FANDOM


Arco de Zoulin Go
Arco de Zoulin Go
Información
Número de capítulos 0
Anterior Arco de la Luna y el Lobo
Posterior N/A
Creador El creaconista

Arco de Zoulin Go es el cuarto arco de la Saga de los Grandes Mares y el octavo de la historia de los Piratas Wrecker.

Antecedentes

Tras llegar al Florian Triangle, Hic y compañía se embarcarían en un combate marítimo contra los Piratas de la Creación, debido a dos polizones que se habían colado al Grand Destroyer. Tras una tregua hecha con el capitán de los Piratas de la Creación, Mark G. Raymp; los Piratas Wrecker y los Piratas de la Creación se embarcan juntos hacia la isla de Zoulin Go.


Capitulo 90: Cuidado

Hace algunos años...

En algún lugar, en los lejanos mares del Nuevo Mundo...

Un hombre se encuentra corriendo solo en una isla tropical, las incesantes lluvias en la islas han hecho de la tierra de la misma sea muy resbaladiza, aquel hombre hace un esfuerzo por no dejarse llevar, pero es imposible. Tras un rugido que que se escucha a la lejanía, el hombre voltea, y sin darse cuenta se tropieza con la raíz expuesta de un árbol y cae.

Aquel miedo que siente hace que no se pueda mover, aquella cosa de la cual huye se le acerca de a poco, derribando arboles como si no fueran nada.

???: No, no, no, no , no.

El hombre asustado sigue sin moverse, cada que se levanta le tiemblan las piernas y cae al suelo. Y ya en el momento en el que se repones, es muy tarde, una criatura con forma de dinosaurio se encuentra frente a él.

En la actualidad...


Urisa: ¡Tierra a la vista!

¡Tierra a la vista! Es lo único que se escucha en la cubierta del barco de los Piratas de la Creación, a habían llegado hasta su destino en el Florian Triangle, Zoulin Go.

Hic: Raymp ¿qué hago?

Raymp: No te preocupes, mi equipo se encargara del desembarque. Tú dile a tus tripulantes que se vayan preparando.

Hic: Sí.

Tras eso, Hic sale corriendo y busca a todos sus compañeros, para reunirlos todos en el Grand Destroyer.

Hic: Me imagino que saben la razón por la cual los cite aquí.

Ringe: Estamos apunto de desembarcar en Zoulin Go ¿verdad?

Hic: Así es, y no sabemos lo que nos espera, por lo que debemos irnos preparando.

Litia: ¿Piensas que será peligroso?

Hic: Realmente no sé, no sabemos nada de lo que puede haber en esa isla. Ni siquiera en las bitácoras de gente que ha explorado el Floran aparece.

Lach: Quizás no sepamos nada, pero el simple hecho de estar en el Florian ya la hace una isla peligrosa. Por lo que estar preparados nos podría servir muy bien.

Todos: Hmp.

Hic: Bueno, solo les quería contar eso, pueden irse si quieren.

Todos se levantan de la habitación, pero solo dos se quedan sentados en la mesa: Eksa y Snow. Hic se percata de esto, por lo que se les acerca.

Hic: Chicos ¿puedo saber lo que les pasa?

Eksa: ...

Snow: Es que, no nos sentimos cómodos, eso es todo.

Hic: ¿Ah? ¿por qué?

Eksa: Es que, la forma en la que nos reclutaste, como nos trataron. Realmente sentimos que no lo hiciste porque quisiste, sino por pena.

Snow: Exacto, no queremos llegar a ser una carga.

Hic se queda sorprendido, realmente, y aunque le de pena admitirlo, sí los recluto por pena. Pero aún así, él sabe que no son una carga, que son ahora miembros importantes de la tripulación.

Hic: ¿Saben? Sí, puede que los haya reclutado por pena, pero aún así, sé que ustedes dos no serán ninguna carga. No se sientan así, vamos, viajaron por no sé cuánto tiempo para regresar a su hogar, si tienen la voluntad y compromiso suficiente para hacer eso, son capaces de cualquier cosa. No sé qué talentos tiene ni mucho menos, pero sé algo, ustedes son fuertes, y no son ninguna carga.

Eksa y Snow: ...

Tras eso, Hic se levanta y se va de la habitación.

Tras unos minutos, ya todos habían desembarcado en la costa Oeste de la isla.

Raymp: ¿Ya todos están listos?

Pol: Sí.

Raymp: En ese caso, vamos a hacer dos equipos, uno será comandado por mi y otro por Pol, ambos iremos por zonas separadas para cubrir más terreno y descubrir lo que pasa aquí más rápido ¿entendido?

Todos: ¡Sí!

Mientras que los Wrecker los de la Creación exploran la isla, en lo más profundo de esta, en laboratorio cubierto de lava se encuentra un hombre con una larga bata de doctor y unos largos lentes, a su lado se encuentra una persona más chaparra y redonda.

???: Al parecer a han llegado.

???: Tal y como había planeado, con todos ellos aquí voy a ganar mucho dinero. Secuaz, ya sabes qué hacer.

Secuaz: Sí, señor.

Secuaz saca de su bolsillo un Den Den mushi.

Secuaz: Liberen a los Devors.

Tras aquella señal, unos soldados encapuchados con mascaras de gas se encontrarían cerca de unas jaulas, en aquellas jaulas se encontraban los Devors, seres salvajes y sangrientos. Con mucho cuidado, y usando grandes maquinarias, los hombres liberan a los Devors, los cuales salen corriendo hacia una de las maquinas y la destrozan, acabando con el humano que la controlaba dejándolo hecho pedazos, manchando todo el piso de sangre y aceite.

Tras eso, uno de los Devors huele algo y le avisa al resto, lo que hace que todos se metan entre las hierbas a altas velocidades.

Científico loco: Todo va según el plan.

Capitulo 91: Él vendrá

Ignorantes del peligro que les asecha, los dos grupos de reconocimiento siguen en su misión de encontrar a los piratas desaparecidos, los grupos están conformados de la siguiente manera:

Grupo 1:

Mark G. Raymp

Hic Vitae

Litia

Vincent Joe

Vie Libre


Grupo 2:

Pol

Ringe Sigmu

Lach

Mikel

Misto

El resto de la tripulación se encuentra en el barco de los Piratas de la Creación, protegiéndolo y esperando a la llegada del resto.


Mientras tanto, el el laboratorio científico...

Aquel científico de gran estatura se encontraba caminando alrededor del cuarto de mando, parece estar hablando mientras sujeta algo con su brazo derecho. Claramente se encuentra hablando desde un Den Den Mushi, pero, ¿con quién?

Voz extraña: Escuche que atrapaste a Vitae, ¿es eso cierto?

Científico loco: ¡Así es! Mis cámaras de vigilancia lo han captado, es idéntico a su padre.

Voz extraña: ¿No me estarás mintiendo? ¿verdad? Porque sabes lo que te conviene si lo haces.

Científico loco: ¿¡Qué!? No, no, no, no ¿cómo podría yo mentirte?

Voz extraña: Hmp, más te vale. En todo caso iré para allá.

Científico loco: ¿¡Cómo!?

Voz extraña: Lo que oíste, voy a ir para allá. Aprovechare que estoy cerca para asegurarme de que cumplas con tu misión. Espero poder llegar y ver que cumpliste lo que debes.

Científico loco: Bien, sí, sí, sí, claro. No se preo...

Ca'cha

Científico loco: Colgó...

Aquel científico para su pequeña caminata alrededor de la habitación para poner su Den Den Mushi en una mesa, la figura que muestra es con confianza, respira y pone su pecho al aire...

Para luego echar un fuerte grito.

Científico loco: ¡AHHHHH! ¿¡POR QUÉ ME TIENE QUE PASAR ESTO A MI!?

En ese momento, el otro científico entra rompiendo la puerta de la habitación, asustado apunta para todos lados con su arma.

