FANDOM


Arco de la Estrella Fugitiva
Estrella Fugitiva
Información
Número de capítulos 20 (322-341)
Fecha de creación 14/02/18
Fecha de finalización 08/03/18
Anterior Arco de los Fantasmas
Posterior Ave Azul: Strong World
Creador Darkarchangel
El Arco de la Estrella Fugitiva es el décimo sexto arco argumental de la historia de los Piratas del Ave Azul y el segundo de la Saga de los Monstruos.

Antecedentes

Tras un exhaustivo día, los Piratas del Ave Azul son arrastrados a Florian Triangle, lugar donde conocen al escalofriante Hollow y a su tripulación, junto a los que se enfrentan al temible Calamar Leviatán.

Capitulo 322: Pidan un deseo

De vuelta a unos días atrás…en un lugar demasiado, demasiado lejano…

Una silueta anda por un oscuro pasillo a paso veloz.  Su respiración es agitada y se entrecorta por momentos debido al cansancio que siente.

¿???: (¡Tengo que salir de aquí! ¡Tengo que salir de aquí! )

 Súbitamente, algo hace que hace que la silueta se detenga, temerosa, para luego hacerse contra una pared, intentando disminuir su presencia. Murmullos, corridas, un golpe seco se oyen de repente, lo que alerta a la figura que se esconde al borde del pánico mientras aguanta la respiración.

¿???: (¿¡Me encontraron!?)

Los sonidos, no obstante, disminuyen y se alejan, haciendo que la figura se relaje, aunque de inmediato se da cuenta de que es un error, pues el pasillo oscuro se ilumina súbitamente con intermitentes luces de color rojo, acompañadas por una alarma.

¿???: ¡Maldición!

Las luces parpadeantes revelan que la silueta se trata de un hombre de aspecto pintoresco y muy extraño. Al verse descubierto, este vuelve a salir corriendo tan rápido como le permiten sus piernas, mientras otros hombres des aspecto peculiar le persiguen por el pasillo, el cual resulta estar muy tecnológicamente avanzado.

¿???: ¡Tras el!

Sin embargo, el perseguido toma de su cinturón una extraña arma y la dispara a sus perseguidores, generando un estallido verde amarillo que causa confusión generalizada en estos.

Perseguidores: ¡Cuidado!

Aprovechando esto, el hombre logra llegar al final del pasillo  hasta una puerta automatizada, la cual abre oprimiendo un botón y luego está se cierra solo dejando ver su sonrisa a aquellos que lo siguen.

Perseguidores: ¡No!

Hombre: ¡Ja, Adiós tontos!

Estos intentan abrir la puerta pero un estallido cegador y ensordecedor los obliga a retroceder momentáneamente y para cuando estos se reponen ,el hombre y el cuarto en el que entró han desaparecido, solo quedando el cielo estrellado visible en la ventana, para gran ofuscación de quiénes le seguían.

Perseguidores: ¡Maldición!

El que parece ser el líder, toma un pequeño aparatito en su cuello y oprime un botón en este para luego hablar.

Líder Perseguidor: Lo sentimos, señora mía. El prisionero escapó.

En alguna otra parte, un cuarto oscuro escasamente iluminado por luces púrpuras y amarillas, alguien responde al llamado, una mujer de enormes dimensiones.

Mujer: No importa, todo saldrá de acuerdo al plan.  Preparen el cañón.

Líder Perseguidor: ¡Si, señora!

El hombre que escapaba sigue sonriendo dentro de aquel misterioso cuartito de alta tecnología, sin embargo, su sonrisa pronto se apaga cuando otra  alarma vuelve a saltar. Pero esta es mucho más alarmante pues el grito de Peligro está presente en ella.

Mujer: ¡Fuego!

Hombre: ¡No!

Y tras el disparo, todo se ilumina.

Mientras tanto... En algún punto después del Florian Triangle…

Jean se encuentra apoyado en la baranda solo viendo al cielo que se torna en su estrellada versión nocturna con mirada meditabunda. Su estado pensativo no pasa desapercibido para sus camaradas, que encuentran curioso verle en ese estado, así que James decide preguntar.

James: Sigues pensando en lo de Hollow, ¿Verdad? Deberías enfocarte en otra cosa. Ni siquiera has preguntado cual es nuestro siguiente objetivo y eso es raro.

Jean: Es solo que no lo entiendo. ¿Qué rayos era tan importante como para obligarlos a marcharse así después de todo lo que pasó?

James: Pues… sea lo que sea, no creo que debamos preocuparnos por ello. No nos corresponde.

Jean*suspiro* Supongo que tienes razón.

Mia: ¡Chicos, la cena!

Jean: ¡Oh genial, tenía hambre!

James: Ja ,no te tardaste nada en ser tu de nuevo.

Sin embargo, mientras los piratas van entrando al comedor, Taylor vislumbra un pequeño resplandor en el cielo moviéndose a gran velocidad.

Taylor: ¡Wow! ¡Miren, una estrella fugaz!

Katrina: Pidan un deseo.

Bert: ¡Oh, deseo un Platón de costillas de puerco!

Angélique: Si lo dices en voz alta no se cumplirá.

Evangeline: En realidad es poco probable que algo suceda solo por pedírselo a un pedazo de roca espacial que arde en llamas.

Mia: Y Evangeline mató el momento… 

Sin embargo, a los pocos segundos notan que la luz se hace más y más intensa, indicativo de una sola cosa que alarma a todos.

Big Bird: ¡Viene para acá! ¡Viene para acá!

El cometa impacta a unos cientos de metros de ellos,  sin embargo este genera una ola enorme que mueve a Spirit con violencia, obligando a los piratas a aferrarse fuertemente a lo que tengan cerca. 

Jean: ¡Maldición! ¡Sujetense!

Cuando la ola se disipa, los piratas voltean hacia el sitio de impacto, el cual está brillando por alguna razón.

Bert: Bueno, es claro que mi deseo no se cumplió.

Taylor: ¿Por qué seguirá brillando?

Jean: Ni idea… deberíamos ir a…

Pero en ese momento, Evangeline sale disparada con su Jet Board hacia el misterioso brillo, ante la mirada extrañada de todos.

Jean: Ahmmm… ¿sigan a Evangeline?

Todos: Aha….

Y moviendo a Ocean Spirit, los Piratas van también hacia la luz.

Capitulo 323: Eso no es una roca

El grupo no tarda en llegar hasta el origen del destello el cual sigue chisporroteando luces verdes y amarillas como si fueran pequeños fuegos artificiales. En el lugar ya se encuentra Evangeline, la cual analiza la situación con sus googles puestos, ya que la luz es tan intensa que es difícil ver.

Jean: ¿Por qué te fuiste tan rápido? Apenas y nos dio tiempo de reaccionar.

Evangeline: Lo siento, Capitán.Es solo que siempre he querido un trozo de meteorito. 

Bert: ¿Una roca espacial? ¿Para que?

Evangeline: Tienen mucho iridio, ¿Sabe?

Jean: ¿Iridio?

Evangeline: Es un metal raro. No se oxida y es increíblemente inflamable. Solo piensen en las posibilidades.

Los googles iluminados de Evangeline, así como su expresión y entusiasmo le dan cierto aire de científico loco, así que sus camaradas solo asienten confundida y ligeramente intimidados. Sin embargo, cuando las luces empiezan a disminuir, los piratas se dan cuenta de dos cosas. La primera: el objeto celestial está flotando en lugar de hundirse, y segunda: el objeto definitivamente no parece un meteorito.

Mia: Ok, eso definitivamente no es una roca.

James: Entonces, ¿Qué demonios es?

Lo que sea que haya caído del cielo es enorme y tiene un aspecto liso y blanco, como si se tratara de un gigantesco huevo. Con la diferencia de que también tiene lo que parece ser un panel de cristal negro y tiene un enorme agujero del cual parece que surgían las chispas.

Angélique: ¿Qué rayos es esta cosa?

Katrina: Ni idea.

Big Bird: ¡Da miedo! ¡Da miedo!

James: Estoy con el pájaro. Yo digo que sea lo que sea es mejor dejarla en paz.

Evangeline, sin embargo, no puede contener su curiosidad y se acerca aún más. Intenta ver por el vidrio ennegrecido, logrando vislumbrar una figura extraña…una figura…¿Humana?

Evangeline: Imposible…

La mujer alada toca la estructura, y cierra los ojos , para preocupación de sus camaradas.

Angélique: Ahmm…no creo que debas tocarlo.

Sin embargo, Evangeline no escucha. Está demasiado concentrada en tratar de sentir algo con su mantra adentro del objeto, pero  este es imposible de penetrar y al no lograr hacerlo, retrocede. 

Evangeline: ¿Qué  demonios…?

Al ver todo el interés demostrado por su inventora, a Jean también acaba por ganarle la curiosidad, así que usando sus alas se acerca al objeto desde arriba, notando entonces una increíblemente delgada hendidura.

Jean: ¿Huh?

El joven capitán intenta meter el dedo por la hendidura, pero este es demasiado grueso para entrar, así que torna una de sus manos en garra y esta vez la desliza con delicadeza por el pequeño espacio, lo que súbitamente activa una especie de mecanismo que hace que el objeto se abra de par en par.

Jean : ¡Woah!

Jean se echa para atrás, confundido mientras el resto de sus camaradas observa a la cosa abrirse. Todos con la misma expresión de “No entiendo una mierda de lo que sucede aquí”. Bueno, todos menos uno, pues en el momento en el que este se empieza a abrir, Evangeline logra hacer que su mantra entre al fin, haciendo un descubrimiento importante.

Evangeline: ¡Hay una persona ahí adentro!

Todos : ¿Qué?

Jean se asoma al interior, dándose cuenta efectivamente de que hay alguien ahí. Se trata de un hombre de piel verde y lo que parece ser cabello azul. Esta ataviado con un traje que llama demasiado la atención y usa un enorme visor negro. Alrededor de este hay un montón de aparatos y luces extrañas, demostrando avanzada tecnología.

Jean: ¡Es cierto! ¡Creo que hay un gyojin aquí!

Jean se le acerca, pero el hombre no responde al acercamiento. Jean intenta moverlo entonces y el hombre emite un quejido de  dolor, momento en el que Jean nota una enorme herida en la parte posterior de su cabeza.

Jean: ¡Esta inconsciente! ¡Debió golpearse la cabeza cuando cayó!

Al oír esas palabras, Taylor, tomando su rol de médico, salta al objeto usando sus poderes, teniendo cuidado de no caer accidentalmente al mar y se dispone a revisar al hombre, preocupado por su estado. 

Taylor: Parece que está estable. Llevémoslo a la enfermería para que pueda tratarlo como se debe.

Entre Taylor y Evangeline sacan al hombre inconsciente del extraño objeto y luego Jean lo carga hasta la enfermería, donde Taylor se dispone a hacerle un chequeo completo. Sin embargo, los piratas están llenos de interrogantes. ¿Qué es ese objeto? ¿Por qué había un hombre adentro? ¿Cómo es que cayó del cielo? ¿Qué estaba haciendo en el cielo en primer lugar?

Capitulo 324: ¿Qué es?

Mientras tanto…

En una sala llena de extrañas luces y máquinas,  la misma mujer de antes de encuentra sentada en una gigantesca silla, similar a un trono pero diferente en esencia. Esta,  con los ojos cerrados y visiblemente molesta por algo, se toma el mentón con una mano, para luego abrir no uno, sino tres pares de ojos y usar otros dos brazos para levantarse de su asiento, mientras que con otros dos sostiene algo similar a una pipa y un coctel y con uno más presiona el botón de una consola, activando una suerte de radio.

Mujer: ¿Ya han detectado la firma energética?

¿???: Estamos en eso, señora mía. Ya hemos localizado el cuadrante en el que fue el prisionero tras ser disparado. Aun falta especificar coordenadas pero ya estamos seguros de que está en el cuerpo registrado en la carta náutica como R- T1R3N.

Mujer: Tche… ni siquiera tiene un nombre no numérico… debe ser un lugar pequeño y miserable... Cambien el curso cuando tengan las coordenadas, contramaestre.

Contramaestre: ¡Si, señora mía!

La mujer apaga el comunicador y luego vuelve a sentarse en su silla, da un trago a su bebida y toma una bocanada de humo de su pipa, para luego dar una orden en voz alta.

Mujer: ¡Yocasta!

Una voz incorpórea femenina responde al llamado de la mujer de seis brazos.

Yocasta: ¿Qué desea, señora mía?

Mujer: Despliega toda la información disponible sobre R-T1R3N. 

Yocasta: Si, señora mía.

Una pantalla transparente sale de un haz de luz, dejando ver varios archivos escritos en idiomas ininteligibles. La mayoría no son de interés de la mujer, mapas, flora y fauna local, sin embargo, hay un escrito reciente, el cual habla de un enfrentamiento en el satélite del planeta que reporta a individuos que pueden usar “magia”. Algo que normalmente calificaría de imposible ,sin embargo se ve obligada a tomar en serio al revisar la fuente

Mujer: Pirata afiliado a la flota y miembro de los Siete Guerreros Espaciales, Kukumber.

La mujer se queda meditando está información mientras vuelve a dar un trago y una bocanada de humo.

