FANDOM


Contraataque

Arco de la Dictadora del Amor
Arco de la Dictadora del Amor
Información
Número de capítulos 0
Anterior Arco de los Monstruos Marinos
Posterior N/A
Creador El creaconista

Capítulo 64: ¡A la carga!

Los speeders de los Piratas del Amor comandados por Temar se acercan hacia el Grand Destroyer, barco y lugar donde se encuentran los miembros de los Piratas Wrecker, a excepción de su capitán, el cual fue secuestrado.

Todos están preparados para el combate que se acerca, y los speeders no se quedan atrás, pues algunos de ellos sacan enormes bazookas, y al halar el gatillo, una gran onda de viento sale de las bazookas haciendo que el barco retroceda.

Galeo: ¿¡Pero que mierda ha sido eso!?

Eolo: ¡Creo que son diales de viento!

Lach: ¡Pero es un viento muy fuerte!

Los piratas se cubren o sujetan de alguna cosa del barco para no ser arrasados por los fuertes diales de vientos disparados desde las bazookas de los speeders.

Temar: ¡Vamos sigan disparando, veo que se debilitan poco a poco!

Speeders: ¡Si!

Los speeders vuelven a lanzar otra tanda de fuertes diales del amor, pero esta vez se suman dos speeders más para el trabajo.

Temar: ¡Apunten!...

Los speeders apuntan de manera certera a la proa y velas del barco.

Temar: ...¡Y fuego!

Los speeders disparan otra tanda de diales de viento, estos hacen que las velas del barco se terminen doblando, y parte de la proa se desarma poco a poco. Esto preocupa mucho a los Wrecker, debido a que los pedazos del barco salen volando.

Vie: ¡RINGE! ¿¡Que debemos hacer!?

Pero la situación es demasiada para Ringe, y este no logra responder a Vie, algo que de cierta manera lo preocupa, pero no importa ya que el decide tomar el control de la situación.

Vie: Tsk, que más da, sera mejor que me haga cargo yo. ¡Chicos, rápido, amarren las velas!

Lach: ¿Le hacemos caso?

Galeo: ¡No es momento para preguntar esas cosa Lach!

Eolo: ¡Yo me encargo!

Eolo reacciona directamente al recibir las ordenes de Vie, pasando a su forma hibrida, y con algo de dificultad vuela debido a los constantes disparos de los speeders al barco de los Wrecker. Aún así, el es capaz de amarrar las velas del barco, por lo que cesa poco a poco el retroceso del barco, esto causa alivio en los Wrecker, incluyendo a Ringe el cual por fin reaccione; pero Vie no tarda en quitarles el alivio.

Vie: ¡No se relajen todavía! ¡Aún tenemos trabajo que hacer si debemos rescatar a Hic y al padre de Eolo!

One Piece The Very Very Strongest

Vie se lanza desde el mirador hacia la cubierta, empezando a dar ordenes si parar, esperando no volver a ser tomados por sorpresa.

Vie: ¡Galeo, tú baja hacia el agua, nube, lo que sea que nos mueva por aquí y haznos apoyo desde ahí se se acercan esos tipos!

Galeo: ¡Si!

Galeo se tira del barco y se esconde debajo de las nubes que funcionan de agua en la isla, nadado alrededor del barco para tomar por sorpresa a los speeders.

Vie: ¡Lach, sujeta bien ese timón, no quiero que nuestro barco se descontrole si nos vuelven a tirar esa ráfaga de viento! ¡¿Ok?!

Lach: ¡Si, Vie!

Vie: Bien, ¡Litia, tú ve al mirador y dispara a los tipos que nos disparan esas ráfagas! ¡No quiero que vuelvan a hacerlo!

Litia: ¡Claro!

Litia da un salto para bajarse del techo de la sala de reuniones y sube rápidamente hacia al mirador, donde saca su rifle de francotirador y apunta a uno de los speeders el cual porta una bazooka, al cual le dispara y asesina al instante.

Vie: Bien echo Litia, no importa quienes sean, dispara. Ahora ¡Eolo, tú usa tus poderes para apoyarnos desde el aire y atacar a varios de una vez!

Eolo: ¡Si!

Eolo pasa a su forma completa zoan, y empieza a volar alrededor del Grand Destroyer, mirando fijamente a sus enemigos que se acercan.

Vie: En cuanto a ti...

Vie se pone frente a Ringe, y le da su mano esperando que la estreche.

Vie: No se que te paso antes, pero no quiero que vuelva a pasar. Quiero que me ayudes aquí, contra todos los que terminen entrando a este barco ¿ok?

Ringe: Si.

Vie: Bien, así se habla.

Y levantando su brazo derecho, Vie apunta con su dedo indice hacia sus enemigos, y con un gran grito dice.

Vie: ¡Piratas Wrecker! ¡Al ataque!

Piratas Wrecker: ¡SI!

Capítulo 65: Contra un monstruo

Mientras tanto en la base de los Piratas del Amor...

Una figura alta y sombria va por los pasillos de lo que es la base de los Piratas del Amor y castillo de Limpoo, parece estar algo preocupado por algo. Finalmente, Noju llega a ver la figura, la cual ella conoce y le pregunta por qué esta tan preocupado.

Noju: ¿Pasa algo Tónplu?

Tónplu: Me preocupa que hayas dejado a Temar a cargo de los speeders.

  • [Tónplu Apodado Capa oscura es el tercer al mando de los Piratas del Amor, formando parte de los Ocho Titanes bajo el nombre de Gran Infierno]

Noju: Lo sé, pero el me prometió que no haría nada malo.

Tónplu: Hmm, igual logra usar su cabeza por una vez en su vida, pero lo dudo bastante...

De regreso en el Grand Destroyer...

Temar: ¡No caigan, vamos! ¡Sigan atacando!

Temar y los speeder intentan derrotar y atrapar a los Wrecker, pero su plan va cayendo poco a poco, pues de a poco, los speeder caen muertos debido a las balas de Litia.

Litia: ¡Coman plomo imbéciles!

Mientras que Litia seguía disparando, alguno speeder lograban esquivar sus disparos con dificultad. Pero esto no alegra a Temar, en cambio, esto lo hace entrar en cólera por su situación, tomando medidas desesperadas.

Temar: ¡Rápido, tiren los ganchos!

Los speeders presionaron cada uno un botón en los mangos de sus vehículos, esto causa varios ganchos los cuales eran seguidos por unas cadenas se clavasen en la proa del Destroyer.

Lach: Tsk ¿que están haciendo?

Vie: Creo que están...

Temar: ¡Suban a ese barco!

Vie: ...Abordando.

Los speeder restante junto con Temar caminan sobre las cadenas que están enganchadas al Destroyer, pero esto no los salva aún, pues algunos speeders son agarradas y soltados en el aire por Eolo, mientras que Galeo sale de abajo, cortando algunas cadenas con sus fuertes mandíbulas.

Temar: Tsk ¡Sigan avanzando!

Solo pudieron subir al barco Temar, el capitán de los speeder y dos speeder más.

Temar: ¡Ja! ¡Ustedes no fueron nada para nosotros!

El hombre alto y musculoso se regocija de su reciente "victoria" ante los Wrecker, a pesar de eso, no dura mucho.

Ringe: Yo no diría eso si fuese tú.

Temar: ¿Ah?

Cuando menos lo esperaba, Temar recibe un fuerte golpe en el estomago que lo manda a volar de donde esta a varios metros atrás.

Vie: Hit de mille bousculades

Los speeders restante tienen demasiado miedo para actuar, y la imponente figura de Vie lo hace aún peor para ellos. Pero el capitán de los speeder se arma de valentía, y en un intento de salvarse a si mismo a y a los suyos, saca un pequeño cuchillo que tenía en su cinturon u se abalanza contra Vie.

Capitán speeder: ¡Muere maldito!

Vie: ¿Pero qué?

Pero Vie es ayudado rápidamente por Ringe, el cual bloque el ataque del speeder con uno sola de sus espadas, y sin pensarlo dos veces, le da un fuerte puñetazo al speeder con su mano libre, el cual hace que salga volando también.

Ringe: ¿Dijiste que te ayudara verdad? Pues ahí está tú ayuda.

