FANDOM


Aguas Estancadas: Más Allá
Aguas Estancadas Mas Alla
Información
Número de capítulos 48
Anterior Arco de la Amenaza Mecánica
Posterior Arco de la Isla Chatarra
Creador Megatroy

Aguas Estancadas: Más Allá es el veinteavo octavo arco de la historia de los Piratas de las Aguas Estancadas y el segundo de la Saga del Imperio Pirata.

Antecedentes

Tras recibir una llamada sorpresa de Blujam, la hermana menor de Redsu, los piratas se vieron sumidos en una base pirata para encontrar a los miembros desaparecidos de la tripulación de esta, descubriendo que todo era una artimaña de Ealsa Roye, quién había controlado mentalmente a Vada Magma, para conseguir repercusión en el mundo y riquezas; Venjen se vio envuelto en un lío cuando Curie, quien ahora trabaja para los Piratas del Deseo se abalanzó sobre él dejándole inconsciente y llevándoselo hacia su capitana como rehén.

Capítulo 304: El rey de las ratas

Venjen sigue inconsciente cuando una bofetada en la cara le despierta, además de dibujarle una expresión de ira en su rostro difícil de olvidar.

Venjen: ¡¿QUÉ TE CREES QUE...?!

El capitán pirata gira la cabeza rápidamente y comprende la situación, sus muñecas tienen unos gruesos grilletes de piedra marina que le debilitan y restringen sus poderes, estas ancladas a la pared y apenas llevaba puestos unos pantalones a rayas blancas y negras; frente a Don Barbacoa hay varias personas, todos miembros de élite de los Piratas del Deseo, .

Venjen: Mierda.

Ealsa: ¿Te parecen formas de iniciar una conversación?

Bryt: Señora, solicito permiso para reprenderle por sus formas.

Venjen: Cállate, negro mierda.

Bryt: ¡!

Ealsa: Sh, no vamos a matarle, esa sería la forma fácil de hacer las cosas.

Venjen: ¿Controlar mentalmente a la gente para hacerlos tus esclavos no es la forma fácil de hacer una tripulación?

El capitán pirata recibió otra bofetada por parte de La Recordadora, provocando que la vena de su frente se hinchase más aún.

Ealsa: Eso no te concierne.

Alfred: Je... controlados.

Venjen: Os voy a matar...

Ealsa: Oh, aquí vamos otra vez...

Venjen: Voy a separaros la cabeza del resto de vuestro cuerpo, metérosla por el culo y luego abriros en canal para volver a sacarla y lanzarla al fondo del mar.

El pirata se dio cuenta como un disco afilado voló al lado de su cabeza, clavándose en la pared y llamando la atención de este.

Ealsa: Elsa...

Elsa: Es que... le ha amenazado... ¡ESE PUTO ENANO LE HA INSULTADO, AMA!

Venjen: ¡¿QUÉ ME ACABAS DE LLAMAR, SO ZORRA?!

Ealsa: Silencio.

Venjen: Silencio tú, solamente has venido a esta celda para tocarme lo huev...

Y una vez más, Ealsa dio una bofetda al pirata, cada golpe que le daba y segundo que pasaba encarcelado aumentaba su ira.

Ealsa: No cielo, conozco tus puntos débiles.

Venjen: *Aprieta fuerte los dientes*

Ealsa: Tu orgullo, es frágil, tiendes a responder a él con insultos y palabras malsonantes, también con violencia, eres un ser básico...

Kim: ¡Eso, eso, es violento, malhablado y...!

Ealsa: Shhh...

Kim: ¡P... perdón...!

Ealsa: Por eso, es fácil acabaro con gente como tú, simplemente quedándote aquí y haciéndote cosas simples como darte bofetadas, tu orgullo se irá rompiendo poco a poco.

Venjen: Tsch, eres imbécil, escapé una vez y pienso escapar do...

Pero esta vez, la mujer optó por dar a su prisionero un severo puñetazo en la mejilla, girándole la cabeza y provocando que comenzase a sangrar por la nariz.

Venjen: ...

Ealsa: Ese ha estado bien, ¿no crees, Karo?

Karo: ¡Desde luego, ha sido un golpe perfecto, contundente, rápido y efectivo, aunque no podía esperar otra cosa de usted!

Ealsa: Sip, estoy orgullosa de esto... y tú...

La capitana agarró al pirata agarrándole por la barbilla y apoyando sus dedos en las mejillas de este para arrastrarle la cara y mirarle fíjamente.

Ealsa: Hay una cosa de la gente como tú que no se os debería de olvidar... una rata callejera solo llegará a ser el rey de las ratas.

Acto seguido, la mujer agarró la correa que llevaba una de sus subordinados, concretamente, Kim, abandonando todos los presentes el lugar y cerrando la puerta de la celda del capitán pirata dejándole a solas; una vez en esta situación, varias venas de la frente y brazos comenzaron a hincharse mientras inhalaba aire para luego soltarlo al grito de...

Venjen: ¡¡¡¡¡GAFAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS!!!!!

Capítulo 305: Sólo vivo

Los Piratas Creadores que quedaban se subieron junto a Blujam y los Piratas de las Aguas Estancadas al Apaleador, siguendo el rastro que marcaba el mapa de Jolwuf creado por el rastexo, a pesar de que llevaban unas horas navegando, este  les sacaba ventaja y era mucho más rápido, por lo que aún les quedaba viaje por delante.

Vada: Tsch... desgraciada, se ha llevado un bote a propulsión que habíamos construido, por eso iba tan rápido.

Redsu: Estoy preocupado por Venjen, no creo que le mate, pero puede dejarle muy mal parado.

Sitsy: Es una mujer retorcida, probablemente se limite a humillarle y torturarle, le tiene rencor y no acabará con él de una forma rápida, si puede prolongar su cautiverio, lo hará.

Blujam: De hecho... ella ya debe suponer que vamos para allá, deberíamos ir pensando un plan o yo qué sé, ¿no?

Dani: Bueno... de momento...

El primer oficial de los Creadores apareció en la escena con varios carteles de "Se Busca" encima, todos pertenecientes a los Piratas del Deseo.

Dani: No están todos, pero he estado recopliando información a base de noticias y demás, además de algunas conclusiones propias.

Clof: Conoce a tu amigo, pero aún más a tu enemigo.

Zolba Wanted

Dani: Esta es la primera, se hace llamar Zolba, es probablemente de la que menos sé pues parece dedicarse a los asuntos de su tripulación desde las sombras.

Sitsy: ¿Y la máscara?

Dani: Es curioso porque solo lo lleva en el cartel, tiene fotografías en diarios y es una mujer joven con la cabeza medio rapada, no es nada del otro mundo.

Dani soltó otros dos carteles en el lugar.

Bombfool Wanted
Albert Wanted

Dani: Bueno, pues en cuanto al primero...

Theodhelm: Le conocemos, es como un terrorista, es un especialista en bombas.

Sitsy: Nos enfrentamos a él hace un tiempo y por lo que parece no ha variado su forma de ser, y el segundo le conozco personalmente...

Redsu: ¿Y eso?

Sitsy: Es el carcelero, fue el encargado de torturarme cuando me libré del yugo de esa tipa, pero por la recompensa supongo que luchando debía de ser fuerte...

Dani: ¿Alguna idea sobre su forma de atacar?

Sitsy: En los calabozos utilizaba látigos y algunas agujas, supongo que serán sus armas.

Dani: De acuerdo, podemos pensar alrededor de eso, ahora... quiero enseñaros lo fuerte.

Elsa Wanted
Bryt Wanted
Ranzarot Wanted


Dani: Estos tres tipos tienen las recompensas más altas de la tripulación, son enemigos bastante preocupantes...

Sitsy: Al final Bryt ha conseguido la recompensa que merecía...

Fersa: ¿Por qué lo dices?

Sitsy: Él fue el primer miembro de la tripulación junto a la propia Ealsa, se los escuché decir cuando estaba en el barco.

Dani: Los tres son enemigos especialmente poderosos, Bryt "el Anestesista" tiene una fuerza física descomunal, me atrevería a decir que puede rivalizar con el capitán.

Vada: Eh.

Dani: Ya, ya, Ranzarot "el Caballero Pirata" es un espadachín, parece ser que tiene dos meito, pero no estoy seguro de qué grado son, el periódico no daba muchos detalles...

Redsu: Ese tipo fue capaz de rivalizar con Venjen...

Dani: Y luego está Elsa, corren rumores de que realmente ni siquiera está siendo controlada, simplemente está... enamorada de su capitana.

Samley: ¿Hay alguien en el mundo capaz de sentir amor por esa mujer?

Dani: El Grand Line es enorme, sin embargo, ha habido uno de los carteles que me ha llamado especialmente la atención, y en los periódicos no dicen nada sobre esta mujer...

Fersa: ¿Quién?

Kim Wanted

Dani: "Solo viva", no figura nada sobre ella prácticamente, en algunas ocasiones ni la tratan como miembro de la banda.

Jolwuf: A pesar de que hayan varias fotos de su capitana exhibiéndola con correa como un caniche.

Dani: Por eso me extraña, es como si de alguna forma los periódicos no quisieran hacer creer a la gente... que esta mujer es una pirata.

Capítulo 306: Junto a mí

En el Apaleador continuaban trazando el plan, aunque estaban alejados, la habilidad de Jolwuf les permitía crear un mapa de la isla que la que Venjen se encontraba, marcando tres edificios que parecían los principales, estando el capitán pirata en uno de ellos sin moverse.

Redsu: Podemos intuir que donde está Venjen es donde guardan al resto de vuestra tripulación y a la de mi hermana.

Jolwuf: No, lo leí antes en unos papeles, parece que tenían a los prisioneros divididos.

Sitsy: Para evitar problemas, a los que pueden controlar mentalmente los envían a unas celdas subterráneas que tienen, mientras que los que se resisten, probablemente el caso de Venjen, los encierran todo el tiempo que pueden en una torre.

Clof: ¿Y qué hay del edificio ese que hay en el centro?

Vada: Por la posición en la que está diría que es la residencia y base de La Recordadora.

Dani: Pues claro que lo es, la diseñaste tú y le enviaste los planos.

Vada: ¿Eh?

Dani: *Suspiro* Lo recuerdo... para reforzar la estructura hiciste una especie de sótano con varias columnas debajo, ese lugar debe de estar poco vigilado, podría ser un buen sitio para atacar.

Theodhelm: Hmm... puede que si tiramos abajo esas columnas cayese el edificio con la Gafas dentro, podría salir bien.

Samley: Y aquí es donde entra en juego mi nuevo juguete...

Theodhelm: ¿El qué?

La pirata trajó un curioso objeto de su habitación, parecía una especie de bomba de color morado con una cara sonriente, dientes amarillos y ojos rojos.

Samley: Se la compré a un tipo en el inframundo durante estos 15 meses, según tengo entendido, tiene un poder destructivo bastante importante.

Perni: La cara me suena de algo, pero ¿podemos asegurar que funcione?

Samley: Descuida, el chaval al que se la compré me hizo una demostración, puedo asegurar que desintegrará esas columnas en un abrir y cerrar de ojos.

Redsu: Aún estaría el tema de ayudar a la tripulación de mi hermana y rescatar al capi.

Vada: Cierto... teniendo en cuenta que ese lugar va a llamar bastante la atención, igual el resto de cosas sería mejor hacerlas tratando de pasar más desapercibido.

Perni: Soy buena en el sigilo, adentrarme no debería ser difícil, pero entrar en el sitio donde guardan a los esclavos es otro tema.

Clof: ¿Y si tuviesemos una especie de infiltrado?

Redsu: ¿Cómo?

Clof: Alguien que se hiciese pasar por una persona de la tripulación de la Gafas para engañar a los guardas.

Sitsy: Alguien que se pareciese a un miembro de su banda...

Los piratas cesaron la conversación durante un segundo, para luego todos girar la cabeza, resultando los ojos de todos los presentes apuntando a la misma persona.

Fersa: ¿Qué?

Mientras tanto, en su residencia, Ealsa paseaba por un pasillo llevando consigo aún una correa en su mano que finalizaba en el cuello de Kim.

Kim: M... mi señora...

Ealsa: ¿Sí?

Kim: Lleva con mi correa... un buen tiempo y eso me hace pensar mal... ¿sucede algo?

Ealsa: Kim... cielo...

La capitana se dirigió hacia su subordinada mientras le tiraba de la correa para acercarle más, cuando estaban lo suficientemente próximas, le alzó la barbilla con una mano mientras le acariciaba el pelo con la otra.

Ealsa: ¿Estás preocupada?

Kim: Es que... seguramente venga la banda del tipo que tiene usted preso... y... no quiero que me separen de usted...

La Recordadora sonrió ante las palabras de su subordinada mientras le empujaba la cabeza contra su pecho para tranquilizarla mientras seguía acicalándole el pelo, Sombra se quedó boquiabierta, y tras escuchar las palabras de su capitana comenzó a derramar unas pocas lágrimas.

Ealsa: Tranquila... no permitiré que te alejen de mí... significas mucho tanto para mi persona como para la tripulación.

Kim: ¿Me... quiere...?

Ealsa: Pues claro cielo... y te prometo que estarás junto a mi el resto de tu vida.

Kim: Mi... ama...

Sombra se acabó derrumbando en los brazos de su capitana mientras esta le observaba sonriendo, sin embargo, su actitud altruista y afable hacia su subordinada parecía ser solo fachada, pues algunas de sus expresiones, como la posición de sus ojos y cejas parecían demostrar otras intenciones.

Ealsa: (De momento aún te necesito bajo mis pies...)

En los calabozos, Don Barbacoa forcejeaba y tiraba de sus grilletes anclados a la pared, a pesar de estar debilitado por la piedra marina de estos aún contaba con una fuerza y resistencia muy por encima de la media, tras un buen rato de esfuerzos, se sentaba en el suelo un rato mientras sudaba.

Venjen: Joder... no hay puta forma... si solamente fueran de hierro normal podría reventarlas fácilmente, pero me cago en la hostia...

El capitán se volvió a levantar mientras pensaba y reflexionaba sobre la situación.

Venjen: Si solo tuviese un puto aliado en esta isla de mierda...

???: ¿Pío?

Capítulo 307: Relegado a esclavo

Venjen: ¿Pájaro?

Cyn: ¡Pío!

El animal colgaba frente a los ojos de Venjen boca abajo, mirándose ambos a los ojos aunque Cyn estuviese al revés.

Venjen: Creo que nunca me había alegrado tanto de verte, pájaro.

Cyn: ¡Pío pío!

Venjen: Vale, vale, Cyn, que exquisito.

Cyn: Pío.

Venjen: Bueno, sé que no eres imbécil y que comprendes la situación, ¿no?

Cyn: ¡Pío pío pío!

Venjen: Pues hala, a por las llaves.

Cyn: ¡Pío!

El pájaro salió volando de la celda y comenzó a volar por el calabozo explorándolo, para la sorpresa de este, estaba casi vacío, la única mazmorra ocupada era con el tipo corpulento con la piel roja y dos grandes cuernos; tras un rato de búsqueda, el pájaro divisó una pequeña cabina con un tipo gordo tumbado sobre una silla y los pies en una mesa roncando.

Cyn: ¡Pío! (¡Las llaves!)

El animal pudo divisar a un lado unas estantería con varias llaves, habían dos baldas que indicaban "Celda" y "Esposas", este se lanzó contra la estantería consiguiendo coger con el pico las llaves de la celda de Venjen, sin embargo, al tocar las de las esposas, fue transformado en bastón de nuevo, cayendo al suelo y haciendo que el metal del que estaba hecho produjese un sonido que despertó al guardia.

Guardia: ¡MI SEÑORA, LO SIENTO, SOLO ESTABA DESCANSANDO LOS OJ... ¿eh?

Al girarse y mirar al suelo, el guardia observó unas llaves en el suelo a Cyn en forma de bastón escondido tras la puerda.

Guardia: Ah, solo se han caído las llaves, ya empezaba a temer que me relegaran a esclavo...

El hombre llevó las llaves de nuevo a la estantería y se sentó de nuevo en la silla dispuesto a volver a la siesta.

Guardia: Aunque bueno... esclavo de la ama Ealsa tampoco estaría nada mal... zzZZzZZzZZZzz...

Este volvió a dormir mientras se le caía la baba, por su parte, Cyn volvió a su forma de ave y agarró las llaves de la celda, para luego salir y esconderse tras una columna mientras pensaba.

Cyn: Pío... pío pío pío pío pío pío pío pío pío pío pío pío pío pío... (Maldita sea... las llaves también son de piedra marina... debería buscar alguna forma de conseguir llevármelas sin tocarlas...)

El pájaro buscaba a su alrededor algo que pudiese servirle de utilidad, encontrando un viejo barrote oxidado que se había caído.

Cyn: ¡Pío!, pío pío pío pío pío pío... (¡Bien!, con esto puedo intentar coger por el llavero y...)

???: ¿Necesitas ayuda, amiguito?

Cyn: ¡!

La voz dejó escandalizado a Cyn, quién tras girar la cabeza para ver la persona de la que provenían aquellas palabras se asustó tanto que volvió volando hacia la celda de su capitán, dejándose las llaves y el barrote en el suelo, la persona agarró estas llaves y las observó, para luego mirar por el camino que había recorrido el ave mientras sonreía.

???: Jijiji... tienes unos buenos compañeros... cada vez me gustas más...

Mientras tanto, en la celda del capitán pirata.

Venjen: Como tarda el bicho, no recuerdo que la Gafas llevase ninguna llave, no creo que lleve tampoco las...

Cyn: ¡PÍOOOOOO!

Venjen: ¿Eh?

El pajaró apareció como una exhalación frente al capitán, comenzando a piar sin control con una cara de miedo que casi asustaba.

Cyn: ¡PÍO PÍO PÍO PÍO PÍO PÍO PÍO PÍO PÍO PÍO PÍO PÍO PÍO PÍO!

Venjen: Tranquilo, pájaro, cálmante por un puñetero segundo y dime que pasa.

Cyn: *Suspira* Pío... pío pío pío pío...

Venjen: Bueno... pero encontraste las llaves, ¿no?

Cyn: ¡Pío!, pío pío pío pío pío pío...

Venjen: Tsch, piedra marina... desgraciada... ¿y no pudiste sacarla entonces?

Cyn: Pío pío pío pío pío pío pío...

???: Encima le entiendes... es que tengo que quererte...

Cyn: ¡¡¡PÍO!!!

Venjen: QUE NO GRITES.

El pájaro voló hasta la melena de su capitán, escondiéndose entre su pelo para sacar únicamente la cabeza mientras temblaba.

Venjen: Y tú, comemierda, muéstrate.

???: Oye... eso es muy duro...

La persona finalmente apareció frente a Venjen, resultando ser Curie, quien cargaba las llavez de sus esposas y celda en su dedo índice, al llevar la científica unos guantes de goma, la piedra marina no llegaba a tocarle.

Curie: Encima que vengo a hacerte un favor...

Capítulo 308: Situación complicada

Venjen: *Suspiro* Joder...

Curie: Pero no pongas esa cara, guapo, que te traigo un regalo.

Cyn: ¡PÍO!

Venjen: Ya, yo tampoco me fío, quieres usarla para diseccionarme o algo.

Curie: Si cortase algo con estas llaves serían tus pantalones *Curie se mordió el labio inferior*

Venjen: Repulsivo.

Curie: Bueno mira, si te soy sincera así estoy bastante a gusto, Ealsa, o "la Gafas" como la llamas cariñosamente, no trata mal del todo a la gente como yo.

Venjen: ...

Curie: Solo con fabricar armas y alguna cosita esporádica a mí ya me da todos los esclavos que necesite para mis experimentos, es genial, ¿no?

Venjen: Me la suda.

Curie: Peeeero en esta tripulación no hay gente tan curiosa como en la vuestra... así que podemos llegar a un acuerdo...

Venjen: Oh, mierda...

Curie: Te saco de aquí... si cuando le partas el lomo a la otra me llevas contigo...

Venjen: ...joder...

Curie: Y de paso me das lo mío. *Guiño*

Venjen: Vale.

Curie: Oh... ¿y ya?

Venjen: No me apetece discutir, tengo demasiada ira contenida contra ese puto ser, así que ve abriendo las esposas.

Cyn: ¡PÍO PÍO PÍO!

Venjen: A MÍ TAMPOCO ME HACA GRACIA PERO TAMPOCO HAY DEMASIADAS MÁS OPCIONES.

Curie: Esperaba regatear un poquito más, eres más aburrido de lo que pensaba pero oye...

La científica comenzó abriendo la puerta de la celda para seguir con las esposas.

Curie: Hasta alguien como yo es capaz de... ¡!

Pero recibió un poderoso puñetazo ardiente en la cara por parte de Venjen cuando vio sus dos brazos libres, mientras la mujer caía al suelo adolorida, el capitán se acomodaba las muñecas.

Curie: ¡EH, ¿ESO POR Q...?!

Venjen: Para que no me la líes, so mierda, además al capitán no se le replica.

Curie: Bueeeeeeno, vale, te perdono pero solo por esta vez.

Venjen: Me piro a la salida, la cara de la Gafas no se va a partir ella sola, ¿por dónde es?

Curie: Tsch, hasta que no seas más cariñoso conmigo no te digo nada.

El pirata, cansado de las exigencias de su compañera, le agarró fuerte de una pierna y comenzó a arrastrarle hacia las escaleras de salida mientras esta seguía tumbada de brazos cruzados.

Mientras tanto, en El Apaleador, Fersa aparece frente a sus compañeros y aliados con un largo vestido y guantes de gala rojos, maquillada por los labios y ojos y las gafas en la frente, con el pelo recogido en dos coletas a los lados, además del símbolo de Arias en su mejilla derecha.

Fersa: Os odio...

Samley: Pues no sé de qué te quejas, estás preciosa.

Theodhelm: Ay si tu padre te viese... su princesita se ha transformado en una mujer.

Vada: Bueno... ¿tenéis todos claro vuestra parte del plan?

Piratas Creadores: ¡Sí, mi capitán!

Redsu: ¡¿Todos listos?!

Piratas de las Aguas Estancadas: ¡Sí, oficial!

Blujam: ¡Eso, hermanita!

Redsu: ¡PUES HALA, CLOF, PON RUMBO A...!

Jolwuf: Megakin.

Redsu: ¡...MEGAKIN!

El barco continuó su rumbo hacia Megakin, isla en la que se asentaban los Piratas del Deseo y donde Venjen se encontraba prisionero al igual que la tripulación de los Piratas Bosqueños.

Mientras tanto, en Megakin, Karo se encuentra sentado en uns especie de mesa con varias herramientas, parece estar creando algo pequeño en comparación a su gran tamaño, sosteniendo una especie de lente transparente en su mano y tratando de encajarla en una montura.

Karo: Vamos... poco a poc...

???: ¿Qué haces?

Karo: ¡!

El bumian se dio un sobresalto al escuchar alguien detrás de él, por poco se le cae la lente sobre el escritorio, tras darse la vuelta, Ranzarot, que era quién le había hablado se dirige hacia él.

Karo: Ah... hola Ranzarot.

Ranzarot: Te veo concentrado, ¿qué es eso?

Karo: Ah... es... nada nada.

Cuando el bumian se giraba para continuar, descubrió que su proyecto había desaparecido, al comprobarlo, Zolba, que estaba presente, se la había llevado para observarlo junto a Ranzarot.

Zolba: Eres un manitas, grandote, jeje...

Ranzarot: ¿Son unas gafas?

Karo: ¡DAME ESO!

Completamente ruborizado, les arrebató su creación a sus compañeros de tripulación.

Ranzarot: ¿Para qué haces eso?, tú ves perfectamente.

Karo: Son para... la capitana.

Zolba: Uuuuh...

Karo: Últimamente está pasando por una situación complicada, mantiene su calma en todo momento porque es así de maravillosa, pero sé que ese desgraciado de Don Barbacoa le pone muy nerviosa aunque no sea rival para ella.

Ranzarot: Sí... tienes razón.

Karo: Por eso he pensado en hacerle este pequeño detalle, no es nada comparado con su grandeza... pero dada su bondad seguro que aprecia el gesto...

Ranzarot: Eres un buen hombre, Karo, ¿sabes?

Karo: Gracias Ranzarot... vosotros también.

Zolba: Jeje... qué majete.

Ranzarot: Bueno, te dejamos con tu trabajo, espero que te vaya bien.

Karo: Muchas gracias.

Tanto Ranzarot como Zolba abandonaron la habitación dejando al bumian con su trabajo, esbozando estos dos una sonrisa con los ojos ensombrecidos al salir.

Capítulo 309: Velocidad y fuerza

El Apaleador había llegado hasta la costa, por suerte el lugar escogido estaba relativamente lejos de los dominios de La Recordadora, por lo que la tripulación enemiga aún tardaría en llegar en caso de que los descubran, por si acaso, habían disimulado la apariencia recogiendo las velas, bandera y tapando el barco con un enorme manto.

Vada: De acuerdo... ¿todos listos?

Piratas Creadores: ¡Sí mi capitán!

Theodhelm: Nosotros nos encargaremos de sembrar un poco el pánico, vosotros aprovechad para hacer vuestra parte.

Redsu: Jolwuf, ¿aún tienes a Venjen en el mapa?

Jolwuf: Ahí está, sigue vivo por lo que parece.

Redsu: Bien ¿el resto todo claro?

Perni: Aprovecharemos el caos para que Fersa seduzca a los guardias que puedan haber donde los esclavos y para adelante.

Fersa: No voy a seducirles, voy a engañarles...

Samley: Descuida cielo, todo controlado.

Redsu: Muy bien, ¿y vosotros?

Blujam: Venga hermanita, que me conoces de sobra.

Redsu: Por eso lo pregunto... ¿Clof?

Clof: Todo entendido.

Redsu: Muy bien, todo listo por aquí.

Vada: Y todo listo por aquí.

Redsu: Entonces, sin más dilación...

Vada: ¡¡¡A LA CARGA!!!

Piratas: ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAARGH!

Pero lo que ignoraban los piratas era que, efectivamente, los Piratas del Deseo, concretamente Anacleto, les estaba observando mediante cámaras ocultas en las rocas, descubriendo como se dirigían hacia la base de estos, rápidamente el hombre corrió hacia Ealsa, quien estaba tomando el sol en la terraza pero manteniendo a Kim a su lado mediante una correa.

Anacleto: MI SEÑORA... ¡HAN LLEGADO!

Ealsa: Oh, antes de lo previsto, ¿todos están donde deben estar?

Anacleto: S... sí... he enviado a los miembros de mayor rango a sus respectivos puestos y...

Ealsa: El barco.

Anacleto: ¿Disculpe?

Ealsa: ¿Qué han hecho con su barco?

Anacleto: A... ah, lo han dejado cubierto con una tela en la costa oeste.

Ealsa: Diles a Kraki y Saxobeat que vengan.

Anacleto: ¿ELLAS DOS, n... no será un poco excesivo para un simple barco...?

???: ¿Estás diciendo que no soy capaz, piltrafilla?

Anacleto: ¡!

Aunque la terraza en la que estuviesen hablando fuese varios pisos, Kraki apareció asomando la cabeza frente a su capitana.

Kraki: Porque soy prácticamente la número uno de la tripulación en fuerza bruta... ¿eh?

  • La de los Mil Brazos, Kraki , miembro de élite de los Piratas del Deseo ocupando el puesto de Piscis. Recompensa: Berrysymbol 170.000.000 ]

Ealsa: Claro cielo... yo nunca desconfiaría de ti.

Kraki: ¡Pues claro que no, mi ama, ya verá, se la van a comer con patatas esos desgraciados!

Ealsa: No tengo duda alguna, ¿Saxobeat sabes dónde está?

???: Descuide ama, en cuanto he escuchado mi nombre he venido lo más rápido que he podido.

Anacleto: ¡S... SAXOBEAT... PERO SI ESTABAS EN LA OTRA PUNTA DE LA ISLA!

Al lado del brazos largos había una mujer alta, de piel pálida y el pelo oscuro recogido en una coleta larga, estando vestida con ropa de ejercicio y unas gafas de sol con forma de corazón.

Saxobeat: Psch... ella será la más fuerte de la tripulación, pero yo soy la más rápida, ¿no?

Ealsa: Pues claro, si sois de mis chicas preferidas...

Kim: Jo...

La capitana se sentó en la tumbona para alcanzar la barbilla de Kim con las manos, la cuál comenzó a acariciar provocándole una sonrisa.

Ealsa: Tú también, no seas envidiosa...

Kim:  *Ruborizándose* Hmmm...

Ealsa: Bueno... si lo habéis oído es que estáis al tanto de la situación, ¿no?

Saxobeat: Que les enseñemos a esos tipos quién es usted, ¿verdad?

Kraki: Mediante el noble arte de las hostias.

Ealsa: Pero vosotras id a por el barco, podéis llevaros unos cuantos miembros rasos si queréis, aunque sea para terminar antes el trabajo.

Saxobeat: Como desee.

Y tras activar los cascos de música que Saxobeat llevaba en las orejas, en seguida partió hacia la costa oeste en busca del barco.

Kraki: ¡Eh, no corras, so mierda!

La colosal gyojin corrió tras su compañera mientras agarraba algunos miembros de su tripulación por el camino.

Ealsa: Kraki se ha hecho más grande.

Anacleto: S... sí...

Ealsa: ¿Algo más?

Anacleto: Ah... pues no, de momento solo eso.

Ealsa: ¿No habrás visto a Curie?, no me la he encontrado desde hace un tiempo.

Anacleto: ¡Curie!, pues... no lo sé, ¡pero en seguida le aviso, ama!

Así, el hombre corrió hacia su sala de nuevo y comenzar a dar un rodeo por todos los lugares de la isla comandados por La Recordadora.

Ealsa: (Debo mantener a esa mujer bajo vigilancia... es efectiva, pero demasiado impredecible...)

Y así, Ealsa volvió a acostarse sobre su tumbona.

Ealsa: (Como el maldito enano...)

Capítulo 310: Solo dos

Venjen: Oye, en serio, anda joder.

Curie: Pfff... veeeeenga vale.

La científica se levantó y comenzó a andar junto a Don Barbacoa, Cyn, que estaba parado en un hombro del pirata, voló hacia al otro para estar más lejor de la pelirrosa.

Curie: Ji... qué mono.

Venjen: Tócalo y te corto la mano.

Curie: Jopé, antes no eras tan seco, te has vuelto siniestro y oscuro.

Venjen: La vida es dura, ¿por dónde se sale?

Curie: Tú sígueme.

Venjen: Venga, y mira, ya que somos aliados y tú eres tan buena... ¿podrías decirme algo sobre los tipos a los que nos enfrentamos?

Curie: ¿Eh?, ah, te referirás los miembros de élite, son los más peligrosos.

Venjen: Dime todo lo que sepas sobre ellos.

Curie: Pues a ver... está Elsa, Ranzarot, Zolba, Saxobeat, Bryt...

Venjen: Eh, eh, eh, que de esos nombres apenas me suenan dos, ve directamente a las cosas que han cambiado desde Sabaody.

Curie: No sé qué dices, a mí me encontraron hace un mes o así, no tengo mucha idea más allá de especulaciones y cosas que he escuchado y leído.

Venjen: QUE HABLES.

Curie: Y se supone que la mala soy yo... a ver... a día de hoy pero hay uno al que tienen escondido por su inestabilidad, así que son diez oficiales y uno que no lo es del todo; Kraki y Saxobeat suelen ir juntas para juntar su velocidad y fuerza... de Kim sé más bien poco, rara vez la llevan a misiones complicadas y suele quedarse en la retaguardia...

Y así, la científica estuvo hablando un buen rato sobre los miembros de élite de la banda, sin embargo, por la cara de Venjen, parece que ninguna de la información que tenía era útil del todo.

Curie: ... ¡y a Karo, el tipo grande, le gustan las manualidades, es tronchante!

Venjen: Lo que tú digas, no he sacado en claro absolutamente nada.

Curie: Ah, sí, y en contra de lo que pueda parecer, no todos estan controlados mentalmente.

Venjen: ¡¿QUÉ?!

Curie: A ver, según tengo entendido... de los diez, apenas hay dos, el resto le son fieles a su capitana por propia voluntad.

Venjen: Joder... eso pone en peligro el puto plan B...

Curie: ¿Plan B?

Venjen: No necesitas saberlo, solo necesitamos salir de...

Curie: ¡Mira, ya está!

La pareja por fin había llegado a lo que parecía el vestíbulo de la mazmorra, con una enorme puerta de hierro que daba al exterior.

Curie: ¿Ves como no era para...?

Venjen: ¡Cállate, tengo caras que estampar contra el suel...!

Pero mientras el capitán pirata corría hacia la puerta para salir, varias bombas comenzaron a caer del suelo.

Venjen: ¿Qué coño?

Curie: ¡Oye, no mueras, que me has prometido que me...!

Venjen: ¡QUE SÍ, CÁLLATE HOSTIA!

Curie: Jo.

???: ¡NO VAIS A SALIR DE AQUÍ!

Desde una especie de palco que había en lo alto en una pared, Bombfool estaba bombardeando a los dos piratas tratando de pararles el trayecto mientras estos trataban de esquivar.

Venjen: Joder, el esquizofrénico.

Bombfool: Me imaginaba que no podíamos fiarnos de Curie, pero vamos, da igual, esto tampoco es un contratiempo para la ama Ealsa.

Venjen: Tsch...

Bombfool: ¡SI NO PUEDES SER PRISIONERO, SIMPLEMENTE SERÁS CADÁVER!

Y así, el artillero continuó bombardeando a los dos piratas mientras Venjen esquivaba, ya que Curie, al tener el efecto de la Wan Wan encima, no sufría daños por las bombas.

Por su parte, en el lugar donde estaban almacenados el resto de esclavos, dos personas hacen guardia en la entrada, apoyándose en esta mientras entrecerraban los ojos.

Guardia 1: Joder... que aburrido se me hacen estas cosas...

Guardia 2: Ya, pero nos toca, la ama Ealsa entraría en cólera si se escapase alguno.

Guardia 1: Por favor... ¿de verded crees que eso es posible?, todos en esta isla la adoramos, incluso los esclavos, además, este lugar es inex...

???: Hola chicos.

Los dos guardias se reincorporaron toscamente mientras apuntaban a la persona que les había hablado en ese momento, que no era otra que Kim.

Guardia 2: ¡Ah, s... señorita Kim!

Guardia 1: ¿A qué se debe su agradable presencia?

Kim: Veréis... la ama Ealsa está un poco triste últimamente... y hemos pensado que dos chicos tan fuertes y guapos como vosotros podríais animarle...

Ante las palabras de la miembro de élite, los dos guardias comenzaron a derramar sangre de sus narices y ruborizarse.

Guardia 2: ¿L... la ama Ealsa ha dicho...?

Guardia 1: ¡¿QUE SOMOS GUAPOS Y FUERTES?!

Kim: Claro, ¿no lo sois?

Guardias: ¡¡¡ES MARAVILLOSO!!!

Kim: ¡Genial, venid conmigo!

Guardias: ¡AHORA MISMO!

Los dos guardias siguieron a su superior hasta llegar a unas rocas sin gente alrededor.

Guardia 1: S... señorita Kim.

Kim: ¿Sí?

Guardia 2: Esto no... ¡!

Los dos piratas recibieron ataques en la espalda que les dejaron inconscientes, uno tenía un profundo corte ensangrentado y otro un agujero del que salía humo, detrás de ellos acabaron apareciendo sus atacantes.

Samley: Ja, de lleno.

Perni: Sigo pensando que deberíamos matarles, si les dejamos vivos podría volverse en nuestra contra.

Kim: Pfff... que asco me ha dado tener que llamarla "ama Ealsa".

Samley: No te quejes, que te ha salido una actuación cojonuda.

La miembro de élite sacó unas grandes gafas cuadradas de debajo de su falda y se borró la marca de Aries de la cara frotándose con la mano, dejando más que clara su verdadera identidad.

Fersa: Ya... gracias.

Perni: ¿Sabes el lugar donde guardan a los esclavos entonces?

Fersa: Creo que sí, hay pocos edificios en la isla, y si el grande es la residencia de la Gafas y la torre es donde guardan al capi, no quedan muchas opciones.

Samley: Venga, pues en marcha, que los otros ya deben de...