De regreso al Ocean Spirit…

Jean y compañía comen ramen en el pasillo de afuera de la enfermería mientras Taylor atiende al hombre. De vez en cuando alguno de ellos  asoma la cabeza para ver qué ocurre, intrigandose al ver la mirada super confundida de su médico.

Taylor: ¿Pero qué demonios es esto?

Jean: ¿Qué pasa, Taylor? Te oigo  maldecir desde hace un rato.

Evangeline: ¿Acaso sus heridas son demasiado graves?

Taylor: No, no es eso. Es que… al principio pensé que se trataba de un gyojin.

Jean: ¿Y no lo es?

Taylor: No. No tiene dedos palmeados, ni branquias y aparte miren esto.

Taylor retira del rostro del hombre un visor de color negro que tiene sobre los ojos, revelando, no dos, sino cuatro de ellos , lo que deja aún más confundidos a los piratas.

Mia: Eso….eso es raro.

Angélique: Entonces, si no es un Gyojin. ¿Qué es?

Big Bird: ¿Qué es? ¿Qué es?

Pero entonces, debido al bullicio y a la luz que ahora alcanza sus ojos sin el visor sobre ellos, el hombre despierta, muy confundido al principio.

Hombre: Ughhh… ¿Dónde estoy?

Pero cuando logra reaccionar y nota el lugar donde está y la gente que les rodea, entra en pánico, echándose para atrás y queriendo levantarse, aunque fallando debido a su desorientación.

Taylor: Ey, calma. Todo está bien, ¿Ok? 

Katrina: Somos inofensivos…mas o menos.

Aunque asustado, el hombre verdoso se tranquiliza un poco al ver que el grupo no presenta una actitud hostil hacia él.

Jean: Yo soy Jean Black y está es mi tripulación. ¿Cuál es tu nombre? 

Hombre: Hex… Kalon Hex…

Jean le ofrece la mano para saludarle pero Kalon no parece comprender lo que significa.

Kalon: ¿Cómo es que llegué aquí?

Jean: Lo mismo queríamos preguntarte, ¿Cómo es que caíste del cielo?

Capitulo 325: Imposible y no tan imposible

Kalon: ¿Caer del cielo?

Evangeline: Lo encontramos en un objeto parecido a un huevo que cayó al mar como meteorito.

El hombre, aunque confundido, comienza a recapitular en su mente todo lo que sucedió,.

Kalon: Recuerdo…  agarrar un esquife pero… cuando me disponía a salir a espacio abierto...Hubo un estallido y…

El hombre verde se resiente de la cabeza a causa del dolor y la luz excesiva, logrando en su atisbo de dolor atar los cabos que le faltaban.

Kalon:  … perdí el control de la nave. Fue ahí cuando debí golpearme la cabeza y acabe por estrellarme en su planeta… y luego…ustedes…¿Me encontraron y cuidaron de mi?

Los piratas asienten todos a la vez.

Kalon: Gracias. Les debo mi vida.

El hombre baja la cabeza en señal de agradecimiento y respeto, lo que hace sonrojar a algunos de los piratas.

Jean: No fue nada, en serio.

Big Bird: ¡No fue nada! ¡No fue nada!

Pero en ese momento, los piratas analizan todo el discurso que les acaba de dar Kalon y se sobresaltan.

Todos:¿¡Planeta!?

Angélique: ¡¿Vienes de otro planeta!?

Kalon: Ahmm… ¿Si?

James: ¡Eres un alienígena!

Kalon: Prefiero el término Traxan, es la raza a la que pertenezco.

Taylor: ¡Pero eso es imposible! ¡No puedes ser del espacio exterior!

Kalon: ¿Imposible?

Evangeline: De hecho… si podría ser posible.

Todos: ¿Qué?

Angélique: ¿A qué te refieres, Evangeline?

Evangeline: Algunos en el mar del Cielo decían que originalmente, nosotros los Bilkan, los Skypiean y los Shandian, proveníamos todos de una ciudad en la luna, había gente que incluso tenía pruebas. Eso siempre me pareció intrigante pero Seraphiel me aseguro que no eran más que patrañas así que lo deje de lado. Aunque bueno, ahora sabemos que Seraphiel era un demente mentiroso crónico, así que no me parece imposible.

Jean: Bueno , bueno. Recapitulando: Tu eres Kalon Hex, un hombre que vino de otro planeta y acabo por estrellarse en el nuestro cuando tu cosa esa que parece un huevo se daño y perdio el control, ¿no?

El alienígena asiente en afirmación.

Kalon: Básicamente eso. Y hablando de ello, ¿Mi Esquife está por aquí? ¿o mi visor?

Los piratas llevan entonces al hombre verde a la cubierta superior y luego se asoman por la popa, enseñándole que el objeto ovoide en el que llegó, el cual es arrastrado por el Ocean Spirit mediante una cadena.

Bert: Suponíamos que era importante, así que decidimos traerlo también. 

El hombre verde observa su Esquife, el cual aún emite chispas verdes y amarillas, preocupado por esto, el hombre da un salto inusualmente poderoso para su cuerpo y aterriza en su transporte.

Kalon: ¡Maldición! 

Los Piratas observan curiosos como el hombre aprieta una serie de botones y palancas, apagando las luces de la máquina y con esto también el chisporroteo.  Sin embargo, lo que no se apaga es el semblante distorsionado por el pánico de Kalon.

Jean: Ahm…¿Sucede algo? Te ves preocupado

Kalon: (murmurando algo en otro idioma)La energía estuvo activada demasiado tiempo. Pudieron haberme detectado.

Jean: ¿Qué dices? No entendí.

Kalon: ¿Qué? Oh, lo siento… es solo que… está demasiado dañado. Si no puedo repararlo ,me temo que no podré volver a mí planeta.

Evangeline: Quizás pueda ayudarlo a repararla. Se bastante de tecnología.

Ante este comentario, el hombre espacial pone una expresión un tanto condescendiente.

Kalon: No es por ofender, pero esta es tecnología muy avanzada y si dicen que nunca han visto a alguien de otro planeta antes , no creo que…

Evangeline: Está subestimandome, señor. Si pude hacer que un hombre volará, puedo hacer que su “esquife” vuelva a volar también.

James: Deberías aprovechar su ayuda. Ella es la mejor que hay. Ella me fabricó está.

James le muestra su Star Blaster al Kalon y alguna de sus funciones. Este por alguna razón se estremece un poco al ver al cazador probar su arma en el mar, pero acaba por reconocer que es tecnología más avanzada de lo que esperaba.

Kalon: Pues, supongo que algo de ayuda no vendrá mal.

Evangeline: Ok, entonces revisemos esta cosa.

La mujer salta a la nave también y se pone sus googles, lista para trabajar.

Mientras tanto…

Una ominosa nave avanza por el espacio, en su interior la mujer de seis brazos observa desde un enorme ventanal un planeta azul salvo por una franja y su satélite orbitandola. En ese momento, la voz incorpórea habla.

Yocasta: Hemos llegado al objetivo, señora mía.

Mujer: Hmpph…Así que este es R-T1R3N… un poco más bonito de lo que creí…. Rastrea el punto exacto del aterrizaje del prisionero según la firma energética de la nave que robo.

Yocasta: Lo siento. La firma energética ya no es detectable.

Mujer: Tsk... Entonces envía sondas a que rastrera la energía residual. Y dile al contramaestre Sern que prepare a sus hombres para una incursión.

Yocasta: Como desee, señora mía.

Capitulo 326: Sonda

Para permitir que Kalon y Evangeline puedan arreglar la nave apropiadamente, los piratas atrancan el barco en un pequeño banco de arena. Una vez ahí, el hombre espacial y la mujer alada se ponen a trabajar, mientras los demás hacen sus rutinas u observan con curiosidad.

Kalon: No veo lo suficiente. ¿No tendrás una linterna de casualidad?

Evangeline: Tenga. Presione el Apice.

La inventora le da a Kalon un dial de luz, y este lo usa para iluminar el Interior del agujero del Esquife y ayudarse a ver lo que debe reparar, sin embargo , dos horas pasan y lo que logran poner en su lugar es mínimo. Taylor se preocupa por la salud de su paciente que aún está algo débil, así que le recomienda que tome un descanso mientras Mia le sirve algo de comer y Evangeline sigue trabajando.

Mia: Toma. Un bocadillo te dará fuerzas.

La bebedora pasa un plato de carne al hombre espacial, sin embargo, este en lugar de comer la carne se come los cubiertos, masticándolos como si fueran galletas.

Kalon: Vaya, está muy bueno. ¿Podría comer un poco más?

Mia: Aha…claro.

Evangeline, por su parte, sigue revisando el agujero en la nave. A pesar de lo avanzado del esquife, la mujer es lo suficientemente inteligente como para comprender el funcionamiento de esta, y además, notar una cosa.

Evangeline: Que raro, el metal está hendido hacia dentro. Si hubo una explosión, debería estar hendido hacia afuera… a menos que…se tratara de una marca de entrada…un disparo talvez.

Eso hace a Evangeline preguntarse otra cosa ¿Por qué le dispararon a Kalon? ¿Acaso hay algo que les esté ocultando? La mujer se dispone a preguntarlo directamente, pero justo cuando va a saltar del esquife al Spirit, una extraña luz en el cielo aparece.

Evangeline: ¿Pero que…?

Kalon y los otros miembros que están dentro y fuera de la cabina también notan la intensa luz y van a ver qué es lo que la origina, encontrando un objeto metálico con varios brazos metálicos que flota en el aire. 

Mia: ¿Qué rayos es esa cosa?

Kalon: ¡Una sonda!

El hombre se alarma masivamente al ver el objeto e instintivamente se hace para atrás, mientras que este vuelve a emitir una luz extraña que alumbra en varias direcciones, como si buscase algo. Cuando apunta a Evangeline y la nave, la luz cambia de color y de la sonda sale una voz baja y que resuena como si fuera de metal.

Sonda: Energía residual detectada. Forma de vida irradiada detectada. Esperando comando.

Desde su nave, la mujer de seis brazos recibe la información de la sonda y procede a darle su siguiente orden.

Mujer: Activa protocolo de eliminación. 

La sonda recibe el comando y vuelve a emitir su siniestra voz, 

Sonda: Permitido el uso de fuerza letal, comenzando eliminación.

Jean: Eso no se oyó bien.

Y en efecto, tan pronto dice estás palabras, la luz de la sonda cambia, generándose un destello rojizo que se incrementa mientras gira hacia su objetivo, la mujer alada sobre la nave.

Jean: ¡Evangeline! ¡Cuidado!

La sonda dispara con un sonido atronador, lanzando un brillante rayo hacia ella, el cual, literalmente evapora parte del agua donde aterriza dejando un hueco que tarda en ser rellenado de nuevo por el mar.

James: ¡Evangeline! 

La mujer alada no obstante alcanza a arrojarse al mar antes de ser golpeada por el rayo y sale del agua para jalar aire sonoramente para alivio de sus amigos, aunque pronto la cosa vuelve a apuntarla, esta vez sin tener oportunidad de escapar.

Evangeline: ¡…!

Jean: ¡Ya déjala!

El peliazul en su forma hibrida, taclea a la máquina que flota , haciendo que su rayo se dispare al cielo y no a Evangeline, disolviendo una nube que estaba en el lugar. Sin embargo, la sonda sus brazos para tomar a Jean por las alas y luego arrojarlo al mar con fuerza. 

Angélique: ¡Jean!

Evangeline: ¡Capitán!

La mujer alada se sumerge para sacar a su capitán martillo del océano que ya se lo traga. La sonda intenta esta vez disparar a los dos, pero se distrae de su objetivo cuando es golpeada por varios cuchillos enviados por Katrina. Estos no le hacen ni pizca de daño, pero la hacen girar, detectando así a los piratas que ya están listos para atacarle pero más importante aún, a Kalon, el cual activa algo en la sonda.

Sonda: Forma de vida irradiada detectada. Usar protocolo de eliminación.

La sonda se dispone a disparar hacia el Spirit, lo que alerta a todo mundo pues ya han vislumbrado la terrible potencia del arma que les apunta. Sin embargo, James decide tomar acción, disparando su Star Blaster antes de que el aparato los ataque a ellos.

James: ¡Orange Star- Demon Interceptor!


Del rifle sale una figura brillante que recuerda a la cabeza de un demonio. Este impacta con fuerza a la sonda y la inflamación, destrozandola por completo mientras su restos caen al mar. Los piratas, viendo destruido a su enemigo, ayudan a Jean y a Evangeline a subir de regreso al barco.

Angélique: ¿Están bien chicos?

Jean: Si…uff…ufff… estamos bien.

Pero Evangeline parece estar muy molesta.

Evangeline: Muy bien, señor Kalon. Creo que nos debe una explicación.

Todos: ¿Qué?

Kalon: No sé de qué me está…

Evangeline: Es obvio que esa cosa no es de este planeta y solo trato de atacarnos cuando detectó la nave, la cual, según mi análisis, no explotó solo porque si. Le dispararon con algo. Ahora, esa cosa casi nos mata, creo que nos merecemos saber la verdad. ¿Quien está tras de usted? ¿Por qué quieren matarlo?

Los piratas se quedan sorprendidos de todas las observaciones y conclusiones que ha sacado su inventora, mientras que Kalon por su parte se siente avergonzado.

Kalon: Lo lamento. La verdad es que…

Pero súbitamente, se oye un estallido en el exterior. Seguido por una voz rasposa y chillona al mismo tiempo.

