FANDOM


Luffy sorprendido
¡¡Atención!! Este es el 45º artículo destacado.
«Saga de los Monstruos/Ave Azul: Strong World» ha sido elegido por los usuarios como uno de los mejores de esta Wiki.
Llegada a Merveille

Ave Azul: Strong World
Strong World
Información
Número de capítulos 34 (342 a 375)
Fecha de creación 09/03/18
Fecha de finalización 20/04/18
Anterior Arco de la Estrella Fugitiva
Posterior Arco del Cazarrecompensas
Creador Darkarchangel

Ave Azul: Strong World es el décimo séptimo arco argumental de la historia de los Piratas del Ave Azul y el tercero y último de la Saga de los Monstruos.

Antecendentes

Cuando un fugitivo espacial les cae del cielo, Jean y compañía le ayudan a escapar. Aunque acaban enfrentándose a los Piratas Cazadores de Estrellas quienes les abducen, logran escapar, derrotarlos y volver a la tierra victoriosos.

Capitulo 342: Los seis puntos a tratar

Isla desconocida de Grand Line… 

En el interior de un edificio, una junta está a punto de comenzar. Alrededor de una mesa hay al menos  quince personas, aunque también dos lugares vacíos. Una de las personas comienza a hablar, siendo está nada más y nada menos que Hollow, junto al cual están sentados los otros tres adultos humanos de su tripulación.

Hollow: ¿Por qué se nos ha convocado tan repentinamente, Betula-san?

La aludida, Karma Betula, está sentada en el lugar de honor, junto a ella están también sus subordinados, o al menos nueve de ellos.

Betula: Tenemos nueva información. Sin embargo, preferiría esperar hasta que lleguen todos para compartirla. 

¿????: Lo siento , Betula, pero ellas no van a venir. 

Otra mujer es la que dice esto. Destaca en su apariencia por su increíble melena rizada que se alza detrás de su cabeza aún estando atada y un pequeño tatuaje en forma de lágrima debajo de su ojo derecho.

¿???: Se sienten algo…mal. Mejor comienza.

Betula: Oh. Entiendo. Gracias por el aviso, Tear. En ese caso comienzo. La razón por la que estamos aquí es porque hemos localizado a un nuevo objetivo. Un esclavista.

Hollow: Hmphhh… ¿y que tiene este de especial como para tener que llamarnos a todos?

Betula: Varias cosas, seis puntos de hecho… el primero es que este grupo de esclavistas es muy pequeño. Comparado con grupos como los del Abismo o Water Ivy que incluso tienen sistemas de jerarquía, este se conforma solo por unas cuantas personas.

Tear: (seria) ¿Nos llamaste por un grupo de unos cuantos?

Betula: Es por el segundo punto sobre el grupo. A pesar de su reducido tamaño, creemos que han hecho más esclavos que los Piratas del Abismo y Water Ivy juntos.

Tear: ¿¡Que!? ¿Pero como es eso posible?

Betula: No estamos del todo seguros. Envié a un grupo a investigar pero no encontró nada en ese aspecto, sin embargo, revisando registros de organizaciones que hemos derribado, este era un comprador mucho antes de ser esclavista, el cual es nuestro punto número tres. Gareth, Belen.

Los aludidos se levantan y pasan varios papeles, para luego comenzar a hablar.

Gareth: Según los registros de los Piratas del Abismo, el líder de este grupo era uno de sus mejores compradores.

Belén: Con Water Ivy mantenía relaciones similares, sin embargo, las relaciones con ambos grupos terminaron abruptamente.

Tear: Dos preguntas sobre el fin de sus relaciones. ¿Cómo y porqué?

Betula: Ese es nuestro punto cuatro.

Kin: Según una nota del registro de Water Ivy, Hiedra de las Aguas se negó a seguir manteniendo relaciones comerciales con este individuo cuando la ofendió por llamar a su catálogo de esclavos como “reducido y aburrido”.

Wendy: Pero con los Piratas del Abismo , la cosa es mucho más turbia. Encabezaba la lista negra de los Piratas del Abismo por haber intentado secuestrar a varios de los miembros de la tripulación, incluyendo a Evandra, hermana y cuñada de los líderes de la tripulación, Avo y Krum.

Tear: ¿Así que por eso empezó a hacer sus propios esclavos? Qué dañado.

Betula: Lo verdaderamente turbio comienza con nuestro punto cinco. Según nuestra investigación, este individuo nunca ha vendido a ni uno solo de los esclavos que compró o hizo. Todos los conserva como parte de su propiedad. Creemos que debe tener al menos diez mil en su poder.

Tear: ¡¿Diez mil!?

Hollow: Eso…eso es horrible.

Betula: Es por eso que los he convocado. Pretendo lanzar una operación de gran escala para liberar a todos esos esclavos. Necesitaremos a todos… si es que desean ayudarnos, claro está. No quiero obligarlos a nada.

Hollow: Sabes que estoy dentro.

Tear: Ni siquiera tienes que preguntarme. ¿A quien vamos a patearle el trasero?

Betula: Ese es nuestro punto número seis….el peor de todos…

La mujer deja caer un cartel de wanted muy antiguo. Al verlo, Hollow y sus hombres, al igual que Tear, casi se van de espaldas.

Tear: ¿!Ese es el objetivo!?

Betula: Por desgracia…

Hollow: ¿¡Pero que este hombre no solía ser…!?

Betula: Si… uno de los siete Guerreros del Mar. Así que prepárense. En tres días zarparemos para lanzar la operación en la ubicación actual de su base.

Tear: ¿Ubicación actual?

Hollow: ¿Dónde es eso?

Betula se levanta y se voltea, dispuesta a dar la sesión por terminada.

Betula: Merveille…


Mientras tanto , en algún lugar del Grand Line…

El Ocean Spirit avanza a gran velocidad por el mar, dejando una estela blanca en las hermosas aguas cristalinas. Esto por orden de Jean, quien al ser informado de una isla en el horizonte, ha ordenado que se llegue a ella lo más rápido posible.

Bert: Esa isla se ve increíble.

Evangeline: No sabía que pudiera haber islas de ese tamaño.

James: Ni yo.

Jean: Yo ya quiero llegar. ¿ Angélique, cuánto falta?

Big Bird: ¿Cuánto, cuanto?

Angélique: Ya falta poco. Media hora a lo mucho.

Jean: Genial.

No obstante, la pelirroja siente la isla extrañamente familiar, recordándola entonces de una nota en el periódico de casi un año atrás.

Angélique: Creo que se como se llama esa isla.

Jean ¿Ah, si? ¿Cómo?

Angélique: Según recuerdo era… Merveille…

Mia: Suena bonito.

Capitulo 343: Buscar la base

Los Piratas del Ave Azul, vestidos con ropa algo más casual, desembarcan en Merveille, una gloriosa tierra la cual en realidad se compone de varias islas con diferentes climas y biomas. Las nevadas que caen en algunas partes, las exuberantes selvas en otras y las bellísimas aguas que rodean al lugar le hacen verdaderamente un paraíso terrenal…o eso parece.

Jean: Wow. Mira eso. Es fabuloso.

Big Bird: Es fabuloso, fabuloso.

James: Ja. Mira estamos en una selva y hay un desierto por allá.

Evangeline: Estás flores son hermosas…y enormes. 

Mia: Si,si,si. Muy bonito todo. Pero quiero recordarles que nos estamos quedando sin provisiones. Busquemos un pueblo y vayamos a a conseguir unas pocas. Luego podemos seguir admirando el paisaje.

Jean: Aish. Que aburrida.

Bert: Eso está bien pero… ¿A dónde vamos?