Secuaz: ¿¡Quién es?! ¿¡quién anda ahí!?

Científico loco: ¡Él va a venir!

Secuaz: ¿¡Él vendrá!?

Científico loco: ¡SÍ! ¡Rápido, alerta a todos en las instalaciones! ¡preparalos lo más posible! ¡Vitae y compañía no pueden salir vivos de aquí!

Secuaz: ¡Sí, señor!

Secuaz sale corriendo de la habitación para ir y avisarles a todos los soldados que se preparen, pues aquel grupo de piratas no podía salir vivo de la isla...

Mientras tanto, el científico se acercaría a uno de los libreros de la habitación, y tras halar uno de los libros de él, aquel librero se movería de su sitio. Sí, tal como lo leen, una entrada secreta, a un lugar secreto, en una base secreta; tras eso, el científico bajaría por el elevador que se encontraba escondido, este lo llevaría a varios metros debajo de suelo hasta llegar a su destino.

Ya bajando del ascensor, el científico se acercaría a un cofre gigante, aquel diseño que poseía el cofre era bastante avanzado para ese entonces, y al abrirlo, una extraña fruta en forma de naranja y marcas en zig zag estaría dentro de éste.


en el grupo de búsqueda...

Hic se encontraría al frente de todos cortando las hojas que obstaculizan el camino, pues con los poderes de su fruta había convertido su mano en una sierra, y así la utilizaría para despejar el camino.

Raymp: Lo estás haciendo muy bien, Hic.

Hic: Gracias Raymp, oye, tengo una pregunta.

Raymp: ¿Cuál? Dime.

Hic: ¿Qué crees que encontraremos aquí? ¿y por qué raptaron a esa gente?

Raymp: Pues... ni idea, no había pensado al detalle en eso.

Hic: Digo, es raro que siendo los raptados unos ex-pirata, sus recompensas no han sido cobradas y aún siguen vigentes.

Raymp: Tienes razón.

Hic: A mi me huele a trampa ¿sabes? Quizás un grupo de piratas se puso de acuerdo para atacar su barco y dejarlos sin valor, así tendrían que venir aquí y de esa forma ellos acabarían con ustedes.

Raymp: Suena factible, pero ¿por qué harían eso?

Hic: Me imagino por las escala de poder, hasta ahora, los Piratas de la Creación son una de las bandas de piratas más fuerte y peligrosa del Grand Line.

Raymp: Puede ser factible, y tiene sentido...

Hic y Raymp se quedarían hablando sobre las posibilidades de la isla, en uno de esos momentos, de lejos que escucha un fuerte grito proveniente del lugar donde esta el grupo 2.

Raymp: Ese sonó a Misto.

El grupo 1 se iría corriendo a la ubicación del grupo 2, pero algo los detendría en ese instante...

Capitulo 92: No lo sé, y no lo quiero saber

Hace unos minutos...

En este grupo, quien tomaría las decisiones era Pol, junto a él se encontraba Mikel.

Lach: Oye, Ringe.

Ringe: ¿Si, Lach?

Lach: ¿No te parece algo sospechoso todo esto? O sea, tranquilamente esto puede ser una trampa. Recuerda de quién es hijo nuestro capitán.

Ringe: Mira, entiendo que estés preocupado, pero debemos confiar en ellos. E incluso si lo que quieren es cobrar nuestras recompensas, lo habrían hecho desde el inicio.

Lach: ...

Ringe: Vamos amigo, ten un poco de confianza.

Lach: Tienes razón.

Misto: Oigan, chicos.

En eso, y sin que se dieran cuenta, Misto los agarra de los hombros a ambos.

Misto: No se queden atras, vamos, unanse un poco más.

En eso, Misto les da un pequeño empujoncito a Ringe y a Lach, pues estos se encontraban muy detrás en el grupo. Pero en eso, de pronto se empieza a escuchar algo de entre los arbustos.

Pol: ¿Escucharon eso?

En ese momento, todos se ponen atentos, y se empiezan a escuchar dichos sonidos otra vez, de entre todas las direcciones y a muy altas velocidades.

Pol: Prepárense, creo que no estamos solos.

Todos en el grupo se ponen en posición de ataque, cubriéndose sus espaldas entre ellos. Atentos, a cada movimiento, cada sonidos, a todo estaban atentos. De la nada, las mismas cosas que van moviéndose a grandes velocidades de entre los arbustos empiezan a salir de estos y pasan a otros a gran velocidad.

Mikel: ¿¡Qué miera fue eso!?

Y así pasan, de un lado a otro, acercándose más de esa manera a los piratas, hasta que por fin se logra ver como algo sale de entre los arbustos por fin...

Todos: ¡Kyaa!

Pero cuando se dan cuenta, tan solo era un conejo que estaba saltando.

Ringe: O sea ¿todo eso fue un conejo?

En eso, Lach se acerca y se pone en cuclillas para ver mejor al conejo.

Lach: Lo dudo, pero voy a ver si...

Pero, en eso, uno de los devors por fin hace acto de aparición, devorando al conejo de manera salvaje frente a los ojos de Lach y del resto del grupo.

Lach: What th he...

Lach dan un salto del susto y se vuelve a acercar al grupo.

Ringe: ¿¡Qué mierda es esa cosa!?

Pol: No lo sé, y tampoco quiero saberlo en estos momentos.

Tras devorar al conejo, el devor se lame la sangre de sus dientes de manera sádica, y de un rugido hace que el resto de los devor empiezan a salir de los arbustos, eran tres devors en total, pero incluso teniendo desventaja numérica, esos seres eran peligrosos.

Aquellas criaturas empiezan a resoplar, muestran sus dientes y sus lenguas lamiéndolos.

Misto. ¿Será que son ciegos?

Pero no, los devor no son ciegos, y en cambio, los tres devor se detuvieron y sus "rostros" miraron con ferocidad a los piratas lo cual, realmente no era una buena señal.

  • Notas del autor: Por si no lo sabían, los Devor no tienen ojos visibles, en realidad, no tienen, tampoco nariz. En cambio tienen una habilidad que les permite sentir todo lo que toca el suelo. Su apariencia, pues, es difícil de explicar, pero imaginen que un grupo de serpientes toman la forma de un felino de dos metros

En eso, los devor se lanzan al ataque de los piratas. Reaccionando de forma rápida, Lach les pide al resto que retrocedan, y con velocidad toca el suelo, haciendo uso de su fruta, levanta un gran pedazo de tierra.

Lach: Wave: fluid earth.

Aquella ola de tierra atrapa a los devor, lo que les da una pequeña ventaja a los piratas, la cual la usan para escapar.

Misto: Pol ¿qué hacemos?

Pol: Vayamos hacia el barco, ahí tendremos refuerzos, además de que les podremos apuntar con los cañones.

Lach: ¿Pero el ruido no revelaría nuestra ubicación?

Pol: Sea lo que sea que haya en esta isla, ya sabe que estamos aquí.

Pero el respiro les duro poco, y mientras corrían, los devor los logran alcanzar.

Ringe: ¡Ya nos alcanzaron!

Lach: Ringe, rápido, usa tu habilidad para sacarnos de esta.

Ringe: Hmp.

Mientras todos corrian, Ringe se queda en el camino de los devor, y convirtiendo su puño en fuego.

Ringe: Sonnenstrahl des Löwen

Y, con su puño impregnado e n llamas, Ringe lanza una llamarada que toma la forma de un león, y, al igual que la técnica de Lach, esto les consigue un poco más de tiempo. Pero, para su desgracia, uno de los devor logra esquivar el ataque, por lo que se monta de entre los arboles. Ringe lo nota, por lo que decide tomar acciones rápidas.

Ringe: Mehrere Brennende Sterne

Ringe lanza varios rayos de fuego hacia el devor, pero este los logra evitar todos.

Ringe: Mierda... ¡chicos!

