FANDOM


Capítulo 769: El Reino de Hoshimori

Alarma

Con la alarma sonando por toda la muralla del Reino de Hoshimori, los centinelas apuntan con sus cañones a la enorme flota de barcos que amenaza con atracar en su costa.

Oficial: ¡¡Informe de situación!!

Centinela: ¡Veintidós barcos pirata acercándose, general, los tenemos justo delante!

El general del ejército de Hoshimori saca unos prismáticos para ver mejor los navíos, comprobando que no hay más que banderas pirata ondeando en sus mástiles.

General: ¡Malditos bastardos, han querido aprovechar que estamos con unas tenazas de jardinería bajo los huevos, hundamos esos barcos enseguida!

Centinela: ¡Un momento, señor, uno de los barcos está izando otra bandera!

General: ¿Qué?

El Freaky Soul iza una bandera blanca en el palo mayor para dar a entender que no vienen en busca de un conflicto con ellos.

General: La madre que los parió... ¡vaya santa jeta que tienen!

Y sin más dilación, el general corre hacia el den den mushi más cercano y llama al palacio real, en el interior de la isla, para avisar de esta nueva situación.

Proteus: ¿Está seguro general?

General: ¡¡Estaré mayor para algunas cosas pero mi vista sigue superando la de un maldito lince, "el matón del colegio a venido a nuestro jardín diciendo querer jugar a la pelota"!!

Acompañando al rey de Hoshimori se encuentran, entre otros, el general Sharkstone y el rey y la reina de Grand Battle Land, Frederick III y Christina V.

Frederick: ¡Anda, ya están aquí!

Proteus: ¿Cómo dices?

General: ¡Espero órdenes, señor!

Proteus: ¡Un momento, general!

Dejando el auricular sobre la mesa, Proteus se dirige hacia su cuñado.

Proteus: Frederick, por favor, dime que tener veintidós barcos pirata a nuestras puertas no ha sido cosa tuya...

Christina: Eeeeh...

Sharkstone: ...

Frederick: Lo confieso, llamé a los piratas que colaboraron conmigo en Grand Battle Land para que nos ayudaran con... ¡¿Has dicho 22 barcos?!

De vuelta con la flota, los piratas y los centinelas siguen en una situación bastante tensa, apuntándose con sus armas mutuamente.

Maxwell: ...

Cosmo: No dicen nada.

Maxwell: Démosles algo de tiempo.

Unagi: Tsk, esto no es una buena idea.

Kabo Chang: ¿Qué tendrá que ver Maxwell con ese reino?

Unagi: Creo que les contó a los capitanes que en su momento lucharon juntos en la isla de Grand Battle Land.

Finalmente, el general de Hoshimori toma un megáfono para dirigirse a los piratas.

General: ¡¡Atención, bucaneros, el rey de esta isla ha dicho que no os llenemos el culo de balas de cañón de 50kg cada una, pero sólo dejará entrar a SEIS de vuestros barcos, ASÍ QUE EL RESTO YA SABÉIS, cruzad nuestras murallas y yo mismo usaré este megáfono con vosotros de forma que no podáis tener descendencia!!

Eight Hundred: ¡¡!!

Bonnet: Menudo genio que tiene...

Berta: Me cae bien.

General: ¡Los barcos que pueden entrar en la isla pertenecen al ninja Kurokage...!

Kurokage: Me llaman.

General: ¡...a los Piratas Discoball...!

Dance Mon: Vamos.

General: ¡...a los Piratas Kindergarten...!

Bomba: Lo sabía.

General: ¡...a los Piratas de Creeper...!

Creeper: Jujujuju.

General: ¡...a los Piratas Bucket...!

Buck: Bien.

General: ¡...y a los Piratas Freak!

Maxwell: Jeje, bingo.

Capítulo 770: La política de Hoshimori

Tras desembarcar, los piratas elegidos por Proteus para presentarse ante él son escoltados al palacio real, pasando antes por un bosque de cerezos. Mientras caminan, Maxwell cuenta a sus aliados los sucesos en Isla Gloomy y Missile Bullseye tras ser acribillado a preguntas sobre su flota.

Buck: Ya veo... debemos acabar con ese Cara de Jade, es una amenaza para nuestra alianza.

Creeper: Pobre Garabateador, perder así a sus padres...

Bomba: Ya...

Maxwell: Hmpf... por cierto, ahora soy el "Almirante Garabateador".

Dance Mon: Red dijo que Cara de Jade ayuda a una organización llamada "Imperio Krone"... ¿por qué será?

Maxwell: Sí, no imagino a alguien como Cara de Jade ayudando a otras personas, la verdad...

Kurokage: Seguro que le pagan, sí, trabaja para ellos por dinero o asilo, algo similar a nosotros por Grand Battle Land.

En ese momento, el grupo llega a la capital de Hoshimori, una ciudad colorida con arquitectura estilo oriental cuyos habitantes corren a ocultarse en sus casas cuando les ven, casas en bastante mal estado, algunas de ellas incluso en peligro de derrumbarse. Al fondo de la ciudad se encuentra el palacio, el cual también ha sufrido daños pero sigue en pie.

Buck: ¿Qué ha pasado aquí?

Soldado: El Imperio Krone, atacándonos con esas máquinas voladoras suyas.

Buck: ¿Máquinas voladoras? ¿Te refieres a globos o dirigibles?

Soldado: ¡No, las que usan ellos son mucho más veloces y maniobrables, surcan el cielo como pájaros, nunca he visto nada parecido!

Esa descripción deja confusos a los piratas mientras llegan al palacio. Una vez en su interior, tras llegar a una zona dentro de los muros del palacio al aire libre, el soldado se dirige de nuevo a ellos.

Soldado: A partir de aquí sólo los capitanes pueden continuar, los subordinados esperaréis aquí.

Rake: Vaya.

O'Baby: Hmpf.

Laura: Está bien.

Y finalmente, los seis líderes de la alianza llegan a la sala de reuniones donde se encuentran Proteus y compañía.

Maxwell: ¡Anda, es el rey de Grand Battle Land!

Frederick: Saludos.

Maxwell: No pude darte las gracias en persona por ayudarme en mi juicio...

Buck: No veo a Red, dijo que ya estaba aquí.

Frederick: Ah, bueno, los Superpiratas están en una misión de reconocimiento...

Proteus: Frederick.

Frederick: ¡!

Proteus: Yo soy el que tiene que hablar con estas personas.

A lo que Frederick se aparta para ir con Christina y Sharkstone mientras el rey de Hoshimori mira a los piratas con una expresión seria, llegando a intimidar a algunos de ellos.

Proteus: Soy consciente de la ayuda que habéis proporcionado a Grand Battle Land y de vuestra fuerza, al menos de la que pude presenciar durante la guerra del año pasado. La política de mi cuñado en ese momento, aunque arriesgada, ha contribuido a abrir un periodo de paz para su reino y el de mi querida hermana.

