FANDOM


Arco de las Infames Aguas
Arco de las Infames Aguas
Información
Número de capítulos 6
Anterior Arco de los Nueve Mundos
Posterior Arco de la Sombra de la Colmena
Creador Megatroy

El Arco de las Infames Aguas es el veinteavo cuarto arco de la historia de los Piratas de las Aguas Estancadas y el primero de la Saga de las Promesas del Océano.

Antecedentes

Los piratas han conseguido encontrar ciertos lugares, ya sea por obra del destino o de una simple casualidad, Venjen pudo conocer a Kelly, una aliada de su madre en el pasado, con quién entabló una buena relación a pesar de cómo empezaron, con ayuda de la Fruta Mese Mese, pidió a sus camaradas que se quedasen durante 15 meses mejorando sus habilidades, hasta que por fin llegué el día de reunirse de nuevo...

Capítulo 266: Vamos a por todos

En una isla ubicada en el Nuevo Mundo, en un bar de esta, entra una mujer en el local, tiene el pelo rubio, ropas de colores oscuros y un par de gafas, se sienta en la barra mientras se apoya son los brazos.

Barman: ¿Desea algo, señorita?

Mujer: Una cerveza por favor.

Barman: Marchando.

Pero el ambiente cambia completamente cuando se escucha la puerta, pues unos hombres con bastante mala pinta, uno de ellos es familiar, pues no se trata de otro que de Mike.

Mike: Bueno... a ver qué tenemos por aquí...

Pirata 1: ¡Eh, mirad a esa pava de ahí!

Mike: Je... buen culo sí que tiene... vamos a presentarnos... como debemos.

Los tres hombres fueron hasta la mujer con no precisamente buenas intenciones, se pusieron a los lados tratando de hacerle una encerrona.

Mike: Bueno... ¿qué te cuentas, guapa, te vienes con nosotros a un sitio muy especial?

Mujer: No, por favor, dejadme en paz y no volváis aquí.

Mike: No me gusta ese tono, princesa, sé buena y...

Pirata 2: Capitán... ¿no le resulta familiar?

Mike: ¿Esta?

Pirata 1: Hace... varios meses... en esta misma isla...

Mike: Puede que... tú seas...

Mujer: Cyn.

???: PÍO.

Del pelo de la mujer apareció un gorrión de plumajes marrones y negros...

Cyn: ¡PÍO!

... para posteriormente convertirse en una maciza barra de metal, la cuál la mujer utilizó para dar un fuerte golpe en la cara a Mike, lanzándolo por los aires y hacia el suelo, humillándole y creándole sangre.

Mike: ... esa zorra...

Fersa: Acosar a las damas no es de buena educación, cerdos.

Mike: ¡¡¡SERÁS HIJA DE PUTA!!!

El pirata se levantó del suelo para posteriormente embestir contra la mujer, pero con gran agilidad, esta le esquivó para posteriormente darle otro fuerte golpe en la cara, lo que le dejó inconsciente en el suelo.

Fersa: Mal.

Pirata 1: ¡¡¡CÓMO TE ATREVES, DESGRACIADA!!!

Pirata 2: ¡¡¡TE HAS ATREVIDO A HUMILLAR A NUESTRO CAPITÁN!!!

Fersa: Tampoco es que fuese excesivamente increíble...

Los dos compañeros de Mike, ciegos de ira, arremetieron contra Fersa mientras esta se ponía en posición defensiva, sin embargo, antes de que llegasen a ella, una especie de látigos de color rojo aparecieron por fuera del bar, entrando dentro y atacando a los dos que quedaban, lanzándolos contra la pared y dejándoles inconscientes.

Fersa: ...¿y es...?

???: Ja ja... lo siento... pero no puedo permitir que hagáis daño a la señorita...

Fersa: ¡Es...

De la puerta apareció un hombre con barba, bigote y rastas negras, con pañuelo en el pelo y... sin brazos.

Theodhelm: Su padre no me perdonaría, ¡Ja ja!

Fersa: ...THEOD!

La pirata soltó a Cyn, quién recuperó su forma de pájaro, los dos se abalanzaron contra Theod para darle un gran abrazo de reencuentro.

Theodhelm: Je... siento no poder corresponderos.

La médico estaba tan sumida en la emoción, que pareció olvidar por un momento que su compañero y amigo ya no tenía brazos.

Fersa: Es... verdad, ¿qué te ha...?

Theodhelm: Algo relacionado con espadas grandes y un montón de gente con ganas de pegarse, suerte que solo perdí esto, ¡JA JA JA!

Fersa: ¿Cómo me has encontrado?

Theodhelm: Cierta persona se ha encargado de localizarnos todo este tiempo, acabé recibiendo una llamada suya con nuestras ubicaciones, ¡y poco más!

Fersa: Entonces... ¿vamos a por todos?

Theodhelm: Vamos a por todos, así que...

