FANDOM


Frutilupis: Smooth Unlawfulness
Smooth Unlawfulness
Información
Número de capítulos 11
Anterior Arco de la gran fábrica
Posterior N/A
Creador Shen G. Alletero

Frutilupis: Smooth Unlawfulness es el séptimo arco de la historia de los Frutilupis.

Capítulo 85: La misión del dúo

20 de febrero por la tarde, me encontraba en el Grand Line, en su primera mitad para ser exactos, en un barco bastante fornido para ser aún mas precisos. No era un pirata, no era un marine, era yo, y yo tenía a mis pocos subordinados, en el momento a narrar una chica en sus 20, portadora de gafas y de cabello azulado y trenzado hacia un lado salió despedida desde el interior del barco, a su vez forcejeaba con una bolsa. Una de mis subordinados, Pellca, estaba luchando contra otro de mis subordinados, pero por practicidad no lo llamaré así ni a el ni a otros, a diferencia de Pellca, sólo son lo que podría considerarse como "minions". Trabajamos como asesinos, mercenarios o como quieras llamarlo, la verdad no lo tengo muy claro, es un negocio familiar en el que me involucré hace relativamente poco, unos meses nada mas.

Pellca: MALDITA... COSA... FEA... *patea la bolsa lejos* Oh, pero si es... Kawaii3.png

La interrumpí acercándome a ella y dándole un tortazo ligero, estaba por llamarme por mi nombre y claramente le había dicho que no podía hacer eso, no tenía toda esa confianza en alguien que me asignaron como subordinada hacía tan poco.

Pellca: Muy bien... Oh, pero si es el Capitán más guapo de la historia, deberíamos salir en una cita, ¿no crees? Kawaii3.png

Esta mujer estaba perdida por mi y no aflojaba ni un poco, no se supone que tuviese una relación, desarrollar sentimientos así solo era una desventaja que no podía permitirme.

Pellca: Estaba preparando las velas para nuestra cena romántica, pero esa peste de por allí me irrumpió, ahora... ¿quisieras que te prepare la cena, o quizás que te prepare un baño... o quizás prepararte para... mi.

Y sinceramente mi paciencia es galáctica, uno de estos días seguramente me encadenaba a una cama. Para entonces no era hora de cenar, mucho menos de cenar románticamente, pero era un buen momento para prepararme un té, o al menos lo era hasta que recibí un llamado. Atendí al que vendría a ser un mensajero del negocio, teníamos unas cuantas misiones disponibles en las cercanías, los piratas de la elevación causando estragos y necesitan alguien que los pare, involucrarme en la guerra civil de Chocolandia, decidí encargarme de la tercera opción, causada por el reciente colapso en Chocolandia, un cierto tipo ya no nos servía de nada. Mi misión no era otra que matarlo.

Mensajero: Creemos que se oculta en un submarino en las cercanías de Chocolandia, una vez lo localicen disparen con la munición penetradora y asegurense de que no salgan del agua.

Ya casi era hora de cenar, el capitán guapetón no estaba de humor para nuestra cena romántica, solo tomó la mitad del plato gigante de espaguetis que compartiríamos, lo metió en un jarrón y se sentó afuera a observar y tragar. Joder es tan sensual, pero se va a resfriar con todos esos huecos en su ropa, el dice que es para que no estorbe, pero solo es para darme un show.

Capitán: Pellca, se que estás espiando, si quieres sentarte está bien.

Y eso hice, entre risitas y sonrojadas me senté a su lado, y mientras el observaba el horizonte, yo lo observé.

Capitán: Muy bien, tal vez no tan de cerca...

Capítulo 86: Obsesión es aprecio con pasos extra

Mi objetivo era un sujeto llamado Deppo Mani, líder en los bajos negocios de Chocolandia, entre varias cosas responsable de la corrupción de un gran sector de esta. Lo cubrimos de muchos peligros que le rodeaban, pero ahora que Chocolandia estaba sumida en el caos no había motivo para seguir protegiendo a él y su negocio, no tenía manera de seguir pagando y lo sabía, pues sus fondos se estaban reduciendo hace ya mucho, por lo que planeaba un escape.

Mi objetivo era seducir al capitán, se estaba resistiendo hace demasiado tiempo, me creía débil y no quería que me encariñe, una cosa como que me utilizarían de rehén o algo así y permitir sentimientos por encima de la victoria bla bla bla, el capitán tenía sus motivos, pero no eran justificación para no aceptar nuestro desayuno romántico.

Capitán: Pellca, ¿porqué mi tostada está cortada en forma de corazón?

Definitivamente no lo comprendía, los motivos no son una necesidad cuando se habla de amor, es algo que debe expresarse en cada segundo y acción, no manipulo líquidos pero me pasé toda la noche deformando los vasos con calor para darles forma de corazón.

Capitán: Y cortaste los platos... con cuchillos con forma de corazón...

No podía ser tan difícil de apreciar, pero terminó por beberse el jugo sin tocar el vaso...

Capitán: De cualquier manera, preferiría que dejes la vajilla en su estado normal la próxima vez que compre un set, hablando de eso Chocolandia no debe estar muy lejos, deberíamos comenzar a buscar el submarino. Luego compraré un set allí.

Poco sabía yo, mientras Pellca deformaba el espacio tiempo para darle forma de corazón, el mismísimo submarino que buscábamos ascendió directamente bajo nosotros, estábamos en su cubierta sin posibilidad de navegar, y para cuando quería darme cuenta, rodeados. Desde un parlante se escuchaba una voz gruesa, Deppo en persona.

