FANDOM


Arco del Navegante
Navegante
Información
Número de capítulos 9 (capitulos 9 -17)
Fecha de creación 09/01/16
Fecha de finalización 21/02/16
Anterior Arco del Acertijo
Posterior Arco de la Llorona
Creador Darkarchangel

El Arco del Navegante es el segundo arco de la historia de los Piratas del Ave Azul y de la Saga del South Blue.

Antecedentes

Después de resolver un acertijo dejado por su padre y de derrotar al Teniente de la Marina Mayhem, Jean Black junto a su compañero animal Big Bird, consigue la Fruta Tori Tori: Modelo Guacamayo Azul-Dorado y zarpa de su hogar en Isla Tropian para cumplir su sueño.

Capitulo 9: Tierra a la vista

Han pasado casi tres días desde que Jean y Big Bird dejaron la Isla Tropian. El sol brilla en lo alto del cielo y todo lo que se observa alrededor su pequeño bote es el azul del mar. Jean, en su forma humana, duerme plácidamente. Desde un palo del mástil, Big Bird come un pedazo de mango que al ser demasiado resbaladizo, termina soltando y aterriza en el ojo de su camarada.

Jean: ¡No, no! ¡Te juro que no me robe tu almuerzo, Jonathan! ¡En la cara no!

Big Bird: ¡Despierta, tonto! ahh.

Jean: Fue un sueño. Gracias Bird, me salvaste de una paliza de Jonathan.

Big Bird: De nada, ahh.

Cuando Jean intenta incorporarse, percibe en su cuerpo una sensación agradablemente familiar. Al observarse, puede ver que es un humano normal de nuevo.

Jean: ¡Genial, de nuevo tengo manos! Ya me estaba cansando de ser un pájaro todo el tiempo. No se como puedes soportar las plumas, Big Bird.

Big Bird: Costumbre, Costumbre, ahhh.

Jean: Me tienes que enseñar a acicalarme. Por cierto, ¿donde estamos?

El joven pirata busca entre su mochila y saca de uno de los bolsillos un mapa del South Blue y un catalejo.

Jean: Según mis cálculos, no deberíamos tardar en ver tierra...creo.

Usando el catalejo, Jean busca ver tierra mientras que Big Bird vuela a poca distancia del bote intentando lo mismo. Finalmente divisa una masa de tierra en la lejanía.

Jean: ¡¡Tierra a la vista!!

Capitulo 10: La chica de tacones rojos

Una vez llegado a Tierra, Jean se dirige a comprar provisiones a un poblado cercano.Se encuentran en Isla Oldale, el cual es un lugar increíblemente sereno y tranquilo que tiene la fama de que nunca pasa nada interesante. Los ciudadanos viven sus vidas sin tropiezos y sólo se enteran de los problemas a través de los periódicos que les traen los News Coo, razón misma por la que el lugar esta lleno de gente tranquila y amable, pero curiosa. Tras aprovisionarse, Jean se detiene en una mesa exterior de una cafetería para comer.

Jean: Bueno, ahora que ya nos abastecimos, deberíamos trazar un plan para llegar a la siguiente isla, ni siquiera se como llegamos aquí, pero antes, a comer.

Mesera: Bienvenido a The Oldale Coffee Company, ¿en que puedo servirle?.

Jean: Tráigame un sándwich extra grande de carne de Rey Marino con queso extra, un plato grande con papas fritas, un pastel de chocolate,una ensalada de frutas con miel y granola, una soda de dieta y una manzana para mi amigo.

Big Bird: Manzana, Manzana, ahhh

Mesera: Muy bien, en un momento traigo su orden.

Unos minutos después, la mesera regresa con un enorme carrito con toda la comida ordenada por Jean. Los comensales de la mesas continuas observan curiosos pues nunca habían visto a alguien comer tanto.Una vez terminada su comida, Jean saca su mapa del South Blue y lo revisa sobre la mesa.

Jean: Creo que... si voy por aqui...debería llegar... ¿a Grand Line?

Big Bird: No sabes como llegar, ahhh.

Jean: Callate, Bird. No me ayudas.

Mientras Jean y Big Bird discuten sobre que hacer, en otra mesa un sujeto mal encarado habla de negocios con una hermosa joven.

¿¿¿¿¿: Con mucho gusto la llevaremos, señorita. Si pagas el precio, claro esta.

?????: Déjate de rodeos, Rubens. ¿Cuanto quiere tu jefe?

Rubens:Berrysymbol1,000,000( un millon de Beri).

??????: Vaya, si que es mucho dinero. ¿No podrían hacerme un descuento?

El hombre se acerca a la chica hasta su espacio personal y acaricia su cabello.

Rubens: Tal vez si haces algo por mi, yo pueda convencer al jefe.

?????: ¿Acabas...de tocar...mi cabello?