Gente: ¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAARGH!!!!

A lo lejos, se escuchaba voz de muchas personas peleando y luchando con armas, como si una guerra acabase de empezar.

Samley: Pues sí...

Perni: Ya han empezado.

Capítulo 311: Me he dejado llevar

Los miembros rasos de los Piratas del Deseo se encontraban luchando contra los tripulantes de los Piratas Creadores, causando un alboroto a tener en cuenta.

Pirata del Deseo: ¡RÁPIDO, A POR ELL.... AGH!

Un sable atravesó el pecho del pirata dejándole tirado en el suelo sobre su propio charco de sangre, dejando a un pirata creador detrás de él, quién parecía indicar algo a alguien.

Pirata Creador: Bien... ¡el camino está despejado!

???. Buen trabajo.

???: ¡Vosotros quedaos aquí mientras vamos a por la otra!

Pirata Creador: ¡Sí, capitán, y señor!

Los dos hombres entraron corriendo a un gran edificio a sabiendas de lo que había dentro, en una de las plantas más altas del sitio Ealsa se terminaba de vestir después de estar en la terraza tomando el sol, Kim permanecía con su correa atada a una columna, poco después, La Recordadora sale de su vestidor y recoge de nuevo a su subordinada.

Kim: Mi señora.

Ealsa: ¿Sí, cielo?

Kim: Afuera están habiendo muchos gritos y barullo... me da mala espina, igual deberíamos escapar, no vaya a ser que le pase algo.

Ealsa: ¿Disculpa?

Kim: ¿Eh?

Ealsa: ¿Estás insinuando que yo no puedo contra una simple muchedumbre enfurecida?

Kim: ¡No, desde luego que no, su fuerza, inteligencia y habilidad superan a los de una deidad en todos los aspectos!, es solo que... si llegan a entrar podría...

Ealsa: Tranquila, de todas formas una emperatriz no se mancharía nunca las manos.

Kim: ¡Ah, cierto, tiene usted mucha gente que le adora y daría su vida por usted!

Ealsa: Por eso, deben estar a punto de lleg...

Un fuerte estruendo rompió la puerta de la habitación dejando una neblina con el polvo que se había formado por la situación, revelando al otro lado a Vada Magma y Theodhelm.

Vada: ¡RECORDADORA!

Theodhelm: ¡GAFAS!

Ealsa: Odio ese mote... tampoco es que lo pensáseis mucho, la originalidad brilla por su ausencia.

El carpintero creó un brazo musculoso de sangre para recubrirlo con haki y lanzarse contra Ealsa.

Vada: ¡THEOD, ESPERA, PUEDE QUE HAYAN ENEMIGOS...!

Theodhelm: ¡ESTA ES POR SECUESTRAR AL CAPI!

Ealsa: ¡Vosotros!, ¿atacáis o qué?

Pero antes de llegar a su objetivo, Theodhelm recibió un puñetazo en la cara que vino acompañado de una explosión, lanzándolo contra unos armarios rompiéndolos.

Vada: ... escondidos.

Karo: Disculpa por la tardanza, mi ama.

Bryt: Sí, pero Karo estaba preparándole un regalo, y yo debía recoger mis armas.

Ealsa: Oh, tengo ganas de ver qué es.

Karo: *Ruborizándose* S... sí, mi ama.

Theodhelm: Tsch... putos desgraciados...

Vada: Te lo dije, debemos ser más cautos y aguantar lo que podamos hasta que Blujam haga lo suyo...

Theodhelm: Verdad, perdona, me había dejado llevar, todos los de la tripulación le tenemos bastante asco.

Vada: No hay problema, ¿estás bien?

El carpintero se reincorporó y creó dos brazos de sangre para cubrirlos con haki, al igual que hizo su compañero con el brazo que tenía sano aún.

Theodhelm: Perfectamente.

Ealsa: Bueno... vosotros encargaos de este, yo voy con el enano, a ver si puedo jugar un poco más con él.

Theodhelm: ... Hija de puta...

Karo: ¡TÚ!

Theodhelm :¿Eh?

Karo: Para hablar de la ama Ealsa...

El bumian se lanzó contra los dos piratas y dar un fuerte puñetazo en el lugar donde estaban, aunque esos saltaron a los laterales y esquivaron.

Karo: ... ¡¡¡TE LAVAS LA BOCA!!!

Ealsa: *Suspiro* Esa es la lealtad que me gusta, Kim.

Kim: ¡S... sí, ama!

La capitana pirata salió de la habitación mediante otra puerta que había mientras aún llevaba a Kim consigo.

Mientras tanto, Anacleto se encotraba afuera, esquivando piratas que peleaban entre sí intentando llegar hasta la mazmorra donde Venjen estaba preso corriendo como un poseso.

Anacleto: Esto es malo... no, malo no, horrible, si la ama Ealsa se entera de esto...

En los recuerdos de Anacleto se puede observar a él mirando las pantallas de vigilancia y cómo Curie y Venjen estaban caminando y hablando tranquilamente por los pasillos, y tras rebobinar, a la científica ayudando a Don Barbacoa escapando.

Anacleto: ...podría ser fatal para la banda...

Capítulo 312: ¡Arriba!

Mientras Kim y Ealsa se dirigían a la fortaleza para encontrarse con Venjen, por el camino, Sombra parecía preocupada todavía, entre todo el barullo y la interrupción de Theodhelm y Vada, se había quedado con la mosca tras la oreja, temiendo por la integridad de su capitana.

Kim: Ama... ¿ha escuchado eso?

Ealsa: ¿El qué?

Kim: Esos dos.. han mencionado a La Maceta, la recuerdo, es una supernova como usted, pero con una recompensa más baja.

Ealsa: Sí, ¿y?

Kim: Que igual...

Ealsa: Kim... hoy estás muy pesada; primero: no hay nadie, absolutamente nadie en esta isla que tenga la más mínima posibilidad conmigo.

Kim: Ya...

Ealsa: Y segundo: relájate, está todo pensado, tengo todas las zonas controladas y con mis mejores hombres armados específicamente contra usuarios de fruta del diablo.

Kim: ¿En serio?

Ealsa: Que síiiii, mandé hacer varias armas y cadenas de piedra marina, y tengo cubierto todo el edificio, no debería tardar demasiado en caer...

Y efectivamente, en el sótano de la residencia de la Recordadora, un lugar lleno de columnas y lugares para esconderse, entraba Blujam.

Blujam: Vale... este debe ser el sitio que Vada decía, un poco descuidada la seguridad la veo yo.

La capitana pirata se acercó a los pilares que sostenían el edificio, mirándolos e inspeccionándolos para el siguiente paso del plan.

Blujam: Bueno... pues no parece que vayan a haber muchos problemas, si quieres puedes ir salien...

???: ¡ALTO AHÍ!

Blujam: ¡!

Un hombre salido de detrás de una columna lanzó unas cadenas de piedra marina hacia La Maceta, pero esta consiguió esquivarlas a tiempo.

Blujam: Mierda, una emboscada.

Hombre: Maldita sea... ¡jefe, ¿qué hacemos?!

Blujam: ¿Jefe?

???: ¡NO OS QUEDÉIS QUIETOS, SEGUID ATACANDO!

Varias personas salieron de detrás de las columnas, sin embargo, por su vestimenta y los collares que llevaban al cuello, no parecían piratas.

Blujam: ¿Son esclavos?

Kansatsu: ¡Pero no cualquier esclavos, somos esclavos directos de la ama Ealsa!

Blujam: Ya...

Kansatsu: ¡Utilizarnos como saco de boxeo diario nos ha permitido incrementar nuestra resistencia hasta lo inimaginable.

Blujam: ... en realidad me dan pena...

Kansatsu: ¡Y cuando acabemos contigo, VOLVEREMOS AL LUGAR QUE NOS CORRESPONDE COMO MIEMBROS DE ALTO RANGO, ¿VERDAD, CHICOS?!

Esclavos: ¡Sí, jefe temporal!

Kansatsu: ¡VAMOS, TODOS A POR ELLA!

Los esclavos que habían presentes se lanzaron contra La Maceta, aunque en circunstancias normales no tendría problema, parecía estar apurada, pudiendo ver una gota de sudor en su frente.

Blujam: (Mierda... normalmente no me costaría un puñado de esclavos, pero casi no me quedan semillas y son demasiados... me alegro de no haber venido sola)

Kansatsu: ¡Da igual lo que idees, no te va a servir de nada!

Blujam: ¡Escucha, voy a acabar con todos los que pueda, pero tú eres el que tiene la bomba, al final será cosa tuya, ¿vale?!

Kansatsu: ¿Con quién hablas?, estar al borde de la muerte te ha vuelto loca, de momento iré sacando el caracolófono para avisar a la señora de que todo está despejado...

Mientras tanto, Venjen se encontraba esquivando el bombardeo de Bombfool en la fortaleza, este parecía no tener fin.

Venjen: Es perseverante el hijo de puta.

Bombfool :¡POR MI CAPITANA HARÍA LO QUE FUESE, AHORA MUERE, ESCORIA!

Curie: Eh, pst.

Venjen: ¿Eh?

Curie: ¿Te parece bien que te eche un cable?

Venjen: Depende.

Mientras la científica explicaba al capitán pirata, Bombfool seguía bombardeando, aunque expectante por ver lo que estaban planeando.

Bombfool: Tsch... da igual, ¡LA AMA CONFÍA EN MÍ Y ES MI DEBER...!

Curie: ¡Arriba!

El capitán pirata dio un salto hacia las manos de la pelirrosa, las cuáles estaban posicionadas estratégicamente para lanzarlo hacia el lugar donde el artillero les estaba bombardeando.

Venjen: ¡Arriba!

Bombfool: IMBÉCILES, ESO NO ES SUFICIENTE, NO SOIS MÁS QUE UNOS...

Pero lo que este ignoraba es que Venjen agarró a Cyn mientras este estaba en su forma de pájaro, lanzándolo contra Bombfool.

Cyn: ¡Pío! (¡Arriba!)

Bombfool: Pero... qué...

Aunque, al ignorar este los poderes de la criatura, entró en pánico cuando esta se transformó en una barra de hierro que iba directa hacia él.

Bombfool: ¡¿PERO QUÉ...?!

Aún así, el capitán pirata recibió una explosión en la cara que le mandó al suelo causando un estruendo fuerte, pero minimizando el daño gracias al haki, por suerte para él, Bombfool también había caído al suelo.

Venjen: Bueno... al menos ahora...

Bombfool: Puta traidora... y jodido desgraciado...

Curie: ¿Dos contra uno?

Venjen: Dos contra uno.

Capítulo 313: Me abrió los ojos

La batalla contra Bombfool parecía que aún iba para rato, el equipo formado por Venjen y Curie observaba como su oponente se recomponía y agarraba dos granadas del suelo que aún no habían explotado.

Bombfool: Putos desgraciados... ¡VAIS A SENTIR LA IRA DE LOS PIRATAS DEL DESEO!

Venjen: Es la primera vez que no dice nada sobre la tipa esa, habla en nombre de toda la tripulación.

Curie: Síiiii, son todos unos tipos... ¿eh?

Al mirar a un lado, Curie vio como faltaban algunos ladrillos a causa de una esplosión de las bombas del piratas, la científica corrió sin pensárselo hasta ese lugar.

Venjen: ¿Eh, qué haces?

Los dos piratas restantes no sabían cómo reaccionar, hasta que vieron a la científica salir por ese agujero para luego volver a taparlo con los ladrillos que habían caído.

Venjen: ¡EH, EH, EH, TÚ, ¿QUÉ COJONES HACES?!

Curie: ¡Ah, escapando, capi!

El capitán encolerado completamente corrió hacia está gritando por el camino, para cuando a Curie solo le faltaba un ladrillo, lo único que se le podían ver ya eran los ojos, a pesar de que Don Barbacoa propinase un potente puñetazo imbuído en brasas y haki al muro, no lo derribó.

Venjen: Mierda... piedra marina.

Bombfool: ¡EXACTO, MIERDACILLA, TODO ESTO ESTÁ CONSTRUIDO PARA...!

Venjen: ¡¡¡CÁLLATE, PUTO ESQUIZOFRÉNICO, TÚ, ZORRÓN, ¿QUÉ COÑO TE CREES QUE ESTÁS HACIENDO?!!!

Curie: Es que los dos somos usuarios de fruta, imagínate que con tanta bomba el edificio se derrumba, sería morir a lo tonto, ¿no?

Venjen: Serás hija de...

Curie: ¡Pero tranquilo, cuando vengan todos me subo al barco y todos contentos, ¿no?!

Y eso dijo la pelirrosa mientras se alejaba de la escena corriendo.

Venjen: ... voy a matarle... cuando salga de aquí... ella será la primera persona que...

Bombfool: ¡CÁLLATE!

Venjen: ¡!

Este continuó lanzando bombas a Venjen pero tratando de evitar la pared, causando que este tuviese que saltar por el entorno esquivándolas.

Venjen: Me cago en la hostia... no tengo tiempo para un mierdas como tú, tengo que pillar a tu jefa.

Bombfool: ¿A por la ama Ealsa?, je... tienes que estar de coña.

El artillero sacó una bomba redonda de color morado y varias joyas pequeñas azules que parecían diamantes.

Bombool: ¡¡¡ESA MUJER ESTÁ A AÑOS LUZ DE TI!!!

Este lanzó la bomba hacia el capitán pirata, pero para la sorpresa de este, aunque la esquivase, no hacía falta, pues el explosivo no detonó.

Venjen: ¿Qué cojon... ¡!

Pero, tras un segundo, las joyas comenzaron a emitir un punto rojo, lo que causó que la bomba comenzase a rodar hasta Don Barbacoa.

Bombfool: ¡JA JA JA, ES UN REGALO DISEÑADO Y HECHO POR TUS COLEGUILLAS DE AHORA, ESA BOMBA TE SEGUIRÁ HASTA EL FIN DE LOS TIEMPOS!

Venjen: HIJO DE PUT...

Tras un rato esquivando, la bomba tocó el pie del capitán y explotó dejando un humo negro en la escena y callando lo que había alrededor.

Bombfool: Je... al final era fác...

???: KRAKATOA.

Bombfool :¿Eh?

Don Barbacoa apareció de la nube de humo con el cuerpo totalmente negro y ojos naranjas, lanzándose contra Bombfool y conectándole un puñetazo en la mejila que lo empujó varios metros.

Venjen: Tsch, tratar de acabar con alguien inmune a las llamas con bombas que explotan fuego.

Bombfool: Hijo... de perra...

Venjen: No te niego que mi madre era poco inteligente...

El capitán adoptó posición de combate mientras soltaba humo por la boca.

Venjen: Pero era mujer de un solo hombre.

Bombfool: Tsch...

Mientras tanto, fuera, Redsu y Jolwuf se trataban de ocultar a las trifulcas que habían fuera detrás de muros mientras avanzaban con cautela.

Redsu: ¿Falta mucho?

Jolwuf: No... unos metros más adelante está la torre donde Venjen, no creo que llegar sea demasiado difícil.

Redsu: Bien...

La pelirroja asomó por una pared, inspeccionando el terreno.

Redsu: De momento, no hay problema, no veo nada... ¡!

Jolwuf: ¿Qué pasa?

Redsu: Ella...

Jolwuf: ¿Eh?

La primer oficial había conseguido ver como Curie caminaba tranquilamente con una amplia sonrisa, ojos cerrados y manod tras la cabeza mientras cantaba una melodía.

Redsu: ¡¡¡ESA HIJA DE PUTA!!!

Jolwuf: ¡ESPERA, REDSU!

La espadachina se lanzó contra ella mandoble en mano, lanzándole un fuerte corte directo al cuello, aunque esto pilló por sorpresa a la científica, esta fue protegida por el aura violeta de su fruta del diablo.

Curie: Oh, casi, un poco más y acabo chorreando sangre.

Redsu: Jodida fruta...

Curie: ¡Pero no te enfades conmigo, ahora somos compañeras!

Redsu: Comp... ¡¿QUÉ?!

Curie: ¿Quién te crees que ha ayudado a salir a tu capi?, bueno, nuestro capi.

Redsu: ¿Estás con él?

Curie: Hmmm no, puede que le haya dejando luchando solo contra el enemigo.

Redsu: Ya veo...

Curie: Jiji.

Redsu: ¡ENTONCES ABAJO!

La pirata trataba de atacar a la científica con toda su fuerza, dándole espadazos constantes, sin embargo, ninguno surtía efecto, pues su fruta seguía activa.

Jolwuf: Redsu, es inútil, solo podemos retenerla y poco más.

Curie: ¡Claro, si ahora estoy con vosotros!

Redsu: Eso no te lo crees ni tú...

???: Así que aquí está la traidora...

Al girar los tres la cabeza, una mujer con pelo negro y rojo, falda morada y arrastrando unas cadenas con grilletes aparecía.

Curie: ¡Oh, Serena, holi!

Serena: Ni holi ni hostias, has traicionado a la ama Ealsa.

Curie: Jiji, puede que un poquito.

Serena: ¿Un poquito?

La mujer lanzó sus cadenas recubiertas en haki a modo de látigo contra la científica.

Serena: ¡UN POCO ES LO QUE TE VOY A ROMPER YO A TI LAS COSTILLAS!

Curie: Ay Serenita, que no te enteras, que Don Barbacoa me ha...

Pero para la sorpresa de los presentes, las cadenas impactaron a Curie en la cara directamente, lanzándola unos metros y causándole hemorragia además de una grieta en las gafas.

Curie: Agh... esas cadenas... ¿no serán de...?

Serena: Piedra marina, creía que estabas bien informada.

Redsu: Joder... tiene pinta de ser jodida.

Jolwuf: Bueno... Igual dos contra uno terminamos fácil.

Redsu: ¿Dos contra uno?, tú te vas a por el capi.

Jolwuf: ¿Eh?

Redsu: Me quedaré aquí vigilando a la loca del coño y a la de ahora.

Jolwuf: ¿Y no sería mejor que...?

Redsu: ¡CÁLLATE Y DATE PRISA!

Jolwuf: Vale, vale, voy.

Y así, el navegante continuó su trayectoria hacia la prisión de su capitán, dejando el combate entre Serena y Redsu.

Serena: Tú eres parte de la tripulación del tal Don Barbacoa.

Redsu: Primera oficial.

Serena: Don Barbacoa ma parecía un tipo interesante... hasta que la ama Ealsa me abrió los ojos...

Redsu: Tsch...

Serena: Y me hizo comprender su grandeza... y lo bien que hace la gente en seguirle y besar la suela de sus zapatos.

Redsu: ...

Serena: Pensar en gente como tú, que no solo no lo comprende, si no que además va en contra de sus deseos...

Redsu: Tsch.

Serena: Me pone enferma.

Capítulo 314: Es... un...

Saxobeat se encontraba en la orilla de la playa, de brazos cruzados y escuchando música con sus auriculares mientras golpeaba el suelo con la punta de uno de sus pies en señal de espera.

Saxobeat: Tsch, sabía que tendría que haber venido sola, la pulpo esa y el resto solo serán un estorbo.

Kraki: Te he oído, imbécil.

Detrás de Saxobeat aparecían Kraki junto a varios miembros rasos de los Piratas del Deseo, todos ellos armados con hachas, espadas y demás objetos.

Saxobeat: Ya, ya, es que sois muy lentos.

Kraki: Cállate, tu forma de ser me tiene hasta la punta de los tentáculos, no sé qué coño vio la capitana en ti.

Saxobeat: Bueno, tú deja que los peones hagan el trabajo sucio.

Kraki: Y una mierda, ¿has visto el tamaño del barco?, quiero hacer que cruja.

Saxobeat: Bueno, al menos prueba a hacerlo por agua para no dañar a los nuestros, yo vigilo a los de arriba.

Kraki: Que no me des órdenes, joder, bueno, vosotros, ocupaos de la cubierta, y si veis algo que pueda valer, sacadlo.

Piratas: ¡Sí, señora!

Los piratas subieron al barco al tiempo que Kraki le quitaba la lona, mientras, detrás de ella, Saxobeat se acostaba sobre una roca mientras se acomodaba las gafas de sol y preparaba su reproductor de música.

Kraki: Voy para abajo, no quites el ojo, que aunque el enemigo sea un debilucho, tienen sus trucos.

Saxobeat: Que sí, vete abajo.

Kraki: Tsch...

La gyojin kraken se lanzó al agua, mientras miraba el Apaleador por la parte de abajo, se crujía los tentáculos como si fuesen puños.

Kraki: Dios... tiene una pinta maravillosa...

Tras esto, los tentáculos de la mujer se pusieron tiesos apuntando al casco del navío, como si de lanzas se tratasen.

Kraki: Lo voy a pasar de puta madre reventándolo...

???: Imaginaba que nos pillarían, pero esto ha sido muy pronto. 

Kraki: ¡!

???: Mizugokoro...

Kraki: ¡Mierda, hay alg...!

Tras girarse rápidamente, esta pudo ver detrás suya a Sitsy con un orbe de agua entre sus manos, para luego dar una palma dando forma a este, creando una especie de remolino entre sus palmas.

Sitsy: ¡SAPPHIRE SPLASH!

Kraki: ¡El tipo tiburón!

Varias burbujas salieron disparadas a gran velocidad hacia la kraken, debido a su gran tamaño, no pudo esquivarlas, pero al bloquearlas con sus tentáculos, pudo contemplar que parecían ser sólidas, aunque al chocar con su cuerpo, se fundían con el agua.

Kraki: Joder... eres el tipo que dejó tirada a la capitana hace tiempo, ¿no?

Sitsy: ¿Dejar tirada?, si fue ella la que me secuestró y torturó.

Kraki: Eres imbécil, si te hubieses quedado junto a ella ahora serías un miembro de élite, te habría concedido todo, solo tendrían que lamerle los zapatos un poco como hacemos todos.

Sitsy: Anda, cállate, esas palabras viniendo de una mujer tan grande y musculosa te hace quedar mal.

Kraki: ¡MALA ES LA CARA QUE SE TE VA A QUEDAR, SO MIERDAS!

Sitsy: ¡!

La kraken comenzó a embestir con sus tentáculos hacia Sitsy, aunque por suerte, este conseguía esquivarlos, pero a duras penas algunos.

Mientras tanto, en la superficie, Saxobeat continuaba tan tranquila relajándose.

Saxobeat: *Suspiro* Qué dura es la vida a vec...

Pero la expresión de esta cambió cuando observó a un miembro raso de su tripulación salir despedido hacia el aire desde la cubierta del Apaleador, cayendo frente suya.

Saxobeat: ¿Qué leches...?

Pirata: ¡Señorita Saxobeat!

Saxobeat: ¿Qué ha pasado?

Pirata: Hay un tipo ahí arriba... y es peligroso.

Saxobeat: ¿Peligroso?

Más piratas salieron despedidos aterrizando uno encima del otro, todos tenían profundos cortes hechos con espada.

Saxobeat: Un espadachín...

???: Y no uno cualquiera.

Saxobeat: ¿Eh?

Dani apareció asomado por la cubierta mostrándose con la pierna apoyada sobre la barandilla, su espada mojada en sangre sobre un hombro y con el otro brazo cargando el cuerpo inconsciente de un pirata.

Dani: Dani, primer oficial de los Piratas Creadores...

Saxobeat: Ah, solo es eso...

Dani: ... y portador de la Shujin Ken, de grado Ryo Wazamono.

Saxobeat: Oh, una espada de las buenas.

La pirata desconectó su equipo de música y se quitó los cascos para apoyarlos sobre su cuello a modo de collar.

Saxobeat: Eso podría interesarle a la jefe.

Dani: Hm.

Por otra parte, Blujam se encontraba en el sótano luchando aún, sus fuerzas estaban decayendo al igual que el número de enemigos, pues llevaba un buen tiempo luchando con todas sus fuerzas frente a un ejército ella sola.

Blujam: Mierda... tengo que intentar acabar rápido o...

Esclavo: ¡MUERE!

Blujam: ¡TANGLE!

De uno de los puños de Blujam, salió una raíz punzante que esta utilizó para atar a un enemigo y golpearlo contra una columna cayendo este inconsciente.

Esclava: No te queda nada,  ¡ERES MÍA!

Blujam: Tsch...

La capitana pirata se metió la mano en su pareo para buscar más semillas, pero no habían, debido al uso incansable que había hecho gracias a estas, derrotando a prácticamente más de 100 esclavos ella sola, se había quedado sin recursos.

Blujam: ¡Mierda!

Kansatsu: ¡Sabía que no podrías aguantar para siempre, ahora atrapadla!

La Maceta saltó hacia un lado para esquivar el sable de la esclava que se le había lanzada, pero después, otro esclavo le lanzó unas cadenas de piedra marine a los pies, las cuales se enredaron y le hicieron caer al suelo, solamente quedaban cuatro esclavos, pero ella ya no podía más.

Blujam: Joder...

Kansatsu: ¡YA ESTÁ, HEMOS GANADO, AHORA LA AMA NOS FELICITARÁ, NOS RECOMPENSARÁ, NOS...!

Blujam: ¡Oye, ya está, relevo, te toca!

Kansatsu: ¡¿Pero con quién...?!

Del cuerpo de Blujam comenzó a salir una especie de fantasma incorpóreo, el cuál poco a poco comenzaba a tomar forma humana asemejándose a cuerta persona.

Clof: ¡RANKYAKU!

Kansatsu: Ese tipo... ¡ESTABA EN LOS WANT...!

El rankyaku del ex-marine impactó en los cuatro esclavos que quedaban, dejándoles un corte horizontal a todos y dejándoles inconscientes en el suelo mientras se desangraban, por su parte, aprovechando su nueva situación, la supernova aprovechó para liberarse, tratando de no tocar directamente la piedra marina gracias a su pareo.

Clof: Eran los últimos, ¿no?

Blujam: Sí... pero anda que podías haber salido antes, nos habríamos librado de muchos problemas.

Clof: Lo siento, pero si alguien avisaba de que éramos dos, vendrían refuerzos y... bueno que un lío todo.

Blujam: Bueno, ¡venga, pon la bomba!

Clof: ¡Eso, que yo también tengo ganas de verla...!

Pero cuando Clof se metió una mano en el abrigo para coger la bomba de Samley, un escalofrío le recorrió el cuerpo, dejándole prácticamente inmóvil y temblando.

Blujam: Oye, ¿estás bien?

Clof: *Temblando* ¿Q... q... qué es esto...?

Blujam: ¿Eh?

Al sacar la bomba afuera y mostrarla a su compañera, los dos se quedaron perplejos con lo que habían visto.

Clof: Es... un...

Blujam: ... dibujo...

Capítulo 315: Pero, ¿cómo se te ocurre?

Efectivamente, la increíbe bomba de destrucción masiva que Samley había comprado se había transformado en un dibujo de la misma, dejando en shock a La Maceta y El Feo.

Blujam: Esto...  ¿qué es exactamente esto?

Clof: ¿Qué... qué ha podido pasar...?

Blujam: ¿Tienes un caracolófono?, deberíamos avisar de que las cosas se han torcido.

Clof: Ya... voy.

puru puru puru

Samley: ¿Diga?

Clof: Samley, soy yo.

Samley: ¿Qué pasa?, date prisa, estamos entrando en lo de los esclavos y no sabemos si nos van a atacar...

Clof: Ha habido un giro dramático de los acontecimientos.

Samley: ¿Eh?

Tras explicarle toda la situación a Samley, esta también se quedó perpleja.

Samley: ¿En un... dibujo...?

Clof: Sí, en un dibujo, ¿se puede saber a quién narices le compraste eso?

Samley: Pues era un pirata con negocios en el infremundo, ¿Maximiliano.. Escribo?, no sé, se hacía llamar "El Garabateador".

Clof: ...

Samley: ¿Qué?

Clof: Samley... somos compañeros y amigos... te tengo mucho aprecio incluso mientras estábamos en La Marina...

Samley: Creo que me vas a gritar.

Clof: ¡¿PERO CÓMO SE TE OCURRE COMPRARLE ALGO A MAXWELL SCRIBBLE?!

Samley: ¡ERA BARATO Y ME DEJÉ CEGAR, LO SIENTO, NO ME GRITES, ¿NO TENÉIS NADA PARA REVENTARLO IGUAL?!

Clof: ¡Blujam está sin semillas, y según tengo entendido, el tipo de las bombas enemigo está en la torre vigilando a Venjen!

Samley: Pero... ¿no había un tipo en la tripulación de la Gafas que podía explotar otras cosas?

Clof: ¿Cómo?

Samley: Un tipo de una raza extraña, tenía piel negra y era grande y musculoso, iba con un pañuelo en la cara.

Clof: El bumian... puede usar el bumian judo y explotar cosas...

Samley: ¿Quién?

Clof: ¡SAMLEY, LUEGO TE LLAMO!

El ex-comodoro colgó rápidamente y salió corriendo de la habitación, dejando a Blujam sola y confusa, pues no había entendido prácticamente nada de la conversación.

Por su parte, Samley, Fersa y Perni estaban dentro de la cabaña donde supuestamente estaban los esclavos, para descubrir que habían unas escaleras que bajaban al subsuelo, las cuales, efectivamente, comenzaron a seguir.

Samley: No me gusta que me griten.

Perni: ¿Qué ha pasado?

Samley: Clof ha tenido problemas... creo que me han timado con esa bomba...

Fersa: Sabía que tendríamos que haber tenido un plan B...

Perni: Bueno, vosotras ceñíos a nuestra parte, tenemos que aguantar hasta que Jolwuf haga lo suyo.

Fersa: Sí... Perni, ¿has escondido ya los caracolófonos por la isla?

Perni: Por todas partes, ha ido redondo.

Fersa: Genial, Samley, Cyn debería de estar en tu sombrero la última vez que lo vi, necesito que le despiertes, le necesito para defendernos.

Samley: ¿Cyn?, ah, sí, pues ahora que lo dices... puede que se haya ido con el cap...

Fersa: ¡¿QUE HAN SECUESTRADO A MI CYN?!

La médico comenzó a llorar mientras se apoyaba en la barandilla de la escalera.

Fersa: ¡¿Y QUÉ VOY A HACER AHORA, VAN A TORTURARLE, MATARLE, VENDER SUS ORGANITOS INTERNOS...?!

Samley: Hija, que está con Venjen, seguro que le va guay.

Perni: Tranquila que yo lo arreglo.

Fersa: ¿Eh?

Perni transformó su brazo en una afilada cuchilla de katana para cortar un cacho de la barandilla, la cuál, por suerte, era redonda y de metal, dándosela después a Fersa.

Perni: De nada.

Fersa: Eh... este... no era el problem...

Perni: Ya has escuchado a la vaquera, seguro que tu animalito está bien, de momento hay que ceñirse a nuestra parte del plan.

Fersa: Qué fría.

Samley: Bueno, falta gente así en nuestra tripulación.

Las piratas comenzaron a bajar, llegando finalmente a un largo pasillo oscuro con celdas y antorchas a los lados, algunas cerradas y otras abiertas, las cerradas tenían gente dentro encadenada a la pared por el cuello.

Samley: Joder, es un poco tétrico todo...

Perni: Deberíamos inspeccionar antes para ver quién está siendo controlado y quién no.

Fersa: Vale... después yo buscaría bien por si hay alguna sala especial al fin...

???: Aquí están...

Piratas: ¡!

Cuando las piratas ya habían avanzado un trecho, una voz les sorprendió poniéndoles en alerta, formando estas un triángulo defensivo vieron como de las celdas abiertas y poco iluminadas comenzaba a salir gente con collares de hierro en el cuello, no parecían ser explosivos, solo una señal de propiedad; de entre todos, resaltaba una mujer de cabello anaranjado con armadura y tiara, armada con escudo y espada.

Valerie: Sabía que hemos hecho bien en salir... tanto alboroto fuera me extrañaba, la ama Ealsa no debe de estar informada de esto.

Pirata: ¡Debemos acabar con ellos!

Pirata: ¡Por la ama!

Samley: Tsch...

Perni: Descuidad, son bastantes, pero somos tres y estamos en mejores condiciones, podemos ganarles.

Valeria: No, solamente les mantendremos aquí.

Pirata: ¡¿Cómo?, no pienso aceptar eso, voy a acabar con ellas!

El pirata hizo caso omiso a la recomendación de Valerie, lanzándose contra las tres compañeras y siendo cortado por la mitad poco después a una velocidad sobrehumana, pudiendo observar después cómo la katana de Perni chorreaba sangre.

Valerie: Son demasiado fuertes...

Perni: ...

Valerie: De acuerdo, ¡algunos de vosotros quedaos aquí, que alguien vaya a avisar a los del fondo!

Pirata: S... sí, ¡tiene razón!

Pirata: ¡esos últimos son capitanes piratas, seguro que ellos pueden masacrarlas!

Pirata: ¡Por la ama!

Piratas: ¡POR LA AMA!

Unos pocos piratas corrieron hacia el final del pasillo en busca de esos capitanes de los que hablaban, dejando a los restantes luchando.

Perni: No sé a quienes os referís, pero no permitiré qué...

La kunoichi lanzó unas estrellas ninja hacia los que salieron corriendo, sin embargo, La Valquiria se consiguió poner en medio y detenerlo con su escudo.

Valerie: Y yo no te permitiré que te interpongas en el camino de la capitana.

Samley: Esto puede escocer...

Fersa: ¡No pasa nada, aguantad hasta que Jolwuf y Redsu hagan lo suyo!

Mientras tanto, en una sala al final de ese largo pasillo, un hombre de pelo plateado u gafas de sol disfrutaba dando latigazos en la espalda a una persona colgada del techo por las manos, era una mujer de pelo negro desnuda, pues su ropa estaba a un lado tirada en el suelo; tras un tiempo, el señor se dio cuenta de que comenzaba a haber barullo, siendo curioso.

Albert: Vaya, han venido, esto puede molar mucho.

Sin embargo, el miembro de élite decidió continuar con su rutina, haciendo lo mismo que antes, torturando a una persona mientras esta gritaba de dolor.

Mujer: ¡¡¡AAAAAAAAAGH!!!

Albert: Tranqui cielo, piensa que toooodo esto es por la ama Ealsa.

Mujer: S... sí... el ama Ealsa...

Albert: Ahí estamos, tú y yo nos quedaremos aquí mientras el resto de obedientes esclavos hacen lo suyo.

Capítulo 316: O.R.A

Venjen se encontraba luchando aún contra Bombfool, el artillero usaba las explosiones de sus bombas para impulsarse y ganar distancia, pero el capitán pirata le había conseguido superar en velocidad gracias al Krakatoa, siguiéndole a donde fuese que vaya.

Bombfool: Joder... qué asco, no me deja en paz...

Venjen: POMPEYA.

Bombfool: ¡!

Antes de que pudiese darse cuenta, Don Barbacoa ya había saltado hacia él dándole un potentísimo puñetazo en la cara, lanzándolo varios metros y causándole una profunda quemadura en el abdomen debido a la sangre del capitán pirata que se le había quedado en él.

Bombfool: Es... una bestia...

Venjen: ¿No habías que si no era prisionero era cadáver?

Bombfool: Joder...

Venjen: Se te ha olvidado la última opción.

Bombfool: ¿Eh?

Venjen: TU PEOR PESADILLA.

Bombfool: MIS HUEVOS, ¡HIROSHIMA!

Venjen: FUERA DE MI CAMINO.

El artillero lanzó varias granadas al pirata, sin embargo, este golpeó fuertemente a todas ellas causando que explotasen en el caise creando una gran nube de humo de la que él salió en un poderoso salto mientras echaba sus puños hacia atrás y los imbuía en haki.

Bombfool: MIERDA.

Venjen: Ahora... ¡OVERPOWERED REINFORCED AVALANCHE!

Bombfool: ¿O... overpowered reinfor...?

Venjen: ¡O.R.A!

Don Barbacoa cayó sobre su enemigo dándole poderosos y consecutivos puñetazos en la cara y torso, lanzándolo contra la pared y dejándole en un estado bastante lamentable, el capitán pirata cesó los golpes mientras le miraba escupir sangre.

Venjen: ¿Qué, ya?

Bombfool: A... agh...

Venjen: Tú no eres mi problema, hazte a un lado y me iré a por tu capitana.

Bombfool: Ca... capitana...