Deppo: Podéis rendiros, entregar todo lo que tienen y tal vez vuestros subordinados me sean de utilidad, nunca atraparán a Deppo Mani con vida.

Eso era un hecho, estaba allí para matarlo, no había otra cosa que hacer, por lo que activé mi habilidad.

Capítulo 87: Media naranja, hablame de ti

El capitán y yo estábamos rodeados por mercenarios de Deppo en cuestión de segundos, en ese momento el capitán activó su habilidad para protegernos, a su vez los minions salieron a combatir, ganando de forma pareja contra las primeras oleadas, pero cediendo ante las torretas automáticas poco a poco.

Capitán: Voy a ir, tu prepara la munición penetradora para hundir esta cosa.

Traté de convencerlo de quedarse a mi lado, pero su habilidad no iba a cubrirnos por siempre y poco a poco las balas estaban haciéndole retroceder. Entonces saltó moviendo su sensual cuerpo en el aire y sujetó las torretas con su habilidad, haciendo que se disparen entre sí y deshabilitándolas en un instante.

Capitán: No te veo preparar ese cañón para hundir la porquería, no necesito pelear con Deppo directamente para hundirlo.

Me apresure a buscar la munición y el cañón, para luego apuntarlo hacia debajo, luego el capitán subió al barco y fue a prepararse un té. El té le relajaba, según él, le recordaba a tiempos más sencillos, antes de ser enlistado en este negocio, cuando vivía junto a sus amigos y eran solo ellos contra la vida. Entonces apunté con el cañón hacia el submarino, pero cuando iba a disparar una compuerta se abrió y de allí salió Deppo, que con su alta tecnología saltó hacia mí y me sujetó a rango de cuchillo. A su vez el capitán escuchó el ruido e interrumpió su té para ver.

Deppo: Déjame irme y no le cortaré el cuello a tu chica, claro, me la llevaré como rehén, pero no le pasará nada, al menos no sangrara, no por cuchillos... jejeje...

Capitán: Ya lo dije, no planeo desarrollar sentimientos por nadie que pueda ser usado de esa forma, si quieres matarla eres libre de hacerlo, pero no tienes garantías de vivir sin un rehén, ¿no?

La frialdad que demostró en ese momento era devastadora, pero también me dió un ferviente deseo de probar que no era un obstaculo, quería probarle que podía recibir sus sentimientos sin ser una debilidad, por lo que mordí el brazo de Deppo hasta hacerle sangrar. No me soltó, sostuvo el cuchillo junto a mi cuello, pero eso no importaba ahora, estaba decidido quién ganaría.

Capitán: Esto será desagradable, pero lo hiciste bien Pellca.

Deppo: Alentadoras palabras para la chica que va a morir.

Capitán: No, no. Me refiero a que estás sangrando, tu muerte ya fue sellada, pero me da asco.

La habilidad del capitán no es demasiado impresionante en el papel, pero bien empleada es absolutamente imparable, al provocarle un sangrado a Deppo, el capitán le afectó sigilosamente con su habilidad, que se coló por el piso del barco hasta la herida, para luego meterse en esta y tapar su sistema circulatorio.

Capitán: Y dejame decirte, no quiero limpiar el desastre que dejará tu cuerpo en la cubierta, así que tendré que hacer algo aún más desagradable.

Realmente era desagradable cuando se empleaba de esa manera, Deppo fue levantado por su habilidad, para luego ser convertido en una momia deshidratada y ser lanzado al mar.

Capitán: Que asco que da. Pellca, dispara.

Aún un poco atónita por lo decidido y calmado que era el capitán, cargué el cañón y disparé una munición penetradora, el submarino estaba dañado críticamente y agua comenzó a fluir en su interior.

Pellca había demostrado no ser tan inútil como lo aparentaba, gracias a su ayuda no tuve que manchar la cubierta del barco, pero ahora estaba asqueado por la momificación. Era hora del almuerzo, pero ya no tenía hambre, así que solo tomaría un té digestivo, el cual pedí a Pellca que hiciera.

Pellca: ¿¡C-C-Como un té romántico!? ¡S-Sí Capitán!

Sinceramente la situación ya no era de desconfianza, demostrando su valor, le permití a Pellca utilizar mi nombre casualmente. A su vez el submarino explotó detrás nuestro, en una escena digna de película.

Pellca: SERÁ EL TÉ MÁS ROMÁNTICO QUE TOMARÁS EN TODA SU PRECIOSA VIDA, MI CAPITÁN, MI PRÍNCIPE, MI AMOR...

Aún no se acostumbraba a decir el mi nombre sin esperar un tortazo, mientras mi habilidad volvía a mi cuerpo y la empleaba para atar mi cabello, asentí mi cabeza en señal de aprobación, no le daría un tortazo esta vez.

Pellca: ¡¡Tu té está en camino, Ghepa!!

Ghepa a Chocolandia

Capítulo 88: El mundo se apoyó en una caja de color

Esa tarde del 21 de febrero fue continuada conmigo siguiendo a ese grupo a la casa de la mujer que trató de atacarlos. Estando en un ambiente hostil como lo era Chocolandia no hubiese sido seguro quedarme sola, esos dos o tres sujetos eran mi medio de protección ante todo, no había nada que una niña como yo fuese capaz de hacer para defenderse. Solo los seguí en silencio, pensaba en nada y todo, pensaba en la banda de relleno a la que pertenecía, ya no quedaba nada de eso. Estaba oscureciendo y eventualmente llegamos a la casa de Pampa, quien dudó por un momento de dejarnos pasar.

