FANDOM


Capitulo 593: El barco

John: ¡Y la primera prueba es….! ¡Carpintería!

Con esta frase, los maestros de la madera se hacen notar entre el público. Mientras, los cuatro capitanes dejan la arena y se sientan junto a todos sus hombres, en unas gradas enormes , dejando que Chaps tome el micrófono y funja como presentador. 

Chaps: ¡Carpinteros, al ruedo! ¡Bert Buster del Ave Azul! ¡Victoire de Gila! ¡Cissy de la Libélula! ¡Y Ushimaru del Ave Rapaz! 

Mia:¡Vamos, Bert!

James: ¡Tu eres el hombre, Bert! 

Luperca: Tu puedes hacerlo, Cissy. 

Charlotte: ¡Mátalos, Cissy! ¡Mételes una vara por el a…!

TJ: ¡Tu puedes, Vicky-san! 

Ruffian: ¡Acabales como me acabas a mi…! Cielos, eso sonó mal… 

El centenar de los Piratas del Ave Rapaz: ¡Vaca! ¡Vaca! 

Los cuatro se reúnen al centro del ruedo, cargando sus herramientas mientras exactamente diez miembros rasos del Ave Rapaz apilan en menos de un minuto varios montones de tablas, palos, vigas, así como varios barriles con clavos, tornillos, pernos y muchas herramientas extras. 

Chaps: La cosa va así. Deben construir un navío de vela que pueda llevar a al menos dos personas. Se contará practicidad, funcionalidad y diseño. Tienen una hora. 

Los maestros del oficio de la madera se colocan cada quien en posición, esperando la señal para comenzar. 

Chaps: Y una última cosa. Esta permitido todo para ganar. Pueden sabotear, destruir o atacar directamente las creaciones de sus homólogos. Son piratas después de todo. ¡Ahora, comiencen! 

De inmediato, todos corren a por grandes tablas y vigas. Lo que antes 10 hombres tardaron un buen rato y con mucho esfuerzo para traer ahí, cada uno de ellos levanta con una sola mano. Luego proceden a tomar medidas y serruchar la madera. 

Victoire: Pshe, no la podían poner más fácil. 

Bert: Pan comido. 

Cissy: Estos sweeties sabrán lo que es verdadera habilidad. 

Ushimaru: *tarareando* Hum hum hum huuuum*

Los primeros veinte o veinticinco minutos, los carpinteros sólo se dedican a la construcción de sus pequeños barcos y sólo a eso, lo que hace que los espectadores se empiecen a aburrir. 

Charlotte y Rickman:  *ronquido* *silbido* *ronquido*

James: Yo se que esto es genial y todo. Bert es un dios de los barcos, ¿pero no pueden hacer todo más rápido?

Samir: Esto ya es rápido. Algo normal tomaría semanas. 

Ruffian: Me duermo…

Hatter: No se como puedes ver todo esto con tanto interés, Jona. 

Jonathan: ¿De que hablas? 

El joven de cabellos rojos es el único que parece poner atención, pero no a toda la competencia, sino solo a Victoire y como su cabello se mece cada vez que serrucha la madera. 

Jonathan: Como podría no tenerle interés. 

Con 35 minutos transcurridos, la cosa continúa igual, o eso parece. Los cuatro carpinteros ya casi tienen un barquito completamente funcional, y es entonces, que la cosa se pone fea. 

Ushimaru: *con una sonrisa gigantesca* Hay que disminuir a la competencia. 

El Mink toma entonces un clavo entre sus dedos y lo dispara con  gran fuerza hacia el lugar donde está Victoire. Este acierta en una viga que la mujer planeaba usar para hacer una viga, destrozándola por la mitad. 

Victoire: ¡¿Pero que!? 

Ushimaru: Jaja, bingo. 

Molesta, Victoire se gira, buscando el origen del proyectil pero Ushimaru ya está haciéndose el sueco, por lo que se la agarra contra aquel que tiene más cerca: Cissy. 

Victoire: ¿Con que esas tenemos, eh? ¡Great Divide! 

Empuñando su hacha de doble filo, la mujer lanza un inmenso tajo vertical que parte el suelo, y continúa hasta llegar a donde está Cissy, el cual se ve sorprendido al ver que el serrucho que lleva en la mano y lo que estaba cortando es despedazado. 

Cissy: ¡Kyahhh! ¡Pagaras por eso, loca!  ¡Rose Path! 

El okama da un golpe al suelo y “rosas” de arena empiezan a brotar, reventando todo aquello que tienen encima, incluyendo algunas herramientas de Victoire. Esta ataca en consecuencia, y luego Cissy le responde, y así durante los próximos diez minutos. Ante el apoyo de sus tripulaciones. 

Hatter: ¡Vamos, Vicky! ¡Tu puedes contra esa niña! 

Gale: ¡Tranqui, Cissy! ¡Esta cosa es tuya! 

Ushimaru se ve muy feliz por lo que ha logrado, pues sus contendientes no están haciendo más avances, pero, es entonces que nota que Bert, a pesar de aveces verse alcanzado por el conflicto de los otros dos, lleva un avance increíble, y además, su trabajo es de excelente calidad. 

Ushimaru: Maldición, este no se distrae. ¡Creo que tendré que obligarlo!

El hombre toro intenta lanzarle un clavo para romper el casco ya terminado de su rival, pero para su completa sorpresa, Bert lo intercepta y lo hace rebotar al interponer su brazo, convertido en pezuña e imbuido en haki. 

Bert: Vas a tener que intentar algo mejor que eso, amigo. 

Acto seguido, el Jabalí del Mar da una coz al suelo, extendiendo una grieta a donde está el trabajo de Ushimaru, en esperanza de hacer que se hunda en la arena, pero de algún modo, Ushimaru lo impide de un pisotón.

Ushimaru : Nada mal. 

Bert: Je… 

Igual que los otros dos, el par de carpinteros parece que va a ponerse a pelear, pero entonces, se oye un grito del presentador. 

Chaps: ¡Y quedan diez minutos! 

Carpinteros: ¡Diez minutos! 

Sabiendo que la prueba esta por terminar, todos deciden olvidarse de las peleas y regresan a sus respectivos proyectos, Con Victoire y Cissy muy retrasados. 

Victoire: ¡Carajo! 

Cissy: ¡Maldición! ¡Maldición! ¡Maldición! 

Ushimaru y Bert no obstante, no tiene este problema, y eso preocupa al mino tauro, pues ve que su homólogo tiene serias posibilidades de ganar. 

Ushimaru: ¡¿Qué hago!? ¿¡Que hago!? 

Una mueca maliciosa se forma entonces en el hocico del Mink, al tener la que al su parecer, es una idea grandiosa.

Chaps: ¡Un minuto!

Ushimaru: ¡Static Star!

Del pelaje del hombre salen chispazos, y de su dedo, un diminuto rayo dirigido al navío de Bert. Este, como un corto circuito, genera un pequeño incendio en la vela, y pronto este empieza a extenderse.

Bert: ¡No!

Chaps: ¡Cuenta regresiva¡ ¡Diez!

Piratas del Ave Rapaz: ¡Nueve!

Piratas de Gila:¡Ocho!

Piratas de la Libélula: ¡Siete!

Piratas del Ave Azul: ¡Seis!

John: ¡Cinco!

Jonathan: ¡Cuatro!

Jill: ¡Tres!

Jean: ¡Dos!

Todos: ¡Uno!

Chaps: Se acabo el tiempo, señoras y señores. Ahora, veamos los resultados.

El primero que observa el público es el barco de Cissy, al cual no le dio tiempo de colgar la vela, además de que el casco tiene algunos daños por su enfrentamiento con Victoire. El de Victoire está hecho perfectamente… de una mitad, la otra se ve hecha de forma apresurada e imprecisa.

Cissy: Me lleva, esto no me representa para nada. 

Victoire: Tch… que humillación.

Bert, al final, si logro apagar las llamas, pero esto generó un daño grave en los aparejos de su creación, una nave así sería incapaz de navegar. Ushimaru por su parte, se regodea al presentar un navío perfecto, hermoso y con una gran cantidad de detalles.

Bert: (Desgraciado…)

Ushinaru: Es solo algo chiquito pero espero que les guste.

Tras dar el publico su voto, se anuncia el ganador, pero el resultado es evidente.

Chaps: ¡Y la primera prueba la gana Ushimaru del Ave Rapaz!

Piratas del Ave Rapaz: ¡Siiiiiii!

Piratas del Ave Rapaz: 1

Piratas del Ave Azul: 0

Piratas de Gila: 0

Piratas de la Libélula: 0

Capítulo 594: Desenfunda

Tras la primera prueba, los rasos del Ave Rapaz limpian el ruedo y los carpinteros regresan a sus lugares y se sientan junto a sus tripulaciones. Uno eufórico, los otros, abatidos.

Cissy: *aguantándose las ganas de llorar*Lo siento, Jefa.

Jill: Tranqui, chula. No fue tu culpa, así que nada de lágrimas.

Victoire: Tch…

Jonathan: Con calma, Vicky. Ganaremos la siguiente.

Jean: No te preocupes, Bert. Lo hiciste bien.

Bert: Si eso es lo que me molesta. Se que podía ganar, tchh.

Algunos notan, aunque otros no, la sonrisa maliciosa de Ushimaru mientras celebra con sus compañeros. Pero no pueden ahondar en el tema, pues la segunda prueba debe comenzar.

Chaps: ¡Ahora! ¿¡Quién será el siguiente en girar la rueda!?

John: Jonathan, ¿Qué tal tu? 

Jonathan: Si, si, como sea. 

El pelirrojo se levanta entonces y gira la rueda, con muy poca fuerza y cierto desgano, al contrario de su hermana. La rueda se mueve solo unas casillas antes de detenerse y la prueba es elegida. 

Chaps: ¡Y son los Tiradores! ¡Que vengan al ruedo! ¡Gale de la Libélula! ¡Ruffian de Gila! ¡James del Ave Azul! ¡Y Damon Kalos del Ave Rapaz! 

Luperca: Puedes hacerlo, Gale. 

Hatter: ¡Vamos, Ru, chico guapo, yo creo en ti! 

Evangeline: ¡Vamos, James! 

Todos los Piratas del Ave Rapaz: ¡Kalos! ¡Kalos! 

Los cuatro aludidos se presentan al ruedo. Ahí, de inmediato, cada uno desenfunda su arma favorita. 

Chaps: Está prueba es muy especial, pues en realidad se trata de tres pruebas en una. Cada una de ella probara respectivamente los aspectos más importantes que debe tener un tirador. Precisión y cadencia de tiro, potencia, y por último, reflejos.  Cabe decir que estas pruebas son eliminatorias y el tirador con el peor desempeño será eliminado. Y también pueden sabotear se, si quieren. 

Ruffian: Joder… 

Gale: Tch… 

James: Se veía venir… 

Chaps: ¡Ahora la primera fase! ¡Precisión y cadencia de tiro! 

Los rasos del Ave Rapaz colocan rápidamente una treintena de pequeñas dianas a lo largo y ancho de todo el ruedo, algunas incluso se mueven. Luego, pasan un por uno, siendo Ruffian la primera en ir. 

Chaps: Muy bien. Ahora, en cuanto suene esta campana, tendrá 30 segundos para destruir todos los… 

Ruffian:  Bouncy Match One x five

Antes de que siquiera pueda decir algo más, Ruffian ha disparado cinco balas que aciertan perfectamente en sus respectivas dianas, para luego rebotar en cada uno de los objetivos restantes, justo al centro. 

Ruffian: Perdón, me distraje. ¿Qué decías? 

Chaps: Ah… ya nada. ¿Quién sigue? 

James completa la prueba con la misma facilidad, pues solo usa su Star Blaster en la estrella roja. 

James: ¡Lost Warriors! 

Logrando un resultado apenas un poco más lento que el de la chica que le precedió, James completa la prueba exitosamente. Le sigue Damon, el cual, sólo sonríe y alza su escopeta. 

Damon: Ja, novatos. ¡Spider! 

Treinta esquirlas salen del cañón de Escopeta Pandemonio, demostrando el porqué de su alias pues acierta todos los blancos exactamente al mismo tiempo.

Damon: ¿Podemos pasar a lo siguiente?

El último participante es Gale, el cual carga de aire su preciado rifle, da un respiro profundo y se dispone a halar del gatillo. Pero en ese momento… 

Gale: ¡Whirlwind! 

Damon: ¡Por Dios! , ¡¿que es eso?! 

Gale: ¡Huh! 

El tirador ciego se distrae con el grito y mueve su arma lo suficiente para que su primer tiro falle por completo. Y aunque repite el disparo y acierta con una sola bala a todas las dianas, su error lo deja eliminado.

Gale: Lo siento, jefa. He fallado. 

Jill: Calma, idiota. No hay pasón.

Charlotte: Es trampa, ese desgraciado lo distrajo a propósito. 

Desde su lugar, Damon sonríe, mientras que Ruffian y James se muestran recelosos de él, pues es increíblemente evidente que Gale ha perdido por su culpa. 

Chaps: Es una lástima, pero Los Piratas de la Libélula han quedado eliminados. La siguiente fase es la de Potencia. 

Los miembros rasos del Ave Rapaz quitan todos los pequeños blancos y está vez solo ponen tres, muy, muy grandes y aparentemente también muy resistentes. 

Chaps: Lo que deben hacer es simple, que no quede absolutamente nada de esta cosa tras una sola ronda de sus armas. 

Esta vez, el primero en pasar es Damon, el cual carga su escopeta con algo especial, que brilla de color verde. 

Damon: ¡Gamma…! 

Ruffian: ¡Cuidado atrás! 

Damon: ¡… Blaster! 

Haciendo caso omiso al grito, Damon dispara, y como si su arma se hubiera convertido en una ametralladora de cadena, una centena de tiros seguidos alcanzan y despedazan el blanco, dejando solo su base y unos cuantos trozos pegados a ella.  Luego, Damon se dirige a Ruffian y le da una palmadita a su hombro y a su arma. 

Damon: No funciona conmigo, amiga. 

Rufian: Tsk. 

El siguiente turno para disparar es el de James, el cual, esta vez si se supone serio, cargando su arma de inmediato hasta la estrella blanca, cosa que alarma a Jean y sus camaradas. 

Jean: ¡Ahmmm! ¡Será mejor que todos se hagan un poco para atrás! 

John: ¿Eh? ¿Por qué? 

James: ¡White Star-Echo Stream! 

Varios de los presentes se caen al suelo por onda de choque, sintiendo el calor abrasador sobre su piel. Los que siguen de pie, miran deslumbrados y asombrados que el objetivo a dejado de existir por completo, y también su base, y buena parte del suelo, y una palmera que estaba demasiado cerca. Particularmente Damon mira casi aterrorizado.

Chaps: La… la siguiente es la señorita Ruffian. 

Ruffian: Carajo, eso va a ser difícil de superar. Pero no es nada que no pueda hacer. 

La pelirroja coge entonces su rifle, apunta bien y se prepara para halar del gatillo. 

Ruffian: Match Three x Three. 

La mujer dispara una bala tan veloz que no se ve y despedaza la tercera parte de la diana. Una segunda bala es disparada de la misma forma y despedaza otra parte de la diana. Un tiro más la destrozara, pero cuando trata de tirar el tercero, su arma simplemente no le obedece. 

Ruffian: ¡que carajo…? 

Ella aprieta el gatillo, dos seis, trece veces y nada sale. Su arma se ha encasquillado, y con eso, su ronda se termina prematuramente. 

Chaps: ¡Y los Piratas de Gila son descalificados! 

