FANDOM


Arco del Legado
Arco del legado
Información
Número de capítulos 9
Anterior Arco de una Vieja Gloria
Posterior Arco del Hombre Pez
Creador Megatroy


Arco del Legado es el tercer arco de la historia de los Piratas de las Aguas Estancadas y el tercero de la Saga del Mar del Oeste.

Antecedentes

Los Piratas de las Aguas Estancadas atracaron en un astillero para arreglar su barco, que había resultado dañado por una tormenta; allí conocieron a Theodhelm, quién les arregló el barco por completo (mejorándolo incluso) y se unió a ellos tras ver la épica confrontación entre Venjen y Redsu contra un teniente de la Marine que intentaba sabotear al carpintero.

Capítulo 12: Donde caben cuatro, caben tres...

Toda la banda está en la cocina del Mapeador disfrutando de una buena comida mientras Venjen está en la cocina preparando más cosas.

Theodhelm: Joder capitán, no tenía ni idea de que cocinases tan bien.

Redsu: Es una de sus pocas facetas que no da asco.

Venjen: Pero bien que te estás comiendo esa pizza, ¿eh, desgraciada?

Jolwuf: Bueno, Theod, nos gustaría preguntarte sobre tu habilidad.

Theodhelm: ¿Habilidad?

Venjen: En el astillero, mientras hablabas con el marine ese, vi como comenzó a salir un montón de sangre de tu cuerpo.

Theodhelm: Ah, eso, como no suelo usarla casi nunca, a veces se me olvida que la tengo, básicamente me comí la fruta Chi Chi y me he convertido en un hombre de sangre, puedo crearla y manipularla, hasta convertir mi propio cuerpo en sangre.

Jolwuf: ¡Una Logia, es de las más difíciles de encontrar, además de ser considerada el tipo más poderoso de todos!

Redsu: ¿L-logia?

Jolwuf: Ah, no os he comentado el tema de las frutas del diablo y sus tipos, ¿no?

Venjen: ¿Hay siquiera tipos de eso?

Jolwuf: Hombre, claro, están las Paramecia, que otorgan habilidades sobrehumanas, están las Zoan, que... que... queaaa... 

Después, Jolwuf cayó al suelo prácticamente inmóvil.

Theodhelm: ¿Jolwuf?

Redsu: ¡¿Jolwuf?!

Venjen: ¡JOLWUF!

Los tres se acercaron a Jolwuf para ver qué le pasaba, Redsu apoyó la cabeza sobre el pecho de Jolwuf y escuchó cómo el corazón de Jolwuf dejó de latir.

Redsu: Su... su corazón no está latiendo...

Theodhelm: ¿Está... muerto?

Venjen: ¡Que no, que es imposible, le conozco desde hace mucho tiempo, Jolwuf no es de esos que se muere así como así, Redsu, sube al palo mayor y divisa una isla!

Redsu subió a lo alto del mástil y usó los ojos que le proporciona el poder de su fruta para mirar alrededor.

Redsu: ¡Hay una isla, solo tenemos que girar a la izquierda y estaremos allí en menos de 5 minutos!

Venjen: ¡Theodhelm, ocúpate del timón, voy a ver si puedo reanimar o algo al viejo!

Theodhelm: ¡Ahora mismo!

Capítulo 13: Catapetcia

Los piratas siguen en el barco, Redsu está dando indicaciones mientras Theodhelm maneja el timón.

Redsu: ¡Gira a la izquierda en un ángulo de 90 grados!

Theodhelm: ¡Recibido!

El barco giró y finalmente llegó a la isla.

Venjen: ¡Rápido, Theod, coge a Jolwuf!

Theodhelm coge a Jolwuf y bajan los tres corriendo del Mapeador, van corriendo a una pequeña casa que hay en una explanada llena de hierba, hasta que una chica con el pelo rubio, gafas y armada con un bastón de metal se interpone en su camino.

Chica: ¡Idos por donde habéis venido, malditos piratas!

Venjen: En serio, necesitamos ayuda, nuestro amigo está muy mal.

Chica: ¡Me da igual lo que hagáis con él, pero no podéis estar en esta isla!

Redsu: De verdad que no tenemos ni tiempo ni sitio a donde ir, si solo nos dijeras dónde hay un médico...

Chica: ¡HE DICHO QUE LARGO!

La chica le dió un golpe con el bastón en la cara a Venjen, Redsu comenzó a desenvainar su espada, pero cuando estaba a mitad, su capitán se arrodilló en el suelo, juntó las palmas de las manos y comenzó a suplicar.

Venjen: ¡En circunstancias normales empezaría a amenazarte para que nos ayudaras, pero esto es una auténtica emergencia, mi amigo debe de estar al borde de la muerte, solo necesitamos la dirección de un maldito médico y nos iremos de aquí para siempre!

