FANDOM


Saga del South Blue(Piratas del Ave Azul)/Arco de la Llorona
Llorona
Información
Número de capítulos 13 (capitulos 18 a 30)
Fecha de creación 21/02/16
Fecha de finalización 14/06/16
Anterior Arco del Navegante
Posterior Arco de los Bares y los Cuarteles
Creador Darkarchangel

El Arco de la Llorona es el tercer arco de la Historia de los Piratas del Ave Azul y de la Saga del South Blue.

Antecedentes

Después de que llegaran a Isla Oldale, Jean Black y Big Bird se enfrentan a los Piratas de Fahrenheit y consiguen a una nueva nakama Angélique, la cual es una excelente navegante.

Capitulo 18: Expectativa

El pequeño bote de los piratas avanza por el mar azul a paso lento. El aire no sopla muy fuerte ese día y el calor es sofocante, para gran disgusto de estos. Angélique se encuentra abanicándose con su sombrero mientras que Big Bird se tapa del sol con sus alas. Jean intenta hacer lo mismo que su alado amigo pero aun tiene problemas para controlar sus poderes.

Angélique: Pensé que habías estado practicando con tus poderes.

Jean: No es tan fácil como crees. La primera vez que me transforme me tomo tres días volver a mi forma humana.

Angélique: Bueno, tampoco es como que lleves mucho tiempo con tu Fruta del Diablo. Si le das tiempo seguro que consigues dominarla.

Jean: Eso espero. Por cierto, falta mucho para que lleguemos.

Angélique: Por como esta el viento, creo que sería otra media hora.

Jean: Maldición, yo quería tocar tierra ya.

Angélique: Si hubiéramos ido a Tropian, hubiéramos llegado desde ayer.

Jean: Ya te dije porque no fuimos.

Angélique: Si, si. Destruiste la isla e hiciste enojar a la Marine.

Jean: Sip.Más o menos. Por cierto, ¿como dijiste que se llama el lugar a donde vamos?

Angélique: Isla Louludia.

Jean: ¿Louludia?

Big Bird: Louludia, Louludia, ahhh.

Angélique: Tambien se le conoce como la Isla Floreciente. Según sé que esta llena de flores todo el año y la atraviesan varios ríos y canales en los que su gente vive y siembra. Son famosos por su comida, su casas y sembradíos flotantes, sus vestidos y sus fiestas. Gente de todo el South Blue viene a este lugar a vacacionar y festejar.

Jean: Se oye muy divertido.

Big Bird: Divertido, Divertido, ahhh.

Angélique: Ya quiero llegar, debe haber cosas muy interesantes para escribir en la bitácora.

Jean: Yo quiero probar la comida.

Angélique: ¡Yo quiero ver las casas flotantes!

Jean: ¡¿Crees que tengan aves exóticas?!

Angélique: Tal vez pueda comprar ropa linda.

Jean: ¡SERÁ UNA GRAN AVENTURA!

Big Bird: ¡Aventura, Aventura, ahhh!

El muchacho comienza a babear mientras piensa en todas las cosas deliciosas que podría comer mientras que a la chica se le iluminan los ojos pensando en todos los lugares maravillosos que verán. Pero sus fantasías se ven cortadas de repente por una frase.

Big Bird: ¡TIERRA, TIERRA! AHHH

Los chicos dejan sus fantasías para observar. Una isla se ve a la distancia.

Jean: Aquí vamos.

Capitulo 19: Realidad

Los chicos finalmente llegan al Puerto de Isla Louludia, donde deciden atracar en un pequeño muelle un poco alejado de los muelles principales para evitar llamar la atención, pero tras bajarse y caminar un poco se dan cuenta de que hay algo que parece estar mal.

Jean: Imagine que habría más barcos o al menos... otros barcos que no sean el nuestro.

Angélique: ¿Todos los muelles están vacíos?

Big Bird: Vacios, vacios, ahhh.

Jean: Y no sólo eso.No hay guardias ni pescadores ni nadie.

Angélique: Tal vez ese sea un antiguo puerto y que por eso este abandonado. Y que el puerto principal este en otro lado.

Jean: No lo se, busquemos a alguien para preguntar.

Adentrándose más en la isla, los piratas no sólo notan la ausencia de personas, sino de todo lo que habían oído sobre la isla. Los famosos canales están secos, los arboles que los rodean están enfermos y hay pequeños navíos encallados en el barro que quedo en lugar del agua. Las flores y sembradíos están marchitos y las supuestas casas flotantes ahora yacen solas y tristes en la tierra. No hay gente ni mucho menos fiestas, comidas ni ropa.

Angélique: No se parece nada a lo que me habían dicho. ¿por qué la expectativa siempre es mejor que la realidad?

Jean: No hay personas ni fiestas ni....¡COMIDA!

Big Bird: Yo quería comida, awww.

El peliazul y su ave dejan derramar una lágrima pensando en la comida que no probarán pero Angélique mata el momento dándoles un golpe en la nuca.

Angélique:¡Algo horrible le pasó a este lugar y en lo único que piensan es en comida!

Jean: ¿¡Qué?! Tengo hambre.

Big Bird: Hambre, hambre, ahhh.

Angélique: Par de tarados. Bueno , sospecho que lo que sea que le haya pasado a este lugar tiene que ver con la falta de agua.

Jean: Tal vez, si seguimos el canal encontraremos algo.

Angélique: Entonces sigamos.

Capitulo 20: De mal...

Los chicos me deciden seguir caminando pero por más que avanzan, el panorama sigue sin cambiar. Sin agua, sin gente, sin ninguna señal de vida. Después de unas horas, deciden detenerse a descansar a la sombra de un árbol muerto.

Angélique: Esto no me gusta nada, es como si este lugar fuera un completo pueblo fantasma.

Jean: Y creo que tenemos otro problema.

Angélique: Demonios, ¿ahora qué?

Jean: Se nos acabó el agua.

Big Bird: Agua, agua,ahhh.

Angélique: Diablos, con el calor que hacía antes nos bebimos toda el agua y ahora no hay donde rellenar las cantimploras.

Jean: Necesitamos conseguir agua. Sin agua no saldremos vivos de esta isla. Big Bird , ¿puedes hacer reconocimiento aéreo y ver si encuentras agua o algo.

Big Bird: Lo intentaré, ahhh.

El ave alza el vuelo pero al no encontrar nada interesante, todos deciden seguir avanzando. Tras repetir esta misma maniobra varias veces más lo único que logran es que su compañero emplumado llegue al límite de sus fuerzas.

