Llegada reluciente

Los Orokamono: Gold
Los Orokamono Gold portada.png
Información
Número de capítulos ---
Fecha de creación 17/09/20
Fecha de finalización Desconocida
Anterior Arco de Gray Island
Posterior Desconocido
Creador Vinsmoke D. Xini

Los Orokamono: Gold es el tercer y último arco perteneciente a la Saga del Doble Conflicto, así como el 35° arco sobre la historia de Los Orokamono.

Anteriormente

Tras oír sobre la captura de Rixo, un grupo de la Alianza Cable Quemado partió hacia Gray Island para así salvarle de la quinta división de los Piratas de Barbagris. Una vez rescatado, dicho grupo volvió a la Isla Nexus a excepción de Rixo y Amecle, quienes partieron hacia el Archipiélago Goldiotari para reencontrarse con el grupo de Los Orokamono.

Capítulo 725: Negocios

Horas atrás, a la vez que el grupo de Everest se encargaba de la liberación de Buke D. Rixo, el grupo del hermano mayor de este último se acercaba hacia el Archipiélago Goldiotari.

En el navío de Los Orokamono, concretamente en el timón, Denis retrocede algo impresionado después de que Biteform le mostrase..

-Denis: ¿EH? ¡¿un Eternal Pose?!

-Biteform: Efectivamente.

A su alrededor, el resto de compañeros del navegante observan el objeto igual de sorprendidos.

-Cunius: ¡¿De dónde lo sacaste?!

-Biteform: Como dije antes, yo ya estuve en una de las islas del Archipiélago Goldiotari. Una vez que abandonas el archipiélago, te dan un Eternal Pose por si quieres volver.

-Denis: Y-ya veo...

-Suípu: ¿Dejan que los piratas vayan al archipiélago como si nada?

-Biteform: Oh, cierto, olvidé explicarles como funciona ese lugar.

Antes de que el capitán comience con su explicación, tanto Xiro como Nechima se retiran.

-Suípu: Eh, ¿a dónde van?

-Xiro: Eso suena aburrido, y tengo mejores cosas que hacer.

-Nechima: Eso, como por ejemplo dormir.

-Denis: Nechima...

-Saibansho: *suspiro* No se qué esperaba..Bueno, nosotros sí te oímos, Biteform.

-Biteform: De acuerdo, pero antes de eso...

El representante de la alianza hace una pequeña pausa mientras su estómago comienza a rugir.

-Biteform: ..Hay que comer.

Al oír esto desde lejos, Xiro y Nechima regresan lo más rápido posible.

-Xiro y Nechima: ¡Coincido!

-Suípu: Pues a cocinar se ha dicho. Llamen a Lucy.

-Niper: Y también a Mizuta y los suyos.

-Suípu: Ellos deben tener algún cocinero en su banda.

El cocinero de Los Orokamono se retira junto a Biteform hacia la cocina del barco.

-Niper: (Eso también aplica para Lucy...).

Minutos después, mientras los compañeros de Suípu y su novia esperan a que este acabe el almuerzo, Biteform simplemente usa su habilidad para convertir cosas innecesarias en comida.

-Suípu: ¿Es sano que conviertas la basura en comida..?

-Biteform: Descuida, el sabor cambia por completo.

-Suípu: Ah..¡¿Y por qué las conviertes en dulces si es hora de almorzar?!

-Biteform: ¿Nunca has probado almorzar dulces?

-Cunius: (Ohh, cómo no se me ocurrió).

Más adelante, el dúo de cocineros sirve la comida. Algunos de los piratas observan con cierta rareza a Biteform, quien se dedica a almorzar alimentos que normalmente se comen a la hora del postre, tales como chocolates y pasteles.

-Cunius: (¿Come todo eso y no engorda? Debo pedirle su secreto).

-Saibansho: Y bien, ¿vas a hablar, Biteform?

-Biteform: Ah cierto, la explicación. Para que lo entiendan, el Archipiélago Goldiotari es como una especie de hotel para piratas.

-Nechima: ¿Huh?

-Biteform: Los piratas que llegan pueden quedarse por cierto tiempo siempre y cuando paguen. Si pagas poco, lo más probable es que solo puedas quedarte unos 2 días, mientras que si pagas mucho perfectamente podrías permanecer 1 año allí.

-Lucy: Se hinchan a base de dinero robado...

-Biteform: No necesariamente tiene que ser dinero. Hay personas que utilizan barcos, información, e incluso frutas del diablo como método de pago.

-Saibansho: ¿Crees que sea posible que Barbagris haya usado el diario ese como método de pago?

Ante la pregunta del Primer Oficial, los piratas abren sus ojos al no habérseles ocurrido esa posibilidad.

-Biteform: *glup* Es posible...

-Cunius: ¿Y el gobierno no le frena los pies al gobernante de ese lugar?

-Biteform: No, ya que además de dejar a los marines hospedarse allí, el presidente Oscar le da un porcentaje de sus ganancias al gobierno.

-Nechima: Putos tramposos.

-Xiro: Si he entendido bien...

Los piratas llevan sus miradas hacia el capitán de Los Orokamono, quien traga un gran pedazo de carne mientras habla.

-Xiro: Perfectamente podríamos encontrarnos con Barbagris y/o con alguno de sus peces gordos, ¿verdad?

-Nechima: ¿Huh?

-Xiro: Si pueden usar el diario del despertar como método de pago, a lo mejor aprovechan para quedarse ahí por varios meses.

-Lucy: Cierto.

-Saibansho: Y por eso hay que estar preparados para combates chungos.

-Niper: ...Eh, ahora que lo pienso, ¿no deberíamos decirle todo esto a Mizuta y los suyos?

-Biteform: Ya se los diré en cuanto acabe mi comida.

Y el Gran Apetito hace honor a su apodo y se zampa otro pastel de chocolate. Mientras tanto, en otro lugar del Nuevo Mundo...

-Hombre: Señor, tiene visita. Un tal "Hornaitor" quiere verlo.

Un hombre de traje negro entra a una reluciente habitación, donde yace una persona de espaldas en su silla.

-???: Dile que pase.

-Hombre: Ensegui-

Repentinamente, el hombre sentado le lanza al que parece ser su empleado un manojo de billetes.

-???: Toma, por tu buen trabajo.

-Hombre: *sonríe y se sonroja* Oh, g-gracias, señor Oscar.

Después de que el hombre se retire felizmente, Hornaitor entra a la habitación.

-Hornaitor: ¡Hornaitor está aquí!

Al oír la entrada del pirata, el hombre se voltea hacia el, revelando su apariencia y una blanca sonrisa.

-Oscar: Saludos.

["Gobernante Reluciente" Oscar, presidente del Archipiélago Goldiotari].

-Hornaitor: Oh, ¡está hecho de oro!

Tal y como dijo Hornaitor, la piel de Oscar da la ilusión de estar hecha de oro.

-Hornaitor: ¿Es la logia del oro? ¿o acaso es una paramecia?

-Oscar: Vayamos directo al grano, ¿tienes el producto?

-Hornaitor: ¡Ah, sí!

Rápidamente, el pirata coloca la maleta que llevaba en el suelo para luego abrirla y sacar el diario de Featheye de esta.

-Hornaitor: ¡Aquí está!

-Oscar: ¿Este es el diario que permite alcanzar el despertar?

-Hornaitor: ¡Así es, y ahora es todo tuyo!

El Guardián Demoníaco le acerca el diario a Oscar para dárselo, pero este le frena con su mano aún sin perder su sonrisa.

-Oscar: Quieto. Me rehúso a hacer un intercambio tan valioso con un peón.

-Hornaitor: ¿Huh?

-Oscar: Es sabido que los intercambios importantes deben hacerse con personas importantes.

-Hornaitor: ¡¿Qué dijiste de Hornaitor?!

-Oscar: No aceptaré ese diario a menos que me lo de tu capitán o uno de sus peces gordos.

Y el presidente simplemente se voltea manteniendo su sonrisa, a la vez que Hornaitor aprieta sus dientes enfadado.

-Hornaitor: ¡No me vengas con tonterías! ¡este es el diario verdadero, no hay ningún truco!

-Oscar: No me hagas repetirme. No me importa que tan lejos esté tu capitán, llámale para que pueda aceptar el intercambio.

-Hornaitor: ¡A ver si el capitán va a venir hasta acá solo para-!

Repentinamente, el gran ventanal que se hallaba a un lado es destruido, sobresaltando al dúo.

-Oscar: ¡¿?!

-Hornaitor: ¡¿Y ahora q-Y ESO?!

El dúo abre sus ojos al no creerse lo que están viendo. Frente a ellos se halla nada más ni nada menos que el capitán de los Piratas de Barbagris, quien entró por la ventana.

-Hornaitor: ¡¿C-CA-CAPITÁN?!

-Barbagris: Maestro Barbagris para ti.

El presidente recupera su sonrisa tras haberla perdido por la sorpresa.

-Oscar: Ho ho...Ahora sí podemos negociar.

Capítulo 726: Hospedaje

Unos segundos antes de la aparición de Barbagris en la oficina del presidente Oscar...

-Hombre: ¡Miren, el presidente me ha dado 800 berries por hacer un buen trabajo!

El empleado que salió de dicha oficina tras informarle la llegada de Hornaitor al presidente le muestra a sus compañeros el dinero entregado por este.

-Hombre 2: ¡¿Te dio dinero porque sí?!

-Hombre: ¡Que si! ¡para que luego haya personas que no le consideren un buen presidente!

Aprovechando que los guardias se encuentran hablando, un hombre se acerca hacia el gran edificio que custodian.

-Hombre 3: ¡Eh, se acerca alguien!

Pero ni bien decir esto, el empleado cae inconsciente junto a sus compañeros a causa del haoshoku de Barbagris.

-Barbagris: *sonríe* El sigiloso me llamaban.

Mientras ríe, el Yonko oye el sonido de una pistola detrás suya, volteándose para encontrarse a un guardaespaldas muerto de miedo.

-Hombre: ¡E-eh, t-tú! ¡q-qu-quieto!

-Barbagris: Oh bueno, de 4 dejé con vida a 3.

Y el pirata perfora la cabeza del hombre tras haber sacado un cable de su dedo en lugar de utilizar su haoshoku. Tras esto, Barbagris levanta la mirada hacia la cima del enorme edificio que yace delante suya.

-Barbagris: Puedo sentir mi energía allá arriba, seguramente Hornaitor está charlando con Oscar. Iré a dar un vistazo.

El capitán pirata comienza a elevarse tras haber sacado dos cables de su espalda, manteniendo estos en el suelo mientras los estira para así subir hasta la cima del edificio sin necesidad de entrar en este. Más adelante, Barbagris llega hasta un gran ventanal, por el cual ve a su subordinado y al presidente del archipiélago.

-Oscar: No aceptaré ese diario a menos que me lo de tu capitán o uno de sus peces gordos.

-Barbagris: (Ohh, que oportuno).

Tras esto, el Yonko rompe el ventanal impulsándose hacia el con sus cables. Y ahora, de vuelta en el presente...

-Barbagris: ¿Dudas de mi subordinado, Oscar?

Pese a que Barbagris saca cuatro cables de su espalda con los cuales apunta al presidente, este último no pierde su sonrisa.

-Hornaitor: (¡¿C-cuándo llegó el capitán a la isla?! ¡Hornaitor está confundido!).

-Oscar: Hahah, no es eso. Es parte de mi ideología realizar intercambios importantes con personas igual de importantes que el objeto.

-Barbagris: Ya veo...

-Oscar: ¿Vas a matarme por eso?

Viendo como Oscar no retrocede ante sus cables, Barbagris decide retirarlos.

-Barbagris: Nah, tu muerte no haría nada más que perjudicarme a mi y a mis subordinados. En fin, pásamelo, Hornaitor.

El Guardián Demoníaco le entrega el diario de Featheye a su capitán, quien luego se lo entrega al presidente, el cual esta vez sí que lo acepta.

-Oscar: Está en español, ¿verdad?

El presidente lo abre para echarle un rápido vistazo a sus páginas.

-Barbagris: Seh, español, japonés...Lo que sea que hables.

-Oscar: Y dime, ¿cuánto quieres a cambio? ¿un billón, o tal vez dos..?

-Barbagris: Kebaahaha, mira que hablar de grandes sumas como si nada...Se nota que posees el poder del chapado de oro.

-Oscar: Ohh, ¿ya conocías el poder de mi Fruta Kon Kon?

-Barbagris: Seh. Y respondiendo a tu pregunta, no quiero dinero.

La respuesta del Yonko sorprende tanto a su subordinado como al presidente.

-Oscar: ¿Huh?

-Hornaitor: (¿No quiere dinero por el diario? Perfectamente podría valer 1 billón de berries...).

-Barbagris: A cambio del diario, ¿cuánto tiempo me dejas hospedarme junto a algunos de mis subordinados?

Esta revelación hace que Oscar abra sus ojos sorprendido, manteniendo su sonrisa como siempre.

-Oscar: Depende. Si bien puedo dejar que tú y algunos de los tuyos se queden, no puedo dejar que traigas a todos tus compañeros.

-Barbagris: Nah, solo tengo planeado quedarme yo, Hornaitor, y uno de mis Superpiratas.

-Hornaitor: (¡¿Eh?!).

-Oscar: Bien. Mientras estés hospedado en alguna parte del archipiélago, no podrás robar ni matar civiles o marines, ya sea dentro o fuera del archipiélago.

-Barbagris: Ahá.

El capitán pirata desvía su mirada mientras oye las palabras de Oscar, mostrando cierto aburrimiento.

-Oscar: Por si no lo sabías, cada vez que el tiempo límite de una persona acaba, esto es anunciado por todo el archipiélago, por ende..

-Barbagris: Los marines aprovecharán para intentar capturarnos ni bien acabe, ahá.

-Oscar: Y como sabrás, no podré intervenir una vez acabe tu tiempo. Por último, cualquier salida del archipiélago anulará el acuerdo, por lo que deberías irte cuando no tengas pensado volver con otra gran suma de dinero.

-Barbagris: Ya veo. ¿Esas son todas las normas de este lugar?

-Oscar: Así es. Y ahora, volviendo a lo de antes...

El Gobernante Reluciente comienza a observar detenidamente el diario, intrigando a Barbagris y a su subordinado.

-Oscar: Basándome en el valor de este diario, tu y los tuyos podrán quedarse poor...

El presidente hace una pequeña pausa mientras piensa en el tiempo equivalente al diario.

-Barbagris: ¿Por..?

-Oscar: Seis meses.

Al oír esto, Hornaitor se indigna y comienza a caminar hacia Oscar mientras aprieta sus puños.

-Hornaitor: ¡¿Disculpa?! ¡es un diario que te deja despertar frutas!

-Oscar: No creo que sea tan fácil como leerlo y ya, debe tener algunos pasos a seguir.

-Hornaitor: ¡¿Cómo puedes saber eso si nisiquiera lo has leído?! ¡Además, aunque fuese verdad, sigue siendo algo más valioso que seis meses!

-Barbagris: Yo no tengo problema.

El Guardián Demoníaco se voltea hacia su capitán.

-Hornaitor: ¡¿HUH?!

-Barbagris: Lo que sí tengo es una duda. Si bien tenemos prohibido matar civiles y marines, ¿qué hay de los demás piratas que se hospedan en el archipiélago?

-Oscar: Los piratas tienen permitido matarse entre sí, pero te recomiendo hacerlo sin perjudicar a los demás, o tendré que frenarte.

-Barbagris: *sonríe* Descuida, cuando yo mato, nadie se percata.

A su vez, varios gritos provenientes de la entrada del edificio comienzan a oírse.

-Hombre: ¡Eh, compañeros caídos!

-Hombre 2: ¡A-a uno le perforaron el cráneo!

Al oír esto, el hombre de oro observa a Barbagris mientras levanta una de sus cejas.

-Barbagris: ..Casi nadie. Entonces, ¿tenemos un trato?

El Yonko le estrecha su mano al presidente, quien hace lo mismo para luego darle un apretón de manos al pirata.

-Oscar: Por supuesto. Ahora dime, ¿en cuál de las cuatro islas quieren hospedarse tú y los tuyos? Solo podrás elegir una para los tres, así que piénsalo bien.

-Barbagris: Hmmm...Sabes, está difícil elegir cuando no me has mostrado las opciones.

-Oscar: Ohh, cierto, fallo mío. En ese caso, ¡es hora de un tour!

Y mientras Hornaitor y su capitán siguen al presidente para que este les enseñe el archipiélago...

-Mizuta: ¿Eh, separarnos?

Biteform se halla en el submarino de la Banda del Círculo Azul, a quienes ya les informó sobre el archipiélago y sus normas.

-Biteform: Exacto, propongo que cada banda desembarque en una isla diferente del archipiélago. Casualmente hay cuatro islas, y en nuestro grupo somos cuatro bandas.

-Anaka: No entiendo, ¿para qué deberíamos separarnos?

-Brain Boy: Tiene sentido, si vamos todos juntos es posible que los ciudadanos se alarmen al ver cuatro bandas piratas llegando al mismo tiempo y al mismo lugar, siendo capaces de considerarlo como un ataque.

-Biteform: Y si hay marines cerca, podrían enterarse sobre nuestra alianza.

-Anaka: Oooh...

-Polker: ¿El resto está de acuerdo con eso?~

-Biteform: Sí, de hecho les conté hace rato, pero los dejé a ustedes a lo último porque estaba...ocupado.

El capitán dice esto mientras se limpia una mancha de chocolate que tenía en una de sus mejillas.

-Biteform: Nosotros tres desembarcaremos en diferentes islas y, cuando les den la señal, ustedes desembarcarán en otra. Como ustedes tienen submarino, pueden salir cuando se les plazca.

-Anaka: ¿Qué dices al respecto, capitán?

El Comodoro Baya observa a Mizuta, su actual capitán, quien parece algo incómodo con que le llamen de esa forma.

-Mizuta: Suena bien.

-Biteform: Bien, pues ya está.

Tras esto, Biteform regresa hacia su navío para luego separarse de Los Orokamono y de los Piratas Marioneta.

-Xiro: ¡Por un lado tengo miedo, pero por el otro estoy emocionado!

-Niper: ¿Miedo? Esa es mi línea.

-Suípu: ¡Ten mucho cuidado, Lucy!

El cocinero se despide múltiples veces de su novia mientras sus barcos se separan.

-Lucy: ¡Tu tranquilo, que puedo cuidarme sola!

-Jen: ¡Y si algo pasa, nosotros protegemos a la capitana!

Y así, el grupo de piratas avanza hacia el Archipiélago Goldiotari.

Capítulo 727: Pie izquierdo

Tal y como habían acordado, los integrantes de la Alianza Cable Quemado desembarcan en diferentes islas del archipiélago, asegurándose de no hacerlo al mismo tiempo.

-Mizuta: Al habla Mizuta, nosotros ya hemos desembarcado...

El gyojin se comunica con el resto de sus aliados mediante Den den mushi mientras tiembla.

-Mizuta: ..en una isla invernal.

-Denis: (Ohh, menos mal que no fuimos a esa).

-Biteform: Bien, mi turno. Una vez haya desembarcado, asegúrense de tardar lo suficiente para no levantar sospechas.

-Xiro: Sigo sin entender eso...

-Suípu: No hace falta que entiendas.

A su vez, Biteform desembarca en una calurosa isla, por lo que decide sacarse su abrigo.

-Biteform: Ohh, que recuerdos.

Tras esto, el capitán espera unos segundos para luego volver a llamar a sus aliados, quienes desembarcan en la isla más grande de las cuatro.

-Saibansho: Al fin.

-Cunius: Ohhh, que lugar tan bonito...

Los Orokamono observan la gran ciudad que tienen delante mientras avanzan.

-Niper: ¿Es seguro dejar el barco aquí?

-???: ¡No se preocupen por eso!

Una gran cantidad de hombres armados y vestidos con trajes negros aparecen frente a los piratas. Al verlos, Saibansho no tarda en desenvainar su espada.

-Saibansho: ¿Y ustedes son..?

-Niper: ¡Pero guarda eso animal! ¡¿quieres cortar gente ni bien llegar?!

-Hombre: No tienen porqué temer, nosotros no les haremos daño. ¡Nosotros somos integrantes de los Rose!

El hombre y sus acompañantes realizan un saludo militar mientras dice esto.

-Suípu: ¿Los qué?

-Hombre: ¡Somos quienes se encargan del cumplimiento de la ley en el archipiélago!

-Nechima: Vamos, policía 2.0.

-Hombre 2: ¡Su barco será llevado junto al resto de barcos de los otros piratas que se hallan hospedados en el archipiélago!

-Saibansho: No me fío..

-Cunius: Bueno, en teoría Biteform ya estuvo aquí, y conservó su barco.

-Hombre: ¡Pueden confiar en nosotros! ¡no son los primeros piratas que desconfían, y tampoco serán los primeros en confiar después de ver su barco sano y salvo!

Al oír esto, Xiro simplemente adopta su sonrisa de siempre y les cree sin comerse mucho la cabeza.

-Xiro: ¡Bien, yo me fío!

-Hombre: ¡Perfecto! Si tienen pensado hospedarse en el archipiélago, deberían ir a hablar con alguno de los gobernantes, como por ejemplo el presidente Oscar, que es quien se halla más cerca.

-Nechima: ¿Y dónde encontramos al Oscar ese?

Al oír la pregunta de la mujer, los Rose apuntan con sus brazos a un enorme rascacielos de oro.

-Hombre: ¡En su oficina!

-Hombre 2: Con solo decirle a alguno de sus empleados que van a hospedarse, el presidente aparecerá de inmediato.

Después de haberles dado esta información a los piratas, los Rose se retiran no sin antes realizar otro saludo militar.

-Xiro: Parecen buenas personas.

-Niper: ¿Has visto, Saibansho?

El Primer Oficial envaina su espada mientras observa a Niper con cierto asco.

-Saibansho: Te recuerdo que trabajan para el que hace tratos con Barbagris.

Los Orokamono comienzan a caminar hacia el enorme rascacielos en el que se halla la oficina de Oscar. Mientras avanzan, los piratas observan a su alrededor mientras los ojos de algunos brillan.

-Cunius: Cuantas tiendas, y cuantas cosas...

-Denis: Hay cosas relucientes por todos lados..

-Saibansho: No se separen, esta isla parece ser grande....¿Oyeron?

Unos pocos segundos después, Saibansho nota que sus compañeros ya se dispersaron y le dejaron solo.

-Denis: ¡Ohhh, una brújula dorada!

-Saibansho: ¡Eh, Denis, no necesitas eso!

-Cunius: Woahh, una cascada de chocolate...

-Niper: Hay que pedirle una de esas a Biteform...

El dúo de piratas observa una cascada de chocolate que se halla detrás de un cristal mientras se les hace agua la boca, incomodando a las personas de alrededor.

-Saibansho: Tsk, no hacen caso..

-Donny: Descuida, Donny está contigo. Donny tiene experiencia en este tipo de cosas, la gente de mente débil suele gastar su dinero en cosas que ni siquiera necesitan, ¡pero eso no funciona con Donny!

El Primer Oficial se voltea hacia su compañero solo para ver que este lleva una boa de plumas rojas que acaba de comprarse.

-Saibansho: ¡¿Y eso qué?!

-Donny: Esto es necesario, resalta la genialidad de Donny.

A su vez, Suípu observa un gran collar reluciente que se halla dentro de un cubo de cristal.

-Suípu: (Si le compro eso a Lucy...).

El cocinero comienza a hurgar en sus bolsillos en busca de dinero, pero luego recuerda lo acordado por sus compañeros unos minutos atrás.


-Biteform: Les recuerdo que necesitarán como mínimo 100.000.000 de berries si quieren hospedarse en el archipiélago, ¿cuánto tienen?

-Donny: Alrededor de 800 millones, Donny siempre cuenta el dinero de toda la banda.

-Suípu: ...Eh, bien. Ahora deberíamos asegurarnos de que lo guarde una persona responsable, que no compre todo lo que vea. Si nos quedamos sin dinero, no podremos hospedarnos.


-Nechima: ¡Aghh, ¿porqué se lo quedó el peliazul?!

Nechima recuerda la misma escena que Suípu mientras observa dos grandes guantes de boxeo.

-Saibansho: ¡Muchachos, ya despierten! ¡les recuerdo que tenemos que encontrarnos con el Oscar!

Con el tiempo, los piratas comienzan a ignorar las diferentes tiendas mientras avanzan..a excepción de Xiro, Niper y Cunius, quienes se quedan observando por unos segundos cualquier cosa que les llame la atención.

-Nechima: Bien, aquí estamos.

Minutos después, Los Orokamono finalmente llegan al enorme rascacielos que podían ver desde lejos, decidiendo entrar y encontrándose con un amplio y reluciente vestíbulo.

-Suípu: Me gusta que absolutamente todo en esta isla brille, me recuerda a mi.

-Nechima: Cállate y ve a hablar con esa secretaria para que llame al presidente.

-???: Eso no será necesario.

Repentinamente, un elevador que se hallaba más adelante se abre, del cual sale el presidente Oscar.

-Secretaria: ¡P-presidente!

-Oscar: Vaya vaya, mi vista no me fallaba, son Los Orokamono...

El presidente se acerca hacia el grupo de piratas mientras conserva su característica sonrisa. Mientras la secretaria deja a solas al presidente con los piratas, estos observan algo asombrados la apariencia de este.

-Niper: ¿E-está hecho de oro?

-Oscar: Así es.

-Donny: ¿..Nunca intentaron cortarle una extremidad de oro para intentar venderla?

-Oscar: Varias veces sí, pero sus espadas acababan rompiéndose por la dureza del oro.

-Suípu: ¿Cómo supo de nuestra llegada? Los Rose no pudieron haber llegado tan rápido hasta aquí.

-Oscar: La respuesta es simple: Kanshi Den den mushis.

-Nechima: Salud.

-Cunius: N-no te confundas, Nechima...Los Kanshi Den den mushi sirven para grabar imágenes y sonido, como las cámaras pero mejor, ya que pueden moverse y pueden grabar audio.

-Oscar: Estás bien informada, se nota que eres el cerebro de la banda.

Mientras la científica se sonroja por el comentario de Oscar, Xiro avanza hacia el.

-Xiro: Tenemos 800 millones, ¿qué podemos hacer con ellos?

Los presentes se sorprenden levemente por las palabras del Supernova.

-Saibansho: (Y lo dice como si nada..).

-Oscar: Ohh, vas al grano, eso me gusta. Con 800 millones podrán quedarse por...

El Gobernante Reluciente permanece un tiempo callado mientras piensa en el tiempo que darle a Los Orokamono.

-Oscar: ...Tres meses.

-Nechima: ¡QUE ESTAF-!

Rápidamente, Cunius y Donny le cubren la boca a Nechima al haberse visto venir su grito.

-Donny: ¡Donny está de acuerdo!

-Cunius: ¡Suena bien!

-Xiro: ¡Bien, estamos de acuerdo!

-Oscar: Pues trato hecho.

El presidente le da un fuerte apretón de manos al capitán pirata.

-Xiro: (Oh, tiene fuerza. Es de los líderes con fuerza, como Kneight).

-Oscar: Ahora, antes de que puedan elegir una de las cuatro islas para hospedarse, procederé a explicarles las normas de este lugar.

-Xiro: No gracias, ya nos las dijo Bite-

Rápidamente, Saibansho calla a su capitán tras golpearle en la cabeza, evitando que revele su alianza.

-Xiro: ..M-me parece bien..

Y así, Oscar pasa los próximos minutos en explicarles las normas a los piratas, respondiendo alguna que otra duda.

-Oscar: Y ahora que ya conocen las reglas, ¿qué isla escogen?

Los piratas hacen una pequeña reunión entre ellos para

-Cunius: Esta luce bastante bien.

-Denis: Mientras no sea aquella invernal...

-Suípu: Lo ideal sería ver las demás islas.

-Xiro: ¡Cierto!

-Oscar: En ese caso, ¡hora de un to-!

Antes de que el presidente acabe, las puertas de su edificio se abren y entra una mujer que le buscaba.

-???: ¡Presidente, tengo otros piratas famosos!

-Oscar: ¿Ho? ¿a quiénes has recibido, Yukimen?

Justo cuando estaba por contestarle, la mujer le echa un vistazo a Los Orokamono.

-Yukimen: Ohhh, ¿son Los Orokamono?

-Donny: En persona.

-Oscar: Ella es Yukimen, la gobernante de la Isla Zeruki.

Algo nerviosa, la gobernante hace múltiples reverencias hacia los piratas.

-Yukimen: ¡Mucho gusto en conocerlos a tod-!

Sin embargo, se detiene a la vez que abre sus ojos al ver el rostro de Denis, viéndole por unos segundos.

-Denis: ¿Eh? ¿p-pasa algo?

-Yukimen: Ah, no, es solo que luces mucho más guapo que en tu cartel de se busca.

Esta respuesta no solo sorprende a varios de los presentes, sino que también molesta levemente a Nechima.

-Denis: *se sonroja* Oh, g-gracias...T-tú también luces..bien.

-Nechima: (Comenzamos con el pie izquierdo..).

Capítulo 728: El mal no descansa

Tras las palabras de Denis hacia Yukimen, un pequeño silencio se hace presente.

-Oscar: ...Entonces dime, Yukimen.

Silencio el cual es acabado por el presidente Oscar, aliviando a los presentes.

-Oscar: ¿A qué banda pirata recibiste?

-Yukimen: ¿E-eh..? ¡Ah sí, cierto!

La mujer sacude la cabeza para así "despertarse".

-Yukimen: ¡Ha llegado la Banda del Círculo Azul! Aunque no venían con el Rayo Viviente, su capitán.

-Oscar: ¿Hmm? Tal vez le pasó algo y decidieron reemplazarlo.

Xiro pierde su sonrisa por unos segundos al oír esto, soltando un suspiro.

-Yukimen: Me dieron el dinero equivalente a tres meses.

-Oscar: Ohh, justo como Los Orokamono. ¿Te aseguraste explicarles las normas?

-Yukimen: ¡Sí! Ahora mismo algunos Rose les están mostrando el archipiélago.

-Donny: ¿Y a nosotros no nos dan tour?

-Oscar: Eso estaba por hacer. Sin embargo, ya que parecen llevarse bien con Yukimen...¿qué tal si ella les da el tour?

-Yukimen: ¡Oh, será un placer!

-Donny: Donny está de acuerdo.

-Niper: Los que estén de acuerdo que levanten la mano.

Y todos Los Orokamono alzan sus manos..a excepción de Nechima. Al ver esto, Cunius la observa con una sonrisa pícara.

-Cunius: Ohhh, ya entiendo...

-Yukimen: ¡Bien, la mayoría gana! ¡síganme!

La mujer se acerca hacia Denis para luego rodear uno de los brazos del navegante con el suyo, acercándole hacia ella.

-Denis: ¡!

-Yukimen: Mientras tanto, háblame de esa habilidad tuya que sale en tu cartel. La que te cambia la piel y te da antenas.

-Denis: ¿Eh? ¿hablas de mi fruta del diablo?

-Yukimen: Ohh, conque eso era una fruta. Supongo que será una Zoan, porque no le veo la gracia a una Paramecia de antenas, ¿verdad?

Tanto la gobernante como el navegante comienzan a reír mientras caminan, cosa que parece darle cierto miedo a Nechima.

-Cunius: *susurrando* Tu descuida, ¡que tú eres más bonita que ella!

-Nechima: *suspira y sonríe* Gracias, Cunius.

Tras salir del edificio, los piratas continúan siguiendo a Yukimen, quien los guía hasta las afueras de la gran ciudad, donde se halla una playa.

-Yukimen: Aquí tenemos uno de los lugares más visitados de la Isla Stonk, la Playa Wish.

-Donny: *risa* Isla Stonk.

-Yukimen: Al otro lado de la isla también tienen el Lago Wish, pero no lo visitamos porque bueno, ¡es un lago sin misterio y ya!

-Suípu: Eh, una pregunta, señorita.

-Yukimen: Preguntas al final del recorrido, porfa.

-Suípu: V-vale..

Tras otros minutos caminando, los piratas llegan a la entrada de un gran puente de cristal.

-Niper: ¿Y esto?

-Yukimen: El puente que conecta a la Isla Stonk con la Isla Zeruki.

-Denis: Oh, esa es la isla que gobiernas, ¿verdad?

-Yukimen: *sonríe* Correcto, veo que estás prestándome atención.

-Suípu: (¿Qué pasó con lo de preguntas al final?).

-Yukimen: Como ya sabrán, está prohibido usar barcos para moverse de isla en isla, ya que los huéspedes podrían intentar abandonar el archipiélago en silencio, por ende usamos puentes.

-Saibansho: ¿No es peligroso hacerlos de cristal?