Chica: ...

La chica guardó el palo e invitó a los piratas a entrar en su casa.

Chica: Venga, entrad a vuestro amigo.

Redsu: P-pero...

Chica: Tengo conocimientos bastante avanzados de medicina, entrad a ver qué puedo hacer.

Todos entraron en la casa, dejaron a Jolwuf en una cama mientras la chica le hacía pruebas, los demás se quedaron esperando en la sala.

Theodhelm: Muchas gracias por tu ayuda, ehm...

Fersa: Podéis llamarme Fersa.

Venjen: Pues muchísimas gracias, Fersa.

Después de un buen rato, Fersa volvió a aparecer frente a los piratas y empezó a hablarles.

Theodhelm: ¿Y bien?

Fersa: Pues tengo varías teoría sobre lo que puede ser, pero antes responded, ¿esto le había pasado antes?

Redsu: ¿Venjen?

Venjen: Pues una vez en la taberna del pueblo, pero iba muy ciego de ron y pensamos que estaba durmiendo la mona, solo que no respiraba ni roncaba ni nada...

Fersa: Pues ya está, chicos, vuestro amigo tiene catalepsia.

Venjen: ¿Catapetcia?

Fersa: En resumen, no está muerto, simplemente lo aparenta, la enfermedad ocasiona que tu cuerpo comience a yacer inmóvil y tu corazón deje de latir un tiempo como si fuese un cadáver, pero se recuperaría en unas horas (o días).

Redsu fue inmediatamente a la habitación donde estaba Jolwuf y, aún con él inconsciente le dió un fuerte golpe en la calva.

Redsu: ¡¿SE PUEDE SABER QUIÉN COÑO TE CREES PARA DARNOS ESE TIPO DE SUSTOS, VIEJO DE MIERDA!?

Fersa: ¡P-pero no haga eso, puede resultar doloroso para...!

Venjen: Que le den, es culpa suya.

Fersa: Pues que maravilla de compañeros le han tocado...

Theodhelm, mientras, empezó a curiosear entre las estanterías de la casa, hasta que encontró un cartel de WANTED que le llamó especialmente la atención.

Theodhelm: ¡Eh, Fersa!

Fersa: ¿Sí?

Theodhelm: (Enseñándole el cartel) ¿De qué conoces a este tipo?

Capítulo 14: Uza Wulfric

Uza Wulfric Wanted

Cartel del que habla Theodhelm.

Fersa: ¿De qué lo conoce usted?

Theodhelm: Se podría decir que somos viejos amigos.

Fersa: Él es mi padre.

Theodhelm: (Con tono feliz) ¡¿Tú eres la hija de Uza Wulfric?!

Fersa: Pues... sí, ¿por?

Theodhelm: ¡Fui yo quién le construyo el barco!

Fersa: ¡No me diga usted que es el gran Theodhelm Masbelt!

Theodhelm: (Abrazando fuerte a Fersa) ¡Pero trátame de , ¿como no se le ocurre a ese imbécil decirme que tenía una hija?!

Mientras Redsu está con cara de confusión al lado de Venjen, al que le han salido estrellas en los ojos, esta pregunta a Venjen sobre ese tal Uza Wulfric.

Redsu:(Susurrando un poco) ¿Tú tienes la más mínima idea de quién hablan?

Venjen: ¡¿De verdad ni siquiera sabes quién es Uza Brazo Metálico?!

Redsu: ¿Eh?

Venjen: ¡Es un famoso pirata de este mismo mar que consiguió llegar al nuevo mundo y escapar de él robando un barco de la marina! ¡Con todo eso su recompensa acabó ascendiendo a 200.000.000 Berrysymbol, es un Supernova de su generación!

Redsu: Intuyo que debe de ser alguien importante.

Venjen: ¡Oye, ¿sabes si tu padre sigue teniendo su legendario bastón por aquí?!

Fersa sigue apretujada por Theodhelm, pero este la suelta un poco para que responda a la pregunta.

Fersa: Eh... sí, espera. (silbido) ¡Cyn, ven!

Un gorrión de colores marrón, gris oscuro y blanco entró por la ventana y se apoyó en el hombro de Fersa.

Venjen: ¿Eh?

Fersa: Mi padre nunca llegó a decirlo, pero el bastón, de alguna forma absorbió el poder de la fruta Tori Tori: Modelo Gorrión y se puede transformar en el pájaro.

Venjen: ¡Es alucinante, ¿Te unirías a mi tripulación!?

Fersa: ¿Qué?

