FANDOM


Arco de la Sombra de la Colmena
Arco de la sombra de la colmena
Información
Número de capítulos 11
Anterior Arco de las Infames Aguas
Posterior Arco del Noble Perseguidor
Creador Megatroy

El Arco de la Sombra de la Colmena es el veinteavo quinto arco de la historia de los Piratas de las Aguas Estancadas y el segundo de la Saga de las Promesas del Océano.

Antecedentes

Tras 15 meses de entrenamiento, todos los Piratas de las Aguas Estancadas han vuelto a su encuentro,Fersa ha estado mejorando su habilidad con Cyn y estudiando medicina, Theodhelm ha reparado completamente el barco y añadido algunos extras, aunque ha perdido un brazo, Clof parece haber entrenado muy duramente técnicas avanzadas de La Marina, Sitsy parece haber conseguido más control sobre su fuerza, además de haberse vuelto más fuerte, Jolwuf ha pasado todo el tiempo minando oro, para así volver con una gran fortuna, Redsu y Samley han conseguido una gran compenetración y fuerza tras trabajar como gladiadoras, y Venjen está más que listo para el nuevo mundo, con más control sobre su fruta, más fuerza que antes y control sobre el haki.

Capítulo 272: Bienvenida

Los piratas continuaban navegando guiados por Venjen, mientras tanto, hablaban de lo que habían hecho estos meses mientras comían sentados a la mesa.

Sitsy: ¿En serio que te has limitado a ampliar únicamente las habitaciones y la bodega?

Theodhelm: He hecho dos dormitorios más, eh, además, ¿not e dice nada el hecho de que ya no tenga brazos, y tú qué has hecho?

Sitsy: Trabajar como mayordomo de una señora con cola de pez... y eso, ¿el resto?

Fersa: He aprendido cosas nuevas sobre medicina y alguna arma química, y Cyn se ha hecho más fuerte, ¿verdad?

Cyn: ¡Pío!

Samley: Nosotras estábamos en el coliseo, aunque ya nos vísteis ahí en medio...

Fersa: Os habéis vuelto más cercanas que antes, ¿no?

Venjen: ¿Más?, si se han acostado juntas.

Redsu: Varias veces

Samley: Bueno... y poco más.

Redsu: Por cierto, el único que parece que no hacambiado demasiado es el viejo.

Jolwuf: No tenía necesidad, a mi edad ya sé todo lo que necesito, solo quiero oro.

Samley: ¿Tú qué tal con el señor Mathias, Clof?

Theodhelm: ¿Lo conoces?

Clof: Cualquier persona que haya sido marine lo conoce, era una leyenda prácticamente.

Samley: Siempre ha sido un referente para todos, ya fuese en deber, fuerza, compañerismo... era un buen tipo, y seguramente como mentor también esté muy bien.

Clof: ¡Es genial, en quince meses he podido llegar incluso a utilizar haki de armadura!, tampoco excesivamente bien, pero está guay al menos... ¡pero nos falta el más importante!, ¿qué tal usted, capitán?

Venjen: Que no me hables de usted.

Redsu: Bueno, no vamos a negarlo, lo de antes fue la hostia...

Jolwuf: Y qué coño, has entrenado con Kelly, fue mi sucesora, mal no te puede haber ido.

Venjen: Cien abdominales, cien sentadillas, cien flexiones y correr diez kilómetros...

Jolwuf: Je...

Venjen: ...todos los días.

Sitsy: ¿Y esa cicatriz?

Venjen: Ah, una señora me intentó comprar de esclavo sexual.

Sitsy: Vaya gusto más horrible...

El capitán dio un fuerte puñetazo al músico, tirándolo al suelo.

Venjen: Bueno, forcejeamos y resulta que ella llevaba un arma y yo no, ya está, ¿os acordáis de los tipos de antes?

Fersa: ¿El tipo de la cresta?

Venjen: Ese fue el que me capturó y llevó a la casa de subastas, era el último lote del día, pero de alguna forma conseguí usar el haki del rey y escapé.

Fersa: Pero... estarías esposado.

Venjen: Sí, por las manos.

Fersa: ¿Y pudiste escapar aún así, no se te quitaron las fuerzas?

Venjen: No eran de piedra marina, eran unos matones de tres al cuarto.

Sitsy: Pero pudieron contigo.

Venjen: Tú quieres morir, ¿no?

Jolwuf: Bueno... debo avisarte de que no queda mucho para llegar a donde dices.

Venjen: De puta madre.

Redsu: ¿Podemos saber con quién quieres reunirte?

Samley: ¿Es alguien relacionado con tu madre, Kelly y el viejo?

Venjen: Todo a su debido tiempo, joder, de momento...

Por la ventana se veía la isla, no tenía pinta de ser conflictiva, era una zona con una ciudad a un lado pero bosque en la otra mitad sin nada a destacar.

Venjen: ... preparaos para dar una bienvenida.

Capítulo 273: Ya aparecerá

Los piratas amarraron el barco en el embarcadero que había en la ciudad, después, procedieron a bajar del barco.

Fersa:¿No tendremos problemas con la Marina o algo?

Venjen: Esta isla es bastante pacífica y no está afiliada al gobierno mundial, así que mientras no la liemos, va bien.

Redsu: Es gracioso que eso lo digas tú.

Venjen: Bueno, ahí tenéis la ciudad, tiene bastantes sitios guapos para pasar el rato, así que haced lo que queráis, ¿me pasais una botella de ron?

Theodhelm: Pilla.

El carpintero arrojó una botella de alcohol a su capitán, quién ya se había bajado del barco.

Theodhelm: ¿Qué vas a hacer?

Venjen: Daré una vuelta por ahí.

Fersa: ¿No tenías que encontrarte con alguien?

Venjen: Sí, pero no concretamos mucho, solo esta isla este día.

Fersa: Un genio de la planificación.

Venjen: Bueno... yo me voy por ahí, avisad si pasa algo o yo qué sé.

El pirata acabó dejando el astillero ante la mirada de sus compañeros, quienes lo miraban y juzgaban desde la distancia.

Redsu: No ha cambiado una mierda...

Samley: Bueno... ¿te apetece ir a algún bar o algo que haya por ahí?