-Yukimen: Nahh, cualquiera que intente dañarlos será detenido. Además hay puestos de vigilancia a mitad de cada puente, para evitar problemas. Y como habrán notado, son lo suficientemente grandes para que incluso personas muy altas pasen por ellos.

Tras decir esto último, la mujer acerca su rostro hacia Denis, del cual sigue pegado.

-Yukimen: ¿Oíste? Tu altura no será un problema.

-Donny: Eh, Nechima y Donny también somos alt-

-Yukimen: ¡Ahora vamos, que quiero mostrarles la isla que gobierno!

Mientras los piratas continúan siguiendo a Yukimen, Saibansho se acerca hacia Xiro.

-Saibansho: *susurrando* ¿Qué harás si nos encontramos con Barbagris en alguna de las islas?

-Xiro: *susurrando* La verdad..no estoy seguro. Una parte de mi quiere ignorarlo, pero otra parte quiere golpearlo a más no poder ni bien verlo.

-Saibansho: *susurrando* ¡Intenta calmarte! La idea es encontrar el diario antes de vencerle.

-Xiro: *susurrando* Lo sé, pero no sé si pueda..Mientras hablamos, perfectamente puede estar planeando su próximo movimiento. Recordemos que el mal no descansa.

Mientras tanto, en otra de las islas del archipiélago...

-Barbagris: *sonríe* Hora de acabar con esto.

Barbagris sonríe mientras observa a un hombre que se halla delante suya, el cual cabe resaltar que cuenta con varias gotas de sudor cayendo por su rostro.

-Barbagris: Esto se ha prolongado demasiado...

Tras decir esto, el capitán saca un cable de su espalda...

-Barbagris: ¡BANG!

...Para luego sujetar una carta con este y dejarla caer sobre la mesa, dando a entender que era un simple juego.

-Hornaitor: ¡Y el capitán gana de nuevo!

Usando uno de sus cables, el Yonko acerca una gran cantidad de monedas de oro hacia el mientras su oponente se levanta enfadado de su asiento.

-Hombre: Oye, ¿qué intentabas? Desafiaste a un emperador...

-Hombre 2: ¡Pero fue en un juego de cartas, tenía una posibilidad de ganar!

-Hombre 3: ¡Ya ganó 3 partidas seguidas, espabila!

-Hornaitor: ¿Que haremos con el dinero, capitán? ¿lo usaremos para seguir con nuestros planes?

-Barbagris: No lo sé, ¿tú que dices, bro?

El capitán desvía su mirada hacia su izquierda, donde se halla uno de sus subordinados con un cabello rojizo y con una guadaña igual de roja que este.

-Hornaitor: (Ohh, el señor Vesla va a hablar).

["Cadenas Rojizas" Vesla, uno de Los Cinco Superpiratas y comandante de la 3ª división de los Piratas de Barbagris. Recompensa: Beli940.000.000].

-Vesla: *sonríe* Los planes pueden esperar. Yo diría que lo usemos para divertirnos con mujeres.

-Barbagris: Clásico.

-Hornaitor: ¡Hornaitor está de acuerdo!

-Barbagris: ¡Pues decidido!

El capitán sujeta las monedas de oro ganadas y luego se levanta de su asiento.

-Barbagris: ¡Vamos a buscar unas buenas mujeres!

Al salir del edificio, el Yonko se choca accidentalmente con un hombre que caminaba por ahí, cayéndose junto a el y a sus monedas.

-Hornaitor: ¡!

-Vesla: ¡Oh, ese es...!

-Barbagris: Agh, ¡ten más cuida-!

Al ver a la persona con la que chocó, Barbagris abre sus ojos algo sorprendido para luego sonreír.

-???: ¡Supuse que estarías en esta isla!

La persona que se halla delante suya es nada más ni nada menos que Kuroi Shinzo, el Guerrero del Mar que le ayudó con la captura de Rixo.

-Barbagris: Vaya vaya...

Capítulo 729: Enemigos

Tras haber pasado por el puente que conecta la Isla Stonk con la Isla Zeruki, Los Orokamono finalmente llegan a esta última.

-Yukimen: ¡Esta es la isla que gobierno, la Isla Zeruki!

-Suípu: Los de seguridad fueron muy amables en darnos abrigos.

Tal y como mencionó el cocinero, los piratas cuentan con diferentes abrigos y bufandas entregados por los que vigilan el puente.

-Yukimen: Como verán, es una isla de invierno, todo lo contrario a la Isla Hillenge.

-Nechima: ¿A qué te refieres?

-Yukimen: Mientras que en esta isla siempre hay bajas temperaturas, en la Isla Hillenge siempre hay altas.

-Denis: P-pues acabemos rápido con el recorrido de esta...

Viendo como el navegante tiembla aún con múltiples abrigos encima suyo, Yukimen decide abrazarle.

-Yukimen: ¿Sientes más frío que los demás a causa de tu fruta?

-Denis: Eh, sí...

-Yukimen: *sonríe* ¿Te gustan mis guantes? Pueden producir calor para evitar casos como estos.

-Denis: Oh, era eso, ya decía yo que estabas demasiado caliente.

-Suípu: Eso no pudo haber sonado peor.

-Nechima: Agh, cállate. Entonces, ¿nos mostrarás la isla o vas a quedarte abrazando a Denis?

-Yukimen: Podría quedarme abrazada a el...

Tras ver como Denis se sonroja, Yukimen suelta una risa para luego soltarle y seguir caminando hacia delante.

-Yukimen: ¡Bien, sigamos!

Minutos después, los piratas llegan a dos grandes montañas heladas, una al lado de la otra.

-Yukimen: Estos son los Gemelos Azules. ¡Si se fijan, parece como si estuviesen sonriendo!

Luego, la gobernante señala un gran edificio que se halla entre medio de ambas montañas.

-Donny: Ooooh, ¿y esa mansión?

-Yukimen: Es mi casa.

-Xiro: ¡Es muy reluciente, y muy grande!

-Denis: Deben haber 84 habitaciones.

-Yukimen: Hay bastante espacio sí, pero...*suspiro* de nada sirve el espacio si vives sola.

Al oír esto, la mayoría de piratas se entristecen.

-Nechima: ¿Sola? ¿no tienes familia o algo..?

-Yukimen: No, mis familiares murieron hace tiempo a causa de un grupo de piratas..

Y un pequeño silencio se hace presente mientras Yukimen baja la mirada.

-Nechima: L-lo siento...

-Denis: Sabemos como se siente la soledad.

-Yukimen: Descuiden, ya pasó hace bastante.

Tras agitar su cabeza, la mujer se deshace de su depresión para luego recuperar su sonrisa y seguir caminando.

-Yukimen: ¡Bien, ya acabamos con esta isla!

-Saibansho: ¿Ya está..?

-Yukimen: Sip, no hay muchas cosas destacables a excepción de los Gemelos Azules y los Lapahn.

-Niper: ¡¿LA-LAPAHN?!

-Yukimen: ¡Oh, cierto, olvidé decírselos! Por las noches, los Lapahn que habitan en los Gemelos Azules bajan hasta el pueblo en busca de comida.

-Saibansho: ¿Eso no espanta a los turistas..?

-Niper: ¡Bien, decidido, en esta isla NO nos hospedaremos!

-Yukimen: Descuiden, los Lapahn no entran a las casas, por ende, está prohibido salir de noche.

Tras esto, la mujer aplaude para luego caminar hasta el puente de cristal.

-Yukimen: ¡Y eso sería todo! ¡ahora en marcha, que quedan dos islas!

-Nechima: ¿Hay que volver a la Isla Stonk para visitar las otras dos..?

-Yukimen: Temo que sí.

-Donny: ¿Donde están los viaje rápido cuando uno los necesita?

-Denis: Descuida, que tenemos la elipsis.

Más adelante, mientras los piratas continúan siguiendo a Yukimen por las calles de la Isla Stonk...

-???: ¡BUKE D. XIRO!

El capitán pirata lleva la mirada hacia el sitio de donde oyó su nombre, viendo una bala con forma de cuchillo acercándose velozmente hacia su rostro.

-Xiro: ¡¿?!

El Supernova logra esquivarlo a milímetros de que esta impacte en su rostro. Cuando sus compañeros observan hacia la misma dirección, estos se llevan una sorpresa al ver varios rostros que les resultan familiares.

-Saibansho: Lo que nos faltaba...

-Xiro: ¡Eh, ¿qué te pa-?! ¡momento, yo te conozco!

-???: Gaeehehe, veo que me recuerdas.

-Xiro: ¡Eres el tipo galleta!

Al oír el apodo dado por Xiro, el hombre comienza a correr enfadado hacia el.

-???: ¡Mi nombre es Shellenger, idiota! ¡y ahora aprovecharemos este milagroso encuentro para vengarnos!

Los compañeros de Shellenger siguen a su capitán y corren hacia Los Orokamono, llamando la atención del resto de civiles y turistas.

-Yukimen: ¿Los conocen?

-Nechima: Temo que sí. Son uno de los muchos idiotas a los que les pisamos la cabeza.

-Sind Volonger: ¡EH, BARRENDERO!

-Suípu: ¿?

Volonger corre enfadado hacia Suípu mientras lleva uno de sus metálicos puños hacia atrás.

-Volonger: ¡ESTO ES POR LO DEL MEGA SHOWDOWN!

-Suípu: ¿No recuerdas que te vencí sin armas...?

El cocinero bloquea fácilmente el golpe del cyborg con una de sus escobas ennegrecidas.

-Volonger: ¡!

Mientras forcejea, Suípu saca otra de sus escobas con la intención de golpear a Volonger con esta.

-Suípu: Si pude contigo sin mis escobas, imagínate como te dejaré con ellas.

Pero antes de que logre golpear a su oponente, Suípu se paraliza al igual que el resto.

-Shellenger: ¡Quiet World!

Esto es debido a causa de la Fruta Jun Jun del capitán de los Piratas Desafío, la cual paralizó a todos los presentes a excepción de el tras haberlos rodeado de un cubo verde.

-Suípu: Tsk, genial...

-Saibansho: Había olvidado lo molesta que era esta habilidad.

Confiado, Shellenger se acerca hacia Xiro con una sonrisa.

-Shellenger: Si bien no tenemos permitido atacar a los civiles, ¡sí que podemos atacar a los piratas!

El Galletazo dice esta última parte mientras hunde su guante metálico en el estómago de Xiro.

-Yukimen: ¿Una fruta que detiene el tiempo..?

-Denis: ¡Que no te engañe! ¡lo que realmente hace su habilidad es..!

-Shellenger: ¡Eh!

Rápidamente, el capitán retira su Quiet World para que Metadori pegue un salto hacia el navegante y así encestarle una patada en su rostro.

-Metadori: ¡Buoohoho, no arruines el misterio!

-Nechima: ¡¿Qué le haces a Denis?!

Molesta, la cyborg sujeta una de las piernas de Metadori para luego estrellarle contra el suelo.

-Sunfleader: ¡Venga venga, ustedes pueden! ¡acaben con esos idiotas!

-Spikes: ¡El participante Metadori recibe un fuerte golpe de parte de la contrincante Nechima!

Niper observa a Sunfleader y Spikes, quienes permanecen a lo lejos sin luchar.

-Niper: ¿Es que no saben pelear..?

-Sunfleader: ¡Cállate, idiota! ¡yo me especializo en animar a mis compañeros, no puedo permitir que me lastimen, podrían arruinar mi perfecta figura!

-Spikes: ¡Eso eso! ¡y yo me encargo de comentar lo que veo porque soy muy débil, tonto!

-Niper: (¿Y te enorgulleces por eso..?).

-Metadori: ¡Buoohoho, voy a vengarme por lo que me hicieron en el Mega Showdown!

-Nechima: ¡Acércate, pataditas!

El pirata comienza a correr hacia Nechima pero, justo antes de que esta le golpee, este salta por encima de ella para así llegar hasta Denis.

-Metadori: A por el noviecito primero.

-Nechima: ¡Eh!

El navegante de Los Orokamono se prepara para golpear a Metadori pero, antes de que lo logre, este último es alcanzado por una especie de láser el cual le encierra en un cubo de hielo.

-Denis: ¿Y-y eso?

Al voltearse, Denis ve a la persona responsable de dicha hazaña, la cual no es otra que Yukimen, quien soltó dicho láser de su gorro.

-Yukimen: ¡Ice Beam!

-Cunius: ¡Ooooh, ¿y eso?!

La científica observa el arma de Yukimen mientras sus ojos brillan, ignorando los golpes de Flashilence que simplemente traspasan su cuerpo gracias a su habilidad logia.

-Yukimen: ¡Es mi Ice Beam! ¡si bien tarda unos segundos en cargarse, es útil para derrotar oponentes rápidamente!

-Donny: ¡Gooahaha, esa arma es genial! ¡ojalá Nechima tuviese una así!

El músico recibe un puñetazo en la cabeza de parte de una enfadada Nechima. Por otra parte, Xiro activa su Voltage One frente a Shellenger, cosa que alarma a este último.

-Saibansho: Bien, parece que al fin le rematará.

-Xiro: ¡Nerfed Haisen Ken!

Pero al contrario de lo que todos creían, Xiro no ataca usando sus robustas piernas, sino que en su lugar usa uno de sus delgados brazos cableados, empujando a Shellenger pero causándole mucho menos daño del que podría haberle hecho.

-Cunius: ¿Huh?

-Niper: ¿Para qué activó el Voltage One si iba a usar su puño?

-Xiro: El Voltage One aumenta el poder de mis piernas a cambio de disminuir el de mis brazos. Por ende, ¡aprovecharé eso para seguir creciendo!

-Saibansho: Ya entiendo, planea vencer a sus oponentes con sus golpes más débiles para así incrementar lentamente su poder.

-Xiro: ¡Exacto! ¡las palabras de el ninja me inspiraron para seguir entrenando aún sin maestro!

Los comentarios del Supernova ofenden tanto a Shellenger como a sus compañeros.

-Shellenger: ¡¿Estás teniéndome piedad?!

-Xiro: *sonríe* En nuestro primer combate también te vencí estando debilitado, ¿recuerdas?

El Galletazo recuerda los pesados guantes de Piedra Marina que Xiro usó en su combate, logrando vencerle aún con tal desventaja, lo cual le enfurece aún más.

-Shellenger: ¡NO SE DE QUÉ ME HAB-!

Pero antes de que Shellenger logre acabar, este es congelado por el Ice Beam de Yukimen, lo cual alarma a sus compañeros.

-Volonger: ¡! ¡E-el capitán...!

-Uramonogiri: ¡..f-fue vencido!

-Spikes: ¡Retirada!

Tras sujetar a sus congelados compañeros, los Piratas Desafío salen corriendo mientras Nechima intenta perseguirlos.

-Nechima: ¡Vuelvan acá, putas gallinas!

Xiro vuelve a su forma base mientras se voltea hacia Yukimen.

-Xiro: ¿Porqué hiciste eso? Se estaba poniendo bueno...

-Yukimen: Lo siento, pero estaban perturbando la paz de la isla. Si bien los piratas pueden pelear entre ellos, la idea es que lo hagan en lugares alejados de civiles.

-Xiro: Ju.

-Yukimen: ¡Y ahora sigamos con el tour!

Y los piratas continúan siguiendo a la gobernante.

-Suípu: Espero que no nos encontremos con más enemigos antiguos...

-Donny: Descuida, la mayoría de piratas que vencimos ya están encarcelados.

Pero con lo que Donny no contaba...

A lo lejos, una figura masculina con una capa blanca observa la escena mientras esboza una sonrisa.

..Era que también habían enemigos que no entraban en la categoría de piratas.

Capítulo 730: Pandilla

Después de haber cruzado el puente al sur de la Isla Stonk, Yukimen guía a los piratas hasta una isla rodeada por un gran muro.

-Donny: Muy buena vista.

-Xiro: Pero si el muro no deja ver nada.

-Donny: Era sarcasmo..

-Yukimen: ¡Esta es la Isla Cancel, la "zona sin ley", por llamarla de alguna forma!

-Suípu: ¿Zona sin ley?

-Cunius: ¿Eso quiere decir que los marines pueden arrestarnos si nos ven en esta isla?

-Yukimen: No, pero sí tienen permitido atacarles.

-Nechima: Hah, que se atrevan.

El grupo se acerca hacia un gran portón que se halla en el muro, cosa que es vista por un hombre que se encontraba sentado encima de este.

-Hombre: ¡Oh oh, alto ahí!

Al verlos, el hombre baja de un salto para luego posicionarse delante del grupo, quienes ven las extrañas ropas que lleva, entre ellas un gorro que recuerda a un zorrillo, un pañuelo blanco y negro que cubre su boca, y varias cadenas doradas en su cuello.

-Suípu: Esas ropas...¿Es un vándalo?

El comentario del cocinero parece ofender al hombre, quien se le acerca enfadado.

-Hombre: ¡Eh eh, sin ofender! ¡estos son uniformes auténticos de la Skunk Gang!

-Suípu: ...¿La qué?

-Yukimen: La Skung Gang es una banda criminal dirigida por el gobernante de esta isla.

-Hombre: ¡Eso eso, aprende!

-Saibansho: ¿Dejan que un gobernante dirija una organización criminal?

-Yukimen: En realidad la fundó para así tener a los criminales del archipiélago bajo control. Aunque si les soy sincera, nunca sabré porqué el presidente Oscar no le quita su título.

-Hombre: ¡¿Qué dices tú de nuestro hermano?! ¡no le quitan su título porque tiene todo el swag!

-Yukimen: *suspiro* Como sea, que para pasar por esta isla hay que pagar..

-Donny: ¡¿Huh?!

-Hombre: ¡Aquí manda la Skunk Gang, y la Skunk Gang quiere dinero!

El hombre habla mientras realiza varios movimientos con sus manos dignos de un rapero, cosa que parece avergonzar a algunos de los presentes.

-Cunius: Eh...¿es necesario que hagas eso con las manos?

-Donny: No lo entenderías, Cunius.

-Hombre: ¡El de gafas guays parece entenderme! ¡en fin, que como es su primera vez les dejaré pasar gratis, pero las próximas deberán pagar tanto para entrar como para salir de la isla!

Sin más dilación, el vándalo abre el gran portón para así dejar pasar a Yukimen y a sus acompañantes, quienes notan al instante porqué la llaman "zona sin ley".

-Nechima: ¿Pero qué...?

Por un lado ven varios de los edificios en mal estado y con graffitis sobre ellos.

-Suípu: ¿..es este lugar?

Y por el otro ven a algunas personas pegándose en medio de la calle, entre ellas marines y piratas.

-Yukimen: Agh, bueno, ya saben en que isla NO van a hospedarse..

-Niper: ¿E-es necesario que veamos toda la isla?

-Yukimen: No, esto es más que suficiente, vayamos a la última isla que nos queda.

-Xiro: ¡Pero yo quiero ver todo el archipiélago!

-Suípu: P-pero Xiro, ¿a ti no te da algo con solo ver esta isla..?

-Xiro: Nop. ¡Ustedes adelántense, yo exploraré esta isla por mi cuenta!

-Donny: Como quieras.

-Saibansho: Cuidado, que los marines no te pisen la cabeza.

El capitán pirata se separa del grupo tras soltar una risa fingida por el comentario de Saibansho.

-Yukimen: ¿Estará bien solo?

-Denis: Seh, después de todo es nuestro capitán.

-Yukimen: Si tú lo dices me lo creo...

-Nechima(susurrando): Pff, "si tú lo dices me lo creo", más cursi imposible.

-Cunius(susurrando): Bájale a los celos.

-Nechima(susurrando): ¡No son celos, es que fue muy cursi!

Mientras el grupo de Yukimen continúa siguiendo a esta hacia el puente que lleva a la última isla, Xiro se dedica a explorar la Isla Cancel.

-Pirata: ¡Ugh..!

Mientras camina, el Supernova ve a un grupo de piratas siendo derrotados por un grupo de integrantes de la Skunk Gang. Uno de ellos se asegura de colocar su pie sobre la cabeza de quien parece ser su capitán, el cual no tuvo otra opción que arrodillarse ante ellos.

-Vándalo: ¿Qué intentaban eh? Les recordamos que la Skunk Gang manda aquí.

-Vándalo 2: Ahora cualquier tipo con un barquito y unos idiotas que le siguen se cree dueño de todo.

-Pirata: ¡P-pe-perdón! ¡pueden quedarse con las vidas de mis compañeros!

-Pirata 2: ¡¿EH?!

-Vándalo: ¡¿Nos estás dando órdenes?! ¡nos quedaremos con las vidas de todos ustedes y con sus pertenen-!

-Xiro: ¡Nerfed Ohm Kick!

El vándalo es pateado repentinamente por una delgada pierna cableada de Xiro, quien continúa con su entrenamiento especial.

-Vándalo: ¡Agh! ¡¿y este?!

-Vándalo 2: ¡Ohh, este es "Collar Eléctrico" Buke D. Xiro!

-Xiro: ¡El mismo!

-Vándalo: ¡Haremos una fortuna con su recompensa y con sus pertenencias!

El Supernova ignora a los vándalos para golpear al capitán pirata de antes, encargándose de dejarle inconsciente.

-Xiro: ¡No deberías regalar las vidas de tus compañeros como si no fuesen nada! y en cuanto a ustedes...

Tras esto, Xiro vuelve a centrar su atención en el grupo de la Skunk Gang.

-Xiro: ¿Les parece bien volverse ricos a base de las vidas de otras personas?

-Vándalo: Ehhh, ¿sí?

Los vándalos comienzan a reírse por las palabras de uno de sus compañeros, lo cual provoca que Xiro suspire y patee a uno de ellos con una de sus delgadas piernas, empujándole y haciéndole escupir sangre.

-Vándalo: ¡Eh, ¿estás bien, compa?!

-Vándalo 2: ¡S-sí! ¡el cabrón pega fuerte!

-Xiro: (Se nota que mis golpes en esta forma son mucho más débiles de lo normal...¡Lo cual solo me da más ganas de seguir usándola!).

Molestos, los vándalos sacan diferentes armas filosas, tales como espadas o cuchillos, para luego correr hacia el Supernova.

-Xiro: ¡Nerfed Kosaku Storm!

Este utiliza sus dos delgados brazos cableados para enviarles una lluvia de puñetazos a los vándalos. A pesar de contar con un notable decrecimiento de poder, Xiro es capaz de vencer a sus oponentes tras varios golpes.

-Xiro: Uf, y ya está...

Tras esto, el capitán desactiva su habilidad y vuelve a su forma base.

-???: ¡Deadly Look!

Gracias a su kenbunshoku, Xiro mueve su cabeza hacia un lado para esquivar un delgado láser rojo.

-Xiro: ¡¿Y eso?!

Al llevar la mirada hacia el sitio de donde provino, se encuentra con otro viejo enemigo.

-Impocto: ¡Volvemos a encontrarnos!

-Xiro: ¡Ah, tú!

-Impocto: ¡Exacto, soy yo! ¡el cerebro de la Marine, el científico Impocto!

-Xiro: ¿Cuántas veces nos hemos encontrado ya?

-Impocto: ¡Esta es la tercera! ¡y como sabrás, la tercera es la vencida!

Al oír esto, Xiro vuelve a convertir sus brazos en dos delgados cables, dispuesto a vencer a su oponente con sus débiles golpes.

-Impocto: Ohhh, no te equivoques, no pelearás contra mi.

-Xiro: ¿Huh?

-Impocto: No soy idiota, de hecho todo lo contrario, y se que no puedo vencerte. ¡Pero mi colega seguro que sí puede!

Tras decir esto, Impocto señala a una pared con sus manos y patas metálicas, de la cual sale un marine alto y robusto.

-???: ¿Es mi imaginación o has perdido poder, Buke D. Xiro?

Al reconocer al marine, algunas gotas de sudor comienzan a caer por el rostro del Supernova.

-Xiro: ¡A-ay mierda! ¡tú eres..!

-???: Ho, veo que me recuerdas.

El marine alza uno de sus brazos para luego recubrirlo con busoshoku.

-Xiro: ¡E-eres el flechas, Yumi!

["Flecha Humana" Yumi, vicealmirante de la Marine y viejo enemigo de Xiro].

Capítulo 731: Revancha

A las afueras de la Isla Cancel...

-Hombre: ¡Más les vale que les haya gustado el recorrido!

Un integrante de la Skung Gang se "despide" del grupo de Yukimen y Los Orokamono, quienes se alejan algo aliviados por abandonar la isla.

-Hombre: ¡Recuerden venir con sus bolsillos llenos de pasta, porque por si se les olvidó hay que pagar para entrar y salir!

-Nechima: Asco de isla, no sé porqué Xiro decidió explorarla.

-Suípu: Es bastante desagradable, sí..

-Cunius: Así es Xiro. Siempre quiere ver todo, incluyendo lo malo.

-Denis: Ahora nos queda la última isla, ¿verdad?

-Yukimen: ¡Correcto! ¿siempre eres así de atento?

La mujer dice esto mientras vuelve a pegarse a Denis, sonrojando a este último.

-Niper: (Tampoco hacía falta prestar mucha atención...).

-Nechima: Eh, ¿es necesario que te pegues a el cada 2x3?

Al oír a la cyborg, Yukimen se detiene y se voltea hacia esta.

-Cunius: (Oh oh).

-Yukimen: A el no parece molestarle, ¿porqué a ti sí?

-Nechima: No estoy molesta, es solo una pregunta.

La gobernante se voltea para seguir caminando mientras dice en voz baja:

-Yukimen: Pues vaya mierda de pregunta...

Ni bien oír esto, Nechima intenta acercársele mientras aprieta sus dientes y puños, pero es detenida por Cunius y Donny, quienes la sostienen con fuerza.

-Nechima: ¡Te oí, TE OÍ!

-Yukimen: ¿? ¿Acaso dije algo malo, Denis?

-Denis: Oh vamos, fue una pequeña broma, Nechima.

-Nechima: ¡¿Qué?! ¡¿ahora vas a defenderla?!

-Denis: Tampoco fue para tanto...

-Yukimen: Eso, perdón si mi bromita te ofendió, creí que eras más madura.

La gobernante vuelve a voltearse hacia delante para así seguir con el recorrido, no sin antes lanzarle una sonrisa maliciosa a Nechima, quien nuevamente intenta ir a por ella.

-Donny: ¡Y-ya cálmate!

-Cunius(susurrando): ¡Si le partes la cara frente a Denis perderás puntos!

Viendo que su amiga tiene razón, la cyborg decide calmarse, por lo que Donny y Cunius la sueltan.

-Saibansho: Si mal no recuerdo, dijiste que la próxima isla tenía altas temperaturas, ¿verdad?

-Yukimen: ¡Correcto! ¡por ende, les recomiendo quitarse las ropas pesadas!

-Niper: Tarea fácil para Saibansho. ¿Entienden? porque va sin camisa.

-Suípu: No expliques el chiste.

-Denis: Al fin, una isla calurosa..

Y mientras Los Orokamono cruzan el puente que lleva hacia la última isla por visitar...

-Xiro: ¡Nerfed Haisen Ken!

El capitán de dicho grupo le lanza uno de sus débiles puños al vicealmirante Yumi, quien apenas siente dolor en su mejilla.

-Yumi: ¿Estás conteniéndote? ¡¿contra mi?!

Aprovechando esto, Flecha Humana sujeta el delgado brazo cableado del Supernova con fuerza.

-Xiro: ¡Ay, s-suelta!

-Yumi: ¡Con gusto!

El vicealmirante acerca a Xiro para luego soltarle y encestarle un puñetazo negro en la cara, haciéndole retroceder y soltar un poco de sangre.

-Yumi: ¡Bow Crash!

-Xiro: ¡Agh! ¡Nerfed-!

Pero antes de que Xiro logre realizar su movimiento, su oponente le patea el mentón, haciendo que vuelva a soltar sangre por la boca.

-Yumi: ¡Nada de "nerfed", quiero que me ataques enserio! ¡he comenzado esta pelea para ver qué tan fuerte me volví desde nuestro último encuentro!

-Impocto: ¡Y de paso para quitarte todas las extremidades y así arrestarte con mayor facilidad!

-Xiro: Vale, como quieras. Además, si sigo así seguramente me quede sin dientes.

Habiendo dicho esto, el capitán pirata activa su Voltage One a la vez que Yumi salta hacia atrás al verle.

-Yumi: Hace tiempo que no oigo noticias sobre tu banda en los periódicos, ¿será que ya se están oxidando?

-Xiro: *sonríe* No tienes ni idea de todo lo que perdiste.

El pirata salta hacia Yumi mientras lleva una de sus piernas hacia atrás para luego recubrirla con busoshoku. Viendo esto, el vicealmirante hace lo mismo con su brazo.

-Xiro: ¡Black Ohm Kick!

-Yumi: ¡Bow Crash!

Desde la distancia, Impocto ve sorprendido como el dúo choca sus extremidades ennegrecidas. Dicho choque genera una gran onda expansiva que llama la atención del resto de turistas.

-Hombre: ¡Oh, miren eso!

-Vándalo: ¡Pelea! ¡un vicealmirante vs. un capitán bastante famoso!

-Vándalo 2: ¡Eh eh, que estoy viendo cuerpos de compañeros nuestros!

Tanto los civiles como algunos integrantes de la Skunk Gang se acercan para ver el combate entre Xiro y Yumi.

-Hombre: ¡Acaba con ese pirata!

-Vándalo: ¡Que no, que le partas la cabeza al marine!

Tanto Xiro como Yumi se golpean simultáneamente al distraerse por el público.

-Xiro y Yumi: ¡Cállense, que intentamos pelear!

El grito de ambos hace que el público se asuste y se calle. Ya estando nuevamente concentrados en la pelea, ambos oponentes intercambian golpes mientras se elevan con el Geppo.

-Xiro: ¡Ha!

El Supernova logra asestarle una patada en la cara al vicealmirante, haciéndole escupir sangre a la vez que le hace retroceder.

-Yumi: ¡Ay! ¡Seigi no Kamome!

Moviendo una de sus piernas hacia abajo, Yumi le lanza a su oponente un proyectil en forma de gaviota.

-Xiro: ¡!

-Yumi: ¡Así es, puedo usar Rankyaku!

Sin embargo, la emoción le dura poco al ver como su proyectil es destruido por otro proyectil similar al suyo lanzado por el pirata.

-Xiro: Heh, ¡yo también puedo hacer eso!

-Yumi: Tsk, presumido.

Al ver como Flecha Humana se impulsa hacia el con su Geppo, Xiro decide hacer lo mismo. Estando lo suficientemente cerca, el capitán pasa a su Voltage Two.

-Yumi: ¡!

-Xiro: ¡Gorilla...!

En lugar de golpearle, el Supernova opta por sujetar a Yumi con sus grandes brazos para luego estrellarle con fuerza contra el suelo.

-Xiro: ¡..Smash!

Acto seguido, lleva uno de sus puños hacia atrás mientras cae hacia el marine.

-Xiro: ¡Del Ko-!

-Yumi: ¡Seigi no Kikanjuu!

El pirata se ve obligado a cancelar su ataque tras ver una gran cantidad de flechas negras dirigiéndose a el a toda velocidad.

-Xiro: ¡!

Después de haber recibido algunas flechas, el pirata se cubre rápidamente con sus robustos brazos negros.

-Yumi: (Sus robustos brazos combinados con su haki pueden resistir mis flechas...Eso quiere decir que mi busoshoku aún es débil).

Viendo la poca efectividad de su lluvia de flechas, Yumi decide cesar su ataque. Al ver esto, Xiro alza uno de sus brazos...

-Xiro: ¡Hora del golpe de gracia! ¡King Kong!

..Para luego incrementar considerablemente su tamaño, cubriendo a Yumi con la sombra de su gran brazo negro.

-Yumi: ¡¿Y eso?!

-Xiro: (Menos mal que los civiles están lo bastante lejos como para salir prácticamente ilesos).

Y mientras el Supernova le lanza su gran ataque al marine, este último lleva sus dos brazos negros hacia atrás mientras dispara dos flechas por debajo.

-Yumi: ¡Dark Missile!

Tras dispararlas, el vicealmirante salta para montarse en sus dos flechas y así acercarse velozmente, cosa que sorprende a su oponente.

-Xiro: (Ohh, creo que eso es nuevo).

-Yumi: ¡No eres el único que aprende con sus derrotas, Buke D. Xiro! ¡esta técnica se me ocurrió después de aquel combate contra Ull!

Unos segundos después, ambos oponentes chocan sus poderosos golpes. Si bien permanecen forcejeando por un tiempo, Yumi finalmente es superado por el gran puño de Xiro.

-Yumi: ¡N-no lo entiendo..! ¡¿po-porqué..cada vez que nos enfrentamos..yo acabo perdiendo?!