Ruffian se va de la anilla de competencia, molesta y tratando de averiguar que ocurrió, y es entonces que encuentra un pequeño imán pegado a su arma, el cual ha causado el encasquillamiento. Recapitulando en su mente, se da cuenta de quien lo puso ahí. 

Ruffian: Ese hijo de perra… ¡Ey tu, rubio!

James se voltea sorprendido hacia su rival vencida y ella le dice, con señas, que se ande con cuidado de Damon, a lo que James solo asiente. 

Chaps: ¡Y ahora, el momento que todos esperaban! ¡La última fase de la prueba esta aquí! ¡Sin más preámbulos, la fase de reflejos!

Un miembro de los Piratas del Ave Rapaz lleva entonces una charola, con dos revólveres y varios de los que parecen ser balines de pintura. 

Chaps: ¡La última fase es simplemente un duelo! ¡Darán diez pasos hacia el lado opuesto y luego disparan!

Damon ve ambas armas, las toma entre sus manos, las revisa y luego toma una, haciendo una reverencia para que James tome la suya. 

Damon: Adelante. 

Pero el rubio alza la mano, como haciendo una pregunta. 

James: ¿Hay algún problema si uso mi propio revolver? 

El muchacho saca su revolver apache de sus pantalones

Si bien, la pregunta es objeto de debate por unos minutos, al final se le permite, para extraña molestia de Damon.

Chaps: Muy bien, señores. ¿¡Están listos!? 

James Listo.

Damon: Listo.

Chaps: ¡Caminen! ¡Diez, nueve, ocho, siete, seis! 

Damon: (Cinco, cuatro tres…)

James: (Dos… uno…)

Y entonces ambos disparan. Pro unos segundos no se sabe quien ha sido el ganador, hasta que se ve que escurre pintura. Damon mana pintura justo entre los ojos, donde James le ha dado perfectamente. Pero James tiene también, no uno, sino dos tiros, en su pecho y abdomen. De algún modo, Damon disparo dos veces a la vez que James sólo lo hizo una. Siendo una prueba de reflejos…

Chaps: ¡Y el ganador de la segunda prueba es DAAAMON KAAALOS! 

Capitulo 595: Espadas

Una vez más, los Piratas del Ave Rapaz vitorean a su vencedor, mientras que las otras tres tripulaciones tratan de comportar a sus vencidos.

James: ¡Aghh! ¡Me lleva! ¡Le di justo entre los ojos y aún así perdí!

Taylor: Si te hace sentir mejor creo que le quedo un chichón enorme por eso.

El médico señala al rival victorioso de James, al cual le están limpiando la pintura de la cara pero tiene una marca morada, punzante y dolorosa.

Damon: Le haré pagar a ese mocoso.

Baz: Pero ganaste.

Damon:¡Aun así!

James: Ja, si me hace sentir mejor. 

Chaps: ¡Ahora, pasemos a nuestra siguiente prueba! ¿¡Que será!? ¡¿Que será!? 

Jonh: Es tu turno, Jeany. 

Jean: ¡Voy! 

El peliazul gira la rueda con bastante energía, haciendo que esta se quede un buen rato dando vueltas, hasta que se detiene en la casilla que dice…

Chaps: ¡Espadachines! Espera un segundo, ¡¿espadachines!?... Vaya…  que pronto… ¡Que vengan al ruedo Daryl de Gila e Isabel Anfitrite del Ave Azul! 

Mia: ¡Vamos, Isa! 

Hatter: ¡Tu puedes, Darilyn! 

Pero hay algo extraño, solo ellos dos van al ruedo. Las tripulaciones de John y Jill no han enviado a nadie aún. En el caso de los segundos, es por que no tienen uno, y están eligiendo a quien enviaran. 

Cobbler: ¿Yo? ¿Seguros? 

Luoerca: Eres el único  que usa armas cuerpo a cuerpo, les darás más batalla que nosotros. 

Cobbler: Bueno… 

El médico, con su Bo, se presenta al ruedo, sintiéndose muy fuera de lugar, mientras es presentado. 

Chaps:¡También participan Cobbler de la Libélula y…! 

El presentador súbitamente salta al ruedo, toma su bastón y lo “desenvaina” revelando una espada en su interior. 

Chaps:… un servidor del Ave Rapaz! ¡Y ya que no puedo combatir y presentar al mismo tiempo, lo segundo estará a cargo de Jo! 

El hombre lanza el micrófono a su Camarada y Jo simplemente dice el Wiiiii más desganado y aburrido de todos. 

Jo: Las reglas son simples. Combate a cuatro frentes. Todo se vale. Pierden si los sacan del ring, los noquean o dicen me rindo.  Ahora, comiencen. 

Los primeros diez segundos los combatientes no hacen nada más que tomar y/o desenvainar sus armas y mirarse uno al otro, uno al otro, varias veces. Luego, alguien toma la iniciativa. 

Isabel: ¡Earth Core - Gap of Daisy Fields! 

Deseando deshacerse de sus oponentes rápidamente, la pelimorada clava su espada en el suelo y abre una brecha.  Chaps esquiva con facilidad, Daryl logra de algún modo hacerse a un lado y Cobbler si se cae pues su pata de palo se va al hoyo, y pronto le sigue su cuerpo. 

Cobbler : ¡Woaaah! 

Chaps: Ja, gracias por bajar el número. ¡Fox-trot! 

El brazos largos se abalanza contra ella, haciendo movimientos amplísimos con su espada gracias a sus brazos. Isabel, por fortuna, alcanza a bloquearlo, quedando con sus espadas chocándose. 

Isabel: ¡Handflower Barricade! 

Chaps: Tsk… buena técnica… 

Isabel: Lo mismo digo. 

Aprovechando que sus enemigos están ocupados uno con otro, Daryl bate su espada con fuerza y les lanza un tajo aéreo cruzado. 

Daryl: ¡Crusader Cross! 

La cruz voladora se aproxima a ellos a gran velocidad, y dándose cuenta, inmediatamente rompen el bloqueo y saltan hacia atrás. 

Daryl: Tch… ¡…! 

Cobbler: ¡Leaper! 

Usando su Bo como pértiga, Cobbler sale del agujero en el que lo metió Isabel de un salto, y de paso aprovecha para patear a Daryl en el pecho derribándolo. Viéndolo en el suelo, tanto Cobbler como Chaps tratan de atacarlo a la par. 

Chaps: ¡Quiet Waltz! 

Cobbler: ¡Rib Breaker! 

Un tajo y un golpe directo recibe el espadachín de verdes cabellos, pero para sorpresa de sus atacantes, este está prácticamente ileso, pues se ha  recubierto de haki de armadura. 

Daryl: ¡Blow of the Special Forces! 

Cobbler ¡Gahhh! 

Generando presión de aire, Daryl se quita a Cobbler de encima, mientras que Chaps mira un tanto consternado. 

Chaps: Si sabe haki, será más difícil vencerle. Debo sacarlo rápido. 

Isabel: No es de lo único que deberías preocuparte. ¡Mount Ceiling Flower Snicks! 

Chaps: ¡Hih! 

La mujer lanza una serie de diminutos tajos, que alcanzan a hacer heridas leves, pero Chaps pronto se recompone y lanza hacia abajo un potente estoque con su espada-bastón. 

Chaps: ¡Salsa Caliente! 

Debido a la altura, Isabel no alcanza a bloquear y se ve herida en una pierna, la cual empieza a sangrar, y la tira al suelo. 

Isabel: ¡Aghh! 

Chaps: ¡Rindete! 

Isabel: ¡Nunca! 

Chaps: ¡Como quieras!

El hombre se prepara a hacer un movimiento fulminante pero le llega un golpe en la sien de Cobbler. 

Cobbler: ¡Headshot! 

Esto da a Isabel tiempo suficiente para ponerse de pie, mientras que Cobbler se cubre de los ataques que le van llegando de Daryl. La situación es un completo caos y va escalando a algo más peligroso cada vez. Mientras, sus equipos animan afuera. 

Mia: ¡Vamos, Isa! 

Rickman: ¡Tu puedes, Cobbler! ¡No nos hagas quedar mal! 

Hatter y Ruffian: ¡Darylin! ¡Darylin! 

Carissa: ¡Aplasta a esos debiluchos, Chaps! ¡Pártelos por la mitad!

La lucha sigue así por varios minutos hasta que llegado cierto momento, todos cesan ataque, toman distancia y recuperan el aliento. Se miran los unos a los otros con un pensamiento idéntico, no pueden seguir así o nadie ganará jamás. Una vez más, Isabel toma la iniciativa. 

Isabel: ¡Butterfly Orchid…!

Sus tres rivales alzan su guardia, pues Isabel no parece estar apuntando a ninguno en específico. Pero grande es su sorpresa cuando resulta estar apuntando a los tres a la vez.

Isabel: … Tornado!

Un gigantesco vórtice se genera por la presión de su espada tan grande y tan fuerte que todos en las gradas deben cubrirse, mientras que sus rivales obviamente se ven abrumados. Cobbler incapaz de mantenerse en pie debido a su inestable pata de palo, sale volando y queda fuera del ring.

Jo: Y los Piratas de la Libélula quedan eliminados…

Charlotte: No…

Jill: ¡Maldición!

Chaps y Daryl solo se salvan de correr la misma suerte por clavar sus espadas en el suelo, aunque se nota que a Chaps le ha costado mucho más trabajo pues esta completamente tendido en el suelo, como si alguien lo jalara de los pies. 

Chaps: Me lleva… 

Viendo esta apertura, tanto la Cuchilla del Mar como Pies Ligeros, se abalanzan contra el brazos largos para acabarlo y tener una preocupación menos. 

Isabel: ¡Marguerite Stab!

Daryl: ¡Pilgrim Pass! 

Pero Ritmo peligroso reacciona a tiempo y salta de tal forma que queda en medio de los dos ataques.

Isabel: ¡…!

Daryl:¡…!

Luego pega una patada en la tripa a Isabel, causándole serios daños debido a los clavos en los zapatos de su atacante. A la par, Chaps lanza su sombrero a Daryl en la cara, el cual también tiene clavos y resulta que pesa mucho más de lo que aparenta.

Chaps: ¡Tap! ¡Tip!

Daryl: Ughh

Isabel:¡Gahh!

TJ: ¡No es justo! ¡Hizo trampa! ¡No uso su espada! 

Carissa: Todo se vale, niño

Ambos quedan en el suelo, adoloridos. Tratan de levantarse rápido, pero cuando lo ven, ya es tarde.

Chaps: ¡Passionate Tango! 

Cuál cañón, el ataque manda a volar a Cuchilla del Mar y Pies Ligeros, cayendo ambos fuera del ruedo.

Chaps: Jaja, gane.

Jo: Lo que el dijo…

Tres para el Ave Rapaz. Los demás, cero.  

Capítulo 596: Mapa

Tras la tercera prueba, se declara un pequeño descanso para que la arena pueda ser restaurada de daños por los rasos del Ave Rapaz, y que sus médicos atiendan a sus respectivos heridos. Cobbler incluso se atiende a sí mismo. Mientras lo hacen, las tripulaciones de los hijos de Pluma Roja comentan entre ellas sobre el mismo tópico en tres conversaciones diferentes. 

James: No podemos seguir así. 

Jean: Lo se, la cosa pinta mal. 

Luperca: A este paso no sólo perderemos todas las pruebas, los del Ave Rapaz ganarán todas. 

Jill: Necesitamos ganar, a cualquier costo. 

Hatter:  ¿Están pensando lo que to estoy pensando?

Jonathan: Es la única opción. 

Las tres tripulaciones hacen cada una un círculo y juntan las manos de sus integrantes para luego alzar las al cielo. 

Piratas del Ave Azul, Gila y Libélula: ¡Hagámoslo! 

Casi a la par, la arena es reparada y la prueba cuatro está a punto de comenzar. 

Chaps: ¡Gira la rueda, capitán! ¡¿Cuál es nuestra siguiente prueba!? 

Ante los vítores de su tripulación, Pluma Roja gira la rueda y la prueba queda determinada rápidamente. 

Chaps: ¡Y son los navegantes, señoras y señores! ¡Que pasen Jo del Ave Rapaz, Tiberius Jack de Gila, Charlotte de la Libélula y Angélique del Ave Azul! 

Todos se apresuran a ir al ruedo, menos Jo que va con su usual y hasta desesperante paso lento. Todos van cargados con log poses, catalejos,  instrumentos de medición, así como papel, tinta y plumillas. Una vez ahí, les son dadas las reglas. 

Chaps: Tendrán una hora para recorrer, hacer un mapa de la isla en que estamos y volver, Shikisai. Como siempre, todo se vale. Ahora, ¡Comiencen! 

Con el tiempo que tienen para la tarea encomendada, Angélique llega rápido a una conclusión. 

Angélique: Terreno alto. Así veré toda la isla con facilidad. 

La pelirroja inmediatamente sale corriendo hacia la parte más alta de la isla, sorprendiendo a los espectadores con la potencia de sus piernas. El único inconveniente para la pelirroja, es que no es la única que ha tenido la misma idea, todos sus rivales también van al mismo lugar y al menos dos de ellos le igualan en velocidad. 

TJ: ¡Hola! 

Charlotte: ¡Fuera de mi camino! 

Jo, como siempre va pero a su paso a pasito. No obstante,  ya ha sacado sus cosas para dibujar, como si estuviera lista para trazar.

Jo: Solo necesito una refrescada de memoria rápida y podre dibujar toda la isla a la perfección. 

Pero cuando se dispone a dar un vistazo de lejos para ayudarse, nota que su catalejo no está en su lugar. 

Jo: Hmmph…

La mujer lo busca en las cercanías, pero no lo encuentra, y esto es porque está en el cinturón de Charlotte, que lo robo en cuanto tuvo oportunidad. Esta y los otros dos navegantes, siguen corriendo cuesta arriba, para llegar a la parte más alta de la isla. 

Angélique : Todos tuvieron la misma idea, ¿Eh? 

Charlotte: ¡Maldición, cómprense un cerebro! 

Van tan rápido y tan cerca de uno de otro, que en cierto punto el pie de TJ, aparentemente se atora en una raíz y se cae, tirando a las otras dos navegantes también. 

TJ: ¡Woahh! 

Angélique: ¡Gyah! 

Charlotte: ¡Ughh! 

TJ: ¡Oh vaya, yo lo siento tanto! 

El muchacho ayuda a Angélique a levantarse y esta le da las gracias, pero cuando intenta lo mismo con Charlotte, tiene que hacerse para atrás para esquivar los clavos de sus botas. 

Charlotte : ¡Niño idiota! 

TJ: ¡Aahhhhh! ¡Lo sieeeentoooo! 

El niño sale corriendo para huir de la ira de Charlotte, mientras que esta se levanta y se limpia el polvo. 

Charlotte : No lo sigo solo porque me hace perder el tiempo… 

La mujer de los clavos de hierro se va, sin darse cuenta de que el frasco de tinta que llevaba ya no está, y no muy lejos de ahí, TJ lo tiene en su mano. El tropiezo ha sido una trampa para quitárselo. 

TJ: Jeje, lo siento, no lo siento. 

Angélique, por su parte, ha decidido calmar su marcha una vez cerca de la cima de la isla, buscando un buen lugar de observación.

Angélique: Hmmm… por aquí debería de haber un buen… ¡Woah!

Por accidente y sin intervención de nadie, Angélique se cae otra vez, al tropezar con una piedra. 

Angélique: ¡Au! 

Para colmo de males, tan mala suerte que aterriza en su catalejo y un sextante que llevaba para hacer mediciones. 

Angélique: ¡Au! ¡Me lleva el carajo! 

Molesta, la chica se levanta y se dispone a patear la roca que la hizo caer, pero se detiene en seco al ver que no es una piedra cualquiera. Tiene nombre, un epitafio, y al mirar con detenimiento , se da cuenta de que hay flores y velas rodeándole. 