Vie: Gracias.

Ringe: No hay de que.

Vie: ¿Estas mejor? Si quieres te devuelvo el control de barco.

Ringe: No te preocupes, lo estas haciendo muy bien, de echo, hasta mejor que yo diría. Sigue, que no me enojare.

Vie: Gracias.

Lach: ¡Oigan!

Vie y Ringe: ¿Eh?

Lach: ¡Se les escapan algunos de esos tipos!

Vie y Ringe: ¡¿Qué?!

Cuando Vie y Ringe se da cuenta, los dos speeders restante se han ido nadando de ahí con mucho miedo.

Galeo: ¿Voy por ellos Vie?

Vie: No, no te tomes la molestia. Deja que se vayan, total, están demasiado asustados.

Galeo: Bueno.

Eolo baja al barco y pasa a su forma normal, mientras que Galeo seuba al barco de un gran salto.

Lach: ¿Y ahora que hacemos Vie?

Vie: Bueno, sera mejor que nos movamos rápido. Ya esa gente sabe que vamos hacia allá, por lo que no dudo que enviaran más para que nos maten.

Lach: Ok.

Vie: Bueno gente, todo a sus puestos. Que esto apenas comienza.

Todos los Wrecker: ¡Si señor!

Todos los Wrecker se dirigen a sus posiciones determinadas, y se embarcan de una vez hacia Limpoo, en busca del padre de Eolo y el rescate de Hic.

Capítulo 66: Rupturas

En la base de los Piratas del Amor, unos guardias con armaduras llevan el cuerpo derrotado de Temar, llevándolo y dejándolo en frente del trono de Nevus.

Tónplu: Hmp, me lo temía.

Tepunon: Pero que imbécil, no se cómo pudo ser derrotado tan fácilmente. Es una desgracia.

Jepitur: Hemos subestimado a estos chicos. Si fueron capaces de derrotar a Temar, no sé que más puede hacer.

Pero Nevus no decía ni una sola palabra, solo miraba el cuerpo desmayado y derrotado de Temar. Lo veía de una forma muy melancólica y perturbada, llegando casi al punto de vomitar en el mismo lugar donde esta, pero ella se aguanta con las fuerzas que tiene y da una leve orden.

Nevus: N-n-no hagan nada aún...

Todos en la sala miran a Nevus sorprendidos por su respuesta. En especial Hic, el cual estaba encadenado cerca de la enorme silla de Nevus.

Hic: *Susurrando* ¿Enserio se ha rendido?

Jepitur: ¿Le pasa algo? ¿se siente mal?

Nevus: No es nada, solo que es mejor esperar un poco....

Tepunon: ¿¡Esperar!? ¡Yo no puedo esperar más! ¡quiero ver a ese Eolo muerto entre mis brazos!

Tónplu. Relájate Tepunon, la diosa tiene razón. Es mejor esperar a que llegue a nosotros, así los podremos derrotar cuando unamos todas nuestras fuerzas contra ellos.

Nevus: S-si, lo que el dice.

Tepunon: Tsk. Bien.

Hic: (Parece nerviosa, pero ¿que sera? tengo que descubrirlo)

Nevus: Bueno, pueden ir yéndose de aquí si quieren. Yo iré a mi cuarto.

El resto de las personas solo se quedan estáticas, por lo que jepitur es el que tiene que dar razones.

Jepitur: Disculpe, diosa. Estos son nuestro puestos determinados...

Nevus: Ah, verdad. Pues entonces yo me ire a mi cuarto, traigan también a Hic a mi cuarto.

Hic: ...

Nevus baja las escaleras de su enorme trono y se va a su cuarto. Unos guardias desencadenan a Hic y lo llevan al brazo de Nevus agarrándolo de los brazos. Luego de llegar a la habitación, estos lo tiran en el suelo, cayendo de espaldas.

Hic: Joder, por lo menos un poco de respeto a mi persona.

Nevus: No te quejes.

Hic: ¿Ah?

Hic mira para atrás para escuchar mejor a Nevus, pero está se estaba cambiando de ropas detrás de una cortina que colgaba en medio de su cuarto.

Nevus: Parece que tus compañeros vienen por ti a rescatarte. Es un acto bastante bonito de su parte.

Hic: Emm ¿gracias?

Nevus se termina de cambiar de ropa a una mucho más cómoda para ella, sentándose en su cama, y dando palmadas al espacio a lado suyo.

Hic: ¿Ah? ¿que haces?

Nevus: Ven, siéntate.

Hic: ...ok...

Hic se levanta y se va a al lugar donde le dice Nevus, aunque está algo dudoso por lo que le puede pasar.

Nevus: Sabes, realmente se nota que le importas a los de tu tripulación.

Hic: He, gracias.

Nevus: Oye, no tienes que actuar así, puede que te haya atrapado, pero tampoco tienes que ser descortés conmigo.

Hic: ¿Tú crees?

Nevus: Ya, entiendo que no confíes en mi. Sabes que, voy a hacer que confíes en mi.

Hic: ¿Como harás eso?

Nevus: Bueno, te contare una historia. Hace mucho (no mucho de hecho) yo me embarque como pirata, empezando mi aventura en el West Blue, termine llegando a paradise con una recompensa de Berrysymbol37.124.000 de berries...

Hic: ¿Con esto piensas convencerme?

Nevus: Espera un poco; cuando llegamos mi tripulación y yo a la isla de jaya, un incidente ocurrió, y una fuerte corriente marina nos elevo por los aires, haciendo que terminemos en el cielo...

Hic: ¿?

Nevus empieza a llorar, pues aquel recuerdo no es muy agradable para ella.

Nevus: *Entre lagrimas* Mi tripulación entera murió, yo apenas y podía mantenerme de pie, pero lo peor no fue eso, lo peor de todo. Mi prometido era parte de mi tripulación, y estaba muerto cuando lo encontré.

Hic: (¿Por qué mierda me cuanta todo esto?) Eh, tranquila, no fue tú culpa.

Nevus: Sí fue mía, si no hubiese hecho mi tripulación, ni el, ni mis demás compañeros no hubieran muerto.

Hic: Bueno, hay cosas que no podemos controlar siempre.

En ese momento, por la cabeza de Hic pasa el recuerdo de como la Vivre Card de su padrastro se quemaba frente a sus ojos, viendo como lentamente, la persona que lo crió todo estos años murió.

Hic: La cosa es como nosotros enfrentamos esas cosas.

Nevus: *Secándose las lagrima* G-g-gracias, Hic.

Hic: Igualmente me causa curiosidad ¿por qué hiciste a los Piratas del Amor?

Nevus: Bueno...

Pero cuando Nevus le va a hablarle a Hic, un hombre con una armadura abre abrupta mente la puerta, interrumpiendo con gritos todo el lugar.

Hic: ¿Que mierda?

Hombre: ¡Están invadiendo el castillo mi señora!

Nevus: ¿Qué?

Hombre: Mire por la ventana.

Tanto Nevus como Hic miran por la ventana para ver que es lo que sucede. Viendo como todos los miembros de los Piratas Wrecker estaban derrotando uno por uno a guardias del castillo de Limpoo. En ese momento, Vie se para enfrente de todo, gritando fuerte y alto.

Vie: ¡HIC, VAMOS POR TI!

Hic los mira a todos con una sonrisa, aunque estos no lo puedan ver desde donde está.

Hic: ¡Vamos que si pueden!

Capítulo 67: Insoportables

Hic y Nevus ven cómo los Wrecker derrotan con bastante facilidad a los soldados rasos de los Piratas del Amor. Hic con una sonrisa, mientras que Nevus mira con una mirada de preocupación.

Hic: Joder, así es como se hace.

Nevus: Si...

Hic se va corriendo de donde estaba con Nevus, pero es detenido por los guardias que custodiaban la entrada de la habitación.

Hic: ¿Ah? ¿pero qué hacen? ¡Suéltenme! ¡Nevus, diles que me dejen ir!

Soldados: ¿Qué debemos hacer con el señora?

Nevus: Llévenlo a la mazmorra...

Hic: ¿Qué? ¿Por qué haces esto?

Nevus: Es algo que no entenderías...

Hic: ¿Ah?