Big Bird: Cansado...cansado...ahhh.

Angélique: Maldición, todo esta mal. No tenemos agua, Big Bird esta exhausto, esta anocheciendo y estamos en medio de la nada.

Jean: Creo que tengo una idea.

Angélique: Escupe.

Jean: ¿Qué tal si uso mis poderes para volar y ver si encuentro algo?

Angélique: Me parece excelente pero creo que tengo dos problemas chiquititos con tu plan. Uno.No sabes usar bien tus poderes y mucho menos sabes volar. Y Dos.Big Bird hizo lo mismo por dos horas. ¿Crees que va a cambiar algo si tu lo haces?

Jean: ¿Tienes una mejor idea? Por que soy todo oídos. O podríamos seguir caminando, porque esa si es una excelente idea. Seguir caminando hacía la nada de noche en medio de un bosque tropical lleno de criaturas que salen a cazar en la oscuridad. Yo, por supuesto me crié en la jungla y se que hacer para que no me coman pero tu...

El semblante del muchacho cambia a uno más siniestro.

Jean: Tú de seguro seras un delicioso bocadillo para las bestias nocturnas.

Angélique: Jean, si crees que con eso me vas a asustar eres patético, y quitame esa cosa que me pusiste en el hombro

Jean: ¿Hombro?, yo no te puse nada en el hombro.

La pelirroja voltea para mirar su hombro y se encuentra con una gigantesca tarántula caminando hacía su cara.

Angélique: ¡¡¡¡¡¡¡KYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!!!!!!

La chica comienza a correr despavorida de un lado a otro.

Angélique: ¡¡QUITAMELA, QUITAMELA!!

El muchacho se le acerca gentilmente y le quita la tarántula del hombro.

Jean: Tranquila,Angélique. Esta linda amiga no te hará daño.

Angélique: ¡Esta bien tu ganas, haz lo que quieras pero aleja esa cosa de mi!

Jean: Sabía que entenderías.

Jean pone la tarántula en un árbol y logra trasformarse exitosamente en la forma híbrida de la Fruta Tori Tori: Modelo Guacamayo Azul-Dorado. Inmediatamente después, comienza a batir sus alas y logra elevarse del suelo.

Angélique: ¡Lo estas haciendo!

Big Bird: ¡Tu puedes, tu puedes, ahh!

El muchacho logra sobrepasar las copas de los árboles y logra vislumbrar muy a lo lejos una pequeña luz anaranjada, pero en ese instante sus poderes comienzan a fluctuar entre su forma humana e híbrida.

Jean: ¡no no no no no no NO!

Finalmente, Jean no puede mantener más tiempo su forma híbrida y cae desde varios metros hasta el suelo, chocando su pierna contra una roca.

Angélique: ¡¡JEAN!!

Big Bird: ¡¡JEFE!!

Ambos corren rápidamente a ver a Jean, quien parece estar herido.

Jean: ¡¡GAAHHHGH!! ¡¡MI PIERNA!!

Capitulo 21: ...en peor.

Jean se encuentra en el suelo aferrado fuertemente a su pierna mientras que su preocupada camarada intenta ayudarle.

Jean: ¡¡GAAAGH!! Creo que me rompí la pierna.

Angélique: ¡Oh, por Dios!. Jean , déjame verla

Big Bird: ¡Rota, rota, ahh!

Angélique: ¡Cállate, Big Bird. No ayudas!

La chica aparta con delicadeza las manos de Jean para poder mirar. Si bien no parece que su pierna este rota, si tiene una gran cortada que abarca gran parte del frente de su muslo.

Angélique: Diablos. No esta rota pero estas sangrando. Necesito algo para cubrir la herida.

La chica revuelve las cosas entre su mochila buscando algo que le pueda servir hasta que encuentra una mascada y la envuelve alrededor de la pierna de Jean, a manera de venda.

Angélique. Esto servirá por ahora, pero necesitamos buscarte ayuda.

Jean: Antes de caerme...vi una luz como dos kilómetros más hacía el norte, agghh.

Angélique: ¿Estás seguro?

Jean: Muy seguro, era naranja y brillante.

Angélique. No hay nada que sirva de refugio por aqui. Creo que tendremos que seguir adelante y esperar lo mejor.

La chica ayuda a Jean a levantarse y luego pone su brazo alrededor de su espalda para servirle de apoyo al caminar. Big Bird también se posa sobre ella ya que aun esta muy cansado para volar.

Angélique: ¿Hacía donde?

Jean: Hacía alla.

Los tres comienzan a andar, pero estando exhaustos, sedientos y con Jean herido no es mucho lo que logran avanzar. Finalmente, después de una hora de esfuerzo, por fin logran ver la luz a simple vista.

Angélique: Parece la luz de una casa.

Jean: Jeje, ya casi lo logramos...uuugh.

Angélique: ¿Estás bien?

Jean: Sólo fue una punzada, no te preocupes.

Angélique: Ok, sigamos avanzando.

Pero antes de que siquiera den un paso, oyen un extraño ruido similar a un gruñido.

Angélique: ¿Qué fue eso?

Big Bird: ¿Qué es eso, qué es eso? ahh.

Se oyen plantas moverse y varas quebrarse. Algo los acecha en la oscuridad.

Jean: Esto no me gusta.

Big Bird: Por alla, ahhh.

De entre las sombras de los árboles aparece ante ellos una criatura aterradora de aspecto canino pero algo más grande y sin pelo. Sus ojos resplandecen de color amarillo brillante y de sus colmillos escurre saliva mientras observa a los muchachos como si fueran bocadillos. Los chicos intentan alejarse lentamente pero de un instante a otro, la bestia se abalanza sobre ellos.

Angélique: ¡¡¡Detrás de mí!!! ¡¡¡ Heel Slayer , Heel Shot !!!

La pelirroja ataca a la criatura pero esta lo esquiva a una velocidad sobrenatural y luego la manda a volar lejos con un zarpazo.

Jean: ¡¡Angélique!!

Luego, la criatura arremete contra Jean. El chico intenta defenderse pero apenas puede mantenerse en pie por la herida y es derribado con facilidad por la bestia. Big Bird intenta defender a su amo a base de picotazos pero la bestia ni se inmuta. Sólo esta interesada en una cosa: matar a Jean.

Angélique: ¡¡¡¡JEAN!!! ¡¡¡NOOOO!!!