Katrina: Es una buena pregunta. No sabemos siquiera si esta isla está habitada en primer lugar. Todo se ve muy bonito y es probable que la mano del hombre no haya llegado aquí.

Taylor: Angélique, dijiste que habías escuchado algo sobre esta isla en el periódico. ¿No sabes si está habitada?

Angélique: Ni idea. Leí que este es el cuartel de operaciones de Shiki “El León Dorado”.

Bert: Shiki “El León Dorado” , ¿Eh? Ese era pirata mucho antes que yo. De la época de Roger y casi igual de legendario. ¿En serio esta isla es su base?

Angélique: Eso leí, aunque el fue capturado hace como un año por la marine. Y  ve tu a saber si habían más habitantes.

Jean: Cool. Deberíamos ir a buscar ese cuartel.

Mia: Las provisiones…

Taylor: Tal vez haya provisiones ahí. Será divertido.

James: Suena bien para mi. 

Los piratas empiezan a entusiasmarse por todo eso de la base del León Dorado, así que deciden organizar una pequeña competencia para ver quién llega primero a una montaña cercana con el fin de tener una mejor vista en terreno alto.

Evangeline: ¡Aquel que llegue en la posición final será una versión pasada de aquello que el honorable Big Bird jamás pondrá!

Todos: ¿Qué?

Katrina: Creo que dijo que quien llegue al último será un huevo podrido.

Todos: Ohhhhhh yaaaa…

Angélique: Mejor que el que pierda que lave el baño por un mes.

Jean: En ese caso. ¡En sus marcas, listos, fuera!

El peliazul se transforma de su forma hibrida y de inmediato sale volando con Big Bird siguiéndole de cerca.

James: ¡Oigan! ¡No se vale volar!

Todos los piratas salen hacia la cima tan rápido como pueden. Evangeline va disparada en su Jet Board mientras esquiva ágilmente los árboles que se encuentra de frente. Angélique va dando saltos en rocas y ramas con sus potentes piernas, seguida por Bert el cual imita su técnica valiéndose de su forma híbrida. Taylor va un paso más allá en usar los árboles para su movilidad usando los como agarraderas para las cintas que va lanzando para columpiarse.

Katrina: ¡Oigan!

Mia: ¡Esperen!

James: ¡Eso no es justo!

La Llorona, la Bebedora y el Cazador, al no tener ninguna forma de viajar más rápido, simplemente van corriendo hacia la cima, dándose cuenta pronto de que el último en llegar y que será el que lave el inodoro por un mes es uno de ellos, así que empiezan a ponerse trabas para hacer que los otros pierdan.

Katrina: ¡Replicant Eight! ¡Double Riot Gear Squad!

La músico envía a dos grupos de clones a que tacleen a sus amigos para hacerles perder. No obstante, Mia los esquiva y James los destruye valiéndose de su revolver apache, para luego disparar varias balas pegajosas contra sus camaradas.

James: ¡Sticky Seven!

Katrina usa un clon para que sea impactado en lugar de ella, Mía sin embargo, no puede esquivar todos los proyectiles y su mano acaba pegada contra un árbol.

Mia: ¡Me lleva la….!

Aunque logra despegarse, pierde mucho tiempo haciéndolo, oírlo que acaba llegando última por mucho. En la cima, sus compañeros la esperan y se miran de ella cuando la ven llegar.

Jean: ¿Dónde estabas, tortuga?

Bert: Creo que ya se quién va a limpiar inodoros, ja.

Todos: Jajajajajaja.

Mia: Tch… si no fuera precisamente por ese castigo, les pondría laxante en la cena a todos….

Pero pronto la mueca de molestia de Mía se borra y se intercambia por una de horror, lo que hace que se desvanezca las sonrisas de sus camaradas.

Jean: ¡¿Mia? ¿Qué sucede?!

La pelinaranja alza el dedo lentamente para señalar hacia atrás de ellos, al mismo tiempo que Evangeline siente un escalofrío causado por una presencia extraña y enorme.

Evangeline: Hay algo gigantesco aquí atrás…

Los piratas se voltean solo para ver una criatura extraña y hostil, una especie de tigre dientes de sable de dos colas y muy, muy grande. Este lanza una mordida con la intención de devorarles, aunque es esquivado por todos. No obstante, el felino no se rinde en su intento.

Jean: ¡Joder! ¡Ese gato es agresivo!

Capitulo 344: Un soldado

Los del Ave Azul, ante esta amenaza felina gigante, no tardan ponerse hostiles también. El primero en lanzarse al ataque es Jean, el cual se transforma en su forma hibrida y trata de asestarle un zarpazo en la cara.

Jean: ¡Ara Schlitz!

La bestia, no obstante, ni se inmuta de las garras de Jean, dándole un zarpazo propio que le dispara contra un árbol con tal fuerza que este se parte por la mitad.

Angélique: ¡Jean!

Big Bird: ¡Jean! ¡Jean!

Ante esto, el resto de los Piratas del Ave Azul se dispone a atacar a la criatura, preparando de inmediato sus armas, piernas y puños.

Mia: ¡Ese fue un terrible error, cosa! ¡Estilo de…!

Sin embargo, estos se detienen cuando Jean se vuelve a levantar y les hace un gesto con la mano para que se detengan. Aunque lleno de astillas que procede a limpiar de su ropa, este no tiene más que unos leves golpes.

Jean: Yo lo despacho…

Bestia: ¡Roar!

La bestia de pelaje azul se vuelve a lanzar con los colmillos de frente hacia Pluma Azul Dorada. Sin embargo, Jean se torna velozmente en su forma  Engel para volar por detrás de el y luego regresa a su forma hibrida normal, tomándolo por una de sus colas y golpeando al felino contra el suelo al hacer una inversión completa.

Jean: ¡Ara Schlegel!

La bestia de dientes del sable cae con los ojos en blanco y un enorme chichón en la cabeza, estando efectivamente derrotada. 

Jean: Ok, eso fue divertido.

¿???: Vaya, lo han dejado inconsciente.

Todos: ¿Eh?

Una voz masculina es la que dice esto desde atrás de unos árboles y pronto hace acto de presencia. Se trata de un hombre vestido de manera similar a un soldado de algún reino lejano. Este esta ataviado con un elegante traje rojo y negro con botones dorados, una gorra militar y va armado con un fusil.

Taylor: Vaya. Otra persona.

Angélique: Hmphhh… tal parece que si está habitada la isla.

¿????: ¿Qué? Oh, no. Yo no soy de aquí. Lo siento, ¿donde están mis modales? 

El hombre se para con la espalda derecha y hace un saludo militar.

¿???:  Mi nombre es Lead.

Jean: Es un placer. Yo soy Jean Black y está es mi tripulación.

James: Si no eres de aquí, ¿Qué haces aquí entonces? 

Lead: Vengo de expedición. Se me ha encargado la recolección de dos animales de cada especie de esta isla, está llena de bestias raras, ¿saben?

Bert: ¿Cómo ese gato?

El veterano pirata señala al felino que ha derrotado Jean, el cual sigue noqueado.

Lead: Si, ese es un Toramata. Ya había encontrado a una hembra pero a este macho llevaba siguiéndolo por días. ¿Ustedes lo derrotaron?

Jean: Sip, yo lo hice.

Lead: Vaya, eso es impresionante. No cualquiera podría vencer a un Toramata por su cuenta. Debes tener habilidades impresionantes.

Ante estas palabras Jean no puede evitar sentirse halagado.

Jean: Bueno, no me gusta presumir pero soy un excelente usuario Zoan. 

James: (en voz baja) Duh…esta presumiendo justo ahora.

Lead: Pues en ese caso te agradezco. Me has ahorrado todo el trabajo. Ahora, si me disculpan, debo llevarle esto a mí jefe. 