El grupo voltea tras escuchar el grito de Ringe, y viendo el devor que se acercaba deciden ir más rápido, para su mala suerte, ninguno de ellos era más rápido que el devor, y Misto lo era mucho menos, por lo que el devo decide agarrar a este con sus dientes y llevárselo primero.

Pol: ¡Misto!

Misto: ¡Ahhh! ¡Poooool!


Capitulo 93: ¡Yo me encargo!

El grupo 1...

El grupo 1, conformado por Raymp, Hic, Litia, Vincent y Vie fueron detenidos por un trio de devors, al igual que el grupo anterior.

Vie: Mais qu'est-ce que c'est que ces trucs.

Raymp: ¿Qué dijo?

Hic: No sé, ni me preguntes.

El grupo estaba aterrorizado por ver a aquellas criaturas tan cerca, y estas ya habian notado su presencia, por lo que empezaron a gruñir de manera feroz.

Vincent: Parece que no son agradables precisamente.

Y en un parpadeo, los devors corren hacia el grupo de Raymp, por lo que el grupo tuvo que improvisar de manera rápida para atacar.

Hic: ¡Apartense!

Hic se adelanta al grupo, y convirtiendo ambas manos en pistolas de clavos, apunta hacia los devors y procede a disparar.

Hic: Letalis dirigentes clavos ianuarum

A diferencia de la técnica que uso contra Cuy Co, esta, en vez de ser un engaño, son una ráfaga de clavos que van directos al oponente, con la esperanza de estos inmovilicen al oponente.

Aquella ráfaga de clavos logra acertar en los devors, dándole a algunos en sus patas.

Hic: ¡Rápido, corran!

Raymp: ¡Vamos al barco, ese será el mejor lugar para que los derrotemos!

Todos: ¡Sí!

Y eso es lo que hace, todo el grupo se va corriendo hacia el barco en busca de ayuda para derrotar a aquellas extrañas criaturas. Pero, si el grupo anterior no se salvo, este menos lo lograra.

Tal y con los devor del grupo 2, los de este grupo se recuperan rápido del ataque de Hic, e incluso con clavos en las patas, estos corren velozmente hacia el grupo de Raymp.

Vincent: Raymp, esas cosas nos alcanzan.

Hic: ¡Yo me encargo!

Hic vuelve a relucir gracias a las habilidades de su fruta, las cuales en este momento llegan a ser muy útiles. Usando su ingenio, Hic transforma sus manos en sierras y con ellas logra cortar rápidamente los arboles, haciendo que caigan uno tras uno a sus espaldas, sirviendo de esa manera de obstáculos para los devor.

Hic: Eso nos dará tiempo.

Litia: ¿Qué creen que sean esas cosas?

Raymp: No lo sé, pero sean lo que sean, no nos quieren aquí.

Vie: ¿Y si son bestias de defensa?

Vincent: Eso significaría que hay alguien viviendo aquí.

Raymp: Y ese alguien podría ser nuestro ladron.

Hic: Entonces, no nos podemos ir de la isla.

Litia: Pero ¿Y esas cosas?

Raymp: Tan solo esperen que lleguemos al barco.

Con gran ventaja, el grupo logra llegar hasta el barco de los piratas de la creación.

En ese momento todos en el barco ven su llegada, pero extrañados pregunta por qué estaban regresando, y más de esa manera tan apurada.

Raymp: No hay tiempo de explicar.

Y efectivamente, no lo había, pues en unos pocos segundos de que llegaran al barco, los devors aparecieron frente a este, pero para su mala suerte, ya habían caído en la trampa.

Raymp: ¡Apunten...

Y con un solo zarandeo de su mano, Raymp hace que los cañones de su barco se muevan y apunten solos hacia los devors.

Raymp: ... y fuego!

Y tras bajarlas rapidamente, los cañones empiezan a disparar hacia los devors, dejándolos finalmente muertos.

Hic: Phew, eso estuvo cerca.

Pero nuevamente, la tragedia se repite. Los devors que habían matado fueron dos, cuando realmente eran tres.

Vie: Chicos.

Hic: ¿Si, Vie?

Vie: ¿No se supone que eran tres?

Y cuando dice eso, uno de los devors sale de las sombras para agarrar a Litia con sus dientes y llevársela rápidamente.

Hic: ¡Litiaaaa!

Litia: ¡Hiiiiiic!

Y tal como apareció repentinamente, el devor desapareció entre las sombras de aquel oscuro bosque.

Hic: Litia...

Mientras, en la base secreta...

Secuaz: Señor, nos han reportado que los devor han atrapado con éxito a dos piratas de los intrusos de Vitae, señor.

Científico: Excelente trabajo secuaz, ve y toma un descanso, te lo mereces.

Secuaz: Señor, gracias, señor.

Científico: No te preocupes, anda, ve.

Secuaz sale de aquella habitación y se va a tomar un descanso.

Científico: Hararara, por fin todo está saliendo como se debe.


Mientras, en la isla gyojin...

Hombre misterioso: Oye, te tengo una propuesta.

Hombre misterioso 2: ¿Ah, sí? ¿cuál?

Hombre misterioso: ¿Cuánto tardarías en llegar a Zoulin Go?

Hombre misterioso 2: Pues en 3 días si el viento y la marea me favorecen.

Hombre misterioso: Bien, ¿recuerdas al científico que tengo bajo mi protección desde hace años?

Hombre misterioso 2: Ah, sí, el caguetas ese ¿Quieres que le de una visita?

Hombre misterioso: Sí, me dijo que atrapo al hijo de Vitae, por lo que quiero que vayas y me confirmes que lo logro, y si no lo hace, ya sabes que hacer.

Hombre misterioso: Ujujuju, esto se pondrá divertido.

Capitulo 94: Hijo de Vitae

Unos minutos después...

En el barco de los Piratas de la Creación, el ambiente es algo tenso y triste. Tras la el secuestros, o quizás muerte de Misto y Lita, los altos mandos del barco deciden reunirse en el gigantesco comedor del barco.

Raymp: Bueno, creo que ya saben por qué los cite aquí.

Silencio. Es lo único que hay en el lugar, todos claramente sabían el por qué estaban ahí, aunque los más inconformes de ahí eran los Wrecker, y entre los Wrecker, el más inconforme era Hic.

Pol: Sigue, Raympe. Nosotros te escuchamos.

Raymp: Gracias, Pol...

Hic: Si ya sabemos por qué estamos aquí ¿por qué no nos movilizamos? Nuestros amigos podrían estar sufriendo en este momento ¿sabes?

Ringe: Hic...

Raymp: No te preocupes, Ringe. Hic, sé perfectamente cómo te sientes en este momento, un muy buen y valioso compañeros también fue secuestrado, y tengo tantas ganas como tú de saber quién está tras de esto y darle su merecida paliza, pero también sé que no nos debemos mover de manera premeditada, pues el enemigo podría aprovecharse de ello y atraparnos a todos, más bien debemos de dar gracias a Dios de que no fueron más los involucrados.

Hic: …

Hic igual sigue inconforme, por lo que con una expresión seria y llena de enojo en su rostro, se para de su asiento y sale del cuarto.

Ringe: Hic ¡espera!

Raymp: No tiene caso, Ringe. Déjalo mejor, quizás así se calme un poco.

Tras una larga discusión, los Wrecker y los de la Creación por fin logran hacer un plan para poder dar con la persona detrás de toda esta situación.

Raymp: Bien, el plan será el siguiente: Esta vez no iremos separados, debemos de ir todos juntos. Vincent junto al padre de Eolo crearan armas, que junto con el uso de mi fruta del diablo, creare un tanque en el cual podamos ir todos juntos, esto debido a la amenaza de aquellas criaturas que nos atacaron hace unos minutos.

Junto a ello, se construirán otros dos vehículos en los cuales habrá tropas de soporte. En ellos estarán algunos soldados armados, y una tropa de médicos comandada por Snow y Elaisa. Tras todo eso listo, iremos todos directamente al volcán.