Rubens: Tranquila, nena. ¿Que te parece si vamos a un sitio más apartado?

Jean, quien ha sido testigo de la escena, se propone a propinarle un buen golpe a Rubens, pero la chica se le adelanta, propinándole una patada tan fuerte que lo saca por los aires, quedando un poco de sangre en el tacón de su zapato.

?????:Cerdo inculto, jamás saldría contigo. Mesera, La cuenta, por favor.

Mesera: Si... señorita.

La chica se dispone a marcharse, pero se encuentra con un furioso Rubens que bloquea su camino.

Rubens:¡Nadie me trata asi, y mucho menos una mujer!

Ella se prepara para atacarlo de nuevo, pero esta vez, Jean le propina al hombre un fuertisimo golpe que lo de ja K.O.

Jean: Ja, en tu cara.

Big Bird: En tu cara, en tu cara, ahhh.

Jean: Estas bien.

?????: Si, estoy bien. Gracias....ammmm...

Jean: Black, Jean Black, y el es mi amigo Big Bird.

Big Bird: Hola, hola, ahh.

La chica le tiende la mano para saludarlo.

????: Mi nombre es Angélique. Mucho gusto.

Capitulo 11: No se me dan bien los mapas

Jean: ¿Y... que hacías con ese tipo?

Angélique: Estaba haciendo un trato con él. Si le pagaba lo suficiente a su Capitán me llevarían en su barco. Pero el idiota creyó que podría propasarse conmigo.

Jean: Bueno, los dos le dimos un buen golpe. No creo que vuelva a molestarte.

Angélique: Sí, pero acabo de perder mi pase a Isla Tropian.

Jean: Espera, ¿te diriges a Isla Tropian?

Angélique: Sip, es la siguiente isla en mi viaje hacía Grand Line.

Jean: Wowowowo, no puedes ir a la Isla Tropian si quieres ir al Grand Line...

Angélique: ¿¿Por qué??

Jean: Porque yo vengo de la Isla Tropian y también me dirijo a Grand Line.

Angélique: Pues creo que diste la vuelta equivocada en algún lado, amigo. Tropian esta más cerca de Grand Line que Oldale.

Jean: No, tu vas mal y te lo puedo demostrar.

El muchacho saca su mapa, lo desenrolla y muy altivamente se lo muestra a a Angélique.

Angélique: Oh, ya veo cual es el problema.

Jean: Lo ves.

Angélique: Pusiste el mapa de cabeza, por eso vas al revés , gran tonto.

Jean: Yo te lo dij....espera ¿¡qué?!

La pelirroja toma el mapa y lo voltea, dejando en vergüenza al joven pirata.

Big Bird: Tonto, tonto, ahhh.

Jean: ¡Que estúpido soy! ¡Perdí tres días de viaje por una tontería!... Pero...tal vez haya sido algo bueno.

Angélique: ¿A qué te refieres?

Jean: Los dos queremos ir a Grand Line ¿no es así?

Angélique: Si, así es.

Jean: Y tu sabes de mapas, ¿no?

Angélique: He navegado toda mi vida.

Jean: Excelente. Ahora, yo tengo un barco pero mis habilidades de navegación son pésimas. Como ya has visto, no se me dan bien los mapas. Así que se me ocurrió que...

Angélique: Sin rodeos, amigo. Ve directo al grano.

Jean: Ven con nosotros.

Angélique: ¡¿Qué?!

Jean: Es la solución perfecta, yo tendré un navegante y tu viajaras sin tener que pagar ni exponerte a esos sujetos indeseables. Serás la primera persona en mi tripulación pirata.

Big Bird: ¿tu tripulación, ahh?

Jean: Bueno, nuestra tripulación.

Angélique: ¿Pirata, eh? ¿quieres que me convierta en pirata?

Jean: Oye, no tenías problemas en unirte a los otros tipos.

Angélique: Es diferente, sólo iban a llevarme hasta Tropian.

La joven se queda pensando un rato, los piratas tienen la fama de ser asesinos y ladrones desalmados. Pero este chico parecía estar muy lejos de ese estándar.

Angélique: ¿Has saqueado un pueblo alguna vez?

Jean: Una vez destruí un hotel por accidente.

Angélique: ¿Has matado a alguien?

Jean: No, jamás haría algo como eso.

Angélique: Eres un hombre sincero, Jean Black. Lo veo en tus ojos. Esta bien, acepto. Además, una vez le robe a la Marine, así que ya soy una criminal ¿que más da que me vuelva pirata?

Jean: Genial, ahora somos nakamas.

Angélique: Nakamas

Ambos se extienden la mano en señal de que han llegado a un acuerdo.

Angélique: Pero ni creas que te voy a llamar Capitán.

****************************************************************************************************************************************

Unos minutos más tarde, en algún callejón de Oldale.

????: ¿¡Como que no hay trato!?

Rubens: ¡No fue mi culpa, señor!