¿???: ¡Así que aquí estabas pestilente Traxan!

Katrina: ¿Quién ese ese?

Al oír la voz, el corazón de Kalon se llena de terror. 

Kalon: ¡Sern!

Capitulo 327: Cazadores de Estrellas

Los piratas voltean a ver hacia arriba, en donde ven una extraña nave parecida en figura al Esquife pero al menos diez veces más grande. De esta se abre una compuerta y  salen dos treintenas de personas de aspectos increíblemente inusuales, desde lo que parece ser un pulpo con traje, pasando por una mano gigante hasta una masa amorfa de color verde y rosado.

Taylor ¿Qué son esos tipos?

Luego, frente a ellos,  hace acto de presencia el que parece ser el jefe, se trata de un alienígena algo más bajo que Jean, de piel azulada y un visor de cruz, pero su rasgo más destacado es que tiene dos antebrazos surgiendo de cada uno de sus codos. Este mira de reojo a los piratas y luego a Kalon, para luego hablar presionando un botón en el cuello de su traje.

Líder alien: ¡Nativos! ¿Pueden entenderme?

Aunque confundidos, los piratas asienten.

Líder alien: Yo soy Sern. Contramaestre de la Protostar. Nave insignia de los Piratas Cazadores de Estrellas y Primer Oficial de la Tripulación de Lady Rigel Denebola, una de los Siete Guerreros Espaciales afiliados a la Flota.

Jean: ¿Piratas Cazadores de Estrellas?

Mia: ¿La Flota? 

Sern: El Traxan que está con ustedes, Kalon Hex, es un desertor de los piratas Cazadores de Estrellas y por ende, un traidor a Lady Denebola y a la Flota misma. Entréguenlo por la paz y no les haremos daño.

James: ¿Eres un criminal?

Jean: ¿Eres un pirata?

Ante todas estas palabras, Kalon aprieta los dedos de sus manos con fuerza y furia.

Kalon: Era un pirata y un criminal, pero ya no lo soy, los verdaderos villanos son ellos. 

Los del Ave Azul observan intensamente al hombre verde, el cual siente sus miradas como inquisitivas sobre él, así que procede a dar explicaciones. 

Kalon: Se que no fui del todo honesto con ustedes, y que tienen todo el derecho a desconfiar de mi. Pero si me entregan no sólo me están condenando a mi, estarían…

Jean: Bien, suficiente, te creo.

Kalon: ¿Qué?

Jean: Que te creo.

Mia: Entonces, ellos son los malos ¿No? Hay que patearles el trasero.

El hombre verde se ve sorprendido por esta resolución tan simple y rápida.

Bert: Además, seas o no un pirata o criminal , no es algo por lo que podamos juzgarte. Nosotros también lo somos.

Kalon: ¿En… en serio confían en mi?

Evangeline: La verdad es que yo no del todo. Pero… si el capitán dice que te cree, no hay más remedio. Además, el siempre sabe lo que hace.

Kalon: Gracias… en serio…

Al ver que los seres indígenas del planeta no hacen lo que les ha pedido y no dejan de murmurar, Sern se empieza a impacientar. 

Sern: ¡Repito! ¡Entréguenlo ahora!

Sin embargo, Jean réplica su decisión a viva voz.

Jean: ¡Ni crean que lo vamos a entregar!

Sern: Tche… ¡Entonces prepárense para las consecuencias!

El hombre azul saca una extraña pistola y se dispone a dispararles un rayo rojizo similar al emitido por la sonda antes. No obstante, Big Bird sale volando hacia el y le hace tirar el arma de un aletazo.

Sern: ¿¡Pero que krogans…!? ¡Como sea! ¡Eliminen a los nativos y traigan a Hex! ¡Vivo o muerto!

Los piratas espaciales siguen la orden de su superior y saltan de su nave, manteniéndose en el aire con extrañas mochilas atadas a su espalda o equivalente mientras sacan más de las terribles armas de rayos rojizos.

Alienígena gelatinoso: ¡Matenlos!

No obstante, Jean y Big Bird pronto demuestran su superioridad en el aire, transformándose e invocando a una parvada respectivamente. Los piratas espaciales se asombran especialmente con la habilidades de Jean, el cual derrota a varios en pleno vuelo usando sus garras.

Jean: ¡Doppel Ara Schlitz!

Sern: ¡Se ha metamorfado en una criatura por completo diferente! ¡¿Será algo que puede hacer su especie!?

Por su parte, James, Evangeline y Katrina  atacan a distancia usando sus respectivas armas. 

Evangeline: Sus propulsores se parecen bastante al de las Alas de Metatrón.

James: En ese caso, supongo que tienen la misma debilidad. 

Usando su puntería superior, los tres piratas se deshacen de varios de los aliens destruyendo sus mochilas propulsoras. Sin embargo, uno de ellos logra esquivar los proyectiles logrando disparar su arma hacia los tres del Ave Azul.

Alien: ¡Mueran!


Katrina: ¡Replicant Ten- Bodyguard!

Afortunadamente, la más joven de ellos usa su Kotae Kotae para replicarse y protegerse a sí misma y a sus camaradas con sus clones, para absoluto asombro de su atacante, el cual es derribado poco después por un tiro de James.

Taylor: ¡Coral Grab! 

Mia: Estilo del Barril Enorme.

Angélique: Heel Shot

Bert: Hog Slam.

Los pocos de los piratas que logran llegar son totalmente apaleados por los luchadores cuerpo a cuerpo de la tripulación y por Kalon, el cual les dispara con una pistola diferente a las de ellos, la cual causa parálisis temporal en lugar de destruir.

Kalon: ¡Brain Freeze!

Pero esto no es lo que llama la atención de Sern, sino todas las sorprendentes habilidades desplegadas por algunos de los del Ave Azul, al punto que se queda solo observando, sin luchar, mientras toma nota de ellas con una pantalla desplegada por su visor.

Sern: Metamorfosis, multiplicación, creación de sustancias sólidas a partir del cuerpo…Lady  Denebola querrá saber de esto. ¡Hombres retirada!

Los que no han sido derrotados recogen a sus compañeros caídos haciendo uso de un mecanismo en sus cinturones que los atrae entre si y tal como llegaron, se suben a su nave y desaparecen.

Capitulo 328:El tipo de estrellas que ella quiere

Los piratas, pensando que han obtenido por lo menos una victoria temporal vuelven a reagruparse alrededor de Kalon, mientras que este, procede finalmente a darles respuestas.

Jean: Entonces, ¿Quién es esa tal De Nebula o como se diga?

Kalon: Rigel Denebola es una de las más temidas piratas espaciales. Está afiliada a la Flota como un de los Siete Guerreros Espaciales, lo que le da una inmunidad limitada.

Taylor: Hmphhh: Suena parecido al sistema de Los Siete Guerreros del Mar del Gobierno Mundial.

Kalon: A diferencia de otros de los guerreros espaciales que van de un planeta a otro para dominarlos o destruirlos, Denebola busca una relación más …como decirlo... comercial. Ella toma de los planetas lo que desea o necesita para sus viajes y luego se va.

Mia: Eso no suena tan malo.

Big Bird: ¡No se oye tan malo! ¡No se oye tan malo!

Kalon: El problema es que los deseos de esa mujer son insaciables, siempre quiere más dinero, más recursos ,más poder. Y si la gente le niega sus deseos, es destrozada. Miles, si no es que millones que se opusieron a ella y a los Piratas Cazadores de Estrellas fueron asesinados.

El ambiente se ensombrece ante esta repentina revelación mientras que Kalon se muestra avergonzado.

Katrina: Pero tu pareces un buen tipo. ¿Por qué es que estabas con ellos?

Ante esta pregunta, el pirata baja aún más la mirada.

Kalon: No tenía opción…Mis servicios salvaban mi mundo.

Todos los piratas se impactan con esa respuesta mientras que Kalon se retira sus gafas y se frota los ojos, aparentemente limpiando algo parecido a lágrimas.

Kalon: Mi planeta natal es pacífico, nuestras armas ni siquiera sirven para lastimar. Cuando Denebola llegó, exigiendo todo lo que teníamos, supe que no teníamos ninguna oportunidad. Pero hay una cosa que ella aprecia más que los recursos y eso es la gente que le es útil, con grandiosas habilidades,ese es el tipo de estrellas que ella caza y quiere. Yo era un científico, uno de los mejores ingenieros de mí planeta, así que hice un trato con ella y me  ofrecí mis habilidades a cambio de que dejase a mi hogar en paz. 

El hombre espacial hace una pausa y luego sigue hablando.

Kalon: Creí que así salvaría vidas. Pero Denebola me utilizo para fabricarle armas. Intercambié las vidas de mi gente por la de muchos otros inocentes y eso me atormentará para siempre.

El hombre deja de hablar y se sienta en el suelo, abatido mientras que los piratas lo miran sintiendo pena.

Evangeline: Por eso desertaste…

Kalon solo hace un gesto para afirmar.

Angélique: Pero al hacerlo, significa que…

Kalon: Que Denebola ira tras de mi gente, si.

Evangeline: Eso me suena a un abuso de poder, incluso para alguien con inmunidad. ¿La dichosa Flota esa no debería hacer algo al respecto?

Kalon: Solo lo harán si hay pruebas de ello. Y ella se ha encargado mediante amenazas de que nunca existan…hasta ahora…

Súbitamente, el hombre se palpa el abdomen hasta el pequeño hueco que parece un ombligo y literalmente mete toda la mano, causando la repugnancia de todos menos de Katrina que mira con fascinación. Luego, saca un pequeño objeto plateado y lo alza entre sus dedos.

Kalon: Aquí guarde toda la evidencia que pude sobre las injusticias de Denebola mientras fui miembro de su tripulación. Planeaba  llegar al cuartel general de la Flota y demostrar que ella ha abusado de su posición, así le revocarían  el título y ella y sus piratas serán apresados, pero ella me descubrió antes. Trate de escapar pero le disparó a mi Esquife y el resto de la historia ya la conocen.

El hombre espacial vuelve a suspirar

Kalon: Y ahora, Denebola y sus hombres me pidan los talones y no tengo forma de escapar o lograr llegar al cuartel general de la Flota. Tal parece que después de todo no pude salvar a nadie.

Todos los piratas se quedan en silencio, digiriendo la historia del alienígena, mientras esté sigue muy abatido. Pero en ese momento, Evangeline se levanta, se vuelve a poner sus gafas de protección y salta hacia el Esquife dañado de Kalon.

Kalon: ¿Qué haces?

Evangeline: Reparo tu teansporte. Después de todo lo que dijiste, no puedo quedarme ahí sin hacer nada mientras hay tanto en juego.

Jean: Ya escucharon a la inventora, muchachos. Esto es prioridad, haremos todo lo que podamos para arreglar esta cosa, ¿Entendido?

Todos: Entendido.

Ante tal muestra de solidaridad, Kalon no puede evitar estremecerse un poco. Tras limpiar nuevamente sus dos pares de ojos, también pone manos a la obra.  Pero mientras estos trabajan, Sern ha vuelto a la Protostar a informar a su capitán no solo sobre Kalon sino sobre las fantásticas habilidades que ha podido presenciar.

Sern: El reporte del Soberano Espacial sobre este planeta parece ser correcto.

La misma mujer de antes vuelve a dar un trago y una bocanada, revelando esta vez su figura por completo ante el contramaestre.

  • Capitana de los Piratas Cazadores de Estrellas y una de los Siete Guerreros Espaciales: Rigel Denebola.


Denebola: Entonces es cierto, hay individuos con habilidades increíbles en este planeta. 

Sern: Así es, señora mía. 

El hombre proyecta con su visor una serie de imágenes que no son más que lo mismo que vio durante su incursión a la tierra y la batalla de sus hombres contra los Piratas del Ave Azul, fascinándose la mujer con ellas al apreciar los poderes de Jean, Bert, Katrina y Taylor.

Denebola: Fascinante… Yocasta. Ven por favor.

La mujer, más feliz que de costumbre, llama a la hasta ahora voz incorpórea, proyectándose la imagen azulada de una cabeza de mujer de seis ojos frente a ella.

Yocasta: ¿Qué desea mi señora?

Denebola: Analiza la información del esto de las sondas enviadas y corre un análisis elementos y compuestos del planeta.

Yocasta: Corriendo análisis…Análisis terminado… las sondas han revelado que el planeta es rico en hierro, níquel, carbono, nitrógeno y oxigeno, así como otras sustancias valiosas.

Denebola: Ja. Vine buscando estrellas y encontré una galaxia entera. Este planeta me será muy útil. Prepara a la Protostar para aterrizar. 

Yocasta: Si, señora mía.

Denebola: Debo agradecer personalmente a Hex por el tesoro que me ha encontrado…juju

Capitulo 329: Abducción

Bert: Aquí están los remaches que me pidieron.

Kalon: Hay que soldar está placa. Necesitaré un soplete.

Evangeline: Pues no tengo uno, pero creo que un dial de flama le puede servir.

La medianoche se aproxima. Kalon y Evangeline siguen trabajando afanosamente en la nave mientras que Bert presta sus herramientas y entre el resto bajan algunos materiales del barco. Tras un rato, algunos piratas empiezan a caer rendidos siendo Mía, Big Bird y James los primeros en quedarse dormidos. Angélique aparentemente está venciendo la el sueño también así que Jean la insta a que vaya a descansar.