Esas palabras sirven de halago para los piratas, aunque su orgullo no dura mucho pues Proteus aún no ha terminado de hablar.

Proteus: Sin embargo, la política de Hoshimori es distinta a la de Grand Battle Land. En circunstancias normales, todo barco con una bandera negra en su palo mayor que se acerca a nuestras costas es hundido por nuestros centinelas.

Piratas: ¡!

Proteus se da la vuelta antes de dar su veredicto final.

Proteus: Abandonaréis enseguida esta isla para no volver jamás, negarse a ello supondrá vuestra captura inmediata y entrega a la Marine.

Piratas: ¡¿Cómo?!

Bomba: ¡Pero si acabamos...!

Creeper: ¡Acabamos de llegar!

Molesto, Buck empieza a caminar hacia Proteus señañándole con el dedo, rechazando su sentencia.

Buck: ¡Oiga, amigo, hemos venido aquí desde lejos respondiendo a la llamada de socorro de un compañero, no nos iremos así sin máaaAAAAAAAAAGH!

Justo antes de tocar a Proteus con su dedo, el rey se ha dado la vuelta ágilmente para cogérselo con una mano y empezar a retorcerlo, forzando al Mercenario a tirarse al suelo para evitar rompérselo.

Creeper: ¡Buck!

Buck: ¡Agh, s-será...!

Frederick y Christina también se muestran sorprendidos por la decisión de Proteus, mientras que Sharkstone ya se lo esperaba, suspirando.

Frederick: ¡Proteus, qué haces, te doy mi palabra de que estos piratas no son mala gente, algunos de ellos han trabajado para mí cinco años!

Proteus: ¡Y a cambio tú les dabas un escondrijo! No quería llegar a esto con vosotros, piratas, aún me siento en deuda con vosotros por haber salvado a mi hermana, pero Hoshimori no aceptará la ayuda de mercenarios.

Maxwell: ¡Tsk...!

Capítulo 771: Fecha límite

Mientras sus capitanes están reunidos, las tripulaciones esperan en el patio exterior del palacio, charlando entre ellos.

Yamikaze: Los capitanes se toman su tiempo.

Sophia Star: Quizá están planeando una estrategia o algo...

Elvis: Sí... qué bonito es esto ¿no? con los cerezos por todas partes.

Rick y Laura miran los daños en las paredes del palacio mientras piensan acerca de las máquinas descritas por el soldado.

Rick: Máquinas voladoras... que son muy rápidas.

Laura: No lo pillo.

Cuando de repente, un extraño sonido empieza a oírse en la lejanía, acercándose cada vez más a gran velocidad. Un sonido como de zancadas.

Amar: ¿Oís eso?

O'Baby: ¡Algo viene por allí!

Los piratas se ponen en guardia ante lo que sea que aparezca por una esquina del palacio, hasta que ven a una mujer corpulenta de pelo largo, pelirrojo y rizado. Al verla, Rick esboza una amplia sonrisa, sorprendido mientras la mujer extiende sus brazos también sonriendo.

Felicity: ¡¡RIIIIIIIIIIIIIIIIIICK!!

Rick: ¡¡TESOROOOOO!!

Piratas: ¡¡¿¿...??!!

La novia de Rick corre hacia él dejando tras de sí una notable polvareda para luego caer en sus brazos, dándose un fuerte abrazo.

Rick: ¡Felicity, pichoncito! ¡¿qué estás haciendo aquí, tan lejos de casa?!

Felicity: ¡Vine por una firma de libros, al parecer aquí mi última novela ha causado sensación y este es un sitio bonito, así que hice las maletas y vine de vacaciones, pero justo después empezó la guerra y no he querido salir del país por miedo a ser atacada por esos sinvergüenzas del Imperio Krone!

Rick: ¡Aaawwww, mi querida Felicity, cuánto te he echado de menos!

Los Freak y el resto de piratas no pueden evitar sonrojarse ante las muestras de afecto de la pareja.

Paul: Oye, Laura... ¿quién es esa mujer que se parece tanto a Rick?

Laura: Su novia, y aún no me explico su parecido; no son parientes de sangre.

Felicity: ¡Cuando me enteré de que estabas aquí rápidamente fui a verte, y te has traído a todos tus amigos!

Laura: Ho... hola, Felicity ¿qué ta...?

Felicity: ¡¡Ven aquí y dame un abrazo, Laura!!

Laura: ¡¡¡Espera, nononononono!!!

Tepes: ¡...!

Felicity coge a la Cineasta de los brazos y la lleva hacia su pecho, dándole tal abrazo que parece que vaya a partirle todas las vértebras, a lo que Tepes se aleja lentamente del lugar temiendo un posible abrazo cuando choca con otra persona, una chica de pelo corto y negro de estatura media.

Tracey: Oh, perdona...

Rick: ¡Eeeeeeeeeeeey, si está aquí mi hermanita Tracey también!

Tracey: Hola, Rick.

La salutación de Tracey es mucho más relajada que la de Felicity, aunque igual de cálida. Tras reunirse, ambos hermanos se cogen de la mano y tensan sus bíceps.

Rick: Felicity me contó por den den mushi que trabajáis juntas ¿cómo estás?

Tracey: Bien, soy su ilustradora.

Rick: ¡Rahahahahaha, me alegro de que las cosas os vayan bien y de haber podido veros a las dos!

Amar: ¡Los capitanes!

La atención pasa a Maxwell y compañía saliendo del palacio para reencontrarse con sus tripulaciones.

Cosmo: ¿Cómo ha ido?

Maxwell: Bueno...

Creeper: Frederick acepta nuestra ayuda, pero Proteus no confía en nosotros.

Kurokage: ¡Quería echarnos de la isla tan rápido como habíamos entrado!


Proteus: No quería llegar a esto con vosotros, piratas, aún me siento en deuda con vosotros por haber salvado a mi hermana, pero Hoshimori no aceptará la ayuda de mercenarios.

Maxwell: Tsk...

Frederick: ¡Venga, hombre, son de fiar, tienes mi palabra, además, necesitamos más guardias para proteger a Christina, la fecha límite es hoy!

Proteus: ¡¡...!!

Dance Mon: ¿"Fecha límite"?

Proteus: ...

Frederick: El Imperio Krone mandó un dial de tono anteayer diciendo que cesaría sus ataques si Hoshimori se rinde a ellos...

Mientras habla, Christina recuerda el mensaje con la voz que sonaba a través del dial, la voz del kaiser Krone.

Si al anochecer de pasado mañana no hemos recibido una respuesta por vuestra parte, mataremos a la hermana del rey, esa misma noche. Si después de eso sigue sin haber respuesta seguiremos matando miembros de la familia real. Piénselo, rey Proteus, rendirse ahora equivale al cese de bombardeos y al exilio de su familia intacta.
— Mensaje de Wolfgang Krone.