Pero justo cuando la bestia va a atacar, una flecha en llamas impacta contra el monstruo, haciendo que chille de dolor y se aleje de Jean, para sorpresa de este y de sus compañeros. La bestia, al intentar acercarse de nuevo es atacada por otra flecha llameante que al impactar con un árbol, causa un incendio que hace que la bestia huya.

Angélique: ¿Quién hizo eso? ¿Hola?

Jean: ¿Quién anda ahí?

Una figura de mujer encapuchada sale de entre las sombras, lleva arco y flechas y va ataviada con un collar de ajos.

?????: Alguien que no tiene miedo.

Capitulo 22: ¿Mi héroe?

La misteriosa mujer se acerca a los chicos lentamente, parece ser una persona que no da su confianza con facilidad. Angélique ayuda a Jean a levantarse y luego se voltea hacía su salvadora.

Angélique: Gracias por salvarnos.

Big Bird: Gracias, gracias, ahh.

La chica extiende la mano para saludar pero la mujer le apunta con su arco

??????: ¿Cuales son sus nombres?

Angélique: Tranquila. Mi nombre es Angélique y ellos son mis camaradas Jean Black y Big Bird.

??????: ¿De donde vienen?

Angélique: De Oldale

??????: ¿Cómo te hiciste esa herida? No vi que la bestia te mordiera en ningún momento.

Jean: Me caí y me golpee con una roca.

?????: Muy bien, siganme entonces.

Los chicos la siguen como pueden, igual que todo en la Isla ella da miedo. Finalmente, la mujer los lleva a la luz que vieron antes. Se trata de una fogata alrededor de la cual unos siete hombres y mujeres armados con arcos y ataviados con collares de ajos se encuentran montando guardia. Todos se levantan al ver a la mujer y esta comienza a darles ordenes.

?????: Muy bien señores, descansaremos aqui esta noche y seguiremos "buscandola" mañana. No debe estar muy lejos. Estos jovenes son nuestros invitados. Denles comida, agua y atiendan la herida del chico, ¿Me han entendido?

Grupo de la fogata: ¡Si, María-san!

Una mujer da comida a los chicos , mientras que un hombre se dirige a hablar con María en privado. Tanto Jean como Angélique se sienten incómodos ya que aunque la gente de ese grupo los ha ayudado, estos los miran con gran recelo.

Jean: (murmurando) ¿Qué le pasa a esta gente?

Angélique: (murmurando) No lo se, me dan escalofríos.

****************************************************************************************************************************************

Mientras tanto María y el hombre conversan sobre sus "invitados".

?????: Estas loca. ¿Como pudiste traer desconocidos aquí?

María: La Bestia Mayor los atacó. ¿Querías que los abandonará a su suerte?

?????: Seguramente es una trampa de "ella".

María: Basta, José. Estas exagerando.

****************************************************************************************************************************************

Mientras tanto, un muchacho cura la pierna de Jean con unas hierbas medicinales, pero parece que no es muy cuidadoso ya que hace que Jean se retuerza cada vez que lo toca.

Jean: ¡GAHH, Con cuidado, carajo!

Angélique: No seas llorón.

Big Bird: Llorón, llorón.

Sin embargo, el chico vuelve a ser muy brusco con Jean.

Jean: ¡Te dije que con cuidado!

En un pequeño arrebato, Jean libera accidentalmente su forma híbrida y patea al chico con una de sus garras, causando el terror de todos los presentes.

Mujer: ¡Es un Monstruo!

José: ¿Lo ves, María? Era una trampa. Son monstruos enviados por "ella".

Jean: ¡Esperen, no somos monstruos. Es una Fruta del Diablo!

Big Bird: ¡¡Del Diablo, del diablo, ahhh!!

José: ¡¡¡Acaba de decir que él es un fruto del Demonio, matenlos!!!

Todos los del grupo apuntan a los chicos quienes no entienden nada de lo que sucede, aunque María los mira con tristeza. Angélique intenta en vano calmar a los arqueros mientras Jean intenta deseperadamente volver a su forma humana pero simplemente no lo logra. Pero antes de que cualquiera pueda mover un dedo, una luz destellante deja cegados a todos los hombres armados .

José: ¡Gahhh, mis ojos!

Angélique: ¿Qué esta pasando?

??????: Siganme.

Una silueta algo más pequeña que ellos les hace señas para que vayan con ella. Los chicos aprovechan que sus atacantes están cegados y escapan del lugar guiados por la silueta. Esta los lleva hasta lo que parece ser un cementerio donde finalmente pueden apreciar bien a su nueva salvadora. Se trata de una niña de aspecto muy escalofriante y lúgubre, lleva un vestido negro con volantes morados y tiene la piel y las pupilas blancos como sal.

Jean: ¿Quien eres?

???????: Soy un monstruo.

Capitulo 23: Monstruo

Los chicos observan a su salvadora con extrañeza. ¿A que se refiere ella con ser un monstruo? Pero en ese momento Jean vuelve a sentir dolor en la pierna por el esfuerzo lo que le hace regresar a su forma humana y perder el equilibrio. Pero antes de que pueda caer, Angélique alcanza a sostenerlo.

Jean: Uooouh....Gracias.

Aprovechando la distracción de ambos, la niña corre detrás de una lápida e intenta ocultarse.

Angélique: ¡Espera, no te vayas!

Jean: ¿Por qué se esconde?

Angélique. Tal vez le tenga miedo a cierto hombre pájaro, idiota.

Big Bird: Idiota, idiota, ahh.

Jean: ¿Si sabes que tus palabras duelen, verdad?

Angélique: Si no lo supiera no lo diría, duuuh.

El peliazul se percata de que la niña los observa e intenta alentarla a salir de su escondite.

Jean: No voy a hacerte daño. No tengas miedo.

?????: No te tengo miedo.

Jean: ¿Entonces porque te escondes?

?????: Porque soy un monstruo.

Jean: Pues a mi no me lo pareces. Anda, sal de ahí.

La niña deja caer una lágrima antes de salir de su escondite. Luego saca un cuchillo con el que amenaza a Jean.

?????: ¡¡Alejate de mi!! ¿¡Qué no ves que soy un monstruo!?

Jean trata de acercarse para quitarle el cuchillo pero súbitamente, ella se replica en muchas copias de ella, cada una con un cuchillo y comienzan a lanzarselos.

Jean: ¿¡ Pero que diablos...?!