Jean: No hay de que agradecer.

Katrina: Un placer conocerte, Lead.

Mia: Espera, antes de que te vayas. ¿Sabes si hay algún pueblo en la isla? Necesitamos reabastecernos.

Lead: Oh. Eso. Creemos que debe haber una población en alguna parte. Vimos una niña con plumas en los codos y encontramos unas casetas, pero parecen estar abandonadas y ahora solo viven Framenchos ahí.

Mia: Hmphhh… ya veo…

Jean: Oh, ya se. La base de Shiki. ¿La has visto?

Lead: Oh, si. Pero no les recomiendo ir ahí. Esta, cómo decirlo…

El hombre hace una trompetilla con la lengua para describir el estado actual de la base.

Angélique: Vaya…

Lead: Si, el lugar está jodido y lleno de Spider Tanks. A menos que quieran que se los coman no es buena idea.

Mia: ¿Genial, entonces cómo vamos a conseguir provisiones?

James: Habrá que cazar o algo.

Lead: Ya se. Si quieren pueden ir a nuestro barco. Talvez podamos compartirles algo de nuestra bodega.

Jean: ¿En serio?

Angélique: Oh, no. No queremos molestar.

Lead: Oh, no es molestia. Considérenlo como pago por atrapar al Toramata por mi.

Mia: Yay. Por mí genial.

Evangeline: Le agradecemos su amabilidad, señor.

Lead: Ok. Siganme por aquí. Por favor. Talvez mientras puedan contarme sobre esa habilidad zoan que mencionaste.

El soldado mete al Toramata a una enorme red y luego increíblemente se lo carga al hombro con facilidad para empezar a caminar, mientras que los piratas le siguen, sin darse cuenta estos de que su guía esboza una oscura sonrisa.

Capitulo 345: El Arca del Emperador

Los Piratas charlan con Lead mientras que este los dirige hacia su barco, pasando de la selva a un bosque de cerezos.

Evangeline: Entonces, ¿Usted también es pirata, señor?

Lead: Así es. Es bueno conocer a varios compañeros del oficio.

Bert: Dices que tu capitán te pidió ese animal ¿No?

Lead: No solo este. Quiere un par de cada especie. Ya he capturado aves gigantes. Insectos, dinosaurios. Una especie de pato pavo real que da choques eléctricos…

Bert: ¿Y para que los quiere?

Lead: Mi capitán tiene una especie de “bichito recolector “dentro de él. Le gusta coleccionar plantas y cuidar muchos animales. Más raro, mejor; dice él. También le gusta conocer personas y hacer amigos, es muy curioso. Si pudieran enseñarle sus raras habilidades cuando lleguemos lo harían muy feliz.

Jean: Será un placer.

Mia: Todo sea por esas provisiones.

James: Por cierto, ¿Cuánto falta para llegar a tu barco?

Lead: Deberíamos estar por ¡oh! Es de esta roca hacia abajo.

Los piratas miran hacia donde le señala Lead pero no ven una roca, ven prácticamente un peñasco entero. Tras mirar hacia abajo de este, los del Ave Azul se asombran al ver un navío unas veinte veces más grande que el Ocean Spirit.

Katrina: ¡¿Ese es tu navío!?

Lead: Si. Bienvenidos al Imperator Lunar, o como a mí me gusta llamarlo, El Arca del Emperador.

Los piratas proceden a bajar con cuidado hasta la playa que hay junto al peñasco, por la cual se puede acceder al gargantuesco navío mediante unas escaleras y un portal. El barco, además de superar en tamaño a todos los que han visto, es de una belleza y un lujo sin igual, tiene adornos de oro y plata y una decoración exquisita en la madera.

Bert: Vaya, nunca vi un trabajo de esta magnitud.

El carpintero alcanza a ver una Jolly Roger negra, roja y azul ondeando en la cima del mástil mayor, sin embargo, no alcanza a distinguirla de tan alta que está, aunque le parece familiar.

Lead: Bueno, ¿Qué esperan? Entren.

Los piratas siguen a Lead hacia el interior, el cual está igual de bellamente decorado por dentro. En la entrada, todos son recibidos por una bella mujer con las mejillas muy, muy rosadas y vestida con un enorme vestido lleno de holanes.

Lead: Hola, Pann.

Pann: Hola, Lead. 

La mujer hace la cabeza a un lado para mirar a los piratas.

Pann: Veo que trajiste algo más que un tigre gigante.

Lead: Si. Ellos son los Piratas del Ave Azul. Me ayudaron a cazar a este gatito así que les prometí algunas de nuestras provisiones a cambio, bueno, si el capitán acepta, que no dudo que acepte pero igual hay que preguntar.

Pann: Uff, pues eso va a tener que esperar. El capitán salió.

Lead: ¿Salió? ¿A dónde?

Pann: No sé. Dejo una nota en la puerta de su cuartel que decía “ Vuelvo en una semana”. Probablemente se aburrió y se fue de expedición también, y creo que se llevó a Kunststuff, porque tampoco está.

Mia: ¡¿Una semana!?

Angélique: Entonces, creo que tendremos que buscar provisiones en otra parte. No creo que podamos quedarnos una semana.

Lead: Oh no, no se preocupen. El jefe siempre dice una semana para cualquier monto de tiempo, es como una manía de él. Probablemente este de vuelta en un par de horas.

Angélique: Oh ,ya veo.

James: Habrá que esperar entonces.

Lead: ¿qué tal si mientras esperan les doy un tour por la nave?

Jean: A mi me agrada la idea.

Big Bird: Me agrada, me agrada.

James: Pues por mí bien.

Mia: Mejor que aburrirnos esperando.

Lead: Entonces síganme.

El soldado vuelve a tomar su Toramata y los guía por un pasillo gigantesco, mientras que Pann vuelve a vigilar la entrada, esbozando una sonrisa poco usual.

Mientras tanto…

Una silueta va corriendo por lo que parece ser una selva. Se trata de una mujer de grandes proporciones y aspecto peculiar. Sus brazos descubiertos, pies descalzos y orillas de su  torso apenas tapado por una venda revelan una piel de un bello lustre negro, casi tan brillante como su cabello color cuervo. Esta ocasionalmente mira hacia atrás, como si alguien le siguiera. Hasta que se da cuenta de un ejército de hormigas, ¡Si! ¡hormigas! que intentan atacarla con diminutas lanzas.

Mujer: Tch… primero ese sujeto y luego los estúpidos animales de este lugar…¡Ya estoy harta de esta isla de porquería!

La mujer entonces alza su brillante brazo negro y de la nada crea una explosión, que deja a las hormigas achicharradas.

Mujer: ¡Ja! ¡Tomen eso, mierdecillas!

Sin embargo, la sensación de victoria no dura mucho cuando se da cuenta de una presencia detrás de ella, la de un hombre. La mujer se da vuelta con lentitud, solo para emitir un grito que, junto a su propia existencia, se ahoga hasta desaparecer en milésimas de segundo. Ante esto, el hombre expresa satisfacción y alegría.

Hombre: ¡Si! Una nueva. ¿Quien diría que encontraría una bumian en esta isla? Jeje. Seguro que le encanta.

Capitulo 346: Infame y Temido

Lead deja a su Toramata aún inconsciente en una jaula convenientemente ubicada en un pasillo y luego procede a mostrar todas las instalaciones del Arca del Emperador. Pasando por lujosas estancias, un grandísimo comedor, baños más grandes que Ocean Spirit entero, y varias opulentos cuarteles para invitados. No obstante, conforme avanzan, Evangeline empieza a sentirse extraña, cosa que algunos de sus amigos notan.

James: ¿Te sientes bien, Evangeline?

Evangeline: No se. Mi cabeza se siente extraña.