El hombre se hizo a un lado y se inclinó a un lado de la puerta, cediendo el paso a Fersa.

Theodhelm: Después de usted, señorita.

Fersa: Muchas gracias, caballero.

Capítulo 267: Lo que representa

Los piratas navegaban el Nuevo Mundo a bordo del nuevo Apaleador, el cuál, según Theodhelm, había recibido una gran mejora.

Fersa: ¿Y algo más aparte de los muchos barriles de ron que hay en la bodega?

Theodhelm: A ver, no soy ingeniero y los que habían en Villa Trifulca solo sabían hacer cosas a puñetazos, suficiente con que he arreglado el barco y remodelado las habitaciones.

Fersa: ¿Remodelado?

Theodhelm: Luego la vemos, que de momento...

Cyn: ¡PÍO!

Theodhelm: Lo que dice el pájaro, tierra a la vista.

Los dos fueron corriendo a mirar por la borda, efectivamente, delante de ellos, había una isla tropical, tenía palmeras y varias montañas, algunas con pinta de ser volcanes inactivos; desde la orilla de la playa de dicha isla, había una persona que resultaba bastante familiar.

Mathias: Hm, un barco... pueden ser malvados piratas sedientos de sangre... o...

???: ¡¡¡EL APALEADOR!!!

Mathias: ¿Lo conoces?

Un hombre exclamó frente a la aparición de dicho barco en el horitonte, tenía la piel rosada, larga nariz, granos y perilla.

Clof: ¡¡¡POR SUPUESTO QUE LOS CONOZCO!!!

Mathias: ¿Debo suponer que son tus compañeros?

Clof: ¿Ya han pasado 15 meses?

Mathias: El que no corre, vuela, anda ve a por tus mierdas y ponte guapo, que parece que hay una señorita a bordo.

El Feo fue corriendo a coger su equipaje a la choza que tenían montada él y Mathias, mientras, el barco acabó atracando en la playa, los dos piratas que habían a bordo terminaron bajando con la experiencia de ayudar a su compañero, pero terminaron hablando con Mathias.

Fersa: Me cuesta creer que Clof se haya cargado él solo a un dinosaurio.

Mathias: No deberías, mujerzuela, no hay nada en este mundo que el ser humano no pueda hacer.

Theodhelm: ...

Mathias: Solo necesitas creerlo, pensarlo, ESFORZARTE...

Theodhelm: ...

Mathias: Y entrenar, claro, si no, es una chorrada.

Fersa: Bastante obvio, ¿n...?

Theodhelm: Señor Mathias.

El pirata creó un brazo de sangre y lo puso en posición para un apretón de manos con Mathias, este, sin dudarlo ni un segundo, le correspondió.

Theodhelm: Es un placer conocerle.

Mathias: Lo mismo digo, compañero.

Fersa: ... ¿y cuánto le falt...?

Clof: ¡YA ESTOY!

Clof apareció entre unas palmeras vestido con camiseta blanca y pantalones vaqueros, pero lo que más llamaba la atención era su pelo engominado.

Fersa: ¿Cómo te has engominado el pelo en una isla desierta?

Clof: Babosas, mocos de algunos anomales y savia de árbol, va como la seda.

Fersa: Suena bien, bueno, ¿nos vamos?

Clof: ¡AHORA MISMO!

Mathias: Espera.

Clof: ¿Eh?

Mathias: ¿No te olvidas de algo?

Clof: Ah, ¡cierto!

Mathias: Una última vez.

El Feo cedió su equipaje a sus compañeros un momento mientras se puso delante de Mathias con los brazos en cruz delante de él.

Mathias: ¿Listo?

Clof: ¡LISTO!

Mathias se lanzó contra Clof con el brazo imbuido en haki, su pupilo hizo lo mismo, imbuyendo sus dos brazos que usaba para protegerse, tras un potente golpe en el escudo, el pirata fue empujado varios metros sin despegar los pies del suelo.

Mathias: ¿Qué tal?

Clof: Ni un... rasguño, señor.

Mathias: Ja ja ja... genial.

Mientras Fersa, Theod y Cyn subían al barco, Clof se quedó a los pies un rato para despedirse de Mathias.

Clof: Señora Mathias...

Mathias: Deja de llamarme señor, que al final se me va a hacer incómodo esto...

Clof: ¿Eh?

Mathias sacó de su capa un abrigo de color negro, exactamente igual que el suyo, pero de la talla de Clof, tenía bordes dorados y hombreras rojas.

Clof: S... señor...

Mathias: Te he dicho que...

El Feo no pudo hacer otra cosa que inclinarse ante él mientras soltaba lágrimas por los ojos.

Clof: ¡¡¡NUNCA OLVIDARÉ MI ENTRENAMIENTO CON USTED!!!

Mathias: Hm... muchas gracias, compañero, ahora sube.

Clof: ¡SÍ, SEÑOR!