Christina: ...

Sharkstone: No os preocupéis, mi reina, mientras yo esté aquí no os pasará nada. Aunque... contar con refuerzos extra no vendría mal, y esos son muy fiables, si se me permite comentar.

Frederick: ¡Gracias, Sharkstone!

Proteus: Siguen siendo piratas.

Creeper: Al menos déjenos reabastecernos, por nuestros días al servicio del rey Frederick no haremos daño a los habitantes, sólo necesitamos provisiones.

Maxwell: ¡Sí, y saldríamos al día siguiente!

Pero Proteus sigue sin estar convencido.

Christina: Proteus.

Proteus: ¡...!

Christina: Por favor.

Proteus: ... (suspiro) Está bien. Podéis pasar aquí UNA noche, sólo una.

Maxwell: ¡YUJU!

Proteus: ¡¡Pero tu flota, Garabateador, se queda donde está!!

Maxwell: ¡D'OH!

Capítulo 772: General Shogun

Red: ¡Aaaah ha ha ha ha ha!

Maxwell: ¡...!

Bomba: ¡Esa risa!

Los piratas se dan la vuelta hacia el palacio, viendo en la cima de este a Red riendo en una pose heroica, saltando luego hacia el suelo frente a ellos dando cuatro volteretas en el aire.

Red: ¡¡Red ya está aquíiii!!

Maxwell: Agh, lo siento, Red, pero Proteus nos ha cerrado la puerta en las narices. No va a ser tan fácil ayudaros contra el imperio ese.

Red se mantiene sonriente unos segundos para luego volver a reír.

Red: ¡Aaaaaah ha ha ha ha ha ha ha ha!

Maxwell: ¡No le veo la gracia!

Buck: Un momento ¿por qué a ti sí te dejan ayudar a Hoshimori y a nosotros no?

Red: ¡¡Porque yo he venido como guardaespaldas del rey Frederick!!

Buck: ...

Sin perder más tiempo, el superpirata coge a sus seis aliados de los hombros.

Red: ¡Al grano, sospechaba que el rey Proteus os mandaría a tomar viento fresco nada más veros, pero aún hay ALGUIEN que puede salvar el día!

Bomba: ¿En serio?

Red: ¡En los días que llevo aquí sirviendo he aprendido el funcionamiento del ejército de Hoshimori, y hay momentos en los que Proteus NO tiene la última palabra!

Dance Mon: Pero es el rey ¿verdad?

Red: ¡Sí, pero no es el mayor estratega del reino! ¡mientras que en Grand Battle Land las operaciones militares de gran envergadura deben ser consultadas al rey Frederick, aquí no es necesario hacerlo con Proteus en casos de extrema emergencia, y con el país a punto de irse al garete creo que estamos en un caso de extrema emergencia! ¡En esta clase de situaciones la última palabra pasa otra persona!

Maxwell: ¿Y quién es esa persona, Red?

Unos minutos más tarde, en una de las torres de la muralla que rodea el reino, alguien llama a la puerta de un despacho antes de abrirla y entrar. Maxwell se dispone a entrar dejando al resto de la alianza fuera.

Red: Buena suerte ahí dentro... te va a hacer falta.

Maxwell: ¡...!

El superpirata cierra la puerta dejando al Almirante Garabateador dentro del despacho con un hombre leyendo el periódico en su escritorio, apoyando los pies en la mesa.

Maxwell: Eeeeem... ¿es usted el General Shogun?

General: ¿Eh? ¡¡AH, NO, NI HABLAR!!

Nada más percatarse de la presencia del pirata, el hombre suelta el periódico y salta por encima de la mesa hacia Maxwell, tirándole al suelo y poniéndole una kogatana en el cuello. Se trata de un hombre de mediana edad, con gafas de sol y con una indumentaria consistente en un cruce entre uniforme militar estilo occidental y de samurai. En su boca sostiene un cigarrillo a través de una boquilla.

General: ¡Qué es lo que quieres de mí, quién te envía, piltrafa!

  • [General Shogun, oficial al mando del ejército de Hoshimori (y el oficial que dio la alarma tras la llegada de la flota de Maxwell y compañía).]

Maxwell: ¡S-soy Maxwell Scribble, un amigo del rey Frederick III, vengo a hablar con usted por...!

General: ¡Aaah, no me lo digas, quieres que te contratemos a ti y a tus bárbaros como mercenarios contra el imperio Krone y el rey te ha mandado a la mierda!

Maxwell: ¡Sí, señor!

General: ¡¡No me "señorees", j***r, eres un pirata, actúa como tal!!

Maxwell: ¡Sí...! eeer...

General: Llámame simplemente "Shogun".

Al no verle más como una amenaza, el general se levanta del suelo guardando su arma, dejando al pirata hacer lo mismo.

Shogun: A ver, deja que te vea bien... ¡Santo cielo, eres como si Houdini se hubiese reproducido con una cabra!

Maxwell: ...

Volviendo a su escritorio, Shogun abre un archivador del cual saca varias carpetas con los nombres de los líderes de la Alianza de los Siete Magníficos, mostrándole el suyo a Maxwell.

Shogun: ¡Garabateador Maxwell Scribble (actualmente Almirante Garabateador), Berrysymbol435.000.000 de recompensa, hijo único de los piratas Cletus y Margot; ayudaste a salvar Grand Battle Land de un golpe de estado, fuiste detenido tiempo después en Dressrosa y condenado a prisión pero te fugaste; te gustan las armas de gran potencia de fuego, la fama, el dinero, el liderazgo, la puesta en escena y las mujeres de grandes senos!

Maxwell: (¡¿Pero cómo sabe...?!)

Shogun: Voy a serte sincero, almirante.

Maxwell: ¡...!

Shogun: ¡¡NO ME CAES BIEN, NI TÚ NI NINGUNO DE LOS BÁRBAROS ENDEMONIADOS QUE HAS TRAÍDO CONTIGO!!

Maxwell: ¡¡¡!!!

Shogun: ¡Pero el cuñado y la hermana del rey confían en vosotros, algo es algo, además de que tenemos al imperio cogiéndonos del paquete y retorciéndolo como su estuviera usando un brazo mecánico capaz de machacar una roca de cuatro toneladas!

Maxwell ve algo de esperanza en esas últimas palabras, mientras Shogun se le acerca de forma que pueda mirarle a las gafas de sol.

Shogun: ¿Estás listo para defender este país como si hubieras nacido en él y toda tu familia hubiera hecho igual desde la aparición del ser humano en este mundo?

Maxwell: ¡Sí!

Shogun: ¿¿Estás listo para llevar a tus hombres a una guerra de la que seguramente no volveréis ni tú ni ninguno de ellos??