Redsu: No sé cómo haces para no dejar de buscar algo positivo-

Samley: Algo romántico, leñe, que hace tiempo que no hacemos nada juntas que no sea luchar.

Redsu: *Suspiro* ¿Podréis apañaros vosotros solos con el barco?

Fersa: Theod y yo queremos ir a ver tiendas.

Jolwuf: Voy a empeñar parte del oro.

Theodhelm: Y Sitsy ha dicho que se iba a "pillar cacho", ya no está.

Redsu: ... ¿Clof?

Clof: Tengo que continuar con la rutina de ejercicios de Mathias, así que puedo quedarme sin problema.

Redsu: ... Muchas gracias, Clof.

Clof: ¡A sus órdenes, oficial!

Samley: Je... da la impresión de que en esta tripulación, la autoridad tampoco importa demasiado.

Redsu: No cuando cada uno hace lo que le da la gana.

Samley: Bueno... ¿nos vamos?

Las dos piratas salieron del barco, posteriormente, Jolwuf, Fersa y Theodhelm salieron también, el primero cargando un gran saco de oro.

Fersa: ¿No te da miedo que te lo puedan robar?

Jolwuf: Pienso cortar el brazo a todo aquel que se acerque siquiera a olerlo.

Mientras tanto, en el tejado de uno de los edificios había una figura femenina con el pelo suelto observando las calles de la ciudad, parecía estar hablando por caracolófono con alguien, con una potente voz masculina.

Mujer: Pues no... aún no lo veo.

Caracolófono: Tranquila leches, siempre eres así de recta e impaciente, no creo que tarde demasiado, probablemente ya esté por ahí.

Mujer: ¿Y si ayudas a buscar?, tampoco veo tan productivo quedarte bebiendo en un bar.

Caracolófono: Eh, son asuntos tuyos, no míos, aunque Venjen me caiga bien tampoco es cosa mía, bueno, tú busca que aparecerá, cambio y corto.

El hombre acabó colgando la llamada, la mujer acabó mirando por las calles por los tejados a ver si encontraba algo.

Capítulo 274: Malas sensaciones

Redsu y Samley acabaron en un bar, sentándose en la barra mientras tomaban un vaso de licor cada una.

Samley: Se está muy a gusto cuando no se escucha a nadie montando jaleo o gritando de dolor de fondo, ¿no crees?

Redsu: Hay que admitir que es agradable, pero no sé, sigo mosca.

Samley: ¿Hm?

Redsu: No sé... puede que sea un presentimiento o alguna chorrada de esas, pero desde que desembarcamos he tenido malas sensaciones

Samley: Acabamos de salir al mar otra vez, probablemente solamente sean desvaríos de haber vuelto a la acción.

Redsu: Sí, probablemente tengas razón.

Samley: Aunque sí que es verdad...

Redsu: ¿Eh?

Samley: En el muelle había un barco con una bandera que me sonaba bastante de haberla visto.

Redsu: ¿Como marine?

Samley: No, no, como pirata.

Mientras tanto, Venjen caminaba por la calle mientras se bebía su botella de ron frente a los ojos de algunos transeúntes 

Venjen: Ah, no hay nada como emborracharse al aire libre, el puto bosque y la aldea esa se me empezaban a hacer pequeños...

De nuevo, el capitán pirata...

Venjen: Estoy hablando solo otra vez.

Sin embargo, desde una cornisa de un edificio, alguien observaba a Venjen, sin embargo, esta no era la figura femenina que le estaba buscando.

Sombra: Je... sí... solo...

Lo que Venjen prácticamente ignoraba es que, en realidad, estaba rodeado de enemigos, de los cuales, uno decidió abalanzarse por su propia cuenta contra el pirata, intentando apuñalarle con un cuchillo.

Atacante: ¡ESTÁS MU...!

Pero, rápidamente el pirata se giró para dar un golpe seco en la cabeza del enemigo con la botella de ron, la cuál, con la fuerza, se rompió, la gente alrededor entró en pánico ante la situación, huyendo rápidamente del lugar.

Venjen: Hijo de puta, has roto mi botella y has dejado la calle perdida de alcohol.

Atacante: A... agh...

Venjen: Si tienes aliados más les vale ir saliendo antes de que...

De entre algunos callejones salieron varios tipos armados con armas blancas, salieron tranquilos, parecían molestos por la situación.

Hombre: Maldita sea... has estropeado la emboscada, imbécil.

Atacante: L... lo siento...

El capitán pirata dio una patada a su atacante para llevarle con los suyos.

Venjen: Bueno... ¿Quién sois y qué coño queréis?

Hombre: Tsch... da igual que hayas acabado con el más tonto y débil de nosotros, ¡no puedes escapar a la voluntad de nuestra reina, presa!

Atacante: ¿tonto... y débil?

Venjen: Estoy teniendo cierto tipo de flashbacks... y no me gusta una mierda.

Hombre: ¡AHORA, ACABAD CON ÉL, COMPAÑEROS!

Grupo: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARGH!!!

El pirata se limitó a quedarse en su sitio y, con una sucesión rápida de patadas y puñetazos, ir enviando a cada uno de sus enemigos al suelo, uno de ellos trató de agarrar de nuevo su arma, pero Venjen se limitó a pisarle la mano.

Hombre: Maldito... desgraciado...

Venjen: Cállate, habéis empezado vosotros, además, aún no me habéis respondido.

Hombre: ...

Venjen: Qué coño queréis.

Unos sonidos de aplausos se comenzaron a escuchar a lo lejos de la calle, cada vez se acercaban más junto a unos pasos.

???: Vaya... eso ha sido realmente impresionante... Don Barbacoa

Venjen: ¿Eh?

Hombre: M... mi reina...

Los pasos se acercaron lo suficiente al pirata, pudiendo por fin observar a la persona que estaba detrás de aquel ataque.

Anthophy: No te preocupes, querido subordinado... tampoco erais rivales para él...

  • La Reina Abeja, Anthophy, capitana de los Piratas Colmena. Recompensa: Berrysymbol 290.000.000 ]

Hombre: Pero... si usted lo sabía... ¿por qué...?

Anthohy: Digamos que necesitaba unas cobayas.

Venjen: Usar a tus subordinados para que les den una paliza no está bien.

Anthophy: Hm... no creo... que te hayas olvidado de mí... ¿no?