Pero, a pesar de aparente la ira de la niña y sus replicas, ninguno de los cuchillos va dirigido a él sino que más bien lo esquivan.

?????: ¡¡¡ALEJATE DE MI!!! ¡¡¡LARGATE!!!

Jean mira a la niña ys sus replicas con lastima mientras ella continua lanzando cuchillos,unas cuantas lagrimas brotan de sus ojos pálidos.

?????: ¡¡¡¡MALDICIÓN!!!! ¡¡¡¿¿¿POR QUE NO CORRES???!!! ¡¡¡HUYE DE MI!!!

La niña y sus replicas continuan con su triste faena hasta queda ella con un sólo cuchillo de nuevo. Intenta atacar a Jean una última vez pero antes de poder hacerlo, es detenida por Angélique, la cual le da un abrazo. La niña intenta zafarse desesperadamente pero finalmente empieza a calmarse.

Angélique: Tranquila. No se porque creas que eres un monstruo pero déjame decirte esto. Un monstruo no nos hubiera salvado.

La niña empieza a llorar desconsoladamente en los brazos de Angélique y finalmente deja caer el cuchillo

Angélique: Esta bien, todo esta bien. ¿Como te llamas, pequeña? Yo me llamo Angélique.

??????: Katrina....me llamo Katrina.

Capitulo 24: Dudas

Mientras tanto, José se encuentra convenciendo a sus hombres de perseguir a Katrina y los chicos.

José: Yo se los dije. La bruja volvió por sus esbirros. Tenemos que acabar con ellos antes de que acaben con nosotros. ¿¡Quién esta conmigo!?

Todos los hombres y mujeres de su grupo lo vitorean... excepto por María.

María: Pero José... yo vi como atacaron a esos chicos, además Katrina sólo nos deslumbro y se fue, no nos hizo daño.

José: ¡Despierta María! Ella ya no es la niña pequeña que solías cuidar. Yo mismo he visto su poder. Esa niña es una bruja. Su pacto diabólico es lo que nos ha traído la desgracia. ¡Por eso ha desaparecido tanta gente! ¡Por eso nuestros ríos se secaron! ¡Por eso nuestra gente debe esconderse y sufrir en las costas lejanas del acantilado! ¡Y es por eso que debemos acabar con ella, por eso estamos aquí!

La mujer baja la mirada con tristeza, quizás José tenga razón, quizás Katrina sea realmente un monstruo.

María: Esta bien ...... que quieres que haga.

José: Tu y el resto de las mujeres monten guardia por si regresa aquí. Yo y el resto de los hombres iremos a hacer reconocimiento del lugar. ¿Entendido?

La mujer asiente. José y los hombres se pierden en la jungla mientras las mujeres se quedan atrás. María se sienta, saca una flecha de su carcaj, la pone en su arco y se queda observando la oscuridad de la Selva mientras la invaden sus recuerdos.

****************************************************************************************************************************************

Hace 7 años, en una lujosa casa de Isla Louludia.

Una pequeña Katrina observa curiosamente a María mientras esta cocina.

Katrina: ¿Qué cocinas, María-san?

María: Pescado

Katrina: ¿Y le pondrás salsa picante?

María: Sabes que ha tu madre no le gusta que comas picante.

Katrina: Awww.

María: Pero tu madre no esta aquí, ajijiji.

Katrina: ¡Eres la mejor nana del mundo, María -san!

María: Ajijijiji, lo sé.

****************************************************************************************************************************************

Hace dos meses. Costa del acantilado. Un

María: No, no puede ser. ¡NO PUEDE HABER SIDO ELLA!

José: Yo la vi, María. Ella hizo una copia de si misma, ¡es una bruja!

María: ¿Donde esta ella? Necesito hablar con ella. ¡NECESITO OIRLO DE ELLA!

José: ¡¡Ella no esta!! ¡Se largo de aqui en cuanto supo que la vimos! ¡Ella fue la que causo todo esto! ¡Por eso se fue!

María: No.....no.....

**************************************************************************************************************************************

La mujer sacude su cabeza.

María: (pensando) ¿Que fue lo que sucedió, Katrina? ¿De verdad paso asi? ¿De verdad eres un monstruo?

****************************************************************************************************************************************

Hace dos meses. Costa del Acantilado

Katrina: ¿Ya llegó María-san?

José: Llegará cuando tenga que llegar. Ahora reparte esta fruta entre la gente.... y no te la comas. ¿Entendiste, mocosa?

Katrina: (suspiro)... Si.

La niña se dirige a realizar la tarea que la acaban de encomendar, cuando entre las frutas distingue una pequeña fruta parecida a una cereza de color purpura con remolinos y se pregunta que sabor tendrá.

Katrina: Mmmm... supongo que no importará si sólo me como ésta.

Ella da un mordisco a la fruta, pero al tragársela inmediatamente pone cara de asco. Además siente algo muy raro en su interior.

Katrina: Puaj. De seguro estaba podrida.

La niña se dispone a regresar a sus deberes pero de repente aparece en frente de ella una replica suya completamente idéntica en cada detalle; El rostro, el cabello, la ropa, incluso la fruta que carga. José y varias personas han atestiguado la escena con horror y comienzan a gritar.

¡¡¡ES UNA BRUJA!! ¡¡¡ES UNA BRUJA!!!

Katrina no comprende lo que sucede, solo se asusta.

José: ¡TU! ¡¡TU FUISTE QUIEN CAUSO TODO ESTO!! ¡NOS LANZASTE UNA MALDICIÓN!

Katrina: Esperen... yo no.. yo no hice nada.

¡¡ES UN MONSTRUO!! ¡¡QUEMENLA!!

La gente intenta atacar a Katrina la cual huye a la selva llena de terror.

Katrina: ¿Que esta pasando?

Capitulo 25: Mentiras

En el cementerio. Katrina finalmente ha dejado de llorar y cuenta su historia a Jean, Angélique y Big Bird.

Jean: Bueno, es evidente que te comiste una fruta del Diablo.

Big Bird: Fruta, Fruta, ahhh.

Katrina: Me culparon de todo. Las desapariciones, la falta de agua, incluso del perro monstruoso.

Angélique: ¿Y nadie te defendió, ni siquiera tus padres o tus amigos?

La niña se queda cabizbaja con la pregunta.

Katrina: Mis padres viajan todo el tiempo por trabajo y nunca me visitan o me llaman.... y no tengo amigos.