Este adoptó parte de su forma híbrida entre espíritu y humano, permitiéndole levitar hasta el barco.

Clof se acercó por la borda para decir adiós con la mano a Mathias mientras este hacia lo mismo, tras un tiempo, acabaron alejándose y El Feo terminó poniéndose su nuevo abrigo.

Fersa: Te queda bien.

Clof: Muchas gracias, le tengo más cariño por lo que significa que por lo que es.

Fersa: Qué mono, ¿sabes a dónde hay que ir ahora, Theod?

Theodhelm: En realidad sí, pero...

Clof: ¿Pasa algo?

Theodhelm: No... es que a dónde tenemos que ir...

Fersa: ¿?

Theodhelm: Está en medio del mar.

Capítulo 268: Ahí abajo

Los cuatro piratas estaban esperando en medio del mar, observando alrededor y buscando su próximo destino.

Clof: ¿Seguro que no te han dicho nada?

Theodhelm: Las coordenadas y nada más, siéndote sincero, yo también estoy bastante confundido.

Fersa: ¿Y eso?

Del agua, algo parecía que subía a toda velocidad, una especie de misil que subía rápidamente, al llegar hasta arriba, una explosión de agua surgió del lugar, tras disiparse, una sirena apareció en el centro.

Sirena: ¡Hola!, imagino que vosotros debéis de ser los de las aguas estancadas, ¿no?

Theodhelm: Va a ser que sí.

Sirena: ¡Bien, Sitsy se va a poner muy contento cuando os vea ahí abajo!

Clof: ¿Ahí... abajo?

Sirena: Claro, vivimos en una mansión bajo el mar, así que agarraos a mí y yo...

Theodhelm: Fersa, vamos a tener que pedirte un favor.

Fersa: ¿De verdad tengo que ir sola?

Clof: Acabamos de volver a encontrarnos, preferiría no ahogarme en el fondo del mar...

Theodhelm: Venga va, que solo es un ratito.

Sirena: Soy muy rápida, eh.

Fersa: ... vale...

Finalmente la pirata acabó cediendo, agarró un traje de baño y unas gafas de bucear de sobra que habían en la habitación de Redsu, tras prepararse, se agarró al lomo de la sirena para que luego, esta se abalanzase contra el fondo del mar como una exhalación, en cuestión de segundos, llegaron a su destino, la mansión "Agua Marina", tras tocar al timbre, entraron dentro, observando un enorme recibidor adornado con alfombras rojas y dos escaleras curvas que terminaban en el piso de arriba, la médico estaba bastante impresionada por lo lujosa y grande de la casa.

Fersa: Es... enorme.

Sirena: ¡Señora, los señores piratas... bueno, la señorita pirata ya está aquí!

Abigail: ¿Sólo ha bajado una?

La propietaria de la mansión apareció bajando las escaleras mientras observaba a la invitada.

Abigail: ¿Estabas tú sola?

Fersa: N... no, pero mis dos compañeros son usuarios de fruta del diablo y...

Abigail: Bueno... supongo que yo tampoco me expondría a una muerte tan fácil y cercana, en fin, ¡pescadete!

Una voz sonó de fondo, era un sonido bastante familiar.

???: ¡¿Qué pasa? estoy en mi tiempo libre, déjame vivir al menos!

Abigail: ¿Seguro?, ya han pasado quince meses.

???: NO ME J... *golpe* MIERDA.

Abigail: Puede que tarde un rato en preparar todas sus cosas.

Fersa: ¿Le ha causado muchos problemas?

Abigail: En absoluto, a veces es útil tenes un hombre cerca.

Fersa: Muchas gracias por cuidarle.

Abigail: No creas, cielo, técnicamente era él el que trabajaba, así que en cierto sentido...

???: ¡YA ESTOY!

Finalmente, de las escaleras apareció Sitsy, vestido con unos elegantes pantalones, camiseta y corbata, bajaba mientras usaba un coletero para arreglar su pelo.

Sitsy: Joder... te veo muy desarrollada para tener 18, ¿no?

Fersa: Ya... gracias.

Abigail: Cielo, no hagas que me arrepienta de haberte...

De repente, una piedra atravesó uno de los cristales de la casa, revelando unos vándalos que había afuera.

Vándalo: JA JA JA, ZORRAS, HEMOS VENIDO A POR VOSOTRAS UNA VEZ MÁS.

Abigail: *Suspiro* Aquí estamos otra vez.

Sitsy: Es mi último día, ¿permiso para matarlos? me ponen muy nervioso, no dejan de venir todos los días.

Abigail: Nah, déjalos inconscientes y ya nos divertiremos nosotras con ellos.

Sitsy: Fersa, ve saliendo si quieres y espera un rato en lo que despacho a esos tíos.

Fersa: Tampoco puedo aguantar la respiración para siempre.

Sitsy: Será rápido.

Los dos piratas salieron afuera, la médico se quedó esperando mientras su compañero se encargaba de los que habían venido a molestar.