Theodhelm: Ni caso, oye, ¿sabes si vendrá tu padre?, tengo muchas ganas de verle después de tanto tiempo.

Fersa: Pues... no... no creo que venga hasta dentro de bastante tiempo.

Redsu: ¿Y eso?

Fersa: No, no pasa nada, pero bueno, si queréis podéis amarrar aquí el barco y mañana, seguramente vuestro colega ya esté bien, os podréis ir tranquilamente.

Los piratas salieron de la casa y fueron al barco, todos preocupados por el estado de nerviosismo que tenía Fersa, sobretodo Venjen. Por la noche, el capitán escuchó un ruido que venía de fuera, salió a ver qué pasaba y vió a Fersa dirigirse hacia un granero que había un poco alejado de la casa, este, obviamente, le siguió.

Venjen entró al piso de arriba del granero y comenzó a escuchar voces que venían desde abajo.

???: ¡Joder, como duele, date prisa, imbécil!

Fersa: Espera... espera un segundo ya casi está.

Venjen empezó a mirar abajo, un montón de gente sangrando y acostados en camas mientras Fersa les estaba ayudando y soportando sus insultos y exigencias.

Venjen: (Susurrando) ¿Qué cojones...?

Capítulo 15: Amenazas

Fersa no dejaba de ir de un sitio a otro del granero atendiendo a todos los pacientes que podía, Venjen seguía arriba mirando mientras su cabreo aumentaba, hasta que llegó a su límite.

Paciente Genérico: ¡¿Se puede saber qué mierda de medicina es esta? lo único que ha hecho es hacerme sentir peor!

Fersa: Lo... lo siento, puede que el medicamento te haya hecho provocado una reacción alérgica con...

Paciente Genérico: ¡Cállate y haz tu trabajo!

El paciente golpeo fuerte a Fersa en la cara, tirándole las gafas por el suelo, Venjen se cabreó mucho más de lo que ya estaba y imbuyó su puño derecho en ascuas; el ruido del humo que salió del puño llamó la atención de varios pacientes, que comenzaron a mirar arriba mientras Fersa buscaba sus gafas por el suelo, pero para entonces, Venjen ya había desaparecido.

Después de un rato, Fersa salió adolorida del granero y se dirigió a su casa, pero Venjen estaba apoyado en la pared al lado de la puerta mirándole. 

Venjen: ¿Y ese ojo?

Fersa: Solo me he dado un golpe.

Fersa intentó pasar al lado de Venjen para entrar a la casa, pero cuando le había pasado ya, Venjen la cogió del brazo.

Venjen: Sabes que lo he visto todo, ¿verdad?

Fersa rompe a llorar en silencio, Venjen la suelta y esta le invita a entrar a casa para contarle la historia.

Fersa: Fue todo hace unas semanas...


Un barco con una bandera pirata apareció en la orilla y de ahí bajaron unos tipos mientras mi padre y yo estábamos fuera arreglando unas cosas de casa, me dijo que entrara en casa para que no me pasase nada malo, pero aún dentro, podía seguir oyendo lo que decían fuera.

Pirata Genérico: ¡Rápido, atiende a nuestros colegas, están gravemente heridos!

Uza: Lo siento, pero he leído sobre vosotros en las noticias, no tenéis precisamente fama de recompensar a los que os prestan ayuda, os agradecería que os fueseis de esta isla cuanto antes, no quiero causaros problemas.

Pirata Genérico 2: ¿Este cuerpo escombro se nos está poniendo chulo a nosotros?

Los piratas se abalanzaron sobre mi padre, y aunque no tenía problemas para defenderse de ellos, hay que reconocer que no estaba precisamente en sus mejores años, pero aún así, lo peor vino luego.

Uno de los piratas consiguió entrar a la casa y cogerme, le dijeron a mi padre que si no les ayudaba me pegarían un tiro, él estaba totalmente paralizado.

Uza: ¡Por el amor de Dios, no disparéis, ni siquiera sé medicina, no tenéis porqué hacer esto!

Pirata Genérico 3: (Apuntando a la cabeza de Fersa) Entonces, si ninguno de los dos nos sois útiles...

El pirata empezó a apretar el gatillo, pero a la mitad, fue interrumpido por un grito de Fersa.

Fersa: Yo... yo sí que sé medicina, podría ayudaros si nos dejáis de amenazar.

Capitán: (Apúntando a Uza) Como comprenderás, no podemos fiarnos de tu palabra...

Uza: No tendrías que haber dicho nada, Fersa...


Capítulo 16: Hasta mañana


Capitán: Pues mira viejo... vamos a hacerte un favor y dejaremos en paz a la niña de tus ojos... a cambio de que te vengas con nosotros.