Los guardias se llevan a Hic rápidamente hacia las mazmorras, mientras que Nevus vuelve a la ventana, pero está vez mira hacia arriba.

Nevus: Hay malos, y después está la persona que está aya arriba.

Nevus, decidida por hacer algo, se viste rápidamente y sale de su cuarto hablando por su Den Den Mushi a todo el castillo de Limpoo.

Nevus: ¡Todos los miembros de Los Piratas del Amor, desde este momento! ¡Quiero que atrapen a los Piratas Wrecker cueste lo que cueste, pero no los maten! ¡¿Entendido?!

Todos se encuentran algo asombrados por la noticia, pues hace unos minutos su capitana estaba bastante distraída. Pero igualmente, con una gran devoción, todos los miembros de la tripulación salen en la captura de los Wrecker.

Mientras, los Wrecker se acercan más y más al castillo de Limpoo, pero de pronto, alguien cae en medio de ellos, generando un obstáculo en su camino.

Galeo: ¿Pero qué rayos?

Cuando el polvo se disipa los Wrecker logran ver a una mujer alta y hermosa, con una gran cabello de color marrón. Está persona es Noju, la cual se le ve portar una enorme guadaña de triple filo.

Noju: Sera mejor que dejen de hacer este desastre.

Lach: ¿Pero quien es está tipa y que hace aquí?

Vie: No sé, pero sea quien sea, parece no querer que vayamos por Hic.

Eolo: ¡Yo me encargare de ella!

Todos los Wrecker: ¿Eh?

Eolo: Ustedes adelántense, yo me ocupare de la señorita.

Ringe: Mejor le hacemos caso, debemos apresurarnos.

Litia: Tiene razón.

Vie: Vale ¡Chicos, vamos! ¡Contamos contigo Eolo!

El resto del grupo se va corriendo hacia el castillo de Limpoo. Mientras, Eolo y Noju se preparan para el combate.

Noju: Interesante, me tocara pelear contra ti. Hmm, espero que seas bueno...

Eolo: ¡Dípla ston ánemo!

Pero antes de que reaccionara, Eolo ya estaba frente a Noju, quien termina recibiendo un golpe en la cara que la manda hacia atrás.

Eolo: Oh, créeme, soy más que bueno en este tipo de cosas.

Los otros Wrecker siguen caminando, cuando un enorme rayo de energía los separa de Litia.

Litia: ¡Mierda!

Todos caen al suelo de espalda, para ver el acercamiento de un mujer de menor estatura, pero de complexión más robusta que la mujer anterior. Siendo está vez, Vanimer.

Vanimer: Parece que no le hicieron caso a Noju... Que lastima

Litia: Tsk, de está me encargo yo ¡Ustedes vayan a por Hic!

Vie, Ringe, Galeo y Lach: ¡Ok!

Los demas corren seguidamente, mientras, Litia carga rápidamente su rifle, mientras que Vanimer la mira con bastante curiosidad.

Vanimer: Tienes una buena arma.

Litia: Gracias...

Vanimer: Pero no eres lo suficientemente rápida aún para vencerme.

Vanimer se encontraba de una forma realmente rápida detrás de Litia, y con sus guantes especiales, esta le da un golpe en la espalda a Litia, haciendo que caiga al suelo de rodillas, pero sin rendirse aún.

Litia: (Esto ser más difícil de lo que creí)

El resto de los Wrecker parecen haber llegado a la cima de la montaña de Limpoo, lugar donde se encuentra el castillo de Limpoo. Pero para su suerte, la puerta está cerrada

Lach: ¿Y cómo pasa...

Pero Lach no termina su fresa cuando de una fuerte puñetazo, Vie logra destruir la puerta por completo, logrando abrir el paso para él y sus compañeros.

Lach: ¿No crees que fuiste un poco brusco?

Vie: No, no lo creo.

Lach: Vale.

Pero su suerte no mejor aún, pues Lach recibe un fuerte golpe de un bastón en la parte izquierda de su cabeza. Esto hace que termine impactando con la pared, generando un gran cráter.

Lach: Tsk...

Befo: Parece que aún no aprenden la lección.

  • [Befo un miembro de alto rango de los Piratas del Amor, formando parte de los Ocho Titanes, bajo el nombre de Gran medico]

Lach: Sinceramente no sé que hacen ustedes, que justamente aparecen entre más nos acercamos, atacándonos uno a uno. Pero bueno, creo que es mi turno ¡chicos, ustedes vayan por Hic! ¡Yo me encargare de este demente!

Ringe: (Tiene razón, esto ya empieza a ser insoportable)

Galeo: Mejor nos vamos yendo como el dice.

Ringe y Vie: ¡Sí!

Ringe, Vie y Galeo corren, pero no pasan mucho metros cuando se encuentran a Jepitur, Tónplu y Tepunon, los cuales se encuentran frente a ellos.

Tepuno: Parecen que ya llegaron.

Jepitur: Si, así es.

Tónplu: Bueno chicos, recuerdan, no pierdan el control. Solo es atraparlos y ya.

Ya cerca de la mazmorras del castillo de Limpoo, los guardias estaban por meter a Hic en la celda, cuando...

Soldado 1: ¡Ah!

Soldado 2: Ts...

Hic termino derrotando a los soldados y ahora se va corriendo del lugar, esperando llegar a la salida.

Capítulo 68: No más sublevaciones

Hic se encontraba corriendo por uno de los pasillos del castillo de Limpoo, golpeando a cada soldado que veía pasar sin detenerse.

Hic: *Jadeando* Joder, si que hay mucho soldados por aquí.

Soldado: ¡Ataquen!

Hic: ¡!

Hic se abalanza contra cada uno, valiéndose de su fuerza física para derrotarlos, pero en cierto punto, eran demasiados para él, por lo que se ve obligado a escapar. Cuando escapa, este se adentra en un enorme cuarto lleno de armas y vehículo, esto causa curiosidad en él y lo empieza a explorar.

Hic: Hmm, interesante.

Hic mira detenidamente cada objeto que ve en la habitación, quedando sorprendido por la gran tecnología que ve. Es tal la curiosidad que termina tocando uno de los objetos, haciendo que este se caiga y haga un gran ruido en la habitación.

Hic: Mierda.

???: ¿Ah?

El sonido es escuchado por una persona en la habitación, el cual está encadenado por el cuelo a una gran bola, igualmente, este agarra la enorme bola con dificultad y se dispone a ver quien esta ahí.

???: ¿Quien esta ahí?

Hic: (Mierda, me atraparon, debo escapar pronto)

Pero es muy tarde para Hic, pues la persona ya estaba frente a él.

???: ¿Quien eres y cómo llegaste aquí?

Hic: Eh, eh (joder, cómo escapo de está)

???: ¡Responde a mi pregunta!

Hic: (Solo tiene una bola de acero en las manos, no creo que logre vencerme) Bueno...

Hic aprovecha que su "adversario" está en desventaja y escapa corriendo rápidamente.

???: ¿Enserio?

El hombre presiona un botón que se encuentra cerca de él, esto activa una red que atrapa y detiene a Hic de su escape.

???: Bien, ahora que estas incapacitado. Dime de donde eres y por que estas aquí.

Hic: Tsk, bien. Mi nombre es Hic Vitae, y trato de escapar de este lugar.

???: ¿Escapar dices?

Hic: Sí.

???: Creo que nos podemos ayudar mutuamente.

Hic: ¿Ah?

El hombre se acerca a Hic hasta quedar frente a él, luego solo tira la bola que sostenía al suelo.

???: Veras, a mi me tienen atrapado en contra de mi voluntad, por lo que quiero salir de aquí. Por lo que me parece buena idea que nos ayudemos en todo caso.

Hic: (Realmente no quiero más problemas, así que tendré que aceptar su petición) Vale, acepto.

???: Buena elección.

Aquel hombre libera a Hic quitando le la red que lo contenía, gracias a esto, claramente Hic se levanta.

???: Ahora quiero que tú me liberes.

El hombre señala la cadena que tiene en el cuelo, esperando que Hic hiciera algo.

Hic: Bueno, si eso es lo que quieres.

Hic convierte su mano en una sierra, algo que espanta levemente al hombre, haciendo que se trague su saliva, pero el miedo pasa rápido cuando Hic ya corta la cadena.