Al mirar hacia la puerta, los dos observaron una pequeña abertira por la que se podía observar levemente al exterior, en este caso, lo que se veían eran unas lentes resplandecientes y redondas que pertenecían a las gafas de Ealsa, que tras mirar por ahí, cerró la compuerta para dejar el lugar.

Bombfool : Mi... señora...

Venjen: ERA ELLA.

???: ¿Bombfool, estás vivo aún?

Bombfool: ¿E... eh...?

Lo que estaba sonando era un caracolófono en el bolsillo del pantalón del artificiero, el cuál cayó al suelo, por la voz, se podía distinguir quién estaba al otro lado.

Bombfool: S... sí... mi señora...

Venjen: ¡TÚ!

Ealsa: Bombfool... ¿de verdad has intentado matarle?

Bombfool: Por... supuesto mi señora... yo... siempre le seré fiel...

Ealsa: Eres un buen chico desde el día en el que te conocí, en cuanto te vi, supe que no era necesario usar mis poderes contigo, pues eres una persona leal, ¿cierto?

Bombfool: Completamente... usted, mi ama... tengo confianza plena en usted... llegará a ser... la reina de los piratas... no... la ama y señora de todo el mundo...

Venjen: Hija de puta.

Ealsa: Así me gusta, entonces... ¿sabes lo que tienes que hacer?

Bomfool: ¡!

Venjen: ¿Eh, qué dice?

Bombfool: P... pero... mi señora, aún puedo luchar, no es tan grave... solo necesito ponerme de p... ¡agh!

El pirata estaba mintiendo, sus heridas eran potentes, probablemente no pudiese moverse en un rato, estando a merced de los ataques de su contrincante.

Ealsa: Cielo... sabes que eso no es cierto...

Bombfool: ...

Ealsa: Pero confío en ti, siempre lo he hecho, sé que tienes la determinación y valor para hacer lo que te pida.

Bombfool: Eso... por supuesto...

Ealsa: Entonces, esto es un adiós, lo has hecho muy bien.

Bombfool: Gracias... mi señora...

Ealsa: Buen chico.

Y así, el caracolófono dejó de dar señal, dejando extrañado al capitán pirata por la conversación.

Venjen: Qué... cojones ha sido eso...

Bombfool: La señora tiene razón... ella confía en mí...

Venjen: ¿Eh?

Bombfool: Y debo responder a su confianza... ¡¡¡CON LEALTAD!!!

El pirata sacó de sus pantalones una larga ristra de bombas unidas a un interruptor que llevaba en la mano.

Bombfool: ¡¡¡POR LA AMA EALSA!!!

Venjen: ¡¿QUÉ HACES, HIJO DE PUTA?!

KABOOM

Mientras tanto, Clof se encontraba corriendo por los pasillos de la residencia de Ealsa, buscando en las diferentes habitaciones y plantas a ver si encontraba a la persona que buscaba.

Clof: Debería de estar aquí... ese tipo casi siempre estaba con Ealsa... debería de andar dentro del edific...

Varios golpes se escuchaban unas plantas más arriba, Clof rápidamente dedujo que había añgún enfrentamiento, por lo que, tras activar su forma fantasmal y subir varios pisos, llegó a un pasillo, los gritos y golpes se escuchaban al final de este.

Clof: Vamos... por favor que sea él, por favor que sea...

Efectivamente, el Feo llegó a la última sala, donde Vada Magma y Theodhelm estaban luchando contra Karo y Bryt, estando casi empatados.

Clof: ¡ÉL!

Theodhelm: ¡CLOF, ¿QUÉ HACES AQUÍ?!

Vada: ¡TENDRÍAS QUE HABER PUESTO LA BOMBA HACE RATO!

Clof: ¡EH, EL NEGRO GRANDE, HUELES A PUS DESDE AQUÍ!

Vada: Dios... es lamentable.

Karo: ¡Silencio infiel, tus palabras no me ofend...!

Clof: ¡BUENO, PERO AL MENOS NO TIENES LA CARA DE TU CAPITANA!

Karo: ¡!

Clof: ¡ES LAMENTABLE, UNA PERSONA QUE SE DEDICA A LAVAR EL CEREBRO A LA GENTE... SI NECESITA HACER ESO PARA CONSEGUIR ALIADOS SOLO DEBE SER UN TROZO DE MUGRE!

Karo: ¡¡¡PUTO DEGRACIADO!!!

Bryt: ¡KARO, QUE NO TE PROVOQUEN, SOLO LO HACEN PARA DESCONCENTRARTE!

Clof: ¡PERO BUENO... TAMPOCO ES QUE VAYA A LOGRAR ALGO EN LA VIDA, EN ALGUNAS PARTES YA SE HA GANADO EL MOTE DE...

Karo: ...

Clof: "La Gafotas"

Karo: ¡¡¡¡¡HIJO DE PUTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!

El bumian se lanzó contra el ex-marine mientras expulsaba espuma por la boca de la rabia, perdiéndose los dos en los pasillos del edificio.

Vada: Qué exagerado...

Bryt: Karo... mierda...

Theodhelm: Encima lo ha dicho mal.

Vada: ¿Como?

Theodhelm: La llamamos "la Gafas", no como ha dicho él.

Capítulo 317: Hemos salido ganando

La torre donde estaban varios de los prisioneros más peligrosos de los Piratas del Deseo, entre los que se encontraba Venjen, se había derrumbado por completo, resultando en un montón de escombros, de entre todos ellos, hay una pila de piedras que comienza a emitir crujidos y a temblar, para luego salir de ella el mismo Don Barbacoa respirando fuertemente, tiene varias magulladuras en el cuerpo y sangre.

Venjen: Arf... arf... jo... der... por poco no lo contamos...

Cerca de ahí, unos escombros son retirados mientras un hombre se levantaba tan malherido como Venjen.

Bombfool: ¿Por...

Venjen: ¿Eh?

Bombfool: ¿Por qué has hecho eso?


Hace unos varios minutos...

Bombfool: ¡¡¡POR LA AMA EALSA!!!

Venjen: ¡¿PERO QUÉ HACES, HIJO DE PUTA?!

El capitán pirata se lanzó como una exchalación hacia el artillero para agarrarle la ristra de bombas y lanzarla lo más lejos que pudo, sin embargo, Bombfool consiguió apretar el interruptor, causando que las bombas llegasen a explotar, pero cuando estas ya habían recorrido varios metros.

Bombfool: ¡¿Q... QUÉ?!

Venjen: JO, MIERDA.

El edificio, como era comprensible por la gran explosión, comenzó a derrumbarse, para no verse aplastado por los escombros, Venjen imbuyó sus brazos en haki y se protegió poniéndolos en cruz sobre él mismo.


Venjen: Ah, yo qué sé, porque soy gilipollas supongo, y me das pena.

Bombfool: ¿Pena?

Venjen: Sí, pena.

Bombfool: Ya...

Venjen estaba bajo un montón de escombros, a pesar de las heridas que tenía en el cuerpo, parecía ser capaz de moverse, pero eso sí, no podía salir.

Venjen: Joder... entre la piedra marina de la torre y que me he quedado atascado no hay quien salga de aquí.

Bombfool: ¡QUE SEPAS...

Venjen: ¿Eh?

Al girar la cabeza hacia Bombfool, este estaba derramando lágrimas frente al pirata mientras le señalaba acusándole.

Bombfool: ...QUE NO PIENSO CAMBIAR DE PARECER!

Venjen: No sé qué coño dices.

Bombfool: ¡AUNQUE HAYAS EVITADO QUE ME SUICIDE, YO JURÉ LEALTAD A LA AMA EALSA, LA PRIMERA Y ÚNICA PERSONA QUE HA CONFIADO EN MÍ!

Venjen: Ya.

Bombfool: ¡PIENSO DEJARTE POR ESTA VEZ PARA QUE VEAS QUE NO SOY UN MONSTRUO, PERO VOY A AVISAR A LA CAPITANA Y TE VA A ENSEÑAR LO QUE LE PASA A LA GENTE COMO TÚ!

Venjen: Con que me dejes en paz me vale.

Bombfool: ¡¡¡TE VAS A ENTERAR, SO MIERDAS!!!

El artillero se alejó del lugar como buenamente podía, por suerte, su pata de lao seguía entera y podía desplazarse.

Ligeramente lejos de ahí, Ealsa se dirigía de nuevo a su residencia junto a Kim, las dos se habían dado cuenta de la explosión, pero a diferencia de su subordinada, La Recordadora no parecía darle importancia.

Kim: Señora... ¿qué ha sido eso?

Ealsa: La torre de prisioneros más peligrosos, Bombfool debe haber usado el plan F.

Kim: Igual... deberíamos ir a ver si se encuentra bien.

Ealsa: No lo está, él debería de haber caído por mi bien.

Kim: ¡¿Ha muerto?!

Ealsa: Yo se lo ordené, gracias a su sacrificio, el enano también debería de haber caído, tampoco es que hayamos salido perdiendo.

Kim: S... sí... supongo que tiene razón.

Ealsa: Kim, ¿no estás de acuerdo con mi decisión?

Kim: ¡N... no, o sea, que sí estoy de acuerdo, yo soy su fiel seguidora y nunca me cuestionaría sus decisiones, todo lo que haga es perfecto e irrefutable!

Ealsa: Buena chica, eso quería escuchar.

Para recompensar a su subordinada por la respuesta, La Recordadora dio un tirón de la correa para atraerle y comenzar a acariciarle el cabello, sin embargo, esta vez, Kim no parecía del todo a gusto, pues se apreciaba un tono de tristeza en su rostro.

Mientras tanto, Blujam continuaba en el sótano del edificio esperando a su compañero de misión, quién parece que estaba tardando.

Blujam: Joder... se está tomando su tiempo para...

Pero en lo que terminó la frase, el pirata apareció corriendo por las escaleras que llevaban hasta ahí abajo.

Blujam: Hombre, por fin te dignas a...

Clof: ¡BLUJAM, NO HAY TIEMPO, TÚ CENTRATE EN MANTENERTE SEGURA!

Blujam: Ah, descuida, resulta que me quedaba una última semilla y...

???: ¡¡¡HIJO DE PUTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!

Tras Clof, apareció un Karo apretando los dientes mientras echaba espuma por la boca y varias venas hinchadas por la ira.

Blujam: ¡¿Y ESE?!

Clof: ¡TÚ SIGUE VIVA!

Karo: ¡¡¡MUEREEEEEEEEEEEEEE!!!

La Dinamita Sombría consiguió fijar al Feo para asestarle un potente puñetazo que no podría esquivar, sin embargo, este consiguió activar su forma espiritual antes de que le alcanzase, provocando que el puño le atraviese y golpease en una columna seguida de una gran explosión que la derrumbo.

Clof: Fun... funciona.

Karo: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARGH!!!

Capítulo 318: Hazlo tú

El bumian estaba totalmente cegado por la ira persiguiendo a Clof por toda la habitación, él mismo no se daba cuenta de lo que estaba haciendo, pues el ex-marine solo se centraba en esquivar, por lo que el poco daño que recibía era por la onda expansiva de las explosiones causadas por Karo, las cuales muchas iban para las columnas, derrumbándolas una a una.

Karo: ¡¡¡MUERE!!!

Clof: Joder... cada vez me cuesta más esquivarle.

Blujam: ¿Cuántas columnas ha derribado ya?

Clof: No sé... como 7 u 8.

Blujam: Joder, Vada de verdad se esmeró en este edificio...

Clof: ¡!

Dinamita Sombría trató de acertar un potente puñetazo a Clof en la cara, aunque consiguiese esquivarlo por suerte.

Clof: Dios... qué justo.

Karo: DESGRACIADO.

CROC

Ese ruido alertó a los tres presentes, una de las columnas que aún se mantenían en pie, acabó derrumbándose, tras ella, cayó un cascote del techo, y luego otro, y otro, y otro...

Clof: ¡POR FIN!

Karo: ¿Qué...?

Clof: ¡JA, JA, HA COSTADO, PERO EL RESULTADO ES GENIAL!

Karo: ¡¡¡HAS SIDO TÚ!!!

Blujam: Nosotros eh.

Karo: ¡ME HAS HECHO DESTRUIR LA MANSIÓN DE MI AMADA CAPITANA!

Clof: No... te enfades, solo era un pequeño fav...

Blujam: ¡Luego se lo cuentas!

Blujam pasó al lado de Clof agarrándolo y alejándole de Karo.

Blujam: ¡Ahora toca procurar no morir por el derrumbamiento!

Clof: Ah... ya decía que me olvidaba de algo.

Karo: Putos desgraciados.

La Maceta comenzó a acelerar el crecimiento de la semilla que tenía en la mano, creando una corteza de árbol que comenzaba a redondear a los dos piratas para protegerles, mientras, el bumian trataba de escapar por las escaleras.

Karo: Menos mal que la señora escapó antes...

Blujam: ¡¿QUÉ?!

Clof: ¡¿NO ESTABA DENTRO DEL EDIFICIO?!

Tras las palabras del hombre, la corteza terminó de cerrarse creando un escudo esfera con los dos piratas dentro, para endurecerlo, El Feo lo recubrió con su haki.

Mientras, en la parte de arriba, Theodhelm y Vada se habían percatado de la situación.

Vada: Je, les ha costado, aunque con razón, el edificio lo diseñé yo.

Theodhelm: ¿El tema del derrumbamiento qué?, no lo habíamos pensado.

Vada: Hombre, siendo tú un logia no debería de hacerte daño, y mi cuerpo es prácticamente todo de acero, si lo recubro con haki esto no es nada para mí.

Bryt: Desgraciados...

Theodhelm : ¿Cómo?

Bryt: ¡OSÁIS MANCILLAR EL HOGAR DE SU SEÑORA, EALSA ROYE!

Theodhelm: Van a empezar otra vez con el rollo.

Vada: No tiene tiempo, esto se viene abajo.

Bryt: ¡¡¡MORID!!!

El Anestesista se lanzó contra sus dos contrincantes maza en mano para tratar de acabar con sus vidas, pero en el momento que trató de golpear a Theod, este esquivó el golpe transformándose en un reguero de sangre, después de esto, el edificio se vino abajo completamente.

Ligeramente lejos de ahí, Ealsa regresaba con Kim y su correa en la mano, pero al ver lo que le estaba sucediendo a su residencia, cesó sus pasos para pensar sobre la situación mientras observaba.

Ealsa: Joder... qué pesados son...

Kim: ¡AMA, S... SU MANSIÓN!

Ealsa: Kim, sepárate de mí.

Kim: ¿C... cómo?

Ealsa: Estás asustada, pero no es momento para eso, me da igual, ve a buscar un sitio, escóndete y ata tu correa a algo.

Kim: Pero...

Ealsa: ¡NO PROTESTES!

Kim: ¡Sí, señora!

Y así, Sombra se alejó del lugar en busca de un refugio temporal mientras La Recordadora observaba su anterior residencia, comenzando a fruncir el ceño.

Ealsa: Buen trabajo, plebeyos, ¿es lo que buscábais, enfadarme?

Comenzando después a caminar hacia el lugar del incidente.

Ealsa: Lo habéis conseguido.

En el lugar del derrumbamiento, Vada seguía de pie totalmente recubierto de haki, lo único que se podía apreciar eran unas pocas abolladuras en su cuerpo al estar hecho completamente de metal.

Vada: ¡Eh, ¿todos bien?!

???: Aún vivo.

Del suelo, como una figura de sangre, apareció Theodhelm en buen estado.

Vada: Buen trabajo.

Theodhelm: No sé hacer un mal trabajo, ¡Clof, Blujam, ¿estáis?!

???: ¡Estamos!

De la esfera de corteza, comenzó a abrirse revelando en su interior a Clof y Blujam, con las heridas de la batalla anterior, pero nada más.

Theodhelm: Estás vivo, ¿podrías decirme a santo de qué ha venido lo de antes?

Clof: Oh, te vas a reír.

Blujam: No ha sido gracioso, vuestra compañera casi nos la lía.

Theodhelm: ¿Eh?

???: Como os odio...

Piratas: ¡!

Los presentes se dieron la vuelta tras escuchar estas palabras, todos adoptando una posición de combate, la qe hablaba no era otra que Ealsa, que había llegado al lugar.

Vada: Recordadora...

Theodhelm: Tú.

Ealsa: Esto ya no es cuestión de quereros de esclavos... os odio demasiado como para estar cerca de vosotros demasiado tiempo más...

De entre los escombros, Bryt no parecía haber recibido demasiado daño, así que se levantaba mientras se apoyaba con el garrote.

Bryt: ¡M... MI SEÑORA, CUIDADO, NO SE ACERQUE, NOSOTROS NOS...!

Ealsa: ¡CÁLLATE, ESTOY JODIDAMENTE DECEPCIONADA Y CABREADA CON TODOS, TANTO CON ELLOS COMO CON VOSOTROS!

Bryt: ... lo siento...

Clof: Entonces...

Blujam: Je, no le veía con los huevos suficientes como para querer luchar ella.

Ealsa: Al final, si quieres algo bien hecho...

La Recordadora se quitó el broche de oro de su tripulación.

Ealsa: Tienes que hacerlo tú.

Capítulo 319: Lo recuerdo...

Venjen estaba atrapado, no podía salir de ese montón de piedras que tenía encima, por mucho que forcejease no salía, tenía suerte de que no muchos enemigos pasasen por ahí, y los que pasaban estaban demasiado ocupados luchando por su vida, en el último momento, el capitán pirata se acordó de alguien que tenía cerca.

Venjen: ¡EH, CYN, ¿ESTÁS BIEN?!

Cyn: ¡Pío!

Aunque tenía algunas heridas en el cuerpo, parece ser que el pájaro sobrevivió al derrumbamiento, para recibir una orden de su capitán inmediatamente después.

Venjen: ¡Con todo este barullo es probable que los nuestros hayan llegado ya, vete, busca a alguien de la tripulación y guíale hasta aquí!

Cyn: ¡Pío pío!

El pájaro salió volando en busca de algún compañero que pudiese ayudar a su capitán, tras un buen rato de vuelo, encontró a uno que iba por buen camino, cayendo inmediatamente encima suya dándole con el pico en la calva.

Jolwuf: ¡Agh!, ¿quién ha...?

Cyn: ¡Pío!

Jolwuf: Ah, pájaro, estás aquí, no te había...

Cyn: ¡Pío pío pío pío pío pío pío pío pío pío pío pío pío pío!

Jolwuf: Sé que piensas que te entiendo, pero no.

Cyn: *Grué*

El ave dejó de comunicarse con el anciano para acabar cogiéndole la barba con el pico, tirando de ella.

Jolwuf: ¡Eh, no tires que duele, lo he pillado, voy!

Cyn: ¡Pío!

El decano de la tripulación pareció comprender el mensaje del ave, comenzando este a seguirle mientras Cyn se dirigía a toda velocidad hacia Venjen.

Mientras tanto, Ealsa parecía estar dispuesta a acabar con todo lo que se pusiese en su camino, tal era la atmósfera que incluso el cielo se había tapado con nubes grises, aún con el ambiente que había, el grupo aún se preguntaba qué intentaba hacer con el broche.

Clof: Lo que aún no pillo es lo del broche...

Theodhelm: Vada, ¿seguro que no le hiciste ningún arma más?

Vada: Pues... estoy pensando, pero... ¡MIERDA!

Blujam: ¿Qué?

Vada: ¡HAY QUE QUITARLE ESO AHORA MISMO!

Ealsa: ¿De verdad esas van a ser tus últimas palabras?

El Volcán de Acero se lanzó mientras imbuía su brazo de metal en haki, preparado para dar un fuerte puñetazo a La Recordadora.

Ealsa: Un final lamentable para un ser lamentable.

Tras estas palabras, la capitana pirata se acopló el broche en el cinturón, comenzando a liberar una especie de humo rosa alrededor de ella, seguido de una pasta que comenzaba a recorrer todo su cuerpo, durante el proceso, La Recordadora agarró las gafas que llevaba puestas para lanzarlas al suelo, Vada no se acercó mucho más, tratando de frenar su trayectoria con el talón de los pies sobre el suelo.

Theodhelm: ¡Vada, ¿qué haces?!

Vada: Esto es malo... es jodidamente malo...

Theodhelm: ¡¿Pero qué pasa, qué eso que está haciendo?!

Vada: Deberíamos de ir poniéndonos en guardia...

Theodhelm: Pero... ¿sabes ya qué es lo que ha hecho?

Finalmente, la humareda se disipó revelando a Ealsa de nuevo, esta respondió y terminó de prepararse creando unas nuevas gafas con su poder, pero estas de lente rosada, poniéndoselas posteriormente.

Vada: Sí... recuerdo haber trabajado en ello...

Ealsa traje de poder

Blujam: Mierda... he oído hablar de esos trajes.

Clof: Dicen que solamente mantenerte de pie contra una persona que lleve uno ya es un gran logro...

Theodhelm: Deberíamos tener cuidado, estamos heridos por el derrumbamiento y no contábamos con esto...

Vada: Ya da igual el plan... hay que centrarse en mantenernos con vida...

Ealsa: Bueno... podéis tratarme de benevolente, pues os cederé una última voluntad...

Piratas: ...

Ealsa: ¿Primer aspirante a cadáver?

Los piratas no se demoraron mucho en pensar una estrategia: uno para todos y todos para uno, los presentes se lanzaron contra La Recordadora preparando sus siguientes ataques.

Ealsa: Lo suponía, pero bueno, tampoco sé qué esperaba de unas ratas callejeras.

Mientras tanto, entre los escombros, Bryt observaba la escena de los cuatro piratas lanzándose a por su capitana.

Bryt: Ama Ealsa... es usted sin duda la persona más asombrosa que he conocido... sin duda un ejemplo de superación y severidad, mis dos cualidades favoritas de usted... no me arrepiento de servirle en este momento, al igual que no me arrepiento de estár sirviéndole desde su nacimiento...

Capítulo 320: ¿Qué opinas?

Hace 18 años...

Existe una isla en el Mar del Oeste, una isla residencial donde apenas se huele o ve delincuencia, un lugas maravilloso para vivir con tu familia mientras disfrutas de la vida, estas cualidades hacen que sean un lugar ideal para residir en él; aunque estas cualidades hacen que el poder adquisitivo de los habitantes sea bastante alto, provocando que muchos de ellos pertenezcan a la nobleza.

En una mansión en dicha isla, reside una familia de nobles reconocida en toda la isla, su inteligencia es su cualidad más notable, debido a este hecho, la hija pequeña de la familia sufre largas sesiones de estudio, pero tiene la suerte de poder compartir este periodo del día con sus padres, quienes también se esfuerzan por expandir su mente.

En este momento del día, la pequeña de la casa se dedica a hacer sus tareas mientras sus padres leen libros en la biblioteca de la casa.

Ealsa: ¡Papá, ya he terminado!

Alexandrio: Buen trabajo, Ealsi, vamos a ver qué tal están...

El padre se dirigió hacia el escritorio donde estaba su hija para observar las tareas que debía terminar durante ese día.

Alexandrio: Hmm... en general están decentes, pero la letra un poco regulín, ¿no?

Milonia: Cielo, no le presiones, al fin y al cabo tiene aún 7 años, ya mejorará con el tiempo.

Alexandrio: Sí, pero es una Roye, y ya sabes lo que eso significa.

Milonia: Ya, debemos ser lo mejor de lo mejor.

Alexandrio: Bueno... como te has esforzado esta ve te lo dejo pasar, pero intenta hacerlo mejor mañana.

Ealsa: Vale papá... ¿puedo ir a mi cuarto?

Alexandrio: *Suspiro* Vale... pero no hagas ninguna trastada por el camino, ¿de acuerdo?

Ealsa: De acuerdo papá.

La pequeña heredera de la familia Roye se dirigió hacia su dormitorio cruzándose por el camino con el mayordomo de la casa, un hombre grande y robusto de piel morena que llevaba una bandeja con tres tazas y una tetera hacia la biblioteca.

Bryt: Señorita Ealsa, ¿a dónde se dirije?

  • [ Bryt, mayordomo de la familia Roye ]

Ealsa: Voy a mi cuarto un ratito.

Bryt: ¿No desea quedarse en la biblioteca con los señores para...?

Pero antes de que terminase, la niña ya se había ido hasta su habitación, dejando al mayordomo atrás; en vista de la situación, Bryt se dirigió hacia donde estaban sus señores, tocando a la puerta tres veces antes de entrar.

Bryt: Con permiso.

Milonia: Ah, hola Bryt, gracias por el té.

Bryt: No es nada, mi señora, pero este ha salido especialmente bueno, me gustaría su permiso para poder llevárselo a la señorita Ealsa a su habitación.

Milonia: Desde luego, pero que no se lo tome en la cama.

Alexandrio: Y échale un vistazo, es una niña muy curiosa y eso puede traerle problemas, que no haga nada fuera de lugar.

Bryt: Como desee, señor.

El mayordomo, tras dejar las dos tazas en una mesita del lugar, se dirigió con el té restante hacia la habitación de la pequeña, la cuál se encontraba en su cama leyendo un libro.

Bryt: Buenas tardes, señorita Ealsa., ¿desea una taza de té?

Ealsa: ¡Buenas tardes, Bryt!, sí, déjala en la mesa y ahora voy.

Bryt: Como desee.

Ealsa: Oye Bryt...

Bryt: ¿Desea algo, señorita?

Ealsa: ¿Qué piensas de los piratas?

Capítulo 321: Mi gran noche

Bryt: Evidentemente son malvados, seres despiadados que se dedican a hacer lo que quieren sin...

Ealsa: ¡Exacto, hacen lo que quieren!, ¿no es eso genial?

Bryt: Pues... pienso que la libertad es buena, pero la libertad de las personas termina donde empieza la de los demás, ¿no cree?

Ealsa: ¿Entonces qué me dices de los nobles mundiales?

Bryt: ¡Señorita!

Ealsa: O de algunos nobles, como papá, que no tiene esclavos porque no quiere.

Bryt: ¡Porque su padre es un hombre justo que respeta a los demás!

Ealsa: Es una forma de verlo, supongo...

Bryt: ¿Una forma de verlo?

Ealsa: Nada, nada, luego iré un ratito a la biblioteca.

Bryt: Bueno... si lo desea, puedo traerle yo el libro que quiera.

Ealsa: No, tranquilo, gracias igualmente.

Bryt: A sus pies.

Y así, el mayordomo abandonó la habitación dejando a la pequeña Ealsa con su té mientras reflexionaba sobre la conversación.

Ealsa: Papá dice que el mundo es de los inteligentes... y no parece que los nobles mundiales lo sean mucho... así que sus esclavos lo deberían ser menos...

En ese momento, la niña pareció tener una revelación.

Ealsa: Entonces... si nosotros somos más inteligentes que ellos, ¿los nobles mundiales no deberían ser nuestros esclavos?

Una vez caída la noche, la pequeña se levantó mientras sus padres y el servicio dormía y se dirigió hacia la biblioteca de la casa, y mientras alumbraba con una vela, buscaba entre los libros uno en concreto.

Ealsa: Vale... a ver por dónde está... ¡aquí!

La joven noble ya pareció encontrar el libro que buscaba, llevándoselo a su habitación y comenzando a leerlo, en el libro se podían apreciar dibujos de frutas extrañas, con espirales y formas bizarras.

Elsa: A ver... ser elástico... una mesa de operaciones... hacer cables... dibujar... ¡esta, esta me gusta!

Efectivamente, la chiquilla leía una enciclopedia de frutas del diablo, llegando a interesarse por una con forma de nube blanca y tallo marrón, antes de que alguien la viese, fue de nuevo a la biblioteca y dejó el libro donde estaba, pero ignoró que, al regresar de nuevo a su habitación, Bryt se había levantado al escuchar un ruido extraño, pudiendo observar el mayordomo como Ealsa salía de la biblioteca y volvía a su habitación sin el libro; intrigado, este entró a la sala en busca de algo extraño.

Bryt: Este libro... está al revés.

La niña no se dio cuenta en que había colocado la enciclopedia al revés, llamando la atención del mayordomo, haciendo que este lo coja y compruebe su contenido.

Bryt: ¿Frutas del diablo, hablaría en serio con eso de los piratas?

El hombre, preocupado aún, agitó la cabeza mientras enderezaba el libro y lo dejaba en su lugar.

Bryt: No... es demasiado pequeña... probablemente solo sea curiosidad.

Y así, este regresó a su habitación, volviendo a dormir y pasando el resto de los días sirviendo a la familia Roye...

10 años después, en la misma mansión...

El tiempo pasó sin demasiada diferencia para la familia, la joven Ealsa se convirtió en una mujer de 17 años, la chica no había dejado sus estudios, mostrándole todos los ensayos y demás que escribía a sus padres cada día.

Ealsa: Papá, mamá, venid a ver qué os parece este.

Alexandrio: Voy, cielo.

Los padres comenzaron a leer el ensayo de la joven noble, quedando ambos maravillados con lo que leían, aunque el contenido político que tenía escrito era polémico, ninguno de los dos podía negar que era algo realmente asombroso.

Alexandrio: ¡Es genial, cariño!

Milonia: Desde luego solo tú podías hacer algo tan maravilloso, estoy orgullosísima de ti, hija.

Ealsa: Sí... muchas gracias, si me disculpáis, necesito ir a mi habitación un momento.

La mujer se dio la vuelta y salió de la habitación para dirigirse a la suya, tras ella, Bryt entró al lugar donde estaban la matriarca y el patriarca.

Bryt: ¿Todo bien con la señorita Ealsa, señores?

Alexandrio: Sí, se nota lo mucho que se ha esforzado y...

Milonia: Está bien, pero dudo que podamos enseñarle algo más...

Alexandrio: Tienes razón, cariño... creo que esta isla se le ha hecho pequeña...

Bryt: ¡No deberían decir eso, señores, ustedes son unas auténticas eminencias!

Milonia: Gracias Bryt, pero comprenderás que comparados con Ealsa no somos para tanto.

Alexandrio: Esa chiquilla no solo es inteligente, es ambiciosa, hay que motivar esa faceta suya y que emprenda su viaje.

Milonia: Estoy de acuerdo, quién sabe qué podría lñegar a ser nuestra querida hija.

Mientras tanto, Ealsa estaba en su cuarto mirando por la ventana mientras miraba carteles de "Se Busca" que venían con el periódico.

Ealsa: Esta noche será el gran momento...

Capítulo 322: Cualquier cosa

La noble se encontraba en su habitación mirando por la ventana unos niños que corrían y jugaban por la calle mientras tomaba una taza de café, Bryt también estaba en la habitación.

Bryt: ¿Se encuentra bien, señorita?

Ealsa: Perfectamente, ¿por qué lo preguntas?

Bryt: No lo sé, disculpe mi insolencia pero me dio la impresión de que envidiaba la libertad de esos pequeños, a fin de cuentas usted ha pasado casi toda su vida estudiando.

Ealsa: No te cortas un pelo, ¿eh?

Bryt: ¡Disculpe, no quería...!

Ealsa: Tranquilo, estudiaba por decisión propia, no es como si me hubiesen obligado, así que... respondiendo a tu pregunta, no, no les envidio.

Bryt: Oh, ya veo.

Ealsa: De hecho, me parece que están desperdiciando su vida...

Bryt: ¿Cómo?

Ealsa: No es nada, Bryt, una pregunta...

Bryt: Dígame, señorita.

Ealsa: ¿Tú me eres leal?

Bryt: ¿Qué dice?, ¡desde luego que sí!

Ealsa: ¿Mucho?

Bryt: ¡Todo lo que puedo!

Ealsa: ¿Estarías dispuesto a hacer CUALQUIER COSA por mí?

Bryt: P... pues supongo que sí...

Ealsa: ¿Supones?

Bryt: ¡Sí, sí que lo soy!

Ealsa: Bryt... tengo algo planeado, algo grande y que por fin pondrá este mundo y a mí en el lugar que nos corresponde.

Bryt: Eso... es... bueno, es usted muy ambiciosa, rasgo del que sus padres siempre se han..

Ealsa: Mis padres no deben enterarse de ello.

Bryt: ¿Y... eso?

Ealsa: Mis padres no tienen la visión que tengo yo sobre todo este tema... y es un problema, porque probablemente necesite su colaboración...

Bryt: Si lo que usted desea cree que puede ser tan beneficioso, igual podría tratar de convencer a los señores.

Ealsa: Muchas gracias... pero tranquilo, de eso me encargaré yo, puedes retirarte.

Bryt: Como desee.

El mayordomo dejó la habitación de la muchacha para dirigirse de nuevo con los señores de la casa, que estaban leyendo libros al fuego de la chimenea.

Bryt: Señores.

Milondria: Buenas Bryt, ¿qué tal con Ealsa?

Bryt: Está bien... hemos hablado sobre sus planes de futuro.

Alexandrio: Eso es bueno, es una buena mujer, llegará a dónde ella quiera.

Bryt: Sí, estoy seguro... señores... si no es demasiado impertinente...

Milondria: ¿Sí?

Bryt: Estoy seguro de que ustedes apoyarán a su hija en lo que desee hacer... ¿verdad?

Milondri: ¿Qué pregunta es esa?, por supuesto que sí.

Bryt: Pero, ¿en cualquier cosa, aunque eso pueda significar...?

Alexandrio: ¡Bryt, basta!

Bryt: ¡D... disculpe, señor!

Alexadrio: ¡Como padres de la eminencia que es Ealsa tenemos la obligación de apoyarla en cualquier cosa que desee hacer con su vida, incluso si luego solo quiere irse por el mundo viajando sin hacer nada, nosotros como sus padres le apoyaremos y ayudaremos aunque eso signifique nuestra muerte!

Bryt: Eso es conmovedor, señor, le pido disculpas.

Alexandrio: No pasa nada, Bryt, gracias igualmente por preocuparte por Ealsa tanto.

El día transcurrió sin demasiados problemas hasta que la noche tiñó el cielo de negro, estando únicamente alumbrada con la luna, la más joven de la casa se cubrió con una capa para evitar miradas que puedan traer problemas consigo para luego salir a la calle sin llamar la atención de sus padres.

Ealsa: *Susurrando* A ver... tres calles más allá en un callejón, más les vale haber venido.

La chica recorrió las calles de la ciudad cubierta con la capa y con algo en las manos que se asemejaba a una saca con dinero dentro, tras un rato corriendo, llegó a un callejón sin salida.

Ealsa: Bien... deberían de estar por...

???: ¡Eh, tú!

La joven se sobresaltó al escuchar una voz cerca de su posición.

Ealsa: Ah, es un pirata.

Pirata: ¿Como que "ah, es un pirata?, eres demasiado joven para salir de noche sola... ¿no?

El hombre no parecía estar solo, algunos compañeros estaban con él, al no atacarse, parecían ser todos de la misma tripulación.

Pirata 2: Encima es joven, y está buena, ¿eh?

Ealsa: Tsch, repugnante.

Pirata 2: ¡¿Qué has dicho, so zorra?!

El pirata trató de atacar a esta con su sable, la noble no se inmutó, se limitó a quedarse en el sitio hasta que la acción del hombre fue parada por otra voz.

???: ¡Quieto, imbécil, es la persona que estábamos esperando!

Pirata 2: ¿Eh, qué dice, capitán?

Pirata: Nos dijo que debíamos esperar a una mujer temible y con poder como para gobernar el mundo.

Ealsa: ¿Temible?

???: Lo sé... y no os niego que de momento mucho poder no parece tener...

El hombre dejó verse, revelando una figura musculosa con camiseta y una corbata, además de portar un pequeño saco con algo dentro.

Rasputi: Pero podéis estar seguros de que esta mujer nos llevará a nuestra mayor era de oro...

  • [ La Carroña Indomable, Rasputi, capitán de los Piratas de Rasputi. Recompensa: Berrysymbol 25.000.000 ]

Capítulo 323: "Voluntario"

Ealsa: No me gusta que un plebeyo se dirija a mí como "esta mujer"

Rasputi: Tiene razón, disculpe su excelencia.

Ealsa: Ya, bueno, ¿lo tienes?

Rasputi: La duda ofende.

El hombre abrió la bolsa que llevaba consigo, revelando dentro una extraña fruta, era blanca y tenía el talló de color marrón, además de una apariencia de nube acompañada de varios remolinos.

Ealsa: Eso es lo que quería ver.

Pirata: ¡Capitán, esa es la fruta del diablo que encontramos!

Rasputi: Sep, ¿y?