Pampa: ¿Como se que no van a tomar todo lo que tengo y matarme?

Era una duda comprensible, pero el capitán de los Frutilupis tenía una respuesta bastante directa y brutal para esto.

Shenler: Hace media hora trataste de apuñalarme y no rompí tu cuello, si quisiera robar hubiese ido de casa en casa sacudiendo mi lanza a todo lo que se mueva. Soy un pirata, pero todavía no soy esa clase de persona.

-Un silencio incomodo mezclado con algo de temor salió de Pampa, que finalmente solo nos dejó pasar y nos dio asiento.

Pampa: No crean que voy a darles comida, no es como si tuviera suficiente para mi sola, solo responderé sus preguntas y luego vayanse de mi departamento.

Chugamu: ¿Que bolas está pasando en este lugar?

Pampa: Todo comenzó cuando nuestro gobernante, Chocolino Cacaliano Cackaol asumió el poder. Chocolandia tiene una epidemia de fanáticos religiosos, esos tales testigos de Neoba, así que cuando un día el parque central fue reemplazado por un castillo de la nada misma, entonces comenzaron a venerar su figura como si fuese un enviado de Deis. Sus seguidores lo ayudaron a tomar todo el poder, lo apoyaron en un golpe de estado para derrocar a nuestro anterior gobernante, Meau Kree. con Kree fuera del poder, Cacaliano pudo tomar todo el dinero que quisiera, pudo hacerlo todo y llevó un prospero país a la miseria.

Shenler: Entonces la población está luchando por los últimos recursos para sobrevivir.

Poniéndose de pie rápidamente, el capitán de ese extravagante grupo se volteó hacia la puerta.

Kureishi: ¿Y tu a donde vas?

Shenler: Iremos al Pineapple Split a pasar la noche, luego por la mañana tendré que atender asuntos de adulto.

Chugamu: No vas a dejarnos sola para cuidar la niña.

Pampa: Esa frase solo debe usarse si cometiste el error de dejar pasar a un chico a tu departamento.

Chugamu: ¿Tienes un niño?

Pampa: No... Ahora yo vivo sola...

Kureishi: Repito, ¿Que piensas hacer?

Shenler: Tomará al menos hasta mañana por la tarde para que Maito y Rumba lleguen a Chocolandia y el Log Pose, si es que no fue robado, ya está cargado. Si nos asaltaron conseguiré algo de lo que queda en el país, otro log y nos iremos de aquí.

Kureishi: ¿Piensas dejarnos en el barco cuidando a una niña mientras vas a asaltar el pueblo?

Shenler: PARA SER PRECISOS: Estoy muy molesto de mirar tu cara. Voy a ir a ese tal castillo asqueroso, voy a obligar a ese cagado a darme todo lo que pueda llevar, voy a poner un hueco en su cuerpo.

Pampa: ¿Porque harías eso?

Chugamu: ¡¿QUE LE PASA A MI CARA!? ¡¡EL DIENTE, ES EL DIENTE!!

Dirigiéndose a la puerta, abriendola y entrando en la oscuridad de la ya noche, ese capitán dijo una última frase antes de que tuviéramos que seguirlo.

Shenler: Voy a comprar leche mientras tu cuidas a la niña.

Capítulo 89: especial de Navidad de los Frutilupis

Power Flower Land, una de las islas mas adineradas de todo el mundo, mas allá de su extensa ciudad una fértil pradera se extiende, y en esta es posible encontrar un estilo de vida mucho mas sencillo, lejos de la ciudad que abunda en luces y musica. Si, ese es el lugar en el que los Frutilupis hemos estado estancados por dos meses.

Maito: QUE PINCHE ASCO TOMATES NO.

Tras participar en el Power Dance Tournament fuimos interrogados por la marina por cosas ilegales y sospechosas relacionadas a Ghepa. Salimos limpios del interrogatorio, por lo que el vicealmirante Gonrasta trató de reclutarnos en su barco, de lo cual OBVIAMENTE nos alejamos a grandes velocidades.

Kureishi: ES FRUTA DE ESTACIÓN, BARATA MAITO, NO PODEMOS PAGAR CUALQUIER VERDURA.

Naturalmente, nuestra barcaza cutre solo tenía espacio para dos personas, ahora que teníamos a Kureishi era imposible zarpar, mucho menos con nuestra cantidad de provisiones, que eran muy escasas para llegar enteros a otro lugar.

Maito: ENTONCES COMERÉ UN OSO SALVAJE

Kureishi: NO HAY OSOS AQUÍ NIÑA.

Kureishi era una persona extraña, a veces sería calmada y reservada y al siguiente momento una bomba de agresión.

Maito: LE DIRÉ A SANTA. Fuuuuuxd.PNG

Porque si, ya era diciembre, ya era navidad y aquí estábamos estancados en este lugar. La piratería era tal fracaso para nosotros que no podíamos irnos de una isla que no impedía irnos. Al menos no nos estábamos perdiendo nada importante, ¿cierto? ~

Mi nombre es Udma Rumba, hoy es 26 de diciembre, ayer fue una fecha que cualquiera querría celebrar, puedes comer todo lo que quieras sin culpa, celebras con tu familia y haces cosas chungas.

Ese no es el caso aquí, pues mi abuelo fue encontrado por la marina esa noche. Yo pude huir, pero ya nada me queda, ni siquiera un hogar.