Sitsy: Sois muy cansinos...

Vándalo: JAJAJA, ¿VUELVES A VENIR?, PUES PREPÁRATE PORQUE HEMOS...

En cuestión de pocos segundos, Sitsy fue como una exhalación de delincuente en delincuente, dándoles fuertes golpes en la cara y dejándolos inconscientes en el suelo.

Sitsy: Pues venga... espero que Abigail y las demás no se vengan demasiado arriba con ellos.

Fersa: ¡HMMHMHMMMHM!

Sitsy: Je... muchas gracias, compañera, pero lo sé.

La pirata se agarró a su compañero mientras, al igual que antes, subía como una exhalación hasta arriba del todo, concretamente, hasta el Apaleador.

Sitsy: Soy la hostia.

Capítulo 269: Montañas de oro

Theodhelm: Pues el viejo debería de estar por aquí cerca...

Clof: ¿Creéis que habrá estado entrenando este tiempo?

Sitsy: ¿En serio?

Clof: ¿Qué?

Sitsy: Lo más probable es que se haya ido por ahí a buscar dinero o algo.

Fersa: Pensáis muy mal de él... pero se preocupa por nosotros, seguro que ha hecho cosas de provecho.

Theodhelm: Je... qué mona eres a veces, ¡mirad, tierra a la vista!

Efectivamente, una isla con una instalación minera con varios túneles hechos a través de montañas, el barco se acercaba al lugar hasta desembarcar, mientras los piratas bajaban, la cosa no parecía que fuese a ser tomada con calma.

Smathers: ¡SEÑOR PRESIDENTE!

Bruns: ¿Qué pasa, Smathers?

Smathers: ¡¡¡PIRATAS!!!

Bruns: ¡!

Clof: ¿A esos que...?

Sitsy: Somos delincuentes buscados.

Clof: Ah, eso.

Varios hombres agarraron picos, palas y lanzas para apuntar a los piratas manteniendo a salvo al anciano Bruns.

Bruns: ¡¿Qué hacéis aquí, delincuentes?!

Fersa: Por favor, señor, le prometo que venimos en son de paz, no estamos siquiera armados.

Theodhelm: (Se supone que nosotros somos nuestra arma).

Bruns: ... ¿La niña es vuestra portavoz?

Fersa: Tengo dieciocho años...

Sitsy: Es la más coherente de los que estamos aquí... así que supongo que sí.

Bruns: ...Vale... pero no se os ocurra hacer nada raro, ¿qué pasa?

Fersa: Venimos a recoger a un amigo.

Bruns: ¿Amigo?

Fersa: Un señor mayor... con barba larga y blanca... tenía una especie de lanza...

Smathers: Señor... creo que se refieren al tipo ese que llegó hace meses.

Bruns: ¿Ese, pero seguirá siquiera vivo?

Fersa: ¿Sucede... algo?

Bruns: Ese tipo lleva trabajando en mis minas prácticamente desde hace quince meses...

Fersa: Entonces está con...

Bruns: ...no ha salido de ahí.

Fersa: ...¿eh?

Smathers: Y además, por alguna razón, no parece recordar nada, nos preguntó incluso cómo se llamaba.

Los piratas observaron el agujero de la mina por el que Jolwuf entró hace 15 meses, parecía muy muy profundo.

Bruns: Llevo quince meses sin saber de él, y quiero mi oro, ya.

Fersa: Sí... descuide, en seguida se lo traemos.

Los cinco comenzaron a bajar por la mina mientras observaban sus alrededores, aunque se especificaba que era una mina de oro, no había una sola beta.

Theodhelm: Si este tipo vive de las minas se va a morir de hambre.

Clof: Me preocupa lo de Jolwuf...

Fersa: Ya... la amnesia es bastante duro de curar, a veces incluso imposible, no hay ningún tratamiento que nos garantice que nos recordará alguna vez.

Sitsy: Es un poco triste que todo se pueda acabar así.

Cyn: ¡Pío!

Sitsy: ¿Qué pasa?

Fersa: ¡Oro!

A lo lejos, había una enorme montaña de minerales de oro que resplandecían, y, a un lado, un hombre, anciano pero en buena forma, con un gran pico, una luz de minero en la cabeza y un peto rasgado y con parches.

Clof: ¿Viejo?

Anciano: ¿Eh?

Theodhelm: Somos nosotros, anciano, ¿nos recuerdas?

Fersa: Jolwuf, por favor...

Jolwuf: ¿Y a vosotros qué os pasa, chavales?, que lleváis una cara que parece que se os haya muerto alguien.

Fersa: ¿Nos... recuerdas?

Jolwuf: Pues claro, idiotas, estoy viejo pero tampoco tanto.

Theodhelm: El tipo de fuera nos dijo que...

Jolwuf: Ah, eso, JAJA, le tomé el pelo para ver si me metía a currar en estas minas, soy un genio, ¿eh?