Venjen: Te vi en Sabaody, y ya.

Anthophy: Bueno... tampoco me apetece andarme por las ramas... así que vayamos al punto.

Venjen: ¿Eh?

Anthophy: Cállate, vente conmigo y te prometo que no resultarás herido.

Capítulo 275: Reunión

Venjen: Vale, pues tú cómeme los huevos y te juro que no te meto, ¿no estás muy chula para haber perdido ya lo que tenías?

Anthophy: Eres un hombre curioso, Don Barbacoa, me habría gustado conversar y estar contigo un poco más, una pena que me hayan pedido tanta prisa, pero bueno, es lo que tienen los negocios, amigo...

Venjen: ¿Negocios?

Un sonido de arma de fuego se escuchó desde uno de los tejados de los edificios que habían por ahí, sin embargo no pareció importar demasiado, pues lo esquivó fácilmente echándose hacia un lado, pero ignoró por completo lo que le venía por un lado, pues el primer oficial de la banda enemiga decidió sorprenderle con un fuerte puñetazo en el rostro que...

Lettle: ¡¡¡TOMA CASTAÑA!!!

Venjen: ¿Hm?

Anthophy: *Sonríe*

... no pareció impactar demasiado al capitán, ni siquiera giró la cabeza, solo los ojos.

Venjen: ¿Qué haces?

Lettle: N... nada...

El pirata imbuyó uno de sus brazos en brasas así como en haki.

Venjen: Eso pensaba yo.

El pirata contrarrestó con otro fuerte puñetazo al enemigo, sin embargo, este consiguió esquivarlo echándose hacia atrás, pero con lah onda de aire caliente que vino tras el ataque, este pudo imaginar la que se le iba a venir encima.

Lettle: Eso... me habría matado...

Venjen: ¿Es tu arma secreta, seguro que no prefieres venir y lo zanjamos de capitán a cap...?

Anthophy: ...¿Estás insinuando que una reina SE MANCHE LAS MANOS POR ESCORIA COMO TÚ?

Lettle: E... ¡eso, no tienes derecho siquiera a hablarle con tanto descaro!

Venjen: No te ves coaccionado para nada.

El capitán se volvió a lanzar contra Lettle lanzándole puñetazo tras puñetazo y patada tras patada, pero el oficial era escurridizo y esquivaba la mayoría de los ataques.

Venjen: (Joder... es una puta cucaracha el desgraciado)

Lettle: (¿Qué le parece, capitana?, lo estoy esquivando tod...)

Pero al girar la vista a su capitana, Lettle observó en ella una expresión que mostraba más desaprovación que otra cosa, parecía enfadada por cómo estaba luchando, como si quisiera que... perdiese de alguna forma.

Lettle: ... ya...

El pirata dejó la defensiva para tratar de golpear a Venjen en la cara, pero este lo esquivó y contrarrestó con otro puñetazo, el cuál impactó mandando a Lettle unos metros atrás, el capitán no paraba y continuó hasta el punto de agarrar a su contrincante por el cuello de la camisa mientras la capitana de este comenzaba a sonreír de nuevo.

Venjen: ¿A qué ha venido eso? podrías haber escapado perfectamente, eres rápido.

Lettle: Mi reina... necesitaba mi ayuda... por una vez...

Venjen: "Mi reina"... anda, cállat...¡!

Sin embargo, Venjen sintió algo detrás de él, algo que se acercaba a gran velocidad a por su cuello, en el menor tiempo posible, se giró son sus brazos cubiertos en haki y paró el ataque del agresor, quién parecía usar unas zarpas amarradas a las manos, al ver que su ataque fue repudiado, decidió retroceder.

Atacante: Mierda... he fallado, señora.

Anthophy: Tsch... si Lettle hubiese hecho las cosas bien desde el principio ya podríamos estar en el bar...

El hombre era alto, con ropajes amarillos pero también oscuros, con un curioso gorro amarillo también, una especie de pañuelo que le cubría la cara y unas gafas de correa con el lente de color rojo.

Venjen: Era una trampa... putos cagones.

Zen: Le prometo que no habrá un segundo fallo.

  • El Asesino de la Sombra, Zen, asesino de los Piratas Colmena. Recompensa: Berrysymbol 140.000.000 ]

Anthophy: Descuida, confío en ti... y tú...

Lettle: *En el suelo* ¿E... eh?

Anthophy: Haz las cosas bien.

Zen se lanzó contra Venjen de cara con la esperanza de darle esta vez, el capitán se puso en posición de ataque, pero Lettle consiguió agarrarle de una pierna para que no se moviese.

Venjen: ¡¿Y AHORA TÚ QUÉ COÑO...?!

Lettle: POR FAVOR, YA SOLO QUIERO SALIR DE AQUÍ.

Venjen: Tsch.

Zen: Buen trabajo, lacayo.

Pero no sirvió, pues Venjen pudo deshacerse rápido de Lettle lanzándolo a un lado con la pierna y de paso esquivar a Zen, pero estos no cesaron su ataque, pues esta vez el capitán pirata estaba mirando hacia el primer oficial, quien se levantaba del suelo para volver a la carga mientras el Asesino de la Sombra se lanzaba hacia su espalda de un potente salto contra la pared.

Venjen: Putos desgraciados...

Lettle: ¡¡¡AHORA...!!!

Zen: ...sométet... ¡!

Sin embargo, una figura humana apareció a punto para darle una fuerte patada al asesino y lanzarlo contra la pared, aunque se recompuso, no dio crédito a lo que acababa de pasar, ni él ni nadie en la escena, sin entender demasiado bien la situación, Venjen se giró para observar, esbozando una gran sonrisa cuando vio la situación.

Zen: Maldita...

Anthophy: ¿Quién...? esa... no figura en los carteles de "Se Busca".

Lettle: ...

Venjen: Je... has tardado más de la cuenta, ¿eh?

Figura: ¿Tarde?... quedamos este mismo día, no especificaste la hora, jovenzuelo.

Venjen: Eh, ¿crees que esa es forma de referirte a mí ahora?

Figura: Tiene razón... puede que me haya demorado demasiado, lamento la tardanza...

Una mujer mayor, de piel arrugada, largo pelo gris y vestida con un shozoku estaba de espaldas hacia Venjen, mientras se giraba se veía su rasgo más característico: un brazo robótico.