Maxwell: ¡Sí!

Shogun: ¿Estás listo para cualquier cosa?

Maxwell: ¡¡Sí!!

Shogun: ...

Maxwell: ...

Shogun: ¿Sigues listo para cualquier cosa?

Maxwell: ¡Sí!

Shogun: ¡¡¡ERROOOOOR!!!

Maxwell: ¡¡AAAAAAAAAAAGH!!

Maxwell cae al suelo tras ser golpeado por sorpresa en la espinilla con una porra retráctil de Shogun.

Maxwell: ¡¡MI ESPINILLA, HIJO DE...!!

Shogun: ¡¡Regla número uno, NADIE está listo para cualquier cosa!! ¡y por ese motivo no puedo darte el visto bueno para ayudar a este país!

Maxwell: Tsk...

Shogun: ¡¡Pero sí puedo darte nombres de miembros destacados del imperio por si acaso te los encuentras de vuelta a casa, y levántate de una vez, maldita sea!!

Cuando Maxwell se levanta, Shogun le pasa unas carpetas con fotos de varios personajes con su ficha, salvo en un caso donde la ficha sólo tiene un interrogante en la parte de la foto. Esa ficha corresponde a Wolfgang Krone.

Shogun: ¡La gente de estos documentos son auténticos granos en el culo, gente como Corazón de Hielo Helga, asesina despiadada del ejército imperial, pero su amiguito se lleva la palma, es un grano en el culo tan grande como una nalga!

Maxwell mira a la ficha de al lado, leyendo el nombre "Al Mogavarus" en ella.

Shogun: ¡Ese chaval se llevó a varios de mis hombres en la batalla de Sakura Beach!

Maxwell: ¿Mató a muchas unidades?

Shogun: ¡ERROR!


Hace dos semanas.

Los botes acorazados del imperio atracan en la costa norte de Hoshimori, "Sakura Beach", tras salir del interior de un buque de guerra más grande y sus hombres comienzan a desembarcar y cargar contra los soldados de Hoshimori, quien abren fuego con su artillería contra ellos al mismo tiempo que la infantería rechaza su ataque.

Detrás de un montón de sacos de arena, Shogun dispara a los soldados enemigos con una pistola cuando de repente...

???: ¡Alzaos todos!

Soldados de Hoshimori: ¡¿...?!

Una bandera del Imperio Krone es levantada en medio del campo de batalla y ondeada por un joven de pelo largo y alborotado.

???: ¡Esta bandera es vuestro espíritu, cada vez que es ondeada, vuestro corazón late!

Soldado de Hoshimori: ¡¡Muere, soldado imperial!!

Un espadachín de Hoshimori carga contra el joven molesto por su arenga hacia los imperiales, pero justo antes de cortarle con su espada se detiene.

Shogun: ¡¿...?!

???: ¡¡Salve al Imperio Krone!!

Soldados imperiales: ¡¡SALVE!!

De repente, gran parte de los soldados de Hoshimori cercanos a él se dan la vuelta hacia el resto de su ejército, levantando las armas gritando también.

Soldados de Hoshimori: ¡¡SALVEEEE!!

Y de forma totalmente inesperada, los soldados se unen a los imperiales atacando a sus propios compañeros con una expresión de odio hacia ellos en sus rostros, dejando a Shogun totalmente desorientado.

Shogun: ¡No puedo creerlo, esos bastardos desertores!

???: ¡¡VIVA EL IMPERIO KRONE!!


Pero a pesar de la peligrosidad de Mogavarus, Maxwell ya ha desviado su atención a otra ficha, una que tiene tres signos de interrogación rellenando el apartado "Rango", refiriéndose al rango militar dentro del ejército del imperio. Esa ficha pertenece a Cara de Jade, cuyo rostro enmascarado puede verse en la foto, con sus dos ojos vacíos.

Capítulo 773: Sin respuesta

El sol se pone mientras Maxwell está sentado en el banco de un parque de la capital mirando al horizonte cuando aparece Laura.

Laura: ¿Puedo sentarme?

Maxwell: Eer... sí, claro, adelante.

La Cineasta se sienta junto a su capitán pensando cómo empezar una conversación, al verle tan abatido.

Laura: Creeper me ha contado que el oficial al mando del ejército no nos ha dado el visto bueno para ayudarles.

Maxwell: Meh... tendremos que ir por nuestra cuenta.

Laura: Si coincidimos en una batalla con el imperio, ese Proteus podría apuntar sus armas hacia nosotros también.

Maxwell: Creo que ya sé lo que haremos, vigilaremos la isla de lejos y si vemos al imperio atacar o a una flota partiendo a la batalla... ¡les seguiremos y atacaremos al imperio por detrás!

Laura: Ahá... ¿y cómo estás?

Maxwell: ¿Yo? ¡estoy perfectamente, gracias!

Laura: ...

Maxwell: ... Agh, cómo me conoces... estoy fatal.

Laura: Ya...

Maxwell: Al principio pensaba "Cara de Jade ha matado a mis padres, vamos a matar a ese desgraciado", pero últimamente me ha venido a la cabeza "Cara de Jade ha matado a mis padres, contra quienes no pude hacer nada en su momento"...

Laura: Eh, no debes sucumbir al miedo hacia él. Al principio estábamos nosotros solos contra él pero ahora tienes toda una flota que te seguirá al fin del mundo y seis tripulaciones con las que hemos compartido un montón de experiencias. Si pillamos a Cara de Jade en el momento adecuado... estoy segura de que podrás vencerle sin problemas.

Maxwell: ¿De verdad?

Laura: Sí, y cuando ese momento llegue, espero estar contigo.

Eso sirve para levantar de nuevo el ánimo a Maxwell, quien acaba exclamando con total determinación.

Maxwell: ... ¡Laura, eres la mejor!

Y tras darse un abrazo, Laura se marcha dejando de nuevo a Maxwell solo... por poco tiempo, pues Ana acaba de asomar la cabeza de un seto.

Ana: Qué aburridos sois.

Maxwell: ¡Lárgate!

A lo que la Diva de las Nubes asiente antes de salir volando del parque convertida en nubes, huyendo de su capitán antes de que le tire un palo.

Habiendo caído la noche, Shogun pregunta a Proteus en su sala de reuniones acerca del ultimatum del imperio.

Shogun: ¿Vamos a responder algo al final a esos perros imperiales?

Proteus: Yo no negocio ante ultimatums.

Shogun: Pienso meterles hasta la última de nuestras balas de cañón por el culo cuando les pille...

Sin embargo, Proteus no se abstiene de reforzar la seguridad en el palacio, sellando los dormitorios de la familia real tras gruesas compuertas de acero mientras dobla la cantidad de guardias por la noche, con una única orden.