Por la noche me infiltré en el barco de la marina con un hacha y cuando ese sucio vicealmirante quiso notarlo, su brazo estaba en el suelo junto a todos sus hombres. Pudo seguir peleando por unos minutos, hasta que cayó al suelo aceptando su muerte. Es desagradable, no tiene un sentido, pero la muerte ocurre lo quieras o no. Ahora este barco me pertenece y navegaré hasta encontrar mi lugar en el mundo. Hasta encontrar el motivo de que una vez más tomará el hacha que había jurado no tomar.

Capítulo 90: Mi caja de color no será combustible

Hace menos de una semana mi país había empezado a colapsar. Nuestra moneda, el chocolino, ya se había devaluado brutalmente, un berrie ya costaba mas de 29 chocolinos.

Sirviente: Señor Cacaliano, el berrie ha subido a 67 chocolinos.

Una situación desesperada sin duda, el pueblo ya había enloquecido, cada dia mis fuerzas armadas tenían que reprimirlos para mantenerlos a raya, de lo contrario yo, Chocolino Cacaliano Cackaol perdería  el control de mi nación.

Sirviente: 68...

Hace unos días había perdido el apoyo de M.A.D.I. y por lo tanto un soporte económico, mi principal aliado estaba fuera de mi alcance por siempre y para empeorar los asuntos mi aliado en los bajos fondos, Deppo, había huído de Chocolandia, quien sabe donde está ahora.

Sirviente: 66...

Chocolino: TOMA YA, EL PAÍS SE RECUPERA.

Sirviente: No, quise decir 76.

Terrible situación, en ese momento mi mano derecha, una figura encantadora que le puede a cualquiera, su nombre es Tomassa. Tomassa entró a mi camara sin anunciarse y echó al sirviente.

Tomassa: Ara ara Cho-kun, te veo estresado dulcesito, ¿es por la economía?, no temas por eso, solo tenemos que aumentar el gasto público para activar la circulación económica.

Chocolino: Eres una genia Tomassa, este país te lo debe todo a tí y tu ingenio.

Tomassa: Lo se, ahora que la economía resurgirá podríamos comprar una flota de barcos para hacer una fiesta que todo el país disfrute, ¿no crees?

Chocolino: Cho-Cococo Es cierto, deberíamos incluir helipuertos en cada uno para que pueda aterrizar en cualquiera en cualquier momento.

No había a que temer, con ella a mi lado este país nunca se me escaparía, así ha sido desde el principio.

Chocolino y Tomassa

En esa noche del 21 de febrero llegamos al muelle en el que ese grupo tenía su barco y para nuestra sorpresa no estaba saqueado, aunque no había mucho que robar en este, claramente. Junto a este barco se encontraba el que mi Banda de relleno poseía, eso antes de que yo fuera la ultima de ellos. Ahora era mi barco, supongo, pero no podía soportar dormir sola en ese lugar, era demasiado para una niña de catorce años. Abordamos su barco y aunque lo tratasemos, el capitán es el único que parecía dormido.

Chugamu: No se si me agrada dormir, comenzará a sentirse como un cuerpo pesado.

Kureishi: Tal vez deberíamos turnarnos para dormir, iré afuera.

Cuando salió a la cubierta del barco entonces yo también le seguí, no había motivo, pero no iba a dormir por un tiempo.

Kureishi: ¿Necesitas algo? deberías dormir un poco.

Solo me senté detrás suyo, sin tener muy claro que hacer con respecto a mi situación, solo necesitaba alguien con quien hablar, tal vez sentía la necesidad de contarle mi historia.

Capítulo 91: Llenamos nuestra sucia caja con papel

Ya lo saben, pero lo diré todo junto antes de comenzar con mi historia. Mi nombre es Puca, al momento de los sucesos tengo 14 años y soy el último miembro de la Banda de relleno, un grupo recién iniciado en la piratería que no pudo salvarse de la brutalidad de este mundo.

Dicho esto nuestro viaje había comenzado en enero de este año, no muy lejos de Chocolandia. Nuestra situación era terrible, en la calle para ser específicos, vivíamos en la calle.

Spress: Compatriotas, hoy Bream y yo encontramos muchísimo dinero en el suelo.

Yahan: Excelentes noticias Spress, podríamos... Espera, ¿en que parte del piso?

Spress: Junto a los sujetos que golpeamos. Fuckyeaxddd.PNG

Bream: Como machos, nadie se nos compara. *cruje su cuello*

Yahan: No te crujas el cuello, uno de estos días se te va a doblar feo.

Bream: Oh, lo siento Yahan, olvide que con tu excelente visión puedes ver el futuro.

La ironía sería algo que nos seguiría durante todo el viaje. En una esquina estaba yo excavando un cesto de basura, quería encontrar algo que fuese útil. No de valor, útil, ya sabíamos hace mucho que nadie echaba cosas valiosas a la basura en nuestra zona, era en los barrios ricos en donde nadie permitía que estemos, nos hubiesen pateado el trasero allí.

Spress: Como sea, comiencen a empacar sus bolsas de dormir, resulta que los tipos que destrozamos tienen conexiones con la alta sociedad, dijeron algo de vengarse.

Yahan: ¿¡En que pensabas al atacar gente en la calle!? Tu mismo dijiste que lo efectivo es atacarlos estando ebrios de noche.