Hic: Listo.

???: ¿Qué es ese poder tuyo?

Hic: No hay mucho tiempo para ello, mejor salimos.

???: Sí.

Ambos salen de la habitación, pero frente a ellos, y para su sorpresa cómo para su mala suerte se encontraba Nevus, quien los miraba a ambos con una mirada de enojo total, especialmente hacia Hic.

Nevus: Te dije uno de mis más grandes secretos...

Hic: ¡!

Nevus: Te ofrecí mi protección...

Hic: Oye, espera un poco.

Nevus: ¿¡Y así es cómo me pagas!?

Nevus toma con fuerza el enorme mazo que porta y con el golpea a Hic en la cara, hacindol chocar contra un muro. Acto seguido, mira al hombre que estaba a lado de Hic.

Nevus: ¿Y tú qué haces aquí? ¡Ve directo a la habitación donde estabas y haz lo que estabas haciendo!

???: ¡No lo haré!

Nevus: Tsk ¡Ya estoy harta de sublevaciones!

Nevus toma su mazo con fuerza de nuevo, en un intento de derribar y en todo caso matar al hombre.

Nevus: ¡Muere!

Hic observa todo esto desde donde está, y no piensa quedarse parado donde está, por lo que usa los poderes de su fruta para convertir la zona de sus piernas en taladros hidráulicos e impulsarse con ellos. Gracias a esto, Hic gana una gran potencia lo que lo lleva con rapidez a donde esta Nevus y la golpea en la cintura con sus piernas.

Hic: ¡Calcitrant Terebras!

Nevus: Ghh.

Pasando a otro plano, Eolo se encuentra peleando ferozmente contra Noju, quien bloque cada ataque del birkan, quien parece estar ya harto de la actitud de Noju en el combate.

Eolo: ¡Por qué no peleas!

Noju: ¿Quieres que pelee?

Eolo: se supone que es lo que hacemos ¿no?

Noju: Admito que ese primer golpe fue impresionante, pero no creo que puedes contra mi.

Eolo: ¿Eso crees?

Eolo pasa a su forma híbrida, sus manos se convierten en garras, sus pies en patas de león, al igual que sis piernas se vuelven más robustas, sus brazos se llenan de plumas, al igual que salen algunas en su cara. Finalmente, sus alas crecen enormemente.

Eolo: Veamos si así puedes contra mí.

Noju: A ver niño, intenta.

Eolo: Cómo tú quieras Megálo fterotó chtýpima

Eolo, con una velocidad enorme llega a ubicarse frente a Noju y le da un golpe con las palmas de sus garras (estando una a lado de la otra) Esto no hace retroceder a Noju, pero si la causa un gran daño.

Noju: Tsk.

Eolo: Observa el poder ¡De la Fruta Tori Tori: Modelo Grifo!

Noju: ¡!

Capítulo 69: Golpes por doquier

Litia se encontraba luchando contra Vanimer, esquivando un dardo explosivo con una rodada. Posteriormente carga su rifle y le dispara a Vanimer, aunque falla por muy poco.

Litia: Mierda.

Vanimer: Parece que fallaste, parece que te hace falta más practica.

Litia: Tsk.

Litia no hace nada más que disparar una y otra vez, siendo esquivada cada bala por Vanimer. Esta las esquiva con una gran elegancia y eficacia.

Vanimer: No solo te hace falta practica, eres también bastante predecible.

Vanimer vuelve a lanzar un dardo el cual cae a no más de un metro de Litia, explotando al instante y haciendo que la francotiradora retroceda repentinamente y con mucha fuerza debido al impacto.

Litia: Joder, esto si que sera difícil.

Pero Vanimer no para, y le dispara más dardos explosivos a Litia, la cual los logra esquivar cómo puede.

Litia: *Jadeando*

Mientras, Lach se encuentra peleando contra Befo, quien lucha con un arco y flecha.

Befo: Parece que eres resistente.

Lach se encontraba con bastante heridas en todo su cuerpo, estaba casi exhausto, pero aún se mantenía de pie.

Lach: Jeje, gracias.

Befo: Pero no te confíes mucho, por que no tendré piedad contra ti.

Lach: Eso no me importa en lo mas mínimo. Lo que me importa es salvar a mi capitán...

Del puño izquierdo de Lach se desprende una extraña aura de color azul, con esta golpea con fuerza el suelo, llegando incluso a romperlo.

Befo: ¿Eso es todo?

Lach: No dudes sobre mis habilidades ¡¡Blow of the big wave!!

Del suelo alrededor de Befo sale una enorme ola del suelo formada por la madera y roca del suelo del castillo, la ola al segundo de ser creada cae con gran fuerza el suelo, golpeando fuertemente al Befo, dejándolo casi derrotado.

Befo: Maldito...

Lach: Te dije que no me subestimaras.

Befe le lanza una flecha equipada con un dial de calor a Lach, quien recibe el golpe, pero esta vez no le causa mucho daño debido a que recubrió esa parte con haki de armadura.

Lach: Ya no sera tan fácil cómo antes.

Befo: Tsk.

Befo vuelve a lanzar un montón de flecha hacia Lach, pero este las para creando una ola con el suelo, evitando así la ráfaga de flecha. Acto seguido da un salto hacia arriba para darle un puñetazo a Befo.

Mientras tanto, Galeo se encuentra peleando contra Tepunon, el cual lo ataca con bastante ímpetu con su tridente.

Tepunon: Jajaja, ¡muere!

Galeo: Maldito.

Galeo esquiva cómo puede cada estocada que le lanza Tepunon, y cuando ve un espacio libre lo golpea en el pecho con gran fuerza, haciendo que retroceda un poco.

Tepunon: Oh, parece que el pezecito si tiene agallas, creí que te estabas ahorcando al no atacarme o defenderte con dignidad...

Galeo: (¿Qué le pasa a este tipo? parece estar demente)

Tepunon: Cómo lo haría un verdadero luchador.

Galeo: ¿¡Qué fue lo que dijiste!?

Tepunon: Oh, parece que el pez se enojo. Escuchaste bien lo que dije !Luchador falso!

Galeo: ¡Retractare!

Galeo salta hacia arriba y cae para darle un fuerte golpea a Tepunon en la cabeza, tratando de acabarlo de una vez.

Galeo: ¡Hagane no buro!

Capítulo 70: Demonio vs Muerto

Mientras tanto, Vie y Tónplu apenas comienzan lo que es su batalla.

Tónplu: Así que tú seras mi oponente.

Vie: Si...

Tónplu: Bueno, si no queda de otra.

Vie: Ya los dijiste.

Ambos se abalanzan el uno contra el otro en una carrera para ver quien golpea primero al otro. Pero Tónplu termina frenando al darse cuenta de algo.

Tónplu: Momento, momento ¿esos cuernos son reales?

Vie: ¿Qué? ¿Crees que no lo son? ¡Pero claro que son reales!

Tónplu: Si es así entonces no quiero combatir contra ti. Esos cuernos te dan una ventaja estratégica contra mí, y eso no me gusta;me puedes llegar a empalar con ellos.

Vie: ... (Este tipo si es raro)

Tónplu tan sólo se queda de brazos cruzados sin hacer nada mirando al suelo. Tras ver esto, Vie se da a la idea de que realmente su oponente no iba a pelear, por lo que se dispone a marcharse corriendo en busca de su capitán.

Tónplu: ¿Cómo?...

Pero inesperadamente, cuando Vie pasa junto a Tónplu, este le da con su rodilla en la zona del estomago, esto causa que Vie se detenga en su escape y que se cubra la zona golpeada.

Vie: ¿¡Pero qué...

Tónplu: Dije que no iba a competir contra ti, más nunca dije que te dejaría escapar.

Vie después de esas palabras sólo logra mirar con confusión a Tónplu, pues él no quiere pelear, pero aún así lo había golpeado. Debido a esto, Vie termina llegando a una conclusión.

Vie: Si así son las cosas.

Vie posteriormente se pone en posición de combate, listo para atacar a Tónplu.

Tónplu: ¿Qué es lo que haces?

Vie: ¿No es obvio?