Pirata: ¡¿Qué haces vendiéndosela a esta señora?, podrías quedártela tú!

Rasputi: Tsch, tú cállate, eres un novato no sabes leer a las personas.

Pirata: ¿Qué dice?

Pirata 2: Se le ha ido la pelota.

La noble lanzó una saca llena de berries hacia Rasputi, quién, tras contar el dinero, entregó la fruta a la noble, procediendo esta a observarla.

Rasputi: No está envenenada.

Ealsa: Ya, verás, no tengo demasiada intención de fiarme de un pirata.

Rasputi: Tsch, ya...

Ealsa: Bueno, parece que está bien.

Rasputi: Pues claro, en los negocios con la nobleza, debo tener en cuenta hasta el último detalle.

Ealsa: Es de agradecer.

La noble procedió a dar un mordisco a la fruta, sin embargo, un fuerte grito puso en guardia a la mujer y los piratas de alrededor.

???: ¡MI SEÑORA!

Pirata: ¡¿Quién...?!

Ealsa: Oh...

Bryt apareció en la escena armado con una especie de pilar de hierro golpeando a unos cuantos piratas en el camino apartándolos a un lado.

Ealsa: Bryt...

Bryt: ¡Mi señora, póngase detrás de mí!

Rasputi: ¿Quién es, tu novio?

Bryt: ¡Cállate, pirata, no sé qué se te habrá perdido por aquí pero no es tu lugar!

Ealsa: Bryt.

Bryt: Mi señora, tenga cuidado con eso que tiene en las manos, se trata de una fruta de...

Ealsa: BRYT.

Bryt: ...

Ealsa: Sé lo que es, y sé quién es, hablé con él en secreto hace unos años.

Bryt: ¿C... cómo...?

Ealsa: Yo le pagué para que encontrase esta fruta del diablo para mí.

Bryt: P... pero señora, ¿por qué querría usted tener una fruta del diablo?

Ealsa: Bryt... te hablé de mi propósito de cambiar el mundo, pero eso no se hace solo con inteligencia... necesito poder.

Bryt: ¿Poder?

Ealsa: El mundo no me va a poner nunca en el lugar que me merezco, eso lo tengo claro, por eso pienso forzarlo, y si para ello tengo que salirme de lo que el mundo considera como "honrado", pienso hacerlo.

Bryt: Mi... señora... ¿qué está...?

Ealsa: Rasputi.

Rasputi: Sí, señora... cuando nosotros estuvimos acordando las claúsulas de la compra-venta de la fruta del diablo, puede que acordasemos algo más... ¿no es así, capitana?

Bryt: ¡¿CAPITANA?!

Ealsa: Exactamente, ahora, si me disculpas...

Bryt: ¡SEÑORITA EALSA!

La mujer terminó por dar un mordisco a la fruta del diablo, tragando para luego poner una cara de asco que le obligó a lanzar la fruta contra el suelo pisándola después.

Ealsa: Dios... repugnante.

Bryt: Se... ñorita... esto tendrá que explicármelo porque...

Ealsa: Sí, sí...

Rasputi: Bueno, ¿quieres hacer una prueba?

La recién usuaria de fruta del diablo probó el poder de su fruta creando una especie de daga, que comenzó a inspeccionar.

Ealsa: De momento funciona bien... parece que es la que te pedí.

Rasputi: ¿Qué esperaba de su subordinado?

Ealsa: Je... bueno, un voluntario.

Piratas: ¿Voluntario?

Ealsa: Si nadie quiere...

La mujer dirigió la vista hacia uno de los piratas que había en la escena, uno de aspecto no demasiado musculoso pero sobre la media, el ex-capitán Rasputi se dió cuenta de a quién estaba mirando su actual superior.

Ealsa: ... elegiré yo, inmovilízalo.

Rasputi: A sus órdenes.

Pirata: ¿Eh?

Rasputi se lanzó contra su subordinado agarrándolo e inmovilizándolo por detrás, para luego ver como Ealsa se acercaba caminando a él.

Pirata: ¡Eh, tú, ¿qué te crees que haces?!

Ealsa: Tú cállate, será rápido.

La joven apoyó su mano sobre la cabeza del pirata mientras este aún seguía gritando y agitándose.

Pirata: ¡Tú, fuera de mi vista!

Ealsa: Estate quieto...

Pirata: ¡Si crees que voy a ceder, lo llevas cla...!

Ealsa: Sh... tranquilo...

Pirata: ...

Ealsa: Ya está... ¿verdad que te sientes muy a gusto?

Pirata: Estoy... encantado... mi ama.

Capítulo 324: Los Piratas del Deseo

Pirata 2: T-tío, ¿qué dices?

Pirata 3: ¡Esa bruja le ha hecho algo!

Bryt: ¡¿BRUJA?!

Rasputi:Tranquis tíos, solo le ha lavado el cerebro.

Pirata 2: Y lo dice como si nada...

Ealsa: No me gusta la expresión de "lavar el cerebro", prefiero "reeducar".

Rasputi: Como prefiera, capitana, ahora, usted dirá.

Ealsa: Aún me queda algo por hacer en esta isla... pero es algo delicado, y no estoy segura de que Bryt vaya a cooperar...

Bryt: ¿P... por qué no iba a...?

Ealsa: Bryt, voy a repetírtelo, ¿me eres fiel?

Bryt: ¡Desde luego?

Ealsa: ¿Eres fiel a mí o a mis padres?

Bryt: ¿Eh?

Ealsa: Bryt... el mundo es injusto, mi padre y madre opinan igual, la vida nunca nos pondrá en el lugar que nos merecemos, voy a forzar a que eso pase, y sinceramente, me da igual sobre quién tenga que pasar para estar en la cima, el único sitio en el que debo estar...

Bryt: Señorita...

Ealsa: ... pero ellos no tienen el mismo pensamiento, mira a este desgraciado.

Pirata: Mi... ama...

Ealsa: Él ahora es mi esclavo, mi herramienta, mi juguete, es algo que debo utilizar para llegar hasta ese lugar, por que es su deber, aquel que no merece estar arriba debe servir como peldaño para ser pisoteado y usado para que la gente como yo podamos lograrlo.

Bryt: Mi señora... no sé si debería de estar de acuerdo con...

Ealsa: Silencio, mi padre y madre son un obstáculo.

Bryt: ¡¿CÓMO?!

Ealsa: Su pensamiento no es así, piensan que el más inteligente está para ayudar y beneficiar a aquel que no lo es o no puede serlo, es estúpido... por eso... no puedo dejar que se entrometan en mi camino, deben irse.

Bryt: ¡NO, ESO SÍ QUE NO LO PUEDO PERMIT...!

Ealsa: Te escuché hablar con mi padre, tuvisteis una pequeña discusión...

Bryt: ¡PERO...!

Ealsa: Sus palabras exactas fueron "le apoyaremos y ayudaremos aunque eso signifique nuestra muerte", ¿no?

Bryt: Pero... no se referiría a...

Ealsa: Ah, ¿vas a desobedecer la última voluntad de papá?

Bryt: Yo...

Ealsa: Serías un ser realmente despreciable... alguein sin duda indigno de haber estado con la prestigiosa familia Roye...

Bryt: ...

Ealsa: Muy bien... última oportunidad.

Rasputi: (Joder... qué bien habla... igual no es tan tontería que sea la capitana...)

Bryt: D... de acuerdo, mi señora... estaré con usted...

Ealsa: Me alegra que haya entrado en razón.

Rasputi: Vale, vale, entonces... ¿tenemos que cargarnos a esos tipos?

Bryt: ¡!

Ealsa: Se nota que eres un sucio pirata, esto debes dejárselo a los que sean mejores que tú.

Rasputi: Entonces... ¿lo harás tú?

Ealsa: Primero, me hablas de "usted", segundo, no soy tan rastrera como vosotros, una diosa no se mancha las manos... serán ellos mismos.

Rasputi: ¿Eh?

Mientras los padres de la noble aún estaban durmiendo, la tripulación entera consiguió entrar a la mansión con la ayuda de su nueva capitana, no sin antes hacer una "reeducación" a todos ellos, todos acabaron entrando en el dormitorio donde Milondria y Alexandrio dormían, su hija se subió a la cama de rodillas y les despertó suavemente.

Ealsa: Arriba...

Alexandrio: ¿E... Ealsa..?, es muy tar... ¡!

Milondria: ¿QUIENES SON...?

Rasputi: Hey.

Ealsa: Son unos amigos, pero tranquilos, pronto se acabará, vuestro sufrimiento y el de todo el mundo.

La mujer puso cada una de sus manos en las frentes de sus progenitores.

Alexandrio: Bryt... ¿qué sign...?

Bryt: Lo siento, mi señor... pero... creo que es lo que usted querría...

Ealsa: Shhh... 

Milondria: ...

Alexandrio: ...

Ealsa: Bien... ahora... cumpliréis ya primera y única orden que tengo para vosotros...

Milondria y Alexandrio: ...

Ealsa: Vais a ir al tejado de la casa... y os tiráis, de cabeza y asegurándoos de fallecer como resultado... ¿bien?

Milondria y Alexandrio: Sí... mi ama...

Y así, los piratas salieron al jardín de la mansión para contemplar la escena, tanto Alexandrio como Milondria estaban en lo más alto de su casa agarrados de la mano, mirando al horizonte mientras ambos sonreían.

Alexandrio: Una sola orden...

Milondria: A mí también me gustaría recibir más...

Alexandrio: Pero si ella es feliz, nosotros somos felices.

Milondria: ¡Ama Ealsa!

La recién capitana pirata observó hacia sus padres mientras se acercaban poco a poco al precipicio.

Alexandrio y Milondria: ¡Por ti!

Con estas como últimas palabras, el matrimonio cayó del tejado de su casa de cabeza, acabando los dos en el suelo creando un charco de sangre alrededor de sus cabezas, su falta de pulso y respiración indicaban su fallecimiento, provocando lágrimas en su mayordomo y en muy menor medida en su hija, quién también esbozaba una pequeña sonrisa.

Bryt: *Llorando* S... señores... perdónenme... por favor...

Ealsa: Bueno... un sacrificio es un sacrificio...

Rasputi: Pues una cosa más que nos quitamos de encima... ahora qué.

Ealsa: Ah, sí, se me olvidaba.

La capitana se dio la vuelta señalando a Rasputi.

Ealsa: Capturadle.

Rasputi: ¡¿EH?!

Todos los piratas, que habían sido reeducados, se juntaron para inmovilizar a su anterior capitán, dejándole contra el suelo.

Rasputi: ¡¿QUÉ TE CREES QUE HACES?, YO TE HE DADO ESE PODER!

Ealsa: No me gusta tenerte conmigo, eres demasiado zafio, ruín, sucio... y muchas cosas malas más.

Rasputi: Desgraciada...

Ealsa: Supongo que podría venderte como esclavo, eres un hombre joven, no estás mal de precio.

Rasputi: ¡N-NO PUEDES HACERME ESTO, YO SOY EL CAPI...!

Ealsa: Eras el capitán, ahora todos estos juguetes son míos, no patalees como un niño, los "Piratas de Rasputi" ya no existen...

Rasputi: ... hija de...

Ealsa: Y ya que viven por mí y por mi ambición... serán los "Piratas del Deseo".

Capítulo 325: No te va a gustar

Vada: ¡PUÑOS FUERA!

El Volcán de Acero disparó el puño de su brazo biónico, saliendo este propulsado por una estela de fuego que dejaba tras de sí, el ataque tenía como objetivo la cara de Ealsa, sin embargo, sin demasiado esfuerzo, La Recordadora se hizo a un lado esquivando esto para luego agarrarlo con su brazo derecho.

Vada: Debía suponerlo... joder...

Ealsa: Podrías haberte quedado quieto en tu lugar, Vada, habrías llevado una buena vida.

Vada: LITTLE BUSTER CALL.

El cíborg activó varios cañones que tenía por su cuerpo, comenzando estos a disparar contra la capitana pirata enemiga, creando una profunda niebla con las balas que iban hacia ella y explotaban.

Theodhelm: ¿Le has...?

Pero como una exhalación, Ealsa apareció de entre la niebla directa hacia la cara de Vada, propiándole un fuerte puñetazo que lo lanzó lejos.

Theodhelm: ¡Vad...!

Ealsa: MISTRESS KICK.

Theodhelm: ¡!

Theod también recibió una patada que le lanzó unos metros, Ealsa aprovechó para lanzar de nuevo la mano de Vada contra él, impactándole en la cara.

Theodhelm: ¡GUNGNIR!

El carpintero logró detenerse a mitad gracias a los escombros que había en el lugar, para luego utilizar su poder creando unos brazos de sangre que se juntaron creando uno solo con una punta de lanza la cuál recubrió con haki, expandiendo luego esta contra Ealsa, quien consiguió detenerla recubriendo su mano con haki y agarrándola.

Theodhelm: Esto es... absurdo...

Vada: ¡DEMON'S JUDGEMENT!

El supernova lanzó a través de su boca una potente llamarada contra Ealsa, con la potencia del fuego, Theodhelm retiró su ataque, tras disiparse esto, La Recordadora estaba ahí de pie, sin rasguños siquiera.

Ealsa: No hay más ciego que el que no quiere ver.

Vada: ¡CÁLLATE, LITTLE BUSTER CALL!

Theodhelm: ¡BRIMSTONE!

Los dos piratas lanzaron sus respectivos ataques contra Ealsa, quién no pensaba quedarse quieta ante estas acciones y contratacaba creando diferentes cuchillos en el aire que luego se lanzaban contra el supernova y el carpintero y dando contundentes puñetazos y patadas.

Clof: Theod... Vada...

Blujam: Esto... es simplemente estúpido... no creo siquiera que pudiésemos hacer nada... tenemos que irnos y reunirnos para pensar algo...

Clof: ¡ESPERAD QUE V...!

Pero la capitana detuvo al ex-marine antes de que se lanzase.

Blujam: ¡¿No me has escuchado?, que no podemos, hay que buscar a todos y a Venjen, con suerte...!

Clof: ¡ESA ERA LA MISIÓN DE JOLWUF Y REDSU!

Blujam: Bueno, nunca está de más un empuj...

Clof: ¡SI HUYO AHORA, TODO MI SUEÑO DE SER UN HÉROE SE HABRÁ IDO A LA MIERDA!

Blujam: ¿Eh?

Clof: ¡Y TODOS LOS DESGRACIADOS DE LOS ALMIRANTES TENDRÍAN RAZÓN CUANDO ME LLAMARON "INÚTIL"!

La capitana acabó por agarrar a Clof y lanzándolo lo que pudo hacia la acción, aunqie no pudiese mucho, algo de camino había acortado, después, se puso a buscar entre los escombros.

Blujam: Semillas... semillas... joder... que asco de tripulación tiene Redsu...

Clof: ¡RANKYAKU!

Ealsa: Tsch...

Blujam: Qué convincentes son...

Así, mientras Clof se unía a la batalla con la esperanza de al menos retener a Ealsa, Blujam buscaba entre los escombros algo que le pudiese ayudar a utilizar mínimamente sus poderes.

Mientras tanto, Venjen continuaba forcejeando entre las piedras con la esperanza de salir, sin embargo, era en vano, la piedra marina no le permitía hacer mucho más esfuerzo.

Venjen: Mierda... ¡PÁJARO, VE...!

???: ¡PÍO!

Venjen: ¿Pájaro?

???: ¡VENJEN!

Venjen: ¡¿VIEJO?!

Corriendo, a un lado, Jolwuf venía corriendo junto a Cyn, esquivando los escombros y las personas que estaban luchando.

Venjen: ¡VIEJO!

Jolwuf: Joder... ya no sé ni cómo haces para estar vivo, pueden tirarte cinco Buster Call encima y te daría igual.

Venjen: Sí, bueno, eso da igual, quítame esto que tengo que partirle la boca a alguien.

Jolwuf: Espera, que...

El anciano probó a levantar las piedras con las manos, pero al ser un usuario de fruta del diablo, evidentemente no era suficiente.

Jolwuf: Agh...

Venjen: Piedra marina, ¿por qué te crees que estoy así?

Cyn: ¡Pío pío!

Jolwuf: Que sí, espera que igual con palanca...

Aún haciendo palanca con su alabarda, las rocas eran muy pesadas y tardaba bastante tiempo y esfuerzo en levantar solo una.

puru puru puru

Jolwuf: Joder... ahora llaman, ¿quién es?

Blujam: ¡Jolwuf, hay problemas!

Venjen: ¿Quién es?

Jolwuf: La hermana de la pelirroja, ¿qué pasa?

Blujam: Resulta que Ealsa va a ser más complicada de tumbar de lo que nos pensábamos, además de que hemos tenido unos problemillas y puede que el edificio no haya petado con ella dentro.

Jolwuf: ¡¿QUÉ?!

Blujam: Por eso... tú deberías tener el caracolófono que decíamos...

Jolwuf: Ya... veo por donde vas.

Blujam: Hemos conseguido instalar los altavoces por toda la isla, así que no debería de haber problema, así que directamente plan B.

Jolwuf: No le va a gustar a Venjen pero no queda otra, cambio y corto.

Venjen: ¿Que no me va a gustar qué?

El navegante cesó sus esfuerzos para dirigirse a su capitán con una mirada seria.

Jolwuf: Venjen, sé que hablaste de querer enfrentarte a esa mujer teniendo los dos plenitud de fuerzas y usando vuestros poderes como viéseis... pero no puedo dejarte hacerlo.

Venjen: ¿Eh?

Jolwuf: La Gafas es peor de lo que pensábamos y lo último que necesitamos es que unos imbéciles con el cerebro lavado estén dando vueltas por ahí, necesitamos aliados.

Venjen: ¿Qué cojones...?

Jolwuf: ¡Hemos instalado altavoces por toda la isla, así que si no eres tú el que pone final al yugo de esa señora, lo hago yo!

Venjen: Jolwuf, no...

Cyn: ¡Pío!

Pero el anciano no escuchó, salió corriendo de la escena buscando un lugar elevado mientras sacaba el caracolófono que serviría de micrófono para los altavoces.

Venjen: ¡JOLWUF, NO, ESPERA!

Cyn: ¡¡¡PÍO!!!

Pero los gritos no servían, el hombre seguía corriendo ignorándolos, para su edad era muy rápido, saliendo del campo de visión de su capitán con relativa facilidad.

Venjen: Joder... puto viejo.

Tras un pequeño rato, Redsu consiguió aparecer en la escena, aunque no se percató de la presencia de su capitán atascado bajo varias rocas.

Redsu: Bien... creo que le he despistado un...

Venjen: ¡REDSU!

Redsu: ¿Capi?, ¡CAPI!

Venjen: VALE, ESCÚCHAME, JOLWUF SE HA IDO POR AHÍ, TIENES QUE...

Redsu: Espera, espera, antes tendré que sac...

Venjen: NO, NO LO ENTIENDES, TIENES QUE IR, EL VIEJO PRETENDE ELIMINAR EL LAVADO DE CEREBRO DE LA TRIPULACIÓN DE LA GAFAS.

Redsu: Ya... Venjen, lo estuvimos hablando, y pensamos que...

Venjen: JODER, NO ES ESO, ES QUE AUNQUE LO HAGA, NO VA A FUNCIONAR.

Redsu: ¿Eh?

Venjen: De todos los miembros fuertes del harén de la Gafas... SOLO DOS ESTÁ CONTROLADOS.

Redsu: ¡¿EH?!

Capítulo 326: Un orgulloso guerrero

Redsu: ¿C... cómo que dos...?

Venjen: NO TENGO NI PUTA IDEA DE QUIÉNES SON, PERO NO VA A SERVIR DE NADA.

Redsu: Pero... son dos de los miembros de élite... eso quiere decir que los rasos están todos controlados.

Venjen: Supongo.

Redsu: Bueno, son un montón igual todos juntos podrían ayudar, ¿no?

Venjen: Redsu.

Redsu: ¿Eh?

Venjen: Si apróximadamente quinientas hormigas comenzasen a picotear tu armadura, ¿crees que podrían llegar a conseguir romperla?

Redsu: ... estamos jodidos.

Venjen: MUY JODIDOS, ASÍ QUE VE A AVISARLE DE UNA PUTA VEZ.

Redsu: VOY, VOY.

La pirata comprendió que ese no era ni el momento ni el lugar para la charla que estaba teniendo, así que rápidamente partió en busca de su compañero, el cuál ya estaba comenzando a subir por una cuesta para posicionarse en un lugar elevado, aunque tenían varios caracolófonos escondidos por la isla, además de algunos piratas que lo llevaban consigo, el anciano pretendía que el mensaje llegase a recorrer toda la isla.

Jolwuf: Bien... creo... que por aquí podría estar bien...

Mientras tanto, había un pirata que había escuchado la conversación entre Jolwuf y Venjen, sin saber demasiado sobre qué hablaban, el hombre corrió hacia su capitana para informarle, la cuál se encontraba peleando contra Vada, Theodhelm y Clof.

Pirata: ¡¡¡MI SEÑORA!!!

Ealsa: ¿Eh, qué pasa?, estoy ocupada.

Pirata: Es que... igual debería saberlo, he escuchado al tipo enano de cabell largo hablando con un anciano.

Ealsa: ¡¿SIGUE VIVO?, INVOKE: WALL!

Un grueso muro emergió entre la mujer y sus atacantes, dándole un poco de tiempo para escuchar.

Ealsa: ¡¿POR QUÉ NO ME LO HABÍAS DICHO, IMBÉCIL?!

Pirata: ES QUE... BUENO, EL CASO ES QUE DECÍAN NO SE QUÉ DE PONER FIN A UN YUGO O ALGO.

Ealsa: Oh... no...

Era la primera vez en mucho tiempo que La Recordadora comenzaba a sudar, estaba comenzando a entrar en pánico mientras sus enemigos rompían por fin la muralla.

Theodhelm: ¡YA EST...!

Ealsa: ¡INVOKE: WALL!

Clof: ¡!

Otro muro se paró a los piratas de su objetivo, sin embargo, esta vez, Vada reaccionó rápido imbuyendo su brazo metálico en haki y destruyéndolo.

Vada: ¡NO PUEDES SEGUIR...!

Pero La Recordadora no estaba a través de la pared, había salido corriendo, pero aún a la vista de sus enemigos, por lo que estos procedieron a perseguirla.

Vada: ¡ESTÁ HUYENDO!

Theodhelm: ¡TRAS ELLA!

Clof: ¡BLUJAM, DATE PRISA!

Blujam: ¡SÍ, ESPERA!

La supernova apenas había encontrado una semilla entre los escombros, rápidamente se puso en marcha siguiendo a sus aliados, sin embargo, parece ser que algunos subordinados de Ealsa se habían levantado para perseguirle también.

Bryt: Mi señora... espere...

Karo: ...nosotros le protegeremos...

Jolwuf por su parte había alcanzado por fin un lugar elevado, algunos enemigos habían tratado de atacarle, pero habían sido derrotados fácilmente, quedando estos en el suelo inconscientes.

Jolwuf: Vale... Jolwuf, fiera, al lío...

Pirata: ¡TÚ, ENEMIGO!

Pirata: ¡BAJA, DESGRACIADO!

Jolwuf: Sin miedo... ¿eh?...

El anciano sacó el caracolófono que llevaba junto a él, comenzando a probarlo.

Jolwuf: Hola, hola, probando.

La señal se oía por toda la isla, independientemente del lugar, pues todos los aliados tenían consigo un altavoz, además de varios escondidos.

Sitsy: ¿El viejo?

Dani: Je...

Samley: Eh, es Jolwuf.

Perni: ¿Qué hace en un momento como este?

Redsu: Oh, mierda, ha empezado...

Jolwuf: ¡¡¡PIRATAS DEL DESEO, DEBÉIS DEJAR DE PELEAR, VUESTROS PENSAMIENTOS SON SON DE VOSOTROS PROPIOS, SON INCULCADOS POR UNA SEÑORA QUE OS HA HECHO IDOLATRARLE HASTA EL ABSURDO!!!

Pirata: ¡¿QUÉ HA DICHO ESE DESGRACIADO?!

Pirata: ¡EL HIJO DE PUTA ESTÁ INSULTANDO A LA CAPITA...!

Jolwuf: ¡¡¡ESTÁIS SIENDO CONTROLADOS POR EL PODER DE LA FRUTA SOZO SOZO!!!

En ese preciso momento, algo recorrió el cerebro de varios de los miembros de los Piratas del Deseo, sin saber demasiado bien cómo reaccionar, muchos no tenían conocimiento sobre lo que había pasado.

Pirata: Eh... ¿eh?

Pirata: ¿Qué coj...?

Al ver que las luchas habían terminado, el navegante se relajó considerablemente, contemplando como los piratas enemigos entraban en estado de shock sin saber reaccionar.

Jolwuf: Je... por... por fin... llevaba queriendo hacer esta mierda... desde el Mar del Oes...

???: Te odio...

Jolwuf: ¡!

Detrás de él, subiendo por unas escaleras creadas con su poder, Ealsa se acercaba al navegante con una cara que Jolwuf no había visto antes en ella, estaba enfadada, muchísimo, pisaba con fuerza y observaba a su enemigo con ojos asesinos.

Ealsa: Es todo culpa de vosotros...

Jolwuf: Eh...

Ealsa: ¡NO TENGO CULPA DE QUE MI PODER TENGA UNA DEBILIDAD TAN GRANDE, ¿SABES?!

Jolwuf: Eh...

Ealsa: Creía que el peor de vuestra tripulación era el puto enano, pero empiezo a pensar en que me equivoqué... jodido viejo...

Jolwuf: *Temblando* Eh...

Ealsa: Voy a matarte, delante de todos como ejemplo, luego mataré a todo aquel que no quiera estar bajo mis pies voluntariamente...

Jolwuf: EH...

Ealsa: INVOKE: PROJECTILE.

Varias balas de cañón aparecieron alrededor de la capitana, lanzándose inmediatamente contra Jolwuf, el cuál no pudo mantenerse en el elevado lugar que estaba, cayendo al precipicio.

Ealsa: Abajo.

Jolwuf: Jo... der...

Yendo hacia su compañero, Vada, Clof, Theod y Blujam corría con todas sus fuerzas, viendo como el navegante caía al suelo.

Theodhelm: ¡¡¡VIEJO!!!

Clof: ¡¡¡JOLWUF!!!

Vada: Mierda... no vamos a llegar...

Observándole desde arriba, Ealsa seguía furiosa, pretendiendo usar su poder una vez más contra el anciano.

Ealsa: INVOKE: METEOR.

Una enorme piedra apareció arriba del navegante...

Ealsa: Abajo.

...para caer finalmente contra este, el cuál solamente podía mantenerse mirando hacia él tumbado hacia arriba, agarrando su alabarda con la esperanza de hacer algo.

Jolwuf: Joder... esto no puede acabar así, ¿no?

Theodhelm y Clof: ¡¡¡JOLWUUUUUUUUF!!!

Pero sí, la piedra acabó cayendo y golpeando el suelo, quedando tras ella el decano navegante; La Recordadora expiró aliviada, pues para ella fue quitarse un peso de encima.

Ealsa: Fiu... bueno... ahora solo quedará convencer a estos inútiles para...

Pero la roca comenzo a mostrar unas grietas, desde las cuales emanaba un brillo naranja y rojo.

Ealsa: ¿Qué mier...?

Theodhelm: ¿Qué...?

Clof: ¿Vada?

Vada: ¿Vada qué?

Para finalmente, acabar estallando esta en mil pedazos que salieron disparados por todo el lugar a raíz de la gran explosión que había producido misteriosamente la roca... sin embargo, entre la neblina, se podría apreciar una figura antropomórfica bastante amplia, además de Jolwuf con los ojos abiertos como platos observando al que parecía ser su salvador.

???: Tú... puta desgraciada... cómo te atreves...

Vada: ¡EH!

Blujam: ¡ESE ES...!

???: ... a humillar así a un orgulloso guerrero...

Jolwuf: ¡¿EH?!

Bryt: ¡¡¡PUTO...!!!

Ealsa: ...traidor...

Karo: ...¡¡¡DE LA TRIBU BUMIAN!!!

Capítulo 327: Me gusta

Mientras tanto, en los calabozos de esclavos donde estaban Samley, Fersa y Perni, el grito de Jolwuf también había sonado, dejando a los que habían en el lugar atónitos, algunos no estaban seguros de lo que pasaban, mientras que otros desbordaban rabia.

Pirata: ¿C... controlados?

Pirata: Esa puta bruja...

Samley: Bueno... supongo que podemos dejar de lado nuestras...

Valerie: Vamos a matarla.

Samley: Anda que se lo ha pensado.

Fersa: ¿Tú qué harías si descubrieses que esa señora te ha lavado el cerebro?

Perni: Bueno, independientemente de tus incenciones, tenemos objetivos similares, así que...

Valerie: Sí, sí, lo sé, tregua.

Perni: Yo pensaba en una alianza pro bueno.

Fersa: ¿A Vada, Blujam y Venjen les parecerá bien?

Samley: Creo que eso da igual ahora.

Valerie: ¿Esos quienes son?

Fersa: Son nuestro capitán y los dos con los que estamos aliados.

???: ¡¿La capitana está aquí?!

La voz que se escuchó venía  de uno de los anteriores esclavos que habían ahí, no era otro que Marko, el primer oficial de los Piratas Bosqueños.

Samley: Eh, estabas en Sabaody.

Marko: Sí... yo también me acuerdo... ¿esos tres han formado una alianza contra La Recordadora?

Valerie: Esos tres tipos... ¿son fuertes?

Perni: Bastante.

Valerie: Igual deberíamos buscar a mi capitana, podría hacer bastante...

Mientras tanto, a lo largo del pasillo que había, habían dos antiguos esclavos que iban a por los más poderosos del lugar que también habían escuchado el grito de Jolwuf a raíz del altavoz que llevaban consigo las tres piratas, parece ser que el ruido atravesó todo el sitio.

Pirata 1: Eh... ¿has oído eso?

Pirata 2: Hija de puta... hay que reventarle la cabeza.

Pirata 1: Estoy contigo, ¿crees que el ruido habrá llegado hasta el fin...?

Pero ambos quedaron sorprendidos cuando algo apareció corriendo al final del pasillo, era un hombre con una armadura, casco y capa, armado con lanza y escudo.

Pirata 1: ¡¿ESE ES...?!

Pirata: ¡LO HA OÍDO!

???: ¡¡¡¡¡DESGRACIADAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!

El hombre pasó a través de los dos piratas como una exhalación, seguido después de cuatro personas más, tres hombres y una mujer, todos tenían cara de estar bastante cabreados con la situación.

Hombre moreno: Tsch, hay que ser hija de puta, así no se trata a un genio.

Hombre mayor: Bueno... el pasado no se puede cambiar, pero le daremos a esa tipa un final.. mágico.

Mujer: Joder, qué ganas de escuchar el sonido de su cráneo partiéndose...

Hombre grande: Este lugar estaría genial, con un par de reformas sería un mausoleo precioso.

Por desgracia, efectivamente, el grito de Jolwuf se había escuchado por todo el lugar, y eso incluía la sala del final del pasillo, lugar donde Albert se encontraba latigando la espalda de una mujer que, probablemente, también había oído todo.

Albert: Esos desgraciados... ahora seguro que quieren cortarme la diversión...

El hombre agarró su látigo algunas agujas, comenzando a armarse para la situación.

Albert: Usaré el atajo y llegaré antes que ellos a la puerta... luego me dedicaré a reventar a todo aquel que intente pasar... preferiría dejarles vivos para jugar luego, pero si no me pongo serio esto podría ser un problema. Tú, sé que ya eres consciente, pero ni se te ocurra mov... bueno, tampoco es que puedas.

Albert abandonó la habitación por una puerta con llave que dejó abierta, mientras, la mujer encadenada, a pesar de sus heridas, mostraba una ligera sonrisa.

Mujer: Claro que no... ¿por qué iba a hacerlo?... si estoy genial.

Las piratas parecían estar de acuerdo en una alianza temporal, dándose la mano Valerie y Samley para cerrar el trato.

Fersa: ¿Estáis seguras?

Perni: No creo que el capitán se vaya a enfadar.

Valerie: Y nosotros no tenemos elección, necesitamos gente fuerte, así que...

???: ¡¡¡FUERA DE MI CAMINO!!!

El hombre de la lanza y el escudo se acercaba rápidamente hacia ellos, con una cara de ira que se asemejaba a la del propio Venjen.

Fersa: ¿ESE ES AMIGO O ENEMIGO?

Valerie: ES DE LOS QUE ESTABAN CONTROLADOS, ADEMÁS ES UN CAPITÁN, ASÍ QUE ALIADO Y BUENO.

Perni: Pues no deberíamos tardar mucho más, ¡A LA PUERTA!

Piratas: ¡¡¡SEEEEEEEEEEEEEEEEEEEH!!!

Todos comenzaron a correr también hacia la puerta, pero tras un buen rato corriendo, se frenaron al ver a Albert frente a las escaleras que daban al exterior.

Samley: Tsch... ese salía en los "Se Busca"...

Albert: Sí, ya, veréis, ahí fuera hay demasiado lío, y no me hace gracia que tres piratas de mierda vengan a joderme el chiringuito que me he montado.

Valerie: ¡TÚ SILENCIO, PUTO MASOQUISTA, SOLAMENTE ESTÁS BAJO EL PIE DE ESA SEÑORA PARA TUS PUTOS FINES SEXUALES!

Albert: Y no te lo niego, ahora mismo vengo de darle lo suyo a una de las capitanas que había por aquí abajo...

Valerie: Tsch...

Albert: Y hazme caso... no sé cuánto tiempo le llevará.

???: Hey.

Albert: ¡!

Pero para la sorpresa de Albert, la mujer a la que estaba torturando, se encontraba ahí, de pie, al haber recibido todos los latigazos en la espalda, no se apreciaban marcas, no era demasiado alta, llevaba una chaqueta y varios tatuajes en los brazos y piernas.

Albert: T... tú...  ¿cómo has... tan rápido...?

Mujer: Una pirata no revela sus trucos, debo intuir que vosotros sois aliados, ¿no?

Perni: Supones bien...

Valerie: ¡Señora Irene, seguramente usted también escuchó eso, vamos afuera a buscar a mi capitana y romperle la cabeza a La Recordadora!

Albert: ¿Romperle la cabeza?, ji...

Irene: Pues afuera, yo me quedaré para saldar deudas con este tipo.

Samley: ¡VAMOS, AL ATAQUE!

Piratas: ¡¡¡RAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRRRRRRR!!!

Albert: Ji... eh... ¿eh, qué?

El ligero ataque de risa, desconcertó a Albert, dejando sin querer que escapasen los antiguos esclavos que estaban ahí abajo, incluyendo los que venían más atrás.

Albert: ¡¡¡DEGRACIADOS!!!

Irene: Eres el peor carcelero de la historia.

Albert: Tú... desgraciada... ¡¿POR QUÉ NO TE ESTÁS RETORCIENDO DE DOLOR POR EL SUELO?!

Irene: ¿Yo, por qué iba a hacerlo?, si ya te lo había dicho...

Albert: Hija de puta...

Irene: Si me gusta.

Capítulo 328: Esfuerzo en vano

Ealsa: Tsch...

Karo: ¡TE VOY A MATAR, A TI Y A TODOS LOS IMBÉCILES QUE TIENES SIGUIÉNDOTE!

Bryt: ¡KARO, DESGRACIADO!

Ealsa: No tengo tiempo para lidiar contigo, Bryt, encárgate de...

Theodhelm: ¡BRIMSTONE!

Bryt: ¡!

El pirata lanzó un gran chorro de sangre contra Bryt, lanzándolo y alejándole de la escena para que no interfiriese, mientras tanto, el bumian aprovechó para correr hacia el alto lugar donde estaba Ealsa, saltando y golpeando el suelo con los pies creando una explosión que le propulsase hacia ella.

Karo: ¡NUCLEAR JABS!

Ealsa: Sigh...

A pesar de estar relativamente cerca de ella gracias a la propulsión, La Recordadora no tenía demasiada dificultad para esquivar todos los consecutivos puñetazos del bumian, para después...

Ealsa: INVOKE: WALL.

Karo: ¡!