Bream: Me jalaron el cabello, fue incontenible, igual que sus dientes. Fuckyeaxddd.PNG

Mientras mis tres compañeros discutían sobre si era más efectivo golpear gente ebria o gente en estado de dolor absoluto pude notar que no estábamos solos, pues acercándose a nosotros había un sujeto, su silueta era fornida, le cubría su saco y llevaba un sombrero que tapaba su rostro, mas no parecía ser por sus ropas que era difícil de ver, uno creería que sería difícil verlo si este no lo quisiera. En su hombro cargaba una bolsa, y aunque en ese momento no lo sabíamos, nuestro viaje comenzaría por él.

Encapotado Misterioso
Solo dijo "Ustedes servirán".

Capítulo 92: La caja amarga

Todos en el suelo, todos menos yo que me encontraba dentro de la basura, fuera de su vista. No estaban heridos, pero antes de notarlo estaban todos en el suelo, siendo Bream el único que no parecía estar sintiendo dolor. De su sombrío rostro no se distinguía una sola emoción, duró unos pocos segundos, pero lo que vi...

El sujeto se movió de forma irreconocible, rápidamente colocando a Bream en el suelo y metiendo su pelo en la boca para incapacitar emocionalmente. Al momento de reaccionar, Yahan y Spress fueron sujetados de la cara y cayeron al suelo casi de inmediato. Tras esto el hombre se colocó de espaldas, como si vigilara por alguien más.

Cuando Spress recuperó la consciencia se encontró con nosotros tres observando a este misterioso hombre, mirándonos fijamente, el dijo:

Sujeto: Digan exactamente lo que recuerdan mientras los ponía a dormir.

Lo miramos fijamente unos segundos, no teniendo una idea clara de que decir, más el primero en hablar fue Bream.

Bream: Pusiste pelo en mi boca.

Sujeto: Tu opinión era la única que no me importaba. Los otros dos, quiero saberlo.

Yahan: Definitivamente mi boca sabe a mierda... Oh no, llenó mi boca de... Oh_my_god.png

Spress: Si, llenó nuestras bocas de chocolate semiamargo. Fuckyeaxddd.PNG

Sujeto: Los dos están equivocados, pero VAMOS, ME HA SALIDO BIEN EL TRUCO. *Pasito perron*

Estupefactos, los cuatro miramos al sujeto festejar una victoria que no comprendíamos, para luego recibir su explicación.

Sujeto: Acabo de matar a dos personas, la marine me está persiguiendo ya mismo por eso así que decidí hacer lo que cualquier persona razonable haría.

Yahan: ¿Pedir perdón?

Sujeto: Claro que si amigo.

Yahan: Encerio!

Sujeto: Claro que no, ¿me viste la cara de puto? lo razonable es meterse a un callejón y forzar las frutas del diablo de mis victimas en las bocas de ustedes para que si me capturan, nadie pueda tenerlas. Hagan lo que quieran con sus brillantes nuevos poderes, pero si los usan para ser mis enemigos voy a matarlos.

Spress: Espera un jodido segundo, no se quien es tu enemigo.

Sujeto: Vivirás si no te relacionas con M.A.D.I. compañero, dicho esto...

Y tal como vino, el sujeto ya no estaba entre nosotros sin que lo notemos, pero ya no eramos los mismos, ahora teníamos el peso de dos frutas del diablo, algo que creíamos de leyenda, sobre nosotros. En ese momento no lo sabíamos, nuestra aventura comenzaría por esto.

Capítulo 93: Ese estilo no te encaja

Cuatro horas habían pasado desde que ese sujeto había aparecido de la nada, estábamos dirigiéndonos a un nuevo lugar en el que descansar, pues luego de que Spress y Bream golpearan a esos sujetos estábamos siendo buscados por gente peligrosa, gente que estaba relacionada con los ricos.

Bream: Oigan, ¿no estamos adentrándonos a los altos suburbios? se supone que la gente aquí nos patearía el trasero si nos veían de nuevo.

Spress: No lo entiendes Bream, ahora somos super poderosos, no hay forma de que alguien nos derrote con estos poderes.

Yahan: Además nunca nos bañamos, no tenemos debilidades.

Spress: Habla por ti, ahora que soy tan fuerte puedo bañarme en gloria. Fuckyeaxddd.PNG

Claramente sus poderes le habían dado un nivel de confianza y arrogancia superiores a los que ya tenía, pero no estaba satisfecho con eso.

Spress: Aquí es el lugar que buscaba. Banda, esto que tenemos en la esquina del frente es una tienda de ropa.

Yahan: No me digas que planeas asaltarla.

Spress: Y TU ERES LA CLAVE, USA TU PODER PARA QUE LA CÁMARA NO RECIBA LUZ.

Yahan: Esto no es apropiado.

Bream: No tenemos tiempo, llamamos la atención con estas pintas. HAZLO.

Así, una vez las cámaras no nos veían, Spress usó su nuevo poder para agrandar su puño y romper la puerta del negocio. Una vez allí nos tomamos nuestro tiempo, tomamos ropa muy molona, con la que ya nos verían en Chocolandia, pues estábamos viviendo cubiertos de sacos de patata; aunque Bream no hizo un cambio significante, solo tomó un gorro de lana, según él para contener su cabello sedoso. De entre todos los artículos que tomamos lo más destacable es que Yahan tomó unos lentes que un maniquí usaba de adorno. No tenían aumento, eran decorativos, pero por su habilidad le permitían ver bien igualmente.

Spress: Ahora pasaremos desapercibidos en el barrio rico, salgamos de aquí antes de que nos vean.

Llenos de estilo, con nuestras nuevas pintas y el dinero que "encontramos" pudimos hacer algo que nunca antes hicimos, comer en un cafe.