Taylor: Talvez estés a punto de resfriarte.

Evangeline: No, no creo que sea eso. Siento como si alguien me llamará.

Mia: Tal vez sea resaca por el tequila de ayer. Te advertí que era muy fuerte.

Evangeline: Si, tal vez sea eso.

Lead: Y ahora tenemos la sala de mando. 

Esta última sala parece un salón de conferencias, con una enorme mesa. No obstante, solo tiene seis asientos alrededor suyo, dos de ellos de una opulencia superior. En la parte superior de la sala, hay un elegante cuadro de un hombre sobre un caballo marchando heroicamente mientras a su capa la mece el viento.

Katrina: Wow, linda pintura.

Jean: Cosas así hacen que me entren ganas de usar capa.

Lead: Oh, veo que les gusta. Es un retrato del capitán. 

El retrato hace eco en Bert, quien siente que ha visto antes al hombre de la pintura. Es entonces cuando recuerda la Jolly Roger roja y azul que ondeaba antes de que entraran al barco y empieza a unir los puntos en su cabeza.

Bert: Espera un segundo, ese hombre… ¡Es Mondhuter Maximilian!

Jean: ¿Quién?

Taylor: Me suena el nombre.

Bert: Me sorprendería si no lo hiciera. Mondhuter Maximilian era el capitán de los Piratas de la Luna de Sangre Azul y un Guerrero del Mar hace muchos años y uno de los más infames y temidos en toda la historia de la organización excepto tal vez por War Fly y alguno de los actuales. ¿Este hombre es tu capitán, Lead?

Lead: Si, soy un miembro de los Piratas de la Luna de Sangre Azul.

Katrina: Entonces, ¿Son piratas legendarios?

¿???: No tanto, pero si.

Los piratas se voltean al oír una imponente voz masculina, se trata de un hombre maduro, con el cabello muy corto, los ojos malva y un exótico traje del mismo color acompañado por una imponente capa igual a la de la pintura. Junto a él hay otro hombre, vestido de soldado pero con un uniforme mucho más moderno que el de Lead. El encapado entrega unos pequeños frascos al soldado y le da unas instrucciones, para luego el soldado retirarse.

¿???: Ya sabes a dónde llevar esos, Kunststuff. Y ahora ¿Quiénes son estas personas tan agradables, Lead?

Lead: Oh, capitán. Esta de vuelta. Ellos son los Piratas del Ave Azul. 

¿???: Es un placer. Yo soy…

El hombre hace una serie de poses dramáticas mientras se presenta…

¿???: ¡El gran Maximilian!

  • Capitán de los Piratas de la Luna de Sangre Azul y antiguo Guerrero del Mar: Mondhuter Maximilian “El Hombre Montaña”

Me ayudaron a capturar a un Toramata, así que les prometí a cambio unas cuantas provisiones.

Angélique: Bueno, si es que desea otorgárnoslas.

Maximilian: Por supuesto. Deben ser seres extraordinarios si es que pueden vencer a una criatura así, se lo merecen. Con una condición…

Mia: (en voz baja) Genial, ¿Ahora que?

Maximilian: Satisfagan mi curiosidad, denme una breve exhibición de sus habilidades. Me encanta ver de qué son capaces las personas.

Jean: Por supuesto. Será un placer. ¿Listos para demostrar sus habilidades, chicos?

Todos: ¡Siiiiii!

Maximilian: Excelente. Vayamos al teatro entonces.

Katrina: ¿Tienen un teatro?

Big Bird: ¿Teatro, teatro?

El excéntrico capitán y Lead llevan a los del Ave Azul a un recinto digno del auditorio de un rey, en donde, cual acto de circo, los piratas se ponen a presentar sus habilidades contra varios dummies de entrenamiento mientras que Maximilian y Lead son su público.

Jean: ¡Ara Schlitz!

Angélique: ¡Heel Strike!

Katrina: ¡Copy Knife Fan!

Mia: ¡Estilo de la Flauta Larga!

Bert: ¡Hog Chopper!

James: ¡Red Star- Alpha Shot!

Evangeline: ¡Sky Arrow!

Taylor: ¡Coral Grab!

Maximilian lanza una ovación, un aplauso y un silbido tras la pequeña presentación, haciendo que los piratas se sonrojen un poco. Tras bajar del escenario, Maximilian los recibe.

Maximilian: Se han ganado su retribución con creces, señores y señoritas. 

Mia: ¿Nos dará las provisiones?

Maximilian: Por supuesto.

Mia: ¡Si!

La pelinaranja alza un puño hacia sí misma en júbilo.

Maximilian: No obstante, el querido Lead me dijo que estaba dándoles un tour por el Imperator Lunar. ¿Qué les parece si les presento las mejores partes antes de darles sus provisiones?

Jean: Será un honor, señor.

Maximilian: Ay, por favor. Llámame Max. 

Jean: Je. Muy bien , Max.

Maximilian: Ok, entonces….¡Vayamos al museo!

Katrina: ¿Un museo? ¡Cool!

El encapado y Lead llevan a sus invitados hacia la parte más inferior del barco, mientras ambos esbozan sonrisas perturbadoras que nadie distingue.

Maximilian: Si…cool…jeje.

Capitulo 347: La casa de las Muñecas

Maximilian y su subordinado guían a sus invitados hasta una enorme puerta de madera de ébano. Sobre esta se pueden leer en letras doradas las palabras “ El museo” y al abrirse, dejan ver una multitud de objetos de todas culturas y lugares, que van desde Jolly Roger, armas, Den den Mushis raros hasta aparatos más raros como diales o corales burbuja.

Maximilian: Bienvenidos al Museo.

El hombre vuelve a posar dramáticamente para Anunciar el lugar, mientras que Lead le hace segunda y los del Ave Azul observan asombrados a su alrededor.

Bert: Woooow.

Angélique: Cuantas cosas. Mucho material para escribir.

Jean: Cooool.

Maximilian: Hay por favor, esta es solo la recepción. Es la sala más aburrida. Vayamos a una más entretenida.

Frente a ellos se pueden ver más puertas igualmente rotuladas en dorado. De izquierda a derecha, estás dicen el cuarto de la ciudad, el salón del Puerto, la habitación del Invernadero, la cámara de los Terrarios, la sala del Zoológico y la Casa de las Muñecas. Guiados por su anfitrión, Jean y compañía se dirigen primero al primero de ellos.

Maximilian: He aquí…¡El cuarto de las Ciudades!

El hombre abre la puerta permitiendo a los piratas ver lo que parecen ser cientos de modelos a escala de una buena variedad de edificios. Casas, iglesias, pequeños restaurantes, edificios de gobierno e incluso pequeños castillos.

Taylor: Awww, que lindo.

James: Todo es tan pequeño.

Angélique: Y detallado. Qué hermosas casitas, casi parecen reales.

Maximilian: ¿Verdad que son lindas?

La siguiente sala está nombrada como el Salón del Puerto, en la cual, de manera similar a la anterior, pueden ver cientos de modelos a escala pero esta vez de navíos. Toda clase de barcos de aspecto increíblemente real que flotan tranquilamente dentro de pequeñas botellas con agua.

Katrina: Más cosas pequeñas, que adorable.

Jean: Veo que va en serio con eso de armar maquetas.

Bert: Vaya… está incluso me recuerda al Ocean Spirit. Es casi idéntico.

El carpintero se queda embelesado viendo el barquito hasta que el resto de sus camaradas decide pasar a la siguiente sala. En esta se pueden ver una increíble cantidad de plantas y flores raras así como una inmensa cantidad de árboles diminutos.

James: Veo que también colecciona bonsais.

Maximilian: Celaine es la que se ocupa de las plantas...