Sitsy: ... no acabo de...

Jolwuf: Ese tipo era claramente un desgraciado, si fingía amnesia lo más probable es que me hiciese creer alguna milonga para obligarme a hacer trabajos forzados para él.

Sitsy: Me preocupa un poco que tú hayas hecho ese razonamiento.

Jolwuf: Las grandes mentes pensamos igual, en fin...

El anciano picó una última mena para agarrar el trozo de oro al aire.

Jolwuf: ¿Me ayudáis a llevar todo esto al barco?

Los piratas subieron y salieron de la mina con montañas de oro en sus brazos, tratando de llevarla hasta el barco, sin embargo, dos grandes hombres junto a Bruns se interpusieron en su camino.

Bruns: Ese oro... es mío, mentiroso.

Jolwuf: Le dijo la sartén al cazo, jovenzuelo.

Bruns: Vosotros, recoged MI mercancía.

Hombres: SÍ, PRESIDENTE.

Jolwuf: ¡!

Aunque los dos hombres grandes y musculosos se abalanzaron contra el anciano, a este le sobró tiempo para agarrar su Ranmar y darles un potente corte a cada uno en el abdomen, dejándoles inconscientes en el suelo.

Bruns: ...

Theodhelm: Guau.

Jolwuf: *Amenazante* Es MI oro.

Bruns: ... N-no os quedéis quietos, ¡A POR ÉL!

Pero nadie fue, no estaban dispuestos a sacrificar su vida por lo poco que ganaban.

Bruns: ... cobardes...

Jolwuf: Aprende a elegir a tus aliados.

Los piratas subieron todo el oro que Jolwuf picó estos meses al barco y se prepararon para poner rumbo a la siguiente isla.

Jolwuf: Y a tus enemigos, presidente.

Bruns: ... Esto no quedará así, viejo.

El Apaleador comenzó su marcha, dejando atrás la isla.

Jolwuf: Pero mira el lado bueno, hombre.

Bruns: ...

Jolwuf: Tienes un montón de piedra para ti solo.

Bruns: ¡¡¡ESTÁS MUERTO!!!

Capítulo 270: Pues no te olvides

El barco se encuentra navegando en dirección a una isla hacia la que Theod decía que debían dirigirse, pues era su siguiente parada.

Fersa: ¿Y cuánto se supone que vale ese oro?

Jolwuf: Mínimo, la mitad de la recompensa de Venjen.

Fersa: ¡¿QUÉ?!

Jolwuf: Pero es mío, si os veo olerlo siquiera, os corto la mano.

Sitsy: Nosotros también te apreciamos, ¿falta mucho, Clof?

Clof: Veo una isla, pero no sé si será esa, ¿Theod?

Theodhelm: Sep, es esa... ahí va.

Fersa: ¿Qué pasa?

Theodhelm: Que parece ser que tenemos a alguien esperándonos en el muelle.

Los piratas llegaron hasta el muelle donde dejaron amarrado el barco, desde no demasiado lejos había una mujer que parecía estar esperándoles, tenía un largo pelo castaño, sombrero vaquero negro y lo más curioso y principal dato para reconocerla, un pañuelo verde tapándole un ojo.

Samley: ¿Qué... os ha gustado el viaje?

Fersa: ¡Samley!

La médico se abalanzó sobre su compañera para darle un gran abrazo.

Samley: Se os ve buena cara, os lo habéis currado últimamente, ¿eh?

Clof: ¿Has sido tú la que ha dado nuestra localización a Theod?

Samley: Me he pasado estos quince meses buscándoos, intentando contactar con Theod y luchando en un coliseo.

Clof: ¿Coliseo?

Sitsy: Por cierto... ¿está bien que dejemos todo tan al descubierto siendo piratas?

Samley: Esta ciudad no parece tener problemas con piratas, en hay varios que vienen como gladiadores para sacarse un dinerillo; este lugar no está ligado al Gobierno Mundial.

Clof: Pero... ¿qué es eso de coliseo?

Samley: Pues... vosotros limitaos a ir a ese edificio de allí y sacar una entrada, lo sabréis luego, ¡de momento me voy, que hay prisa!

La pirata salió corriendo hacia el anfiteatro mientras sus compañeros le miraban alejarse, finalmente, decidieron seguir su consejo e ir al edificio.

Mientras tanto, dentro del coliseo, Andre se encuentra forjando algo, pero es tan pequeño que apenas se ve, junto a él, una mujer de largo pelo rojo, piezas de armadura doradas y unas gafas de buceo moradas.

Andre: ¿Qué, tu novia no llega?

Redsu: Es el último día que pasamos aquí, tú céntrate en lo tuyo, que te lo pedí hace semanas.

Andre: Eh, te hice la espada, ¿qué más quieres?

Efectivamente, esta vez, Redsu portaba un gran mandoble, una espada con dos filos en hélice de colores dorado y plateado.