Un muro apareció frente  Karo para después empujarlo haciéndole caer, la pared también se desplomó contra el suelo frente a Ealsa, sin embargo, aunque la batalla entre estos dos era encarnizada, las personas que anteriormente estaban bajo el dominio mental de la capitana pirata estaban perplejos, no sabían demasiado bien como reaccionar, su orgullo les exigía atacar a la responsable de su yugo, sin embargo, su poder y presencia les echaba para atrás.

Karo: Grrrrr...

Ealsa: Tsch... todas estas personas alrededor no están haciendo nada, ¡¿a qué esperáis, atacad al enemigo?!

Pirata: S... sí, pero... ¡el enemigo serías tú!

Pirata 2: ¡Eso, nos has lavado el cerebro para controlarnos como perros, hija de puta!

Ealsa: ¿Disculpa?

La recordadora invocó un cuchillo que fue lanzado hasta la cabeza del hombre que le habló así, matándolo en el acto.

Pirata: T.... tío...

Ealsa: Vosotros deberíais aprender vuestra posición y empezar a luchar por y para mí, montón de...

???: ¡MI SEÑORA!

Ealsa: ¿Eh?

Clof: Ese... era de los carteles...

Vada: El puto Ranzarot...

Blujam: ¿Qué tiene a...?

Ranzarot estaba en la escena, y llevaba algo en la mano, para la sorpresa de todos, era el caracolófono que Jolwuf había utilizado para difundir el mensaje.

Jolwuf: Mi... caracolófono...

Ranzarot: Queridos camaradas... tenéis razón, esta mujer os lavó el cerebro para controlaros como sus juguetes...

Ealsa: Ranzarot...

Ranzarot: Sin embargo, durante ese tiempo, le ofrecísteis vuestra lealtad en todos los aspectos, luchábais por ella, os sacrificábais por ella y moríais si hacía falta... ¡¡¡Y CUANDO SE JURA LEALTAD A UNA CAPITANA, ESTA NO DESAPARECE ASÍ COMO ASÍ!!!

Karo: ¡DESGRACIADO!

Ranzarot: ¡¡¡ESTE HOMBRE DE NEGRO QUE TENEMOS AHÍ ES EL CLARO EJEMPLO DE UN TRAIDOR QUE DEBE SER EJECUTADO POR TRAICIÓN A LA MUJER A LA QUE LE JURAMOS NUESTRA VIDA, ESE ES EL HONOR DE UN PIRATA, Y HAY QUE DEFENDERLO!!!

Clof: ¡PERO ESA TIPA JUGÓ CON VUESTRAS MENTES Y VIDAS, SOLO TENÉIS QUE MIRAR CÓMO OS HA TRATADO!

Ranzarot: Personalmente, recuerdo a la capitana hablar siempre con buenas y educadas palabras y recompensando cada una de las acciones de sus subordinados, ¡¡¡SI SE HUBIESE DEDICADO A HACER UNA MATANZA, NO HABRÍAMOS LLEGADO HASTA AQUÍ, O DECIDME... ¿QUIÉN DE VOSOTROS RECUERDA HABER RECIBIDO ALGUNA PALIZA POR PARTE DE NUESTRA CAPITANA?!!!

Estas palabras fueron más profundo en los piratas de lo que se esperaba, Ranzarot tenía técnicamente razón, pues Ealsa mantenía recluído su lado más oscuro y cruel, estos comenzaban a replantearse el bando en el que debían estar.

Pirata 3: Haber... técnicamente tiene razón...

Pirata 4: Recuerdo que una vez me empezó a acariciar el pelo... no era del todo desagradable...

Ranzarot: Por mi parte... prefiero mantener mi honor quedándome en mi bando, en el de la mujer que tarde o pronto tendrá bajo su dominio la Marina, los cuatro emperadores... y próximamente...

Vada: Tsch...

Ranzarot: ...el mundo.

Piratas del Deseo: ¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRR!!!!

Los miembros de los Piratas del Deseo decidieron mantener su bando luchando de nuevo contra los subordinados de Vada, pero esta vez, por propia voluntad.

Jolwuf: Esto... no está... pasando...

Blujam: En serio... ¿nada?

Ealsa: Buen discurso, Ranzarot.

Ranzarot: A sus pies, mi rein...¡!

Ranzarot se alejó hacia atrás junto a su capitana al ver como algo caía del cielo frente a ellos, clavándose delante de estos.

Ranzarot: Qué se supone que... 

Ealsa: Una lanza.

Efectivamente, lo que había caído frente ellos no era otra cosa que una lanza dorada con detalles azulados, además de una curiosa bandera pirata atada a un extremo.

Ealsa: Ranzarot...

Ranzarot: ¿Eh?

Ealsa: Eso que has dicho ha estado muy bien... pero creo que no ha colado igual para todo el mundo...

Al alzar la mirada, los presentes observaron una figura humana en el cielo, parecía una especie de guerrero con escudo, el cuál cayó frente a estos manteniendo la cabeza baja, Ranzarot se puso en alerta desenvainando sus dos espadas, mientras que Ealsa se alejó aún más, dejando la escena para los dos solos.

Hombre: Eres lo peor que he visto en todo mi viaje en el mar...

Ranzarot: ¿Disculpa?

Hombre: Prefieres mantenerte como un fiel perro meneando el rabo delante de tu sucia ama para que te dé un puto hueso... tú no eres un guerrero, no eres un pirata, no eres siquiera un hombre...

Sin embargo, unos ruidos interrumpían la escena, sonaban como gente corriendo, pero mucha, a gran velocidad hacia el campo de batalla.

Vada: Ese ruido...

Blujam: ¿Podrán ser...?

Clof: ¡SON ELLAS!

Al girarse, no solo ellos, si no todos los presentes pudieron observarlo, los piratas que mantenían en los calabozos estaban formando una gran tropa liderada por Fersa, Perni y Samley.

Samley: ¡LOS REFUERZOS!

Ealsa: ESOS SON...

Ranzarot: ...LOS ESCLAVOS, ¿HAN ESCUCHADO AL MALDITO VIEJO?

Fersa: Hemos llegado...

Perni: Bien... ahora...

Valerie: ¡¡¡AL ATAQUE!!!

Ex-esclavos: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRRRRR!!!

Los ex-esclavos comenzaron a luchar también contra los rasos de los Piratas del Deseo, por fin obteniendo una batalla más igualada e incluso con ligera ventaja.

Ranzarot: Vosotros... ¡SUCIOS GUSANOS!

Hombre: ¡ESO NO DEBERÍA DECIRLO UN HOMBRE QUE SE ARRASTRA POR TIERRA PARA PONER LA BOTA DE SU AMA ENCIMA DE SU CABEZA!

Ranzarot: So tarugo, a diferencia de ti, yo tengo honor.

Hombre: ¿Honor?

El guerrero, disipando la sombre que le cubría los ojos se acercó para arrancar su lanza del suelo y adoptar posición de combate contra Ranzarot.

Leónidas: Yo lucho por gloria.

Capítulo 329: Es un sueño

En la playa, Dani estaba junto a Saxobeat, debido a que el ejército que llevaban antes estaba inconsciente, no habían escuchado el aviso de Jolwuf a través del caracolófono del primer oficial, sin embargo, no parecía que se fuesen a despertar hasta dentro de un tiempo.

Dani: Lo han conseguido, eso es bueno...

Saxobeat: Bueno, habréis conseguido un par de aliados decentes así... no sé cómo de bien os habrá salido.

Dani: ¿Disculpa, no te piensas revelar, indignar o...?

Saxobeat: Ah, entiendo que te resulte extraño... verás, sigo a la capitana por voluntad propia.

Dani: ¿Eh?

Saxobeat: Como la mayoría que somos medianamente relevantes en la tripulación, en resumen... los únicos aliados que habréis conseguido son un montón de inútiles... es gracioso...

Dani: Ya veo...

Saxobeat: ¿Y esa es tu reacción?, esperaba que perdieses el control y empezases a sudar o algo.

Dani: Perder la calma en medio de un combate no serviría de nada, en su lugar... me gustaría hacerte una pregunta.

Saxobeat: ¿Uh?

Dani: Antes has mencionado que de esta manera habríamos conseguido un par de aliados decentes... lo que me hace intuir que deben ser miembros de élite de vuestra tripulación.

Saxobeat: Tsch, no es tonto.

Dani: Es simple curiosidad... ¿quienes son?

Saxobeat: ¿Y por qué debería decírtelo?

Dani: Por la sencilla razón de que cuando ganemos esta batalla, no creo que quieras llevarte mal conmigo.

El pirata agarró su espada con las dos manos, lanzándose rápidamente contra Saxobeat, pero desapareciendo esta cuando estaba prácticamente delante de él.

Dani: Mier...

Saxobeat: BREAK DANCE.

Dani: ¡!

Haciendo uso de su katana, el pirata pudo bloquear el ataque de Saxobeat, una potente patada a su espalda, pero Dani ya le había pillado el truco, Saxobeat era rápida.

Saxobeat: Técnicamente me doblas la recompensa... pero espero que tengas claro que eso no hace que no pueda darte una paliza.

Dani: Nunca he creído eso...

Saxobeat: Aunque he de decir que me sorprende que hayas podido prever eso.

Dani: ...

Saxobeat: Muy bien.

La mujer se alejó de Dani de un salto, creando espacio entre los dos mientras el oficial se ponía en guardia.

Saxobeat: Al final vas a ser más problemático de lo que me pensaba.

Dani: Ya...

Saxobeat: Déjame hacerte una pregunta, ¿sabes qué puesto me dieron entre los miembros de élite de la tripulación?

Dani: Recuerdo que Géminis, lo decía el periódico.

Saxobeat: Chico listo, ahora, déjame mostrarte el porqué de ese nombre.

La mujer comenzó a aparecer y desaparecer en el sitio, como si en un punto se pudiese ver un poco a través de ella, con unos segundos haciendo eso, Dani quedó perplejo con lo que veía.

Dani: Qué...

Saxobeat: BAD COMPANY.

Habían exactamente cuatro Saxobeat delante de Dani, el hombre estaba atontado por lo que veía, rápidamente, estas se lanzaron al ataque contra él, este trató de defenderse, pero le atacaban desde demasiados flancos, aunque él era consciente de que las cuatro enemigas eran creadas con la velocidad de Saxobeat, no podía preverlas, era demasiado.

Dani: Esto va mal, no puedo aguant... ¡!

Tres de las Saxobeat inmovilizaron al hombre, agarrándolo una por detrás y dos por los brazos, forzándole luego a dejar la espada.

Dani: Mierda...

Saxobeat: (En estéreo) Bueno... antes te has puesto muy chulo delante de mi... eso no me gusta.

Acto seguido, la mujer comenzó a dar repetidos puñetazos y patadas al estómago y cara del oficial, causando que este comenzase a sangrar por la nariz y boca para deleite de su contrincante, aunque Dani trataba de liberarse, apenas lo conseguía por milésimas de segundo, lo que tardaba Saxobeat en moverse, las repetidas palizas causaron que la sangre comenzase a salpicarle a la pirata, llegando a su ropa y gafas.

Saxobeat: Je... ¿no dices nada?

Dani: (Concéntrate... te duele, pero da igual... obsérvala... si determinas su patrón de movimiento, habrá perdido... pero joder, qué difícil es...)

Saxobeat: Mira... me das pena, así que, respecto a la pregunta de antes te voy a contestar...

Dani: (¿Los dos tipos?)

Saxobeat: Uno de ellos es Karo, el bumian... un tipo temperamental, se deja llevar por sus emociones, pero al menos es medianamente decente.

Dani: (El bumian...)

Saxobeat: La otra... aún me da risa cuando lo pienso... porque no esa chiquilla simplemente tuvo mala suerte...

Dani: ...

Saxobeat: Es la hija de un noble... pero al enterarse la capitana de que comió una fruta del diablo, le lavó el cerebro, la usa principalmente para chantajear al gobierno para hacerse guerrera del mar...

Dani: (Una noble...)

Saxobeat: Pero la familia aún la quiere viva... así que tras presiones, acabaron cambiando el cartel de esta a "Sólo vivo".

Dani: (¿Sólo vivo... KIM?)

Saxobeat: Es la viva imagen de como la vida te puede dar un vuelco en cualquier momento, esa niña debe estar totalmente aterrorizada si ha escuchado ese mensaje...

Dani: ...

Saxobeat: Pero bueno, te he dicho demasiado, vamos a ir acabando.

Dani: (¿Acabando?)

Las mujeres (o mujer) agarraron al pirata, para después balancearlo y lanzarlo al mar, yendo ella después de él, cayendo hacia el océano y procurando apoyar sus pies en la cabeza de este, haciendo que se hunda más y más rápido.

Sin embargo, esto provocó que pasasen por delante de Sitsy y Kraki, quienes estaban luchando bajo el agua, alertando al gyojin al ver el estado de su aliado.

Sitsy: ¡DANI!

Kraki: ¡NO TE DISTRAIGAS!

Sitsy: ¡!

La kraken consiguió acertar un potente golpe con un tentáculo al músico, provocándole un moratón en la mejilla y que comenzase a esquivar sin parar los ataques de esta.

Sitsy: Mierda... tengo que ayudar a Dani... acabará por asfixiarse.

Kraki: ¡TE HE DICHO QUE NO TE DISTRAIGAS!

Sitsy: Tsch, no tengo tiempo para esta mierda.

El gyojin esquivó un último golpe, para acabar mordiéndose la mano izquierda provocándose una herida que chorreaba sangre, para luego restregársela por una branquia.

Kraki: Ja, ¿al fin has perdido el juicio?, bueno, venga, haz caso a tu amiga Kraki...¡Y VAMOS A...!

La mujer lanzó dos tentáculos endurecidos con haki hacia el gyojin, sin embargo, este pudo detenerlos con las manos.

Sitsy: JA... AMIGA...

Kraki: Uh, no eres lamentable al final-

Sitsy: ESO ME LO DICES HACE UN TIEMPO Y ME LO CREO, PERO PARA TU DESGRACIA...

Kraki: ¿Eh?

El gyojin mostró su cara, aunque los ojos estaban empequeñecidos y mostraba sus prominentes colmillos, esta vez no sonreía.

Sitsy: ...EL MENDA DISTINGUE ENTRE AMIGO Y ENEMIGO.

Mientras tanto... en el pleno campo de batalla... una cuerda se mantiene sujeta a un poste que queda unido a un pequeño muro, la cuerda de cuero termina su trayecto en un collar, el cuál lleva una mujer con el pelo rubio, un vestido de gala... y un maquillaje totalmente corrido por las lágrimas.

Kim: Esto... es un sueño... es un sueño... por favor...

Capítulo 330: Bendición de los ahogados

Kraki: Tsch, y qué, distinguir no sirve de una mierda si luego eres un mierdas...

La gyojin ennegreció sus tentáculos con haki para luego lanzarlos en punta contra Sitsy.

Kraki: ¡BLACK WATER SPIDER!

Sitsy:SORU.

Kraki: ¡!

A pesar de que el músico fuese atacado por todos los flancos, haciendo uso de esta técnica, consiguió escapar, dejando adonadada a su contrincante, aunque al esquivar este el ataque, dañó parte del casco del Apaleador, sin embargo, los ojos de esta estaban buscando a su contrincante.

Kraki: Esa mierda... era rokushiki... cómo sabe...

Sitsy: Cortesía de una compañera de tripulación.

Kraki: ¡!

Sitsy: MIZUKOGORO.

Kraki: Tsch, ¡CURSE OF THE CROWNED!

Sitsy: ¡!

Cuando el gyojin consiguió finalizar su esfera de agua, fue atacado por un tentáculo de su contrincante, pero para su desgracia, una ventosa se le había adherido a la espalda, impidiéndole moverse libremente.

Sitsy: Mierda.

Kraki: Je... ahora es más fácil acertar... ABYSSAL DEATH.

Sitsy: ¡DIMENSIONAL WALL!

Haciendo uso de su bola de agua, la manipula para generar una línea delante de él que sirvió de muro al intentar Kraki atacarle, aprovechando la situación, se quitó rápidamente la camisa que llevaba quedándose solo con la sorbata para así deshacerse de la situación en la que estaba, lanzándose contra Kraki para darle un fuerte puñetazo en el estómago que le lanzó unos metros, preparándose después de esto.

Kraki: Joder... desgraciado...

Sitsy: ¡MIZUKOGORO!

Kraki: Agh, ¡MIZUKOGORO!

Sitsy: ¡UMI...

Kraki: ¡FINAL...

Sitsy: ...NAMI...

Kraki: ...SWIRL!

Sitsy: ...HA!

Los dos potentes chorros de agua de los gyojin chocaron en el mar, creando una nube de burbujas que lanzaba a los dos para atrás, sin embargo, Sitsy absorbió por sus branquias un poco más de la sangra que tenía en el cuello, otorgándole esto la fuerza necesaria para superar a su oponente, impactándole de lleno y dejándola adolorida y aturdida.

Kraki: ¡HI... HIJO DE...!

Sitsy: ¡MIZURYU NO...

Pero Sitsy no había terminado, apareciendo rápidamente tras la nube de burbujas, tenía dos mizukogoros que se automoldeaban alargándose como si fuesen gelatina, el gyojin ennegreció sus brazos con haki mientras se lanzaba contra su oponente.

Sitsy: ...YOKUGEKI!

Kraki: ¡!

El músico impactó en la cabeza de la kraken con su ataque, rompiéndole el cuello y dejándola inconsciente.

Sitsy: Bien... ahora, ¡resiste, Dani!

Mientras Sitsy se lanzaba en su auxilio, Dani llegaba al fondo del mar con su adversaria pisándole la cabeza, en un intento desesperado por librarse, se dio la vuelta cara arriba mientras trataba de atrapar la pierna de su captora con el brazo, sin embargo, la pirata levantó el pie fallando este en su tarea, recibiendo otro pisotón en la nariz y otro en el brazo.

Saxobeat: *Burbujeando* ¿No te rindes?

Dani: ...

Saxobeat: *Burbujeando* ¿Cuánto más podrás aguantar bajo el agua?

Dani: (No hables...ahorra aire, te será útil, solo relájate... y una vez más)

Con el brazo que tenía libre, este trató de agarrar una vez más la pierna de Saxobeat, sin embargo, esta volvió a esquivarlo, pero antes de que pudiese seguir con su rutina, Dani consiguió impulsarse hacia atrás, adoptando una postura más defensiva.

Saxobeat: (No se rinde... muy bien, pues atenderemos a sus demandas...) *Burbujeando* BAD COMPANY.

Dani: *Burbujeando* TEKKAI.

La mujer volvió a multiplicarse,  para luego lanzándose contra su enemigo, dándole consecutivos golpes una y otra vez, a pesar de que el hombre recibía puñetazos y patadas constantes, se quedaba en su sitio gracias al tekkai.

Dani: (Tranquilo... despeja tu mente... deja que el pensamiento fluya... no te dejes llevar... observa y... ¡AHORA!)

Saxobeat: ¿Uh?

En un abrir y cerrar de ojos, Dani consiguió vislumbrar la trayectoria de Saxobeat usando las burbujas que dejaba detrás de sí en el agua, rápidamente, le agarró de un brazo y posteriormente de la coleta, haciéndole una llave para inmovilizarla en el fondo del mar.

Saxobeat: (Qué... cojones... ¿me ha visto?, no es imposible, tiene que ser imp...)

Haciendo uso de su codo, aún sin soltarle, Dani forzó la cabeza de su contrincante contra la roca que tenía delante dejándole aturdida por la situación, el hombre la soltó para luego comenzar su siguiente ataque endureciendo su cabeza con haki.

Saxobeat: A... agh...

Dani: *Burbujeando* HEADBREAK.

Saxobeat: ¡!

El primer oficial dio un golpe seco con su cabeza endurecida en la frente de su enemiga, dejándole completamente inconsciente a merced del fondo del océano.

Dani: (Vale... ahora... al ex...)

Pero el pirata se había quedado sin aire durante la lucha, mientras trataba de salir, se iba desmayando, sus ojos se cerraban poco a poco, vislumbrando únicamente como una figura humanoide se dirigía hacia él.

Sitsy: ¡DANI!

Capítulo 331: ¿No recuerdas?

Ealsa: Vosotros... MALDITOS HIJOS DE PUTA.

Vada: ¡De acuerdo, atacamos a la de tres!

Clof: ¡¿Atacarle?, si antes no conseguimos nada, y sin Theod menos!

Vada: ¡Eso da igual, ¿no le has visto?!

Ealsa no parecía la de siempre, tan calmada, esta tenía los dientes apretados y el ceño fruncido, se notaba que la situación le alteraba.

Vada: Está alterada... no piensa con claridad, hay que ir a por ella y darle el golpe de gracia...

Karo: Entonces no hay más que hablar, ¡¿ESTAMOS TODOS?!

Clof: ¡ESTAMOS!

Blujam: Yo voy a buscar a mi tripulación, en cuanto me haga con semillas, os apoyo.

Vada: ¡ENTONCES AL ATAQUE!

Clof: ¡AL ATAQUE!

Karo: ¡MUERE!

Los dos piratas se lanzaron contra La Recordadora mientras esta parecía haber recordado algo en el último momento, dejando de lado su enfado por preocupación.

Ealsa: Mierda... Kim... me he olvidado de...

Vada: ¡PUÑOS FUERA!

Clof: ¡RANKYAKU!

Karo: ¡GREAT UPPERCUT!

Ealsa: ¡!

La agilidad de la supernova le permitió esquivar los tres ataques, para pegar un gran salto posicionándose por encima de sus contrincantes.

Ealsa: ¡INVOKE: PROJECTILE!

Vada, Clof y Karo: ¡!

Los dos piratas se vieron sorprendidos por una aluvión de balas de cañón sobre sus cabezas, aunque habían conseguido minimizar el daño gracias al haki, recibieron varios golpes que les hicieron mella, mientras estos se recomponían, Ealsa miraba alrededor, buscando a su subordinada.

Ealsa: No puede estar muerta... le dije que se pusiese a un lugar seguro... es mi pase para...

Pero la capitana consiguió vislumbrar una cuerda parecida a una correa atada a un poste de un muro, dándose cuenta al instante.

Ealsa: Ahí.

Vada: ¡Escapa!

La supernova comenzó a desplazarse rápidamente hacia el lugar, dejando a los dos piratas atrás, aunque Vada y Karo seguían hacia delante sin pensárselo, Clof fue sorprendido por la voz de su compañera.

Fersa: ¡CLOF!

Clof: ¡Fersa, ¿qué pasa?!

Fersa: ¿Habéis liberado a Venjen?

Clof: Ese era trabajo de Redsu y... ¡JOLWUF, Fersa, busca a Jolwuf!

Fersa: ¿Qué le...?

Clof: ¡Ha sido gravemente herido, necesita ayuda!

Fersa: ¡Voy, tú trata de buscar a Redsu!

Clof: Pero estoy con...

Fersa: ¡Clof!

Clof: ¡Vale, cambio de planes!

El ex-marine salió corriendo a buscar a su primera oficial mientras La Recordadora se dirigía hacia el lugar donde supuestamente se encontraba Kim, aterrizando fuerte en el suelo y espantando a los que estaban alrededor, formando una especie de círculo de gente alrededor de ella, al bajar la cabeza y comprobar, la correa estaba suelta, no había nadie atada a ella.

Ealsa: Esa desgraciada... ¡VOSOTROS!

Piratas del Deseo: ¡NO, NO HEMOS VISTO NADA, LO SENTIMOS!

Ealsa: Tsch... no puede andar muy lejos, debería...

Pero la Recordadora podía distinguir como unas huellas aparecían cerca de ahí, como si surgiesen de la nada, todo apuntaba a que Kim estaba usando su fruta para escapar.

Ealsa: *Suspiro* Bueno, una niña es una niña.

Tras generar una correa nueva con su poder, La recordadora apuntó con precisión hacia arriba de las huellas para luego lanzar la soga, consiguiendo acertarle en el cuello, el estrés causado por ser descubierta provocó que Kim dejase de usar su fruta, quedando al descubierto.

Ealsa: Ahí estás, cielo.

Kim: No... NO, POR FAVOR.

Sombra no podía dejar de llorar, mientras La Recordadora comenzaba a tirar de la correa para llevarla hacia ella, sus lágrimas se desbordaban más y más, corriéndole totalmente el maquillaje.

Ealsa: Shh... tranquila...

Kim: ¡POR FAVOR, DÉJAME IRME, NO HE HECHO NADA!

Ealsa: No tengas miedo, cielo, ¿acaso es que no te acuerdas de tu ama?

Kim: Por favor... no quiero estar aquí...

La supernova la acercó del todo para después comenzar a abrazarla rodeando la cabeza de esta con sus brazos, Kim continuaba sollozando, pero estavez no era alegría, ni mucho menos, las lágrimas de la mujer eran de puro terror.

Kim: Por... favor...

Ealsa: Shhh...

Kim: Tengo... miedo...

Mientras tanto, Dani comenzaba a abrir los ojos, viendo a Sitsy sobre él con las manos en su pecho.

Sitsy: ¡Dani, ¿estás vvo?!

Dani: Agh... AGH.

El oficial se incorporó sentándose para después escupir una buena cantidad de agua.

Dani: Joder... casi no lo cuento.

Sitsy: Ya puedes darme las gracias (y bueno, oro si tienes).

Dani: ¿Donde están las dos tipas?

Sitsy: La kraken sigue inconsciente pero la he sacado del agua, y la otra ya se debe haber ahogado a estas alturas.

Dani: La otra... LA OTRA, TENGO QUE AVISAR A LOS DEMÁS DE ALGO.

Sitsy: ¿Eh?

Dani: Sitsy, ¿te ves capaz de cuidar el barco tú solo?

Sitsy: Si no viene la Gafas no debería haber problema.

Dani: ¡Bien, me tengo que ir!

Sitsy: Pero... ¡OYE, TÚ, DIME AL MENOS QUÉ PASA!

Pero Dani le ignoró para continuar rápidamente su camino, comenzando a correr hacia el campo de batalla lo más rápido que podía.

Capítulo 332: Últimas palabras

Kim: Por favor...

Ealsa: ¿Qué te pasa, cielo, no estás bi...?

Kim: ¡NO!

La chica empujó a su captora para alejarla de ella, la joven estaba llorando mientras le miraba a los ojos con la intención de plantarle cara.

Kim: ¡ERES HORRIBLE, UNA DESQUICIADA SEDIENTA DE PODER QUE ME HA SECUESTRADO Y TRAÍDO EN MEDIO DE UNA GUERRA...

Ealsa: ...

Kim: ...TODO EL MUNDO TE ODIA, SOLO SIGUEN CONTIGO POR MIEDO, Y... Bombfool... me acuerdo de él... tú le has...

La recordadora tiró de la correa atrayendo a Kim para luego tirarla al suelo mientras le pisaba la cabeza y seguía sujetándole el cuello con ayuda de esta.

Ealsa: Muy bien... estoy muy alterada, he intentado solucionar tu tema por las buenas, pero no quieres colaborar...

Kim: *Snif* Por favor... par...

Ealsa: ¡NO TE HE DADO PERMISO PARA HABLAR, ME DA IGUAL QUE NO QUIERAS, SI DIGO QUE TE VIENES CONMIGO, ME DA IGUAL, Y TE LO HARÉ ENTENDER POR LA FUERZA TORTURÁNDOTE DÍA Y NOCHE HASTA QUE BESES EL SUELO POR DONDE PISO, DEBERÍAS DE HABER SIDO COMO EL BOMBAS Y RENDIRTE QUEDÁNDOTE CONMIGO HASTA EL FINAL, COMO UN BUEN PERRO!

???: ¿P... perro...?

La Recordadora  reconoció esa voz, dándose la vuelta para ver de quién se trataba mientras Vada y Karo llegaban a la escena.

Vada: ¡Eh, ese tipo...!

Karo: Se supone que debía estar bajo los escombros muerto...

Bombfool: ¿Eso... es todo lo que me considerabas...?

Ealsa: ... mira, no necesito mentirte, no eras siquiera un perro.

Bombfool: ¡!

Ealsa: Manipular a gente como tú es muy sencillo, parias que no han recibido un mínimo de atención en toda su vida...

Bombfool: ...

Ealsa: ... basta con dedicarles unas pocas palabras bonitas de parte de un ángel como yo para que un monstruito se ponga a comer de tu mano...

Bombfool: Yo... no soy un monstruo...

Ealsa: Mentirte a ti mismo no servirá de nada.

Bombfool: Yo no soy un monstruo...

Ealsa: ¿Qué?

Bombfool: ¡¡¡YO NO SOY UN MONSTRUO!!!

El pirata agarró dos granadas que le quedaban encima, lanzándolas hacia la posición de La Recordadora, la capitana no pudo reaccionar de otra manera que soltando a Kim dándole una patada hacia la gente que estaba alrededor.

Bombfool: ¡KARO, AGÁRRALA!

Karo: ¿Qué dic...? AH, VOY.

Pero mientras el bumian se lanzaba para agarrar a su compañera, alguien le interceptó por el camino, dándole una patada en la cara que lo tiró al suelo e impidió seguir el camino.

Karo: ¡DESGRACIADA!

Elsa: Tsch, vamos a tener algunos problemas, ¡Zolba!

Zolba: ¡Estoy!

Elsa había conseguido adelantar a Karo y agarrar a Kim, para luego irse hacia un lugar seguro junto a Zolba, por su parte, Ealsa miraba orgullosa la escena mientras Bombfool sollozaba.

Ealsa: Me alegro de que las más capaces hayan decidido portarse bien.

Bombfool: ¡CÁLLATE!

Ealsa: ¿Eh, tienes algo que decir?

Bombfool: ¡ERES UNAS DESGRACIADA QUE SE HA DEDICADO A JUGAR CONMIGO Y PISOTEARME, PIENSO ACABAR CON TU EXISTENCIA AQUÍ Y AHORA!

Ealsa: *Suspiro* Ya...

Bombfool: ¡¡¡MUERE!!!

Bombfool se dedicó a lanzar las bombas que le quedaban hacia Ealsa mientras esta las esquivaba fácilmente, invocando cuchillos que posteriormente lanzaría contra el artillero.

Ealsa: INVOKE: KNIFE.

Bombfool: ¡!

Tras recibir el cuchillo en uno de los brazos, el pirata continuó peleando, Vada, que observaba la escena, decidió ayudar.

Vada: Ese tipo... es un aliado, ¡DEBEMOS UNIRNOS A...!

Pirata del Deseo: ¡RÁPIDO, QUE NO LLEGUE A LA CAPITANA!

Vada: ¡!

Pero varios miembros rasos de los piratas del deseo se lanzaban contra Vada, impidiéndole avanzar.

Vada: Tsch... MALDITOS, DEJADME, ESCORIA.

En el tiempo que Vada trataba de avanzar sin éxito, La Recordadora había hecho mella en Bombfool, tenía varias heridas por el cuerpo y cuchillos y espadas clavadas, aunque aún le quedaban dos bombas para lanzar.

Bombfool: M... maldita...

Ealsa: A los de tu clase se les pone en su sitio fácilmente, solo hay que recordarles que su lugar es el suelo.

El artillero lanzó una granada hacia la recordadora, la cuál fue fácilmente desviada por una patada mientras esta mantenía los brazos cruzados, haciendo que explotase en el aire.

Ealsa: Lamentable, como toda tu existencia.

Bombfool: *Sollozando* Yo... no soy un mosntruo...

Ealsa: Sí que lo eres.

Bombfool: Un monstruo... sería... lo único que podría llegar a acabar contigo...

Ealsa: *Suspiro*

Con sus últimas fuerzas, Bombfool se consiguió poner de pie con sumo esfuerzo, para luego agarrar y lanzar su última bomba al grito de...

Bombfool: ¡¡¡MUEREEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!

Pero la granada no fue hacia la capitana, sino que implosionó en una montaña de escombros que había ahí cerca.

Ealsa: INVOKE: SWORD.

Bombfool: ¡!

Ealsa: LAST WORD.

La espada invocada por La Recordadora fue lanzada por esta hasta la cabeza de su antiguo subordinado, atravesándole por la frente desde delante hacia atrás, dejándolo en el suelo inmóvil mientras su cabeza sangraba y sus ojos estaban en blanco.

Karo: B... bombfool...

Vada: La granada... la ha fallado...

Karo: No... él sabía que iba a salir así, no es imbécil, no creo que haya hecho eso al tuntún.

La Recordadora se relajó al acabar con la vida de su adversario, suspirando de alivio y refiriéndose de nuevo a Vada y a Karo.

Ealsa: Por fin... volverás a la alcantarilla de  donde provienes... ahora, ¿quién quiere ser el...?

Pero las palabras de esta se vieron interrumpidas cuando se comenzaron a escuchar unos sonidos de pasos por ahí cerca.

Ealsa: ¿Eh?

Karo: Ese ruido, ¿qué...?

Las pisadas se escuchaban cada vez más rápido, el ruido contínuo hacía a los presentes observar a la humareda causada por la explosión de Bombfool, pues parecía que de ahí provenía el ruido.

Ealsa: Esto... no debería ser posible...

Vada: Oye... ¿este sitio no era...?

Ealsa: ¡¡¡TÚ NO!!!

De entre la humareda, los pasos cesaron para dar lugar a un poderoso salto hacia La Recordadora, la cuál comenzó a defenderse mientras el ser que venía de la humareda se imbuía los brazos en haki, haciendo que reluciesen de negro junto al color de su piel contrastando con sus ojos rojos.

Venjen: ¡¡¡O.R.A!!!

Capítulo 333: Fuego

Ealsa: ¡INVOKE: WALL!

Pero de poco sirvió el muro de ladrillo invocado por la capitana, pues los puñetazos de su contrincante eran lo suficientemente fuertes como para derribarlo de un golpe, comenzando a lanzarle varios golpes a esta depués.

Ealsa: ¡HAZ EL FAVOR DE QUEDARTE BAJO TIERRA!

Venjen: ¡DEJA DE EXISTIR!

Los dos piratas comenzaron con consecutivos golpes el uno al otro, mientras tanto, Redsu y Clof aparecían en la escena, adonadados por la situación.

Redsu: ¡VENJEN!

Clof: ¡¿DÓNDE ESTABA?!

Karo: Bombfool se ha sacrificado para lanzar una bomba a los escombros donde estaba atascado y liberarle.

Redsu: ¡EH, ES...!

Karo: Ya habrás escuchado lo de antes, deberías intuir que no estoy precisamente del lado de ese ser.

Vada: ¡NO DEBERÍAMOS ESTAR HABLANDO, HAY QUE ACABAR CON ESA ZORRA, DEMON'S JUDGEMENT!

El supernova trató de usar de nuevo su cuerpo de cíborg para escupir llamaradas hacia La Recordadora, sin embargo, no sirvió de nada, pues su boca no lanzaba ni una mísera chispa.

Karo: ¿Qué haces?

Vada: Joder... no puede ser, me aseguré de rellenarlo...

El hombre abrió una especie de compuerta que tenía en el brazo mecánico, tenía varios relojes y marcadores dentro, uno de ellos parecía un medidor de combustible, el cuál no dejaba de marcar el cero.

Vada: Se me ha acabado el combustible...

Clof: ¿Eres como un coche?

Vada: Los coches aún no existen, imbécil, pero algo así, sin líquido inflamable no puedo hacer nada, joder...

La Recordadora invocó una pared delante suya que empujó el pirata hacia sus compeñeros, sin embargo , se cubrió con los brazos en cruz recubiertos en haki, preparándose para atacar mientras Ealsa preparaba un nuevo ataque.

Redsu: ¡Capitán, ¿necesitas...?

Venjen: ¡FUEGO!

Clof: ¿Eh?

Venjen: ¡NECESITO FUEGO, ME DA IGUAL DE DÓNDE SALGA, PERO TRAÉDMELO!

Mientras el pirata regresaba al combate, el resto de los presentes decidieron ni preguntar, cada uno de ellos salió directo a buscar cosas ardiendo para llevarlas a Don Barbacoa, sin embargo, uno de ellos fue interceptado por un compañero.

Dani: ¡EH!

Clof: ¿Dani, qué te ha pasado?

Dani: Una pelea... escucha, tenemos que encontrar a Kim.

Clof: ¿Quién?

Dani: La que se parecía a Fersa que tenía "Sólo vivo" en el cartel, podríamos sacar una recompensa buena.

Clof: Pero somos piratas, estamos buscados, no podríamos...