Los piratas ataron a Uza con unas fuertes cadenas de piedra marina y comenzaron a llevárselo hacia la sierra que había detrás de la casa.

Fersa: ¡¡PAPÁ!!

Uza: (Soltando  unas cuantas lágrimas disimuladamente para que no le vea su hija) Fersa, esto es solo otra piedra en el camino de la vida, debes ser fuerte, no te derrumbes, por favor, intenta que no te maten...

Fersa: (Llorando) ¡¡¡PAPÁ!!!

Capitán: (Coge a Fersa del pelo y la comienza a llevar hacia los enfermos) Venga, vamos a ir empezando...


Fersa: Pues resumidamente, es eso, en el hipotético caso de que me atreva a hacer daño a uno solo de ellos, tienen a mi padre como rehén, tengo las manos atadas metafóricamente...

Venjen: ¿Sabes en qué montaña están asentados esos tipos?

Fersa: N-No...

Venjen: (Se levanta y empieza a caminar hacia la puerta) Da igual, ya lo averiguaré por mí mismo.

Fersa: ¡No, no puedo permitir que te involucres en esto, además, mi padre aún podría correr peligro!

Venjen: Si ellos no se enteran de que mi tripulación está yendo para allá, no creo que tenga porqué pasarle nada ni a ti ni a tu padre.

Fersa: ¡¿Qué?, no no, si tú ya no puedes entrometerme, ni de broma voy a dejar que esos dos lo hagan también; como se os ocurra, dejo de tratar al anciano!

Venjen: Eres buena gente, sabes de sobra que no vas a hacer eso, además, de alguna forma tendré que pagarte este favor que estás haciendo por nosotros.

Después, Venjen fue decidido a la puerta para salir y darle su merecido a esos tipos, pero fue interrumpido por Fersa.

Fersa: Venjen, no, esto es cosa mía, mi padre sigue creyendo que puedo con esto, le defraudaría saber que he aceptado la ayuda de unos piratas.

Venjen: ¿A uno de los piratas más famosos del Mar del Oeste le defraudaría saber que su hija ha aceptado la ayuda de otros piratas que quieren seguir sus pasos?

Fersa: Visto así...

Venjen: Descuida, no voy a hacer nada, si tanto te molesta dejaré todo esto tal y como está...

Fersa: Muchas gracias.

Venjen sale de la casa y se dirige al barco mientras piensa en un plan de acción.

Venjen: (Susurrando) ... al menos hasta mañana.

Capítulo 17: Y... más amenazas, que es una historia de piratas

Al día siguiente, Venjen se despertó temprano y fue a la puerta de la casa, Fersa estaba leyendo y haciendo medicinas en un escritorio; en un momento, Venjen llamó a Fersa desde fuera y se escondí detrás de una maceta que había al lado de la puerta.

Venjen: ¡FERSA! ¡¿te importaría salir un segundito?!

Fersa: Vooooy.

Fersa sale afuera para ver qué pasa, cae inconsciente, Venjen le había dado un fuerte golpe en la nuca como para dejarle K.O un rato. Tras esto, Venjen fue al establo donde estaban todos los pacientes durmiento, así que este cogió a uno y se lo llevó a rastras al bosque, tapándole la boca con la mano para que no gritase; una vez en el bosque, el pirata empezó a interrogarle.

Venjen: Pues vamos al lío, caraculo, ¿dónde está la base de tu jefe?

Paciente Genérico: Je, me hablas como si supieses que te lo voy a decir.

Venjen: Creo que te estás creyendo que yo soy el ayudante de la mujerzuela que te ha estado ayudando (Venjen imbuye su puño y comienza a agarrar al paciente por el cuello), pero podrás ir comprobando sobre la marcha que no.

Paciente Genérico: ¡QUEMA, QUEMA, QUEMA!

Venjen: Voy a repetir... ¡¿Dónde, está, tu base?!

Paciente Genérico: ¡Es... está en una de las montañas de la izquierda, hay una cueva detrás de unos matorrales con bayas, los demás de la tripulación están la mayoría en el granero, pero el capitán aún está en la cuevaaaaAAAA!

Venjen: Vale macho, tampoco me cuentes tu vida.

Venjen le da un golpe contra un árbol, dejándole inconsciente y sangrando por la frente, posteriormente, Venjen fue al barco a despertar a sus camaradas para poner en práctica la operación.

Venjen: ¡ARRIBA, SACOS DE MIERDA!

Redsu: ¡¿Se puede saber qué coño haces!?

Venjen: Se me sigue haciendo raro verte sin las gafas.

Theodhelm: ¿Qué... (bostezo)... qué se supone que pasa, capitán?

Venjen: Vamos a ayudar a la señorita esta que está cuidando del viejo.