Es entonces cuando Vie mueve rápidamente sus piernas y se ubica frente a Tónplu, y a unos centímetros de su enemigo da un pequeño salto hacia él.

Vie: Grève ascendante d'un millier de timbres

Vie termina por golpear la cara de Tónplu, enviándolo lejos de donde se encontraba, chocando con un muro cercano.

Tónplu: Tsk

Tónplu sale del enorme cráter que había hecho debido a la fuerza del impacto, pero aún así, este poseía la energía suficiente para seguir de pie y dar un salto en en horizontal hacia Vie.

Tónplu: ¡Ya veras!

Tónplu al encontrarse a una muy cerca distancia de Vie le da una fuerte patada en el abdomen, haciendo que este salga mandado hacia el muro mas cercano, llegando incluso a atravesar al muro con una gran fuerza.

Vie: ¡Maldito!

Tónplu: No tenia ganas de pelear contra ti, pero no me dejas de otra. Ahora ¡Muere! ¡Fýsi tou theoú tou thanátou!

Tónplu vuelve a dar un fuerte salto e horizontal que lo ubica fácilmente encima de Vie, y golpeando una una patada descendente. Pero, estando en contra de todo pronostico.

Vie: No lo creo

Tónplu: ¿Ah?

Antes de que el golpea llegara a lastimar a Vie, este cruzo sus brazos en la zona del pecho, lugar donde iba dirigido el golpea, logrando detener la patada de esa forma.

Tónplu: Eres resistente.

Vie: Nunca te dije que soy mucho mejor que un humano.

Tónplu: Tsk.

Capítulo 71: Grandes tormentas

Mientras. Ringe y Jepitur ya han empezado su batalla, pareciendo más avanzada que el resto pues ambos piratas ya se estaban repartiendo varios cortes entre ellos, siendo bloqueados la gran mayoría.

Ringe: *Jadeando*

Jepitur: Tu perseverancia es increíble pero...

Ringe: ¿Ah?

Jepitur: No te puedo dejar pasar Kópste to theó tis vrontís

Tras eso, y con uso de su espada, Jepitur lanza una gran ráfaga de tajos de electricidad hacia Ringe con uso de sus espadas, pero Espada Llameante logra mantenerse firme y desvía todos los tajos de electricidad, aunque...

Ringe: ¡Maldición, no lo veo!

Jepitur había desaparecido ante Ringe, sin saber donde está se mantiene alerta, pero tan rápido como desaparece Jepitur vuelve a aparecer, está vez detrás de Ringe.

Jepitur:¡ Ktýpise ti megáli vrontí!

Jepitur le trata de dar un golpea a Ringe, pero el golpe simplemente atraviesa al rubio, lo qu ocasiona que este se de cuenta del ataque.

Ringe: Maldito...

Ringe blande con fuerza a Adnurril para luego darse media vuelta y tratar de cortar a Jepitur, pero este termine bloqueando al ataque de Ringe, no obstante.

Ringe: ¡Feuer der groben Sonne!

Ringe con uso de su espada y sus poderes de fruta del diablo genera una gran cantidad de fuego se acumule en la hoja de Andurril para luego expulsara justo frente al escudo de Jepitur, haciendo que el Gran Rayo retroceda debido al calor que emana la espada de Ringe.

Jepitur: Je, bastante astuto de tu parte usar de esa forma tu fruta del diablo.

Ringe: Hmp. Gracias.

Jepitur: Bueno, será mejor ya no me ande con rodeos y te muestra mi verdadero poder.

Ringe: ¿Cómo?

Posteriormente, y con una velocidad impresionante, Jepitur se posiciona frente a Ringe y le propina un fuerte cabezazo en la frente, pero la fuerza es tan alta que simplemente Ringe es enviado lejos y choca contra un muro cercano.

Ringe: Tsk...

Pero no acaba ahí, pues Jepitur se vuelve a encontrar frente a Ringe con, de nuevo, una velocidad sobrehumana.

Jepitur: Tengo el poder de la Fruta Goro Goro Esto me permite poder generar, controlar y convertirme en electricidad.

Ringe: No...

Jepitur: Pues si. Pero, al ver tu gran perseverancia decidi contenerme un poco, pero ahora...

Jepitur le da una fuerte patada a Ringe, lo que causa que el muro donde se encontraba Ringe se rompiese y este fuera lanzado lejos del castillo, cayendo sobre una montaña cercan.

Jepitur: ¡No me voy a contener!

Ringe: ¡Agh!

Mientras tanto, en el combate de Lach y Befo.

Lach: Wow, realmente que no diste mucho.

Befo: ...

Lach: Bueno, que se podía esperar. Combatiste contra mí, y ese es el resultado.

Lach se encontraba arrastrando el cuerpo derrotado de Befo, el cual tenia muchos moretones y heridas por doquier.

Lach: Tú fácil y miserable derrota.

Posteriormente, Lach dice ver como están sus otros compañeros, yendo en dirección hacía la puerta del castillo.

Capítulo 72: Una gran golpe

Pero lo que el resto de Wrecker no se imaginaban, es otro combate desconocido para ellos, Nevus contra Hic...

Hic se encuentra esquivando y bloqueando los ataques que puede de Nevus, aquella mujer de pelos rojizos porta un enorme martillo, el cual empuña con bastante habilidad, pareciendo como si no pesara nada, pero sus golpes son más potentes de lo que parecen. En ese instante, una breve distracción de Hic hace que Nevus logre conectar un golpe que lo manda lejos de donde estaba.

Hic: Tsk.

Nevus: Dime una cosa...

Hic: ¿Qué?

Nevus: ¿Por qué sigues peleando?

Hic: ...

Nevus: Responde.

Hic: No sé, ¿quizás por el simple hecho de que no quiero estar bajo tus ordenes? o tal vez por que mis compañeros están afuera, intentando salvarme, y lo que tu haces es simplemente es enviarme a un calabozo. Chica, tienes problemas, y serios.

Nevus: ...

Hic: Eso creía.

Hic posteriormente convierte su puño derecho en un martillo, preparándose para dar un golpe.

Hic: No tienes nada que decir ante lo que es la pura verdad.

Acto seguido, Hic corre hacia Nvus para darle un fuerte golpe, saltando unos metros en el aire para así caer con velocidad y dar un fuerte golpe.

Hic: ¡Pugnus Malleo!

Pero para su mala suerte, Nevus logra golearlo antes con su enorme martillo, este golpe parece ser más fuerte que los anteriores, y de hecho, llega incluso a liberar lo que puede ser una ráfaga de viento, causando que Hic salga disparado a uno de los muros del lugar.

Hic choca contra el muro, dejando un fuerte cráter en este y cayendo al suelo con sus pocas fuerzas debido al golpe. Aunque no todo es malo para Hic, pues aquel hombre misterioso que lo ayudo antes lo acompañaba.

???: Oye, chico ¿estas bien?

Hic: ¿Ah? ¿eres tú?

???: Sí, soy yo. Perdona si no me presente formalmente, soy Chronos. Aunque no es tiempo para eso, debes levantarte, rápido.

Hic: Vale.

Hic se levanta como puede, aunque tiene algunas heridas, no son tan graves. Igualmente, dichas heridas molestan un poco al Demoledor.

Chronos: Vale, te diré como vencer a Nevus.

Hic: ¿Eh¿ ¿Cómo sabes tú eso?

Chronos: Yo fui quien creo su martillo, así que sé como destruirlo.

Y aunque el tiempo parece más calmado, no dura mucho, pues Nevus salta hacia donde estaba Hic y Chronos y da un fuerte golpe al suelo con su martillo, lo que hace que ambas se tengan que apartar, separándose de esa manera.

Hic: Mierda.

Nevus: ¡Ya dejen de hablar!

Chronos: ¡Rápido, golpea aquella zona verde del martillo!

Hic: ¿Esa con forma de corazón?

Chronos: ¡Sí, rápido!

Hic transforma sus dos brazos en taladros hidráulicos y se levanta para golpear la zona que había señalado Chronos, para su suerte, esta vez si logra golpear y salirle bien el plan. Esto causa que el martillo de Nevus pierda color, por lo que se con colores más apagados, esto enfada y a la vez extraña Nevus.