El hombre señala a una bella mujer increíblemente pálida y ataviada como bailarina  la cual riega con grácilmente movimientos los pequeños arboles, plantas y arbustos del lugar.

Celaine: Sean bienvenidos a la habitación del Invernadero.

Maximilian: …yo las cuidaría pero siempre se me mueren.

Jean: Je. A mí también me gusta cuidar plantas pero igual se me mueren. Mejor colecciono plumas de aves.

Mia: Coleccionar licores es mejor todavía.

Los piratas continúan entonces a la siguiente sala, en la cual Kunststuff acomoda peceras que parecen pequeños ecosistemas propios. Algunos tan precisos que tienen pequeñas cascadas o incluso nieve en ellos.

Kunststuff: Disfruten de su estancia en la cámara de los Terrarios.

Mia: Wow, estos sí que son lindos.

Jean: Están increíbles.

Los del Ave Azul se disponen a avanzar a la siguiente sala. No obstante, los extraños síntomas de Evangeline se acrecentando conforme avanzan, lo que empieza a preocupar a sus compañeros.

James: ¿Qué sucede Evangeline?

Taylor: ¿Te sigues sintiendo mal?

Evangeline: Son…pequeñas voces… las siento. No entiendo lo que dicen pero las siento…

Y a la preocupación por este asunto se añade la intriga por la siguiente sala, en la cual hay cientos de animales pero de tamaños mínimos, algunos de los cuales caben en la palma de la mano.

Angélique: Ok… esto…esto es inusual…

Las criaturas no solo son pequeñas sino también exóticas. Hay lo que parece ser un Rey Marino en una pecera, al igual que otras criaturas como un calamar Leviatán. En una jaula colgante hay una águila de fuego del tamaño de Big Bird, y en un estante, un Toramata, idéntico al que Jean acaba de derrotar, pero en tamaño miniatura.

Katrina: ¿Son animales pigmeos…o porque son tan pequeños?

Maximilian: Verán…todo lo que ven aquí, es producto de mi habilidad de la fruta del diablo…

Los Piratas salen hacia la siguiente y ultima sala a la par que Maximilian les explica, mientras Evangeline se siente peor y peor.

Maximilian: Yo consumí la Fruta Dimi Dimi, que me permite encoger cualquier cosa.

Evangeline: (susurrando) Las voces… están sufriendo…

Maximilian: Todo en el museo era grande originalmente… aunque todo esto es nada…

A los del Ave Azul no les gusta la forma en cómo habla el ex Guerrero del mar, el cual empieza a sonreírles mucho conforme empieza a abrir la última puerta.

Maximilian: Está es la joya de todo el museo. ¡La casa de las muñecas!

Los piratas no saben si sorprenderse, horrorizarse o ambas al ver a miles, sino es que decenas de miles de diminutas personas en frascos de cristal. Hombres y mujeres; niños, jóvenes, adultos y ancianos; humanos, habitantes del cielo,gyojins, sirenas, piernas largas y otras razas desconocidas para ellos, todos prisioneros en estanterías.

Evangeline: ¡Esas eran las voces que oía! ¡Mi mantra trataba de alertarnos de esto!

Katrinas: ¡Son gente de verdad!

Maximilian: Por supuesto que son de verdad.  ¡Y ustedes serán las nuevas adiciones!

Los del Ave Azul se ponen inmediatamente hostiles ante esta revelación.

Jean: Son unos malditos. ¡Nos trajeron aquí con falsas promesas!

Lead: Ay, por favor. Ustedes son afortunados. Al menos pudieron ver la colección de la que van a formar parte. Jejeje.

Taylor: Como si fuéramos a permitir que nos vuelvan sus juguetes ¡Coral…!

Pero en un segundo, Maximilian  se transporta detrás del médico, el cual solo alcanza a sentir como se quita uno de sus guantes y pone su mano sobre su hombro.

Jean: ¡Taylor!

Maximilian: ¡Entrance to Liliput!

El médico se disminuye hasta una versión de siete centímetros de sí mismo, la cual mira en pánico hacia arriba al ver que todo su mundo se ha hecho gigante y sus amigos miran con pánico hacia abajo.

Maximilian: ¡Qué bonito muñequito! ¡A ella le va a encantar!

Capitulo 348: El mejor plan que se puede pensar por ahora

Jean: ¡Taylor! 

Taylor: ¡¿Chicos!? 

Mia: ¡Bastardo! ¡¿Cómo te atreves a encogerlo!? ¡Estilo del Bloqueo de Gargantas!

Bert: ¡Hog Trotter!

Angélique: ¡Heel Shot!

Maximilian: ¡Soru!

Los tres luchadores cuerpo a cuerpo se lanzan contra Mondhuter al mismo tiempo, obstante, este hace uso de una velocidad extraordinaria para esquivar sus ataques. Bert y Angélique acaban chocando entre ellos, Mia alcanza detenerse antes pero entonces siente una presencia al lado suyo.

Maximilian: Aww, no se apuren. Muy pronto todos estarán DE SU TAMAÑO. 

Con un movimiento de mano, Mía pasa de ser una mujer de dimensiones normales a estar a una escala una a doscientas de si misma, además de que su ira se convierte automáticamente en pánico.

Mia: ¡ AHHHH! 

La bebedora se tiene que arrojar a un lado para evitar un pie gigante, el de Lead. Este carga su fusil con dardos tranquilizantes y se dispone a dispararles a los piratas.

Lead: ¡Lullaby!

Jean: ¡Ara Flug!

Katrina: ¡Replicant Ten! ¡Bodyguard!

Jean logra llevarse a Evangeline consigo lejos de los disparos, mientras que Katrina se protege a sí misma y a James con sus clones, dando oportunidad al último de sacar su Star Blaster y disparar al tirador.

James: ¡Red Star-Devil Swing!

No obstante, Lead esquiva la onda rojiza con facilidad, la cual termina dando a una orilla de un estante, tirando varios frascos e hiriendo a sus diminutos ocupantes. Evangeline se da cuenta y trata de prevenir a su camarada, el cual se dispone a disparar nuevamente.

Evangeline: ¡Detente James! ¡Los lastimas!

James: ¡¿Huh!?

Distraído y no pudiendo atacar sin lastimar a los pequeños prisioneros, James no logra ver otro de los dardos somníferos de Lead viniendo directamente hacia el, el cual acierta en su cuello, haciéndolo caer inconsciente y ser un blanco fácil para Maximilian, el cual es disminuido al instante.

Evangeline: ¡James! 

La mujer alada intenta disparar una flecha al capitán enemigo, pero es repentinamente golpeada en la cabeza por una patada. Aturdida, la mujer cae contra una pared donde es velozmente sometida por Celaine, la cual le noquea de un golpe.

Celaine: ¡Aquí hay otros dos listos, Capitán!

Maximilian: ¡Muñequitos, vengan a mi!

Jean: ¡Ni siquiera lo pienses! ¡Ara Fausten!

En su forma hibrida, Jean intenta dar un potente puñetazo a su homólogo rival, sin embargo es esquivado con facilidad por éste y por su parte, este se dispone a tocar a Jean con sus poderes, logrando el peliazul evitarlo por los pelos y comenzando a batirse en un duelo a base de esquivar golpes y flotar en el aire a base de usar alas y Geppo respectivamente.

Bert: ¡Capitán!

Angélique: ¡Jean!

Big Bird: ¡Jean! ¡Jean!

Katrina: ¡Chicos!

La navegante, el ave y  el carpintero se lanzan al ataque para apoyar a Jean y a sus compañeros caídos mientras que Katrina y sus clones se disponen a recoger a sus compañeros miniaturizados. Pero súbitamente, Pann y Kunststuff también aparecen para ayudar a su capitán a conseguir sus “muñecas”.