Jean: Ve a dormir un rato. Los demás y yo nos encargaremos.

Angélique: Pero no estoy *bostezo* cansada.

Jean se dispone a replicarle otra vez ,pero en ese momento se oye un ruido extraño y profundo,  similar a la melodía más grave de un contrabajo proveniente del Esquife. Tras este sonido, se distingue la misma energía verde y amarilla de antes y un  grito de júbilo de Kalon.

Kalon: ¡Funciona! 

Jean: Genial.

Angélique: Eso es excelente.

El hombre espacial hace un extraño gesto con sus manos hacia el cielo que los piratas interpretan como una celebración o el agradecimiento a un dios que no conocen mientras que Evangeline se quita sus gafas y se limpia el sudor que tiene en la frente con satisfacción.

Angélique: Entonces, ¿De verdad lograron repararla?

Kalon: Si, no es perfecto pero será suficiente para que logre llegar al cuartel general, o por lo menos hasta el espaciopuerto más cercano. Se los agradezco en serio, sobre todo a ti.

El hombre verde toma con ambas manos las de Evangeline y las coloca frente a su frente, intrigándose los piratas e incomodándose un poco la mujer alada.

Evangeline: Ahmmm…¿Qué está haciendo?

Kalon: Pienso en las manos que se deshicieron por hacer algo para ayudarme, es un gesto de agradecimiento en mi planeta.

Evangeline: Oh…entiendo…

Jean: Entonces…supongo que ahora te iras a donde tengas que ir. 

Kalon: Si, no puedo perder más tiempo. Pero nuevamente les agradezco infinitamente por su ayuda y su bondad para conmigo.

Evangeline: Ha sido todo un placer. Hay algo más que podamos hacer por usted.

Kalon: Ya han hecho más que suficiente, no quiero aprovecharme de su bondad.

Pero en ese momento. Las entrañas del alienígena rugen un poco, dando a entender que nuevamente tiene hambre.

Kalon: Bueno…quizá unos pocos de esos “cubiertos” tan sabrosos para el camino.

Jean: Je, está bien. (Aunque Mía se enojara conmigo cuando vea que ya no quedan cucharas).

El hombre espacial recibe su “bento”  y prepara todos los controles de su nave, no sin antes despedirse de sus salvadores y ahora amigos. Pero en el instante en que se dispone a partir, una luz increíblemente intensa de color púrpura los irradia desde el cielo, despertando a aquellos que dormían dentro de la cabina y alarmado al resto.

Mia: ¡Apaguen la luz!

Bert: ¿Qué es esto?

La luz es emitida por una silueta gargantuesca y de particular figura, la cual Kalon, al reconocerla, hace que se le dilaten de terror las pupilas de sus cuatro ojos.

Kalon: (susurrando) …La Protostar… Denebola está aquí…

En el aire, empieza a hacer eco una poderosa e intimidatoriamente voz femenina que Kalon también reconoce.

Denebola: ¿¡Pensabas que podías escapar de mi, repugnante Traxan traidor!?

La luz púrpura se torna azulada empezando de forma inexplicable, a jalar todo lo que está vivo debajo de ella hacia su fuente.

Taylor: ¡¿Qué está pasando!?

Katrina: ¡No lo sé!

Los piratas y Kalon comienzan a elevarse hacia la nave junto a una gran cantidad de seres marinos. Estos tratan de aferrarse a algún objeto, pero sin importar la fuerza con que se sostengan o los poderes que usen, estos son llevados hacia arriba, aunque James, Big Bird y Mía se salvan de ser arrastrados hacia la nave por encontrarse en el interior de Spirit, aunque chocan contra la madera con tal fuerza que la hacen crujir.

James: ¡¿Por qué demonios estoy pegado al techo!?

Big Bird: ¡Auxilio! ¡Auxilio!

Mia:!¿Que está pasando!?

Afuera, los piratas intentan desesperadamente volver al barco, pero son incapaces. Las cintas de Taylor no llegan, los clones de Katrina también flotan. Lo único que parece ayudar un poco son las alas de Jean, pero por mucha fuerza que use para batirlas sólo alcanza a agarrar la mano de Angélique.

Angélique: ¡Jean!

Jean: ¡Sujetate! ¡Nos sacaré de aquí!

Por su parte, la poderosa voz de Denebola sigue mofándose afuera.

Denebola: ¡Ya deberías saber esto Hex…!

La luz se empieza a hacer más y más intensa conforme los cuerpos de Jean y compañía se acercan a la nave. Finalmente, y a pesar de sus esfuerzos, los piratas y Kalon acaban  convirtiéndose en un destello y aparentemente dejan de existir cuando llegan al final de la luz.

Denebola: ¡…yo siempre obtengo lo que quiero!

Cuando el último de sus cuerpos se desvanece, el halo de luz cesa y luego la nave se eleva hasta perderse de vista para el horror de James, Mía y Big Bird, que se salvaron por estar dentro y observan impotentes como la mole celestial se aleja.

Capitulo 330: Quiero sus habilidades

James: ¡Esto está mal! 

Big Bird: ¡Mal! ¡Mal!

Mia: ¿¡Solo mal!? ¡Una cosa gigante voladora acaba de llevarse a dos terceras partes de la tripulación! ¡No estamos mal, estamos jodidos! ¡Bien jodidos!

Big Bird: ¿Qué hacemos? ¿Qué hacemos?

James: No lo sé… no lo sé.. deberíamos…¿tratar de usar la nave de Kalon?

Los tres piratas se dirigen entonces al Esquife pero rápidamente su idea se va al garete pues la maquinaria de ese armatoste metálico de inmediato supera y abruma a los piratas, que se ven incapaces de entender su funcionamiento. Temiendo que sus acciones dañen la recién reparada nave  y con ella todas las esperanzas de Kalon, los tres piratas deciden descartar su idea y dejarlo todo en manos de sus camaradas.

James: Lo siento, chicos. Esta vez están por su cuenta.

Mientras tanto…

¿???: ughhh… mi cabeza…

Taylor se levanta del suelo bastante mareado por lo que acaba de sucederle. Junto al también se ponen en pie Katrina, Bert y Evangeline, los cuales se encuentran en condiciones similares. Al mirar a su alrededor, se dan cueneta de que están en una especie de cuarto de gran tamaño y a medio iluminar.

Katrina: ¿Alguien tiene idea de que pasó? 

Evangeline: Creo… creo que esa cosa del cielo nos transportó…

Bert: Entonces… estamos en esa cosa… ¿No?

Taylor: Supongo… ughhh …la cabeza no deja de darme vueltas… 

¿???: Es temporal… 

Kalon resulta también estar levantándose desde las sombras de la habitación mientras se frota los ojos nuevamente.

Kalon: Es un efecto de la teletransportación, se te pasará en un rato…

En la parte oscura del cuarto, se aprecian también las siluetas de Jean y Angélique, pero estos parecen aun más confundidos que el resto… 

Angélique: Ay Dios...

Jean: Ahmm… por favor dime que esto es normal…

Los camaradas del capitán y la primer oficial se extrañan al oir sus voces tan turbadas y se preguntan a qué se refieren. Pero entonces, ambos salen a la parte iluminada y descubren el que cuando ven a Angélique usando la ropa de Jean y viceversa. Evangeline y Taylor les miran intrigados, mientras que Bert y Katrina se esfuerzan por contener la risa por la visión, cosa que exaspera a los involucrados, especialmente a Jean.

Jean: ¡Callense, tontos! ¡Esto es serio!

Kalon: Hmpph…¿Estaban en contacto cuando se teletransportaron? Porque eso podría haber mezclado sus moléculas.

Angélique: Ahora que lo dices, Jean me tomo de la mano cuando paso.

Kalon: Ahí está, eso lo explica. Aunque el que solo cambiarán de ropa es raro. La gente normalmente acaba mezclada entre ellas en una masa asquerosa.

Jean: Ok, demasiada información. Ahora, Angélique. Por favor devuélveme mi ropa.

Angélique: ¡¿Estás loco!? No pienso desvestirme aquí.

Jean: Pues yo no pienso andar por ahí usando falda y tacones.

Evangeline: Creo que tenemos asuntos más serios que eso, capitán.

Kalon: Ahora somos prisioneros de Denebola, la situación no podría ser peor.

Jean: *suspiro* Cierto, cierto. Lo olvidaba.

Y acordemente a lo serio de la situación, súbitamente unas extrañas máquinas esfericas aparecen a su alrededor, dividiéndose por la mitad, cada una de las cuales se coloca encima y debajo de uno de los piratas y luego materializando lo que parecen ser jaulas hechas de luz.

Jean: ¿¡Qué demonios..!?

Taylor: ¿Qué está pasando?

Las máquinas jaula se mueven entonces a gran velocidad, transportando a todos los prisioneros hacia otra sala llena de máquinas de alta tecnología, ventanales que dejan ver un horizonte estrellado y una enorme silla, la cual al girarse revela a Denebola sentada felizmente mientras fuma y bebe.

Bert: ¿Esa es quien creo que es?

Kalon: Si, por desgracia…

La enorme mujer se levanta, dejando atrás su bebida y su pipa y alzando sus seis brazos en una pose altiva e intimidatoria.

Denebola: Saludos, criaturas indígenas.. Yo soy la capitana de los Piratas Cazadores de Estrellas, “La Gloriosa Supernova” Rigel Denebola, una de los…

Jean: Si, si. Todo eso ya lo sabemos.

El que le hayan interrumpido la molesta enormemente, pero mantiene la compostura.

Denebola: Ya veo…

Jean: ¿Qué mie*#$ quieres de nosotros?

Denebola: Vaya, bastante rudo para alguien que viste tan delicadamente.

Jean: La mujer se acerca hasta estar cara con cara con Jean, siendo los barrotes de luz lo único que los separan.

Denebola: Pero esta bien, contestaré tu pregunta. Quiero sus habilidades

Capitulo 331: Vivisección

Jean: ¿Habilidades?

Denebola: Si. Veran, a mi me gustan las “estrellas” y mi primer oficial me reportó sobre sus valiosas habilidades. Contramaestre, ¿Sería tan amable de indicarme el poder de cada cual?

El alien de cuatro brazos se asoma en cada jaula mientras describe las capacidades de los que son usuarios a la vez que los señala.

Sern: Multiplicación del propio cuerpo, Creación de materia dúctil entrelazada para formar laminas y dos tipos totalmente diferentes de metamorfosis, la de este individuo incluso otorga la capacidad de volar.

Luego voltea hacia las jaulas de Kalon, Angélique y Evangeline.

Sern: Y bueno, del traidor ya sabemos lo que hace y el otro par de individuos no es para nada impresionante.

Kalon: Tsk…

Evangeline: ¿Disculpa?

Angélique: A ver qué dices cuándo te meta los tacones por el…

Denebola: Que habilidades tan maravillosas.

Ante toda esta plática, Jean muestra una actitud soberbia.

Jean: Ja, si crees que ofreceremos nuestros poderes a tu servicio, estás muy equivocada.

Pero tras esta contestación,  Rigel suelta una grave carcajada mientras vuelve a dirigirse a su silla de mando, en donde sus brazos la dotan de una nueva porción de nicotina y etanol.

Denebola: Eso me quedo muy claro cuando atacaron a mis hombres por defender a esta pequeña escoria. Dije que quería sus habilidades, y para eso no necesariamente los necesito a ustedes.

Piratas: ¿Huh?

Kalon: ¡No me digas que va a..!

Denebola: ¡Yocasta! ¡Llama a la unidad científica! 

Los piratas observan asombrados como una mujer hecha de luz aparece de la nada aceptando la orden que acaba de dar la pirata espacial y luego hacen acto de presencia varios alienígenas.

Alien científico: ¿Qué es lo que desea, señora mía?

  • Jefe de la unidad científica de los Piratas Cazadores de Estrellas: Blurg

La mujer entonces señala a sus prisioneros.

Denebola: Quiero que obtengan los poderes de estos nativos, no me importa como pero obtenganlos.

Los aliens se empieza a reír entonces, dando mala espina a los piratas.

Alien científico dos: ¡Yo pido el primer turno para la vivisección!

  • Subjefe de la unidad científica de los Piratas Cazadores de Estrellas: Zargon.

A algunos de los piratas no les suena el término, pero a otros si, lo que los hace entrar en pánico de inmediato.

Taylor/Evangeline: ¡¿Vivisección!?

Katrina: ¿Qué es eso?

Taylor: ¡Quieren abrirnos en canal igual que a un puerco!

Todos :¡¿Ehhhhhhh!?

Los aliens científicos se llevan las jaulas de los Piratas los cuales intentan escapar, hacia su laboratorio mientras que la jaula de Hex permanece en la sala de mando.

Sern: ¿Qué hacemos con el traidor, señora mía?

Kalon, intimidado, solo puede hacerse hacia atrás en su jaula, pero los barrotes de luz lo lastiman, obligándole a volver a su posición inicial.

Denebola: Quítale la información que tiene de nosotros. Luego puedes matarlo de la forma que más te plazca.

La mujer da la vuelta a su silla de mando nuevamente y se deslinda del asunto, mientras que Sern se ríe profundamente y Kalon no puede evitar temblar.