Nevus: ¿¡Qué le has hecho a mi martillo!?

Chronos: ¡JA! ¡Creíste que te saldrías con la tuya secuestrarme de esa manera verdad! ¡Pue no!

Hic: ¿Qué fue lo que paso?

Chronos: Yo fabrique ese martillo, por lo que, aprovechando el momento, hice que la zona del corazón es donde se encontrara la batería del martillo y lo que le da poder, de esa manera, si tenia la oportunidad, lo podía dejar como un martillo común.

Nevus: Maldito...

Chronos: ¡Ahora niño, golpea y derrota a esa desgraciada!

Hic: Con gusto.

Hic se prepara nuevamente, está vez convierte sus dos puños en martillos y corre hacia Nevus para acabar de una vez con esto. Al estar frente a ella lanza varios golpea, los cuales llegan a ser bloqueados por Nevus, y está iguañ hace lo mismo con su martillo, el cual llega a tener la misma consecuencia.

Ambas se siguen lanzando golpes, y bloqueándolos constantemente, hasta que.

-Crack-

Nevus: ¡!

El martillo de Nevus se rompe antes uno de los golpes de Hic, el Demoledor aprovecha este momento para darle un fuerte golpe a Nevus con uno de sus martillos, llegando incluso a aumentar el tamaño del martillo el doble.

Hic: ¡Mega Pugnus Malleo!

Este fuerte golpe en la cara de Nevus hace que esta salga volando fuertemente por los aires, llegando a chocar con un muro e inlcuso clavarse profundo en este.

Hic: *Jadeo* Lo, lo logre.

Chronos: Si, lo lograste.

Hic hace una leve sonrisa, y mira a Chronos.

Hic: Bueno, será mejor que nos vayamos ya.

Chronos: Sí.

Ambos por fin, ya derrotando a Nevus se disponen a salir y escapar del castillo.

Capítulo 73: Engreída

Mientras tanto, el resto de los Wrecker ya se encontraban derrotando uno a uno a sus enemigos.

Eolo en su forma híbrida seguía peleando contra Noju, aunque se notaba la ya clara superioridad el birkan, quien ahora solo estaba revoloteando encima de su enemiga con su habilidad de fruta del diablo.

Noju: ¿Sabes que pudiste tener todo esto bajo tu poder? e incluso más.

Eolo: Lo sé.

Noju: ¿Entonces por qué no lo tomaste?

Eolo: Me parece ridículo lo que hacen, van de malos de ciudad en ciudad, hipnotizando y atormentando gente ¿para qué? para que al fianl se vayan sin dejar rastro alguno. Realmente no quisiera formar parte de eso, me parece algo estúpido ir de chulito por ahí para luego no regresar.

Noju: No es tan simple como lo pintas.

Eolo: ¿Ah no? Entonces dime.

Noju: ...

Eolo: Así que es un secreto, pf, decepcionante.

Noju: Realmente no lo entenderías.

Eolo: Bueno, pues no lo entenderé.

Noju: ...

Noju mira hacia al suelo casi derrotado, mientras que Eolo se tronaba los dedos para lanzar su último ataque.

Eolo: Bien, ya estoy listo...

Eolo agara vuelo hacia las altura, para finalmente quedarse parado en cierto punto, y por consecuente, dajarse caer en picada hacia su enemiga. Eolo: Dýnami ton fterón ton nychión.

Noju: ...

Eolo mientra baja prepara su puño para dar el golpe final a Noju, pero, antes de siquiera tocarle un solo pelo, Eolo frena su caída, quedando solo a unos centímetros de Noju. La Protectora mira asombrada y a la vez con curiosidad a Eolo, ¿por qué no le dio el golpe que se merecía?

Noju: Por qué te detuviste.

Eolo: Solo espéralo.

Noju espera, y es ahí cuando lo nota, y es que de la nada Noju recibe una fuerte ráfaga de viento en su cuerpo, que la hace retroceder unos cuantos metros, finalmente, quedando derrotado al desmayarse.

Eolo: Fue más sencillo de lo que pensé.

Eolo pasa de nuevo a su forma normal, sacudiéndose las manos, finalmente se dispone a ir por sus compañeros.

Litia, por otra parte, aún se encontraba peleando contra Vanimer, esquivando cuantos ataques pueda, per fallando en el intento.

Litia: Tsk, es demasiado rápida. Es como si supiera donde voy a estar antes de moverme.

Vanimer: Parece que se te están acabando las balas.

Litia: ¿¡Ah!?

Liti mira preocupada su rifle, notando que ya tan solo le quedaban tres balas, preocupada por esa cantidad escasa de balas, mira su pistola, viendo que ya las gasto todas.

Litia: Mierda, tiene razón.

Y cuando se da cuenta, otro cuchillo explosivo ya había sido lanzado y clavado en el suelo a escasos, metros de ella, explotando y haciéndola retroceder nuevamente. Vanimer por su parte se acerca a Litia con una mirada de satisfacción.

Vanimer: Acéptalo, no me puedes vencer, y dudo que tus compañeros puedan también. Sólo rindanse, y así será más sencillo para ambos.

Litia: Tsk.

Litia simplemente la mira con enojo, y lanzando un escupitajo hacia ella.

Vanimer. Tomare eso como un no.

Vanimer toma uno de sus cuchillos, lista para lanzarlo, pero para su suerte, Litia le dispara a la mano, rozándola solamente, pero igualmente haciéndola soltar su cuchillo.

Vanimer: Agh.

Litia aprovecha esa distracción para escapar lejos y pensar en un plan que le ayude a vencer a Vanimer.

Litia: Vale, me quedan tan solo dos balas solamente, por lo que debo aprovecharlas al máximo o si no.

Pero un rápido pensamiento se cruza por la mente de Litia, un pensamiento que le dice que se aleje de donde está lo más rápido posible, cuando...

Litia: Mierda, otro cuchillo.

Litia logra esquivar a tiempo el cuchillo, y cuando lo esquiva logra ver a una Vanimer bastante furiosa, con los ojos casi en blanco en su totalidad.

Vanimer: ¡Sal de ahí desgraciada!

Litia: Vale, si no la puedo vencer con las balas.

Litia guarda su rifle mientras que después se truena tanto los dedos como el cuello.

Litia: La venceré a puño limpio. ¡Oye maldita!

Vanimer: ¿Ah? ¡Ahí estas!

Vanimer agarra con fuerza sus cuchillos para luego arremeter con una corrida hacia Litia, la chica de pelos azules logra esquivar dicho ataque, algo que enfurece a Vanimer.

Vanimer: Grr.

Vanimer posteriormente se voltea y trata de cortar a Litia con sus cuchillos, pero está la logra esquivar, e incluso logra conectarle un golpe en la cara.

Litia: Wow, esto es cool.

Pero debido a esas palabras, Vanimer logra conectar un fuerte golpe a Litia, la cual la manda lejos de donde estaban, dejandole en el suelo. Vanimer va rápidamente hacia donde está Litia, para así vencerla finalmente.

Litia: ...

Vanimer: Finalmente te venceré. Debo decir que eres buena peleando, y que realmente sentí ese golpe, pero lastimosamente, te tendré que matar.

Vanimer ya se encontraba frente a Litia, estaba lista ya para derrotar a Litia cuando...

Litia: Ja, te la creíste.

Vanimer: ¿Ah?

En ese momento, Litia saca su pistola, para apuntar al hombro de Vanimer, en una zona muy cerca de los pulmones y disparar, lo que ocasionaría la clara derrota de Vanimer al no poder reaccionar debido al dolor dela herida. Litia aprovecha esto y arremete dándole un fuerte golpe que incluso la llega a levantar y haciéndola caer fuertemente al suelo.

Litia: Te lo tienes bien merecido, engreída.

Capítulo 74: Palabras hirientes

Galeo se encontraba dándole pelea a Tepunon, quien bloqueaba sus ataques con su tridente. Tepunon parece tener una cara de satisfacción, al ver que el "pezecito" está dando pelea.

Tepunon: ¿Mis palabras te hirieron acaso?

Galeo: Cállate desgraciado.

Tepunon: Eso creí.