Redsu: Una espada no sirve para...

Samley: ¡Ya estoy!

La tiradora apareció corriendo a la escena, llevando una gran escopeta con varios mecanismos.

Samley: Perdona cielo... pero es que ya han llegado.

Redsu: ¿Están aquí ya?

Samley: Sí, así que ya sabes...

Redsu: Acabamos esta...

Samley: Y al mar.

Las dos mujeres se dieron un beso y partieron hacia la arena de combate.

Andre: Qué monas son cuando quieren.

Las gradas de la arena estaban prácticamente llenas, el público vitoreaba mientras los piratas que estaban en el Apaleador se sentaban en sus asientos.

Comentarista: ¡¡¡SEAN BIENVENIDOS, SEÑORAS Y SEÑORES, A UN DÍA MÁS EN EL MARAVILLOSO COLISEO ESPARTA!!!

Público: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!!

Comentarista: ¡¡¡ESPERO QUE ESTÉN MOTIVADOS PORQUE HOY ES UN DÍA MUY ESPECIAL, PUES SE ENFRENTAN LOS DOS GUERREROS NIKITO Y NIPONGO...

En un lado de la arena, aparecieron dos hombres grandes armados con espadas.

Nikito y Nipongo: ¡¡¡ROAAAAAAAAAAAAAR!!!

Comentarista: ...Y EN EL OTRO LADO, CON UNA RACHA DE 499 VICTORIAS SEGUIDAS, SU ÚLTIMA LUCHA EN ESTE, NUESTRO COLISEO... LA PAREJA INFERNAL, LAS HACEDORAS DE VIUDAS, LAS TRAEDORAS DE PERDICIÓN, REDSU Y SAMLEY!!!

Las dos piratas aparecieron en el otro lado agarrándose con una mano y usando la libre para levantar sus respectivas armas pidiendo los vitoreos de la gente, obviamente, sus compañeros les acompañaron con gritos de ánimo, finalmente, la palea dio comienzo.

Samley: Te cubro las espaldas.

Redsu: Como siempre, cariño.

La espadachina se lanzó contra los dos gladiadores blandiendo su mandoble, estos dos no dudaron en atacar a la vez, lanzando sus espadas contra Redsu, sin embargo, esta bloqueó el ataque fácilmente con su espada.

Nikito: ¡¿Cómo puede...?!

Redsu: ¡Tuyo!

Esta aprovechó para lanzar a uno de los dos guerreros contra Samley, estando este desarmado, lo último que vio fue a la francotiradora con el cañón en su cabeza.

Samley: Abajo.

Tras disparar, el hombre acabó con la cara calcinada y cayendo al suelo inconsciente.

Samley: Imagino que puedes con el resto.

Redsu: De sobra.

Nipongo: ¡¡¡DESGRACIAD...!!!

La pirata usó la velocidad extra de su fruta del diablo para posicionarse rápidamente detrás de su enemigo, y, tras tornar el filo de su espada de color negro brillante, le dio tal corte que le dejó inconsciente en el suelo por la pérdida de sangre.

Público: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!!

Comentarista: ¡¡¡Y LAS GANADORAS SON... SAMLEY Y REDSU!!!

Sitsy: Ha molado que flipas.

Theodhelm: Bastante impresionante que haya conseguido manejar el haki tan deprisa.

Clof: Luchando es cómo mejor se desarrolla, se lo han currado, bastante.

Unos minutos después, los piratas salieron del coliseo y se quedaron un tiempo esperando a que sus dos compañeras salieran, tras un tiempo, salieron del edificio portando algunos sacos y demás cosas.

Redsu: ¡Hey!

Theodhelm: Qué hay, primera oficial.

Redsu: No sé si me gusta que me nombres por mi rango.

Samley: Bueno, tampoco os enrolléis que todavía nos queda un tiempo hasta llegar a el otro.

Fersa: Siento especial curiosidad por saber qué le habrá pasado para decirnos lo de separarnos.

Redsu: Bueno... supongo que...

Andre: ¡EH!

A lo lejos, Andre parecía avisar a Redsu para que fuese hacia él, tenía algo entre las manos.

Samley: ¿Qué le pasa a Andre?

Andre: ¡Te has olvidado el...!

Redsu: ¡YA VOY, YA VOY...!

La espadachina salió corriendo hacia el herrero, cogiéndole rápidamente lo que tenía en sus manos y guardándolo .

Redsu: Casi me desvelas el pastel...

Andre: Culpa tuya por olvidarte, bueno, procura no morirte por el camino.

Redsu: Sí, ya, gracias...

Andre: Ah, y una cosa más...

Redsu: ¿Qué?

Andre: Enhorabuena.

La espadachina ni le devolvió la palabra, simplemente se limitó a volver con su tripulación.

Samley: ¿Todo bien?

Redsu: Sí, no ha sido nada.

Jolwuf: De repende huele a oro y joyas...