????: Te dí una simple tarea,que la señorita aceptará el trato y te entregará el dinero, ¡¡y no pudiste cumplirla!!

Rubens: ¡Pero, señor....!

El misterioso hombre pone su mano en el pecho de Rubens , el cual empieza a temblar sin control mientras su pie se torna azul.

Rubens: Se..señor, por... favor...escúcheme. Iba... a ...cerrar el trato...pero... un tipo.. se interpuso.

????: ¿Un tipo?

Rubens: Si...él.. m...me...atacó...y ella...se fue con él.

????: Muy bien, te creo. Pero esta es la última vez, Rubens.

El hombre retira su mano, causando que el Rubens caiga al suelo temblando. Acto seguido, ordena a varios de sus hombres que lo sigan.

????:Nadie se interpone en el camino de Farenheit...

Capitulo 12: Frío

Jean lleva a Angélique a la playa donde atracó para enseñarle el bote, pero ella no parece muy convencida.

Angélique: Es...un poco pequeño.

Jean: Llegue aquí con el. Además, un buen amigo lo hizo.

Angélique: Bueno, supongo que servirá.

Jean: Genial, entonces zarpemos ya.

Angélique: No tan rápido, chico. Primero debo recoger unas cosas.

Jean: ¿Que clase de cosas?

Angélique: Cosas...

Big Bird: Cosas,cosas,ahh.

Jean: Ok, Reina del Misterio, ¿donde están tus cosas?

Angélique: En un hostal cerca de aquí.

Jean:OK, entonces vamos.

Los ahora camaradas salen de la playa y regresan al pueblo, donde al verlos, las personas empiezan a cotillear y a murmurar cosas.

Hombre: Son ellos...

Mujer: Son los busca pleitos de la cafetería...

Jean: Ey, ¿Por qué nos ven así?

Angélique: Supongo que tienen vidas muy aburridas.

Big Bird: Chismosos, ahhh.

Tras unos cuantos minutos, llegan al hostal donde se encuentra hospedada Angélique, piden la llave y se disponen a ir al cuarto, pero cuando abren la puerta, encuentran a una persona leyendo unos libros de aspecto valioso.

Fahrenheit: Oh, buenas tardes, no advertí su llegada.

Angélique: ¿Usted? ¿Qué hace aquí?

Fahrenheit: Mi subordinado, el señor Rubens me informo que no pudo completar el trato con usted, así que he venido en persona para para ver la razón.

Angélique: Lamento informarle que ya no hay trato, el señor Rubens me falto al respeto. Además, el señor Black aqui presente me ha hecho una mejor oferta.

Fahrenheit: Pues lamento mucho eso, señorita. Pero lo respeto.

Angélique: Me alegra que sea tan comprensivo.

Jean: Demasiado comprensivo, tal vez.

El hombre se dispone a salir, pero antes estrecha manos con Angélique y luego le ofrece la mano a Jean, quien lo mira con algo de recelo, no parece alguien de quien fiarse.

Fahrenheit: No muerdo, señor Black.

Jean finalmente se dice a si mismo que son imaginaciones suyas y le estrecha la mano, pero casi inmediatamente se arrepiente. Jean comienza a sentir un frio intenso en todo su cuerpo, tanto que la piel se le pone pálida y los labios azules. Angélique y Big Bird advierten que algo no anda bien e intentan hacer algo al respecto pero varios hombres ocultos en la habitación aparecen súbitamente y los toman de rehenes.

Jean: ¿Qu...que.. ess..ta..su..sucediendo?

Jean intenta moverse, pero siente tanto frío que apenas puede respirar.

Fahrenheit: Lo lamento, señor. Pero usted se metió en mis asuntos, le recomiendo que deje esa mala costumbre.

El capitán se dirige ahora a Angélique quien intenta liberarse de las manos de sus captores pero no puede. Fahrenheit toma con la otra mano de la barbilla a la chica y la obliga a verlo a los ojos.

Fahrenheit: Ahora, señorita. Vamos a hacer un nuevo trato. Usted me da el dinero, y yo los dejo vivir a usted y a su socio.

Angélique siente también el frío intenso, sabe que si siguen así ambos morirán pero aun así se niega.

El hombre sualta a ambos, y ordena a sus hombres que los retengan. Luego se dirige a la pila de libros que antes leia esta sobre la mesita de noche y saca una caja de fósforos.

Fahrenheit: Bueno, entonces le haré otra clase de trato. Si me da el dinero, no los mataré y no quemaré estos libros. Parecen ser muy importantes, ¿no?

El capitán enciende un fósforo y lo acerca a los libros,pero antes de que pueda quemarlos, Angélique lo detiene.

Angélique: ¡Espera! No lo hagas. El dinero esta en un sobre bajo el colchón.

Jean: ¡¿Que estas haciendo?! ¡No le hagas caso!