Jean: ¿Ni uno sólo?

Angélique lanza una mirada fulminante a su compañero, pues es obvio que ha lastimado a Katrina con la pregunta. Pero la niña responde.

Katrina: Mi única amiga es María... y ella también esta con ellos ahora. Intente explicarles muchas veces que no fui yo, que no tenía idea de lo que sucedía. Pero cada vez que lo intentaba, José los convencía de que intentaba matarlos.

Angélique: ¿Y ese tal José que se cree?

Katrina: Contendía en campaña para ser Gobernador antes de que todo pasara, tiene ese don de los políticos para convencer a la gente.

Jean: Entonces, sólo te atacan cuando el les dice que lo hagan.

Katrina: Algo así.

Jean: Entonces si logramos convencerlo a el de que no eres peligrosa,entonces los demás lo seguirán.

Angélique: Debemos separarlo de los demás y luego demostrarle que no eres un monstruo.

Katrina: Esperen...¿Me ayudaran? ¿En serio?

Jean: Por supuesto que si. Jamás dejaría que trataran mal a alguien tan bueno como tu.

Angélique: Lo mismo digo.

Big Bird: Lo mismo, lo mismo, ahh.

La niña no puede evitar sonreír ligeramente por el comentario

Jean: Vamonos entonces.

Katrina: ¿Pero que hay de tu pierna?

Jean: No importa ahora, ya me siento mejor.

Katrina: ¿Seguro?

Jean: Si, vamos ahora.

Los chicos se van del cementerio y se dirigen hacia el campamento de José de nuevo con la esperanza de poder hacerle entrar en razón, pero a medio camino logran verlo caminando junto con sus hombres en dirección a la parte más alta de la isla y para su fortuna, ellos aun no los han visto.

Jean: Muy bien, Katrina. ¿Estas lista?

Big Bird: Lista, lista, ahhh.

Katrina: Eso creo.

Angélique: No te preocupes, estamos aquí contigo.

Los chicos se preparan para poder acercarse más pero antes de intentarlo, José hace una señal a sus hombres. Estos se ponen túnicas negras y mascaras horrorosas mientras que José se quita la ropa y se transforma nada más y nada menos que en el perro bestial que los atacó antes.

Jean: ¿Pero que..?

Angélique: ¿Qué rayos...?

La Bestia y sus hombres siguen caminando hasta lo que parece ser la entrada a otro campamento mientras los piratas y Katrina los siguen desde las ramas de los árboles. En este hay más hombres ataviados con túnicas y mascaras, los cuales vigilan a varias personas maniatadas y drogadas y que no dejan de balbucear sobre espiritus y también una gran represa que corta por completo el flujo del río que alimenta a todos los canales de la isla

Jean: Ese maldito...

Angélique: Fue él. Todo lo hizó él

Katrina no dice nada, esta demasiado impactada para hablar. Pero en su asombro rompe accidentalmete una de las ramas del árbol donde estaba ,con lo que uno de los guardias se percata de la presencia de los chicos y da la señal de alarma. De inmediato, los chicos se ven rodeados por una veintena de hombres armados.

Angélique: ¡Maldición, nos descubrieron!

Big Bird: Maldición, ahhh

Estos comienzan a dispararles flechas. Angélique, Jean y Big Bird las esquivan pero Katrina pierde el equilibrio y cae del árbol. Los hombres inmediatamente apuntan a la niña pero los piratas bajan rápidamente y se interponen.

Jean y Angélique: ¡Si quieren hacerle daño, tendrán que pasar por encima de mi!

Katrina esta abrumada por la acción de los muchachos. No tienen ni un día de conocerla y ya están arriesgando su vida por ella. Pero esta noble acción causa la risa de José, quien ha hecho acto de aparición y lentamente cambia de su forma animal a su forma humana.

José: Juajuajuajuajua, que tiernos. Debo admitir que son más listos de lo que creí si pudieron encontrar este lugar. Pero eso ya no importa ya que pronto morirán.

Capitulo 26: Plan Maestro

La situación luce mal para Jean y sus amigos. Están completamente rodeados por el enemigo y no están en las mejores condiciones. Tanto el, como Angélique y Big Bird intentan cubrir lo mejor que pueden a Katrina, sin embargo, esta se levanta y camina hacía José con una mirada desafiante.

Angélique: ¡Katrina!

Jean: ¿¡Que estas haciendo!?

Big Bird: ¡¡¡Espera, espera, ahhh!!

La chica no hace caso a las replicas de los muchachos y sigue avanzando hasta quedar frente a frente con José, el cual la mira de manera despectiva.

Katrina: ¿Por qué?

José: ¿Por qué qué, mocosa?

Katrina: ¿por qué lo hiciste? ¿como pudiste traicionar a tu gente así?

José: Juajuajuajuajua, ¿Qué? ¿Quieres una confesión o algo así? Bueno, ya que sin ti nunca podría haber hecho posible mi plan, creo que es lo menos que puedo hacer por ti antes de mandarte al otro mundo.

Verás, como ya sabes llevo muchos años en la política intentando convertirme en gobernador de Isla Louludia. Pero por más que sonrió...por más que hago promesas a los ciudadanos idiotas... nunca me eligen. Y ya estoy cansado de que piensen que no merezco ser su líder.

El hombre hace una pausa y luego continua su monologo

Pero ¿que tal si la Isla se encontrará en una situación de emergencia? ¿Que pasaría si la gente empezará a desaparecer? ¿Qué pasaría si se acabará el agua? Sería una gran oportunidad de demostrar mi capacidad de liderazgo.

Katrina empieza a apretar los dientes furiosamente.

José: Pero seguía sin ser suficiente, así que necesitaba algo más. Así que pensé ¿que sucedería si culpara de todo a alguien? .......¿y si atrapara a ese alguien, que sucedería? Después de todo, la gente de este lugar es tan supersticiosa y tan crédula... entonces busque un culpable. Necesitaba ser alguien que la gente no soportara... alguien sin amigos, sin familia...alguien al que al mundo no le interesará su existencia...o inexistencia...alguien al que las personas preferirían muerto.

Una lagrima de rabia rueda por la mejilla de Katrina.

José: Y tu resultaste ser la persona perfecta, mocosa. Sólo faltaba una cosa... darle al pueblo una razón para temerte. Y mis amigos de partido aqui presentes me la consiguieron. La Fruta Kotae Kotae fue el incentivo perfecto, creí que sería más dificil hacer que te la comieras pero resultaste ser más estúpida de lo que esperaba, sólo tuve que dártela en la mano y tu hiciste el resto... y con la ignorancia de esta gente con respecto a las Frutas del Diablo fue muy fácil acusarte de monstruo, juajuajua hasta tu misma acabaste creyéndote el cuento.