Tras decir esto, Flecha Humana es aplastado por el gran puño, el cual levanta una gran cantidad de polvo y empuja a alguno de los espectadores, entre ellos Impocto.

-Impocto: ¡Agh, p-puto pirata..!

Mientras retrocede, el científico cierra uno de sus puños con furia al recordar el King Kong de Xiro, el cual le venció en el pasado.

-Vándalo: ¡Eh eh, que el Collar Elétrico está op!

-Vándalo 2: ¡Ya ves! ¡imagínate lo que molaría reclutarle!

Tras aplastar al vicealmirante, Xiro vuelve a la normalidad mientras aterriza, asomándose por el gran cráter formado por su puño y viendo a Yumi inconsciente dentro de el.

-Xiro: *jadeo* ¡Vuelve a desafiarme las veces que quieras!

Sin nada más que decir, el Supernova se retira de la escena algo cansado.

-Hombre: V-vaya combate...

-???: Ya ves, quien diría que tendríamos la suerte...

Un hombre pelirrojo que se hallaba viendo la pelea sonríe mientras observa a Xiro y abraza a dos mujeres que le acompañan.

-Vesla: ..De cruzarnos con el enemigo del capitán.

Capítulo 732: La primera orden

Tras ver como su compañero Yumi fue derrotado, Impocto se acerca hacia el para levantarle con sus brazos y sus cuatro patas de Piedra Marina.

-Impocto: Tsk, y pensar que ese mocoso es capaz de cargarse a un vicealmirante como Yumi el solito..

Mientras se lleva a Flecha Humana del gran cráter generado por el puño de Xiro, el científico observa enfadado a los espectadores, quienes comienzan a susurrar diferentes cosas.

-Hombre(susurrando): Eh, como que Buke D. Xiro le pegó una paliza, ¿no?

-Mujer(susurrando): Tal vez el cargo de vicealmirante no es para tanto...

-Impocto: ¡¿Y ustedes qué miran?! ¡mi compañero estaba...cansado, por eso perdió contra un pirata!

Viendo como el ojo biónico del marine se ilumina, la mayoría de espectadores deciden salir corriendo. Tras esto, Impocto saca un Den den mushi de su bolsillo.

-Impocto: Aquí Impocto, ¿podrías venir a echarme una mano? Han vencido a Yumi y me cuesta bastante cargarlo.

-???: ¿Vencieron a Yumi? ¿fue un pirata? ¿quién?

-Impocto: Sí, fue Buke D. Xiro.

-???: ¿Lo venció con ayuda? ¿porqué no apoyaste a Yumi?

Ante la pregunta de quien parece ser su compañero, Impocto intenta cerrar su boca con fuerza, pero por alguna razón la abre.

-Impocto: ¡No, lo venció el solo! ¡y yo no quería meterme porque Buke D. Xiro ya me venció una vez y me da algo de miedito!

-???: Ya veo...

-Impocto: Agh, ¡Shitsuyoi, tu habilidad es muy molesta! ¡¿podrías parar de usarla con tus aliados?!

["El Interrogatorio" Shitsuyoi, vicealmirante de la Marine y usuario de la Fruta Shin Shin].

-Shitsuyoi: No creo, es bastante divertido. En fin, estaré allí en unos minutos.

Mientras el vicealmirante cuelga, este suelta las orejas de un inconsciente Lapahn para dejarle junto a otros conejos inconscientes.

-Shitsuyoi: Trabajo por aquí, trabajo por allá...

Tras esto, El Interrogatorio se retira, dejando atrás a un niño que había sido acorralado por los Lapahn.

-Barbagris: Bien, ahora sí podemos hablar.

A su vez, en un oscuro callejón de la Isla Cancel, Barbagris habla a solas con Kuroi Shinzo.

-Shinzo: ¿Porqué tenemos que hablar en un callejón?

-Barbagris: Sería demasiado raro ver a un Yonko hablando con un Guerrero del Mar.

-Shinzo: Pudimos haber ido a un lugar con más luz...(Tsk, muy astuto, me llevó a un lugar oscuro para que no pueda robarle su sombra).

-Barbagris: Conozco tu habilidad, no soy tonto. De seguro te mueres de ganas por obtener mi sombra.

-Shinzo: Hahah, sí, no voy a mentirte. Sin embargo, sería inútil robártela ahora que vas a darme parte de tu poder.

-Barbagris: Ah cierto, tengo que recompensarte por lo que hiciste con Rixo.

El capitán le extiende su mano a Shinzo, dándole a entender al Guerrero del Mar que debe extender su brazo.

-Barbagris: Llamé a esta habilidad "Over Heaven", ¿buen nombre, verdad?

Tras esto, Barbagris inserta uno de sus cables en la piel del brazo de Shinzo, quien aprieta sus dientes para, segundos después, sentir un ligero aumento de poder.

-Shinzo: (Pensar que tiene tanto poder que puede regalarlo...).

-Barbagris: Y ya estaría. Ahora si me permites, voy a reunirme con mis compañeros para pasarla bien con las mujeres de esta isla.

Justo cuando el Yonko se da la vuelta para retirarse de aquel callejón, las palabras de Shinzo le detienen.

-Shinzo: ¡Eh, espera!

-Barbagris: *se voltea* ¿Ahora qué? No hay devoluciones.

-Shinzo: Viendo el gran poder que tienes, creo que tú aprovecharías mi habilidad mejor que el gobierno.

Ante estas palabras, Barbagris abre sus ojos sorprendido para quedarse callado por unos segundos.

-Barbagris: Tú...¿estás diciendo que quieres unirte a mi?

-Shinzo: ¡Eso mismo! Estando de tu lado podré pegarme con tipos fuertes, como por ejemplo los almirantes o el resto de Guerreros del Mar.

Una sonrisa de emoción se dibuja en el rostro del Yonko, quien la oculta rápidamente dándose la vuelta.

-Barbagris: (No solo tiene una habilidad útil, sino que también cuenta con bastante poder. Perfectamente podría convertirse en uno de Los Cinco Superpiratas...).

-Vesla: ¡Eh, capitán!

El pensamiento de Barbagris es interrumpido por el grito de Vesla, el cual se hallaba viendo al dúo desde lo alto de un edificio.

-Barbagris: ¿Y tu que haces ahí?

-Vesla: ¡Estaba buscándole!

Mientras habla, el Superpirata pega un salto para aterrizar frente al Yonko.

-Vesla: ¡Acabo de encontrarme con Buke D. Xiro!

Tanto el Yonko como el Guerrero del Mar abren sus ojos sorprendidos ante la revelación de Vesla.

-Barbagris: ¡HO HO!

-Shinzo: ¿Buke D. Xiro? (Oh, cierto. Ahora que recuerdo, creo que Barbagris tiene alguna conexión con el).

-Barbagris: ..Bien, ya se que hacer.

Barbagris se acerca hacia Shinzo después de decir esto, intrigando a Vesla, quien ni siquiera sabe porqué el Guerrero del Mar sigue ahí.

-Barbagris: Shinzo, para poder unirte, deberás cumplir con tu primer orden.

-Vesla: (¿Eh? ¿Kuroi Shinzo va a unirse?).

-Shinzo: *sonríe* Quieres que capture a Buke D. Xiro, ¿verdad? Tal y como hice con Rixo.

-Barbagris: Sí, pero esta vez no dejes que la Marine lo capture. Una vez le hayas derrotado, tráelo ante mi.

Tras oír esto, Shinzo utiliza su habilidad para moldear su sombra y así darle la forma de dos grandes alas de murciélago.

-Barbagris: Ah, y otra cosa, derrótale cuando no se encuentre junto a sus aliados. La idea es que sea una sorpresa para su tripulación.

-Shinzo: Entendido. ¡Espero que sea más fuerte que Voltio Cruel!

El pirata dice esta última parte mientras se eleva con sus alas, haciendo que Barbagris suelte una risa y Vesla quede aún más confuso.

-Xiro: Agh, genial, ahora tengo que encontrar a Nechima...

Mientras tanto, el capitán de Los Orokamono camina por la Isla Cancel mientras se cubre las heridas causadas por Yumi.

-Xiro: Ojalá poder derrotar a tipos como el en "estado nerf", pero bueno, tendré que ir de a poco.

Unos segundos después, el Supernova es rodeado por varios integrantes de la Skunk Gang.

-Vándalo: Tu te cargaste a algunos de nuestros hermanos, ¿verdad?

-Vándalo 2: ¡Y el que se mete con la Skunk Gang se muere!

-Xiro: Oh bueno...

Tras convertir sus dos brazos en cables, el capitán pirata pasa la energía de estos hacia sus piernas cableadas para así seguir con su entrenamiento.

-Xiro: ¡Aprovecharé para seguir entrenando!

Sin embargo, uno de los vándalos sale volando antes de que Xiro logre golpearle, intrigando tanto al pirata como a los otros vándalos, quienes se voltean para buscar al responsable.

-Vándalo: ¡¿Otro más que intenta-?! ¡ah, pero si es una mujer!

Tal y como dijo el vándalo, detrás de ellos se hallaba una mujer pelirroja. Al verla, los hombres adoptan sonrisas lascivas.

-Vándalo 2: ¡Y además está buena!

-???: ¿Que estoy buena dices? Eso solo puede decírmelo una sola persona...

Repentinamente, el vándalo sale disparado tras ser pateado en el estómago por la mujer.

-???: ..¡Y esa persona es mi novio!

-Xiro: ¡Oh, tu eres la esposa de Suípu!

Al oír esto, la mujer pelirroja se sonroja por unos segundos, sacudiendo su cabeza para volver a la normalidad.

-Lucy: ¿Esposa...? No vayas tan rápido, por ahora soy su novia.

-Xiro: Lo mismo.

-Vándalo: ¡Eh eh, el rostro de esa ramera me suena, creo que es-!

Pero el vándalo no logra acabar al ser sujetado del cuello de la camisa por Lucy.

-Lucy: ¿Cómo me llamaste? Te reto a repetirlo.

-Vándalo: .....

-Lucy: Sí, eso pensé.

Tras esto, la Supernova lo lanza hacia arriba para luego patearle el rostro y así estrellarle contra un edificio.

-Lucy: Xiro, ¿qué haces explorando esta isla? Está llena de personas desagradables.

-Xiro: ¡Siempre es bueno explorar!

-Lucy: ¡No cuando todos los hombres te tocan ni bien pasar por su lado! ¡o cuando intentan comprarte! ¡o cosas peores que no digo porque eres jovencito!

-Xiro: No entiendo, ¿porqué te molesta que te toquen?

-Lucy: Agh, Suípu tenía razón, eres demasiado inocente.

Aprovechando la conversación de ambos piratas, el vándalo restante saca una navaja de su bolsillo mientras se acerca lentamente hacia Lucy por la espalda.

-Vándalo: (Asquerosa mujer entrometida...Ojalá sobrevivas a mi apuñalada, para así aprovechar ese cuerpo tuyo).

El hombre sonríe mientras se acerca hacia la espalda de la mujer. Sin embargo, no llega a apuñalarla tras sufrir cuatro profundos cortes en su torso.

-Xiro: ¿?

-Lucy: *se voltea* ¿Y eso?

-Jen: Tenga más cuidado, capitana, casi la apuñalan.

La Supernova se encuentra con Jen, el Jefe de Personal de su banda, y con el vándalo derrotado por las garras de su compañero.

-Lucy: Oh, ahí estás Jen. En fin, vayámonos de esta isla lo más pronto posible.

-Xiro: Pero aún no la exploré al 100%...

-Jen: Créeme, esta vez no vale la pena.

-Lucy: ¿Dónde están Suípu y el resto?

-Xiro: Fueron hacia la isla que falta, la que está arriba de esta.

-Lucy: ¿Te refieres a la isla que está al norte de esta? Pues vamos, que nosotros tampoco la vimos.

Y mientras el trío de piratas camina hacia la isla restante, Shinzo observa a Xiro desde lejos, parado sobre un edificio.

-Shinzo: Oh vaya, parece que estará acompañado un largo rato...Bueno, puedo esperar mientras le sigo, no tengo prisa.

Habiendo dicho esto, Dark Master vuelve a elevarse con sus oscuras alas para seguir al Supernova.

Capítulo 733: La isla de los eventos

Mientras Xiro, Lucy y Jen intentan reunirse con el resto de Los Orokamono...

-Mizuta: ¡HA!

El actual capitán de la Banda del Círculo Azul tumba a un hombre alto y corpulento con su palma. Cabe resaltar que ambos se hallan en una gran arena cuadrada rodeada por una cerca metálica y por una gran cantidad de espectadores, entre ellos los compañeros de Mizuta.

-Presentador: ¡Y con esto, "El Torpedo" Mizuta obtiene su décima victoria en el Domo Batalla! ¡y ya saben lo que significa eso!

-Anaka: ¿Huh? ¿qué tiene de especial la décima victoria?

-Brain Boy: ¿No leíste el folleto? Tras ganar 10 peleas consecutivas, puedes desafiar a uno de los campeones del domo. Por lo que vi, si ganas puedes obtener dinero o una casa en esta isla.

-Anaka: ¡¿Gratis?!

-Polker: Bueno, "gratis", tienes que salir vencedor~

Una parte de la cerca es abierta por dos grandes empleados del domo, dejando entrar al oponente de Mizuta, el cual es un hombre alto y corpulento con el abdomen al decubierto, así como tener dos tatuajes en forma de estrella, guantes de boxeo, y un sombrero negro.

-Presentador: ¡Veamos si Mizuta es capaz de derrotar a su primer campeón: Kelly Funk, el hombre capaz de transformarse!

-Anaka: ¿Transformarse?

-Hombre: ¡Ohh, Kelly Funk está usando su forma final!

-Brain Boy: ¿Forma final?

-Hombre 2: ¡Que emoción, casi nunca pelea con su forma final! Aunque no veo a su hermano por ningún lado..

-Kelly: ¡¿Este pez enano es mi oponente?!

El hombre se acerca hacia el gyojin mientras este último ignora sus insultos y se coloca en postura de combate, extendiendo su palma hacia delante.

-Kelly: ¡Si no te retiras ahora que te estoy dando la oportunidad, vas a acabar esparcido por toda la arena!

-Mizuta: Que yo sepa está prohibido asesinar a tu oponente.

-Kelly: ¡Eso solo aplica para los luchadores normales! ¡nosotros los campeones podemos hacer lo que queramos con nuestros oponentes!

-Mizuta: Ya veo...

El presentador golpea una campana mientras grita:

-Presentador: ¡COMIENCEN!

-Kelly: ¡Rarara Rambo!

Ni bien comenzar el combate, Kelly le lanza una lluvia de puñetazos a Mizuta, quien se dedica a bloquear los golpes de su oponente con una de sus palmas.

-Kelly: ¡Tsk, ¿qué pasa?!

-Mizuta: ¡Sansenmaigawara Seiken!

Extendiendo su mano libre, el gyojin golpea a su oponente en el pecho, haciéndole escupir algo de sangre y haciéndole retroceder.

-Mizuta: Si no te retiras ahora que te estoy dando la oportunidad, vas a acabar mucho peor que eso.

-Kelly: ¡¿Cómo se te ocurre copiar mi amenaza para volverla una mierda?!

Enfadado, Kelly comienza a correr hacia Mizuta mientras lleva su brazo hacia delante, dando a entender que planea embestirle.

-Mizuta: (Bueno, era obvio que no se rendiría, después de todo tiene una reputación como campeón que mantener).

El Torpedo lleva uno de sus puños hacia atrás para recubrirlo con busoshoku.

-Mizuta: ¡Yosenmaigawara Seiken!

Acto seguido se lo lanza a Kelly Funk, quien por unos segundos logra forcejear contra el puño de Mizuta con su embestida.

-Mizuta: ¡Si te hubieses retirado, habrías perdido pero al menos no hubieses acabado rostizado!

-Kelly: ¡¿Eh, d-de qué hablas?!

Finalmente, el puño de Mizuta logra superar a su oponente, empujándole hasta la cerca que los rodeaba la cual electrocuta a Kelly.

-Kelly: ¡¡AGHHHHH!! ¡N-NO SABÍA E-ESTO!

-Mizuta: Si no sabías lo de la cerca quiere decir que nunca tuviste que recurrir a ella, lo cual me hace pensar que no te gusta ganar de esa forma al moler a golpes a tus oponentes incluso después de vencerles.

-Presentador: ¡INCREÍBLE, EL GANADOR ES "EL TORPEDO" MIZUTA!

Si bien el público permanece callado por un tiempo, luego pega un grito mientras alza sus puños.

-Polker: Como esperaba de nuestro capitán~

-Presentador: ¡Ahora tiene la oportunidad de elegir entre Beli100.000.000, una gran suma de dinero, o una casa permanente en la Isla Hillenge!

-Anaka: ¡¿Permanente?!

-Brain Boy: Osea que puedes permanecer en la isla incluso cuando expire tu tiempo límite...Eso está bastante roto.

-Mizuta: No estoy interesado en quedarme por mucho tiempo, así que elijo el dinero.

-Presentador: (Oh, eso es bastante raro) ¡Pues ya está, "El Torpedo" Mizuta se queda con los 100 millones a la vez que se convierte en uno de los campeones del Domo Batalla! ¡ahora tiene la posibilidad de seguir desafiando a los demás campeones para seguir obteniendo recompensas!

-Mizuta: Por ahora es suficiente, a lo mejor vuelvo luego.

El gyojin se retira de la arena después de que dos hombres la abran por el. Al ver como Mizuta se retira, sus compañeros se acercan hacia el para seguirle.

-Anaka: ¡Buena esa, Mizuta! ¡les pegaste una paliza a todos y de paso ganaste 100 millones!

Mientras los piratas se retiran, una figura masculina observa a Mizuta a través de un cristal mientras fuma un puro.

-???: Este nuevo obstáculo parece peligroso. Lo más probable es que ni siquiera sepa que, al vencer a un campeón, este pierde su hogar en la isla.

El hombre hace una pequeña pausa para exhalar humo y luego levantar una reluciente extremidad dorada agrietada.

-???: En cuanto solucione esto, me aseguraré de quitármelo de en medio, sin importar el método. Erradicaré a cualquiera que suponga el más mínimo peligro.

A su vez, en esa misma isla...

-Yukimen: ¡Bien, aquí estamos! ¡les presento la Isla Hillenge!

El grupo de Yukimen llega a la Isla Hillenge, donde notan ni bien llegar las altas temperaturas de las que su guía les había hablado con anterioridad.

-Denis: Ohh, que agradable...

-Niper: ¿Agradable? ¡pero si me estoy muriendo ni bien llegar!

-Yukimen: Veo que te gusta el calor, Denis. Pero aún así, ¿no quieres quitarte algo de ropa?

-Nechima: (Tsk, ve más despacio).

-Denis: No gracias, así estoy bien, Yukimen.

A diferencia del navegante, la mujer sí que se quita sus ropas, concretamente su bufanda y su abrigo blanco, revelando una camisa roja sin mangas que deja al descubierto su vientre y parte de sus pechos.

-Yukimen: Tu puedes decirme Yuki.

Al ver esto, Denis desvía la mirada mientras se cubre su cara con su bufanda, cosa que le hace gracia a Yukimen.

-Suípu: Denis, quítate todos esos abrigos, que me da calor el solo verlos...

-Nechima: Puedes ir con el torso al aire como yo y Saibansho.

-Suípu: No es mi estilo. ¿Tantas ganas tienes de verme sin camisa, Nechima?

-Nechima: Silencio, gusano, que no estoy de humor.

-Yukimen: ¡Bien, ahora síganme, que en cuanto acabemos el recorrido por esta isla, finalmente acabaremos el tour!

-Nechima: Al fin...

Los piratas se dignan a seguir nuevamente a su guía por la calurosa isla. Al cabo de unos minutos, algunos de Los Orokamono ya se hallan al borde la muerte a causa del calor.

-Niper: *jadeo* ¿N-no hay..u-una heladería o..u-una piscina..o algo..?

-Donny: Do-Donny quiere...he-helado de fresa...

-Saibansho: Tampoco es para tanto, muchachos.

-Cunius: ¡¿Que no?!

La científica, también bastante acalorada, levanta una de sus manos para generar cobre fundido.

-Cunius: ¡Mira, no puedo solidificar el cobre!

-Suípu: Supongo que estoy acostumbrado al calor gracias a las altas temperaturas que emana mi cuerpo.

-Nechima: ¿Como hace Lucy para aguantarte?

Al cabo de un rato, los piratas llegan a un edificio con un gran tenedor y cuchillo cruzados.

-Yukimen: No sé si ya lo dije, pero la Isla Hillenge es conocida por contar con una gran cantidad de eventos y concursos.

-Niper: Pues no, no lo habías dicho. ¿"Food Wars"?

El tirador sacó ese nombre de un gran cartel que se halla frente al edificio.

-Yukimen: ¡Exacto! Este es el concurso anual de cocina, Food Wars.

-Suípu: ¿Concurso de cocina?

-Yukimen: Sip. El ganador recibe 300 millones de berries.

-Donny: ¡¿300 millones?! ¡eso es lo que vale Lucy!

El músico es golpeado en la cabeza por una de las escobas de Suípu.

-Suípu: ¡Lucy vale mucho más!

-Denis: ¿Vas a participar, Suípu?

-Suípu: Yo no cocino para obtener dinero, lo hago para que mis seres queridos puedan alimentarse de la mejor manera posible.

-Cunius: G-guau...

-Nechima: Ho, al fin dices algo coherente.

Tras haber visto el edificio, Yukimen y el grupo de piratas se retira.

-Suípu: (Momento).

Sin embargo, Suípu se detiene sin que el grupo se percate.

-Suípu: (Si obtengo los 300 millones..podría comprarle aquel collar a Lucy..).

El cocinero recuerda el reluciente collar que vio en una de las tiendas de la Isla Stonk.

-Suípu: (¡Bien, decidido! Y técnicamente no me estoy contradiciendo, solo estoy haciendo uso de mis habilidades por el bien de otra persona...¿no?).

Sin más dilación, el pirata entra al gran edificio dispuesto a ganar el premio.

Capítulo 734: El hombre que no rechaza una pelea

-Niper: ¿? ¿Dónde está Suípu?

Los Orokamono notan la ausencia de Suípu unos pocos minutos después de que este se separase del grupo para inscribirse en el concurso de cocina.

-Saibansho: Habrá ido a inscribirse en aquel evento de cocina.

-Nechima: Eso o fue a acosar a alguna mujer.

Mientras caminan, Nechima se fija en que Yukimen continúa charlando con Denis delante del grupo.

-Yukimen: ¿Eh? ¿antes vivías en un palacio?

-Denis: Sí, en una isla del East Blue conocida como Tenki Land.

-Yukimen: ¿Y porqué te fuiste? ¿fuiste exiliado o algo?

-Denis: No, simplemente quise abandonar esa vida para unirme a Xiro. ¡De las mejores decisiones que tomé!

-Yukimen: ..N-no lo entiendo, ¿abandonaste una vida así para volverte pirata?

-Denis: Claro. Después de todo, no solo fueron mis primeros amigos, sino que también fueron los primeros piratas no desagradables que conocí.

-Yukimen: Eso suena a cosa de tu pasado....¿E-está mal que pregunte sobre eso?

-Nechima: Tsk, y lo sigue conociendo cada vez más.

-Donny: ¿Helado?

Mientras come helado, el músico le pasa otro helado de chocolate a su compañera, quien algo intrigada lo sujeta.

-Nechima: ¿De dónde lo sacaste?

-Donny: Donny lo...tomó prestado.

La cyborg se fija en que Cunius y Niper también se hallan comiendo helado de Donny.

-Niper: No preguntes, solo gózalo.

De repente, el grupo ve a lo lejos como una banda de piratas corre hacia ellos mientras cargan grandes bolsas.

-Pirata: ¡Ca-capitán, c-creo que lo perdimos de vista!

Uno de los piratas observa hacia atrás mientras corre, alegrando a su capitán con sus palabras.

-Capitán: ¡Perfecto! ¡no se quien mierda era ese tipo, pero por meterse en nuestro robo lo sacaremos del medio en cuanto llevemos el botín un lugar seguro!

-Niper: ¿Y esos?

-Donny: Tienen pinta de ladrones.

-Yukimen: Aish, genial. Bueno, al menos vienen directo hacia nosotros.

La mujer lleva sus dos dedos índice hacia su gorro para comenzar a cargar su Ice Beam.

-Donny: Y al que se salve Donny lo corta, por ladrón.

-Niper: (Miren quien lo dice..).

-Capitán: ¡Eh, ustedes! ¡quítense del medio o los llenamos de plomo!

-Yukimen: ¡Ice-!

La gobernante no llega a lanzar su rayo ya que la cabeza del capitán pirata es estampada contra el suelo por una patada.

-Pirata: ¡Ca-capitán!

-Pirata 2: ¡Agh, es el tipo de antes!

El recién llegado hombre salta hacia atrás para dejar que el capitán se levante, el cual ve enfadado como su sangre comienza a caer de su cabeza.

-Capitán: ¡Tsk, tú, malnacido..! ¡¿No que lo habíamos perdido?!

-Pirata: ¡E-eso parecía!

Unos segundos después, otro hombre llega a la escena para patear por la espalda a uno de los piratas. Sorprendentemente, dicho hombre es idéntico al otro, intrigando a todos los presentes.

-Denis: ¿P-pero qué..?

-Cunius: ¿Gemelos?

-Yukimen: Ah, eres tú.

-???: ¡Hiahaha, claro que soy yo! ¡¿qué otra persona disfrutaría tanto la protección de esta isla?!

-Saibansho: ¿Lo conoces, Yukimen?

-Yukimen: Así es. El es gobernante de esta isla, Warihiai.

-Niper: ¡¿El gobernante..?!

-Pirata: ¡¿..de la isla?!

-Donny: ¿Cuál de los dos?

-Capitán: ¡¿QUÉ MAS DA?!

El capitán pirata saca un largo sable de su espalda para luego moverlo rápidamente hacia Warihiai, cortándole su cuello.

-Cunius: ¡L-lo ha matado!

-Yukimen: No lo creo.

-Capitán: ¡Haahaha-!

El capitán deja de reírse al ver como el cuerpo del hombre se convierte en una especie de bola gelatinosa, la cual sale volando hacia quien parece ser el verdadero Warihiai para mezclarse con el cuerpo de este.

-Capitán: ¡¿P-PERO QUÉ?!

-Saibansho: ¿Clonación..?

-Warihiai: ¡Hiaahaha, algo así! ¡Hi Gun!

El gobernante saca cinco bolas gelatinosas de su cuerpo, las cuales se convierten en copias idénticas a el unos pocos segundos después.

-Cunius: ¡Ohhh, genial!

-Nechima: Una habilidad que te permite clonarte...¡Es bastante genial, sí!

-Warihiai: ¡Para ser exactos, es el poder Bunta Bunta! ¡La capacidad de dividir las emociones de las personas...ese es mi poder!

-Denis: ¿Dividir las emociones?

-Nechima: ¿Cómo funciona eso?

-Capitán: ¡¿A QUIÉN LE IMPORTA COMO FUNCIONA TU HABILIDAD?! ¡MUCHACHOS, MATÉMOSLO A EL Y A SUS COPIAS!

Tanto el capitán como sus esbirros avanzan hacia los seis Warihiais, quienes reaccionan de diferentes maneras.

-Warihiai 1: ¡Hiaahaha, vengan! ¡voy a pisarles la puta cabeza a todos, asquerosos piratas!

-Warihiai 2: Ohhh, me da algo de lástima tener que partirles la cara a unos turistas...

-Warihiai 3: ¡Hiaahaha, perfecto, pelea! ¡es un bonito día para golpear!

-Warihiai 4: ¡Ah, e-estoy algo nervioso! ¡¿q-qué pasa si dejo daños permanentes con mis golpes?!

-Warihiai 5: Agh, solo hagámoslo de una vez, me repugna tener que luchar contra debiluchos.

Mientras los seis gobernantes se encargan de los piratas, algunos de Los Orokamono comienzan a entender la habilidad de Warihiai.

-Cunius: Ya entiendo.

-Nechima: Yo también, pero dilo tu primero para asegurarme de que lo hayas entendido.

-Cunius: Basándome en lo que dijo cada copia, su habilidad divide a las personas basándose en su tristeza, ira, aversión, alegría, y miedo.

-Yukimen: ¡Correcto! ¡se nota que eres el cerebro!

-Cunius: *se sonroja* Y-ya basta...

-Nechima: Justo lo que iba a decir. Muy bien, Cunius.

-Warihiai: ¡Hiaahaha! ¡este es un mensaje para todos los piratas!

El gobernante original se pone de pie sobre el inconsciente y apalizado capitán pirata. Acto seguido, tanto el original como sus copias dicen lo mismo a la vez.

-Warihiais: ¡Esta isla la protege Warihiai, el hombre que nunca rechaza una pelea!

[Warihiai, gobernante de la Isla Hillenge y campeón del Domo Batalla].

Mientras tanto, en la Isla Stonk, concretamente en la oficina del presidente Oscar...

-Oscar: Hmmm, interesante..

El presidente se halla leyendo tranquilamente el diario de Featheye en su asiento, hasta que de repente un golpe le hace ponerse de pie. Si bien en un principio se asusta, recupera su característica sonrisa a los pocos segundos.

-Oscar: ¡Heey, Barbagris!

Efectivamente, Painer D. Ed acaba de hacer acto de presencia tras haber destruido nuevamente su ventana.

-Oscar: ¿Sabes que hay una puerta ahí detrás, verdad?

-Barbagris: Ahá sí como sea. Escucha, te propongo un nuevo trato.

-Oscar: Te escucho.

-Barbagris: ¿Conoces a Los Orokamono?

-Oscar: ¿Cómo no conocerlos? No solo se volvieron famosos tras lo sucedido con Haiiro Diamond, sino que también me los encontré hace unas horas.

-Barbagris: Bien, iré al grano, tal y como a ti te gusta. Quiero que utilices tus "poderes de presidente" para fastidiarles la vida. Ya sabes, poner al personal de la isla en su contra y cosas así.

-Oscar: ¿Hmm? ¿porqué haría eso?

-Barbagris: Si lo haces, te entregaré parte de mi poder.

Mientras dice esto, Barbagris saca un cable de su brazo, dispuesto a entregarle parte de su poder al presidente.

-Oscar: Tentador...

Acto seguido, el hombre de oro permanece pensativo unos segundos, causando que el emperador sonría.

Capítulo 735: Macabra idea

El capitán de los Piratas de Barbagris extiende su cable hacia el presidente Oscar, dispuesto a entregarle parte de su poder.

-Oscar: Un líder debe tener un elevado poder físico, el poder político no es suficiente.

-Barbagris: Tú lo has dicho.

-Oscar: Sin embargo...

El presidente extiende su brazo hacia el cable de Barbagris solo para golpearlo hacia un lado.

-Oscar: ..no hay trato.

-Barbagris: ¿Huh?

Intrigado, el Yonko retrae su cable de vuelta hacia su cuerpo.

-Barbagris: No lo entiendo, ¿no dijiste que querías poder?

-Oscar: Sí, pero conozco las contras de tu habilidad. Se que puedes electrocutar a quien le hayas entregado parte de tu poder desde cualquier parte del mundo, ignorando la resistencia del individuo.

-Barbagris: Ho, te felicito...Sin embargo, ya te dije que matarte solo me perjudicaría, por lo que no tendría sentido que lo haga.

-Oscar: La vida del presidente del Archipiélago Goldiotari no puede depender de un pirata, ni siquiera de un Yonko. Si vivo bajo la sombra de alguna persona, nunca podría demostrar que el Archipiélago Goldiotari no es un simple conjunto de islas.

-Barbagris: ¿Entonces qué es?

-Oscar: ¡Es una nación! ¡la nación más poderosa de todos los mares!

El hombre de oro alza uno de sus brazos tras decir esto, incomodando al pirata.

-Barbagris: ...Ok.

-Oscar: Y ahora, volviendo a lo de antes, yo solo perjudico a aquellos que representan una amenaza para la nación. Y que yo sepa, Los Orokamono aún no han hecho nada, solo vinieron en busca de hospedaje, como la mayoría.

-Barbagris: Entiendo.

Tras oír esto, Barbagris se da la vuelta para luego retirarse por el ventanal que el mismo destruyó de un salto.

-Barbagris: (Ahora que lo pienso, ¿porqué será que Xiro y los suyos decidieron venir aquí?).

El capitán coloca una de sus manos en su barbilla mientras piensa, ignorando que continúa cayendo desde lo alto del edificio de Oscar.

-Barbagris: (Yo creí que irían a intentar rescatar a Rixo...Incluso si se divieron en dos grupos, ¿porqué uno vendría al archipiélago? ¿Será que le siguieron el rastro a Hornaitor de alguna forma, con alguna especie de radar o algo por el estilo?).