El hombre apaga el fósforo voltea el colchón y encuentra un sobre. Al abrirlo encuentra lo que quiere, un millon de beli contantes y sonantes.

Fahrenheit: Muy bien, esto cubrirá su parte señorita. ¿Pero usted como me va a pagar, señor Black?

Jean: ¡Que tal si me sueltas y te pateo el trasero!

El hombre se dispone a enfriar un poco al muchacho malhablado, pero entonces nota la presencia de Big Bird y se acerca al ave.

Fahrenheit: Que hermoso ejemplar, una cacatúa sulfúrea, y de color azul. Que extraño.

Big Bird: Idiota feo, ahh.

Fahrenheit: Parece que tendremos que enseñarle modales.Chicos, llevenselo. Sera el pago del señor Black

Uno de los hombres mete en una bolsa a Big Bird.

Big Bird: ¡Déjenme salir, ahhh!

Jean: ¡Maldito, deja a Big Bird!

Angélique: ¡Dejalos, ellos no son parte de esto!

Fahranheit: Se volvieron parte cuando se metieron en mis asuntos, pero creo que con esto quedamos a mano. Yo me retiro. Caballero, señorita.

Después de hacerle una reverencia a sus "socios comerciales", Fahrenheit hace un leve gesto con la mano y sus hombres dan un fuerte golpe en la cabeza a los jóvenes piratas, dejandoles inconscientes. Después se retiran rápidamente del lugar.

Fahrenheit: Un placer hacer negocios con ustedes.

Capitulo 13: Una promesa es una promesa

****************************************************************************************************************************************

En algún lugar del mar, hace tres años.

Una joven Angélique se encuentra en frente de una cama de hospital, sosteniendo la mano de alguien en sus últimos momentos.

?????: Me prometes... que continuaras por mi. Falta un buen trecho, el trecho más peligroso de todos.

Angélique: No te preocupes Umibaba, cumpliré tu sueño por ti.

Umibaba: Gracias Angie. Adiós, mi niña.

Angélique: Adiós, Umibaba.

****************************************************************************************************************************************

La actualidad, Habitación del Hostal de Oldale

Jean: ¡¡Oye, despierta!! ¡¡Puedes oírme!!

El muchacho se encuentra de rodillas junto a Angélique, quien despierta en ese momento de su inconsciencia.

Angélique: Diablos, ese maldito...Ouch, mi cabeza.

Jean: Menos mal que despertaste, esos tiposcse fueron. Tienen a Big Bird.

Angélique: Maldición, No pensé que ese idiota fuera a hacer algo así.

Jean: Tengo dos preguntas para tí, la primera ¿Quién mier&#* es ese tipo del frio?

Angélique: Fahrenheit "El térmico". Hasta donde sé, el comió la Fruta Ondo Ondo y puede controlar la temperatura. Se supone que el iba a llevarme a Tropian hasta que te conocí.

Jean: Bien, se a quien me enfrento entonces. La segunda es ¿¡COMO SE TE OCURRIÓ ALGO TAN MONUMENTALMENTE ESTÚPIDO COMO DARLE EL DINERO A ESE SUJETO?!

Angélique: ¿Por que me gritas?Hice lo que tenía que hacer, el tipo quería matarnos.

Jean: Porque ese tipo obtuvo lo que quería. Si hubiera tenido un par de minutos, hubiera acabado con todos ellos.

Angélique: Sé que eres fuerte pero estábamos en desventaja, él tipo casi te mata de hipotermia. Además, el iba a quemar los diarios.

Jean: ¡Que importan los diarios, solo son estúpidos libros, ahora tienen mi amigo y es tu culpa!

Inesperadamente, la chica asesta una poderosísima patada a Jean que lo deja sin aire en el suelo. Mientras esta en el suelo, Jean observa a una furibunda Angélique la cual se ha ofendido por el último comentario.

Angélique: ¡¡NO SON ESTÚPIDOS LIBROS!! ¡¡ESOS DIARIOS SON EL TRABAJO DE TODA LA VIDA DE UMIBABA Y AHORA EL MIO TAMBIÉN AHORA QUE ELLA MURIÓ!! ¡¡LE PROMETÍ QUE TERMINARÍA SU TRABAJO POR ELLA!! ¡¡ADEMÁS, NO ES SÓLO MI CULPA QUE SE HAYAN LLEVADO A TU AVE!!

A la pelirroja le tiembla la voz e incluso suelta unas lágrimas. Al verla así, Jean se acerca y pone su mano en su hombro para calmarla.

Jean: Lo siento, estaba muy alterado. No fue mi intención ofenderte.

Angélique: Pues lo hiciste, tonto.

Jean: Bueno, no se quien es Umibaba ni cual es su trabajo, pero le hiciste una promesa, ¿no?

Angélique: Sí…

Jean: Yo también tengo una promesa que cumplir. Así que te entiendo, una promesa es una promesa, ¿no?