Mesera: 'Nas noches caballeros; dama. ¿Que les gustaría tomar en esta plácida noche?

No teníamos ni idea de que tomar, no sabíamos qué era cada cosa, el único que sabía leer era Yahan y en resumen, hizo lo que pudo por pedirnos algo pero le daba demasiada vergüenza, así que aplicamos un trabajo en equipo y finalmente logramos ordenar la comida. Bream tomó un espresso, Yahan un capuccino, Spress un platazo de arroz con cosas raras y yo, como niña dulce y tierna, un pedazo de postre con crema. Todo iba bien, excepto nuestros modales, claro. Mas los problemas comenzaron cuando salimos del lugar, un sujeto nos encaró de lleno.

Encarador: Ustedes payasos, estoy buscándolos a ustedes y tambien estoy buscándolos a ustedes de nuevo, respondan mis preguntas y puede que los dejaré ir.

Spress: Oh, háblame buen señor, ¿que necesita de nosotros?

Encarador: Esta mañana unos compañeros de trabajo mios fueron golpeados en los barrios bajos por un dúo de poca fama por esa zona. Ustedes dos encajan con la descripción que me dieron, además los acusan de tomar su dinero.

Spress: Oh, ya veo, pero no podemos haber sido nosotros dos, ¿que haríamos nosotros en los barrios bajos, si vivimos por aquí?

Encarador: Pues no tienen las pintas de vivir por aquí, los vi comer, además tu amigo el alto tiene una ropa bastante cuestionable.

Bream: ¡Oye!, mi gorro balancea todo lo cuestionable de mi ropa.

Encarador: Y por eso los busco de nuevo, ustedes han asaltado una tienda de ropa esta tarde, de eso no se zafan.

Yahan: Se-señor, ¿acaso nos vio robar una tienda?

Encarador: No, es cierto que las cámaras fallaron.

Yahan: Entonces déjenos...

Encarador: Pero no las taparon mientras salían, se que fueron ustedes y vendrán conmigo.

Spress: No creo que sea posible que...

De su bolsillo el hombre tomó un cuchillo, y arremetiendo contra Spress, clavó su arma en su costado derecho. En ese instante, según el por rapidez, según otros por mera suerte, su habilidad se activó en la zona atacada, absorbiendo el cuchillo del hombre en su interior.

Spress: Oh por Deis, no hay herida, justo a tiempo.

Encarador: No puede ser, ¡¿que has hecho, es esto magia?!

Spress: Algo por el estilo.

Tomando el cuchillo desde su interior a su mano izquierda, Spress hizo un corte en la frente del hombre, luego tomando relleno del suelo para agrandar su antebrazo derecho al doble de su tamaño.

Encarador: ¿Quienes son ustedes? ¿Que clase de monstruo eres?

Spress: Soy Spress, Spress Conrreche, y somos una Banda de Relleno.

Una frase asombrosa, seguida por un golpe que derribó al enemigo. Poco a poco nos desarrollamos, teníamos una identidad como grupo y empezábamos a saberlo, nuestra aventura comenzaba.

Capítulo 94: Relleno en caja

Spress Conrreche, 18 años, soy el líder de la Banda de Relleno. Ayer golpeamos bastantes sujetos a lo largo del día, pero finalmente logramos librarnos de su molesta presencia tarde por la noche. Nos acurrucamos en el callejón más cómodo que habíamos visto en mucho tiempo y dormimos mas relajados que nunca, tan relajados que despertarse habría sido difícil.

Yahan: ¡Ya despierta tonto!

Y así fue, nos dormimos demasiado fuerte. Tan fuerte caí dormido que Yahan me estaba pateando y no me levantaba, aún con todos sus gritos era el callejón más cómodo y nada me levantaba, ni siquiera Bream gritándome, diciendo desesperado que Puca había desaparecido.

Spress: Inglipppxd.PNG

Tan fuerte dormimos que no lo habíamos notado, por la noche alguien nos había seguido, alguien que decidió no ser golpeado brutalmente y en cambio esperó a que durmieramos para tomar a Puca, ahora debíamos hacer algo.

Spress: Esto se resuelve muy fácil.

Yahan: ¿¡Fácil!? ¿y como piensas encontrarlos?

Spress: Le preguntaremos a alguien.

Yahan: ¿Y porque lo sabrían?

Spress: Porque voy a golpearlos. Fuckyeaxddd.PNG

Y de eso se trato nuestra tarde, buscar gente y golpearla, atraer más gente que golpear hasta que uno escupa sobre algún superior y repetir el ciclo.

Spress: ¿¡QUIEN ES TU LÍDER!?

Sujeto destrozado: L-lo noqueaste hace 3 horas...

Spress: ¿¡QUIEN ES SU LÍDER!?

Sujeto destrozado: Lo golpeaste *tos sangrienta* antes de encontrarme, esta tirado en la esquina... venía a ayudarlo cuando...

Le di un martillazo con un puño relleno a ese tipo y me acerque al sujeto en la esquina, golpeado y fingiendo inconsciencia, arrastrándose de a poco lejos mio. Lo levanté del cuello y lo zamarrie con furia.

Spress Sarnoso: ¡¡ORALE PERRO DIME DONDE ESTA TU LÍDER MÁXIMO O TE HAGO COMER TU OJO!!

En realidad era bastante obvio, aparentemente todos lo sabían en el barrio rico, pero nosotros no teníamos idea de ello, el líder máximo estaba en esa torre de cinco pisos enorme, presumiblemente en el sótano según mis víctimas, ya que nadie iba allí.