Las lagrimas no dejan de bajar por las mejillas de Katrina. Mientras que Angélique, Jean y Big Bird miran con odio a su enemigo.

José: Lo único que necesito ahora es llevar sus cabezas y esos idiotas me volverán su gobernador sin pensarlo, por fin tendré el poder que siempre he querido, el poder que merezco.

Katrina: ¡Entiendo que quieres conmigo! ¡¿Pero que tienes en contra de ellos?!

José: Los viajeros son peligrosos, tienen un conocimiento mayor del mundo, a diferencia de los simples turistas que solían venir a esta isla. Tenía que acabar con ellos antes de que echaran abajo mi plan. Además el hecho de que el fuera un consumidor de Zoan fue una feliz coincidencia que use para darle solidez a mi coartada. Pero ahora que ya saben todo, también los mataré por eso. Pero ya basta de charlas...

El hombre vuelve de nuevo a su forma animal. Sus ojos brillan y de sus colmillos chorrea baba. Con una mirada bestial se prepara finalmente para atacarlos.

José: Esta es su hora de morir, juajuajuajuajua.

La bestia se abalanza hacía Katrina y la derriba, la niña saca su cuchillo pero la criatura se lo arrebata con los dientes. Jean y el resto intentan correr a ayudarle pero los hombres enmascarados comienzan a lanzarles flechas para impedir que avancen y aunque Katrina intenta defenderse como puede, la bestia esta lista para destrozarla con sus colmillos.

Angélique: ¡¡NOOO!!

Jean: ¡¡KATRINA!!

En ese momento, una flecha llameante sale de la oscuridad de la jungla y se clava en la pata trasera del perro bestial. Este suelta un alarido de dolor y regresa a su forma humana lo que es aprovechado por Katrina para escapar.

José: UGGHH. ¡Maldición!

Al buscar a su atacante, logra ver a María encaramada en una rama preparando otra flecha en llamas

María: Maldito mentiroso.

Katrina: ¡¡¡María-san!!!

José:¡¡ Maldita perra!!

Capitulo 27: Monstruo vs Monstruo

Desde el árbol, María apunta su arco hacía José , el cual se saca la flecha que le ha lanzado anteriormente en la pierna ante la mirada atónita de Katrina, los piratas y los enmascarados.

José: ¡¿Qué haces tu aquí?!

María: Me dije a mi misma que si era cierto lo que me decías sobre Katrina, era yo quien debía acabar con esto así que te seguí porque sabía que me llevarías a ella, pero entonces te escuche diciendo todas esas cosas... no puedo creer que por un momento te creí ¡Perro Bastardo!

José: Bueno, ya no me crees, pero no importa. Nada me impide implicarte a ti también. Podría decir que ella te hechizó, o que has sido una de sus esbirros todo este tiempo.

María: Supuse que eso podría pasar, por eso tome precauciones.

De entre sus ropas, María saca una peculiar concha. Luego presiona el ápice de esta y empieza a reproducir toda la conversación de José sobre su plan maestro.

Concha: (la voz de José sale de esta) "¿que tal si la Isla se encontrará en una situación de emergencia? ¿Que pasaría si la gente empezará a desaparecer? ¿Qué pasaría si se acabará el agua? Sería una gran oportunidad de demostrar mi capacidad de liderazgo....."

María: Un mercader extranjero me vendió esto hace años. No tengo idea de lo que es pero sirve para grabar sonidos. Podría ser... no sé...una canción... el ruido de las olas..............o una confesión.

La mirada de José se vuelve más fúrica de lo que ya estaba.

José: Entonces no me dejas otra opción, tendré que acabar contigo también. ¡¡MATENLOS!!

Los enmascarados lanzan flechas contra María y los otros. María, Jean y Big Bird esquivan las flechas, mientras que Angélique coge por la cintura a Katrina y la lleva a lo alto de un árbol de un salto.

Angélique: ¡Quédate aquí!

Acto seguido, La pelirroja da un talonazo y sale disparada hacía uno de los enmascarados con tal velocidad que lo deja clavado en el suelo.

Angélique: ¡Heel Shot!

Jean ya se encuentra haciendo lo propio mientras golpea y patea a diestra y siniestra a cuantos enemigos puede pero el dolor de la pierna le hace ir más lento de lo normal.

Jean: ¡Fubtritt! Ughh... por favor coopera conmigo, estúpida pierna. ¡Double Schlag!

La patada doble del pelizaul manda a volar a tres hombres.

Big Bird: ¡Tontos, tontos, ahh!

Incluso Big Bird pelea a su manera. El ave ingeniosamente vuela de un lado a otro impidiendo de esta manera que los enmascarados le apunten hasta que estos terminan apuntándose los unos a los otros sin notarlo y se detiene en seco.

Enmascarado 1: ¡¡AHI!! ¡¡DISPAREN!!

Luego Big Bird se quita en el último momento para evitar el ataque.

Enmascarado 2: ¡¡Alto!! ¡¡Fuego Cruzado!!

Los hombres de José no logran detener sus flechas a tiempo y acaban acribillándose entre ellos. Todo parece ir bien para los piratas, pero no tan bien para María. Esta ha decidido ir directamente a por José, pero aun estando herido este sigue siendo una gran amenaza.

María: ¡Flare Arrow!

El hombre esquiva la flecha llameante y se transforma una vez más en su forma animal. María le dispara más flechas pero este se mueve a una velocidad sobrehumana, evitando los tiros de la arquera a medida que la acorrala contra un árbol. Esta intenta atacarle una vez más pero la bestia le arrebata el arco con el hocico y luego lo parte en dos de una mordida.

José: ¿Ahora que me vas a hacer sin tu arco,mujer?

Katrina observa desde el árbol sin saber que hacer. Angélique le dijo que no se moviera, pero ¿como podría quedarse ahí sin hacer nada mientras María corre peligro?¿Pero que podría hacer alguien como ella contra un monstruo como José? ¿Que debe hacer?

María toma una rama e intenta usarla para aporrear a José pero no parece afectarle en lo más mínimo, este le da un zarpazo en un brazo que la deja tumbada en el suelo.