Kunststuff: ¡Lullaby Grenade!

El soldado moderno le quita el seguro a una granada que disipa un humo cegador y que marea a los que lo respiran, en este caso Bert, Angélique y Big Bird.

Bert: Tengo….sueño…

Angélique: Estoy…estoy mareada...

La pelirroja y el veterano caen inconscientes tras inhalar el gas, pero Big Bird logra salvarse gracias a que puede volar. Del lado de Katrina, está y sus clones intentan dejar fuera de combate a Pann, pero esta esquiva golpes y cuchillos y va destruyendo clones sin más armas que diminutos ganchos del cabello, que va disparando con sus dedos como si fueran agujas.

Pann: ¡Doll Stings!

Uno de los ganchos pega a Katrina justo en la frente, causándole una pequeña herida sangrante que la hace retroceder. Aprovechando esto, la mujer  del vestido de encaje da un potente golpe que deja a la joven músico clavada contra el suelo, noqueada.

Esto hace que solo Jean y Big Bird sigan en condiciones para luchar, enfrentándose Jean aún contra el Maximilian y Big Bird contra sus cuatro subordinados.

Celaine: ¡Vamos, Lead! ¡Derribalo ya! 

Lead: ¡No deja de moverse!

Big Bird: ¡A que no me atrapan! ¡A qué no me atrapan!

Ya que las capacidades de Big Bird para volar y su tamaño reducido lo mantienen relativamente a salvo, sus atacantes deciden pasar a un objetivo más lento, grande y distraído. Big Bird solo alcanza a darse cuenta cuando Lead apunta hacia su compañero humano y trata de advertirle, en vano.

Big Bird: ¡Jean! ¡Cuidado!

Jean: ¿Huh?

Un dardo le impacta en la espalda, haciéndole quedar inconsciente en pleno aire. Maximilian aprovecha la situación para tocarle y convertirle en su versión muñeca, sin embargo, cuando está por atrapar su pequeño cuerpo, Big Bird lo impide echándole su excremento en la cara y luego atrapando el mismo a Jean con el pico.

Maximilian: ¡Ughh! ¡Qué asco!

Aprovechando la ceguera del hombre y el hecho de que es muy pequeño para ser disparado, Big Bird piensa el mejor plan que se le logra ocurrir en el momento. Aterrizando cerca de Mía y Taylor en miniatura y gritándoles con el pico a medio abrir para no soltar a Jean.

Big Bird: ¡Suban Rápido! ¡Suban Rápido!

Mia: ¿Qué?

Taylor: Pero…

Big Bird: ¡Solo háganlo!

Lead: ¡Atrapénlo!

Big Bird alcanza a salir volando antes de que le atrapen, tomando una altura mínima para tomar al inconsciente James mini con las patas y luego huir por una ventana.

Taylor: ¡¿Qué haces!?

Mia: ¡No podemos dejar a los otros aquí! ¡Regresa!

Big Bird: ¡Plan primero! ¡Volver por ellos después!

Maximilian y su gente solo observan como el ave se va volando, mientras el resto de los del Ave Azul permanece inconsciente en el lugar.

Kunststuff: ¿Vamos tras ellos?

Maximilian: Nah. Eventualmente se darán cuenta de que no tienen a donde ir y volverán… o tal vez se los coma algo. ¿quién sabe? Lo que importa ahora son estas muñequitas.

El hombre se pone junto a la inconsciente Evangeline y la vuelve diminuta, agarrándola desde una des sus alas como si fuera de trapo.

Maximilian: Pongámoslas en exhibición.

Capitulo 349: ¿Ahora que?

Jean: (Ugh…¿Que sucede aquí? ¿Dónde estoy?... ¿Y porque se siente tanto viento?)

El peliazul abre los ojos lentamente observando muchas plantas y otros objetos del ambiente moviéndose a su alrededor. Todavía tarda un segundo en reaccionar sobre dónde está hasta que mira hacia abajo, dándose cuenta de que vuela a gran altura y no es por sus propios medios.

Jean: ¡¿Pero que carajo!?

Aterrado, el joven capitán se retuerce por un momento, dándose entonces cuenta de que está siendo sostenido desde su camisa por una gigante ave azul.

Jean: ¡Oye, suelta…! Un segundo… ¿¡Big Bird!?

Taylor: ¡Jean!

Mia: Ya era hora de que despertarás.

La pelinaranja y el pelirrojo se asoman desde el lomo de Big Bird, confundiendo aún más al peliazul.

Jean: ¿Taylor? ¿Mia? ¿Qué está…? 

Pero en ese momento, todos los recuerdos de antes de quedar inconsciente vuelven. Dándose cuenta por completo de su situación actual.

Jean: ¡Ese bastardo de Maximilian nos encogió a todos! ¿¡Verdad!?

Taylor: A todos menos a Big Bird.  De no ser por el, ya seríamos parte del museo.

Jean: Je, bien hecho amigo.

Big Bird: No tanto…no tanto...

Mia: El problema es que el resto está en sus estúpidas manos.

Taylor: Sin olvidar el hecho de que medimos menos de diez centímetros…

Jean: Entonces, solo somos nosotros cuatro y somos miniaturas.

Mia: Cinco…

La bebedora apunta hacia atrás de Jean, el cual se gira, logrando ver a James, aún inconsciente entre las patas de Big Bird.

Taylor: Big Bird dijo muy acertadamente que necesitamos un plan. ¿Qué hacemos, Jean?

El peliazul cierra los ojos y se pone una mano sobre la barbilla para pensar, no tardando mucho en llegar a una conclusión 

Jean: Vayamos hacia Ocean Spirit por ahora. Ahí estaremos a salvo y podremos pensar en qué hacer después. 

Mia: Entendido.

Taylor: Es hacia allá, Big Bird.

El ave sigue las indicaciones de sus camaradas y se dirige a donde dejaron su navío, soltando además a Jean por petición suya, el cual vuela al lado la que ahora le parece una versión gigante de su compañero animal. Sin embargo, cuando llegan al lugar donde estaba Spirit, no hayan nada.

Jean: ¿Estan seguros de que era aquí?

Mia: Se supone que si.

Pero entonces Taylor cae en cuenta de algo, y no le gusta nada.

Taylor: Ay no… ¿Recuerdan que ese desgraciado de Maximilian estaba de expedición? ¿Y que cuando regreso y nos enseñó el museo Bert vio un barquito idéntico al nuestro?

Mia: No fastidies…

Jean: ¿¡También tiene a Spirit!? ¡Esto es una porquería! 

Big Bird: ¡Porquería, porquería!

Mia: ¡¿Ahora que!?

Mientras siguen en pleno aire y piensa algo que puedan hacer, súbitamente la luz del día sobre ellos se disminuye.

Mia: Genial, y ahora está nublado. 

Taylor: Bueno, podríamos estar peor.

Big Bird: Peor, peor.

Jean: Ahmm… ¿Chicos? Esa no es una nube..

Todos voltean hacia arriba, paniqueandose al ver un gigantesco murciélago dorado volando sobre ellos y con mirada hambrienta. Un segundo más tarde, este ya les está persiguiendo.

Mia: ¡Maldición! ¡Vuela, Big Bird! ¡Vuela!

Big Bird: ¿¡Qué crees que estoy haciendo!? 

Mia: ¡Pues vuela más rápido!

Taylor: ¡Jean, Big Bird! ¡Vuelen por debajo de los árboles! ¡No creo que logré pasar!

Jean: ¡Voy!

Y efectivamente, el plan de Taylor resulta, perdiendo al murciélago. No obstante, mientras recuperan el aliento en el suelo son avistados por otra criatura. Una especie de pequeño toro en forma de bola, el cual, al ver la camisa roja de Mía y el cabello de Taylor, siente una punción extraordinaria por atacarlos.