Perni: ...mi capitán.

Capítulo 276: La más fuerte del Grand Line

La kunoichi y su capitán se pusieron espalda con espalda afrontando cada uno a su enemigo, sin embargo, la situación dio un vuelco cualdo Lette se detuvo y levantó las manos.

Lette: ¡ME RINDO!

Perni: ¿Eh?

Venjen: ... a ver... ibas perdiendo, sí... pero...

Zen: ... ¿Qué dices?

Anthophy: Lettle, te ordeno que ataques a mi señal junto a Zen.

Lettle: ...n... no...

Anthophy: ¡¿Cómo... que... NO?!

Lettle: R... renuncio como parte de tu tripulación.

Zen: ¡¿Y TÚ CON QUÉ DERECHO TE CREES A DECIR ESO?!

Venjen: ¿Entonces es nuestro aliado ahora?

Perni: Enemigo no es al menos.

Lettle: Me... fui contigo pensando que eras la más fuerte del Grand Line... y...

Anthophy: Entonces... ¿estás insinuando que... no lo soy?

Lettle: ...

Zen: ¡¿CÓMO TE ATREVES A...?!

Sin embargo, la capitana pirata no estaba enfadada, o al menos no se apreciaba eso, pues poco a poco comenzó a esbozar una leve sonrisa que fue convirtiéndose a una más grande.

Zen: ¿M... mi reina?

Anthophy: Ya veo, cielo... simplemente es eso...

Perni: No me gusta demasiado esa sonrisa, va a hacer algo.

Venjen: Mejor que quedarse parada.

Anthophy: Podría intentar ganarme de nuevo tu confianza, pero tampoco la necesito.

La mujer comenzó a elevarse por el aire mediante el polen que producía con su fruta y agarró las gafas de correa que llevaba colgadas al cuello.

Anthophy: Te mataré, y a la anciana también, aquí y ahora.

Perni: Creo que a quien está buscando es a ti.

Venjen: Me suda la polla, voy a reventarle.

Anthophy: Y tú no tengas prisa, melenas...

Venjen: ¿Eh?

Anthophy: Tu nueva dueña te espera con mucha ansia.

Perni: ¿Nueva dueña?

Venjen: Puta cerda...

La Reina Abeja se puso sus gafas en los ojos mientras daba la impresión de que preparaba algo.

Zen: Ya veo... es usted una genio, reina.

Lettle: OH, MIERDA.

Venjen: ¿Qué pasa?

Lettle: TAPAOS LOS OJOS, AHORA.

Perni: ¿Qué está...?

Las manos de Anthophy comenzaron a crear varios granos de polen, dando a entender la situación a Perni, quién reaccionó y se puso la bandana en los ojos tapándoselos.

Perni: ¡VENJEN, LOS OJOS!

Venjen: ¿A vosotros qué coño os p...?

Sin embargo, Venjen comenzó a notar los efectos del polen...

Yellow Out

Anthophy: YELLOW OUT

... en sus ojos

Venjen: ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARGH!

Al abrirlos de nuevo, el capitán pirata los tenía completamente rojos y llorosos, siendo totalmente imposible para él observar lo que sucedía alrededor, Anthophy se posó suavemente en el suelo de nuevo, dejando escuchar a su enemigo el taconeo de sus zapatos.

Anthophy: Ahora, tranquilo, cielo...

Venjen: ...

Anthophy: Será rápido.

Venjen: Estás... muerta.

Capítulo 277: Desde las sombras

Perni: Ese grito no ha dado buena espina...

Zen: No me hace demasiada gracia tener que acabar con una anciana...

Perni: ¿Eh?

Zen: Pero me lo exigen, así que, al menos ten la decencia de...

Un shuriken pasó a ras del pirata, cortándole un trozo de cabello.

Zen: ...

Perni: No me caéis muy bien los jóvenes como tú, tan creídos y arrogantes.

Zen: Tú... no eres una anciana normal...

Perni: Te doy una patada en la cara por sorpresa hace unos segundos... ¿y aún lo dudabas?

Zen se lanzó contra una pared y se impulsó con sus piernas mientras lanzaba un ataque con sus cuchillas hacia Perni, sin embargo, pudo detener el golpe usando su brazo mecánico en su segunda forma, la espada.

Zen: Esto es... tan...

Perni: Frustrante, valerte tanto de tu jefa te vuelve...

Zen: Ni se te ocurra...

Perni: Débil.

Zen: MUERE.

El pirata comenzó a dar corte tras corte a la kunoichi, pero esta se movía de una forma anormal, no necesitaba ni esquivarlos, utilizaba su brazo-espada para detenerlo ataque tras ataque, finalmente, con el brazo libre, esta propinó un puñetazo en el abdomen a su contrincante lanzándolo y haciendo que se apoyase sobre su rodilla por el dolor.

Zen: Esto no es normal, el Yellow Out debería haberte dejado totalmente inválida...

Perni: Ah, ¿sí?

Zen: No deberías de poder oler, escuchar a duras penas, y sobre todo... no deberías de poder... ¡!

Perni: Je...

Zen: Puedes ver.

Perni: Cielo, te saco como cincuenta años de vida, conozco el haki de observación como si lo hubiese parido...

Zen: ...

Perni: Puedo derrotarte, valga la redundancia, hasta con los ojos cerrados.

Zen: Eres una amenaza.

Perni: Bueno, pues la solución es fácil.

Zen no tardó demasiado en darse cuenta que Perni se había puesto detrás de él, aunque llegó a darse cuenta, no pudo cubrirse a tiempo de cuando la kunoichi cambió su brazo biónico a su primer módulo, la mano ninja y sacó tres shurikens para lanzárselos al cuerpo, aunque uno fue bloqueado, los otros dos dieron en el blanco, pero el ninja decidió no entrar en pánico y salir corriendo y saltando de pared en pared mientra su pecho sangraba.

Zen: Puta vieja desgraciada.

Perni: Respeta...

Zen: ¡!

Perni: ...A LOS MAYORES.

La kunoichi estaba detrás de él con su brazo en su tercer módulo, un enorme mangual con una larga cadena de acero, Perni lanzó su arma contra Zen, aunque no le impactó, el impacto causó un gran choque lo lanzó varios metros.