Redsu: Ya... ¿y como se supone que vamos a hacer eso?

Venjen: Sentaos amigos míos, y escuchad con gran atención; pues os voy a contar una historia, sin más dilación.

Venjen se pasó un ratete explicándole a sus compañeros la historia de Fersa y lo que él había oído, estos se empezaron a cabrear, especialmente Theodhelm, quien tenía mucho cariño a Uza, y le molestaba que estuviesen tratando así a su familia.

Theodhelm: ¡¡VAMOS A REVENTARLES LA CABEZA A ESOS TIPOS!!

Redsu: Digo yo que habría que hacer un plan de acción antes, ¿no?

Venjen: Deberías pensar más como Theod, pensando en el reventamiento de cabeza desde el primer momento, ¡y venga, que ya estamos tardando!

Redsu recogió sus espadas y sus gafas, Theodhelm se quitó el gorro de dormir y se prepararon para ir a romperles la vida a esos desgraciados.

Capítulo 18: Ataque por sorpresa

Los piratas empezaron a caminar por el bosque en dirección a la montaña que el paciente le había dicho a Venjen.

Redsu: ¿En una montaña de la izquierda?

Venjen: Básicamente, detrás de un arbusto con bayas, mira, ahí está el tipo ese.

Theodhelm: Joder, le has reventado.

Venjen: A fin de cuentas, la culpa es suya.

Theodhelm: También.

Acabaron llegando a un conjunto de montañas, pero consiguieron encontrar la que buscaban, estaba tapada con una planta de unos pimientos llamados Kana Jogolia, los cuales Venjen conoce y comienza a coger varios, guardándolos en los bolsillos de la chaqueta larga que llevaba.

Después entraron todos en la cueva, pero se encontraron con una bifurcación en dos caminos que les obligo a separarles.

Redsu: Bueno, seguramente uno de ellos lleve a una trampa como modo de defensa, deberíamos pensar algo por sí...

Venjen: Theodhelm, ¿crees que podrás estar solo?

Theodhelm: Desde luego.

Venjen: (Coge del antebrazo a Redsu y la arrastra hacia el camino de la derecha) Pues hala.

Redsu: ¡P-pero espera imbécil, hay que ver qué hacemos si...!

Venjen: Lo sigues diciendo como si estuviesemos escuchándote.

Redsu: (Siento arrastrada) Se me había olvidado por un momento la tripulación en la que me había metido.

Después de estar un rato corriendo, Venjen y Redsu encontraron una habitación con un buen número de piratas que aún no se habían percatado de su presencia, aunque no tardarían mucho en hacerlo.

Redsu: Supongo que no podremos ocuparnos de esto con sigilo y discrección.

Venjen: Pues no.

Los dos piratas comenzaron a hacer un ataque combinado entre varios puñetazos imbuídos en ascuas y Redsu lanzando sus espadas y volviendolas a coger al aire.

Venjen: ¿Y eso?

Redsu: Es un estilo de lucha llamado esgrimarán, básicamente las uso como si fuesen proyectiles.

Venjen: No, si al final habré hecho bien en reclutarte.

Por otro lado, un pirata que consiguió escapar de la masacre llegó a la habitazión donde estaba su capitán.

Pirata Genérico: Mi... mi capitán... unos tipos raros... se han colado en la galería y han empezado a romperlo y matarnos a todos...

Capitán: ¿Me estáis diciendo... que unos luchadores supuestamente tan bien cualificados como vosotros no han sido capaces de hacer frente a dos piratas novatos de mierda?

Pirata Genérico: Señor... no es necesario que recurra a...

El capitán sacó unas garras de una de sus mangas y pego un tajo hacia arriba, creó una onda que cortó unas estalactitas del techo y estas cayeron sobre el pirata, ensartándolo y acabando con su vida.

Capitán: La gente como esta me pone enfermo.

Este llegó a la galería donde se encontraban Venjen y Redsu, nada más encontrarse con ellos, pegó otro tajo a distancia a unas rocas de los lados y estas salieron disparadas contra los dos piratas.

Venjen: ¡¿Pero de qué va este tío?, ven aquí que te voy a...!

Redsu: Venjen, espera, le conozco, y debe de ser el capitán de este barullo: Chard, el General de Acero.

Chard: Me debería de asombrar que alguien conozca mi nombre, pero con mi estatus me resulta hasta normal...

Redsu: Ten cuidado Venjen, tiene 15.000.000 Berrysymbol de recompensa, puede ser peligroso...

Venjen: Debe de ser el tipo que amenazó a Fersa.

Chard: Ah, la niña esa, ¿sóis amiguitos suyos, escoria?

Venjen: Redsu, ve a buscar a Uza, quiero reventarle la cabeza al tipo este.

