un splash, splash que usa Big Bird para distraer a Konztanze y atacar otra vez. 

Big Bird: ¡Tua Shadow Beak! 

El ave le raja el costado, el cual deja gotear un poco de sangre. Sintiendo dolor, Konztanze se aferra la herida mientras observa al ave, furiosa.

Konztanze: ¡Maldita, Cacatúa! ¡Yo cree a tu especie! ¡Y por añadidura, a ti!  ¡¿Cómo te atreves a atacar a tu creadora!? 

Pero el ave, estática en el air, solo la mira con determinación. 

Big Bird: Familia… amigo… capitán… le ganan a creadora, ahhh. 

Ante estas palabras, Jean se queda anonadado, observando al ave que ha sido su fiel compañero por mas tiempo que cualquier otro de sus camaradas o aliados, hasta incluso que su propia familia. Big Bird, en todo momento, ha estado ahí.  En las buenas, en las malas. En las fiestas y en batallas… y en sus entrenamientos. 

Jean: ¿Todo ese tiempo… estuviste aprendiendo… de mi? 

Ante la comprensión de esto, Jean no puede evitar sonreír, aun en esa situación y con su estado debilitado. Pero Konztanze, se enoja más al oír la resolución del ave y después de todas sus pequeñas heridas. 

Konztanze: Tch… te iba a conservar para recrear a tu especie, aunque pensándolo bien… 

La mujer empieza a desplegar electricidad desde ambas manos.  

Konztanze: ¡Igual puedo sacar factor de linaje de un ejemplar muerto! 

Al mismo tiempo, al otro lado del laboratorio, Taylor se enfrenta a Alaudla. El médico intenta lazarla con sus cintas para arrojarla, pero… 

Alaudla: ¡Rankyaku! 

Estas son cortadas en trocitos por un despliegue de la pierna de Alaudla, la cual apenas y se inmuta del esfuerzo del pelirrojo. 

Taylor: Tch…  Rokushiki. 

Alaudla: Ah… *sin emoción * que listo.  Soru.

La mujer se desvanece de su vista y el la busca por todas partes, pero esta aparece justo detrás de él, y lo taclea con todo su peso. 

Alaudla: Burobu Tekkai. 

Ante el peso excesivo, el médico es fuertemente empujado hacia adelante, y acaba en el suelo tirado y adolorido. Su cuerpo era… demasiado duro. No obstante, no tiene mucho tiempo de reponerse, pues la regordeta mujer se prepara par pisotearlo. 

Alaudla: Ashimotogan. 

Taylor: ¡woah!

El muchacho alcanza a girarse de milagro, lo que es bueno, porque al suelo donde impacta la científica le queda literalmente grabada la forma de su suela. Aprovechando, que está en el suelo, Taylor orquesta un plan.

Taylor: ¡Noodle!

Una cinta diminuta sale de su mano hacia arriba, que Alaudla sigue con la mirada. Esta cae lento, como una serpentina de fiesta y sin ningún otro efecto aparente, lo que hace que la cara de hastío de Alaudla, pero justo en ese momento, el suelo se le mueve.

Taylor: ¡Grass Serpent!

Alaudla: ¡woah! 

Taylor le ha enredado los pies y dándole un tirón, la hace caer al suelo de cara. Esta se estrella con un estruendo terrible en el suelo, demasiado horrible, como si fuera… ¿puro metal?

Taylor: ¿Qué rayos…?

La mujer se alza lentamente, dejando plastico roto tras de si. Sus gafas de laboratorio se han roto, dejando al descubierto, no sus ojos, no su rostro, sino puro metal… y engranes.

Taylor: ¡…!                              

Capitulo 743: Una más no me matará

El joven médico se ve bastante abrumado por este descubrimiento, tanto que se queda pasmado por un segundo. Para cuando reacciona, ya es tarde, y ella ya esta ahí para golpearlo con fuerza. 

Alaudla: Jugon. 

Taylor: ¡Aghh! 

Taylor, abrumado, se ve indefenso cuando la inmensa mujer lo golpea. Y este sale volando varios metros. Por fortuna, el ángulo en que lo golpea lo permite reponerse rápido y evitar una patada con la planta del pie. 

Alaudla: ¡Ashimotogan!

Taylor: ¡woahhh! 

La mujer se sigue moviendo y atacando de la misma forma que ha estado haciendo antes, sin importar los que parecen ser daños importantes en su rostro. Esto lo observa el médico, lo que lo hace llegar a una conclusión odiosa. 

Taylor: Tch… esta mujer es tanto metal que ya ni siente dolor. Es prácticamente un robot. ¿COMO le gano a algo que no siente dolor y no piensa? 