Al ver como el suelo se acerca cada vez más, Barbagris saca dos cables de su espalda para luego estirarlos hacia el suelo, frenando su caída varios metros antes de tocar el suelo y manteniéndose en el aire con sus cables.

-Barbagris: (¿O tal vez saben sobre el diario de Featheye? ¿o tal vez solo vinieron en busca de hospedaje y ya? Pero eso no puede ser, ya que conociendo a Xiro iría a por su hermano antes que nada..).

Al tener demasiadas dudas, el pirata se toca su cabeza con ambas manos enfadado.

-Barbagris: (¡Aghhh, demasiadas posibilidades! Voy a tener que recurrir a la manipulación, conozco a alguien que puede ayudarme involuntariamente a resolver mi duda, y en cuanto la resuelva actuar en base a la respuesta...Sí, eso suena bien...).

El pirata comienza a reír mientras camina usando sus dos cables en lugar de sus piernas. A su vez, a las afueras de la Isla Cancel...

-Vándalo: ¡Eh eh eh!

Uno de los vándalos de la Skunk Gang se coloca delante de Xiro, Lucy y Jen al ver como estos intentan abandonar la isla.

-Vándalo: ¡¿A dónde creen que van?!

-Jen: ¿Qué clase de pregunta es esa? Nos vamos de la isla.

-Vándalo: ¡Woah, ¿qué clase de monstruo eres tú?!

El vándalo retrocede al ver la apariencia de Jen, cosa que enfada a su capitana lo suficiente como para hacerla sujetar al hombre del cuello de su camisa.

-Lucy: ¿Quieres ver a un monstruo de verdad? vuelve a bloquearnos el paso.

Tras amenazarle, la Supernova suelta al vándalo.

-Xiro: Cielos, la esposa de Suípu sí que es ruda.

-Lucy: *se sonroja* ¡Agh, y-ya te dije que por ahora solo somos novios!

-Vándalo: ¡¿Es que no se los dijeron?! ¡cada vez que quieran entrar o salir de la isla deben pagar!

-Xiro: ¿Ehhh? Pero si nosotros somos nuevos, y nos dijeron que los nuevos pasan gratis.

-Vándalo: ¡Ohh no, esa no me la cuelan otra vez! ¡si fuesen nuevos, estarían siguiendo a alguno de los gobernantes o a algún Rose!

-Xiro: Eh, bueno, es que yo me separé para explorar la isla y-

-Vándalo: ¡Silencio! ¡En su caso son 150.000.000 para salir de la isla!

-Jen: ¡¿Eh, tanto?!

-Vándalo: Son 50 millones por persona.

-Lucy: *suspiro* Voy a tener que usar una de mis técnicas.

La mujer avanza hacia el vándalo, intrigando a Xiro y a Jen.

-Xiro: (¿Una de sus técnicas? ¿acaso va a patearle?).

-Jen: (¿Acaso va a usar su fruta en el?).

Pero a diferencia de lo que el trío pensaba, Lucy no se refería a una técnica dañina, más bien todo lo contrario.

-Lucy: *sonríe* Escucha, pequeñín.

La pelirroja coloca una de sus manos en una de las mejillas del vándalo mientras le sonríe dulcemente.

-Lucy: Ahora mismo no tenemos dinero, ¿pero podrías dejarnos pasar? Me harías muy feliz al hacer eso..

-Vándalo: *se sonroja* ¿E-eh?

-Jen: (Ohhh, ¡se refería a sus legendarias técnicas de seducción, las cuales pueden con todo hombre!).

-Lucy: Si no nos dejas pasar me pondré triste...¿Acaso quieres entristecer a una dama, vandalito?

-Xiro: ¡Ah, ya entendí, quiere convencerle con su cuer-!

Pero el capitán no llega a acabar al ser callado por Jen, quien evita que Xiro lo eche a perder.

-Lucy: (Si bien no me gusta recurrir a esta técnica por mi querido Suípu, ¡es una técnica infalible!) ¿Y bien, que dices?~

-Vándalo: Eh, bu-bueno, p-podría hacer una excepción..

-???: ¡¿Qué estás diciendo?!

Los piratas se voltean al oír el grito de un hombre, el cual se acerca hacia el grupo mientras porta un Tone Dial el cual emana música.

-Vándalo: ¡Ah!

-Lucy: ¿Y ese?

-Xiro: Luce como un gangster.

-???: ¡Las normas de la isla deben seguirse al pie de la letra! ¡y tú, un miembro de la Skunk Gang, deberías asegurarte de que todos paguen, SIN EXCEPCIONES!

-Vándalo: ¡Pe-perdone, jefe!

-Jen: ¡¿Jefe?! ¡¿osea que el es el jefe de la Skunk Gang?!

-Lucy: Y por lo tanto, el gobernante de esta asquerosa isla..

-???: ¡En efecto, ese soy yo!

El hombre se frena para mover sus piernas acorde a la música.

-???: ¡El amo indiscutible de la oscuridad, el padre de todo lo guay, Brayunk!

[Brayunk, gobernante de la Isla Cancel y jefe de la Skunk Gang].

Los ciudadanos y turistas de alrededor ven a Brayunk con cierto temor y asco, por lo que deciden alejarse mientras murmullan diferentes cosas sobre el.

-Xiro: ¿Porqué tienes esa cosa rara sobre tu cabeza?

Al oír la pregunta del Supernova, Brayunk aprieta los dientes mientras una vena se marca en su rostro.

-Brayunk: ¡¿Qué dices?!

Luego, se acerca enfadado hacia Xiro, chocando su cabello con la cara del capitán.

-Brayunk: ¡Este es el corte más guay que verás en toda tu puta vida, no lo olvides! ¡Y ahora, a lo que vine! ¡las leyes de cada isla deben cumplirse al pie de la letra, cualquier incumplimiento de cualquier ley hará que su hospedaje quede acabadizado!

-Lucy: ...Eh, te acabas de inventar esa palabra.

El gobernante reacciona con sorpresa, quedándose callado por unos segundos para luego decir:

-Brayunk: ..¡¿Y qué si lo hice?! ¡es sabido que todo lo que yo digo es la pura onda, sea inventado o no!

-Jen(susurrando): ¿Enserio este tipo gobierna una isla...?

-Lucy(susurrando): Yo digo que amenazó al presidente para que le de cargo...

-Brayunk: ¡Dejen de susurrar y paguen! ¡incumplir las normas de alguna de las islas es equivalente a ir en contra del presidente Oscar!

Tras decir esto, Brayunk adopta una expresión de miedo por unos segundos.

-Brayunk: Y créanme, no quieren ir en contra de Oscar, se los digo por experiencia..

-Xiro: ¿?

Esto llama la atención de Xiro, quien estaba por pedirle detalles. Sin embargo, no llega a hacerlo gracias a que Lucy decidió pagarle al gobernante.

-Lucy: Toma, aquí tienes tu ansiado dinero.

El gobernante sacude la cabeza para perder su miedo al ver el dinero.

-Brayunk: ¡Ahora sí nos entendemos! ¡bien, continúen con su recorrido, pero recuerden pagar si es que quieren volver a esta isla!

Los piratas se retiran de la isla mientras Brayunk se despide de ellos a la lejanía. Mientras Lucy y su compañero se alivian de abandonar aquella desagradable isla, Xiro permanece pensativo.

-Xiro: Eh, ¿fue mi imaginación o se llenó de miedo cuando mencionó a Oscar?

-Jen: ¿Huh? Yo no vi nada.

-Lucy: Estábamos ocupados susurrando tonterías.

Y mientras el trío de piratas avanza hacia la Isla Hillenge para así reunirse con el resto de sus compañeros...

-Yumi: U-ugh...

El vicealmirante Yumi despierta en una cama de uno de los hoteles del archipiélago.

-Impocto: Ah, despertaste. Te pegaron fuerte eh, menos mal que soy un hombre muy habilidoso que puede reparar cualquier daño.

En la misma habitación se hallan Impocto y Shitsuyoi, a quienes Yumi ve mientras se levanta con algo de dificultad.

-Shitsuyoi: ¿Qué querías demostrar al enfrentarte a Buke D. Xiro?

A causa de la Fruta Shin Shin del vicealmirante, Flecha Humana se ve obligado a responderle con sinceridad.

-Yumi: Quería ver cuánto había mejorado tanto el como yo, y también quería ver si era capaz de vencerle con mi poder actual.

-Impocto: ¡Pues mira lo bien que te salió! ¡¿tienes idea de cuánto pesas?! ¡tuve que cargarte por mucho tiempo, menos mal que Shitsuyoi estaba ahí para-!

El científico se calla al oír dos personas gritando desde la entrada del hotel. Al oír el tema del cual están hablando, los tres marines se acercan a la ventana.

-Hombre: ¡Eh eh, ¿has oído?! ¡Los Orokamono vinieron a este archipiélago para realizar un increíble plan!

-Yumi: ¡¿?!

-Impocto: ¡¿Y esos quiénes son, y de qué están hablando?!

-Hombre 2: ¡Ohh cierto, me enteré! ¡ojalá poder saber más detalles!

-Hombre: ¡Si fuese lo suficientemente fuerte interrogaría a alguno de ellos para saber más sobre su "grandioso plan"!

-Impocto: ¡Hey, ustedes, ¿de qué hablan?!

Al oír el grito de Impocto y ver a los tres marines, el dúo de hombres sale corriendo mientras Shitsuyoi realiza un facepalm.

-Yumi: ¿Oíste eso, Shitsuyoi? Lo de la interrogación.

-Shitsuyoi: Ohhh, ya entiendo lo que planeas...

-Yumi: Sería una buena forma de usar tu habilidad, en lugar de usarla con tus aliados.

-Shitsuyoi: ¡Pues decidido!

El Interrogatorio se da la vuelta para salir del hotel.

-Shitsuyoi: ¡Intentaré interrogar a algún integrante de Los Orokamono!

Y mientras el vicealmirante se retira de la habitación, a las afueras del hotel...

-Hombre: ¡¿Q-qué tal lo hicimos?!

El dúo de hombres se hallan frente a Hornaitor, quien comienza a sacar varios billetes de su bolsillo.

-Hornaitor: ¡Bastante bien! ¡a Hornaitor le gustó la obra de teatro!

-Hombre 2: ¡¿Osea que nos pagarán y nos dejarán vivir?!

-Vesla: O una cosa o la otra, y ya que los veo con muchas ganas de cobrar...

El dúo se voltea al oír la voz de Vesla solo para quedarse sin cuello a causa de la guadaña del Superpirata.

-Vesla: ..Tomaré eso como que decidieron el dinero antes que sus vidas.

-Hornaitor: Jo, Hornaitor creyó que iban a salvarse. ¿Qué crees que tenga en mente el capitán con esto?

-Vesla: No lo sé, pero de algo estoy seguro. Cuando al capitán se le ocurre algo, esa idea suya nos beneficia considerablemente.

Capítulo 736: El arte de la cocina y del engaño

Volviendo a la Isla Hillenge, el gobernante de dicha isla, Warihiai, amarra a los piratas derrotados mientras conversa con varios integrantes de los Rose.

-Rose 1: ¿Estos piratas incumplieron las normas de la isla?

-Warihiai: De hecho, las normas del archipiélago en general. ¡Robar está feo, piratas!

-Donny: Eso.

Los Orokamono observan la escena, intrigados por el castigo que recibirán los piratas.

-Nechima(susurrando): ¿Qué crees que les hagan? ¿ejecución?

-Saibansho(susurrando): Es posible. Eso o los entregan a la Marine.

-Rose 2: ¡Bien, nosotros nos encargaremos de castigarles como es debido!

Los soldados levantan a los piratas para luego obligarles a caminar mientras son retenidos por las cuerdas que les rodean.

-Cunius: Eh, por curiosidad, ¿qué van a hacerles?

-Warihiai: Vamos a quitarles sus órganos y venderlos para aumentar el dinero del archipiélago.

-Cunius: ¡¿Q-QUÉ?!

El gobernante dice esto mientras observa a los piratas con una macabra sonrisa, asustando a Cunius y a Niper lo suficiente como para hacer que se abracen.

-Niper: ¡Q-QUE PUTO MIEDO!

-Warihiai: ¡Hiaahaha, era broma! ¡vean sus caras, oh espera, no pueden!

Mientras Warihiai ríe por su broma, Cunius y Niper se sueltan enfadados mientras Nechima ríe a lo bajo.

-Yukimen: Lo más probable es que el presidente les remueva su hospedaje en el archipiélago y ya. Ahora mismo los llevarán hacia donde guardan los barcos para dejar que se retiren del archipiélago.

-Denis: Pero si les quitan el hospedaje, los marines podrán capturarlos, ¿verdad?

-Yukimen: Exacto, es el castigo por incumplir las normas. ¡Y bueno, con esto concluye el recorrido!

-Nechima: Al fin...

-Warihiai: ¡Y ahora les toca elegir isla! ¡de seguro elegirán esta!

-Yukimen: No los presiones..

-Donny: ¡Reunión Orokamono!

Los piratas se juntan de forma que hacen un círculo entre ellos.

-Denis: Yo digo que esta isla está bien.

-Donny: Pero tú lo dices porque te gusta el calor, Donny cree que deberíamos hospedarnos en la isla de nombre gracioso.

-Niper: ¿Te refieres a la Isla Stonk?

-Donny: *risa* Sí, esa.

-Saibansho: Tiene sentido. Además, recordemos que nuestro objetivo se halla en esa isla.

-Cunius: Cierto, el diario del despertar debe estar en alguna parte de la torre del presidente.

-Nechima: Pues ya está, nos quedamos en la Isla Stonk. Ahora separémonos que el calor les hace oler.

Tras haber decidido esto, los piratas se separan para luego comunicárselo a Yukimen.

-Warihiai: ¡¿Eh?! ¡¿no les gustó mi isla?!

-Yukimen: Bueno, la gran mayoría elige la Isla Stonk, así que no me sorprende. Ahora lo que deben hacer es dirigirse hacia la oficina de Oscar y firmar unos papeles.

-Nechima: Agh, papeleo.

-Yukimen: ¡Bien, mi trabajo acaba aquí! Pueden visitarme cuando quieran en mi isla.

La gobernante dice esto mientras sonríe y le guiña un ojo a Denis, sonrojando a este y enfadando a Nechima. Tras esto, tanto Yukimen como Warihiai se retiran.

-Nechima: ..No vamos a visitarla.

-Denis: ¿Porqué no?

-Nechima: ¿Como que "porqué no"? Ella es muy, muy...agh, ya sabes, es-

-Cunius: ¡ESO ES!

El repentino grito de la científica interrumpe a su compañera, a la vez que asusta al resto de Orokamono.

-Nechima: Eh, ¿qué pasa? ¿se te ocurrió una palabra que describa a Yukimen?

-Cunius: No me refiero a eso, sino a lo que dijo Yukimen. Ella dijo que, para hospedarnos en la Isla Stonk, teníamos que ir a firmar papeles a la oficina del presidente, ¿verdad?

-Nechima: Ahá.

-Niper: ¿Y qué hay con eso?

-Cunius: ¡Podemos aprovechar para revisar el edificio y buscar el diario! A nadie le parecería sospechoso que unos piratas entren a la oficina del presidente si tienen planeado hospedarse.

La idea de Cunius deja sin palabras a sus compañeros, quienes simplemente la observan algo sorprendidos.

-Saibansho: E-esa...es una muy buena idea.

-Cunius: Aw, ¿enserio?

-Denis: ¡Bien hecho, Cunius! Ahora solo deberíamos encontrar a alguien que sea capaz de robar el diario.

-Saibansho: Cierto, lo ideal sería que una sola persona se encargue del robo, ya que sería sospechoso que más de una persona se separe del grupo dentro del edificio.

-Niper: ¿Pero quién sería capaz de robar el diario?

Mientras sus compañeros piensan, Donny silba detrás de ellos.

-Nechima: Debería ser alguien rápido.

-Donny: Ahá..

Al oír esto, Donny comienza a moverse rápidamente hacia la derecha y la izquierda múltiples veces, generando algunos clones.

-Cunius: Cierto. También debería ser alguien sigiloso.

Esta vez, Donny corre velozmente con la punta de sus pies de forma que ni siquiera se le oye.

-Denis: Y debería ser un experto en el robo, ¿verdad? Alguien capaz de robar algo sin que nadie le descubra.

Al cabo de unos segundos, el navegante nota que su gorro de lana desapareció, observando hacia diferentes direcciones para buscarlo mientras Donny lo alza.

-Denis: Agh, ¿dónde quedó?

-Niper: Bueno, creo que ya lo tenemos.

-Donny: ¡AL FIN!

-Niper: Propongo que el gran One Shot Niper, osea yo, sea quien salve el día.

-Cunius: ¡Me parece bien!

-Donny: ¡Agh!

El músico le quita rápidamente las gafas a Cunius para que sus compañeros finalmente entiendan sus indirectas.

-Cunius: Oooooh.

-Denis: Oh, con que tú me habías quitado el gorro.

-Saibansho: Pues decidido, Donny se encarga del robo. Ahora marchemos hacia la Isla Stonk, a ver si nos encontramos con Xiro por el camino.

-Niper: Cierto, que le necesitamos para firmar los papeles. Cambiando de tema, ¿dónde está Suípu?

Mientras tanto, en un gran edificio de esa misma isla...

-Comentarista: ¡Y ahora, ha llegado el momento..de la gran final!

Un hombre con un micrófono se halla de pie frente a cuatro mesas con varios alimentos encima. Detrás suya se encuentran dos hombres y una mujer sentados en una larga mesa, y tanto ellos como el comentarista son rodeados por una gran cantidad de espectadores.

-Comentarista: ¡¿Cuál de estos cuatro participantes será capaz de llevarse el gran premio del evento anual de cocina "Food Wars"?! ¡cuatro finalistas, y solo uno se llevará los 300 millones!

El hombre apunta hacia una puerta, la cual comienza a abrirse para dejar salir a Suípu.

-Comentarista: ¡Uno de ellos es el cocinero de Los Orokamono, quien además de contar con una recompensa de Beli120.500.000, posee grandes habilidades culinarias! ¡"Barrida Mortal" Suípu!

El público suelta un fuerte grito mientras Suípu les saluda algo molesto.

-Suípu: (Tsk, no veo a ninguno de mis compañeros).

El cocinero abre sus ojos algo sorprendido al ver como algunas mujeres del público susurran mientras le sonríen.

-Mujer: ¿Ese es el cocinero de Los Orokamono? ¡que guapo es!

-Mujer 2: Ni lo pienses, alguien así debe tener novia, como por ejemplo alguna de sus dos compañeras.

Si bien el Orokamono les sonríe por unos segundos, agita la cabeza para dejar de hacerlo.

-Suípu: (¡¿Qué haces, idiota?! ¡recuerda que ahora estás con Lucy!).

-Comentarista: ¡Otro de los finalistas es un cyborg creado tanto para el combate como para el arte de la cocina! ¡la última creación del doctor Core: Ichi Asen, abreviado "IA"!

Un alto y robusto hombre sale de una puerta que acaba de abrirse mientras camina hacia una de las mesas, analizando tanto a Suípu como a los ingredientes que se hallan sobre su mesa.

-Core: ¡IA, espera a mi señal!

El creador del cyborg le observa desde las gradas. Al oírle, su creación le observa mientras dice:

-Asen: Recibido. Esperando señal.

-Suípu: (¿Un robot para la cocina? Eso es trampa..).

-Comentarista: ¡También tenemos a un integrante de la Marine, el cual está indignado al ver a tanto pirata por aquí y por allá! ¡con ustedes, el vicealmirante Mostter!

De otra de las puertas sale un vicealmirante con un bigote lo suficientemente largo como para arrastrarlo por el suelo. El marine observa con cierto desprecio a Suípu.

-Mostter: Tsk, genial, otro pirata que se atrevió a ensuciar el arte de la cocina.

Al acercarse hacia su mesa, el marine golpea a Suípu con su hombro, quien no se cae de milagro.

-Suípu: ¡Eh! (No te enfades Suípu, si te enfadas no cocinarás tan bien como podrías..).

-Comentarista: ¡Y por último, tenemos al campeón del anterior Food Wars!

-Mostter: Tsk...

-Core: (Ahí viene nuestro mayor obstáculo...).

-Suípu: (¿El campeón? Me pregunto si será algún chef famoso).

La última puerta se abre, dejando ver al campeón mencionado por el comentarista. Al verlo, el Orokamono abre sus ojos sorprendido.

-Suípu: ¡Eh, u-un momento, tú eres-!

-Comentarista: ¡El capitán de los Piratas Almuerzo: "Gran Apetito" Biteform!

Y mientras el público enloquece por la aparición de Biteform, este observa a Suípu igual de sorprendido que el barrendero.

-Suípu: ¡¿B-BITEFORM?! ¡¿Tú eres el campeón?!

-Biteform: Suípu...Veo que esta vez me será difícil salir victorioso.

En cuanto Gran Apetito se acerca hacia su mesa, Suípu nota que lleva un extraño brazalete reluciente en uno de sus brazos.

-Suípu: Eh, ¿eso es Piedra Marina?

-Biteform: Así es. Resulta que algunas personas creen que no soy capaz de ganar sin mi habilidad, y tras insistir y llorar, lograron hacer que los jueces me pongan esta cosa para evitar que use mi fruta.

-Suípu: Ya veo. Bueno, es cierto que tu habilidad te da una gran ventaja, ¡pero yo te conozco, se que eres un gran cocinero aún sin ella!

-Biteform: Me halagas...

-Comentarista: ¡Ya saben las reglas, deberán cocinar lo que los jueces les digan en un tiempo límite impuesto por ellos tres! ¡sin embargo, ahora que estamos en la final, hay una nueva regla!

-Suípu: ¿?

-Comentarista: Como habrán notado, cada uno cuenta con varios ingredientes sobre sus mesas. ¡Sin embargo, no se les permitirá ir hacia el almacén para obtener otros ingredientes! ¡por ende, si quieren obtener algún otro ingrediente, tendrán que robarle a alguno de los otros participantes!

-Suípu: (Ya veo...Ahora no solo debo concentrarme en cocinar, sino que también tengo que cuidar mis ingredientes).

-Mostter: Tsk, los piratas creen que tienen la ventaja al robarle a otras personas 24/7.

-Core: ¡IA, modo defensivo!

-Asen: Recibido. Asen preparado para aplastar a cualquiera que se le acerque.

-Biteform: *se acomoda las gafas*

Mientras tanto, en otra parte de la Isla Hillenge, la Banda del Círculo Azul camina por la isla en busca de sus aliados.

-Anaka: ¿No deberíamos separarnos?

-Brain Boy: ¿Para qué, para estar horas buscándonos?

-Anaka: ..Cierto.

De repente, el grupo se detiene al ver como Mizuta, quien iba delante, se frena mientras observa hacia atrás.

-Anaka: ¿P-pasa algo?

-Mizuta: Siento como si alguien nos estuviese siguiendo.

-???: Que observador.

Al oír la voz masculina, los piratas se dan la vuelta, encontrándose con el vicealmirante Shitsuyoi.

-Polker: ¿Un marine?~

-Anaka: ¡Hah, no puedes atacarnos!

-Shitsuyoi: Yo nunca dije que los atacaría. Respóndeme algo, Mizuta.

-Mizuta: ¿?

-Shitsuyoi: ¿Ustedes están aliados con Los Orokamono, verdad?

A causa de la habilidad del marine, el gyojin es incapaz de mantener su boca cerrada.

-Mizuta: Sí, lo somos. ¡¿E-eh?!

-Polker: ¡Bueno bueno, ¿porqué le contestas?!

-Mizuta: ¡D-debe tener alguna habilidad!

-Brain Boy: Espera, tu eres...¡"El Interrogatorio" Shitsuyoi, el usuario de la Fruta Shin Shin!

-Shitsuyoi: Exacto. Gracias a mi habilidad, soy capaz de interrogar exitosamente a todo tipo de personas.

-Anaka: ¡En ese caso, solo debemos cerrarte la boca antes de que hagas otra pregunta!

El Comodoro Baya comienza a correr hacia el marine, sin embargo...

-Mizuta: ¡Anaka, quieto!

..Es detenido por el grito de su actual capitán.

-Mizuta: ¡Si le atacamos, nos echarán del archipiélago!

-Anaka: ¡Pero si el nos atacó primero!

-Shitsuyoi: ¿Seguro? Que yo sepa solo estoy hablando, ¿eso es un ataque para ti?

-Anaka: ¡Tsk, a-asqueroso..!

-Shitsuyoi: Ahora responderán todas mis preguntas, quieran o no.

Capítulo 737: Cocinero de corazón

Mizuta y sus compañeros se hallan frente a Shitsuyoi, nerviosos al no saber como lidiar contra su habilidad.

-Shitsuyoi: Bien, comencemos con el interrogatorio. Es un alivio no tener que amarrarlos a una silla ni nada por el estilo.

-Polker(susurrando): ¿Alguna idea, Brain Boy?~

-Brain Boy(susurrando): Creo..que sí. Si su habilidad nos obliga a responder con sinceridad cualquier pregunta que nos haga, ¡solo tenemos que evitar oír su pregunta!

-Shitsuyoi: ¿Qué están susurrando?

-Polker: Pensamos en como lidiar con tu habilidad~

Tanto el gyojin como el vicealmirante observan al niño cyborg, el cual no respondió la pregunta de Shitsuyoi al haberse cubierto los oídos.

-Polker: Oh, ¡muchachos, lo tenemos! ¡solo tenemos que cubrirnos los oídos!~

-Mizuta: ¿Enserio? ¡buen trabajo, Brain Boy!

Al oír esto, los piratas se cubren sus oídos.

-Anaka: ¡Hahah, no eres tan rudo ahora!

-Shitsuyoi: ¿Creen que eso es suficiente para superar mi habilidad?

Al ver como los piratas no le responden, el vicealmirante sonríe mientras lleva una de sus manos hacia una perilla que se halla en su máscara metálica.

-Polker: ¿Qué hace..?

-Mizuta: ¡Muchachos, retirada! ¡huyamos aún con los oídos tapados!

Tras oír a su capitán, la Banda del Círculo Azul comienza a correr mientras continúan cubriéndose los oídos.

-Shitsuyoi: DÉJENME HACERLES UNA PREGUNTA.

Tras haber girado la perilla de su máscara, el vicealmirante incrementó considerablemente el volumen de su voz, de forma que los piratas son capaces de oírle aún estando lejos y con los oídos cubiertos.

-Brain Boy: ¡Ay mierda, conque para eso era!

-Shitsuyoi: ¿A QUÉ HAN VENIDO A ESTE ARCHIPIÉLAGO?

Si bien los piratas hacen un esfuerzo por mantener sus bocas cerradas, uno de los gyojins acaba soltando información.

-Polker: Agh, ¡v-vinimos para robar el diario de Featheye!

-Shitsuyoi: (¿El diario de qué cosa..?) ¿Y ESO QUÉ ES?

-Mizuta: (¡Si la Marine se entera del diario, es muy probable que le den un uso igual o incluso más macabro que Garmize y Barbagris!).

-Brain Boy: ¡E-es un diario que-!

-Anaka: ¡Berry Disaster!

Antes de que sus compañeros logren contestar la pregunta de Shitsuyoi, Anaka hace uso de su habilidad para separar su cuerpo en múltiples esferas y golpear a sus compañeros con estas, evitando que acaben la respuesta.

-Shitsuyoi: NO RETRASES LO INEVITABLE.

-Anaka: Descuiden muchachos, tengo un plan.

El Comodoro Baya dice esto mientras sonríe y coloca uno de sus dedos en la sien, preocupando a sus aliados en vez de aliviarles.

-Brain Boy: ¿U-un plan de Anaka...?

-Polker: Dios nos salve de esta~

Anaka comienza a caminar confiado hacia Shitsuyoi para luego apuntarle con su dedo índice.

-Anaka: ¡¿Porqué no me repites la pregunta?!

-Shitsuyoi: ..CON GUSTO. ¿QUÉ ES EL "DIARIO DE FEATHEYE"?

-Anaka: Pues esa es una pregunta bastante estúpida, ya que si lo piensas se responde sola. ¡Es un diario que le pertenecía a alguien que se llamaba Featheye! Pero seguramente tú no quedes satisfecho con eso, así que con gusto procedo a...

-Brain Boy: (¡Oh, ya entiendo! ¡está alargando la respuesta con el fin de cansarle!).

-Mizuta: (¿Va a usar su pesadez como ventaja?).

Y los próximos minutos, tanto la Banda del Círculo Azul como Shitsuyoi se dignan a oír la larga respuesta de Anaka, la cual comienza a cansar a los presentes.

-Anaka: ...Y tras ser escrito por la pluma de alguien que curiosamente se llama "Featheye", que si mi inglés no me falla sería ojo pluma o pluma ojo, a saber quien llama así a su hijo, el diario sería acabado con una gran cantidad de páginas que desconozco...

-Shitsuyoi: *se le marca una vena* (¿Crees que eso funcionará conmigo? He soportado cosas peores, puedo estar así todo el día con el fin de sacarte información).

Y mientras Shitsuyoi soporta las palabras de Anaka...

-Comentarista: ¡Bien, parece que los jueces ya decidieron el platillo y el tiempo que tendrán los participantes!

El comentarista de Food Wars se hace a un lado para dejar hablar a uno de los jueces, concretamente al más mayor de los tres.

-Juez: Ya que estamos en la final, los participantes deberán hacer dos platillos: el platillo principal, el cual será spaghetti con albóndigas...

-Mostter: (¿Dos platillos?).

-Suípu: (Bien, el platillo principal suena fácil).

-Biteform: (Mmm, albóndigas...) *se le hace agua la boca*.

-Juez: ..Y el segundo platillo será el postre, el cual será un pastel de cualquier tipo. Pueden usar cualquier ingrediente para hacerlo.

-Suípu: (¿Un pastel de cualquier tipo?).

-Core: (Perfecto, IA ha creado múltiples pasteles antes de que le inscriba).

-Biteform: (Ohhh, podría hacerlo de chocolate, o de fresas, O DE CHOCOLATE CON FRESAS...).

-Mostter: ¿Y que hay del tiempo? (Al ser dos platillos, lo lógico sería que nos den el tiempo suficiente para hacer ambos. Si mis cálculos no me fallan, un pastel me tomaría unos 15 minutos, y en cuanto a los spaghettis y las albóndigas-).

-Juez: Bien, tienen 30 minutos para hacer todo eso.

Al oír esto, los participantes permanecen un tiempo callados hasta que tanto Mostter como Suípu se alteran.

-Mostter: ¡¿C-cómo?!

-Suípu: ¿Treinta minutos? ¡pero si no nos da el tiempo!

-Asen: Detecto altas señales de peligro.

Mientras que Asen y Biteform permanecen indiferentes, el doctor Core se levanta de su asiento mientras se toca su cabeza nervioso.

-Core: ¡Y con razón, eso es matemáticamente imposible! ¡¿es esto una trampa de Gran Apetito Biteform?!

-Juez 2: ..No le dejaron acabar. La ronda final también cuenta con otra norma extra, y esa es el tiempo adicional que posee el campeón del anterior Food Wars, osea Biteform.

-Suípu: ¡¿Ehh?!

-Jueza: Biteform cuenta con 20 minutos extra al haber salido campeón en el pasado, todos los campeones cuentan con la misma ventaja.

-Core: ¡P-pero eso-!

-Jueza: SIN EMBARGO, cualquier otro participante será capaz de robarle sus 20 minutos si logra quitarle su trofeo de campeón.

-Biteform: Oh, ¿te refieres a esto?

El capitán pirata saca de su bolsillo una medalla dorada con forma de rosa, la cual se la coloca en su pecho.

-Jueza: Efectivamente.

-Suípu: Entonces, ¿el que logre quitarle esa cosa obtendrá los 20 minutos extra?

-Juez: Así es.

El campeón se voltea hacia su competencia para observarles con su característica mirada indiferente pero sorprendentemente amenazante.

-Biteform: Inténtenlo.

-Core: ¡¿Oíste eso, Asen?!

-Asen: Cambiando a modo ofensivo. Asen preparado para tomar la medalla a la fuerza.

-Comentarista: ¡Y ahora, habiendo aclarado todas las dudas y habiendo explicado todas las normas...!

Mientras habla, el comentarista saca un pequeño cronómetro de su bolsillo para luego encenderlo.

-Comentarista: ¡..COMIENCEN!

Y ni bien oír al comentarista, los cuatro finalistas se ponen manos a la obra. Mientras Asen comienza a picar la carne con sus propios puños, Suípu enciende el horno, observando intrigado al cyborg.

-Suípu: (¿No va a encender el horno para dejar que se caliente..? No me digas que puede escupir fuego o algo por el estilo).