Zen: Mierda... tengo que salir y pedir refuerzos corr...

Lettle: ¡VENJEN, ¿DÓNDE ESTÁS?!

Zen: La cucaracha.

La pirata consiguió ponerse delante del asesino, aunque tenía los ojos vendados, usando su haki podía ser consciente de la situación.

Perni: ¿Qué haces?

Lettle estaba arrodillado con los ojos en rojo y llorosos mientras Zen le agarraba del pelo y ponía una cuchilla en el cuello.

Zen: Tsch... ya me da igual todo... lárgate y escóndete por ahí... o me cargo a este.

Lettle: ¡¡¡AYUDAAAAAAAAA!!!

Perni: Eso no es una actitud honorable para un guerrero... ni siquiera para un asesino.

Zen: Tu opinión... me da igual, tú no deberías de haber aparecido aquí, ¡ESTO ES COSA NUESTRA, ENTRE MI REINA Y DON BARBAC...!

Zen recibió un potente golpe en la nuca, dejándole inconsciente poco a poco mientras observaba a su enemiga frente a ella.

Zen: ¿C... cómo...?

Finalmente vio cómo la figura de Perni se desvaneció, tras girar ligeramente la cabeza, observó a la kunoichi detrás de él.

Perni: Arte ninja: técnica de clones.

Zen: Hija... de puta...

El pirata acabó cayendo al suelo inconsciente, luego Perni agarró a Lettle y le ayudó a levantarse.

Lettle: Gracias...

Perni: Da igual, ahora deberíamos centrarnos en buscar a...

Lettle: Oye... ¿sientes eso?

Perni: Huele a... quemado.

Capítulo 278: Una amiga de puta madre

Venjen: ¡VOY A ARRANCARTE LA CABEZA!

Anthophy: Ya me avisaron de tu lenguaje, realmente lamentable...

La mujer se acercó lentamente levitando hacia el pirata, dándole una bofetada con la mano derecha.

Anthophy: ... como un niño pequeño.

Poco a poco se observaba cómo la cara de Venjen pasaba a mostrar más y más ira, respondiendo eso con un potente puñetazo que falló por la falta de visión, sin embargo, esto creó una enorme corriente de aire que incluso abrió un boquete entre el polen, pero que se volvió a cerrar con poco tiempo.

Anthphy: Eso es... peligroso.

Venjen: MUERE.

El pirata usó la voz de su rival para rastrearla y lanzarle otro ataque, pero consiguió esquivarle, tras esto, Anthophy atacó de nuevo lanzando una gran cantidad de polen en forma de chorro contra Venjen, estampándolo contra la pared, aunque este se consiguió recubrir en haki para minimizar el golpe, dejándolo en un rasguño.

Anthophy: Tsch, qué duro está el desgraciado, menos mal que al menos lo ha pedido vivo.

Venjen: *Olisquea el ambiente* Huele de puta madre.

Anthophy: Así que... solo quédate dormido un rato.

La mujer aprovechó para lanzar otro ataque con polen a Venjen tratando de estamparle la cabeza para dejarle inconsciente, sin embargo, el olor acabó atrayendo su atención, el capitán salió corriendo hasta él.

Anthophy: Mierda... ESTATE QUIETO, INÚTIL.

La pirata salió tras él levitando, aunque le superaba en velocidad, el polen también le dificultaba levemente a ella la visión, finalmente le alcanzó.

Anthophy: Ahora haz el favor de... eh...

El pirata había agarrado unas velas que habían en las mesas de un restaurante y las había usado para quemar las sillas de madera, provocando, obviamente, que comenzasen a arder.

Anthophy: Bueno... creo que se ha rendido... o se ha vuelto ya loc...

Pero mientras Venjen comenzaba a propagar el fuego de silla a silla y luego a aspirarlo por la boca, la Reina Abeja procesó finalmente la información para relacionarla con sus recuerdos a la vez que el capitán pirata terminaba de llenar su garganta de llamas.

Anthophy: MIERDA, ES COMO SABA...

Venjen: VENTO AUREO.

El pirata expulsó una enorme llamarada para luego comenzar a girar sobre sí mismo con el objetivo de eliminar el polen, Anthophy consiguió esquivar parte del ataque, pues parte del fuego le dio, finalmente, la zona terminó medianamente despejada y, tras frotarse fuertemente los ojos, Venjen recuperó parte de su visión, aunque no podía detener las lágrimas por la picazón.

Venjen: Agh, joder... quién iba a decirme al final que la pelirroja al final no estaba loca con eso de las gafas de bucear fuera del agua.

Perni: ¿Venjen, estás?

A lo lejos, Perni estaba con la cinta en los ojos junto a Lettle quién aún lloraba ligeramente.

Venjen: Ah, Perni, de momento área despejada, ahora discúlpame un momento y hablamos.

La capitana pirata estaba frustrada, miraba al suelo mientras su cara se convertía en desesperación, trataba de hablar consigo misma para consolarse.

Anthophy: Esto... no es nada, nada, nada... soy... la futura reina del mundo, je... y al final... ¿hay algo que la soberana mundial no pueda hacer?...

La pirata se comenzó a poner de pie mientras seguía hablándose y levantando la cabeza.

Anthophy: YO SOY ANTHOPHY, LA REINA DE LOS SIETE MARES, LA PERSONA QUE TENDRÁ EL MUNDO A SUS PIES, SOY INVENCIBLE, SO...

Pero al levantarla ligeramente, vio como Venjen apareció frente a ella como una exhalación con el puño derecho soltando humo.

Anthophy: *Temblando* ...s... soy...

Venjen: CALLA COÑO.

La capitana recibió tal puñetazo en la cara que la mandó por los aires para que acabase estampada contra un edificio provocando una gran nube de polvo y, finalmente, se diese de cara contra el suelo, acabando con la nariz sangrante, varias heridas abiertas y las gafas rotas.

Anthophy: a... a...

Venjen: Vale, ahora que hemos resuelto nuestras diferencias de una forma CORDIAL Y CIVILIZADA, vamos a hablar como personas normales, zorra.

El pirata se acercó a ella y le agarró del pelo para levantarle la cabeza a su altura mientras él se agachaba.

Venjen: Antes habías dicho que mi nueva "dueña" te había contratado.