Redsu: Pero no es necesario enfrentarse con alguien así a estas alturas...

Venjen: ¡Que te pires!

Redsu salió de la escena por un túnel que había, mientras, Venjen preparó sus puños imbuidos para el combate mientras su contrincante sacaba tres garras de acero de cada manga.

Capítulo 19: Prisioneros

Chard

Chard, el General de Acero, capitán de los Piratas Navajeros

Redsu corría por un túnel mientras iba derribando a todos los piratas que encontraba a su paso, por su parte, Venjen se abalanzó contra su enemigo con los puños imbuídos en brasas.

Venjen: ¡PUGNUS IMBUTI!

Chard: Diagonale Schneiden.

El general pegó un tajo en forma diágonal desde atrás hacia adelante, estó ocasionó que varias rocas de la pared fuesen cortadas y disparadas hacia Venjen, este consiguió esquivarlo saltando hacia un lado, pero se hizo unos pocos arañazos.

Venjen: Este desgraciado... tiene una fruta.

Chard: Me alegra ver que mi contrincante tiene un mínimo de inteligencia, comí la fruta Bayo Bayo, ocasionando que todo lo que corte salga disparado en la dirección en la que lo haya hecho, una pena que esta información no te vaya a servir de nada.

Venjen sigue atacando mientras que Chard siempre le contrarresta con trozos de piedra que arranca de la pared gracias a su fruta; mientras tanto, Redsu sigue corriendo y atacando a todo Dios que se cruce en su camino hasta que llega a una habitación donde ve a un hombre con una apariencia bastante parecida a la del cartel de Uza encadenado a la pared.

Uza: ¿Qué, ya venís a torturar un rato por las risas?

Redsu: Deduzco por tu aspecto que debes de ser ese tal Uza.

Uza: ¿No se supone que eso ya tendrías que...

Antes de siquiera acabar la frase, Uza se queda maravillado ante la imagen de una mujer de buen ver y semidesnuda frente a sus ojos.

Uza: Oh, vaya, lamento profundamente mi lenguaje anterior.

Redsu: Me cago en la puta...

Uza: Disculpe mi osadía, ¿pero podría preguntarle si...?

Redsu: (Mientras rompe las cadenas) No estoy para gilipolleces ahora mismo, hay prisa así que deja de hacer el imbécil.

Uza: Ay, cada palabra que sale de su suena como un delicioso canto de sirena...

Rápidamente, de otro túnel venía corriendo Theodhelm, quien parecía haber tenido algún que otro pequeño combate.

Theodhelm: ¡Rápido Redsu, necesito que vengas a...!

Uza: (Llorando de emoción) ¡THEOD!

Theodhelm: ¿U-uza?

Uza se abalanza sobre Theodhelm abrazándolo y llorando de alegría mientras repite lo mucho que se alegra de verle vivo otra vez.

Theodhelm: Bueno bueno, sí, me alegro mucho, pero en serio, Redsu, necesito que vengas conmigo.

Los tres empezaron a correr por el túnel que había seguido Theodhelm, encontrándose algunos piratas inconscientes por el camino; al llegar al final, encuentran una habitación en la que hay encadenada a la pared a una mujer con bastantes magulladuras y sangre.

Redsu: ¿Qué... cojones le ha pasado?

Mujer: A... yuda...

Theodhelm: Redsu, necesito que cortes las cadenas, lo he intentado con fuerza bruta, pero no sale.

Redsu: Pero... ¿acaso sabes quién es?, podría ser  una enemiga.

Theodhelm: Pues que luego nos intente matar y todo lo que quieras, pero hay que sacarla de aquí.

Al final cortaron las cadenas corrieron hacia el exterior los tres mientras Theodhelm llevaba a la mujer en la espalda, pero por alguna razón, la cueva se estaba desprendiendo.

Capítulo 20: Don Barbacoa VS. El General de Acero

Por su parte, Venjen sigue luchando contra Chard, los dos parecen cansados tras el compate que han tenido, pero a Venjen se le ve con una ligera ventaja sobre su enemigo, quien por mucha fruta del diablo que tenga, su edad y condición física le han pasado factura.

Venjen: (Como siga yendo acabaré esta estúpida lucha mañana, la caverna se está cayendo y voy a acabar durmiendo bajo los escombros como no me dé prisa...)

Chard: ¡Qué pasa, próximo gran Rey de los Piratas, ¿acaso tienes miedo?!

Venjen: ¡Tengo miedo de la cara de mierda que se te va a quedar cuando te la estampe contra la pared, soplanucas!

Venjen se abalanza sobre Chard preparándose para darle un fuerte golpe con los puños imbuídos en ascuas.