Alaudla: Casi. ¡Yo si pienso! ¡Rankyaku! 

Taylor: ¡Arboreal Ascending! 

La mujer le manda una onda cortante con su pie, que el muchacho evita apenas al usar sus cintas para aferrarse a una viga del techo, de esta forma elevándose. 

Taylor: (Aunque el no sentir dolor no significa que no le haga daño) . ¡Arboreal Ambush! 

Acto seguido, el muchacho se columpia y gana inercia, para luego pegarle un patadón en el pecho. Este parece ser tambien ser de metal, pues se sienten sus tetas duras, y hasta se abollan un poco, aunque el golpe nuevamente a Alaudla no le duele. Solo la manda para atrás, lo que la estrella contra la vitrina donde las Trillizas estan atrapadas.

Ink: ¡…! 

Esto hace que la vitrina se haga de una grieta, muy muy pequeña, pero una grieta a fin de cuentas, y la trilliza de la mancha lo nota.  Alaudla por su parte se toca los pechos, ahora aplastados y su rostro metalizado emite una mueca que aparentemente demuestra enojo. 

Alaudla: Hmm… ¿sabes el esfuerzo que toma hacer que el metal en los pechos se vea natural? Esto… te va a costar muy caro. 

Taylor: ¿eh? 

Alaudla: ¡Soru! 

La mujer vuelve a desaparecer de su vista, para pánico del joven, que se gira en varias direcciones, buscándola. Por momentos, oye sus pasos y puede ver papeles y otros objetos moviéndose por el aire que ella genera a esa velocidad, pero cuando finalmente vislumbra donde esta, es muy tarde para reaccionar. 

Alaudla: ¡Jugon! 

La mujer le envía a volar de un puñetazo en la cara, pero antes de que siquiera caiga, ella se vuelve a mover a la nueva posición del pelirrojo y le da otra vez en la cara. 

Taylor: ¡Guhhh! 

Alaudla: ¡Ashimotogan! 

La situación se repite de menos unas cinco veces, con Alaudla alternando entre piernas y manos para aporrearlo y solo deteniéndose porque en una ocasión, ella ya no alcanza a golpearlo y el se estrella horriblemente contra un librero.  

Alaudla: Tch…falle.

Taylor: *cof cof*

Pero ella ya no se molesta en ir a por él, al menos, no de forma rápida. La razón: el muchacho ya parece estar en la mierda, pero no por los golpes, sino porque el aceleramiento físico parece haber detonado otra crisis. 

Taylor: Aghh… no… maldición. 

El muchacho saca su medicamento en una jeringa e intenta inyectarlo en su torrente, pero antes de tener la aguja en su piel… 

Alaudla: ¡Tobu Shigan! 

De un disparo desde su dedo, la inyección es destruida, para impacto del médico. 

Taylor: Ay no… 

Alaudla: Perdón, pero no me voy a arriesgar a que te conviertas en un behemoth o algo así. ¡Ashimotogan!

La mujer vuelve a vapulearlo, sin saber que Ink, aun en la vitrina, mira horrorizada. Si no fuera por ella y sus hermanas, ni Taylor ni ninguno de los Del ave Azul se hubieran metido en ese problema. 

Ink: Médico endeble… 

La chica mira la grieta en el vidrio. Es pequeña, es diminuta, es… su oportunidad. 

Ink: ¡Abstract art! 

La chica, usando la poca fuerza que le queda,  le pega un puñetazo, pero apenas su piel toca el vidrio, se siente mas débil de lo que ya esta, por el Kairoseki. 

Ink: No… No… 

La chica se siente tan impotente. Sus hermanas inconscientes a su lado, su aliado siendo arrastrado en el suelo. Pero entonces ella cierra los ojos, y los vuelve abrir, brillando estos una vez más. Ink está rampante. 

Ink: Una vez más… no me va a matar.  ¡Arte Povera! 

Con una potencia excesiva, el vidrio explota en una lluvia que brilla con las luces del techo. Esto distrae a Alaudla, la cual ya estaba por destrozar a Taylor. 

Ink:¡Déjalo maldita! 

Alaudla, sorprendida porque su prisionera se ha liberado, suelta al pelirrojo y la encara. 

Alaudla: Pshe … Tu y tus hermanitas siempre dan problemas. Da igual. Siempre podemos volverte a… 

Pero el soltar a Taylor ha sido un error fatal. Aun en pleno colapso, este crea varias ci tas que la restringen de  la cabeza. 

Taylor: ¡Medusa Head! 

Alaudla: ¡Aghh! ¡Quita! 