~

Tipo muy grande: ¿Porque estos tipos tardan tanto? secuestramos a la niña, deberían haber caído en nuestra trampa hace mucho y ser rellenados de huecos.

Y ahí estaba yo, atada a una silla desde antes de despertar y rodeada de sujetos con armas de gran poder. El tipo muy grande era el líder de toda la organización, el hombre más rico de toda la isla, le gustaba exclamar su nombre, se llamaba Titoga.

Titoga: Si no vienen la venderemos como esclava, así que mas les vale venir.

Siguió diciendo cosas así por un rato, como si esperara un momento dramático, pero eso no ocurría. Eventualmente se cansó de esperar y todos empezaron a reposar, pero no habían notado algo, poco a poco las luces se apagaban, poco a poco el sonido de sus movimientos se atenuaba a su vez que yo lo noté, detrás mío estaba Yahan desatandome en un estado de sigilo elevado. Sin embargo había algo con lo que nadie contaba.

Titoga: Así que han venido.

Yahan: (¿Sabe que estoy aquí?) Inglipppxd.PNG

Con un movimiento de su enorme mano Titoga tomó lo que parecía ser una cabeza, y tomando una de sus metrallas disparó hacia donde estaría su estómago. Entonces fue que las lentes creadas por Yahan se rompieron alrededor de toda la sala, devolviendo la luz de golpe y cegando a Titoga se revelaron tres cosas: Bream había estado poniendo trapos de cloroformo sobre los subordinados, garantizando que no nos atacaran; Yahan seguía detrás mío desatandome sin heridas y Spress era a quien tomaron de la cabeza, usando su habilidad tomó todas las balas como relleno.

Spress: Bueno, aún con ese camuflaje de lentes, no es posible contener la presencia viril que emano, por eso solo pudiste verme a mi.

Titoga: Entonces esa habilidad puede engañar mi observación, la pregunta será si tu cabeza resiste mi armamento.

Moviendo el relleno a su brazo, Spress tomó la cabeza de Titoga de forma similar a como el tomaba la suya, apretando fuertemente.

Spress: A ver quien le saca el relleno al otro antes.

Capítulo 95: Derrumbar una caja es más fácil con agua extra

Parecía que mi mano gigante era capaz de hacerlo rendirse con la suficiente presión, pero su habilidad, al igual que en su mano oscurecida, actuó en su cabeza volviéndola muy dura, imposible de apretar mas fuerte de lo que el estaba apretando la mía, claramente si seguía así me reventaría la cabeza antes que pudiera hacer algo.

Titoga: Parece ser, niño, que no tienes lo necesario para blandir esa habilidad contra mi, así que voy a tomarla de vuelta.

¿Tomarla de vuelta? parecía ser que estas habilidades que nos fueron dadas habían pertenecido a su gente antes que a nosotros, pero de ninguna manera dejaría que las recuperarse, no podía permitir que dañase a nadie y pensé rápido: Con una patada a la silla que ataba a Puca pude tomarla de relleno, luego libere la silla sobre mi cabeza, teniendo la silla entre el y yo pude zafarme de su agarre, mas tuve que soltar yo también antes de que decidiera partirme el brazo o algo por el estilo.

Spress: Tomense el jodido palo, voy a intentar algo.

Yahan: ¿Que nos que? No puedes solucionar esto, es demasiado fuerte.

Spress: Yahan, querido amigo de la vida y del alma, la violencia siempre soluciona mis problemas. Fuckyeaxddd.PNG

Yahan: Ya viste lo fuerte que es, no hay forma de...

No lo entendía, pero por suerte Bream sí, y tras darle una bofetada y alzar a Puca, se fueron del sótano, con suerte también del edificio.

Titoga: ¿Planeas ser la distracción para salvarlos?

Spress: Oh chico, no, planeo ser la destrucción para salvarlos.

Titoga: Ya comprobaste que mi endurecimiento supera la fuerza bruta que tienes, no hay forma de que puedas vencerme.

Spress: Tal vez no pueda dañarte directamente, pero hay algo para lo que no tendrás fuerza y yo si.

Titoga: Deja de decir tonterías, soy mas fuerte que tu en todos los sentidos.

... Bombeando relleno desde mis piernas, extendí mi brazo una considerable longitud, algo que había aprendido es que al rellenarse ganó cierta libertad sobre la forma que toma mi cuerpo, por lo que puedo hacer que mi brazo se retuerza a cierta velocidad, girando como el disparo de un rifle. Con este efecto añadido golpee a Titoga en el estómago, a medida que mi brazo crecía de manera exponencial tomando el edificio como relleno mismo, el sótano perdió su estabilidad a medida que el golpe levantaba a Titoga en contra de su voluntad.

Titoga: AAARGHHH (Terrible, aún si soy mas fuerte, al crecer me levanta consigo)
Giga left break

Spress: GIGA FIST BREAK

Una vez mi ataque tocó el techo, lo absorbió y atravesó completamente, tomando consecutivamente la estructura de los otros cinco pisos, eventualmente mi puño se había vuelto colosal, más grande que el mismo edificio, pues los materiales pesados me hacían crecer más. No contaba con una cosa, este ataque estaba terriblemente balanceado, mi hombro izquierdo no aguantaba esa carga, y mi espalda tampoco lo agradecia, por lo que libere todo el relleno, que resultó en un edificio cayendo sobre mi.

Spress: Ah que mal.