Angélique: Un altar… o una tumba… 

Sintiéndose un poco culpable por haber sido tan irrespetuosa, Angélique presenta sus respetos y se va, encontrando prácticamente al lado el lugar perfecto para hacer su observación y también dibujar. 

Angélique: Que lugar tan bonito, debe ser una buena última morada. Ya no tengo mis materiales pero creo que puedo hacerlo a ojo. 

Un rato más tarde, alrededor de la arena, todos los no participantes esperan a sus navegantes, hastiados, pues no hacen nada.

Hatter: Esta tiene que ser la prueba más meh hasta ahora. 

Ruffian: Concuerdo… 

Rickman: Le reclamarle a Charlotte por lo aburrido que es su trabajo. 

Cobbler: Ja, eso lo quiero ver. Te partirá el hocico. 

Chsps: ¡Y quedan diez minutos! 

James: No…. Todavía… 

Big Bird: No, no… 

Pero no es mucho lo que deben esperar más, pues pronto, alguien grita que uno de los navegantes viene de regreso. 

Chaps: ¡Y el primer Navegante en volver es… Jo! 

Sorprendentemente o de forma totalmente esperada, es La Calma quien va regresando primero, con una hoja enorme ondeando desde su mano, el mapa que ha dibujado. Los miembros de otros equipos comienzan a desanimarse pues creen que de nuevo perderán contra el Ave Rapaz. 

Chaps: ¡Cinco minutos! 

Pero es en ese momento que se empieza a oír algo similar a truenos que vienen dee donde comienza la vegetación. Estos resultan no ser otros que Angélique y TJ, que también van a toda velocidad, con sus mapas dibujados y pronto alcanzan a Jo. 

TJ: Oiga, ¿señor...a? 

El muchacho se refiere a Jo quien voltea solo, para recibir el golpe de la tinta que TJ antes robo, la cual se escurre toda sobre Jo y crea una serie de manchas voraces al alcanzar el papel de su mapa, cuyos dibujos y letras quedan irreconocibles. 

Jo: Oh… eso no es bueno. 

El equipo de los Piratas se Gila vitorea al muchacho pues ha arruinado las esperanzas de la tripulación de Black padre, pero se desvanecen cuando, de la nada, sale Charlotte y raja su mapa con un clavo lleno de sangre, dejándolo completamente roto.

TJ: ¡NOOO! 

Charlotte: Con que fuiste tu el que robo mi tinta, ¿Eh, mierdecilla? 

TJ:¡Eeep! 

La mujer tiene muy mal aspecto, se ve pálida y agotada. Tiene un horrible corte en un brazo pero lleva un mapa en su mano, que al verse con detenimiento, se nota que fue dibujado con una sustancia rojiza. Al perder su tinta, Charlotte ha usado su propia sangre para dibuje su mapa.

Chaps: ¡Tiempo! 

Los cuatro navegantes entregan su mapa como esta al presentador. Debido al estado deplorable e ilegible de los de TJ y Jo, todo se reduce a las chicas de las botas, cuyos mapas son comparados junto un mapa real y profesional de la isla. 

Chaps: Después de mucha observación, hemos determinado que si bien ambos son excelentes mapas son muy buenos, el de la señorita Angélique tiene una leve imprecisión en la altitud de la isla, por lo tanto, la ganadora es… ¡Charlotte de la Libélula! 

Charlotte: ¡SII! Ughh… me siento mareada… 

Piratas de al Libélula: ¡Yeeeeeah!. 

TJ: ¡Tan cerca! 

James: Bueno, al menos no fueron los del Ave Rapaz.

John: Hmmm…

Y así, la Libélula suma un punto.   

Capítulo 597: Estarás bien

Tras su primera victoria, los Piratas de la Libélula siguen celebrando. 

Piratas de la Libélula: ¡Woohooo! ¡Uno! 

Jill: A partir de ahora, ganaremos todos. 

Piratas de la Libélula: ¡Siiiiii! 

Charoltte: ¡Siiiiii…! *se marea*

Cobbler: Tch… ven acá, te atenderé antes de que te desmayes.

Pero al otro lado de las gradas, John se ve por todo menos feliz por el hecho de que los hombres de su hija hayan conseguido un punto. Por su parte, las otras tripulaciones comentan sobre el punto. 

Jonathan: El siguiente nos tocara a nosotros, no se preocupen. 

Jean: Vamos por el siguiente. 

Chaps: ¡¿Qué será!? ¡¿Qué será!? ¿¡Cuál será la siguiente prueba!? 

Nuevamente, es turno de girar la rueda de Jill. Y está ahora de tan buen humor que sólo le da un toquecito, por lo que cae en la casilla que le sigue inmediatamente. 

Chaps: ¡Y es el turno de los médicos!  ¡Que vengan Taylor del Ave Azul, Cobbler de la Libélula, Hatter de Gila y Baz del Ave Rapaz! 

Los aludidos inmediatamente corren al ruedo, con sus equipos apoyándolos mientras los rasos del Ave Rapaz montan algo parecido a pequeñas tiendas de campaña y suben algo a todos los navíos.

Samir:¡Tu puedes, cielo! 

Ruffian: ¡Tu chico guapo te apoya, Hattie! 

Rickman: ¡No vuelvas a perder, Cobbler! 

Piratas del Ave Rapaz: ¡Vas, Baz! ¡Vas, Baz! 

Chaps: OK, la prueba de los médicos describe la siguiente situación ficticia. Ustedes son médicos de facciones enemigas en un campo de batalla. Su trabajo es atender a un herido, que estará en sus respectivos barcos, y trasladarlo a la zona segura. 

El brazos largos señala las tiendas que han armado en el ruedo, una para cada médico. 

Chaps: Cabe notar que son de bandos enemigos por lo que pueden atacar al médico rival o al paciente todo lo que quieran. Gana quien llegue primero y con su paciente en las mejores condiciones. 

Hatter: Vaya, que rebuscado. 

Taylor: Supongo que era difícil poner otra prueba para nosotros médicos. 

Chaps: ¡Ahora, comiencen! 

Dada la señal, todos se trasladan a velocidad de miedo a sus respectivos navíos.  Hatter se eyecta a sí misma con sus rampas. Taylor se balancea con sus telas, Cobbler usa su técnica de la pértiga y Baz solo da un salto con sus poderosas piernas. 

Taylor: Muy bien, ya estoy aquí, ahora, ¿Dónde está el…? 

Pero tan solo al mirar al fondo de la cubierta, lo vez y se da la misma situación en los otros barcos. Un “muñeco dummie” tamaño natural, tirado y cubierto de sangre falsa. 

Cobbler: ¡Ahí! 

Todos corren hacia su “paciente” para examinarlo, sorprendiéndose todos, menos Baz, con lo realistas que son los Dummies. 

Cobbler: ¡Ughh! Bizarro. 

Taylor: Da miedo. 

Hatter: * picándolo con el dedo* Jaja, pensé que era un cadáver de verdad. Díganme que no grita. 

Todos los Dummies tienen exactamente las mismas heridas. Una cortada grande en la pierna y dos impactos de bala, tras revisarlos y diagnosticar los, los médicos ponen manos a la obra. 

Cobbler: Lo primero es parar la hemorragia en la pierna… 

Hatter: Un torniquete. Hace falta un torniquete. 

Taylor: Las balas no parecen haber perforado nada vital. 

Baz: Solo debo sacarlas y luego coser. 

Por varios minutos, los médicos trabajan afanosamente para “tratar a sus pacientes”. Pronto, Baz y su paciente son los primeros en estar listos para su “traslado a la zona segura”. 

Baz: Listo. Ya está…pero eso deja la duda, ¿los otros  como van? 

La mujer se alza para ver, cosa que no le cuesta trabajo con su imponente altura, y nota que al menos uno de sus oponentes ya casi va a la par que ella. Y eso no le gusta. 

Baz: Creo que ya va siendo la hora de jugar al soldadito… 

Cobbler por su parte, ya ha terminado de “curar las heridas” y ahora sólo piensan como va a bajar a su Dummie. 

Cobbler: Creo que, si hago una camilla con unas cuerdas… 

Pero justo en ese momento, Baz se aparece dando saltos en el Devil Horse y se yergue amenazadoramente en la baranda. Cobbler, sintiendo peligro inmediato, coge su Bo y alza su guardia. 

Cobblerb ¡Atrás! 

Baz: Cobbler, ¿no? Veo que hiciste un excelente trabajo atendiendo a tu paciente”. Pero creo… ¡Que le faltó una herida! ¡Bloody Bullet! 

La mujer se quita de encima a Cobbler de una patada, y luego pega otra a su Dummy, oyendo se como se le rompe la cabeza. 

Cobbler: ¡Maldita! 

Pero Baz ya se ha ido, y se dispone, ahora que se ha encargado de su rival, a bajar a su “paciente”. No es algo que le cueste mucho trabajo, simplemente, lo carga con ambos brazos y se dispone a saltar hasta la arena y a la zona segura. Pero en cuanto su cuerpo se proyecta hacia arriba, una cinta le atrapa una pierna. 

Baz: ¡Woahh! 

La cinta la hala hacia el suelo y ella cae de cara, pues sube los brazos para mantener a su paciente “a salvo”. Al mirar, para buscar el origen de la cinta, se encuentra con Taylor, el cual ya ha terminado también con su paciente y no pretende que nadie llegue primero que el. 

Taylor: ¡Adiós! 

Con su Dummie atado a la espalda, se dispone a balancearse con sus cintas y llegar primero, pero Baz, con su Dummy aun en brazos, salta hacia él, dispuesta a detenerlo. 

Baz: ¡Claw Assault! 

Taylor: Woah. 

De algún modo, el esquiva yambos logran llegar al suelo, con sus pacientes. Pero se quedan peleando, uno contra otro, para evitar que el otro gane. 

Baz: ¡Bloody Bullet! 

Taylor: ¡Hydra Head! 

Las tripulaciones de ambos están enardecidas, apoyando a sus respectivos médicos que se han convertido en contendientes. 

Mia:¡Vamos, Taylor! 

Carissab ¡Vas! ¡Baz! 

Pero tan enfrascados estan en su batalla que no se fijan en la tabla que de pronto se asoma en la Scale Imperatrix, y en la cual aparecen unos pies con patines. 

Hatter: ¡Skate Park! 

Hatter, que todo el tiempo se mantuvo al margen, crea una rampa a partir de la tabla que va justo al suelo. Y llevando a su paciente en la espalda, se desliza a toda velocidad.

Hatter: ¡Adiós tontos!

Taylor: ¡Ay no! 

Baz: Carajo, me olvidé de ella

Tanto el pelirrojo como la mujer de las piernas largas tratan de detenerla, pero ella va tan rápido que no la alcanzan. Ella ya ha dejado a su paciente en su tienda, perfectamente “curado y a salvo”.

Chaps: ¡Y la ganadora es Hatter!

Los de Gila suman uno.    

Capítulo 598: Melodía

Piratas de Gila: ¡Hatter es la bestia! 

Hatter: ¡Soy la bestia! 

Ruffian: ¡Ven acá! 

Los Piratas de Gila celebran su primer punto gracias a su médico, y como recompensa para ella, Ruffian le da un apasionado beso en la boca. Jonathan por su parte le da una palmadita en la espalda y luego le lanza una mirada con una cantidad increíble de burla a su padre, el cual se ve aún más infeliz que antes. 

Chaps: ¡Y con esto los puntos van así! ¡Uno para la libélula! ¡Uno para Gila! ¡Tres para el Ave Rapaz! Y ninguno para el Ave Azul, awww. 

Jean: Tch… muchachos hay que ponerse las pilas. 

Chaps: ¡Y ahora entramos en nuestra prueba número 6! ¡Capitán Jonathan, si nos hace el honor! 

El Lagarto Monstruoso, ahora bastante feliz, saca sus músculos de la forma híbrida y le da a la rueda con todo. Esta se queda girando por un minuto entero hasta que se detiene, y cuando lo hace, los del Ave Rapaz comienzan a gritar, aunque no así las otras bandas. 

Carissa: ¡Frescazo! ¡Punto asegurado! 

Chaps: ¡Es turno de los músicos! ¡Que pasen Passerby de Gila, Morgan de la Libélula, Katrina del Ave Azul…! 

Morgan: ¡Oh! 

Passerby: ¡Voy! 

Katrina: ¡Si! 

Es entonces cuando los tres músico se da cuenta porque sus tripulaciones están tan apagadas y los del Ave Rapaz, tan jubilosos. 

Chaps: ¡… y John Black del Ave Rapaz! 

Katrina, Morgan y Passerby: Uy… 

Con los cuatro músicos en el ruedo, se procede a explicar la prueba. 

Chaps: ¡Esta prueba es un show de talentos! ¡Cada uno tendrá su turno para interpretar una pieza o canción de su gusto y estilo que prefiera! ¡La que reciba mayor ovación del público, gana! ¡Obviamente, esta es una competencia desleal, así que pueden hacer todo lo que gusten para arruinar las interpretaciones ajenas! ¡Ahora, ¿Quién será el primero en pasar?! 

Ninguno se anima en principio, todos saben que en un show de talentos la primera y la última presentaciones son las que más expectación generan, y eso es un arma de doble filo. Finalmente, animado por la reciente victoria de su equipo, Passerby decide ir primero. 

Jonathan: ¡Vamos, Pass! 

Junk: ¡Tu puedes, By! 

El hippie se coge su guitarra de colores y una grabadora para hacerle de acompañamiento. Luego, se pone al centro del ruedo y dice algo propio de un intérprete callejero. 

Passerby: Mire, señor, señora, buenas tardes. Yo no vengo a importunarle, al contrario, lo que quiero es entretenerle un ratito. Les voy a interpretar esta canción muy especial que se llama “El Aparato”. 

Su guitarra comienza a sonar al ritmo de sus dedos en una canción extraña pero melodiosa. 

Carissa: Hmm… peculiar. 

Luego, el músico rubio comienza a cantar. De la misma extraña forma en la que está tocando. 

Passerby: Ayyyyyyyy. Que hombre que maneja el aparato. Cuando voltee, lo tenía arriba. Es una luz. Algún tiempo me dejó inmóvil, solo me quedo el zumbido de la luz. 

Taylor: Yo conozco esa canción. Me gusta. Se que debo apoyar a Katrina pero debo reconocer que el tipo es bueno. 

Ante ese comentario, todos los del Ave Azul miran raro a Taylor. 

Taylor ¿Qué? 

Los Piratas de Gila vitorean y cantan al ritmo de su Camarada, y algunos miembros de la Libélula y el Ave Rapaz también. Ante esto, sus competidores deciden que no pueden permitirse que el rubio siga tocando. 

Morgan: ¡Metal Wind- Brass White! 

La anciana trata de mandar al hombre a volar de un soplo de su trompeta pero este resiste bien clavado en el suelo, aunque el ruido de la trompeta le eclipsa por un momento . Además, sus otros contrincantes también le atacan. Katrina le arroja sus cuchillos clonados, mientras que John toma ambas escopetas de sus piernas y le dispara. 

Katrina: ¡Copy Knife- Fan! 

John: ¡Two Women Kiss! 

Los proyectiles vuelan hacia Passerby, no obstante el se cubre y a su guitarra de haki de armadura, quedando ileso ante los disparos, aunque desafina ligeramente al perder su concentración por un momento. 

Passerby: Y yo se que vendrá por mi. ¡Ayy! ¡Y me llevara a un jardín! ¡Ay hay hay hay! 

Piratas de Gila: ¡Ay hay hay hay!