Mia: ¡¿Es en serio!?

Capitulo 350: Se perdió la edición limitada

En el Arca del Emperador…

Katrina: ¡Quítame las asquerosas manos de encima!

El antiguo Guerrero del Mar lleva a la músico, ahora diminuta, en su mano. Esta patalear para liberarse pero Maximilian ni se inmuta.

Maximilian: Aww, estás muñequitas son tan lindas cuando no dejan de luchar.

Katrina: ¡Que me sueltes!

La pirata saca su cuchillo y se lo clava a Mondhuter en un dedo. Sin embargo, sus guantes aparentemente son muy resistentes, ni siquiera siendo capaces de penetrar la tela, aunque el hombre si es capaz de sentir la presión.

Maximilian: Awww, mira. Tiene un accesorio. Lo pondré por aquí para que no se pierda.

Con la otra mano, el hombre toma el cuchillo y se lo arrebata sin que Katrina pueda oponer ninguna resistencia ante la fuerza tremendamente superior del Hombre Montaña.

Katrina: ¡Woaaaahhh!

El hombre entonces deposita a la pequeña navegante en un frasco y lo cierra. Esta intenta liberarse a base de golpes, pero el vidrio simplemente no cede, lo que causa una sonrisa de su captor.

Maximilian: Trata todo lo que quieras, muñequita. Pero no podrás romper este vidrio de ese tamaño. Solo una fuerza abismal exterior podría liberarte y no garantizo que sobrevivas en ese caso. Juejejejeje.

Katrina: ¡Tchhhh! ¡Que te den!

Maximilian coloca el frasco de Katrina junto a otros frascos en los que están el resto de sus camaradas y luego los mira con ojos ilusionados, similares a los de un hombre enamorado o un perro hambriento.

Maximilian: Seguro que le gustarán mucho.

El hombre observa particularmente asombrado a Evangeline, cuyas alas de plumas le parecen particularmente hermosas. 

Maximilian: En especial tu. Tengo otros bilkans pero ninguno tan bonito.

Evangeline (molesta): Pues lamento no devolverle el cumplido ,señor.

Angélique: ¡Cometiste un grave error!

Bert: ¡Jean y compañía volverán pronto! ¡Nos sacarán de aquí y patearan tu trasero!

Katrina: ¡Lo que él dijo!

Pero ante estos comentarios, Maximilian emita una gran carcajada. No una malvada o siniestra, sino más bien una sincera y divertida.

Maximilian: Jajajajaja. Al parecer también cuentan chistes, jajajajajaja.

Angélique: Tch…

Maximilian: Jajajaja….ay… lo siento ,pequeñas criaturas pero es imposible que eso suceda….o al menos poco probable… que cuatro muñequitos y un pajarillo azulado me derriten a mi…jajajaja…Si tus amigos vuelven, que no creo, será solo para formar parte de la colección.

Katrina: ¡Eso dicen todos siempre! ¡Jean siempre gana al final!

Maximilian: A que no.

Katrina: ¡A que si!

Maximilian: ¡Que no!

El hombre montaña empieza a entablar una pequeña pelea verbal y muy infantil con la Llorona, hasta que son interrumpidos por Kunststuff, el cual tiene un rostro ligeramente preocupado.

Lead: Ahmmm… ¿capitán?

Maximilian: ¿Siiiiii?

Kunststuff: ¿Recuerda que dijo que recogiéramos las muñecas de los frascos que ese tirador rubio rompió?

Maximilian: Ahaaaa…

Kunststuff: Pues… resulta que la repisa de donde las tiro… era la de Edición Limitada y …

La usual sonrisa de Maximilian comienza a borrarse, mostrándose en su lugar un ceño fruncido.

Maximilian: ¿Y?

Kunststuff: Pues… cuatro de ellas…ammm…desaparecieron.

Maximilian: ¿Cuáles?

Kunststuff: Pues… el hombre cornudo, la mujer langosta del otro día, el único nativo de Merveille que logramos conseguir…y la bumian que habíamos traído hace una hora…jejeje…je.

Un segundo después, llega Lead trayendo otra mala noticia.

Lead: Capitán. El águila de Fuego del Zoológico escapó.

El ceño de Maximilian se frunce aún más, pero responde tranquilamente.

Maximilian: ¿Y entonces?

Kunststuff y Lead: ¿Entonces?

Maximilian: ¡Entonces que están esperando! ¡Busquenlos,! ¡Osh! ¡Osh!

El hombre montaña hace un ademán como si ahuyentara a un perro y luego sigue a sus hombres fuera de la Casa de las Muñecas, dejando a los del Ave Azul meditando sobre su situación.

Evangeline: El capitán va a volver a sacarnos… ¿Verdad?

Angélique: El volverá seguro. Apuesto a que ahora mismo el y los demás están teniendo ideas de cómo vencer a este sujeto.

Mientras tanto…

Taylor: ¡Esta fue una pésima idea, Jean! 

Mia: ¿¡porque tenías que golpearlo!?

Jean: ¡¿Yo que iba a saber que esas cosas andaban en manada!?

Big Bird: Demasiado…cansado…

Jean, Taylor y Mia van corriendo por la selva llevando en sus espaldas a James, el cual sigue inconsciente y a Big Bird, el cual ya está demasiado cansado para volar con todos a su lomo. Tras ellos, ahora van unos diez de aquellos toros redondos, uno de ellos con un enorme chichón en la cabeza.

Taylor: ¡Nos están alcanzando!

Justo cuando el líder de la estampida está por interceptarlos se oye una repentina explosión, y de pronto una serie de árboles cae sobre los toros, aplastando algunos, impidiendo el paso a otros y salvando las posaderas de los piratas.

Taylor: ¿Qué fue eso?

Jean: Sea lo que sea. Nos ha salvado.

Mia: Oigan, miren.

Los piratas entonces avistan a una silueta igual de pequeña que ellos, que les hace indicaciones para que vayan con ella hacía un hueco en un árbol.

¿???: ¡Por aquí, rápido!

Capitulo 351: ¡TU!

Temiendo que las bestias que los siguen reanuden su embate, los del Ave Azul entran al hueco del árbol siguiendo a la pequeña silueta, la cual resulta ser una mujer de grandes proporciones y piel hermosamente negra  en sus extremidades y torso, aunque cubierta de suciedad y plantas. 

Jean: ¿Tú causaste la explosión?

Mujer: Seh…

Taylor: ¿Cuál es tu nombre?

Mujer: Granate. 

Jean: Pues gracias, mi nombre es….

Granate: Si,si,si. Olvidémonos de formalidades y pasemos a cosas más serias.

Esta toma un montón de tierra mojada del suelo y se acerca a Mia, embarrándola de la sustancia.

Mia: ¡Hey! ¡Es una blusa nueva!

Granate: Cubrirá tu olor. Todos hagan lo mismo.

Los piratas deciden hacer lo que la mujer les dice, llenándose a si mismos de lodo. Taylor procede hacer lo mismo con James, aún inconsciente, pero lo frío de la sustancia le hace despertar.

James: Ughh….tuve un sueño muy extraño. Soñé que un loco con capa encogía a Taylor y Mia para si colección de muñecas…

Mia: Bobo, eso sí paso. Mira.

La pelinaranja le señala a Big Bird, actualmente más grande que ellos, dándose cuenta de su situación y sobándose el puente de la nariz.

James: Joder. ¿Entonces, también me encogieron? 

Jean: Y a todos menos a Big Bird. Nosotros somos los que el alcanzo a rescatar. El resto sí forma parte de su colección.