Anthophy: ...

Venjen: ¿Está aquí?

Anthophy: No... me mates...

Venjen: Si respondes me lo pienso.

Anthophy: S... sí...

Venjen: Y ahora, cómo eres una amiga de puta madre, me vas a llevar con esa "dueña", ¿verdad?

Anthophy: S... sí...

Capítulo 279: Una valiosa lección de vida

Mientras tanto, en un bar de la ciudad, Redsu y Samley continuaban teniendo su cita.

Redsu: ¿Crees que Venjen ya se habrá encontrado con esa persona de la que hablaba?

Samley: Hm, no creo que nos quede demasiado tiempo de estar por aquí, habrá que aprovechar, por cierto, ¿te ha dicho quién era la otra persona?

Redsu: ¿A mí, por qué?

Samley: Joder cielo, eres la primera oficial, deberías de estar informada de este tipo de cosas.

Redsu: Oye, se supone que es una cita romántica, no una reunión para exponerme las quejas de la mierda jerarquía que tenemos...

Samley: ... ¿estás bien?

Redsu: No demasiado.

Samley: ¿Es por lo de antes de separarnos?, ya lo has visto, a Venjen no le importa, estamos todos bien y...

Redsu: Ya, ¿pero y si no hubiese sido así?

Samley: ...

Redsu: Podrían habernos atrapado y llevado a Impel Down... o podríamos haber m...

Samley: Pero no ha pasado, así que vamos a pensar positivo, mira toda la gente feliz que hay a nuestro alrededor.

Redsu: Bueno... esa señora de ahí me pone un poco nerviosa.

Al mirar, había una mujer con un pomposo vestido de color verde, pelo rubio y recogido, con varias joyas y un par de gafas redondas, estaba rodeada de varios hombres trajeados y con gafas de sol, probablemente sus guarda espaldas, la chica apoyaba la cabeza sobre su mano en la mesa mientras bebia una copa de vino.

Victoria: *Suspiro* La pirata esa tarda mucho... tendría que haber aprendido la lección con Brad y hacerlo yo misma...

Guardaespaldas: ¿Usted misma, señora?

Victoria: Bueno... mandar a mis esclavos que fuesen tras él, ya me entendéis.

Samley: Ya... no parece precisamente alguien amigable.

Redsu: Es del tipo de personas que no necesitas ni que hablen para que te den ganas de pegarle.

Mientras todo esto pasaba, el camarero de la barra había agarrado a un hombre grande y corpulento con larga melena y lo había tirado por la puerta de atrás al contenedor.

Barman: ¡¡¡Y LA PRÓXIMA VEZ QUE QUIERAS BEBER GRATIS TE VAS AL FONDO DEL MAR!!!

Samley: Ese parece que se divierte.

Redsu: Ya... un tipo agresivo, me recuerda a alguien, menos mal que has traído dinero.

Samley: ¿El qué?

De repente, un cuerpo inconsciente rompió la puerta de la taberna para aterrizar en el suelo dándose en la cara, dejando a toda la clientela perpleja ante el suceso.

Barman: ¡¿QUIÉN ES EL DESGRACIADO QUE...?!

Sin embargo, de entre todos los presentes, Victoria era la que más preocupada parecía, pues le era muy reconocida la figura que había atravesado la pared.

Victoria: Oh... mierda...

Guardaespaldas: Señorita... ¿esa no es...?

Victoria: Anthophy...

Abriendo la puerta con una patada, apareció Venjen con el ceño fruncido y crujiéndose los puños, tras dar un rodeo rápido con la mirada al local, pudo detectar a Victoria entre los presentes, contestando al miedo de esta con una amplia sonrisa.

Samley: ¿Ese...?

Redsu: ¿Capi?

Venjen: Hey, por fin nos encontramos, "dueña".

Victoria: Mierda... ¡¡¡ENCARGAOS VOSOTROS DE ÉL!!!

Guardaespaldas: ¡¡SÍ SEÑORA!!

Mientras Victoria escapaba por la puerta de atrás, los guardaespaldas se lanzaron contra Venjen...

Barman: ¡¡¡EH, TÚ, LA CUENTA!!!

...para caer al suelo en cuestión de una sucesión rápida de puñetazos, el capitán salió hacia la puerta trasera, que daba a un callejón con un contenedor y varias bolsas de basura, además del tipo borracho de antes durmiendo dentro del depósito de basura.

Venjen: Corre corre, que pienso buscarte por toda la puta ciudad.

Samley: Eh, capitán.

Redsu: ¿Quién era esa?

Venjen: Una horrible persona a la que voy a enseñarle una valiosa lección de vida.

Samley: ¿Eh?

Venjen: ¿Te acuerdas de que una señora me quiso comprar de esclavo sexual y me hizo la cicatriz?, pues eso.

Redsu: Vamos, que la lección es...

Venjen: Que no le toques los cojones al rey de los piratas.

Capítulo 280: Que viene

En el barco, Sitsy regresaba mientras se tapaba una mejilla hinchada con la mano, Clof mientras estaba haciendo flexiones.

Sitsy: ¿Sigues entrenando?, qué manía.

Clof: No puedo saltarme ni un solo día de la rutina del señor Mat... ¿qué te ha pasado?

Sitsy: Digamos que las mujeres de esta ciudad no soportan un dulce piropo.

Clof: ...

Sitsy: Ni que les den una palmadita en el culo.

Clof: Eso ya tiene más sentido.

El Feo se limpiaba el sudor con una toalla mientras su compañero se dispuso a mirar al mar.

Sitsy: Hm, ¿y eso?

Clof: ¿El qué?

Sitsy: Hay algo ahí a lo lejos, ¿tienes los prismáticos?

Clof fue hasta la cabaña del barco y agarró unos para dárselos a su compañero, quién los utilizó para observar al horizonte.

Sitsy: ¿Qué leches es...¡!

Clof: ¿Pasa algo?

Sitsy: Igual tendríamos que avisar a los demás por el caracolófono para que vuelvan.

Clof: ¿Por qué?

El gyojin le pasó los prismáticos a su camarada para que mirase, haciendo que este comprendiese la situación.

Clof: Oh, mierda...

Mientras tanto, en el bar, Venjen se disponía a dar órdenes a sus subordinadas.