La mujer metálica intenta quitárselas desesperadamente, no advirtiendo que Ink se lanza contra ella con toda su rabia. 

Ink: ¡Concept Art! .

Uno solo, un único puñetazo basta para literalmente, atravesar a Alaudla de lado a lado, reventando metal y órganos aun vivos a su paso. La mujer cae, absolutamente derrotada y agonizante, ante la mirada de Taylor, que se muestra asombrado e impactado. 

Taylor: *jadeo*¿Ink? 

Pero un segundo después de que la cyborg es derrotada, Ink se desploma al piso.                               

Capitulo 744: A medias

¿??? : ¡Ink! ¡¡Ink!! ¿¡Puedes oírme!?

La aludida abre lentamente los ojos, viendo solo una masa roja, sobre un ovalo muy pálido, pero tras un par de parpadeos, las facciones y reacciones de la masa empiezan a aparecer. Es… 

Ink: ¿Médico endeble? ¿Qué... Qué ocurrió? 

La chica esta apoyada en su regazo, 

Taylor: Sufriste una crisis después de acabar con esa mujer. Pero estarás bien… creo. Te di algo de mi medicina. 

Ink: ¿medicina? Pero… Alaudla… la vi destruirla. 

Taylor: Lo hizo, pero solo a la de acción rápida. 

El muchacho alza la mano, revelando tener un frasco con las pastillas que solía usar antes de las inyecciones. 

Taylor: Tambien le di a tus hermanas... Espero que despierten pronto. 

Ink: ¡Tengo que ir con ellas! 

Taylor: Tranquila, tranquila, primero veamos si te puedes…

Pero la chica, haciendo un esfuerzo, logra ponerse en pie y va hacia su familia. 

Taylor:… levantar. 

El muchacho sigue a la chica, la cual apenas y puede andar a tumbos. Pero antes de que pueda alcanzarla, se siente un temblor. 

Ink: ¿¡…!? 

Taylor: ¿Qué fue eso? 

La fuente parece ser increíblemente cercana por lo fuerte del movimiento y el sonido que genera. Taylor recuerda entonces que sus camaradas y Konztanze estaban en esa misma sala y es al buscarlos que los ojos casi se le salen de la impresión. 

Taylor: ¿Chicos? 

Minutos antes… 

La batalla ente creadora y creación continua con fiereza y se ve en ambas partes cansancio y sangre derramada. El turno del ataque le pertenece a Big Bird, que vuelve ennegrecer sus alas para volar hacia ella e intentar rajarla. 

Big Bird: ¡Tua Shadow Dagger! 

No obstante, Konztanze esquiva dando un extrañísimo salto circular hacia la derecha, para luego, empezar a sobrecargar sus brazos con electricidad. 

Konztanze: ¡Alter C! ¡Alter C! 

Pero el ave, pudiendo obviamente volar, esquiva ambos revoloteando de un lado a otro a gran velocidad. Lo que la hace desesperar. 

Konztanze: ¡Maldito! ¡Dynamo charge! 

La mujer entonces se propulsa con sus piernas, exhibiendo la potencia que Ink tiene en su cuerpo y se lanza hacia el ave con un puño de frente. 

No obstante, Big Bird vuelve a esquivar, y en su lugar acaba estrellándose con una de las consolas de su laboratorio, destrozándola por completo. 

Big Bird: ¡Fallaste! ¡Fallaste! ¡Ahhh! 

Konztanze: ¡Aghhh! ¡Newton punch! 

La mujer se abalanza otra vez, y el ave ya se prepara para esquivarla. Pero, inesperadamente, en lugar de darle a él, revienta por completo la tarja del laboratorio con todo y tuberías, haciendo que el agua empiece a brotar a borbotones, igual que las carcajadas de la garganta de la científica. 

Big Bird: ¡…! 

Konztanze: ¡Parece que se te olvida que soy una genio! ¡Hidraulic Pulse! 

Manipulando el agua como hacen los gyojin, esta comienza a crear esferas acuosas de las cuales derivan potentes torrentes. El ave Azul intenta evitarlos, pero esta vez, estos son demasiados para su velocidad, y el ave acaba siendo alcanzada por uno.

Big Bird: ¡Caaahh! 

El ave es disparada tan fuerte que acaba medio clavada en una pared. Aprovechando la situación, Konztanze corre entre los charcos, y usa el toque de solo uno de sus dedos para darle un choque eléctrico . 

Konztanze: ¡Direct C! 

Aunque el choque no es tan fuerte como los de antes y de que tiene haki encima, lo húmedo de su cuerpo amplifica el efecto, dejando al ave herida y aturdida. Konztanze, gozando lo que acaba de hacer, arremete una vez más, dándole una patada que de nuevo, lo manda al otro lado de la sala.  