Mikel: ¿Me puedes recordar por qué vamos el volcán?

Raymp: Urisa…

Urisa: Tomando en cuenta lo sucedido, decidí dar un vuelo alrededor de la isla para ver qué encontraba. Obviamente pase por el volcán, y aunque el calor era sofocante, logre ver que dentro de este había una estructura, por lo que teorizo que ahí debería de estar la persona que buscamos.

Raymp: Bien, con todo eso aclarado ¿alguna duda?

Ringe: Emm, sí, yo…

Raymp: Quieres saber qué pasó con Hic, ¿verdad?

Ringe: Sí.

Raymp: Bueno. Oye, Pol, sal y dile a Hic que venga para acá.

Pol: Hmp.

En eso Pol sale del cuarto, el tiempo que tardo no fue mucho, pero cuando regreso, precia algo preocupado.

Raymp: ¿Qué paso, Pol? ¿Y Hic?

Pol: Hic se fue, señor.

Raymp: ¿¡Cómo?!

Pol: Los tripulantes me dijeron que lo vieron salir solo, diciendo que no quería que nadie lo acompañara. Desde entonces no han sabido nada de él.

Raymp: Maldita sea, creí que no terminaría siendo tan impulsivo… Demonios.

Lach: ¿Qué hacemos entonces sin nuestro capitán?

Raymp: Ringe, ¿tú eres su primero oficial, verdad?

Ringe: Sí.

Raymp: Bien, en ese caso quedaras a cargo de los Piratas Wrecker a partir de ahora. No podemos perder más tiempo, tenemos que movemos ahora, quizás alcancemos a Hic dentro de muy poco.

Todos: Hmp.

Raymp: Bien, entonces doy por finalizada de la reunión, ya saben qué hacer, por lo que es mejor que se muevan.

Todos: Sí.

Mientras tanto, en la base ultra super mega duper secreta...

Científico loco: Oh madeleine qui aimait tant, Oh madeleine qui adorait, Oh madeleine qui aimait tant, Réparer les gens!...

Secuaces: ¡SEÑOR, SEÑOR!

Científico loco: Ahhhh, ya ni puedo disfrutar de una bella canción ¿¡Ahora qué quieren!?

Secuaces: Señor, alguien logro derrotar a los Devor y llego hasta aquí…

Científico loco: ¡¿QUÉ?! IMPOSIBLE, LOS DEVOR SON SERES MÁS CAPACES QUE CUALQUIER HUMANO PROMEDIO.

Secuaces: M-mi-mírelo por usted mismo.

Y en eso, desenfrenadamente, el científico se asoma por la ventana de su cuarto, y lo logra ver.

Aquella persona era claramente Hic, pero un Hic fuera de sí; tenía todo su cuerpo lleno de sangre, y sus manos, las cuales había convertido en sierra, eran las que más la goteaban. Detrás de él había un rastro largo de devors asesinados, ya sea decapitados o cortados a la mitad.

Científico loco: MALDITA SEA, HIJO DE VITAE TENIA QUE SER. ¡RÁPIDO, SECUACES, ENVÍEN A MÁS SOLDADOS ARMADOS, Y ALGUNOS SUBIDOS EN MAQUINAS DE BATALLA SI ES NECESARIO!

Secuaces: ¡Sí, señor!

Científico loco: Ese maldito no puede salir con vida de aquí... Y ustedes dos me van a servir mucho para ello.

Capitulos 95: ¿quién eres tú?

Tras haber irrumpido aquellas instalaciones, un motón de hombres se dirigían hacia Hic con el fin de detenerlo. Pero, lejos de rendirse, Hic las taca y derriba a todos con un un Infinitus Girator: Malleus Circulo; la ira invadía la mente y corazón de Hic, pues no se podía quedar sentado esperando a que el plan de sus compañeros funcionase, él mismo rescataría al resto con sus propias manos. El panorama era favorable para el carpintero, todos sus enemigos estaban derribados, y quienes no, dudaban y se tambaleaban de temor, un soldado valiente se dirige a la carga con sus sable, pero Hic, con una expresión de furia e instintos asesinos lo mira, causando temor en el soldado y haciendo que este se arrodille pidiendo clemencia. Hic: Tsk…

Entonces Hic se le acerca y lo toma del cuello de la ropa.

Hic: Dime, ¡Dime dónde están las persona que secuestraron!

Soldado. Yo no… ¡YO NO SÉ NADA!

Aquel soldado se encontraba muy asustado, con ojos cerrados e hinchados por las lágrimas. A Hic le pareció patético, por lo que con un ceño fruncido simplemente lo tira hacia el resto de soldado y sigue su camino.

¿???: Vaya, vaya, vaya. Pero miren quién eso, ¡pero si es ni más ni menos que Hic Viate! ¡El hijo de Nostra Vitae!

Hic: ¿Ah?

Hic levanta la mirada, observando como encima de él se encontraba lo que parecía un curto al final del pasillo, con vidrios transparentes que le permitían ver aquel hombre.

Hic: ¿Quién eres y cómo sabes que mi padre es Nostra?

Científico loco: Oh Vitae jr, las noticias vuelan rápido, en estos momentos te aseguro que todo el mundo sabe que eres el hijo de Nostra Vitae. Pero no vienes por eso, ¿verdad?

Hic: …

Científico loco: Sé que vienes por tus amigos, no te preocupes, ellos se encuentran bien.

Entonces, aquel científico que andaba a cargo de todo chasqueo sus dedos, y del fondo del cuarto aparecen dos tipos enormes, con ropajes y máscaras negras. Los dos cargaban a Litia y Misto cada uno. Aquella escena impacto a Hic, a pesar de que se encontraban en buen estado, exceptuando la mordaza y las mordidas de los devor. Lleno de irá, Hic convierte sus dos manos en sierras y se dirige corriendo al cuarto.

Hic: Maldito…

Científico loco: Papapa, alto ahí pequeño Vitae. No querrás que dañe a tus amigos, ¿o si?

Hic se detiene en seco al escuchar aquellas palabras, levantando un poco de polvo del piso.

Hic: Tsk… eres un desgraciado, ¿lo sabes?

Científico loco: Sí, lo sé, me lo repiten mucho.

Hic: Sabes, todo sería más sencillo si me regresas a mis compañeros. De esa manera yo me largo de aquí con ellos y no te volvemos a molestar.

Científico loco: ¿Sabes qué? Esa idea es... Pésima. No te ofendas, pero, no lo haré.

Hic: Si ese es el caso, entonces…

Científico loco: Heyheyhey, alto ahí. ¿Acaso olvidas que yo tengo aprisionados a tus compañeros? Si quisiera les podría pedir a estos dos grandulones que maten a tus compañeros con un disparo en la cabeza a quema ropa. Pero eso no sería divertido.

Hic: ¡Eres un maldito monstruo!

Científico loco: Oye, tampoco es para tanto, ¿sabes? No me gusta tampoco matar de una manera tan, asquerosa: en cambio, tengo otros métodos.

Hic: ¿Ah?

Hic para este punto estaba entre intrigado, asqueado y enojado. No podía aguantase las ganas de subir y cortar en pedazos aquel maniaco, pero por el bien de sus amigos, tenía que hacerlo… Pero su intriga se hace más presente cuando una persona, de mucha menor altura que el científico se hacía presente, con un plato el cual albergaba dos frutas de un color extraño y unas raras líneas en zigzag.

Hic: ¿Qué se supone que es eso?

Científico loco: Oh, ¿esto? No es nada más ni nada menos que mi mejor creación: las frutas del ángel.

Hic: ¿Frutas del ángel? ¿Es acaso una copia barata de las frutas del diablo?

Científico loco: JAJAJAJAJA, ya quisiera que fuese una copia barata, pero no, mi mejor creación no es eso. He replicado la fórmula de las frutas del diablo, logrando hacer mejoras al punto de que mi invención supera a la original en muchos sentidos. Mis frutas no solo otorgan las habilidades de una fruta del diablo, las otorgan con el máximo potencial de estas, el llamado despertar, además de sumar grandes capacidades físicas al que la consumió.