Pude manipular el relleno del suelo para levantarme a la superficie y huír de la destrucción inminente, encontrándome con la banda de relleno bastante cerca, demasiado para que fuese seguro, pero nos fuimos corriendo sin resultar más heridos.

Puca: SPRESS BRAZO DOLOR NO

Yahan: TIENES EL BRAZO HECHO UN MORETÓN QUE TE PASÓ.

Spress: LES DIJE, LA VIOLENCIA RESUELVE TODO.

Bream: Necesitas un almuerzo fuerte para curar ese daño.

Conseguimos mucha carne, leche y cosas comestibles, por lo que mi brazo comenzaba a sentirse mejor. Lo único que me preocupaba era que ahora seríamos buscados por demoler un edificio y posiblemente muchos muertos y heridos. Nos había metido en un lío y...

Puca: ¡Spress, mira!

...Y Puca había encontrado un gato y no planeaba soltarlo.

Puca: Se llama Berose, el me lo dijo, y va a acompañarnos para siempre y por siempre y es el mas lindo y lo quiero mucho y es hermoso y es mi amigo.

Berose: Nya Kawaii3.png

Y que se le iba a hacer, nuestra aventura ya había comenzado.

Capítulo 96: Cajapturenlos

Den Den Mushi: ¡Atención a todas las tropas! Agh para que pierdo el tiempo, ya se dieron cuenta que el edificio cayó, el excelentisimo Titoga se encuentra a salvo. Los culpables son alguien alto, alguien con lentes, alguien de pelo rojizo, reportan que el lider mide alrededor de metro ochenta, tiene pantalones oscuros y una camisa azulada y hay un cuarto miembro no identificado.

-En un callejón de la zona baja.

Spress: Maldición, nos tienen bastante fichados.

Puca: ¿Que hacemos?

Bream: Es una descripción muy especifica, no saben exactamente de mi porque estaba ocupado durmiendo gente, pero a ustedes tres los tienen fichadisimos.

Yahan: Será dificil hacer un manto de camuflaje con mi habilidad bajo el sol.

Spress: Es un problema, si tan solo hubiese alguien que encajase la descripción que...

Marine botón n°1: LOS ENCONTRÉ

Spress: Oh n...

Shenler: ¡¡NOS VIERON, CORRAN AL PUERTO!!

Maito: ¡¡YO TE DIJE LA PUT* MADRE, YO TE DIJE QUE HABÍA QUE DISFRAZARSE!

Kureishi: AAAAHH SE ME CAYERON LAS COMPRAS, NO HAY TIEMPO DE RECOGERLAS QUE MAL QUE MAL

Chugamu: (¡¡INÚTIL NO TENEMOS DINERO PARA QUE PIERDAS COMIDA EN EL CAMINO, SI VAS A SOLTARLA ENTONCES GUARDATELA EN EL MEDIO DE LA...)

Rumba: No es ninguna sorpresa, nuestro trabajo en equipo derrotó a Gonrasta hace menos de un mes, nos buscarían tarde o temprano.

Ese grupo criminal que encajaba con la descripción buscada tomó la culpa por nuestros actos y se marchó velozmente, parecían ser piratas. La libertad que demostraban, su sincronía al actuar era impresionante, Spress decidió seguirlos por mi cuenta y para cuando llegó al puerto estaban alejandose, uno de sus miembros arrojando piedras a lo loco y hundiendo uno de los buques de la marina en el proceso.

Spress: Que jodida locura, yo quiero hacer eso.

Para cuando volvió a reunirse con nosotros nos hizo ayudarlo a ir al edifico que destrozó. Excavamos bajo un manto de camuflaje y cuando llegamos a donde estaba el sótano aprovechó su habilidad y se rellenó de dinero de la caja fuerte. Huímos y al día siguiente hicimos muchas compras, luego fuimos al aserradero.

Carpintero piola n°1: Hmm, con ese dinero puedo venderte este excelente barco de allí, tiene tres cuartos individuales, baño, incluso una cocina y un camarote para el capitán ya adornado.

Spress: Lo llevo, toma el dinero, en lo posible dime a que isla debemos ir a continuación.

Carpintero piola n°1: Ah, la próxima isla es Matetusa, donde la república de Chocolandia se encuentra.

Puca: ¿¡Chocolandia!? Inglipppxd.PNG ¿Huele acaso este lugar a shockolate?

Carpintero piola n°1: Supongo que si... Como sea, tomen el barco y larguense a Matetusa cuando quieran, yo estaré aquí si lo necesitan.

No tenemos muchos conocimientos fuera de vivir en la calle y eso, así que nos cargamos de libros que nos enseñarían como navegar, cocinar bien y si fuese necesario, reparar el barco. Con eso y algunas cosas mas, rápidamente zarpamos a nuestra aventura. Ya en el mar le pregunté que buscabamos.

Spress: Hemos crecido en la pobreza, pero eso va a cambiar. Mi objetivo es conseguir lo que toda persona busca alguna vez, conseguiremos la riqueza eterna.

Puca: ¿Buscaremos dinero? ya tenemos mucho, ¿no?

Spress: Eso depende del fin del viaje Puca, no viajamos para encontrar el dinero, viajamos para saber lo que es la riqueza eterna. El dia que nuestro viaje termine lo entenderemos, y entonces nos daremos cuenta, seguramente ya lo habremos encontrado hace rato.

Me pregunto si habrá encontrado una respuesta.

Kureishi: Supongo que solo puedes saberlo llegando tu a donde ellos no llegaron. Ahora ve a dormir, avisa a Chugamu para cambiar de guardia.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.