Angélique: Si…

Jean: Entonces déjame hacerte otra. Te prometo que no descansaré hasta que puedas cumplir tu promesa, no me importa cual sea.

Angélique: ¿Por…por que harías algo así por mi?

Jean: Somos nakamas, ¿no? Los nakamas se cuidan entre ellos

Angélique se sorprende ante el comentario, Jean sólo le conoce de unas cuantas horas, pero aun así ya la considera autenticamente su nakama.

Angélique: Ryahahahaha, si que eres extraño Jean Black. Muy bien, ya que me vas ayudar debes saber la promesa que hice ¿no?

Jean: Dimela más tarde.

Angélique: ¿Por qué?

Jean: Tenemos asuntos pendientes con el “Señor Frio”. Tiene que regresarme a Big Bird.

Angélique: Entonces vamos, nakama.

Capitulo 14: Baile Caliente

En las cercanías de un callejón de Oldale...

Angélique y Jean se encuentran escondidos atras de un bote de basura mientras observan una misteriosa puerta que es cuidada por un par de hombres.

Jean: ¿Teníamos que dejar todo en el bote primero?

Angélique: Si algo sale mal, no quiero que se queden con mis cosas.

Jean: Bueno, da igual. ¿Segura que es aquí?

Angélique: Si, aquí fue donde Rubens me dijo que estarían.

Jean: Ok, ¿Las damas primero?

Angélique: Que caballero.

Mientras tanto, Fahrenheit se encuentra sentado en un sofá, supervisando que sus hombres tengan todo listo para su viaje a Tropian. A su lado, se encuentra Big Bird en una jaula.

Big Bird: Saquenme,saquenme,ahh.

Fahrenheit: Calla, ave insolente. Tus amiguitos no vendrán por ti.

En ese instante, la puerta se rompe en pedazos mientras uno de los guardias vuela hasta el interior de su escondite. Angélique le ha dado una patada tan fuerte que lo ha mandado a volar. El hombre aterriza a unos centímetros de su jefe quien con una expresión seria observa la aparición de los jovenes piratas.

Fahrenheit: Vaya, vaya, vaya. Tal parece que ustedes no entienden. ¿Acaso tienen más que darme?

Jean: Olvidalo tonto. Tu eres el que nos darás a Big Bird.

Angélique: Además te haremos pagar por lo que nos hiciste.

Fahrenheit: ¿Y quienes se creen como para intentarlo?

Jean y Angélique: ¡¡Piratas!!

Fahrenheit: Jajajajaja, no me hagan reir. Hombres, desháganse de ellos.

Unos cuarenta hombres se disponen a atacar a Jean y Angélique, pero estos no parecen preocuparse.

Jean: ¡Yo quiero los de la derecha!

Angélique: Sirvete, ryahahahaha.

Ambos asestan golpes y patadas que mandan a volar a varios hombres. A pesar de ser superados en número, claramente son superiores.

Angélique: ¡Heel Slayer! ¡Spinning Heel!

La chica se pone a dar vueltas de carro para patear a varios enemigos a la vez, mientras que Jean da un golpe que destroza a uno de sus oponentes.

Jean: ¡Schlag!

Angélique: Eres muy lento Black, yo llevo diez y tu sólo cuatro.

Jean: No te preocupes niña, seguro que te gano.

Angélique comienza a hacerse camino hacía Fahrenheit quitándose de encima a sus hombres, pero un viejo conocido le hace frente.

Rubens: Hola, nena. Me vas a pagar la que me hiciste.

Angélique: ¡Tu, otra vez! ¡¿Qué no entiendes cuando alguien te dice, NO!?

Rubens: Te haré mía, nena.

Angélique: Si eso quieres, bailemos.

Rubens intenta golpear a la chica, pero ella evita el golpe dando una vuelta. El hombre vuelve a atacarla pero cada golpe que intenta darle , ella lo esquiva gracilmente como si bailara.

Angélique: Oh si, Baile Caliente.

Rubens: Ya me hartaste.

Rubens intenta atacarla una vez más pero esat vez, ella no lo esquiva y le da una patada que lo deja en K:O.

Angélique: Adios, idiota.

Capitulo 15: Fiebre

Tras derrotar a Rubens, Angelique se dirige a atacar a Fahrenheit. Tras dar un talonazo al suelo, esta sale disparada hacia su objetivo.

Angélique: ¡Heel Shot!

Sin embargo, Fahrenheit se mueve y evita el ataque de a chica sin mucho esfuerzo, la cual termina destruyendo la pared del edificio con la patada y revelando de esta forma la batalla a los pobladores.

Mujer: ¡¿Que esta pasando!?

Hombre mayor: ¡¿No lo se?! ¡¿Nos atacan!?

De entre la nube de polvo dejada por el derrumbe del muro, se puede ver las siluetas de Fahrenheit y Angélique enfrentadas.