Passerby al final termina su interpretación y un aplauso moderado del público se oye. Su canción fue buena pero lograron desconcentrarlo un par de veces, muy para su pesar. 

Chaps ¡Y ese fue Passerby de Gila, señoras y señores! ¡Ahora, ¿Quién será el siguiente número? 

Quién decide pasar después es Morgan. Esta también toma una grabadora aunque más antigua, y su trompeta. Luego, se pone al centro del ruedo y hace una reverencia. 

Morgan: Buenas tardes, jóvenes. 

Acto seguido, comienza a tocar su trompeta en una melodía fuerte, animosa, y altamente bailable. 

Damon: Nada mal. 

Mía: Muy buena para una fiesta. 

Luego, la vieja mujer comienza a cantar, añadiendo aun más ritmo a su música. 

Morgan: Todo aquel, que piense que la vida es desigual, tiene que saber que no es así, Que la vida es una hermosura. Hay que vivirla. 

Varios de los Piratas de la Libélula se ponen a bailar mientras cantan los coros. 

Piratas de la Libélula: Ay, no hay que llorar. Que la vida es un carnaval. Que es más bello vivir cantando. 

Una vez más, la interpretación está resultando excelente, por lo que sus rivales se deciden a arruinarla. El primero que la trata de atacar es Passerby, el cual salta con su guitarra, dispuesto a usarla como mazo. 

Passerby: ¡Rock! 

No obstante, la anciana toma su bastón con la mano, lo detiene y lo obliga a retroceder. Pero aunque sigue tocando con la otra mano,  pierde el ritmo. 

Katrina: ¡Es la oportunidad perfecta! ¡Riot Gear Squad! 

John: ¡Ahora! ¡Goodbye Kiss! 

Katrina lanza al menos cinco clones a que tacleen a la anciana, mientas que John dispara una de sus escopetas. Morgan, para evitar el ataque, se ve forzada a dirigir su trompeta hacia ellos y, sin cortar su canción, aumenta la fuerza de su aliento todo lo que puede. 

Morgan: (Metal Wind - Brass Round! 

Por el aire y el sonido, el disparo detona y los clones se desvanecen antes de que de lleguen a ella, pero hacer esto la hace desafiar de forma increíblemente horrible y hace que a todos los presentes les duelan los oídos. No mucho después, la mujer termina su interpretación, y hace reverencia para despedirse mientras recibe un aplauso apenas tan fuerte como del de Passerby. 

Morgan: Hmph… no es lo que esperaba. 

Chaps: ¡Y esa fue Morgan de la Libélula! ¿Cuál será el siguiente intérprete! 

Con un gesto de su mano, John le indica a Katrina que puede ir al ruedo. 

John: Ve si quieres. 

Pero esta niega lento con la cabeza y le sonríe. 

Katrina: Si me lo permite, me gustaría pasar última. 

Aunque esto sorprende un poco al músico y capitán pirata, termina por sonreír. 

John: Como gustes, niña. 

Katrina: Tsk… no soy una niña. 

Con esto, el patriarca Black sale al ruedo, con su guitarra en la mano, mientras unos de sus hombres rasos lleva una lujosa consola de sonido.

Chaps: ¡Y el siguiente es el guitarrista de guitarristas! ¡John Black, señores! 

Piratas de Gila: ¡Woaaaah! 

John: Je. Ya tengo esto ganado. 

¿Qué tocara Pluma Roja?          

Capítulo 599: Lutin

John plays

Un tono como de campanas celestiales sale de la consola de sonido, y dos segundos después, John empieza a tocar una canción absolutamente pesada, tal como en su presentación un día antes. El ritmo nuevamente es metal, aparentemente su genero favorito, y no tarda en encender a su tripulación. 

Carissa: *agitando la cabeza y la melena a un ritmo que dislocaría cuellos* ¡Woooh! 

Damon:*tocando la guitarra de aire* ¡Siiiiiii! 

Ushimaru: *haciendo manos cornutas* ¡Eso es todo! 

Los dedos de John sobre las cuerdas se mueven más y más velozmente,  casi hipnotizando a los que le ven, incluyendo a los de Gila, la Libélula y el Ave Azul. 

Rickman: ¡Charlotte! ¡No agites la cabeza! 

Charlotte : No puedo evitarlo. 

James: *apretando la boca* (Resiste. No lo disfrutes) 

Los otros músicos obviamente lo notan y deciden acabar con él tan rápido como les sea posible. El primero en intentarlo de nueva cuenta es Passerby, el cual se arma con su guitarra y la imbuye en haki de armadura. 

Passerby: (Si le gusta el metal pues será…) ¡Metal! 

El rubio intenta pegarle en la nuca, pero se ve repelido al hacerlo y literalmente sale volando. John ha activado también haki para protegerse, lograndonlo sin moverse de su lugar e incluso agrietado la guitarra de Passerby. 

Passerby: ¡¿Pues que tan duro es su haki!? 

La siguiente en intentar algo es Morgan que se arma con su trompeta, pero antes de que siquiera pueda acercar los labios para soplarla, John sea agita hacia ella si dejar de tocar y esta sale disparada de sus manos. 

Morgan: ¡¿Pero que?! 

La mujer, tan rápido como le permiten sus años, se apresura a recogerla, encontrando que está esta atravesada por una pluma. Una simple pluma blanca, negra y roja. 

Morgan: ¡¿Qué hizo!? 

La última en intentar algo es Katrina, la cual se replica unas treinta veces y luego, armados con Black Obsidian todas ellos, las envía sobre John, en un intento de detenerlo y tal vez, romperle las cuerdas de la guitarra. 

Katrina: ¡Replicant Thirty!  ¡Riot Gear Squad! 

Pero sin siquiera moverse, y aparentemente sin hacer nada, los clones de Katrina son detenidos por una impresionante ráfaga de viento, enviados lejos y destruidos. 

Katrina: ¿¡Huh!?

No obstante, aunque la joven músico no tiene ni idea de que pasó, algunos en el público si lo saben. 

Evangeline: Lo viste, ¿verdad? 

James: Más bien lo sentí pero si. 

Gareth: Así que esas son las legendarias alas de Pluma Roja. 

Jean: Sabía que el también podía hacerlo. 

John sigue con su interpretación. Moviendo las manos y los dedos rápido. Sus ojos están cerrados. Esta completamente concentrado. La música de su guitarra se hace más fuerte, más rápida, más ruidosa, más enérgica, y luego, súbitamente, se detiene en seco. John se queda ahí, solo respirando agitado por el esfuerzos y luego, todos sus camaradas y algunos de los de sus hijos estallan en aplausos. 

Carissa: ¡Ya es prácticamente nuestro! 

Damon : ¡Siiii! 

John se retira del centro del ruedo, satisfecho y lanzando a sus competidores una mirada que indica confianza, superioridad o hasta un “nunca tuvieron oportunidad”. 

Chaps: ¡Y ese fue nuestro querido John Black! ¡Ahora, la última presentación! ¡La joven y pequeña Katrina! 

Katrina: *gritando internamente* (¿Me dijo pequeña?) 

Chaos: Puedes comenzar cuando quieras. 

Katrina: Ah si, un segundo. Todavía no he terminado de bajar el piano. 

Todos: ¿Piano? 

Una docena de clones de Katrina ha movido el piano desde el sal o de baile del Ocean Spirit al ruedo u desaparecen al dejarlo. Un último clon entrega a Katrina un estuche, revelando un violín a la abrirlo. 

Morgan: Dos instrumentos. 

Passerby: Oh no. Ya se que pretende la mocosa. 

Con su violín en la mano, la chica hace reverencia al público y dice. 

Katrina: La Ronda des Lutins. La ronda de los diablillos.

Todos: ¿Huh?

Acto seguido hace una reverencia hacia la nada y aparece otra ella, con un violín y luego otra ella aparece en el piano y comienza a tocar con fuerza.  

Ronde des Lutins
 

Luego, comienza la Katrina original del violín. Mueve el arco velozmente una vez, para, y luego su clon toca la siguiente “linea”. 

John: ¿Pero que? 

Una Katrina toca una parte, luego la otra la complementa. Una Katrina toca y la otra le responde,una y otra vez, una y otra vez... y así muchas veces. Sus dedos en sus arcos y cuerdas son rápidos y precisos. Casi se diría que… 

Carissa: Esta haciendo una competencia de violín.. ¡Con ella misma! 

Damon: No, es más como una… 

John:… conversación. 

Y eso es lo que ocurre, Katrina, con su interpretación magistral, hace hablar a los violines, mientras todos los presentes miran completamente anonadados.

Angélique: Wow. 

Mia: Katrina se está yendo de madres… 

Dándose cuenta de esto, su competencia se da cuenta de que tiene que detenerla a cualquier costo. Passerby, una vez más ataca con su guitarra imbuida en haki. 

Passerby: ¡Power Metal! 

Pero antes de que siquiera pueda acercarse más, una decena de clones de Katrina extras aparecen y le golpean una tras otra en el estómago, dejándolo en el suelo. 

Passerby:.*jadeo* *tos* *jadeo* Me lleva… 

Morgan en la siguiente en atacar. Con su trompeta rota, intenta usar su bastón para atacar a las Katrina que tocan. Pero estas esquivan todos los golpes, sin dejar de tocar. ¿Cómo lo hacen? Bailan. Se pasean por toda la anilla, saltando y dando vueltas sin dejar de tocar, sin dejar de hacer que sus violines hablen, pronto, Morgan se agota y no puede seguirle el ritmo. 

Morgan: Ufff… La ancianidad… 

John Black por su parte, decide tomar un enfoque diferente. Atacar a la Katrina pianista, por lo que saca sus escopetas y sin pensárselo dos veces, dispara en múltiples ocasiones. 

John: ¡Shower of Lovers! 

Pero sin ni siquiera inmutarse, Katrina usa su Replicant Body Guard una y otra y otra y otra vez, deteniendo cada disparo antes de que siquiera logre acercarse. John, intenta e intenta disparar pero súbitamente , un clon le cae desde arriba, le roba las escopetas y le apunta con ellas. 

John: ¡Woah! 

El hombre sólo se queda alzando los brazos, demasiado sorprendido. Katrina por su parte sigue tocando con todo su corazón, arrasando el piano, haciendo hablar y reír al violín, bailando con la gracia de un hada… no, de un diablillo, hasta que su pieza finaliza.

Todos:…  

Las Katrinas guardaespaldas, la Katrina del violín y la del piano hacen reverencia y desaparecen, dejando a la Katrina real, la cual abandona el ruedo con una sonrisa. Los que la han observado están en su mayoría sin habla. Algunos tiene sonrisas enormes. Otros, bocas abiertas como idiotas. El primero que logra romper el silencio es Chaps, aunque le cuesta trabajo.

Chaps: Y esa… ehem… fue la señorita Katrina… y ya que es la única que ha dejado sin palabras a todos, creo que ya sabemos el resultado. Los… Piratas del Ave Azul… ganan…          

Capítulo 600: ¿Creyeron que lo decía de juego?

Y llegamos a 600. ¿Qué rápido, no? Recuerdo que cuando llegué a 500 Gara me amenazó con amarrar a las vías del tren por el dibujo que hice de Maxwell y Jean. Cuando llegue a 400, Piece estaba demasiado feliz porque Samir por fin se volvía nakama. Cuando llegue a 300, Kanda me medio reclamo porque el Shinko del dibujo era de menor calidad que el que le dibuje alguna vez en un pedido . Cuando llegue a 200, el escaneo salió borroso y nunca me moleste en sacarlo bien. Cuando llegue a 100 ni siquiera pensé en hacer un dibujo. Ahhh, bellos tiempos. Gracias por vivirlos junto a mi. Y aquí tengo a unos personajes muy queridos por mi y ustedes que también quieren celebrar.  Disfruten el cap 600.

Feliz 600

 Jean: ¿¡Quién ganó! ? 

Pirata del Ave Azul: ¡Nosotros! 

Jean: ¡¿Gracias a quien?! 

Piratas del Ave Azul: ¡Katrina! 

Los Piratas del Ave Azul celebran muy fuerte su primera victoria. Todos ellos cargan en hombros a Katrina, la arrojan al aire y la vuelven a atrapar, igual que un novio en una boda. 

Katrina: Jajajaja. Esperen. Me voy a marear.

Los Piratas de Gila y de la Libélula, aparte de consolar a sus respectivos músicos, parecen encontrar interesante que al fin la competencia se está poniendo competitiva. No obstante, no pasa lo mismo con el Ave Rapaz.

Carissa: *En voz baja* ¿Ahora que? 

Damon: *también en voz baja* No se. 

 Todos los miembros de alto rango se miran preocupados. Y John parece absolutamente infeliz. No infeliz como en furioso, sino más bien… ¿triste?

John: Hmmm…

Por su parte, Chaps sigue con su trabajo de presentador.

Chaps: ¡Haciendo un recuento rápido, la cosa va así! ¡Los Piratas del Ave Rapaz van a la cabeza con tres puntos! ¡Y los del Ave Azul, la Libélula y Gila están en un triple empate a un punto! ¡¿Cuál será la siguiente prueba!? ¡Lo averiguamos mañana, porque ahora, es hora de comer! 

Y dicho esto, el presentador deja su puesto mientras las docenas de rasos del Ave Rapaz preparan mesas y un fogón gigantesco. Una parrillada es lo que se cuece… literal y figurativamente. 

Luperca : Hmmm… que buena carne. 

Cissy: Si, es bastante sabrosa. 

Luperca: A ver si cocino algo así de bueno mañana que me toque competir. 

Cissy: Oh, cierto. Tu aún no has pasado, Sweetie. 

Ese tema de conversación es común en las otras mesas. Quien no ha competido, contra quien competirá y cuál será su prueba. 

Hatter: Mi Georgie iría contra… la alimaña de pajarraco del Peliazul y… los lobos de la Libélula…  ¿y quien más? 

Victoire: Ni idea. No parece que los del Ave Rapaz tengan animales. 

Evangeline: ¿Qué podría hacer yo en mi prueba? 

James: Pues… supongo que hacer un invento o un experimento… ¿algo así? 

Angélique: Bueno, sea lo que sea, espero que te vaya mejor que… 

La pelirroja se da cuenta una vez más que John Black la mira fijo, y de nueva cuenta, en cuanto se voltea a verlo, este se hace el loco. A Angélique eso la pone nerviosa. ¿Qué tanto le ve? ¿Qué pretende? John, por su parte, cena con sus hijos, cada uno de los cuales se está sambutiendo un inmenso pedazo de carne en la boca. 

Jean: *con la boca llena* Efto efta buenífimo. 

Jill: Ñam Ñam. 

Jonathan: *tratando con dificultad* Si, ¿pero saben que es mejor? ¡Como les ganó Hatter a sus médicos! Ni siquiera supieron lo que les pasó, jejeje. 

Jill: Ay, por favor. Mapa hecho con sangre. ¿Qué le puede ganar a eso? 

Jean: Yo te diré que. Mi músico venció a papá. ¡A papá! Dense cuenta de lo que estoy diciendo. 

Los tres hermanos se ríen y John lo hace también, pero, por alguna razón, no se oye sincera su risa. 

John: Que buenos tripulantes se han conseguido, chicos. 

El hombre toma un tarro de cerveza y dice algo antes de empinárselo entero. 

John: Serán finos subordinados de quien gane. 

El hombre bebe su cerveza, mientras sus hijos le miran, con los ojos abiertos como platos. Cuando la termina, el hombre se da cuenta de esto y se le ve conflictuado. Suspirando, se pone las manos sobre el puente de la nariz y procede a explicar.

John: ¿Creyeron que lo decía de juego? 

Nadie le responde. 