José: ¡¡¿¿A QUIEN LE VAS A DECIR LA VERDAD SI ESTAS MUERTA??!!

Pero antes de que este pueda dar el golpe final, un cuchillo sale de la nada y le hace un leve corte en una oreja. Era Katrina, quien finalmente se había armado de valor , tomado su cuchillo de vuelta y lanzado una replica.

María: ¡No te atrevas a tocar a María-san!

El hombre perro da media vuelta hacía la niña con el rostro desencajado por una sonrisa demente.

José: Supongo que primero tendré que matarte a tí.

La niña replica más veces su cuchillo dispuesta a luchar contra el monstruo que engaño a todos, pero en ese momento Jean se pone frente a ella.

Jean: Tranquila, niña. De este yo me encargo.

Capitulo 28: Zoan Veterano

El peliazul se pone entre Katrina y José disponiendose a luchar con este último. Muy al disgusto de José, este ya ha derrotado a la mayoría de sus subordinados y los pocos que quedan en pie están siendo apaleados por Angélique y Big Bird.

José: Has resultado ser una molestia mucho más grande de lo que pensé, pero no importa. Sólo debo acabar contigo y no habrá mayores consecuencias.

Jean: No si yo te acabo primero.

Con mucho esfuerzo y concentración, Jean intenta transformarse en su forma híbrida pero no logra mantenerla por mucho tiempo debido al dolor de su pierna.

José: ¿En serio crees que puedes derrotarme así, escoria? Puede que seas un consumidor Zoan pero se nota a leguas que eres un novato. Un Zoan experimentado como yo es capaz de mantener su transformación sin importar las circunstancias. Pero no te preocupes te daré una demostración para que veas como es el poder que nunca llegarás a controlar.

El Perro bestial abandona su forma animal para convertirse esta vez en algo diferente: Piernas y brazos de hombre con garras rematando cada uno de sus dedos y el torso también de hombre pero cabeza de perro. Con todo esto, la transformación de José recuerda a un hombre lobo sin pelo.

José: Sé testigo del poder de mi Fruta Inu Inu: Módelo Xolo.

Jean: ¡¡Katrina!! ¡¡Saca a María y las demás personas de aquí!! ¡¡Diles a Angélique y Big Bird que te ayuden!! ¡¡Yo me encargo de este sujeto!!

Katrina: Pero...

Jean: ¡¡Hazlo ahora!!

La niña sólo duda por un momento antes de salir corriendo para ayudar a María.

Jean: Acabemos con esto.

José: ¡¡¡ROOOOAAARR!

Mientras tanto, Angélique ya se ha cargado al resto de los enmascarados y se encuentra buscando las llaves de las jaulas de las personas raptadas.

Angélique: Vamos Big Bird, ayúdame a buscar las llaves. Alguno de estos tontos debe tenerlas.

Big Bird: ¿Para que quieres unas llaves,ahh?

Angélique: Para abrir las jaulas

Big Bird: ¿Qué jaulas,ahh?

Angélique: Las de los reclusos

Big Bird: ¿Qué reclusos,ahh?

Angélique: ¡Los que están ahí encerrados!

Big Bird: Oh, ya veo.

Angélique: Entonces ayúdame a buscar la llave.

Big Bird: ¿Esta llave?

En la pata de Big Bird esta una llave plateada.

Angélique: ¡¿La tuviste todo este tiempo?!

Big Bird: Si, ahh.

Angélique: ¿¡Y porque no me la diste antes!?

Big Bird: Porque me gusta hacerte enojar, ahh.

Angélique: Estúpida ave.

Katrina: ¡Angélique! ¡Big Bird!

La niña y María llegan con los piratas.

Angélique: Katrina, justo a tiempo. Ayúdame a sacar a estas personas de aquí. Están tan sedadas que no pueden ni moverse.

Katrina: Tienes que ayudar a Jean. Esta sólo con José.

Angélique: ¿Pidió ayuda?

Katrina: No, pero...

Angélique: Entonces estará bien. Créeme, ese tonto es bastante duro.

Capitulo 29: Una bestia Real

José asesta un fuerte golpe hacía Jean,el cual se cubre lo suficientemente a tiempo con ambos brazos como para no recibir mucho daño. Luego este responde con una patada.

Jean: ¡Fubtritt!

José la detiene con el antebrazo, da un enorme salto y se prepara para caer sobre Jean con las garras.

José: ¡Xolo Fall!

El joven pirata lo esquiva con dificultad debido a su herida pero intenta volver a golpearlo, esta vez con el codo.

Jean: ¡Knuff!

El golpe logra darle en la cara pero, el hombre perro apenas se inmuta

José: Te lo dije, niño. Un novato que no puede ni transformarse jamás podría con un Zoan veterano de 20 años de experiencia.

Jean: Eso ya lo veremos.

El pirata logra concentrarse lo suficiente como para transformarse en su forma híbrida de nuevo

José: Como si eso fuera a cambiar las cosas.

Jean: ¡Ara Schlag!

El perro lo esquiva fácilmente y le da una patada.

José: ¡Xolo Kick!

Jean soporta como puede la patada al mismo tiempo que mantiene la transformación. Después intenta darle un aletazo pero José responde clavandole las garras en la herida.

José: ¡Xolo Stab!

El muchacho hace una mueca de dolor mientras que José esboza una sonrisa.

José: Ha sido demasiada demostración por ahora. Pero no estés triste, tal vez en tu próxima vida reencarnes en un verdadero animal, algo lindo como un gusano o una babosa, pero por ahora ¡MUERE!

El hombre perro da un zarpazo que manda a Jean contra un árbol destruyéndolo en el proceso, dejando al muchacho peliazul tirado en el suelo de nuevo en su forma humana.

José: Va uno, faltan cuatro.

...

Unos minutos antes

Angélique: Ya casi acabamos, sólo faltan los de esa dos jaulas de allá.

La pelirroja y Big Bird siguen sacando a los raptados sedados de las jaulas. Katrina y María les ayudan como pueden pero María parece estar muy distraída.

María: ¿Katrina?

Katrina: Si, María-san.

María: Lo siento por haberle creído a el y no a ti.

Katrina: No importa..

María: No, si importa. El te hizó cosas horribles y yo no estuve ahí contigo. Por favor, perdóname.

La niña da un abrazo a María y esta lo corresponde llorando.

Katrina: Te perdono, María-san.

José: ¡Que escena más conmovedora! ¡Lamento tener que interrumpirla!