Proteus: ¡No quiero que nadie de fuera entre en este palacio durante la noche!

Soldados: ¡¡Sí, señor!!

A su vez, el Götterdämmerung navega bajo el mar no muy lejos de la isla, con un soldado imperial avisando al kaiser, sentado de espaldas a él en un trono:

Soldado: Kaiser, han pasado tres días y no hemos recibido respuesta de Hoshimori.

Krone: No ¿eh? Muy bien, ellos lo han querido. ¡Disparad el torpedo!

Y al segundo de darse esa orden, un torpedo es disparado desde la proa del submarino, el cual es observado por Cara de Jade a través de una ventana, alejándose rumbo a Hoshimori. Cuando llega a su destino, en lugar de explotar simplemente sale del agua y se estrella contra Sakura Beach, siendo localizado por un grupo de soldados que vigilaban la zona.

Soldado: ¡...!

Soldado: ¡Un torpedo!

Soldado: Pero no ha explotado...

En ese momento, un trozo de la carcasa del torpedo sale disparada hacia el cielo, cayendo sobre la arena mientras el torpedo no tener maquinaria dentro, siendo un mero cascarón.

Soldado: ¡Hay un hombre dentro, vamos!

Soldados: ¡Sí!

Los soldados se acercan al torpedo apuntándolo con sus nagitanas y rifles, mientras una figura delgada empieza a salir de su interior, mirándoles con sus ojos blancos.

Soldado: ¡¡No se mueva!!

Soldados: ¡...!

El hace un poco de estiramientos antes de centrarse del todo en los soldados, ajustándose el kasa de su cabeza y dibujando una sonrisa en su rostro llena de dientes.

Asesino: Cuidado, que pincho...

A su vez, Frederick y Christina se preparan para acostarse en el cuarto de invitados del palacio, con ella lamentando que la cortina de acero haya tapado las ventanas y por ello el paisaje.

Frederick: Tu hermano se preocupa por ti, Christina, si me hubiesen mandado a mí ese ultimatum habría hecho lo mismo.

Christina: Tengo la impresión de que nos vamos a ahogar, aquí encerrados sin aire...

Frederick: ¡Tranquila, yo también me preocupé, así que pregunté a Proteus, el sistema de ventilación de este cuarto va desde el patio interior del palacio y sube hasta aquí dentro! tú duerme tranquila, mi reina, si alguien entra yo te protegeré.

Christina: Gracias, cielo. Buenas noches.

Frederick: Buenas noches...

Volviendo a la playa, la arena se va vuelto roja por la sangre de los soldados, ahora muertos en el suelo, algunos de ellos con miembros apuntados por las espadas shuanggou de quien resulta ser Tarobozu, asesino de los Piratas de la Espalda de Fuego, que empieza a caminar hacia el palacio real.

Tarobozu: ¡Esta noche la cosa se va a poner que arde... jejejejejeje...!

Capítulo 774: Una sonrisa que causa escalofríos

Roco: ¡¡¡...!!!

Roco siente un escalofrío mientras toma una cerveza en la barra de un bar, acompañado por Mika, quien se percata de ello.

Mika: ¿Estás bien, Roco?

Roco: Sí, err... sólo ha sido un escalofrío.

Pero la enana se extraña por eso.

Mika: No pensé que alguien tan duro como tú pudiera sentir escalofríos.

Roco: Meh...

Los piratas se encuentran en el comedor del Emperor Croc, donde todos los miembros de la flota han sido invitados a cenar y pasarlo bien durante la noche. Varias mesas más atrás, Rick está con Felicity y Tracey charlando con varios piratas de otras tripulaciones. Al parecer está borracho.

Rick: ¡Y ahí estaba yo, con mis compañeros, sobre una fortaleza a más de 10.000 metros de altura -hic- peleando contra un gigante de oro que lanzaba rayos láser por la boca, igual que un -hic- un maldito Pacifista!

Felicity: ¿¿Y al final le vencisteis??

Rick: ¡Mi amigo -hic- mi buen amigo Dan le dio para el pelo y le tiró de la fortaleza de un puñetazo! ¿S-sabíais que Dan es un desertor de la Marine...?

Tracey: No lo sabía.

Rick: ¡Pues eso... Fue un vicealminte... viscerante... vice... VICEALGO!

Piratas: ¡¡Jajajajajaja!!

Rick: Madre mía, qué pedo estoy...

Sadic Farrell: ¡Por los Piratas Freak, cazadores de estatuas gigantes de oro!

Komodo: ¡¡Saluuud!!

Todos: ¡¡Saluuuuud!!

Cervantes Monarch: ¡¿Es que no te quitas nunca esas garras?!

Aaron: ¡La gente usa cuchillos para coger sus trozos de comida, yo ya me he traído los míos de casa!

A su vez, Maxwell está cenando con Kabo Chang y Unagi en una mesa en uno de los pisos superiores del comedor.

Maxwell: Vamos a tener que replantearnos la estrategia.

Unagi: Nos han cerrado la puerta ¿eh?

Maxwell: He pensado que podríamos mantener vigilada la isla a la espera de que el imperio la ataque, pero si nos pillan los de Hoshimori la hemos pifiado...

Kabo: ¿Y por qué no conquistamos el reino antes que los imperiales?

Maxwell: Nah, es el reino del cuñado de un amigo, no me sentiría muy bien si hiciera eso... pero lo que confirmo es que Cara de Jade está con ellos.

Kabo: ¿Con Hoshimori o con los imperiales?

Maxwell: Con los imperiales, su general le ha fichado como miembro de su ejército, y os garantizo que ese hombre es muy bueno fichando personas.

Unagi: Y dices que el imperio ha amenazado con matar a la familia real si el país no se rinde.

Maxwell: Skorup ha visto como cubrían los pisos superiores del palacio con cortinas de acero.

Unagi: Podrías esperar a que ataquen para quedar como el héroe que salvó la noche.

Maxwell: También he pensado eso, pero no sé si mandarán toda una flota de barcos, si sólo mandarán a un asesino, ni cuándo actuará el imperio exactamente. Hasta entonces sólo puedo aprovechar vuestra invitación a cenar tomándome unas birras.

Roco: Yo conocí a un tipo... hace años, cuando trabajaba de matón para una mafia.

Mika: ¿Trabajaste para la mafia?

Roco: Fui en su momento un mero matón a quien iban contratando a través de los Bajos Fondos, el tema es que un día me cogieron como guardaespaldas de un jefe mafioso en plena guerra de familias, varios asesinos habían sido enviados ya a matar al jefe, así que necesitaba un aumento de personal que le protegiera.

Mika: Ya...

Roco: El jefe dormía dentro de un bunker en medio de su mansión. Mi tarea era, junto a tres tipos más, vigilar cada esquina del bunker.

Mika: Ahá.