Hic: ¡!

Científico loco: Pero, hay una pequeña falla. No todo el mundo es compatible con mi invención, así como que esta consume la energía del usuario cada que se usa, una lástima…

Hic: ¿Compatible? ¿a qué te refieres con eso?

Científico loco: Pues, al parecer hay personas cuyos cuerpos no son compatibles con mi invención, por lo que la rechazan. Aquellas personas que las rechazan terminan teniendo muchas complicaciones, pierden la cordura, sus cuerdas vocales dejan de funcionar, presentan deformaciones y un crecimiento muscular abismal. Aunque creo que ya los conoces.

Hic: ¿Ah?

Científico loco: Aquellas bestias que enfrentaste, los devor, son el resultado de aquellas personas cuyos cuerpos no son compatibles con mi invención.

Hic: ¡!

Entonces por Hic se asoma la visión de que aquellos devor que asesino, muy posiblemente hayan sido los piratas retirados que han venido a rescatar. Hic, asombrado e impactado, solo cae al piso de rodillas, con su mirada vacía en un estado de shock por la noticia, y el temor lo invade cuando piensa en la posibilidad de que Litia sea obligada a comer una de esas frutas y no ser compatible.

Científico loco: Muy bien, ahora sabiendo eso. Espero que cooperes y te dejes atrapar por mis soldados.

Hic: …

Científico loco: Tomare eso como un sí. Atrápenlo muchachos.

Entonces, todos aquellos soldados temerosos y tambaleantes se abalanzan contra Hic, esposándolo y dándole golpes como venganza. Entonces, mientras lo llevan a la celda Hic se detiene y mira nuevamente hacia el cuarto.


Hic: Una cosa… solo déjame preguntarte una cosa…

Científico loco: Adelante, pregunta lo que quieras. En un estado actual dudo que puedas hacer algo.

Hic: ¿Quién eres?

Científico loco: ¿Qué quién soy?...

¡Soy Antoinne de Coer Fou, el más grande científico que ha pisado este mundo, un rey de los bajos fondos, creador de bestias y armas, y el legítimo creador de las frutas del ángel!

Antoinne: Ahora dime, ¿quién eres tú?

Capitulo 96: Las pagaras

Hic, Litia y Misto son llevados hasta unas celdas por los lacayos de Antoinne. Hic está enojado, pero por los momentos no puede hacer nada, cualquier intento de escape podría poner en peligro a Litia y a Misto, más del peligro que los acecha actualmente. Las tres celdas se abren y en cada una ponen a uno de los piratas. Los tres piratas son lanzados con fuerza hacia las celdas, y sin fuerzas para levantarse, se quedan en el suelo.

Hic: Lo siento...

Litia: ¿Por qué te disculpas?

Hic: Por mi culpa estamos aquí, por mi culpa ESTÁS aquí...

Litia: Oye, no te preocupes, yo ya estaba en esta mugrienta celda antes de que llegaras.

Hic: No es eso...

Litia: ¿Entonces qué es?

Hic: De no ser por qué te convencí de venir conmigo, no estarías en esta situación, de no ser porque vine aquí de manera impulsiva, Antoinne no te usaría como amenaza, si hago algo mal, te forzara a comer una de sus creaciones, y yo no...

Litia: No quieres que me convierta en un devor, ¿verdad?

Hic: ...

Litia: Sabes, tranquilamente podría decir que tienes razón, pero no...

Hic: ¡!

Litia: ... antes de conocerte a ti y a los Wrecker, me sentía vacía, yo jamas tuve amigos, alguien que se sacrificara por mi, siempre viví apartada del resto, marginada. Incluso como caza recompensas, nunca sentí felicidad o algo, hasta que te conocí a ti y a tus amigos, y cuando me dejaste unirme a tu tripulación, no he sentido mayor felicidad...

Hic: ¿Qué tan cierto es todo eso?

Litia: Ni una sola palabra, pero eso es lo que hacen los amigos, hacer sentir mejor a sus amigos, incluso con mentiras, ¿o me equivoco?

Hic: Litia...

Misto: Chicos, lamento interrumpirlos, pero ahí viene Antoinne.

Y efectivamente, era Antoinne quien llegaba al lugar, con una sonrisa de oreja a oreja que nadie le podría quitar.

Antoinne: hyahahahaha, realmente me dan pena, "los amigos mienten para hacerse sentir mejor" ¿más patético no se puede ser?

Hic: ¿Qué quieres Antoinne?

Antoinne: ¿Que qué quiero? Pues déjame ver... dinero, fama, mujeres, poder, control de cientos de islas y ser el mayor científico del mundo. Pero en estos momentos quiero ver cómo están mis prisioneros, ¿cómodos? si quieren les traigo más piedras para que se hagan una cama.

Litia: Muy gracioso pequeño bastardo.

Antoinne: Cuidado con lo que dices señorita, alguien en tu posición no debería de hablarme asó, ¿entiendes?

Litia: Tsk.

Hic: Muy bien, bravo, viniste a burlarte de nosotros, te felicito.

Antoinne: Gracias, gracias, es un pla...

Entonces, las paredes del cuarto se sacuden, sorprendiendo a todos lo presentes, estando Antoinne, más que sorprendido, molesto. Es cuando de pronto uno de los subordinados de Antoinne aparece corriendo, pareando algo jadeante, agarrando aire para decir.

Subordinado: ¡No están invadiendo!

Antoinne: ¿¡Qué!?

Y efectivamente, el plan de los Piratas de la Creación estaba dando sus frutos, y los vehículos estaban llegando hasta la base, siendo prácticamente inútiles debido a la ausencia de los Devor.

Lach: Mira todo este desastre.

Vie: ¿Hic hizo esto?

Galeo: Vaya que es un Vitae...

Ringe: Hic...

Mikel: Ese chico tiene agallas, venir y acabar con todos estos tipos... En definitiva es un hueso duro de roer, ¿en serio peleaste con ese tipo sin usar tu fruta, Raymp?

Raymp: Llegamos a un acuerdo, pero sí, no me imagino lo que pudo hacerme. Pero no pensemos más en eso, estamos aquí para rescatar a nuestros compañeros, Piratas de la Creación...

Ringe: Piratas Wrecker...

Raymp y Ringe: ¡Al ataque!

De vuelta con Antoinne...

Antoinne: Carajo... no quise hacer esto, pero no me dejan de otra, ¡guardias!

Unos hombres altos y corpulentos aparecen tras la orden Antoinne.

Antoinne: Liberen al gyojin y a la chica.

Hic: ¡Bastardo! ¿no me digas que lo harás?

Antoinne: Oh, lo haré.

Los guardias sacan a Litia y a Misto de sus celdas y los ponen frente a Antoinne.

Antoinne: Ahora, abran sus bocas.

Obviamente, ni Misto ni Litia abrieron sus bocas, por lo que Antoinne, algo estresado por todo lo sucedido chasquea los dedos, haciendo que los guardias abran las bocas de Misto y Litia de manera forzada. Entonces, Antoinne saca un fruto de dios, partiendolo a la mitad y metiendolos en la boca de Misto y Litia.

Hic: ¡Noooo!

Antoinne: Ahora traguen.

Los guardias cierran las bocas de sus victimas para que estos no tengan chances de escupir la fruta, forzándolos a tragarla. Tras ambos tragar el fruto, son soltados inmediatamente, débiles caen el suelo mientras tosen.

Hic: ¡Maldito! ¡Me las vas a pagar!

Antoinne: ¿Y de qué manera? Te encuentras atrapado en esa mugrienta celda y no hay nada que puedas hacer.

Hic: Tsk.

Antoinne: Ahora, si me disculpas, iré a encargarme de unos asuntos allá afuera.