Venjen: ¡PUGNUS...

Chard: Horizontale Schneiden.

Chard pegó un corte horizontal y varias piedras de la cueva salieron disparadas hacia Venjen, pero este lo ignoró todo y golpeó fuerte las piedras, creando una ligera humareda con la gravilla.

Venjen: ...IMBUTI!

El pirata aprovechó la humareda para colocarse detrás de su contrincante y preparar un nuevo ataque mientras este no era capaz de ver debidamente.

Venjen: ¡PUGILATO ARDENTI!

Chard no fue capaz de prever el ataque de Venjen por la espalda y comenzó a recibir varios puñetazos mientras escupía sangre por la boca, pero consiguió recuperarse un momento y echó los brazos hacia atrás.

Chard: ¡MEHRERE... SCHNEIDEN!

Venjen: ¡!

Chard empezó a dar un montón de cortes en dirección hacia Venjen, que todavía estaba en su espalda, ocasionando que varias rocas se dirigiesen hacia él, pero consiguió apartarse a tiempo y hacer que las piedras se estrellaran contra la espalda de su contrincante. Venjen consiguió volver a posicionarse delante de Chard, aumentó la temperatura de su mano todo lo que pudo y se abalanzó contra él.

Venjen: ¡DAEMONIUM...

Chard: ¡ESPERA, ESPERA,  TENGO DINERO, TENGO RIQUEZAS, PUEDO CONVERTIRTE EN...

Venjen: ...CARBO!

Antes de que pudiese acabar la frase, Venjen le dió con su golpe más fuerte en la cara, las gafas y el sombrero le saltaron de la cara (que por poco no se le desprende del resto del cuerpo), Chard salió volando y acabó estampándose contra la pared, estaba inconsciente, con un montón de quemaduras soltando humo y sangrando por varias partes del cuerpo.

Venjen: (Jadeando) Bueno... igual ya va siendo hora de salir de aquí...

Por su parte, el grupo de rescate formado por Theodhelm, Redsu, Uza y la mujer extraña, había conseguido salir de la cueva y estaba esperando que Venjen saliese, pero se preocupan al ver que el techo se está desprendiendo.
Uza Wulfric

Uza, liberado

Uza: (Abrazando aún a Theodhelm) ¿De verdad seguís creyendo que vuestro colega está bien.

Theodhelm: Te hemos dicho que sí, ahora, por favor, suelta.

Uza: Después de tantos años y me dices eso, en fin, tendré que buscar cariño en la señorita encantadora.

Redsu: Aléjate de mí.

Estuvieron esperando un buen rato hasta que Venjen salió disparado aterrizando a los pies de Redsu mientras unas piedras se desplomaban bajo él.

Redsu: No habrás sido lo suficientemente inteligente como para sacar a Chard fuera para cobrar su recompensa...

Venjen: Básicamente.

Theodhelm: Bueno, igual va siendo hora de ir a ver a Fersa.

Uza: ¡FERSA, AMOR MÍA, VOY EN TU BUSCA!

Uza salió corriendo hacia su casa para ver a su hija mientras los demás le seguían.

Venjen: ¿Y esa que va en la espalda de Theod?

Redsu: Ni idea, estaba prisionera en una habitación y Theodhelm se emperró en ayudarla, ni siquiera sabemos si es enemiga.

De repente, Uza se detiene en seco cuando estaba a mitad de camino (donde ya se podía ver la casa), los demás se detuvieron detrás de él.

Theodhelm: ¿Qué pasa?

Uza: La... la puerta...

Venjen: ¡OH, MIERDA!

Uza: ... está... destrozada...

Capítulo 21: Donde caben cuatro, caben cinco

Uza: ¡FERSA! ¡FERSA!

Fersa no salía y los tres salieron corriendo hacia la casa, Venjen imbuyó sus puños, Redsu preparó sus espadas y Theodhelm formó un brazo de sangre mientras se preparaban por si pasaba algo.

De pronto, un pirata con el jolly roger de los Piratas Navajeros salió de la casa sosteniendo a Fersa por el cuello en el brazo izquierdo y apuntándole con una pistola a la cabeza con la otra.

Piratas: ¡TODOS ATRÁS!

Uza: (Con tono triste) F... Fersa...

Fersa: Ho... hola papá... me hubiese gustado que nos encontrasemos de otra manera...

Venjen: ... Escucha amigo... no tienes porqué hacer esto...

Pirata: ¡HE VISTO COMO TODOS MIS COMPAÑEROS CAÍAN POR CULPA VUESTRA, CREO QUE ES RAZÓN SUFICIENTE PARA VENGARME!

Redsu: ... Pero... 