Roco: Debían ser las dos o las tres de la madrugada y me dio por asomarme dentro del bunker a ver si el jefe seguía durmiendo, cuando lo vi.

Mika: ¡¡!!

Roco: ¡Le acababan de cortar la cabeza con dos espadas y el asesino se encontraba sobre el respaldo de la cama, levantando su cabeza hacia mí con una sonrisa llena de dientes, debían ser cientos de dientes, el tío me miró y luego... desapareció.

Mika: ¿¿Desapareció??

Roco: ¡Sin dejar rastro, creo que simplemente corrió por mi lado y salió por la puerta! Total, que al día siguiente la familia enemiga entró en la mansión y mató al resto del personal, salvo a mí porque yo me largué cinco minutos después de aquello. Pero cada vez que pienso en esa sonrisa me da algo.

Mika: ¿Y sabes quién era ese asesino?

Roco: La curiosidad me pudo, así que usé los pocos contactos que tenía para averiguar su nombre... ... ... Tengo un mal presentimiento ¡¡CAPI!!

Maxwell: ¿?

El brazos largos sube rápidamente a donde Maxwell está cenando, con Mika detrás de él.

Roco: ¡Capi! ¿sabes esas situaciones en las que crees que algo muy malo se te ha echado encima?

Maxwell: Sí.

Roco: ¡Creo que un asesino llamado Tarobozu se ha colado en Hoshimori!

Maxwell: ¿Eh?

En efecto, en ese mismo instante, un guardia se encuentra patrullando los alrededores del palacio cuando oye unos sonidos procedentes de una esquina, asustándose y acercándose lentamente ahí con su nagitana a mano hasta que dobla la esquina rápidamente, encontrándose solo con un compañero, asustándole y haciendo que se le caiga su arma antes de levantar las manos.

Soldado: ¡Wow, baja eso, tío, soy yo!

Soldado: Ah, uf, perdona... es que con esto del ultimatum del imperio estoy muy nervioso...

Soldado: Todos estamos muy nerviosos, Frank, sobretodo por esas máquinas voladoras.

El soldado se agacha a recoger su arma del suelo.

Menos mal que tenemos buena artillería antiaérea, que si no... ¡AH!

Cuando el soldado se levanta, ve que su compañero acaba de ser atravesado por una de las espadas de Tarobozu.

Tarobozu: Bú.

Soldado: ¡¡A MÍ LA GUAR...!!

Pero el soldado es rápidamente asesinado por la otra espada del gyojin, cayendo al suelo mientras este le quita el casco.

Tarobozu: Lo siento, nene, pero la guardia no va a venir ¡no porque no quieran...!

Tarobozu se quita el kasa de su cabeza para ponerse el casco en su lugar.

Tarobozu: Tú y tu amigo erais los últimos nenes que quedaban vigilando el exterior del palacio.

Capítulo 775: Jaque a la reina

Maxwell: ¡Es perfecto! "Pasábamos por aquí y vimos que un asesino se os había colado en el palacio" ¡¡Brillante!!

Maxwell se encuentra ahora subido a un árbol observando el palacio real con unos prismáticos, con Roco y Mika a su lado. Viendo esto como una posible oportunidad de quedar como héroes ante Proteus, Maxwell se siente entusiasmado ante la posibilidad de un ataque al palacio.

Maxwell: Háblame de ese asesino que conoces, Roco.

Roco: El tipo tiene fama de ser prácticamente inmortal, varias veces fue atacado por sus enemigos y tiroteado, en ocasiones incluso fue descuartizado, pero días después volvía a aparecer.

Maxwell: Va a ser un reto si de verdad está allí... ¡más mérito tendrá que le detengamos!

Roco: Ten en cuenta que es sólo una corazonada.

Maxwell: ¡Un momento, allí está!

A través de los prismáticos, Maxwell ve un soldado acercándose a los dos guardias de la entrada al palacio y les ataca con sus espadas, entrando después en el edificio.

Maxwell: ¡Se ha disfrazado de soldado para pillarnos por sorpresa! ¡Mezcla Wings!

Utilizando su poder para convertir su capa en un par de alas, Maxwell vuela sigilosamente hacia el patio exterior del palacio donde espera interceptar a Tarobozu mientras Roco y Mika le siguen, con el brazos largos llevando a la enana por el aire usando el geppo, pero cuando el joven pirata llega allí sólo encuentra las piezas de la armadura de soldado robada junto a una rejilla de ventilación.

Mika: No está...

Roco: Se ha quitado la armadura.

Maxwell: Hmm... ¡¡...!!

Imaginándose el curso del conducto de ventilación, el Almirante Garabateador pone su mirada en los pisos cubiertos con las cortinas de acero.

Maxwell: ¡Los dormitorios!

Proteus y su esposa duermen plácidamente en el dormitorio real mientras Frederick y Christina hacen lo mismo en el suyo de invitados, cuando la rejilla del conducto de ventilación es retirada lentamente por unas manos amarillentas revelando luego ser las de Tarobozu. Usando su cuerpo aparentemente flexible, el gyojin ha logrado deslizarse por los conductos de ventilación hasta allí, verificando que se encuentra en el dormitorio adecuado al ver a Christina durmiendo en la cama.

Tarobozu: (Allí estás...)

Mientras tanto, General Shogun sigue pendiente de la Gran Muralla cuando decide tomar un den den mushi y solicitar informes de las distintas patrullas repartidas por la isla.

Shogun: ¡Patrulla de la Plaza Ronin, informe!

Soldado: Sin novedad.

Shogun: ¡Patrulla del Puerto Maki, informe!

Soldado: Sin novedad.

Shogun: ¡Patrulla de Sakura Beach... patrulla de Sakura Beach, respondan... cagüen la leche, SAKURA BEACH!

El den den mushi grita en medio de la arena roja, rodeado de los soldados asesinados por Tarobozu tras su llegada a la isla.

Shogun: ¡¿QUÉ ESTÁIS, LEYENDO REVISTAS GUARRAS?!

Pero viendo que no contesta nadie, Shogun se apresura a llamar al palacio, cogiendo el auricular los guardias vigilando el pasillo fuera de los dormitorios.

Soldado: Aquí puesto de vigilancia...

Shogun: ¡¡Fuera formalidades, el afil ha hecho "jaque" a la reina y está esperando la oportunidad para el "mate"!!

Soldados: ¡¡...!!

Tarobozu se ha subido a la cama, levantando sus espadas sobre Christina, a punto de terminar el trabajo.

Tarobozu: Adiós, nena.

Pero en ese momento, Mika llega a la habitación por el conducto, gritando cuando ve al asesino a punto de terminar el trabajo.

Mika: ¡¡ALTO AHÍ, ASESINO!!

Tarobozu: ¿?

Frederick: ¡¡¡!!!