Antoinne sale de la habitación tranquilo, dejando atrás los cuerpos de Litia y Misto.

Litia: Hi...c

Hic: Litia.

Con las pocas fuerzas que le quedan, Litia trata de llegar a la celda de Hic, pero a medio camino se detiene, cayendo desmayada. Ante esta situación, un Hic con una ira iracunda se desata nuevamente, levantándose de su celda y convirtiendo su puño en u martillo.

Hic: ¡Pugnus Malleo!

Entonces golpea la celda, moviendo un poco los barrotes.

Hic: Pugnus Malleo Pugnus Malleo Pugnus Malleo...

Golpeando, una y otra vez la celda...

Hic: ¡PUGUNS... MALLEO!

Hasta romperla y liberarse. Aquel último golpe se había escuchado hasta donde estaba Antoinne, preocupado, sale corriendo hasta las celdas, consiguiéndose a Hic liberado, mientras agarraba a Misto de la muñeca y llevaba a Litia en sus hombres.

Hic: Te dije que me las ibas a pagar...

Capitulo 97: Sin escapatoria

Tras escapar de su celda a base de golpes, Hic logra salir, se acerca a sus compañeros para ayudarlos, agarrando de Misto de la muñeco y poniendo a Litia en sus hombros. Debido al fuerte escándalo generado por su escape, Antoinne regresa al lugar donde estaban las celdas, viendo perplejo a Hic, quien lo mira con unos ojos que denotan ira y frialdad.

Antoinne: Tú...

Hic: Te dije que me las ibas a pagar...

Cargando a sus compañeros, Hic se dirige hacia donde está Antoinne, pero fuera de todo pronostico, en vez de golpearle, Hic esquiaba a Antoinne y se va corriendo a toda velocidad.

Hic: Pero no ahora...

Antoinne: Maldito... ¡Guardias, atrapenlo!

Frente a Hic aparecen unos enormes hombres corpulentos, dispuestos a atraparlo.

???: Oh o, no lo harán ¡FLAMMABLE CUT!

Detrás de los guardias se alza una enorme llama que los termina cortando en sus espaldas, cayendo al instante por las fuertes quemaduras.

Ringe: Veo que tienes las manos ocupadas.

Hic: ¡Ringe!

Ringe: No vuelvas a irte de esa manera, desgraciado. Que nos diste tremendo susto

Hic: Está bien, lo tendré en cuenta, pero no es momento para esto. Toma, lleva a Litia y a Misto al Van Gloria y haz que Snow, Elaisa y Chronos les hagan unos examenes.

Ringe: ¿Qué tienen?

Hic: No tengo tiempo para decirte todo, pero solo debes saber una cosa. Llévalos lo más rápido que puedas o se convertirán en una de esas bestias.

Ringe. ¿Te refieres a...

Hic: ¡Ve!

En ese momento Ringe toma en sus manos a Misto y a Litia, propulsándose con los poderes de su fruta, yendo rápido hacia el Van Gloria.

Hic: Bien...

Antoinne: Veo que estás ayudando a tus amigos, ¿pero en serio crees que esa gente los pueda salvar? Ni yo mismo tengo la cura para la sustancia que se encuentra en los frutos de dios, solo puedes esperar a que sean compatibles y no mueran.

Hic: ¿Recuerdas cuando te dije que me las ibas a pagar?

Antoinne: ¿?

Hic: Pues es hora de que me las pagues.

Antoinne: (Esta sensación, este momento)

Años atras...

???: Es hora de que me las pagues.

Un recuerdo de hace tiempo azota a Antoinnne, su situación actual con Hic le recuerda a una situación que vivió años atras con un tenebroso dinosaurio.

Antoinne: P-por favor, no me hagas daño.

???: ¿En serio pensaste que me ibas a robar y que no iba a notarlo?

Antoinne: P-perdón, me disculpo, pero...

???: ¿Te disculpas? ¿para qué? lo que hiciste ya está hecho, pero...

Antoinne: l-lo siento...

???: ... pero la verdad, lo que creaste con lo que robaste es muy bueno, y matarte en estos momentos no es lo mejor, así, ¿qué te parece hacer un trato?

Antoinne: ¿un trato?

???: Sí, si trabajas para mi, te perdonare lo que me robaste.

Antoinne: *traga saliva* está bien...

???: Entonces tenemos un trato, ahora sígueme. Te mostrare dónde vas a trabajar.

Antoinne: O-oye, pero primero, dime una cosa.

???: ¿Qué?

Antoinne: ¿C-cómo te llamas?

???: Llámame Bartholome Morgan.

Antes la mirada de Antoinne, aquel enorme dinosaurio se transformaba en un hombre de gran tamaño.

Bartholome Morgan: Ahora sígueme.

Antoinne: S-sí.

En la actualidad

Antoinne: Bien, si así lo quieres, ¡Virus Shot!

De las manos de Antoinne, una sustancia morada se acumula y es disparada hacia Hic. Este la esquiva, pero aquella sustancia termina cayendo en uno de los guardias que se dirigia al lugar, cayendo al suelo desmayado mientras grita agonizantemente debido a que su piel se pela rápidamente.

Hic: ¡¿Qué fue eso?!

Antoinne: No te preocupes, no le pasará nada malo, el virus que le lance no es letal.

Hic: ¿Virus?

Antoinne: Sí, ese es el poder mi fruta del diablo, la Fruta Ui Ui, una fruta del diablo que me permite generar y controlar toda clase de virus existentes.

Hic: ¡!

Antoinne: Creo que debiste de haber escapado con tus compañeros.

Mientras el panorama para Hic parece difícil, en la entrada de la base, los Piratas de la Creación se encuentran combatiendo a los lacayos de Antoinne. Del interior de la base sale Ringe, quien lleva en sus brazos a Misto y Litia.

Vie: ¡Ringe!

Pol: ¡Y trae a Misto y a Litia!

Urisa: Oye, ¿y dónde está Hic?

Ringe: ¡Hic se encuentra enfrentando a un científico raro allá atrás!

Raymp: Eso significa que necesitara ayuda.

Elaisa: Raymp espe...

Pero Elaisa no logra terminar sus palabras debido a que con sus poderes, Ringe la toma del cuello de su bata junto a Snow.

Elaisa: ¡Oye, qué te crees que haces!

Snow: ¿Qué estás haciendo, Ringe? ¿por qué nos llevas de esta manera?

Ringe: ¡No hay tiempo de explicar, Misto y Litia se encuentran en peligro y necesitan de su ayuda junto a la de Chronos!

Entonces, con Elaisa y Snow en sus manos, Ringe aumenta su potencia para dirigirse al Van Gloria. Mientras, Raymp corre hacia adentro de la base para ayudar a Hic, pero es detenido por un hombresito pequeño.

Secuaz: Me temo que no los puedo dejar pasar.

Raymp: A parte pequeño hombresito.

Raymp da unos pasos hacia adelante, pero tras un chasquido de Secuaz, una especia de barrotes salen de las paredes y bloquean el paso de Raymp.

Raymp: ¿Qué mierda es esto?

Secuaz: es el poder mejorada del fruto de dios de la Fruta Ori Ori

Galeo: ¿Qué carajos es un fruto de dios?

Eolo: ¡Chicos, miren!

Tras de ellos, la entrada parece ser bloqueada por los mismos barrotes que detuvieron el paso de Raymp.

Secuaz: Parece que quedaran atrapadas, JAJAJAJAJAJA.

Vincent: Desgraciado.


Capitulo 98: Ringe al rescate

La situación es muy tensa, Hic se encuentra peleando contra Antoinne, Litia y Misto, a pesar de estar a salvo, se encuentran en un estado critico de salud, en peligro de muy probablemente convertirse en devors. Mientras, una parte de los Piratas de la Creación y los Piratas Wrecker se encuentran enjaulados por un pequeño hombre llamado Secuaz, quien a pesar de verse inofensivo, es un consumidor de un fruto de dios, siendo que la jaula en la que están atrapados nuestros protagonistas, sea producto de su Fruta Ori Ori, ¿qué harán nuestros protagonistas en estas peligrosas situaciones?