Capitulo 332:Rompiendo energía pura

Ya en el laboratorio, Zargon y Blurg preparan todos los instrumentos necesarios para la vivisección de Jean y compañía. Entre estos se incluyen sierras, cuchillos, cosas que emiten luz y objetos similares a taladros. 

Zargon: ¿Tienes el cauterizador láser?

Blurg: Por supuesto.

Todo esto hace aún más imperativo el escapar para los piratas, pues no quieren nada de eso en su cuerpo, sin embargo, la energía que emite las jaulas de luz es muy fuerte, causándoles heridas pequeñas por quemaduras  y retroceso. El espacio que tienen es además limitado por lo que les es difícil moverse en primer lugar y en el caso de Jean y Bert, ni siquiera les permite transformarse sin herirse.

Taylor: ¡Maldición! ¡No se abre!

Bert: ¡Golpearlo duele! ¡Joder!

Finalmente, los dos alienígenas están listos para comenzar la “operación”. Burlándose con sorna mientras se dirigen a la primera jaula, la de Angélique, la cual los mira con odio aunque no puede evitar sentirse algo preocupada.

Blurg: ¡A sacar esos poderes de ahí!

La jaula que restringe a Angélique, se desvanece, pero se convierte en su lugar en grilletes de luz, que la colocan sobre una pared a la altura de los aliens.

Angélique: ¡Basta, idiotas! ¡Yo no siquiera tengo poderes!

Jean: ¿¡Quieren poderes!? ¿¡Qué tal ESTO!?

Jean usa su habilidad para transformar únicamente uno de sus brazos en garra de guacamayo y darle un puñetazo a la jaula de luz, pero a este apenas se le marca el golpe mientras que Jean tiene que retroceder, con la mano algo lastimada.

Blurg: Ja, los nativos de R-T1R3N si que son idiotas.

Zargon: Nunca saldrás de ahí, tonto. Ese escudo de energía es impenetra… ¡¿Pero que miertok!?

De manera completamente inesperada para los aliens, la garra de Jean logra atravesar de un zarpazo el escudo de energía, permitiéndole sacar el brazo, y luego el resto del cuerpo mientras destruye el resto del haz de luz que le mantiene restringido, ante esto, la máquina que emitía la jaula se desploma y casi aplasta a Jean de no ser porque este la agarra en el aire con ambos brazos y la arroja a sus captores, que tienen que “aplastar” su anatomía para evitar ser golpeados.

Zargon: ¡Imposible!

Blurg: ¡Rompió a través de energía pura!

Al ver como ha escapado su capitán, Bert sigue un plan similar convirtiendo solo un brazo y destrozando su jaula con una pezuña y luego usando el resto metálico para destruir las de Taylor y Evangeline. Katrina, por su parte genera una estrategia propia, invocando tantos clones como le es posible dentro del reducido espacio y haciendo estallar el escudo de su jaula al ser incapaz de contener tanta materia. Jean por su parte, libera a Angélique, dejando a todos en libertad en el laboratorio.

Zargon: ¡Los prisioneros escapan!

Blurg: ¡No, no lo harán!

El alien gelatinoso aprieta un botón que empieza a cerrar posibles salidas del laboratorio. Jean, Angélique y Evangeline logran escapar antes de que una de las puertas se cierre y Katrina y Taylor logran escapar por otra, Bert, no obstante, se queda atrapado dentro con los aliens científicos, que apuntan desde sus apéndices con las siniestras herramientas que aún pretenden usar en el.

Zargon: Tal vez sea mejor hacer una necropsia después de todo.

Blurg: Estoy de acuerdo.

Los alienígenas se acercan peligrosamente al carpintero, que rápidamente procede a transformarse de cuerpo entero. 

Bert: ¿Quieren mis poderes? ¡Vengan por ellos!

Taylor y Katrina por su parte, corren por los pasillos de la nave, tratando de buscar al resto de sus camaradas, sin embargo, un escuadrón de alienígenas armados se les aparece de frente, encabezados por una mujer que parece una mezcla de humano y mantis.

Mujer alien: ¡Recapturen a los prisioneros! ¡Denebola necesita sus poderes!

  • Jefe de Seguridad de la Protostar: Xia'rtu

Katrina: ¡Nadie usa nuestros poderes excepto nosotros!

Taylor: ¡Lo que ella dijo!

Ambos despliegan clones y cintas y se preparan para pelear. Mientras tanto, el grupo de Jean va avanzando por la nave enemiga mientras intentan buscar una solución a su dilema.

Angélique: ¿Qué hacemos?

Jean: Primero que nada hay que buscar al resto, después no tengo idea.

Evangeline: Tenemos que buscar a Kalon. Es el único que sabe que es lo que sucede aquí.

Jean: Suena como a un plan para mí. Usa tu mantra para localizar a todos.

La mujer hace lo que su capitán le pide pero en lugar de detectar a sus camaradas, alcanza a percibir un objeto que viene hacia ellos desde otro pasillo que intersecta con el suyo.

Evangeline: ¡Cuidado! 

El objeto resulta ser una especie de granada que causa una luz azulada que empuja a los piratas, causándoles algunos golpes debido a que chocan contra las paredes. La granada resulta venir de la mano de Sern, el cual ha dejado sus labores con Kalon en pos de recapturar a los prisioneros.

Sern: Si son listos, escoria, no volverán a levantarse.

Pero los tres no hacen caso a sus amenazas, no solo poniéndose en pie sino poniéndose en guardia.

Sern: Tch… insensatos.

Jean: Supongo que somos muy tontos…je.

Capitulo 333: Invulnerable

Zargon: ¡Luz de Xandar!

El alienígena de aspecto cefalópodo intenta usar el cauterizador láser para atacar a Bert. Aunque este logra esquivarlo con cierta dificultad, se ve encaminado hacia un segundo ataque proveniente del otro alienígena.

Blurg: ¡Knife Ultra!

El alienígena gelatinoso intenta cortar a Bert con una herramienta parecida a una segueta. Afortunadamente, el carpintero logra moverse lo suficiente como para evitar un golpe letal, solo recibiendo un roce en una mejilla. De este brota una única gota de sangre, que llama la atención de los alienígenas por su color.

Zargon: ¿Sangre roja?

Blurg: Hmphhh, rica en hierro, ¿eh? Es bueno saberlo, nos ayudará a mantener el cuerpo una vez que realicemos la necropsia.

Bert: ¡Dejen de hablar como si fueran a vencerme!¡Double Hog Smash!

Bert intenta deshacerse de sus captores disponiendose a darles un fuerte golpe con la pezuña a cada uno al mismo tiempo. Sin embargo, tan pronto lo intenta, se da cuenta de que eso no fue mala idea por dos razones.

Zargon: Que tonto es el nativo, ¿No?

Blurg: ¡El más tonto de los tontos!

A pesar de que acierta perfectamente en los rostros de sus enemigos, estos no reciben ningún daño pues el cuerpo excesivamente elástico de Zargon absorbe el impacto y  Blurg, al ser una criatura gelatinosa, literalmente se traga la pezuña de Bert, dejándole atrapado, mientras la gelatina se ríe con la cara deformada por la extremidad que hay dentro de ella.

Bert: ¡Maldición, déjame ir!

Blurg: Ñehehe. ¡Ahora, Zargon!

Aprovechando esto, Zargon toma una especie de taladro de tres brocas, y lo activa, atacando el brazo inmovilizado de Bert y creándole pequeñas pero profundas heridas circulares.

Bert: ¡Gahhh!

La sangre brota a pequeños chorros de su brazo mientras que Zargon intenta repetir el ataque. Bert, no obstante, logra escapar del bizarro aprisionamiento al que lo tiene sometido Blurg al destransformar su mano, la cual se encoge a su tamaño normal, dándole un pequeño momento para liberarse antes de que la masa gelatinosa vuelva a absorberlo.

Bert: ¡Joder!

Los extraterrestres, vuelven a mostrarse intrigados por la anatomía de Bert, y siguen sacando teorías y conclusiones.

Zargon: La metamorfosis puede ser parcial, interesante.

Blurg: Sus células deben ser muy interesantes. ¡Consigamos una prueba del tejido!

Ambos aliens entonces toman aparatos parecidos en forma y función a bisturíes y sierras, alzandolos amenazadoramente hacia el hombre Jabalí, con la intención de arrancarle el brazo entero.

Zargon/Blurg: ¡Muere!

El carpintero, no obstante, evita los cortes de las cuchillas haciendo gala de la extraordinaria agilidad que le otorgan sus patas de Jabalí para saltar por todo el laboratorio, tirando en el proceso, una buena cantidad de objetos.

Blurg: Tchh… tal parece que la transformación también le otorga más movilidad.

Zargon: Meh, en ese caso cortémosle las piernas. Da igual.

Bert: ¡Comí si fuera dejarlos a hacer eso!

Bert, sabiendo que sus golpes son inútiles contra la anatomía específica de los cuerpos de sus enemigos, decide probar un enfoque diferente, atacando aquellas zonas que están cubiertas por la ropa, esperando encontrar algo más sólido.

Bert: ¡Double Hog Chop!

El ataque falla miserablemente en Zargon, al cual el golpe le vuelve a rebotar. Sin embargo, es un éxito total en Blurg, el cual grita en pánico cuando ve que la pequeña lámpara de plasma de su traje es destrozada y se oye como un mecanismo en su traje se apaga.

Zargon: ¡Blurg!

Blurg: ¡NO! ¡Mi estabilizador!

El pirata y el compañero de su enemigo observan entonces como el alienígena gelatinoso se deshace en un charco de si mismo, quedando una enorme mancha verde que burbujea con murmullos, intentando gritar por ayuda.

Blurg: ¡burgbrublurbrugr!

Ante esta visión de su compañero, Zargon enfurece.

Zargon: ¡Como te atreves, maldito! ¡Ahora por eso te sacaré el cerebro y lo usaré para hacer conservas!

El alien cefalópodo, encolerizado, ataca viciosamente al Jabalí del Mar armando cada uno de sus cuatro tentáculos con peligrosas herramientas quirúrgicas, uno de ellos, que parece estar emitiendo electricidad, golpea con fuerza una de sus piernas, entumeciéndola.

Bert: ¡Aghhh! ¡Maldición!

A Bert no le quedan muchas ideas. Su cuerpo está parcialmente inmovilizado y su enemigo es invulnerable a sus golpes. Pero es entonces cuando un pensamiento atraviesa la mente del veterano pirata ¿Qué tal si el alien es invulnerable a sus golpes pero vulnerable a otra cosa?

Zargon: ¡Muere!

Con esta idea en mente, Bert desarrolla su plan, esquivando un golpe más de Zargon, destransformando su brazo y tomando uno de los objetos que tiro antes, una especie de botella.

Zargon: ¿Qué hace?

El hombre le arroja la botella al alienígena, el cual solo la atrapa en el aire.

Zargon: ¡¿De verdad eres tan primitivo que crees que algo como esto me dañará?!

Pero entonces, al haberse distraído, Bert aprovecha la oportunidad y le revienta la botella en la cara, clavándosele los vidrios en los ojos.

Zargon: ¡Estoy ciego!

Por último, el hombre Jabalí le arrebata una de las sierras a la criatura espacial, causándole un severo corte y haciéndole caer al suelo mientras escurre una suerte de sangre naranja brillante. Los aliens científicos han sido efectivamente vencidos. Ante esto, Bert mira a su alrededor, satisfecho 

Bert: Ja,esa va a ser una grande que contarle a Beth y a mis nietos del futuro. 

Capitulo 334: Nuestro ejército de dos personas

En otro pasillo de la Protostar…

Katrina y Taylor se enfrentan a todo un escuadrón de alienígenas armados con extraños rifles. Afortunadamente para ellos, estos no disparan esas terribles rojas que desaparecen de la existencia lo que tocan, pero si disparan rayos verdes más similares a la arma paralizados de Kalon.

Xia'rtu: ¡Abran fuego!

Los piratas del mar azul, no obstante, evitan fácilmente el ataque usando sus poderes para cubrirse.

Katrina: ¡Replicant Ten – Bodyguard!

Taylor: ¡Silk Shield!

Los disparos chocan contra los clones y la enorme tela creada por Taylor, dejando a estos completamente rígidos, pero totalmente a salvo a los del Ave Azul.

Katrina: Jaja, fallaron.

Los alienígenas intenta realizar la misma maniobra, pero  vuelven a fallar, con el Médico y la Músico avanzando esta vez hacia ellos usando los clones de la primera como una barrera móvil.

Katrina: ¡Replicant Fifty- Living Wall!

Varios de los alienígenas son aplastados bajo el ejército de chicas pirata, y los pocos que no son apuñalados por los mismos o sometidos por las cintas de Taylor. Tras unos pocos segundos, todos los alienígenas han sido vencidos, bueno, todos menos uno.

Xia'rtu: ¡Mis hombres! ¡¿Cómo se atreven!?

La mujer especial está colgada con los pies de una ventila, siendo está la razón por la que escapó al embate de los piratas en primer lugar, los cuales la miran con curiosidad.

Taylor: ¿Cómo llego ahí?

Katrina: No sé, pero si le pateamos el trasero supongo que podremos irnos de aquí.

Taylor: ok. Pero, ¿Los aliens tienen trasero?

Los piratas empiezan a divagar sobre posaderas espaciales, lo que irrita enormemente a Xia'rtu al ver que no la toman en serio.

Xia'rtu: ¡Ya Cállense!