Mientras el resto de participantes se centran en preparar los platillos...

-Mostter: ¡Que un pirata tenga una ventaja tan grande..me parece inaceptable!

El vicealmirante Mostter pegó un salto hacia Biteform con la intención de quitarle su medalla. Al ver como la sombra del marine le cubre, el pirata se voltea rápidamente mientras saca una espada que se hallaba oculta debajo de la mesa.

-Biteform: ¡Y que un "defensor de la justicia" ataque por la espalda...!

El marine recubre su puño con busoshoku para luego chocarlo con la espada de Biteform, quien logra frenar su golpe.

-Biteform: ...La verdad no me importa.

-Mostter: (¿Pudo frenar mi golpe sin usar haki? Además, ¿no que estaba debilitado por la Piedra Marina de su brazalete? ¡¿y qué pasa con esa mirada indiferente?!).

Tras esto, Mostter retrocede mientras Biteform mueve su espada con una mano y, con la otra, coloca los fideos en el agua hirviendo sin apartar su mirada del marine.

-Mostter: Eh, es bastante inexperto de tu parte cocinar de espaldas.

-Biteform: Si me volteo vas a volver a atacarme. Además, no necesito ver para hacer algo tan fácil.

La forma en la que el pirata se refiere a la cocina de esa forma mientras permanece con su mirada indiferente causan que una vena se marque en el rostro de Mostter.

-Mostter: Ya veo, te resulta fácil...En ese caso, ¿no quieres que te lo complique un poco para volverlo más entretenido?

Tras decir esto, el largo bigote de Mostter comienza a moverse, alarmando a Biteform.

-Biteform: ¿Vuelta a la Vida..?

-Mostter: ¿Asustado? ¿no que era muy fácil para ti?

Posteriormente, el bigote del vicealmirante se acerca hacia Biteform como si se tratasen de dos tentáculos negros.

-Biteform: ¿De qué presumes? ¡si es un simple bigote, solo debo cortarlo y ya!

Si bien el pirata es capaz de cortar el ataque sin problema alguno, Mostter aprovecha esto para golpear al pirata en la cara con su puño ennegrecido.

-Biteform: ¡Agh...! *escupe sangre*

-Mostter: (Perfecto, caerá sobre la mesa. No solo caerá toda su comida e ingredientes al suelo, sino que también saldrá quemado por la olla de agua hirviendo).

El vicealmirante ve con una sonrisa como el representante de la alianza es empujado hacia su mesa, sin embargo, su sonrisa desaparece al ver como Biteform es pateado hacia un lado por Suípu.

-Mostter: ¿Eh?

-Suípu: Mira, entiendo que quieras su medalla para obtener el bonus de tiempo, sin embargo...

Tras patear a su aliado, el Orokamono observa enfadado a Mostter.

-Suípu: ¡¿..Porqué querías estropear su comida?!

-Mostter: ¿Tu eres bobo? Obviamente quería estropearla para dejarle fuera de la competencia, ya que es imposible usar ingredientes que tocaron el suelo en un concurso como este. Y con el campeón fuera, la victoria estaría servida en bandeja de plata.

-Suípu: Tsk, ¿y te haces llamar cocinero? ¿Dejar gente fuera de la competencia, alcanzar la victoria ante todo? ¡ninguna de esas cosas importan para un verdadero cocinero!

Tanto Biteform como Asen alzan la mirada para observan a Suípu mientras le oyen.

-Suípu: ¡Un cocinero de corazón pone cuerpo y alma para auto-superarse con cada platillo! ¡¿los otros participantes van más rápido, cocinan mejor?! ¡un cocinero no se fija en esas cosas y se centra en su platillo!

Tras haber acabo, el cocinero de Los Orokamono respira agitado mientras Mostter le observa furioso, ya que nunca habría esperado que un pirata le de una lección de vida.

-Asen: ..Padre, siento una extraña sensación a pesar de no haber recibido ningún ataque.

El cyborg le habla a su creador sin quitarle la vista de encima a Suípu.

-Core: ¿? Descríbeme esa sensación.

-Asen: Soy incapaz de observar a Barrida Mortal Suípu sin que el tamaño de mis ojos aumente y sin sentir una extraña sensación en la zona del estómago.

-Core: Hmmm, creo que eso es..admiración.

Capítulo 738: Cambiar lo que uno es

Tras las palabras de Suípu, los cuatro finalistas de Food Wars se dignaron a seguir con sus platillos, ignorando la gran ventaja que posee Biteform.

-Mostter: (Tsk, a este paso, Gran Apetito volverá a ganar la competencia, ¡pero si intento quitarle la medalla..!).

Mientras el vicealmirante sostiene dos cuchillos con su largo bigote, este desvía la mirada hacia Suípu para observarle con furia.

-Mostter: (¡..Ese tipo volverá a entrometerse!).

Si bien el cocinero de Los Orokamono se percata de esto, decide ignorarlo para seguir con su comida, cosa que molesta aún más al marine.

-Mostter: (Lo más probable es que sean aliados que tienen planeado repartirse los 300.000.000 del premio...Aunque bueno, conociendo a los piratas, seguramente se traicionen entre sí).

Luego, al vicealmirante le llega una idea a su cabeza, por lo que decide intentar llamar la atención de Ichi Asen con pequeños ruidos que suelta por su boca.

-Mostter(susurrando): Psst, ¡hey, robot!

-Asen: No soy un robot, soy un cyborg, un ser creado al partir de un humano.

-Mostter(susurrando): ¡Como sea, baja la voz! Te propongo algo, tu entretienes a Barrida Mortal Suípu mientras yo le quito la medalla a Gran Apetito. Si me ayudas, prometo darte una parte de los 300 millones.

-Asen: Negativo.

-Mostter(susurrando): ¡¿C-cómo dices?! ¡además, te dije que bajes la voz!

-Asen: Tengo dos razones para rechazar su oferta, vicealmirante. Número uno: Mi padre, el doctor Core, necesita los 300 millones.

-Mostter(susurrando): Tsk, ¡no seas tacaño!

-Asen: Número dos: Siento una extraña sensación hacia Barrida Mortal la cual según mi padre es conocida como "admiración", por ende soy incapaz de atacarle.

-Mostter(susurrando): ¡¿A-admiración?! ¡p-pero si es un pirata asqueroso, y tu eres un puto robot, no deberías sentir esas cosas! ¡mucho menos hacia un pirata!

-Asen: Ya le dije que soy un cyborg. Veo altamente inútil seguir esta conversación.

Tras decir esto, Asen desvía su mirada de vuelta hacia su cocina, ignorando las palabras de Mostter.

-Mostter: (Lo que me faltaba, más idiotas que van en contra de la justicia).

Y la calma entre los finalistas vuelve a hacerse presente por unos pocos minutos, hasta que...

-Core: Ahora.

Asen pega un salto hacia Biteform después de que su creador le haya dado la orden mediante un walkie talkie que llevaba en el bolsillo de su bata.

-Biteform: ¡¿Vienes a por más?!

El capitán pirata se voltea con su espada en mano al ver la gran sombra del cyborg cubriéndole.

-Biteform: (Oh, creí que sería el marine).

-Asen: Lanzando técnica número 1: "Mill Punch".

Mientras cae, IA comienza a girar velozmente uno de sus brazos mientras cierra su puño de forma que parece un ventilador.

-Biteform: ¡!

El representante de la alianza logra esquivar el golpe saltando hacia un lado, viendo como el puño de Asen genera un gran hueco en el suelo.

-Biteform: (Eso iba dirigido a mi cabeza...).

-Asen: Dejaste tu comida sin protección.

-Biteform: (¡! ¡M-mierda, es verdad!).

El cyborg apoya uno de sus brazos sobre la mesa para luego llevarlo hacia un lado con la intención de arrojar la comida de Biteform al suelo.

-Suípu: ¡Tsk, otra vez con la comida!

Suípu deja lo que está haciendo para socorrer a su aliado y evitar que saboteen su comida.

-Mostter: (¡Es mi oportunidad!).

Sin embargo, es detenido por el bigote de Mostter, el cual comienza a estrangularlo.

-Mostter: ¡Tu no vas a ningún lado!

Acto seguido atrae al pirata hacia el para soltar su cuello y golpearle una de sus mejillas con su puño ennegrecido, estrellándole contra el suelo.

-Suípu: ¡Aghh, ¿qué haces?! ¡a este paso tu también perderás!

-Mostter: ¡Me da igual! ¡me basta con que no gane un pirata de mierda!

Confiado, el vicealmirante deja que Suípu se levante mientras se limpia la sangre que cayó por su boca.

-Mostter: Si mal no recuerdo, tu utilizas escobas para el combate. Bastante desafortunado que no tengas ninguna por aquí, ¿verdad?

-Suípu: Pues si, es algo desafortunado, no te voy a mentir...¡Pero me basta y me sobra con mis puños!

Y mientras el Orokamono entierra su puño recubierto con haki en el estómago de Mostter...

-Asen: Oh oh.

Asen ve como Biteform le lanza una pequeña esfera rosada la cual genera una gran explosión al impactar en su rostro.

-Core: ¡A-Asen! (¡¿Tiene explosivos guardados?!).

-Biteform: "Destruction Gum", pequeños explosivos que a simple vista parecen goma de mascar. Si bien ahora mismo no puedo combinarlos con mi habilidad, siguen siendo muy poderosos.

-Core: (¿Y ahora se pone a contar su vida..?).

En cuanto el humo causado por la explosión se disipa, Biteform ve como Asen sale de dicha explosión mientras dos de sus dientes se caen y suelta algunas chispas.

-Asen: Daños en el rostro.

-Biteform: (¿No lo destruí?) Mira el lado bueno, no te dejé el rostro peor porque directamente no puedo.

Al oír esto, el doctor Core aprieta sus puños enfadado por el comentario del pirata, por lo que decide darle su próxima orden al cyborg desde las gradas.

-Core: ¡IA, lanza la técnica número 10!

-Asen: Recibido.

Después de oír las órdenes de su creador, Asen lleva una de sus palmas hacia delante, revelando un pequeño orificio en esta el cual se abre.

-Biteform: (¡¿Qué va a hacer?!).

-Asen: Lanzando técnica número 10: "Endless Hell".

-Biteform: (Algo me da muy mala espi-).

Repentinamente, el cyborg lanza una gran llamarada desde el orificio de su palma, sorprendiendo a todos los presentes, ya sean finalistas o espectadores, a excepción de su creador.

-Mostter: ¡¿Y eso?!

-Suípu: ¡B-BITEFORM!

Suípu observan con los ojos bien abiertos como su aliado es alcanzado por las llamas.

-Comentarista: ¡¿U-un lanzallamas?!

-Juez 2: ¿De verdad esto es una competencia de cocina..?

-Jueza: Con todos intentando matarse parece un barco pirata...

Mientras el dúo de jueces parece preocupado y algo asustado por el combate que se está llevando a cabo en la cocina, el tercer juez parece feliz a pesar de su edad y la situación que se halla observando.

-Juez 3: (Finalmente...Cocineros que están dispuestos a arriesgar su vida por salir victoriosos en una competencia de cocina).

-Core: ¡Suficiente, IA!

Al cabo de unos segundos, Asen deja de expulsar fuego por su palma por órdenes de su creador.

-Core: Con eso ya debió quedar rostizado.

-Biteform: S-si eso es lo que crees...

-Core: ¡¿?! (¡Imposible, se supone que no llevaba ningún tipo de armadura o escudo!).

El científico ve asombrado como Biteform permanece de pie y con algunas quemaduras por su abdomen al descubierto tras haber cruzado sus brazos en postura defensiva.

-Biteform: Soy un cocinero, estoy acostumbrado a altas temperaturas. Aunque mi camisa no lo estaba, ahora estoy un poco molesto...

El vicealmirante Mostter observa la escena algo sorprendido a lo lejos.

-Mostter: ¿Resistió una llamarada sin usar haki ni ningún tipo de protección?

-Suípu: Así somos los cocineros de calidad.

-Mostter: ¡Mierda!

Al estar distraído, el marine cae al suelo tras ser golpeado en la cara por un puño negro de Suípu.

-Mostter: ¡¿De calidad dices?! ¡tú solo eres un pirata asqueroso, para lo único que sirves es para causar problemas en el mundo!

Mientras habla, Mostter vuelve a levantarse.

-Mostter: ¡Todos los piratas son iguales, desagradables y violentos! ¿Crees que cuidando tu apariencia y ese tipo de cosas vas a cambiar lo que eres?

-Suípu: ¡!

Por alguna razón, esto último enfada a Suípu lo suficiente como para hacerle soltar una lluvia de puñetazos imbuidos en haki.

-Suípu: ¡TOTAL CLEANLINESS!

A causa de la corta distancia que había entre ambos y a la gran velocidad de cada golpe, el vicealmirante acaba recibiendo todos y cada uno de ellos.

-Mostter: (N-no lo entiendo...¿q-qué le pasó? e-es como si se hubiese transformado).

El Orokamono sujeta los bigotes de Mostter para evitar que caiga al suelo, acto seguido lo acerca hacia su enfadado rostro.

-Suípu: ¿Tienes idea de lo que acabas de decir?


Un pequeño recuerdo llega a la cabeza del pirata en el cual se ve a un pequeño Suípu de pie frente a un gran marine con capa.

-???: ¿¿Crees que cuidando tu apariencia y ese tipo de cosas vas a cambiar lo que eres?

El pequeño Suípu aprieta sus dientes mientras derrama múltiples lágrimas tras oír esto.


Molesto, Barrida Mortal alza uno de sus brazos mientras sujeta al vicealmirante, dando a entender que planea acabar con su vida.

-Mostter: *cof* Po-por favor...

-Suípu: Heh, ¿no que odiabas a los piratas? ¿ahora vas a ponerte a rogar?

-Mostter: N-no me mates...

El Orokamono permanece un tiempo quieto mientras aprieta su puño y observa a Mostter.

-Suípu: Agh, ¡mierda!

Sin embargo, opta por arrojarlo hacia las gradas unos segundos después, dejándole con vida pero fuera de combate.

-Suípu: (¿Qué estabas por hacerle a ese marine, idiota? ¿en serio tenías pensado matarlo, y así volverte como.."el"?).

-Core: (Tsk, ese tipo acaba de cargarse un vicealmirante el solo...Si decide apoyar a Biteform acabarán derrotando a Asen, y ahí si que le diremos adiós a los 300.000.000).

Aprovechando que todas las miradas se hallan en el inconsciente Mostter, Core se levanta de su asiento mientras saca una pistola de chispa.

-Core: (¡Obtendré ese dinero aunque tenga que agujerear los cráneos de todos!).

Capítulo 739: El tesoro de mi tesoro

Mientras Food Wars, el concurso de cocina de la Isla Hillenge continúa, a las afueras de esta...

-Jen: ¿Esos no son tus amigos, Buke D. Xiro?

El grupo conformado por Xiro, Lucy y Jen cruza el puente que conecta a la Isla Cancel con la Isla Hillenge.

-Xiro: Que puedes decirme Xiro, que somos aliados...¿Hmm?

El capitán pirata lleva su mirada hacia delante para encontrarse con el resto de sus compañeros (a excepción de Suípu).

-Xiro: ¡Ohhh, es cierto!

El Supernova agita sus brazos para luego comenzar a correr hacia el resto de piratas, quienes acaban viéndole.

-Niper: Ahí está.

-Cunius: ¡Hey Xiro! *agita los brazos*

-Denis: ¿Deberíamos hablarle sobre el plan?

-Nechima: No creo que sea buena idea, conociendo a Xiro va a correr por toda la oficina de Oscar ni bien entrar para pegarse con todos los malos que se encuentre.

-Niper(susurrando): Pero si eso es lo que haces tú...

-Nechima: Te oí.

-Saibansho: *suspiro* Desgraciadamente, es necesario que le expliquemos.

-Lucy: ¡Eh, ¿dónde está Suípu?!

-Donny: Oh oh.

Una preocupada Lucy comienza a correr hacia Los Orokamono, sujetando a Niper de sus hombros para luego comenzar a sacudirlo.

-Lucy: ¡¿Le pasó algo?! ¡¿se perdió?!

-Niper: ¡N-no, e-el está bien! ¡¿y-y porqué me preguntas a mi?!

Al comprobar que su novio está bien, la Supernova deja de sacudir a Niper para luego abrazarle.

-Lucy: Menos mal, ¿a dónde fue?

-Niper: E-está en un concurso de cocina..

-Xiro: ¡Oh, pues vamos a verlo!

-Lucy: ¡Buena idea!

Lucy y su compañero Jen se van corriendo hacia la Isla Hillenge. Si bien Xiro les sigue, Nechima le detiene tras sujetarle de la cabeza.

-Nechima: ¡Tu no, tonto! ¡tenemos cosas que hacer!

-Xiro: ¿? ¿Qué cosas? ¿ya eligieron isla?

-Denis: Sí, y además ya sabemos como quitarle el diario al presidente.

-Xiro: ¡¿Enserio?! Y yo pegándome con un marine y con vándalos mientras tanto..

-Saibansho: Te lo explicaremos por el camino. La idea es que Donny se encargue de robarlo.

-Xiro: ¿Y luego qué?

-Niper: ¿Como que "y luego qué"? En cuanto lo robe nos vamos.

-Xiro: Pero si guardaron nuestro barco en vete a saber dónde, ¿cómo vamos a escapar?

La pregunta de Xiro hace que sus compañeros se callen mientras comienzan a sudar.

-Nechima: Eh, me duele decirlo, pero tiene razón...

-Cunius: ¡¿Cómo no pensé en eso?!

-Saibansho: Agh...Donny, ¿crees poder "robar" nuestro barco?

-Donny: Donny no está seguro. Si bien un objeto como un diario es fácil de robar, un barco es mucho más grande.

-Xiro: ¿Y si les pides por favor que te lo den?

-Nechima: ¡Que poco te ha durado la inteligencia!

-Cunius: No, de hecho...es una buena idea.

Los piratas llevan sus miradas hacia Cunius, quien piensa mientras lleva una de sus manos a su mentón.

-Niper: ¿Huh?

-Cunius: Podrías decirle a quien sea que cuide nuestro barco que te lo entregue ya que planeamos retirarnos del archipiélago..

-Denis: Ohh, ¡es cierto!

-Donny: Suena bien pero...Donny estará ocupado buscando y robando el diario, y Donny no puede perder mucho tiempo, porque en cuanto ustedes acaben de firmar papeles y ese tipo de cosas, el presidente seguirá con lo suyo en cuanto se vayan.

-Nechima: Yo me encargo de sacar el barco. Si el presidente o alguno de sus esbirros aparece, ¡le parto la cara y ya está!

-Niper: (Y luego le dice a Xiro).

-Xiro: ¡Bien, decidido! ¡queda en manos de Donny y Nechima!

-Donny: ¡Gooahaha, perfecto!

Tanto el músico como la médica chocan sus dos codos mientras sonríen a modo de saludo especial.

-Donny: Ay..

-Nechima: Idiota, ¿para que golpeas mis codos metálicos con fuerza?

Y mientras los piratas avanzan hacia la Isla Stonk...

-Hombre: ¡Eh, ¿y tú que haces aquí?!

Un hombre vestido de negro se levanta de su asiento al ver al doctor Core acercándose hacia la puerta que custodia.

-Core: Vengo a por los 300 millones. Por favor, apártate.

-Hombre: ¡Ese dinero es un premio! ¡y no será tuyo a menos que lo-!

El hombre se calla al ver como el científico le apunta con una pistola de chispa.

-Core: Como dije, apártate. No me obligues a disparar.

-Hombre: A-ah, sí, c-con gusto me aparto...

Mientras habla, el hombre lleva lentamente una de sus manos hacia su bolsillo para así alcanzar un pequeño Den den mushi.

-Core: *suspiro* Lo siento, pero me obligaste.

Al percatarse de esto, Core acaba agujereando el cráneo del hombre con su pistola.

-Core: Según mis cálculos, mi disparo no se oyó gracias al espectáculo que se está montando Asen.

Mientras sonríe a causa de su deducción, el científico abre la puerta para encontrarse con un enorme cofre.

-Core: Ohh, ese debe ser el premio...

El doctor Core saca un clip de su bolsillo para luego deformar su apariencia y así introducirlo en la cerradura del candado que se halla en el cofre.

-Core: Bingo.

Después de mover el clip por unos segundos, el anciano ve satisfecho como el candado cae al suelo, abriendo el cofre para encontrarse con los 300 millones del premio.

-Core: ¡Ohhhh, perfecto, e-está todo! Ahora solo debo llevármelo y avisarle a Asen, que seguro sigue peleando.

Si bien el doctor ríe por unos segundos, deja de reírse al ser incapaz de levantar el cofre.

-Core: Agh, b-bueno, era de esperarse que sea pesado...Tendré que pedirle ayuda a Asen después de todo. Conociéndolo, de seguro ya acabó con su competencia.

Y mientras el científico deja el cofre para ir a por su creación, esta última continúa luchando contra Biteform, dedicándose a lanzarle puñetazos los cuales son bloqueados por la espada del pirata.

-Biteform: (Tsk, si no tuviese esta cosa de Piedra Marina, podría hacerlo pedacitos con mi espada, o convertirlo en algún alimento).

Tras varios golpes, Asen acaba cesando sus ataques para separar sus brazos y decir:

-Asen: Lanzando técnica número 5: "Bullet Theet".

El cyborg abre su boca para que sus dientes se desprendan de esta como si fuesen balas, dirigiéndose velozmente hacia Biteform.

-Biteform: Eso está creepy...Sin embargo, acabas de cometer un grave error.

El capitán pirata corta sin problema alguno los dientes-bala de su oponente.

-Biteform: Acabas de quedarte sin dientes, y no me has causado ni un rasgu-

Gran Apetito abre sus ojos sorprendido y algo perturbado al ver como el cyborg recupera su dentadura como si fuese un tiburón.

-Biteform: Agh, este robot hace de todo.

-Asen: Procediendo a eliminar la competencia.

IA apunta con una de sus palmas a Biteform, dándole a entender que volverá a lanzarle una llamarada.

-Biteform: Heh, ¿qué pasa, te quedaste sin técnicas?

-Asen: Lanzando técnica número 10...

-Biteform: (Ahí viene. En cuanto ese orificio de su palma se abra, me moveré lo más rápido posible para esquivar la llamarada).

A último momento, Asen lleva su palma hacia la dirección contraria en la que está observando, apuntando a la comida de Biteform.

-Biteform: (¡Mierda!).

-Asen: Endless Hell.

-Comentarista: ¡O-ohhh! ¡e-el participante Ichi Asen..va a acabar con la comida de Biteform!

El representante de la alianza no es capaz de detener al cyborg, quien lanza su gran llamarada hacia la comida de Biteform.

-Comentarista: ¡Y con esto, temo que el campeón Biteform-! ¡OH, MOMENTO, ¿QUÉ ESTÁ PASANDO?!

-Biteform: ¿Eh?

-Suípu: Asciugacapelli.

A último momento, Suípu se colocó frente a la comida de su aliado para luego frenar la llamarada con dos escobas recubiertas con haki, las cuales gira velozmente para repeler las llamas. Al ver esto, Asen decide cesar su ataque.

-Asen: Barrida Mortal. ¿No que tú no contabas con tus armas?

El cocinero señala a un anciano que se hallaba varios metros detrás suya.

-Comentarista: ¡Ah, ese es el conserje del establecimiento! ¡por lo visto, Barrida Mortal le quitó dos de sus escobas!

-Suípu: Planeaba no entrometerme pero, después de ver como intentabas atacar la comida, que no tiene nada que ver con esto...

Enfadado pero con una sonrisa en su rostro, Suípu comienza a correr hacia Asen mientras sujeta dos de sus escobas ennegrecidas.

-Suípu: ..¡Bueno, supongo que no necesitas que te diga lo que está por pasarte! ¡Ténèbres Lumineuses!

El cocinero entierra sus dos escobas simultáneamente en el estómago del cyborg, empujándole y estrellándole contra un muro.

-Asen: G-graves daños...

-Suípu: ¡Y te espera mucho más!

-Biteform: Eh, Suípu...

-Suípu: ¿?

El Orokamono lleva su mirada hacia su aliado, quien observa hacia otro lado algo avergonzado.

-Biteform: ..Gracias por, ya sabes, salvar mi comida dos veces.

-Suípu: ¿Porqué te pones así solo por dar las gracias? Estás incomodándome...

Asen sale del gran hueco en el que se había estrellado para luego comenzar a correr hacia Suípu.

-Asen: ¡Lanzando técnica número 2: "Destroyer Missile"!

Acto seguido golpea el abdomen del Orokamono con ambos puños a la vez, haciéndole escupir sangre y, para evitar que salga volando por su técnica, lo abraza fuertemente.

-Asen: Lanzando técnica número 3: "Bone Crusher".

Posteriormente acerca el cuerpo del cocinero hacia el suyo mientras continúa apretándole con fuerza, haciéndole soltar un grito junto con algunas gotas de sangre.

-Biteform: (¡V-va a triturarle los huesos!) ¡Asqueroso, déjalo en paz!

Gran Apetito sujeta su espada con ambas manos y la mueve velozmente hacia la espalda de Asen. Sin embargo, lo único que logra cortar es su ropa, ya que su piel no recibe ni un rasguño.

-Biteform: Agh, si tan solo no tuviese esta cosa de Piedra Marina...¡Eh, ancianos, ya quítenme esto!

-Juez: Reglas son reglas.

-Biteform: ¡Por favor, ese tipo va a acabar con mi aliado! (¡Vamos, no puedo permitirme..que pase lo mismo!).

El capitán recuerda su época como Primer Oficial, concretamente el día en el que no fue capaz de salvar al resto de su tripulación, quienes confiaban en el.

-Suípu: A-agh, ne-necesitas m-más que esto para...

Asen no deja que Suípu acabe al volver a apretarle con fuerza, haciéndole soltar otro grito y algunos desagradables sonidos provenientes de sus huesos.

-Biteform: (Tsk, ¡¿qué hago?! ¡no puedo lanzarle una de mis bombas, o podría herir a Suípu! ¡pero mi espada tampoco puede hacerle daño!).

Mientras se toca su cabeza algo desesperado, Biteform comienza a observar hacia sus alrededores, encontrándose con las dos escobas que usaba Suípu en el suelo, aún impregnadas con busoshoku.

-Suípu: (N-no tiene caso, voy..a perder la consciencia).

Barrida Mortal observa hacia arriba, notando que su vista comienza a nublarse a causa del apretón de Asen.

-Biteform: ¡HAAAAA!

Sin embargo, el cyborg suelta a Suípu tras ser golpeado en la espalda por las dos escobas del cocinero imbuidas en haki.

-Biteform: F-funcionó..El haki sí que es una cosa increíble.

IA se voltea para sujetar la cabeza de Biteform y luego levantarle.

-Biteform: Agh, b-bueno, parece que ahora es mi turno..

Sin embargo, antes de que Asen logre dañar a Gran Apetito, el cyborg se detiene al oír un grito proveniente de su creador.

-Core: ¡IA, YA DÉJALOS, NO ES NECESARIO SEGUIR CON ESTO!

-Biteform: ¿?

-Suípu: ¿E-eh..?

Tanto los participantes como el resto de espectadores llevan sus miradas hacia el doctor Core.

-Core: ¡AHORA LO QUE DEBES HACER ES AYUDARME A CARGAR LOS 300 MILLONES!

-Comentarista: ¡¿E-eh?!

-Jueza: ¡¿P-planean robarse el premio?!

-Comentarista: ¡Mo-momento! ¡esos 300 millones sirven como premio, por ende, tendrán que ganárselos!

-Core: ¡Agh, cállate!

La cabeza del comentarista es atravesada por una bala proveniente de la pistola de chispa del doctor, horrorizando tanto a los jueces como a la gente que se halla en las gradas.

-Core: ¡Vamos, Asen! ¡no es necesario seguir hiriendo gente!

-Asen: Recibido.

El cyborg suelta la cabeza de Biteform para dejarle caer, acto seguido comienza a caminar hacia su creador.

-Biteform: (B-bueno, van a llevarse el premio..pero van a dejarnos en paz).

-Suípu: ¡Momento!

En cuanto IA se voltea para observar a Suípu, este último le propina un puñetazo negro en su cara, haciéndole caer al suelo.

-Biteform: ¡¿Q-QUÉ HACES?!

-Suípu: Ese dinero no les pertenece...

-Core: Agh. Adivino, vas a decir que es tuyo o algo por esti-

-Suípu: ¡Ese tesoro le pertenece a mi tesoro!

-Core: ...¿huh?

-Suípu: ¡Ese dinero es para Lucy! ¡y no voy a dejar que se lo lleven!

Capítulo 740: El cocinero número 1

-Hombre: ¡E-el comentarista..f-fue asesinado!

Al ver al doctor Core armado, los espectadores comienzan a levantarse de sus asientos para así correr hacia la salida.

-Core: (Si le avisan a los Rose o al gobernante de la isla estaremos en problemas..) ¡Asen, asegúrate que nadie abandone el edificio!

-Asen: Recibi-

Antes de poder cumplir la orden de su creador, el cyborg es golpeado en una de sus mejillas por una escoba negra proveniente de Suípu.

-Suípu: ¡No involucres a los espectadores!

El golpe del cocinero no solo empuja a IA, sino que también le quita uno de sus dientes, enfadando a Core, quien observa al pirata.

-Core: Tsk, ¿porqué lo complicas tanto? Es fácil, me llevo el dinero y nadie sale herido.

-Suípu: Tú eres quien está complicándolo, yo quiero llevarle el dinero de manera limpia a mi Lucy.

-Core: ¿De qué estás-?

La charla entre ambos es interrumpida por los gritos de los espectadores, quienes intentan huir por la única salida que hay.

-Hombre: ¡Eh, no empujen!

Viendo esto, el científico permanece unos segundos pensativo para luego apuntar con su pistola a uno de los jueces.

-Core: ¡Tú, cierra las puertas!

-Juez: ¡¿E-eh?!

-Core: ¡Se que puedes, así que hazlo rápido! ¡o te juro que disparo!

Tras tragar saliva nervioso, el juez acaba pulsando un botón que se hallaba debajo de la mesa. Al hacerlo, la única salida del edificio se cierra al instante, causando que nadie sea capaz de huir.

-Core: Me tomé la molestia de estudiar el edificio antes de inscribir a IA, de esa forma, si tenía que recurrir a la fuerza estaría bien preparado.

La creación del científico se pone de pie mientras se toca la mejilla golpeada por Suípu.

-Asen: Gra-graves daños.

-Core: ¡IA, encárgate de esos dos piratas y luego ayúdame a cargar el dinero!

-Asen: Recibido.

Si bien el cyborg comienza a caminar hacia el Orokamono mientras le observa, repentinamente se gira hacia Biteform para encestarle un puñetazo en la cara y estrellarle contra la mesa del jurado.

-Suípu: ¡B-Biteform! ¡¿Porqué hiciste eso, desgraciado?!

-Asen: Gran Apetito Biteform cuenta con peligrosos explosivos que podría arrojar hacia el doctor Core, por ende debe ser el primero en caer.

-Core: *sonríe* Sin su fruta no es más que un saco de boxeo por lo visto.

A duras penas, Biteform se levanta para luego acercarse hacia uno de los jueces.

-Biteform: Y-ya lo oyeron...

-Juez: ¿?

-Biteform: Ayúdennos a que les ayudemos.

-Core: ¿De qué tanto están hablando por allá..? ¡Asen, ya déjale inconsciente!

El cyborg intenta ir a por Biteform para rematarle, pero es detenido por Suípu, quien le sujeta de uno de sus hombros.

-Suípu: Eh, tú estás peleando conmigo.

En cuanto Asen se voltea, este es golpeado por una de las escobas ennegrecidas de su adversario en su pecho.

-Suípu: ¡Purezza di Cuore!

-Asen: Gra-graves daños en la zona del pe-pecho..

-Suípu: ¡Y aún hay más!

Acto seguido, Suípu sujeta el brazo de IA para evitar que salga volando por su técnica, haciéndole girar múltiples veces para luego arrojarle hacia arriba.

-Asen: Lanzando técnica número 10: Endless Hell.

Aún estando en el aire, el cyborg extiende una de sus palmas hacia abajo para así lanzarle una llamarada al Orokamono, quien pegó un salto hacia el.

-Core: Uf, por un momento me asusté, ¡pero me calmé al ver como ese tipo saltó hacia las llamas!

Sin embargo, el doctor Core abre sus ojos al ver como Barrida Mortal sale de las llamas ileso gracias a sus brazos imbuidos en haki. Sin embargo, esto no evita que su camisa se queme.

-Suípu: ¡Esto es por intentar robar el regalo de Lucy!