Konztanze: ¡Kinetic Force! 

El ave queda está vez, bastante más lastimada, incluso se puede ver sangre brotándole del pico. Teniendo él problemas para levantarse, la mujer, con una risa sonora, se propone aniquilarlo al fin. 

Konztanze: Se acabo, pajarito estúpido. 

Pero antes de que pueda hacer un movimiento, algo aparece y sorprendentemente rápido, quita al ave del camino.  Eso que lo hace es Jean, el cual, aun sangrando de boca y nariz, ha sacado a su amigo del peligro y lo sostiene en sus brazos. 

Jean:,*jadeando* ¿Estas bien, amigo? 

Big Bird: Si. Si. 

La mujer no se ve feliz en absoluto al verlo, y menos porque este puede andar de nuevo. 

Konztanze: *con tono hostil* Pensé que estabas por allí, sin poderes y desangrándote en el suelo

Jean: Si, estaba… 

El muchacho súbitamente siente arcadas y vomita una masa sanguinolenta en el suelo, pero, ignorando su muy evidente dolor, Jean se pone de pie, altivo. 

Jean:… pero ya no. 

Konztanze se ve sorprendida al ver la determinación del muchacho, pero pronto cambia su sorpresa por desdén. 

Konztanze: ¿Tanto quieres morir con tu mascotita? Normalmente lo haría pero lamento, pero a ti no te puedo conceder tu deseo. Quiero ver que hace el suero mata diablos en tu sistema, pero si mueres y tu fruta renace no lo sabré. 

La científica separa las piernas y vuelve a desplegar electricidad de los dedos, riéndose. 

Konztanze: Aunque eso no significa que no pueda hacerte mucho pero mucho daño. 

La mujer se lanza otra vez, y Jean tiene que saltar con toda su fuerza y dolor para protegerse a si mismo y a Big Bird. El ataque ha fallado por ahora. Sabiendo que su enemiga no se rendirá hasta poder diseccionarlos, el peliazul hace una pregunta a su compañero. 

Jean: Big Bird, ¿Qué tanto haki puedes usar? 

Big Bird: ¡Si! ¡Si! Ahhhh

Refiriéndose el ave a todo, Jean le sonríe para luego decir algo extraño.

Jean: No puedo hacer todo esta vez, amigo. Lo siento, pero… ¿Serias mi espada? 

El ave asiente mientras Konztanze observa, confundida y molesta. 

Konztanze: Si saben que estoy aquí, ¿no? 

Pero ambos amigos solo se ven determinados, para sorpresa de la mujer. 

Jean: Dijiste que quieres saber que hace exactamente el suero que me inyectaste, ¿no? Pues déjame decirte algo.  ¡Lo que sea que haga, no lo hace bien! ¡Ara Teil! 

Una energía extraña empieza a sentirse en el lugar, que irradia directamente desde Jean, el cual empieza a cambiar. Plumas, garras, un ala hacen acto de presencia. 

Konztanze: ¡No! ¡Se supone que el suero suprime el poder de las frutas!

Pero la mujer tiene razón… a medias. Solo un ala, y la mitad de las garras de Jean aparecen, no hay pico, ni músculos extras. Esto molesta algo a Konztanze, pero tambien la relaja un poco. 

Konztanze: Ja. El suero si funciona. Solo tendré que subir la dosis la próxima vez. 

Jean: No habrá próxima vez. 

Konztanze: Ay, cosita. ¿Estas a media capacidad y crees que así puedes vencerme? 

Jean: Mi fruta esta a media capacidad, si. Pero no el resto de todo mi poder.  ¡Silber Schwartz…!

En ese momento, todo el cuerpo de Jean se. Oscurece y al mismo tiempo empieza a brillar, su ala, sus garras, torso, cara y su brazo y piernas normales tambien, todos se cubren de haki de armadura, pero no es un haki normal, este forma intrincados patrones espirales y llameantes.

Konztanze: ¿Qué dem…?

Su cabello se levanta, como si hubiera aire corriendo de todas direcciones. A la par, Big Bird empieza a volar, justo a su lado para luego extender sus alas hacia arriba y volverse, negro totalmente negro de haki. Acto seguido, se queda tieso y quieto, cayendo, pero siendo tomado de las patas por Jean el cual lo alza como si fuera un hacha de guerra.

Sieg

Konztanze: ¿Qué es esto?

Jean: ¡… Sieg!

Una nueva forma surge… 

TO BE CONTINUED
                  
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.