Tepunon desvía uno de los puños de Galeo con la parte sin filo de su tridente, para después girarlo con gran rapidez y eficacia para apuntar a la cara de Galeo.

Tepunon: Fue un gusto pelear contra alguien como tú, pero tendré que derrotarte en estos momentos.

Galeo: ¡!

Pero cuando Tepuno estaba apunto de derrotar a Galeo escucha un fuerte estruendo en el castillo en cual lo distrae. Galeo aprovecha este momento para agarrar el tridente de Tepunon y lo jala, atrayendo a Tepunon para darle un golpe en en rostro.

Galeo: Umi no ō no fukitobashi.

Aquel fuerte golpe hace que Tepunon sea mandado lejos de la habitación, llegando incluso a pasar cerca de Hic y Chronos, aunque estos no notaran quien era, y simplemente seguían corriendo.

Galeo: Parece que no era tan fuere sin su tridente.

Mientras, Vie y Tónplu se seguían peleando, estando los dos prácticamente al mismo nivel.

Vie: Joder.

Tónplu: Hmp.

Ambos dan un salto hacia atrás para luego pensar cada en qué hacer.

Vie: (Mierda, es realmente fuerte)

Tónplu: (Es impresionante su fuerza, no había peleado antes contra alguien así...) ¡!

De pronto, Tónplu siente un tremendo dolor en su pierna derecha.

Tónplu: ¿Ah? ¿qué es esto?

Cuando Tónplu toca la zona donde le dolía, nota algo realmente sorprendente, y es que su armadura se hbaía agrietado fuertemente por la patada de Vie.

Tónplu: (¿Realmente fue capaz de hacer eso? Si es así, entonces debo cuidarme mucho más)

Vie: ¿Y bien? ¿seguiremos parados o vamos a luchar?

Tónplu: Debo admitirlo, eres un buen oponente. Nadie había logrado llegar hasta el punto donde haz llegado tú, pero debo decir una cosa...

Vie: ¿Qué cosa?

Tónplu: Y es que llegaste hasta aquí.

Vie: ¿Cómo?

De pronto, Tónplu comienza a corre hacia Vie, cuando de pronto desaparece ante sus ojos.

Vie: ¿¡Pero qué!?

Y es en ese momento cuando Tónplu vuelve a aparecer frente a Vie para darle una fuerte matada en el pecho.

Vie: Tsk.

Capítulo 75: Creí te te había perdido

El golpe que le dio Tónplu a Vie fue demasiado fuerte, causando que el Demón Bleu salga volando de donde se encontraba hasta chocarse con un muro cercano. Vie sólo logra abrir sus ojos para ver que Tónplu se acercaba corriendo rápidamente hacia donde él se encontraba.

Vie: Mierda, ese golpe fue fuerte.

Pero sin tiempo para reaccionar, Vie recibe nuevamente otro golpe, haciendo que este penetre aún más en el muro donde se encontraba. Tónplu no parecía tener piedad, y tampoco iba a hacer que Vie saliera de ahí para atacar a su capitana.

Tónplu: No dejare que muevas ni un solo musculo.

Vie: Tsk.

Tónplu golpea consecutivamente a Vie, sin darle tiempo para que este reaccione, de esa forma, Vie no podría golpear a Tónplu, y se salvaría de ser derrotado fácilmente, hasta que…

Vie: Ya, basta.

Tónplu: ¿Ah?

Vie logra agarrar los dos brazos de Tónplu, deteniendo sus ataques y de esa forma, logra descansar unos segundos.

Vie: Por fin. Eres muy rápido, pero por fin logre bloquear uno de tus movimientos.

Tónplu: ¿Y qué piensas hacer entonces?

Vie: Yo no diría eso si fuera tú.

Vie, con un gran enojo toma con fuerza los brazos de Tónplu, para luego lanzarlo lejos de donde estaba. Luego, da un salto que lo envía directamente hacia donde estaba Tónplu, cayendo encima de este con un rodillazo, creando un cráter por el impacto de la caída.

Tónplu: AGH.

Vie: Te lo dije.

Después Vie agarra a Tónplu del suelo, para luego lanzarlo hacia otro muro, y nuevamente llega hacia donde se encontraba su enemigo para darle esta vez un potente golpe en la espalda, lo que causa un potente cráter en el muro y deja a Tónplu prácticamente desmayado.

Vie: Hmp, creo que con esto es suficiente. Incluso, creo que me pase un poco.

Finalmente, y para su sorpresa, Hic termina llegando hacia donde se encontraba.

Vie: ¡Hic!

Hic: ¡Vie!

Vie: ¿Cómo lograste salir?

Hic: Bueno, tuve que enfrentarme a una loca empoderada y con ciertos problemas mentales. Pero al menos logre salir.

Vie: Eso es bueno, oye ¿y quién es ese tipo a lado tuyo?

Hic: Oh, él es Chronos, un señor que fue de ayuda en mi victoria.

Chronos: Bueno, será mejor que dejemos las charlas y salgamos de aquí

Vie: Tiene razón, mejor salimos antes de que salgan más locos de aquí.

Hic: Si, vamos.

Después de aquella charla, los tres, Hic, Vie y Chronos se encargan de salir finalmente del castillo de Limpoo y escapar de la isla, cuando nuevamente, un ruido se hace presente.

Hic: ¿Qué fue eso?

Chronos: Esa desgraciada lo hizo.

Hic: ¿Qué? ¿Qué hizo Nevus?

Chronos: Activo el sistema de autodestrucción del castillo.

Vie: Momento ¿sistema de autodestrucción?

Chronos: Sí, eso que escuchaste, sistema de autodestrucción. Ella me hizo instalarlo en el castillo en caso de una invasión, lo puse por qué no me quedaba de otra, pero nunca imagine que lo usaría.

Hic: En ese caso creo que debemos irnos si o si.

Vie: Mejor no charlemos y vámonos de una vez.

Hic, Vie y Chronos corren para no ser alcanzados por la inminente explosión, cruzándose con Galeo, quien se extraña por verlos corriendo.

Galeo: ¡Oigan! ¿Por qué corren?

Vie: Mejor no preguntes y corre con nosotros.

Galeo: ¿Por qué?

Hic: Porque este castillos va a explotar.

Galeo: ¿¡Cómo!?

Al escuchar esas palabras Galeo corre junto a ellos para poder escapar del castillo a punto de explotar.

Galeo: Oye Hic, dime, ¿cómo lograste escapar?

Hic: Es una larga historia, dentro de un rato te la cuento. Ahora es mejor correar.

Galeo: Sí.

Los cuatro logran por fin salir del castillo, y al hacerlo, se encuentran con Lach, Litia y Eolo, quienes habían puesto a sus contrincantes en una pila.

Lach: Miren, peri si son Hic, Galeo, Vie y… ¿otro sujeto?

Hic: Es una larga historia.

Litia: Está bien, pero lo importante es que lograste escapar.

Hic: Si…

Mientras los demás hablaban, Eolo es el único que no lo hace, y se queda mirando fijamente a Chronos.

Vie: Ey, Eolo ¿y esa cara?

Eolo: P-papá.

Chronos: Hijo.

Hic: Momento, momento. ¿Chronos es tu padre?

Eolo: Si, así es.

Chronos: Creí que te había perdido por un momento.

Eolo: Yo también.

De ambos, padre e hijo, salen lágrimas de sus ojos al ver que el otro se encuentra bien.

Lach: Al final matamos dos pájaros de un tiro.

Galeo: Sep.

Vie: Perdonen por interrumpir el momento, pero ¿no deberíamos salir de aquí ya?

Hic: ¡Es cierto! ¡Que el castillo va a explotar!

Litia, Lach y Eolo: ¿¡El castillo va a explotar!?

Capítulo 76: Cuidado con el fuego

Chronos: Es verdad, el castillo va a explotar en cualquier momento.

Eolo: En ese caso es mejor que nos vayamos.

Hic: Sí, es verdad.

Galeo: Pero un momento, en todo esto ¿Dónde está Ringe?

Todos se preguntaron lo mismo ¿por qué Ringe no se encontraba con ellos? No siquiera estaba en el castillo. Esto genero varias dudas entre los Wrecker, hasta que Lach ve algo.

Lach: Ey, miren allá.