James: ¿Big Bird nos salvó?  Vaya, cada día demuestras ser menos inútil.

Big Bird: ¡Oye! ¡Oye!

James: ¿Y ahora que hacemos con el resto?

Granate: Charlen después, ¿Quieren? Todavía hay que ir con los otros.

Jean y James: ¿Otros?

La mujer sigue avanzando hacia un agujero que lleva a las raíces del árbol y los piratas le siguen, logrando  vislumbrar a pesar de la falta de luz, otras cuatro siluetas. Dos de ellas, al ver al grupo acercarse , van hacia ellos. 

¿???: (con voz cansada) ¿Más escapistas?

Granate: Eso parece.

La silueta es la de un muchacho de aspecto normal salvó por la cuestión de que sus brazos tienen gran cantidad de plumas que salen de sus codos y que su rostro denota aburrimiento absoluto.

Muchacho: Bueno… yo soy Often…no se metan conmigo , no hagan nada estúpido y todo estará bien.

James: Genial…un cretino.

Granate: ¡Ya te lo dije, Plumitas! ¡Mientras estemos de este tamaño todos estamos del mismo lado!

Often: …como sea...

La otra silueta, perteneciente a un hombre de piel rojiza y cuernos se acerca lentamente, quedándose viendo a James fijamente.

Hombre cornudo: Espera un segundo. Tú fuiste el que rompió nuestros frascos. El tirador de la pistola rara. Gracias por liberarme...aunque los vidrios me cortaron la espalda.

James: Oh... Pues de nada y lo siento.

Taylor: ¿Quieres que te revise? Soy méd…

El médico y el hombre cornudo se quedan viendo un segundo de arriba abajo y luego fijamente a los ojos.

Hombre Cornudo: ¿Señor Curandero?

Taylor: ¿Cuetzpalomitl?

Mia: ¿Se conocen?

Taylor: Claro. El es miembro de la tribu de Smokey Mountain.

Jean: ¿De la que soy miembro honorario?

Cuetzpalomitl: ¿Eres miembro? Es un placer conocerte.

Taylor: ¿Pero que pasó contigo, Cuetz.? Todos en la tribu creen que moriste.

Cuetzpalomitl: Fue algo muy tonto. Decidí tomar un paseo sobre Tezcatlipoca. Pero un tipo nos volvió pequeñitos y nos guardo por qué dijo que éramos muy únicos. Menos mal que estaba lejos de la tribu o seguro que se llevaba más gente.

Taylor:  Ya veo.

Cuetzpalomitl: Aunque gracias a tu amigo logré escapar y sacar a Tezcatlipoca. 

El hombre cornudo lanza un silbido y una de las siluetas, la más grande, se mueve hasta donde están, resultando ser un águila de fuego miniaturizada y con la que Big Bird siente una relación inmediata, empezando a hablar a base de sonidos de ave.

Cuetzpalomitl: ¿También tienen un ave gigante? 

Jean: Nahh, es una ave de talla normal sin encoger.

Big Bird: Normal. Normal.

Granate: Bueno. Con toda esta gente tal vez si podamos armar un plan. 

Mia: ¿Plan?

Ofrenda: Si, inutil. Un plan para derrotar al loco de la capa y hacernos normales a todos.

¿????: Espero que sus habilidades sean tan buenas como las de mi gente. Si no, no tendremos ninguna oportunidad.

Jean: Esa voz…

La última silueta en acercarse resulta nada más y nada menos que Rigel Denebola, la cual al darse cuenta de que es Jean y compañía quién está ahí enfurece al instante. Jean por su parte, adopta actitud ofensiva.

Jean/Denebola: ¡Tú!

Capítulo 352: Del mismo lado

James: ¿Quién es esa?

Big Bird: ¿Quién es esa?

Mia: Ni idea.

Taylor: ¿Recuerdan a los malos del espacio? Esa es su líder.

James, Mia y Big Bird: ¡Ahhhhhh!

Granate: Genial. También se conocen.

Jean: ¡Ja! ¿¡Conocernos!? ¡Trato de asesinarnos para robarse nuestros poderes! 

Denébola: ¡No hables como si tú no me hubieras incordiado, hombre metamórfico! ¡Es por culpa suya, de tus hombres y de ese bastardo de Hex que acabe en este lugar y está situación!

Jean: ¡Si no te hubieras metido con nosotros en primer lugar eso jamás hubiera sucedido!

Denebola: ¡Ustedes se metieron solos cuando ayudaron a Hex y…!

La mujer de seis brazos y el peliazul empiezan a elevar el nivel de su pelea verbal hasta pasar el punto de quiebre, con ambos transformándose para intentar acabar con el otro. No obstante, antes de que cualquiera pueda dar un golpe son súbitamente detenidos por Granate, la cual de algún modo inexplicable genera una pequeña explosión con solo plantar un pie con fuerza entre ellos.

Granate: ¡Basta!

Luego, la mujer da un respiro profundo.

Granate: Usen esas energías y furia para acabar con el Hombre Montaña. 

Jean tiene que pensarlo seriamente. Colaborar junto a Denebola suena como una idea terrible. A Denebola tampoco le gusta nada el plan y ambos no tardan en externarlo.

Denebola: No pienso trabajar con este desgraciado. No después de lo que le hizo a mis hombres, a mi nave y a mi cara.

La mujer señala la ahora enorme cicatriz de garra que tiene sobre un ojo.

Jean: Lo mismo digo. ¿Qué me garantiza que no nos va a traicionar a medio camino? ¿O que no volverá con sus hombres para intentar asesinarnos cuando eso acabe?

Ante esta contestación, Granate suspira en frustración y se acuesta en el lodo usando una piedra como almohada.

Granate: En ese caso enfrenten cada quien a Hombre Montaña. Acabarán muertos o en su colección. ¿O tienen acaso un plan brillante que no incluye trabajar en equipo? Porque en ese caso quisiera saber todos los detalles para robarle la idea y hacerlo por mi cuenta. 

Los presentes se miran unos a otros dándose cuenta de que algo como es  imposible.

Granate: No, ¿verdad? Ya se lo dije antes a Plumitas y se los digo a ustedes ahora, mientras estemos de este tamaño estamos todos del mismo. Si quieren pueden matarse después pero por ahora trabajemos juntos.

Aunque a ninguno de los presentes les fascina la idea, pronto se dan cuenta que en realidad es su mejor posibilidad.

Jean: Creo que no tenemos opción, ¿verdad?

Denebola: Tchhhh…esta bien.

Granate: Entonces…

La mujer se levanta y extiende un brazo hacia adelante.

Granate: ¿Todos dentro?

Jean extiende su brazo también para unirse al de Granate y pronto se le añaden los brazos y ala de sus camaradas.

Jean: Ya que no hay más remedio… estamos todos dentro. ¿Cierto,chicos?

Mia, James y Taylor: ¡Si! 

Big Bird: ¡Si! ¡Si!

Cuetzpalomitl y Tezcatlipoca también extienden sus extremidades superiores, anexándose al resto. Often, de mala gana, también pone su mano con las del resto.

Cuetzpalomitl: Cuenten con nosotros.

Tezcatlipoca: ¡Ahhhhhh!

Often: Como sea…

La única que no hace nada es Denebola, la cual no entiende el gesto que están realizando.

Denebola: Yo…estoy dentro …supongo… ¿pero porque extienden sus apéndices superiores?

Jean: Es señal de trabajo en equipo….duhhh…

Denebola: No soy de este planeta ¿Recuerdas? No entiendo está clase de boberías.

La mujer de seis ojos extiende también uno de sus brazos derechos hacia el grupo.

Granate: Muy bien. Ahora, hay que pensar en un plan.

TO BE CONTINUED

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.