La mujer se arroja desde el techo y le cae encima a Katrina, la cual no puede prever el ataque. Luego la alienígena estira sus manos, las cuales se endurecen como si de agujas se tratasen e intenta apuñalar con ellas a la chica.

Xia’rtu: ¡Handstab!

El ataque no obstante es evitado por Taylor, que ata a la alien usando una cinta y hala de ella, con la intención de atraerla hacia el y darle una patada en la tripa.

Taylor: ¡Python Bite!

Xia’rtu, no obstante corta la cinta con su mano antes de que el Médico cumpla su objetivo, haciéndole caer de espaldas por la inercia que llevaba, para luego intentar abalanzarse sobre el, con las mismas intenciones.

Xia’rtu: ¡Muere!

Katrina devuelve el favor a su amigo, evitando el ataque al lanzarle una tanda de cuchillos a la alienígena, la cual debe voltearse para destruirlos con sus potentes manos afiladas. Esta situación se repite un par de veces, pero a pesar de su superioridad numérica, Xia’rtu no se ve superada y lo que es peor, está empieza a lastimarlos destruyendo también a muchas Katrinas que no pueden evitar a la veloz  y ágil criatura.

Xia’rtu: ¡Shooting Razor!

Katrina: gahh!

Taylor: ¡Ughhh! ¡Twin Coral Grab!

El pirata intenta contener a su rival, pero esta corta sus cintas con facilidad o se mueve tan rápido, que deja imágenes residuales. 

Xia’rtu:¿Es todo lo que tienen, basura? En ese caso debí destruirlos en primer lugar, sus poderes no valen la pena para que los use lady Denebola.  ¡Feet Stealer!

Decidida a acabar con ellos de una vez, la mujer verde ataca nuevamente a una velocidad abismal, hiriendo seriamente las piernas de sus contrincantes, a los cuales se les dificulta ahora incluso estar de pie.

Taylor: ¡Ughh, que hacemos! 

Katrina: Se mueve demasiado rápido y mis clones tampoco son tan resistentes y aparte los que haga ahora estarán tan lastimados como yo, ¿No puedes cubrirla con tela o algo?

Taylor: Taylor, créeme , necesitaría tener muchas más cintas para eso, pero no me da tiempo a hacerlas.

Esto entonces da a la chica una idea.

Katrina : Solo necesitaremos una sola, crearla y no la sueltes.

Taylor: ¿Para que?

Katrina: Solo hazlo, tengo un plan.

Xia’rtu por su parte, se reglamenta las protuberancias bucales que tiene, deseando terminar con sus rivales de una vez por todas.

Xia’rtu: ¡Hasta aquí llegaron!

Katrina: ¡Toma mi mano, ahora!

Taylor: Oh, ya veo que es lo que quieres hacer.

El pelirrojo cumple con la petición de su amiga y tras el momento que las yemas de sus dedos se juntan, decenas de Taylors surgen de la nada, todos ellos con una cinta en sus manos, que lanzan en diversas direcciones y posiciones, entrelazandolas y dejando enredada a la extraterrestre por completo.

Xia’rtu: ¿¡Pero que miertok!?

Clones de Taylor: ¡Hammock Spider Trap!

La mujer trata desesperadamente de cortar  sus ataduras, pero antes de poder liberarse, Katrina crea su propio escuadrón de si misma, todas armadas con cuchillos.

Katrina: ¡Replicant Twenty! ¡Multi Slasher!

Xia’rtu: ¡!

Todos los clones lanzan cortes a la alien, que incapaz de escapar, los recibe de lleno. Un líquido fluorescente comienza a brotar de su boca y heridas, mientras que está yace derrotada aún en la red de Taylors. 

Capitulo 335: Fascinante

En otro pasillo de la Protostar… Minutos antes…

Jean, Angélique y Evangeline hacen frente a Sern. Los dos primeros alzan sus guardias como suelen hacer, pero Evangeline se queda quieta un momento mientras mira hacia todos lados, cosa que sus camaradas atribuyen a la carencia de sus armas, así que tratan de tranquilizarla un poco.

Angélique: No te preocupes, Evangeline.

Jean: Nosotros nos encargaremos de este tipo.

Ambos piratas se disponen a lanzarse al ataque, pero Evangeline de inmediato presiente el próximo movimiento de Sern, así que intenta detenerlos.

Evangeline: ¡Chicos! ¡No lo hagan!

Sern: Idiotas… ¡Pulsar!

El alienígena de cuatro antebrazos vuelve a lanzar otra de sus granadas, disparando al capitán y a su primera oficial contra el suelo.

Jean: ¡Aghhh! 

Angélique: ¡Me lleva el diablo, Ughh!

Evangeline: Trate de advertirles…

Sern prepara más de las curiosas granadas que empujan mientras que Jean y Angélique se levantan dispuestos a intentar de nuevo, sin embargo, Evangeline alza una mano para detenerlos, poniéndose ella a la vanguardia.

Evangeline: Yo me encargo.

Sabiendo que su amiga está desarmada, Jean y Angélique no pueden evitar replicar.

Jean: Pero…

Angélique: No tienes tú arco…

Evangeline: Quizá no, pero tengo mi cerebro y un par de trucos más bajo la manga, ustedes vayan por el señor Kalon, por favor Capitán y señorita primer oficial. Si siguen este camino y luego dan vuelta en el primer cruce que vean, deberían llegar a el sin problemas.

Viendo evidente que la inventora tiene un plan perfectamente estructurado para enfrentar a Sern y que este no los incluye, así que deciden hacer lo que ella les dice. 

Jean: Muy bien, lo dejamos en tus manos. Alcanzamos cuando termines. 

Evangeline: Si , capitán.

SernSern no obstante, no está dispuesto a dejarlos escapar así como así, por lo que les lanza otra granada de impacto.

Sern: ¡No escaparan! ¡Pulsar!

Sin embargo, de manera totalmente inesperada, la mujer alada saca un objeto que escondía entre sus pechos y lo une a su mano con una cinta, para luego usarlo para interceptar y detener por completo el ataque del hombre azul.

Sern: ¡Pero que cuasares…?

El objeto en la mano de Evangeline resulta ser un Dial de Impacto, con el cual absorbe por completo la onda de choque creada por la granada, permitiendo a sus amigos escapar ilesos y dejando anonadado a su enemigo.

Sern: Absorbió la energía con ese aparatito…eso…eso es increíble…

Evangeline: Y no es lo único que puedo hacer con el. ¡Impacto!

La mujer alada salta hacia su enemigo y libera la energía que acaba de absorber, enviándolo a volar lejos, y haciendo que un hilillo de sangre purpurea brote de su oreja.

Sern: ¡Ahhh! ¡Maldición!

El alien se levanta dificultosamente y observa hacia su rival alada, la cual se resiente ligeramente del brazo por el retroceso pero le mira altivamente y luego se mofa diciendo las mismas palabras que él había dicho antes.

Evangeline: Si eres listo, escoria, no volverás a levantarte.

Sern: Tchh… ¡Two pole Pulsar!

El hombre azul le lanza esta vez dos granadas de energía azul, que detonan casi al mismo tiempo., Pero Evangeline nuevamente absorbe todo el impacto que estás generan, para luego dirigirse a Sern.

Evangeline: ¡Impacto!

Un golpe de energía cinética aún mayor sale de la concha, mandando a Sern aun más fuerte contra la pared, este se levanta sangrando profusamente de los oídos y nariz, pero contrario a lo que Evangeline espera, este no está molesto no asustado, se ríe.

Evangeline: (¿Qué le sucede?)

Sern: Fufufu…fascinante…

El hombre despliega desde su visor un análisis de las capacidades del dial y otro con las capacidades de Evangeline, lo que llama la atención de esta.

Sern: Sumando está información a mi anterior registro, puedo decir dos cosas relevantes  de ti y tus habilidades: eres bastante analítica y tienes una puntería superior. Algo muy útil …aunque por desgracia para ti, ya tenemos gente con esas capacidades.

Evangeline: ¿Por desgracia para mi?

Sern: Pero esa tecnología que llevas en tu mano, es algo que jamás había visto. Es increíble y fascinante, absorbió una cantidad enorme de energía y me hirió seriamente…

Evangeline: Te dejaste golpear a propósito…¿Estás loco?

Sern: No, solo que debo asegurarme que es lo más conveniente para mi señora, y puedo ver que la estrella que busca en un ser como tú no son tus habilidades, es esa cosa.

El hombre desmonta de su cinturón un arma de energía rojiza.

Sern: ¡Así que no te necesito a ti para nada y no necesito contenerme más! ¡Vaporize!

El hombre se dispone a disparar un rayo letal hacia la mujer alada, esperando de este modo destruirla y quedarse con el Dial. Pero hay algo con lo que no contaba: el mantra de Evangeline, el cual simplemente la hace girarse un poco para esquivar el rayo por completo, lo que alarma a Sern.

Sern: ¡Imposible!

Evangeline: ¿Terminaste?

El hombre le dispara en múltiples ocasiones, pero Evangeline lo esquiva con una gracia y facilidad que son incapaces de creer para el Alienígena, el cual empieza a atacar con más desesperación.

Evangeline: Creo que tú análisis sobre mí fue apresurado, hay muchas cosas más en mi que solo buena puntería y gran capacidad de análisis…

La mujer comienza a caminar hacia el a la vez que esquiva los rayos, alzando ligeramente el Dial de impacto, lo que revela su intención de atacar a Sern, el cual se alarma aún más de lo que ya está.

Evangeline: Siempre se lo que el enemigo va a hacer y...

Sern, ya aterrado de que sus ataques simplemente no aciertan, empieza a lanzarle granadas, pero Evangeline simplemente absorbe su energía como antes, dándole aún más armas.

Evangeline: …se que no vas a ganar…

Sern: ¡….!

La mujer usa el dial justo en la cara de Sern, el cual sale disparado hacia un muro, quebrándolo. La fuerza del impacto es tanta que su visor se destroza, revelando un solo ojo en blanco y llorando con una expresión congelada de pánico. 

Capitulo 336: Módulo de ataque

Jean y Angélique siguen corriendo por el pasillo indicado por Evangeline con la esperanza de encontrar a Kalon y poder arreglar todo el asunto de la abducción. No obstante, cuando llegan a la intersección donde ella les indico dar vuelta, s encuentran en una encrucijada en más de un sentido.

Jean: Genial, Evangeline nunca mencionó hacia que lado debíamos de girar. ¿Ahora hacia adónde?

Angélique: ¿,Nos separamos? Cubriremos más terreno.

Jean: Solo somos tu y yo, no me parece buena idea si es que pasa algo muy malo, que en territorio enemigo podría pasarnos en cualquier momento. Mejor vayamos los dos por un lado.

Angélique: Entiendo, ¿Pero entonces cuál? ¿Derecha o izquierda?

Jean: A ver…

El pirata se pone a jugar de Tin Marín para elegir un lado, siendo el escogido el lado derecho. Sin embargo, al poco rato de andar por el, se dan cuenta de que han escogido el equivocado pues no se encuentran a Kalon o siquiera una prisión, sino que encuentran a Lady Rigel, la cual está muy molesta de tenerlos de frente y en su sala de mando.

Angélique: Uh oh…

Jean: Uy, creo que por aquí no era…

Denebola: ¿Qué galaxias hacen mis hombres? Se supone que ustedes deberían estar abiertos en una mesa.

Jean: Lo siento, pero no es nuestra intención acabar como puercos en matadero.

Denebola: Esto es inaudito. ¡Hombres a mi! ¡Capturen a los prisioneros!

Sin embargo, a pesar de que llama a todos los hombres en su nave por el comunicador, ninguno llega.

Denebola: ¡Hombres a mi!

Pero nadie aparece aún. Esto exaspera y preocupa al mismo tiempo a la guerrera espacial, así que se propone a saber qué sucede.

Denebola: ¡Yocasta!  ¡¿Dónde están mis hombres!?

La mujer hecha de luz aparece ante su ama y habla Serena y fríamente palabras que a la mujer de seis brazos no le gustan nada.

Yocasta: Los hombres han sido derrotados en su mayoría por los nativos de R-T1R3N, los pocos que aún se encuentran activos están haciéndoles frente pero según mi análisis, están siendo ampliamente superados.

Denebola: ¿Qué? ¿Incluso el Contramaestre?

Yocasta: No, señora mía. El contramaestre ya ha sido derrotado.

Ante esto, Rigel se levanta de su silla severamente enfurecida, y luego alza la voz para dar un comando.

Denebola: ¡Yocasta! ¡Activa módulo de ataque! ¡Todo aquel que no sea un tripulante registrado de esta nave será muerto! ¡Pero no los desintegres, todavía quiero sus cadáveres!

Yocasta: Si, señora mía.

En los pasillos de la nave, comienzan a salir de todas las paredes enormes armas que emiten esta vez, una luz amarilla.

Bert: ¿Pero que?

Taylor: No creo esto sea algo bueno.

Katrina: No, no lo es.

Luego Denebola toma su trago de su silla y se lo empina entero, para luego adoptar una actitud ofensiva al alzar amenazadoramente sus seis brazos.

Denebola: En cuanto a ustedes dos… 

La mujer súbitamente escupe un poco del líquido parecido al que acababa de tragarse hacia los piratas, que alcanzan a esquivar al no ver nada bueno en que eso los toque. Este da a una consola la cual se derrite ligeramente al ser impactada.