Todos se voltean para ver qué era lo que señalaba Lach, y cuando lo hacen, notan que en las montañas salen varias chispas, y aunque esto no causa gran sorpresa entre los Wrecker, cuando de estas sale una gran llamarada si lo hacen.

Hic: Así que ahí está.

Eolo: ¿Aún sigue peleando?

Galeo: Bueno, le toco enfrentar al tipo con barba ese.

Chronos y Eolo: ¿Tipocon barba?

Vie: Sí, un tipo con barba y con pequeño escudo y espada.

Eolo: Ay no.

Litia: ¿Qué pasa Eolo?

Eolo: Ese tipo con barba es Jepitur, es el más fuerte de la tripulación de los Piratas del Amor.

Lach: ¿Ringe se está enfrentando al miembro más fuerte de los Piratas del Amor?

Chronos: Eso me temo. Él es demasiado fuerte, incluso es muy veloz, me sorprende que para este punto no esté muerto.

Aquel pensamiento solo preocupa más a los Wrecker, haciéndolos pensar lo peor. Mientras tanto…

Ringe:

Jepitur:

Ambos espadachines se lanzan una fuerte ráfaga de su elemento, Ringe soltando una gran cantidad de fuego mientras que Jepitur expulsaba una enorme cantidad de rayos.

Jepitur: Eres bastante persistente, pero no creas que eso te salvara.

Ringe: Maldición.

Jepitur parecía poder ganar el encuentro, su ataque estaba haciendo retroceder el de Ringe, aunque este no lo iba a dejar tan fácil.

Jepitur: Ahora ríndete.

Ringe: No, no lo haré.

Ringe había creado un brazo extra de fuego, y con él había agarrado una enorme roca, la cual lanza hacia Jepitur, quien con facilidad la esquiva, y solo se queda riendo.

Jepitur: ¿Enserio creíste que lograrías dañarme con eso?

Ringe: Con eso no…

Pero para la sorpresa de Jepitur, Ringe había guardado sus espadas, y se acerco bastante a él, como para incluso llegarle a dar un fuerte puñetazo en la cara.

Jepitur: Cómo… ¿¡Cómo lograste hacerme daño!?

Ringe: Je, te podría sorprender la respuesta.

Jepitur observa atentamente a Ringe, cuando nota que sus puños se encuentran embarrados con tierra.

Ringe: (Hmp, al final Hic me pego algo de su estúpido ingenio)

Jepitur: Así que eso es. Si crees que lograras vencerme con eso, estas muy equivocado.

Pero Ringe no se queda parado, y acto seguido vuelve a atacar a Jepitur. Tratando de conectar varios golpes, pero estos eran esquivados por Jepitur, quien los bloqueaba con su escud y espada.

Jepitur: No te funcionara dos veces el mismo truco.

Ringe: Eso cree tú.

Ringe vuelve a crear extremidades extras de su cuerpo, con aquellas extremidades fogosas toma las armas de Jepitur, en un intento de derretirlas.

Jepitur: Maldito.

Ringe: A que no te esperabas esa.

Ringe aprovecha esos segundos para volver a darle unos golpes a Jepitur, dichos golpes no son tan fuertes como los de sus compañeros, pero si son los suficientemente fuertes como para lograr hacer daño a Jepitur.

Ringe: Eres un buen sujeto, lo admito…

Ringe vuelve a darle otro golpe a Jepitur, pero está vez en el estomago.

Ringe: Lo único malo es que te uniste al bando equivocado.

Acto seguido, Ringe le da un golpe en el costado izquierdo de la cara a Jepitur, el cual lo deja K.O por completo.

Ringe: Bien, ahora es momento de buscar a mi capitán.

Dichas esas palabras, Ringe se propulsa con sus poderes hacia el castillo de Limpoo, el cual para su sorpresa, explota frente a sus ojos.

Ringe: No…

Ringe queda anonadado al ver tal escena frente a sus ojos, su imaginación le termina ganando a su razón, y sólo logra pensar lo peor, haciendo sentir que todo su viaje fue en vano. Hasta que…

Lach: ¡Ringe!

Galeo: ¡Ringe!

Hic: ¡Ringe! ¡Tres ojos! ¡¿Dónde estás?!

Ringe logra escuchar aquellas voces que lo llaman para su grata sorpresa, sus compañeros no habían muerto, pero si estaban preocupados buscándolo. Ringe si pensarlo dos veces regresa junto a sus compañeros con una gran velocidad.

Litia: ¡Ringe! ¡Qué alivio que estés bien!

Ringe: Gracias.

Vie: Realmente nos tenias preocupados.

Ringe: Una pregunta, ¿por qué exploto el castillo?

Vie: Dentro de un rato te contamos, pero en este momento tenemos que celebrar.

Lach: Tienes razón, no solo hemos salvado al capitán, también salvamos el padre de Eolo.

Ringe: ¿Enserio?

Eolo: Sep.

Ringe: Increíble.

Hic: Bueno chicos, ya es hora de que nos vayamos yendo.

Litia: Tienes razón.

Chronos: Oigan, pero ¿cómo se irán de aquí muchachos?

Hic: Bueno.

Unos minutos más tarde…

Chronos: ¿Son piratas verdad?

Hic: No lo habría dicho de mejor forma.

Chronos: Je, y yo pensando que solo eran viajeros que llegaron a la isla equivocada.

Ringe: Tampoco es tan malo señor.

Chronos: Lo sé, lo sé. Sólo que no me esperaba esto.

Hic: Bueno, será mejor que vayamos abordando, que ya no aguanto más este lugar.

Vie: Vale.

Ya listos todos, se preparan para dejar la isla del cielo Limpoo para volver en sus aventuras en el mar.

Hic: ¡Todos preparados!

Todos los Wrecker: ¡Sí!

Hic: ¡En ese caso! ¡Eolo, haznos el favor!

Eolo: ¡Si, señor!

Eolo se encontraba en su forma híbrida detrás del Grand Destroyer, empujándolo para que salga del mar del cielo por fin. Pero, mientras que todos os Wrecker se van, una figura sombría se acerca a los que son los restos del castillo de Limpoo, encontrando los cuerpos de varios de los miembros de los Piratas del Amor. Entre ellos Nevus, Noju, Vanimer, Tepunon,etc.

Capítulo 77: Figuras misteriosas

???: Una lástima, eran buenos proveedores de esclavos.

La figura se encontraba buscando cosas entre las ruinas del castillo, hasta que se llega a topar con el cuerpo herido de Nevus.

Nevus: A-ayuda.

???: ¿Ah?

Aquella figura se acerca a Nevus, quien parece no estar muertes después de todo. La figura solo la mira con una sonrisa que una mirada de repudio.

???: ¿Enserio crees que te ayudare después de esto? Hiciste un estupidez al caso matar a toda tu tripulación ¿Lo sabes? El jefe me va a mandar a matar solo por esto, espero que estés feliz. Ahora, si me disculpas, iré a buscar a los esclavos del jefe.

Aquella figura con una mirada indiferente deja sola y a su suerte a Nevus, entrando a lo que parece ser un extraño barco con diseño de submarinos de gran tamaño, el cual alberga a muchas personas, todos ellos habitantes de Limpoo, además de eso, también confiscan gran parte de las pertenencias la tripulación derrotada, bueno, las que aún sirven y son reconocibles.

???: Creo que con esto será suficiente ¡Vámonos de aquí! No quiero seguir viendo este desagradable lugar.

Aquella persona se siente en el centro de lo que podría ser un sala de mando, donde alzando su mano derecha, da una señal que sus subordinados parecen entender.

Seguidos de ese movimiento de manos, una de las personas que se encontraba en la sala de mandos presiona un botón rojo, y al hacerlo, un enorme cañón sale del medio de la nave apuntando a Limpoo.

Subordinado: Cañón listo, esperando ordenes.

???: Disparen.

Y esas palabras hacen que se detone aquel cañón, el cual libera un enorme rayo que hace explotar la ciudad de Limpoo, y parte de la playa de esta misma.

???: Ahora si, vámonos.

Y es después de esas palabras, que el barco con forma de submarino despega hacia arriba, perdiéndose de la vista.

TO BE CONTINUED
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.