-Core: ¡AAH, Q-QUE ESTÁ BIEN! ¡RÁPIDO ASEN, U-USA UNA DE TUS TÉCNICAS!

-Asen: Lanzando técnica número-

Pero el cocinero metálico es interrumpido por un puñetazo negro de Suípu, el cual impacta en su mejilla con la suficiente potencia como para estrellarle de vuelta en el suelo.

-Suípu: ¡Tobi Ryorijin no Dageki!

Mientras Suípu aterriza en el suelo, este observa al cyborg, el cual tiembla mientras suelta varias chispas a causa de la gran cantidad de daño recibida.

-Suípu: No parece que vaya a levantarse.

-Core: *glup* U-ustedes...

El científico comienza a temblar al ver a su creación fuera de combate, por lo que lleno de ira le dispara múltiples veces al Orokamono aprovechando que se halla de espaldas.

-Biteform: Vigila tus espaldas.

Las balas son cortadas rápidamente por Biteform, quien se posicionó detrás de su aliado en un instante.

-Biteform: Eh, Suípu, ¿puedo pedirte un pequeño favor?

-Suípu: ¿?

El capitán le susurra al oído su idea a Suípu, quien comienza a sonreír.

-Suípu: Suena bien.

-Core: ¡¿C-CO-CÓMO SE LES OCURRE?! ¡N-NOSOTROS SOLO QUERÍAMOS LLEVARNOS EL PREMIO DE FORMA PACÍFICA, SIN LASTIMAR A NADIE!

-Biteform: ¡Si tanto lo querían, hubiesen competido contra nosotros por el!

Gran Apetito se acerca velozmente hacia Core tras ser empujado por las dos escobas de Suípu. Mientras se acerca, el capitán pirata lleva una de sus manos hacia atrás, la cual comienza a iluminarse.

-Suípu: Ohh, eso es..

-Biteform: Aunque tampoco creo que hubiesen podido ganarnos..¡The Hand!

-Core: ¡¡!!

En cuanto la mano brillante de Biteform entra en contacto con el cuerpo del científico, este comienza a rodearse de un aura por unos segundos, hasta que acaba convirtiéndose en una barra de chocolate. Al ver esto, Suípu sonríe mientras se voltea hacia el jurado.

-Suípu: Así que al final decidieron quitarle el brazalete de Piedra Marina.

-Juez: Por supuesto.

-Jueza: Temíamos por nuestras vidas.

-Biteform: Y ahora..

El representante de la alianza sujeta al doctor Core en forma de chocolate mientras se relame.

-Suípu: ¡Eh, Biteform! ¡no es necesario recurrir al asesinato!

-Biteform: ¿Huh? Pero si este tipo intentó matarnos, y también mató a unos cuantos inocentes.

-Suípu: ¡Que no es necesario! ¡dejemos que las autoridades de este lugar se encarguen!

Biteform permanece observando por un tiempo los ojos de su aliado, hasta que decide hacerle caso y soltar la barra de chocolate.

-Biteform: Agh, como quieras.

-Juez: ¡Y ahora...!

Uno de los jueces se levanta de su asiento mientras grita, llamando la atención tanto del dúo de cocineros como de los espectadores.

-Juez: ¡..es hora de decidir al ganador! ¡Como dos de los cuatro participantes quedaron fuera de combate, solo quedan ustedes dos!

Al oír esto, tanto Biteform como Suípu se acercan hacia la mesa del jurado mientras que los espectadores vuelven a sus asientos.

-Suípu: (¿No nos pedirán que acerquemos nuestros platillos?).

-Juez: Viendo las circunstancias, el ganador de este Food Wars....es Barrida Mortal Suípu.

Si bien tanto Suípu como los espectadores se sorprenden al oír esto, Biteform simplemente sonríe.

-Suípu: ¡Eh, momento! ¡ni siquiera probaron nuestros platillos!

-Juez 2: No es necesario, ya que tú eres el único con la comida intacta.

-Suípu: ¡¿Huh?!

-Jueza: Mientras tú luchabas contra aquel robot...


Hace unos minutos, justo después de que Biteform se libere del brazalete de Piedra Marina...

-Biteform: Perfecto, se los agradezco. Ahora, antes de acabar con aquel viejo...

El capitán pirata se acerca hacia su mesa mientras saca su espada solo para llevarla hacia un lado, arrojando su comida al suelo.

-Juez: ¡¿Q-qué haces?!

-Juez 2: ¡Aún tenías posibilidades de ganar!

-Biteform: ¿Contra ese tipo? Nah, imposible. Además no quiero deberle nada a nadie.


-Suípu: ¡B-Biteform, ¿cómo se te ocurre hacer algo así?!

-Biteform: Tómalo como un "gracias", ya tendremos una verdadera batalla culinaria en otra ocasión.

Y mientras Biteform se retira, uno de los jueces le entrega una medalla dorada con forma de rosa a Suípu.

-Juez: Aquí tienes. Todos los campeones de cualquier evento de la isla tienen una de estas.

-Suípu: Grazie. Ahora, ¿dónde está el premio?

-???: ¡¡SUÍPU!!

El cocinero se voltea al oír como gritan su nombre y, ni bien hacerlo, este recibe un abrazo proveniente de Lucy.

-Suípu: ¡Oh, Lucy!

-Lucy: ¡Al fin te encuentro! ¡vi como varios de esos policías raros se acercaban hacia aquí y me asusté, ¿hiciste algo?!

-Suípu: Eh, no, es una larga historia..

-Lucy: Por cierto, ¿qué haces sin camisa? Digo, ¿qué haces que no estás con tus compañeros?

-Suípu: Estaba ganándome unos 300 millones de berries, todos para ti.

-Lucy: ¿Eh, enserio..?

Si bien la pelirroja permanece un tiempo observando a su novio con una sonrisa, luego agita la cabeza.

-Lucy: ¡Agh, no es momento de hipnotizarse! ¡tus compañeros van a hacer "eso"!

-Suípu: ¡¿Ahora?!

-Lucy: ¡Si, por eso me asusté cuando no te vi junto a ellos!

El cocinero sale corriendo del edificio no sin antes despedirse de Lucy con un pequeño beso.

-Juez: ¿Qué hay de los 300 millones...?

Al oír esto, los ojos de la Supernova se iluminan mientras lleva su mirada hacia el juez.

-Lucy: Creo que esos son para mi.

Minutos después, Suípu continúa corriendo hacia la Isla Stonk, encontrándose con Biteform por el camino pero ignorándole.

-Biteform: ¿Porqué tendrá tanta prisa..? Oh, a lo mejor está emocionado por gastarse los 300 millones.

-Suípu: (¡Debo apresurarme, quiero ayudar a mis compañeros con el robo!).

A su vez, el resto de Los Orokamono también se acercan hacia la misma isla, solo que mucho más lento.

-Saibansho: Ya saben que hacer, ¿verdad?

-Nechima: ¡Por supuesto!

-Donny: ¡Gooahaha, considera ese diario robado!

-Niper: ¡No lo digas tan alto, que alguien podría oírte!

Tal y como Niper dijo...

-Shinzo: ¿"Ese diario"?

..Alguien oyó a Donny.

Capítulo 741: Putamente perfecto

Dentro de un edificio perteneciente a la Isla Cancel, Barbagris se halla bebiendo alcohol junto a Vesla y Hornaitor mientras son rodeados por mujeres con poca ropa.

-Hornaitor: ¡Tenía razón, señor Vesla, esto sí es entretenimiento!

-Vesla: Ohh vamos, no me digas señor. Cuando estamos de fiesta nos olvidamos de los rangos y la jerarquía y todas esas cosas, ¡y simplemente disfrutamos!

-Barbagris: ¡Kebaahaha, así se habla!

El Yonko ríe mientras sostiene dos botellas de licor con dos cables, dejando caer su contenido hacia su boca.

-Mujer: Oye, querido, creo que te verías mucho mejor sin esa máscara..

Una de las mujeres comienza a intentar quitarle la máscara a Hornaitor, inquietando a este último.

-Hornaitor: ¡Eh, n-no! ¡Hornaitor fue capaz de engañar a un Yonko con ayuda de esta máscara!

Viendo como la mujer insiste y como Hornaitor no es capaz de detenerla, Vesla decide intervenir sujetándola del cuello, llamando la atención del resto de mujeres.

-Vesla: Escucha, querida...

-Barbagris: Ah genial, ya empieza.

Mientras la joven mujer intenta librarse del Superpirata, este último la acerca hacia su rostro mientras continúa estrangulándola.

-Vesla: Veo que aún no captaste la idea, pero todas ustedes están para obedecer calladas. Si alguno de nosotros dice no, es no. Con esa actitud no voy a añadirte a mi colección, a diferencia de tus amigas.

-Hornaitor: ¿Colección?

-Barbagris: Habla de su colección de esclavos. ¡Eh, Vesla, como nos quiten el hospedaje por tus travesuras vas a estar en problemas!

Antes de que Cadenas Rojizas pueda hacerle algo a alguna de las mujeres, una cortina de polvo aparece a causa de un objeto desconocido que generó un hoyo en el techo.

-Hornaitor: ¡Agh, ¿y esto?!

-Barbagris: *cof* ¡Ah, es Shinzo!

La cortina de polvo desaparece, dejando ver al Guerrero del Mar tal y como Barbagris dijo.

-Shinzo: (¿Cómo hizo para saber que era yo, si no podía verse nada con el polvo..?).

-Barbagris: No veo que cargues con el cuerpo de Buke D. Xiro...

Tanto los piratas como las empleadas notan el cambio en el tono del capitán, haciendo que se alarmen.

-Barbagris: ¿Acaso esa antigua recompensa tuya de 1.200.000.000 está de adorno? ¿o esos rumores que te describen como el Guerrero del Mar más poderoso?

El Yonko dice esto mientras se levanta de su asiento y comienza a acercarse lentamente hacia Shinzo, intimidándole.

-Shinzo: E-es que, no pude encontrarle solo, siempre está con sus compañeros.

-Barbagris: ¿Y porqué no le seguiste? A lo mejor ahora mismo está solo.

-Shinzo: Lo dudo, por lo visto estaban hablando de robar un diario de no se qué.

Al oír esto, tanto Ed como sus dos subordinados abren sus ojos sorprendidos.

-Hornaitor: ¡Ohhh, mi-mierda!

-Vesla: ¡¿C-cómo es que conocen la existencia del diario?!

El Guerrero del Mar no tiene tiempo a hacer preguntas, ya que se alarma al ver como Barbagris baja la cabeza mientras aprieta sus puños y ríe.

-Barbagris: Mi objetivo...Buke D. Xiro, mi enemigo, sabe de la existencia del poderoso diario de Featheye...

-Vesla: ¡Eh, capitán, cálmese! ¡recuerde que Shinzo puede ser un poderoso aliado!

-Hornaitor: ¡Tranquilícese! ¡Hornaitor está seguro de que esos tipos no serán capaces de-!

-Barbagris: Esto es...

A diferencia de lo que todos los presentes creían, Barbagris alza la mirada para mostrar una alegre sonrisa.

-Barbagris: ¡...PUTAMENTE PERFECTO!

El grito no solo suelta gran alegría, sino que también deja salir una onda de haoshoku la cual desmaya a las empleadas del edificio.

-Hornaitor: ¿Eh?

-Vesla: ¿E-está feliz..?

-Barbagris: ¡¿No lo entienden?! ¡si intentan robarle al presidente, el finalmente decidirá poner a todo el archipiélago en contra de Xiro y los suyos en cuanto les descubra!

El capitán pirata comienza a soltar su característica risa para que sus dos subordinados se le unan algo confusos unos segundos después.

-Barbagris: ¡Y en cuanto toda la atención del archipiélago esté centrada en el grupo de Xiro, no solo acabarán muriéndose, sino que también me será más fácil recuperar MI diario!

-Vesla: Eh, momento, ¿tenía planeado robar el diario desde un principio?

-Barbagris: No es robar si yo mismo fui el que se lo entregó. La idea principal era dárselo para así obtener hospedaje y, en cuanto se acabe, volver a quitárselo y marcharme, que con suerte acababa aliándose conmigo al ver el poder del despertar. ¡Pero ahora, Xiro y su pandilla me facilitaron el trabajo!

Mientras el emperador continúa riendo, Shinzo observa la escena con una cara que da a entender que no comprende nada.

-Shinzo: (Este tipo está bien loco...).

A su vez, en la Isla Stonk, concretamente frente a la gran oficina del presidente...

-Denis: ¡Bien, aquí estamos!

Los Orokamono (a excepción de Suípu) se hallan de pie frente a la entrada del rascacielos de Oscar.

-Niper: Estamos de pie frente al edificio hace 30 segundos, ¿porqué se te ocurre decir eso justo ahora?

-Denis: No lo entenderías.

-Saibansho: Antes de entrar, repasemos una vez más el plan, ¿de acuer-?

-Xiro: ¡A la cargaaaa!

El capitán de Los Orokamono comienza a correr hacia el edificio, ignorando las palabras de Saibansho, quien tras realizar un facepalm decide seguirle junto al resto.

-Xiro: ¡Quiero hablar con el presidente!

Tras haber entrado al lobby del edificio, Xiro se dirigió hacia una mesa para así hablar con la recepcionista. Más adelante, sus compañeros se acercan hacia el pirata.

-Mujer: El presidente Oscar los estaba esperando. Probablemente debe estar bajando el elevador justo ahora.

-Niper: ¿Huh?

-Nechima: ¿Nos estaba esperando?

-Denis: Es posible que Yuki le haya avisado.

-Nechima: Ahh genial. Por cierto, ¿porqué le dices así? si se llama Yukimen.

Al cabo de unos segundos, las puertas del elevador se abren para dejar ver al Gobernante Reluciente con su característica sonrisa.

-Oscar: Hey, pero si son Los Orokamono. Mi intuición me dijo que ustedes volverían para así hospedarse en alguna de mis islas.

-Cunius: (Intuición dice...Aunque es curioso que haya llegado unos pocos segundos después de que nosotros llegásemos).

-Xiro: ¡Así es, queremos quedarnos en esta isla!

-Oscar: Hohoho, me pregunto porqué todos elegirán esta isla...Como sea, si bien basta con que su capitán me siga, el resto también puede acompañarnos.

-Saibansho: Ya oyeron muchachos, en marcha.

Xiro y sus compañeros entran al elevador junto al presidente y, mientras ascienden lentamente, los piratas aprovechan para hacerle preguntas a Oscar.

-Cunius: ¿Cuánto tardará el papeleo, señor Oscar?

-Oscar: Unos pocos minutos, seguramente tardemos más en llegar a mi oficina que en realizar el papeleo.

-Nechima: Eh, pregunta, ¿podemos hacer una pequeña parada? es que debo ir al baño.

-Donny: ..Oh, cierto, Donny también debe ir al baño.

-Oscar: Por supuesto.

El presidente presiona un botón para que el elevador frene en el piso más cercano a su posición. Cuando las puertas se abren, estas dejan ver a dos grandes y corpulentos guardaespaldas vestidos de negro vigilando la zona, un hombre y una mujer concretamente.

-Oscar: Acompañen a estos dos...invitados hacia el baño, luego llévenlos hasta mi oficina.

-Mujer: Entendido, presidente.

El dúo de Orokamonos se dedica a seguir a los dos guardaespaldas mientras Oscar y el resto de piratas vuelven a elevarse.

-Mujer: (Diablos, esta pirata es incluso más alta y musculosa que yo..).

Algo intimidada por la apariencia de Nechima, la guardaespaldas lleva una de sus manos hacia el bolsillo en el cual guarda una pistola, preparada para sacarla lo más rápido posible si la situación se descontrola.

-Donny: Eh, ¿cuánto falta para llegar al baño?

-Hombre: No lo sé, solo sigue caminando.

-Nechima: ¡Oh vamos, nos morimos de ganas..!

-Mujer: Que tengas paciencia y sigas caminan-

Rápidamente, la guardaespaldas es estrellada contra un muro después de que Nechima hundiese uno de sus brazos metálicos en su rostro.

-Nechima: ¡No me dejaste acabar! ¡nos morimos de ganas de reventarles la cabeza!

Al ver esto, el otro guardaespaldas saca algo nervioso un pequeño Den den mushi que llevaba en el bolsillo de su traje.

-Donny: ¡Donny no Dangan!

Sin embargo, no solo pierde su pequeño dispositivo, el cual sale volando a causa de la ráfaga de viento generada por la espada de Donny, sino que además es noqueado tras ser golpeado en la cabeza por uno de los puños de Nechima.

-Donny: ¡Gooahaha, trabajo en equipo!

Tras chocar los cinco, el dúo de piratas procede a arrastrar los cuerpos de los inconscientes guardaespaldas hacia el baño.

-Donny: Y ahora viene la parte desagradable...Quitarles los trajes de guardaespaldas.

-Nechima: ¿Desagradable? Solo vamos a robarnos los pantalones y el traje negro, no es como si fuésemos a desnudarlos.

-Donny: Ah, pues hazlo.

-Nechima: Ew no, tu te encargas del hombre y yo de la mujer.

Tras un tiempo quejándose, ambos piratas acaban robándole las ropas al dúo de guardaespaldas, colocándoselas para disfrazarse.

-Donny: Donny se rehúsa a usar gafas oscuras sin estilo.

-Nechima: Agh, pues conserva tus gafas de siempre, haz lo que quieras. ¿Porqué la mujer tenía que ser bajita? Mira, su traje hace que se me vea el estómago.

-Donny: No era bajita, es que nosotros somos muy altos. ¡Además, tu siempre muestras esa parte porque te gusta presumir tus marcas!

-Nechima: Pues sí, gracias por notar mi increíble six-pack.

El dúo de piratas sale del baño como si nada ya estando disfrazados como simples guardaespaldas.

-Donny: Ya sabes, tu busca el barco y Donny busca el diario.

-Nechima: Ahá, ¡suerte!

-Donny: ¡Gooahaha, igualmente!

Acto seguido, ambos se separan dispuestos a robar tanto el barco de la banda como el diario de Featheye.

Capítulo 742: Infiltración

Mientras Los Orokamono se hallan en la torre del presidente Oscar, la Banda del Círculo Azul corre hasta un callejón con el fin de ocultarse.

-Anaka: *jadeo* C-creo que ya lo perdimos...

-Polker: Aún no entiendo como nos salvamos de aquel marine.~


Hace unos minutos, Anaka continuaba alargando la respuesta hacia la pregunta del vicealmirante Shitsuyoi, hasta que...

-Hombre: ¡A un lado!

-Shitsuyoi: ¡¿?!

Varios integrantes de los Rose comienzan a correr hacia el concurso Food Wars, intrigando al marine lo suficiente como para detener a uno e interrogarle.

-Shitsuyoi: Eh, ¿qué sucede?

-Rose: Recibimos una llamada de emergencia proveniente de Food Wars, el concurso de cocina.

-Shitsuyoi: ¡¿Llamada de emergencia?!

-Brain Boy(susurrando): Eh, deberíamos aprovechar.

-Anaka(susurrando): M-me parece bien, que me estoy quedando sin saliva y sin ideas...

Mientras el policía del archipiélago informa al vicealmirante, la Banda del Círculo Azul aprovecha esto para salir corriendo, cosa que Shitsuyoi nota algo tarde.

-Shitsuyoi: ¡Eh! ¡no he terminado con ustedes!


-Mizuta: Lo bueno es que no llegó a averiguar la importancia del diario.

-Polker: Pero lo malo es que ahora sabe que vinimos al archipiélago para robarlo.~

-???: Descuiden, no creo que les sirva de nada.

Los piratas se alarman al oír una voz femenina sobre ellos, llevando sus miradas para ver a Lucy de pie sobre un edificio.

-Mizuta: ¡Oh, tu eres Lucy Puppet!

La Supernova baja de un salto junto a una gran bolsa que lleva en su espalda y unas gafas oscuras.

-Anaka: ¿Que es todo eso?

-Lucy: Cosas que acabo de comprar con el dinero que me dio mi Suípu.

-Anaka: ¿Cosas? ¿como qué?

-Mizuta: ¡No es el momento para hacer ese tipo de preguntas! ¿Porqué crees que no les servirá de nada, Lucy?

-Lucy: Hace unos minutos me crucé con Los Orokamono, y por lo visto están encargándose de robar el diario en este preciso momento.

Esta noticia sorprende a los cuatro piratas presentes, abriendo sus ojos de manera exagerada.

-Polker: ¡¿A-AHORA MISMO?!

-Anaka: ¡Y nosotros aquí perdiendo el tiempo!

Rápidamente, Anaka intenta retirarse para así ayudar en el robo, sin embargo, Lucy le detiene agarrándole de la oreja.

-Lucy: ¡Quieto ahí! No creo que nos necesiten.

-Anaka: Oh, v-vale....¿puedes soltarme la oreja?

-Lucy: Si todo sale bien, deberíamos de poder marcharnos dentro de poco.

-Brain Boy: ¡P-pero..nuestros barcos están en vete a saber dónde!

-Mizuta: Cierto, los Rose se llevaron nuestro submarino.

-Lucy: Bueno, si ellos planearon como robar el diario, de seguro también idearon un plan para robar los barcos.

Y mientras los piratas conversan, Donny se mueve rápida pero sigilosamente dentro de la gran oficina del presidente Oscar.

-Donny: (Tsk, más guardias).

Mientras se oculta detrás de una pared, el músico ve a dos guardias vigilando a los lados de una puerta.

-Donny: (Oh, un momento).

Sin embargo, decide salir caminando como si nada. Al verle, los dos guardias simplemente le saludan gracias a su disfraz de guardia que se robó unos minutos atrás.

-Donny: ¡Hey! ¿Trabajando duro o durando en el trabajo?

-Guardia: La verdad...lo segundo. Comienzan a dolerme los pies, llevo 4 horas de pie en esta puerta.

-Guardia 2: ¡Ni siquiera hay nada importante detrás de esta puerta! ¡solo unas estatuas raras de oro!

-Donny: ¿Y si ustedes descansan mientras Donn...digo, mientras yo me encargo?

-Guardia: Por mi bien.

-Guardia 2: Lo aprecio.

El dúo de guardias se retira no sin antes agradecerle a quien creen es su compañero. Una vez se alejan lo suficiente, el Orokamono procede a abrir la puerta que custodiaban.

-Donny: Oh...my...

Al entrar, el músico simplemente no sabe como reaccionar, ya que delante suya se hallan múltiples estatuas doradas de diferentes personas, presumiblemente pertenecientes a piratas debido a sus vestimentas.

-Donny: (El Oscar este parece apreciar bastante a los piratas...¡Oh!).

Mientras camina apreciando las diferentes estatuas, Donny lleva la mirada hacia delante para encontrar una estatua dorada perteneciente a un gigante bastante famoso.

-Donny: (Genial, hasta tiene una estatua del comandante de la sexta división de la Gran Flota de Sombrero de Paja...).

Después de observar la estatua por varios segundos, Corte Misterioso nota que a un lado de esta hay unas escaleras que llevan tanto hacia arriba como hacia abajo, optando por tomar las que ascienden.

-Donny: (¡Siguiendo la lógica, mientras más valioso, más alto lo tienen guardado!).

Conforme va subiendo, Donny no puede evitar preguntarse como le estará yendo a su compañera, quien no posee la misma experiencia que el en el arte del robo.

-Guardia: Eh.

A su vez, en otra parte del gran edificio, Nechima camina tranquilamente gracias a su disfraz mientras dos guardias la observan.

-Guardia: ¿Esa es la de siempre?

-Guardia 2: Supongo, es alta y musculosa, ¿porqué preguntas?

Si bien la cyborg no revela su cabello gracias al sombrero negro que le robó a su anterior propietaria, uno de los guardias nota dos grandes diferencias.

-Guardia: Creo que creció bastante y...la noto más nalgona.

Al oír esto, la médica se voltea enfadada, causando que el dúo aparte rápidamente sus miradas.

-Nechima: ¡¿Qué miran, imbéciles?! ¡si tienen tiempo para mirar como bobos, de seguro tienen tiempo para hacer su trabajo!

-Guardia: ¡Ah, e-eso hacemos! Por cierto, ¿no se supone que tú vigilabas más arriba?

-Nechima: Ah, sí, sobre eso...Me asignaron vigilar la zona en la que guardan..GUARDAMOS los barcos de los turistas.

-Guardia 2: Ohh, y supongo que ahora mismo te estás dirigiendo hacia el ascensor.

-Nechima: ...Ehh, no, pienso usar las escaleras.

-Guardia: ¡Pero si los barcos los guardamos bajo tierra! ¡si usases las escaleras tardarías una eternidad!

-Nechima: (¿Bajo tierra...?) Seh, bueno...¡Lo hago para mejorar la figura!

La mujer adopta una sonrisa forzada con la esperanza de que los guardias se crean su actuación, cosa que acaban haciendo.

-Guardia: Entiendo...¡Bueno, pues suerte con eso..tú!

Nechima se da media vuelta para dar un suspiro aliviador al ver como se creyeron su historia, acto seguido comienza a correr hacia las escaleras.

-Guardia 2: ¿"Tú"?

-Guardia: Estuve a nada de llamarla de una forma más atrevida, pero con esos brazos me dio miedo.

Unos minutos después, la cyborg logra ver las escaleras delante suya, sin embargo se ve obligada a detenerse al ver como un hombre se interpone en su camino.

-Hombre: ¿Y tú a dónde vas?

-Nechima: ¿A dónde crees? Voy a la zona de los barcos, que el jefe me mandó a vigilarla.

-Hombre: Yo soy el Jefe de Personal de los guardias.

-Nechima: ..Oh.

Viendo como el hombre se le acerca mientras saca un pequeño Den den mushi de su bolsillo, la mujer opta por usar la fuerza bruta, sujetándole del cuello de la camisa para así acercar su rostro hacia el de ella y así noquearle con un cabezazo.

-Nechima: Agh, no tengo tiempo para ocultar el cuerpo de este.

Tras esto, Nechima se retira hacia las escaleras que conducen hacia abajo, ignorando un Den den mushi pegado a la pared con una antena en su caparazón el cual contempló lo sucedido entre la Destructora Plateada y el Jefe de Personal.

-Hombre: ¡¿Y-y eso qué fue?!

Dicha escena es enviada a otro caracol mucho más grande, el cual reproduce lo sucedido en un monitor visto por múltiples personas.

-Hombre 2: ¡E-esa guardia se cargó al Jefe de Personal!

-Hombre 3: ¡Hay que avisarle al presidente!

Uno de los hombres intenta retirarse de la habitación para así informarle a Oscar, sin embargo le detiene la voz de un hombre que se halla de pie mientras se apoya en la pared.

-???: ¿Pero ustedes son bobos o no tienen memoria? Recuerden que me contrataron para este tipo de situaciones.

-Hombre: ¡Ah, Panzer!

[Panzer, mercenario del Inframundo contratado por Oscar].

-Panzer: Ella dijo que se dirigía hacia la zona en la que guardan los barcos, así que ahí la esperaré.

Mientras se retira, Panzer revela un ojo biónico el cual se ilumina por unos segundos.

-Hombre: ¡Co-contamos con usted!

-Hombre 2: ¡Recuerde no matarla!

-Panzer: ¿Matar? Por favor, eso solo es cuando no tengo dinero para mis revistas.

Tras decir esto, el cyborg comienza a bajar las escaleras para así llegar hasta Nechima.

-Hombre: (E-está mal de la cabeza...).

-Hombre 2: (¿Matar...por revistas? ¿enserio ese es el mismo mercenario que asesinó a piratas con recompensas superiores a 100 millones?).

Conforme baja rápidamente por las escaleras realizando varios saltos para así acelerar el proceso, Panzer sonríe mientras su ojo biónico vuelve a iluminarse.

-Panzer: (Esto no podría venirme mejor, podré aprovechar a la intrusa para así probar el nuevo invento de mi hogar en ella).

Capítulo 743: Números inútiles

Así como Nechima baja las escaleras para así encontrar el navío de la banda, Donny sube otras escaleras para así robar el diario de Featheye mientras canta en voz baja.

-Donny: Don't stop me now...

Sin embargo, su canto es interrumpido unos segundos después por un grupo de guardias que bajan rápidamente las escaleras, alarmándole.

-Donny: ¡! (¡¿Habrán descubierto a Donny de alguna forma?!).

El músico lleva su mano hacia su espalda, preparándose para sacar su espada.

-Hombre: ¡Eh, ¿qué haces ahí parado?!

-Donny: (¿No vienen a por Donny?) Eh, por curiosidad, ¿a dónde van?

-Hombre 2: ¿No te enteraste? Alguien atacó al Jefe de Personal en uno de los pisos inferiores.

-Donny: (No jodas Nechima...) ¡Entonces yo vigilaré los pisos superiores por si decidió huir hacia ellos!

-Hombre: Nah, eso es imposible. Los Kanshi Den den mushi la vieron bajar hacia la zona de barcos después de cargarse al Jefe de Personal.

-Donny: Entien...Espera, ¡¿dijiste Kanshi Den den mushi?!

Tal es la sorpresa del Orokamono que por poco retrocede y cae por los escalones.

-Hombre: Eh, sí, es sabido que hay cientos de ellos repartidos por el edificio...

-Hombre 2: Pocas son las habitaciones que no tienen uno.

-Donny: (Tsk, mierda, Donny no sabía eso...Es posible que estén buscando a Donny).

-Hombre: ¿Estás bien? Te noto algo sudado.

-Hombre 2: ¡Apresurémonos y vayamos a por la intrusa!

Los guardias intentan apartar a Donny para así ir a por Nechima, sin embargo les detiene la espada del músico.

-Donny: Momento, si eso es cierto...Donny no les dejará pasar.

-Hombre: ¿Eh? ¿d-de qué estás hablan-?

-Donny: ¡Donny no Uragaki!

Rápidamente, Corte Misterioso se posiciona detrás del grupo de guardias tras haberles dejado una D marcada en el pecho a cada uno con su espada.

-Donny: Bien, así al menos Donny le facilita un poco el trabajo a Nechima. Ahora Donny debe de intentar evitar los Kanshi Den den mushi....Tsk, que problema.

Y mientras el músico continúa subiendo las escaleras dejando al grupo de guardias inconscientes, los monitores continúan siendo vigilados por otros guardias.

-Hombre: Oh, miren, Panzer ya está por llegar a la zona de los navíos.

-???: ¿Soy el único que lo notó?

-Hombre: ¿Eh?

Los guardias se voltean hacia un hombre con alas lo suficientemente alto como para duplicarles en altura, el cual también se halla viendo los diferentes monitores.

-???: ¿Acaso no vieron que los guardias que bajaron hace unos minutos..desaparecieron?

-Hombre 2: ¿Eh, e-enserio?

-???: Sí, en el monitor número 6 se vio a un grupo de guardias bajando por las escaleras que son vistas en el monitor número 3, pero nunca se les vio llegar a su destino.

-Hombre: ¡Ah! ¡¿e-eso quiere decir que hay otro intruso?!

-???: Así es. ¡Nuevamente, mi vista sin igual vuelve a salvar el día!

Mientras el hombre sonríe mientras alza uno de sus puños feliz por el mismo, el resto de guardias le observan algo asombrados pero a la vez avergonzados por su comportamiento.

-Hombre: (E-el Jefe de Seguridad está a otro nivel...Y lo digo tanto por su vista como por su actitud infantil).

-Hombre 2: ¡Entonces, si es cierto que hay otro intruso, deberíamos avisarle a los guardias!

-???: ¿Para qué? ¡si me tienen a mi!

El hombre saca dos cuchillas rojizas unidas a unas cadenas, acto seguido comienza a salir de la habitación mientras las gira lentamente.

-Hombre: ¡N-nosotros creemos en usted, señor Konranshi!

[Konranshi, Jefe de Seguridad del Archipiélago Goldiotari y ex-habitante del cielo].

Mientras el hombre alado se acerca lentamente hacia Donny, Nechima es rodeada por múltiples guardias que interrumpen su caminata.

-Nechima: ¿Huh, qué quieren?

-Guardia: Es inútil que sigas actuando.

Repentinamente, los guardias sacan diferentes armas de fuego con las cuales apuntan a la cyborg.

-Nechima: ¡!

-Guardia 2: Ya sabemos que noqueaste al Jefe de Personal, por ende eres una intrusa.

Si bien la médica se sorprendió por la repentina hostilidad, cambia su cara de sorpresa por una sonrisa que denotaba confianza.

-Nechima: Vaya, definitivamente esto del sigilo no es lo mío.

Tras decir esto, la Destructora Plateada se quita su disfraz para luego lanzarlo hacia arriba.

-Nechima: ¡Yo soy más de destruir a todos los enemigos que me cruce en el camino!

-Guardia: Su rostro me suena...

-Nechima: ¡Claro que te suena!