El rey de Grand Battle Land se despierta en el acto por ese grito, sacando la lanza que tenía guardada bajo su lado de la cama y bloqueando ambas espadas del gyojin mientras Christina también se despierta.

Christina: ¡¡¡IAAAAAAAAAAAAAH!!!

Maxwell: ¡¡Hat Rocket!!

Una explosión abre un boquete en la cortina de acero justo cuando dos soldados de Hoshimori entran en la habitación, sorprendiendo al asesino de los Piratas de la Espalda de Fuego, quien mira sorprendido a su alrededor.

Tarobozu: ¡!

Maxwell: ¡¡Esta noche los héroes seremos nosotros!!

De repente, el enorme brazo de Willy entra por el agujero y agarra a Tarobozu para luego lanzarle fuera del dormitorio y del palacio, cayendo en el bosque de cerezos rompiendo un par de árboles con el impacto.

Tarobozu: ¡Ñgh!

Maxwell: ¡Jajajajaja!

Maxwell cae frente a Tarobozu mientras se levanta, apuntándole con un bazooka creado con su poder.

Maxwell: ¿¿De verdad pensabas que ibas a poder cargarte a la hermana del rey así sin más??

Tarobozu: Túuu... sí, sé quien eres tú...

Maxwell: ¿?

Tarobozu: Sí, nene, eres el puñetero Maxwell Scribble, ese a quien mi capitán quiere más muerto que el mismísimo Gold Roger.

Al oír eso, Maxwell se pone más serio.

Maxwell: ¿"Capitán"?

Tarobozu: Me llamo Tarobozu, trabajo para Cara de Jade. Puede que matar a Christina V ya no sea posible esta noche, pero estoy seguro de que me dará una jugosa recompensa si le traigo tu cabeza en su lugar.

Maxwell: ¡Tsk, inténtalo, desgraciado!

Capítulo 776: Maxwell vs Tarobozu

Shogun: ¡Soldado, informe de la situación!

Soldado: ¡L-la situación ha sido controlada por los pelos señor!

Proteus y su esposa acaban de entrar en el dormitorio donde Frederick abraza a Christina, quien llora debido al susto.

Proteus: ¡¿Qué ha pasado?!

Frederick: ¡¡Pues que un asesino se coló por tu sistema de seguridad infalible, genio!!

Soldado: ¡Había un asesino, general, pero ha sido expulsado del castillo!

Shogun: ¿¿Por vosotros??

Soldados: Er... no.

En ese momento, dos individuos aparecen en la muralla ante el general y sus hombres.

Capataz: Disculpe.

Shogun: ¡¡¡DIOS MÍO!!!

Asustado, el general salta a los brazos del guardia que tiene a su lado, señalando a los dos dummies con el dedo.

Shogun: ¡¿QUÉ ES ESO?!

Coronel: Dummies, trabajamos para Maxwell Scribble.

Shogun: Qué asco...

Capataz: El jefe dice que no os preocupéis, él tiene la situación bajo control.

Shogun: ¿Ein?

De vuelta al bosque de cerezos, Tarobozu corre a gran velocidad huyendo de Paintman quien va tras él derribando los árboles que encuentra en su camino.

Tarobozu: ¡Jejejejeje!

El gyojin utiliza da un salto sobre un tronco en el suelo para dar otro salto con voltereta mientras manda dos ondas cortantes a Maxwell con sus espadas, forzándole a esquivarlas haciéndose a un lado, perdiendo el equilibrio y cayendo al suelo, permitiendo a Tarobozu alejarse.

Maxwell: ¡Mierda!

Rato después, cuando Tarobozu ya cree haber despistado 100% al Almirante Garabateador, llega a una cala cercana y se sienta en la arena para recuperar el aliento.

Tarobozu: Caramba... ese chico es fuerte.

El gyojin saca de su ropa una Vivre Card con la palabra "Capitán" escrita en ella, planteándose volver al Götterdämmerung al dudar sobre si podrá llevarse la cabeza de Maxwell en lugar de la de Christina, pero luego decide sacar pecho y guardarse el papel, dispuesto a seguir con el plan.

Tarobozu: (Tsk, si volviera diciendo que he huido de Maxwell Scribble mis compañeros se me echarían encima después de haberme burlado de ellos).

Pero justo cuando se levanta del suelo, Yugamio cae de un salto tras él con cuatro zanbatos en cada uno de sus brazos, incluídos los rojos que genera en su espalda.

Tarobozu: ¡...!

Maxwell: ¡Raaar!

El gyojin se apresura a bloquear el primer ataque para luego cegar al joven pirata lanzándole arena con el pie.

Maxwell: ¡Gah, mis ojos!

Tarobozu: Sayonara, baby.

Y con un ataque rápido, Tarobozu logra herir a Maxwell pasando a su lado con sus espadas.

Maxwell: ¡¡¡!!!

Tarobozu: ¿De verdad pensabas que me ibas a decapitar así como así, nene? ¡Quizá no has oído hablar de mí, Tarobozu, el mayor asesino de Isla Gyojin; el mismísimo Cara de Jade, así como el Imperio Krone, reconocen mi talento!

Maxwell No me digas.

El joven pirata hace un esfuerzo para reincorporarse a pesar de sus heridas, para diversión del gyojin.

Tarobozu: Venga, atácame con lo mejor que tengas.

Pero cuando Maxwell se gira hacia Tarobozu, le dirige una sonrisa de la clase que el gyojin mejor conoce: esa sonrisa que uno hace cuando está seguro de que ha ganado. Acto seguido desaparece en una nube de humo.

Tarobozu: ¿¿Qué??

Maxwell: ¡Buen trabajo, mi fiel sabueso!

El gyojin se da la vuelta viendo al auténtico Maxwell ejecutando la misma técnica que el clon, con sus espadas a un centímetro de Tarobozu, haciendo que se le borre su sonrisa de la cara.

Tarobozu: Bueno, parece que ya he terminado por hoy...

Del tajo, la cabeza del gyojin sale volando hasta caer en el agua y hundirse hacia el fondo de la playa, manteniendo la misma expresión de pena. Por otro lado, la parte del torso para abajo cae de espaldas al suelo.

Roco: ¡Capi!

Willy: ¿Estás ahí?

Roco, Willy y Mika llegan a la cala donde se encuentra su capitán, sorprendiéndose al ver el cadáver.

Mika: ¡¡LOL!! ¡que lo has matado!

Maxwell: ¡Para que el imperio y Cara de Jade vean que ya no me ando con tonterías!

Acto seguido, el joven pirata empieza a registrar el cuerpo, encontrando la Vivre Card de Cara de Jade en él, lo que le arranca una sonrisa. Luego, tras lanzar también el cuerpo al agua, Maxwell se dirige a sus compañeros mostrándoles el trozo de papel.