Niño: No, es una pelea.

Los piratas se miran, antes de asestar cualquier ataque. Las personas del lugar, no acostumbradas a esa clase de situación, entran en pánico y corren.

Fahrenheit: La he subestimado, señorita. Es una persona muy violenta. Mire, ya ha acabado con la mitad de mis hombres.

Angélique: Sólo si me provocan.

Fahrenheit: Pues no volveré a cometer tal error...porque acabaré con usted ahora mismo.

Acto seguido, el capitán pirata saca de entre su capa un Bo y luego lo imbuye con sus poderes, un lado gélido, el otro ardiente.

Fahrenheit: Irradiati Freddo, Irradiati Caldo.

Luego intenta asestar un golpe a la chica, la cual lo esquiva por pocos centímetros. Ella intenta patearlo de vuelta, pero el gran alcance que ahora tiene su enemigo con el bo, evita que pueda siquiera acercarsele. La situación no pinta bien para Angélique. Mientras tanto, Jean sigue peleando contra los hombres de Fahrenheit a su propio ritmo, un ritmo que parece ser muy lento para la situación.

Jean: Acabemos con esto, ahora. ¡Transformación!

Pero nada sucede...

Jean: Maldición, ¡transformación ahora!

Sigue sin suceder nada...

Aprovechando la frustración de Jean, los enemigos restantes se abalanzan sobre el, impidiéndole hacer cualquier cosa. Mientras que Angélique tiene cada vez más problemas lidiando con Fahrenheit. Si bien , sus golpes no son muy fuertes, los poderes térmicos imbuidos en el bo los hacen muy peligrosos.

Angélique: ¡Assault Heel!

Fahrenheit agacha la cabeza para evitar el ataque. Aprovechando que la pelirroja tiene la guardia baja por ese ataque, este la golpea en su vientre descubierto con el lado ardiente de su arma.

Angélique: ¡Aaaaggghh!

Fahrenheit: ¡Ya la tengo!

Angélique es enviada al suelo con el vientre quemado. Al intentar levantarse de nuevo, su enemigo la golpea con el lado gélido en la sien y la hace volar varios metros. Luego se acerca a ella velozmente y la toma por el cuello.

Fahrenheit: Jajajajaja, ¿de verdad creía que podría conmigo?

Angélique: ¡M...maldito! ¡aaaggh!

Fahrenheit: Y todavía se atreve a insultarme. Pero no se preocupe, señorita. De su lengua no volverá a escapar otra maldición cuando acabe con usted. ¡Febbre!

La temperatura corporal de Angélique empieza a subir poco a poco. Treinta y siete... treinta y ocho...

Angélique comienza a perder el conocimiento pero se niega a rendirse. Treinta y Nueve... Cuarenta...

La chica se aferra a sus recuerdos, ¿por que sigue luchando? Cuarenta y uno...

De repente, un recuerdo resuena en ella.

****************************************************************************************************************************************

En algún lugar, muy al principio del South Blue. Hace 13 años...

Una pequeña Angélique almuerza junto a una anciana, la cual lleva uno de los famosos diarios.

Angélique: Wow, entonces eso es lo que haces Umibaba. Viajas por todas partes y luego lo escribes.

Tauriel: Así es, he visitado muchas partes, y planeo seguirlo haciendo. Mi sueño es hacer la bitácora de viaje más larga del mundo.

Angélique: ¿Y que tan larga debe ser, Umibaba?

Tauriel: Debe narrar al menos ochenta años de viaje, la que tiene el record actualmente narró 79 años y 354 días.

Angélique: Wow, eso es muchísimo tiempo.

Tauriel: Lo sé. Pero aun me queda mucho tiempo por delante. Además, quiero ir al Grand Line, eso le dara algo extra a mi bitácora.

Angélique: ¿Puedo ir contigo?

Tauriel: ¿Pero que preguntas haces, niña? ¿sabes lo peligroso que es el viaje?

Angélique: Por favooooooor.

La niña mira a Tauriel con ojos tiernos. La mujer intenta evitar su mirada pero al final se rinde.

Tauriel: No soporto que me mires así. Esta bien, puedes venir.

Angélique: Genial.

Tauriel: Pero tendré que enseñarte algunas cosas.Deberás aprender a defenderte y a navegar.

Angélique: Que mala eres, Umibaba.

Tauriel: No creerás que me llevare a una mimada niña inútil. Tendrás que servirme de algo. Jiajiajia.

****************************************************************************************************************************************

Cuarenta y dos.... Angélique esta al borde del colapso, pero se niega a morir ahora. Por que si lo hace, el sueño que Umibaba le heredó morirá tambien. Fahrenheit mientras tanto,observa la mirada aun desafiante de la chica.

Fahrenheit: ¿Aun quieres pelear?, jajajajaja. Entonces pelearas en el infierno, jajajajaja.