-Guardia 2: ¡Ah! ¡creo que es una integrante de Los Orokamono!

-Nechima: ¡Crees bien!

-Guardia 3: ¡Si das un paso te llenaremos de agujeros! ¡para tu información, nosotros tenemos permitido asesinar a los intrusos!

A modo de provocación, Nechima levanta uno de sus pies para luego llevarlo lentamente hacia delante, dando un paso hacia delante y enfadando a los guardias lo suficiente como para hacerles abrir fuego.

-Guardia: Tsk, ¡fuego!

Al cabo de unos segundos, los guardias notan que las balas de sus armas simplemente rebotan al chocar con los brazos metálicos de la cyborg.

-Nechima: Bien...

Mientras los hombres retroceden intimidados, Nechima comienza a crujirse los nudillos.

-Nechima: Hora de aplicar "auto-defensa excesiva".

Nervioso, uno de los guardias saca un pequeño caracol del bolsillo de su traje.

-Guardia: ¡Ne-necesitamos refuerzos en-!

Pero el hombre escupe sangre mientras suelta el Den den mushi y sus ojos se tornan blancos a causa de un puñetazo giratorio en su estómago proveniente de Nechima.

-Nechima: ¡Kinzoku Swing!

Tras derrotar a uno, la mujer se voltea hacia el resto de guardias, quienes comienzan a retroceder.

-Nechima: Uno menos, quedan otros diez.

-Guardia: L-las balas no le hacen daño, y-y puede destruirnos de un solo golpe...

-Guardia 2: D-da igual, los refuerzos llegarán pronto, después de todo estamos siendo observados.

-Nechima: ¿Cómo?

Al oír esto, Nechima comienza a observar hacia diferentes direcciones hasta encontrarse con un Kanshi Den den mushi pegado a la pared observando la escena.

-Nechima: Agh, mierda, así que por eso me descubrieron. ¡En ese caso, me largo de aquí!

La Orokamono comienza a correr hacia los guardias, quienes intentan huir sin éxito alguno, ya que son derrotados por múltiples golpes consecutivos de Nechima.

-Nechima: ¡Silver Rain!

Tras unos minutos, la cyborg llega a otras escaleras que conducen hacia abajo, pegando un salto para llegar más rápido hacia el final de estas para luego aterrizar y agrietar el suelo.

-Nechima: Al fin.

Delante suya se halla una amplia sala que conecta con el exterior al contar con agua de mar, así como múltiples barcos, tanto piratas como del gobierno.

-Nechima: Ahora solo queda encontrar nuestro barco y largarme (Aunque ahora que lo pienso, debí de traerme ayuda para robar los barcos del resto de la alianza).

Destructora Plateada se dedica a caminar mientras le echa un vistazo hacia los diferentes barcos, intentando encontrar el Ultra Bateau con la vista. Sin embargo, se detiene al ver a Panzer de pie delante suya.

-Nechima: Ohhh, tu pareces diferente.

-Panzer: ¿En serio, cómo te diste cuenta? ¿será por mi ropa completamente diferente? ¿o quizás por mis modificaciones?

Al notar el tono sarcástico del hombre, una vena se marca en el rostro de Nechima, quien se coloca en postura de boxeo.

-Panzer: ¿Podrías recordarme de cuanto era tu recompensa, Destructora Plateada Nechima?

-Nechima: (Ohh, mi apodo combinado con mi nombre suena increíble) 112 millones, ¡pero solo porque el gobierno es imbécil! ¡debería ser mucho más alta, como mínimo de unos 300 millones!

-Panzer: Eso lo determinará este aparato.

El mercenario dice esto mientras señala su ojo biónico, intrigando a Nechima.

-Nechima: ¿Huh? ¿a qué te refieres, vas a lanzarme un láser o algo por el estilo?

-Panzer: No, este ojo no es capaz de infligir daño alguno. Sin embargo, a pesar de no contar con habilidades ofensivas, este ojo tiene el poder suficiente para determinar el resultado de una pelea.

-Nechima: No te sigo...

-Panzer: Iré más despacio para que tu lenta mente sea capaz de seguirme. Dime, ¿sabes lo que es el "doriki"?

-Nechima: ...¡Claro! Pero dime que es para asegurarme que tú también lo sepas.

-Panzer: *suspiro* El doriki es una unidad de medida que utilizan algunos agentes del gobierno para medir el poder físico de las personas.

-Nechima: ...¡Exacto, muy bien! ¿Y cuál es el punto?

-Panzer: Si bien algunas personas necesitan ser golpeados para así medir el doriki de otros, este ojo biónico me permite medir el poder físico de cualquier persona que observe.

-Nechima: Ohh, eso suena guay. ¡Oh ya sé, dime cuanto dokori tengo!

-Panzer: Se dice doriki, y aún no se que tan bien funciona, por eso necesitaba un conejillo de indias. Y una pirata con una recompensa de 112 millones de berries me viene perfecto.

La pupila verde del ojo biónico de Panzer se abre mientras observa a Nechima, causando que unos números aparezcan en el ojo del mercenario.

-Panzer: *sonríe* Funciona.

-Nechima: ¡¿Y bien, de cuánto es?!

-Panzer: 2.500. Nada mal teniendo en cuenta que un doriki superior a 500 sobrepasa la media humana.

-Nechima: ¡Genial! ¡y ahora voy a usar ese poder físico para destruirte!

Mientras la mujer comienza a correr hacia el mercenario, este último endurece su cuerpo mientras dice:

-Panzer: Tekkai. Para tu información, mi doriki es de 2.700, por lo que no creo que me dures bastan-

-Nechima: ¡Gin Hakaisha!

La cyborg pega un salto hacia Panzer mientras lleva uno de sus puños hacia atrás para luego golpearle en la cara al caer, logrando empujarle a pesar de contar con Tekkai.

-Panzer: Ugh...Eso no me lo vi venir.

-Nechima: ¡Tanto número, tanto cálculo..! ¡las peleas no se resumen a numeritos, que tú me superes en fuerza física no te vuelve el vencedor indiscutible!

Capítulo 744: Tecnología número uno en el mundo

-Hombre: I-increíble...

Múltiples guardias observan a través de un monitor el combate entre Panzer y Nechima, viendo como el mercenario desvía los golpes que la médica le lanza para luego dañarla.

-Hombre 2: Los golpes de la mujer son tan rápidos que ni siquiera puedo verlos...pe-pero Panzer los desvía como si nada...

-Nechima: ¡Agh!

La cyborg le lanza otro puñetazo a su oponente, pero este último golpea su brazo de forma que lo desvía hacia abajo para luego patear la cara de Nechima.

-Panzer: Veo que no solo cuentas con un doriki inferior, sino que también cuentas con muy baja técnica.

-Nechima: ¡¿A qué te refieres?!

-Panzer: Tus golpes son simples, y por lo visto no cuentas con la experiencia suficiente como para poder predecir los míos.

Molesta por los comentarios de su oponente, Nechima intenta encestarle un puñetazo en su rostro, pero el mercenario se agacha para luego golpearla en el mentón, haciéndola retroceder mientras suelta sangre por la boca.

-Panzer: En cambio, yo no solo soy capaz de predecir la trayectoria de tus golpes, sino que también lanzo los míos de forma estratégica.

-Nechima: Los cálculos no son lo mío, eso se lo dejo a mi compañera. ¡Lo mío es el poder destructivo!

-Panzer: *suspiro* A saber en qué pensaba el gobierno al asignarte esa recompensa tuya.

-Nechima: ¡Rocket Hakaisha!

Después de hacer girar uno de sus puños, Destructora Plateada se lo lanza a Panzer como si de un cohete se tratase, haciendo que su adversario se decepcione nuevamente mientras lo esquiva moviendo su cabeza hacia un lado.

-Panzer: (¿Enserio acaba de lanzar un ataque así desde tan lejos?).

Sin embargo, el asesino pierde su confianza cuando oye el puño de Nechima rebotando contra un objeto detrás suya y, al ver como la cyborg sonríe tras esto, decide darse la vuelta.

-Panzer: (¿Era una tram-?).

-Nechima: ¡Caíste! ¡Migi Kinzoku!

Ni bien voltearse de vuelta hacia su oponente, Panzer es estrellado contra la pared tras recibir un derechazo de Nechima en una de sus mejillas.

-Nechima: ¡Aunque los cálculos no sean lo mío, soy buena engañando a los idiotas creciditos!

La mujer se acerca hacia el mercenario, el cual se halla en el suelo, mientras su puño cohete vuelve a su brazo. Si bien en un principio creía que estaba inconsciente, se alarma al ver como el ojo biónico de Panzer se ilumina.

-Panzer: Veo que te subestimé.

El hombre dice esto mientras se levanta y escupe un poco de sangre hacia un lado.

-Nechima: Heheh, pues sí. ¿Vas a dejarme en paz o quieres perder tu otro ojo?

-Panzer: No te confundas, no perdí mi ojo izquierdo en combate. Yo mismo me lo quité.

-Nechima: ....Esa excusa es horrible. Es como si yo diga que me hice estas dos cicatrices a propósito.

-Panzer: Vale la pena arrancarte tu propio ojo a cambio de obtener uno mejorado que te otorga la capacidad de determinar el resultado de una pelea con solo ver a tu oponente.

-Nechima: Aish, ¡y dale con eso!

Molesta por el comentario de Panzer, la mujer comienza a correr hacia el mientras lleva uno de sus puños hacia atrás.

-Nechima: ¡Ya te dije que unos numeritos no pueden determinar nada! ¡Gin Hakaisha!

Sin moverse de su sitio, el mercenario lleva una de sus palmas hacia delante para así detener el puño de la mujer, quien no es capaz de moverlo ni un centímetro.

-Nechima: ¿P-pero qué..?

Tras retirar su puño, Nechima ve una especie de espiral echando humo en la palma de su oponente.

-Nechima: ¡¿E-eso es..un Dial?!

-Panzer: Ohh, conque los conoces. ¡Entonces ya debes imaginarte lo que estás por sufrir!

Mientras habla, el asesino lleva rápidamente su palma hacia el rostro de la cyborg y, segundos después, ambos salen disparados hacia atrás, con la diferencia de que Nechima lo hace mientras suelta sangre por nariz y boca.

-Panzer: ¡Überlegene Technologie!

Los guardias que se hallan viendo la pelea a través del Kanshi Den den mushi abren sus bocas emocionados.

-Hombre: ¡Wooo!

-Hombre 2: ¡¿Y eso que fue?!

-Hombre 3: ¡C-creo que fue uno de esos "Diales", el señor Konranshi me habló de ellos!

A duras penas, Nechima se pone de pie mientras su nariz continúa soltando sangre a más no poder.

-Panzer: El poder de un puño con un doriki de 2.500 combinado con un golpe con un doriki de 2.700.

-Nechima: Agh, y-ya deja de p-parlotear..

-Panzer: ¿Sigues actuando ruda aún cuando estás por perder la consciencia?

-Nechima: ¡N-no se de qué hablas! ¡y-yo no voy..a perder!

Tras soltar ese grito, la cyborg corre hacia Panzer para así lanzarle otro puñetazo, el cual es esquivado nueavmente por el mercenario.

-Panzer: Tsk, si insistes...Si bien no voy a matarte, me aseguraré de dejarte lo suficientemente herida como para que se te vayan las ganas de seguir actuando ruda.

El asesino cierra su puño con fuerza para luego golpear el brazo de Nechima con el poder suficiente como para quebrárselo.

-Nechima: ¡!

Abriendo sus ojos de manera exagerada, la Orokamono retrocede mientras se toca su adolorido brazo para luego soltar un grito de dolor.

-Nechima: ¡¡AAAARGHHH!!

Acto seguido se arrodilla mientras continúa tocándose el brazo, cerrando sus ojos a causa del gran dolor que siente.

-Panzer: ¡Sucumbe ante la mejor tecnología del mundo!

Aprovechando esto, Panzer lleva uno de sus brazos hacia arriba para luego descenderlo velozmente hacia abajo, concretamente hacia la cabeza de su adversaria, dejándola inconsciente.

-Panzer: Nada personal, solo hago mi trabajo.

El cyborg observa al Kanshi Den den mushi para así hacerle señas a los guardias que observaron el combate, pidiéndoles que se lleven a la inconsciente Nechima.

-Oscar: ¡Bien, aquí estamos!

Por otra parte, el resto de Los Orokamono y Oscar llegan a las puertas de la oficina de este último tras haber salido del elevador.

-Niper: *suspiro* Al fin...

-Saibansho: ¿Porqué estás cansado? Si usamos el elevador.

-Niper: ¡Demasiado tiempo de pie! ¡y además éramos 6 ahí dentro!

-Oscar: Como dato curioso, las puertas de mi oficina solo pueden abrirse introduciendo la clave.

Y mientras el presidente se acerca para así introducir dicha clave, múltiples guardias aparecen frente a Los Orokamono.

-Niper: ¡Ah!

-Oscar: Descuiden, están ahí para evitar que vean la clave.

-Guardia: Nos iremos en cuanto el presidente acabe.

-Cunius: (Que precavido...).

Después de que el gobernante presione 6 botones acompañados por seis ruidos, las puertas de su oficina se abren, causando que los guardias se retiren.

-Saibansho: (Tsk, genial, no solo se necesita una clave para entrar, sino que además es de 6 dígitos).

Los piratas entran a la oficina del presidente después de ver como este les indica que le sigan. Acto seguido, el hombre de oro se acerca hacia un escritorio para agarrar unos papeles.

-Niper: ¡!

Sin embargo, tanto el tirador como la científica de la banda notan que, a un lado de los papeles, se halla el diario de Featheye.

-Niper: (¡¿E-ese es...?!).

-Cunius: (¡Tiene que serlo, no creo que existan muchos diarios con el lenguaje de los poneglyphs en la portada!).

Al notar las caras de asombro de sus compañeros, Saibansho no tarda en comprender la situación.

-Saibansho: (M-me estás diciendo..¿qué ese es el diario, y que por ende todo el plan se fue a la mierda?).

Capítulo 745: Coraje insuficiente

Aún sin saber que el diario de Featheye se hallaba en la oficina de Oscar, Donny continúa revisando cada habitación en busca de dicho objeto.

-Donny: (Donny no ve ninguna caja fuerte ni nada por el estilo...).

-Hombre: ¡Eh, ¿tú que haces aquí?!

El músico se alarma al oír una voz proveniente del otro lado de la puerta, preparándose para salir al creer que se referían a el.

-Hombre 2: ¿De qué hablas? ¡estoy haciendo mi trabajo!

Sin embargo, tras oír la voz de un segundo guardia decide abrir la puerta de forma que solo pueda verse su ojo.

-Hombre: ¿No te enteraste? El Jefe de Seguridad Konranshi dijo que todos los guardias debían abandonar esta zona.

-Hombre 2: ¿Huh? ¿y eso?

-Hombre: Según el Jefe de Seguridad, es posible que un intruso se haya cargado a algunos de nuestros compañeros.

-Donny: (¡¿Qué?! ¡Pero si la única vez que Donny atacó a un grupo de guardias se aseguró de que ningún Kanshi Den den mushi le esté viendo!).

-???: ¡¿"ES POSIBLE"?!

El dúo de guardias se voltea al oír la voz de Konranshi, quien corre hacia ellos para luego frenarse.

-Konranshi: ¡No digas "es posible", estoy convencido!

-Hombre: ¡Ah, sí, perdone!

-Konranshi: Por cierto, ¿inspeccionaste la zona tal y como te pedí?

-Hombre: Así es. Al único guardia que me encontré fue a este de aquí.

El Jefe de Seguridad comienza a acercarse hacia el guardia, abrumándole con su gran tamaño y causando que el hombre comience a retroceder.

-Konranshi: ¿Que curioso no? Doy la orden de que todos los guardias abandonen esta zona debido a la presencia de un intruso disfrazado de guardia, Y CASUALMENTE TÚ FUISTE EL ÚNICO QUE NO LA ABANDONÓ.

-Hombre 2: ¡¿E-eh?! ¡n-no, s-se equivoca, señor Konranshi! ¡llevo 3 horas trabajando sin descansar y-!

-Konranshi: ¡DÍSELO A MI ARMA!

Al no creerle al guardia, Konranshi lanza una de sus espadas unida a uno de sus brazos mediante unas cadenas, perforando el abdomen del hombre inocente.

-Hombre: (¡L-lo ha matado..!).

-Konranshi: Nuevamente, el Jefe de Seguridad vuelve a salvar el día.

El ex-habitante del cielo dice esto mientras lleva su brazo hacia atrás, causando que la espada vuelva a su mano gracias a las cadenas.

-Donny: (¡Mató a uno de sus empleados..sin siquiera pensárselo dos veces!).

-Hombre: ...E-entonces, ¿y-ya está?

-Konranshi: Eso parece.

Al ver como el dúo se retira, Donny suspira aliviado. Sin embargo, su calma desaparece al ver como el gran hombre se detiene.

-Konranshi: Eso parece a simple vista, y como sabrás, mi vista es superior.

-Hombre: ¿E-eh?

-Konranshi: Mientras vivía en las Islas del Cielo, obtuve un poder conocido como "mantra", el cual me dice...

Repentinamente, el Jefe de Seguridad se voltea para luego lanzar una de sus espadas de forma que atraviesa una pared, concretamente una de las paredes que conformaba la habitación en la que Donny se ocultaba.

-Konranshi: ...¡Que el trabajo aún no está acabado del todo!

-Donny: ¡Mierda!

El músico de Los Orokamono se mueve hacia un lado para esquivar la rojiza espada, la cual choca contra un cuadro y, además de hacerle un hoyo en el centro, comienza a incendiarlo.

-Donny: (¿Y eso?).

-Konranshi: ¡Tú debes ser el intruso!

El Jefe de Seguridad vuelve a retraer su espada hacia su mano mientras el ladrón saca su arma de su espalda.

-Donny: Veo que ya no vale la pena seguir ocultándose.

Tras decir esto, Donny se quita su disfraz de guardia para luego arrojarlo hacia un lado.

-Donny: ¡Así es, Donny es el intruso!

-Hombre: S-su rostro me suena..

-Konranshi: ¡Claro que te suena, es uno de Los Orokamono!

-Donny: ¡Goooahaha, veo que conoces a Donny! ¡Aunque bueno..!

Mientras sonríe, el pirata lleva su espada hacia atrás para luego llevarla rápidamente hacia delante, lanzando un proyectil de aire comprimido.

-Donny: ¡..Todos conocen a Donny! ¡Donny no Dangan!

-Konranshi: ¡!

El hombre alado choca una de sus espadas con el proyectil, forcejeando por unos segundos hasta que logra desviarlo hacia un lado, dándole a su subordinado accidentalmente.

-Konranshi: ¡Agh, mira lo que me hiciste hacer!

Molesto, el Jefe de Personal lanza sus dos espadas hacia Donny, las cuales pasan a un lado de su rostro.

-Donny: ¿Huh?

-Konranshi: ¡Hawk Assault!

Si bien el Orokamono cree que su oponente falló, no tarda en darse cuenta de que no apuntaba hacia su rostro, sino que falló a propósito para así propulsarse hacia el usando las cadenas como un tirachinas, enterrando su rodilla en el estómago de Donny.

-Donny: ¡Guoah..!

El pirata abre bien grande la boca para escupir bastante sangre, acto seguido intenta atacar a su adversario, pero este esquiva su estocada gracias a su mantra.

-Konranshi: ¡Si bien le tengo cierto aprecio a tu banda, no dejaré que mis sentimientos me impidan cumplir mi trabajo!

-Donny: ¿Eh, y eso?

Después de retraer sus espadas, Konranshi hace una pequeña pausa para explicarle a Donny.

-Konranshi: Si la memoria no me falla, ustedes fueron los que derrotaron a Haiiro Diamond, ¿verdad?

-Donny: Sí, ¿y qué hay con eso?

-Konranshi: Como sabrás, esos bastardos tenían cientos de esclavos, entre ellos habitantes del cielo.

En cuanto su oponente dice esto, el Orokamono se fija en las grandes alas que lleva en su espalda, dándole a entender que proviene del Mar del Cielo.

-Donny: (Cierto, su base estaba en una Isla del Cielo...).

-Konranshi: Aunque aprecio que hayan liberado a múltiples habitantes del cielo, entre ellos algunos de mis antiguos amigos...

El Jefe de Seguridad vuelve a recuperar sonrisa para luego llevar una de sus espadas hacia delante.

-Konranshi: ..¡Cualquiera que busque conflictos con el presidente Oscar se las verá conmigo!

Rápidamente, Donny coloca su espada en frente suya para así bloquear el arma de su oponente.

-Konranshi: Heh, si estuviste en el Mar del Cielo, de seguro conoces los Diales.

Tras unos segundos forcejeando, el Orokamono nota como la hoja de su espada comienza a tornarse roja.

-Donny: ¡¿S-se está..calentando?!

-Konranshi: ¡Así es! ¡estas armas cuentan con Diales de Calor incorporadas en ellas!

Aún forcejeando, el hombre alado levanta su otro brazo para así atacar al pirata con su otra espada.

-Donny: ¡Si ese es el ataque verdadero...!

Gracias a esto, Donny es capaz de superar en poder a la espada de Konranshi, haciendo retroceder a su propietario y quitándole su arma de las manos.

-Donny: ¡..El otro pierde poder!

-Konranshi: ¡Oh!

-Donny: ¡Donny no Hitokire!

Acto seguido, el músico le provoca un corte horizontal al abdomen de su oponente, haciéndole soltar sangre tanto por este como por la boca.

-Donny: ¡Y ahora, el golpe de gracia!

El Orokamono lleva su espada hacia atrás con el fin de acabar con su oponente, acto seguido la lleva rápidamente hacia delante.

-Donny: ¡Donny no Dangan!

Si bien el pirata sonríe al creer que su técnica sería suficiente para acabar con Konranshi, poco le dura la alegría al ver como este último enrosca las cadenas de su arma en el brazo de Donny, concretamente el que utiliza para sostener su espada.

-Donny: ¡!

-Konranshi: ¡Eso debería decirlo yo, y eso haré!

Tras haber atrapado el brazo de su oponente con sus cadenas, el Jefe de Personal lo atrae hacia el mientras lleva su otra espada hacia atrás.

-Donny: Oh oh...

-Konranshi: ¡Hawk Peck!

Acto seguido apuñala a Donny con su ardiente espada, haciéndole soltar sangre y quemándole su estómago.

-Donny: ¡¡AGHHHH!!

El habitante del cielo le suelta solo para ver como retrocede mientras se toca su estómago, el cual cabe resaltar que no deja de soltar sangre, sufriendo tanto por la puñalada como por las altas temperaturas a la que se hallaba la hoja.

-Konranshi: Bien, nuevamente he salvado el día.

A duras penas, el Orokamono logra mantenerse de pie aún tocándose la herida con una mano y sujetando su espada con la otra.

-Donny: ¡D-Donny...a-aún no cae..!

-Konranshi: Persistente, como esperaba de un Orokamono.

Donny lleva su espada hacia delante para atacar a su oponente, quien moviendo su cabeza hacia un lado logra esquivarlo fácilmente sin necesidad de utilizar su mantra a causa de las pocas energías que le quedan al pirata.

-Donny: ¡D-Donny e-está bien, s-seguro queda como nuevo de-después de comerse unos tomates!

-Konranshi: No entiendo esa lógica.

El Jefe de Seguridad comienza a girar una de sus espadas en círculos sujetándola de la cadena.

-Donny: ¡Donny no caerá, porque Donny...ES DONNY!

Pero la espada del músico cae al suelo después de que su propietario sea cortado por una de las espadas de Konranshi desde lejos.

-Konranshi: Me gusta tu coraje, pero no es suficiente.

Tras confirmar que su oponente perdió la conciencia al quitarle las gafas y ver sus ojos en blanco, el habitante del cielo lo sujeta para luego llevárselo.

-Konranshi: A ver que hace el presidente contigo...

Capítulo 746: La traidora

Después de unos minutos, Xiro acaba firmando todos los papeles necesarios para hospedarse en la Isla Stonk junto a sus compañeros, quienes simplemente observan detrás suya.

-Oscar: ¡Estupendo!

-Xiro: ¿Ya está?

-Oscar: Así es. Ahora lo único que deben hacer es dirigirse al hotel que menciona este papel.

El presidente dice esto mientras le entrega un pequeño papel al capitán pirata, sin embargo Saibansho se interpone para guardarlo el mismo al conocer demasiado bien a Xiro.

-Xiro: ¡Eh!

-Denis: Lo siento Xiro, pero es preferible que Saibansho se encargue de las cosas importantes...

El Primer Oficial guarda el papel en uno de los bolsillos de sus pantalones mientras su infantil capitán le observa enfadado.

-Oscar: Ah y descuiden, ya está todo pago.

-Niper: ¿Eh?

-Oscar: Todo lo relacionado con el hotel está pago, no importa cuanta comida pidan, no deberán pagar más de lo que ya pagaron para hospedarse en el archipiélago.

-Xiro: ¡¿Enserio?!

-Cunius: ¿Y si pedimos postres todos los días?

-Oscar: Aún así no deberán poner un solo berry.

Tanto Xiro como Cunius comienzan a soltar algo de saliva por la boca, emocionados por la comida y postres "ilimitados".

-Niper: ¡Bien, entonces ya podemos irnos!

El tirador trata de ocultar su nerviosismo causado por el diario de Featheye, el cual está frente a sus narices.

-Niper: (Mierda, con el diario aquí, Donny no tiene motivos para seguir buscando...¡Y Nechima no tiene motivos para robarse nuestro barco!).

Saibansho nota como su compañero fuerza la sonrisa mientras comienza a sudar.

-Saibansho: (¡Mantén la calma, Niper! Aún no está todo perdi-).

-Oscar: Por cierto, sus dos compañeros se están tardando.

A pesar de que el presidente dice esto con su calmada sonrisa de siempre, los piratas aún así se alarman.

-Oscar: A pesar de que tan solo querían ir al baño...

Tras esto, los piratas se apresuran para así pensar alguna excusa o mentira.

-Denis: Eh, t-tal vez les cayó mal la comida.

-Niper: ¡S-sí, seguro es eso!

-Oscar: Ninguna persona se tarda tanto.

-Xiro: A lo mejor se perdieron, que este edificio es muy grande.

-Oscar: Imposible, recordemos que les acompañaban dos de mis guardias.

El gobernante observa a los piratas con su sonrisa calmada pero a la vez intimidante.

-Saibansho: (Tsk, creo que no hay opción).

Justo cuando El Corte Azul iba a desenvainar su espada para así recurrir a la violencia, alguien toca las puertas de la oficina.

-Oscar: ¡Adelante!

Después de oír la voz del presidente, tanto Konranshi como Panzer ingresan a la oficina cargando con Nechima y Donny.

-Panzer: Con permiso.

Si bien el músico se halla inconsciente, la cyborg cuenta con uno de sus ojos abiertos, lo cual no quita el hecho de que aún así sienta un gran dolor.

-Niper: ¡! ¡Do-Donny!

-Cunius: ¡N-NECHIMA, ¿QUÉ LE PASÓ A TU BRAZO?!

-Oscar: A ver a ver, ¿qué pasó?

Si bien el Jefe de Seguridad apoya cuidadosamente el cuerpo de Donny en el suelo, el mercenario del Inframundo simplemente arroja a Nechima hacia delante, enfadando a sus compañeros.

-Denis: ¡Eh, e-eso era innecesario!

-Panzer: Me encontré con este intento de mujer en donde guardan los barcos, a saber qué planeaba. Pero de seguro no planeaba nada bonito, ya que noqueó a unos cuantos guardias, entre ellos el Jefe de Personal.

-Nechima: ¡Eso solo fue auto-defen-!

El mercenario la interrumpe pisoteándole la cabeza, lo cual solo enfurece aún más a sus compañeros.

-Panzer: (Ho, casi todos aquí son monstruos...).

Gracias a su ojo biónico, Panzer es capaz de saber el doriki de todos los presentes a excepción de Donny, ya que este se halla inconsciente.

-Panzer: (No me extraña que Los Orokamono hayan logrado grandes hazañas. Exceptuando al rubio y la de gafas, todos cuentan con un doriki bastante elevado. Sin embargo...).

El cyborg desvía su mirada hacia el presidente Oscar, comenzando a sudar después de que su aparato no sea capaz de medir el poder físico del gobernante.

-Panzer: (Cuando me entregaron este aparato, me advirtieron que no es capaz de medir dorikis superiores a 7.000, por lo que...ese tipo realmente se ganó su puesto).

-Konranshi: ¡Y yo me encontré a este tipo de gafas guays recorriendo el edificio, como si estuviese de excursión!

-Oscar: Ya veo, en ese caso...

Tras oír lo sucedido, el Gobernante Reluciente dirige su mirada hacia Los Orokamono para luego decirles:

-Oscar: ..No cabe dudas de que son enemigos del archipiélago.

-Cunius: (Aish, creo que no queda otra opción...).

Antes de que sus compañeros logren hacer algo, Nechima les detiene con un grito.

-Nechima: ¡¡ALTO!!

-Todos: ¿?

-Panzer: Permanece callada.

Si bien Panzer estaba por volver a pisotear la cabeza de la cyborg, Oscar le detiene.

-Oscar: Déjala hablar, a lo mejor tiene algo interesante que decir.

-Panzer: ...Como ordene.

Los Orokamono observan intrigados a su compañera, preguntándose qué cosa podría decir para salvarles.

-Nechima: *sonríe* ¡Lo siento muchachos, pero fueron utilizados!

Esta declaración sorprende a todos los presentes, en especial a sus compañeros.

-Niper: ¡N-Nechima, tú...!

-Oscar: ¿Ho? Explícate.

-Nechima: ¡Yo y Donny pensábamos aprovechar la oportunidad para robarnos todo lo que podamos de este edificio para luego robarnos el barco de la banda y largarnos!

-Panzer: Entonces...

-Konranshi: ...¿Fue una traición?

-Nechima: ¡Así es, lo acordamos antes de entrar! Pero bueno, veo que nos salió mal la jugada...¡Así que ni se les ocurra castigar a los demás, que no tienen nada que ver!

Sus compañeros solo pueden apretar sus puños impactados y a la vez preocupados por Nechima al saber que nada de lo que dice es cierto, que solo lo dijo para salvarles.

-Denis: (¡Ya detente, Nechima! ¡no es necesario que sigas!).

-Oscar: Si todo eso es cierto...supongo que los juzgué mal. Y descuiden, estos dos traidores no volverán a molestarlos.

-Cunius: ¿Q-qué hará con ellos?

-Oscar: Simplemente los encerraremos hasta que acabe su hospedaje y, una vez se retiren, ustedes mismos decidirán que hacer con ellos.

Tras decir esto, Oscar les hace una seña a Panzer y Konranshi para que se lleven al dúo de piratas.

-Denis: N-Nechima...

Si bien Denis intenta interferir, es detenido por Saibansho, quien sabe que es la mejor opción.

-Saibansho(susurrando): Tranquilo, ya los recuperaremos.

Capítulo 747: La habilidad que todo gobernante necesita

Más tarde, Los Orokamono abandonan el edificio tras ser acompañados hasta la entrada de este por un grupo de guardias.

-Xiro: ...Tsk.

Una vez se retiran los hombres de Oscar, los piratas comienzan a soltar lo que tenían guardado por lo sucedido con Nechima y Donny.

-Niper: A-acabamos de perder..a-a dos de los nuestros...

El tirador comienza a temblar mientras se lleva las manos a la cabeza, sintiéndose preocupado y a la vez inútil. Viendo esto, Cunius intenta consolarle.

-Cunius: Ya ya, tranquilo...¡Ya los recuperaremos!

A pesar de estar dolida, la científica es capaz de sonreírle a su compañero mientras le da palmadas en la espalda.

-Niper: ¡P-pero se los llevaron delante nuestra!

-Saibansho: No podíamos hacer nada, Niper. Aunque duela admitirlo, era lo mejor para el plan.

La calma con la que Saibansho maneja la situación enfada a su afectado compañero.

-Niper: ¡Te veo muy tranquilo, Saibansho! ¡¿acaso no entiendes que capturaron a dos de nuestros compañeros, y que uno de ellos mintió para defendernos a cambio de llevarse el castigo?!

-Saibansho: ¿Crees que no me duele? ¿crees que fue fácil mantener mi espada envainada?

-Niper: ¡Pues no se te nota el dolor!

El tirador es detenido por su capitán, quien coloca su mano en el hombro de Niper.

-Xiro: ¡Niper, tranquilo! ¡todos estamos dolidos, mira a Denis, que ni siquiera puede hablar!

Los piratas se fijan en que el navegante permanece callado mientras observa hacia el suelo, aunque después de unos segundos decide hablar.