John: A ver. Ya no son niños. Los tres son adultos, y quiero creer que son adultos responsables, de palabra y que afrontan las consecuencias de sus actos. Dijimos que quien perdiera se subordinaría al que ganará y ustedes lo aceptaron. 

Los tres hermanos permanecen en silencio… en shock… parecen niños pequeños regañados por su padre y en cierta medida lo son, pero lo que les han dicho les parece… ¿impensable? ¿Imposible? ¿Intolerable? No lo saben bien pero no les gusta. Se sienten raros, como si los hubieran golpeado en la tripa y también, se los han hecho. Con palabras pero lo han hecho. 

Jonathan: *en vos baja* Debí saberlo. Hah, debí saber que había una artimaña así. *con su voz normal* Ya… ya estoy cansado. Creo que me voy a ir a dormir. Hasta mañana. 

John: Jonathan, espe… 

Jonathan: Hasta mañana, dije. 

El joven se va de la mesa y camina lento hacia la Scale Imperatrix. Jill y Jean, por su parte, se miran uno al otro, abrumados. Hasta que, al cabo de unos segundos, Jill recupera la compostura. 

Jill: No importa. De todos modos yo habré de ganar. Solo debo ganar y ya. 

La chica se levanta también de la mesa y se dispone a marcharse. 

John: ¿A dónde vas, jovencita? 

Jill: ¿Que a donde voy? Ah…si… Luperca… me había dicho que tenia que hablar conmigo hace un rato .Será mejor que vaya con ella. 

La chica va hacia sus camaradas, dejando a Jean y a su padre solos en la mesa. El peliazul aún está procesando todo lo que acaba de pasar, pero sus pensamientos se ven interrumpidos por la mano de John en su hombro. 

John: Lo entiendes, ¿no, Jean? 

Jean: Si… 

Pero su rostro indica que no es así. En definitiva no es así.           

Capítulo 601: No cambia lo que tenemos que hacer

Al día siguiente… por la tarde… 

Chaps: ¿¡Como están todos? ! ¡¿Listos para nuestra siguiente prueba?! 

Piratas del Ave Rapaz: ¡Seeeeeeeeeh! 

Gila, Libélula y Ave Azul:…

El segundo día de pruebas está a punto de comenzar, pero este palidece en cierto aspecto respecto al día anterior, y ese aspecto es el júbilo. Todos los Piratas ajenos al Ave Rapaz se muestran serios. Algunos preocupados, otros molestos. ¿La razón? Algo evidente y simple. Sus capitanes les han contado lo que sucedió con John. 

Ayer, cerca de la medianoche… 

Mia: ¡¿Hablas en serio!? 

Jean: *sobándose el puente de la nariz* Por desgracia. 

Angélique: ¡Agh! Me habías dicho que no me preocupará. ¡Que era un juego! 

Jean: Bien, pues ya no lo es. Créeme, estoy tan sorprendido como ustedes. 

Bert: ¿y… tus hermanos están de acuerdo?  

Jean: No. Pero papá nos hizo entender que todos accedimos a esto. Y son tan orgullosos que van a seguir adelante. Además, siento que echarse para atrás es una forma inmediata de perder. 

Samir: Entonces… si perdemos o nos rendimos… ante cualquiera de ellos… acabaremos siendo sus… 

Taylor:… Subordinados.

Todos se quedan en silencio tras esta revelación, y el tormento en sus caras se hace patente. 

Bert: Si perdemos…  Ya no podremos navegar libremente

Taylor: ¿Ya no seremos libres? 

Evangeline: Estaremos obligados a responder a alguien más… 

Isabel: ¿Qué pasará con la alianza? 

James: No sólo la alianza. ¿Qué pasará con mi hermana? ¿Podre seguirla buscando si me subordinan a alguien más? ¡Jean! ¿¡Que pasará con mi hermana!? 

James casi jala a Jean del cuello. Esta desesperado. Jean se da cuenta de esto. Hay mucho, muchísimo en juego. Pensando en todo eso, la mirada de Jean se llena de determinación y dirige unas palabras a sus camaradas. 

Jean: No se adelanten. No hemos perdido. Y esto no cambia lo que tenemos que hacer. Debemos ganar, así de simple. Solo que ahora… es imperativo. 

De regreso al presente… 

En las gradería, todos los del Ave Azul se vislumbran absolutamente serios. Una vez más, Angélique se percata de la mirada de John sobre ella. Una vez más se hace el loco, y ella le mira con desdén. 

Chaps: ¡Querido Jean Pleyades Black! ¡Es tu turno de girar la rueda! 

El peliazul se levanta de su asiento y gira la rueda con tal fuerza que por un segundo, casi parece que se va a romper. Tras un rato, finalmente se detiene. 

Chaps: ¡y son los inventores! ¡Que pasen Paul Rickman de la Libélula, Evangeline del Ave Azul…! 

Evangeline se levanta de su lugar y camina hacia el ruedo. Se le nota no sólo sería, también nerviosa. A su lado se pone Rickman. Sabe por palabras de sus compañeros que el inventor es muy capaz, y por la sonrisa que tiene en la cara, parece estar especialmente psicótico ese día. 

Chaps: ¡Sustituyendo al inventor también tenemos a Loulou Junk de Gila…!

La veterana herrera se ve conflictuada, es más que evidente que esta fuera de su zona de expertise. 

Chaps:¡…y Mark VII del Ave Rapaz! 

Jill:¿Eh? 

Jonathan: ¿Quién? 

En el ruedo aparece una figura peculiar. Se trata de una mujer, pequeña en talla y con el cabello rapado, pero eso no es lo que la hace especial. Uno de sus brazos ha sido completamente reemplazado por máquinas. Placas metálicas se extienden por su cara y cuello. Sus ojos están cubiertos o han sido reemplazados por una especie de visor y sus piernas parecen estar potenciadas con unas botas especialmente tecnológicas. 

• Inventor a de los Piratas del Ave Rapaz: Mark VII “Cyborg nitro”

Angélique: ¿Y esa quien es? 

Jean: No tengo idea. Jamás la había visto en mi idea. 

Jill y Jonathan tampoco la conocen. Y esto preocupa a los tres hermanos y a sus tripulaciones pues no tienen ni la más mínima idea de que esperar. Con los cuatro contendientes en el ruedo., la prueba procede a ser explicada, mientras los soldados rasos ponen pilas y pilas de materiales de todo tipo. 

Chaps: ¡Deberán fabricar un arma de gran calibre y alto poder! ¡Aquella que sea más poderosa, gana! ¡Tendrán una hora para hacerlo! ¡Como siempre, saben que el sabotaje esta permitido! ¡Ahora, Comiencen! 

¿Quién ganará esta prueba?            

Capitulo 602: Radical

Los cuatro piratas corren de inmediato a las pilas de materiales para comenzar a trabajar. Hay de todo. Madera, metal, carbón, varios piedras y minerales, algunos materiales plásticos, varios tipos de aceite y otros combustibles, pinturas y pigmentos, en incluso cosas más raras como diales.

Junk: Hmmm… vamos a trabajar con lo que sabemos. 

La Herrera, de inmediato coge varias piedras, y un montón de leña para hacer una forja improvisada. Los demás no obstante, se toman su tiempo para pensar que harán. Y sus camaradas se dan cuenta. 

Jill: Oh, por favor. Rickman se la pasa inventando cosas raras que se le ocurren de la nada día y noche, todos los días, de todas las semanas… ¡y ahora se toma el tiempo de pensar!

Cobbler: Si, pero piénsalo. ¿Cuántas de sus invenciones son realmente útiles? 

Charlotte: ¿O no explotan? 

Cobbler: Si se está tomando su tiempo es porque quiere hacer algo realmente bueno. 

Jill: Hmph… Supongo… 

Tras un rato, los tres inventores parece que se han decidido a que hacer. Rickman, parece estar soldando una maraña de cables eléctricos. Mark VII convierte un de sus brazos en cierra y corta varios tubos de metal, mientras que Evangeline parece estar muy ocupada trabajando con algo que parece ser plástico. 

Samir: Evangeline debería tener esto asegurado, ¿no? O sea, solo mira el Star Blaster de James. 

James: Si, pero se tardo semanas en hacerlo. 

Bert: Y eso solo la fabricación. Plantearlo le costó aún más. 

Pasados treinta y cinco minutos, ya se empieza a ver forma a lo que están fabricando. Todos, tiene algo parecido al cañón de un arma de fuego, aunque con toda clase de aditamentos extra, salvo por el caso de Junk, que parece un cañón común y corriente. 

Junk: ¡Maldición! A este paso perderé fácilmente. Solo queda algo por hacer. 

La mujer afianza sus gafas de protección sobre sus ojos, coge su macho de fragua y salta hacia la que a ella le parece la mayor amenaza. 

Junk: ¡Evil on Anvil! 

¿Su objetivo? Mark VII. No obstante, la mujer cyborg la ve venir a leguas, pues el visor en sus ojos le advierte de todos sus movimientos. 

Mark VII: Tch…  ¿en serio? 

Junk está por golpear a la creación de la cyborg nitro, pero esta, súbitamente, convierte su brazo en lo que parece ser una sierra, y la usa para cortar el mango del mazo de su enemiga, haciendo que el cabezal le caiga justo en la cara. 

Markk VII: ¡SA-Section!

Jonathan: ¡Lou! 

Mark VII : Atacar directamente es de novatos. ¿Qué edad tienes, mujer? 

No obstante, esto distrae a la inventor a del Ave Rapaz lo suficiente para que también sus otros rivales vean una oportunidad para atacar. 

Rickman: ¡Eureka! 

Con un ataque homónimo a su alias, Rickman lanza un aparatillo que por el constante tic tac que realiza se puede decir que es explosivo. Mark VII, no obstante, despliega de su brazo  metálico una serie de escudos que la protegen a ella y a su creación. 

Mark VII: ¡ME-Defenses! 

Rickman: Tch… 

Pero los ataques enemigos no terminan para Cyborg Nitro, pues Evangeline carga a Providence y dispara por detrás. 

Evangeline: ¡Deadly Sin…!

VII, no obstante, despliega más escudos desde su espalda, protegiéndolo de la única flecha. 

Mark VII: ¡¿A eso le llamas ataque!? Por favor. 

Evangeline: ¡… Wrath! 

Mark VII:¿huh? 

Es solo entonces que la Cyborg nota el aroma a queroseno, y la cadena que va conectada a la flecha aun clavada en sus escudos. Usando su dial de flama, prende fuego a la cadena, la flecha y la mujer medio metálica. 

Mark VII :¡Kyaaaah! 

Todos miran sorprendidos por lo agresivo del ataque. Especialmente porque este iba dirigido hacia la persona y no su invención. 

Isabel: Esa…  ¿esa fue Eve en serio? 

James: A veces se me olvida lo radical que era ella cuando la conocí. 

No obstante lo brutal del ataque. VII no resulta seriamente dañada, teniendo sólo algunas marcas de hollín. Lo que sí está, es cabreada. 

Mark VII: Au… 

La Cyborg Nitro empieza a emitir luz de su visor, inminente señal de que algo no va bien, y todos sus rivales lo saben. 

Mark VII: ¡OP- Blaster!

De los ojos de la mujer, sale un rayo de luz que causa pequeñas explosiones al impactar. Con algo. Similar al láser de un pacifista, pero mucho más pequeño. Este impacta las creaciones de Rickman, y Junk, dañando las seriamente, y casi también a la de Evangeline, de no ser porque… 

James: ¡Evangeline! 

Ella ve venir lo que pasará y se interpone para evitar que destruyan su creación, pero resultando seriamente lastimada en el proceso, para consternación de sus camaradas, de otros piratas y de la propia VII, que no tenía esa intención. 

Evangeline: Aghh… menos mal… 

El ala derecha de Evangeline tiene serias quemaduras, pero su aparato está a salvo. 

Chaps: ¡20 minutos! 

No hay más ataques, pues con el tiempo restante, apenas y hay tiempo de terminar sus máquinas, y algunos también tiene que reparar los daños que le han provocado. Pronto, el tiempo se les empieza a agotar, y antes de que si quiera lo. Noten, tienen la cuenta regresiva encima. 

Chaps: ¡Diez, nueve, ocho…! 

John: Siete

Jonathan :Seis… 

Jill: Cinco… 

Jean: Cuatro… 

Chaps: ¡Tres, dos…! ¡Tiempo! ¡Bajen sus herramientas y muestren que es lo que han hecho!

La primera en demostrar su creación es Junk, que ha hecho lo que parece ser un cañón normal, aunque no lo es.

Junk: Les presento el cañón de lava.

La mujer dispara una bala que literalmente se funde y permanece como metal fundido super caliente al aterrizar sobre un dummy, el cual comienza a fundirse y a quemarse. No obstante, el cañón está demasiado caliente para ser recargado. El siguiente en pasar es Rickman.

Rickman: He aquí, la escopeta eléctrica.

El hombre toma lo que parece ser un arma de fuego regular pero dispara un rayo a través de ella. El dummy al que impacta también se incendia, por desgracia, la fuente de energía de esta no dura mucho, y queda el arma, inútil.

Evangeline: Aghh… a esto lo llamo Bubblaster.

La chica alada, con todo su dolor, dispara una especie de rifle el cual libera algo parecido a una burbuja con algo a su interior. Al impactar, la burbuja literalmente deja un hoyo en todo el torso del dummy que impacta. La última en pasares la Cyborg Nitro.

Mark VII: ¡Contemplen el cañón LS! ¡Ly S son siglas para...!

Un destello enceguecedor y un sonido ensordecedor salen del arma y cuando todos los presentes se recuperan del impacto visual y auditivo, notan que el dummy al que le dispararon ya no está, sólo quedan sus pies.

Mark VII: Luz y sonido… 

Siendo una competencia de destrucción, el resultado es claro.

Chaps: ¡y la ganadora es Mark VII! 

El júbilo de los Ave Rapaz es muy patente pero se siente más pesado el abatimiento de todos los demás. Ave Rapaz: Cuatro. El resto: uno cada uno.             

Capítulo 603: Obras de acero

Evangeline: Agh… lo di mi mejor esfuerzo, y aun así perdí… 

Taylor:… Trata de no moverte. 

La mujer alada se lamenta de su derrota, mientras que James la conforta en silencio y sus compañeros se mantienen con la mirada gacha. Mientras, en otra parte de las gradas, Rickman tiene un ataque de ira por su derrota y patea el suelo. 

Rickman: ¡Estoy… pateando… arena…por… su… culpa! 

No muy lejos de ahí, Junk permanece con la cabizbajo y molesta. 

Junk: Patético, simplemente patético. No pude hacer nada bien. 

Los del Ave Rapaz, por su parte, son efusivos con Mark VI por su victoria. 

Baz: Nada mal, chica. 

Mark VII: ¿Qué esperaban? Soy la mejor que hay. 

No obstante su alegría, el aura de pesar en el lugar es gigantesca. Pesar que también tiene expectación, pues esperan a que se anuncie la prueba. 

Chaps: ¡Capitán, es su turno de girar la rueda! 

Una vez más, John está entusiasmado por la victoria de los suyos, y gira la rueda con fuerzaz tardando esta en detenerse. 

Chaps: ¡Y la siguiente prueba es…! ¡Herreros! 

Al oír el llamado, Junk, que recién se había sentado, se vuelve a levantar, mientras que Samir ya avanza al ruedo. Los dos se quedan ahí solos un momento, pues las otras tripulaciones no cuentan con alguien que sea su homólogo. 

Jill: Cissy, ¿podrías, cara de estúpida? 

Cissy: Voy a tratar, jefa. 

John: ¿Quién va, chicos? 

Mark VII: No me molestaría ir otra vez. Será divertido patearles doblemente el trasero. 