Pero en ese instante, el pirata es enviado a volar por una bestia colorida. Angélique cae al suelo mientras observa atónita a su salvador.

Jean: ¡Alejate de mi navegante!

Angélique: Pero que rayos... ¿Jean?

Fahrenheit: ¿¡Que demonios fue eso!?

El hombre observa a su atacante, reconociendo al muchacho que luchaba contra sus hombres en la criatura que lo encara. Al mirar a sus hombres, Fahrenheit descubre, para su sorpresa y furia, que no queda nadie en pie.

Jean: No eres el unico con "habilidades" aqui. Prepárate para que patee tu trasero.

Capitulo 16: Ave Tropical

La gente de Oldale temerosamente observa la pelea desde las azoteas y las esquinas. Alguien ha alertado a la policía local vía Den Den Mushi pero estos tampoco saben que hacer.

Oficial 1: ¿Qué estas esperando? Hay que ir.

Oficial 2: ¡Maldición, acepte el puesto porque no había que hacer nada! ¡Nadie me dijo que tenía que enfrentarme a esos demonios!

Oficial 1: Cállate y vamos.

Oficial 2: No, no ire. ¡No puedes obligarme!

El hombre se aferra a la pata de un escritorio pero su compañero lo arrastra para que vaya con el, mientras que en la ciudad la pelea se ha movido hacía el centro de la ciudad, generando aun más pánico.

Fahrenheit: ¡MAlLDITO POLLO! ¡VEN ACA PARA QUE TE ROSTICE!

Jean: Eso quisieras, termómetro.

Fahrenheit: ¡ES TÉRMICO! ¡NO, TERMOMETRO!

Jean: Da igual ¡Angélique! ¡Ve por Big Bird y vayan al bote! ¡Yo me encargo de esto!

Angélique: ¡Ten cuidado!

La chica sale corriendo a toda velocidad. Fahrenheit intenta golpearla con su bo pero es detenido por la pierna/garra de Jean, el cual toma el bo por en medio para evita los extremos térmicos, lo arrebata de las manos del Térmico y lo destroza. Este, al ver que se ha quedado sin su arma, da unos cuantos pasos para atrás.

Jean: Esto termino. Tus hombres están derrotados, Angélique pronto volverá con Big Bird y tu ya perdiste tu arma. Rindete ahora.

Fahrenheit: ¡Tengo otros métodos, niño! ¡Aria Polare!

En ese momento, el cuerpo del térmico comienza a irradiar su poder por todas partes. Una fuente cercana se congela y el aire se torna extremadamente frío.

Fahrenheit: Me pregunto... ¿qué pasaría si pones a un ave tropical en el frío ártico?

Jean comienza a temblar. En su estado híbrido es mucho más susceptible al frió que antes, así que no le queda mas opción que volver a su forma humana.

Fahrenheit: Cuando acabe contigo, te venderé a un circo. Luego matare a la chica y me quedare con tu linda mascota.

Jean: ¡Fubtritt!

Jean intenta patear al hombre, pero este lo esquiva. El frió lo hace más lento...lo debilita.

Fahrenheit: Con el dinero que gané contigo, contrataré a una mejor tripulación.

El peliazul intenta golpear de nuevo, pero falla y es golpeado de vuelta, siendo enviado a volar varios metros, la batalla parece acabada.

Fahrenheit: ¡ME HAS ESCUCHADO, TONTO! ¡YO SERÉ EL REY DE LOS PIRATAS! JAJAJAJAJA

Fahrenheit comienza a desactivar sus poderes al creerse vencedor, pero de repente su mueca de satisfacción cambia por una de ira. El joven pirata se ha vuelto a levantar y no parece herido en lo absoluto.

Jean: ¿De verdad creíste que me habías derrotado con un golpe tan débil?

El térmico comienza a irradiar sus poderes de nuevo. Pero su furia hace que no pueda generar frío, sólo calor. Desesperado intenta enfriar el aire a su alrededor pero no logra nada, sólo más calor.

Jean: Vaya vaya. Parece que si no tienes la "cabeza fría" no puedes enfriar nada.

Fahrenheit: ¡Calla! ¡Esta vez acabaré contigo!

El pirata intenta golpear de nuevo a Jean pero su brazo es detenido por la pierna de Jean, nuevamente convertida en garra.

Jean: Escucha amigo, quien se convertirá en Rey de los Piratas seré yo ¡Ara Geibel!

Acto seguido, el hombre ave azota una y otra vez a Fahrenheit contra el suelo dejandole en el suelo sangrante y aparentemente muerto.Los policías han llegado en ese justo momento sólo para quedar aterrorizados con el espectáculo.

Oficial 2: ¡Yo me largo de aqui! ¡AAAAAHHHHHH!