-Denis: Después de pensarlo por un tiempo...yo también creo que fue lo mejor. Aunque eso no quita que esté dolido por lo que le hicieron a Nechima y a Donny.

-Saibansho: Si Nechima no hubiese soltado esa actuación, habríamos tenido que enfrentarnos contra el presidente, lo que habría significado enfrentarse contra todo el archipiélago.

-Cunius: Y nos habrían echado del lugar, por lo que no habríamos podido robar el diario, y además habríamos dejado a nuestros aliados atrás.

A pesar de haber oído todo esto, Niper continúa con miedo, cosa que entristece a sus compañeros.

-Niper: ¡Hay que idear un plan!

Pero su miedo parece desaparecer mientras dice esta frase y alza uno de sus puños.

-Denis: ¿Eh?

-Niper: ¡Hay que idear un plan para así cumplir el objetivo la segunda vez que entremos a la oficina!

-Denis: ¿No que tenías miedo? ¿seguro que quieres volver a entrar?

-Niper: ¡Claro que tengo miedo! ¡pero a pesar de sentir miedo por todos los peligros, me aterra aún más pensar en lo que pueda pasarle a mis compañeros!

Mientras One Shot Niper continúa hablando, sus compañeros sonríen al escuchar sus palabras.

-Niper: ¡Así que venga, en cuanto tengamos un plan volveremos a esa torre escalofriante, recuperaremos a nuestros compañeros, y luego nos robaremos el diario y nos largaremos!

-Xiro: ¡Hahah, así se habla!

-Niper: ¿Eh, enserio...? ¡Es decir sí, claro que así se habla!

-Saibansho: (No es como nosotros, que se enfrenta a sus oponentes sin tenerles miedo..¡los enfrenta aún cuando les teme!).

-Cunius: (Genial...).

-Niper: En fin, suficiente genialidad, vámonos al hotel maravilloso ese.

Y mientras los piratas se dirigen hacia el hotel indicado por el papel que les entregó Oscar...

-Donny: Agh...¿D-dónde está Donny?

El músico comienza a abrir lentamente sus ojos, notando que no es capaz de mover sus brazos ya que estos se hallan encadenados a la pared.

-Donny: ¿Eh, u-una celda...?

Tras haberse despertado por completo, Donny nota que sus cadenas son de oro, cosa que le parece exagerar.

-Nechima: Oh, al fin despiertas. Sí que quedaste hecho mierda.

Al oír la voz de su compañera, el músico lleva su mirada hacia un lado para encontrársela encadenada a la pared, solo que con una leve diferencia...

-Donny: ¡¿NE-NECHIMA?! ¡¿Q-QUÉ MIERDA TE PASÓ?!

A diferencia del ladrón, la médica únicamente posee uno de sus brazos encadenados, ya que por alguna razón perdió el otro.

-Nechima: Me gustaría explicarte pero...


-Nechima: ¡A-agh, puto brazo que no deja de doler..!

Hace unos minutos, Panzer continuaba arrastrando a Nechima, sujetándola del brazo que el mismo le quebró a propósito.

-Panzer: Eso puede arreglarse.

-Nechima: ¡Ayudaría un poco que dejases de tirar de el!

-Panzer: ¿Quieres que te ayude con el dolor de tu brazo quebrado?

Tras decir esto, el mercenario se frena para luego sujetar el brazo de Nechima con ambas manos mientras coloca su pie en el abdomen de la mujer.

-Nechima: ¡Eh, e-espera, ¿qué mierda crees que ha-?!

Y después de forcejear por un tiempo, Panzer acaba arrancándole el brazo a la cyborg, quien pega un desgarrador grito el cual no le importa en lo más mínimo al mercenario.

-Panzer: Ya está, ya no debes preocuparte por el dolor generado por la quebradura.


Tras recordar como perdió su brazo, Nechima agita su cabeza para que ese recuerdo se vaya.

-Nechima: ¡..Eso no importa ahora! ¡lo único que debes saber es que tuve que inventarme algo para no perjudicar el plan!

-Donny: ¿Algo como qué?

-Nechima: Básicamente creen que traicionamos a Xiro y al resto.

-Donny: Oh...

-Nechima: En fin, ahora deberíamos centrarnos en escapar. ¡Los muy idiotas nos pusieron juntos por alguna razón, como si nos estuviesen diciendo que ideemos un plan para huir!

La mujer comienza a reír mientras mueve su brazo con el fin de desprender las cadenas de la pared. Sin embargo, su risa desaparece al cabo de unos segundos al ver como las cadenas no ceden.

-Nechima: ¿Eh? E-esto es raro, se supone que es oro sin más...

-Donny: Eh, mira eso, allí adelante.

El dúo de piratas lleva la mirada hacia una celda que se hallaba frente a la suya, viendo a un grupo de piratas encadenados de igual forma que ellos.

-Donny: ¿No son los que capturaron en la Isla Hillenge?

-Nechima: Eh, ahora que lo mencionas..es cierto. Pero si mal no recuerdo, la asquerosa de Yukimen había dicho que tan solo iban a echarles del archipiélago tras quitarles su hospedaje.

-Donny: Y en su lugar están encarcelados...¡Ah, alguien viene!

Tras oír unos pasos provenientes del pasillo, tanto Donny como Nechima cierran los ojos para fingir estar inconscientes.

-???: ¿De verdad ha llegado el momento, señor Oscar?

Dichos pasos provienen del presidente Oscar, quien es acompañado por Yukimen y Warihiai.

-Oscar: Sin duda alguna.

-Warihiai: ¡Hiaahaha, se nota que está emocionado, señor!

-Oscar: ¿Ah sí?

-Yukimen: Si, se le nota en la voz.

El trío se detiene frente a la celda de los piratas mencionados por el dúo de Orokamonos, quienes abren levemente uno de sus ojos.

-Nechima: (Tsk, genial, hablando del rey de Dressrosa, se asoma la asquerosa).

-Oscar: Bien, hora de probar si funciona mi nueva habilidad.

Al oír la voz del presidente, uno de los piratas comienza a abrir sus ojos, observando al trío con desprecio.

-Pirata: Tsk, ¿qué quieren, desgraciados? ¡ya déjennos salir!

-Donny: (¿A que se referirá con "nueva habilidad"?).

Tanto Yukimen como Warihiai retroceden mientras el presidente cierra sus ojos, como si estuviese intentando concentrarse.

-Yukimen: ¡!

-Warihiai: ¡¿Fu-funciona?!

Al cabo de unos segundos, la zona que se hallaba pisando Oscar comienza a cubrirse de oro. Al ver esto, el Gobernante Reluciente no puede evitar reír.

-Oscar: ¡Sí, funciona!

Los piratas presentes no pueden evitar asombrarse por lo que están viendo.

-Nechima(susurrando): Eh, ¿e-eso no es...?

-Donny(susurrando): Lamentablemente sí. Ese desgraciado..ha conseguido el despertar.

-Oscar: Permíteme darte contexto, pequeño conejillo de indias.

Mientras Oscar habla, la gruesa capa de oro que se halla bajo sus pies comienza a avanzar lentamente hacia el pirata, pasando a través de los barrotes y alarmándole.

-Oscar: Mi Fruta Kon Kon me permite cubrir cualquier cosa que toque con mis manos con una capa de oro.

-Warihiai: ¡Pero gracias al despertar, ahora es capaz de hacerlo a distancia!

-Oscar: Sí, pero esa no es la mejor parte. Si bien soy capaz de controlar aquellos objetos que cubra con oro, es necesario que mantenga contacto físico con dichos objetos. Sin embargo...eso está por cambiar.

-Pirata: ¡Ca-cállate y aleja e-esa cosa de mi!

La capa de oro llega hasta el pirata para luego comenzar a cubrir las piernas de este, quien comienza a moverse en un intento desesperado por huir.

-Oscar: En cuanto me enteré de la existencia del despertar de las frutas del diablo, supe que sería capaz de obtener la habilidad que todo gobernante necesita.

Más adelante, el cuerpo del pirata acaba siendo cubierto de oro en su totalidad. Al ver esto, Oscar alza uno de sus brazos, causando que el pirata se ponga de pie.

-Oscar: ¡La capacidad de controlar a cualquier persona sin necesidad de recurrir a las palabras!

Mientras el presidente ríe, sus dos compañeros comienzan a aplaudirle, a la vez que tanto Donny como Nechima abren sus ojos sorprendidos.

-Oscar: ¡En cuanto pensé en esta posibilidad, he comenzado a coleccionar cuerpos de distintos piratas para así utilizarlos en nombre del archipiélago!

-Donny: (¡¿Coleccionar cuerpos?! E-entonces aquellas "estatuas" que Donny vio..).

El músico recuerda aquella habitación llena de "estatuas" de oro de múltiples piratas, entre ellas una gigantesca del comandante de la sexta división de la Gran Flota de Sombrero de Paja.

-Oscar: Lo único que debo hacer es cubrir sus cuerpos con oro a excepción de sus fosas nasales, evitando que mueran. Y por si fuese poco...

El gobernante comienza a ordenarle mentalmente al pirata que destruya las cadenas que le retenían, lo cual logra tras forcejear por unos segundos.

-Oscar: ¡..Al recubrirlos con una gruesa capa de oro no solo soy capaz de controlarlos, sino que también incremento su poder y resistencia!

-Nechima: (¿Q-qué demonios...? Nisiquiera yo pude con esas cadenas, ¿y ese tipo random fue capaz de arrancarlas de la pared?).

El pirata sujeta a uno de sus inconscientes compañeros, causando que la capa de oro comience a moverse hacia el cuerpo del segundo.

-Donny: (Genial, es como un zombi pero más roto).

-Warihiai: ¡Hiiahaha, magnífico, señor Oscar!

-Yukimen: ¿Cómo llamará a esa increíble habilidad?

-Oscar: Hmmm, ¿qué tal..."Secret Emperor"?

Capítulo 748: Final feliz

-Pirata: ¡Eh, s-suéltame!

Uno de los piratas "infectados" por el oro de Oscar sujeta el cuello de quien parece ser el capitán de la pequeña banda.

-Warihiai: ¡Ese debe ser el capitán! ¡parece ser algo más fuerte que el resto!

-Yukimen: ¿Qué hará con esta nueva habilidad, presidente?

-Oscar: Es simple, la usaré para beneficio del archipiélago.

-Yukimen: ..¿Pero cómo?

El presidente permanece callado mientras cierra los ojos, intrigando tanto a sus dos compañeros como a Donny y Nechima, quienes continúan observando la escena desde su celda.

-Oscar: Ohh, esto es bastante interesante. Por lo visto soy capaz de ver todo lo que mis secuaces dorados ven.

Mientras Oscar dice esto, uno de los piratas dorados observa a la celda en la que se hallan el dúo de Orokamonos, alarmándoles.

-Donny: (N-no jodas..).

Al ver esto, ambos deciden cerrar rápidamente sus ojos, pero es demasiado tarde, pues el presidente se voltea hacia ellos.

-Oscar: Ya los vi.

-Yukimen: ¿Eh?

-Warihiai: ¿De qué habla?

-Oscar: Esos dos traidores presenciaron mi nueva habilidad.

Oscar dice esto mientras señala al dúo de Los Orokamono con su dedo, alarmándoles aún más.

-Yukimen: ¡Eh, e-esos son dos integrantes de Los Orokamono! ¡¿porqué están encarcelados?!

-Warihiai: ¡Hiahaha, eso no importa! ¡si vieron la escena, tienen menos chances de salir!

El gobernante de la Isla Hillenge comienza a acercarse hacia los piratas mientras choca sus puños.

-Warihiai: ¡Yo me encargo de dormirlos, señor presidente!

Sin embargo es detenido por el presidente, quien coloca su brazo delante de su compañero.

-Oscar: Tengo una mejor idea. Hay que aprovechar el poder físico de ambos, y usarlo por el bien del archipiélago.

-Nechima: Agh, ¡¿vas a convertirnos en zombis?!

Viendo como fueron descubiertos, Nechima decide dejar de fingir, plantándole cara a los tres gobernantes a pesar de hallarse encadenada y con un solo brazo.

-Oscar: ¿Zombis? El término correcto sería "marionetas". Sin embargo, no hay porqué temer, les daré un buen uso.

-Donny: ¡Y una mierda! ¡Donny se rehúsa a ser controlado!

-Warihiai: ¿Y cómo planeas evitarlo?

-Nechima: ¡Si tienes que recurrir a la manipulación no eres más que un cobarde!

Pero el Gobernante Reluciente ignora las palabras de los piratas mientras el oro que sale de sus pies comienza a avanzar hacia la celda.

-Nechima: ¡¿Porqué no peleas eh?! ¡¿tienes miedo de que te abollemos la cara dorada esa que tienes?!

-Donny: ¡Es lo más probable!

-Oscar: Tsk.

Tras perder su sonrisa por unos segundos gracias a la provocación del dúo de piratas, Oscar acaba sacando dos llaves de sus bolsillos.

-Yukimen: ¿Eh, presidente?

Acto seguido recubre ambas llaves con oro para así hacerlas levitar hasta los brazos de los piratas, quitándoles las cadenas unidas a la pared.

-Oscar: El presidente del Archipiélago Goldiotari no puede dejar que nadie le intimide, mucho menos unos piratas de relleno.

Si bien Yukimen retrocede confusa mientras el presidente abre la celda del dúo de piratas, quienes ya son libres, Warihiai retrocede con una sonrisa en su rostro.

-Warihiai: ¡Hiaahaha, demuéstrele de que está hecho, señor!

-Donny: Ohhh, que amable de tu parte...

Tras ponerse de pie, ambos piratas sonríen mientras algunas venas se marcan en sus rostros, acto seguido Donny sujeta su espada.

-Nechima: Me basta y me sobra con un brazo para reventarles el cráneo a los tres.

-Donny: ¡Donny se encarga del presidente!

El músico hace uso de su elevada velocidad para acercarse hacia Oscar mientras lleva su espada hacia atrás.

-Nechima: ¡Entonces yo me encargaré de la asquerosa!

A su vez, la cyborg avanza hacia Yukimen, quien retrocede algo nerviosa y asustada.

-Yukimen: ¿Eh, t-te refieres a mi? ¿p-pero yo que te hice?

-Donny: ¡Donny no Ya!

Tras haberse acercado lo suficiente, Donny lleva su espada rápidamente hacia delante, concretamente hacia el torso de Oscar con el fin de lanzarle una estocada.

-Oscar: *suspiro*

-Donny: ¡¿Eh?!

Sin embargo, la técnica del ladrón no parece causarle daño alguno a Oscar, quien permanece en su lugar sin haber retrocedido ni un centímetro, teniendo la confianza suficiente como para observar a Donny con su característica sonrisa.

-Oscar: ¿De quién ibas a encargarte?

-Donny: ¡..D-de ti, obviamente! (¿Qué diablos? La espada no se entierra en su piel...).

-Oscar: Pues no lo estás haciendo bien. Mira, cuando quieres deshacerte de alguien...

Mientras el presidente habla, este sujeta del cuello a Donny con una de sus manos para luego comenzar a levantarle.

-Oscar: ..Debes mantenerle cerca, y sujetarle de forma que no sea capaz de huir, alejarse, o pedir refuerzos.

Oyendo los problemas que está teniendo su compañero, Nechima se voltea preocupada, ignorando a Yukimen, quien no parece tener intenciones de atacarla.

-Nechima: ¡Donny! ¡Eh tú, déjalo en paz!

Acto seguido lanza su puño como si de un cohete se tratase después de hacerle girar velozmente.

-Nechima: ¡Rocket Hakaisha!

Sin embargo, se lleva una gran sorpresa al ver como su puño simplemente rebota en la cara de Oscar al no haberle causado daño alguno.

-Nechima: Tsk, ¡mierda!

Mientras el puño de la médica vuelve a su brazo, una gran sombra comienza a cubrirla.

-Oscar: Yo que tú vigilaría mis espaldas.

Nechima decide hacerle caso tanto al presidente como a su instinto, volteándose solo para recibir un zarpazo en una de sus mejillas.

-Nechima: (¡¿Q-qué fue eso?! ¡se sintió como las garras de un oso!).

Tras caer al suelo a causa del golpe, la mujer lleva su mirada hacia la criatura que la golpeó, llevándose una gran sorpresa al descubrir que la responsable fue Yukimen, solo que...un tanto diferente.

Yukimen forma híbrida.png

-Nechima: ¡¿Yu-Yukimen?!

-Yukimen: ¿Te hice bajar la guardia con mi actuación? Aww, que tierna..

Mientras tanto, Warihiai ríe al ver la transformación de Yukimen.

-Warihiai: ¡Hiaahaha, Yukimen decidió mostrar su verdadero rostro! ¡y no lo digo solo por su forma híbrida de la Fruta Usa Usa: Modelo Lapahn, sino que también lo digo por su personalidad!

-Nechima: ¿Eh? ¿a qué te refieres?

-Yukimen: De seguro me veías como una mujer indefensa, inocente y hermosa, ¿verdad?

-Nechima: Las últimas dos cosas no. Vamos, que eres lo que siempre he creído que eras, una zorra doble cara.

-Warihiai: ¡Todos la ven como una gobernante adorable y amable, incapaz de dañar al más pequeño de los insectos, pero por dentro...!

Mientras el gobernante habla, la mujer le da otro zarpazo a la otra mejilla de Nechima, haciéndole soltar sangre.

-Warihiai: ¡..Es una persona dispuesta a hacer lo que sea necesario por su bien y por el bien de su isla, sin importar a cuántos tenga que engañar y/o asesinar!

-Nechima: No me sorprende. De hecho, es mejor que sea así...

Mientras Destructora Plateada se limpia la sangre que cae por su mejilla, esta observa a la gobernante mientras algunas venas se marcan en su rostro.

-Nechima: ¡Ahora tengo más motivos y ganas de partirte la cara!

-Oscar: Se te olvida algo.

Nechima se voltea solo para ver cómo Oscar arroja a Donny al suelo, colocando uno de sus pies en la espalda del músico para evitar que se levante.

-Donny: ¡N-no te preocupes por Donny, Nechima! ¡Donny saldrá de esta...porque es Donny!

-Nechima: ¡Cállate, no me digas que no me preocupe!

La médica comienza a correr hacia Oscar con el fin de intentar golpearle otra vez.

-Yukimen: ¿Que pasó con las ganas que tenías de golpearme?

Sin embargo, Yukimen utiliza su forma híbrida para pegar un gran salto y colocarse frente a Nechima, bloqueándole el paso.

-Nechima: ¡Agh, quítate!

Utilizando su único brazo, Nechima le lanza un puñetazo a la mujer Lapahn, la cual usa una de sus grandes patas para frenarlo, forcejeando por un tiempo.

-Yukimen: ¡Ohhh, veo que no eres pura palabra! ¡esos músculos tuyos no están de adorno eh!

-Nechima: ¡A diferencia de ti, que solo sabes soltar mierda por la boca! ¡y ni siquiera tienes músculos!

-Yukimen: Yo tengo algo que tú jamás tendrás.

Tras decirle esto, la gobernante adopta una sonrisa tierna para luego decir:

-Yukimen: Tengo el amor de Denis.

-Nechima: ¡¿Eh?! ¡¿de qué ha-?!

Estas palabras causan que Nechima se desconcentre por unos segundos, lo cual permite que Yukimen empuje su puño hacia atrás para luego hacerla caer al suelo.

-Yukimen: ¡Snowflake!

Acto seguido, la Lapahn pega un salto para luego dejarse caer encima de la Orokamono, aplastándola con el gran tamaño y peso de su forma híbrida y causándole el dolor suficiente como para hacerle soltar un grito acompañado por algunas gotas de sangre.

-Yukimen: ¿Creíste que no me había dado cuenta? Cada vez que le abrazaba o le hacía alguna cosa, tú me veías molesta o apartabas la mirada.

-Donny: ¿Eh, e-era por eso..?

-Oscar: Mira que preocuparte por algo así en un momento como este...

El Gobernante Reluciente comienza a hacer uso de su habilidad para cubrir la espalda de Donny con una gruesa capa de oro mientras mantiene su pie sobre esta.

-Donny: ¡Aghhh, D-Donny comienza..a sentir su cuerpo más pesado!

-Oscar: Por supuesto, ¿acaso sabes cuánto pesa el oro? He tenido que pasar varias semanas para olvidarlo.

-Donny: ¿D-de qué hablas?

-Oscar: Decidí usar mi habilidad cosntantemente en mi propio cuerpo hace bastante tiempo. De esta forma no solo me acostumbro al gran peso del oro, sino que también me otorga una mejor imagen, cosa que es muy importante a la hora de gobernar.

-Nechima: ¡D-Donny...!

La mujer se levanta al ver como el cuerpo de su compañero comienza a ser cubierto por la habilidad del presidente.

-Yukimen: Ohhh no.

Sin embargo, es detenida por Yukimen, quien usa los brazos de su forma híbrida para inmovilizarle el brazo y las piernas.

-Yukimen: Heh, como tienes un solo brazo es más fácil hacer que te quedes quieta. ¿Que ironía, verdad? primero traicionó a la banda, y ahora también te dejará a ti.

-Nechima: ¡Agh, s-suéltame o te juro que...!

-Oscar: ¡Secret Emperor!

El presidente grita el nombre de su técnica después de haber cubierto el cuerpo del músico por completo, retirando el pie de su espalda y ordenándole que se levante.

-Oscar: Te sonará trillado, pero saluda a Golden Donny.

-Nechima: ¡Donny, reacciona! ¡no te dejes controlar por ese imbécil!

-Oscar: Es inútil. Ya que mi habilidad controla el cuerpo en lugar de la mente, es imposible resistirse a ella. Pero descuida, el aún es capaz de verte y oírte.

El Gobernante Reluciente mueve su brazo hacia delante, causando que Golden Donny comience a correr hacia Nechima con el fin de "infectarla".

-Oscar: Podrá ver como su compañera se une a su nuevo bando. ¿No adoras los finales felices?

Capítulo 749: La peor pesadilla

El trío de gobernantes observan con una sonrisa al dorado Donny corriendo hacia su compañera, quien es retenida por Yukimen.

-Nechima: (Tsk, ¿de verdad vamos a acabar traicionando a los muchachos?).

La cyborg no se rinde y sigue intentando librarse del agarre de la mujer Lapahn, cosa que no logra a causa de contar con un solo brazo.

-Yukimen: No tienes porqué resistirte, yo cuidaré de Denis.

-Nechima: ¡Aghh, HIJA DE PUTA!

-Warihiai: Eh, alto.

-Oscar: ¿Hmm?

El Gobernante Reluciente le ordena a su sirviente dorado que se detenga al oír la voz de Warihiai.

-Warihiai: ¿No cree que podríamos darle un mejor uso a esta cyborg, presidente?

El gobernante de la Isla Hillenge se acerca hacia la Orokamono mientras habla, intrigando a sus compañeros.

-Oscar: ¿De qué hablas?

-Warihiai: Para ser exactos, podríamos darle un mejor uso a su ira acumulada.

-Nechima: ¡Dejen de hablar de mi como si fuese un puto objeto!

-Warihiai: ¡A callar! ¿Entienden lo que intento decirles?

El gobernante sonríe mientras Yukimen permanece confusa y, al cabo de unos segundos, el presidente también sonríe al comprender la idea de su compañero.

-Oscar: Me alegra ver como piensas en lo mejor para el archipiélago. De acuerdo, me gusta tu idea.

Tras decir esto, el Gobernante Reluciente se da media vuelta con el fin de retirarse de la zona.

-Oscar: Mientras lo dejo en tus manos, yo probaré mis nuevas habilidades combinadas con mi intelecto y mi ambición. En marcha, muchachos.

Tanto Donny como los otros piratas dorados siguen al presidente hasta la salida, dejando a Nechima con el dúo de gobernantes.

-Warihiai: ¡Hiaahaha, pues manos a la obra!

Viendo como Warihiai acerca una de sus manos hacia su rostro, Nechima cierra los ojos enfadada al no poder hacer nada.

-Nechima: (¡A saber que me harán ahora..!).

Mientras tanto, en otro edificio de la Isla Stonk, el grupo de Xiro entra a una gran habitación acompañados de un hombre vestido elegantemente.

-Hombre: Bien, esta será la habitación en la que se hospedarán hasta que acabe su estancia en el archipiélago.

-Xiro: ¡Wooo, es muy grande y reluciente!

-Niper: ¡¿Todo esto es nuestro?!

-Hombre: Por supuesto. Cada habitación de este hotel está diseñada para permitir que bandas de todos los tamaños se hospeden.

-Xiro: ¿Seguro? Yo no me imagino a Everest hospedándose aquí..

-Saibansho: Se refiere a la cantidad de integrantes de la banda, Xiro (Aunque razón no le falta..).

-Hombre: Ahora permítanme hablarles de las habitaciones y los servicios, así como-

-Cunius: ¡Eso es mejor verlo que oírlo!

-Xiro: ¡Bien dicho!

Tanto Xiro como Cunius salen corriendo para explorar la gran habitación como si fuesen dos niños pequeños, incomodando a sus compañeros.

-Denis: ...Bueno, puedes hablarnos a nosotros.

Y mientras los piratas oyen lo que el empleado del hotel tiene para decirles...

-Suípu: ¡¿Huh?! ¡¿cómo que 50 millones?!

El cocinero de Los Orokamono se halla frente al gran muro que rodea la Isla Cancel, gritándole a un integrante de la Skunk Gang que está sentado sobre este.

-Vándalo: ¡Reglas son reglas, o pagas o no pasas!

Enfadado, Suípu comienza a hurgar entre sus bolsillos, dándose cuenta que no lleva dinero consigo.

-Suípu: Tsk, ¿de dónde voy a sacar yo 50 millones de berries..?

De repente, el Orokamono se voltea al sentir una mano en su hombro, encontrándose con su novia Lucy siendo acompañada por Jen.

-Lucy: Alguien está algo corto de presupuesto.

-Suípu: ¡Ohhh, Lucy! Ah, y Jen.

Mientras le sonríe a su novio, la Supernova saca un manojo de billetes.

-Suípu: ¡Eh, momento! ¿Ese no será el dinero del premio que te regalé, verdad?

-Lucy: Descuida, solo es una pequeña parte. Lo suficiente para que una persona entre y salga de esta desagradable isla.

-Suípu: ¿Una persona? Pero somos tres...

Al oír esto, la pelirroja se quita sus dos guantes, dándole a entender a su novio y a su compañero lo que planea.

-Jen: Ohhh, ¿va a-?

Rápidamente, tanto Jen como Suípu son convertidos en marionetas tras ser tocados por las manos de Lucy, quien se coloca dichas marionetas en ambas manos.

-Lucy: Y con esto solo tengo que pagar por mi.

Y mientras la Supernova le paga a un integrante de la Skunk Gang, la Banda del Círculo Azul se separa de Biteform en la Isla Hillenge.

-Anaka: ¿Seguro que no quieres venir?

-Biteform: No, permaneceré en esta isla por un tiempo, ya que hay muy buena comida.

-Mizuta: ¿Que hay del asunto del diario? ¿no quieres saber cómo les fue a Los Orokamono?

-Biteform: Si hubiesen logrado robarlo ya nos habrían contactado para retirarnos del archipiélago, ¿no crees?

Al oír esto, los piratas adoptan una expresión de sorpresa mientras Biteform se da media vuelta.

-Polker: E-entonces, ¿crees que..?

-Biteform: Temo que es lo más lógico creer que fracasaron, el edificio de Oscar cuenta con una gran cantidad de pisos y una seguridad impenetrable.

Tras esto, Gran Apetito comienza a caminar, alejándose lentamente del grupo de Mizuta.

-Biteform: Estaré atento al periódico del archipiélago, tal vez salgan por alguna parte.

-Mizuta: ...En fin, reunámonos con Xiro y los suyos en la Isla Stonk.

Más adelante, tanto la Banda del Círculo Azul como Lucy, Jen y Suípu se reúnen con el grupo de Xiro en el hotel, enterándose de la situación actual.

-Suípu: Entonces, Nechima y Donny....Tsk.

Por obvias razones, el cocinero es quien peor recibe la noticia, ya que mientras el estaba en otra isla, dos de sus compañeros fueron derrotados y encerrados.

-Suípu: Tal vez si yo les hubiese acompañado...

Viendo esto, su novia se sienta a su lado mientras le abraza, intentando aliviarle.

-Cunius: No lo entiendo, Donny es un experto en el arte del robo, ¿cómo fue que le descubrieron?

-Mizuta: Biteform nos contó que el edifico del presidente cuenta con un alto nivel de seguridad, así que a lo mejor le vio alguna cámara.

-Cunius: ¡Ah, l-los Kanshi Den den mushi que había mencionado Oscar!

-Saibansho: Genial, más problemas.

El Primer Oficial se apoya en la pared mientras aprieta los dientes, enfadado y estresado.

-Cunius: ¡Eh, hay que mantenernos positivos!

-Niper: ¡Eso eso!

Inspirado, el tirador se pone de pie para intentar animar a sus aliados.

-Niper: ¡Debemos idear un plan para infiltrarnos!

Sin embargo, Niper se fija en que algunos de sus aliados se hallan cansados al haber recorrido todo el archipiélago, así como estar moviéndose constantemente.

-Niper: O bueno, tal vez debamos descansar y hacer eso maña-

-Denis: ¡¿Descansar dices?!

El navegante de Los Orokamono se acerca hacia Niper enfadado por las palabras de este último.

-Denis: ¡Vete a saber lo que le están haciendo a Nechima y a Donny, ¿y tú quieres descansar?!

-Cunius: ¡C-cálmate Denis!

Viendo como Denis se acerca hacia el tirador, la científica decide colocarse frente a el para evitar posibles tragedias.

-Xiro: Niper tiene razón, Denis, deberíamos pensar una vez estemos descansados.

-Anaka: Apoyo la moción.

-Cunius: Todos estamos dolidos, Denis. Pero si intentamos pensar en este estado solo nos haremos más daño.

Tras permanecer un tiempo callado, el Insecto de la Muerte decide darse media vuelta para dirigirse a una de las camas.

-Denis: ...De acuerdo, tienes razón.

-Saibansho: ¿Ustedes dónde planean dormir?

El Corte Azul observa al grupo de Mizuta, notando como los ojos de Anaka y Polker comienzan a cerrarse.

-Mizuta: Supongo que deberíamos hospedarnos en uno de los hoteles de esta isla. ¡En marcha, muchachos!

-Anaka: ¿Eh? A-ah sí..

-Xiro: ¿Tú piensas dormir con tu esposo, Lucy?

-Lucy: *se sonroja* ¡Agh, y-ya te dije que somos novios! Y por cierto, sí.

Minutos después, los piratas ya se hallan acostados en diferentes camas, a excepción de Suípu y Lucy, quienes comparten la misma.

-Denis: (Extraño oír los ronquidos de Nechima...Espero que al menos pueda dormir..donde sea que esté).

Mientras los piratas duermen en la Isla Stonk, el único integrante de la Alianza Cable Quemado que se halla en otra isla del archipiélago es a su vez el único que está despierto.

-Biteform: Uf, suficiente por hoy...

Biteform camina por las oscuras calles de la Isla Hillenge mientras se toca su estómago, dando a entender que acaba de comer hasta reventar.

-Biteform: Le daría 5 estrellas, pero no me gustaron los postres, les faltaba bañado de chocola-

Gran Apetito se detiene al ver un local abierto a esas horas con una gran cantidad de pasteles detrás de un cristal.

-Biteform: Ooooh, perfecto.

El capitán se acerca mientras se le hace agua la boca pero, unos segundos después, un objeto desconocido cae en el techo del local con gran fuerza, levantando una gran cantidad de polvo y destruyendo el cristal.

-Biteform: ¡¿P-pero qué?!

Rápidamente, Biteform saca su espada mientras se acerca hacia el local, viendo a una figura alta y musculosa sosteniendo del cuello al dueño de dicho local.

-Biteform: ¡No te metas con los postres...ni con ese hombre inocente!

Mientras dice esto, el capitán pirata pega un salto hacia la figura enemiga mientras lleva su espada hacia atrás. Sin embargo, se lleva una sorpresa al ver como su arma es detenida por uno de los brazos de su contrincante.

-???: Heh, que raro verte tragando, cuatro ojos. Nótese el sarcasmo.

Tras retroceder de un salto hacia atrás para evitar que su oponente le golpee, Biteform abre sus ojos sorprendido después de que la cortina de humo se disipe, logrando ver la apariencia de su agresor.

-Biteform: M-momento, ¡tú eres..!

El pirata no logra acabar al ser golpeado rápidamente en la cara por el puño de su oponente.

-???: *sonríe* Exacto, ¡soy tu peor pesadilla! ¡y si no lo soy aún, lo seré!

Continuará...

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.