Maxwell: ¡Ya sabemos donde está Cara de Jade!

Capítulo 777: Si lo cuentas lo negaré

De vuelta al palacio, los Freak se encuentran con Proteus, Frederick y compañía, aún en sus pijamas. Sharkstone también está con ellos por su seguridad.

Willy: Ahí están...

Mika: La hora de la verdad.

Roco: A ver si con esto se les han refrescado las ideas.

Maxwell se acerca a la familia real confiado en que recibirá un agradecimiento, pero la expresión en la cara de Proteus empieza a hacerle dudar.

Maxwell: ¡Eh... eeeeeey, alteza, cuanto me alegra ver que ni usted ni su familia han sido heridos por el asesino del que MI TRIPULACIÓN Y YO acabamos de deshacernos!

Proteus: ¡Ya puedes darme explicaciones, Garabateador!

Maxwell: "Almirante..."

Proteus: ¡Me da igual si eres almirante o el Rey de los Piratas! ¡¿qué narices te pasa?! ¿¿rondando alrededor de mi casa en un momento de alerta máxima??

Roco: Oiga, sólo hemos echado una mano, y hemos actuado más deprisa que sus hombres.

Proteus: ¡Los alrededores de mi palacio están llenos de cadáveres, si de verdad queríais ayudar debisteis haber dado la alarma antes de que el asesino entrara, en lugar de esperar al momento más oportuno para quedar como héroes!

Frederick: Venga, Proteus, que han salvado a tu hermana...

Proteus: ¡Frederick, SHUSH!

Frederick: ...

Mika: ¡!

Roco: (Acaban de hacer callar a quien en su día fue mi rey... me siento incómodo.)

Maxwell: ¡...!

Proteus: ¡Espero que disfrutéis lo que os queda de noche, porque al alba quiero ver mi costa limpia de barcos pirata, es una orden!

Christina: ¡¡Proteus!!

Proteus: ¡¡QUÉ!!

Aún con los ojos llorosos por haber estado a punto de morir, Christina se acerca a su hermano y le da tal bofetada que le gira la cabeza en un ángulo de 90º, causando un sonido que se oye por todos los alrededores del palacio.

Roco: (¡Buuum!)

Willy: (Oh, cielos.)

Mika: (¡Zasca!)

Maxwell: ¡¡¡!!!

Proteus: ¡¿...?!

Christina: ¡Tus guardias... tus guardias aparecieron después de que Frederick detuviera al asesino DESPUÉS DE QUE ESA ENANA DE LOS PIRATAS FREAK LE AVISASE!

Mika: Oh...

Christina: ¡Llegan a no aparecer esos piratas y me habríais encontrado muerta, quizá Frederick hubiese detenido al asesino pero ya sería tarde para mí! ¡Esos piratas acaban de salvarme la vida OTRA VEZ y tú sigues con tu tontería, rechazando su ayuda! ¡¡¿¿QUÉ NARICES TE PASA??!!

Proteus: ...

Christina: ¡Sé por lo que estás pasando ahora, pero hay una línea muy fina entre querer proteger el país y ser un paranoico que rechaza toda la ayuda externa...! (suspiro) Frederick y yo ya te lo hemos dicho, los Piratas Freak y sus aliados fueron valiosos efectivos para nosotros en su día. Si aun así quieres prescindir de ellos adelante, pero luego no te quejes si el imperio nos supera en número.

Y dicho esto, Christina se marcha del lugar acompañada por Frederick y Sharkstone, bastante sorprendidos ante el repentino cambio de actitud de su reina, mientras Proteus se queda quieto sin decir nada. Tratando de reconfortarle, su esposa le pone la mano en el hombro, pero eso sólo hace que también parta de vuelta al palacio, siguiéndole ella para no quedarse sola con los Freak.

Maxwell: ¿Qué acaba de pasar?

Roco: ¡Ahora que se ha ido el Proteus ese ya puedo decir "BUUUM, IN YOUR FACE"!

Willy: Pero no nos ha dicho si ha cambiado de opinión, lo último que nos ha dicho es que nos larguemos de su isla.

Maxwell: Meh, es verdad. Volvamos al barco, caballeros.

Los piratas se dan media vuelta para dirigirse al puerto cuando Maxwell se acerca a uno de los guardias, enseñándole la Vivre Card que le ha quitado a Tarobozu, partiéndola en dos y dándole uno de los pedazos.

Maxwell: Entre tú y yo ¿qué crees que te diría el general Shogun si te mandara a decirle que he encontrado la forma de localizar al Imperio Krone?

Soldado: ¡¿?!

A la mañana siguiente.

Shogun: ¡¡Mi nombre es General Shogun, yo soy Mami en este infierno, bienvenidos al ejército de Hoshimori!! ¡Antes de ponerme serio quiero dejar algo claro! ¿os da miedo pelear? ¡ALLÍ ESTÁ LA SALIDA! ¿os da miedo ver sangre? ¡ALLÍ ESTÁ LA SALIDA! ¿os gusta luchar por una causa grande? ¡YO TENGO LA QUE NECESITÁIS! ¡Tenemos nombres, caras, información que ellos creen secreta pero que nosotros hicimos que dejara de serlo! ¡Ellos se han confiado y creen poder ganar esta guerra como quien se rasca los mismísimos innombrables, PERO NOSOTROS SOMOS TIBURONES Y TENEMOS SED DE SANGRE! ¡¡Hoy nos convertiremos en los granos en sus culos, en el picor de sus picaduras de mosquito, en la peste que sale de sus calcetines tras una jornada de trabajo!! ¡El Imperio Krone es nuestro enemigo, ES HORA DE BORRARLO DEL MAPA! ¡¡Así que ya sabéis, nenas, VAMOS A POR UNA PELEA DE PROPORCIONES ÉPICAS!!

Piratas: ¡¡¡RAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAR!!!

Shogun acaba de dar el discurso subido a una de las torres de la gran muralla de Hoshimori con un megáfono en la mano, mientras que en el mar, los casi veinte barcos pirata le vitorean celebrando que por fin irán a dar caza a Cara de Jade, rodeados por toda una flota de buques de guerra de Hoshimori.

En el Freaky Soul, Maxwell aplaude satisfecho con que su plan de alianza haya dado sus frutos, mientras Laura se acerca a él.

Laura: Veo que anoche os fueron bastante bien las cosas.

Maxwell: Jejejeje, sí.

Proteus: Ejem.

Oculto tras la torre, Proteus llama la atención del general, recordándole que se ha dejado una parte importante del discurso.

Shogun: ¡¡Por cierto, piratas, sólo os hemos dejado participar en esto porque nuestro país se está yendo a la mierda, si alguno de vosotros le cuenta esto al Gobierno Mundial, lo negaremos y luego yo le cortaré la lengua al chivato!!

TO BE CONTINUED
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.