Redsu: Bueno... ¿a dónde hay que ir?

Samley: Pues de momento, al barco y... a por el capi.

Capítulo 271: Una reunión

Sitsy: ¿Y cómo nos has encontrado?

Samley: Tengo mis métodos, investigaciones, especulaciones, una noticia sobre un señor loco que pasó más de cuatrocientos días metido en una mina...

Jolwuf: ¿Y nada de un señor que salió de una mina con más de ciento cincuenta millones de berries?

Samley: Bueno, y eso, hubo una noticia que me llamó especialmente, una especie de casa de subastas había sufrido una especie de "ataque"

Clof: ¿Ataque?

Samley: No hubieron daños materiales, pero todos los presentes estaban inconscientes y echando espuma por la boca, además, uno de los esclavos que iban a vender acabó escapándose.

Redsu: Y sí, ese esclavo era Venjen.

Theodhelm: Joder... para haberle hecho caer debía de ser gente potente...

Clof: Puede que fuese a raíz de ese suceso que nos pidiese esperar un rato.

Fersa: Bueno... al menos escapó, así que debería estar bien, ¿falta mucho para llegar?

Mediante un mapa holográfico creado por Jolwuf, Samley pudo observar la trayectoria del barco.

Samley: Unos minutos, de momento, yo iría preparándome para desembarcar.

Redsu: Ya habéis oído, ¡todos a sus puestos!

Piratas: ¡Sí, señora!

Tras que los piratas fuesen cada uno a su posición, acabaron llegando a la isla, comenzando a inspeccionarla, parecía una isla bastante salvaje, pero por la información de Samley, debía de haber civilización cerca.

Theodhelm: No parece que haya nada...

Redsu: Es raro, según la noticia, aquí debería haber un pueblo o algo cerca, al menos, ¿tenemos que buscarle entre un montón de matojos?

Fersa: Eh... no hace falta.

Redsu: ¿Eh?

Fersa: Creo que le he encontrado...

La médico señaló hacia una gran columna de humo que se observaba en un extremo de la isla, rápidamente, todos se dieron cuenta de la situación.

Fersa: Bueno... empezamos bien.

Todos los piratas corrieron hacia la dirección objetivo alarmados por el humo, al llegar, estaban en una pequeña aldea con casas y demás, sin embargo, el humo procedía de un bar, en el que había parecido tener origen un incendio.

Los ciudadanos, aunque eran pocos, estaban usando cubos para traer agua del río, que estaba prácticamente al lado para apagarlo, de entre ellos, destacaban una mujer alta y musculosa con gafas de sol y gran coleta, y un hombre con largo pelo castaño, recogido en dos coletas, una camisa hawaiana negra con flores y... una cicatriz atravesándole un ojo.

Kelly: Anda que la has hecho buena ahora...

Venjen: Joder... ¿y cómo coño iba a saber que inflamable significa flamable?, la culpa es del hijo de puta que creó esa palabra.

Redsu: Definitivamente... es él...

Fersa: Ha dicho tres palabras malsonantes en la misma oración, claro que es él.

Venjen: ¿Eh?

El pirata subió la cabeza para observar a su tripulación, pero sin dejar te llevar agua.

Venjen: ¡HOSTIA, QUE YA HABÉIS LLEGADO!, bueno, supongo que ya que estáis aquí no os importará ayudar.

A pesar de cómo había empezado todo, los piratas no pudieron negarse, comenzando a llevar cubos de agua para paliar el fuego, finalmente, acabó por desaparecer.

Fersa: Uff... pues ya está...

Aldeano: Muchas gracias por la ayuda, chicos, ¿puedo saber quienes...?

Venjen: Son mi tripulación.

Redsu: Un placer... y lamento si Venjen les ha causado algún... contratiempo.

Aldeano: Ah, descuidad, a la larga ha hecho más bien que mal, esto solo ha sido un pequeño accidente.

Venjen: ¿Véis cómo me quiere todo el mundo?

Kelly: ¿Y no me presentas?

Venjen: Ya... Kelly, tripulación, tripulación, Kelly.

Redsu: ... te odio.

Kelly: Déjale, suele comportarse así, en fin, un placer, soy...

Jolwuf: ¡¿KELLY?!

Kelly: Je... has tardado en darte cuenta, viejo.

El anciano apartó a sus compañeros para poder volver a ver a su ex-camarada.

Jolwuf: JA JA JA, se nota que los años no pasan en balde...

Kelly: Tú no hables que te faltan dientes, anciano.

Fersa: ¿Os conocéis?

Venjen: Kelly fue la primera oficial de la tripulación de mi madre cuando Jolwuf desertó.

Fersa: Oh... supongo que habrá sido la encargada de ayudarte cuando lo de...

Venjen: ¿La esclavitud?, realmente no, salí por mi propia cuenta.

Clof: ¿Y eso?

Venjen: Pues verás, resulta que...