Venjen: Vosotras buscad a Theod y Fersa e id al barco, y preparad una celda de las que hay abajo.

Redsu: ¿Tenemos celdas?

Venjen: Mandé a Theod hacerlas durante estos 15 meses, sabía de sobra que nos iban a venir bien.

Samley: ¿Y para qué...?

Venjen: ESO NO IMPORTA, AHORA IDOS QUE SE ME ESCAPA LA PUTA PRINCESITA.

Redsu: V... vale, vale.

La pareja salió del bar por la puerta principal mientras Venjen iba por la puerta trasera por un callejón buscando a Victoria, el hombre borracho del contenedor levantó la cabeza para ver la escena, contestando con una sonrisa mientras el capitán pirata se alejaba.

Barman: Ya me lo decía mi madre... tendría que haberme hecho fontanero o algo así...

Jolwuf, por su parte, se encontraba en una forja al aire libre, estaba cambiando varias piezas al Ranmar, pareciendo estar creando un arma completamente distina, una especie de alabarda, el encargado del lugar y un cliente le observaban mientras conversaban.

Cliente: ¿Eso no tendrías que estar haciéndolo tú?

Herrero: No dejaba de repetir que lo haría el mismo, que así solo tenía que pagar el material.

Cliente: ¿Y tú le dejas?

Herrero: Créeme, ese viejo tiene una capacidad para el regateo que da miedo...

Cliente: ¿En serio?

Herrero: Tanto miedo con el arma con el que me ha amenazado.

Jolwuf: Bueno... pues esto ya está.

El pirata, con su nueva arma salió del lugar cuando una voz le gritó su nombre.

???: ¡Jolwuf!

Jolwuf: ¿Eh, Perni?

Perni: Hey, ¿te acuerdas de mí?

Jolwuf: Eres una anciana ninja, no conozco a demasiadas ancianas ninja.

Perni: Soy más joven que tú, en fin... Venjen me ha pedido que te busque para...

Jolwuf: ¿Te has encontrado con Venjen?

Perni: Bueno... supongo que lo más apropiado ahora sería llamarle... capitán.

Tras explicarle toda la situación, Perni básicamente buscaba a Jolwuf para que le guiase hasta el barco, donde su capitán le había ordenado ir yendo.

Jolwuf: Pf, menos mal que Theod ha hecho dos habitaciones más, espero que no le dé al otro por reclutar más gente.

Perni: Yo se lo prometí hace tiempo, terminé mis labores y era prácticamente mi obligación ir.

Jolwuf: Lo dices como si no te murieses de ganas de ver el mar.

Perni: ... ¿cómo sabes...?

Jolwuf: Zenya lo cascaba todo, era muy hablador el chaval, un buen hombre.

Perni: Tsch...

Jolwuf: Bueno, si no te import, vamos yen...

???: ¡EH!

Los dos actuales compañeros giraron la cabeza para observar a Fersa, Theodhelm y Cyn corriendo hacia ellos con un caracolófono en la mano.

Fersa: Jolwuf... tenemos un problema.

Jolwuf: ¿Qué pasa?

Theodhelm: Resulta que la Marina... pues eso, que viene.

Capítulo 281: Os haré volar la cabeza

Venjen: Joder...

El capitán pirata corría por las calles de la ciudad tras la pista de Victoria, aunque no tenía unas habilidades demasiado buenas, sí que parecía especialmente rápida, consiguiendo despistar a Venjen.

Venjen: Se me ha escapado... mierda.

El capitán pirata se apoyó en una pared para pensar un rato mientras continuaba hablando solo.

Venjen: A ver... si yo fuera una puta cagona de mierda, ¿dónde iría?

Tras comenzar a pensar, varias respuestas acudieron a su mente, teniendo que reflexionar un rato mientras el resto de piratas se reunen en el muelle, a los pies del barco.

Samley: ¿estáis todos?

Sitsy: Bueno, todavía queda encontrar a Venjen.

Samley: Él... está ocupado, podríamos decir, por cierto... ¿qué hace Perni ahí?

Perni: Hey.

Jolwuf: Bueno, lo importante no es eso ahora mismo, no está Venjen y necesitamos saber qué hacer, así que el marrón te toca a ti.

Redsu: ¿A mí?

Jolwuf: Haberlo empezado antes de ser la primera oficial, bueno, Fersa.

Fersa: Que viene la Marina.

Clof: Tenemos poco más de cuarenta minutos para salir de aquí

Redsu: ...

Mientras la pelirroja de hacía eco de la noticia, Venjen continuaba pensando en su pared.

Venjen: (Ese ser sería incapaz de luchar por sí misma, por lo que usaría esclavos, y si no viene de aquí, sus esclavos deben de haber venido en bar...) EL MUELLE.

El pirata se lanzó corriendo hacia el muelle con la esperanza de atraparla, sin embargo, Victoria ya había llegado delante de su barco, inmediatamente comenzó a recorrer su cuerpo y vestido con las manos en busca de algo.

Victoria: Vamos... tiene que estar... ¡aquí!

La mujer sacó un mando a distancia que presionó nada más encontrarlo, dentro del navío. unas alarmas comenzaron a sonar, sin embargo, el capitán pirata consiguió llegar y sorprender a su enemiga, aunque no se veía demasiado nerviosa.

Victoria: Bueno... has llegado, aunque puede que un poco tarde.

Venjen: ¿Qué?

Varias cabezas, todas de niños y hombres jóvenes comenzaron a asomar por la valla del barco, estaban en bastante malas condiciones, lo que saba a entender, efectivamente, que eran los esclavos de Victoria.

Victoria: ¡ESCLAVOS, COGEDLE Y LLEVADLO CON VOSOTROS A LOS CALABOZOS!

Pero no se movían, todos seguían en su sitio cuchicheando y hablando en voz baja.

Esclavo 1: ¿Es... él?

Esclavo 2: ¿Es el tipo que menciono ese hombre?

Victoria: ¡¿Q...QUÉ HACÉIS?, VAMOS!

Venjen: ...

Niño esclavo: ¡Oiga, el señor bajito, ¿cómo se llama usted?!

Venjen: *Comenzando a enfurecerse* ¡¿A QUIÉN LLAMAS...?!