Pirata: ¡EXIJO VUESTRO BARCO Y UNA BUENA CANTIDAD DE BERRIES O ME CARGO A LA NIÑA!

Uza: ¡¿ESTÁS DICIENDO QUE LA VIDA DE LA COSA QUE MÁS ADORO EN EL MUNDO SOLO VALE UN BARCO Y UNAS CUANTAS MONEDAS?!

Uza se cabrea ante esas palabras y ataca al pirata mientras los demás le intentan detener, sin embargo, el pirata lo esquiva, Uza, frustrado en el suelo, mira hacia arriba y ve como el dedo del pirata está a punto de apretar el gatillo.

Pirata: ¡PODRÍAMOS HABER LLEGADO A UN ACUERDO!

Fersa: ¡PAPÁ, TE QUIERO MUCHO!

Uza: ¡FERSA!

Antes de que el pirata pudiese apretar nada, se oye un fuerte golpe y este cae inconsciente al suelo. Todos acaban aliviados al ver que Jolwuf había despertado y le había dado un buen golpe en la cabeza al pirata con su arma.

Jolwuf: ¿Alguien sería tan amable de decirme qué ha pasado y por qué me duele tanto la cabeza?

Theodhelm: El viejo acaba sirviendo de algo cuando él quiere.

Venjen: Y así lleva unos cuantos años.

Uza y Fersa se abrazan fuertemente y todos entran a casa y ponen a la mujer del calabozo en la cama.

ELIPSIS

Los Piratas de las Aguas Estancadas están el el barco mirando a Uza y Fersa, que les están haciendo signos de despedida, pero Venjen mira a Fersa.

Venjen: ¿Sabes que aún no has respondido a mi pregunta?

Fersa: ¿Eh, pregunta?

Venjen: ¿Te unes a mi tripulación?

Fersa: Yo... yo pensaba que no te seguirías acordando.

Redsu: Nuestro capitán es muy cabezón cuando quiere.

Fersa: Pe... pero yo no puedo hacer eso, tengo que estar aquí y ayudar a mi padre y...

Uza: ¿Toda la vida dándome la brasa con lo genial que sería que pudieses salir al mar a seguir el legado de la familia, y, ahora que se te presenta la ocasión, no quieres?

Fersa: Pero papá, ya estás mayor y no sé si tu solo podrías...

Uza: Tienes las maletas en la habitación, puedes llevarte a C...

Fersa había desaparecido de su lado junto con Cyn (el gorrión), después de un rato, se leve salir corriendo feliz de su casa con una maleta, esta sube al barco y se marcha con sus nuevos camaradas hacia el Grand Line.

En la isla, el pirata de antes está fuertemente atado y mirando a Uza mientras este ve como su hija se marcha de casa.

Pirata: ¿Estás... llorando?

Uza: (Mientras llora, en una mezcla de tristeza y felicidad con una sonrisa en la cara) Ahora... aún no me he vengado de ti por lo que has intentado...

Uza se lenza encima del pirata y comienza a destrozarle la cara a golpes.

ELIPSIS

Ha pasado un día y medio desde que se fueron los piratas, la mujer se ha recuperado muy rápidamente de sus magulladuras gracias a un ungüento que Uza había fabricado con varias hierbas, esta sale de la habitación en la que estaba y ve a su cuidador leyendo el periódico en el sofá.

Uza: Me alegra ver que estás bien.

Mujer: Sí... muchísimas gracias por todo, haré todo lo que pueda para compensarle.

Uza: Descuida, ha sido un placer, ¿quieres que llame a algún familiar tuyo o algo?

Mujer: Descuida, ya he llamado yo, mis subordinados deben de estar apunto de llegar.

Uza: ¿Subordinados?

Se oye como un barco atraca al lado de la casa y Uza sale rápidamente a ver qué era, pero se queda pasmado y un poco horrorizado al ver que era un barco de la Marina y que varios soldados empiezan a bajar de él.

Uza: (Esto puede ser muy malo...)

Marine Genérico: ¡Capitana Samley!

Uza queda sorprendido al ver que la mujer a la que había estado cuidando era una capitana de la Marina.

Samley: Gracias chicos por venir a por mí.

Marine Genérico 2: ¿Quién es este civil?

Samley: Una muy buena persona que me ha ayudado mucho.

Todos los subordinados se inclinan ante Uza .

Marines: ¡Muchas gracias por cuidar de nuestra honorable capitana!

Uza: Eh... no ha sido nada...

Todos los marines marchan hacia su barco, Samley ha tenido curiosidad por esas personas que le ayudaron hace un día y se dispone a investigar sobre ellos.

Samley: (Que piratas más majos)

Samley Arsean

Capitana Samley

TO BE CONTINUED
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.