Con los contendientes listos en el ruedo, Chaps les encomienda su tarea. 

Chaps: ¡Tendrán una hora para forjar un arma blanca de su elección! ¡Se contará diseño, filo y resistencia! ¡Sabotaje permitido! ¡Ahora, comiencen! 

Los herreros y sus rivales  se inmediato corren a la pila de metal que los del Ave Rapaz han dejado para ellos, arman fraguas y se disponen a calentarlas. Samir es el que lleva ventaja, mientras que Mark VII se cuestiona como hacerlo mejor, Cissy no tiene ni idea de que esta haciendo y Junk le sigue el paso, pero con lentitud, se le nota algo cansada. 

TJ:¡Vamos, Lou-san! 

Jonathan: Tch…  creo que esto es demasiado para ella. Y para colmo, la desgraciada que la hizo perder antes también esta aquí. 

Veinte minutos pasan. Tanto Samir como Junk ya han empezado a calentar y a martillar el acero que eligieron para forjar sus respectivas armas. Mark VII tiene algunos problemas manteniendo el calor uniforme en la hoja y no puede manejarla bien, mientras que Cissy, aun sin saber lo que hace, no ha logrado ni encender su forja improvisada. 

Cissy: Kyah. ¡¿A quien engaño!? ¡No tengo ni idea de lo que estoy haciendo! 

Frustrado, el okama arroja sus materiales al suelo, y da un puñetazo al suelo. Pero es al ver su puño que algo se le viene a la mente, y se dibuja en su cara una sonrisa torcida. 

Cissy: Jijiji…  ¡Rose Path! 

Con un puñetazo verdaderamente enfocado al suelo, surge un camino de rosas de arena que destrozan todo aquello que tienen encima. Esto incluye la fragua de Mark VII, y no sólo la destruye, sino que hace saltar carbón encendido sobre ella. La Cyborg debe desplegar sus escudos para no quemarse. 

Mark VII: ¡Aghhh, maldito! ¡ME- Punch! 

Furiosa, la cyborg intenta golpearlo con su puño de hierro. Pero el conejito de rosas orejas le devuelve el golpe, con el doble de fuerza y haki de armadura incluido. 

Cissy: ¡Blood Flower bloomig inside! 

Una onda de choque recorre el cuerpo entero de VII, haciéndola resentirse, escupir sangre(o aceite) y enviándole a volar incluso hasta afuera de la anilla. Sus compañeros afuera, la miran con pánico. La mujer está noqueada. 

Baz: ¡chica! 

Cissy: Jijijiji. ¡Bingo! 

Por desgracia para el Ave Rapaz, Cissy no ha roto ninguna regla y este está logrando su cometido, deshacerse de los demás participantes. Su siguiente objetivo es Junk, por lo que se acerca a ella para atacar de la misma forma. No obstante, aunque Junk se inmuta, no ahce nada y Cissy siente mucho calor, los pies también le queman.

Cissy: Uff. Cuando termine todo esto iré por una limonada rosa. ¡Rose Path! 

Pero al intentar de nuevo su ataque, se oye un sonido, o mas bien tres de hecho. El primero,  es como de un cristal quebrándose, el segundo, son los nudillos del okama rompiéndose y el tercero, es el siseo de la carne de su mano siendo quemada. 

Cissy: ¡Kyaaah! ¡Mi mano! 

¿Por qué ha pasado? Fácil. La forja de Junk ha calentado tanto la arena aledaña que la ha convertido en vidrio. Ella sólo sonríe, se limpia el sudor y si que trabajando mientras que Cissy se hecha para atrás sosteniéndose la mano herida. 

Cissy: ¡Au Au Au Au! 

Tanto es su dolor y tan atrás se hecha que se acerca a la forja de Samir, el cual, al oírlo acercarse, decide deshacerse de él rápido. 

Samir: ¡Tanshoku Ga! 

Lanzando un Kuroga y un Shiroga al mismo tiempo a la arena, Samir crea un hoy en el suelo del tamaño de una persona, hoy en el que el pobre Cissy se cae. Luego la arena se colapsa sobre el agujero, dejando solo su cabeza libre. 

Samir: Antes de que se le ocurra hacer algo más. 

Cissy: ¡Kyahhh! ¡Maldición! 

Jill: No… 

Habiendo retirado de manera obligada a su competencia, los dos auténticos herreros simplemente se limitan a seguir forjando sus armas, sin inmutarse el uno por el otro, ya no les queda tiempo para eso. Solo les queda esperar que su arma sea mejor que la de su rival. 

Chaps: ¡Tiempo!  ¡Bajen sus herramientas y veamos sus armas! 

Los herreros hacen lo dicho y muestran el fruto de su labor. Junk ha hecho un bellísimo tanto de acero doblado, mientras que Samir demuestra un cuchillo de cazador de acero damasquino. El diseño de ambos es impecable por lo que hasta el momento, están empatados. 

Chaps: ¡Es hora de probar el filo! 

Dos rasos del Ave Rapaz les llevan una sandia a cada uno par que prueben sus armas. Junk, demuestra una gran maestría en el uso del cuchillo y de un solo movimiento, atraviesa la sandía de lado a lado. Samir, por su parte, como el maestro de cuchillos que es, da un solo tajo y su sandia cae partida a la mitad. Ambos siguen empatados. 

Chaps: ¡Que hojas tan maravillosas! ¡¿Habrá algún ganador en la prueba de resistencia!? 

La fase final de la prueba llega. Para probar la resistencia de sus cuchillos, deben enfrentarlos directamente, por lo que Samir y Junk van al centro del ruedo con su cuchillo en la mano y luego, lo alzan en contra de su rival. 

Samir: ¡Uryaaaah! 

Junk: ¡Taaaaah! 

Los cuchillos de ambos chocan, y un eco metálico, como el tañido de una campana de hierro se escucha. La fuerza del golpe los repliega hacia atrás. La hoja de Junk sigue perfecta tras el golpe. La de Samir, tiene una diminuta mella.

Chaps: ¡Uy, que reñido ha estado! ¡La ganadora es Lolou Junk! 

La ganadora alza las manos en júbilo mientras sus compañeros celebran. Ha ganado después de su terrible derrota anterior. Pero a pesar de todo, Jonathan se ve satisfecho más no feliz. Mientras que el resto de las tripulaciones y contendientes está en definitiva infeliz. 

Capítulo 604: Cuisine a la carte

Samir: Lo lamento. Trate con toda mi habilidad… y falle. 

El castaño está abatido por su derrota por lo que su pareja le conforta con un abrazo. 

Taylor: Calma. Por lo menos tu no estás herido. 

A la par, Cobbler atiende las heridas de Cissy. Con quemaduras y varios dedos rotos, el okama se ve forzado a que le inmovilicen el brazo. 

Cissy: Perdón, jefa. Mi plan fue un fracaso. 

Mientras, Baz atiende a Mark VII, la cual sigue inconsciente por el golpe que le pego Puño Rosado. 

Baz: Se pondrá bien, al menos la carne. No se que tan dañadas estén sus partes mecánicas. 

Jo: Pobre. ¿Que les habrá picado a los chicos? 

John: ¿De qué o qué? 

Jo: Pues… para empezar ve lo tristes que están ellos y sus chicos. Como si se fueran a morir por perder. Hasta Jonathan que acaba de ganar esta molesto. Eso y que están especialmente agresivos sus tripulantes. No hemos hecho pruebas de combate hoy y ya hay más heridos que ayer y más graves. 

Ante todas estas palabras, John se pone repentinamente nervioso. 

John: Jeje. Pues… que cosas, ¿no? 

El hombre trata de salir del paso riéndose, pero sus camaradas, especialmente Jo y Baz, notan su nerviosismo y se preguntan el porqué. 

 Chaps: ¡Y el marcador va así! ¡Ave Rapaz: cuatro! ¡Gila: Dos! ¡Libélula y Ave Azul: Uno cada uno! ¡Quedan ya pocas pruebas antes de la final! ¡¿Cuál será la siguiente!? 

El turno es de Jill para girar la rueda, la cual ya tiene muchos puestos tachados y sustituidos por otros. Jill solo le da un toquecito y se va, dejando la rueda en… 

Chaps: ¡Cocineros! ¡Los próximos son los cocineros! 

Con su puesto nombrado en voz alta, Mia y Luperca van de inmediato al ruedo. Les sigue a paso lento Victoire y también Baz. 

Isabel: Hmm… otra ronda como la anterior. Sólo hay dos verdaderos cocineros. 

Jean: De hecho hay tres. 

Isabel: ¿huh? 

Jean: La tripulación de papá era muy pequeña en inicio así que varios repetían cargos y Baz aparte de médico es cocinera. 

Isabel: Vaya… 

Jean: Si… vaya… 

Chaps: ¡La prueba es la siguiente! ¡Cocinaran un platillo! ¡Así de simple! ¡Cuenta presentación pero más que nada, sabor! ¡Ya saben lo demás, una hora y pueden sabotearse! ¡Ahora, comiencen! 

Las piratas corren de inmediato a una gigantesca mesa donde les han dejado ingredientes y utensilios. Ahí se llenan las manos de tazas de medir, ollas, cuchillos, cazuelas, aceite, mantequilla, vegetales, carnes y especias y luego corren a sus puestos de cocina que también han preparado para cada una y comienzan a añadir toda clase de ingredientes mientras tienen un monólogo interno. 

Mia: Fundir la mantequilla a fuego lento y luego freír la harina por exactamente un minuto

Luperca: Cortar la carne de puerco en rebanadas finas pero amplias.

Baz: Cocer a fuego medio con aceite, sal, cebolla, ajo y pimienta. 

Victoire: es como si te tocara preparar la cena, Vicky. Mezclar huevos y aceite de oliva con la harina, la sal, el azúcar y la levadura. 

No han pasado ni diez minutos y deliciosos aromas empiezan a invadir el aire. Mía ya tiene hecha una salsa de queso que usará posteriormente en su plato. Luperca baña una cantidad enorme de carne de puerco en una salsa de especias, lima y picante. Baz esta cociendo pasta y revisa cada tanto su tiempo de cocción mientras mezcla mantequilla fundida con crema y queso. Por su parte, Victoire ha reservado masa para dejar que esponje y muele tomate con albahaca y sal para hacer puré. 

Charlotte: ¡Demonios! Todo huele demasiado bien. 

Junk: Ya me dio hambre. 

Media hora en la prueba, ya se empieza ver verdadera forma a lo que cada una cocina. Mia esta preparando largas tiras de pasta y salsa de carne, indicativo de lasagna. 

Mia: Capa, capa y capa, y al horno. 

Baz por su parte, parece estar cocinando alguna variante de fetuccinni Alfredo, pues pica jamón para ponerlo en su crema. 

Baz: Trocitos finos. 

Victoire por su parte pone una pizza casera en el horno para que se cueza y Luperca ha clavado todas las rebanadas de su carne de cerdo en una estaca, formando un trompo el cual cocina dando vueltas.

Victoire : Solo unos minutos más… 

Luperca:… Y estará delicioso. 

Pronto, la competencia se acerca a su fin y todas están emplatando. Baz, notando que la competencia es especialmente buena esa ronda incluso para no ser todos cocineros, decide que es hora de poner las cosas a su favor, lanzándose con sus  piernas de frente a atacar el platillo que tiene más cerca. 

Baz: ¡Bloody Shot! 

Pero este resulta ser el de Mia, y ella lo defiende con uñas y dientes.

Mia: ¡Estilo del barril enorme! 

Mia logra repeler todos los intentos de la piernas largas por patear su comida, aunque el dolor que siente en las manos al hacerlo es inmenso. Aprovechando que ambas están pugnando, Victoire se decide a atacar sus mesas

Victoire: ¡Great Divide! 

Mia, por fortuna, logra evitar a Baz y corre a tiempo para salvar su plato. Baz, no obstante no tiene la misma suerte pues su platillo se cae en la arena. 

Baz: ¡carajo! 

Mia, no obstante, en venganza por que casi arruinan su comida, toma su botella de licor, una servilleta y le prende fuego. 

Mia: ¡Molotov Cocktail Party! 

El fuego se propaga en la pizza casera de Victoire, que queda prácticamente convertida en carbón. 

Victoire: ¡No! 

La médico y la carpintero, sabiendo que han perdido, deciden llevarse por delante  a quien pueda. Baz ataca incesantemente a Mia, la cual salta de un lado a otro con su lasaña en las manos. 

Mia: ¡Quita! 

Victoire: Por su parte, se dispone a ir donde esta Luperca, pero pronto se da cuenta de que los lobos de la mujer la siguen desde fuera de la anilla y la amenazan con atacarla si ella mueve su hacha. 

Victoire: Demonios… 

Chaps: ¡Tiempo! ¡Presenten sus platillos! 

Por obvias razones, la pizza quemada y la pasta arenosa son descalificadas. Solo llegan la lasagna de Mia y un exótico plato de carne anaranjada montado en un pan y acompañado con varias verduras y quedó fundido. 

Mia: Presento una deliciosa lasagna tradicional.

Luperca: Y yo una sabrosa torta de carne al pastor.

El catador será Chaps, y probar sólo un bocado de cada plato. Primero, prueba el de Mia, y al hacerlo, hace una mueca de felicidad. Pero cuando da una mordida al de Luperca, pierde por completo su auto control y se dispone a devorar el plato de la Domadora.

Chaps: *boca llena*Ah fi… la gahnahdorah ef Lufpercah.  

Capítulo 605: El Animal

Jill: ¡Maldita loca! ¡Lo hiciste! 

Tras el regreso de los cocineros a las gradas, Jill da un fortísimo abrazo a Luperca, felicitándola por su victoria. La domadora se sorprende, pues Jill nunca es así de efusiva, pero se lo regresa de todos modos. 

Luperca: Je. Tenía que ganar por ti, jefa. 

La domadora seguidamente recibe el cariño de sus lobos y sus camaradas. El resto de tripulaciones como siempre, actúan de manera opuesta. John está preocupado, Jonathan molesto y Jean abatido. 

Chaps: ¡Quedan dos pruebas antes de la final! ¡Un asunto de cincuenta cincuenta, caballeros y señoritas! ¡¿Cuál será primero!? 

En su último turno para girar la rueda, Jonathan le da con fuerza. Esta se mueve entre la opción uno y la dos. Uno, dos. Uno, dos, hasta que finalmente se detiene. 

Chaps: ¡Y son los elementos animales los que contendrán! ¡Un paso al frente! 

Big Bird llega planeando al ruedo, y George aparece caminando súper lento. Todo normal ahí. El problema surge cuando Romulus y Remus, ambos lobos, en el centro para competir. 

TJ: Oigan, ¡esos son dos competidores del mismo bando! ¡No es justo! 

Hatter: ¡Es trampa! 

Jill: No es nuestra culpa tener dos camaradas animales. 

Luperca: Además, antes nuestra banda estuvo en desventaja y nosotros no nos quejamos. 

A pesar de todo el debate que se genera, Chaps, no sólo como presentador sino también como árbitro, acepta a ambos lobos en la prueba, lo que deja solo a los Piratas del Ave Rapaz para enviar a su contendiente. 

Victoire: Jona, ¿tu padre o sus camaradas tiene mascotas? 

Jonathan: No, no las tienen.

Chaps: ¡y en representación de los animales del Ave Rapaz, la depredadora de los mares rojos, Carissa! 

Para sorpresa de todos los Piratas ajenos a esa tripulación, la sirena se levanta de su asiento y flota hasta el ruedo con una burbuja de coral. 

Carissa: Siento que esto es racista, pero ya que… jejeje… 

Al verla ahí, los tres jóvenes capitanes se abaten de inmediato. 