???: ¡SEÑOR ALDRIC!

Venjen: ¿Eh?

Un niño pequeño salió corriendo del bosque para lanzarse sobre Venjen mientras lo abrazaba y lloraba ligeramente.

Venjen: ¿Estás bien, Timmy?

Timmy: Son... esos tipos otra vez...

Redsu: ¿Esos tipos?

Venjen: Joder... eres muy pesado...

De entre los árboles apareció Brad, junto a varios hombres armados, no tenían intenciones amistosas.

Venjen: ...Brad.

Brad: Tsch, tú otra puta vez... pero ahora vengo preparado, ¡TENGO UN EJÉRCITO!

Kelly: Haceos a un lado...

Piratas: ¿Eh?

Kelly: Quiero que veáis lo que ha hecho todo este tiempo...

Brad: Brad Beasts... ¡¡¡A LA CARGA!!!

Brad Beasts: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAARG!!!

Pero Venjen se mantuvo inmóvil en su posición, agarró a Timmy y lo desplazó a un lado mientras decía...

Venjen: ABAJO.

Una poderosa onda de choque recorrió la escena, los atacantes acabaron en el suelo eschando espuma por la boca, algún aldeano también se vio perjudicado, pero los presentes, al saber de lo que se trataba, no le dieron mayor importancia... Venjen había utilizado el haki del rey conscientemente, pero estavez, Brad seguía en pie.

Brad: Hijo de puta...

Venjen: ¿Lo acabamos por las buenas o...? no, que te jodan, por las malas.

En cuestión de segundos, o menos, Venjen se posicionó rápidamente delante de Brad, debido a la velocidad y al estado en el que este se encontraba, no pudo reaccionar.

Brad: MIER...

Venjen: CAE.

El capitán propinó un fuerte puñetazo en el vientre a Brad, lanzándolo contra un árbol y dejándolo finalmente inconsciente.

Sitsy: ... joder... ahora sí.

Venjen: Bueno... pues habrá que ir tirando, ¿vosotros lo tenéis todo acabado ya?

Aldeano: Sí, tenemos armamento suficiente y varios guerreros cualificados por si vuelven a venir.

Kelly: Y yo vendré de vez en cuando a echar un vistazo.

Venjen: De puta madre... no quiero que le pase nada malo a mi primera conquista.

Kelly: No has conquistado nada.

Venjen: Esa bandera que coloqué en el bar que se acaba de incendiar dice lo contrario... oh, mierda.

Kelly: *Risilla* Anda, pírate que lo estás deseando.

Venjen: Bueno... ¡cuidarse, ¿eh?!

Aldeanos: ¡Mucha suerte en el viaje!

Timmy: ¡Adiós, señor Aldric!

Los piratas acabaron dejando la escena y abordaron el barco tras recoger las cosas del capitán, disponiéndose a reanudar su viaje.

Jolwuf: Muy bien... pues como navegante, digo que la próxima parada es...

Venjen: Eso ya os lo digo yo.

Jolwuf: ¿Qué?

Redsu: ¿Quieres desviarte del rumbo?

Venjen: Tampoco es mucho, pero son asuntos que debo de atender, de momento, zarpamos.

El barco no tuvo más remedio que volver al mar, sin embargo, Redsu sentía cierta curiosidad.

Redsu: ¿Eso a qué ha venido?

Venjen: Ya te lo he dicho, tengo ciertas cosas que tengo que hacer en esa isla, y ya está.

Redsu: ¿Es muy importante?

Venjen: Digamos... que tengo una reunión.

Mientras tanto, en la isla de antes, los Brad Beasts y su líder han sido abandonados en medio del bosque, solo este ha logrado despertar.

Brad: Maldita sea... ¡ESTÁBAMOS TAN CERCA!, verás cuando...

Un caracolófono comenzó a sonar en el bolsillo de Brad, miedoso, este lo descolgó para contestar.

Brad: ¿Sí?

???: ¿Lo habéis cogido ya?

Brad: Verá, señorita Victoria, han habido ciertos problemas y...

Victoria: Eso no me gusta como suena...

Brad: Ha salido de la isla...

Victoria: Estoy muy decepcionada con vuestros servicios, Brad... es por eso que ya no me sois necesarios.

Brad: ¿Nos está despidiendo?

Victoria: Es que he encontrado a alguien mejor, es seguro, eficiente...

Brad: ¡!

El esclavista recibió un gran corte en la espalda, al perder tanta sangre, cayó al suelo, inmóvil pero consciente.

Victoria: ... y rápido.

La noble colgó la llamada, tras levantar ligeramente Brad la cabeza, pudo observar una figura humana masculina, con trapos tapando su cabeza y dos resplandores a raíz de las lentes que llevaba delante de sus ojos, esta figura comenzó a sacar unas cuchillas por sus dos brazos...

Brad: Hija... de puta...

... y cortar la cabeza de Brad.

TO BE CONTINUED
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.