Angélique: No puede ser...

Big Bird: Imposible, ahhh.

José: Ahora, si me permiten. Tengo una isla que gobernar y matarlas esta en mi itinerario.

Angélique: ¡Detrás de mí! ¡AHORA!

Justo cuando Angélique se esta poniendo en guardia y José se dispone a atacar. Jean aparece de la nada y abraza a José del cuello con las piernas.

Jean: ¡¿Quién dijo que ya habías acabado conmigo?!

Angélique: Maldición Jean, me habías asustado.

Jean: No te preocupes, no dejaré que este desgraciado me acabe.

José: ¡Suéltame, desgraciado!

Jean: ¿Porqué si lo hiciera, como podría llegar a ser Rey de los piratas?

En ese momento, Jean vuelve a transformarse en Guacamayo pero esta vez no es solo su forma híbrida, sino que cada parte de su cuerpo es realmente la de un ave y no sólo una mezcla.

Katrina: Woooow

Usando su nueva forma, Jean logra volar cargando todo el peso de José y lo lleva cada vez más y más alto hasta que toda la isla puede verse.

José: ¡Maldito, ¿que estas haciendo?!

Jean: Demostrando lo que un "novato" puede hacer.

Acto seguido, Jean abraza completamente con sus alas al hombre perro, causando que caigan en picada hacía el suelo.

Jean: ¡Koniglich Ara Nachtreiber!

Jean clava a José de cabeza en la represa que obstruye el río principal, dejandole en completo K.O. y destruyéndola en el proceso. Las aguas se liberan violentamente arrastrando al hombre vencido rio abajo.

Capitulo 30: Los amigos se hacen regalos

Dos semanas después

La alegría ha vuelto a Isla Louludia después de la derrota de José y sus hombres. Aunque se presume que José se ahogo en el rio, todos sus seguidores han sido arrestados y la grabación de María ha desechado todas las acusaciones hechas a Katrina, a la que ahora se le aclama como heroína junto a Jean, Angélique y Big Bird. La isla entera ha vuelto a la normalidad y después de disfrutar de todas las cosas que soñaban ver y hacer en la Isla, es hora de los Piratas de ir a su siguiente destino.

Finca de la Familia de Katrina

María: Entonces ¿zarparan mañana?

Jean: Así es. Debemos continuar nuestro viaje hacía Grand Line.

Angélique: Gracias por toda su amabilidad.

Big Bird: Gracias, gracias, ahh.

María: Al contrario. Somos nosotros quienes nunca podremos acabar de agradecerles. Me asegurare de que lleven suficientes provisiones para el viaje.

Jean: Gracias María.

María sale de la casa para conseguir todo lo que los chicos necesiten para el viaje.

Katrina: ¿Tienen que irse ya?

Angélique: Sí. Jean tiene mucho que hacer si quiere ser Rey de los Piratas. Y yo también si quiero acabar mi bitácora.

Katrina: Voy a extrañarlos mucho. Son los primeros amigos que he tenido jamás aparte de María.

Jean: No tiene porque ser así.

Katrina: ????

Jean: ¿Quieres venir con nosotros?

Katrina: ¡¡¿QUÉ?!! ¿Como podría....?

Jean: Vamos Katy, Será divertido. Además, eres valiente, fuerte y muy leal.Estoy seguro de que haras muchos más amigos en el mar.

Katrina: Este....no sé.....

Angélique:¿ No tienes algún sueño que quieras cumplir?

Katrina: Es que... yo....

Jean: Te dejaré que lo pienses. Tienes hasta mañana. Por ahora, iremos a alistar el barco para estar listos para zarpar. Nos vemos.

Los chicos salen de la casa, dejando a Katrina sola con sus pensamientos. Por un lado, la idea de convertirse en pirata le aterra, pero por el otro, le parece increíblemente emocionante. Katrina se queda toda la tarde y la noche meditando la idea, insegura de que hacer.

A la mañana siguiente, todo esta listo para la partida de los piratas. Muchas personas los despiden en el muelle y les dan toda clase de regalos. Al frente de la multitud se encuentra María sola.

María: Gracias por todo , chicos. Les deseamos un buen viaje. Esperamos que vuelvan aquí algún día.

Angélique: ¿Y Katrina?

María: Se quedo en casa. Las despedidas deben ser difíciles para ella.

Jean, Katrina y Big Bird suspiran decepcionados ante esto, tal parece que Katrina no vendrá. Finalmente, deciden soltar amarras y zarpar.

Jean: Adiós a todos.

Angélique: Cuídense.

Big Bird: Adios, adios, ahh.

Katrina: ¡Esperen!

Corriendo sin parar aparece Katrina con una enorme maleta.

Katrina: ¡Voy con ustedes, chicos!

Los chicos sonríen al ver llegar a Katrina, pero María no parece muy feliz con lo que quiere hacer.

María: ¿A donde crees que vas?

Katrina: Yo....ammm...quiero ir con ellos.

María: Bromeas, ¿crees que tus padres querrían que te convirtieras en pirata?

Katrina: ........

María: Pero tus padres no están aquí, ajijijiji.

La niña da un abrazo a la mujer que la ha cuidado desde que puede recordar.

Katrina: Eres la mejor nana del mundo, María-san.

La niña se quita un moño de la cabeza y se lo da a María.

Katrina: Prometo que volveré para recogerlo.

María: Adios, Katy. Buen viaje.

Los chicos sube a Katrina a su bote.

Jean: Que bueno que decidiste venir.

Angélique: Bienvenida, "nakama".

Big Bird: Nakama, nakama,ahh.

Los cuatro se rien mientras el bote se aleja de Isla Louludia.

...

Más tarde, ese mismo día

Jean: Muchas Gracias.

Angélique: Que linda.

Big Bird: Gracias, Gracias.

Katrina: No es nada del otro mundo. Los amigos se hacen regalos ¿no? Eso es lo que me dijo María.

Los chicos tienen en las manos unas pequeñas cajitas negras que Katrina le ha dado como obsequio. Al abrirlas, ven en su interior un par de pendientes de Oro para cada uno.

Angélique: Son hermosos.

La niña señala sus orejas, las cuales portan unos pendientes iguales.

Katrina: Son símbolos de que somos camaradas.

Jean y Angélique sonríen por el comentario, pero inmediatamente la sonrisa se apaga cuando Katrina saca una enorme aguja.

Katrina: ¿Quién va primero?

TO BE CONTINUED
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.