Mientras que uno de los oficiales sale corriendo, el otro se queda apuntando su arma temerosamente hacía a Jean. Pero en cuanto este se voltea hacía el, también entra en pánico y sale corriendo.

Oficial 1: ¡ESPEEERAAAMEEE!

Jean: ¿Que les sucede a esos sujetos?

Capitulo 17: Un compañero leal

Mientras que Jean se termina de cargar a Fahrenheit, Angélique ha regresado al escondite del callejón y se encuentra forzando el candado de la jaula de Big Bird con un pasador.

Big Bird: ¡Saquenme , saquenme, ahhh!

Angélique: ¿Podrías calmarte un momento? No me concentro si me estas gritando.

Big Bird : ¡Sacame, sacame, ahhh!

Angélique: ¡QUE TE CALLES!

Big Bird : Ok

El ave se queda cabizbaja en la jaula mientras Angélique sigue con el candado.

Angélique: Un poco más y....¡LO TENGO!

La pelirroja logra abrir la jaula finalmente y Big Bird sale alegremente, dando piruetas en el aire.

Big Bird: Libre soy, libre soy, ahh.

Angélique: Ahora vamos al barco. Jean ya nos debe estar esperando.

En el instante en el que van saliendo, dos hombres que parecen policías llegan al lugar. Parecen estar sin aliento y miran temerosamente hacía atrás.

Oficial 1: ¿Nos ...sigue? ufff

Oficial 2: Creo... creo que no... ufff...dame...dame un segundo.

El Oficial voltea y ve a Jean caminando tranquilamente por la calle, el cual alcanza a ver a Angélique y a Big Bird y los saluda. Los policías creyendo que se dirige a ellos, entran en pánico aun más.

Oficial 2: ¡¡Todavia nos sigue, tenemos que salir de aqui!!

Oficial 1: ¡CORREEEE!

Los dos hombres salen corriendo a toda velocidad, llorando y gritando ante la mirada extrañada de la pelirroja y el ave.

Angélique y Big Bird; ¿EEEHHH?

Jean: ¡EY, CHICOS!

Angélique: ¡Ey, Jean! ¿Sabes lo que les pasa a esos sujetos?

Jean: Ni idea. De todo lo que ha pasado hoy, eso es lo más raro.

Angélique: ¿Y que tal te fue con "nuestro socio"?

Jean: Muy bien. Por cierto, me pidió que te regresara esto.

El chico le lanza algo a su compañera y esta lo atrapa con ambas manos. Es el sobre con el dinero Fahrenheit le había obligado a darle.

Angélique: Gracias. Yo también tengo algo para tí.

Big Bird vuela desde el hombro de Angélique y se pose en el guante de cetrería de su compañero.

Jean: Es bueno tenerte aquí, amigo.

Big Bird: Amigo, amigo, ahhh.

Jean: Entonces ¿Zarpamos ahora, navegante?

Angélique: Zarpemos.

****************************************************************************************************************************************

Un rato más tarde, ya adentrados en el mar...

El sol del crepúsculo tiñe el mar de naranja . Big Bird se acicala plácidamente en el palo de la vela. Mientras Jean y Angélique conversan un poco sobre sus sueños y promesas.

Jean: ¿Entonces... la promesa que le hiciste a Umibaba es completar la bitácora por ella?

Angélique: Si. Ella me acogió cuando perdí a mis padres y me cuido aunque no tuviera la obligación. Gracias a ella, soy todo lo que soy ahora. Es lo menos que puedo hacer.

Jean: Es una gran promesa.

Angélique: ¿Y tu quieres ser el Rey de los Piratas?

Jean: Si, le prometí a mi padre que algún día competiríamos por el titulo.

Angélique: Ryahahaha, somos un par de locos.

Jean: ¿Locos?

Angélique: Los dos tenemos promesas y sueños que parecen casi imposibles de cumplir ¿no crees? Sólo un loco lo intentaría.

Jean: Je, eso creo. Pero como ya te lo había dicho, prometo no descansar hasta que cumplas tu promesa.

Angélique: Yo también prometo lo mismo.

****************************************************************************************************************************************

Aún más tarde...

Big Bird duerme en lo alto de la vela, Angélique se encuentra escribiendo ese día en la bitácora y Jean se encuentra practicando un poco con su poderes de la Fruta Tori Tori, para comprender un poco mejor como funcionan. Tras un rato, Jean ve que su nueva nakama se ha quedado dormida y decide dar un vistazo rápido a lo que ha escrito. Al levantar el diario y comenzar a leer, sonríe por lo que ve escrito.
Día 28,500 de la bitácora.

Hoy conocí a alguien que realmente vale la pena.Su nombre es Jean Black y es un pirata. Me ha pedido que sea su navegante y no se como termine aceptando.Pero aunque lo conozco de un sólo día, creo que puedo definirlo en tres palabras:

Un Compañero Leal.
TO BE CONTINUED
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.