Raymp: Maldición, no tengo tiempo para esto.

Pol: ¡Raymp, espera!

Harto de estar atrapado, Raymp decide tomar su mazo para romper aquella jaula, con lo que no contaba es que al momento que su mazo toca los barrotes de jaula, los poderes de la Fruta Ori Ori se activan, atrapando a Raymp entre los barrotes de la jaula al momento.

Raymp: ¡Maldita sea, me las vas a pagar por eso!

Todos: ¡Raymp!

Mikeal: No te preocupes Raymp, ya te saco Ex Explosion

Mikeal saca de su chaleco varios pares de bombas y los lanza directamente a los barrotes con la esperanza de que estos cedan ante la explosión, pero al momento de que las bombas toca los barrotes, se ve afectadas por la habilidad de la fruta, y tal como le paso a Raymp, las bombas quedan atrapadas sin explotar.

Mikeal: Tsk, maldición.

Lach: Dejame intentar, ¡Wave: Shocking Floor!

Haciendo uso de su fruta del diablo, Lach genera una ola en el piso que se dirige hacia Secuaz, con la finalidad de que termine noqueado por el impacto de la ola. Secuaz solo bosteza, y de un chasquido hace que más grueso los barrotes de la jaula, disminuyendo de esa manera el impacto de la ola, haciendo que solo pase una mínima parte de ella.

Lach: ¿¡En serio es capaz de hacer eso!?

Vincent: Al parecer sí, toda cosa que hagamos no va a funcionar si estamos atrapados aquí adentro.

Secuaz: Veo que por fin entiendes el alcance de los frutos de dios, el último peldaño en la evolución de los frutos del diablo, frutos sin defectos, perfectos en su totalidad. No hay manera que con este poder ustedes sean capaces de detenerme.

Mientras la situación en la jaula es difícil, en el Van Gloria, más específicamente en la sala medica, las cosas tampoco son mejores.

Elaisa: ¡¿Pero qué mierda es lo que tienen estos dos?!

Snow: No sé, pero no es algo normal.

Elaisa: No me digas Snow, no lo note ¡No es como si el brazo en descomposición de Misto no me lo dijera!

Mientras Snow y Elaisa estaban ocupadas encargándose de Misto y Litia, Ringe fue y trajo a Chronos a la sala medica del Van Gloria.

Ringe: Tienes que venir conmigo.

Chronos: Ringe, entiendo la situación, me la has explicado varias veces de camino acá, pero no soy doctor, soy un científico, no un doctor.

Ringe: Lo entiendo, pero necesitamos la mayor cantidad de ayuda posible. Además, fue una orden de Hic.

Chronos: Si fue una orden de Hic, no me puedo negar.

Al llegar a la sala medica, la situación es un caos, Elaisa y Snow hacen el mejor trabajo que pueden, pero las pulsaciones por minuto de Misto y Snow siguen bajando, y el brazo en descomposición de Misto sigue empeorando.

Snow: ¿Chronos? ¿qué haces aquí?

Elaisa: No respondas, ven y ayúdame con estas muestras de sangre, tenemos que saber rápido qué es lo que les pasa a estos dos.

Chronos: Sí.

Es entonces cuando Elaisa, Chronos y Snow se sientan y dedican a sacar exámenes médicos para saber el por qué de la situación de Misto y Litia. Entonces Elaisa se acerca a Ringe.

Elais: Ringe.

Ringe: ¿Si, Elaisa?

Elaisa: ¿¡Qué carajos sigues haciendo aquí!? ¿eres un doctor? ¿un científico? ¿no, verdad? Si no es así, entonces vete y ayuda a tus amigos lo más rápido posible.

Ringe: S-si señora.

Elaisa: ¡Ahora ve!

Ringe: Hmp.

Usando sus poderes, Ringe se impulsa por los aires para ayudar a sus compañeros.

Ringe: (Hmm, pudo haber sido más amable al decirme esas cosas)

Cuando Ringe llega, ve aquellos barrotes en la entrada, por lo que se ve confundido.A pesar de eso, sus compañeros ven su llegada eufóricos por ver su posible salvación.

Vie: ¡Ringe, llegaste!

Eksa: No creí que llegaría.

Ringe: ¿Chicos, qué pasa?

Urisa: Quedamos atrapados en esta jaula por un pequeño hombrecito.

Ringe: ¿Un pequeño hombrecito? Bueno, eso no importa en estos momento. Dejenme sacarlo de aquí, ¡Mehrere...

Ringe desenvaina sus espadadas y las imbuye con su fuego, preparado para cortar los barrotes, Ringe se lanza al ataques hasta que...

Todos: ¡No, Ringe! ¡Para!

Ringe: ... ¿Ah?

Antes de que siquiera pueda hacerle un pequeño rasguño a los barrotes, a tan solo unos milímetros, Ringe se detiene en seco al escuchar los gritos de sus compañeros.

Ringe: ¿No quieren que los saque?

Galeo: Si queremos, pero hay un problema.

Vincent: Cualquier cosa que toque estos barrotes, quedará atrapado en ellos. Así le paso a Raymp y a las bombas de Mikeal.

Ringe: ¿Raymp quedo atrapado?

Todos: Hmp.

Ringe: Bueno, si ese es el caso.

Ringe sale en vuelo con los poderes de su fruta del diablo, alejándose del lugar y preocupando a los demás.

Secuaz: JAJAJAJAJA, parece que su compañero los ha abandonado.

Vie: (Ringe, a dónde te metiste)

Secuaz: JAJAJAJAJAJAJA.

Ringe llega de forma badass

Un pequeño escombro cae encima de la cabeza de Secuaz, deteniendo su risa y despertando su curiosidad. Mira hacia arriba para ver qués lo que sucede, el techo oscuro de pronto va tomando colores más rojizos, y cuando menos se los espera, una enorme llamarada rompe el techo y cae frente a Secuaz.

Secuaz: AHHHHHHHH.

Aquella llamara fue causada por Ringe, quien irrumpió frente a Secuaz para salvar a sus compañeros.

Ringe: Bien.

Las llamas se disipan del cuerpo de Ringe, quién empieza a a tronarse los dedos de sus manos, estira sus brazo, y se truena el cuello, listo para atacar.

Secuaz: Ahh.. ahhh. ahhhhhh.

Secuaz se encuentra muy asustado, aquella superioridad y soberbia que tenia desapareció al instante en el que Ringe se paró frente a él.

Ringe: No me digas que me tienes miedo.

Secuaz no escucha a Ringe y trata de escapar gateando, sollozo, rezando por su vida. Ringe suelta una pequeña risita y se convierte en fuego para transportarse frente a Seacuaz y agarrarlo del cuello de su camisa.

Ringe: Sabes...

Entonces, Ringe vuelve a convertir su cuerpo en llamas, cambiando su forma, tornándose más grande, con un aspecto casi esquelético, de su cabeza le salen cuernos y su voz se torna más grave.

Ringe: ... puedo llegar a dar mucho miedo.

Secuaz: Ahhhhhh.

Ante el miedo, Secuaz se orina en los pantalones y se desmaya del susto, haciendo que los poderes de su fruta se vean desactivados. Entonces Ringe vuelve a sus estado normal y tira a Secuaz a un lado.

Ringe: ¿En serio ese tipo los atrapó y les causo problema?

Raymp: Ni lo repitas.

Todos se ríen ante la situación, y también ríen de alegría al ver que están a salvo. Aquellas risas posiblemente sean las últimas risas en muchos tiempo, pues lo que se viene, y las distintas situaciones que se viven en Zoulin Go, podrían revolver el estomago de cualquiera, y causar todo tipo de emociones, menos alegría.