Jill: Nos jodimos… 

Jonathan: Estamos en la mierda *alza el mano muy por encima de su cabeza* hasta acá. 

Jean: Esto está simplemente mal. 

Angélique: ¿Por qué? 

Jean: De todos los camaradas de papá, Cari-San es la más joven pero también la más peligrosa, casi tanto como papá, y aún más impredecible. Big Bird podría tener graves problemas. 

Chaps: ¡Está prueba es una de combate! ¡Así que ya saben las reglas! ¡Peleen! 

Tras sonar la campanilla, todos permanecen estáticos por un momento. Miran a sus rivales a los ojos, esperando predecir sus intenciones. Finalmente, los primeros en lanzarse al ataque son los lobos. 

Luperca: ¡Vamos, niños! 

Corriendo a toda velocidad, ambos tratan de arremeter contra Big Bird con los dientes de frente. El ave, no obstante, simplemente alza el vuelo para esquivarlos. 

Big Bird: ¡Tontos! ¡Tontos! ¡Ahhh! 

Remus salta sobre su hermano para tratar de alcanzarle, pero simplemente no lo logra. Viéndolos distraídos, George, con toda la velocidad a la que una tortuga puede aspirar, activa el mecanismo de su silla y se lanza hacia los cánidos a toda velocidad. 

Hatter: ¡Muy bien, Georgie! ¡Tortoise Canonball!

Por desgracia para la tortuga, los lobos esquivan ágilmente y esta se estrella justo al borde de la anilla, deteniéndose apenas a tiempo para no auto eliminarse. Aprovechando que la tortuga está desorientada, Big Bird se lanza contra ella con las garras de frente!

Big Bird: ¡Tua Claw! ¡Tua Claw! 

Para evitarlo, la tortuga se esconde, tal como hizo en es a batalla que tuvieron ya hace tiempo atrás, aunque a diferencia de antes, las garras de Big Bird alcanzan a dejar muesca en la gruesa armadura natural del quelonio, para sorpresa de este y de su ama. 

Hatter: ¿Huh? 

La única que no hace nada es la contendiente “no animal”, que aparentemente solo se limpia los dientes con una de las garras metálicas de sus guantes. 

Carissa: Maldito maíz. 

En vista de esto, el par de lobos trata de ir contra ella, está vez con  sus zarpa de frente. 

Luperca: Muy bien, niños. Formación Alfa. 

Carissa parece seguir metida en su asunto  y sólo se da cuenta cuando sus rivales ya están muy cerca. Pero justo cuando ellos van a dar el golpe, ella se eleva gracias a su burbuja de coral y evita el daño. 

Carissa: Regalado. 

Pero, mientras flota, no se da cuenta de la furiosa Ave Azul que vuela desde atrás, y que emulando a una flecha, se precipita en su contra. 

Big Bird: ¡Tua Beak! ¡Tua Beak!

El ataque si logra lastimarlo un poco de la base de la cadera, y lo que es más importante, le reventa su burbuja. El ave espera poder mermar su movilidad con esto, pero en lugar de caer de bruces está se queda…  ¿de pie? 

Luperca: ¡¿Pero que… !? 

Hatter: ¿¡Carajos es eso!? 

La cola de Carissa esta  anormalmente crecida, como si se tratara de una serpiente. Y anda como tal, como serpiente. Varios miran sorprendidos, otros aterrados, otros asqueados. Unos, todas las anteriores. 

Carissa: ¡Water Gorgon! 

Katrina: ¿¡Que eso no es!? 

Jean: Si, Vuelta a la vida… 

Andando intimidatoriamente por el ruedo, la mujer cruza los brazos sobre si misma, y luego, lanza zarpazos aéreos con sus garras de metal.

Carissa: ¡ Death Cross! 

Big Bird: ¡Ahhh, cuidado, ahhh! 

Los cuatro animales que pugnan contra ella se ven  obligados a esquivar o cubrirse y por poco no lo logran. George una vez más tiene muescas en su caparazón, y esto lo pone furioso por lo que activa su mecanismo cohete contra ella. 

George:… 

Pero justo antes de lograr acertar, Carissa lo atrapa con su cabello, también crecido, en el aire. Aunque el esfuerzo la ha hecho doler la cabeza. 

Carissa: Uff… casi casi, anfibio. ¿O eras un reptil? Meh… como sea. ¡Gorgon Hair Thrower! 

George: ¡…! 

Usando sus cabellos como brazos, la sirena arroja a la tortuga a una distancia impresionante, y aún más importante que eso, fuera del ruedo, para la tragedia de sus camaradas, especialmente Hatter, que corre tras su escamoso amigo. 

Hatter: ¡Georgie! 

Big Bird, ya sabiendo el poder de su rival de primera mano, trata de alejarse y pensar en un plan, pero antes de poder hacerlo, un coletazo lo clava en el suelo. 

Carissa: ¡Ruby Dragoon Slam! 

James:¡Pajarraco! 

El ave no se levanta, no se mueve, para satisfacción de la Depredadora de los Mares Rojos. Esta ya se dispone a eliminarlo de la competencia pero en ese momento, siente un dolor agudo es su cola. ¿La razón? Precisamente los agudos dientes y garras de Romulus y Remus, clavados en su carne. 

Luperca: Bien, formación Beta. 

Carissa: ¡Aghh, estúpidos perros! ¡Suéltenme! 

La mujer agita su cola, alzando a los lobos y luego la azota en el suelo. Tras el golpe, Romulus queda en el suelo, incapaz de moverse y sangrando. Su hermano, no obstante sus heridas, no suelta a la sirena. 

Remus : *Gruñido*

Carissa: ¡Que me sueltes, Carajo! 

La mujer está vez le da un zarpazo, y el pobre lobo cae junto a su hermano, gimoteando de dolor. 

Luperca: ¡niños!

Carissa: Al fin. Ahora… creo que gan… 

Pero la mujer detiene su monólogo cuando ve que Big Bird se ha vuelto a alzar, y aunque sangra profusamente del pico, la mira con rabia. 

Carissa: ¿Otra vez tu, Big Bird? A ver, te lo diré por tu bien. Ríndete. 

Big Bird: ¡Noooo! 

Carissa: Bueno, lo siento. Te lo advertí. 

La mujer se dispone a atacar también al ave, pero se da cuenta de que una sombra se yergue sobre ella. Al principio cree que se trata de una nube pero al mirar hacia arriba, se encuentra con un centenar de aves y algunas otras criaturas voladoras, todas viéndola fijamente. 

Carissa: ¡huh! 

Big Bird: ¡Caw! 

Acto seguido,  todas las aves vuelan hacia ella a la par. Golpeándola con sus alas, rajando la con sus garras, picándola con sus picos. 

Carissa: ¡kyah! 

Los presentes miran con asombro y algunos con horror, Carissa se defiende con sus zarpa, con su cola, con su cabello, pero las aves son demasiadas y las heridas que le hacen, muchas. 

Damon: ¡Trampa! ¡Le están ayudando! 

Evangeline: Disculpe, señor. Pero solo es trampa si pertenecen a la tripulación. 

Carissa esta en pánico, no puede  ni ver bien en donde esta. Se empieza a echar para atrás inadvertidamente hasta que se cae, resultando que se a salido de la anilla. 

Chaps: Y Carissa… esta descalificada. 

Los lobos todavía siguen en la arena, pero están demasiado heridos para continuar, y se quedan inmóviles en el suelo.

Chaps: ¡El ganador es… ¿Big Bird!?   

Capítulo 606: Segundo al Mando

Luperca: Tranquilos, niños… ¡Cobbler! 

Romulus y Remus: *gimoteando*

George: *rostro apagado*

Hatter: No pasa nada , Georgie. Mamá te curará. 

Luperca y Hatter consuelan a sus mascotas, heridas y vencidas. Mientras, Damon carga a Carissa hasta las gradas, la cual no tiene heridas graves pero si esta visiblemente perturbada. 

Carissa: Eran tantas aves… tantas aves… 

Eso en los bandos perdedores. En el ganador, Jean acaricia a su emplumado mejor amigo mientras Taylor lo venda. 

Jean: Lo hiciste bien, amigo. 

Big Bird: Gracias , gracias. 

Chaps: ¡Solo queda una prueba antes de la final! ¡No hace falta girar la rueda! ¡Todos sabemos cual es! ¡La prueba del primer oficial! ¡Que venga al ruedo la primer oficial de los Piratas de la Libélula, Luperca ! ¡La primer oficial de los Piratas de Gila, Victoire! ¡La primera oficial de los Piratas del Ave Azul, Angélique!... 

Las tres, al oír su nombre, avanzan al ruedo a paso lento pero firme y forman un círculo una vez llegadas al centro. Sólo falta un contendiente. 

Chaps: ¡… y quien ostenta el puesto de segundo al mando en los Piratas del Ave Rapaz, Jo! 

La manera en como presentan a La Calma les parece peculiar a algunos piratas ajenos a esa tripulación, y muy pronto hacen evidentes sus dudas. 

James: Segundo al mando. ¿No es primer oficial? 

Jean: No… 

Jill: Ellos no han tenido un primer oficial desde… antes de que yo naciera. Jo es solo segundo al mando. 

Charlotte: ¿Qué no es lo mismo? 

Jill: No, no lo es…

Con cuatro oponentes al fin en el ruedo, estos escuchan las reglas. Es una prueba d e combate, y como tal toman posiciones. Luperca chasquea su látigo. Victoire se afianza a su hacha. Angélique alza una pierna en anticipación, mientras que Jo solamente hace una pierna para el frente y el cuerpo para atrás, sin sacar las manos de sus bolsillos.

Chaps: ¡Comiencen! 

Ante el grito del presentador, la expectación previa se rompe y surge la adrenalina de la batalla. La primera en tomar la iniciativa es Victoire que lanza de inmediato tres tajos con su enorme hacha de guerra. Uno para cada rival. 

Victoire: Lo siento por esto. ¡Falling Tree! 

Las ondas corren veloces a sus objetivos, no obstante Angélique y Luperca esquivan de un salto y Jo solo se hace hacia un lado. Esto molesta a dos bordes, así que lo intenta de nuevo. 

Victoire: Tsk…  ¡Falling…! 

Luperca: ¡Whip Prey! 

Victoire: ¿huh? 

No obstante, antes de poder agitar su gran arma, Luperca intenta arrebatársela con su látigo, y por intentar, es que Victoire se rehúsa a ello con todas sus fuerzas. 

Victoire: ¡Aghhh! ¡QUITA! 

Angélique, por su parte, toma la ofensiva contra Jo. Aunque sólo conoce sus habilidades de navegación, no le ha visto en acción, y por ende, le considera la persona más peligrosa en el ruedo, así que va con todo desde el principio. 

Angélique: ¡Charcoal Heel Shot! 

Imbuyendo su pierna con haki, la pelirroja intenta una patada a una velocidad prodigiosa…y aún así falla. Antes de darse cuenta, Jo ha desaparecido y aparece detrás de ella. 

Jo:… Morpheus Foot…

La Calma da una patada en la cabeza a Tacón Escarlata. Aunque en primera instancia no parece muy impresionante por su aparente lentitud, Angélique sale disparada contra el suelo, casi saliendo del ruedo. 

Angélique: ¡Aghhh! Pshe…

La pelirroja se levanta adolorida por el golpe y con los brazos tallados por la fricción contra la playa, pero dispuesta a seguir. Con las manos, se limpia la arena y alza su guardia ante lo cual, Jo vuelve a tomar pose de ataque. 

Angélique: ¡Charcoal Heel…! 

Jo:… Morpheus…. ¿Huh? 

Antes de cualquiera de pueda atacar, su duelo individual se ve interrumpido por Victoire, que cae abruptamente entre contendientes y les obliga a retroceder.  La razón para ello: Luperca desesperada por no poder arrebatarle el arma, la ha alzado en el aire y la ha azotado contra el suelo. 

Luperca: ¡Whip Slam! 

A pesar del golpe, especialmente brutal porque cayó de cara, Victoire se vuelve a levantar. Truena su cuello con un movimiento de cabeza rápido, toma su hacha y empieza a girar sobre si misma. 

Victoire: ¡Terror Twister! 

El movimiento que hace genera una onda cortante circular que se irradia de ella hacia todos sus rivales. Estos, no obstante, esquivan a sus maneras. 

Luperca: ¡Woahhh! 

Angélique: ¡Heel Jump! 

Jo: Dionisios Limbo… 

Luperca se tira al suelo, Jo arquea toda la espalda para esquivar y Angélique salta increíblemente alto. 

Angélique: (Esa hacha es un peligro. Si la destruyo, tal vez pueda poner todo a mi favor). 

Aprovechando que esta en el aire, Angélique se deja caer encima de la carpintera con el talon por delante imbuido en haki. 

Angélique: ¡Charcoal Heel Spear! 

Victoire: ¡Ébano! 

Dos bordes, no obstante, defienden su arma y a sí misma con su propio haki de armadura, el cual es lo suficientemente potente para repeler a Angélique y literalmente hacerla rebotar lejos.

Angélique : ¡Woah! 

A la par, Luperca aprovecha la cercanía a Jon para atacarla con su látigo incesablemente, chasqueándolo una y otra vez  en esperanza de causarle heridas. 

Luperca: ¡Reprimand! 

Pero Jo esquiva fácilmente, ni siquiera tiene que sacar las manos de sus bolsillos en un principio hasta que un latigazo se acerca demasiado, y ahí sí mueve una mano. 

Jo: Aha. 

La Calma atrapa la punta del látigo con su mano de forma tan sencilla como si atrapa se una pelota. Pero a pesar de ello, Luperca sonríe, indicativo de que algo no va bien. 

Luperca: ¡Devil Lasso! 

Mediante un movimiento intrincado de su mano, el látigo de la Domadora se agita con fuerza, tanta, que la mano de Jo se mueve con este sin poder evitarlo y le enreda. 

Jo: ¿huh? 

Con este método, Luperca logra maniatar a Jo a distancia. Ahora está a su merced y puede hacerle lo que quiera….o eso cree ella. 

Jo: Pobre cosita fea… 

Luperca: ¿Perdón?  ¡WOAH!

La Primer Oficial de la Libélula se ve arrastrada por su propio látigo pues Jo gira sobre si a gran velocidad y se enreda en la cuerda de cuero, lo que arrastra a la maestra de lobos unos metros por el suelo hasta que se suelta y acaba rodando. 

Luperca: Ughh… 

Jo aprovecha eso para desenredarse y volver a su ser normal. Luperca, furiosa coge su látigo del suelo y se levanta. Pero antes de poder pensar en hacer otro ataque, Angélique se le aparece de frente. Resulta que ha rodado cerca de donde la pelirroja cayó antes y ella quiere batalla, calentando sus tacos y disponiéndose a atacar. 

Angélique: ¡Ember Heel Strike! 

Luperca: ¡Devil Lasso! 

La domadora intenta la misma maniobra que probó con Jo esperando que esta vez dé resultado. Y aparece que lo da en un inicio porque la pierna de Angélique queda atrapada, pero resulta que su tacón está tan caliente que el látigo de Luperca, siendo la tira de cuero seco que es, comience a arder y acabe por romperse en dos y ella vuelva a caer al suelo por el esfuerzo. 

Luperca : ¡No!

Al mismo tiempo que todo esto ha sucedido, Jo enfrenta a Victoire, la cual intenta ganarle en combate cercano con su hacha. 

Victoire: ¡Shining Slashes! 

La mujer se mueve rápido, tanto que Jo tiene que sacar sus manos de sus bolsillos para mantener el equilibrio al esquivar. Pero entonces, Victoire logra darle un golpe justo al centro de la cabeza, la cual latiguea violentamente hacia abajo para el terror, horror y asco de muchos de los que los miran.