El alto tono del capitán pirata provocó que el niño se asustase y echase para atrás, Venjen pareció percatarse y bajó la voz.

Venjen: Venjen, Venjen Aldric.

Niño esclavo: ¡Es él!

Esclavo 1: ¡Es el hombre del que hablaba él!

Esclavo 2: ¡ESTAMOS SALVADOS!

Todos los esclavos saltaron del barco y comenzaron a correr hacia la ciudad, dejando atrás tanto a Venjen como a Victoria.

Victoria: ¡EH, ¿QUÉ OS CREÉIS QUE HACÉIS?, SOIS MIS ESCLAVOS, SOIS MI PROPIEDAD, COMO DEIS UN PASO MÁS, HARÉ QUE VUESTRA CABEZA...!

Pero al mirar detenidamente a sus anteriores esclavos, Victoria observó algo extraño en sus cuellos.

Victoria: *Temblando* N... no llevan coll...

???: Imagino que estará buscando esto, señorita.

Venjen: ¿Eh?

Un hombre grande de silueta conocida emergió en el barco, tenía los brazos extendidos y varios collares rotos a lo largo de ellos, tanto Venjen como Victoria se percataron de su identidad.

Venjen: ¡HOSTIAS, SI ES...!

Victoria: Z... Zenya...

Zenya: Qué hay, hermano.

Capítulo 282: Que no me ralles

Zenya: Je, echaba de menos ver tu careto.

Venjen: No tientes a la suerte que vengo de buen humor.

Zenya: Bueno, ¿me presentas a tu amiga?

Victoria: Ese... Zenya...

Venjen: ¿No la conoces tú?

Zenya: Je, puede que me haya reconocido por algún artículo del periódico, soy famosete, ¿sabes?

Victoria: Eres ese tipo raro que se hace llamar rey y va por ahí liberando esclavos.

Zenya: Soy un ser benevolente, debo imaginar que todos esos EXesclavos que han salido corriendo eran tuyos, ¿no?

Victoria: ¡¡¡PUTO DESGRACIADO!!!

Zenya: Bueno mira, a mí no me va la venganza.

Venjen: A mí sí.

Zenya: Por eso mismo, te dejo a ti que le des a esta buena mujer el castigo que creas apropiado.

Victoria: E... ¡¿EH?!

El pirata fue acercándose por detrás a la noble mientras esta escuchaba el sonido del crujir de los dedos del pirata y no dejaba de temblar, a pesar de la ira que tenía dentro de él, se contuvo para simplemente agarrarla por el pelo y arrastrarle hasta el Apaleador.

Venjen: Bueno, gracias por tu ayuda, eh.

Zenya: Joder, siempre con prisas, pilla.

El rey lanzó una especie de medicamento al aire, dejando que Venjen la atrapase con una mano y se la guardase en el bolsillo.

Zenya: Ese es el pago por lo de la isla Gyojin, recuerda el trato que hicimos tras lo de Ricky.

Venjen: Que sí, cansino, colaboraré en el tema ese de liberar esclavos, pero tú cumple tu parte y dame la medicina milagrosa esa.

Zenya: Paciencia leches, no eres consciente de lo que se tarda en crear una sola de esas cápsulas, en el tiempo que estuviste desaparecido solo dio tiempoa a crear una, y aún no eres consciente de la cantidad de efectos secundarios que tiene.

Victoria: ¡¡¡QUERÉIS DEJAR DE HABLAR Y SOLTARME!!!

Venjen: Que sí, no me ralles, venga, hasta otra.

Zenya: Y una cosa más...

Venjen: *Suspiro*

Zenya: Cuida de Perni, ¿eh?

Venjen: Ya... hasta más ver.

El pirata se alejaba de la escena con su prisionera a rastras en dirección al barco, la noble no dejaba de llorar y renegar.

Venjen: Joder, deja de llorar, no te voy a matar ni nada por el estilo.

Victoria: Entonces... ¿para qué...?

Venjen: Para enseñarte una valiosa lección.

Victoria: ¿Lección?

Venjen: "Porqué comprar y esclavizar a gente para utilizarlos como juguetes sexuales está mal".

Victoria: ...

En lo que Venjen iba hasta su barco, Theodhelm se cruza en su camino sudoroso y jadeando.

Thedohelm: Capi...

Venjen: ¿Estás bien?

Theodhelm: Sí... es solo que... ¿y esa mujer?

Venjen: No te preocupes por ella es el enemigo.

Victoria: *Sollozando*

Theodhelm: Ya... bueno... tenemos un problema... un problema llamado "Marina".

Victoria: ¡!

Venjen: Joder.

Victoria: ¡SÍ, ELLOS VIENEN A POR MÍ, HAN DEBIDO DE SABER QUE ESTOY EN PELIGO, EN CUANTO OS COJAN OS ENVIARÁN A LA CELDA MÁS PROFUNDA DE IMPEL...!

El capitán pirata le dio un golpe en la nuca a la noble dejándola inconsciente, para luego cargarla cobre su hombre y correr hacia su barco, Theodhelm, por su parte, avisó al resto de miembros de la banda por caracolófono para terminar reuniéndose todos en el Apaleador, sin dar demasiadas explicaciones, este comenzó a bajar a la mazmorra que había en el barco tras dar órdenes a sus subordinados.

Venjen: ¡¡¡TODOS A SUS POSICIONES Y NI SE OS OCURRA SIQUIERA RESPIRAR, NO ESTOY DISPUESTO A QUE SE REPITA LO MISMO DE HACE MESES!!!

Piratas de las Aguas Estancadas: ¡SÍ MI CAPITÁN!

Perni: Ya... ¿y si no sabemos cuál es nuestra posición?

Redsu: ¿Tienes buena visión?

Perni: No me gusta fardar.

Redsu: Acompáñame en la torre de vigilancia, ¿tú qué vas a hacer?

Venjen: Vigilar a esta, que no se escape.

Redsu: Está inconsciente...

Haciendo caso omiso a la primera oficial, el capitán continuó con su camino para acabar arrojando a Victoria dentro de una celda.

Mientras tanto, el el barco marine, el mismo hombre grande y corpulento que le había estado siguiendo la pista observaba con prismáticos como el Apaleador salía al mar y sonreía.

Hombre: Dios... por fin te he encontrado.

TO BE CONTINUED
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.