Dani: Creo recordar que hay una de vuestra tripulación que aún...

Clof: ¡PERNI!

Dani: Bueno, esa niña es una noble a la que la Recordadora lavó el cerebro y secuestró, así que...

Clof: ¿Se... cuestró?... debe ser horrible...

Dani: Ya pero...

Clof: ¡Vuelve al barco con Sitsy, yo me encargo de rescatar a Kim!

Dani: Yo no he dicho nada de res...

Pero de poco sirvieron las palabras del primer oficial, pues el pirata salió volando usando su poder siguiendo a las que capturaron a Kim antes, Elsa y Zolba, quienes parecían ir hacia algún lugar seguro con su rehén.

Zolba: Eh... ¿pero sabes seguro a dónde vamos?

Elsa: Iremos a algún lugar seguro y ahí nos quedaremos alguna de las dos a vigilar la mercancía.

Kim: ¡POR FAVOR, NO OS HE...!

Elsa: ¡HAS GRITADO A LA CAPITANA, ¿ACASO TE PAR...?!

Zolba: ¡ARRIBA!

Clof: ¡BLACK METEOR!

Clof aterrizó cortando el paso a las dos piratas haciendo imbuyendo su pierna en haki y lanzándose contra estas desde el aire, sin embargo, pudieron esquivarlo y reagruparse.

Elsa: Tsch... es el tipo feo de la tripulación del enano.

Zolba: Je, ¿quiere pegarnos?, es un dos contra uno.

Clof: ¡Soltad a esa mujer!

Elsa: Joder... otro que ha venido para molestar.

Zolba: Está herido, deberíamos ir rematando.

El pirata se colocó en posición de combate, pero de poco le sirvió cuando Elsa le lanzó un kunai directo a uno de los brazos dejándolo inútil.

Clof: ¡!

Zolba: ¡AHORA A POR ÉL!

Las dos se lanzaron hacia el pirata, una de ellas sujetando aún a una maniatada Kim, que no dejaba de llorar por la situación, sin embargo, cortándoles el paso, apareció como una exhalación una figura femenina, armada con un bate de béisbol que dio un fuerte golpe al suelo, levantando humareda y desconcertando a Elsa y Zolba, que tuvieron que pegar un salto hacia atrás.

Elsa: ¿Qué coño...?

Zolba: ¡CUIDAO!

Elsa: ¡!

La mujer no se fijó como una cuerda hecha a partir de varios pañuelos atados se enroscaba en Kim, algo tiró de esa cuerda y la mujer salió hacia dentro del humo, siendo recogida por una figura masculina que portaba un sombrero de copa.

Elsa: ¡¿QUIÉN MIERD...?!

Zolba: ¡Eh, esos tipor los conozco!

Hombre: ¿Podemos suponer que hemos actuado correctamente?

Mujer: No me mires, yo solo quería reventarles, lo de salvar a la tipa esta es cosa tuya.

La niebla se disipaba mientras revelaba la apariencia de los dos personajes que habían salvado al Ex-marine, mostrándose como una colegiala y un ilusionista.

Ferginald: No puedo dejar que unas tipejas así se lleven a una mujer tan hermosa, ¿no?

Ryoko: Tsch, déjame en paz, mientras pueda romperles las piernas me da igual lo que hagas con tu vida.

Capítulo 334: Juguete eterno

Anacleto: ¡SEÑOR MIXCOATL!

Anacleto estaba mirando entre los escombros de la torre de prisioneros, el lugar parecía estar desierto, pues la acción se ubicaba lejos de ahí, una montaña de piedras que había por ahí llamó su atención, pues algunas se movían misteriosamente, como si tuvieran algo debajo.

Anacleto: ¡SEÑOR!

El brazos largose se dirigió a los escombros para comenzar a escarbar en busca de algo o alguien, haciendo uso de una gran lanza de punta de jade de portaba consigo, poco a poco, alguien comenzaba a surgir de entre las piedras.

Anacleto: ¡VICEALMIRANTE MIXCOATL, ¿ESTÁ BIEN?!

Mixcoatl: No... no lo estoy... ¿ya has recuperado la conciencia?

Anacleto: Sí... gracias, su arma.

Mixcoatl: Bien... ponme al corriente de la situación.

En cuanto el hombre cornudo se reincorporó, su subordinado comenzó a exponerle toda la situación, juzgando el lugar en el que se encontraban y el mejor modo de actuar.

Mixcoatl: Bien... entonces debemos suponer que no hay ningún marine más, estamos tú y yo.

Anacleto: Sí señor.

Mixcoatl: Y por lo que me has contado, hay piratas con recompensas que rondan los 500 millones...

Anacleto: Sí señor...

Mixcoatl: Estoy malherido... si aún estuviese en plenitud de condiciones aún podría pensarlo pero...

Anacleto: Propongo buscar un barco, salir de aquí e informar de la situación.

Mixcoatl: Cuando la tipa esa te lavó el cerebro pensé que nunca volverías a decir algo coherente, tienes razón, ponte de pie y vamos...

???: No esperaba a la Marina por aquí.

Mixcoatl y Anacleto: ¡!

Al girar las cabezas, los marines se encontraron con un hombre de gran panza y tamaño, con un frondoso bigote y un martillo aún más grande en su espalda, por la calavera que llevaba dibujada en su casco de la construcción, se podía intuir a qué se dedicaba el hombre.

Manolo: Gente como vosotros no debería meterse en las guerras entre piratas.

Mixcoatl: Maldita sea...

Anacleto: ¡Vicealmirante, tranquilo, yo me...!

Mixcoatl: No te engañes... no podrías con él, me encargaré yo.

Anacleto: Pero...

Mixcoatl: Tú ve a buscar un barco y ven aquí con él.

Anacleto: ¡Sí, señor!

El cabo se fue corriendo hacia el muelle en busca de algún barco para poder zarpar de la isla, el pirata no trató de impedírselo, se conformó con mirarle mientras sacaba su gran martillo.

Manolo: Sabes que no voy a dejar que te vayas de rositas, ¿no, zagal?

Mixcoatl: Cállate, pirata.

Manolo: ¡!

Mixcoatl: No tengo intención de que tú también te vayas.

Manolo: Ja... un marine con principios... esto es nuevo.

Mientras tanto, en el campo de batalla, todo seguía sin demasiado cambio, Theodhelm enfrentaba a Bryt en un combate de fuerzas muy similares.

Bryt: Malditos...

Theodhelm: ¡TÚ ESTATE EN LO QUE TIENES QUE ESTAR, BRIMSTONE!

Un potente chorro de sangre impactó contra El Anestesista, quién se trató de mantener en pie a pesar del daño recibido, pero tras un rato, el suelo comenzó a temblar, además de unos fuertes pasos que se escuchaban.

Theodhelm: Qué...

Bryt: Ja... lo han sacado...

Mientras tanto, en algún lugar de la isla, unos hombres salían corriendo de una gran puerta empotrada que había escondida en alguna parte de la isla, en una montaña, estas personas iban en pánico.

Pirata: ¡¿ESTÁS SEGURO DE QUE HA SIDO BUENA IDEA?!

Pirata 2: ¡NO, PERO MEJOR PREVENIR QUE CURAR!

Pirata 3: ¡CALLAD Y CORRER O NOS VA A APLASTAR!

Los piratas huyeron mientras algo comenzaba a salir detrás de él, un enorme gigante con casco de hierro, guanteletes y amordazado y con un antifaz que le impedía ver se alzaba comenzando a detruirlo todo a su paso.

Theodhelm: ¡¿QUÉ ES ESO?!

Bryt: ¡JAJAJA, EL ARMA SECRETA Y PELIGROSA DE LA AMA EALSA, HEIMDALL!

Heimdall: ¡¡¡HMMMMMMMMMMMMMMMPFFFFF!!!

Theodhelm: ¡TYR!

El carpintero comenzó a usar su poder para activar su gigantesca transformación, transformándose así en un gran demonio de sangre que podía rivalizar con el tamaño de Heimdall, los respectivos capitanes observaban a lo lejor mientras luchaban.

Venjen: ¡¿QUÉ MIERDA?!

Ealsa: Ah, Heimdall, mi querido hijo, eres sin duda de lo mejor que podría tener, una pena que seas tan inestable.

Venjen: ¡¿POR QUÉ NO SE HA DESPERTADO CON EL PUTO GRITO DEL VIEJO?!

Ealsa: ¡No lo entiendes, Heimdall será mi juguete para siempre, no podéis hacer nada!

Venjen: ¡¿EH?!

Ealsa: ¡HEIMDALL ES SORDO!

Theodhelm: ¡FENRIR CLAW!

Con uno de sus brazos transformado en una enorme garra de lobo, el carpintero atacó al gigante, sin embargo, este contrarrestó esto con su otro brazo, lanzando un puñetazo que atravesó el brazo de sangre de Theod, dejándole desconcertado, pues solo una cosa podía contra su sangre.

Theodhelm: No jodas... esos guanteletes... son piedra marina.

Heimdall: ¡¡HMMMMMMMMMMMMMMFF!!

El carpintero se limitó a esquivar los golpes del gigante mientras le observaban desde la distancia, concretamente, su tiradora, quién estaba contra soldados rasos.

Samley: Mierda, no pinta bien para Theod, ese puñetero gigante.

???: ¡¿GIGANTE?!

Samley: ¡!

???: ¡PERO ESO ES GENIAL, OYE TÚ!

Samley: ¿Eh, yo?

El hombre que había llamado a Samley era de piel morena y con una coraza de metal, tenía el pelo quemado y echando humo y un brazo-garra con unas chimeneas y engranajes.

Gear: ¿Esa escopeta la has hecho tú?

Samley: Pues... sí.

Gear: En ese caso debo suponer que te interesa el tema de la tecnología, ¿no?

Samley: ¿Tú no estabas entre los que sacamos de los calabozos?

Gear: ¡TÚ VEN!

El hombre agarró a Samley del brazo y comenzó a tirar de ella, corriendo a toda velocidad hacia uno de los muelles que habían en la isla, donde guardaban varios barcos con banderas diferentes, Gear e dirigió hacia uno en particular, un gran barco de metal y madera.

Gear: ¿QUÉ TE PARECE?

Samley: No soy una experta en barcos, pero dudo que vaya a...

Gear: Tú solo mira.

El capitán pirata comenzó a buscar entre su coraza hasta que encontró un mando con una antena y un solo botón rojo, el cuál pulsó con su brazo-garra, provocando que el barco comenzase a hacer movimientos extraños, como si se estuviese deshaciendo.

Samley: ¿Qué...?

Gear:  ¡¡¡TE PRESENTO...

El barco comenzó a cambiar de forma, sacando dos mástiles que actuaban como unas piernas mientras el resto se ponía en pie, comenzando a mostrar una figura más humanoide, con cañones en el torso y unos brazos de madera reforzados por una corada de metal, además de la bandera ondeando en lo alto de la cabeza.

Samley: ¡¡¡¡ES GENIAL!!!!

Gear: ...A NAUTILO!!!

Capítulo 335: Contrastes de pensamiento

Ferginald se giró hacia Clof, intercambiando miradas con él mientras aún sostenía a Kim en brazos.

Ferginald: Por la situación debo entender que somos aliados, ¿no?

Clof: C... claro, venía a ayudar a...

Ferginald: En ese caso, confiaré en que la pondrás a salvo.

Clof: ¡Sí, desde luego!

El magnífico posó los pies de Kim en el suelo para luego desenfundar unas cartas de naipes de sus mangas y lanzarse a la batalla junto a Ryoko, por su parte, el Feo trataba de llevar a la anterior miembro de los Piratas del Deseo a un lugar seguro.

Clof: Bien... ¡vamos, hay que aprovechar mientras...!

Kim: ...

Clof: ¿Estás bien?

Pero Kim se mostraba aún reacia a Clof, echándose hacia atrás con cara de asustada.

Kim: Tú... eres pirata aún así... ¿no?

Clof: Pues... sí pero...

Kim: ¿Q... qué... vais a hacerme...?

Clof: Ah, mierda, tienes miedo, es normal... pero te prometo que no voy a hacerte daño.

Kim: ¡¿Y por qué debería...?!

El hombre se puso la mano izquierda en el pecho izquierdo mientras el otro brazo se lo llevaba atrás para finalmente responder con una reverencia.

Clof: ¡Ex-comodoro Li Von Clof, destinado a la división G-7!

Kim: ¿Ex... comodoro?

Clof: Debido a contrastes de pensamiento acabé uniéndome a los Piratas de las Aguas Estancadas, ¡pero mi ideal de justicia no ha desaparecido, por eso estoy decidido a salvarte la vida!

Kim: ...

Clof: Te pido de tu colaboración, quiero...

Kim: Vale... pero con una condición...

Clof: ¿Eh?

Kim: Quiero ver a tu capitán.

Por su parte, Theodhelm en su forma de Tyr luchaba contra Heimdall, pero se le hacía muy complicado al carpintero, su oponente no era nada débil y sus refuerzos de piedra marina contrarrestaban cualquier ataque con sangre que le lanzaba.

Theodhelm: Mierda... no voy a poder vencerle, si al menos no fuese tan jodidamente rap...

Heimdall: ¡¡¡HMMMMMPF!!!

Theodhelm: ¡!

El gigante lanzó un puñetazo al pirata que impactó justo en la cabeza de su transformación, destrozándola completamente.

Theodhelm: ¡MIERDA!

Heimdall: ¡¡¡HMMMMMMF!!!

El gigante se dispuso a dar otro poderoso puñetazo pero esta vez apuntando hacia donde estaba el verda dero Theodhelm controlando su transformación desde dentro, sin embargo, algo le frenó en seco.

???: ¡ANCHOR GRAB!

Un enorme ancla atado a una cadena apareció agarrando a Heimdall por el cuello, mientras tanto, detrás de él, apareció deslizándose con ayuda de la cadena Nautilo, cuya cadena estaba en uno de sus brazos, utilizando el otro para dar un cañonazo en la cara a Heimdall cuando estaba justo delante suya, lanzándolo algunos metros.

Theodhelm: ¡¿Qué es...?!

Mujer: ¡Theod!

Theodhelm: ¿Samley?

Samley estaba subida en la cabina del enorme robot situada en la cabeza, sentada frente a un montón de botones y palancas.

Samley: ¡¿A QUE ES INCREÍBLEMENTE GENIAL?!

Theodhelm: Mola bastante, ¿quién es tu amigo?

Gear: ¡ME LLAMO GEAR, PERO MIS ENEMIGOS ME LLAMAN...!

Los dos pilotos del robot accionaron juntos unas palancas lanzándose contra Heimdall.

Gear: ¡TEN PIEDAD!

Redsu, por su parte, se encontraba buscando y recogiendo objetos en llamas mientras observaba el gran robot, gracias a su gran visión, pudo ver que su pareja era una de las personas que lo controlaban.

Redsu: Eres rara y aún así lo que te quiero no es normal...

???: ¡Hey!

Redsu: ¡!, ¿Quién eres?

Perni: Perni,  ¿qué haces?

Redsu: Ah, Perni, Venjen está luchando contra la Gafas, nos ha pedido fuego, aunque no nos ha dicho para...

???: ¡COMPAÑERAAAAA!

Redsu y Perni: ¡!

Curie apareció en el lugar corriendo y llorando, tenía varias heridas y moratones en la cara y cuerpo, abrazándose a la pierna de la pelirroja en cuanto llegó a ella.

Redsu: Mierda.

Curie: ¡ME HAN PEGADOOOOO!

Perni: ¿Te ha llamado compañera?

Redsu: Es una larga historia.

Perni: Ni larga historia ni leches, es la loca que me drogó, voy a cortarle la cabeza.

Curie: ¡NO, QUE ME HE PORTADO BIEN, ES SOLO QUE LA TIPA DE ANTES LA HA TOMADO CONMIGO!

Redsu: ¿La tipa de antes?

De dónde venía Curie, varios piratas comenzaban a salir disparados por los aires, dejando el paso para la persona responsable de esto, quién llegó al final revelando su identidad para después soltar una pregunta al aire...

Serena: ¿Dónde... está...

...mientras gritaba.

Serena: ...LA GAFAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS!!!

Capítulo 336: Mi presa

Perni: ¿Quién es esa?

Serena: DECIDME DÓNDE ESTÁ.

Redsu: No podemos, Venjen ha dicho que...

Serena: Me da igual lo que te hayan dicho, dime dónde está la tipa esa.

La primera oficial dejó los materiales ardientes que había recopilado en el suelo mientras desenvainaba su mandoble y activaba su forma híbrida, por su parte, Perni usó su brazo mecánico para sacar unos shurikens y posárselos entre los dedos.

Redsu: Mi capitán ya ha reclamado esa mujer como "su presa", como su primera oficial no puedo dejarte pasar así como así.

Serena: ¿Me estás desafiando?

La Desencadenada comenzó a caminar hacia delante mientras arrastraba sus grilletes por el suelo provocando un ruido metálico que helaba la sangre.

Curie: IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIH.

Serena: Te lo voy a decir una vez más...

La capitana pirata agarró una de sus cadenas y comenzó a darle vueltas con su mano como eje.

Serena: Dime dónde...

???: ¡CAPITANA!

Serena: ¿Eh?

Redsu: ¿Quién es esa?

Perni: ¿Valerie?

La que había pegado el grito no era otra que Valerie, quién se había acercado al lugar tras luchar con algunos piratas rasos.

Serena: ¡Valerie!

Valerie: ¡Capitana, le estaba buscando, nuestra tripulación...!

Serena: Antes de eso dime...

Valerie: ¿Eh?

Serena: "La Recordadora", la recuerdas, ¿verdad?, dime dónde está.

La Valquiria señaló en una dirección con su espada.

Valerie: Está por ahí, pero ahora se encuentra peleando contra Don...

Serena: ME DA IGUAL.

La capitana pirata no escuchó nada más, pues tenía todo lo que necesitaba, lanzándose a gran velocidad hacia la dirección que su subordinada le había dado.

Redsu: Mierda, va a ir con Venjen.

Perni: Pero los dos irían contra la Gafas, serían aliados, ¿no?

Redsu: ¿Has visto la personalidad de esos dos?, no me extrañaría que se peleasen entre ellos también, hay que ir rápido antes de que la líen.

Perni: Es una buena observación, vamos.

Una con su forma híbrida y otra con su agilidad innata, se apresuraron para alcanzar a La Desencadenada, dejándose a Curie por el camini, aunque rápidamente se puso de pie y corrió hacia ellas mientras gritaba...

Curie: ¡NO ME DEJÉIS SOLAAAAAAAAAA!

Valerie: ¿Qué hacen?

Mientras tanto, Ealsa y Venjen continuaban luchando entre ellos, intercambiando poderosos puñetazos y patadas.

Ealsa: ¡INVOKE: PROJECTILE RAIN!

Venjen: ¡O.R.A!

La Recordadora lanzó varios proyectiles hacia Don Barbacoa, sin embargo, gracias a sus puños imbuídos en haki de armadura, podría repelerlas o incluso romperlas, sin embargo, en un momento de la pelea, Ealsa detectó algo con su haki de observación, algo que se acercaba desde un costado a gran velocidad.

???: ¡X-STRIKE!

Ealsa: ¡INVOKE: WALL!

La mujer dio un salto para alejarse del nuevo peligro, pues Serena había aparecido en la escena para golpear a Ealsa con sus cadenas en una forma de X, sin embargo, fue detenido por el grueso muro invocado por esta, la situació también sorprendió e incluso enfadó a Venjen.

Ealsa: Mierda... no esperaba que fueses tan insensata como para venir.

Serena: ¡CÁLLATE, X-STRIKE!

Venjen: ¡EH, TÚ!

La Desencadenada realizó su ataque una vez más, pero fue esquivado por la Recordadora, quién rápidamente se vio sorprendida por un ataque de su otro contrincante, aunque también logró esquivarlo por poco.

Ealsa: Tsch... esto va a ser muy irritante.

Venjen: ¡¿TÚ QUIÉN COÑO TE CREES QUE ERES PARA IR A POR MI PRESA?!

Serena: ¡CÁLLATE ENANO, SI ESA MUJER ES LA PRESA DE ALGUIEN ES MÍA!

Venjen: ¡¡¡¿QUÉ ACABAS DE DECIR?!!!

Los tres piratas se acabaron envolviendo en una vorágine de puñetazos y patadas entre todos, aunque Serena y Venjen se danab algún golpe ocasional, los dos compartían enemigo: La Recordadora. Por su parte, Redsu y Perni llegaron al lugar, Curie detrás de ellas agarrándose de nuevo a la pierna de Tajo Arco Iris.

Redsu: Lo suponía... se golpean entre ellos también...

Perni: Eso que lleva... ¿es un raid suit?

Redsu: Creo que sí... ¿po....?, mierda, ya sé por dónde vas... el calor...

Perni: Si el principal arma del capitán es el calor... con ese traje no puede aplicarlo... fíjate...

Efectivamente, Venjen hacía uso de su transformación para lanzar gotas de su sangre a Ealsa, pero el traje de esta ignoraba por completo esto, negándole al capitán pirata su arma más poderosa.

Redsu: Esto es un problema... antes ya tenía unas pocas posibilidades, ese traje le va a jugar una mala pasada...

Curie: Ah, ¿os quejáis de lo del calor?

Redsu: Tú no molestes.

Curie: Hacer esa parte fue una jodienda, ni siquiera me salió por completo, si la Gafotas lo hace mal, puede que se hasta se le rompa.

Perni: ...

Redsu: ...

Curie: ¿Uh?

Capítulo 337: No puedo

Redsu: ¿Cómo que rompa?

Perni: Habla.

Curie: Oye, así no se le habla a una compañera, y menos a una compañera herida.

Redsu: ¡QUE HABLES!

Curie: ¡Ay, pero no me pegues!

Perni: ¿Como que no te salió por completo?

Curie: No logré encontrar un material como el del Germa, así que tuve que hacer un apaño al resto del traje.

Redsu: ¿Qué apaño?

Curie: El traje entero está con unos micro cables que transmiten una energía que repele el calor, me aseguré de hacerlos resistentes, porque en una batalla real...

Redsu: AL GRANO.

Curie: Vale vale, al final el circuito ese tiene que concentrar todos los procesos y demás en una parte en concreto, esa parte es el broche que llevaba antes la tipa esa.

Perni: ¿Y dónde lleva ahora el broche?

Redsu: Porque la calavera del pecho está estampada, eso no es.

Curie: Pues por borde, ahora no os lo digo.

Redsu: No estamos para coñas, habla.

Curie: *Le saca la lengua*

Redsu: ¡SERÁS...!

???: El cinturón...

Perni y Redsu: ¿Eh?

Detrás de ellas, Karo estaba cargando con varios leños ardiendo, dejándolos caer en cuanto recibió la noticia de la chapuza de Curie.

Karo: Se puso el broche ahí para que el traje saliese de ahí, estaba delante, lo vi...

Curie: Tsch...

Perni: En resumen... si rompemos eso...

Redsu: Venjen no debería tener problema.

Karo: Cuidad de esto.

A Karo le faltaron unos segundos para lanzarse hacia el combate dejando atrás lo ardiente que había reunido al cuidado de Redsu y Perni.

Por su parte, Kim y Clof llegaban al lugar, pudiendo observar la pelea a lo lejos, la Recordadora se enfrentaba a dos rivales ahora, viendose obligada a pasar a la defensa.

Clof: Ahí están...

Kim: El chico bajito... ¿ese es tu capitán?

Clof: Yo de ti no le llamaría así si lo tuviese cerca.

Kim: Está luchando con alguien más, ¿quién es la chica?

Clof: Serena "la Desencadenada", capitana de los Piratas Fantasía, la recuerdo de los archivos de La Marin... ¿quién es ese?

Kim: ¿Eh?

Desde la distancia, se podía observar como una figura humanoide de gran tamaño se lanaba a la batalla con los puños preparados, abalanzándose sobre Ealsa.

Clof: ¡Es...

Kim: ¡KARO!

Karo: ¡POWERFUL IMPACT!

Ealsa: ¡!

Haciendo uso de su haki de observación, la Recordadora pudo esquivar el ataque del bumian, que consistió en un potente puñetazo contra el suelo acompañado de una explosión, interponiéndose entre ella y Venjen y Serena, la cuál no parecía comprender el qué pasaba.

Ealsa: Tsch... qué pesaditos sois...

Venjen: ¿Qué haces?

Karo: Hay una forma de hacer que tus golpes le afecten más, vengo a asegurarme de ello.

Venjen: No necesito que...

Karo: Nos habías pedido fuego, lo tienes ahí.

Venjen: ¿Eh?

Entre Perni, Redsu y Curie había una pila de varios leños ardiendo, los que Karo había traído.

Venjen: De puta madre.

Karo: Yo la entretengo.

Venjen: Pero no te mueras.

El capitán pirata se vió obligado a abandonar la lucha para dirigirse hacia sus dos compañeras, quienes estaban resguardando el pedido de Don Barbacoa, Ealsa no parecía empeñada en perseguirle, en su lugar, se limitó a mirarle mientras cruzaba los brazos, por su parte, Serena avanzó hasta ponerse al lado del bumian.

Karo: ¿No le persigues?

Ealsa: Para qué, ya le despacharé luego, prefiero hacer las cosas despacio, se cometen menos fallos, además...

La Recordadora redirigió su mirada hacia el que antes era su primer oficial.

Ealsa: ...si tantas ganas tienes de que te ponga la bota en la cabeza... ¿quién soy yo para pedirte lo contrario?

Karo: Tsch.

Karo se puso en posición de boxeo mientras Serena le miraba de reojo.

Serena: Ni se te ocurra matarla, es mi presa.

Karo: Descuida...

Serena: ...

Karo: No puedo con ella.

Capítulo 338: Matarreinas

El bumian se abalanzó contra su ex-capitana lanzándole una avalancha de varios puñetazos consecutivos, sin embargo, La Recordadora no aprecía tener problema en esquivarlos uno a uno, para luego responder esta con una potente patada en la cara del bumian que lo lanzó varios metros, por su parte, Serena aprovechó para lanzar una de sus cadenas hacia Ealsa, enredándose esta en su brazo, La Desencadenada tiró de esta atrayendo a la capitana pirata, lanzándose después con su otra mano resubierta en haki.

Serena: ¡QUEEN-SLAYER!

Ealsa: Tsch.

La Recordadora no pareció darle demasiada importancia, pues finalmente consiguió frenar su travectoria imbuyendo su pierna en haki y clavándo el tacón en el suelo, Serena, al llegar frente a Ealsa, trató de atacarle dándole en la cara con su mano en forma de garra, pero esta consiguió esquivarlo inclinando la cabeza a un lado.

Serena: ¡!

Ealsa: GODDESS BLOW.

La Recordadora dio un puñetazo en la cabeza a Serena, provocando que sus cadenas se desenredasen y acabase contra el suelo, haciendo que esta comenzase a soltar sangre, por su parte, Karo apareció de nuevo en el aire con uno de sus puños preparados.

Karo: ¡METEOR STRIKE!

El bumian cayó en el suelo provocando una gran explosión, sin embargo, Ealsa logró hacerse a un lado de un salto, pare contraatacar con otra patada.

Desde la distancia, Kim y Clof observaban el combate más que desigual, los dos no sabían del todo como reaccionar, estaban anonadados, y no en el buen sentido.

Clof: Esto es malo... esto es profundamente malo...

Kim: ...

Clof: Esa mujer los va a matar

Kim: ¿T... todos los piratas...

Clof: ¿Eh?

Kim: ...son así...?

Clof: A ver... no puedo decir que mi capitán sea una buena persona... pero... seamos sinceros, Ealsa está mal de la cabeza...

Kim: Es horrible...

Clof: Esta situación pues sí, pero...

KIm: ¡Voy a detenerlos!

Clof: ¡Ni se te ocurra, te van a...!

Pero Kim hizo caso omiso a las palabras del pirata y, tras tornarse invisible con su habilidad, comenzó a acercarse a la escena.

Mientras tanto, Redsu y Perni observaban a su capitán mientras este hacía lo suyo con los materiales ardientes que le habían traído.

Curie: Eso es raro hasta para mí.

Perni: ... ¿esto es normal?

Redsu: Supongo que para él sí... pero de esta manera no lo había visto.

Perni: Ya... capitán...

Venjen: ¿Hm?

Perni: ¿Te estás comiendo el fuego?

Efectivamente, Venjen estaba engullendo los leños y demás cosas en llamas que le habían traído, escupiendo después los materiales sin una chispa en ellos.

Venjen: (con la boca llena) No hay suficiente.

Redsu: ¿Como que no hay suficiente, no la quieres para escupirla sobre la Gafas?

Venjen: No, no hay suficiente para hacer lo que quiero, necesito a...

???: ¡TÚ!

Acercándose corriendo y sosteniendo un bidón de gasolina venía Vada Magma, para luego pararse frente a Don barbacoa y comenzar a estrujar el recipiente sobre si mismo mientras el cíborg comenzaba a tragarse el contenido.

Vada: Voy.

Venjen: CON TODO.

Vada: ¡DEMON'S JUDGEMENT!

El Volcán de Acero lanzó una profunda llamarada hacia Don Barbacoa, quién, lejos de alejarse, abrió la boca y comenzó a aspirar con ella las llamas que su aliado estaba lanzando.

Por su parte Serena recibía varios golpes por parte de Ealsa, aunque algunos conseguía bloquearlos con sus brazos y cadenas imbuídas en haki.

Serena: Desgraciada...

Ealsa: Chst, INVOKE: WALL.

Serena: ¡!

Tras invocar una dura pared, esta impactó contra Serena lanzándola varios metros, por su parte, Karo se lanzó de nuevo con uno de sus puños preparados para impactar, pero fue fácilmente esquivado por la Recordadora, esta respondió con una fuerte patada en la cara y un puñetazo en el estómago al bumian, el cuál se arrodilló en el suelo por el dolor, para ser agarrado por la cabeza por su ex-líder.

Ealsa: Lamentable.

Karo: Hija... de....

Ealsa: Deberías haberte quedado quietecito siguiendo mis órdenes.

Karo: Antes... me habría suicidado.

Ealsa: Eras un buen juguete, eras eficiente, no cuestionabas nada y a veces hasta me hacías regalos.

Karo: Tsch.

Ealsa: Pero estoy muy enfadada con tu actitud.

La Recordadora creó un cuchillo con su poder, para agarrarlo con su otra mano mientras observaba al bumian.

Ealsa: Aprende de tu error.

???: ¡PARA!

Ealsa:¿Uhm?

Karo:¿ Kim...?

Kim había llegado hasta la escena con el maquillaje de los ojos corrido por las lágrimas, mirando con horror la situación.

Kim: Por favor... no le mates...

Ealsa: Mira quién ha venido.

La capitana soltó el arma y lanzó al bumian al suelo mientras se giraba hacia su anterior rehén.

Ealsa: ¿No quieres que acabe con el traidor?

Kim: Esto... no está bien... por favor, para.

Ealsa: Ya... ¿y por qué debería?, estoy muy muy enfadada, y contigo también.

Kim: Por favor, si lo haces... iré contigo...

Karo: ¡!

Ealsa: Me alegra ver que alguien piensa bien por una vez.

La Recordadora creó un nuevo collar con correa haciendo uso de su poder mientras se acercaba a la chica.

Ealsa: Eres una buena chica.

Kim: ...

Karo: ¡GREAT UPPERCUT!

En un intento desesperado, el Bumian se lanzó contra Ealsa dándole un fuerte puñetazo acompañado de una explosión en el vientre.

Kim: ¡Karo!

Karo: Arf... arf...

Ealsa: Qué pena.

Karo: ...

El puñetazo no había causado daño a la mujer, revelándose en perfecto estado tras desaparecer el humo de la explosión.

Ealsa: MISSTRES KICK.

Karo: ¡!

El bumian recibió una fuerte patada en la cara que lo mandó contra una gran roca creando una gran grieta en ella, este trató de reincorporarse con uno de sus brazos poniéndose de pie.

Ealsa: Deberías haberte quedado quieto, por tu culpa, ahora habéis perdido todo.

Kim: Karo...

Karo: Arf... arf...

Ealsa: Tú vas a morir, la niña volverá a ser mi mascota y el resto me pensaré qué hacer con ellos.

Karo: Descuida... igual no tienes ni que pensarlo...

Ealsa: ¿Eh?

Karo: Eso de... "habéis perdido todo"... no es del todo correcto...

La mujer notó algo extraño en su traje, bajando la cabeza hacia la hebilla del cinturón que actuaba como núcleo del traje, al visualizarlo, pudo comprobar que ya no estaba ahí, si no que habían un montón de cables fuera de lugar.

Ealsa: Qué has...

El bumian reveló su otra mano, con la que había dado el puñetazo, el broche de la Recordadora, para comenzar a apretarlo lentamente....

Ealsa: ¡NI SE TE...!

KABOOM

... y hacerlo desaparecer con una explosión.

Capítulo 339: Hombre de fuego

Los trozos carbonizados del broche cayeron al sueño junto a las cenizas de este, Karo estaba orgulloso de su gesto a pesar de no mostrar ni una mísera sonrisa, por su parte, Ealsa, quién se había mostrado nerviosa al principio, comenzo a inspirar y espirar mientras se iba calmando.

Ealsa: Inspira... espira...

Karo: Arf... arf...

Ealsa: Bien... ya está, ¿ves?

Karo: Ya... siempre se te dio muy bien conservar la calma...

Ealsa: Esto no es más que un pequeño contratiempo, como tú, si me permites, terminaré el trabajo.

La Recordadora creó una nueva espada con su poder mientras observaba al moribundo bumian.

Ealsa: ¿No ruegas por tu vida?

Karo: A mí... ya me da igual, he terminado mi trabajo.

Ealsa: ¿Trabajo?

El bumian hizo una seña con la cabeza para que la Recordadora girase la cabeza, Kim, por su parte, hizo lo mismo, observando al capitán de los Piratas de las Aguas Estancadas siendo bañado por varias llamas provenientes de Vada Magma, y así fue hasta que este las cesó.

Vada: Ya está...

Venjen: *Con la boca llena* Ahofa fí.

El pirata engulló todo el fuego que tenía almacenado en su boca, para que, tras un rugido de su estómago, diese un eructo tan potente mientras expulsaba fuego que llenó toda la escena con una cortina de este.

Tema Venjen

Tras las llamas, apenas se podía apreciar la figura de Don Barbacoa, su figura y aspecto mostraban cambios a medida que el fuego se disipaba, dejando anonadados a todos los presentes, tanto aliados como enemigos.

Venjen estrena el Vesubio

El aspecto de este había cambiado, con varias ojos rojos como el más profundo de los infiernos y una melena llameante que flotaba.

Ealsa: Bueno... ahora se supone que...

En un abrir y cerrar de ojos, Don Barbacoa apareció como una exhalación frente a su contrincante, con uno de sus puños preparados.

Ealsa: ¡¿C-cómo...?!

Venjen Vesubio golpea a Ealsa Roye por Kandawalker

Venjen: ¡ERUPCIÓN!

El puño del capitán pirata comenzó a verse envuelto en unas ardientes llamas que lo rodeaban, para luego impactar sobre la cara de La Recordadora, quién ni siquiera pudo cubrirse con haki, recibiendo el ataque de lleno y siendo lanzada varios metros con una marca de quemadura en la mejilla.

Kim: Le ha...

Serena: Dado de lleno... je... ha sido la hostia.

Ealsa: Q... qué...

El capitán pirata se acercaba lentamente a La Recordadora mientras esta se reincorporaba y procesaba lo que había sucedido mientras la ira le inundaba.

Ealsa: ¡ ¿QUIÉN TE CREES QUE ERES?!

Cuando ya estaba lo suficientemente cerca, esta trató de darle una patada recubierta en haki en la cara al pirata, pero consiguió bloquearla con uno de sus brazos, para luego contestar poniendo la palma de su mano envuelta en llamas en el vientre de Ealsa, dándole un profundo golpe con esta.

Venjen: ¡MORS PRIMORDIUM!

Ealsa: ¡!

La capitana se vio empujada de nuevo con un profundo dolor en su estómago, pues estaba cubierto con una quemadura en forma de mano.

Ealsa: T... tú... no puedes vencerme...

Venjen:  ¡¿Eh?!