Victoire: *jadeando* Lo… lo logré. 

Jo: Oye, eso pudo matarme, ¿sabes? 

Victoire se queda de piedra al ver que Jo alza la cabeza como si nada hubiera pasado. Esta ilesa, esto debido al haki de armadura que ennegrece su frente. Acto seguido, da otro cabezazo al hacha y está se parte en dos y Dos Bordes se cae al piso. 

Victoire: ¡…! 

Con Luperca y Victoire desarmadas, Angélique y Jo prácticamente las tienen a su merced, y preparan un ataque fulminante. Angelíque gana velocidad con los pies prácticamente en llamas y haki, mientras que Jo simplemente desaparece de la vista y aparece justo frente de Victoire con una pierna de frente. 

Angélique: ¡Black Scintilla Heel! 

Jo: Superior Morpheus Foot. 

Tanto Luperca como Victoire intentan cubrirse, pero es en vano. Las patadas l destrozan cualquier defensa y las mandan a volar a velocidades casi supersónicas. Ambas terminan fuera del ruedo, inconscientes.

Jonathan: ¡Vicky!

Jill: ¡Luperca!

Con dos rivales menos, Tacón Escarlata y La Calma se voltean y fijan su mirada, cruzan su mirada. Su próximo enemigo está ahí.    

Capítulo 607: Mantenlos Unidos…

Un rato antes… en el Puerto de Shikisai…

Niña: Papí, ¿Qué le pasó a ese señor? 

Padre: No lo mires, linda. 

Mujer: ¡Vámonos de aquí!  ¡Que horror! 

Un barco enorme desembarco en el muelle hace un buen rato y la gente se había acercado a mirar, curiosa. Pero ahora se van todos, con miedo o con repugnancia, puesto que han visto el mascarón de proa de la nave. Un hombre que no se podría decir si agoniza o ya está muerto. 

Yibril: ¡Idiotas! ¡Les dije que lo quitaran para desembarcar! 

La nave es la Styx De Mer, del Jinete de la Victoria, Yibril, y este le riñe a sus subordinados. 

Cazarrecompensas: Perdón, señor. Pensé que había dicho “después de desembarcar”. 

Yibril: ¿Para que diría eso idiota? ¡Quiten a ese fiambre antes de que asusten a más gente! ¡O nadie querrá cooperar! 

Cazarrecompensas: ¡Si, señor! ¡Lo siento, señor! 

Sus subordinados corren a hacer lo que les han pedido mientras que Yibril se recarga en la banda y se soba una sola sien, tratando de aliviar su molestia. 

Yibril: Estoy rodeado de imbéciles… tch…

No obstante, casi al mismo tiempo llega un hombre ante él. Tiene vendas a manera de antifaz, el cabello demasiado brillante y lleva un cayado. 

Hombre vendado: Señor, hable con el vigilante de los muelles…

  • Miembro de alto rango de la Sociedad de los Parca: Anubis “ El Embalsamador”

Yibril: ¿y…? 

Anubis: Dice que definitivamente un barco con la Jolly Roger de los Piratas del Ave Azul desembarco aquí. Azul de velas negras. Dice que se movió del puerto hace dos días pero que parecía que solo iba a rodear la isla. 

Ante esto, Yibril se ríe, pero no es una risa cualquiera, es una risa profunda, mucho más profunda que su voz normal. 

Yibril: Vamos por buen camino, aunque claro, es un camino que yo elegí. 

Anubis: ¿Mando una brigada a buscarlos? 

Yibril: Ah ah. Muy ostentoso. Vayamos más por debajo del radar ahora. ¡Tartarus! 

Una silueta pequeña pero ágil, como sombra furtiva, salta entre los aparejos y luego se precipita hacia la cubierta de un salto. Resultando ser un hombre muy pequeño, de un solo ojo y dientes afilados.

Hombrecito: ¿Pa’ que soy bueno? 

  • Miembro de alto rango de la Sociedad de los Parca: Tartarus  “El Goblin”

Yibril: Quiero que investigues toda la costa. Busca un navío azul de velas negras con una Jolly Roger de Pluma Azul. Si lo encuentras, avísame. Ah, y un favor. No mates a nadie, al menos, no todavía.

Tartarus: Meh, que aburrido. Pero usted es el jefe, jefe. 

El hombre cito salta del barco y se va corriendo por la costa, mientras Yibril saca el cartel de recompensa de Jean y lo observa.

Yibril: Esto será sencillo.

De regreso al presente… en el ruedo… 

Jo y Angélique quedan inmóviles por un momento. Sólo viendo, mirándose fijo, y no son las únicas personas que lo hacen, todos observan. Particularmente, John vuelve a posar su vista en Angélique, y está vez, no para por nada del mundo. 

Angélique: ¡Charcoal Heel Shot! 

La pelirroja toma la ofensiva primero, intentando de nueva cuenta aquel primer ataque que lanzó a La Calma. 

Jo: Ay, tiene que ser chiste. 

La Calma, no obstante, desaparece y aparece tras ella, con la pierna lista para mandarla a volar.

Jo: Morpheus… ¿Huh? 

Pero Angélique se da la vuelta y le detiene el pie con su propio tacón, dejándole en un duelo de tira y afloja. 

Jo: (Lo hizo a propósito. Esta niña aprende muy rápido.) ¡Aghh! 

Al final, los contendientes acaban retrocediendo con fuerza. A Jo le duele algo la espinilla pero le da igual, toma su extraña pose de combate y es esta vez quien se lanza a atacar. 

Jo: Hermes Walk

Angélique: ¡Heel Race!

Ambas cruzan patadas, queriendo dañar cuerpo y torso de su rival pero en todas las ocasiones se bloquean mutuamente. Pero Jo entonces mete un brazo a la pugna, sorprendiendo a Angélique y sacándole levemente de balance. 

Jo: ¡Ares Grab! 

Angélique: ¡Woahh! 

Aprovechando eso, Jo toma a la pelirroja de la ropa, le da una vuelta en el aire y la arroja lejos. Ella no obstante, usa los talones para hacer resistencia con la arena y evita avanzar demasiado. Luego, se vuelve a alzar y arremete aún más rápido contra la Calma.

Angélique: ¡Charcoal Assault Heel! 

Su celeridad esta vez si toma desprevenida a Jo, que solo alcanza a cubrirse con los brazos, pero aún acaba en el suelo. 

Jo: ¡Aghh! 

Jo tiene que reaccionar muy rápido y saltar para atrás para evitar otra patada que la habría hundido en el suelo, pero en su lugar, solo deja un cráter. 

Jo: Tch… Superior Morpheus Foot. 

La Calma contradice su alias y se dispara contra el Tacón Escarlata. Esta alcanza a bloquear el ataque al cubrir sus brazos con haki de armadura, pero su rival la toma de la muñeca la hace dar un giro sobre su cabeza y la azota contra el suelo. 

Angelíque: ¡Gah! 

Jo esta lista para rematar la con otra patada pero, Angélique se levanta con un giro invertido hacia atrás. Los dos rivales jadean, tratando de recuperar el aliento, sin dejar de verse. 

Jo: Tch… Eres buena, niña. 

Angélique: Je… tu también. 

Jo: Pero… no dejare que ganes. Lo siento.  ¡Ares Step! 

Jo una vez más desaparece de la vista y luego aparece para dar una patada tan potente que se levanta la aren del suelo, haciendo una nube. No obstante, cuando está se disipa, Angélique no está ahí, ni en ninguna parte. 

Damon: ¿Qué pasó? ¿La sacó del ruedo? 

Evangeline: ¡Arriba! 

La pelirroja está en el aire, pero se mantiene ¿suspendida? Patea el aire con fuerza, elevándose a si misma. 

Angélique: ¡Air Walker! 

Jo: (¡¿Sabe Geppo!?) 

Jean: ¿Alguien sabia que ella podía hacer eso? 

Piratas del Ave Azul: Ah ah…

Angélique no se mantiene estática mucho tiempo, comienza a elevarse más y más, y luego, cae en picada con los tacones de frente, ennegrecidos. 

Angélique: ¡Charcoal Heel Missile! 

La velocidad a la que cae es increíble. Y aunque Jo alcanza a hacerse a un lado a duras penas, la fuerza del impacto casi le saca del ruedo. 

Jo: ¡Waaah! 

Navegante de los Ave Rapaz se levanta, con el cuerpo dolorido y lleno de tallones. Angélique por su parte destraba sus piernas del suelo, el impacto, con todo y haki, es tan potente que le es doloroso. Ambos contendientes saben que la cosa no puede durar mucho más así que deciden dar todo por el todo.

Jo: ¡Ares Smash! 

Angélique: ¡Charcoal Heel Cannon! 

Jo, a una velocidad impropia para su persona, y Angélique con la pierna negra, lanzan patadas que acaban chocando con gran fuerza. Se alza la arena por la onda de choque y el aire se vuelve denso. Un crujido se oye, en su interior, de ambos rivales, algo se rompió. 

Jo: ¡Hades Palm! 

Aprovechando que sus piernas están pugnando,  Jo mete un cruel y potentísimo golpe con un brazo imbuido en haki justo en el estómago de su homólogo.  Angélique, exhala ruidosamente, todo el aire se le escapa. Temblorosa ente, su guardia se cae, da un paso hacia atrás y termina de rodillas al suelo, vomitando sangre. 

Angélique: *Arf arf* 

Jean: ¡Angélique! 

Jo: Esa es la cosa con los que pelean solo con sus pies. Se les olvidan las manos. 

La pelirroja se ve pálida y sus ojos, vidriosos. Por dentro, su vista se hace borrosa y oscura, y sus pensamientos difusos. Pero al bajar la mirada, queriendo caer al suelo, se topa con el tatuaje en su brazo y lo palpa trémulamente.

Angélique: Mantenlos unidos…

Usando una fuerza de quien sabe donde, Angélique se vuelve a levantar, enciende de nuevo sus pies y se lanza a por Jo, quien, estaba con la mente ya en otro lado pues creía su victoria asegurada y se sorprende al verla justo al frente suyo. 

Angélique: ¡Ember Vertical Heel! 

Jo: ¿huh? 

Con la pierna en llamas y haki, Angélique da el golpe justo al mentón de la Calma, quien se queda inmóvil con el cuello hacia atrás, hasta que, sus piernas le fallan. 

Jo: Akk… Akk.. 

Jo cae, pero Angélique también, ya no puede más. Primer oficial y Segundo al mando quedan en el suelo, inertes.     

Capítulo 608: Preludio para el final

Murmullos ininteligibles. Eso es lo que escucha al principio, o más bien cree escuchar porque al cabo de unos segundos, se da cuenta de que son voces que se van aclarando y acercando. Sus tonos son altos y alarmados, llenos de preocupación. 

Taylor: ¡Angélique! ¡Angélique! ¡Puedes oírme!?

Angélique : Hmphh…  ¿Qué? 

La joven de cabellos rojizos abre los ojos. Aunque deslumbrado al principio, cuando su vista se acostumbra, se da cuenta de que todos sus camaradas la rodean, y sus rostros preocupados se alivian al verla despertar.

Jean: *suspiro* Gracias al cielo que estas bien. 

Angélique: ¿Qué… que pasó? 

Jean: ¿No lo recuerdas? 

La chica niega lenta y dificultosa ente con la cabeza. 

Taylor: Te dieron un golpe muy fuerte. Tienes varias costilla rotas.

Angélique: Entonces… perdí… 

Pero sus camaradas sonríen. 

James: Empataste, maldita loca. Jeje, no se como lo hiciste. 

Evangeline : La forma en la que noqueaste al ¿señor… a? Fue sorprendente. 

Angélique: Genial… 

La chica trata de levantarse pero siente un dolor terrible al hacerlo por lo que se queda tirada y Taylor comienza a crear vendas a lo loco. 

Taylor: Tranquila. No te muevas y trata de no respirar muy fuerte. Te arreglaré y estarás como nueva en unos días. 

Angélique: Je. Tu eres el doc, doc. 

Sabiendo que su camarada se recuperará, Jean le dedica una cálida sonrisa y camina lejos, para sorpresa de sus compañeros. ¿A dónde va? 

Jo: ¡Auuuu! ¡Duele! 

Baz: Joder. Era mejor si se quedaba inconsciente. No hables, Jo. Creo que tu mandíbula podría estar rota. 

Jo: ¡¿Rota!? ¡Auuuuu! 

Damon: ¡Esa chica esta loca! ¡Llegar tan lejos por una competencia! 

John: ¡…! 

Todos se giran para ver a Jean, mirando con seriedad y tristeza a Jo, a los camaradas de su padre, y a su propio progenitor. 

Jean: ¿Jo estará bien? 

Baz: Pues tal vez tenga que ponerle alambres, pero estará bien. 

Ante esta respuesta, Jean suspira y da media vuelta. 

Jean: Que bueno. 

Pero antes de marcharse, dice algo muy, muy extraño para los del Ave Rapaz. 

Jean: Lo lamento. Ustedes también son mi familia y los quiero. Pero no voy a ceder mi libertad ni la de ellos. 

El muchacho regresa entonces con sus camaradas, dejando a los del Ave Rapaz muy confundidos. 

Carissa: ¿Qué fue eso? 

Damon: Paso.

En las gradas de Gila y de la Libélula, Luperca y Victoire también son atendidas, aunque por suerte para ellas, sus heridas no son ni escasamente tan serias. Sabiendo entonces que todos los contendientes de esa ronda habrán de recuperarse, Chaps sigue con su trabajo de presentador. 

Chaps: Tras esta última ronda antes de la final, los puntos quedan así. Cuatro y medio puntos para el Ave Rapaz. Dos y medio puntos para el Ave Azul. Dos puntos para la Libélula. Tras esto, procederé a explicar…  ¡La prueba final! 

Se escuchan los vítores de muchos de los rasos del Ave Rapaz. El resto de Piratas permanece en silencio, bien serios. 

Chaps: ¡Se enfrentarán los capitanes de cada tripulación en combate total! ¡El último en pie gana todo! ¡Pero no estarán solos! ¡Cada uno de sus tripulantes que haya conseguido un punto en sus respectivas pruebas participara también y peleará junto a su capitán! ¡En el caso de los medios puntos, solo podrán entrar al ruedo una vez para ayudar, pero esa ocasión será de su elección! 

El presentador sigue hablando, y todos los presentes le escuchan con atención. Por lo que nadie nota al hombrecito que le vigila desde la distancia. Nada más y nada menos que Tartarus. Este observa con un catalejo a la Ocean Spirit y su Jolly Roger, confirmando su objetivo. No obstante, la presencia de los otros barcos llama demasiado su atención, por lo que saca un Ko Den Den Mushi. 

Tartarus: Jefazo. Lo encontré. 

Le responde Yibril, el cual se oye vagamente entusiasmado. 

Yibril: Ah, Tartarus. Me sorprende que no hayas intentado matar a nadie todavía, bien hecho. ¿Cuál es la posición de la nave? 

Tartarus: Está arrancada en una cala, al Nor noroeste. 

Yibril: Bien. Espera ahí y… 

Tartarus : Pero hay otra cosa… 

Yibril: ¿Eh? 

Tartarus: Hay otros tres barcos ahí, y muchas  personas. Como si fuera una especie de reunión o algo.

Yibril: ¿Reunión? 

Tartarus: A ver…  un barco tiene una libélula de jolly Roger, otro… una especie de lagarto y el último es una calavera con alas rojas… Jefazo. ¿Me esta oyendo? ¿Jefazo? 

Yibril sigue al otro lado de la línea pero esta pasmado. Permanece así por unos segundos hasta que, solo de un lado de su boca, se aprecia una sonrisa enorme.

TO BE CONTINUED
   
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.