Jean: ¿¡Pero que carajos?!

Angélique: ¡ Es ácido!

Denebola: …De ustedes me encargaré yo misma. 

Capitulo 337: Habilidades robadas

Denebola mira a los piratas de manera maliciosa, amenazando con lanzar otro escupitajo de ácido de su boca. Ante esto Jean y Angélique se preparan para el combate. El primero se transforma en su forma hibrida y la última alza una pierna en ángulo de 180° grados.

Denebola: Vaya, que despliegue tan llamativo.

 Sin embargo, Jean pierde su usual efecto intimidatorio por cómo está vestido y Angélique tienen problemas para mantener su postura debido a que la ropa que lleva restringe sus movimientos.

Jean: Ok, sigo sintiéndome incomodo…

Angélique: Tchh… ¿Cómo puedes andar con unos pantalones tan poco flexibles? 

Jean/Angélique: Meh, como sea.

Los piratas del Ave Azul se lanzan al ataque con gran velocidad y fuerza. Denebola responde lanzando varias bolas de acido.

Denebola: ¡Acid Shot!

Ante esto, los piratas se ven obligados a esquivar, moviéndose por toda la sala de mando para evitar ser golpeados mientras que los objetos que son impactados en su lugar se funden más y más con cada ataque.

Jean: Demonios, ¿Cómo puede hacer eso?

Denebola, creyendo que tiene mucha ventaja, aprovecha para limpiarse la baba verde que le queda y mofarse de sus rivales.

Denebola: Les gusta mi habilidad. La conseguí de un una estrella que encontré en un planetita como el suyo. Aunque el no era tan increíblemente molesto como ustedes. Da igual, pronto esos apéndices voladores serán parte de mi también.

Jean: ¡Cómo si fuéramos a dejar que eso pasará! ¡Ara Fubtritt!

Angélique: ¡Heel Shot!

Ambos camaradas intentan patearle con todas sus fuerzas, sin embargo Denebola detiene con facilidad ambos ataques usando un par de brazos en cada uno de ellos y luego traspasa fuerza de los brazos que no usa a los que si, para redirigir la inercia de sus enemigos, haciéndolos chocar entre ellos.

Jean: ¡Ughhh!

Angélique: ¡Maldición! ¡¿Otro poder raro!?

Denebola: Transferencia de energía dentro del propio cuerpo, muy útil ¿No creen?

Ambos se vuelven a levantar y reanudan su ataque, intentando esta vez un acercamiento diferente.

Jean: ¡Ara Schlitz!

El hombre pájaro se vuelve a lanzar contra Denebola, esta vez con las garras por delante. Pero aunque logra causarle cortes de en un brazo, la guerrera espacial vuelve a detenerlo de la misma forma.

Denebola: Qué criatura indígena tan boba. 

Jean: Ja. Lo dice la mujer que olvidó que enfrentaba a dos rivales.

Angélique: ¡Lightning Heel!

Es solo cuando recibe una bestial patada en la cara con ambos pies, que Denebola se da cuenta de que el ataque de Jean fue una distracción para dar tiempo a su camarada a preparar un ataque más poderoso. Denebola suelta a Jean y echa para atrás por el golpe, a lo que este aprovecha para asestarle un aletazo.

Jean: ¡Ara Schlag!

La mujer encolerizada y sangrando púrpura, se tambalea ligeramente, pero pronto vuelve a tomar su actitud hostil.

Denebola: ¡Ughhh! ¡Veo que los subestime! ¡Eso hace que quiera sus habilidades aún más! 

La mujer vuelve a abrir la boca para lanzar lo que sus rivales creen es otra bola de ácido, pero en lugar de eso, sale de entre sus labios una nube corrosiva que por la cercanía con la que está, comienza a fundir las plumas de Jean.

Denebola:¡Acid Breath!

Jean: ¡Gahhh, que es esto!

Jean se ve temporalmente cegado  y obligado a destransformarse para evitar que el ácido le funda la piel. Aunque no logra librarse de algunas quemaduras y Denebola aprovecha su momento de debilidad para dispararlo contra la silla de mando de tres derechazos simultáneos.

Angélique: ¡Jean!  ¡Swing Heel Strike!

Denebola: ¡Light Move!

La primer oficial intenta atacar a la alienígena tras ver a su capitán y camarada herido, pero justo cuando está por golpearla ,está usa un aparatito de una de sus muñecas para desaparecer del lugar en el que está y aparecer tras ella.

Denebola: Sorpresa…jujuju…

La mujer patea a Angélique con tal fuerza que la hace dejar un hoyo en el suelo en el que cae. No obstante, tanto la pelirroja como el peliazul se vuelven a levantar, apaleados pero decididos a vencer a la capitana espacial y volver a su planeta.

Denebola: Veo que nunca se rinden. De no haber atacado a mis hombres hubieran sido un buen añadido a mis filas. 

Jean: Aha..

Angélique: Eso jamás hubiera pasado.

Denebola: Estoy plenamente consciente pero no sé preocupen, sus poderes formarán parte de mí para siempre, tal como lo hacen ESTOS.

Súbitamente y para horror y repugnancia de los camaradas, el mentón de Denebola se empieza a dividir justo donde tiene las franjas, revelando una horrible segunda boca detrás de su rostro original, mientras que a sus brazos le empiezan a crecer espinas.

Angélique: ¡Ay por Dios!

Jean: ¡iugggg! 

Capitulo 338: Plan de escape

Mientras tanto…  en otro pasillo de la Protostar…

Evangeline va corriendo por el pasillo por el que se supone que Jean y Angélique deberían haber ido para encontrar a Kalon. Aunque al sentirlos en otra parte con su mantra la preocupa, y más por el hecho de la alarmante cantidad de láseres que ha salido de la nada.

Evangeline: ¿A dónde rayos se fueron a meter el Capitán y la señorita Primer Oficial? Estan justo al otro lado de donde les dije que fueran. Bueno, como sea. Igual tengo que buscar a Kalon. Seguro que ellos estarán bien por su cuenta.

Uno de los láseres de la pared logra darle en un ala con su luz amarilla, causándole una quemadura que le ennegrece algunas plumas.

Evangeline: ¡Heeeey! ¡Eso dolió, cosa tonta!

La mujer alada, molesta, usa su dial de Impacto para destruir el dial que le ha disparado y contra otros más que le cerraban el paso, teniendo ahora total libertad para llegar a donde Kalon está prisionero, el cual se sorprende enormemente al verla mientras sigue en su jaula de energía.

Kalon: ¡Señorita! ¡¿Qué hace aquí!?

Evangeline: Vine a sacarlo de aquí. ¿Aun tiene su evidencia?

Kalon: Si. Sern se marchó antes de poder quitarmela.m

Evangeline: Bien. Le recomiendo que se haga hacia abajo un poco.

Aunque ligeramente asustado por esta sugerencia, el hombre verde la sigue mientras Evangeline vuela en pedazos la parte superior de su prisión con el dial. 

Evangeline: ¡Rápido! Tenemos que reunirnos con los otros.

Ambos corren por los pasillos de la nave buscando al resto de los camaradas de la mujer alada mientras Kalon observa la destrucción a su alrededor y su compañera de huida pregunta sobre que hacer una vez que encuentren a sus camaradas.

Evangeline: ¿Cómo salimos de aquí? ¿Robamos un Esquife?

Kalon: No cabríamos todos en un Esquife, habrá que tomar una nave más grande. Pero hay un problema, por lo que puedo ver, han activado el protocolo de ataque. 

Evangeline: ¿Eso significa que…?

Kalon: Que toda arma de la nave ha sido activada y toda salida ha sido bloqueada y esto no cambiará hasta que todos los objetivos estén muertos. Si queremos salir de aquí, tendremos que hacer lo que hice la última vez, desactivar el protocolo.

Evangeline: Bien. ¿Y cómo hacemos eso?

Kalon: Habrá que hackear a Yocasta, la inteligencia que controla a la Protostar. Vayamos a su procesador central.

Evangeline: Entendido.

Mientras tanto…en la sala de mando…

Angélique: ¡Assault Heel!

Jean: ¡Ara Werfen!

Ambos camaradas intentan atacar a la siniestra alienígena golpeándola con fuerza desde lados diferentes, sin embargo, ella se vuelve a teletransportar, haciendo que los Piratas se hieran uno a otro.

Jean: ¡Aghhh!

Angélique: ¡Maldición!

Acto seguido, Denebola se teletransporta múltiples veces, disparándoles acido desde distintos puntos que apenas pueden evitar. Angélique no obstante, se da cuenta de algo. La mujer debe activar el mecanismo de teletransportación por cada uso individual, lo que da un intervalo entre un movimiento y otro.

Angélique: ¡Jean! ¡Hay que destruir el dispositivo de su muñeca! ¡Es lo que la hace desaparecer y reaparecer!

Jean: ¡Entendido! ¡Ara Teil! ¡Gold-Blaue Engel!

El hombre pájaro se torna a su versión de sí mismo más veloz, esquivando mucho más fácilmente las bolas ácidas y dando un potente puñetazo a la muñequera donde tiene el aparato.

Jean: ¡Ara Fausten!

Denebola: ¡Aghhh!

Furiosa, Denebola da un golpe a Jean con uno de sus brazos, haciendo que su mano se clave en las espinas que le han crecido y causándole bastante dolor.

Jean: ¡GAHHHHH!

Angélique: ¡Jean! ¡Lightning Heel!

La pelirroja intenta golpear a la mujer de piel lila con la misma técnica con la que tuvo éxito antes, sin embrago, Denebola esta vez usa otro de sus brazos para cubrirse la cara, haciendo que Angélique se clave un pie en sus espinas.

Angélique: ¡Kyahhh!

Clavados a sus brazos, ambos camaradas están a su merced y Denebola esta encantada por ello.

Denebola: Debo admitir que dieron buena pelea…pero no tan buena…No sé preocupen, su legado vivirá, sus potentes piernas y habilidades de transformación ahora serán parte de mi.

La mujer alza los brazos en los que tiene clavados a los piratas, y luego abre su monstruosa boca inferior, mientras empieza a formar ácido de ella.

Denebola: ¡Acid…!

Pero antes de que pueda lanzar su ataque final, súbitamente la nave tiembla y se va de lado, haciendo caer a la Guerrera Espacial, y dando a Jean y Angélique, una oportunidad de zafarse de sus espinas.

Denebola: ¿¡Qué demonios pasa aquí!? ¡Yocasta!

Pero la mujer de luz nunca responde, acto seguido todas las consolas y luces se apagan, mientras los del Ave Azul y la de los Cazadores de Estrellas ven con horror por el ventanal como la nave en la que estan se precipita a toda velocidad hacia la Tierra  

Capitulo 339: Por eso te dije que te detuvieras

Hace unos minutos…

Kalon y Evangeline se han encontrado con Bert, Taylor y Katrina y juntos han llegado hasta el procesador central de Yocasta, el cual está compuesto por una gran red de consolas y computadoras, que llenan una sala entera.

Evangeline: ¿Este es el procesador central?

Kalon: Si. Y ahora, vamos a hackearlo.

Kalon se acerca a una de las consolas y presiona una buena cantidad de botones en un patrón específico y tan rápido como se lo permiten los seis dedos de sus manos. Tras un par de minutos, está aparentemente hecho.

Kalon: ¡Ya está! Ahora sólo hay que encontrar a sus amigos y tomar una nave.

Pero entonces, la luz de la consola de la que accedió se torna roja y súbitamente aparece una versión bastante más grande de Yocasta ante ellos. 

Yocasta: Intento de hackeo detectado,, activando protocolo de bloqueo central.

Kalon: ¡No! ¡No,no,no,no,no!

Acto seguido la mujer de luz desaparece y todas las consolas se apagan.

Taylor: ¿Qué pasa?

Kalon: El sistema se cerró. Debieron incrementar la seguridad desde mi último escape. No puedo hacer nada.

Bert: ¡¿Qué!? ¿Cómo vamos a escapar entonces?

Evangeline: ¿Estás seguro que no hay ninguna otra forma?

Kalon: Sin el comando de voz de Denebola es imposible…a menos que…

Evangeline: ¿A menos que cosa?

Kalon: No…olvídenlo. Es una pésima idea.

Bert: ¡Oh ,vamos!

Evangeline: Puede ser la única forma en que volvamos a casa. ¿Cuál es tu idea?

El hombre verde se quita el visor, dejando ver cuatro preocupados ojos.

Kalon: Es que es una idea peligrosa. Podríamos destruir todo el procesador central y eso destruiría a Yocasta, desactivando los protocolos. El problema es que destruyendo a Yocasta no solo desactivarlas los protocolos, desactivarlas todo en la nave y está quedaría a la deriva. Con lo cerca que estamos de su planeta, la Protostar caería como meteorito debido a la gravedad. Lo que hace poco probable que podamos escapar con vida incluso si llegamos a una nave a tiempo.

Todos se quedan en silencio por lo truculento del plan, sin embargo a los pocos segundos alguien responde con un…

Katrina: Bien, hagámoslo.

Kalon: ¿¡Qué?! ¿¡No acaban de oír lo que les…!?

Taylor: Tranquilo. Saldremos de esta.

Bert: Ya hemos salido de peores. 

Evangeline: ¿Todos a favor?