Ealsa: ¡¡¡NADIE PUEDE, INVOKE: BUSTER CALL!!!

La mujer comenzó a crear diversas balas de cañón que se lanzaban consecutivamente contra Venjen, sin embargo, este, tras imbuir sus pies en llamas, no tenía problema en esquivarlos para llegar hasta Ealsa y atacarle con todo lo que tenía.

Mientras tanto, Kim observaba la escena, como Ealsa comenzaba a caer al suelo durante su intercambio de golpes con Venjen.

???: ¡KIM!

Kim: ¿Eh?

Clof había conseguido llegar hasta Kim a pesar de las batallas que habían alrededor, este se mostraba molesto por la acción de la noble, pero también asombrado por la situación de su capitán.

Clof: ¿En qué... estabas pensando?

Kim: Lo siento... por lo menos quería que alguien saliese vivo de aquí... y si todo lo que necesitaba es a mí...

Clof: Ya... bueno, da igual, el capi lo tiene controlado, deberíamos buscar algún sitio seguro...

Kim: Sí... gracias... Karo.

Karo: Estoy bien... no os preocupéis...

Clof: Gracias por todo.

Karo: No hay de qué.

La Recordadora había vuelto a sufrir una paliza, algunas partes de su traje se habían rasgado y roto, y tenía varias heridas por el cuerpo además de quemaduras, las gafas se le habían caído y todo en el camino que había estado rodando por el suelo, mientras se levantaba, usaba parte de su poder para crear unas nuevas.

Ealsa: Tú... puto enano de mierda... no te o tengas tan creído...

Venjen: ¡!

Mientras la mujer se ponía en pie y ajustaba las gafas, continuaba con su monólogo.

Ealsa: ¡¿TE CREES QUE ESTE TIEMPO NO ME HE ENFRENTADO A GENTE ASÍ?!

Venjen: ...

Ealsa: ¡¡¡DECENAS, E INCLUSO CENTENARES DE INÚTILES QUE SIGUEN PENSÁNDOSE QUE PUEDEN ASPIRAR A ALGO MÁS QUE BESARME LOS ZAPATOS, EN TODO MI VIAJE POR EL MAR ME HE ENFRENTADO A INCONTABLES PIRATAS COMO TÚ!!!

Venjen: Sabes que eso es mentira, Gafas.

Ealsa: ¡¿?!

El pirata, quien estaba en el aire debido a un gran salto que había dado, cayó frente a la Recordadora provocando una gran onda expansiva por la que incluso Ealsa tubo que mantenerse firme para no caer al suelo.

Venjen: NO HAY NADIE COMO YO.

Capítulo 340: Volcán

El capitán pirata se lanzó de nuevo hacia La Recordadora con sus dos puños envueltos en llamas, lanzando consecutivos golpes hacia esta, quién apenas podía defenderse con sus brazos recubiertos en haki.

Venjen: ¡ERUPCIÓN!

Ealsa: ¡!

Un fuerte puñetazo mandó alejarse a Ealsa, manteniéndose en pie en el suelo mientras este iba cavando una zanja por donde ella pisaba, tras retirar el haki de sus brazos, la Recordadora pudo observar que el puñetazo de Venjen había traspasado su traje, provocándole una ligera quemadura en el antebrazo.

Ealsa: Esto... es directamente estúpido...

Venjen: Me vale, un final estúpido para una persona estúpida.

Ealsa: ¡ESO LO DICES POR TI, INVOKE: BUSTER CALL!

Pero los miles de proyectiles invocados no eran un desafío demasiado grande para Don Barbacoa, quién fácilmente podía acabar con las balas a base de puñetazos, lo que el hombre ignoró, es como Ealsa consiguió posicionarse detrás de él, preparando de nuevo su poder.

Ealsa: ¡INVOKE: MISTRESS CHAINS!

Venjen: ¡!

Haciendo uso de su fruta, la Recordadora creó cuatro cadenas que posteriormente lanzó hacia los cuatro miembros de Venjen, la mujer, tiraba de ellos con todas sus fuerzas con la esperanza de inmovilizarlo.

Ealsa: Tsch... al final eres como un perro, solo necesitas unas cadenas para quedarte quietecito...

Venjen: Por el amor de Dios, cállate.

Ealsa: Hm.

Venjen: Eres lo más irritante que he escuchado en mi vida.

Ealsa: Cállate, en este momento deberías empezar a comprender tu posición y ser más sumis...

Venjen: ¡VOLCANO!

Como si de una hoguera se tratase, Venjen se envolvió a si mismo en una enorme vorágine de fuego, aunque de por sí su poder no afectaba a materia inorgánica, el fuego que emanaba era diferente al no tratarse de su habilidad directa, las cadenas que tenía enroscadas en los brazos y piernas comenzaron a teñirse de un brillante blanco para terminar explotando por el calor.

Ealsa: ¡¿QUÉ...?!

Venjen: Si me hubieses dicho al principio de toda esta mierda de pelea "me rindo", habría pasado de todo, habría buscado los tesoros que tuvieses en la isla y me habría ido por ahí, en el fondo tienes una suerte de mierda.

Ealsa: ...

Venjen: VAS A MORIR, AQUÍ Y AHORA.

Por primera vez en mucho tiempo, los ojos de la Recordadora parecían diferentes, a través del intenso brillo que emitían las lentes de sus gafas, se podía apreciar como la mujer sentía un miedo atroz que trataba de disimular a duras penas; inmediatamente después, Don Barbacoa se volvió a lanzar con todo el cuerpo envuelto en llamas, volviendo a lo de antes, con uno atacando sin parar mientras Ealsa trataba de defenderse.

Mientras tanto, llegando a la escena, se encontraba Bryt blandiendo su gran maza, el hombre se quedó perplejo ante la situación, con su capitana únicamente pudiendo defenderse.

Bryt: Ese tipo... ¡DON BARBACOA, AMA EALSA!

Sin dudarlo, el hombre se lanzó a la acción, un fuerte puñetazo final de Venjen obligó a Ealsa a retroceder de nuevo, Don Barbacoa cesó las llamas que le rodeaban mientras se preparaba para un próximo ataque cuando le alertó detrás suyo, obligándole a girar la cabeza.

Venjen: ¡¿Eh?!

Ealsa: ¡BRYT!

Bryt: ¡¡¡MUERE, BASTARD-!!!

Un fuerte golpe en una de las mejillas de Bryt lo alejó de su trayectoria mandándolo al suelo, los presentes acabaron descubriendo a la autora de ese golpe quien se situó espalda con espalda junto a Venjen, pues el golpe no había sido dado con un puño, sino con unas cadenas recubiertas de haki de armadura.

Venjen: Tsch, ¿qué haces?

Serena: Dame las gracias en otro momento, me has caído bien, así que te cedo a la Gafas, como la llamáis vosotros.

Venjen: Hm, igual al final vas a ser útil y todo.

Serena: Pero tengo una condición.

Venjen: ¿Eh?

Serena: Haz que sufra.

Venjen: Puedes contar con ello.

Mientras uno envolvía sus brazos en fuego y la otra recubría sus cadenas con haki, se comenzaron a dirigir lentamente hacia sus adversarios.

Bryt: Me las vas a pagar...

Serena: No vivas en el pasado, viejo.

Capítulo 341: No has visto nada

Ryoko: ¡ABAJO!

La Macarra se abalanzó contra su contrincate para atizarle con su bate, pero esta consiguió saltar hacia atrás para esquivar el golpe.

Zolba: Jopé, si estoy un poquito más lenta me rompes de un golpe.

Ryoko: Tsch.

Zolba: En ese caso... tendré que ir empezando...

La mujer empezó a buscar entre sus máscaras, la mayoría tenían caras alegres, sin embargo, parecía buscar una en concreto; tras un rato de búsqueda, la encontró, con una cara larga, dientes rojos y unos ojos enfadados.

Zolba: ¡Ahora podemos empezar!

Ryoko: Tsch, eres una tipa extraña..

La mujer agarró su bate para lanzarse contra su enemiga y golpearle con él.

Ryoko: MEJOR REVENTARTE LA CABEZA CUANTO ANTES.

Zolba: ¡PANDORA'S MASK!

Ryoko: ¡!

Aunque solamente se había colocado la máscara, Zolba comenzó a retorcerse sobre sí misma como si algo le estuviese poseyendo, aunque realmente no era así, simplemente su perturbada cabeza así lo entendía.

Zolba: ¡MATAR A LOS ENEMIGOS!

Ryoko: Se ha vuelto loca...

Zolba: ¡MATAR!

Ayudándose de sus cuatro miembros como si de una araña se tratase, Zolba se abalanzó contra Ryoko atizándole con uno de sus brazos con una flexibilidad como si de un látigo se tratase, aunque esta pudo bloquear el golpe con su bate, le empujó unos metros que la miembro de los Piratas del Deseo aprovechó para lanzar ataques parecidos uno tras otro.

Ryoko: Tsch... puta zorra... es rápida...

Zolba: ¡¡¡MUERE!!!

Ryoko: ¡!

Los sucesivos golpes acabaron levantando una nube de polvo que rodeo a Ryoko, la tierra que se levantaba le provocaba cosquillas en la nariz, hasta el punto de llevarla al borde del estornudo.

Zolba: Ya te tengo, niñata.

Ryoko: A... a...

Zolba: ¡PREDATOR!

Con sus cuatro miembros preparados pra atacar, la mujer se abalanzó contra La Macarra preparada para arrancarle la cabeza, sin embargo...

Ryoko: ¡¡¡ACHÚSS!!!

Zolba: ¡!

... al estornudar, la mujer se inclinó hacia delante esquivando el ataque de Zolba, quién, a pesar de fallar, en seguida se reincorporó para seguir.

Zolba: Qué zorra... me ha... ¿eh?

Ryoko: Ay...

Zolba: ¿Qué es eso?

Tras el estornudo, Ryoko parecía haber cambiado, su ceño fruncido y dientes apretados se habían cambiado por una expresión como de timidez, con las mejillas sonrojadas y mirando a duras penas a Zolba.

Ryoko: No me gustan que me metan en estas cosas.

Zolba: ¡JA SI SOLO ERES UNA NIÑA!

Ryoko: ¡Oye, soy mayor de edad!

Zolba: ¡CALLA Y MUERE!

Zolba se volvió a abalanzar contra Ryoko levantando una gran cantidad de viento a su alrededor, viento que levantó ligeramente la falda de La Macarra, provocando que se sonrojase aún más.

Ryoko: ¡¡¡¡HYAAAAAAAAAAAAAAA!!!!

Zolba: ¿?

Ryoko: ¡PERVERTIDA!

Zolba: ¡!

Por puro instinto, Ryoko movió el bate delante de ella con gran fuerza, impactando directamente en la cara de Zolba, quien se había lanzado al ataque ahora era arrastrada por la potencia del golpe hasta finalmente acabar estrellada contra una roca, rompiendo en trozos la máscara que llevaba puesta.

Zolba: E... eso... qué ha... sido eso... ¿eh?, ¡LA MÁSCARA!

Teniendo un ataque de pánico en el momento, Zolba comenzó a rebuscar entre sus máscaras en busca de alguna otra que le sirviese para alimentar su trastorno, por su parte, Ryoko no parecía contenta con la situación, teniendo unas pocas lágrimas en sus ojos debido a la vergüenza.

Ryoko: Estas cosas... no me gustan...

La Macarra agarró un poco de polvo del suelo...

Ryoko: Casi que mejor así.

...para echárselo por la nari, tratando de provocarse...

Ryoko: ¡¡¡ACHÚSSS!!!

...otro estornudo.

Por su parte, Zolba seguía buscanco, pero no parecía encontrar nada que le sirviera, se probaba una tras otra, pero nada.

Zolba: No... No... No... POR DIOS, TIENE QUE HABER ALGUNA QUE...

Ryoko: Tú...

Zolba: ¡!

Ryoko había vuelto a su expresión de siempre, agarrando con fuerza su bate y acercándose lentamente hacia Zolba con sus gafas emitiendo un brillo blanco que impedía verle los ojos, aunque la atmósfera sugería de sobre su estado de ánimo.

Ryoko: Has visto algo de mí que no deberías...

Zolba: ¡¡¡IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIH!!!

Ryoko: ¡ABAJO!

Estando Zolba completamente aterrorizada por la situación, Ryoko le respondió con un fuerte golpe en la cabeza con su bate, tumbándola en el suelo con los ojos en blanco.

Capítulo 342: Trucos sucios

Ferginald: No me gusta demasiado tener que pelear con una mujer tan hermosa.

Elsa: Encima de viejo, machista, te voy a cerrar la boca a base de golpes.

Ferginald: Prefiero llamarme caballeroso, pero puedes estar tranquila, que no me voy a contener.

Elsa: Tsch.

Ferginald: ¡REPÓKER!

El hombre sacó las manos de debajo de su capa para sacar cinco cartas de rey y un póker para lanzarlas contra Elsa, consiguiendo ésta esquivarlas por poco, clavándose después en el suelo como cuchillas.

Elsa: Para ser un viejo, no es tan malo.

Ferginald: Gracias, ¡REPÓKER!

Elsa: Pero bueno, comparado conmigo, la herramienta perfecta de la ama Ealsa...

Ferginald: ...

Elsa: No es para tanto.

Los guantes de Elsa se rasgaron mostrando unas manos mecánicas, haciendo que sus dedos tomasen una forma cónica y puntiaguda, como si fuesen unas garras, acto seguido, las utilizó para cortar las cartas que venían hacia ella

Ferginald: Cíborg...

Elsa: La ama Ealsa sugirió hacerme un par de reformillas para aumentar mi fuerza, evidentemente, para mí sus deseos son órdenes.

Ferginald: Una relación muy sana y para nada tóxica,  ¡ESCALERA DE COLOR!

El hombre comenzó a lanzar varias cartas de diversos colores y números hacia Elsa mientras corría alrededor, la mujer le respondía cortando las cartas en el aire impidiéndole que le diesen.

Elsa: Tsch, la gente como vosotros no puede comprenderlo.

La mujer asintió fuerte con la cabeza haciendo que las gafas que llevaba a la cabeza cayesen sobre sus ojos, poniendo en alerta a El Magnífico.

Ferginald: Qué...

Elsa: ¡QUEEN'S BEAM!

Ferginald: ¡!

Unos enormes rayos láser salieron de los ojos de Elsa directos hacia Ferginald, quién, gracias a su agilidad, consiguió esquivarlos, aunque le dejó un agujero en la capa.

Ferginald: Hm... esas gafas... son lupas.

Elsa: Viejo listo, sin ellas el rayo que disparan mis ojos no es para tanto, pero si me las pongo, aparte de parecerme a mi hermosa capitana... pasa esto...

Ferginald: La cosa no está sencilla... ¡MAGIC COIN!

El hombre lanzó una moneda hacia Elsa, aunque esta no pareció darle mucha importancia, más allá de parecerle un ataque absurdo.

Elsa: Pf, el pobre está desesperado y ya hace cualquier... ¿eh?

Pero conforme la moneda avanzaba hacia Elsa, se daba cuenta de como esta comenzaba a multiplicarse en el aire, apareciendo cada vez más y más y más monedas que se lanzaban hacia ella como balas.

Elsa: Tsch... maldita sea.

Aunque con sus garras podía defenderse medianamente bien, algunas le golpeaban en el cuerpo, dando a entender que aunque pareciese absurdo, era un ataque más que decente, mientras la mujer se defendía, ignoraba como Ferginald aparecía detrás suya con una cuerda consistente en muchos pañuelos de colores atados unos a otros.

Elsa: ¡!

Ferginald:  ¡ROPE TRAP!

Ferginald desplegó una cuerda alrededor de Elsa con la intención de atarle e inmovilizarle, sin embargo, esta saltó hacia atrás evitando su ataque aunque recibiendo el daño de algunas monedas en la espalda, además, la cuerda consiguió enrollársele en un pie, sin embargo poco importó pues rápidamente contraatacó.

Elsa: ¡OBEDIENCE CLAW!

Ferginald: ¡!

Elsa clavó una de sus garras en Ferginald provocándole sangre y rasgando su vestimenta, para luego darle una fuerte patada que mandó por los aires su sombrero por una parte y a él por otra, cayendo al suelo, la mujer se acercó lentamente a su oponente tras ver que estaba en sus últimas.

Elsa: Para ser un viejo ha sido decente.

Ferginald: Je... gracias supongo...

Elsa: Pero bueno, es lo que te mereces por ponerte en el camino de la ama Ealsa.

Ferginald: ...

Elsa: ¿Unas últimas palabras?

Ferginald: Solo dos...

Elsa: ¿Eh?

Ferginald: ¡¡¡ATACA, CALCETINES!!!

Un temblor comenzó a haber en la escena proveniente del sombrero de Ferginald, que llamó la atención de Elsa.

Elsa: ¿Qué está...?

De dentro del sombrero comenzaron a salir unas enormes garras recubiertas de un pelaje blanco y esponjoso, para luego mostrarse como un enorme lapahn con bigotes retorcidos, corbata y cara de enfadado.

Elsa:  ¡¿QUÉ ES..?!

Calcetines: ¡¡¡¡¡ROAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRRRRRR!!!!!

El conejo se lanzó contra Elsa a toda velocidad, aterrorizada por la situación, esta trató de escapar, descubriendo que Ferginald aún la tenía sujeta con la cuerda de trapos.

Elsa: HIJO DE...

Ferginald: Un respeto a los mayores...

Calcetines: ¡¡¡AAAAAAAAAARGH!!!

El lapahn propinó un poderoso puñetazo a Elsa que rompió la cuerda y la alejó varios metros contra el suelo, para luego dar un poderoso salto cayendo encima de ello y seguir golpeándola hasta dejarle inconsciente; al terminar, el conejo se dirigió dando pequeños saltos hacia Ferginald, quien estaba sangrando por las garras de Elsa.

Ferginald: Je... buen trabajo, Calcetines, y no te preocupes.

Calcetines: *Soniditos alegres*

El hombre se levantó para acariciar a su compañero mientras sacaba un paquete que tenía escrito "Sangre falsa" en él.

Ferginald: A juego sucio no me gana nadie.

Capítulo 343: Esclava de los elementos

En las mazmorras del lugar, se podía escuchar todo el barullo que había fuera, La Elementalista se encontraba en duelo contra Albert, sin embargo, este apenas se había deshecho de sus guantes y gafas de sol mientras que la mujer estaba llena de latigazos y agujas clavadas en el cuerpo.

Albert: Qué pesaditos sois...

Irene: Je... je...

A pesar de las heridas, Irene tenía en su cara una expresión de éxtasis sexual, babeando mientras sonreía con los ojos llorosos.

Albert: ¡Y TÚ, PUTA DESGRACIADA!

Irene: ...

Albert: ¡ESTO NO ESTÁ BIEN, ¿POR QUÉ NO GRITAS, NO TE RETUERCES, SUPLICAS PIEDAD?!

Irene: No, si el pesadito eres tú... ¿me estás diciendo que le has hecho esto a una chiquilla inocente para escuchar sus gritos de dolor?

Albert: ¿Qué sentido tendría hacerlo si no, y cómo que chiquilla inocente, te has visto la cara?

Irene: Tsch, has sido un tipo malo...

Sin dejar de sonreir, Irene se limpió la sangre y baba de la boca y cara y comenzando a adquirir una mirada más intimidante a su oponente.

Irene: Tú también mereces un castigo, ¿no?

Albert: Tsch, eres lamentable, después de haberte vapuleado de esa manera, aún te ves con ganas de más.

El hombre sacó su látigo de cadenas para atacar con él a Irene, sin embargo, en un movimiento rápido, la mujer extendió su pierna hacia arriba con una flexibilidad sobrehumana haciendo que esta se enroscase y parándolo en seco.

Irene: Has escogido un mal día para quitarte los guantes guantes.

Albert: Hm, has tenido un momento de lucidez, pero tampoco te pongas chula, que de repente te comportas como si tuvieras todo controlado.

Irene: Es que creo que no lo has pillado.

Albert: ¿Eh?

Irene: No eras tú el que estaba jugando conmigo...

La pierna de Irene comenzó a soltar varias chispas amarillas y emitir sonidos de electricidad.

Albert: Qué es...

Irene: ELECTRO.

Una potente corriente eléctrica recorrió las cadenas del látigo hasta llegar a las manos del Amo de la Mazmorra, dándole una fuerte descarga que lo inmovilizó un rato hasta que consiguió soltarse mientras soltaba humo por algunas partes de su cuerpo.

Albert: HIJA DE...

Irene: Está guapo, ¿eh?

Albert: Desde cuando... ¡¿PUEDES HACER ESO?!

Irene: No me grites, simplemente me ha parecido que ya estaba bien de jugar...

Albert: Grrr...

La mujer comenzó a hacer extraños movimientos con su brazo izquierdo hacia delante y atrás, alcanzando una gran velocidad hasta el punto de llegar a adquirir un tono rojizo que comenzó a echar humo y adquirir un tono brillante, llegando a expulsar algunas llamas que lo rodeaban.

Irene: DIABLE BRAS.

Albert: DESGRACIADA.

Irene: ¡HELL PUNCH!

Utilizando varias agujas para defenderse como buenamente pudo, pero Irene se lanzó hacia él con el puño envuelto en llamas, logrando acertarle y empujarle unos metros, a pesar de que estaba dolorido, enseguida preparó sus agujas para atacar a Irene con ellas.

Albert: ¡IRON STORM!

Irene: Tsch... KARATE GYOJIN: REPEL.

Con el otro brazo, Irene comenzó a golpear las agujas que le venían con la palma de la mano, llegando a repelerlas, pero ignorando como algo se colocaba detrás de ella.

Albert: Eres mía.

Irene: ¡!

Albert: ¡IRON PUNISHMENT!

El hombre trató de clavar un montón de agujas a la espalda de su oponente, pero esta fue lo suficientemente rápida como para echarse para atrás, sin embargo, una de las agujas impactó en su capucha.

Irene: Desgraciado, ¡te voy a...!

Albert: Qué... es eso...

Irene: ¡!

Para sorpresa del hombre, lo que Irene escondía bajo la capucha eran unas orejas de gato que le salían de la cabeza, el hecho de descubrir que Albert le había visto así, hizo que se pusiese nerviosa y sudase un poco.

Irene: Mi madre era mink, cállate.

Albert: Eso es.... tan ridículo...

Irene: ¡!

Albert: ¡ES LO MÁS ESTÚPIDO QUE HE VISTO EN MI VIDA JAJAJA, COMPRENDO PORQUÉ LLEVAS LA CAPUCHA, ES LAMENTABLE JAJAJA!

Irene: ...

Albert: ¡AÚN NO SÉ CÓMO EL GOBIERNO PUEDE PONERLE RECOMPENSA A ALGO COMO T...!

Irene: ¿Qué has dicho...

Albert: ¿Eh?

Irene: ... SOBRE MIS OREJAS?!

Albert: ¡!

La cara de irene había cambiado, la satisfacción que sentía antes se había sustituido por pura ira, manifestándose en forma de fuego en su brazo izquierdo y como rayos que se entrelazaban en su pierna, para posteriormente lanzarse contra el Amo de la Mazmorra mientras este comenzaba a hacer desaparecer su sonrisa.

Irene: ¡FIRE SHOCK!

Albert: ¡!

Con sus dos miembros expulsando dos elementos diferentes, impactaron contra Albert provocándole una potente descarga eléctrica acompañada de una gran quemadura que hizo al hombre irse contra la pared, provocando un cráter el ella y cayendo al suelo mientras echaba humo.

Irene: Nadie... se ríe de mis orejas.

Albert: ...

El lugar comenzó a temblar mientras caían piedras y polvo del techo debido a la magnitud de la batalla.

Irene: Tsch, mejor irse antes de que este lugar se venga abajo...

Capítulo 344: Pulso gigante

Gear: ¡ANCHOR GRAB!

Nautilo lanzó su gancho ancla contra Heimdall atrapando y atrayéndolo hacia él, inmediatamente después, en la cabina de mando, Samley se preparaba para el siguiente ataque.

Gear: ¡AHORA A LA PALANCA ROJA ESA!

Samley: ¡RECIBIDO!

Dos compuertas se abrieron en el pectoral del robot, revelando un cañón de gran tamaño, cuyo interios comenzó a iluminarse como si algo fuese a explotar dentro de él.

Heimdall: ¡¿?!

Gear: ¡ABORDAJE!

Del interior del cañón salió disparada una enorme bola de hierro con pinchos por fuera que impactó directamente en el abdomen del gigante, la gran potencia del arma provocó un enorme retroceso que echó a Nautilo hacia atrás.

Gear: ¡JAJA, ¿QUÉ TE PARECE MI...?!

Samley: ¡ES LO MÁS IMPRESIONANTE QUE HE VISTO EN TODA MI VIDA!

Gear: ¡POR FAVOR, ESO ES MÁS QUE OBV...!

Heimdall: ¡¡¡HMMMMMMMMMMPFFFFFFFFFFFFF!!!

A pesar del impacto de la bola, Heimdall se había reforzado la zona afectada con haki de armadura, reduciendo un poco el daño recibido, aunque seguía teniendo una fuerte herida sangrante.

Samley: Un tipo duro, pero debía de suponerse de un gigante.

Gear: Oh... jo jo jo... eso solo me emociona más...

Samley: Je...

Gear: Si solo estamos empezando.

Tras pulsar un gran botón de color amarillo, Nautilo comenzó a sufrir cambios, su ancla fue tragada por el brazo para convertirse en un gran puño al igual que su otro brazo, inmediatamente después, ambos puños metálicos comenzaron a ser recubiertos por una especie de capa de electricidad que los envolvió en rayos.

Samley: ¿Y eso?

Gear: ¡¡¡NAUTILO LIGHTNING BOXING!!!

Heimdall: ¡¡HMMMMMM!!

EL robot se lanzó contra el gigante mientras este le respondía con el mismo movimiento, para acabar dándose puñetazos entre ellos, para desgracia de los pilotos, la fuerza bruta del gigante era superior a lo previsto.

Samley: Tsch, puede que le hayamos subestimado.

Gear: Bueno, pues nada al final lo tendremos que recurrir a la vieja confiable.

Samley: ¿El ancla?

Gear: El ancla.

Nautilo dio un salto hacia atrás y cambió uno de sus manos para el mismo ancla de antes, sin embargo, Heimdall era más rápido de lo que parecía, apareciendo frente a él en nada.

Samley: ¡HOSTIA!

Gear: ES COMO MUY RÁPIDO.

Heimdall: ¡HMMMMMM!

El gigante dio un fuerte puñetazo a Nautilo en la "cabeza", haciendo que se fuese contra el suelo, provocando varias grietas en el impacto.

Gear: Mierda...

Samley: ¡CUIDADO!

Gear:¡!

Heimdall se disponía a dar un fuerte puñetazo al robot pero los rápidos reflejos de los pilotos hicieron que la mano electrificada se interpusiese dando una potente descarga.

Heimdall: ¡¡¡HMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMPFFFFFFFFFFF!!!

Aturdido por la descarga, Heimdall se levantó mientras se agarraba el brazo electrificado dolorido y descuidándose por un momento de la pelea, momento que los piratas aprovecharon para contraatacar.

Samley: ¡AHORA!

Gear: ¡ANCHOR GRAB!

El ancla salió disparado agarrando a Heimdall por el cuello para luego aprovechar Nautilo tirando de él, haciendo que el robot se levantase mientras este se levantaba, ya arriba, el robot concentró toda la electricidad que le recorría hacia su otro puño.

Gear: ¡MJOLNIR PULSE!

Heimdall: ¡¡¡!!!

Nautilo atacó con su puño electrificado a Heimdall en la cara, provocando una gran explosión eléctrica a su alrededor y hundiendo la cabeza del gigante en el suelo, terminando este completamente inconsciente, tras el combate, el robot se arrodilló y permaneció quieto un rato mientras sus pilotos lo celebraban.

Gear: ¡SÍ SEÑOR, NO HAY NADA QUE SE LE ESCAPE A NAUTILO!

Samley: No vamos a negar que ha sido la leche, pero una cosita.

Gear: ¿Qué pasa, socia?

Al fijarse en el exterior, habían ciertos de cuerpos de piratas tirados inconscientes por el suelo, algunos por la explosión y otros por haber caído encima de ellos.

Samley: Igual deberíamos habernos cortado un poco.

Capítulo 345: Honor y gloria

Leónidas: ¡¡¡¡MUERE, INSECTO!!!!

Ranzarot: ¡!

Leónidas se abalanzó sobre Ranzarot con su escudo y lanza, tratándo de caer encima con su arma una y otra vez, fallando pero nunca dándose por vencido.

Leónidas: ¡¡¡PERRO, INÚTIL, MEAPILAS!!!

Ranzarot: Te basas en insultar al enemigo para tratar de suplir tus propias debilidades, ¡CROSS-BLADE!

Con sus dos espadas, el caballero atacó a tu contrincante dando un tajo en forma de X, por suerte, Leónidas fue lo suficientemente rápido como para recibir únicamente un ligero corte que causó una marca en su armadura y cortó su capa, preparado para contraatacar, aprovechó para dar una fuerte estocada con su lanza.

Leónidas: ¡COMETA!

Ranzarot: ¡Tsch, RESILENCE!

El Artesano de la Guerra impactó su lanza contra Ranzarot, pero este puso sus espadas en cruz bloqueando así el ataque, inmediatamente después, el caballero impulsó sus espadas hacia delante empujando a Leónidas, para luego lanzarse contra él de nuevo.

Ranzarot: ¡INSISTENCE!

Leónidas: Tsch.

Aunque Ranzarot se lanzaba y comenzaba a dar repetidos espadazos, Leónidas solamente necesió refugiarse detrás de su gran escudo.

Leónidas: Desgracia humana, una fuerza sin voluntad no tiene sentido, eres como un perro meneando el rabo para que su ama le dé un hueso.

Ranzarot: ¡DEJA DE FALTAR AL HONOR DE LA AMA EALSA!

Leónidas: Tsch.

Haciendo uso de sus espadas, Ranzarot llegó a levantar el escudo del hombre, para luego atacarle con sus espadas.

Ranzarot: ¡CROSS-BLADE!

Sin embargo, los rápidos reflejos de Leónidas le permitieron saltar hacia atrás avadiendo el ataque, para sorpresa de su oponente, él se limitó a flexionar las piernas mientras las recubría lentamente en haki de armadura.

Ranzarot: Hm, ¿qué te crees que...?

Leónidas: PROPULSIÓN.

El Artesano de la Guerra dio un enorme salto hacia el cielo casi sobrepasando las nubes, dejando a Ranzarot patidifuso, cuando se estaba preparando para recibir el ataque de un enemigo invisible, pudo observar como algo envuelto en llamas caía directamente hacia su posición, efectivamente, no era otro que Leónidas con su lanza apuntando hacia el suelo.

Ranzarot: ¡ESE...!

Leónidas: ¡GRAN DESCARGA ESTELAR!

Aunque Ranzarot pudo llegar a esquivar un ataque directo, la onda expansiva que provocó el gran impacto del hombre contra el suelo sí que le lanzó hacia atrás, al igual que varios piratas que luchaban a su alrededor, quienes salieron volando por los aires.

Ranzarot: Maldito... TE VOY A...

Leónidas: ARPÓN.

Agarrando su lanza como una jabalina, Leónidas dio un paso al frente para lanzar su arma contra Ranzarot, sin embargo, esta agarró sus espadas a tiempo para desviar la trayectoria de la lanza y que se clavase finalmente en el suelo.

Ranzarot: Iluso...

Leónidas: ...

Ranzarot: Has utilizado tu última carta inútilmente, deberías haberte quedado en los calabozos donde perteneces.

Leónidas: ...

Ranzarot: ¡PERO LAS FALTAS DE RESPETO A LA AMA EALSA, SON INTOLERABLES!

Ranzarot imbuyó sus dos espadas en haki de armadura para luego lanzarse contra su enemigo preparado para cortarle la cabeza.

Ranzarot: ¡FINAL VERDICT!

El caballero saltó contra Leónidas con sus armas preparadas y apuntando directamente a su cabeza, pero se vio ligeramente distraido por la profunda mirada asesina que le lanzó su oponente.

Leónidas: ¡APARTA!

Ranzarot: ¡!

Haciendo uso de su escudo, Leónidas consiguió golpear a tiempo para desestabilizar a Ranzarot en el aire evadiendo su ataque, pero no quedó contento con solo eso...

Leónidas: Confías mucho en tus armas...

Ranzarot: ¡TÚ...!

Leónidas: Craso error.

Tras imbuir su puño con haki, el artesano golpeó profundamente el abdomen de Ranzarot hasta el punto de atravesar su armadura, lanzándole varios metros y causando que se llegase a golpear contra una gran piedra que había, dejándole en un estado muy lamentable mientras tosía sangre y apenas podía abrir los ojos, solamente pudiendo observar cómo su contrincante caminaba lentamente hacia él.

Ranzarot: Mal... dito...

Leónidas: Ni siquiera al final te comportas como un guerrero en busca de gloria.

Ranzarot: ...

Leónidas: Parlotear sobre gilipolleces como el honor no lleva a ningún sitio, imbécil.

Ranzarot: Desgraciado...

Leónidas: Ahora...

El hombre agarró su lanza del suelo y se plantó delante de Ranzarot mirándole a los ojos directamente.

Leónidas: ¿Lucharás como un héroe...

Ranzarot: ...

Leónidas: ...o morirás como una rata?

A pesar de las palabras, Ranzarot seguí en sus ciernes, articulando unas últimas palabras...

Ranzarot: Ama... Ealsa...

Leónidas: Rata.

...antes de ver como su cabeza era atravesada por la lanza de Leónidas IV.

Capítulo 346: El bando adecuado

Mixcoatl: LANZA JUSTICIERA...

Manolo: ¿Hm?

Mixcoatl: ...ACOMETIDA FINAL.

El marine agarró su lanza para lanzarse contra contra el pirata mientras recubría la punta de esta con haki de armadura, sin embargo, Manolo consiguió interponer su martillo para bloquear el golpe, causando que el hombre cornudo se alejase.

Manolo: Eres valiente para ser un marine, no sé si me caes bien o mal.

Mixcoatl: Silencio, pirata, no permitiré que le hagas daño a nadie más.

Manolo: ¿Daño?, si aún no he empezado, pero descuida.

El Capataz recogió golpeó unas piedras del suelo con su martillo para hacerlas ligeramente más pequeñas, del tamaño de pelotas de balompié, para luego agarrarlas con su otra mano y lanzarlas por los aires...

Mixcoatl: Hm.

Manolo: Ahora empiezo.

... para que estas cayeran directamente en su boca, engulléndolas todas para que luego su estómago comenzase a hacer ruidos extraños, como si tuviese unas máquinas dentro de su cuerpo.

Manolo: ¡BOMBING!

El pirata se levantó la camiseta revelando una especie de horno en su interior, para sorpresa del marine, quién observaba como varias bolas de piedra salían disparadas hacia él, sin embargo, algunas podía bloquearlas con su lanza.

Mixcoatl: Normalmente pensaría que es un cíborg... pero el poder tragar piedras hace que no me lo crea del todo... ¿fruta?

Manolo: Efectivamente, tengo el poder de la fruta Waku Waku, para no demorarnos mucho con las explicaciones... soy un hombre-taller, solo necesito tragarme los materiales para poder encargarme del resto.

Mixcoatl: Me recuerda al poder de un antiguo gobernante de un lejano reino... bueno, no tengo tiempo para distraerme.

Con la lanza aún brillando de color negro, el marine se lanzó contra Manolo, como forma de contraatacar, este también se lanzó con su martillo, el cuál comenzó a expulsar fuego desde la parte  de atrás del arma, rápidamente, el pirata se dispuso a golpear.

Manolo: ¡EARTHSHATTER!

Mixcoatl: ¡!

El Capataz golpeó el suelo fuertemente con su martillo, para sorpresa del marine, esto generó una enorme onda expansiva alrededor que obligó a Mixcoatl a retroceder mientras aún se cubría con su lanza, la gran humareda que se levantó alrededor le bloqueaba la visión, pero pudo observar como una figura humanoide se lanzaba hacia él blandiendo un arma que expulsaba fuego por la retaguardia.

Mixcoatl: ¡Maldita sea...!

Manolo: ¡ABAJO!