Capitulo 99: Ojo por ojo, diente por diente

Mientras que en aquella base todo es alegría y alivio, en el Van Gloria las cosas no parecen mejorar ni un poco. Elaisa y Snow hacen sus mejores intentos para mejorar la situación de Litia y Misto, pero la misma no parece mejorar, parece que lo que tiene Misto parece empeorar, siendo que aquella putrefacción se ha movido al rededor de su cuerpo, llevándose su brazo entero y algunos de sus tentáculos.

Snow. Creo que así estaremos bien.

Tras unos intentos, por fin logra calmar la propagación de aquella putrefacción en Misto, y aunque Litia se encuentra en mejora estado, sus pulsaciones por minuto siguen siendo bajas.

Elaisa: Hicimos lo mejor, creo que es bueno parar por el momento.

Snow: Hmp.

Chronos: Am, chicas, vengan a ver esto.

Elaisa: ¿Qué pasa Chronos?

Chronos: Miren esto.

El científico se mueve de sus silla para que Elaisa y Snow sean capaces de ver lo que estaba en el telescopio. La primera en ver fue Elaisa, quedando impactada con lo que ve.

Elaisa: ¿Pero qué carajos es esto?

Chronos: No lo sé, pero parece ser que alguna especie de virus infecto a Misto.

Lo que se veía a través del telescopio eran las células de Misto, las cuales e encontraban en perfecto estado, pero además de eso se encontraba un agente patógeno de color azul, que al momento de entrar en contacto con las células de Misto se ve absorbido por las mismas, pero al momento de que eso sucede las células de Misto tienen una reacción en cadena las cuales pasan a tener un color oscuro para luego estallar en cientos de pedazos.

Elaisa: Esta es la razón por la cual Misto se encuentra en dicho estado.

Chronos: Así es, pero ahora mira esto.

Chronos cambia la muestra de sangre de Misto por la de Litia. Elaisa vuelve a ver y queda aún más impactada. Aquel patógeno que tenia Litia era exactamente el mismo de Misto, pero la diferencia radica en que, en vez de explotar, las células de Litia empiezan a congelarse y descongelarse.

Elaisa: ¿Cómo es esto posible?

Chronos: No lo sé, quién o lo que haya hecho esto tiene un conocimiento muy avanzado de microbio-logia.

Snow: El científico.

Chronos: ¿Ah?

Snow: Cuando Ringe me trajo me hablo de un científico, él debe de ser el causante de esto.

Chronos: Si es el creador de esto, debe de tener la cura.

Elaisa: No lo sé, creo que lo mejor es hacer nuestra propia cura.

Chronos: ¿Estás segura?

Snow: Apoyo a Elaisa, no sabemos si aquel hombre estará dispuesto a decirnos la cura, así que lo mejor será hacerla por nuestra propia cuenta.

Chronos: Está bien... Pero Snow.

Snow: ¿Si?

Chronos: Ve hacia donde estaba el resto, se supone que ya no hay devors ¿verdad? el camino debe de ser fácil, intenta infiltrarte en el laboratorio del tipo y trae sus formulas, quizás así consigamos una cura.

Elaisa: Pero Chronos, ¿qué acabamos de acordar?

Chronos: Lo sé, pero es mejor prevenir que lamentar. Snow, por favor.

Snow: Hmp.

En ese momento, todos se van del cuarto para hacer sus labores, Chronos y Elaisa intentarán hacer una cura, mientras que Snow va hacia el laboratorio de Antoinne. Aunque, sin nadie notarlo, la mano de Litia empezaría a convertirse en hielo...

De vuelta al enfrentamiento de Hic y Antoinne, ambos se encuentran intercambiando técnicas a distancia.

Antoinne: Me sorprende lo perseverante que eres, pero eso no te salvará.

Hic: A mi me sorprende lo hablador que que eres.

Antoinne: Tsk... Virus shot

Antoinne reue una gran cantidad de virus y los dispara hacia Hic, quien los esquiva rápidamente.

Hic: Ignis Nail iaculat

Trans convertir sus dedos en pistolas de clavos y una parte de su palma en un soplete, Hic llena de fuego aquellos clavos para luego dispararlos hacia Antoinne, quien también esquiva el ataque. La situación es tensa, y ninguno de los dos está dispuesto a perder.

Antoine: Todo esto se pudo haber evitado de no ser porque tú y esos piratas de la creación se metieron en mis planes, ¿sabes lo mucho que me desagrada usar mis inventos en unos inútiles?

Hic: Tsk, ¡MADLITO!

Hic, lleno de furia corre hacia Antoinne, lo cual lo espera con una sonrisa de punta a punta, generando virus en sus manos nuevamente. Aunque le dispara, Hic tenia un plan, y lanza su chaleco hacia Antoinne, quien al verse desconcertado baja la guardia; Hic aprovecha este momento para darle una tacleada a Antoinne, la cual es tan fuerte que ambas terminan atravesando el muro que tenían detrás.

Antoinne: (Maldito bastardo)

Debido a la tacleada, Hic queda por encima de Antoinne, viéndolo con una mirada que desemboca ira y venganza, con una fuerte respiración y una mueca de ira que da miedo.

Antoinne: Oh, el pequeño Vitae está enojado.

Hic: ¡Cállate!

Al momento de decir esas palabras, Hic se enoja más, y libera su ira en un fuerte puñetazo al rostro de Antoinne.

Antoinne: ¿Tan enojado está Vitae jr? JAJAJAJA.

Aquellas actitud altanera y desgraciada de Antoinne solo alimenta el fuego de las llamas de ira de Hic, el cual libera toda su ira dándole una tanda de golpes al rostro de Antoinne.

Antoinne: En serio... *pam*... crees... *pam* ... que puedas... *pam* .... ganarme?...

Hic, harto de Antoinne, le da un golpe que destroza los lentes del ya magullado y sangrante rostro del científico. Aquel hombre de pelos morados solo rie, rie con una risa bastarda sin parar, aquellos golpes no le importan, ya había recibido castigos peores, y la situación de Hic solo le causa gracia, ríe y ríe sin parar.

Hic: Desgraciado...

Antoinne: Oye, Vitae, mira...

Al escuchar eso, Hic solo puede ver como la mano de Antoinne se acerca a Hic. El cual solo la aleja sin muchos esfuerzos debido a lo débil que estaba Antoinne. Al notar eso, a Hic se le colma la paciencia y se le ocurre una idea. Se le vanta y toma a Antoinne de su bata.

Antoinne: ¿Qué vas a hacerme ahora pequeño Vitae? ¿seguirme golpeando? Qué patético.

Hic no dice ni una sola palabra y solo lleva a Antoinne hasta una silla que se encontraba en el lugar, lo lanza a la silla y convirtiendo su mano en una pistola de clavos, dispara un par de clavos a los pies y piernas de Antoinne para que no escape. Aquel acto solo hace que Antoinne grite de un inmensurable dolor, pero el rostro de Hic no cambia.

Antoinne: Bastardo.

Hic: (¿Y soy yo el bastardo?)

De una patada Hic hace que la silla gire, deteniendole en el momento en que Antoinne se encuentra frente al escritorio, tomando fuertemente las muñecas de Antoinne, Hic las estampa en contra del escritorio.

Antoinne: ¿Qué vas a hacerme?

Hic: Parecía muy orgulloso de tu invento, también de los poderes de tu fruta del diablo. Haciendo un análisis, no eres capaz de usar tus poderes sin tus manos, ¿verdad?

Antoinne: Claro que soy capaz.

Hic: Cierto, pero con tus manos los controlas mejor. Ahora, pregúntate, ¿qué harías sin tus manos?

Antoinne: ¿¡Qué vas hacerme!?

Hic: Oh, ¿yo? nada, solo tomaré ojo por ojo, diente por diente, tus por millones de vidas.

Y al momento de decir eso, Hic transforma su mato en una sierra giratoria y corta las mans de Antoinne sin dudar por un momento.

Capitulo 100:

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.