Los cuatro piratas alzan la mano.

Bert: ¡Bien! ¡Entonces hagámoslo!

Kalon: ¡Espera un segundo!

El Jabalí del Mar, haciendo honor a su epíteto, destroza varias de las consolas en su forma híbrida ante la sorprendida mirada de Hex. Es en ese momento cuando Yocasta vuelve a aparecer, severamente trastornada.

Yocasta: ¡Alerta! ¡Daño en el procesador central! ¡Daño en el procesador central! ¡Dañooooou en el procesuadouuur! ¡Daño da da daño daño daño dañouuuuu!

La voz de Yocasta se va distorsionando y volviendo grave y lenta, mientras que su ser de luz parpadea hasta dejar de existir.

Bert: Listo.

Es entonces cuando todas las luces de la nave se apagan y súbitamente se siente un tirón hacia un lado, indicativo de que la nave está cayendo.

Taylor: Oigan,ahora que lo pienso. ¿No debimos buscar a Jean y Angélique antes de hacer esto?

Kalon: ¡Por eso te dije que te detuvieras!

Ante esto, la mitad de los presentes se golpea la cara con la palma.

Bert: Mi error…

Evangeline: Ok, esto es lo que haremos. Señor Kalon, lleve al señor Buster, la señorita Katrina y al joven Taylor hacia la nave. Yo buscare al Capitán y a la señorita Primer oficial y los llevaré después.

Kalon: ¿Pero como sabrás cómo llegar si…?

Evangeline: Se cosas que nadie más sabe, señor . ¡Vayan!

Aunque intrigado, el alienígena cree en la mujer que tanto le ha ayudado y el grupo se divide, con Kalon guiando a los usuarios a la nave y Evangeline camino a traer a Jean y Angélique.  

Capitulo 340: Cuando las estrellas colapsan

Sabiendo el destino que tendrá si su nave se estrella, Denebola intenta desesperadamente contactar a su asistente luminosa.

Denebola: ¡Yocasta! ¡¿Yocasta, que sucede!? ¡Reactiva los controles!

Pero Yocasta no responde, ni lo hará ya que su existencia fue mermada. Ante esto, la mujer de seis ojos pasa del pánico a la furia.

Denebola: ¡Malditos! ¡Seguro que ustedes tienen que ver con esto! 

Jean: ¿Qué?

Angélique: Nosotros no hicimos nada.

Denebola: Da igual, mi querida Protostar está condenada. Lo único que me queda es escapar de aquí. Pero me aseguraré de una cosa...

La mujer esboza una última sonrisa malévola primero con una boca y luego con la otra.

Denebola:. ¡Me llevaré sus cuerpos conmigo! ¡Blooding Stars!

De manera inesperada, Denebola da un potentísimo salto y se dirige a darle un golpe a Angélique, con tres de sus seis brazos cubiertos de espinas. El ataque habría de acertar de no ser por Jean, el cual, en su forma Engel, la saca del camino apenas a tiempo.

Jean: ¿Estas bien?

Angélique: Si, estoy bien.

Denebola: ¡Comet Kick!

No obstante Denebola le da una patada por la espalda a Jean con su pierna también llena de puas, lo que le causa una serie de pequeñas pero punzantes heridas.

Angélique: ¡Jean! ¡Pagarás por eso! ¡Ascending Heel!

La pelirroja logra conectar una patada en la tripa de su rival que la hace escupir algo de acido por lo que debe echarse para atrás un segundo para evitar ser fundida, además de que las espinas nuevamente le han hecho daño. Cuando pasa el peligro, Jean se dispone a atacarla esta vez ,pero Angélique lo detiene.

Angélique: Esto no funcionará, Jean. Ella tiene razón, esta cosa está condenada y estamos perdiendo el tiempo. Tenemos que salir de aquí ya.

Denebola: ¡Aghhh! ¡Acid Breath!

La mujer lanza otro nube corrosiva, obligando a los piratas a echarse para atrás, lo que les aleja de la salida.

Jean: No creo que ella vaya a dejarnos ir. Lo que hay que hacer es acabar con ella rápido, pero va a costar trabajo con esas espinas.

Angélique: Hmphhh… habrá que ser extremadamente fuertes y veloces.

Viéndose el uno al otro, acuerdan un plan implícito. Jean se transforma entonces a su forma Gold-Blaue Harpyie, y se lanza de forma extremadamente veloz contra Denebola, la cual al verle, vuelve a lanzar otra nube de ácido.

Denebola: ¡Acid Breath!

No obstante, la fuerza con la que el hombre pájaro bate sus alas hace que la nube se disipe, para gran sorpresa y consternación de la mujer Alien.

Denebola: Imposible…

Al mismo tiempo, Angélique se ha puesto a ganar velocidad al saltar por suelo, techo y paredes, arrastrando sus talones a propósito para calentar las suelas, cosa que al traer las botas sin tacón de Jean esto también la quema. No obstante, sigue ganando velocidad y calor, dispuesta a acabar con Denebola, mientras que Jean prepara una de sus zarpas y la aprieta con fuerza formando un puño.

Jean/Angélique: ¡Juntos! ¡Ara Heel: Scintilla Faustenkrallen!

Denebola se dobla en dos diferentes direcciones ante el impacto recibido. Angélique le patea las costillas con tanta fuerza que estás se oyen crujir aparte de quebrar y quemar las espinas de la zona, mientras que Jean le ha golpeado y rajado tan fuerte la cara que pierde dientes y casi le saca uno de sus ojos, cayendo la Gloriosa Supernova al suelo mientras mana sangre y humo de su cuerpo.

Jean: Je. Ganamos… ouch….

Angélique: jaja….ughm..vaya que si.

Sin embargo, a los piratas no les da tiempo de celebrar o descansar puesto que la nave se acerca peligrosamente a la tierra. No obstante, no tienen que buscar una salida puesto que Evangeline los ha encontrado antes.

Jean: ¡Evangeline! 

Evangeline: ¡No hay tiempo, capitán! ¡Hay que salir de aqui! ¡Síganme, el resto nos espera para escapar!

El resto de los piratas y Kalon ya se encuentran dentro de una nave de incursión, similar a la que uso Sern para ir a la tierra antes. El alienígena ya ha preparado los controles para despegar, solo falta que llegue el resto. Sin embargo, la Protostar se está sobrecalentando por la velocidad al aquel cae y la resistencia de la atmósfera, empezando a destrozar las capas más exteriores de la nave.

Bert: Vamos…vamos…

Taylor: ¿…donde están?

Kalon: ¡Estamos en el límite! ¡Si no nos vamos justo ahora, nos estrellamos junto con esta mole!

Afortunadamente, justo en ese momento llegan Evangeline y Angélique sobre la espalda de Jean, el cual ha volado siguiendo las indicaciones de su inventora para ir más rápido.

Katrina: ¡Ya están aquí!

Kalon:¡Suban,suban, suban! ¡Ahora!

Los piratas hacen lo que Kalon les dice y se ponen encima varios cinturones mientras que Kalon cierra la compuerta e inicia la nave, saliendo volando tan rápido como pueden, sin embargo, uno de los trozos que salieron volando de la Protostar, golpea con fuerza la nave de incursión, haciendo un agujero en los escudos y derivando en que la energía se le escape en un chisporroteo verde y amarillo.

Jean: ¡Algo nos pego!

Kalon: ¡Maldición! ¡No de nuevo!

Evangeline: ¿¡Ahora que hacemos!?

Kalon: ¡Agárrense fuerte! 

Todos: ¡Ahhhhhhh!

Capitulo 341: Hasta el infinito

Mia: ¿Nada aún?

James: Nada.

Big Bird: Nada de nada.

Sobre la Ocean Spirit, James, Mia y Big Bird observan hacia el cielo intentando buscar una señal, un indicio, algo que les diga que sus camaradas están bien. Sin embargo, ha pasado mucho rato, así que empieza a asaltarlos una pregunta: ¿Ellos de verdad irán a volver? Sin embargo, justo cuando empiezan a perder las esperanzas, un resplandor se ve caer por el cielo.

Big Bird: ¡Miren allá! ¡Miren allá!

James: ¡Santo cielo!

Mia: ¡Esa cosa es gigantesca!

Los piratas se impactan al ver un brillo de talla muy superior al que vislumbraron cuando cayó Kalon. Este sigue cayendo hasta estrellarse en un lugar demasiado lejano para ser visto en el horizonte aún. Sin embargo, antes de que lo hiciera, los tres miembros del Ave Azul alcanzan a notar una lucecita de naturaleza familiar que se desprende de la gran mole espacial, una lucecita verde y amarilla que se desvía.

Mia: ¡Que no se parece a…!

James: ¡Si, y de nuevo viene para acá!

Big Bird: ¡Agarrense! ¡Agarrense!

La luz, más grande que la anterior, se estrella esta vez tan solo a unos cientos de metros en el mar, meciendo con más fuerza que antes a Spirit por la ola de choque. Cuando está deja de moverse, James toma la Jet Board que se dejó Evangeline y sale a toda velocidad hacia el objeto volador no identificado junto a Big Bird que vuela a su lado.

James: ¡Chicos!

Big Bird: ¡Jean, Jean!

El cazador y Big Bird comienzan a golpear el objeto, al cual se le está empezando a meter el agua con esperanza de que se abra como lo hizo el Esquife de Kalon antes, logrando para su alivio su objetivo y encontrando a Kalon y a sus camaradas adentro.

Taylor: Mira, es James.

Jean: ¡Jajaja, si, estamos vivos!

Todos en la nave: ¡Si!

James: ¡Chicos! Uff , menos mal.

James ayuda a todos a salir de la nave que sigue hundiéndose lentamente y con ayuda de Jean lleva a todos al barco, donde Mía los recibe con alegría y alivio.

Mia: ¡Chicos! ¡Qué bueno que están bien!

Pero entonces nota Los vestuarios de Jean y Angélique y estalla de risa.

Mia: ¡Kyahahahaha! ¡Su ropa!

Angélique: Es una larga historia.

James: Yo estoy seguro de que ustedes dos estaban…

Jean: ¡Claro…claro que no!

Tras un cambio de atuendo y la atención de las heridas de todos, el grupo procede a despedirse nuevamente de Kalon,el cual alista todo en su reparado Esquife, esperando que esta vez nada detenga su salida.

Evangeline: ¿Todo en orden?

Kalon: Si. Listo para partir. Una vez más no tengo manera de agradecer todo lo que han hecho por mí.

Evangeline: No hay nada que agradecer.

Taylor:  Además, fue toda una experiencia.

Angélique: Mucho que escribir

Jean: ¿Aun irás al cuartel general de la Flota o como se llame?

Kalon: Si. Aun hay una posibilidad de que Denebola haya sobrevivido , así que vendrán a apresarla en tal caso. Y aún si no lo hizo, la flota estará obligada a resarcir los daños que haya causado cuando les muestre la evidencia.

Jean: Supongo que está bien.

Evangeline: En ese caso, buen viaje.

La mujer alada ofrece su mano a Kalon para despedirse pero este sigue sin entender el gesto.

Evangeline: Estréchala. Es un gesto de respeto.

Kalon: Ya veo. Aunque no nos volvamos a ver nunca, les deseo que el universo les traiga buenos tiempos.

El hombre, con una sonrisa al entender, corresponde la expresión, para luego subirse a su nave. Está emite un sonido profundo y armonioso al elevarse para luego salir volando a toda velocidad hacia el cielo y más allá del infinito.

Taylor: Bueno, eso definitivamente fue algo.

Todos: Sip.

Mia: ¿Quién quiere un bocadillo de medianoche antes de dormir?

Todos: ¡Yooooo!

Mientras tanto…

En una isla no tan lejana, varios Piratas Cazadores de Estrellas salen de entre los restos de la destrozada Protostar. Entre ellos están Sern, el cual está bastante magullado y Denebola, cuya cara rajada se está regenerando más rápido de lo que debería.

Denebola: ¡Esos malditos! ¡En cuanto logré salir de aquí, lo pagarán! ¡¿Dónde está nuestra salida de aquí!?

Sern: Logré mandar un mensaje a la Nebula y a la Supergiant Blue. Pero el transmisor ya no funciona. Con suerte, vendrán a buscarnos.

Denebola: ¡Maldición!

La mujer sigue maldiciendo a Hex y a los Piratas del Ave Azul sin darse cuenta que lo aparatoso del choque de su nave y lo potente de sus gritos han atraído a una silueta misteriosa, que los mira con curiosidad.

¿???: Vaya cosa tan rara sucede aquí.

Denebola: ¿Ahora que?

Sern: Un nativo, parece.

¿???: Se ven como gyojins, pero no me parece que lo sean. ¿Qué son ustedes?

Denebola: ¿¡Qué que soy!? ¡Criatura insolente! ¡Yo soy Rigel Denebola! ¡Capitana de los Piratas Cazadores de Estrellas y una de los Siete Guerreros Espaciales! ¡Los piratas más temidos del universo!

¿????: Vaya, eso se oye fabuloso. Realmente valen la pena.

Denebola: ¿Cómo que valgo la…?

¿????: Soru.

La silueta se mueve a gran velocidad y tras unos movimientos de sus manos, Denebola, sus hombres e incluso su nave desaparecen de la vista.

¿???: Espero que le gusten…jijiji.

TO BE CONTINUED

  

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.