Aunque el capataz atacó con toda su fuerza, el hombre cornudo pudo bloquearlo con su lanza recubierta en haki, sin embargo, esto no evitó que fuese lanzado por los aires hasta golpearse en la espalda con una roca, sumado a las heridas con las que ya contaba por el derrumbamiento del edificio en el que estaba cautivo, le llevaron a un estado en el que apenas podía levantarse.

Mixcoatl: Arf... arf... esto... no es bueno...

Manolo: Aunque se te vea una persona con férreos principios morales, un marine es un marine.

El pirata se acercaba martillo en mano para acabar su trabajo.

Manolo: Acabarás cagándola.

Mixcoatl: Arf... arf...

Manolo levantó su arma para dar el último golpe a Mixcoatl para que cayese al suelo.

Manolo: ¡AL SUEL...!

¿?: ¡¡¡ESPERAD!!!

Manolo: ¿Eh?

Mixcoatl: Si... no hay...

De la nada, dirigiéndose hacia allí, aparecieron  de repente Clof llevando a Kim a sus hombros, quién había usado su poder para hacerlos pasar desapercibidos.

Mixcoatl: ...nadie...

Manolo: ¿De dónde ha salido eso?

Kim: ¡Señor marine!

La acción del momento se detuvo cuando Kim se dirigió corriendo hacia el marine ayudándole a ponerse en pie, Manolo se quedó extrañado por la situación.

Manolo: Oye, tú eras de los tipos que habían venido a por la gafotas, ¿no?

Clof: Sí... pero ha habido un giro dramático de los acontecimientos, preferiría acabar vuestro enfrentamiento sin derramamiento de sangre, espero que no te import...

Manolo: Si me convences, me da igual.

Clof: Pues... si no te importa, lo haré luego, mientras...

El Feo se dirigió hacia Mixcoatl, poniéndose de pie mientras se ponía la mano en la frente como si estuviera delante de su superior militar.

Clof: ¡Señor vicealmirante, me presento, mi nombre es...!

Mixcoatl: Li Von Clof... te conozco.

Clof: Oh, vale, entonces puedo pasar directamente a informarle sobre que esta mujer de aquí...

Mixcoatl: La señorita Kim, noble residente en el Archipiélago Fanoria, descuide, soy consciente de la situación, ex-comodoro, me enviaron aquí para salvarla, pero esa pirata se entrometió.

Clof: ¿Ex... comodoro, me conoce?

Mixcoatl: Je... no tienes idea de lo que llegan a decir de ti en la Marina, traidor... enchufado... cobarde... que te han lavado el cerebro...

Clof: Vaya... ¿y usted no...?

Mixcoatl: Cada persona tiene su propio sentido de la justicia... no soy quién para juzgar, si has optado por elegir este camino... supongo que habrás hecho bien.

Kim: Je...

¿?: ¡SEÑOR VICEALMIRANTE!

Al lado, en la orilla del mar, Anacleto aparecía en un pequeño barco con una bandera pirata desconocida.

Mixcoatl: Ahí es dónde yo debía de subirme.

Manolo: Eh eh eh, ¿y qué pasa entonces con el tema?

Mixcoatl: Me tendrás que disculpar, no tengo ningún tipo de fuerzas para continuar... y supongo que tampoco querrás hacer daño a una dama en apuros como esta.

Kim: Bueno... en apuros tampoco...

Manolo: ...Agh, tienes suerte de que esté de buen humor, marine cornudo.

Mixcoatl: En cuanto a ti... espero que no te arrepientas del camino que has escogido para impartir justicia.

Clof: ... No, señor.

Mixcoatl: Hm, la Marina perdió un poderoso aliado cuando te fuiste.

El vicealmirante y la noble acabaron subiéndose al barco mientras los dos piratas observaban cómo se alejaban los que eran sus enemigos.

Manolo: No estoy seguro de que dejar huir a unos marines sea buena idea.

Clof: Bueno... al menos puedes decir que ganaste.

Manolo: Ja ja, eres un buen chiquillo.

Clof: Rozo los cuarenta años...

Capítulo 347: Choque de voluntades

Bryt: ¡FUERA DE MI CAMINO!

El hombre se abalanzó contra la Desencadenada con su mazo dándo un fuerte golpe en el suelo y quebrándolo, pues Serena consiguió hacerse a un lado, para luego ennegrecer uno de sus puños y cadenas con haki de armadura.

Serena: SENTENCE.

Bryt: ¡!

El brazo de la mujer se acabó recubriendo con esas cadenas reforzadas para posteriormente atacar a el Anestesista, quién, a pesar de que trató de protegerse con su arma, el golpe le dio de lleno en el estómago, mandándolo varios metros hacia atrás mientras se retorcía del dolor, agarrándose la barriga con un brazo mientras aún se mantenía de pie.

Bryt: Desgraciada...

Serena: Cállate, en una pelea solo se habla si tienes algo importante que decir.

A pesar de lo dolido que se encontraba, los gritos de dolor de Ealsa mientras esta luchaba contra Venjen que se escuchaban de fondo no permitían a Bryt el lujo de quejarse, volviendo a abalanzarse contra Serena con su maza ennegrecida por haki.

Bryt: ¡GENERAL ANESTHESIA!

Serena: Tsch.

El hombre comenzó a dar varios golpes con su maza a la Desencadenada, sin embargo, haciendo uso de sus cadenas imbuídas, Serena se defendía rechazando un ataque tras otro, la brecha de fuerza entre los dos contrincantes estaba muy clara.

Serena: ¿No te cansas de comportarte toda tu vida como un puto perro?

Bryt: ¡SILENCIO, GENTE COMO VOSOTROS NO COMPRENDÉIS LO QUE ES LA LEALTAD!

Serena: X-STRIKE.

Bryt: ¡!

Con una de las cadenas, consiguió desviarla de la vista de Bryt para darle un fuerte golpe en la cara, desestabilizándole.

Serena: Confundes lealtad con sumisión.

Bryt: ¡ME DA IGUAL LO QUE SEA CON TAL DE CUMPLIR EL DESEO DE LA AMA EALSA!

Serena: ...

Bryt: ¡AHORA MUER...!

Mientras Bryt alzaba su maza para volver a la carga, una cadena rodeó el arma para arrebatársela de las manos, llegando inmediatamente a los brazos de Serena quién miraba a Bryt con una mezcla de odio y vergüenza.

Serena: Una voluntad tan pequeña no merece un arma tan grande, inútil.

Bryt: ¡HIJA DE...!

Serena: ¡CÁLLATE, PUTA VERGÜENZA DE SER HUMANO, DESDE ESTE MOMENTO TE PROHÍBO SOLTAR UNA PALABRA MÁS POR ESE AGUJERO INFECTO AL QUE LLAMAS BOCA!

La mujer, envuelta en ira por enfrentarse a un prototipo de persona al que ella tanto odia, se abalanzó hasta posicionarse en un instante delante de él con las cadenas y puños ennegrecidos por el haki.

Bryt: Cómo...

Serena: LAST WORDS.

Tras el nombre de su ataque, Serena comenzó a dar consecutivos y fuertes golpes con sus puños y cadenas a Bryt en la cara, esternón y estómago, la acometida duró un buen rato hasta que el Anestesista cayó finalmente al suelo rendido.

Bryt: Mal... dita...

Serena: Una voluntad débil no sirve para nada.

Bryt: ¿Ahora... qué...?

Serena: ¿Eh?

Bryt: ¿Me... matarás...?

Serena: ¿Matar?, no, tengo pensado algo mucho mejor.

Tras dar una patada a Bryt para ponerlo boca abajo, zarandeó los brazos para levantar la parte superior del hombre para poder mirar delante de él mientras la Desencadenada le pisaba la espalda para impedirle la huída.

Bryt: ¿Qué pretend...? ¡!

Serena: Así es mejor.

Delante de él, sin opción a mirar otra cosa, estaba el combate de Ealsa y Venjen, perdiendo la Recordadora a causa de varios golpes envueltos en fuego en varias partes de su cuerpo.

Serena: Podrás ver en primera fila cómo tu señora acaba cayendo al suelo.

Bryt: Señorita... Ealsa...

Capítulo 348: Una nueva esperanza

Venjen: ¡VENJEN'S FIRE BOXING!

Ealsa: ¡!

Con los brazos envueltos en llamas, Don Barbacoa comenzó a dar fuertes y consecutivos puñetazos a La Recordadora, quién poco a poco iba viendo cómo su traje se iba fundiendo y dejando quemaduras en su piel, la mujer se echaba para atrás mientras jadeaba y miraba a su oponente con una mezcla de ira y desesperación.

Ealsa: Maldito... seas...

Venjen: Sigues hablando como una puta pija, llámame gilipollas y ya está.

El pirata se volvió a lanzar contra la Recordadora con los puños ardiendo, sin embargo, esta comprendió su posición y optó por pasar a la defensiva.

Ealsa: ¡INVOKE: PALACE'S WALL!

Venjen: No te funcionó una vez...

Don Barbacoa atravesó la pared de ladrillos que Ealsa había creado con un fuerte puñetazo que acabó por destruirla en varios pedazos.

Venjen: ... y no te servirá dos.

Ealsa: ¡!

Venjen: ¡ERUPCIÓN!

Ealsa: ¡INVOKE: QUEEN'S SHIELD!

A pesar de sus fútiles intentos por defenderse, el puñetazo destruyó el escudo e impactó directamente en el abdomen de la mujer haciendo que escupiese sangre y fuese lanzada unos metros al suelo mientras se agarraba la zona del impacto con los brazos.

Ealsa: Agh... argh... te voy... a matar...

Venjen: Esto ha dejado de ser divertido.

Ealsa: ¿E... eh...?

Venjen: ¿Te acuerdas de lo que dijiste de torturarme lentamente hasta romperme por dentro?, creo que yo no sirvo para ese tipo de mierdas.

Ealsa: ¿Qué quieres...?

Venjen: QUE ABAJO.

El pirata comenzó a aspirar el aire de su alrededor como si de una aspiradora se tratase, esto llamó la atención de Bryt, quién aún estaba inmovilizado por Serena, las acciones de Venjen le resultaban familiares a El Anestesista.

Bryt: Eso...

Serena: Mira, Don Barbacoa parece que se ha cansado, va a hacerle algo a la Gafas.

Bryt: ¡¡¡SEÑORITA EALSA!!!

El Anestesista comenzó a moverse bruscamente con la esperanza de liberarse, aunque conseguía mover a su captora, parecía que fuese suficiente.

Serena: Quieto, hostia.

Mientras tanto, una luz incandescente apareció en el abdomen de Venjen, que posteriormente pasó a su boca llenándose esta con dicha luz.

Venjen: ¡¡¡VENTO...

Bryt: ¡¡¡AMA!!!

En un momento de extrema necesidad y de descuido por parte de la Desencadenada, Bryt consiguió echar para atrás a Serena y liberarse, lanzándose corriendo hacia el lugar dónde su capitana estaba tratando de levantarse.

Serena: Tsch... mierda, se ha id...¿qué hace ese imbécil?

Ealsa trataba de levantarse, a pesar de ello, era consciente de que prácticamente no iba a poder crear nada para protegerse, persin embargo, para su suerte...

Ealsa: Puto... enan...

???: ¡¡¡AMA EALSA!!!

Ealsa: ¡¿Bryt?!

Bryt: Aunque sea una última vez...

Venjen: ...AUREO!!!

Bryt: ...¡¡¡PERMÍTAME SERVIRLE!!!

Una potentísima llamarada salió de la boca del capitán pirata directa hacia La Recordadora, pero por suerte para esta, su fiel servidor Bryt se había interpuesto delante creando una especie de barrera con su cuerpo que impidió que el ataque afectase a su capitana.

Ealsa: ...¿Bryt?

Bryt: A... ma...

El Anestesista estaba físicamente destrozado, toda su parte delantera estaba completamente achicharrada y se alcanzaban a ver incluso algunos huesos y cráneo del hombre, incapaz de estar en pie durante mucho más tiempo, acabó arrodillándose para posteriormente...

Bryt: ...Roye...

... caer al suelo sobre su cara y morir por la profundidad y daño de las quemaduras.

Ealsa: Bryt... buen chico... ahora, permíteme... ¡!

Las caras de Ealsa y Serena comenzaron a cambiar de expresión cuando el humo que rodeaba al capitán pirata se disipaba y desvelaban su estado, mientras que La Recordadora comenzaba a esbozar una sonrisa, La Desencadenada mostraba asombro mezclado con preocupación, pues la transformación de Venjen...

Venjen: Hijo...

...había desaparecido.

Venjen: ...¡¡¡DE PUTA!!!

Ealsa: ¡¡¡JA JA JA, POR FIN SE TE HA ACABADO LA GASOLI,A ¿EH, PUTO ENANO?!!!

Venjen: ¡¡¡CÁLLATE, MISERIA HUMANA!!!

Sin perder ni un segundo, Venjen eructó una fuerte humareda para luego lanzarse hacia Ealsa usando su Krakatoa, sin embargo, La Recordadora, ahora que sus esperanzas de salir victoriosa habían vuelto, también se abalanzó contra su archienemigo mientras creaba grilletes con su poder.

Ealsa: ¡¡¡INVOKE: MISTRESS CHAINS!!!

Venjen: ¡¡¡O.R.A!!!

Capítulo 349: Cuatro dedos

Las cadenas de La Recordadora consiguieron apresar uno de los brazos del capitán pirata, sin embargo, el otro consiguió impactar en el abdomen de la mujer, aunque esta notaba el bajón de fuerza que había sufrido Don Barbacoa.

Ealsa: ¡JA JA, SE NOTA QUE HAS PERDIDO FACULTADES, NIÑO!

Venjen: ¡CALLA, GAFAS!

Ealsa: Es una putada que tu especialidad sea el cuerpo a cuerpo...

Venjen: ¿Eh?

Ealsa: ¡INVOKE: EMPRESS BLADE!

Venjen: ¡!

Ealsa: Ahora me toca pasármelo bien.

Venjen: ¡BLACK KNIGHT!

Recubriendo su cuerpo entero en haki de armadura y cubriéndose con su otro brazo, Venjen se preparó para el ataque de Ealsa, que consistió en consistentes cuchilladas con su espada recién creada, a pesar de la fuerza de las acometidas, la dureza de la piel del pirata le permitía soportar medianamente los consecutivos golpes.

Ealsa:  ¡¿SE ESTÁ BIEN, TROZO DE MIERDA?!

Venjen: Tsch.

Ealsa: ¡AHORA MUER...!

???: ¡X-STRIKE!

Ealsa: ¡!

Como una exhalación, Serena se abalanzó hacia el encuentro entre los dos piratas, sin embargo, debido a que tanto Ealsa como Venjen se alejaron mutuamente, fue capaz de romper las cadenas que los mantenían atados, cuando los tres combatientes se recolocaron, dos de ellos comenzaron un análisis de la situación.

Serena: ¿Vas...

Venjen: ¿Bien?, no, mal, todo mal, ese puto desgraciado se ha puesto en medio.

Serena: ...

Venjen: ESA DESGRACIADA DEBERÍA DE ESTAR ARDIENDO.

Serena: ¿Te ves capaz de acabarla?

Venjen: Si me vuelvo a transformar es cuestión de tiempo, pero no veo fuego, y dudo que esa mierdas me vaya a dar tiempo para buscar.

Serena: La entretengo.

Venjen: ¿Eh?

Serena: La mantendré ocupada durante un tiempo, tú ve a buscar algunas llamas y cumple tu promesa como un hombre.

Venjen: Tsch, ahora vuelvo.

El capitán pirata salió corriendo de la escena hacia el resto del campo de batalla en busca de algunas llamas que llevarse a la boca, La Recordadora observaba extrañada como Don Barbacoa abandonaba la escena.

Ealsa: Tsch, enano inútil, ¿está huyendo?

Serena: Eso no te concierne.

Ealsa: ¿Disculpa?

Serena: QUE TE CALLES.

La Desencadenada arracó a correr hacia Ealsa con sus cadenas ennegrecidas con haki.

Ealsa: Tú también tienes prisa por caer, descuida, TE ACELERARÉ EL TRABAJO.

La Recordadora respondió a esto corriendo también hacia Serena, sin embargo, tramaba algo que Serena desconocía.

Ealsa: ¡INVOKE: SPRINGBOARD!

Serena: ¿Springboard?

Un trampolín apareció en medio de la carrera de Ealsa, saltando esta sobre él y aprovechándo su impulso para ir más lejos desde dónde estaba Serena, sin embargo, ella notó perfectamente la dirección que tomaba la capitana pirata.

Serena: ¡DON BARBACOA, DETRÁS!

Venjen: ¿Q...? MIERD...

Ealsa: ERES MÍO.

La Recordadora aterrizó sobre Venjen Inmovilizándole mientras le pisaba la cabeza con su bota, inmetiatamente después, materializó un largo estoque con su poder mientras le observaba a su enemigo.

Ealsa: Es tan gratificante...

Venjen: ¡...!

Ealsa: Ahora mismo podría acabar con todo... y sería genial... pero ya que tú te has ensañado tanto...

La mujer clavó profundamente el estoque en el hombro derecho del capitán pirata mientras esbozaba una siniestra sonrisa.

Venjen: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAARGH!!!

Ealsa: ...yo tengo el mismo derecho.

???: ¡ANGRY BARBLE!

Ealsa: ¡!

Unas extrañas zarzas espinosas se lanzaron contra Ealsa tratando de atacarle, pero esta fue lo suficientemente rápida como para saltar hacia atrás esquivándolo.

Blujam: ¡TANGLE!

Ealsa: Mierda... me había olvidado...

Unas nuevas raíces no espinosas fueron hacia el capitán pirata que estaba tendido en el suelo para reogerle y llevarle junto a La Maceta, que justo había llegado a la escena, Don Barbacoa finalmente puso ponerse de pie de nuevo.

Blujam: ¿Llego bien?

Venjen: Antes habría estado bien... ahora solo es... decente.

Blujam: Bueno, perdona, tenía que...

Venjen: No me cuentes tu vida, vamos a concentrarnos en ese puto infraser que tenemos delante...

El capitán pirata, además de la profunda mirada de odio e ira que lanzaba hacia Ealsa, parecía tener algo pensado para la situación.

Venjen: Solo necesito... que la tengáis quieta.

Blujam: ¿Y puedes hacerlo con un solo brazo?

Venjen: Me sobran cuatro dedos.

Capítulo 350: Más allá

Serena: ¡APPROPIATION!

Ealsa: ¡INVOKE: WALL!

La Desencadenada lanzó sus cadenas contra Ealsa, sin embargo, esta logró llegar a bloquearlas gracias al muro que invocó, por su parte, mientras estas dos continuaban con su lucha, Venjen se agarraba su brazo destrozado mientras hablaba con Blujam sobre la situación.

Blujam: ¿Y de dónde vas a sacar el fuego?, has dejado este lugar seco.

Venjen: Necesito encontrar a Vada, si vuelve a hacer eso mandar a esa tipa al infierno es fácil.

Blujam: Y necesitarás que...

Venjen: Distraedla, vuelvo enseguida.

Blujam: Pero...

El capitán pirata ni se molestó en dejar hablar a La Maceta, pues rápidamente partió hacia el campo de batalla dónde Vada se encontraba luchando, se encontraba ahí, rodeado de miembros de los Piratas del Deseo, si bien difícilmente lograban hacerle frente, no podía dejar de quitárselos de encima mediante puñetazos y patadas.

Venjen: ¡TÚ, VADA!

Vada: ¿Don Barbacoa, qué se supone que haces aquí?, deberías estar con la... ah,  ¿ya has terminado?

Venjen: Necesito el fuego, otra vez, y ya.

Vada: Ahora estoy ocupa...

Venjen: ¡NO HAY TIEMPO, EL PUTO DESGRACIADO DEL NEGRO ESE SE HA PUESTO DELANTE Y NO HE PODIDO MATARLA, SERENA Y BLUJAM ESTÁN...!

Vada: ¡¿ME ESTÁS DICIENDO QUE SIGUE CON VIDA?!

Venjen: ¡¡POR ESO TE ESTOY PIEDIENDO QUE...!!

Vada: ¡NO ME QUEDA GASOLINA, LA ÚLTIMA QUE TENÍA LA USÉ EN TI, TENGO QUE IR O ESA CERDA ACABARÁ MATÁNDOLAS!

Venjen: ¡¿PERO CÓMO QUE NO TIENES...?!

Vada: ¡TÚ CALLA Y CÉNTRATE EN BUSCAR, YO VOY ANTES DE QUE PASE UNA DESGRACIA!

Venjen: ¡¡¡VADA, DESGRACIADO!!!

El Volcán de Acero se largó de la escena corriendo como una exhalación, dejando al capitán pirata hablando solo.

Venjen: Mierda... ¡¡¡MIERDA, ¿AHORA QUÉ VOY A...?!!!

???: ¡PÍO!

Venjen: ¿Eh?

Por en cima de Venjen, sobrevolándole, un viejo conocido aparecía portando una antorche encendida entre sus garras.

Cyn: ¡PÍO!

Venjen: Eres un gran pájaro, socio.

Por su parte, Ealsa se continuaba defendiendo frente a las acometidas de Serena y Blujam, aunque no era demasiado complicado se notaban los estragos de la batalla de La Recordadora contra Don Barbacoa.

Serena: ¡QUEEN SLAYER!

Ealsa: ¡INVOKE...!

Blujam: ¡TANGLE!

Ealsa: ¡!

Serena trató de atacar a Ealsa con sus puños ennegrecidos, sin embargo, antes de que pudiese defenderse, Blujam le atacó por la retaguardia obligándole a dar un gran salto posible gracias a su traje, con su nueva perspectiva aérea, preparó un nuevo ataque contra La Desencadenada.

Ealsa: ¡INVOKE: LEADER'S CAGE!

Serena: ¡!

Una enorme caja con rejas calló del cielo sobre la misma Serena, aunque trató de levantarla y romperla, era más de lo que podía en su estado.

Serena: ¡ZORRA!

Ealsa: Que sí, quédate quietecita en lo que termino con tu amiga, que tengo que ir a por el enano.

Blujam: Je... hablando del rey de Roma...

Ealsa: ¿Eh?

Al girar la cabeza, Venjen estaba ahí, transformado de nuevo en Vesubio con su brazo bueno resplandeciente de haki.

Ealsa: AH, NO, ESTA VEZ SÍ QUE NO,  ¡INVOKE: GREAT WALL!

Cinco muros que conformaban un pentágono aparecieron con Ealsa dentro a modo de protección, sin embargo, en el mismo instante en el que La Recordadora se relajó, algo le hizo volver a ponerse en alerta.

???: ¡PUÑOS FUERA!

Ealsa: ¡!

Un puño metálico volador apareció destrozando de un golpe la gran defensa que Ealsa había creado para ella, al volver este brazo a su portador, pertenecía efectivamente a Vada.

Ealsa: ¡MALDITA HOJALATA, INVOKE...!

Serena: ¡APPROPIATION!

Ealsa: ¡!

La Desencadenada lanzó sus cadenas hacia Ealsa agarrándole el brazo, gracias a que Venjen había quemado suficiente de este, pudo llegar a tocarle, ocasionando que la piedra marina de estas le afectase perdiendo su fruta.

Serena: ¡EN EL SITIO!

Ealsa: Mierda... tengo que escap...

Blujam: ¡TANGLE!

La Maceta hizo crecer unas fuertes zarzas que agarraron a La Recordadora del otro brazo, imposibilitándole del todo la huida.

Ealsa: ¡¡¡DESGRACIADAS!!!

Blujam: ¡¡¡AHORA!!!

Serena: ¡¡¡QUE SUFRA!!!

Vada: ¡¡¡REVIÉNTALE!!!

Venjen: Llevo más tiempo del que te imaginas esperando esto...

Las venas y arterias del brazo de Venjen comenzaron a inflamarse y expulsar humo como en su poder base.

Venjen: Pensaba en dejarte viva un rato más pero me he equivocado, eres una rival pirata de mierda, como toda tu tripulación...

Ealsa: A... aa...

El brazo comenzó a envolverse en llamas mientras no dejaba de expulsar ese humo grisáceo claro, para finalmente...

Venjen: Nos vemos en el infierno.

...tornar el haki de un color rojizo como las mismas piedras de un volcán en erupción.

Ealsa: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!!

El capitán pirata comenzó a correr a toda velocidad hacia La Recordadora mientras esta trataba de liberarse desesperadamente.

Venjen: ¡¡¡PLUS...

Justo antes de recibir el golpe, tanto Serena como Blujam la soltaron en el momento del impacto, para maximizar el empuje que pudo ocasionar el ataque.

Plus Ultra

Venjen: ...ULTRA!!!

Tras recibir el golpe de lleno, Ealsa salió disparada atravesando las elevaciones de terreno que había, para acabar finalmente estampada en una enorme roca causando un gran cráter en este con una profunda quemadura en el abdomen que permitía verle los huesos, para finalmente dejar caer su cabeza y acabar muerta mientras sus gafas se precipitaban y rompían contra el suelo.

Venjen: Arf... arf...

Serena: ¿Ya?

Blujam: ¿Ha... muerto?

Venjen: Bien... ahora...

El capitán pirata se dio la vuelta para dar una profunda mirada a sus aliados y liberar su haki del rey alrededor de toda la isla provocando que los piratas rasos, tanto amigos como enemigos cayesen al suelo desmayados mientras Don Barbacoa solo pronunciaba una palabra.

Venjen: ABAJO.

Capítulo 351: Mi llamada destructora

Venjen: ¡AYAYAYAY!

Fersa: ¡Que dejes de moverte!

Venjen: ¡Pero si estoy comiendo, ¿cómo no voy a moverme?!, además, para una vez que no cocino yo voy a ponerme hasta arriba.

Venjen se encontraba sentado en el suelo con varias vendas en el cuerpo y el pelo suelto, estaba comiéndose un gran muslo de carne asada.

Fersa: Tienes quemados los nervios, anda que te has cortado.

Venjen: Y qué quieres, estaba prácticamente solo contra ella y casi le doy, ¿vosotros dónde estábais?

Fersa: Curando, le he salvado la vida a 57 personas desde que empezaron a llover los mamporros, no me toques las narices tampoco.

Venjen: Bueno,  ¿sabes dónde está la hermana de Redsu?, habrá que ir aclarando lo del trato.

???: Se ha ido.

Venjen: ¿Eh?

Por su parte, los Piratas de las Aguas Estancadas se encontraban agarrando los tesoros que había en el lugar y subiéndolos al Apaleador.

Redsu: Cogió a su tripulación, su barco y se fue.

Venjen: ¡¿QUÉ SE CREE ESA PUTA CERDA?, LE VOY A... AGH!

Fersa: ¡Que no te muevas, leñe!

Venjen: Tsch.

Sitsy: Pero alegra esa cara, capi, que hemos ganado, has matado a la Gafas.

Venjen: No, si contento estoy, pero para qué hago un trato con esa tipa si luego se va por ahí.

???: ¡YUJUUUUUUU, CAPIIIIIIIII!

Venjen: ¿Eh?

A un lado, acercándose mientras cargaba un gran saco, estaba Curie sonriente dirigiéndose hacia Don Barbacoa.

Curie: ¡ESTOY LISTA PARA SUBIR AL BARCO!

De la impresión, a Fersa se le derramó parte de la botella de alcohol sobre una de las heridas de Venjen, provocando que saltase de lo mucho que le escozía.

Venjen: ¡¡¡AGH, JODERRRRRRRRRRRRR!!!

Fersa: ¡¿CÓMO QUE SUBIR AL BARCO?!

Redsu: ¡¿LE DIJISTE QUE VENDRÍA CON NOSOTROS?!

Samley: ¿Eres consciente de que me intentó secuestrar?

Curie: Bueno bueno, coleguis, eso es agua pasada ya, el caso es que vuestro capi y yo hicimos un trato... Y AHORA ME TENÉIS CON VOSOTROS, ¿NO ES DIVER?

Redsu: Venjen...

Venjen: Agh... sí, tiene razón, hicimos un trato.

Redsu: VENJEN.

Curie: ¡ESE ES MI CAP...!

Venjen: Pero los piratas no somos de fiar.

Curie: ¿Eh?

Venjen: Que era mentira, gilipollas, no voy a permitir que una puta esquizofrénica se suba a mi navío.

Curie: P... pero dijiste que...

Venjen: ¿Dije?

El pirata, enfadado se comenzó a acercar lentamente hacia Curie mientras le miraba directamente a los ojos.

Venjen: Llegué a este puto lugar gracias a que a ti se te ocurrió secuestrame...

Curie: ...

Venjen: Me chantajeaste para salir de la puta prisión, y sobra decir que contra el bombas me dejaste SOLO...

Curie: ...

Venjen: Y NI SIQUIERA TE METISTE EN EL FREGADO PARA MATAR A ESA PUTA CERDA DE LA GAFAS.

Curie: Pero...

Venjen: NI PEROS NI HOSTIAS, SI UN MIEMBRO DE LA TRIPULACIÓN DE ESA PUTA ZORRA SE VA A SUBIR A MI BARCO ESE ES ÉL.

Dijo Venjen mientras señalaba con el dedo índice al gran Bumian que se encontraba recogiendo sus cosas del suelo para meterlas luego dentro de un saco.

Karo: ¿Eh?

Curie: ¡¿EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEH?!

Venjen: Tú, al barco.

Karo: ¿E... estás seguro?, ya tenía pensado...

Venjen: No es una oferta, es una orden, me caes bien, tira.

Karo: ¿Y al resto no les importa...?

Fersa: Tenemos a bordo a un octogenario, un tipo sin brazos...

Theodhelm: Oye.

Fersa: ... a un gyojin narcisista, una anciana ninja y, bueno, al capitán psicópata ya lo conoces.

Venjen: Gracias por el cumplido.

Fersa: Eh... bueno, supongo que eso responde si nos importa o no.

Karo: Lo has dejado bastante claro, señorita médico.

Venjen: Pues ahora sube.

Karo: Desde luego... mi capitán.

Curie: ¡¡¡NO, NO, NOOOOOOOOOOO, ESTO NO TENÍA QUE SALIR ASÍIIIIIII!!!

La Científica Loca comenzó a sacar objetos del saco, algunos parecían armas, otros eran inyecciones con líquidos sospechosos en su interior.

Curie: O me dejas subir al barco... o te...

???: ¿Te está molestando esta tipa?

Curie: ¿Eh?

Desde detrás de Curie, una cadena de agua marina salió disparada enroscándosele en el cuello y debilitándole, esta era obra de Serena, quien se había acercado con más personas hacia Venjen.

Curie: Oh... holi.

Serena: ¿Me deshazgo de ella?

Venjen: Tsch, tírala por ahí.

Serena: Vale... pero antes de eso, hemos estado hablando varios de nosotros de proponerte una cosa...

Venjen: ¿Una cosa?

Una larga conversación tuvo lugar en la escena con personajes como Serena, Leónidas, Irene, Gear, Ferginald, Ryoko y Manolo, hablando estos como representantes del mensaje que querían transmitir a Don Barbacoa.

Venjen: ¿Una flota?

Serena: Somos todos bastante fuertes, y teniendo en cuenta que has sido tú el que ha acabado con esa tipa, consideramos justo que seas el líder.

Leónidas: Cuesta bastante encontrar a alguien con semejante sed de batalla y conquista, cerca de ti siempre habrá una formidable guerra, y no quiero perdérmelo.

Irene: Eres un tipo raro, puede que no me haya dado tiempo a ver demasiado de la batalla final, pero los gritos de La Recordadora no se me olvidarán jamás.

Gear: Tenéis a una tipa realmente increíble ahí dentro, y aún solo le he enseñado una de mis creaciones.

Ferginald: Una tripulación con fines realmente nobles (bueno, no tanto, pero yo me entiendo), además le gustais a Calcetines.

Calcetines: *Gruñe amistosamente*.

Ryoko: *Ruborizada* Tampoco es que me hayas gustado, idiota, pero tampoco hará daño aliarse con una bestia como tú.

Manolo: ¡Ja ja ja, a mí me habéis caído bien y ya!

Venjen: Se me hace un poco gracioso que hayáis decidido por propia voluntad ser parte de mi flota.

Serena: ¿Y eso?

Venjen: Porque pensaba obligaros de todas formas.

Fersa: Eres repugnante.

Serena: ¿Quieres que nos vayamos?

Venjen: Venga va, que estoy de buen humor, pero aún así, no me convence del todo ir por el mar con tantos barcos siguiéndome, sería como ponerme una diana en la cabeza y esperar a que alguien me dispare.

Serena: ¿Y qué pretendes?

Venjen: El caso es que ya tenía previsto el tener una flota en el futuro, por eso mandé a mi ingeniera hacer una cosa, ¡SAMLEY!

Samley: Presente.

Venjen: Saca lo que tú y yo sabemos.

Samley: Marchando, mi capitán.

La Mala se metió en el barco para sacar un gran saco del que sacó un objeto que llamó la atención de todos los presentes, excepto Venjen pues ya sabía que lo tenía.

Serena: ¡ESO ES...

Ferginald: ...UN CARACOLÓFONO DORADO!

Venjen: No os pongáis nerviosos, está desconectado de La Marina, no va a invocar ninguna Buster Call.

Serena: ¿Entonces para qué quieres...?

Venjen: Samley, repártelos.

Y así, Samley comenzó a sacar objetos del saco, otorgando uno a cada uno de los capitanes piratas.

Ryoko: ¿Caracolófonos plateados?

Venjen: Están preparados para que sean estos exclusivamente los que reciban la señal del dorado que yo tengo.

Irene: ¿Insinúas que...?

Venjen: No lo insinúo, es tal cual.

El capitán pirata comenzó a esbozar una siniestra sonrisa que parecía ser seguida por la de sus nuevos subordinados.

Venjen: Vais a ser mi Buster Call.

Serena: No sé si debería estar horrorizada, pero suena bien.

???: Bueno... ¿ya habéis terminado?

Venjen: ¿Eh?

Vada se encontraba de pie junto a su tripulación esperando a que terminase la conversación entre los Piratas de las Aguas Estancadas y sus nuevos subordinados.

Vada: Hay algo que deberías ver.

Serena: Bueno, ¿eso era todo... almirante?

Venjen: Id a hacer lo que os dé la gana por el mar, pero atentos al caracol, sonará de un momento a otro.

Serena: Oyen ¿y con esta?

Curie: Tenía la esperanza de que os hubiéseis olvidado.

Venjen: Tírala por ahí... o mátala, me da igual.

Curie: IIIIIIIIIIIIIIIIH.

Serena: Bueno, hasta otra ocasión.

Venjen: Que os cunda.

Así fue como el resto de piratas reemprendieron su rumbo por el mar, Venjen esperaba a ver qué era lo que Vada quería hablar con él.

Venjen: ¿Qué pasa?

Vada: Esto pasa.

El Volcán de Acero esparció diez carteles de "Se busca" por el suelo, siendo estos, efectivamente, todos de la tripulación de Don Barbacoa.

Nuevas recompensas Aguas Estancadas 2

Fersa: Dios santo...

Venjen: ¿Como os las han inflado tanto?, si no habéis hecho nada.

Sitsy: Habla por ti.

Cyn: ¡Pío pío!

Venjen: Bueno, 585 millones, está bastante pepino.

Perni: Me encantaría saber de dónde han sacado la foto...

Vada: No parece que os importe mucho el hecho de que todo el mundo vaya a por vuestras cabezas.

Venjen: Para mí es un logro, mira qué maravilla.

Vada: Bueno... por mi parte solo quería que lo supiéseis, a mí también me la han subido y presupongo que La Maceta también, cuidado por ahí.

Venjen: Que no te coma un Rey del Mar.

Vada: Que no te caigas al fondo del océano.

Venjen: Tsch, bueno, ¿estáis listos todos?

Redsu: 369... qué coño...

Venjen: EH.

Redsu: Ah, sí, todo en orden.

Venjen: Pues hala, zarpamos.

Finalmente, los piratas, esta vez junto a Karo como nuevo miembro, se subieron de nuevo a El Apaleador para seguir surcando el mar, el capitán miraba la isla desierta y calcinada que dejaban atrás hasta que alguien se le acercó por detrás.

Samley: Oye capi.

Venjen: ¿Eh, qué pasa?

Samley: ¿Podemos pasar por un sitio?

TO BE CONTINUED
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.